P. 1
La Cosmovision Andina de Siempre

La Cosmovision Andina de Siempre

|Views: 10|Likes:
Published by Adan Choqque Arce

More info:

Published by: Adan Choqque Arce on May 13, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/12/2014

pdf

text

original

LA COSMOVISION ANDINA DE SIEMPRE

Por. Eduardo Grillo Fernández*

El imperialismo es el ejercicio desembozado del poder a escala mundial en beneficio de unos pocos países y empresas transnacionales y en perjuicio de las grandes mayorías poblacionales del planeta, incluso de las mayorías de los propios países imperialistas. El imperialismo abarca íntegramente los aspectos del mundo moderno: militar, económico, social y cultural. Para su realización necesita sancionar como normas universales los comportamientos que convienen a sus intereses, así como también necesita de celosos funcionarios (estatales o no) dentro y fuera de los países imperialistas para que vigilen el estricto cumplimiento de esas normas. En la Universidad es donde -preferentemente- se forma a tales funcionarios. Ahí se les inculca la convicción en los “principios” que rigen a los países imperialistas, la seguridad de que constituyen el modelo a seguir. Consideran que quienes son perjudicados por el imperialismo se lo merecen porque no son capaces de ordenarse con arreglo a esos “principios”.

La dominación del imperialismo requiere de la sumisión de los dominados. El imperialismo se empeña en mostrar que su poder se legitima por la superioridad de su capacidad, de su organización, de sus “principios”. Por eso requiere del colonialismo de los colonizados. Este logra su mejor expresión en la sumisión ansiosa de las personas “cultas” que se esfuerzan por encontrar “lo bueno de Occidente” o en los que dicen con la mayor convicción e ingenuidad “¡Qué bueno hubiera sido que nos conquistaran los ingleses en vez de los españoles!”; o en aquellos otros que afirman: “el pueblo peruano (o boliviano) es inculto”.

Concretamente, en Los Andes, en la escuela y en la universidad se ignora tanto la vigencia como las capacidades de la cultura andina para el mejoramiento de la calidad de la vida de nuestros pueblos. Los desarrollistas y los misioneros del progreso que forma la universidad, relegan al pasado lejano lo mejor de las virtudes de la cultura andina mientras que en el presente sólo advierten en el “hombre real” andino, a través de sus encuestas, pobreza y miseria, y claro, unas grandes aspiraciones a los beneficios que le podrían deparar los logros de Occidente. Así cumplen su misión…

En este contexto tratamos de mostrar las raíces más profundas de la cultura andina, la cultura de un mundo-vivo que está basada en el diálogo y en la reciprocidad, la cultura de la crianza en la que saber criar es indesligable del saber dejarse criar. Así mismo, contribuimos –por contraste- a develar el imperialismo, al dejar al desnudo su codicia de poder.

1/7

en el obelisco Tello correspondiente al período Chapín. En la cultura andina la capacidad de ver.-étnicas de los períodos regionales. Luego de casi 500 años de evangelización compulsiva se constata hoy que el panteísmo de la religiosidad andina se ha re-creado incluyendo a Cristo. a los caracoles. etc. late al ritmo de los ciclos cósmicos y de los ciclos telúricos que es el ritmo de la vida: su “tiempo”.. Por eso es que el ojo se encuentra presente en los monumentos. *** La cultura andina. a la Virgen María y a algunos santos. las ceremonias del calendario ritual andino son momentos de diálogo con tales 2/7 . En el mundo máquina. es cíclico. Así. en la cerámica. poseen sólo 10% de la superficie predial rural pero producen más de 60% de la cantidad de alimentos… La comunidad campesina andina ha minado pacientemente a esa institución todopoderosa que fue la hacienda hasta verla desaparecer del paisaje y se ha recreado a sus expensas (unas veces por compra. todo cuanto existe es capaz de ver. a las plantas. tiene una relevancia singular como atributo de la vida. como en las estrechas relaciones Inter. pero no como todopoderosos sino como la incompletitud propia de lo andino: no se los adora sino que se dialoga y reciproca con ellos. se les ha esculpido ojos al Sol. Esto muestra que en la cultura andina todo cuanto existe comparte el atributo de la visión. ¿Cómo puede ser pertinente. que es la cultura de un mundo vivo y vivificante. entonces. en la orfebrería. Nos referimos entonces al macizo andino y a sus piedemontes occidental: costa. Queremos señalar también que consideramos área andina no solamente a la sierra o región de la alta montaña sino a toda el área cuyos pueblos comparten una misma cultura forjada tanto a lo largo de los tres períodos de las federaciones panandinas: Chapín. la visión. con una antigüedad de 4. Tiawanaku y Tawantinsuyu.000 años. en el mundo-cosa del Occidente moderno lo que cuenta es el orden que favorezca las ganancias de quienes concentran el capital. aplicar las teorías y metodologías propias del mundo máquina al mundo vivo andino? No debemos perder de vista hechos tan relevantes como que los campesinos (por ejemplo en el Perú). por tanto. y oriental: selva alta.LA COSMOVISION ANDINA DE SIEMPRE En el mundo-vivo andino por sobre todo está la vida. otras por invasión) y ahora asiste a la descomposición de las empresas asociativas impuestas por la reforma agraria: la comunidad campesina sobrevive a sus enemigas y se constituye en la única verdad del agro. de carácter ritual. Sin embargo. en la textilería.

