P. 1
soberanía política

soberanía política

|Views: 5|Likes:
Published by Marcela Rojas

More info:

Published by: Marcela Rojas on May 15, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/05/2015

pdf

text

original

09/04/13 Leviatán 4-12-13 Schmidt: Teología política. La excepción es análoga al milagro en teología.

LA excepción es más importante que la regla porque funda la regla, la normalidad. La excepción penetra en una estructura que se ha petrificado (perfora) y permite que se haga presente el poder de lo real. Freud: la consciencia traumática es la que nos provee una consciencia de lo real. Schmidt dice que el pensamiento de Freud est{a bajo el paragua del nominalisnmo básico. Hace un esfuerzo sobrehumano por dar un salto hacia un fuera del mundo moderno. Le incomoda estar dentro de un mundo moderno porque ha sido un buen conocedor de la obra de max webber y para el la edad moderna es la época de las neutrlizaciones y de la despolitizaciones, el mundo moderno es un lugar donde las creencias sustantivas (y por lo tanto absolutizantes).

Hace una distinción entre deísmo (vaga creencia en un dios lejano, que es el dios de la reforma y del nominalismo, pero transformado en un dios bastante superfluo) y teísmo (cristianismo medieval. Creencia de la época medieval en un Dios personal, en un súper ser humano, es un dios muy complejo pero inteligible para el ser humana y que por lo mismo es visto por la reforma como un constructo humano). El Leviathan: Es una figura bíblica, un mono bíblico de la historia judía. Mounstruo marino. Pero para Hobbes es la figura del ciudadano, del dios mortal, que Hobbes lo grabó a través de un diseño que el inventó. Hobbes: 1588-1679. Escribe durante el tratado de westfalia (Alemania) 1525-1648. Leviatan: 1651 LA experiencia del miedo.

Cap 13- vivir en estado de naturaleza. la experiencia en la vida real de las guerras de religión, en la capacidad que la iglesia se confería de interpretar los libros de Dios. Ese orden se viene abajo (lutero). Un renacimiento del viejo escepticismo y la certeza de la certeza subjetiva como la única verdad y por lo tanto mi verdad vale lo mismo que la libertad del otro y ahí empieza la guerra de todos contra todos. Empieza el miedo a la muerte de todo ser humano (el hombre como lobo del hombre) y por lo tanto todos tienden a aceptar esta república que establece el imperio del derecho formal que es irreverente a las subjetividades y creencias de cada persona. Cap. 37 Milagro: ”un milagro es una obra de dios, aparte de su operación pro via natural ordenada por la creación, realizada para ser manifiesto a los elegidos la misión de un enviado extraordinario para su salvación”. (…) Los milagros no están hechos para convencer a los incrédulos, sino que para confirmar a los elegidos de que sí están elegidos. Cristo no habría podido hacer ciertos milagros porque esos milagros porque iba a ser visto por los incrédulos y eso no tendría ningún sentido. Esto apunta hacia la idea protestante de la predestinación, la salvación no se consigue a través de realizar obras piadosas, sino que dios salva a los que se le antoja, porque nosotros no tenemos ninguna forma de saber qué consideraría dios bueno o malo. Si queremos evitarnos esa soberbia, tenemos que aceptar la idea de la predestinación, por lo que dios no trata de convencer a nadie porque no saca nada con convencer a nadie, o a quienes no van a ser salvados, pero sí tiene sentido que se los diga a quienes sí van a ser salvados para decirles: sí muchachos, uds están bien. Cualquiera en la soledad de su consciencia puede sentirse elegido. Soberano es quien decide sobre el milagro o el no milagro. En la medida en que el milagro confirma al electo en su elección. Hobbes dice: NO, en el ámbito privado cualquiera puede creer que cualquiera cosa es un milagro, pero esta razón debe someterse a la razón pública y por lo tanto al representante de dios y así poniendo un límite entre lo que es y lo que no es milagro. “Lógica de la exclusión (o del límite): la exclusión se hace desde adentro, o sea, está incluida. Incluso, es fundante: sólo cuando se dice que algo es exterior puede haber un interior.” Mapuches: cuando el problema de la identidad se plantea, ahí empieza el conflicto. Nosotros somos nosotros y ellos son ellos.

Wittgenstein:. Los juicios relativos son los que pueden describirse con otras palabras: éste es el mejor camino, significa, éste es el camino más corto.

