UNIVERSIDAD RAFAEL LANDIVAR FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES DEPARTAMENTO DE TRABAJO SOCIAL SEDE ANTIGUA GUATEMALA

ANTOLOGIA DEL CURSO DIAGNÓSTICO PARTICIPATIVO
(versión preliminar, sujeta a revisión)

PREPARADA POR OTTO EDVIN ARENALES CALLEJAS oearenales@yahoo.com ENERO 2,009

1

CONTENIDO
INTRODUCCION..................................................................................................................4 UN POCO DE HISTORIA.....................................................................................................5 ¿QUE ENTENDEMOS POR DIAGNOSTICO?....................................................................6 ¿PARA QUE UN DIAGNÓSTICO?.......................................................................................8 EL DIAGNOSTICO COMO FORMA DE UTILIZAR LOS RESULTADOS DE UNA INVESTIGACIÓN EN EL DISEÑO DE INTERVENCIONES SOCIALES ....................10 CARACTERÍSTICAS DE UN DIAGNÓSTICO ................................................................11 ASPECTOS DE LA REALIDAD QUE DIAGNOSTICAMOS...........................................13 Aspectos positivos y negativos.........................................................................................13 Aspectos cuantitativos y cualitativos................................................................................13 Aspectos objetivos y subjetivos........................................................................................14 Aspectos coyunturales y estructurales..............................................................................14 Aspectos locales y nacionales...........................................................................................14 DIAGNOSTICANDO NOS EDUCAMOS..........................................................................14 LA PARTICIPACION...........................................................................................................15 “Perspectivas y características de la participación social”................................................16 Los distintos niveles de la participación ..........................................................................17 Los Objetivos de la participación .....................................................................................17 Principios de la participación ...........................................................................................18 ¿Quién participa? .............................................................................................................19 Costes y límites a la participación ....................................................................................19 La participación de los afectados .....................................................................................19 Intensidad de la participación ...........................................................................................20 La escalera de la participación .........................................................................................20 NIVELES DEL ANALISIS SOCIAL...................................................................................23 EL DIAGNÓSTICO PARTICIPATIVO................................................................................31 Características de un diagnóstico comunitario participativo ..........................................33 Triangulación en la recolección de la información ..........................................................34 ALGUNOS ENFOQUES METODOLÓGICOS PARA HACER DIAGNÓSTICOS......35 ¿CÓMO ANALIZAR EL ENTORNO?............................................................................35 La priorización. Una herramienta indispensable ..............................................................36 CONCEPTOS, VARIABLES E INDICADORES ...............................................................38 Las fases del proceso de operacionalización.....................................................................39 INDICADORES SOCIALES................................................................................................42 Definiciones y áreas de utilización....................................................................................44 Clasificación de indicadores.............................................................................................46 Indicadores cuantitativos y cualitativos............................................................................46 Indicadores absolutos y relativos......................................................................................47 Indicadores simples y compuestos....................................................................................49 Indicadores intermedios y finales: de actividades, producto, resultado e impacto...........50 Indicadores indirectos o “proxy”......................................................................................50 Clasificación de los indicadores sociales..........................................................................51

2

Criterios para la selección de indicadores sociales...........................................................52 Construcción de indicadores sociales................................................................................53 Definición e interpretación de indicadores específicos: requerimientos de datos estadísticos y cálculo.........................................................................................................54 Sistema de indicadores sociales........................................................................................55 Requerimientos de un sistema de indicadores sociales.....................................................57 Reportes sociales y sistemas de indicadores.....................................................................58 ETAPAS DEL DIAGNOSTICO PARTICIPATIVO .............................................................59 Paso 1: Identificar el problema del diagnóstico................................................................60 Paso 2: Elaborar un plan de diagnóstico...........................................................................65 Paso 3: Recoger las informaciones...................................................................................67 Paso 4: Procesar las informaciones recogidas...................................................................70 Paso 5: Socializar los resultados.......................................................................................73 LAS HERRAMIENTAS PARA EL DIAGNOSTICO..........................................................75 HERRAMIENTA 1: Reuniones de grupo ........................................................................76 HERRAMIENTA 2: Dibujo y debate ...............................................................................79 HERRAMIENTA 3: Murales y carteles ...........................................................................81 HERRAMIENTA 4: Franelográfos ..................................................................................82 HERRAMIENTA 5: Historias incompletas .....................................................................84 HERRAMIENTA 6: Cárteles no clasificados ..................................................................85 HERRAMIENTA 7: Estudios de casos de la comunidad ................................................86 HERRAMIENTA 8: Mapas históricos .............................................................................87 HERRAMIENTA 9: Entrevistas semiestructuradas .........................................................88 HERRAMIENTA 10: Jerarquización, medición y clasificación ......................................93 HERRAMIENTA 11: Diagnóstico del entorno de la comunidad ....................................98 HERRAMIENTA 12: Teatro popular .............................................................................102 HERRAMIENTA 13: Teatro de títeres ..........................................................................105 HERRAMIENTA 14: La rueda ......................................................................................106 SISTEMAS DE INFORMACION SOCIAL.......................................................................114 Sistema de información ..................................................................................................114 Elementos de un sistema de información .......................................................................114 Usuarios de la información .............................................................................................115 Datos................................................................................................................................116 Diferencia entre datos e información .............................................................................117 Definición de información ..............................................................................................118 Tipos de información ......................................................................................................118 Fuente de información ....................................................................................................121 La información y la toma de decisiones .........................................................................124 Propuesta de Indicadores para caracterizar la comunidad .................................................127 Guía o esquema para el estudio de una comunidad (Barrio, Cantón, Municipio, Departamento) ....................................................................................................................130 TÉCNICAS PARA JERARQUIZAR Y PRIORIZAR PROBLEMAS SOCIALES...........133 Preguntas para el análisis de los problemas:...................................................................133 Definición y priorización de los problemas ...................................................................134 Otra forma de priorizar...................................................................................................135

3

INTRODUCCION
La presente antología, se constituye en la primera aproximación articulada e integrada de los distintos saberes relacionados con los procesos de intervención social. Esta antología del curso de Diagnóstico Participativo, contiene conceptos y herramientas útiles, para contribuir en la formación de los y las estudiantes, pero también se constituye en una herramienta de apoyo y consulta para intervenciones sociales, orientadas a diagnosticar la problemática en la cual se pretende intervenir para su transformación. Se presentan los conceptos relacionados con el diagnóstico social, participación social, diagnóstico participativo, la importancia de construir un sistema de indicadores como base para el desarrollo de cualquier proceso de diagnóstico. Así mismo podrá encontrarse de manera didáctica los pasos a seguir para la realización de un estudio de diagnóstico, al igual que las herramientas que pueden utilizarse en cada uno de los pasos. Otto Arenales C.

4

UN POCO DE HISTORIA
Los enfoques de desarrollo rural en las décadas 60 y 70 se basaban en la transferencia de tecnologías y en la ausencia de participación de las y los supuestos/as beneficiarias/os, tanto en la elaboración como la ejecución de los proyectos. A finales de la década de los 70 el fracaso de la "transferencia tecnológica" causó un cambio radical de estrategias: el conocimiento de las condiciones locales, del grupo meta y de sus tradiciones se convirtió en el enfoque principal de la identificación y planificación de proyectos de desarrollo rural. Utilizando métodos tradicionales de investigación, como cuestionarios y análisis de datos regionales, se generaron enormes cantidades de datos que resultaron inmanejables y se convirtieron en "cementerios de datos". En los 80 cambió la estrategia de nuevo: el levantamiento de información fue reducido a lo necesario, tomando en cuenta las opiniones y el punto de vista del grupo meta. Los instrumentos clásicos de investigación dieron paso a nuevos conceptos, más participativos, muchos de ellos basados en las teorías y metodologías de la educación popular. Esta fue la hora del nacimiento del "Diagnóstico Rural Rápido" (DRR). El DRR propone sobre todo un levantamiento de datos participativo y menos laborioso que un levantamiento tradicional. Además busca una mayor participación del llamado grupo meta, para acercarse más a sus necesidades y realidad. En general el DRR se utiliza para obtener los datos necesarios para un proyecto nuevo o para analizar el desarrollo de un proyecto y si fuera necesario, proceder a adaptarlo, así también para hacer análisis de la problemática de una comunidad o región.

5

¿QUE ENTENDEMOS POR DIAGNOSTICO?
La primera etapa en el ciclo del Trabajo Social o de cualquier intervención de tipo social esta constituida por el diagnóstico que consiste en investigar los problemas que se tienen en la organización o en la realidad que nos rodea. Elegimos un problema, recogemos informaciones sobre el y analizamos a fondo sus causas y consecuencias, sus relaciones con otros problemas, los conflictos que abarca, etc. Diagnosticar no es sólo una actividad de los sociólogos o economistas. Todos necesitamos hacerlo. Necesitamos investigar lo que pasa en nuestro alrededor, porque es imposible actuar eficazmente sobre algo que desconocemos. Ciertamente tenemos conocimientos sobre nuestra propia realidad, pero pueden ser insuficientes o equivocados. Por ejemplo, sabemos muchas cosas sobre la situación de salud, pero posiblemente desconocemos qué tiene que ver con nuestra alimentación, con la pobreza, con la economía del país, etc. Si falta el diagnóstico: • • • Podemos equivocarnos con la selección de problemas a resolver. A lo mejor atendemos a los secundarios y no a los principales o urgentes. Podemos entender mal las causas y relaciones entre los problemas. Así no acertaríamos en las soluciones desperdiciando trabajo, tiempo y dinero. Podemos planificar y ejecutar mal las acciones, por no conocer suficientemente los diferentes aspectos del problema, los obstáculos y posibilidades que hay en la realidad.

Existen varios niveles en el estudio o investigación de la realidad social. La investigación científica básica “pura” pretende incrementar los conocimientos teóricos con el objetivo de hacer progresar una determinada ciencia, sin preocuparse explícitamente por sus posibles aplicaciones práctica o sus consecuencias. La investigación aplicada, relacionada con la anterior ya que depende de los métodos y descubrimientos de la investigación básica, trata de proporcionar conocimientos para modificar la realidad.

6

El diagnóstico social pretende ir más allá. Se trata de realizar un estudio con la finalidad de tener conocimientos para introducir cambios inducidos y planificados, para actuar sobre algún aspecto de la realidad social, con el objeto de resolver problemas y satisfacer necesidades, siendo fundamental en la planificación de políticas, programas y proyectos sociales. La necesidad de realizar un diagnóstico está basada en el principio de que es necesario conocer para actuar con eficacia. En este sentido, todo diagnóstico social representa una de las fases iniciales y fundamentales del proceso de intervención social. Constituye uno de los elementos clave de toda práctica social, en la medida en que procura conocimiento sobre una situación sobre la que se va a realizar una intervención social y de los diferentes aspectos que es necesario tener en cuenta para resolver la situación diagnosticada. Un diagnóstico no se elabora solo para saber que pasa. Se elabora con propósitos bien definidos: • En primer lugar, para obtener una información básica que sirva para programar acciones concretas, estas acciones pueden ser un plan, un programa o un conjunto de actividades más o menos articuladas entre sí.