En los andenes hay una re-creación anual de los ritos que se armonizan con el estado correspondiente del clima. pacha es la colectividad natural local. En los Andes. no en el mundo-reloj de Occidente. El cambio es lo habitual. que. El “presente” en el mundo vivo andino se re-crea por digestión del “pasado”. Pero no cualquier cambio sino el cambio que conviene a la vida. se re-crea continuamente. Aquí la vida ocurre en el pacha que podría. En la cultura andina la “forma del mundo” no ocurre en el tiempo y el espacio. lo normal. sino que se encuentran albergadas en el “presente”. con ello. es sumamente variable e irregular. es decir por inclusión del “pasado”. a su vez. también si se quiere. la totalidad del micro-cosmos en que uno vive.. En los Andes no hay una distinción tajante y cancelatoria entre “pasado” y “futuro” porque el “presente” los contiene a ambos. si se quiere.y pare un nuevo pacha. Es la porción de la comunidad de la sallqa o “naturaleza” en la que habita una comunidad humana. las nociones de antes y después. sin embargo el pacha. repetimos. en el “presente de siempre”. Esta re-creación es la digestión. 3/7 . -fecundada por el Sol. La Pachamama. Es obvio que el “tiempo” andino no es el tiempo lineal e irreversible del Occidente moderno en el que continuamente se cancela el pasado con el ansia de proyectar lo que se va a vivir en el futuro y de esa manera se escamotea el presente y. como todo en el mundo andino. cada año. es. En Los Andes. más bien. a la vez. La colectividad natural andina siendo sumamente cambiante es sin embargo la de siempre. Pero. pero ellas no se oponen como pasado y futuro. criando o dejándose criar. son muy variables e irregulares. cada ciclo telúrico. Esto condiciona una diferencia importante con el mito del eterno retorno de los griegos de la Edad Clásica y con el modelo del tiempo circular. incluir al tiempo y al espacio pero no separados sino conjugados. por parte del mundo-vivo. de las condiciones de su entorno en el momento del rito. y que podría. significar cosmos o mundo para el modo de ser de Occidente. Es decir.LA COSMOVISION ANDINA DE SIEMPRE ciclos en los que no se repite un “arquetipo” sino que se sintoniza la situación peculiar. que. en “lo de siempre” siempre re-creado. Es que en los Andes vivimos en un mundo vivo. el clima.. concibe. Por tanto no hay lugar aquí para el tiempo lineal irreversible del Occidente moderno. que es la expresión concreta de los ciclos cósmicos y telúricos. desde luego existe la noción de secuencia. la vida. la cultura andina es capaz de predecir continuamente el “futuro” por la participación de todos los miembros de la colectividad natural en el diálogo cósmico-telúrico propio del mundo vivo. Sucede pues que lo de siempre es el cambio. Por este modo de ser es que la cultura andina ha podido mantener su presencia entrañable en las grandes mayorías poblacionales del campo y de las ciudades y continuar realizando cambios pertinentes a la vida. (dentro del Pacha. el agua fecunda a la tierra y así sucesivamente).

