P. 1
LOGICA PROPOCICIONAL

LOGICA PROPOCICIONAL

|Views: 11|Likes:

More info:

Published by: Javier Banquez Vargas on May 18, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/06/2014

pdf

text

original

Apuntes de L´ ogica Matem´ atica 1.

L´ ogica de Proposiciones

Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez
C´ adiz, Abril de 2005

Universidad de C´ adiz

Departamento de Matem´ aticas

ii

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Este asesinato. . . . . . . . . . . 1. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 . . 1887 1 . . . . . . . . . . . 3 . . . . . . . . . . . 1. .1 Implicaci´ on L´ ogica . 5 . . . . . . . . . . 2 . . . .2 Conexi´ on entre Proposiciones .2 Valor de Verdad . . . . .1. .6 Proposici´ on Condicional . . . . . . .1. .4 Negaci´ on . . . . 1. . . . . . . . . . . . .3 Implicaci´ on . . .2. . . . .4. . . . . . . . . . 1. . . . . . . . Los asesinatos pol´ ıticos se complacen demasiado en hacer su trabajo y huir. . . . .2. . . . . . . . . . . . . . . . . . 7 . .3 Equivalencias L´ ogicas m´ as Comunes . . . . . . . . . . . . . . . . . .3. . . . . . . . . . . 10 . . . . . . . . . . . . . . . . 15 . . . . . . . . . . . . . . . . .3. . Arthur Conan Doyle. . . . 1. . . . . . . 1. . . . . . . . . . . . . . . . . . .2.8 Proposici´ on Contrarrec´ ıproca . . . . .1 Proposici´ on . . . . . . . . . . . . . . . . . . .1. . . . . . . . . . . . . 5 . .2 Equivalencia L´ ogica y Proposici´ on Bicondicional 1. . . 1.1 Conjunci´ on . . . . . . . . 2 . . .Lecci´ on 1 L´ ogica de Proposiciones Contenido 1.4. . . . . . . . . . Desde el principio me he inclinado hacia esta u ´ltima suposici´ on. . .4 Equivalencia L´ ogica . . . . . 4 . . . . . . . . . . .2. 7 . . . . . . . . . . . . . .3 Implicaciones L´ ogicas m´ as Comunes . 1.3 Proposici´ on Compuesta . 1. . . . . . . . . 12 . . . . . . .3. . . . . . . . . . . . . . . . . . . y quien lo perpetr´ o ha dejado huellas por toda la habitaci´ on. . . . . . . . . . . . . . El robo no ha sido el objeto del asesinato.1. . . . por el contrario. . . . . . . . 1. . . o fue una mujer? Esta es la pregunta con que me enfrento. . . . . . 1. . . . ¿Fue por motivos pol´ ıticos. . .2 Implicaci´ on L´ ogica y Proposici´ on Condicional . 1. . 1. . . . . . . . . . . . . . .2. . . . . . . . . . . . 1. .4. . mostrando que estuvo all´ ı todo el tiempo. . . 1. . . . . . . hab´ ıa sido realizado muy deliberadamente. . . . . . . . . . . . . . 1. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .1 Proposiciones L´ ogicamente Equivalentes . . . . . Un Estudio en Escarlata. . . . . .1. . . .2. . . . .2. . . . . . . 1. . . . . . . . .2. . . . . .2. . . . . 3 . . 16 . . . . . . . . . . .5 Tablas de Verdad . .7 Proposici´ on Rec´ ıproca . . . . . .2 Disyunci´ on . . . . . . . . . puesto que nada desapareci´ o. 18 . . . . . . . . .4 Variables de Enunciado . . . . . . . . . . . 4 . . . . . . . .9 Proposici´ on bicondicional . . . . . . 11 . . . . . . . . . 17 .5 Tautolog´ ıas y Contradicciones . . . 1. . . . . . . . . 19 . . . . . . . . . . . . . . 1. . . . .1 Proposiciones y Tablas de Verdad . . . . . 1. . . . . . . . . 1.3 Disyunci´ on Exclusiva . 5 . . . . . . . . . . . . . . . . 1. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 Y ahora llegamos a la gran pregunta del porqu´ e. . . . . . . . . . . . . . . . . 18 . . . 15 . . . . . . . . . . . 3 . . .

Ejemplo 1. entonces”. q.1 Proposici´ on Llamaremos de esta forma a cualquier afirmaci´ on que sea verdadera o falsa. (b) 6 es un n´ umero primo. (a) es una afirmaci´ on pero no es una proposici´ on ya que ser´ a verdadera o falsa dependiendo de los valores de x e y e igual ocurre con la afirmaci´ on (d). las denominaremos enunciados o proposiciones. . verbales o escritas. Tales afirmaciones. La notaci´ on p :Tres m´ as cuatro es igual a siete se utiliza para definir que p es la proposici´ on “tres m´ as cuatro es igual a siete”. ya que no pueden descomponerse en otras. pero no ambas cosas a la vez.Universidad de C´ adiz Departamento de Matem´ aticas La estrecha relaci´ on existente entre la matem´ atica moderna y la l´ ogica formal es una de sus caracter´ ısticas fundamentales.1 Las siguientes afirmaciones son proposiciones. . por lo tanto no son proposiciones. absolutamente extra˜ nos en aquella.1 Proposiciones y Tablas de Verdad En el desarrollo de cualquier teor´ ıa matem´ atica se hacen afirmaciones en forma de frases y que tienen un sentido pleno. Desde el punto de vista l´ ogico carece de importancia cual sea el contenido material de los enunciados.2 (a) x + y > 5 (b) ¿Te vas? (c) Compra cinco azules y cuatro rojas. 1. solamente interesa su valor de verdad. 1. Ejemplo 1. Los ejemplos (b) y (c) no son afirmaciones. . 2 Las siguientes no son proposiciones. pero 2 no lo es.1. (a) Gabriel Garc´ ıa M´ arquez escribi´ o Cien a˜ nos de soledad. La l´ ogica aristot´ elica era insuficiente para la creaci´ on matem´ atica ya que la mayor parte de los argumentos utilizados en ´ esta contienen enunciados del tipo “si. (c) 3+2=6 (d) 1 es un n´ umero entero. p. . . En esta primera lecci´ on de l´ ogica estudiaremos uno de los dos niveles en los que se desenvuelve la moderna l´ ogica formal: la l´ ogica de enunciados o de proposiciones. . r . (d) x = 2 Soluci´ on En efecto. Este tipo de proposiciones se llaman simples.1 Las proposiciones se notan con letras min´ usculas. Nota 1.

