You are on page 1of 1

ÉTICA NICOMAQUEA

Toda la actividad de la humanidad tiene un objetivo, alcanzar el bien; pero lo importante es determinar cuál es ese bien que debemos alcanzar. La política (ciencia suprema) es la reguladora de todas las ciencias necesarias en la ciudad y la encargada de determinar que ciencia y en qué medida pertenece al individuo; regula también que es lo que debemos de hacer y que no, por ende, su fin es alcanzar el bien de la ciudad, lo que es más perfecto que alcanzar el bien de una persona. Aristóteles parte de la teoría platónica de que todo tiende hacia un bien universal. Existen diversos bienes subordinados al bien supremo (derivado de la ciencia suprema), que surgen como causas de éste. Éste bien es la felicidad. Platón distingue tres modos de vida: la primera es la tirada a los placeres, la segunda a la política y la tercera a la vida contemplativa. Ésta última es la más perfecta de todas. La primera de estas vidas es la más imperfecta, ya que vivir conforme a los placeres del cuerpo es un tanto vivir como las bestias. La segunda vida, dedicada a la política parece ser correcta, pero incompleta ya que la felicidad y los actos que de ella se siguen dependen completamente de la polis griega.