P. 1
La comunicación de los primates

La comunicación de los primates

|Views: 18|Likes:

More info:

Published by: Alejandra Córdova Toscano on May 07, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/18/2014

pdf

text

original

2011 | 28 | 69-88 Revista de Psicologia, Ciències de l’Educació i de l’Esport ISSN: 1138-3194 Copyright © 2011 http://www.raco.

cat/index.php/Aloma

La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios
Josep Call
Wolfgang Köhler Primate Research Center. Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology (Leipzig, Alemania)

Resumen
La investigación sobre las capacidades cognitivas de los antropoides en laboratorio ofrece una oportunidad excelente para la exploración del pensamiento-sin-lenguaje. En este artículo, en primer lugar se analiza la comunicación de los primates en su medio natural en relación a tres características: la referencia, el desplazamiento y la motivación. En una segunda parte, se lleva a cabo una revisión sobre cómo aparecen estas tres características en los contextos artificiales de la comunicación en el laboratorio. En una tercera parte, se analizan los desempeños antropoides en ciertas áreas del razonamiento “puro”: razonamiento analógico, inhibición y apercibir intenciones. Se concluye que los símbolos y la enculturación transforman la mente antropoide de manera significativa al incorporar nuevas formas de pensar y razonar. Sin embargo, a pesar de esta influencia, no observamos cambios tan profundos como hubiéramos creído. Ciertamente, el adiestramiento simbólico promueve la abstracción al permitir a los sujetos a juzgar sobre relaciones o al depararles un vehículo para expresar relaciones mentales abstractas pero que no pueden crear y no altera sustancialmente la motivación para comunicarse con otros. Palabras clave: Comunicación artificial, referencia, motivación, intencionalidad, símbolo.

Correspondencia: Josep Call

Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology, Deutscher Platz 6 D-04103 Leipzig, Germany. Email: call@eva.mpg.de

69

La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios

1. Introducción Desde hace más de 30 años, los psicólogos-primatólogos han dedicado muchas horas de ingeniosos experimentos para penetrar en la mente de los simios tratando de establecer códigos de comunicación que permitan intercambios semejantes a los efectuados gracias al lenguaje (humano). Muchas son las incógnitas que aún están por resolver. ¿Arrojan alguna luz los artificios comunicativos que usamos con los antropoides acerca de capacidades cognitivas que existirían en ausencia del lenguaje? ¿Alcanzan a manejar los antropoides algunas de las peculiaridades del lenguaje gramatical? ¿Qué nos dice la comunicación antropoide de la comunicación y el lenguaje humanos? Las relaciones entre el lenguaje y el pensamiento en el hombre son intrincadas y están lejos aún de dilucidarse. Hay investigadores que sostienen que no puede haber pensamiento sin lenguaje; otras, por el contrario, argumentan que es posible pensar sin la mediación de éste (véase Weiskrantz, 1988 y Newcombe & Uttal, 2006). La investigación de las capacidades cognitivas de los antropoides, tal como puede colegirse de los trabajos de laboratorio, ofrecen una oportunidad excelente para la investigación del pensamiento-sin-lenguaje. Por añadidura, al adiestrarles en los rudimentos de un lenguaje y comparar sus performances con las de sus congéneres en la naturaleza podemos obtener una idea del efecto del uso de un código simbólico sobre su pensamiento y su razonamiento. Lo que es más: cobra cada vez más importancia la idea de que el uso de un sistema de comunicación (artificial) con los antropoides no sólo sirve para desvelar capacidades ocultas, es decir, demostrar que están ahí latentes, sino que pueden dar pie a crearlas (ver Premack, 1983, 1988; Thompson, Oden y Boysen 1997). En este artículo vamos a pasar revista a los principales trabajos que aportan ideas de cómo la presencia de los humanos y la comunicación que se lleva a cabo en los laboratorios con primates produce efectos tangibles en sus capacidades comunicativas y no comunicativas. En primer lugar analizaré la comunicación de los primates en su medio natural en relación a tres características: la referencia, el desplazamiento (displacement) y la motivación. La primera tiene que ver con el hecho de reducir la ambigüedad entre alternativas potenciales. La segunda es la propiedad que tienen ciertos signos de referirse a entidades no presentes. La tercera –la motivación– designa el objetivo que los individuos persiguen en sus intercambios comunicativos. 70

sino que adoptan gradaciones notables.1. Alternativamente. a ciertas capacidades “latentes” que no tienen su manifestación en los antropoides que viven en la naturaleza. el contexto es quien nos provee de claves de la información que comporta (de Waal. Los gemidos. a diferencia de muchos gestos. de por sí. informan 71 . pueden recurrir al mismo gesto. Por ejemplo. los gruñidos tienen un componente referencial más fuerte porque los individuos los distinguen entre unos y otros ante porciones de comida de diferente calidad (Slocombe y Zuberbühler. revisaré cómo aparecen la referencia. 1982. los chimpancés usan el mismo gesto para solicitar alimento. debido a la influencia humana. menos indeterminación) que los gestos. No hay correspondencia unívoca entre gestos y sus referentes. Los gestos. Como conclusión. el contexto es esencial para comprender adecuadamente el mensaje. sino una clara disociación entre medio y fin. 2. buscar una criatura o reclutar un compinche. inhibición y apercibir intenciones. comportan. 2. Las vocalizaciones de los antropoides. No obstante. pues. Haré hincapié en el contraste con lo que se observa en la naturaleza. Por ejemplo.Josep Call En una segunda parte. o usar gestos peculiares como frotar el cogote de un donante potencial. expresiones faciales y vocalizaciones para regular sus interacciones con sus congéneres tanto en el entorno natural como en el laboratorio. haré una evaluación de los cambios citados y haré la propuesta de que la comunicación artificial nos da acceso. el desplazamiento y la motivación en los contextos artificiales de la comunicación en el laboratorio. En cada caso. por sus características. parecen experimentar cambios sustanciales en cómo afecta su adiestramiento en los símbolos. 2007). las que producen en caso de encontrar alimento no son fundamentalmente distintas de los emitidos por los subordinados ante los individuos dominantes. pueden pedir comida de diversas formas. 2007). a la “enculturación” o a ambos. 2005a. Call y Tomasello. En una tercera parte repasaré los desempeños antropoides en ciertas áreas del razonamiento “puro”: razonar analógicamente. La comunicación de los antropoides en su entorno natural Los monos antropoides se comunican mediante gestos. Estas tres áreas no están elegidas al azar: me baso en que. poseen un mayor componente referencial (es decir. las de los antropoides no son discretas. tal como extender la mano delante o cerca de quien tiene comida. por el contrario. A diferencia de las vocalizaciones de otros simios. un cierto grado de incertidumbre acerca de los mensaje que se trasmiten. Referencia La comunicación gestual antropoide es susceptible de diversas interpretaciones.