(d) s no es una proposici´ on ya que su enunciado. pn . .2 Valor de Verdad Llamaremos valor verdadero o de verdad de una proposici´ on a su veracidad o falsedad. .1. 1. cinco ni˜ nas m´ as siete ni˜ nos es un n´ umero grande de hijos en una familia. Ejemplo 1. Estudi´ o Ingenier´ ıa Mec´ anica en 3 . . . Nota 1.1. verdadero o falso. . ideadas por L. . (b) q : La tierra es el u ´nico planeta del Universo que tiene vida. “El es inteligente o estudia todos los d´ ıas” es una proposici´ on compuesta por dos proposiciones: “El es inteligente” y “El estudia todos los d´ ıas”. sin embargo cinco monedas de cinco cinco c´ entimos m´ as siete monedas de un c´ entimo no constituyen una cantidad de dinero grande. Ejemplo 1. (c) r no es una proposici´ on ya que no es verdadera ni es falsa. En efecto. (a) p: Existe Premio Nobel de inform´ atica. Toda variable de enunciado p. . al carecer de contexto. p2 . (b) No sabemos si q es una proposici´ on ya que desconocemos si esta afirmaci´ on es verdadera o falsa. El conjunto de los posibles valores de una proposici´ on p.4 Variables de Enunciado Es una proposici´ on arbitraria con un valor de verdad no especificado.3 Proposici´ on Compuesta Si las proposiciones simples p1 . Soluci´ on (a) p es una proposici´ on falsa. prescindiremos de los contenidos de los enunciados y los sustituiremos por variables de enunciado. puede ser sustituida por cualquier enunciado siendo sus posibles estados. los representaremos en las llamadas tablas de verdad. puede ser verdad o falsa.2 La propiedad fundamental de una proposici´ on compuesta es que su valor de verdad est´ a completamente determinado por los valores de verdad de las proposiciones que la componen junto con la forma en que est´ an conectadas. (d) s: Cinco m´ as siete es grande. El valor de verdad de una proposici´ on verdadera es verdad y el de una proposici´ on falsa es falso. es decir.3 D´ ıgase cu´ ales de las siguientes afirmaciones son proposiciones y determinar el valor de verdad de aquellas que lo sean. p2 .4 “La Matem´ atica Discreta es mi asignatura preferida y Mozart fue un gran compositor” es una proposici´ on compuesta por las proposiciones “La Matem´ atica Discreta es mi asignatura preferida” y “Mozart fue un gran compositor”. (c) r: Teclee Escape para salir de la aplicaci´ on.L´ ogica Matem´ atica Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez 1. 1. es decir su valor de verdad es Falso. 1 Ludwig Wittgenstein (Viena 1889-Cambridge 1951). nacionalizado brit´ anico en 1938. En el c´ alculo l´ ogico.1. es ambiguo. diremos que P la es una proposici´ on compuesta de p1 . .Wittgenstein1 . Es un mandato. pn se combinan para formar la proposici´ on P .

Cuadernos azul y marr´ on (1958) y Lecciones y conversaciones sobre est´ etica. Liberado en 1919. . entonces p y q son. sicolog´ ıa y fe religiosa (1966). llamaremos conjunci´ on de ambas a la proposici´ on compuesta “p y q ” y la notaremos p ∧ q . La necesidad de entender mejor las matem´ aticas lo llev´ o a estudiar sus fundamentos. ambas. Prestaremos especial atenci´ on a las tablas de verdad de las proposiciones compuestas que pueden formarse utilizando las distintas conexiones. es decir.2. si P es una proposici´ on compuesta por las proposiciones simples p1 . regal´ o la fortuna que hab´ ıa heredado de su familia y trabaj´ o en Austria como profesor en una escuela primaria.1 Conjunci´ on Dadas dos proposiciones cualesquiera p y q . durante la primera guerra mundial. verdaderas entonces p ∧ q es verdad y que si al menos una de las dos es falsa. Su segundo gran trabajo. p1 V V V V F F F F p2 V V F F V V F F p3 V F V F V F V F 1.5 Por ejemplo. Tractatus logico-philosophicus. entonces p ∧ q es falsa. . Volvi´ o a Cambridge en 1929 y fue profesor en esta universidad hasta 1947.2 Conexi´ on entre Proposiciones Estudiamos en este apartado las distintas formas de conectar proposiciones entre s´ ı. 4 . ambas. primero en el frente ruso y luego en el norte de Italia. Escribi´ o su primer gran trabajo en l´ ogica. Ejemplo 1. entonces la tabla de verdad de P deber´ a recoger los siguientes valores de verdad. Obs´ ervese que de la definici´ on dada se sigue directamente que si p y q son. es decir si p ∧ q es verdad. Envi´ o el manuscrito a Russell desde un campo de prisioneros en Italia. Dej´ o Manchester en 1811 para estudiar l´ ogica matem´ atica con Russell en Cambridge. p2 . dos a˜ nos despu´ es de su muerte. Berlin. verdad y que si p ∧ q es falsa.Universidad de C´ adiz Departamento de Matem´ aticas 1. 1. Otras obras p´ ostumas de Wittgenstein son: Observaciones filos´ oficas sobre los principios de la matem´ atica (1956). . posteriormente investig´ o Aeron´ autica en Manchester. Investigaciones filos´ oficas fue publicado en 1953. p2 y p3 . Esta proposici´ on ser´ a verdadera u ´nicamente en el caso de que ambas proposiciones lo sean. .5 Tablas de Verdad La tabla de verdad de una proposici´ on compuesta P enumera todas las posibles combinaciones de los valores de verdad para las proposiciones p1 . a˜ no en que renunci´ o. Por lo tanto su tabla de verdad vendr´ a dada por p V V F F q V F V F p∧q V F F F Obs´ ervese tambi´ en que el razonamiento puede hacerse a la inversa. pn . entonces una de las dos ha de ser falsa.1.

2. 1. es verdad entonces p ∨ q es verdad y que p ∨ q ser´ a falsa.2. es decir.2. por tanto. p ´ o q .3 Salvo que especifiquemos lo contrario. “o” ser´ a usado en el primero de los sentidos. Ser´ a verdadera cuando p sea falsa y falsa cuando p sea verdadera. pero no ambas son verdaderas. podemos razonar en sentido inverso. Su tabla de verdad es. si p ∨ q es verdad. ha de ser verdad y si p ∨ q es falsa. llamaremos disyunci´ on de ambas a la proposici´ on compuesta “p ´ o q ” y la notaremos p ∨ q . Esta discusi´ on pone de manifiesto la precisi´ on que ganamos con el lenguaje simb´ olico: p ∨ q est´ a definida por su tabla de verdad y siempre significa p y/´ o q. llamaremos “negaci´ on de p” a la proposici´ on “no p” y la notaremos ¬p. u ´nicamente si ambas lo son. al menos una de las dos alternativas ocurre y. En efecto. 5 . Por ejemplo. Su tabla de verdad ser´ a. ocurre exactamente una de de las dos alternativas. p. por tanto. llamaremos disyunci´ on exclusiva de ambas a la proposici´ on compuesta “p ´ o q pero no ambos” y la notaremos p q . u ´nicamente podemos asegurar que una de las dos es verdad y si p q es falsa. Nota 1. Esta proposici´ on ser´ a verdadera si al menos una de las dos p ´ o q lo es.3 Disyunci´ on Exclusiva Dadas dos proposiciones cualesquiera p y q . entonces una de las dos.2 Disyunci´ on Dadas dos proposiciones cualesquiera p y q . 1. A este tipo de disyunci´ on la llamaremos disyunci´ on exclusiva. Esta proposici´ on ser´ a verdadera si una u otra. p V V F F q V F V F p F V V F q Haciendo el razonamiento contrario si p q es verdad. p V V F F q V F V F p∨q V V V F Al igual que en la conjunci´ on. entonces ambas han de ser falsas. s´ olo podemos deducir que ambas tienen el mismo valor de verdad.L´ ogica Matem´ atica Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez 1.4 Negaci´ on Dada una proposici´ on cualquiera. ´ o ambos”. La palabra “o” se usa en el lenguaje ordinario de dos formas distintas. a veces es usada en el sentido de “p ´ o q . pero no ambos” es decir. al menos. A veces se utiliza en el sentido de “p ´ o q. De acuerdo con la definici´ on dada se sigue que si una de las dos. la proposici´ on “El ir´ a a Madrid o a Bilbao” usa “o” con el u ´ltimo sentido. Seg´ un esta definici´ on una disyunci´ on exclusiva de dos proposiciones p y q ser´ a verdadera cuando tengan distintos valores de verdad y falsa cuando sus valores de verdad sean iguales.

