You are on page 1of 32

MANUAL PARA AFORO Y

DESINFECCIÓN DEL AGUA

Herramientas conceptuales para


la capacitación de operadores
de sistemas de agua potable

Ing Carlos Falconí G.

QUITO – ECUADOR

ABRIL 2009
INDICE

INDICE .......................................................................................................................................................1
INDICE DE ILUSTRACIONES ...............................................................................................................3
PREFACIO .................................................................................................................................................4
ACERCA DEL AUTOR ............................................................................................................................5
MANUAL PARA AFORO Y DESINFECCIÓN DEL AGUA POTABLE ...........................................6
1. AFORO DEL CAUDAL DE AGUAS............................................................................................6
1.1 Existencia de estructuras para la medida del caudal ...........................................................6
1.2 Tipo de vertedero recomendado y fórmulas de cálculo........................................................6
1.3 Ubicación e instalación del vertedero para el aforo ............................................................6
1.4 Toma de la medida de la carga de agua...............................................................................6
1.5 Determinación del caudal de aguas en la planta .................................................................7
2. INEXISTENCIA DE ESTRUCTURAS PARA LA MEDIDA DEL CAUDAL.............................7
2.1 Métodos de aforo posibles ....................................................................................................7
2.1.1 El aforo volumétrico.............................................................................................................7
2.1.2 El aforo área – velocidad .....................................................................................................8
2.1.3 El aforo químico ...................................................................................................................8
3. EL AFORO DEL CAUDAL EN POZOS .......................................................................................8
4. LA DESINFECCIÓN DEL AGUA CON CLORO.........................................................................9
4.1 Productos químicos más utilizados ......................................................................................9
4.2 Verificación del porcentaje de cloro activo en los productos ..............................................9
4.3 Modalidades de cloración ....................................................................................................9
4.4 Cálculo de la cantidad de producto a utilizar en la desinfección.......................................10
4.4.1 Corrección del volumen de solución por la inestabilidad del producto .............................10
4.4.2 Instalación de los equipos de electrolisis de sal común .....................................................11
4.4.3 Limpieza y mantenimiento del electrodo ............................................................................11
4.5 Calibración del caudal a aplicar de la solución clorada ...................................................11
4.6 El aforo químico .................................................................................................................12
5 ANEXO A: CARACTERÍSTICAS DE LOS VERTEDEROS TRIANGULARES......................13
5.1 Sensibilidad de medida de los vertederos triangulares ......................................................13
5.2 Desarrollo de tablas de valores para ángulos variables....................................................13
6 ANEXO B: AFOROS VOLUMÉTRICOS...................................................................................16
6.1 El aforo en tanques rompe – presión y de reserva .............................................................16
6.2 El aforo en estaciones de bombeo con tanques de reserva.................................................16
7 ANEXO C AFOROS AREA - VELOCIDAD ..............................................................................18
7.1 El aforo con principios de cinemática................................................................................18
7.2 El aforo mediante la altura de chorro vertical de agua de una tubería .............................19
8 ANEXO D DESINFECCIÓN DEL AGUA..................................................................................21
8.1 Cuantificación del porcentaje de cloro activo....................................................................21
8.1.1 Proceso Iodométrico...........................................................................................................21
8.1.1.1 Equipo............................................................................................................................21
8.1.1.2 Procedimiento................................................................................................................21
8.1.1.3 Cálculo de la concentración de cloro disponible: .........................................................21
8.1.2 Proceso de dilución ............................................................................................................21
8.1.2.1 Equipo............................................................................................................................21
8.1.2.2 Procedimiento................................................................................................................21
8.1.2.3 Cálculo de la concentración de cloro disponible: .........................................................22
8.2 Ventajas de la cloración a punto de quiebre ......................................................................22
8.3 Tablas de valores, cantidades diarias de reactivo a consumir...........................................23
8.3.1 Hipoclorito de calcio ..........................................................................................................23
8.4 Hipoclorito de sodio ...........................................................................................................25
8.5 Calibración del caudal a aplicar de la solución clorada ...................................................27
8.6 Utilización de bombas dosificadoras automáticas .............................................................27
8.7 Leyes de la electrolisis........................................................................................................28
9 AFORO QUÍMICO......................................................................................................................29
10 HERRAMIENTAS DE EXCEL PROVISTAS CON ESTE MANUAL.......................................32

2
11 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS .........................................................................................32

INDICE DE ILUSTRACIONES

1 EXPRESIONES DE CÁLCULO Y ESQUEMA DE UN VERTEDERO TRIANGULAR DE CRESTA DELGADA ................6


2 UBICACIÓN DEL SITIO DE MEDIDA DE LA CARGA DE AGUA, Y, DEL PUNTO DE APLICACIÓN DE LA SOLUCIÓN
CLORADA .............................................................................................................................................7
3 CLORACIÓN A PUNTO DE QUIEBRE ............................................................................................................10
4 TABLA DE VALORES PARA AFORAR CAUDALES CON UN VERTEDERO TRIANGULAR DE 22.5º .....................13
5 TABLA DE VALORES PARA AFORAR CAUDALES CON UN VERTEDERO TRIANGULAR DE 30º ........................14
6 TABLA DE VALORES PARA AFORAR CAUDALES CON UN VERTEDERO TRIANGULAR DE 45º ........................14
7 TABLA DE VALORES PARA AFORAR CAUDALES CON UN VERTEDERO TRIANGULAR DE 60º ........................14
8 TABLA DE VALORES PARA AFORAR CAUDALES CON UN VERTEDERO TRIANGULAR DE 90º ........................15
9 TABLA DE VALORES PARA AFORAR CAUDALES CON UN VERTEDERO TRIANGULAR DE 120º ......................15
10 TABLA DE VALORES PARA AFORAR EN TANQUES ROMPE - PRESIÓN ........................................................16
11 AFORO VOLUMÉTRICO EN UN TANQUE ROMPE - PRESIÓN. DETALLE DE LA MANGUERA DE GAS
EMPOTRADA EN UNA BOLA DE GOMA, PARA PERMITIR EL INGRESO DE AIRE. LA MEDICIÓN DEL
ASCENSO DEL NIVEL DE AGUA DEBE SER SIMULTÁNEA. SE REQUIERE LA INTERVENCIÓN DE 2 O 3
PERSONAS. .........................................................................................................................................16
12 DIAGRAMA EXPLICATIVO DE LAS MEDICIONES PARA EL AFORO CON PRINCIPIOS DE CINEMÁTICA ..........18
13 TABLA DE VALORES PARA EL AFORO DEL CAUDAL EN UNA TUBERÍA DE DIÁMETRO 3/4"........................19
14 ESQUEMA EXPLICATIVO Y FÓRMULAS DE CÁLCULO PARA EL AFORO MIDIENDO LA ALTURA DEL CHORRO
VERTICAL DE AGUA CON ALTURA PEQUEÑA .......................................................................................19
15 ESQUEMA EXPLICATIVO Y FÓRMULAS DE CÁLCULO PARA EL AFORO MIDIENDO LA ALTURA DEL CHORRO
VERTICAL DE AGUA CON ALTURA GRANDE ........................................................................................20
16 COMPARADORES DE CLORO CON BASE A ORTOTOLIDINA Y DIETIL - PARA - FENILENDIAMINA (DPD).....22
17 DETALLE EXPLICATIVO DE LA CURVA DE CLORACIÓN A PUNTO DE QUIEBRE ..........................................22
18 TABLA DE VALORES CON LAS CANTIDADES DIARIAS DE HIPOCLORITO DE CALCIO, EN FUNCIÓN DEL
CAUDAL AFORADO (CONCENTRACIÓN DE CLORO RESIDUAL 1.0 MG/L)...............................................23
19 TABLA DE VALORES CON LAS CANTIDADES DIARIAS DE HIPOCLORITO DE CALCIO, EN FUNCIÓN DEL
CAUDAL AFORADO (CONCENTRACIÓN DE CLORO RESIDUAL 1.5 MG/L)...............................................24
20 TABLA DE VALORES CON LAS CANTIDADES DIARIAS DE HIPOCLORITO DE CALCIO, EN FUNCIÓN DEL
CAUDAL AFORADO (CONCENTRACIÓN DE CLORO RESIDUAL 2.0 MG/L)...............................................24
21 VOLÚMENES DIARIOS (EN LITROS) DE SOLUCIÓN DE HIPOCLORITO DE SODIO OBTENIDA DE UN EQUIPO
CLORID L-30, A MEZCLAR EN EL TANQUE HIPOCLORADOR (CONCENTRACIÓN DE CLORO RESIDUAL
1.0 MG/L) ...........................................................................................................................................25
22 VOLÚMENES DIARIOS (EN LITROS) DE SOLUCIÓN DE HIPOCLORITO DE SODIO OBTENIDA DE UN EQUIPO
CLORID L-30, A MEZCLAR EN EL TANQUE HIPOCLORADOR (CONCENTRACIÓN DE CLORO RESIDUAL
1.5 MG/L) ...........................................................................................................................................26
23 VOLÚMENES DIARIOS (EN LITROS) DE SOLUCIÓN DE HIPOCLORITO DE SODIO OBTENIDA DE UN EQUIPO
CLORID L-30, A MEZCLAR EN EL TANQUE HIPOCLORADOR (CONCENTRACIÓN DE CLORO RESIDUAL
2.0 MG/L) ...........................................................................................................................................26
24 EQUILIBRIO QUÍMICO ENTRE CONCENTRACIONES DE CLORO Y CAUDALES A TRATAR Y A DOSIFICAR .....30
25 TABLA DE VALORES PARA EL AFORO VOLUMÉTRICO EN EL VOLUMEN DE CONTROL ...............................31
26 TABLA DE VALORES PARA REALIZAR EL AFORO QUÍMICO .......................................................................31
27 KIT PARA COMPROBACIÓN DE CLORO (ORTOTOLIDINA) Y CONTROL DE PH (ROJO FENOL); RECIPIENTE
VOLUMÉTRICO DE 50 MILILITROS (CALIBRACIÓN DEL CAUDAL DE LA SOLUCIÓN CLORADA); BALANZA
MANUAL GRADUADA (APRECIACIÓN 25 GRAMOS) .............................................................................31

3
PREFACIO

Este manual nació como resultado de algunas experiencias del autor, vinculadas a la
evaluación de plantas de agua potable que ha complementado consultorías relacionadas
con tarifas, catastro del servicio, capacitación de operadores de sistemas municipales,
unidades militares y juntas administradoras del servicio (JAAPS), o, con el
acompañamiento de la puesta en marcha de unidades administradoras de los sistemas
como, por ejemplo, las empresas municipales de servicios básicos.

En esos procesos, uno de los aspectos más deficitarios es precisamente la desinfección


del agua potable. Con demasiada frecuencia, la causa es que los operadores no han sido
capacitados para efectuar mediciones del caudal de ingreso a la planta o potabilizado
por ésta; incluso, los supervisores de los operadores, en ocasiones profesionales de la
ingeniería civil, no conocen los caudales que tratan los sistemas de potabilización de
cuya operación son corresponsables.

