Lo que viví en Akaax

Hoy 26 de mayo del 2010 fui a una reserva ecológica llamada Akaax y fue una experiencia muy buena, más de que me divertí mucho jugando al contacto con la naturaleza recordé tres cosas que son esenciales para mí como ser humano, la primera es que parte de nuestra humanidad como seres el planeta forma una parte esencial de esa humanidad, la segunda fue que aprendí cosas nuevas para ayudar a cuidar al planeta, la tercera fue darme cuenta de cómo la contaminación, el calentamiento global y el efecto invernadero están acabando con nuestro planeta y lo peor de esto es que esto se podría evitar si nosotros tuviéramos conciencia de lo que pasa a nuestro alrededor y en nuestro planeta. Una de las cosas que aprendí es que cuidar al planeta no es tan difícil, lo único que es difícil es lograr que todas las personas en todo el mundo se concienticen de lo que pasa y de lo que podemos hacer para evitarlo, por eso si to dos pusieran de su parte nuestro planeta no estaría así. Algunas de las cosas que hay que hacer para poner de nuestra parte son por ejemplo se parar la basura, reciclar, no tirar basura en donde nos se debe, esto si se piensa y se razona bien dirías que hasta un bebe lo puede hacer, pero tu como persona consiente no lo puedes hacer porque simplemente no se te da la gana. Esa es la oscura realidad de nosotros como seres humanos. Un ejemplo muy bueno es que si te das cuenta que si furas un grano de arena y te unieras a los demás, seríamos una gran playa de concienciación ambiental, como se dijo, se ha dicho y se dirá, lo único que hay que hacer para lograr un planeta sin contaminación es que hay que unirse, trabajar y concientizarse del presente del planeta para lograr un mundo mejor.