es: p V F ¬p F V Departamento de Matem´ aticas De esta forma. Ejemplo 1. la negaci´ on de p1 . de acuerdo con la tabla de verdad para la negaci´ on. p5 y p6 son. p4 es falsa. luego p5 y p6 son verdad. p3 : El Pentium no es un microprocesador.Universidad de C´ adiz La tabla de verdad de esta nueva proposici´ on. la negaci´ on de p4 . p2 : Es falso que el Pentium sea un microprocesador. tendremos: p1 es verdad. Pues bien. p V V F F q V F V F ¬q F V F V p ∧ ¬q F V F F ¬ (p ∧ ¬q ) V F V V Existen proposiciones que son verdaderas (falsas) simplemente por su forma l´ ogica y no por su contenido.7 Soluci´ on Construir la tabla de verdad de la proposici´ on ¬(p ∧ ¬q ). cada una. luego p2 y p3 son falsas. el valor verdadero de la negaci´ on de cualquier proposici´ on es siempre opuesto al valor verdadero de la afirmaci´ on original. Ejemplo 1. 6 . cada una.6 Estudiar la veracidad o falsedad de las siguientes proposiciones: p1 : El Pentium es un microprocesador. p4 : 2 + 2 = 5 p5 : Es falso que 2 + 2 = 5 p6 : 2 + 2 = 4 Soluci´ on p2 y p3 son. ¬p.

p2 .8 tradicci´ on. .6 Proposici´ on Condicional Dadas dos proposiciones p y q . Ejemplo 1. Una proposici´ on P que no es tautolog´ ıa ni contradicci´ on se llama. usualmente. p y ¬p y lo mismo ocurre con la falsedad de p ∧ ¬p. . independientemente de quienes sean las variables de enunciado. conclusi´ on o condici´ on necesaria del condicional. Una proposici´ on condicional es falsa u ´nicamente cuando siendo verdad la hip´ otesis. Contingencia. . p2 . pn .2. premisa o condici´ on suficiente y a la “q ” tesis. P es una Contradicci´ on si es falsa para todos los valores de verdad que se asignen a p1 . En adelante. . si el condicional p −→ q es falso. notaremos por “C ” a una contradicci´ on y por “T ” a una tautolog´ ıa. consecuente. . . . entonces podemos asegurar que p es verdadera y q falsa.5 Tautolog´ ıas y Contradicciones Sea P una proposici´ on compuesta de las proposiciones simples p1 . entonces q ” se le llama “proposici´ on condicional” y se nota por p −→ q A la proposici´ on “p” se le llama hip´ otesis. pn . antecedente. ambas falsas o la primera falsa y la segunda verdad. . a la proposici´ on compuesta “si p. . la conclusi´ on es falsa (no se debe deducir una conclusi´ on falsa de una hip´ otesis verdadera). p 2 . p V V F F q V F V F p −→ q V F V V Obs´ ervese que si p −→ q es verdad no puede deducirse pr´ acticamente nada sobre los valores de verdad de p y q ya que pueden ser ambas verdad. .2. Ahora bien. 1. Otras formulaciones equivalentes de la proposici´ on condicional p −→ q son: 7 . . Soluci´ on En efecto: p V F ¬p F V p ∨ ¬p V V p ∧ ¬p F F Probar que la proposici´ on compuesta p ∨ ¬p es una tautolog´ ıa y la p ∧ ¬p es una con- Obs´ ervese que p ∨ ¬p es verdad. De acuerdo con esta definici´ on su tabla de verdad es.L´ ogica Matem´ atica Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez 1. . pn P es una Tautolog´ ıa si es verdadera para todos los valores de verdad que se asignen a p1 .

En este caso parece natural decir que el condicional se eval´ ua como falso. Departamento de Matem´ aticas Analizaremos con detalle cada uno de los cuatro casos que se presentan en la tabla de verdad. Por ejemplo. en realidad. bien como falso. Es por esta raz´ on que no hay que confundir el condicional con la implicaci´ on l´ ogica. “Si como mucho. A nadie se le ocurrir´ ıa reprochar al pol´ ıtico que no ha bajado los impuestos si no ha ganado las elecciones. Antecedente y consecuente verdaderos. M´ as adelante estudiaremos la implicaci´ on l´ ogica. 3. entonces Gauss fue un matem´ atico ” ha de evaluarse como verdadero y no existe relaci´ on causal entre el antecedente y el consecuente. entonces bajar´ e los impuestos ” Este condicional ser´ a falso s´ olo si ganando las elecciones. Antecedente verdadero y consecuente falso. “q se sigue de p ”. como dijimos anteriormente. Nuestro sentido com´ un nos indica que el condicional p −→ q no es. Veamos que en el caso que nos ocupa. es decir la hace falsa.Universidad de C´ adiz “p s´ olo si q ”. “q si p ”. a refutar la sentencia p −→ q . sin embargo. en este caso. p −→ q es lo mismo que afirmar que 8 . esta respuesta del sentido com´ un no nos sirve. Por ejemplo. Sin embargo. En este caso parece evidente que el condicional “si p. entonces es falsa y viceversa. En efecto. estamos en l´ ogica binaria y todo ha de evaluarse bien como verdadero. “q cuando p ”. Ahora bien. Obs´ ervese que el hecho de que p sea verdadero y. si una sentencia no es verdadera. supongamos que un pol´ ıtico aspirante a Presidente del Gobierno promete: “Si gano las elecciones. entonces q ” se eval´ ue como verdadero. Parece il´ ogico preguntarse por la veracidad o falsedad de un condicional cuando la condici´ on expresada por el antecedente no se cumple. el condicional “Si Garc´ ıa Lorca fue un poeta. entonces engordo ” es una sentencia que se eval´ ua como verdadera en el caso de que tanto el antecedente como el consecuente sean verdaderos. “Garc´ ıa Lorca fue un poeta implica que Gauss fue un matem´ atico ” Es una implicaci´ on falsa desde el punto de vista l´ ogico. “p es una condici´ on suficiente para q ”. “q es una consecuencia l´ ogica de p ” . 2. obs´ ervese que ha de evaluarse tambi´ en como verdadero un condicional en el que no exista una relaci´ on de causa entre el antecedente y el consecuente. “q es una condici´ on necesaria para p ”. “q a condici´ on de p ”. q sea falso viene. el pol´ ıtico no baja los impuestos. Antecedente falso y consecuente verdadero. 1. ni verdadero ni falso. podemos asegurar que el condicional no es falso. Por ejemplo. es decir.

“Si t´ u eres programador. entonces el n´ umero N es par. − Una condici´ on suficiente para que los resultados se dirijan a la impresora es que la salida no vaya a la pantalla. − Si los resultados se dirigen a la impresora. entonces el n´ umero N es par o la salida va a la pantalla. al no ser falso. respectivamente. − Una condici´ on necesaria para que la salida no vaya a la pantalla es que los resultados se dirijan a la impresora. entonces los resultados se dirigen a la impresora. ser´ a verdadero. q y r las proposiciones “El n´ umero N es par”. Por ejemplo. s´ olo si el n´ umero N es par. Antecedente y consecuente falsos. que es muy frecuente el uso de este condicional en el lenguaje coloquial. Obs´ ervese. es decir. por lo que el consecuente q puede ser tanto verdadero como falso y el condicional. “Si estudio mucho. la falsedad del antecedente no hace falso al condicional y si no lo hace falso. por lo cual puede darse el caso de que q sea verdadero siendo p falso. sin embargo. (a) q −→ p. ante un dislate. (b) ¬q −→ r.9 Sean p. La situaci´ on es parecida a la anterior. 9 . − Una condici´ on suficiente para que el n´ umero N sea par es que la salida vaya a la pantalla. − La salida ir´ a a la pantalla. − Si la salida no va a la pantalla. p no es la u ´nica condici´ on posible. cualquier otro est´ a justificado. cuando se quiere se˜ nalar que. me cansara? Pues que la sentencia no ser´ ıa inv´ alida. − Si la salida va a la pantalla. − Los resultados se dirigen a la impresora s´ olo si el n´ umero N es par o la salida vaya a la pantalla. Soluci´ on (a) q −→ p. es falsa. anecd´ oticamente. entonces me canso ” ¿Qu´ e ocurrir´ ıa si no estudio y. 4. (c) r −→ (p ∨ q ). − Una condici´ on necesaria para que la salida vaya a la pantalla es que el n´ umero N sea par. entonces yo soy el due˜ no de Microsoft ” Ejemplo 1. − El n´ umero N es par si la salida va a la pantalla. La condici´ on p no se verifica. (b) ¬q −→ r. − Los resultados se dirigen a la impresora si la salida no va a la pantalla. Enunciar las formulaciones equivalentes de las siguientes proposiciones. − La salida no va a la pantalla s´ olo si los resultados se dirigen a la impresora. entonces lo hace verdadero. O sea. (c) r −→ (p ∨ q ). “La salida va a la pantalla” y “Los resultados se dirigen a la impresora”.L´ ogica Matem´ atica Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez “p es una condici´ on suficiente para q ” es decir. ya que no se dice que no pueda haber otros motivos que me puedan producir cansancio.