Los ingenieros civiles (hidráulicos y sanitarios) pueden argumentar que, en vista del
grado de escolaridad más bien bajo de los operadores, no es posible enseñar sino recetas
como la cantidad de cloro a mezclar cada día en un tanque dosificador de un cierto
volumen. Esta práctica se ha establecido incluso mediando la aplicación de
proporciones equivocadas de reactivos (que pueden ser generados en el sitio) por
desconocimiento o equivocación al asignarles un porcentaje de pureza que no
corresponde. Cuando se hace una evaluación de los sistemas, los ingenieros extraen la
conclusión, también equivocada, de que los operadores no aplican los lineamientos o la
“receta” facilitada para el tema de la cloración del agua potable. Se hace “cabeza de
turco” de los operadores de los sistemas de manera injusta.

Este manual, por extraño que parezca, no está dirigido a los operadores de agua sino a
los ingenieros civiles que lidian con temas de diseño, construcción, fiscalización y
operación de los sistemas. Es penoso constatar: que en los diseños no se haya previsto
elementos que faciliten la medición de caudales (vertederos para el aforo); o, que en la
etapa de construcción, estos elementos no son instalados; o, que en la operación de los
sistemas, integrados los vertederos en las estructuras no se haga uso de aquellos porque
se carece de elementos para generar ayudas didácticas.

El ingeniero debe saber aplicar conocimientos y procedimientos que le permitan


conocer el caudal de agua a tratar, dato imprescindible para ajustar concentraciones de
reactivos en el tratamiento del agua. Pero no termina allí su responsabilidad. El
profesional debe idearse recursos para enseñar y motivar a los operadores a utilizar
dichas estructuras, aforar los caudales de agua y dosificar los químicos en función de
este dato. Su labor de supervisión debe orientarse a ello, pero él debe generar las
“herramientas conceptuales” que los operadores utilizarán en sus tareas diarias y
asegurarse que paulatinamente ellos las dominen y sean capaces incluso de transmitir a
otros sus conocimientos y capacitarlos en el desarrollo de destrezas y habilidades
propias de la actividad.

El ingeniero no sólo encontrará su recompensa cuando constate que existe cloro residual
en las redes de distribución, sino también cuando experimente su propio crecimiento al
ver crecer a otros, sin dejar de lado que el mismo profesional aprenderá habilidades de
aquellos a quienes supervisa.

4
ACERCA DEL AUTOR

Carlos Falconí Gomezjurado, nacido en Quito (Ecuador) hace 51 años. Ingeniero Civil
desde hace 25 años (graduado en la Universidad Central del Ecuador), ha desarrollado
su actividad en temas de proyectos de agua potable, alcantarillado, residuos sólidos,
protección ambiental. La asistencia técnica a gobiernos locales y unidades militares, le
ha permitido desarrollar herramientas conceptuales para la capacitación especialmente
de operadores de los sistemas, que en este manual se ofrece a manera de ilustración pues
cada sistema en particular requerirá de introducir los ajustes que sean necesarios.

El autor agradece los comentarios que usuarios de este documento puedan efectuar para
su mejoramiento.

Email: calfalconi@yahoo.es

Se autoriza la utilización de este manual, con fines didácticos no comerciales y citando


la fuente.

Quito, Ecuador. Enero de 2007


Revisión Abril 2009

5
MANUAL PARA AFORO Y DESINFECCIÓN DEL AGUA POTABLE

1. AFORO DEL CAUDAL DE AGUAS

1.1 Existencia de estructuras para la medida del caudal

Toda planta de tratamiento para agua potable, debe contar con elementos hidráulicos o
vertederos que permitan efectuar el aforo o la medida del caudal de aguas.

1.2 Tipo de vertedero recomendado y fórmulas de cálculo

Para pequeños caudales, son recomendables los vertederos de sección triangular e isósceles: los
catetos del triángulo que convergen hacia el vértice inferior o escotadura, deben ser iguales. El
esquema y expresiones de cálculo se explican a continuación:
B
VERTEDERO TRIANGULAR
8 α 5
Q = μ * 2 g * tan g * h 2
* _( h _ en _ m )
15 2
0 . 087
μ = 0 . 565 + − ( h _ en _ cm )
h
3 H
Q _ en _ m /s α
1 Expresiones de cálculo y esquema de un vertedero triangular de
cresta delgada

Donde Q caudal en m3/s o l/s, según las unidades que convenga


μ coeficiente de descarga del vertedero
g aceleración de la gravedad (9.81 m/s2)
h altura de la lámina de agua sobre la escotadura inferior del vertedero
(m, excepto en el cálculo de μ)
α ángulo de la escotadura inferior del vertedero triangular

1.3 Ubicación e instalación del vertedero para el aforo

El vertedero triangular debe estar ubicado, de preferencia, a la salida de las unidades de


filtración (si las hay) o, en todo caso, en un punto anterior al ingreso del tanque de reserva, para
aprovechar la turbulencia de la mezcla aguas abajo del vertedero y dosificar la solución clorada.

Debe cuidarse que la bisectriz del ángulo de la escotadura inferior esté colocada en forma
perpendicular. Por lo tanto, la parte superior del vertedero debe estar perfectamente nivelada.

1.4 Toma de la medida de la carga de agua

La medición de la altura de agua h, debe hacerse de preferencia a una distancia equivalente a


cuatro veces la carga de agua:

6
Sitio preferente para
aplicación de la solución
clorada (turbulencia)

Sitio preferente para


medida de la altura
de agua h

≈4H
2 Ubicación del sitio de medida de la carga de agua, y, del punto de aplicación de la solución clorada

El nivel del vértice inferior del vertedero triangular puede ser transportado a una referencia fija
en las paredes del canal o cajón de acceso del agua, a la distancia recomendada en el numeral
anterior. Sobre esa referencia fija, el operador efectuará la medida con una exactitud de
milímetros (o líneas) valiéndose de un metro o de una regla graduada.

1.5 Determinación del caudal de aguas en la planta

En el Anexo A, en el cual se analiza el tema de la sensibilidad de medida de los vertederos


triangulares, constan tablas desarrolladas para ángulos variables y se explica el uso de las
mismas.

2. INEXISTENCIA DE ESTRUCTURAS PARA LA MEDIDA DEL CAUDAL 1

2.1 Métodos de aforo posibles

Los métodos de aforo posibles son:

• El aforo volumétrico,
• El aforo basado en principios de área – velocidad,
• El aforo químico.

2.1.1 El aforo volumétrico

El aforo volumétrico requiere conocer la magnitud de un volumen de control, que debe guardar
proporción con el caudal de agua que se mida a fin de que el tiempo cronometrado entre el
inicio y el fin del llenado sea suficientemente representativo. Se recomienda tomar varias
medidas y promediarlas.

Se puede desarrollar tablas de valores, de acuerdo a las dimensiones del recipiente, tanque
rompe – presión o de reserva, para el llenado total o el registro de alturas determinadas de sobre
– elevación del agua. En función del tiempo cronometrado, la tabla de valores informa sobre el
caudal aforado.

Las aplicaciones de este método de aforo se desarrollan en el Anexo B, y, se vinculan con:

• El aforo en tanques rompe – presión o de reserva,


• El aforo de equipos de bombeo en relación con tanques de reserva.

1
En sistemas de agua potable en los cuales no existan estructuras que sean útiles para la medición de caudales, se
dificulta las tareas de los operadores particularmente para la cloración del agua. Esta situación debería ser una
excepción y no constituir la norma.

7
2.1.2 El aforo área – velocidad

Se fundamenta en la determinación del área o sección media mojada A (m2), por donde circula
el agua con una velocidad media υ (m/s). Se aplica en:

• Canales de sección regular:


o Se determina la velocidad mediante molinetes o flotadores,
ƒ Los molinetes tienen ecuaciones de calibración y el resultado es bastante
exacto,
ƒ Si se utilizan flotadores, de preferencia lastrados; se promedian los
cocientes de la longitud respecto al tiempo de travesía para obtener la
velocidad, y, este valor se multiplica por el del área mojada afectado por un
valor de corrección que varía entre 0,60 y 0,80
• Tuberías de entrada o de salida de unidades de la planta
• Tuberías con salida vertical (altura del chorro de agua)

Las aplicaciones para tuberías de entrada o salida de unidades de la planta, o, para tuberías con
salida vertical, se desarrollan en el Anexo C.

2.1.3 El aforo químico

Se basa en la alimentación instantánea o sostenida de un elemento químico que actúa como


trazador. La concentración de dicho elemento se determina en forma previa y posterior a la
dosificación. Su discusión se realiza, conjuntamente con la cloración, más adelante.

3. EL AFORO DEL CAUDAL EN POZOS 2

Se puede efectuar mediante aforos volumétricos, contando con un tanque de 55 galones (208.2
litros) Durante el bombeo se posibilita el llenado del tanque y se mide el tiempo transcurrido
para el propósito. El volumen obtenido se divide para el tiempo que tomó el llenado y se obtiene
el caudal de bombeo.

A partir de las investigaciones hidrogeológicas, durante la perforación del pozo y el bombeo de


prueba, se necesitan perforaciones de pozos de observación donde se puedan medir los
descensos del nivel durante el bombeo. Entonces, es posible aplicar fórmulas más complejas
como las de Thiem:

Para pozos artesianos (surgentes)

2πkm( s2 − s1 )
Q=
r
2.303 log 2
r1

Para pozos con nivel freático

(m − s2 ) 2 − (m − s1 ) 2
Q = πk
r
2.303 log 2
r1

2
Operación y mantenimiento de plantas de tratamiento de agua. Manual de capacitación para operadores,
Capítulo 5 Hidrometría, pág. 318. OPS/CEPIS/PUB/02.76. Lima, 2002.

8
Donde Q caudal del pozo
K permeabilidad del acuífero
s1, s2 abatimientos o descensos del nivel del agua verificados en
pozos de observación
r1, r2 distancia de los pozos de observación respecto al pozo de
bombeo.

4. LA DESINFECCIÓN DEL AGUA CON CLORO

4.1 Productos químicos más utilizados

Los productos químicos más utilizados, en el caso particular de las Juntas Administradoras de
Agua Potable y Saneamiento (JAAPS), son los siguientes:

• Hipoclorito de calcio, HTH, que viene en presentación granular a una concentración del
65% 3 , en tanques de 22.5 y 45 kilogramos,
• Hipoclorito de sodio, generalmente obtenido mediante sistemas de electrolisis en sitio,
mediante la disolución de sal en agua y el paso de corriente eléctrica. La concentración de
cloro activo es variable, del 0.1% al 0,6%. Los equipos fabricados en el Ecuador, de
acuerdo con datos de uno de los fabricantes, entregan una solución de hipoclorito de sodio
con una concentración de 1.25% 4 , 5 .