2004). en lo que toca a la referencia no está claro que los gestos y las vocalizaciones difieran con respecto al displacement1. un análisis más detallado revela que.3. grooming. Los chimpancés. En adelante declarativos). Tanto unos como otras hacen referencia únicamente a cosas que están presentes o bien que suceden corrientemente. al igual que los niños. la comunicación natural de los antropoides está muy restringida en lo que respecta al espacio y al tiempo sin que haya certeza de existir desplazamiento. 2007). en sus trabajos pioneros. Desplazamiento Por contraste con las diferencias observadas entre gestos y vocalizaciones. por ejemplo al toparse con una serpiente. Los niños reclaman la atención de los adultos dirigiéndola hacia objetos o situaciones interesantes simplemente por el gusto de compartir y suscitar la reacción de aquéllos (Gomez. 2. son asimismo muy específicas. 2006. Tomonaga et al. 1993. Sarriá y Tamarit. así como del rango del agresor y de la severidad de la interacción agonística (Slocombe y Zuberbühler. 72 . Motivación Hay muchas investigaciones que estudian los objetivos que los sujetos persiguen al comunicar. hizo notar que el chimpancé no tiene otro tiempo de vida que el presente. Si bien hay estudios sobre los planes que los antropoides pueden tener. al juego y apoyo en las peleas. incitación al sexo. hay sobradas dudas sobre la validez de esta aserción (Mulcahy y Call. A pesar de que por su naturaleza las vocalizaciones parezcan tener una cualidad más declarativa que la de los gestos. Carpenter y Tomasello. 2. no comunican acerca de cosas que estuvieron presentes en un momento pero que han desaparecido (Liszkowski. 2005b. no 1 Displacement es el término que emplea Hockett (1960) para expresar la idea de que una palabra puede referirse a algo no inmediatamente presente sino que está “desplazado”: existe en otro tiempo u otro lugar. Osvath v Osvath. Otras vocalizaciones. Su capacidad bien desarrollada de pedir cosas contrasta con la práctica ausencia de gestos declarativos mediante los cuales comparten una actitud frente a tal o cual referente (expressive declaratives en el sentido de Tomasello. 2008). 2009). En la gran mayoría de casos los individuos producen gestos en el llamado modo imperativo: solicitan alimentos u objetos varios o impelen a acciones como levantarse. En otras palabras. en cuanto a sus motivaciones subyacentes.2. Schäfer. Esta rigidez temporal parece seguir vigente para la comunicación antropoide.La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios sobre el rango del que los emite (víctima o agresor). Köhler (1925). ponerse en marcha.

Por ejemplo. son adquiridos por ellos. se interesa por lo que el niño señala y eventualmente hace comentarios acerca de ello. En otras palabras.Josep Call son unos y otras tan diferentes entre sí. los monos llaman a otros cuando son atacados. El individuo está interesado en la ayuda de su compañero pero no necesariamente en la interacción social por sí misma. la comunicación de los antropoides en la naturaleza es 1) característicamente vaga y abierta a diversas interpretaciones aunque las vocalizaciones tienen un componente referencial más amplio que los gestos. Las vocalizaciones. Pero no es nada claro que estas vocalizaciones sean para informar a otros acerca de algo (información motivada) o medio de intercambio social (expresión motivada). aunque no tanto las vocalizaciones. 3. inducidos por los humanos. Si bien conseguir un objetivo requiere la participación del congénere. lanzan gruñidos al descubrir alimentos y sus criaturas dan chillidos de enfado cuando la madre les rechaza el pecho. al vocalizar cuando encuentran comida. como los gestos. 2) Su uso es para el “aquí y ahora” y 3) la mayoría adoptan un formato de imperativos. Lo cual no es el caso de los gestos declarativos de las criaturas humanas que quedan satisfechas cuando el adulto mira. una tormenta disuelve la pelea o el fruto cae inesperadamente del árbol) el emisor queda satisfecho. La comunicación artificial La comunicación que se establece en cautividad o en los laboratorios incluye aquellos comportamientos antropoides naturales o los que. Vayamos ahora a examinar cada una de estas tres características en los contextos de la comunicación artificial del laboratorio. En resumen. esta participación no es parte integral de la intención del emisor. están compartiendo su descubrimiento con los demás. Son: el lenguaje de signos (manuales). si el emisor recibe la ayuda o el alimento por otros medios (por ejemplo. el uso de fichas de plástico y el apuntar con el índice. 73 . el que ciertas llamadas puedan servir para informar acerca de detalles del entorno (declarativos informantes en el sentido de Tomasello. 2008) no representa ninguna evidencia de que son producidos con la finalidad de interaccionar. Es cierto que uno puede argüir que los chimpancés. En otras palabras. pueden emitirse para llamar la atención de otros hacia aspectos particulares del entorno. Aún más claramente: emitir vocalizaciones de alarma al ver una serpiente podría decirse que es comparable al gesto indicativo de los niños frente a algo llamativo.