10 Sean las proposiciones p : Est´ a nevando. y no ir´ e a la ciudad. − Una condici´ on suficiente para que el n´ umero N sea par o la salida vaya a la pantalla es que los resultados se dirijan a la impresora. (a) Escribir.2. (b) Enunciar las afirmaciones que se corresponden con cada una de las proposiciones siguientes: (b. q : Ir´ e a la ciudad.Universidad de C´ adiz Departamento de Matem´ aticas − El n´ umero N es par o la salida va a la pantalla si los resultados se dirigen a la impresora. entonces la salida no va a la pantalla ”. (b. r : Tengo tiempo. 1. tambi´ en condicional. ni ir´ e a la ciudad.2) (a. Por ejemplo.1) (a.1) (a. Ni tengo tiempo. No est´ a nevando.2) (b.2) (b.3) (b. entonces ir´ e a la ciudad.1) (b. (a.7 Proposici´ on Rec´ ıproca Dada la proposici´ on condicional p −→ q . entonces los resultados se dirigen a la impresora ” ser´ a “Si los resultados se dirigen a la impresora. Ir´ e a la ciudad s´ olo si tengo tiempo.3) (b. q −→ p. Ir´ e a la ciudad si y s´ olo si tengo tiempo. 10 . su rec´ ıproca es la proposici´ on. y s´ olo si tengo tiempo y no est´ a nevando. una proposici´ on que simbolice cada una de las afirmaciones siguientes: (a.3) (a.4) (¬p ∧ r) −→ q q −→ r ¬p p ∧ ¬q q ←→ (r ∧ ¬p) r∧q (q −→ r) ∧ (r −→ q ) ¬(r ∨ q ) (b) Escribimos en forma de afirmaciones las proposiciones. Ejemplo 1.2) (a. − Una condici´ on necesaria para que los resultados se dirijan a la impresora es que el n´ umero N sea par o que la salida vaya a la pantalla.4) Si no est´ a nevando y tengo tiempo.4) Soluci´ on (a) Escribimos en forma simb´ olica las afirmaciones propuestas.1) (b.4) Ir´ e a la ciudad si. Tengo tiempo e ir´ e a la ciudad. usando conectivos l´ ogicos. la rec´ ıproca de “Si la salida no va a la pantalla. Est´ a nevando.3) (a.

Contrarrec´ ıproca. − Voy s´ olo si no llueve. − Si voy. (c) Si tienes cien pesetas. entonces me ayudas. − Si te vas. su contrarrec´ ıproca es la proposici´ on. Rec´ ıproca.2. s´ olo si t´ u te vas. − Me quedar´ e. entonces no me ayudas. (b) Me quedar´ e s´ olo si te vas. Ejemplo 1. Rec´ ıproca. Contrarrec´ ıproca. ¬q −→ ¬p. entonces no llueve. entonces me quedar´ e. Por ejemplo. para no quedarme. − Una condici´ on necesaria para no ir es que llueva. − Una condici´ on suficiente para quedarme es que te vayas. − Una condici´ on suficiente para que llueva es no ir. entonces llueve. tambi´ en condicional. − Una condici´ on necesaria para que te vayas. − Llueve si no voy. (c) No puedo completar la respuesta si no me ayudas. no voy. la contrarrec´ ıproca de la proposici´ on “Si Mar´ ıa estudia mucho. Contrarrec´ ıproca. 11 . entonces puedes comprar un helado. − Si no te vas. para que vaya. − Es necesario que ayudes para poder completar la respuesta. − Es necesario que no llueva. entonces es buena estudiante” es “Si Mar´ ıa no es buena estudiante. − No me quedar´ e si no te vas. si te vas. no voy.8 Proposici´ on Contrarrec´ ıproca Dada la proposici´ on condicional p −→ q . − Si no puedo completar la respuesta. es quedarme. (b) Me quedar´ e. − Si puedo completar la respuesta. Rec´ ıproca. − Si no voy. entonces no me quedar´ e. Soluci´ on Escribiremos la rec´ ıproca y la contrarrec´ ıproca de varias formas.L´ ogica Matem´ atica Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez 1. − Puedo completar la respuesta s´ olo si me ayudas. (d) No puedo completar la respuesta si no me ayudas.11 Escribir la rec´ ıproca y la contrarrec´ ıproca de cada una de las afirmaciones siguientes: (a) Si llueve. entonces no estudia mucho”. − Es suficiente que no te vayas. − Es suficiente que vaya para que no llueva. (a) Si llueve.

entonces p siendo una formulaci´ on equivalente.Universidad de C´ adiz Departamento de Matem´ aticas 1. p y q . Una condici´ on suficiente para p es q Por tanto. a la proposici´ on compuesta “p si y s´ olo si q ” se le llama “proposici´ on bicondicional” y se nota por p ←→ q La interpretaci´ on del enunciado es: p s´ olo si q y p si q o lo que es igual si p. ser´ ıa: Una condici´ on necesaria y suficiente para p es q 12 . tengan los mismos valores de verdad.4 Obs´ ervese que la proposici´ on condicional p −→ q .9 Proposici´ on bicondicional Dadas dos proposiciones p y q . entonces q siendo una formulaci´ on equivalente. su tabla de verdad es: p V V F F q V F V F p −→ q V F V V q −→ p V V F V p ←→ q V F F V Luego la proposici´ on bicondicional p ←→ q es verdadera u ´nicamente en caso de que ambas proposiciones. entonces p es decir. Una condici´ on necesaria para p es q y la proposici´ on condicional q −→ p. se enunciaba Si q . Nota 1. se enunciaba Si p. una formulaci´ on equivalente de la proposici´ on bicondicional en estos t´ erminos. entonces q y si q . (p −→ q ) ∧ (q −→ p) Por tanto.2.