4.2 Verificación del porcentaje de cloro activo en los productos

Es recomendable verificar el porcentaje de cloro activo en los productos químicos que se utilice.
Los métodos más utilizados son 6 :

• El método iodométrico (considerado más exacto),


• El método de disolución (fácil de aplicar y que utiliza el comparador de cloro con tabletas
de DPD).

Los métodos antes citados se describen en el Anexo D.

4.3 Modalidades de cloración

La dosificación de cloro se puede hacer en tres modalidades:

• Cloración marginal, que mantiene un nivel de cloro residual pequeño (≈0.2 mg/l), sin
considerar si el residuo está en forma de cloro combinado o cloro residual.
• Cloración residual combinada, aprovechando el nitrógeno amoniacal existente en el agua o
agregándolo para que reaccione con el cloro y forme cloraminas.
• Cloración residual libre, en la cual mediante una super - cloración se induce la destrucción
del cloro combinado y se obtienen residuales de cloro libre, como se explica en el gráfico.

3
La literatura técnica refiere 70% (AWWA, Control de calidad y tratamiento del agua, pág. 648). Determinaciones
analíticas en laboratorios químicos arrojan concentraciones efectivas entre 65 y 66%, para hipoclorito de calcio de
reciente fabricación. Cuando el reactivo es guardado largo tiempo, a veces en malas condiciones, la concentración del
cloro activo disminuye a menos del 60%.
4
En concentraciones superiores al 10%, el hipoclorito de sodio es inestable.
5
CLORID S.A., Catálogo de los productos. Se disuelven 1000 gramos de sal en 30 litros de agua, y, se hace pasar la
corriente eléctrica durante 24 horas. La concentración de 1% equivale a 10000 mg/l o g/m3.
6
Méndez, Nery Martín Ing. Manual de instalación, operación y mantenimiento para los generadores de hipoclorito de
sodio “in situ” AQUACHOLR AC25 y AC50 solar, pág. 13 y 14. Guatemala.

9
3 Cloración a punto de quiebre

4.4 Cálculo de la cantidad de producto a utilizar en la desinfección

El cálculo de la cantidad de reactivo a utilizar, está en función del caudal de agua en la planta,
de la dosis de cloro a obtener en el agua de distribución y de la concentración de cloro activo en
el producto que se utilice:

g _ reactivo / día = 86.4 * Q * c / % _ CA

Donde Q caudal del suministro en litros por segundo (l/s)


c concentración de cloro en el agua (g/m3) 7
%CA porcentaje de cloro activo en el reactivo utilizado

La producción de hipoclorito de sodio por electrólisis 8 de la sal común, arroja para cada equipo
en particular, una concentración de cloro activo en la solución final en gramos por litro de
solución al cabo de un número determinado de horas. En este caso, se calcula los volúmenes
parciales de la solución obtenida a mezclar en el volumen total del tanque hipoclorador, en
función de la concentración a obtener en éste. Cada día, el hipoclorito de sodio producido pierde
0,75 gramos de cloro activo.

Conc _ sol _ hipoclorador _(mg / l ) *Vol _ hipoclorador _(l )


l _ sol _ equipo =
1000 _(mg / g ) * g / l _ sol _ equipo

Donde l_sol_equipo litros de solución a utilizar por día (l)


Con_sol_hipoclorador mg/l de concentración de cloro en el agua del tanque
hipoclorador (mg/l)
g/l_sol_equipo concentración de cloro activo en la solución (g/l)

Para todos los casos, si el suministro de agua opera por horas hay que considerar la
proporcionalidad correspondiente.

4.4.1 Corrección del volumen de solución por la inestabilidad del producto

La solución producida por equipos de electrolisis de sal común en sitio, es inestable y se pierde
a una tasa de 0.75 gramos de cloro activo por día (incluso mayor en climas tropicales). Se debe

7
El factor 86.4 convierte el caudal de l/s a m3/día. Por ello, se sugiere utilizar las unidades de concentración g/m3 si
bien equivalen a mg/l.
8
En el Anexo D se incluyen conceptos y leyes básicas relacionadas con la electrolisis y la electroquímica.

10
elaborar una tabla que permita corregir el volumen de solución de hipoclorito de sodio obtenida
en función de la pérdida de cloro activo.

4.4.2 Instalación de los equipos de electrolisis de sal común

En el caso de equipos de electrolisis de sal común, es importante que el sitio de su instalación


sea ventilado. Antes de trasvasar el volumen diario de solución clorada al tanque hipoclorador,
es importante facilitar previamente una buena ventilación, destapar el tanque de electrolisis y
posibilitar que el cloro gaseoso atrapado se disipe.

4.4.3 Limpieza y mantenimiento del electrodo

El electrodo generador debe ser limpiado después de cada uso. Los equipos generadores cuentan
con un recipiente de almacenamiento para el propósito, el cual se llena con vinagre blanco puro,
o con una solución de ácido clorhídrico o ácido muriático al 5% de concentración.
Concentraciones mayores pueden dañar al electrodo.

El electrodo generador debe ser lavado con agua pura, libre de cloro, antes y después de su
inmersión en el recipiente de almacenamiento. No debe estar conectado antes de sumergirlo en
la solución de salmuera, y, debe desactivarse antes de introducirlo en el recipiente de
almacenamiento. El tiempo de inmersión recomendado es de 15 minutos (puede variar según las
recomendaciones de cada fabricante).

Bajo ningún concepto, se debe poner en contacto el ácido de limpieza con la solución de
hipoclorito de sodio.

4.5 Calibración del caudal a aplicar de la solución clorada

El caudal de aplicación de la solución clorada, se puede determinar mediante la siguiente


relación:

1000 * Q c
q= ≅ 1000 * 1 Q
⎛C ⎞ C
⎜⎜ − 1⎟⎟
⎝ c1 ⎠

4 Caudal a dosificar de la solución de cloro

Donde Q caudal de agua a desinfectar (l/s)


q caudal de solución clorada a aplicar (ml/s)
C concentración de cloro en el tanque hipoclorador (0 mg/l)
c1 concentración de cloro aplicada en el agua de distribución (mg/l)

El caudal calibrado para la solución clorada (q) es independiente del caudal aforado en la planta
(Q), siempre que se ajuste diariamente la concentración del reactivo en el tanque hipoclorador
(C).

El procedimiento consiste en ajustar el goteo de la solución clorada para llenar un volumen de


control en un tiempo determinado. El caudal de solución de cloro es característico para cada
concentración de cloro en el tanque hipoclorador y en el agua a desinfectar. El cálculo se realiza
con la siguiente expresión:

Vol _ control _(ml )


t _ llenado _( s ) =
q _(ml / s )

11
Donde t_llenado Tiempo de llenado del volumen de control (s)
Vol_control Volumen de control (ml)
q Caudal de aplicación de la solución clorada (ml/s)

Es fundamental que los tanques hipocloradores a gravedad, cuenten con un dispositivo de


dosificación con altura constante. Cuando se utilizan bombas dosificadoras (en sistemas un poco
mayores), son válidos los mismos criterios pues con ellos se puede verificar la calibración de los
equipos.

4.6 El aforo químico

El aforo químico aprovecha un trazador químico, sustancia (soluto) aplica en un punto de un


curso de agua o de la planta de potabilización, en una solución conocida. El trazador formará
con el agua una solución diluida. En un punto distante del lugar de aplicación, se determina la
concentración de la solución diluida. Mediante la diferencia de concentración, es posible
calcular el solvente adicional, que constituye el caudal de agua en cuestión (del río o de la planta
de tratamiento). El método se explica con detalle, con base a su adaptación para utilizar cloro,
en el Anexo E.

12
5 ANEXO A: CARACTERÍSTICAS DE LOS VERTEDEROS
TRIANGULARES

5.1 Sensibilidad de medida de los vertederos triangulares

Sensibilidad, significa (4) Grado o medida de la eficacia de ciertos aparatos científicos, ópticos,
etc., o también, (5) Capacidad de respuesta a muy pequeñas excitaciones, estímulos o causas 9 .
Si un instrumento de medida como un vertedero tiene mayor sensibilidad para pequeñas
variaciones de caudal, será más exacto para los propósitos de la operación de un sistema de agua
potable.

En función de la magnitud del caudal a aforar, el ángulo de la escotadura inferior del vertedero
triangular puede ser variado. Usualmente, se utiliza ángulos de 90º, pero se obtendrá mayor
resolución para pequeños caudales si el ángulo de la escotadura se disminuye. Valores probables
a asumir para dicho ángulo, son 22.5º, 30º, 45º, 60º, 90º, 120º.

5.2 Desarrollo de tablas de valores para ángulos variables

La sistematización de las fórmulas hidráulicas en hojas de cálculo, permite al ingeniero civil


obtener tablas de valores que permiten al operador determinar el caudal una vez que haya
medido la carga de agua.

La columna izquierda registra la medida de la carga de agua con una precisión de centímetros
(expresados en m). La fila superior permite agregar fracciones de milímetros (expresados en m)
que el operador podrá apreciar en sus mediciones. En el cruce de la fila y la columna
correspondientes, se mide el caudal que se va a desinfectar.

A continuación constan las tablas de valores para valores variables del ángulo de la escotadura
inferior del vertedero triangular.

CAUDAL VERTEDERO TRIANGULAR (l/s)


ALTURA
FRACCIONES DE ALTURA (m)
(m ) 0,000 0,001 0,002 0,003 0,004 0,005 0,006 0,007 0,008 0,009
0,01 0,00 0,00 0,00 0,01 0,01 0,01 0,01 0,01 0,01 0,01
0,02 0,02 0,02 0,02 0,02 0,03 0,03 0,03 0,03 0,04 0,04
0,03 0,05 0,05 0,05 0,06 0,06 0,07 0,07 0,08 0,08 0,09
0,04 0,09 0,10 0,10 0,11 0,12 0,12 0,13 0,14 0,14 0,15
0,05 0,16 0,17 0,17 0,18 0,19 0,20 0,21 0,22 0,23 0,24
0,06 0,25 0,26 0,27 0,28 0,29 0,30 0,31 0,33 0,34 0,35
0,07 0,36 0,38 0,39 0,40 0,42 0,43 0,45 0,46 0,48 0,49
0,08 0,51 0,52 0,54 0,56 0,57 0,59 0,61 0,62 0,64 0,66
0,09 0,68 0,70 0,72 0,74 0,76 0,78 0,80 0,82 0,84 0,86
0,10 0,88 0,90 0,92 0,95 0,97 0,99 1,02 1,04 1,07 1,09
0,11 1,11 1,14 1,17 1,19 1,22 1,24 1,27 1,30 1,33 1,35
0,12 1,38 1,41 1,44 1,47 1,50 1,53 1,56 1,59 1,62 1,65
0,13 1,69 1,72 1,75 1,79 1,82 1,85 1,89 1,92 1,96 1,99
0,14 2,03 2,06 2,10 2,14 2,17 2,21 2,25 2,29 2,33 2,37
0,15 2,41 2,45 2,49 2,53 2,57 2,61 2,65 2,69 2,74 2,78
0,16 2,82 2,87 2,91 2,96 3,00 3,05 3,09 3,14 3,19 3,23

ANGULO ESCOTADURA VERTEDERO 22,5 Es factible cambiar el valor del ángulo


4 Tabla de valores para aforar caudales con un vertedero triangular de 22.5º

9
Entre paréntesis el número de la acepción que consta en la Vigésimo segunda edición del Diccionario de la Lengua
Española, Real Academia Española 2001, volumen 9, página 1390.