recurrió a piezas de plástico de color rojo y de forma redonda (Premack. ponía la boca de éste en contacto con la serpiente. Esto indica que el chimpancé es capaz de ver la equivalencia entre símbolo y referente pero que no los confunde (Premack. 3. La referencia Los antropoides usan los artificios comunicativos para designar referentes con mayor precisión de la que les permite su sistema natural de comunicación. el de extender la mano “pidiendo”. El bonobo Kanzi era capaz de cumplimentar diversas peticiones que implicaban manipulación de objetos. Rumbaugh. si se trataba de que es la serpiente la que muerde al perro. El uso de artificios comunicativos tiene sus consecuencias en la referencia. De modo similar. Seyfarth (1987) anota dos datos reveladores. 1978). se trataba de tareas extravagantes (poner una pelota dentro del frigorífico) las cuales es muy improbable que Kanzi hubiera practicado antes de la prueba. cuando se le hizo ver la ficha de “manzana” la describió como roja y redonda de la misma manera que hizo con el fruto natural. 1980). sino que se extienden a nuevos referentes de la misma categoría (SavageRumbaugh. por ejemplo. que eran las correspondientes a aquélla. un cuidador pide a un chimpancé que le entregue un objeto o bien el chimpancé informa a otro del instrumento que necesita para llevar a cabo una tarea (SavageRumbaugh. Así los chimpancés aprenden a usar un lexigrama para designar un objeto concreto (martillo) pero aprenden también a usar lexigramas para categorías de objetos agrupados por funciones (alimentos por oposición a instrumentos). Rumbaugh. 1983). Y cuando se le pidió que indicase las características de la ficha representativa de “manzana” lo que hizo fue mostrar las fichas “azul” y “triángulo”. Por ejemplo. 1976. el desplazamiento y la motivación. 1976). Primero. Smith y Lawson. los símbolos ocupan el lugar de (sustituyen a) sus referentes. En segundo lugar. al revés. y Boysen. Al 74 .1. Además entienden las peticiones que se les hace usando estos artificios. En algunos casos.La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios Todos estos han de diferenciarse de otros gestos que forman parte del repertorio ya existente en su estado natural. Resulta difícil explicar cómo los antropoides usan los símbolos para producir ciertas respuestas en situaciones particulares. Premack & Premack. Cuando a la chimpancé Sarah se le mostró una manzana y se le pidió que describiese sus características. También tuvo en cuenta el orden de las palabras de la frase con que se le proponía la acción: si se le pedía que mostrase al perro mordiendo a la serpiente. Los monos pueden solicitar a su cuidador que les dé un alimento concreto. los símbolos no sólo se aplican a objetos familiares. Esto les concede una mayor independencia de los condicionamientos contextuales.

Call y Gluckman. 75 . 1994. con todo. Suele ser importante en el caso de que el chimpancé no tiene acceso directo a ciertos medios que necesita y que ha de recurrir a la buena voluntad de los cuidadores para conseguir su objetivo (Leavens.Josep Call presentarles un instrumento nuevo del que carecía el lexigrama. Esto plantea el problema de si los chimpancés se ven atraídos por la posición de la mano o bien por su uso como medio de comunicación. Un estudio más reciente ha mostrado que los antropoides pueden seguir el gesto de apuntar cuando el experimentador lo hace exagerando mucho y los objetos a conseguir no son muy visibles (Mulcahy y Call. Call y Gómez. Apuntar hacia algo es un medio poderoso de petición a otros individuos. Lyn et al. Si bien los antropoides no hacen este gesto a sus congéneres en la naturaleza. 2009). La referencia también se ve realzada en la modalidad gestual con el gesto de apuntar. 1997). Pueden combinar lexigramas. el orangután Chantek. Hay. el gesto de apuntar fue acompañado de la mirada dirigida y el cuerpo estaba orientado hacia una de las alternativas. Zemke. En este estudio. Se necesita investigar más este tema. los chimpancés lo pusieron correctamente en su categoría. En algunos casos apuntan a objetos que ni el cuidador ni ellos mismos tienen a la vista (Zimmemann. Entonces recurren al gesto de apuntar para designar referentes que son visibles u están ocultos de quienes los acompañan y de ellos mismos. ya “enculturado” dio algún atisbo de que comprendía el gesto de apuntar a distancia. con el hecho de apuntar incluso indican el tipo de objeto (por medio del lexigrama) y su localización exacta (apuntando) luego de un retardo de varias horas. Apuntan a variedad de cosas. Leavens. dos estudios en que los monos han recurrido a apuntar a distancia para ubicar recompensas ocultas. Hopkins y Bard. En uno de ellos. aunque aquí los resultados son mucho más modestos. 1998. Tomasello. pero también indican el lugar donde está oculto algún instrumento que el cuidador suele utilizar para darles el alimento. 2008). 1996). 2010).. lo más frecuentemente comida. 2004). particularmente humanos. 1994. La gran mayoría de los estudios ha demostrado convincentemente que para que los antropoides comprendan el hecho de apuntar es necesario que la distancia entre el extremo del dedo índice y el objetivo sea aproximadamente de 10 cm o menos (Itakura & Tanaka. Otro estudio que usó un método similar no permite concluir que el mono comprenda lo que es apuntar. pero nunca quedó totalmente claro (Call y Tomasello. no obstante. La habilidad aprendida de apuntar la complementan con la comprensión. suelen adquirirlo en el laboratorio (Call y Tomasello.