En el mundo no hay nada bueno, excepto una buena voluntad. El mundo es algo dado valóricamente. El soberano quiere el orden, No puede haber trasgresión si es que no hay ley, por lo que la ley es anterior a la trasgresión. La ley crea la situación de normalidad, como hace posible la existencia de la trasgresión. La ley invita a transgredirla y no a cumplirla, porque si no existe la trasgresión. El mundo moderno es el mundo donde todo está descrito, todo son meras descripciones y no hay ética en eso, pero en el mundo moderno hay ley. La ciencia no demuestra que el milagro no existe, sino que parte de la base de que el milagro no existe, se define por ser aquella rama de la actividad humana que excluye por principio el milagro. El origen de la ciencia es de lo que ella niega, que es el milagro…la ciencia se construye a partir de la negación del milagro. Si la ciencia acepta el milagro, entonces no hay ciencia.

07/05/13 Control: 2 textos de Karl Schmidt (Hobbes 5to). Dos capítulos de Mouffe. Spinosa. El estatus dentro de la construcción del estado moderno que tiene la esfera de lo privado. Schmidt advierte que el soberano es con mayúscula en el ámbito público, pero en el espacio privado cada uno es libre de creer lo que se le antoje. Schmidt entiende que esto es una especie de fisura por donde se infiltraría, donde el estado moderno ya no se establece en un pueblo homogéneo en cuanto a creencias, sino en un pueblo que es heterogéneo y las cartas se dan vuelta, donde lo privado empieza a prevalecer sobre lo público. Schmidt busca a un outsider, que es el judío Spinosa, donde la fisura se ve como un virus que puede destruir al leviatán. La neutralización y despolitización a lo mejor no es un virus sino una herramienta por excelencia a través de la cual el soberano moderno (el leviatán) opera, porque no se mete con las creencias de los ciudadanos y hace de toda fe sustantiva una creencia privada que puede ser cultivada en el fuero interno o al interior de una cierta comunidad o grupo humano, siempre cuando el grupo no pretenda imponer su creencia sobre la creencia de otros grupos. Hay dos alternativas: toda fe sustantiva es un virus que va a corroer al leviatán (Schmidt). Y la otra es que esa es la prueba de la eficacia del leviatán, el principio de su mismo funcionamiento.

Lo que se hace es confinar las distintas fes y llevarlas al ámbito privado. Spinosa sin negar en absoluto las prerrogativas de la soberanía, también afirma de manera muy enfática que el soberano le resulta más eficiente no meterse ni intentar doblegar la creencia de los súbditos, sino que darles un espacio de libertad. La respuesta que le pude dar a Schmidt: entrar a no reconocer la esfera privada con su autonomía (algo que se paga al precio de la neutralización y despolitización), eso requiere volver a politizar las esferas privadas y ponerlas al mismo nivel de los poderes de estado y reactivar el conflicto que el leviatán vino a neutralizar. Spinosa es considerado como uno de los primeros lectores que hace una lectura historicista de la biblia, gran parte del texto está dedicado a demostrar que la biblia fue escrita por un solo autor, es un ensamble de textos que pertenecen a épocas diversas. Esa lectura le valió ser excomulgado de la sinagoga de Ámsterdam. La libertad que él defiende: libertad de pensar, de filosofar, es una libertad que está restringida al ámbito privada y que en el ámbito público son los decretos del soberano los que deciden. El tratado teológico político hace una crítica historicista del valor cognitivo de las escrituras (del antiguo testamento)que sería una amalgama de fábulas, cuyo mayor valor histórico es la creación de José de una teocracia, gracias a una hábil distribución de poderes. Lo que le interesa a Spinosa es desactivar las polémicas teológicas que habían actuado durante la reforma y anti-reforma. Spinosa reformula los preceptos de esta religión mínima que reduce a 7. Lo que llamamos Dios, no es otra cosa que la propia naturaleza. Parece razonable presentar una religión de estado, cuyos preceptos son extremadamente útiles para asegurar el funcionamiento estable de la sociedad. Hay que inculcar esta fe en la salvación o en la condenación, porque de otra manera los seres humanos van a tener que enfrentar la compleja situación de que en la vida humana finita, las cuentas no cuadran. Si uno hace el balance de los placeres y de los dolores, las cuentas no cuadran. La idea de la salvación es que va a llegar un momento en que las cuentas van a cuadrar. En último término lo que le perocupa a Spinosa es la obediencia . La religión esta reservada para los pobres de espíritu y para los sabios la contemplación de la La naturaleza en su permanencia absoluta, no es sino lo que ess. En cambio los consuelos para la religión son de otra índole, ya que a pesar de que no puede ser demostrada, su último fin es la religión social.

El poder reside en una sola persona, La razón de estado puede habilitar los 7 mandamientos de la religión destinada a los pobres de espíritu. (p. 403). Se3 refiere con el 6to de estos mandamientos que tiene que ver con la piedad. En última instancia la cuestión se resuelve muy tajantemente

Es uno de los filósofos más importantes del siglo XX. Contemporáneo de Hobbes.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->