En segundo lugar, se trata de dibujar un cuadro de situación que sirva para diseñar y escoger las estrategias de actuación.

En otras palabras: a partir de los datos del diagnóstico, se diseñan las operaciones y acciones que permiten enfrentar, con la mayor racionalidad y organización posible, los problemas y necesidades detectadas en el mismo.

7

¿PARA QUE UN DIAGNÓSTICO?
El diagnóstico participativo forma parte de un proceso más amplio, que es, ante todo, una acción política; es decir, no se hace porque "nos guste conocer nuestro barrio o ciudad" sin más, sino porque queremos producir determinados efectos en determinadas direcciones. Desde esta perspectiva, el diagnóstico desempeña básicamente dos papeles en un proceso comunitario: por una parte, pone encima de la mesa los temas que hay que debatir para poder transformar lo que se pretende transformar; por otra, pone a los actores en condiciones de hacerlo, puesto que las prácticas transformadoras tienen que desarrollarse desde la propia comunidad. Un diagnóstico participativo sirve para: • • • • Para conocer mejor la propia realidad, los problemas y sus causas, dando especial relevancia al punto de vista de quienes viven esa realidad. Para seleccionar áreas de intervención de acuerdo a criterios comunes de priorización. Para motivar a la comunidad hacia la búsqueda de soluciones viables. Para levantar propuestas de solución compartidas entre la comunidad y las instituciones públicas y privadas (según sea el caso).

Dado que la realidad no se contempla siempre desde la misma óptica ni de la misma forma, lo primero que hay que saber es en qué podemos ponernos de acuerdo (sin olvidarnos de que nuestras posiciones siguen siendo distintas). En definitiva, no se trata solo de incorporar a la comunidad como sujeto de conocimiento, sino de vincular el sujeto de conocimiento con el sujeto de acción; es decir, el proceso de producción de conocimiento convierte a los actores en protagonistas de una intervención transformadora, puesto que, desde el momento en que la comunidad participa en la definición y en el conocimiento de su realidad cotidiana, se están construyendo nuevas formas de actuar y de relacionarse. Tres aspectos son fundamentales en este proceso: a) El autoaprendizaje sobre nuestra realidad cotidiana, pero también sobre la forma de conocerla: abriendo progresivamente nuestro discurso, integrando la perspectiva individual en la grupal –y asumiendo como propios los enfoques colectivos y pasando de una visión fundamentalmente particular a una holística e integrada (Elizalde, 1993: 133). El autoaprendizaje se concibe también como creatividad: partimos de la base de que nuestras ideas no se hallan escondidas en algún lugar de nuestra mente, esperando a que alguien venga a descubrirlas o a que surjan en algún momento de inspiración, sino que se construyen a partir de la reflexión y la interacción colectiva. Es así como los tópicos, los prejuicios y las contradicciones de 8

nuestro discurso cotidiano se ponen encima de la mesa y pueden evolucionar hacia posiciones que permiten avanzar. b) La implicación progresiva que se da cuando se participa activamente en todas las fases de un proceso: desde el momento en que vemos recogidos nuestros puntos de vista hacemos nuestros los resultados; desde el momento en que los hemos debatido podemos tomar decisiones de forma más consciente y participar en él de manera más activa. El diagnóstico debe contribuir a corresponsabilizar a los actores en este sentido. c) El proceso de diagnóstico debe ser un proceso de construcción de relaciones sociales: difícilmente se puede conseguir desde las formas tradicionales de investigación, en las que el investigador, una vez ha extraído sus conclusiones, hace sus propuestas sobre lo que cree que se debe hacer y lo que no. En vez de que el investigador se dedique a predicar sus soluciones entre actores que quizás vayan en otra dirección, parece mucho más sencillo abrir procesos de reflexión y relación colectiva a partir de los síntomas que se plantean; precisamente, a lo largo de esos procesos se construyen prácticas y relaciones alternativas. De acuerdo con este planteamiento, el diagnóstico debe permitir a los actores recrear las redes sociales, es decir, transformarlas desde la autorreflexión sobre las estructuras existentes y, en definitiva, potenciar su nivel y su capacidad de organización. Es fundamental que los diagnósticos aborden esa doble dimensión participativa: por un lado, interesa incorporar el conocimiento práctico y construir puentes y sinergias entre este y el conocimiento teórico; además, deben movilizar a los actores para que sean ellos mismos los protagonistas de las prácticas transformadoras. Muchos diagnósticos potencian únicamente el primer aspecto, es decir, garantizan que se ha llegado a todos los sectores sociales, que se han incorporado sus intereses y visiones, pero no generan una implicación activa en el proceso; más que participativos, estos diagnósticos son neotecnocráticos (Blanco y Gomà, 2002), puesto que los actores difícilmente estarán en condiciones de hacerse cargo del proceso cuando los equipos investigadores hayan terminado su trabajo.

9

En síntesis, se entiende el diagnóstico local participativo como un proceso de autoanálisis de una comunidad local que permite a los actores construir relaciones y propuestas integrales sobre determinados temas que den una respuesta –sobre la práctica, y no solo sobre el papel– a las necesidades y oportunidades de dicha comunidad, y que se conviertan en el punto de partida para desarrollar prácticas transformadoras desde el ámbito local. El diagnóstico constituye una valiosa experiencia educativa en sí misma, en la cual se comparten experiencias, se intercambian conocimientos, se aprende a utilizar técnicas para recoger información etc. Como en todo proceso educativo participativo, el diagnóstico parte necesariamente de los conocimientos y experiencias de los participantes. Por su vivencia diaria, la gente siempre tiene conocimientos de su propia realidad, aunque sean limitados. Sobre la base de éstos se inicia el proceso de reflexión y la búsqueda de profundización en los niveles de información. Una condición básica para una efectiva participación en el proceso diagnóstico es asegurar que todos los participantes tengan la suficiente información acerca de los objetivos, la metodología y los mecanismos de participación de cada uno de los actores involucrados.

EL DIAGNOSTICO COMO FORMA DE UTILIZAR LOS RESULTADOS DE UNA INVESTIGACIÓN EN EL DISEÑO DE INTERVENCIONES SOCIALES
El diagnóstico social pone en relación la investigación y la programación, facilitando la transición entre ambas fases. Sin investigación no puede haber diagnóstico y sin apoyarse en un diagnóstico no se puede hacer una buena programación de las intervenciones sociales. Se pueden hacer estudios sobre problemas sociales, sin que estos sean un diagnóstico en sentido estricto. En un estudio sobre problemas sociales se recogen y sistematizan, se analizan y se interpretan datos e informaciones sobre estos problemas. En un diagnóstico, además hay que comprender los problemas de cara a la acción. Esto supone conocer:

10

• • • • •

Cuáles son los problemas. El porqué de estos problemas en una situación determinada. Cuál es el contexto que condiciona la situación-problema estudiado. Quiénes son los actores sociales implicados. Cuáles son los recursos y medios disponibles para resolver estos problemas.

Para que el diagnóstico sirva operativamente a un programa de intervención social hay que identificar cuales son los problemas que afectan a determinados colectivos o personas en un contexto dado. Una vez identificados, debemos determinar qué tipo de ayuda o atención se requerirá, para que las personas o colectivos sociales puedan afrontar la solución a sus problemas o necesidades y posteriormente identificar también los recursos y medios disponibles para atender a las necesidades o problemas que han sido detectados.

CARACTERÍSTICAS DE UN DIAGNÓSTICO
• • El diagnóstico es una fase o momento imprescindible de un programa o proyecto que puede influir en las diferentes etapas del mismo, sea como punto de partida o, posteriormente, como punto de referencia. El diagnóstico como forma de utilizar resultados de una investigación aplicada de cara a la acción, en la medida que el objetivo del diagnóstico es tener conocimientos para producir cambios planeados, para resolver problemas, satisfacer necesidades, desarrollar potencialidades o para desarrollar acciones en una comunidad. El diagnóstico como unidad de análisis y síntesis de una situaciónproblema: el diagnóstico debe hacer una descripción de los elementos y aspectos integrantes de la realidad, pero a la vez debe establecer la interconexión e interdependencia de los mismos. El diagnóstico no tiene final, es un instrumento abierto en constante retroalimentación: un diagnóstico debe estar abierto a incorporar nuevos datos e información y nuevos ajustes establecidos a partir de nuevos datos que se vayan obteniendo. El diagnóstico tiene como punto de partida un problema. Normalmente el proceso de diagnóstico empieza cuando la organización o comunidad esta descontenta de su situación. Se viven problemas o hechos irregulares que exigen cambiarse o resolverse con acciones prácticas El diagnóstico está basado en el principio de “comprender para resolver”. Es decir, para encontrar una solución eficaz a un problema de la organización o comunidad, debemos comprenderlo a fondo.

11

Muchas veces conocemos sólo algunos elementos sueltos o superficiales de nuestros problemas. Si nos limitamos a esos conocimientos, sin ampliar o profundizarlos, es probable que nuestras acciones no cambien casi nada la situación El diagnóstico exige dos tipos de actividades básicas: recoger información y reflexionar. En la información recogemos los datos que necesitamos para conocer mejor el problema: cómo se manifiesta, cuál es su extensión e intensidad, dónde y desde cuándo se da, etc. Estas informaciones las obtenemos a través de lecturas, observaciones, conversaciones y otras técnicas.

Se hace reflexión para comprender a fondo un problema, debemos ir más allá de la sola recolección de informaciones. A partir de los datos obtenidos reflexionamos y discutimos sobre el problema, tratando de explicar su desarrollo, su origen, sus relaciones, sus consecuencias. • El diagnóstico es un proceso que va de los fenómenos a la esencia. No podemos lograr explicaciones acertadas de un problema de la noche a la mañana. Hace falta un proceso en que poco a poco vayamos conociendo y comprendiendo nuestros problemas. Un proceso ordenado de investigación que vaya de los fenómenos a la esencia de las cosas. Es decir, caminamos desde lo que observamos a primera vista, hacia una comprensión cada vez más profunda. Partimos de los hechos concretos en nuestra realidad y paulatinamente vamos relacionándolos con las situaciones mas generales y las estructuras de la sociedad. Sin embargo, la teoría no es un dogma o una verdad inamovible. Siempre será necesario en el diagnóstico comprobar si los aportes teóricos son válidos o no para explicar nuestra situación específica. El diagnóstico es parcial. Los conocimientos que conseguimos sobre un problema nunca serán acabados y completos, porque nuestra realidad es compleja y cambia continuamente. Esto significa que no podemos diagnosticar todo de una vez. Debemos seleccionar un problema específico y hacer diagnósticos parciales, de acuerdo a las circunstancias concretas de la organización o comunidad: capacidades, tiempo disponible, grado de interés y conciencia, etc. El diagnóstico es una actividad permanente. De las acciones que realizamos después de un primer diagnóstico surgirán otras necesidades de conocer la realidad. Es decir, surgirán nuevas demandas de diagnóstico. En este sentido, hablamos del diagnóstico como una actividad permanente de la organización o comunidad. Así mediante varios diagnósticos parciales y la realización de acciones prácticas, vamos comprendiendo poco a poco la complejidad de nuestra realidad.