mostró bajo condiciones experimentales controladas sus habilidades para comprender el inglés (Savage-Rumbaugh. Desplazamiento Comparado con la comunicación natural. La motivación Si el desplazamiento es la característica que más cambios profundos experimenta. De igual manera. Colon. puede pedirse a los antropoides que anuncien acciones anticipadas antes de ejecutarlas y puede interrogárseles acerca de sucesos pasados. Schwartz. El experimentador preguntó en inglés: “¿Qué comiste ayer?” y King respondió exhibiendo la cartulina en que estaban dibujados los alimentos y los nombres de las personas que conocía. de acuerdo con varios informes. el adiestramiento en el lenguaje facilita que den cuenta de actividades pasadas y futuras éste no es estrictamente necesario para obtener dicha información. Brakke.La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios 3. La mayor parte de los intercambios comunicativos con los antropoides son calificables de imperativos. también fue capaz de identificar al individuo que se la dio. Williams & Rumbaugh 1993). También el bonobo Kanzi. Si bien.3. sin duda. 3.2. La casi totalidad de los investigadores confirma este punto. era capaz de entender bastantes cosas. Más aún. Sevcik. no son declarativos. simplemente la gente del laboratorio se dirigía a él en esta lengua como si se tratara de un niño. no había recibido un adiestramiento formal en el inglés hablado pero que. que había pasado sus primeros años en un circo. así como de la falta de información sobre sus primeros años no se puede ahondar más en el análisis. Sánchez. pueden referirse a actividades que no tienen lugar en el momento presente. Kanzi nunca fue adiestrado para comprender el inglés. Los símbolos permiten a los antropoides ampliar mucho sus opciones comunicativas. Es interesante hacer notar que King. el aspecto en que cambia más radicalmente la comunicación artificial es. Rodríguez y Evans (2002) comprobaron que el gorila King era capaz de dar cuenta el tipo de comida que le habían dado el día anterior mediante unas fotografías sin que mediara un ensayo. en el desplazamiento. no ocurre lo mismo con la motivación. No obstante. Murphy. ya que les permite designar referentes no presentes en situaciones particulares. Los escasos ejemplos que darían pie a otorgar la cualidad de declarativos a estos gestos son muy cuestionables en la medida que las intenciones de los chimpancés son una incógnita. al no existir una evaluación sistemática de sus capacidades de comprensión. ¿Son declarativos los gestos destinados a informar a un cuidador de la ubicación de un instrumento necesario para obtener una recompensa? ¿Lo son las repuestas –después del adiestramiento– a la demanda de 76 . no sólo los ocultos. como ya se ha indicado.

. dado que la estructura de un lenguaje es absolutamente diferente de sus vocalizaciones que constituyen un sistema continuo y graduado y no uno compuesto de unidades discretas ligadas por reglas que varían según las lenguas habladas. nos limitaremos a analizar cómo interviene el lenguaje con los chimpancés en dominios cognitivos restringidos. sino respondiendo a preguntas y para anunciar acciones venideras. Además. 2004). En resumen.Josep Call información como. En apoyo de esta tesis. Por lo que respecta a este trabajo. pero no hay ninguna evidencia de que haya motivación de compartir la atención por el gusto de compartirla. 77 . O sea que tengan entrada a un código más potente para resolver problemas. analogías y nexos gramaticales del lenguaje humano. Lenguaje y analogías Son innumerables y ya antiguos los intentos controlados de enseñar el lenguaje a los simios. frente a tareas que exigían juzgar sobre relaciones. al parecer. (1991) comentan que sus bonobos y chimpancés usan lexigramas no sólo para solicitar alimento o una acción. 4. Su propuesta es que ese adiestramiento permite el desarrollo de un código más abstracto que da pie a que los chimpancés se liberen de su dependencia del código perceptivo. particularmente a los chimpancés en cautividad.1. Premack abordó directamente los efectos del adiestramiento en el lenguaje en los procesos cognitivos del chimpancé. Esta ausencia de declarativos es particularmente notable cuando se la compara con la riqueza de los imperativos. Se han ensayado un lenguaje fonético-articulatorio. Tomonaga et al. ¿Su acción comunicativa es para compartir o meramente realizan una rutina para la que están adiestrados? Tienen un cierto carácter informativo. Tomasello & Carpenter. por ejemplo. un lenguaje de signos manual y un “lenguaje” en el que fichas distintas representan objetos. nada hay en la comunicación de los antropoides en la naturaleza que nos lleve a predecir que son capaces de usar artificios simbólicos para referirse a entidades exteriores no presentes en el momento. la capacidad de compartir con el otro la atención que éste pone en un punto (joint attention) (Bard & Vauclair. 2005. Pero estos casos no pueden ser considerados como declarativos en la misma línea de lo que hacen las criaturas humanas. La cuestión crucial es que los antropoides no tienen. Los antropoides en un entorno humano: lenguaje y enculturación 4. pedirle: “Enséñame la nariz”? Todo lo más que concluimos es que no son imperativos puros. es notable el hecho de que comprenden el inglés hablado. realizó comparaciones entre lo que hicieron. 1984. Greenfield & Sauvage-Rumbaugh.

Thompson et al. En segundo lugar. 2010). los demás chimpancés no. Estos últimos. adiestrada en el lenguaje. Oden y Boysen (1997) lo comprobaron con chimpancés no adiestrados en lenguaje. En primer lugar. fue capaz de resolver estas tareas. Premack y Premack (1983) hicieron hincapié en que los cambios ocurren a nivel representacional. Una de ellas fue la de establecer un juicio comparativo entre un trozo de manzana –una cuarta parte– frente a dos alternativas: un jarro lleno una cuarta parte y un jarro lleno hasta la mitad. 1993. Otro test más exigente fue pedir que relacionaran. un trabajo con babuinos dice que son capaces de resolver este tipo de problemas propuesto en el formato de dos muestras a comparar sin que haya mediado adiestramiento en los símbolos (Fagot. Thompson y sus colegas (Thompson & Oden. Con todo. Dicen que lo que los chimpancés necesitan es ser adiestrados en usar fichas (tokens) que representen “igual” versus “diferente”. ya que en algunos escritos parecen insinuar que el código en cuestión está en estado latente y que el lenguaje lo activa. no adiestrados en lenguaje.La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios chimpancés adiestrados en el lenguaje y otros que no lo habían sido.. Thompson. mientras que en otros escritos hablan de que la abstracción es “detonada”. De hecho sus resultados muestran que chimpancés no adiestrados en el lenguaje son capaces de resolver inferencias transitivas y también inferencias por inclusión (Premack y Premack 1983. los elementos que formaban el par no tenían características perceptivas comunes. Un estudio de última hora controla el grado de disimilitud y los resultados son los mismos (Fagot & Parron. En un nivel de dificultad superior. como si ya existiese a un cierto nivel en los chimpancés no adiestrados en el lenguaje. Esto les ayudaría a representarse la relación abstracta y hacer los juicios adecuados en problemas de comparar relaciones. estudios previos habían detectado un conocimiento sobre las 78 . Otros estudios también proponen que el adiestramiento con fichas puede no ser estrictamente necesario para captar las analogías. no queda enteramente claro cuán firme es la postura de estos investigadores acerca del lenguaje como condición necesaria para crear un código abstracto. 1997) han puesto en tela de juicio el papel del lenguaje para resolver relaciones conceptuales basadas en comparar relaciones. 2001). Sarah. 1994). Wasserman y Young. algo que también Premack avanzó (1988). se limitan a resolver las tareas comparativas sobre estímulos idénticos. no en el del razonamiento per se. un par de estímulos (iguales o diferentes) frente a otro par que mantuviera la misma relación entre sí que el primero. pero no entre las relaciones que pueden existir entre estímulos.