afirmando su modo se ser en vez de agredirla. Fue aquí en los Andes. La cultura andina. Los elementos de la chacra son tomados de la “naturaleza” por el hombre y re-creados dentro de un proceso de diálogo y reciprocidad. para dialogar y reciprocar con ella. en un mundo siempre dándose. La chacra es una re-creación de la “naturaleza” con participación de la comunidad humana. En un mundo vivo como el andino. no vino a contradecir sino a afirmar el modo de ser del mundo. en un mundo en continua re-creación. en su confrontación con el imperialismo.LA COSMOVISION ANDINA DE SIEMPRE Contrariamente. medida por el número de ecosistemas diferentes en cada unidad de superficie. Y lo hizo no para reemplazar a la “naturaleza” ni para oponérsele sino para acompañarla. Así es que toma una parcela de tierra natural y la convierte en suelo agrícola por la labranza. donde apareció por primera vez en el mundo el paisaje agrícola: la chacra. con el único fin de favorecer la concentración de riquezas de los dominadores. durante todo el coloniaje se han producido en los Andes cambios negativos a la vida. toma la lluvia natural para la agricultura de la chacra y realiza el riego re-creando el comportamiento de los ríos. riego. la aparición de algo nuevo como la chacra. toma algunas especies vegetales de la “naturaleza” y al criarlas en la chacra re-crea su modo de ser haciéndolas más agradables y más productivas a la vez que con ello acrecienta la variabilidad genética vegetal que en los Andes alcanza su mayor expresión a nivel mundial. Vino a acrecentar la variabilidad de la “naturaleza”. modifica el clima re-creando micro climas específicos y con ello también no hace sino continuar la realización del modo de ser de la “naturaleza” andina que tiene una gran diversidad de climas y que es el territorio de mayor diversidad ecológica en el mundo. etc. El mundo animal 4/7 . con ello pues se suma a la “vocación” de la “naturaleza” andina por la diversidad. nivelado. no se opone a la “naturaleza” sino que más bien es su re-creación hecha por el hombre en diálogo y reciprocidad con ella. a aumentar aún más la multiplicidad de formas de vida que ella alberga.. cultivo. cercado. la chacra no contradice. La parcela de tierra que el hombre toma para hacer su chacra tiene un clima natural pero él con su actividad de labranza. Así pues. se empeña en la terca afirmación de la vida debido a su convicción de que la vida es más fuerte que el veneno y que la violencia.

afecta necesariamente a la totalidad de su cuerpo. que fueron directamente creados por Dios según la religión católica. De otro lado. las quebradas. los animales y las plantas sino también los suelos. los vientos. tanto en saber criar como en saber dejarse criar. dibuja a Adán abriendo la tierra con la chakitaklla. sino más bien los seres vivos concretos que lo habitan con su gran diversidad y complicación. las piedras. las nubes. los innumerables procesos orgánicos que alberga. no excede a la naturaleza: la naturaleza lo es todo. fundamentalmente. sin embargo. que es una abstracción. Constatamos así. la gran multitud de formas de vida. un árbol. esto es. las lluvias. de un mundo íntegro. en el que no cabe exclusión alguna. que resulta imposible concebir sin agricultura y sin pastoreo. los montes o bosques y todo cuanto existe. Se trata de un modo total. por su modo de ser. El mundo-animal andino. que la cultura andina es agrocéntrica… La chacra se ha incorporado tan íntimamente en el “ahora de siempre”. Otra característica de la cosmovisión andina es su inmanencia. el mundo-animal andino es necesariamente una colectividad: la colectividad natural. El mundo andino no se proyecta al exterior y no existe algo que actúe sobre él desde afuera. una piedra) es tan “importante” como cualquier otro. … 5/7 . las aguas. consiste pues. Todo cuanto existe es patente. los ríos. en un cualquiera de sus órganos. Considérese que en la cultura andina no solo son seres vivos los hombres.LA COSMOVISION ANDINA DE SIEMPRE El mundo andino es un mundo vivo y vivificante en el que. justamente. Es por eso que Guamam Poma cuando representa a Adán y Eva. El mundo inmanente andino es el mundo de la sensibilidad: nada en él escapa a la percepción. Cada quien (ya sea un hombre. Y. La parte es indesligable del todo y en la parte está incluido el todo. que todo ocurre dentro del mundo-animal que es la mayor totalidad posible. por ser inmanente. Por otra parte se constata que la concepción andina es holista porque el mundo-animal lo que incide en una cualquiera de sus partes. lo relevante no es la vida en sí. Todo cuanto existe es evidente. Se trata de un mundo-animal que contiene en su seno todo cuanto existe que a su vez también es vivo. otra vez. las neblinas. tan cargada de sacralizad. La vida en los Andes. los cerros. Esto implica que en la cultura andina no existe lo sobrenatural ni “el más allá” ni lo trascendente. las chacras es el lugar por excelencia en donde esto ocurre. los dos primeros seres humanos.

