P. 1
Guia Evaluacion Pol Publ IDR

Guia Evaluacion Pol Publ IDR

|Views: 20|Likes:
Published by Glauka

More info:

Published by: Glauka on May 21, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/22/2014

pdf

text

original

2

Guía para la evaluación de políticas públicas

La Evaluación de Políticas Públicas es un
área de investigación aplicada cuya finali-
dad es valorar la utilidad y bondad de la
intervención pública mediante la aplica-
ción de un conjunto de técnicas que se
emplean en otros campos de las ciencias
sociales.
El desarrollo de esta disciplina está
motivado por la constante preocupación
por determinar cuál debe ser el papel del
sector público en la sociedad. La generali-
zación del Estado del Bienestar, con la
consiguiente aparición de fuertes déficits
públicos por el incremento del gasto, ha
intensificado el debate sobre el empleo
de los recursos públicos y sus resultados.
Sin embargo, el estudio de esta cuestión
no es novedoso. Se ha abordado desde
diferentes perspectivas y con la aplica-
ción de distintas metodologías. Pero es
aproximadamente en los años 30 en Esta-
dos Unidos cuando empieza a acuñarse el
término de evaluación de políticas públi-
cas en el marco de la Ciencia Política, y
concretamente en el campo del Análisis de
Políticas Públicas como marco teórico de
referencia.
El análisis de políticas públicas se ha
centrado en el estudio de las fases de
formación de las políticas y programas,
teniendo como objetivo producir informa-
ción útil para la toma de decisiones. Entre
las posiciones de los analistas de políticas,
cabe destacar las de Laswell (1962) y Dye
(1995) que consideran que el diseño de
políticas se realiza en etapas identifica-
bles que pueden examinarse aisladamente.

Éstas serían:

H

detección de los problemas y necesi-
dades;

H

elaboración del diagnóstico: concep-
tualización y definición de los proble-
mas y necesidades,

H

inclusión de los mismos en la agenda
de la Administración,

H

diseño de un plan de acción, lo que
supone establecer quién y cómo se
hace la política o programa. Esto es,
formulación de los objetivos de la
intervención pública, elección de los
instrumentos y definición de las
acciones,

H

ejecución o puesta en práctica; y, por
último,

H

la evaluación de la política o programa
aplicado que incluye su seguimiento y
control.
En este proceso planificador la evalua-
ción se considera la última etapa. Su obje-
tivo se centra en valorar los resultados de
la política y, a su vez, servir de base para
la planificación de la intervención pública
a lo largo del tiempo, formando parte de
un proceso de retroalimentación, explo-
tando sus conclusiones y recomendacio-
nes. La concepción del análisis de políticas
públicas incorpora tanto la pretensión de
conocer los efectos de las políticas ejecu-
tadas como el intento de racionalizar la
toma de decisiones políticas, aprovechan-
do las lecciones de la experiencia.

Esta búsqueda de racionalidad en las
decisiones y actuaciones públicas se ha
manifestado de diferentes formas:

H

Mediante la elaboración de planes y
programas concretos de actuación.

H

A través de la adopción de sistemas
de presupuestación acordes con la
planificación (PPBS, PEC, RCB, entre
otros)1y fundamentados en una lógi-
ca técnico-económica de carácter
mecanicista.
Estos procedimientos dan por supuesto
que la decisión de intervenir se toma por
un actor único y libre y que los objetivos
se definen de forma explícita y concreta.
Pero lo cierto es que la realidad es distin-
ta. Los objetivos de la política son en la
mayoría de los casos declaraciones de
intenciones y, por otra parte, las políticas
están sujetas a continuas revisiones. Adi-
cionalmente, quienes toman las decisiones
no siempre buscan la racionalidad técnico-
económica sino soluciones socialmente
aceptables o políticamente convenientes a
los problemas. En definitiva, los intentos
de buscar la racionalidad a un programa o
política olvidan en algunas ocasiones que
las decisiones públicas son negociaciones
políticas y el resultado de la mediación de
diferentes grupos de interés.
Esta controversia propicia un replantea-
miento sobre cuál debería ser el eje cen-
tral de la evaluación dando prioridad a

aspectos tales como:

H

la gestión eficaz de los recursos,

H

la difusión de una cultura de respon-
sabilidad entre los gestores de los
programas,

H

la consideración del receptor de la
política como usuario,

H

la preocupación por conocer el impac-
to de la política, y

H

la necesidad de incorporar las per-
cepciones de los participantes en los
programas.
Así, frente a la concepción tradicional de
la evaluación como última etapa del proce-
so de planificación, optamos por una visión
integral donde la evaluación se realiza en
todas las etapas del diseño de programas,
analizando la pertinencia y coherencia de
los problemas, objetivos e instrumentos
planteados, el proceso de aplicación del
programa y sus resultados.

3

La evaluación de políticas públicas

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->