394). 1996. 1996. sigue sin estar claro dónde. Si bien esto es una fascinante posibilidad. 2004). Pero si la atribución de objetivos no es la clave 79 . Más importante. otros trabajos en los que los sujetos. comunicación y. no son muy claros.Josep Call analogías implícito en la manera como chimpancés no adiestrados en lenguaje manipulaban objetos (Oden. 2010). Bjorklund y Ragan. aprender para emular las acciones de éstos. 1990). somos reticentes a suscribirla en el momento actual. ubicar los cambios reales que se observan en los primeros con respecto a los segundos. uso de instrumentos (ver Call & Tomasello. Nuestra conclusión actual es que todos los antropoides. Sin embargo. 2002. Tomasello & Call. Se necesita una mayor investigación.2. Bering. en qué dominio mental o comportamental. La enculturación y captar intenciones Hay datos bien confirmados –que continúan acrecentándose– de que los chimpancés que comparten un entorno de vida con los humanos (“enculturados”) aventajan a los chimpancés salvajes en múltiples dominios: aprendizaje social. 2009). usando dimensiones espaciales y de tamaño. no sólo los “enculturados”. En resumen. adiestramiento explícito y ser tratados como humanos por los cuidadores. tenían que elegir para localizar una recompensa. Bjorklund. Estos últimos resultados. p. Bering y Ragan. Call y Tomasello (1996) proponen cuatro diferentes mecanismos que provocan las diferencias: compartir la vida cotidiana de los humanos. captan los aspectos esenciales de acción intencionada y pueden atribuir intenciones a los otros. Kennedy & Fragaszy. sigue siendo incierto que sea el adiestramiento en el lenguaje lo que. No es pues descartable que esta clase de individuos posea también capacidades para relacionar abstractamente. Esto último parece que sería lo que acarrearía un cambio básico en la cognición social antropoide consistente en que empezarían a “ver a los otros como agentes dotados de intención” (Call & Tomasello. hace de detonante o crea el uso de un código abstracto. Hay otros estudios que muestran que la solución de estas tareas es posible en chimpancés no adiestrados en el lenguaje. puesto que se han acumulado suficientes datos en la última década para que revisemos nuestra postura original (ver Call & Tomasello. 2009. 2008. 4. Russel y Hopkins. han demostrado que ciertas analogías puede que estén al alcance de los monos y antropoides (Haun & Call. recientemente. Thompson y Premack. en primer término. Yunger. aunque los chimpancés adiestrados en lenguaje superan a los no adiestrados en tareas de juzgar sobre relaciones entre estímulos. con todo. 2000. Lyn.

a cosas del pasado y anuncian planes futuros. 5. 214).2. Sigue. incluso. el mero hecho de que haya manifestaciones rudimentarias es sorprendente. los símbolos y la enculturación tienen sus efectos. De manera análoga. lo símbolos desvelan la riqueza de la mente antropoide más que transformarla. puesto que animales al margen de la influencia del hombre también poseen estas capacidades. es sorprendente que animales que carecen de lenguaje manejen símbolos y comprendan el habla aunque. canalizan la atención de los primates hacia aspectos muy concretos de los objetos que pasarían desapercibidos de otra manera. abierta la gran pregunta de cuán profundos son los cambios observados. Si bien se puede objetar que estas capacidades no están plenamente desarrolladas. los objetos de uso humano. por su diseño. puesto que sus comportamientos en la naturaleza no predicen su manifestación en el entorno del laboratorio. Estos “avances” son tanto o más llamativos cuanto que sus motivaciones para comunicar no se ven alteradas cuando lo hacen en el entorno humano. 80 . una vez más. si bien en menor grado. ¿Qué cambios? 5. 5. hacen referencia a cosas no presentes o. sean incapaces de usar un lenguaje y de crear símbolos. No hay que descartar que las formas comunicativas despierten capacidades ya existentes en lugar de crearlas. El desplazamiento referencial. Pero lo notable es que. Más todavía.La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios ¿qué es lo que explica las diferencias entre los antropoides “enculturados” y los que no lo son? Bering (2004) propone que los primeros han aprendido a prestar atención a las acciones humanas porque son fuente de información a usar. cuando se comunican con los humanos. como hemos visto. con todo. comprender el lenguaje y razonar analógicamente son tres performances que se han considerado como el Rubicón que separa a los humanos de los animales.1. En tal caso. Precursores “ocultos” Hemos visto que el desplazamiento referencial no es algo que caracterice la comunicación de los antropoides con sus congéneres en estado natural. Tomasello y Call (2004) añaden que “crecer en medio de humanos que tienen un total control sobre el entorno y que interaccionan con ellos de manera distinta a los congéneres naturales les permite adquirir una panoplia de habilidades sociales adecuadas para este tipo de interacciones” (p. en la comunicación de los simios y en la manera cómo resuelven ciertos problemas. ¿Superficiales o profundos? La comunicación artificial.