13
CAUDAL VERTEDERO TRIANGULAR (l/s)
ALTURA
FRACCIONES DE ALTURA (m)
(m ) 0,000 0,001 0,002 0,003 0,004 0,005 0,006 0,007 0,008 0,009
0,01 0,00 0,01 0,01 0,01 0,01 0,01 0,01 0,02 0,02 0,02
0,02 0,02 0,03 0,03 0,03 0,04 0,04 0,04 0,05 0,05 0,06
0,03 0,06 0,07 0,07 0,08 0,08 0,09 0,10 0,10 0,11 0,12
0,04 0,12 0,13 0,14 0,15 0,16 0,16 0,17 0,18 0,19 0,20
0,05 0,21 0,22 0,24 0,25 0,26 0,27 0,28 0,30 0,31 0,32
0,06 0,34 0,35 0,36 0,38 0,39 0,41 0,42 0,44 0,46 0,47
0,07 0,49 0,51 0,53 0,54 0,56 0,58 0,60 0,62 0,64 0,66
0,08 0,68 0,70 0,73 0,75 0,77 0,79 0,82 0,84 0,86 0,89
0,09 0,91 0,94 0,96 0,99 1,02 1,04 1,07 1,10 1,13 1,16
0,10 1,19 1,22 1,25 1,28 1,31 1,34 1,37 1,40 1,44 1,47
0,11 1,50 1,54 1,57 1,61 1,64 1,68 1,71 1,75 1,79 1,83
0,12 1,86 1,90 1,94 1,98 2,02 2,06 2,10 2,14 2,19 2,23
0,13 2,27 2,32 2,36 2,40 2,45 2,50 2,54 2,59 2,64 2,68
0,14 2,73 2,78 2,83 2,88 2,93 2,98 3,03 3,08 3,13 3,19
0,15 3,24 3,29 3,35 3,40 3,46 3,52 3,57 3,63 3,69 3,74
0,16 3,80 3,86 3,92 3,98 4,04 4,11 4,17 4,23 4,29 4,36

ANGULO ESCOTADURA VERTEDERO 30 Es factible cambiar el valor del ángulo


5 Tabla de valores para aforar caudales con un vertedero triangular de 30º

CAUDAL VERTEDERO TRIANGULAR (l/s)


ALTURA
FRACCIONES DE ALTURA (m)
(m ) 0,000 0,001 0,002 0,003 0,004 0,005 0,006 0,007 0,008 0,009
0,01 0,01 0,01 0,01 0,01 0,01 0,02 0,02 0,02 0,03 0,03
0,02 0,03 0,04 0,04 0,05 0,05 0,06 0,07 0,07 0,08 0,09
0,03 0,09 0,10 0,11 0,12 0,13 0,14 0,15 0,16 0,17 0,18
0,04 0,19 0,20 0,21 0,23 0,24 0,25 0,27 0,28 0,30 0,31
0,05 0,33 0,35 0,36 0,38 0,40 0,42 0,44 0,46 0,48 0,50
0,06 0,52 0,54 0,56 0,58 0,61 0,63 0,66 0,68 0,71 0,73
0,07 0,76 0,79 0,81 0,84 0,87 0,90 0,93 0,96 0,99 1,02
0,08 1,06 1,09 1,12 1,16 1,19 1,23 1,26 1,30 1,34 1,37
0,09 1,41 1,45 1,49 1,53 1,57 1,61 1,66 1,70 1,74 1,79
0,10 1,83 1,88 1,93 1,97 2,02 2,07 2,12 2,17 2,22 2,27
0,11 2,32 2,37 2,43 2,48 2,54 2,59 2,65 2,71 2,76 2,82
0,12 2,88 2,94 3,00 3,06 3,12 3,19 3,25 3,32 3,38 3,45
0,13 3,51 3,58 3,65 3,72 3,79 3,86 3,93 4,00 4,07 4,15
0,14 4,22 4,30 4,37 4,45 4,53 4,61 4,68 4,76 4,85 4,93
0,15 5,01 5,09 5,18 5,26 5,35 5,43 5,52 5,61 5,70 5,79
0,16 5,88 5,97 6,06 6,16 6,25 6,35 6,44 6,54 6,64 6,73

ANGULO ESCOTADURA VERTEDERO 45 Es factible cambiar el valor del ángulo


6 Tabla de valores para aforar caudales con un vertedero triangular de 45º

CAUDAL VERTEDERO TRIANGULAR (l/s)


ALTURA
FRACCIONES DE ALTURA (m)
(m ) 0,000 0,001 0,002 0,003 0,004 0,005 0,006 0,007 0,008 0,009
0,01 0,01 0,01 0,01 0,02 0,02 0,02 0,03 0,03 0,04 0,04
0,02 0,05 0,05 0,06 0,07 0,08 0,08 0,09 0,10 0,11 0,12
0,03 0,13 0,14 0,15 0,17 0,18 0,19 0,20 0,22 0,23 0,25
0,04 0,27 0,28 0,30 0,32 0,34 0,36 0,37 0,40 0,42 0,44
0,05 0,46 0,48 0,51 0,53 0,56 0,58 0,61 0,64 0,66 0,69
0,06 0,72 0,75 0,78 0,81 0,85 0,88 0,91 0,95 0,98 1,02
0,07 1,06 1,09 1,13 1,17 1,21 1,25 1,30 1,34 1,38 1,43
0,08 1,47 1,52 1,56 1,61 1,66 1,71 1,76 1,81 1,86 1,91
0,09 1,97 2,02 2,08 2,14 2,19 2,25 2,31 2,37 2,43 2,49
0,10 2,56 2,62 2,68 2,75 2,82 2,88 2,95 3,02 3,09 3,16
0,11 3,24 3,31 3,38 3,46 3,54 3,61 3,69 3,77 3,85 3,93
0,12 4,01 4,10 4,18 4,27 4,35 4,44 4,53 4,62 4,71 4,80
0,13 4,90 4,99 5,09 5,18 5,28 5,38 5,48 5,58 5,68 5,78
0,14 5,88 5,99 6,09 6,20 6,31 6,42 6,53 6,64 6,75 6,87
0,15 6,98 7,10 7,22 7,33 7,45 7,57 7,70 7,82 7,94 8,07
0,16 8,19 8,32 8,45 8,58 8,71 8,85 8,98 9,11 9,25 9,39

ANGULO ESCOTADURA VERTEDERO 60 Es factible cambiar el valor del ángulo


7 Tabla de valores para aforar caudales con un vertedero triangular de 60º

14
CAUDAL VERTEDERO TRIANGULAR (l/s)
ALTURA
FRACCIONES DE ALTURA (m)
(m ) 0,000 0,001 0,002 0,003 0,004 0,005 0,006 0,007 0,008 0,009
0,01 0,02 0,02 0,02 0,03 0,03 0,04 0,05 0,06 0,06 0,07
0,02 0,08 0,09 0,11 0,12 0,13 0,14 0,16 0,17 0,19 0,21
0,03 0,23 0,25 0,27 0,29 0,31 0,33 0,35 0,38 0,41 0,43
0,04 0,46 0,49 0,52 0,55 0,58 0,61 0,65 0,68 0,72 0,76
0,05 0,80 0,84 0,88 0,92 0,96 1,01 1,05 1,10 1,15 1,20
0,06 1,25 1,30 1,36 1,41 1,47 1,52 1,58 1,64 1,70 1,77
0,07 1,83 1,90 1,96 2,03 2,10 2,17 2,24 2,32 2,39 2,47
0,08 2,55 2,63 2,71 2,79 2,87 2,96 3,05 3,14 3,23 3,32
0,09 3,41 3,50 3,60 3,70 3,80 3,90 4,00 4,10 4,21 4,32
0,10 4,43 4,54 4,65 4,76 4,88 4,99 5,11 5,23 5,36 5,48
0,11 5,61 5,73 5,86 5,99 6,12 6,26 6,39 6,53 6,67 6,81
0,12 6,95 7,10 7,24 7,39 7,54 7,69 7,85 8,00 8,16 8,32
0,13 8,48 8,64 8,81 8,97 9,14 9,31 9,48 9,66 9,83 10,01
0,14 10,19 10,37 10,56 10,74 10,93 11,12 11,31 11,50 11,70 11,89
0,15 12,09 12,29 12,50 12,70 12,91 13,12 13,33 13,54 13,76 13,97
0,16 14,19 14,42 14,64 14,86 15,09 15,32 15,55 15,79 16,02 16,26

ANGULO ESCOTADURA VERTEDERO 90 Es factible cambiar el valor del ángulo


8 Tabla de valores para aforar caudales con un vertedero triangular de 90º

CAUDAL VERTEDERO TRIANGULAR (l/s)


ALTURA
FRACCIONES DE ALTURA (m)
(m ) 0,000 0,001 0,002 0,003 0,004 0,005 0,006 0,007 0,008 0,009
0,01 0,03 0,03 0,04 0,05 0,06 0,07 0,08 0,10 0,11 0,13
0,02 0,15 0,16 0,18 0,20 0,23 0,25 0,28 0,30 0,33 0,36
0,03 0,39 0,43 0,46 0,50 0,53 0,57 0,61 0,66 0,70 0,75
0,04 0,80 0,85 0,90 0,95 1,01 1,07 1,12 1,19 1,25 1,31
0,05 1,38 1,45 1,52 1,60 1,67 1,75 1,83 1,91 1,99 2,08
0,06 2,17 2,26 2,35 2,44 2,54 2,64 2,74 2,85 2,95 3,06
0,07 3,17 3,28 3,40 3,52 3,64 3,76 3,89 4,01 4,14 4,28
0,08 4,41 4,55 4,69 4,83 4,98 5,13 5,28 5,43 5,59 5,74
0,09 5,91 6,07 6,24 6,41 6,58 6,75 6,93 7,11 7,29 7,48
0,10 7,67 7,86 8,05 8,25 8,45 8,65 8,86 9,07 9,28 9,49
0,11 9,71 9,93 10,15 10,38 10,61 10,84 11,07 11,31 11,55 11,80
0,12 12,04 12,30 12,55 12,81 13,06 13,33 13,59 13,86 14,13 14,41
0,13 14,69 14,97 15,26 15,54 15,83 16,13 16,43 16,73 17,03 17,34
0,14 17,65 17,97 18,28 18,61 18,93 19,26 19,59 19,92 20,26 20,60
0,15 20,95 21,29 21,65 22,00 22,36 22,72 23,09 23,46 23,83 24,21
0,16 24,58 24,97 25,35 25,74 26,14 26,54 26,94 27,34 27,75 28,16

ANGULO ESCOTADURA VERTEDERO 120 Es factible cambiar el valor del ángulo


9 Tabla de valores para aforar caudales con un vertedero triangular de 120º

Por ejemplo, si el operador midió 0.045 m, los caudales medidos en los vertederos de acuerdo al
ángulo de su escotadura inferior son los siguientes:

Angulo del vertedero Caudal registrado (l/s) Sensibilidad (m/(l/s)) ΔSensibilidad %


22,5 0,12 0,375 0%
30 0,16 0,282 -25%
45 0,25 0,180 -52%
60 0,35 0,129 -66%
90 0,61 0,074 -80%
120 1,07 0,042 -89%

El cuadro anterior evidencia como disminuye la sensibilidad de medida de los vertederos


triangulares según aumenta al ángulo de escotadura inferior.