construyendo una tabla de verdad abreviada. entonces a2 + b2 = c2 o tambi´ en. b y c las longitudes de los lados de un tri´ angulo T siendo c la longitud mayor. la conclusi´ on sea falsa. Observemos lo siguiente: La proposici´ on anterior afirma dos cosas 1. Para determinar si una proposici´ on es una tautolog´ ıa. bastar´ ıa comprobar los casos en que p ∧ q sea verdad. bastar´ ıa considerar. una forma alternativa de formular la proposici´ on dada es Una condici´ on necesaria y suficiente para que T sea rect´ angulo es que a2 + b2 = c2 Nota 1. Si T es rect´ angulo. por tanto si queremos ver si (p ∧ q ) −→ p es una tautolog´ ıa. Si a2 + b2 = c2 . u ´nicamente. y s´ olo si a2 + b2 = c2 puede expresarse simb´ olicamente como p ←→ q donde p es la proposici´ on “T es rect´ angulo” y q la proposici´ on “a2 + b2 = c2 ”. (p ∧ q ) −→ p es una tautolog´ ıa. Por ejemplo.12 El enunciado Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez Sean a. p V V F F q V F V F p∧q V F F F (p ∧ q ) −→ p V V V V Consideremos el problema de determinar si la proposici´ on (p∧q ) −→ p es una tautolog´ ıa. Una condici´ on necesaria para que T sea rect´ angulo es que a2 + b2 = c2 2. pueden determinarse a menudo. es suficiente con que consideremos dos l´ ıneas de su tabla de verdad. si queremos probar que una proposici´ on es una contingencia. en efecto.L´ ogica Matem´ atica Ejemplo 1. Ejemplo 1.13 Soluci´ on Construimos su tabla de verdad. entonces (p ∧ q ) −→ p es verdad. una que haga que la proposici´ on sea verdad y otra que la haga falsa. T es rect´ angulo si. Luego. aquellas l´ ıneas para las cuales la proposici´ on pueda ser falsa. consecuentemente una tabla de verdad abreviada para este ejercicio ser´ ıa: p V q V p∧q V 13 (p ∧ q ) −→ p V . Observemos ahora lo siguiente: Una proposici´ on condicional s´ olo puede ser falsa en caso de que siendo la hip´ otesis verdadera.5 Los valores de verdad de una proposici´ on compuesta. Una condici´ on suficiente para que T sea rect´ angulo es que a2 + b2 = c2 Consecuentemente. ya que si es falsa. entonces T es rect´ angulo o tambi´ en.

una de las dos q o r lo es. contingencias o contradic- (a) (p −→ q ) ∧ (q −→ p) (b) [p ∧ (q ∨ r)] −→ [(p ∧ q ) ∨ (p ∧ r)] (c) (p ∨ ¬q ) −→ q (d) p −→ (p ∨ q ) (e) (p ∧ q ) −→ p (f) [(p ∧ q ) ←→ p] −→ (p ←→ q ) (g) [(p −→ q ) ∨ (r −→ s)] −→ [(p ∨ r) −→ (q ∨ s)] Soluci´ on (a) (p −→ q ) ∧ (q −→ p) p V V F F Luego es una contingencia. La proposici´ on condicional s´ olo es falsa cuando siendo verdad la hip´ otesis. pero si p es verdad. (d) p −→ (p ∨ q ) Esta proposici´ on ser´ a falsa u ´nicamente cuando siendo verdad p. al menos. Establecer si las siguientes proposiciones son tautolog´ ıas.Universidad de C´ adiz Departamento de Matem´ aticas Ejemplo 1. entonces p V V V q V F V r F V V q∨r V V V p ∧ (q ∨ r) V V V p∧q V F V p∧r F V V (p ∧ q ) ∨ (p ∧ r) V V V −→ V V V q V F V F p −→ q V F V V q −→ p V V F V (p −→ q ) ∧ (q −→ p) V F F V Por tanto. Ahora bien. la hip´ otesis es verdad cuando lo sean. p y q ∨ r y ´ esta es verdad si. luego una tabla de verdad abreviada ser´ a 14 . la conclusi´ on es falsa. p ∨ q sea falsa. entonces p ∨ q es verdad independientemente del valor de verdad de q . (b) [p ∧ (q ∨ r)] −→ [(p ∧ q ) ∨ (p ∧ r)] Haremos una tabla de verdad abreviada. (c) (p ∨ ¬q ) −→ q p V V F F q V F V F ¬q F V F V p ∨ ¬q V V F V (p ∨ ¬q ) −→ q V F V F luego la proposici´ on es una contingencia. a un tiempo.14 ciones. la proposici´ on es una tautolog´ ıa.

p V q V p∧q V (p ∧ q ) −→ p V es decir. u ´nicamente. y se escribe P =⇒ Q.L´ ogica Matem´ atica p V y la proposici´ on es una tautolog´ ıa. cuando ambas. verdad mientras q y s han de ser. pero p ∧ q es verdad. Ahora bien.1 Implicaci´ on L´ ogica Se dice que la proposici´ on P implica l´ ogicamente la proposici´ on Q. 1. y ´ esta es falsa cuando ambas. la proposici´ on es una tautolog´ ıa. la proposici´ on condicional. pues. 1. u ´nicamente. (e) (p ∧ q ) −→ p p∨q V p −→ (p ∨ q ) V Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez Haremos una tabla de verdad abreviada. 15 . lo son. Haremos. y utilizando el mismo argumento. una tabla de verdad abreviada que recoja u ´nicamente estos casos. Obs´ ervese que esto es equivalente a decir que P =⇒ Q es falso si P es falso cuando Q es falso. la proposici´ on es una contingencia. es falsa cuando siendo p ∧ q verdad. (g) [(p −→ q ) ∨ (r −→ s)] −→ [(p ∨ r) −→ (q ∨ s)] La proposici´ on condicional u ´nicamente es falsa cuando siendo verdad la hip´ otesis es falsa la conclusi´ on. lo son. q y s. ya que si P es verdad siendo Q falso. luego. p ∨ r ha de ser verdad y q ∨ s falsa. (f) [(p ∧ q ) ←→ p] −→ (p ←→ q ) p V V F F q V F V F p∧q V F F F (p ∧ q ) ←→ p V F V V p ←→ q V F F V [(p ∧ q ) ←→ p] −→ (p ←→ q ) V V F V luego la proposici´ on es una contingencia.3.3 Implicaci´ on Estudiamos en este apartado la implicaci´ on l´ ogica entre dos proposiciones. al menos. falsas. si Q es verdad cuando P es verdad. no se cumplir´ ıa la definici´ on anterior. luego p y r han de ser una de las dos. Por el mismo argumento (p ∨ r) −→ (q ∨ s) es falsa cuando siendo p ∨ r verdad sea q ∨ s sea falsa. las dos. la conclusi´ on p es falsa. para que la conclusi´ on (p ∨ r) −→ (q ∨ s) sea falsa. p V V F q F F F r V F V s F F F (p −→ q ) ∨ (r −→ s) (F ) F (F ) (F ) V (V ) (V ) V (F ) (p ∨ r) −→ (q ∨ s) (V ) F (F ) (V ) F (F ) (V ) F (F ) −→ V F F y. p y q . consecuentemente.