las habas. durante 500 años. causando entre nosotros una catástrofe demográfica por carecer la población nativa de inmunidad o resistencia hacia ellas.LA COSMOVISION ANDINA DE SIEMPRE Presentamos ahora el modo de relacionarse de la cultura andina con lo no andino. Lo demás ha sido digerido. A los españoles les interesaba el oro y la plata no así la agricultura y el pastoreo. Sin embargo. Se trata pues. así como sus nociones de equivalencia e incompletitud que la llevan espontáneamente a fraternizar con los forasteros. dogmáticos y explotadores. de la Iglesia católica en los 6/7 . su re-creación parcial para incorporarlo al mundo-vivo. Sólo una muy pequeña parte del “aporte” occidental ha sido asimilado por la cultura andina: generalmente lo que “portado” pero no criado por ella como la cebada. completamente desconocidos en esta parte del mundo y por cierto muy virulentos. Lo que ha ocurrido con la labor de catequesis. a pesar de lo que le resultaba. Además de sus pestes los invasores trajeron una forma de gobierno y una religión sumamente autoritarias y arbitrarias. pero jamás fue aceptado. La acritud andina de digestión de lo extraño no implica su destrucción sino su asimilación parcial. el trigo. los hechos revelan que el modo de ser de los invasores fue rápidamente comprendido por los andinos. La cultura de los invasores no era la de la vida sino la de la muerte. En cambio los invasores no han sido capaces hasta ahora de comprender a la cultura andina. a matar. A pesar de todo. a robar. no ha sido aceptado. Ellos no vinieron a dialogar ni a reciprocar sino a guerrear. El Dios de los invasores era todopoderoso y severo. a asesinar. sin embargo la conducta cotidiana de sus fieles era repugnante. Los sacerdotes no eran hombres carismáticos ni sabios sino fanáticos llenos de ira. a explotar. las arvejas que provienen de centros de cultura original como el nuestro. de gente muy extraña y hostil con una disposición criminal e intrigante jamás conocida en los Andes. Los gobernantes no estaban preocupados por fomentar la armonía sino que por el contrario se dedicaban a exacerbar los conflictos. En primer lugar es conveniente hacer notar que antes del arribo de los españoles en 1532 ya habían ingresado a los Andes las pestes que ellos trajeron a América desde 1492 y cuyos agentes patógenos. no se puede negar que la invasión europea a comienzos del Siglo XVI tuvo un carácter muy especial. Para eso es decisivo reconocer su carácter dialogante y reciprocante. ha pasado por el “aparato digestivo” de la cultura andina pero no ha sido asimilado.

hacemos mink’a… Nosotros no adoramos. siempre re-creada. Un catequista aymara dice: “Quisiera esclarecer algunos conceptos de que nosotros no adoramos. 35 y sgtes. esto es. 1992. cargada de sacralidad. que a 500 años de la invasión europea. Se constata así. que la cultura andina de siempre. los aymaras no adoramos. nosotros con nuestras wacas hacemos una reciprocidad. esa es una visión muy falsa. El presente trabajo (es un resumen) fue publicado en “Perú Indígena” Nº 29. nosotros. por la presencia del cristianismo en su entorno. les hacemos el ayni. en aymara se llama hacemos ayni. 7/7 . “para integrarlo en lo propio”. Cristo. en la que todo es comprendido por la comunidad de las huacas. nos mink’amos porque la Pachamama nos da el fruto y nosotros hemos de retribuir”.LA COSMOVISION ANDINA DE SIEMPRE Andes es muy instructivo para conocer el proceso de digestión de lo ajeno por lo andino…Pues. dentro de la equivalencia y de la in completitud propias del mundo-vivo andino. desde luego. a los Achachilas. para re-crearlo. la virgen María y los Santos son re-creados no como divinidades a las que se adora sino como huacas con las que se dialoga y reciproca. con la vigencia de la agricultura. *Eduardo Grillo Fernández. esa es la lógica occidental de que nosotros estuviéramos adorando a las piedras. para asimilarlo. a la Pachamama. es Ingeniero Agrónomo… Ha publicado numerosos ensayos y libros. que. del mismo modo que antes. se hayan incluido en su panteón algunos elementos cristianos. Esta aceptación de lo cristiano es.. consiste fundamentalmente en saber criar y en saber dejarse criar. en la que todo es sagrado. mantienen inalterada su índole de cultura de un mundo-vivo y vivificante en el que la vida. es completamente natural para el panteísmo de la cultura andina. para digerirlo. pgs. como son nuestros mayores. se acrecentó el panteón andino con las huacas de las cosechas: con las ispallas.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->