15
6 ANEXO B: AFOROS VOLUMÉTRICOS

6.1 El aforo en tanques rompe – presión y de reserva

En el caso de tanques rompe – presión, hay que evitar el surgimiento de presiones negativas en
la tubería de salida, tapando la salida del tanque pero permitiendo el ingreso de aire en la
misma. Hay que procurar que exista una ventosa cercana para desalojar el aire, a fin de evitar la
obstrucción de la tubería.

Si por ejemplo, la superficie interna en planta de un tanque rompe – presión es de un metro


cuadrado y la altura medida de sobre – elevación del agua 0.05 m, es posible desarrollar cuadros
de valores como el siguiente:

Caudales en tanque rompepresión (l/s)


Tiempo en décimas de segundos
t (seg)
- 0,1 0,2 0,3 0,4 0,5 0,6 0,7 0,8 0,9
75 0,67 0,67 0,66 0,66 0,66 0,66 0,66 0,66 0,66 0,66
76 0,66 0,66 0,66 0,66 0,65 0,65 0,65 0,65 0,65 0,65
77 0,65 0,65 0,65 0,65 0,65 0,65 0,64 0,64 0,64 0,64
78 0,64 0,64 0,64 0,64 0,64 0,64 0,64 0,64 0,63 0,63
79 0,63 0,63 0,63 0,63 0,63 0,63 0,63 0,63 0,63 0,63
80 0,63 0,62 0,62 0,62 0,62 0,62 0,62 0,62 0,62 0,62
81 0,62 0,62 0,62 0,62 0,61 0,61 0,61 0,61 0,61 0,61
82 0,61 0,61 0,61 0,61 0,61 0,61 0,61 0,60 0,60 0,60
83 0,60 0,60 0,60 0,60 0,60 0,60 0,60 0,60 0,60 0,60
84 0,60 0,59 0,59 0,59 0,59 0,59 0,59 0,59 0,59 0,59

h 0,05 m2 L 1,00 m Cambiar valores


a 1,00 m2 A 1,00 m
10 Tabla de valores para aforar en tanques rompe - presión

11 Aforo volumétrico en un tanque rompe - presión. Detalle de la manguera de gas empotrada en una bola de goma, para
permitir el ingreso de aire. La medición del ascenso del nivel de agua debe ser simultánea. Se requiere la intervención de 2 o
3 personas.

El desarrollo de herramientas semejantes para el caso de tanques de reserva, deberá observar las
dimensiones específicas de cada unidad.

6.2 El aforo en estaciones de bombeo con tanques de reserva

En el caso de sistemas que utilicen bombeo hacia tanques de reserva, el aforo del caudal de
aguas se puede hacer mediante los siguientes lineamientos:

• Se mide el tiempo de llenado del tanque, entre los niveles de arranque y parada de la bomba.
Así se determina un caudal afectado por el de consumo de agua que se produce
simultáneamente:

16
Volumen
t _ bombeo =
(Q _ bombeo − Q _ consumo)
Volumen
Q _ bombeo − Q _ consumo =
t _ bombeo

• Se mide el tiempo que transcurre para que la bomba arranque nuevamente (t_consumo),
para determinar el caudal medio de consumo (Q_consumo)

Volumen
t _ consumo =
Q _ consumo
Volumen
Q _ consumo =
t _ consumo

La combinación de las dos expresiones, permite conocer el caudal impulsado por la bomba

⎡ 1 1 ⎤
Q _ bombeo = Volumen * ⎢ + ⎥
⎣ t _ bombeo t _ consumo ⎦

Los caudales pueden expresarse en metros cúbicos por segundo y los tiempos en segundos. Por
el volumen de los tanques, el orden de magnitud del tiempo será de horas.

Cuando existen bombeos simultáneos, por ejemplo, un grupo de bombas alimenta a la planta
potabilizadora y otro a la distribución, se debe contar con dos cámaras de reserva separadas:

• La primera permitirá aforar el caudal de ingreso al sistema (cuando la bomba que alimenta a
la planta está apagada);
• La segunda permitirá conocer el caudal impulsado a distribución siempre que se conozca el
caudal que proviene de la planta de tratamiento.

El caudal de la planta de tratamiento se puede aforar en la primera cámara, una vez conocido el
caudal de ingreso de agua cruda; o, en la segunda cámara, conocido el caudal de impulsión de
las bombas hacia la distribución.

El tiempo de permanencia requerido para efectuar este tipo de aforo, lo hacen desventajoso para
ser aplicado por parte de los operadores en sistemas de agua potable pertenecientes a JAAPS y
unidades militares, por la limitación de tiempo que ellos pueden dedicar ante la necesidad de
atender actividades vinculadas a su supervivencia y la de su familia, en el un caso, o por la
atención a actividades demandadas por sus superiores, en el otro caso.

17
7 ANEXO C AFOROS AREA - VELOCIDAD

7.1 El aforo con principios de cinemática

El aforo con principios de cinemática, se basa en las ecuaciones de cálculo de velocidad


uniforme y del tiempo de caída libre de una partícula:

D
D =υ *t ⇒υ =
t
2H
t=
g

Donde υ Velocidad del agua (componente horizontal), m/s


D distancia horizontal de recorrido del chorro de agua, m
t tiempo de caída del chorro de agua, s
H altura de caída del agua (distancia vertical), m
g aceleración de la gravedad, 9.8 m/s2
d diámetro de la tubería de descarga, m

Si en una estructura de entrada o salida de la planta, se cuenta con una tubería dispuesta
horizontalmente, que fluya a tubo lleno, cuya longitud varíe entre 1.5 y 2.5 veces el diámetro de
la misma y que no experimente la influencia del viento, se puede aforar el caudal de aguas con
la siguiente expresión:

D ⎛π ⎞
Q = 0.82 * *⎜ *d 2 ⎟
2H ⎝ 4 ⎠
g

Donde Q caudal en la tubería, m3/s

NIVEL DEL AGUA

h
D

12 Diagrama explicativo de las mediciones para el aforo con principios de cinemática

El operador mide, diariamente, las distancias horizontal y vertical que desarrolla el chorro de
agua. El ingeniero civil debe desarrollar una tabla de valores que le permita al operador conocer
el caudal aforado, y que puede tener el siguiente aspecto para una tubería de salida de ¾”:

18
DISTANCIA D (HORIZONTAL)
0,20 0,21 0,22 0,23 0,24 0,25 0,26 0,27 0,28 0,29 0,30
0,15 0,48 0,50 0,52 0,55 0,57 0,59 0,62 0,64 0,67 0,69 0,71

DISTANCIA H (VERTICAL)
0,16 0,46 0,48 0,51 0,53 0,55 0,58 0,60 0,62 0,64 0,67 0,69
0,17 0,45 0,47 0,49 0,51 0,54 0,56 0,58 0,60 0,62 0,65 0,67
0,18 0,43 0,46 0,48 0,50 0,52 0,54 0,56 0,59 0,61 0,63 0,65
0,19 0,42 0,44 0,46 0,49 0,51 0,53 0,55 0,57 0,59 0,61 0,63
0,20 0,41 0,43 0,45 0,47 0,49 0,51 0,53 0,56 0,58 0,60 0,62
0,21 0,40 0,42 0,44 0,46 0,48 0,50 0,52 0,54 0,56 0,58 0,60
0,22 0,39 0,41 0,43 0,45 0,47 0,49 0,51 0,53 0,55 0,57 0,59
0,23 0,38 0,40 0,42 0,44 0,46 0,48 0,50 0,52 0,54 0,56 0,58
0,24 0,38 0,39 0,41 0,43 0,45 0,47 0,49 0,51 0,53 0,54 0,56
0,25 0,37 0,39 0,40 0,42 0,44 0,46 0,48 0,50 0,52 0,53 0,55
13 Tabla de valores para el aforo del caudal en una tubería de diámetro 3/4"

7.2 El aforo mediante la altura de chorro vertical de agua de una tubería

Se puede aforar, aproximadamente, midiendo la altura del chorro de agua cuando una tubería es
dispuesta para salida vertical 10 . Existen dos casos:

• Cuando la altura de agua es pequeña, menor que 0.4 veces el diámetro de la tubería; y,
• Cuando la altura es grande, mayor que 1.4 veces dicho diámetro.

Las expresiones de cálculo y diagramas explicativos constan a continuación:

Q = 5.47 D 1.25 H 1.35


H < 0.4 D

14 Esquema explicativo y fórmulas de cálculo para el aforo midiendo la altura del chorro vertical de agua con altura
pequeña

10
FAO. Boletín de Suelos de la FAO Nº 68. Medición sobre el terreno de la erosión del suelo y la
escorrentía. http://www.fao.org/docrep/T0848S/t0848s06.htm#TopOfPage

19
Q = 3.15 D 1.99 H 0.53
H > 1.4 D

15 Esquema explicativo y fórmulas de cálculo para el aforo midiendo la altura del chorro vertical de agua con altura grande

En el caso de alturas intermedias, el caudal se calcula con las dos expresiones y se promedia.

20
8 ANEXO D DESINFECCIÓN DEL AGUA

8.1 Cuantificación del porcentaje de cloro activo

8.1.1 Proceso Iodométrico

8.1.1.1 Equipo

1. Solución 0.01N Na2S2O3 (tiosulfito de sodio 0.01 normal)


2. Solución 10% KI (yoduro de potasio)
3. Solución 50% H2SO4 (ácido sulfúrico concentrado)
4. Indicador de almidón
5. Frasco de 125 ml
6. Pipeta graduada de 5ml
7. Pipeta graduada de 10ml
8. Bureta de 25ml
9. Gotero de vidrio

8.1.1.2 Procedimiento

1. Usando la pipeta de 10ml, añada 20ml de la solución KI al frasco de 125ml.


2. Usando el gotero, añada 6 gotas de H2SO4.
3. Usando la pipeta de 5ml, añada 3ml de la muestra por probar. La mezcla debe cambiar
de color.
4. Usando la bureta, titule inmediatamente con la solución 0.01N Na2S2O3 a un amarillo
claro.
5. Añada tres gotas de indicador de almidón.
6. Termine de titular con la solución 0.01N Na2S2O3 hasta no tener color.