12

El diagnóstico desemboca en conclusiones prácticas. El resultado del diagnóstico no es la mera suma de informaciones y reflexiones. También implica conclusiones para nuestra práctica a corto o largo plazo. A partir de una comprensión del problema, formulamos una serie de ideas concretas para la acción. De esta manera, el diagnóstico ha creado la base para que decidamos colectivamente las soluciones a nuestros problemas.

ASPECTOS DE LA REALIDAD QUE DIAGNOSTICAMOS
Si queremos investigar bien un problema, debemos tomar en cuenta diferentes aspectos de nuestra realidad.

Aspectos positivos y negativos
Aunque nuestra atención esté en los problemas, es necesario conocer también el lado positivo de la situación. Por ejemplo, avances en la organización, el desarrollo de valores culturales propios.

Aspectos cuantitativos y cualitativos

13

Lo cuantitativo tiene que ver con cantidades, como los números, promedios y porcentajes. Por ejemplo, el número de personas afectadas por un problema, su ingreso promedio, el porcentaje de niños involucrados. Lo cualitativo son los contenidos o calidades de las cosas. Por ejemplo, en que consiste un problema, cuáles causas y relaciones tiene, etc.

Aspectos objetivos y subjetivos
Lo objetivo se refiere al mundo que nos rodea y a nuestro actuar. Por ejemplo la naturaleza, la situación económica, el trabajo que hacemos, acciones políticas, culturales, etc. Lo subjetivo tiene que ver con nuestras ideas, opiniones, formas de percibir y comprender la realidad.

Aspectos coyunturales y estructurales
Lo coyuntural se refiere a los acontecimientos que se dan en la sociedad actual en que vivimos. Siempre se trata de hechos pasajeros que no determinan la organización esencial de la sociedad. Por ejemplo, los conflictos entre los partidos de gobierno o una devaluación de la moneda nacional. Lo estructural son los aspectos más permanentes y estables de la realidad social. Definen el tipo de sociedad en que vivimos, por ejemplo la desigual repartición de la tierra o la opresión a determinados grupos sociales.

Aspectos locales y nacionales
Los aspectos locales son todo lo que se da en una zona limitada. Son las estructuras, los hechos y acontecimientos que hay en una comunidad, en un recinto, en un municipio. Por ejemplo, la fiesta patronal del pueblo. Lo nacional tiene que ver con las estructuras, hechos y acontecimientos que se dan a nivel del país. Por ejemplo, las elecciones presidenciales.

DIAGNOSTICANDO NOS EDUCAMOS

14

El diagnóstico participativo es un proceso educativo por excelencia. En el los compañeros no sólo aprovechan los resultados, sino también el proceso mismo. Comparten experiencias, intercambian conocimientos, aprenden a usar técnicas para recoger información, etc. El diagnóstico participativo es una oportunidad para el aprendizaje colectivo, en que los participantes investigan su propia realidad y analizan las causas de los problemas Como en todo proceso educativo, el diagnóstico parte necesariamente de los conocimientos y experiencias de los participantes. Por la vivencia diaria la gente siempre tiene conocimientos de su realidad, aunque sean limitados. En base a ellos reflexionamos y buscamos lograr nuevos conocimientos. Así avanzamos hacia una comprensión más profunda que nos permita desarrollar una práctica mejor. Existen opiniones que dicen que “el pueblo tiene toda la verdad”. Estas ideas son equivocadas, porque no reconocen las limitaciones del saber popular. Tampoco reconocen la necesidad de una formación permanente de los sectores populares. Ciertamente el pueblo tiene su saber y su riqueza cultural. Sin embargo, sus conocimientos también contienen muchos elementos de la ideología dominante. Por eso, el proceso educativo en el diagnóstico busca por un lado rescatar los elementos críticos y realistas del saber popular y por otro, cuestionar los elementos extraños e impuestos.

LA PARTICIPACION
Existen numerosas definiciones y aproximaciones a la participación. Entendemos la participación como un proceso por el que los diferentes actores sociales (individuos, grupos, colectivos, entidades, administraciones, instituciones, etc.), con intereses legítimos en el Plan, programa o proyecto, influyen en el (y son influidos por el), se implican en la toma de decisiones y en la gestión de los recursos y comparten, al tiempo, el control sobre dichas decisiones y recursos que les afectan. Por otra parte, dado que la participación afecta a los fundamentos en los que se asientan los proyectos, programas, planes o políticas, se trata de un área sensible, controvertida y susceptible de diferentes interpretaciones. Básicamente, existen

15

dos formas de entender la participación: bien como un medio para conseguir mejores resultados y mayor eficacia y eficiencia en los proyectos, o bien como un fin en sí misma, inherente al tipo de acción social que se pretende. La participación nos permitirá de un lado, mejorar la eficacia y la eficiencia de las intervenciones, y de otro, fortalecer el sentido de apropiación de los participantes al proporcionarles control sobre el proceso. Por todo ello es un elemento fundamental a la hora de hacer diagnósticos, planear, ejecutar y evaluar las intervenciones. • Eficacia: la participación puede ser un medio para aumentar la eficacia de los Planes Locales. Cuando los diferentes actores tienen un interés legitimo en el proyecto y se involucran activamente en la toma de decisiones, es previsible que adquieran mayores niveles de compromiso y compartan los objetivos a ser alcanzados. Eficiencia: mientras que la eficacia tiene que ver con el grado en el que se alcanzan los objetivos establecidos (sin importar los recursos que se utilicen) la eficiencia incorpora la consideración de los costes. Si las actividades del Plan Local se llevan a cabo de manera coordinada y concertada, gracias al enfoque participativo, se contribuirá a la mejora de la eficiencia de la intervención. Apropiación: voluntad y compromiso de los participantes de sumarse a los objetivos del Plan Local. Es importante reconocer que muchos actores podrán sumarse al mismo rápidamente, aunque probablemente sean menos entusiastas a la hora de ejecutar las acciones acordadas una vez que el Plan sea aprobado formalmente. En este sentido, es importante que la apropiación sea real y vaya más allá de las palabras y las promesas, para transformarse en acciones concretas.

“Perspectivas y características de la participación social”
La participación como mecanismo de desarrollo de una ciudadanía activa e Inclusiva No se trata de cómo decía aquel lema de un antiguo concurso televisivo “lo importante es participar”; sino que lo importante es participar para conseguir unos objetivos. En este sentido entendemos la participación ciudadana como un mecanismo de profundización democrática ya que posibilita el desarrollo de una ciudadanía a la que algunos autores ponen nombres y apellidos y la califican como ciudadanía activa e inclusiva. ¿por qué activa e inclusiva?. Podemos decir que el concepto de participación se despliega en dos dimensiones:

16

Ser parte de algo y tomar parte en algo. Para el caso de la ciudadanía estas son dos condiciones fundamentales que la posibilitan: esto es la pertenencia y su ejercicio activo. Para poder tomar parte en algo activamente es fundamental pertenecer a ello y por eso se habla de un modelo de ciudadanía inclusiva que amplíe las posibilidades de participación de las personas. Esto requiere la extensión a otros ciudadanos de los derechos que algunos ya disfrutamos e implica un modelo de participación social en el que no luchamos sólo por la defensa de nuestros intereses más cercanos y particulares ni los de nuestro grupo, sino así mismo, hablamos de ciudadanía activa porque esta perspectiva se refiere a un modelo de ciudadanía en el que las personas y sus organizaciones no sólo son parte o pertenecen formalmente a una comunidad sino que intervienen activamente en ella a través de diferentes cauces de entre los cuales, uno importante es el voto pero desde luego no el único. Aquí es dónde, toma pleno sentido la participación ciudadana. En ese sentido, la participación supone también un ejercicio político ya que los individuos “toman parte”, en tanto que ciudadanos y actores políticos, en cuestiones públicas como portadores de intereses sociales o colectivos de una comunidad de la que “son parte”. Por tanto ser parte y tomar parte, en la medida en que ambas dimensiones se desarrollen podremos hablar de una ciudadanía activa e inclusiva que, a nuestro entender, es a la vez requisito y fin de la participación. Este planteamiento recoge el reconocimiento de la condición de actores activos en la esfera pública que nos da la capacidad de influencia sobre la formulación y la decisión de las políticas públicas y no sólo la posibilidad de intervenir colaborando en funciones de asistencia, o como consumidores de actividades o como receptores de servicios.

Los distintos niveles de la participación
En las últimas dos décadas se ha puesto de moda la "participación" y todas las intervenciones, así como programas y proyectos tienen un enfoque participativo y todas las actividades son resultado de un "proceso participativo". Pero, qué significa participación?

Los Objetivos de la participación
A partir de estas consideraciones, se establecen una serie de objetivos para la participación:

17

1. Organizar una acción grupal para facilitar a los grupos (las personas) excluidos el acceso a los recursos y servicios sociales. 2. Involucrar a los implicados lo mas posible y activamente en el proceso de toma de decisiones. 3. Promover la implicación de los diferentes actores en el proceso de planificación y ejecución del Plan Local. 4. Mejorar los niveles de eficacia y eficiencia de las intervenciones. 5. Sumar compromisos 6. Contribuir al fortalecimiento de las capacidades de los diferentes implicados.

Principios de la participación
La participación se basa en unos principios que debemos conocer, considerar y respetar: • Existe siempre una diversidad de intereses. Para Participar debemos partir del hecho de que los grupos humanos tienen características, historias y perspectivas propias, por lo tanto sus intereses y expectativas son diferentes, lo que hace que el proceso sea dinámico y enriquecedor. Diversidad y especificidad de funciones. Cada uno de los diferentes actores, de acuerdo a sus características y al motivo que lo lleva a participar, debe cumplir una función dentro de un proceso y unos momentos determinados. Es necesario considerar y valorar todos los aportes, reconociendo el valor que puede aportar cada uno de los participantes según sus diferentes características. La concertación. La participación implica una comunicación y una negociación permanentes entre diferentes intereses, conocimientos y actores. Participar implica obtener, conceder, adquirir y aplicar capacidad de llegar a acuerdos, de buscar consensos o puntos de encuentro. Participar es una actividad política. La participación genera poder en las personas, transforma situaciones, propicia alianzas y facilita procesos organizativos. La concertación implica que hay diversos intereses y por lo tanto requiere voluntad y capacidad para la negociación. El fin último de la participación es transformar para mejorar, y como acto de transformación, se mejoran las condiciones de vida de las personas y los grupos.