los humanos poseen la capacidad prensil con sus pies aun cuando la vida en los árboles pertenece a un pasado muy lejano. en virtud de su flexibilidad. En su versión más débil. En su versión más extrema. 81 . Aunque esta versión débil es más viable que la primera. Hay que reconocer que esta hipótesis es poco plausible porque rasgos que no incluyen una “rentabilidad” selectiva tienden a ser eliminados (a menos que estén ligados a otros que sí la tienen). comida fuera del alcance) y oportunidades que pueden explotarse para afrontarlos. sigue siendo difícil ver cómo puede aplicarse a una capacidad tan compleja como el lenguaje que es un típico producto de la evolución del linaje humano. bien pudiera ser que no haya tales cambios. en la medida que hace uso de él. Mutatis mutandis. La tercera alternativa es que. Ahora bien. Una segunda alternativa es una hipótesis de que los simios tienen más “capacidades disponibles” que las que realmente ponen en uso para sobrevivir en el día a día. fueron recurso para afrontar desafíos ambientales. La cognición es.Josep Call ¿Cómo explicar los cambios que introduce la comunicación artificial? Ante todo. mientras no conozcamos esta ligazón. soluciones innovadoras ante problemas nuevos que afrontar. hacerse entender con mayor precisión para conseguir alimento por medio de referentes concretos que con sus medios naturales de comunicación. Aunque esto parece extraño. si presiones ecológicas han fomentado en el pasado una comunicación acerca de cosas pretéritas o futuras. 2005a). no hay que olvidar que el descubrimiento de que las vocalizaciones de los antropoides tienen una función referencial data de hace poco (Slocombe & Zuberbuhler. es decir. como el comportamiento o la morfología. Nuevos estudios empíricos pueden deparar sorpresas. los antropoides u otros animales encuentran. Por ejemplo. Puede que los investigadores hayan sido incapaces de detectarlo: por prejuicios que introducen sesgos en la observación o porque se expresan de manera diferente. dotados de un sistema cognitivo complejo. que los simios hagan uso del desplazamiento referencial en su comunicación en la naturaleza. se propone que estas capacidades “extraordinarias” existen ya en vista a un posible uso si las circunstancias ambientales les impelen a ello. El entorno humano presenta “desafíos” (por ejemplo. El uso de un sistema simbólico humano permite a los antropoides. los individuos aún pueden desplegarlas si esos desafíos vuelven a presentarse. Las vocalizaciones antropoides encierran información de sucesos pretéritos o previenen de planes a realizar. todo es pura especulación. esta capacidad es fruto de la evolución y podría ser recuperada. un aspecto del fenotipo que aparece en la interacción con el medio ambiente. la hipótesis propone que los simios puede que retengan capacidades que. en el pasado.

La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios Las soluciones que genera un sistema cognitivo complejo. hasta el momento. modificando sus respuestas frente a circunstancias nuevas. Kaminski. Los humanos estamos predispuestos al gesto de apuntar y respondemos a él cómodamente. Suscribimos la idea de los Premack (1983) de que los antropoides tienen una cierta capacidad de pensamiento sofisticado sin que intervenga un código simbólico. material y social. no es suficiente que se presenten nuevos desafíos para que aparezcan nuevas soluciones. aunque la cognición antropoide está influenciada por el contacto con los humanos. Conclusión Si hay alguna hipótesis que me gustaría se verificase es la de que los símbolos y la enculturación transforman la mente antropoide de manera significativa al incorporar nuevas formas de pensar y razonar. Call & Fischer. 2007). Muchos mamíferos no son capaces de producir nuevas vocalizaciones pero pueden extraer información de las vocalizaciones de otras especies (Seyfart & Cheney. desarrollan soluciones que incorporan nuevos elementos. Igual ocurre con el “apuntar”: los antropoides poseen un repertorio sofisticado de gestos y pueden incorporar uno más con relativa facilidad (Call & Tomasello. La comprensión del habla (humana) es un caso particular de su comprensión de las vocalizaciones. y a partir de aquí surgen las diferencias con otros congéneres que no están en el mismo medio ambiente. 2004). Premack llegó a la misma conclusión hace más de dos décadas y. Nuestra idea es que la abstracción está ya al alcance de los antropoides que no han recibido adiestramiento simbólico 82 . nuestra hipótesis es que cuando individuos animales se ven expuestos a nuevos desafíos u oportunidades en su ontogenia. En definitiva. No obstante. es que. pero lo importante es que tienen efecto. Pero lo más evidente. los antropoides pueden asimilar esta predisposición y adquirirlo al efecto de manipular sus interacciones con los cuidadores. pero la revolución no tiene lugar. una capacidad muy extendida entre los animales y que ha evolucionado previamente al lenguaje. esto no conduce a cambios tan profundos como hubiéramos creído (Call y Tomasello. Discrepamos de ellos en la importancia que adscriben al adiestramiento simbólico en la aparición del pensamiento abstracto. Nuestra hipótesis de trabajo actual es que la mente antropoide puede conseguir ganancias importantes con el trato humano. puede que no sean óptimas ni tan elegantes como las respuestas innatas que a menudo despliegan. 6. a lo largo de su ontogenia. 1990. Una razón por la que los antropoides comprenden el lenguaje o apuntan con el índice es porque ya disponen de capacidades en su repertorio que sufren modificaciones para conseguir soluciones apropiadas. 1996). sigue vigente. a pesar de nuevos datos empíricos.

