Discurso fúnebre (atribuido a Pericles

)

El Discurso Fúnebre, atribuido por la historia a Pericles, no sólo se destaca por ser uno de los más impresionantes textos discursivos de la literatura, sino que además brinda un panorama sobre los valores ideales del pueblo ateniense, valores que lo hicieron trascender y que traspasaron e influyeron hasta el día de hoy. El elogio no corresponde a una inflamación nacionalista, sino a una constatación de hechos y a un elogio de las virtudes morales y ciudadanas por la cual muchos ofrendaron su vida en la guerra.

Sin tomar mayor detalle en la expansión territorial, común a muchas naciones, se exaltan otros aspectos, que son la médula, el espíritu de la Polis: la democracia, en donde la participación plena de todos los ciudadanos, sin distinción de clase, fue característico; la libertad de acción; el esparcimiento y tiempo libre; la preparación más mesurada para la guerra; el amor a la belleza con prudencia; la riqueza como medio y no como fin; la compatibilidad de la vida y acción pública y privada; la audacia, unida siempre al cálculo; y la ayuda desinteresada a todo pueblo que lo necesitara

Cada una de estas características representaba un ideal, una convicción, un sentido de la vida. Los valores centrales del Hombre Ideal, del ciudadano, caracterizados por la mesura, el tino, la sabiduría y la expansión del espíritu, la participación pública, se unen a la idea ética de la mesura, del autocontrol. La irracionalidad y la bestialidad no son parte de este mundo, sino que la virtud es la que rige el comportamiento de cada uno de los habitantes de Atenas, en

son motor del ciudadano y motivo de homenaje de los caídos. como Esparta. En este sentido. La defensa de los valores atenienses fue un justificativo para que hombres no tan dechados en virtud se redimieran: salvaguardar el principio y fundamento de la ciudad es un imperativo que trasciende la propia individualidad. tanto privada como pública. la frase “Porque la tierra entera es la tumba de los hombres ilustres” demuestra esta dimensión. y de ayuda y consuelo a sus parientes. en la defensa de la virtud. alguien que no servía. sin importar dónde cayera. y más que ello. capaz de dar la vida por el ideal colectivo. basada en los fundamentos éticos. Luciano Troncoso Gutiérrez Historia de la Filosofía Antigua 17/04/2013 . demostraron ser un ejemplo de hombre virtuoso. la defensa de la libertad. justo. la mesura y la democracia. o igualmente griegos. moralmente superior. por carecer de los atributos ideales ya mencionados. La acción de los hombres que fallecieron en la defensa de la ciudad. aquél que se excluía de la vida política. donde la virtud y la mesura se convierten en medida de las cosas y la acción. Sin más. quienes toman las decisiones y dan vida a las instituciones. llamados igualmente a imitarlos en todo momento y aspecto de la vida. morales y políticos. más aún cuando pueblos considerados bárbaros. Concluyendo.particular de sus ciudadanos. era considerado un inútil. amenazaban el Ática.