18

¿Quién participa?
Partimos de la premisa de que los Planes Locales no se preparan en un despacho ni de manera individual, se elaboran en equipo y en el seno de éste deben estar representados todos los implicados. En el proceso de elaboración del diagnóstico participativo, deberán por lo tanto participar todos los individuos, organizaciones o grupos que tengan algo que decir y aportar en relación a la exclusión social. De manera no exhaustiva, los principales implicados serían:

Costes y límites a la participación
La participación tiene costes, en tiempo (que estamos alejados del trabajo u otras obligaciones), en dinero (para pagar el transporte, por ejemplo) y en energías (para preparase, estudiar, negociar y para poder aportar al proceso). También tiene límites. Si bien la mayoría de las técnicas participativas se caracterizan por su sencillez, hay algunos Requisitos mínimos para que la participación sea eficaz: dominio de la lectura y la escritura, capacidad para expresar conceptos de manera clara, capacidad de síntesis, capacidades de abstracción y dominio conceptual y finalmente capacidad para integrarse en un grupo heterogéneo y participar.

La participación de los afectados
Al contrario que otras personas, la población en situación de exclusión en muchas ocasiones carece del tiempo, o las capacidades requeridas para articular sus intereses y participar en un proceso colectivo de diagnóstico y planificación. En muchas ocasiones, además, personas con bajos niveles culturales o formativos pueden sentirse cohibidas ante la presencia de personas más cultas o educadas. Por otra parte, estas personas no constituyen un colectivo en sí mismo, sino que son individuos que eventualmente pueden pertenecer o ser adscritos a determinados grupos (gitanos, inmigrantes, jóvenes, por ejemplo), pero que pertenecen a éstos por su condición de inmigrante o gitano, no por su condición de excluido. En otros casos, no pertenecen a ningún grupo o colectivo en particular, otras veces, sencillamente son invisibles. Todos estos factores limitan la participación de los afectados en el proceso de elaboración de los Planes Locales. La solución no es fácil, pero pasa por que la participación sea realmente representativa, de tal manera que podamos recoger el máximo de puntos de vista. 19

Intensidad de la participación
La participación puede adoptar varias formas y darse con intensidades variables dependiendo de la naturaleza de la actividad y de los roles y responsabilidades de los individuos y grupos involucrados. Participación no es solo una palabra de moda En el diagnóstico participativo, los miembros de la organización son sujetos de las actividades. Todo el proceso de investigación está en sus manos. Son ellos los que toman las decisiones sobre qué diagnosticar, para qué y cómo, de acuerdo a los intereses de la propia organización comunitaria. La organización comunitaria busca la participación amplia y activa de sus miembros desde la definición de problemas hasta la toma de decisiones. Entonces el carácter participativo del diagnóstico se expresa en las decisiones centrales. Los participantes controlan la información y tienen poder de decisión. En ese sentido, el diagnóstico participativo constituye una actividad profundamente democrática de la comunidad. Sin embargo, sucede a menudo que lo participativo del diagnóstico se queda en un lema, en una palabra que esta de moda. En los hechos la participación se reduce a que los involucrados sólo proporcionan datos, mientras que las decisiones centrales son tomadas por unos pocos. En estos casos el diagnóstico no es una actividad democrática. Se trata más bien de diagnósticos autoritarios. Muchos diagnósticos tradicionales son del tipo autoritario. Los involucrados, en vez de actuar como sujetos, son tratados como objetos de análisis. Su papel se limita a servir como “fuente de información”, son algunos dirigentes o sólo un equipo externo los que deciden hacer un diagnóstico. La gente no conoce ni los objetivos ni los métodos y muchas veces ni siquiera logra conocer los resultados del diagnóstico.

La escalera de la participación
La Escalera de la Participación es una figura generada por Roger Hart que nos puede ayudar a determinar las características de los diversos niveles o grados de participación de una población. Puede servirnos para determinar hasta qué punto estamos promoviendo verdaderos procesos de participación, o si, en ocasiones, lo que generamos como agentes externos de desarrollo es sólo una participación de carácter simbólica. Veamos las características de cada uno de los niveles de la Escalera de la Participación:

20

Escalón 1: Participación "manipulada" Es la que se da cuando la población es utilizada para realizar acciones que no entienden y que responden totalmente a intereses ajenos a los suyos. Un buen ejemplo de ello podemos verlo en las campañas políticas que usan a la población llevando pancartas, sólo para recibir a cambio una prebenda. Escalón 2: Participación "decorativa" Se realiza cuando se incorpora a la población sólo como un accesorio, es decir, para "decorar" o "animar" determinada actividad. Un buen ejemplo podemos encontrarlo en eventos en los que se utiliza a la población indígena, o a sectores muy pobres para "lucirlos" como beneficiarios de tal o cual programa, al margen de la conciencia o voluntad real de la población. Asimismo, cuando en determinadas publicaciones es incorporada sólo con fines decorativos o “folklóricos”. Escalón 3: Participación "simbólica" Es la que podemos apreciar cuando se realizan acciones donde la participación de la población es sólo aparente. Un buen ejemplo de este tipo de participación se da en algunas "parlamentos infantiles", donde los niños actúan con un lenguaje y madurez sorprendentes, sólo que, “entrenados” íntegramente por adultos.

Todos los niveles anteriores pueden considerarse Como "falsa participación", en tanto la acción de la población no es consciente ni responde a sus intereses. No puede hablarse aún de participación.
Escalón 4: Participación de "asignados pero informados"

21

En este nivel, aún se dispone de la población para que participe en una determinada actividad, sin embargo se le informa en qué consiste la misma. Es, aunque todavía limitada, el primer nivel de participación real. Un ejemplo es el que se da cuando llega una obra de infraestructura a la localidad y se le encarga a la población un faena en la que aportarán su mano de obra. En ese caso, la población ha sido asignada sin consulta, pero al menos está informada de lo que va a hacer. Escalón 5: Participación "con información y consulta" Es el segundo nivel de participación real. En él, los agentes externos de desarrollo informan y consultan a la población sobre su probable participación. En base a ello, la población decide. Por ejemplo, cuando los maestros de una escuela deciden un paseo escolar y consultan con los niños si quieren ir y a dónde podría ser. Escalón 6: Participación "en ideas de agentes externos de desarrollo compartidas con la población" La acción es pensada por agentes externos de desarrollo, pero es compartida con la población. Supone que ellos se incorporan en pensar y aportar respecto a la acción a realizar. Este caso se daría, si en el ejemplo anterior, los maestros consultaran y compartieran con los niños la planificación de las actividades mismas del paseo.

Escalón 7: Participación "en acciones pensadas y ejecutadas por la propia población" La acción se gesta en la propia población y es ejecutada por ellos. No hay relación con agentes externos de desarrollo. Un ejemplo de este nivel se da cuando un grupo de niños organiza un campeonato de papifutbol en su barrio, sin consulta alguna con adultos. Sin duda ellos son los protagonistas, sin embargo, no cuentan con el aporte que podría brindar la experiencia o dominio técnico de los agentes externos de desarrollo. Escalón 8: Participación "en acciones pensadas por la propia población y que han sido compartidas con agentes externos de desarrollo"

22

La acción es pensada por la población, pero a diferencia del escalón anterior, es compartida con agentes externos de desarrollo. Tomando el ejemplo anterior, los niños organizan el campeonato y coordinan con sus padres un apoyo al evento. Es el nivel superior que contempla la llamada Escalera de la Participación. La escalera de la participación de la población:

NIVELES DEL ANALISIS SOCIAL
De acuerdo con Vizer, Eduardo, Unirevista julio 2,006: Desde la perspectiva de las ciencias sociales, el desarrollo de conocimientos sobre la realidad, puede concebirse como un pasaje de lo “concreto” a lo más abstracto (así como desde la perspectiva de la intervención social, se produce un movimiento recursivo de vuelta y re-vuelta entre la abstracción y lo concreto, y viceversa). Desde el nivel de los hechos observables empíricamente, a “hechos” construídos o interpretados por un observador (observadores que pueden ser los propios

23

actores sociales involucrados, cuando intentan comprender una situación, un conflicto que requiere capacidad de análisis y cierto nivel de abstracción). El proceso de comprensión se realiza estableciendo relaciones entre diferentes niveles de observación y de abstracción, generalmente a partir de lo que podemos llamar un primer nivel de lo simplemente observable, el que aún así depende del desarrollo adecuado de dispositivos de análisis e interpretación, o sea: creencias, certidumbres, técnicas, prácticas, hasta hipótesis. A éstos dispositivos podemos considerarlos como constructos o formaciones provenientes de la cultura –cultura como proceso colectivo que llamaríamos de tercer nivel-, así como también dispositivos estructurantes de un segundo nivel (microsocial, personal e interpersonal, como en las situaciones de interacción social en la vida cotidiana). Un dispositivo puede considerarse como un conjunto de competencias, disposiciones y atributos desarrollados a lo largo de experiencias de vida y el proceso de socialización de los individuos en diferentes contextos de vida. En este sentido, entiendo por dispositivo un mecanismo de articulación de “informaciones” sobre el funcionamiento y las actividades inter subjetivas –podríamos decir trans subjetivas- entre los seres humanos, y como un proceso de 2° nivel, intermedio entre las abstracciones culturales, los procesos cognitivos y la "realidad cruda" de los hechos. En la vida cotidiana, los individuos pueden actuar espontáneamente en tanto actores sociales, generando relaciones inter subjetivas. Estas a su vez se “construyen comunicativamente” a partir de tres funciones: a) la auto referenciación, -o sea la re-presentación de sí mismo ante el Otro-; b) la interreferenciación –la mutua actividad de representación entre los actores, la inter-acción mutua-; y por último, c) la actividad de referenciación, -aquello de lo que los actores hablan, lo otro. Si nos posicionamos en la posición de observadores (científicos o no) e intentamos comprender el “sentido” de un hecho de interacción social, nos vemos obligados a recurrir a conocimientos (para un científico, a proposiciones e hipótesis) sobre la situación específica, sobre el contexto social, el mundo de la experiencia, etc. En otras palabras: comprender implica un mayor nivel de abstracción, que trasciende lo observado. Para comprender, nos vemos obligados a contextualizar (“to frame”, enmarcar) lo observado como información relacionada a experiencias, vivencias, conocimientos. En este sentido se puede afirmar que comprender implica procesos de segundo y de tercer nivel de abstracción (secundidad, y terceridad según la semiótica de Peirce). Los dispositivos de interpretación contextualizan y tipifican los hechos sociales según categorías de significación ya preestablecidas por la sociedad, la cultura o los medios de comunicación social: hecho público o privado, hecho político, económico, policial, etc. Los dispositivos en juego se complejizan y refinan exponencialmente, en función de la aceleración y complejización de los propios procesos de transformación 24