D.L. D. K. De manera igual. Deferred imitation of object-related actions in human reared juvenile chimpanzees and orangutans. Parker (eds). Call. pero no las pueden crear. & Ragan. En J. (1996). Bering. Animal Cognition. M. J. New York: Cambridge University Press.M. K. Yunger. 13. (1994). 2008). REFERENCIAS Bard. 187-92. 49-58. Bering.). 371-403). J. Es cierto que los símbolos promueven la abstracción al permitir a los sujetos a juzgar sobre relaciones o al depararles un vehículo para expresar relaciones mentales abstractas. 36. (2000). The Gestural Communication of Apes and Monkeys (pp. Bard & S. (2007). Bjorklund. The communicative context of object manipulation in ape and human adult-infant pairs. J. Journal of Human Evolution.M. Production and comprehension of referential pointing by orangutans (Pongo pygmaeus). J. Tomasello (sds. 83 . & Tomasello. En A. (1984). Opinamos que una de las maneras en que podría darse esta “promoción” sería conseguir que los antropoides alcanzaran un nivel de atención más refinada. Reaching into Thought (pp. M. Comparing the gestural repertoire of apes.A. Journal of Comparative Psychology. M. 201-12. & M. & Tomasello. The generalization of deferred imitation in enculturated chimpanzees (Pan troglodytes). Animal Cognition. & Tomasello.E. The effect of humans on the cognitive development of apes.F. 5. 108.Josep Call (Seed & Call..F. 218-32. un código simbólico (o una historia de participación cultural) no altera sustancialmente la motivación para comunicarse con otros. & Tomasello. P. J. New York: LEA. Trends in Cognitive Sciences. 12. Bering. 7. Call. J.T.A.. (2004). (2002). Russon. J. J. Developmental Psychobiology. & Ragan. J.. Call. & Vauclair. de modo que comunicaran y resolvieran problemas en una variedad de contextos más amplia. Does the chimpanzee have a theory of mind? 30 years later. 181-90. A critical review of the “enculturation hypothesis”: the effects of human rearing on great ape social cognition. P. Call. 197-220). 307-17. M. (2008). Call. Bjorklund.

(2008). Greenfield. Animal Sounds and Communication (pp. J. London: Jonathan Cape Ltd. (2010). Rumbaugh. J. Baron-Cohen. J. NJ: Lawrence Earlbaum Associates.A. an orangutan (Pongo pygmaeus). Tager-Flusberg & Cohen D. P. and the invention of protogrammar by an ape. D. 122. 119-126.A. 167-175. Krasnegor. B. (1991). (eds). Kennedy. & Call. (1998).C. D. J. M. Discriminating the relation between relations: The role of entropy in abstract conceptualization by baboons (Papio papio) and humans (Homo sapiens). E. Logical consideerarions in the study of animal communication. 316-28. 110. Kaminski. Sarriá. En S. Cognition. (1960). Use of experimenter-given cues during object-choice tasks by chimpanzees (Pan troglodytes). Imitation. Washington D. Haun. Great apes’ capacities to recognize relational similarity. (2004). Journal of Experimental Psychology: Animal Behavior Processes.L.E. & Fischer. Hillsdale. Hockett. Word learning in a domestic dog: evidence for ‘fast mapping’. J. E.N. 112.: American Institute of Biological Sciences. En N. 84 .). New York: Oxford University Press. Itakura. Science. and pathology.M.H. Biological and Behavioral Determinants of Language Development (pp. Journal of Experimental Psychology: Animal Behavior Processes. Journal of Comparative Psychology. E.M. & Savage-Rumbaugh. (1982). (2009). Fagot. Understanding Other Minds. & Tamarit. E.. & Parron. Fagot.S.E. J.La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios De Waal. Relational matching in baboons (Papio papio) with reduced grouping requirements. 235-258). 304. M. M. Journal of Comparative Psychology. grammatical development. & Tanaka.397-426). J. Analogical reasoning in a capuchin monkey (Cebus apella).M. Gómez. 1682–83.392-430). Call. 184-93. The comparative study of early communication and theories of mind: ontogeny.C. D. & Fragaszy. Wasserman.M. Perspectives from Autism (pp. (2001). C. Tavolga (Eds. & Young. Lanyon & W. R. S. phylogeny. (1993). H. F. 36. Studdert-Kennedy (eds). Ch.. 27. 147-159. En W. Chimpanzee Politics. Schiefelbusch & M. and human infants (Homo sapiens)..J.

& Call. J. 5.Josep Call Köhler. 20.A. & Tomasello. D. & Hopkins. Minds with and without language. New York: Oxford University Press. but not chimpanzees. Round 10. D.. 1038-1040. Premack. & Premack. N. Psychological Science. communicate about absent entities.L. The impact of environment on the comprehension of declarative communication in apes. (1990). M. Osvath. Oden. H.. Lyn. Intelligence in Ape and Man. M. (2006). Journal of Comparative Psychology. W. 10. D. Thought without Language (pp. Prelinguistic infants. Leavens. K. NJ: Erlbaum. 46-65). C. En L Weiskrantz (Ed. (2006).A. (1925). The codes of man and beast. (2008). Thompson. Manual deixis in apes and humans. H. D. Animal Cognition. 110. 312. 61. Carpenter. 85 . The Mentality of Apes. 621-631. Premack. Chimpanzee (Pan troglodytes) and orangutan (Pongo abelii) forethought: self-control and pre-experience in the face of future tool use. N. 654-660. London: Routledge & Kegan Paul. H. Premack. Infant chimpanzees (Pan troglodytes) spontaneously perceive both concrete and abstract same/different relations. L. 125-137. 123. chimpanzees (Pan troglodytes) and orangutans (Pongo pygmaeus) in two versions of an object choice task. & Bard. U. Apes save tools for future use. Mulcahy. Liszkowski. Psychological Science. & Call. D. (2009). Trends in Cognitive Sciences. 387-408. (1988). 21. Russell. Interaction Studies. Hillsdale. (2004). 11. M. Indexical and referential pointing in chimpanzees (Pan troglodytes). Leavens. 6. Child Development. (1996). R.J. (1983). D. R.). The performance of bonobos (Pan paniscus).D. (2010). D. & Uttal. 360-365.D.. Newcombe. (2009). 661-674. N. Science. J. 394-396. (1976). 346-353. W. & Osvath. Schäfer. 304-309. The Behavioral and Brain Sciences.. Hopkins. A. Journal of Comparative Psychology. J. W. Whorf versus Socrates. K.. Mulcahy. D. M.

