You are on page 1of 2

Educar un Beagle marzo 22nd, 2010 by y para todos Claves imprescindibles para saber como educar un Beagle Los

Secretos sobre como educar un Beagle Comenzaré dando algunas de las caracteristicas principales del comportamiento de un Beagle. El Beagle El beagle es una de las razas favoritas de mucha gente , pero en especial de los niños. Las razones de ésto posiblemente están más relacionadas con el tamaño, la alegría, la simpatía y el colorido de los Beagles que con su comportamiento. Los Beagles generalmente son excelentes compañeros de juegos para los chicos ya que son super activos y les encanta jugar.Por lo que un departamento pequeño no sería el lugar ideal para vivir con un Beagle.Necesitan hacer mucha actividad física diriamente, correr, jugar y caminar.Les hace muy bién que su propietario los lleve a dar una caminata por la mañana y otra por la tarde de 20 minutos mínimo todos los días. Esto no solamente les brinda la oportunidad de realizar actividad física sino que además va estableciendo una relación saludable con el dueño; ya que el Beagle tiene una alta tendencia a querer dominar a sus propietarios, y si se les permite será un serio problema convivir con él. Otra característica muy importante de los Beagles es que no son muy obedientes y tienen una muy baja respuesta al entrenemiento de obediencia, aunque las hembras suelen ser algo mejor que los machos en éste sentido. Tinen muy baja actitud para la guardia, por lo que no es recomendable como perro guardián, ya que incluso son muy sociables con los extraños. También se caracterizan por ser una raza de perros muy ladradores, les gusta ladrar y tienen un vozarrón bastante ruidoso que suele tornarse algo molesto. Finalmente te digo que cualquier persona que quiera tener un Beagle debera prepararse con tiempo y paciencia para educarlo bién si quiere disfrutar de ésta simpática raza, bueno para eso he escrito éste artículo; para ayudarte a que sepas como educar un Beagle correctamente y con tecnicas simples y muy efectivas. Entendiendo como educar un Beagle Sé un líder, y tu Beagle te seguirá y será un perro obediente y feliz. ¿ Pero qué significa? En pocas palabras, si eres el líder de tu Beagle podrás enseñarle lo que quieras y él te seguirá hasta los confines de la tierra. Algunos ajustes básicos y fáciles en la rutina de entrenamiento del Beagle pueden resultar en grandes cambios en su comportamiento. La simple verdad es … el comportamiento del Beagle es el resultado de la conducta de su dueño. Es decir, tu perro reacciona a tu forma de actuar y proceder con él. Si te tomas el tiempo para educar un Beagle, y eres consistente en premiar y gratificar su esfuerzo; trabajará duro para complacerte. Una clave: Para educar un Beagle debes usar métodos de entrenamiento positivos . Este artículo introduce algunos conceptos básicos para comenzar a conseguir el respeto de tu perro. Los perros son animales de carga, y necesitan un líder que les diga qué hacer y cómo comportarse. Si no asumes el papel de líder, tu Beagle, no importa cuán dulce y amoroso sea ; él asumirá el papel de líder, no sólo de otros perros, sino de tí, tu esposa, tus hijos, los gatos, y cualquier otra cosa que se mueve y respira en la casa. Esta no es la situación ideal, como se puede ver en el ejemplo siguiente. Los Gomez son una familia que tienen un Beagle. La familia está formada por papá, mamá y dos hijos. El padre de familia no quería ejercer el papel de líder , pero tampoco ninguno de los integrantes quería serlo o estaba capacitado para serlo, ya que educar un Beagle y hacerle cumplir las normas es un trabajo de 24 horas y exige esfuerzo. Bruno, un hermoso Beagle macho de 2 años de edad, había enseñado con éxito a la familia a permanecer lejos de su comida y juguetes, gruñendo y amenazando cuando se acercaban demasiado, a no molestarlo si se le ocurría acostarse a dormir en las zonas principales de tráfico

pero ellos no estaban en condiciones de saber como educar un Beagle. como el centro de la cocina o los pasillos.de la casa. y él decidía quién podía entrar en la casa y quién no. ni siquiera se imaginaban que ésto era necesario. podían correr. Los niños se convirtieron en sus compañeros de travesuras . saltar y jugar con Bruno todo el día. algunos muebles ya eran suyos y sólo suyos. .