social. Para usar la metáfora de las munecas chinas –o bien de las babushkas rusas-, podemos decir que las munecas se van reproduciendo una dentro de otra, en un juego dentro del cual nos hallamos implicados y del cual no vemos límites ni escapatoria posible. La escuela institucionalista francesa, propuso con R. Lourau y G. Lapassade (1967,1971:17) el término analizador, y sugiere al análisis no como una actividad subjetiva, o como trabajo individual del pensamiento, sino en cambio considera "la noción de analizador como un dispositivo experimental, un intermediario entre el investigador y la realidad”. Para nuestros propósitos, es válida la observación que hace éste último sobre el desarrollo del análisis institucional “En la práctica del análisis institucional sólo se puede avanzar con la condición de ubicar dentro del campo del análisis, dispositivos que deben catalizar las significaciones y permitir cercar y luego analizar lo que justo hasta entonces estaba disperso y disimulado en el conjunto del sistema. La ubicación de los analizadores ya forma parte del análisis. Es el trabajo primero y principal de aquellos a los que en las ciencias humanas de hoy se llama analistas”. Y “El analizador construido en un campo institucional con fines de análisis es como un simulador, una institución que imita a la institución real". Se propone la investigación-acción como un método de trabajo privilegiado para la aplicación y el desarrollo de dispositivos empíricos que articulen los procesos de análisis con la intervención participativa en el seno de la vida institucional, grupal y comunitaria. Para articular investigaciones que crucen transversalmente diferentes dominios sociales e institucionales, la metáfora del holograma que propone E. Morin, es también una sugerencia que ayuda a superar –o al menos disminuir- el efecto de disociación tajante que comúnmente se establece entre los niveles de análisis macro y microsociales. En la realidad de la vida social, es imposible disociar –como átomos- a los individuos de las estructuras, a la sociedad de la naturaleza; a la tecnología de la cultura. Ya sea que en una investigación abordemos a los sujetos, a colectivos sociales, a ambientes naturales (recordemos el ejemplo presentado de la geografía); a los procesos de la técnica; la cultura; los imaginarios sociales o las representaciones religiosas... siempre hallaremos –implícita o explícitamente- lo macro dentro de lo micro, las formaciones colectivas dentro del sujeto –y viceversa, lo micro reflejado en lo macro-. También hallaremos tramas y urdimbres profundas, como un “soporte latente de realidades siempre complejas” que requieren interpretación, y sobre las que inevitablemente se asientan y encuadran los hechos humanos (como una expresión o una referencia correspondiente a realidades concretas y 25

reconocibles: hechos naturales, hechos políticos, hechos culturales, etc.). Encuadrados dentro de marcos de interpretación, cada hecho y cada situación particular cobra un sentido determinado: esto se dá cuando "entendemos los hechos" como de naturaleza política, económica, de conflicto, etc. Tanto los individuos como las sociedades viven dentro de las diferentes dimensiones – fundamentalmente corporizadas como organizaciones e instituciones- en las que se produce su praxis, sus creencias, sus "universos de sentido", en tanto procesos de 2° y de 3er. nivel. Permanentemente construimos interpretaciones sobre nuestros "mundos de la vida", como sujetos actores y observadores en nuestra vida cotidiana (en un 2° nivel) y al mismo tiempo –conscientemente o nó- vivimos insertos en las formaciones e imaginarios colectivos (3er. nivel). En términos sociológicos, podemos decir que cualquier conjunto humano debe contar con recursos básicos para sobrevivir: asentarse en un espacio natural con ciertos recursos indispensables, o bien en un medio artificial y tecnológico (como los astronautas en el espacio exterior). Esto requiere de la sociedad tanto estructuras y acciones instrumentales, como formas políticas organizadas contractualmente en forma “vertical” (poder, jerarquías) y en forma “horizontal” (normas y valores de igualdad y diferencia); vínculos de afectividad; un espacio y un tiempo determinados; y por último, procesos simbólicos e imaginarios que conforman la construcción de una especie de ecología sociocultural y comunicacional transsubjetiva. Una ecología simbólica que recrea las relaciones entre los individuos y los procesos colectivos, en cada uno de los dominios de realidad. En los programas de planificación para el desarrollo social, cualquier comunidad puede ser descripta, analizada y diagnosticada en términos clásicos: en función de la cantidad y la cualidad de los recursos y las relaciones que ha establecido con su ambiente natural; la calidad de las relaciones entre sus miembros y sus instituciones; el acceso y el uso de tecnologías adecuadas; el mundo de las creencias, actitudes y conocimientos de la comunidad; y las estrategias que usan para desempeñarse en las diferentes escalas de tiempo y de espacio dentro de las cuales construyen sus prácticas y sus perspectivas de vida. Los planificadores del siglo XX han pretendido asentar las políticas de desarrollo social, precisamente valiéndose de teorías y metodologías que transforman los conjuntos mencionados, 26

en hipótesis para diseños de programas de investigación y desarrollo. Todo en los términos clásicos de variables e indicadores cuantificables e interrelacionados (tipo de producción económica, acceso a recursos físicos, disponibilidad y adecuación de la tecnología, carácter de las instituciones políticas, acceso a servicios de salud, educación y conocimientos, creencias y actitudes hacia todo lo imaginable en la vida social, etc.). En principio se pueden mencionar seis dimensiones o ejes: 1) Un eje de las prácticas y las acciones instrumentales, entendidas como técnicas asociadas a la producción y la transformación de los recursos necesarios para el funcionamiento de un sistema, una comunidad u organización social para el logro de sus objetivos. Debemos considerar las condiciones del medio, los recursos y la posesión y el acceso a medios de producción, de circulación y de consumo. Obviamente, la estructura productiva, los procesos económicos y el trabajo pasan a un primer plano de análisis. 2) Un eje de organización política, o dimensión formal, asociada a las estructuras y el ejercicio del poder instituído, de la toma de decisiones, el control de los recursos, las jerarquías y la autoridad –tanto internas como externas a una organización-. Corresponde a aspectos paradigmáticos de organización y legitimación de un “sistema”, una estructura de dominio social, que puede ser tanto local, como regional o bien nacional (por ej. la existencia y vigencia de legislación específica). Cabría pensar en proposiciones e hipótesis en términos de un eje de análisis "vertical" sobre estructuras y prácticas institucionalizadas de igualdad desigualdad; concepciones y prácticas democráticas versus autoritarias. (por ej. la relación clásica entre Estado y sociedad, e instituciones como el Derecho, la división de los poderes, los mecanismos y organismos de control y procesos de legitimación, etc.). 3) Un eje valorativo, asociado estrechamente a las prácticas y normas cotidianas y sus procesos comunicativos y simbólicos. Corresponde al mundo de las prácticas sociales (instituyentes), pero –a diferencia del punto anterior- se asocia fundamentalmente a una visión más informal, espontánea y particular de ejercicio de la ciudadanía y del derecho (público y privado). Se centra el análisis y la interpretación en un sentido más "horizontal" de las relaciones sociales, en términos de igualdad, y de derechos a la diferencia: entre individuos, grupos y sectores sociales, en las diferencias de género, y culturales. Se diferencia con el eje anterior, al "oponerse" en forma radical a las prácticas cotidianas de las relaciones verticales de desigualdad estructural (vistas mas bien desde las dos perspectivas de los puntos anteriores, que están asociadas a la idea de posesión y acceso a recursos: económicos, de fuerza, de poder de decisión, etc.). Por este motivo, este nivel de análisis es especialmente rico en el trabajo sobre movimientos sociales, de derechos humanos, de minorías, de género, etc. En esta línea, se puede tomar en consideración 27

los trabajos de Holloway, y las concepciones alternativas del zapatismo, así como las críticas a la concepción clásica del poder hegemónico y el rol del Estado por sobre la sociedad. 4) La dimensión espacial-temporal. La vida social concebida como “realidad material y simbólica” en el entrecruzamiento –tanto estructural como histórico- de múltiples procesos temporales que “reproducen y estructuran” diferentes espacios y territorios sociales, tanto públicos como privados. Paradigmas institucionalizados sobre la distribución y el uso del tiempo y el espacio en los diferentes "contextos sociales” de la vida cotidiana. Los procesos de apropiación del espacio natural, transformados en espacios y tiempos “humanizados”, y culturizados como conjuntos de elementos y relaciones sociales y simbólicas, (los que son capaces de dar permanentemente cierto “sentido espacial al pasado” y una proyección hacia un futuro, con lo que el presente se manifiesta como una secuencia tanto real como imaginaria, una expresión localizada dentro de un proceso histórico continuo). La construcción social de los espacios y los tiempos puede a su vez analizarse en tres dimensiones diferentes: físico-material, simbólico-comunicacional, y por último en una dimensión imaginaria. Podemos recurrir a la noción de cultivo como una construcción topológica de espacios regulados por tiempos y actividades específicas, en las dimensiones anteriormente mencionadas (o sea; espacios y tiempos físicos, simbólicos e imaginarios). Podemos poner el ejemplo de los urbanistas, arquitectos, artistas, sociólogos, antropólogos, etc. 5) Una dimensión de vínculos de asociación interpersonal y afectiva, un "cultivo" –un “nosotros” intersubjetivo, y transubjetivo- donde los seres humanos pueden transformar y proyectar en los objetos y sobre otros seres humanos, una identificación como objetos del deseo (para usar un término psicoanalítico). Es fundamental el análisis tanto de las formas instituídas como de las instituyentes en la generación y mantenimiento de vínculos, de lazos sociales y de parentesco; teñidos por el sentimiento, las redes de protección y contención social, etc. Podemos hablar de una construcción social e imaginaria de una identidad y una identificación vivida e individual. Una experiencia subjetiva de “comunión”, de una apropiacón del Otro al mismo tiempo que uno se siente apropiado por un Otro colectivo que lo trasciende (ceremonias, rituales, acciones sociales colectivas, etc.). Es interesante observar la gran similitud que tiene con la experiencia del amor como fusión con el otro. 6) Por último, una dimensión cultural e imaginaria y mítica, donde las narraciones, las ceremonias y los rituales, articulan una identidad social (de modo similar al descripto en el punto anterior), y certifican la coherencia –o al menos cierta congruencia-, entre el mundo “objetivo” y las percepciones subjetivas.