8.1.1.3 Cálculo de la concentración de cloro disponible:

Concentración en gramos de cloro por litro:


= (Na2S2O3 usado en ml) x (0.01) x (1000) x (35.5) / (3)

8.1.2 Proceso de dilución

8.1.2.1 Equipo

1. Pipeta graduada de 5ml


2. probetas de 10 ml (2)
3. Medidor de cloro colorimétrico tipo DPD (comúnmente usados para piscinas).
4. Agua destilada.

8.1.2.2 Procedimiento

1. Usando la pipeta graduada de 5ml mezcle en una probeta 1ml de la muestra con 9 ml de
agua destilada.
2. En la segunda probeta mezcle 0.1ml de la solución en la primera probeta con 9.9ml de agua
destilada.
3. Mida la concentración de cloro de la segunda probeta usando el medidor de cloro
colorimétrico DPD de acuerdo a las instrucciones del mismo.

21
8.1.2.3 Cálculo de la concentración de cloro disponible:

La escala colorimétrica del medidor de cloro, puede ser interpretada directamente como gramos
de cloro por litro de solución.

16 Comparadores de cloro con base a ortotolidina y dietil - para - fenilendiamina (DPD)

8.2 Ventajas de la cloración a punto de quiebre

Es recomendable clorar sobre el punto de quiebre, verificando la dosis ideal mediante el método
iodométrico. De esta manera, se garantiza la formación de cloro residual libre y no se
presentará sabor y olor, contribuyendo a que las comunidades no rechacen la cloración.

La formación de cloro combinado tiene como inconveniente su transformación en el tracto


digestivo humano a cianuros. Si bien su concentración es baja, su presencia puede ser la
causante del rechazo de las comunidades a la dosificación de cloro en el agua porque, entre
otras molestias, las personas experimentan molestias gastrointestinales.

17 Detalle explicativo de la curva de cloración a punto de quiebre

Debe procurarse desinfectar el agua para consumo humano dosificando una concentración
superior al punto de quiebre identificado.

22
8.3 Tablas de valores, cantidades diarias de reactivo a consumir

Las tablas de valores desarrolladas, muestran en la columna izquierda la fracción mayor de


caudal, y, en la fila superior el valor complementario menor. En la intersección de la fila y
columna correspondiente, la tabla entrega la siguiente información al operador:

• Peso de hipoclorito de calcio al 65%, a utilizar (gramos por día),


• Concentración en el tanque hipoclorador (partes por millón, mg/l o g/m3),
• Caudal a aplicar de la solución de cloro (ml/s),
• Tiempo de aforo necesario para calibrar la aplicación de la solución de cloro, utilizando un
volumen de control de 50 mililitros (segundos).

8.3.1 Hipoclorito de calcio

Se han desarrollado tablas de valores para concentraciones de cloro residual libre de 1, 1.5 y 2
mg/l, y, para un volumen de tanque hipoclorador de 500 litros.

CAMBIAR VALOR FRACCIONES DE CAUDAL (l/s)


Caudal (l/s) 0,00 0,01 0,02 0,03 0,04 0,05 0,06 0,07 0,08 0,09
0,5
g HTH/día 67 68 70 71 72 74 75 76 78 79
ppm Solución 87 88 91 92 94 96 98 99 101 103
q ml/s 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09
0,6
g HTH/día 80 82 83 84 86 87 88 90 91 92
ppm Solución 104 107 108 109 112 113 114 117 118 120
q ml/s 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09
0,7
g HTH/día 94 95 96 98 99 100 102 103 104 106
ppm Solución 122 124 125 127 129 130 133 134 135 138
q ml/s 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,8 5,8 5,7
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09
0,8
g HTH/día 107 108 109 111 112 113 115 116 117 119
ppm Solución 139 140 142 144 146 147 150 151 152 155
q ml/s 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09
0,9
g HTH/día 120 121 123 124 125 127 128 129 131 132
ppm Solución 156 157 160 161 163 165 166 168 170 172
q ml/s 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09

VOLUMEN DEL TANQUE HIPOCLORADOR 500 LITROS


1 ONZA 28,35 GRAMOS
DOSIS DE CLORO A APLICAR 1,00 g/m3 0,50 L/S 67 GRAMOS
CAMBIAR VALOR 4,7 ONZAS/(l/s)
CONCENTRACION HTH 65%

VOLUMEN DE CONTROL 50,0 MILILITROS


18 Tabla de valores con las cantidades diarias de hipoclorito de calcio, en función del caudal aforado (concentración de cloro
residual 1.0 mg/l)

23
CAMBIAR VALOR FRACCIONES DE CAUDAL (l/s)
Caudal (l/s) 0,00 0,01 0,02 0,03 0,04 0,05 0,06 0,07 0,08 0,09
0,5
g HTH/día 100 102 104 106 108 110 112 114 116 118
ppm Solución 195 199 203 207 211 215 218 222 226 230
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13
0,6
g HTH/día 120 122 124 126 128 130 132 134 136 138
ppm Solución 234 238 242 246 250 254 257 261 265 269
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13
0,7
g HTH/día 140 142 144 146 148 150 152 154 156 158
ppm Solución 273 277 281 285 289 293 296 300 304 308
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13
0,8
g HTH/día 160 162 164 166 168 170 172 174 176 178
ppm Solución 312 316 320 324 328 332 335 339 343 347
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13
0,9
g HTH/día 180 182 184 186 188 190 192 194 196 198
ppm Solución 351 355 359 363 367 371 374 378 382 386
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13

VOLUMEN DEL TANQUE HIPOCLORADOR 500 LITROS


1 ONZA 28,35 GRAMOS
DOSIS DE CLORO A APLICAR 1,50 g/m3 0,50 L/S 100 GRAMOS
CAMBIAR VALOR 7,1 ONZAS/(l/s)
CONCENTRACION HTH 65%

VOLUMEN DE CONTROL 50,0 MILILITROS


19 Tabla de valores con las cantidades diarias de hipoclorito de calcio, en función del caudal aforado (concentración de cloro
residual 1.5 mg/l)

CAMBIAR VALOR FRACCIONES DE CAUDAL (l/s)


Caudal (l/s) 0,00 0,01 0,02 0,03 0,04 0,05 0,06 0,07 0,08 0,09
0,5
g HTH/día 133 136 139 141 144 147 149 152 155 157
ppm Solución 346 354 361 367 374 382 387 395 403 408
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17
0,6
g HTH/día 160 163 165 168 171 173 176 179 181 184
ppm Solución 416 424 429 437 445 450 458 465 471 478
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17
0,7
g HTH/día 187 189 192 195 197 200 203 205 208 211
ppm Solución 486 491 499 507 512 520 528 533 541 549
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17
0,8
g HTH/día 213 216 218 221 224 226 229 232 234 237
ppm Solución 554 562 567 575 582 588 595 603 608 616
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17
0,9
g HTH/día 240 242 245 248 250 253 256 258 261 264
ppm Solución 624 629 637 645 650 658 666 671 679 686
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17

VOLUMEN DEL TANQUE HIPOCLORADOR 500 LITROS


1 ONZA 28,35 GRAMOS
DOSIS DE CLORO A APLICAR 2,00 g/m3 0,50 L/S 133 GRAMOS
CAMBIAR VALOR 9,4 ONZAS/(l/s)
CONCENTRACION HTH 65%

VOLUMEN DE CONTROL 50,0 MILILITROS


20 Tabla de valores con las cantidades diarias de hipoclorito de calcio, en función del caudal aforado (concentración de cloro
residual 2.0 mg/l)

24
De acuerdo con el ejemplo que se viene desarrollando, el operador aforo 0.61 l/s con el
vertedero triangular. Para cada una de las dosificaciones asumidas (referidas como superiores al
punto de quiebre), las variables de interés muestran los siguientes resultados:

Concentración de cloro Gramos de HTH por día Concentración de la Tiempo de aforo para la
residual (mg/l) solución clorada (mg/l) calibración
(hh:mm:ss)
1.0 82 107 00:00:09
1.5 122 238 00:00:13
2.0 163 424 00:00:17

8.4 Hipoclorito de sodio

La producción de hipoclorito de sodio por electrólisis de la sal común, en el caso de un equipo


en particular, el CLORID L-30 11 , arroja una concentración de cloro activo en la solución final,
al cabo de 24 horas, de 12.5 gramos por litro y un volumen de solución de 30 litros 12 , pero una
evaluación realizada por el CEPIS en el año 2000 determina la inviabilidad de obtener
concentraciones superiores a 6 g/l (ver Leyes de la electrolisis). Es recomendable determinar el
porcentaje de cloro activo mediante pruebas analíticas de laboratorio o en el campo.

Las tablas de valores a facilitar a los operadores, para dosificar 1.0, 1.5 y 2.0 mg/l de cloro
residual en el agua de distribución, son las siguientes:

CAMBIAR VALOR FRACCIONES DE CAUDAL (l/s)


Caudal (l/s) 0,00 0,01 0,02 0,03 0,04 0,05 0,06 0,07 0,08 0,09
0,5
l solución/día 7,3 7,4 7,6 7,7 7,8 8,0 8,1 8,2 8,5 8,6
ppm Solución 87 88 91 92 94 96 98 99 101 103
q ml/s 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09
0,6
l solución/día 8,7 8,9 9,0 9,1 9,3 9,4 9,5 9,8 9,9 10,0
ppm Solución 104 107 108 109 112 113 114 117 118 120
q ml/s 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09
0,7
l solución/día 10,2 10,3 10,4 10,6 10,7 10,8 11,1 11,2 11,3 11,5
ppm Solución 122 124 125 127 129 130 133 134 135 138
q ml/s 5,7 5,7 5,8 5,7 5,7 5,8 5,7 5,8 5,8 5,7
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09
0,8
l solución/día 11,6 11,7 11,8 12,0 12,1 12,2 12,5 12,6 12,7 12,9
ppm Solución 139 140 142 144 146 147 150 151 152 155
q ml/s 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09
0,9
l solución/día 13,0 13,1 13,3 13,4 13,5 13,8 13,9 14,0 14,2 14,3
ppm Solución 156 157 160 161 163 165 166 168 170 172
q ml/s 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8 5,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09 0:00:09
VOLUMEN DEL TANQUE HIPOCLORADOR 500 LITROS CONCENTRACION SOLUCION 6 g/l
DOSIS DE CLORO A APLICAR 1,00 g/m3 VOLUMEN DE CONTROL 50 ml
Volumen total de solución de hipoclorito de sodio 30 litros
Volumen diario de solución de hipoclorito de sodio 8,9 litros
Pérdida de cloro activo diaria 0,75 g/día
Día 1 2 3 4 5 6 7
g/l 6,0 5,3 4,5 3,8 3,0 2,3 1,5
Vol. Corregido (l) 8,9 10,2 11,8 14,2 17,8 23,7 35,5
Volumen total (l) 8,9 19,0 -- -- -- -- --
21 Volúmenes diarios (en litros) de solución de hipoclorito de sodio obtenida de un equipo CLORID L-30, a mezclar en el
tanque hipoclorador (concentración de cloro residual 1.0 mg/l)