. B. 104.J. E.E. S. 17228–17233. & Boysen. Rumbaugh. Functionally referential communication in a chimpanzee. En S. Sevcik. & Zuberbühler. Causal knowledge for events and objects in animals. Vocal communication and its relation to language. 86 . 210. & Call. (1980). Animal Behaviour. Savage-Rumbaugh. K. Smuts. A. D. Slocombe. (1978). K. Rumbaugh.E. J.440-451).T. Rodriguez. A. R. Struhsaker (eds. E. (1990). & Evans. Journal of Comparative Psychology.A. (1993). 67–77.S. (1987). Schwartz. Seed. S. K. A. I. K. E.M. I.L. Symbolic communication between two chimpanzees. D. Slocombe. 233(5). Science. Murphy. (2009). D. 119. (2007). Cheney. Reference: the linguistic essential.B. (2005a). Chimpanzees modify recruitment screams as a function of audience composition... New York: Norton. Rational Animals. Wrangham & T. R. (2005b). Savage-Rumbaugh. Watanabe. Science. Slocombe.La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios Premack. D. S.L. R. 3-4. J. 754-764. Seyfarth. Proceedings National Academy Sciences USA. 15. S. Seyfarth..M.P.. Williams. & Lawson. Primate Societies (pp. S. L. & Cheney. & Zuberbühler. 1779–1784. 40. D. Animal Cognition.Chicago: University of Chicago Press. Colon. & Premack. M. J. Premack D.R.E. 347-362. Levels of causal understanding in chimpanzees and children.E. Monographs of the Society for Research in Child Development. Cognition. K.M. Irrational Humans (pp.T.). Agonistic screams in wild chimpanzees vary as a function of social role.S. 641-644. K. Seyfarth. & Premack A.. 173-188). R. (1983). Blaisdell. The assessment by vervet monkeys of their own and another species’ alarm calls. 922-925. 201. & Zuberbühler. En B. The Mind of an Ape. 5. Young (eds). Single-trial learning of “what” and “who” information in a gorilla (Gorilla gorilla gorilla): Implications for episodic memory. Savage-Rumbaugh. D.. Current Biology.A. R.W... Sanchez. & Rumbaugh. Tokyo: Keio University.C. K.M. J. (1994).M. Huber & A. 50. Smith. Language comprehension in ape and child. 85-90. Brakke. (2002).

Tomasello.L. & Oden. Zimmermann. J. 70 (1). Child Development.. L. Cambridge.L. R. MA: The MIT Press. Development of social cognition in infant chimpanzees (Pan troglodytes): Face recognition. L.. Zemke.). Journal of Experimental Psychology: Animal Behavior Processes. Roitblat. 87 . Tomonaga.. (1997).. Okamoto. T. & Gómez. New York: Oxford University Press.K. R. Monographs of the Society for Research in Child Development.. F. Language and Communication: Comparative Perspectives (pp.T. “Language training” and its role in the expression of tacit propositional knowledge in chimpanzees (Pan troglodytes). D. 31-43. & Bard. Japanese Psychological Research. 46.. (1988).C. J. and the lack of triadic interactions. A. Animal Cognition. The emergence of social cognition in three young chimpanzees. K. (1993).. L. M.. Thompson.. M.R. Tomasello. Call. M. J. Herman & P. 1067-1080. Mizuno.Josep Call Thompson. gaze. Comprehension of novel communicative signs by apes and human children. Tomasello.. M. D. S.A. 12. Hillsdale. Oden. smiling. 279). Call. M. Yamaguchi. M. 68. Myowa-Yamakoshi. & Carpenter. Y. Nachtigall (eds. 213-215. (2004). M. Tomasello. F. E.M. R. Animal Cognition. Weiskrantz. Tanaka.K. M. The role of humans in the cognitive development of apes revisited... S. D. & Gluckman. (1997). Thought without Language. (2009). J. K. 227-235. Serial No. En H. (2008). 7. & Boysen. M. 23. Origins of Human Communication. & Call. (2004). (2005). Orangutans (Pongo pygmaeus) and bonobos (Pan paniscus) point to inform a human about the location of a tool. Kosugi. NJ: Erlbaum. Matsuzawa. 347-358. Language-naive chimpanzees (Pan troglodytes) judge relations between relations in a conceptual matching-to-sample task. 365-384).

Thirdly. referència. es porta a terme una revisió sobre com apareixen aquestes tres característiques en els contextos artificials de la comunicació en el laboratori. En una segona part. l’ensinistrament simbòlic promou l’abstracció en permetre als subjectes de jutjar sobre relacions. inhibition. inhibició i apercebiment d’intencions. displacement. intencionalitat. Paraules clau: Comunicació artificial. En aquest article. Tanmateix. symbolic training promotes abstraction as it allows subjects to judge about relationships or provides them with a vehicle to express abstract mental relations. Es conclou que els símbols i l’enculturació transformen la ment antropoide de manera significativa en incorporar noves formes de pensar i raonar. we observed not so deep changes as we had expected. despite this influence. en primer lloc s’analitza la comunicació dels primats en el seu medi natural en relació a tres característiques: la referència. s’analitzen les aptituds antropoides en certes àrees del raonament «pur»: raonament analògic. which they 88 . Indeed. En una tercera part. However. firstly there is an analysis of communication in primates in their natural environment concerning three characteristics: reference.La comunicación de los primates con los humanos en el laboratorio: una vía de exploración de la mente de los simios Resum La comunicació dels primats amb els humans al laboratori: una via d’exploració de la ment dels simis La investigació sobre les capacitats cognitives dels antropoides en laboratori ofereix una oportunitat excel·lent per a l’exploració del pensamentsense-llenguatge. i no altera substancialment la motivació per comunicar-se amb altres. símbol. malgrat aquesta influència. el desplaçament i la motivació. In this article. and intentiongrasping. and motivation. It is concluded that symbols and enculturation transform the anthropoid mind significantly by incorporating new ways of thinking and reasoning. motivació. o en deparar-los un vehicle per expressar relacions mentals abstractes però que no poden crear. there is a review about how these three characteristics appear in artificial contexts of communication in the lab. Abstract Communication of apes with humans in the laboratory: a way of exploring the mind of the apes Lab research about cognitive capacities in anthropoids gives us the excellent opportunity to examine thought without language. Certament. anthropoid performances are analysed in some areas of “pure” reasoning: analogical reasoning. Secondly. no observem canvis tan profunds com hauríem pensat.

intentionality. and does not substantially alter motivation to communicate with others. reference. motivation. Key words: Artificial communication.Josep Call cannot create though. symbol 89 .

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->