28

AUTO EVALUACIÓN Lea cuidadosamente las siguientes preguntas, sobre la unidad del Diagnóstico Participativo e indique si es verdadero (V) o falso (F) marcando con una V o una F en el espacio correspondiente. 1. El diagnóstico participativo puede ser hecho por una persona que no viva en la comunidad. V (____); F (_____). 2. El diagnóstico participativo puede ser llamado también diagnóstico comunitario o diagnóstico compartido. V (____); F (_____). 3. El instrumento empleado por las comunidades para la identificación en colectivo de un conocimiento sobre su realidad, en el que reconocen los problemas que los afectan, los recursos con los que cuentan y las 29

potencialidades propias de la localidad que pueden ser aprovechadas en beneficio de todos, y que también permite llegar a identificar, ordenar y jerarquizar los problemas comunitarios. ¿Se llama diagnóstico participativo. V(____); F(_____) 4. El diagnóstico participativo se realiza con el fin de obtener dinero. V(____); F(_____) 5. El objetivo del diagnóstico participativo es obtener información acerca de los problemas y necesidades comunitarios y su articulación dinámica con los recursos locales y externos. V(____); F(_____) 6. Los problemas comunitarios, son aquellos asuntos que afectan el normal y digno desenvolvimiento social de los habitantes residentes en un área geográfica determinada: Ej.: falta de servicios básicas (aguas, luz, aseo urbano, etc.). V(___); F(___) 7. Los recursos comunitarios se refieren al dinero con que cuentan los habitantes de una comunidad determinada. V(____); F(_____) 8. Las oportunidades comunitarias son los componentes ajenos a la comunidad que pueden ser empleados en su beneficio, ejemplo: los programas sociales del gobierno nacional. V (_____); F (_____). 9. El lugar más idóneo para realizar el diagnóstico participativo es la gobernación departamental. V (_____); F (_____). 10. El diagnóstico participativo es realizado por miembros de la Alcaldía como únicos responsables de llevar a cabo el mismo. V (_____); F (_____). 11. Para llevar a cabo el diagnóstico participativo en una comunidad se debe realizar solamente una reunión. V (_____); F (______). 12. La convocatoria abierta debe hacerse a todos los habitantes de la comunidad sin distinción de clases. V (____); F (______). 13. La comisión promotora debe organizar la asamblea constituyente comunitaria. V (____); F(____) 14. Los objetivos de la reunión inicial para llevar adelante el diagnóstico participativo es el de conformar el grupo promotor.V (____); F (_____).

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR 1. ¿Utilizamos el término ‘participación’ porque es políticamente correcto y/o nos hace sentir bien acerca de nuestro trabajo? 2. ¿Nuestra definición operativa de ‘participación’ ha evolucionado suficientemente para mantener el ritmo con el ambiente operativo cambiante? 3. ¿Estamos avanzando firmemente con buenas intenciones, pero dejando a la comunidad atrás, todo bajo el nombre de ‘participación’? 4. ¿Vemos la ‘participación’ como un ‘medio’ o como un ‘fin’? ¿Cuáles son las implicaciones para nuestro programa de desarrollo?

30

5. Si realmente estamos comprometidos a involucrar a los socios y clientes en el proceso de desarrollo, ¿qué aspectos de nuestro comportamiento necesitamos cambiar? CASO Si soy un agente de campo que supervisa al personal de Alimentos por Trabajo (APT), tengo cierto grado de satisfacción al distribuir los racionamientos a las personas pobres en mi comunidad, ya que sé que ellos necesitan el alimento y me hace sentir bien ayudarles. Como supervisor de campo, estoy a cargo del lugar, equipo y suplementos y disfruto de ser el jefe. También puedo obtener satisfacción del respeto que me tiene el personal de APT, los líderes comunitarios, mi familia y amigos que están impresionados por mi puesto en la institución. Luego, un día, el personal de alto nivel de mi Oficina de País comienza a hablar sobre incrementar la participación de las personas en la toma de decisiones y en la implementación del proyecto, y yo me preocupo por perder el poder y autoridad que tengo sobre mi personal. Estoy convencido de que la consideración como jefe que tenía antes se reducirá porque no seré tan importante como antes. Tal vez mi temor más grande es no ser capaz de hacer esto de ‘la participación’ en la forma que quiere mi supervisor. Cuando se suman todas estas consideraciones, parece que es mucho lo que se arriesga – por lo que resisto. Yo continuaré resistiéndome hasta que comprenda que tengo mucho que ganar al adoptar este nuevo enfoque; que mi evaluación de desempeño estará basada en mi capacidad de promover la participación entre los socios y clientes y que obtendré satisfacción y consideración por mi nuevo rol como "facilitador" del desarrollo comunitario. Reflexión: 1. ¿Qué piensa de la situación descrita? 2. ¿Qué recomendaciones haría usted?

EL DIAGNÓSTICO PARTICIPATIVO
En los diagnósticos se combinan dos procesos, el de conocer y el de actuar. El diagnóstico participativo pretende incluir, además, en ambos a los diferentes implicados en la realidad que se quiere abordar. Al igual que otros

31

enfoques participativos, este tipo de diagnóstico proporciona un método para analizar y comprender mejor la realidad de una determinada población (sus problemas, necesidades, capacidades, recursos), y permite planificar acciones y medidas para transformarla y mejorarla (M. Eizaguirre y N. Zabala). Es un proceso que posibilita el aprendizaje, la toma de conciencia crítica de los diferentes implicados, su empoderamiento, el refuerzo y ampliación de las redes sociales, la movilización colectiva y su acción transformadora (M. Eizaguirre y N. Zabala). En los diagnósticos participativos se combinan: • • El análisis o investigación social, una serie de procedimientos reflexivos, sistemáticos, que tienen por finalidad estudiar algún aspecto de la realidad con una expresa finalidad práctica. (M. Eizaguirre y N. Zabala). La participación significa que en el proceso están involucrados no sólo los investigadores profesionales, sino los diferentes implicados, que no son considerados como simples objetos de investigación sino como sujetos activos que contribuyen a conocer y transformar su propia realidad. (M. Eizaguirre y N. Zabala).

El diagnóstico participativo nos ayuda a asegurar que la intervención toma en consideración los factores sociales relevantes y que incorpora la participación como estrategia para involucrar a un amplio abanico de actores. El diagnóstico participativo es... ANÁLISIS SOCIAL + PARTICIPACIÓN ... un proceso que proporciona un marco para recoger, analizar, priorizar e incorporar información social en el diseño, la ejecución y gestión de los Planes Locales. Las personas y sus problemas son la razón de ser de las intervenciones sociales. El diagnóstico es una herramienta que se emplea para planificar estas intervenciones de acuerdo a sus problemas, necesidades y características. Se lleva a cabo para identificar, a los implicados claves y para establecer un marco adecuado de participación en el diseño, la ejecución, el seguimiento y la evaluación de los Planes Locales. ¿Qué nos ayuda a hacer el diagnóstico participativo? El diagnóstico nos ayuda a:

32

• • • • • •

Analizar el contexto Identificar a los implicados. Incorporar sus puntos de vista. Identificar, analizar clasificar y priorizar los problemas. Identificar los recursos existentes con los que hacer frente a estos problemas Establecer un proceso cooperativo en el diseño, la ejecución, el seguimiento y la evaluación del proyecto.

Características de un diagnóstico comunitario participativo
 El diagnóstico es una fase o momento imprescindible de un programa o proyecto que puede influir en las diferentes etapas del mismo, sea como punto de partida o, posteriormente, como punto de referencia  El diagnóstico como forma de utilizar resultados de una investigación aplicada de cara a la acción, en la medida que el objetivo del diagnóstico es tener conocimientos para producir cambios planeados, para resolver problemas, satisfacer necesidades, desarrollar potencialidades o para desarrollar acciones en una comunidad.  El diagnóstico como unidad de análisis y síntesis de una situaciónproblema: el diagnóstico debe hacer una descripción de los elementos y aspectos integrantes de la realidad, pero a la vez debe establecer la interconexión e interdependencia de los mismos.  El diagnóstico no tiene final, es un instrumento abierto en constante retroalimentación: un diagnóstico debe estar abierto a incorporar nuevos datos e información y nuevos ajustes establecidos a partir de nuevos datos que se vayan obteniendo.  Un diagnóstico adquiere un real significado cuando se hace una adecuada contextualización de la situación-problema diagnosticada Los diagnósticos no deben ser vistos como trabajos tediosos, costosos o innecesarios. Su objetivo primordial es

33

proporcionar información ordenada y sistemática para mejorar nuestras propuestas de intervención y lograr un diseño de proyectos coherente con las capacidades organizaciones y comunitarias, así como con las necesidades de la población. Si pretendemos realizar diagnósticos viables es importante poner énfasis en la lógica y la función de los mismos (generar conocimientos para la acción) y dejar de lado la lógica de la investigación (comprobación de hipótesis). Si bien ambas lógicas conviven y se articulan dentro de nuestros intereses y expectativas, es necesario hacer un esfuerzo por diferenciarlas. Dicha tarea es un reto permanente para los responsables de llevar a cabo los diagnósticos. No existen reglas fijas, ni pautas explícitas para diferenciar un aspecto y/o pregunta que es de competencia exclusiva de un diagnóstico o de una investigación. La única recomendación que se hace es que el planteamiento de determinados aspectos y/o preguntas apunten al logro de los objetivos del diagnóstico (el para qué de dicha información). Se debe pensar que al aplicar este criterio se puede conseguir información útil para la puesta en marcha de propuestas que respondan a las expectativas de los grupos destinatarios.

Triangulación en la recolección de la información
Es una forma de confrontar o complementar la información obtenida. Para la recolección de datos se deben utilizar diferentes métodos de investigación y diferentes fuentes de información, como por ejemplo miembros de distintas comunidades, grupos sociales, hombres y mujeres, etc. El equipo de investigación debe componerse de miembros de

34

diferentes disciplinas, hombres y mujeres; gente que conozca bien a las comunidades y gente de afuera. Este procedimiento asegura que cada fenómeno sea tratado desde diferentes puntos de vista y haya una imagen más amplia de la realidad.