11
La referencia a la marca comercial no constituye ni establece compromisos de ninguna naturaleza con el fabricante.
Se utiliza para efectos didácticos.
12
Se disuelve un kilogramo de sal en 30 litros de agua (concentración de sal 33.3 g/l)

25
CAMBIAR VALOR FRACCIONES DE CAUDAL (l/s)
Caudal (l/s) 0,00 0,01 0,02 0,03 0,04 0,05 0,06 0,07 0,08 0,09
0,5
l solución/día 16,3 16,6 16,9 17,2 17,6 17,9 18,2 18,5 18,9 19,2
ppm Solución 195 199 203 207 211 215 218 222 226 230
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13
0,6
l solución/día 19,5 19,8 20,2 20,5 20,8 21,1 21,5 21,8 22,1 22,4
ppm Solución 234 238 242 246 250 254 257 261 265 269
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13
0,7
l solución/día 22,8 23,1 23,4 23,7 24,1 24,4 24,7 25,0 25,4 25,7
ppm Solución 273 277 281 285 289 293 296 300 304 308
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13
0,8
l solución/día 26,0 26,3 26,7 27,0 27,3 27,6 28,0 28,3 28,6 28,9
ppm Solución 312 316 320 324 328 332 335 339 343 347
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13
0,9
l solución/día 29,3 29,6 29,9 30,2 30,6 30,9 31,2 31,5 31,9 32,2
ppm Solución 351 355 359 363 367 371 374 378 382 386
q ml/s 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8
t_aforo (h, m, s) 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13 0:00:13
VOLUMEN DEL TANQUE HIPOCLORADOR 500 LITROS CONCENTRACION SOLUCION 6 g/l
DOSIS DE CLORO A APLICAR 1,50 g/m3 VOLUMEN DE CONTROL 50 ml
Volumen total de solución de hipoclorito de sodio 30 litros
Volumen diario de solución de hipoclorito de sodio 19,8 litros
Pérdida de cloro activo diaria 0,75 g/día
Día 1 2 3 4 5 6 7
g/l 6,0 5,3 4,5 3,8 3,0 2,3 1,5
Vol. Corregido (l) 19,8 22,7 26,4 31,7 39,7 52,9 79,3
Volumen total (l) 19,8 -- -- -- -- -- --

22 Volúmenes diarios (en litros) de solución de hipoclorito de sodio obtenida de un equipo CLORID L-30, a mezclar en el
tanque hipoclorador (concentración de cloro residual 1.5 mg/l)

CAMBIAR VALOR FRACCIONES DE CAUDAL (l/s)


Caudal (l/s) 0,00 0,01 0,02 0,03 0,04 0,05 0,06 0,07 0,08 0,09
0,5
l solución/día 28,8 29,5 30,1 30,6 31,2 31,9 32,3 32,9 33,6 34,0
ppm Solución 346 354 361 367 374 382 387 395 403 408
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17
0,6
l solución/día 34,7 35,3 35,8 36,4 37,1 37,5 38,1 38,8 39,2 39,9
ppm Solución 416 424 429 437 445 450 458 465 471 478
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17
0,7
l solución/día 40,5 41,0 41,6 42,3 42,7 43,3 44,0 44,4 45,1 45,7
ppm Solución 486 491 499 507 512 520 528 533 541 549
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17
0,8
l solución/día 46,2 46,8 47,2 47,9 48,5 49,0 49,6 50,3 50,7 51,4
ppm Solución 554 562 567 575 582 588 595 603 608 616
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17
0,9
l solución/día 52,0 52,4 53,1 53,7 54,2 54,8 55,5 55,9 56,6 57,2
ppm Solución 624 629 637 645 650 658 666 671 679 686
q ml/s 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9 2,9
t_aforo (h, m, s) 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17 0:00:17
VOLUMEN DEL TANQUE HIPOCLORADOR 500 LITROS CONCENTRACION SOLUCION 6 g/l
DOSIS DE CLORO A APLICAR 2,00 g/m3 VOLUMEN DE CONTROL 50 ml
Volumen total de solución de hipoclorito de sodio 30 litros
Volumen diario de solución de hipoclorito de sodio 35,3 litros
Pérdida de cloro activo diaria 0,75 g/día
Día 1 2 3 4 5 6 7
g/l 6,0 5,3 4,5 3,8 3,0 2,3 1,5
Vol. Corregido (l) 35,3 40,4 47,1 56,5 70,6 94,2 141,3
Volumen total (l) -- -- -- -- -- -- --

23 Volúmenes diarios (en litros) de solución de hipoclorito de sodio obtenida de un equipo CLORID L-30, a mezclar en el
tanque hipoclorador (concentración de cloro residual 2.0 mg/l)

La tabla facilita la siguiente información al operador:

• Litros de solución de hipoclorito de sodio a utilizar (litros por día),


• Concentración en el tanque hipoclorador (partes por millón, mg/l o g/m3),
• Caudal de aplicación de la solución clorada (ml/s),
• Tiempo de aforo necesario para calibrar la aplicación de la solución de cloro, utilizando un
volumen de control de 50 mililitros (segundos),

26
• Volúmenes diarios de solución de hipoclorito a mezclar en el tanque hipoclorador de 500
litros.

En el caso del ejemplo que se ha venido desarrollando, para el caudal de 0.61 l/s, se obtiene la
siguiente información:

Concentración de l hipoclorito de Concentración de la Tiempo de aforo Nº días de Volumen


cloro residual (mg/l) sodio (primer día) solución clorada (calibración duración sobrante
(mg/l) hh:mm:ss) (litros)
1.0 4.3 107 00:00:09 5 5.5
1.5 9.5 238 00:00:13 2 10.4 13
2.0 17.0 424 00:00:17 1 13.0

La concentración y el tiempo requerido de llenado del volumen de control para calibrar la


aplicación de la solución clorada, no varían respecto a lo registrado para hipoclorito de calcio.
La dosis de cloro óptima será aquella que maximice la utilización del volumen de solución
clorada producido por el equipo de electrolisis. Dicha concentración, por supuesto, debe ser
comparada con aquella a punto de quiebre.

8.5 Calibración del caudal a aplicar de la solución clorada

El caudal de la solución clorada se obtiene en mililitros por segundo, por lo que es necesario
llenar un recipiente de volumen conocido en el tiempo que resulte del cálculo. La deducción del
tiempo de llenado del volumen de control, obedece al establecimiento de una proporción:

q _(ml / s ) Vol _ control _(ml )


=
1 _( s ) t _ llenado _( s )
Vol _ control _(ml )
t _ llenado _( s ) =
q _(ml / s )

Para el ejemplo en desarrollo, los tiempos de llenado del volumen de control de 50 mililitros
son, para cada una de las concentraciones de cloro residual consideradas y caudales de solución
clorada equivalentes, los siguientes:

Cloro residual Caudal q (ml/s) Cálculo exacto Aproximación Excel


(mg/l) (segundos) (hh:mm:ss)
1.0 5.8 8.6 00:00:09
1.5 3.8 13.2 00:00:13
2.0 2.9 17.2 00:00:17

8.6 Utilización de bombas dosificadoras automáticas

Como se indicó en 4.5, pág. 11, todos los principios reseñados son aplicables al caso de utilizar
bombas dosificadoras automáticas. El caso aquí es procurar que el volumen total del tanque
dosificador sea utilizado en el curso del día en relación con las horas de bombeo efectivo. Esto
determina calibrar la apertura de las bombas dosificadoras al 100% y calcular la cantidad diaria
de reactivo a utilizar bajo estas consideraciones; el procedimiento es similar.

No es muy recomendable que utilizar soluciones de mayor concentración con porcentajes de


apertura menores para el trabajo de las bombas dosificadoras, primero porque las soluciones
más concentradas son proporcionalmente más inestables y segundo porque se induce el criterio
de que cada 2 o 3 días se debe visitar la planta para preparar la solución desinfectante, operación

13
El tercer día se requerirían 10.8 litros de solución, es decir existe un déficit de 0.4 litros. La decisión sería de utilizar el
volumen disponible el tercer día para una concentración de cloro residual ligeramente menor que 1.5 mg/l.

27
que por muchas consideraciones es preferible hacerla a diario, a fin de vigilar más
estrechamente el sistema.

8.7 Leyes de la electrolisis

Electrolisis es el conjunto de reacciones químicas que producen en los electrodos introducidos


en la disolución de un electrolito, al aplicarles una diferencia de potencial suficiente del orden
de algunos voltios 14 . Implica la descomposición de un cuerpo por el paso de la corriente
eléctrica. Michael Faraday (1791 – 1867) fue el primer químico que utilizó el término
electrolisis para denominar a este proceso de separación de las sustancias químicas.

Las sustancias denominadas electrolitos, por ejemplo, el cloruro de sodio, al disolverse en agua
dan lugar a disoluciones conductoras de la corriente eléctrica. El electrodo que hace de polo
positivo se denomina ánodo, y, el que hace de polo negativo cátodo. Los electrolitos se escinden
en iones cargados negativamente (aniones) y en iones cargados positivamente (cationes).

Las leyes de la electrolisis que formuló Faraday, son las siguientes:

• La cantidad de masa que se deposita sobre los electrodos es directamente proporcional al


equivalente gramo del ión que se descarga, a la intensidad de corriente utilizada (amperios)
y al tiempo en segundos.
• La cantidad de electricidad 15 que se necesita para depositar un equivalente gramo de
cualquier ión es un faradio de electricidad, equivalente a 96487 culombios.

Estas dos leyes pueden expresarse matemáticamente de la siguiente manera 16 :

eq
m= * I *t
96500

Donde m masa depositada o desprendida en gramos (g)


eq equivalente gramo del átomo o radical considerado (mol/valencia)
I intensidad de corriente (amperios)
t tiempo en segundos (s)

Las reacciones de electrolisis de la sal común en agua, para producir hipoclorito de sodio, son
las siguientes:

2ClNa + 2 H 2O → 2 NaOH + Cl 2 + H 2
Cl2 + 2 NaOH → 2 NaClO + H 2

Los cálculos relacionados combinan las leyes de la electrolisis y las relaciones de


estequiometría normales generalmente solucionadas por proporciones 17 . Dos moles de sal
común reaccionan con dos moles de agua y producen una mol de cloro gas que luego genera dos
moles de hipoclorito de sodio al combinarse con dos moles de hidróxido de sodio.

14
Sabaster Garcia, Bartolomé (coordinador). Diccionario de Química, pág. 156 y 196. Ediciones Generales ANAYA.
Madrid, 1995.
15
La cantidad de electricidad Q es directamente proporcional a la intensidad de corriente I (amperios) y al tiempo
(segundos): Q = I*t.
16
AREAS – LOGSE Consultor didáctico. Física y Química, pág. 193 y 194. Ediciones Nauta. España, 1992.
17
Miller, Augustine. Química Elemental, pág. 265. HARLA, S.A. Ediciones TEC-CIEN. México, 1977.