1. En efecto. De todas formas. En efecto. Esta semejanza es intencionada y debido a la manera en que se usa el t´ ermino implica. Debido a este teorema.15 Dadas las proposiciones p y q . Q tambi´ en lo es y cuando Q es falso. Tambi´ en podemos decir que si ¬p es falso. por tanto. ¬p sea verdad. En este caso. El siguiente teorema justifica este proceder. por lo tanto. ¬p tambi´ en lo es. En efecto. Rec´ ıprocamente. de 1. de aqu´ ı que p sea falso y.2.6. Soluci´ on Lo que se pide es probar que ¬(p ∨ q ) =⇒ ¬p.7 Resolvemos ahora el ejemplo anterior viendo que ¬(p ∨ q ) −→ ¬p es una tautolog´ ıa. si P es verdad y P −→ Q es una tautolog´ ıa entonces Q ha de ser verdad. de que “Garc´ ıa Lorca fue un poeta” sea verdad no puede deducirse que Gauss fuera matem´ atico. P es falso. entonces p ∨ q es falso.6 Ahora podremos entender algo mejor lo que coment´ abamos en 1.Universidad de C´ adiz Departamento de Matem´ aticas Ejemplo 1. Entonces. la tabla de verdad de P −→ Q conteniendo u ´nicamente estas opciones es: P V F Q V F P −→ Q V V es decir. y s´ olo si la proposici´ on condicional P −→ Q es una tautolog´ ıa. luego p ∨ q es verdad (cualquiera que sea el valor de verdad de q ) y. entonces p es verdad. aunque lo fue y muy bueno. Nota 1. P −→ Q es una tautolog´ ıa.3. Su tabla de verdad es: 16 . de acuerdo con la definici´ on. En efecto. Demostraci´ on Veamos que P =⇒ Q s´ olo si P −→ Q es una tautolog´ ıa. es decir si cada vez que ¬(p ∨ q ) es verdad. Tambi´ en podr´ ıamos haber dicho que si Q es falso y P −→ Q es una tautolog´ ıa. en el lenguaje ordinario es natural leer p −→ q como “p implica q ”. si ¬(p ∨ q ) es verdad.2 Implicaci´ on L´ ogica y Proposici´ on Condicional La proposici´ on P implica l´ ogicamente la proposici´ on Q si. ellos utilizan la palabra implica como el nombre de un conectivo l´ ogico y como el nombre de una relaci´ on paralela entre proposiciones. veamos que P =⇒ Q si P −→ Q es una tautolog´ ıa. demostrar que la negaci´ on de p ´ o q implica l´ ogicamente la negaci´ on de p. cuando P es verdad. ¬(p ∨ q ) es falso. Nota 1. consecuentemente. los l´ ogicos prefieren adoptar el lenguaje com´ un como el lenguaje de la l´ ogica y leen p −→ q como “p implica q ”. es cierto que existe una semejanza entre el s´ ımbolo =⇒ para la implicaci´ on l´ ogica y el s´ ımbolo −→ para la proposici´ on condicional. entonces P ha de ser falso. supongamos que P implica l´ ogicamente Q.

se puede negar (“Tollens”) el antecedente. P =⇒ (P ∨ Q) Simplif icaci´ on. se puede af irmar (“Ponens”) el consecuente.16 Soluci´ on Verificar las leyes de los silogismos disyuntivos. (a) ¬P ∧ (P ∨ Q) =⇒ Q. Tambi´ en.L´ ogica Matem´ atica p V V F F q V F V F p∨q V V V F ¬ (p ∨ q ) F F F V ¬p F F V V Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez ¬ (p ∨ q ) −→ ¬p V V V V luego. (P −→ C ) =⇒ ¬P Ejemplo 1. [¬P ∧ (P ∨ Q)] =⇒ Q [P ∧ (¬P ∨ ¬Q] =⇒ ¬Q Ley del Dilema Constructivo. En efecto. si hacemos la tabla de verdad del condicional ¬P ∧ (P ∨ Q) −→ Q. 17 . (P ∧ Q) =⇒ P Ley del Modus Ponendo Ponens (Modus Ponens). ¬(p ∨ q ) −→ ¬p es. entonces ¬P es verdad y P ∨ Q es verdad. [(P −→ Q) ∧ (R −→ S ) ∧ (P ∨ R)] =⇒ (Q ∨ S ) Contradicci´ on. [(P −→ Q) ∧ P ] =⇒ Q Ley del Modus Tollendo Tollens (Modus Tollens). por lo tanto.3 Implicaciones L´ ogicas m´ as Comunes La tabla siguiente presenta algunas implicaciones l´ ogicas con los nombres que usualmente reciben. si ¬P ∧ (P ∨ Q) es verdad. Adici´ on. de aqu´ ı que P sea falso y P ∨ Q verdad. Dado un condicional y af irmando (“Ponendo”) el antecedente. una tautolog´ ıa. 1. Dado un condicional y negando (“Tollendo”) el consecuente. [(P −→ Q) ∧ (Q −→ R)] =⇒ (P −→ R) [(P ←→ Q) ∧ (Q ←→ R)] =⇒ (P ←→ R) Leyes de los silogismos disyuntivos. efectivamente. Q ha de ser verdad.3. [(P −→ Q) ∧ ¬Q] =⇒ ¬P Leyes de los Silogismos Hipot´ eticos.

Demostrar la implicaci´ on l´ ogica (P −→ Q) ∧ ¬Q =⇒ ¬P (Ley del Modus Tollendo 1. 18 . si (P −→ Q) ∧ ¬Q es verdad. (P −→ Q) ∧ ¬Q es falso. consecuentemente. Obs´ ervese tambi´ en que otra forma de demostrar lo mismo es probar que P es verdad partiendo de que Q lo es y probar que si Q es falso. por lo tanto. Obs´ ervese que de esta definici´ on se sigue que para probar que dos proposiciones son l´ ogicamente equivalentes hay que probar que si P es verdad.4 1. entonces P y ¬P ∨ ¬Q son verdad. entonces P −→ Q es verdad.Universidad de C´ adiz P V V F F Q V F V F P ∨Q V V V F ¬P F F V V ¬P ∧ (P ∨ Q) F F V F Departamento de Matem´ aticas ¬P ∧ (P ∨ Q) −→ Q V V V V observamos que es una tautolog´ ıa luego por el teorema 1. (b) [P ∧ (¬P ∨ ¬Q)] =⇒ ¬Q. Otra forma de hacerlo ser´ ıa razonar en la forma siguiente: si ¬P es falso. P ∧ (¬P ∨ ¬Q) =⇒ ¬Q Ejemplo 1. Tambi´ en. por lo tanto.4. luego P −→ Q es verdad y Q es falso de aqu´ ı que P tenga que ser falso y. Q tambi´ en ha de serlo y que si P es falso.2. ¬Q verdad y.2 ¬P ∧ (P ∨ Q) implica l´ ogicamente ¬Q. P V V F F Q V F V F ¬P F F V V ¬Q F V F V ¬P ∨ ¬Q F V V V P ∧ (¬P ∨ ¬Q) F V F F P ∧ (¬P ∨ ¬Q) −→ Q V V V V se observa que P ∧ (¬P ∨ ¬Q) −→ ¬Q es una tautolog´ ıa luego. entonces P −→ Q ha se ser verdad y ¬Q tambi´ en. entonces P es verdad y pueden ocurrir dos cosas. por lo tanto. (P −→ Q) ∧ ¬Q es falso. − si Q es falso.17 Tollens). ¬Q es verdad. − si Q es verdad.1 Equivalencia L´ ogica Proposiciones L´ ogicamente Equivalentes Las proposiciones compuestas P y Q son l´ ogicamente equivalentes y se escribe P ≡ Q ´ o P ⇐⇒ Q cuando ambas tienen los mismos valores de verdad. en ambos casos. entonces P tambi´ en lo es. (P −→ Q) ∧ ¬Q es falso. Q tiene que ser falso. haciendo una tabla de verdad igual que en el apartado anterior. entonces P −→ Q es falso. En efecto.3. En efecto. si P ∧ (¬P ∨ ¬Q) es verdad.3. luego ¬P es falso y ¬P ∨ ¬Q verdad. ¬P verdad. Soluci´ on Veamos que ¬P es verdad cuando (P −→ Q) ∧ ¬Q es verdad. Es decir. por 1. ¬Q falso y.