ALGUNOS ENFOQUES DIAGNÓSTICOS
MÉTODO

METODOLÓGICOS

PARA

HACER

CARACTERÍSTICAS
•Enfoque concebido como aprender haciendo •El investigador participa en las actividades diarias de los encuestados •Favorece los procesos de cambio de manera Autónoma en los grupos meta •El investigador sostiene un dialogo con la población, Y conjuntamente con ella busca soluciones a los problemas que le afectan •Método que se basa en herramientas de trabajo integrales y con visión de largo plazo •Tiene en cuenta la dinámica interna de los grupos y Las situaciones externas que influyen en ellos •Tiene en cuenta las tradiciones y los conocimientos populares de los grupos •Utilizado por la etnografía •Utiliza encuestas básicas y sencillas •Se orienta a la consulta y a promover la participación de los grupos •Actividad realizada sobre el terreno •Estimula y apoya a los miembros de un grupo para explorar, analizar y evaluar limitaciones y potenciales

Investigación-Acción-participativa

Observación participante

Procedimientos rápidos de apreciación

Diagnóstico rápido participativo

• Permite que los participantes construyan puntos de
vista sobre las temáticas trabajadas •Es una metodología de consulta y diagnóstico cualitativo

¿CÓMO ANALIZAR EL ENTORNO?
La comprensión del complejo tejido social y político internacional, nacional y local, es una condición necesaria para entender el mundo cercano, y por ende aprehender como se ha particularizado en nuestro entorno; por ello, es indispensable superar la mirada "de lo local exclusivamente desde lo local" y con base en los procesos de planificación insertarnos en una realidad de la que no nos podemos abstraer. Para ello el diagnóstico se convierte en una herramienta importante para conocer el entorno en que se desea actuar o intervenir. Las variables que se considera pertinente analizar, para darle un marco de referencia más global a los programas y proyectos, así como a los institucionales, son: 35

La priorización. Una herramienta indispensable
El establecimiento de prioridades a partir de la selección y ordenación de las actuaciones a llevar a cabo en el proceso de intervención, conlleva un esfuerzo resolutivo que será fundamental para una intervención social. En definitiva, se trata de sistematizar las propuestas de acción en términos temporales y procedimentales concretando al máximo los elementos con los que se cuentan para la ejecución de las mismas. Este proceso, además de facilitar la sistematización del proceso de planificación debe analizar la viabilidad de las propuestas a partir de dos elementos: las necesidades diagnosticadas, la situación político-financiero con el que contamos y las potencialidades existentes. En este sentido, será importante tener en cuenta varias cuestiones: • • • • La prioridad de su realización en términos de necesidad (¿qué acciones deben ser puestas en marcha antes?) El impacto del problema en términos de su incidencia en el entorno ambiental y social: los grupos poblacionales a los que afecta o cómo incide en el entorno ecológico, cuantitativa y cualitativamente. El valor político del problema (¿preocupa y conviene solucionarlo? ¿hay voluntad política para ello?) El impacto de las posibles soluciones en términos del grado de satisfacción ante posibles soluciones (¿su solución generará conflicto? ¿puede reproducir otros problemas?)

De alguna forma, estas cuestiones darán cuenta de las posibilidades de éxito o fracaso de las acciones definidas con anterioridad. Sin embargo, y habida cuenta de la complejidad de las mismas y de la incertidumbre que en muchas ocasiones planteamos nuestras propuestas de acción, debemos tener en cuenta una serie de analizadores de viabilidad y sostenibilidad sobre los que plantear la priorización: • • • La voluntad política de las instituciones responsables y de aquellas a las que sería necesario e interesante involucrar. El consenso de los actores institucionales y sociales y la población en torno a las acciones a desarrollar. La capacidad competencial y normativa de la entidad motor de la acción (Gobernabilidad), a partir de las potencialidades y limitaciones que este marco competencial plantea.

De la misma forma, la capacidad competencial y normativa de otras instituciones relacionadas con el ámbito de actuación perfilado. La claridad de la funcionalidad de cada uno de los actores, de sus potenciales y limitaciones competenciales,

36

generará posibilidades de colaboración y coordinación en el reparto de tareas y responsabilidades y la planificación en red. La existencia de experiencias previas sobre las que buscar elementos de apoyo, evitar errores o complementar información y recursos. Este analizador será muy importante para trabajar las representaciones sociales y la percepción ciudadana del proceso, así como la respuesta de diferentes colectivos al desarrollo de la acción. La existencia de una estructura organizacional y operativa previa sobre la que se apoyen las acciones en términos de ejecución, coordinación y seguimiento del proceso. Las potencialidades para la articulación de estructuras organizativas y la búsqueda de recursos (redes, proyectos anteriores, accesibilidad a recursos públicos, etc.). La capacidad técnica de las entidades involucradas desde el punto de vista de los recursos humanos existentes y su facultad para asumir tareas relacionadas con las acciones definidas. Los recursos disponibles: • • • Temporales Económicos y materiales Humanos

Tras concretar estos analizadores, los mecanismos a través de los cuales se puede perfilar la prioridad de las acciones a implementar, son diversos y variados. De lo que se trata, es de buscar la técnica grupal más efectiva para conseguir la mayor concreción y consenso en torno a la asignación de prioridades. Como sabemos, las dinámicas grupales son diversas y numerosas, aunque a continuación se propone una técnica útil para la priorización grupal. Se trata de una matriz de puntaje grupal sobre la cual debatir grupalmente todos y cada uno de los analizadores de viabilidad y sostenibilidad propuestos, para asignar a cada uno de ellos un valor numérico (1-5) en función de los planteamientos, experiencia y trayectoria de las entidades y colectivos con los que estamos trabajando. El cómputo final de todos los elementos en cada una de las acciones propuestas, dará cuenta de la prioridad que el grupo asigna a cada una, habiendo tenido en cuenta los elementos que definirán la viabilidad de las mismas.

37

CONCEPTOS, VARIABLES E INDICADORES
Los conceptos pueden definirse como el “contenido semántico o significado de los signos lingüísticos y de las imágenes mentales” (Corbetta, 2003: 81). Es decir, son abstracciones, construcciones lógicas que expresan un hecho o fenómeno no directamente observable. Pero ¿cómo lograr la observación de fenómenos y conceptos de elevado nivel de abstracción como por ejemplo desarrollo, calidad de vida, poder, clase social, individualismo? El proceso de operacionalización consiste en la transformación de conceptos y proposiciones teóricas en variables empíricas o indicadores. En las ciencias sociales el uso del término variable es amplio, suele ser utilizado como sinónimo de “fenómeno”, “dimensión”, “propiedad”, “aspecto”, etc. (Ander Egg, 2004: 221). Sin embargo, algunas definiciones coinciden en señalar que las variables son características observables de un fenómeno u objeto que asumen diferentes valores o categorías: “… por variable entendemos cualquier característica, cualidad o atributo de una persona, grupo o acontecimiento, que puede cambiar de valor” (Güell, 1973: 51). “Se trata de una característica observable o un aspecto discernible en un objeto de estudio que puede adoptar diferentes valores o expresarse en varias categorías, al menos dentro de ciertos límites, en una escala continua” (Ander Egg, 2004: 221). “Por variable se entiende cualquier cualidad o característica de un objeto (o evento) que contenga al menos dos atributos (categorías o valores) en los que pueda clasificarse un objeto o evento determinado (...) De este modo, la medición de una variable consiste en el proceso de asignar valores o categorías a las distintas características que conforman el objeto de estudio” (Cea D’Ancona, 1999: 126). En la investigación social, las relaciones que se establecen entre dos o más variables pueden ser de causalidad, co variación, dependencia, asociación, etc. Así, mientras que los estudios descriptivos buscan determinar las categorías variables que caracterizan a un fenómeno, los explicativos pretenden estudiar las relaciones y efectos de los fenómenos sociales a través de la vinculación entre variables. Por otra parte, según el nivel de abstracción las variables se clasifican en generales, intermedias y empíricas o indicadores. De esta manera, se considera a los indicadores como variables empíricas, indicios que dan cuenta de la ocurrencia de un fenómeno determinado con cierta certeza o probabilidad. 38

Se denomina indicador a “una observación empírica que sistematiza aspectos de un fenómeno que resultan importantes para uno o más propósitos analíticos y prácticos. Si bien el término indicador puede aludir a cualquier característica observable de un fenómeno, suele aplicarse a aquellas que son susceptibles de expresión numérica” (CEPAL, 2004 citado por Cecchini 2005: 12). En este punto cabe señalar que existe una polémica en torno a la medición de datos cualitativos y su tratamiento numérico. Algunas posiciones destacan que la medición sólo remite a la asignación de números a objetos o acontecimientos, considerando inapropiado hablar de medición cuando no se dispone de unidades de medida o números: “en estos casos el paso de la propiedad a la variable consiste en una operación distinta a la medición que, según los casos, consiste en una clasificación (por ejemplo, clasificamos la nacionalidad según la nación) o en una ordenación (por ejemplo, ordenamos las profesiones según su prestigio social) o en un cómputo (por ejemplo, contamos el número de hijos de una persona)” (Corbetta, 2003: 83-84). No obstante, desde otra posición, se señala que “la medición de las unidades es un proceso con dos etapas: primero el valor, luego el número” (Galtung, 1966: 79). De esta manera, las variables cualitativas son susceptibles de medición en un nivel nominal y ordinal mientras que, las cuantitativas pueden ser también medidas en nivel intervalar y de razón. Así, la medición de una variable consistiría “en el proceso de asignar valores o categorías a las distintas características que conforman el objeto de estudio” (Cea D’Ancona, 1999: 126). Consideramos que esta última concepción resulta más apropiada para las ciencias sociales, donde los conceptos y dimensiones son cualitativos, los cuales pueden ser también tratados de manera estadística.

Las fases del proceso de operacionalización
El procedimiento para la operacionalización de conceptos más difundido es el formulado por Lazarsfeld (1973)18 y comprende las siguientes fa ses: 1. Representación teórica del concepto, de forma de que queden reflejados sus rasgos definitorios. 2. Especificación del concepto, descomponiéndolo en las distintas dimensiones o aspectos relevantes que engloba. En general, los conceptos asociados a fenómenos sociales comprenden una pluralidad de dimensiones. 3. Elección de indicadores (o variables empíricas) que indiquen la extensión que alcanza la dimensión en los casos analizados. Cada dimensión debe tener al menos un indicador.

39

4. Construcción de índices. A cada indicador se le asigna un peso o valor, de acuerdo con su importancia. A partir de estos valores se confecciona un índice, una medida común que agrupe a varios indicadores de una misma dimensión conceptual operacionalizada numéricamente o un índice que agrupe la totalidad de las dimensiones que componen el concepto. En síntesis, luego de haber seleccionado la unidad de análisis o de observación, para operacionalizar un concepto: 1º se enuncia o define el mismo (definición teórica); 2º se identifican sus dimensiones o aspectos principales (definición operativa)19; 3º se seleccionan indicadores de cada dimensión y, 4º se construye, según el caso, un índice. En la primera y segunda fase el concepto o construcción abstracta es definido en forma teórica y luego analizado en sus principales componentes de significado, “dimensiones” o “aspectos”. Así, Lazarsfeld sostiene que los componentes o dimensiones “pueden deducirse analíticamente a partir del concepto general que las engloba, o empíricamente, a partir de la estructura de sus intercorrelaciones” (Lazarsfeld, 1973: 37). En la bibliografía sobre metodología de investigación social se realizan numerosas consideraciones sobre estas fases del proceso de operacionalización. Así, se destaca que los conceptos incluyen una gran variedad de aspectos o dimensiones por lo que nunca puede abarcarse la totalidad del mismo; sin embargo, se señala que desagregar el concepto en numerosas dimensiones dificulta su análisis. Por esta razón, en general se señala que es tarea del investigador seleccionar aquellas dimensiones considera das más relevantes. La segunda fase, la descomposición del concepto en sus dimensiones, aspectos o variables, es señalada como la fase de operacionalización en sentido estricto (Corbetta, 2003: 83). La tercera fase consiste en la selección de los indicadores correspondientes a cada dimensión. Éstos “reciben este nombre porque indican o son indicios de otras variables más generales y por ello de su existencia se puede inferir la concurrencia de dichas variables más abstractas” (Sierra Bravo, 1989: 112). En este punto la literatura metodológica destaca la parcialidad de la relación entre concepto e indicador ante la imposibilidad de los indicadores, dada su especificidad, de captar esa complejidad. “Los indicadores representan “aproximaciones” en términos de “probabilidad” al concepto que mi den. Ello se debe, precisamente, a las características de ge neralidad y abstracción que definen a todo concepto” (Cea D’Ancona, 1999: 137-138). De este modo, el problema se encuentra en lograr la mayor correspondencia posible entre el sistema conceptual y el empírico, para alcanzar resultados válidos y confiables acerca del fenómeno que se analiza.