28
Los equipos generadores de hipoclorito de sodio, por ejemplo el CLORID L – 30, utilizan sal
que se disuelve en agua 18 . Es necesario definir el número de moles que significa dicha
proporción en términos de los compuestos iniciales y los productos finales.

A continuación, constan los valores molares de los compuestos utilizados y producidos:

• Mol ClNa 58.5 g


• Mol H2O 18.0 g
• Mol Cl2 71.0 g
• Mol NaClO 74.5 g
• Mol ClO 51.5 g

En el caso del CLORID equipo L – 30, se utiliza un kilogramo de sal que se disuelve en treinta
litros de agua. De acuerdo con lo anterior, en la cuba electrolítica se tiene 17.09 moles de
cloruro de sodio y 1666.67 moles de agua. La sal común y el agua reaccionan en proporciones
iguales (17.09 moles, restan 1649.58 moles de solvente sin reaccionar) y producen cloro activo
en la mitad de dicha proporción (8.55 moles) que luego la proporción inicial de hipoclorito de
sodio (17.09 moles). Este producto se disuelve en las moles de agua sin reaccionar, lo que arroja
una concentración final:

71.0 _ g
8.55 _ mol _ Cl 2 mol _ Cl 2
* =
1649.58 _ mol _ H 2 O 18 _ g _ H 2 O
mol _ H 2 O
607.05 _ g _ Cl 2
= 20.49 _ g / l
29622.44 _ g _ H 2 O * 1 _ l
1000 _ g _ H 2 O

El catálogo de los equipos CLORID reporta para el modelo L – 30 una concentración de cloro
activo en la solución de 12.5 g/l. No obstante, una evaluación realizada por el CEPIS en el año
2000 19 , informa sobre la imposibilidad de obtener concentraciones superiores a 6 g/l.
Comparando con el valor calculado estequiométricamente (20.5 g/l), el valor evaluado por el
CEPIS (6.9 g/l) arroja una eficiencia de conversión del 33%, cuando la eficiencia
termodinámica del proceso de electrolisis es superior al 90%. En México se desarrolló una celda
de gases oxidantes mediante electrolisis de la sal denominada MOGGOD 20 .

9 AFORO QUÍMICO

18
Solubilidad del cloruro de sodio a 20º C, 360 g/l.
19
A partir de Rojas, Ricardo & Guevara Sixto. HDT 78. CELDAS ELECTROLÍTICAS DE
PRODUCCIÓN IN SITU DE HIPOCLORITO DE SODIO. CEPIS – OMS. Junio 2000.
Conclusiones: 6.3) La producción de hipoclorito de sodio con la celda CLORID L-30 no alcanza la
concentración de 10 g Cl2/L durante las 24 horas de funcionamiento tal como asegura el fabricante,
logrando solamente una concentración de 6,9 Cl2/L. 6.4) La disposición de los electrodos de los equipos
Clorid L-30 y Sanilec Mini no permiten producir volúmenes menores o mayores a los establecidos por los
fabricantes. Recomendaciones: 7.2) No intentar obtener concentraciones de solución de hipoclorito de
sodio mayor a 6 g de Cl2/L, por la significativa caída en la eficiencia de la celda electrolítica. 7.4) Utilizar
siempre una salmuera al 3% (30 g/L) a fin de estandarizar la concentración final de la solución
desinfectante después de un tiempo especificado de operación.
20
Brust Carmona, Héctor & Benítez, Alfredo & Zarco, Joaquín & Sánchez, Enrique & Mascher Ingrid.
Eficiencia de celdas generadoras de gases oxidantes alimentadas con energía eléctrica o solar. Revista
Panamericana de Salud Pública. 1998.

29
Al combinar los procedimientos de la cloración ya explicados, se puede efectuar el “aforo
químico” del agua. La derivación de fórmulas matemáticas consta a continuación:

Q * c0 + q * C = (Q + q ) * c1
c0 = 0 ⇒ q * C = Q * c1 + q * c1
q * C − q * c1 = Q * c1
q * (C − c1 ) = Q * c1
Q * c1 Q
q= =
(C − c1 ) ⎛ C ⎞
⎜⎜ − 1⎟⎟
⎝ 1
c ⎠
24 Equilibrio químico entre concentraciones de cloro y caudales a tratar y a dosificar

Donde Q caudal de agua a desinfectar (l/s)


q caudal de solución clorada a aplicar (l/s)
c0 concentración de cloro inicial (antes de desinfectar, 0 mg/l)
c1 concentración de cloro aplicada (después de desinfectar, mg/l)

Si en la expresión final obtenida se desprecia el número 1, se despeja el caudal Q a tratar y se


transforma el caudal q a mililitros por segundo, se obtiene:

⎡C ⎤ q C q
Q = ⎢ − 1⎥ * ≅ *
⎣ c1 ⎦ 1000 c1 1000

Donde Q caudal en l/s


C concentración de la solución en el tanque hipoclorador (mg/l)
c1 concentración de cloro residual en el tanque de reserva de la planta
q caudal de aplicación de la solución clorada (ml/s)

El procedimiento es el siguiente:

1. El operador mide el caudal con el vertedero triangular


2. El operador utiliza la tabla de cloración para conocer el peso a disolver de HTH y
determinar la concentración de solución clorada
3. El operador toma una muestra de agua desinfectada, en el tanque de reserva y mide el cloro
residual
4. El operador utiliza tablas de valores
a. Determina el tiempo de llenado del volumen de control y conoce el caudal de
aplicación de la solución clorada (aforo volumétrico)
b. Conocido el caudal de la solución clorada, utiliza la tabla de aforo químico que
combine la concentración establecida en el tanque hipoclorador y el cloro residual
medido, y determina el caudal de agua desinfectado.

La elaboración de tablas de valores para determinar el caudal de aplicación de la solución


clorada (aforo volumétrico) y para estimar el caudal de tratamiento (aforo químico), es
importante para facilitar las tareas del operador.

Para el ejemplo en desarrollo, se tiene:

30
Tiempo FRACCIONES DE SEGUNDOS
(segundos) 0 0,1 0,2 0,3 0,4 0,5 0,6 0,7 0,8 0,9
5 10,0 9,8 9,6 9,4 9,3 9,1 8,9 8,8 8,6 8,5
6 8,3 8,2 8,1 7,9 7,8 7,7 7,6 7,5 7,4 7,2
7 7,1 7,0 6,9 6,8 6,8 6,7 6,6 6,5 6,4 6,3
8 6,3 6,2 6,1 6,0 6,0 5,9 5,8 5,7 5,7 5,6
9 5,6 5,5 5,4 5,4 5,3 5,3 5,2 5,2 5,1 5,1
10 5,0 5,0 4,9 4,9 4,8 4,8 4,7 4,7 4,6 4,6
11 4,5 4,5 4,5 4,4 4,4 4,3 4,3 4,3 4,2 4,2
12 4,2 4,1 4,1 4,1 4,0 4,0 4,0 3,9 3,9 3,9
13 3,8 3,8 3,8 3,8 3,7 3,7 3,7 3,6 3,6 3,6
14 3,6 3,5 3,5 3,5 3,5 3,4 3,4 3,4 3,4 3,4

Caudal de aplicación de la solución clorada (ml/s)


Tiempo de aforo (segundos) del volumen de control
25 Tabla de valores para el aforo volumétrico en el volumen de control

Caudal q
FRACIONES DE CAUDAL DE SOLUCION CLORADA
ml/s 0,0 0,1 0,2 0,3 0,4 0,5 0,6 0,7 0,8 0,9
0 0,00 0,01 0,02 0,03 0,04 0,05 0,06 0,07 0,08 0,10
1 0,11 0,12 0,13 0,14 0,15 0,16 0,17 0,18 0,19 0,20
2 0,21 0,22 0,23 0,24 0,25 0,27 0,28 0,29 0,30 0,31
3 0,32 0,33 0,34 0,35 0,36 0,37 0,38 0,39 0,40 0,41
4 0,42 0,43 0,45 0,46 0,47 0,48 0,49 0,50 0,51 0,52
5 0,53 0,54 0,55 0,56 0,57 0,58 0,59 0,60 0,61 0,63
6 0,64 0,65 0,66 0,67 0,68 0,69 0,70 0,71 0,72 0,73
7 0,74 0,75 0,76 0,77 0,78 0,80 0,81 0,82 0,83 0,84
8 0,85 0,86 0,87 0,88 0,89 0,90 0,91 0,92 0,93 0,94
9 0,95 0,96 0,98 0,99 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05

Valores del caudal de la planta (Q l/s) q Caudal solución clorada


26 Tabla de valores para realizar el aforo químico

27 Kit para comprobación de cloro (ortotolidina) y control de pH (rojo fenol); recipiente volumétrico de 50 mililitros
(calibración del caudal de la solución clorada); balanza manual graduada (apreciación 25 gramos)

31
10 HERRAMIENTAS DE EXCEL PROVISTAS CON ESTE MANUAL

Con este manual se adjuntan 2 archivos de cálculo en Excel:

• Manual_aforos_desinfección.xls, y,
• Dosificación productos químicos (bombas dosificadoras).xls.

Cada archivo constituye un libro de hojas de cálculo. El primero sistematiza los ejemplos
desarrollados en el manual para sistemas pequeños de agua potable. El segundo considera los
ajustes a efectuar si se utilizan bombas dosificadoras de químicos.

11 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. AREAS – LOGSE Consultor didáctico. Física y Química. Ediciones Nauta.


España, 1992.
2. CLORID S.A., Catálogo de los productos (CD promocional).
3. FAO. Boletín de Suelos de la FAO Nº 68. Medición sobre el terreno de la erosión
del suelo y la escorrentía.
http://www.fao.org/docrep/T0848S/t0848s06.htm#TopOfPage
4. Méndez, Nery Martín Ing. Manual de instalación, operación y mantenimiento para
los generadores de hipoclorito de sodio “in situ” AQUACHOLR AC25 y AC50
solar, pág. Guatemala.
5. Miller, Augustine. Química Elemental. HARLA, S.A. Ediciones TEC-CIEN.
México, 1977.
6. OPS/CEPIS/PUB/02.76. Operación y mantenimiento de plantas de tratamiento de
agua. Manual de capacitación para operadores, Capítulo 5 Hidrometría. Lima, 2002.
7. Pûrschel, Wolfgang. Tratado General del Agua y su Distribución. Tomo 1: La
técnica de aforo del consumo de agua de poblaciones (Parte 1ª). URMO S.A. de
Ediciones. Primera edición en español. España, 1976.
8. Rojas, Ricardo & Guevara Sixto. HDT 78. Celdas electrolíticas de producción in
situ de hipoclorito de sodio. CEPIS – OMS. junio 2000.
9. Sabaster García, Bartolomé (coordinador). Diccionario de Química. Ediciones
Generales ANAYA. Madrid, 1995.
10. Schlag, Albert. Hidráulica. Editorial LIMUSA – WILEY S.A. México, 1966.

32