de aqu´ ı que ¬p y ¬q sean. consecuentemente. ¬p es verdad y ¬q es verdad. P es l´ ogicamente equivalente a Q. luego p es verdad y q es verdad. A De Morgan le encantaban los acertijos. De Morgan (Madras 1806-Londres 1871). luego ¬p ∧ ¬q es. aunque realiz´ o sus estudios en el Trinity College. falso. donde obtuvo el grado de cuarto wrangler. ¬p ∧ ¬q es verdad. muchos de los cuales aparecen coleccionados en su libro Budget of Paradoxes. Era ciego de un ojo. por lo tanto. as´ ı como un profesor y escritor excepcional.4. ambas. probemos que P ⇐⇒ Q si P ←→ Q es una tautolog´ ıa. De Morgan fue siempre un defensor de la tolerancia intelectual y religiosa. si ¬(p ∧ q ) es falso. que es una deliciosa s´ atira sobre los cuadradores del c´ ırculo publicada despu´ es de su muerte por su viuda. entonces p ∧ q es falso luego una de las dos proposiciones ha de ser falsa y su negaci´ on verdad. si ¬(p ∨ q ) es verdad. en la que su madre esperaba que se hiciese pastor.2 Equivalencia L´ ogica y Proposici´ on Bicondicional La proposici´ on P es l´ ogicamente equivalente a la proposici´ on Q si. 2 Augustus 19 . luego ¬p ∨ ¬q es verdad en cualquiera de los casos. a pesar de haber sido educado en la Iglesia de Inglaterra. entonces tienen los mismos valores de verdad. si la proposici´ on bicondicional P ←→ Q es siempre verdadera. A consecuencia de ello. y s´ olo si la proposici´ on bicondicional P ←→ Q es una tautolog´ ıa. Rec´ ıprocamente. De Morgan fue uno de los precursores de la l´ ogica matem´ atica y en 1847 public´ o L´ ogica formal o el c´ alculo de inferencia. P y Q son. En efecto. Consecuentemente. falsas y. falsas y. de nacimiento. lo cual puede explicar algunas de sus inofensivas excentricidades. Por otra parte.L´ ogica Matem´ atica Ejemplo 1. por tanto. falsas o verdaderas. excepto durante breves per´ ıodos a consecuencias de sucesivas dimisiones provocadas por casos de reducci´ on de la libertad acad´ emica. si P ⇐⇒ Q. Efectivamente. verdaderos o falsos. en la reci´ en creada Universidad de Londres. de aqu´ ı que el valor de verdad de P ←→ Q sea siempre verdadero. m´ as tarde University College de la misma universidad. 2 Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez (a) ¬(p ∨ q ) ⇐⇒ ¬p ∧ ¬q (b) ¬(p ∧ q ) ⇐⇒ ¬p ∨ ¬q Soluci´ on (a) ¬(p ∨ q ) ⇐⇒ ¬p ∨ ¬q . ¬p ∨ ¬q sea falso. rompecabezas y problemas ingeniosos. donde ense˜ no de manera continua. donde su padre trabajaba en la East India Company.18 Demostrar las Leyes de De Morgan. entonces de acuerdo con su definici´ on. en cualquier caso. si ¬(p ∧ q ) es verdad. Demostraci´ on Veamos que P ⇐⇒ Q s´ olo si P ←→ Q es una tautolog´ ıa. ambas. ambos. entonces p ∨ q es verdad luego una de las dos proposiciones ha de ser verdad y su negaci´ on falsa. es decir P y Q son. De Morgan se vio nombrado profesor de matem´ aticas. es decir es una tautolog´ ıa. Al negarse a pasar el indispensable examen religioso no consigui´ o plaza en Cambridge ni en Oxford. si ¬(p ∨ q ) es falso. entonces p ∧ q es verdad. es decir tienen los mismos valores de verdad y. 1. tales como su odio a la vida rural. (b) ¬(p ∧ q ) ⇐⇒ ¬p ∨ ¬q En efecto. Naci´ o en la India. a la temprana edad de 22 a˜ nos. Por otra parte. entonces p ∨ q es falso luego p y q son. ambas. En efecto. su negativa a votar en las elecciones y su renuncia a solicitar el ingreso en la Royal Society.

En efecto.8 En el ejemplo anterior vimos que ¬(p ∧ q ) ⇐⇒ ¬p ∨ ¬q . luego este teorema afirma que la proposici´ on bicondicional ¬(p ∧ q ) ←→ ¬p ∨ ¬q es una tautolog´ ıa. Veamos que es cierto. p V V F F q V F V F p∧q V F F F ¬p F F V V ¬q F V F V ¬ (p ∧ q ) F V V V 20 ¬p ∨ ¬q F V V V ¬ (p ∧ q ) ←→ (¬p ∨ ¬q ) V V V V .Universidad de C´ adiz Departamento de Matem´ aticas Nota 1.

3 Equivalencias L´ ogicas m´ as Comunes Al igual que en la implicaci´ on l´ ogica. . (P ∧ Q) ⇐⇒ (Q ∧ P ) (P ∨ Q) ⇐⇒ (Q ∨ P ) Asociatividad de la conjunci´ on y la disyunci´ on. P ∧ T ⇐⇒ P P ∨ C ⇐⇒ P Doble negaci´ on. P ∨ T ⇐⇒ T P ∧ C ⇐⇒ C Leyes de identidad. veamos una tabla con las equivalencias l´ ogicas m´ as u ´tiles junto con los nombres que reciben. (P −→ Q) ⇐⇒ (¬Q −→ ¬P ) Reducci´ on al absurdo. (P ∧ P ) ⇐⇒ P (P ∨ P ) ⇐⇒ P Conmutatividad de la conjunci´ on y la disyunci´ on.L´ ogica Matem´ atica Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez 1. (P −→ Q) ⇐⇒ (¬P ∨ Q) Exportaci´ on. [P −→ (Q −→ R)] ⇐⇒ [(P ∧ Q) −→ R] Contrarrec´ ıproca. [(P ∧ Q) ∧ R] ⇐⇒ [P ∧ (Q ∧ R)] [(P ∨ Q) ∨ R] ⇐⇒ [P ∨ (Q ∨ R)] Distributividad de ∧ respecto de ∨ y de ∨ respecto de ∧. ¬(P ∨ Q) ⇐⇒ (¬P ∧ ¬Q) ¬(P ∧ Q) ⇐⇒ (¬P ∨ ¬Q) Leyes de dominaci´ on.4. Idempotencia de la conjunci´ on y la disyunci´ on. (P −→ Q) ⇐⇒ [(P ∧ ¬Q) −→ C ] Ejemplo 1. ¬¬P ⇐⇒ P Implicaci´ on. Soluci´ on 21 . [P ∧ (Q ∨ R)] ⇐⇒ [(P ∧ Q) ∨ (P ∧ R)] [P ∨ (Q ∧ R)] ⇐⇒ [(P ∨ Q) ∧ (P ∨ R)] Leyes de De Morgan.19 Probar que la proposici´ on condicional P −→ Q es l´ ogicamente equivalente a su contrarrec´ ıproca ¬Q −→ ¬P .

luego ¬Q es verdad y ¬P es falso y.20 Soluci´ on Lo demostraremos partiendo de la segunda proposici´ on. entonces P ∧ ¬Q ha de ser verdad (C siempre es falso) luego P es verdad y ¬Q tambi´ en. consecuentemente. ¬Q −→ ¬P es falso. Ejemplo 1. por lo tanto. (P −→ Q) ⇐⇒ [(P ∧ ¬Q) −→ C ] Ejemplo 1. ambas. si P −→ Q es falso. (P −→ Q) ←→ [(P ∧ ¬Q) −→ C ]. entonces P puede ser verdad o falso. falsas de aqu´ ı que Q sea verdad y P −→ Q tambi´ en. es una tautolog´ ıa. Ahora lo haremos comprobando.21 Demostrar que ¬(p ∧ q ) ⇐⇒ (p ∧ ¬q ) ∨ (¬p ∧ q ) ∨ (¬p ∧ ¬q ). mediante su tabla de verdad. cualquiera que sea el valor de verdad de Q. si (P ∧ ¬Q) −→ C es falso. el bicondicional (P −→ Q) ←→ (¬Q −→ ¬P ) es una tautolog´ ıa y por 1. ambas. el razonamiento es m´ as sencillo y r´ apido. q ha de ser verdad. ¬Q −→ ¬P es verdad. 22 .4. entonces P es verdad y Q es falso.2. si P −→ Q es verdad.4. P V V F F Q V F V F P −→ Q V F V V ¬Q F V F V P ∧ ¬Q F V F F C F F F F (P ∧ ¬Q) −→ C V F V V (P −→ Q) ←→ [(P ∧ ¬Q) −→ C ] V V V V Probar la equivalencia l´ ogica conocida como reducci´ on al absurdo. Por otra parte. falsas y. Por lo tanto. entonces P ∧ ¬Q ha de ser falso luego P y ¬Q son. Por otra parte. Tambi´ en podemos hacerlo escribiendo su tabla de verdad.2 es una equivalencia l´ ogica. Por tanto. entonces ¬P es verdad y ¬Q −→ ¬P es verdad. − si P es verdad. que la proposici´ on bicondicional correspondiente. En efecto. de aqu´ ı que Q sea falso y P −→ Q sea falso. P V V F F Q V F V F P −→ Q V F V V ¬Q F V F V ¬P F F V V ¬Q −→ ¬P V F V V (P −→ Q) ←→ (¬Q −→ ¬P ) V V V V Entonces. En efecto. − si P es falso. si (P ∧ ¬Q) −→ C es verdad. y seg´ un 1. ¬Q −→ ¬P es verdad. Pues bien. luego ¬P y ¬Q son. en cualquier caso.Universidad de C´ adiz Departamento de Matem´ aticas Veamos que ambos condicionales tienen los mismos valores de verdad. En efecto.

L´ ogica Matem´ atica Soluci´ on En efecto. (a) [(p ∧ q ) −→ p] ⇐⇒ T (b) ¬(¬(p ∨ q ) −→ ¬p) ⇐⇒ C (c) [(q −→ p) ∧ (¬p −→ q ) ∧ (q −→ q )] ⇐⇒ p (d) [(p −→ ¬p) ∧ (¬p −→ p)] ⇐⇒ C siendo C una contradicci´ on y T una tautolog´ ıa. Soluci´ on (a) [(p ∧ q ) −→ p] ⇐⇒ T [(p ∧ q ) −→ p] ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ (b) ¬(¬(p ∨ q ) −→ ¬p) ⇐⇒ C ¬(¬(p ∨ q ) −→ ¬p) ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ¬(¬¬ (p ∨ q ) ∨ ¬p) {Implicaci´ on} ¬((p ∨ q ) ∨ ¬p) ¬(p ∨ q ) ∧ ¬¬p (¬p ∧ ¬q ) ∧ p (¬q ∧ ¬p) ∧ p ¬q ∧ (¬p ∧ p) ¬q ∧ C C 23 {Doble negaci´ on} {De Morgan} {Doble Negaci´ on y De Morgan} {Conmutatividad de ∧} {Asociatividad de ∧} {Leyes de dominaci´ on} ¬(p ∧ q ) ∨ p (¬p ∨ ¬q ) ∨ p {Implicaci´ on} {De Morgan} p ∨ (¬p ∨ ¬q ) {Conmutatividad de ∨} (p ∨ ¬p) ∨ ¬q T ∨ ¬q T {Asociatividad de ∨} {Leyes de dominaci´ on} .22 Establecer las siguientes equivalencias simplificando las proposiciones del lado izquierdo. ¬(p ∧ q ) ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ¬p ∨ ¬q (¬p ∧ T ) ∨ (¬q ∧ T ) (¬p ∧ (q ∨ ¬q )) ∨ (¬q ∧ (p ∨ ¬p)) Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez {De Morgan} {Identidad} {Tautolog´ ıa} (¬p ∧ q ) ∨ (¬p ∧ ¬q ) ∨ (¬q ∧ p) ∨ (¬q ∧ ¬p) {Distributividad} (p ∧ ¬q ) ∨ (¬p ∧ q ) ∨ (¬p ∧ ¬q ) ∨ (¬p ∧ ¬q ) {Commutatividad} (p ∧ ¬q ) ∨ (¬p ∧ q ) ∨ (¬p ∧ ¬q ) {Idempotencia} Ejemplo 1.

p V V V V F F F F q V V F F V V F F r V F V F V F V F q∧r V F F F V F F F p ∨ (q ∧ r) V V V V V F F F p∨q V V V V V V F F p∨r V V V V V F V F (p ∨ q ) ∧ (p ∨ r) V V V V V F F F ←→ V V V V V V V V Por tanto.Universidad de C´ adiz (c) [(q −→ p) ∧ (¬p −→ q ) ∧ (q −→ q )] ⇐⇒ p [(q −→ p) ∧ (¬p −→ q ) ∧ (q −→ q )] ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ (d) [(p −→ ¬p) ∧ (¬p −→ p)] ⇐⇒ C [(p −→ ¬p) ∧ (¬p −→ p)] ⇐⇒ ⇐⇒ ⇐⇒ Departamento de Matem´ aticas (¬q ∨ p) ∧ (¬¬p ∨ q ) ∧ (¬q ∨ q ) {Implicaci´ on} (¬q ∨ p) ∧ (p ∨ q ) ∧ T (p ∨ ¬q ) ∧ (p ∨ q ) p ∨ (¬q ∧ q ) p∨C p {Tautolog´ ıa} {Conmutatividad} {Distributividad} {Identidad} (¬p ∨ ¬p) ∧ (¬¬p ∨ p) {Implicaci´ on} ¬p ∧ p C {Idempotencia y doble negaci´ on} {Contradicci´ on} Ejemplo 1. En efecto.23 Si y ◦ son dos operadores l´ ogicos. usando tablas de verdad. cada uno. para lo cual veremos que la proposici´ on bicondicional correspondiente es una tautolog´ ıa. p ∨ (q ∧ r) ⇐⇒ (p ∨ q ) ∧ (p ∨ r) 24 . para lo cual veremos que la proposici´ on bicondicional correspondiente es una tautolog´ ıa. En efecto. que ∧ y ∨ son. Soluci´ on (a) Probaremos que p ∧ (q ∨ r) ⇐⇒ (p ∧ q ) ∨ (p ∧ r). p V V V V F F F F q V V F F V V F F r V F V F V F V F q∨r V V V F V V V F p ∧ (q ∨ r) V V V F F F F F p∧q V V F F F F F F p∧r V F V F F F F F (p ∧ q ) ∨ (p ∧ r) V V V F F F F F ←→ V V V V V V V V Por tanto. Probar. p ∨ (q ∧ r) ⇐⇒ (p ∨ q ) ∧ (p ∨ r) (b) Probaremos ahora que p ∨ (q ∧ r) ⇐⇒ (p ∨ q ) ∧ (p ∨ r). se dice que es distributivo respecto de ◦ si las proposiciones p (q ◦ r) y (p q ) ◦ (p r) son l´ ogicamente equivalentes. distributivos respecto del otro y que −→ es distributivo sobre s´ ı mismo.

p −→ (q −→ r) ⇐⇒ (p −→ q ) −→ (p −→ r). En efecto. finalmente.L´ ogica Matem´ atica Francisco Jos´ e Gonz´ alez Guti´ errez (c) Probaremos. para lo cual veremos que la proposici´ on bicondicional correspondiente es una tautolog´ ıa. p V V V V F F F F q V V F F V V F F r V F V F V F V F q −→ r V F V V V F V V p −→ (q −→ r) V F V V V V V V p −→ q V V F F V V V V p −→ r V F V F V V V V (p −→ q ) −→ (p −→ r) V F V V V V V V ←→ V V V V V V V V Por tanto. p −→ (q −→ r) ⇐⇒ (p −→ q ) −→ (p −→ r) 25 .

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->