40

Finalmente, la cuarta fase señalada por Lazarsfeld “consiste en sintetizar los datos elementales obtenidos en las etapas precedentes” (Lazars feld, 1973: 40). El interés puede estar puesto en la construcción de un índice general, es decir, que a partir de información numérica provista por los indicadores de cada dimensión del concepto se puede generar un índice o cifra resumen de los diversos indicadores utilizados. A su vez, se puede realizar el estudio de las relaciones entre las dimensiones y variables externas. Igualmente, en el último caso es necesario hacer una síntesis de los indicadores elegidos de la dimensión seleccionada (Lazarsfeld, 1973: 40). “Para el cálculo del índice se necesita que las distintas medidas se transformen en una escala de medición común, con la finalidad de facilitar su agregación. Este proceso de consecución de un índice suele acompañarse de la ponderación. Ponderar significa asignar “pesos” a los distintos valores que presentan los indicadores, en un intento de expresar diferencias en la importancia relativa de cada uno de los indicadores en el índice compuesto” (Cea D’Ancona, 1999:139). Los índices pueden servir como instrumento en instancias decisionales, elaboración de diagnósticos y evalua ción de impacto. Por último, cabe destacar que se ha observado que algunos autores hablan de “operacionalización de conceptos” (Lazarsfeld, 1973) mientras que otros autores, en base a la clasificación de variables según nivel de abstracción -general, intermedia y empírica-, describen este proceso como “operacionalización de variables” (Ander Egg, 2004) u “operativización de variables” (Sierra Bravo, 1989); asimismo, otros usan indistinta mente los términos concepto y variable (Sabino, 2006). De aquí se desprende que la atribución del carácter de concepto o variable depende del objetivo y finalidad planteados y del nivel de abstracción en que nos situemos, ya que en algunos casos el concepto se ubica en un nivel de abstracción mayor que la variable. Así, por ejemplo, el término pobreza puede ser utilizado como concepto o variable. Se identifica el concepto de pobreza a las ideas de “privación” y “carencia” de bienestar. Si bien el concepto de pobreza abarca múltiples dimensiones, su tratamiento operativo se restringe a los aspectos medibles -generalmente materiales- del bienestar. De este modo, es usual la utilización del nivel de pobreza de individuos, hogares o localidades como variable empírica o indicador. A continuación, se presenta de manera gráfica el proceso de operacionalización según las posiciones enunciadas: aquellas que describen la operacionalización de conceptos y las que señalan la operacionalización de variables.

41

INDICADORES SOCIALES
En el marco del enfoque de desarrollo territorial cobra importancia la utilización de los indicadores sociales ya que aportan evidencia empírica para la realización de diagnósticos, implementación de políticas públicas, formulación de programas y proyectos. A pesar de su relevancia, los indicadores sociales han sido menos explorados que los económicos y técnico-productivos, en parte por remitir a fenómenos más abstractos y, por ende, de difícil medición. El tema de indicadores sociales está inserto dentro del proceso de medición en el campo de las ciencias sociales que estudia la realidad social, de carácter complejo y compuesto, por diversos fenómenos. Existen múltiples definiciones de lo que es un indicador social. Las distintas definiciones son complementarias; entre ellas tenemos: Un indicador es un instrumento que permite expresar un hecho o conjunto de hechos, empíricamente observables (usualmente cuantificables), cuya presencia o ausencia permite deducir la presencia o ausencia de algún fenómeno social y también medir su grado de presencia y su evolución en el tiempo.

42

Un indicador es un descriptor o una señal que permite informar sobre características, comportamientos o fenómenos de la realidad, en un momento o período de tiempo determinado. Se puede expresar cuantitativa o cualitativamente, y la formación de un juicio o decisión se facilita comparando las condiciones existentes con un estándar o meta establecido previamente. Los indicadores sociales dan cuenta de la situación social de un país o de una región. Se entiende por «social», de un lado, lo referente a las condiciones de bienestar de los miembros de una sociedad, y de otro, la forma como se satisfacen las necesidades. Un indicador es un instrumento construido a partir de un conjunto de estadísticas, que nos permite relatar una historia sobre fenómenos que no son evidentes ni medibles directamente. Un indicador es un instrumento diseñado con el propósito de ofrecer información orientada al diagnóstico, monitoreo y evaluación de un fenómeno. En general, para conocer la situación de un fenómeno es necesario construir más de un indicador. Los indicadores dan información en términos relativos, permitiendo comparaciones del fenómeno en cuestión, en el tiempo o en el espacio. En resumen, los indicadores sociales deben dar cuenta del estado de bienestar de la sociedad y del grado de satisfacción de las necesidades, analizando su comportamiento temporal y espacial. De esta forma, por ejemplo, si quisiéramos expresar algunas características de la situación educativa en un sector particular de un municipio cualquiera, podríamos hacerlo a través de indicadores. ACTIVIDAD Conjuntamente con la comunidad de aprendizaje, revise detenidamente las definiciones presentadas y construyan una definición de «indicadores sociales» Los indicadores sociales constituyen una de las herramientas indispensables para contar con información relevante y oportuna para la toma de decisiones, el seguimiento de los compromisos y la rendición de cuentas en la gestión social y son elementales para: Evaluar, dar seguimiento y predecir tendencias de la situación de un país, un estado, un municipio o una comunidad en lo referente a su economía, sociedad, desarrollo humano. Valorar el desempeño institucional encaminado a lograr las metas y objetivos fijados en cada uno de los ámbitos de acción de los programas de gobierno nacionales y locales.

43

Permitir la comparación en términos del desarrollo económico y social, ya que estamos inscritos en una cultura donde el valor asignado a los objetos, logros o situaciones sólo adquiere sentido respecto a la situación de otros contextos, personas y poblaciones, es decir, es el valor relativo de las cosas lo que les da un significado. Facilitar la vigilancia y la evaluación sistemática. Los indicadores son parte del diseño de un programa desde sus fases de iniciación y planificación. Se hace operacional por medio de un análisis o valoración de situación con el fin de determinar la situación existente (valores de base). Esto lleva al desarrollo de un plan del programa en el que se definen los objetivos que se desea alcanzar; de un plan de aplicación con iniciativas concretas de intervención, y de un plan de vigilancia y evaluación.

Definiciones y áreas de utilización
A pesar de que el término “indicador social” es ampliamente utilizado, existen escasas definiciones del mismo. Generalmente, los indicadores sociales son utilizados como medidas de cambio en dimensiones sociales (FLACSO, 1979). Así, los indicadores sociales, han sido definidos como “Indicadores referidos a variables sociológicas; esto es, que buscan describir de manera agregada las características y procesos, observables o no, de poblaciones o grupos sociales”. También, se define a los indicadores sociales como “instrumentos ana líticos que permiten mejorar el conocimiento de distintos aspectos de la vida social en los cuales estamos interesados, o acerca de los cambios que están teniendo lugar” (Cecchini, 2005: 11). Por otra parte, el Instituto Nacional de Estadísticas de España (INE) los define como “compendio de datos básicos que dan una medida concisa de la situación y cambios relativos a aspectos de condiciones de vida de la población que son objeto de preocupación social a partir de información estadística disponible” (Hernández Blázquez, 2001: 94).27 Algunas de las aplicaciones de los indicadores sociales mencionadas son: descripción de una situación social; medición de cambios de una situación dada, proyecciones y tendencias; seguimiento y evaluación de una acción social; como instrumentos para la toma de decisiones. Los indicadores sociales de mayor difusión se refieren a las siguientes áreas o campos: Población, Vivienda y servicios básicos, Salud, Educación, Trabajo e Ingresos, Pobreza, Género.

44

A continuación se mencionan algunos de los indicadores más utilizados para estas áreas que pueden ser desagregadas a nivel local, departamental, regional y nacional así como también según sexo, edad, área geográfica (urbano/rural), entre otras. Asimismo, la unidad de análisis puede ser la persona, el hogar, la vivienda. • • • Población: tamaño de la población, cantidad de población según edad o sexo, tasa de crecimiento de la población, densidad de la población, porcentaje de población rural, tasa de migración, tasa de fertilidad. Vivienda y servicios básicos: material predominante en techos, paredes y pisos de la vivienda, régimen de tenencia de la vivienda (propiedad, alquiler, préstamo, cesión), número de personas por cuarto. Acceso a servicios básicos: cantidad de viviendas con acceso a servicio de agua potable, electricidad, gas en red o envasado; alumbrado público, calles pavimentadas, servicio de re colección de residuos, transporte público a menos de 300 metros a la redonda. Salud: porcentaje de personas con cobertura médica privada u obra social, tasa de morbilidad, tasa de mortalidad infantil, es pe ran za de vida al nacer, cantidad de camas de hospital por habitante, promedio de habitantes por médico, gasto público en salud. Educación: población según nivel de instrucción alcanzado, tasa de matriculación según nivel de enseñanza, tasa de alfabetización, tasa de analfabetismo, tasa de repitencia escolar, número de establecimientos por nivel educativo, gasto público en educación, promedio de estudiantes por docente según nivel de enseñanza. Trabajo e ingresos: tasa de empleo, tasa de desocupación, tasa de subocupación, tasa de sobreocupación horaria, porcentaje de asalariados con aportes jubilatorios, cantidad de beneficia rios de los programas de empleo, cantidad de beneficiarios del se guro de desempleo, porcentaje del ingreso agropecuario en el ingreso total del hogar, porcentaje de ingresos extraprediales en el total de los ingresos del hogar agropecuario. Pobreza y condiciones de vida: población con Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), población por debajo de la Línea de la Po breza (LP) e Indigencia (LI), porcentaje del gasto público social en programas de asistencia social, distribución del ingreso de las personas por quintiles. Género: relación entre niñas y niños en la educación primaria, secundaria y superior, razón de alfabetización entre mujeres y hombres de 15 a 24 años de edad (5 o más años de estudio a probados), proporción de mujeres en empleos remunerados del sector no agrícola, proporción de puestos ocupados por mujeres en el Congreso.

De esta manera, se puede observar que los indicadores pueden referirse, según la amplitud de la unidad de análisis, a individuos o colectivos (conjunto de individuos, organizaciones o instituciones, localidades, países, etc.). Los indicadores individuales pueden ser absolutos o relativos. Entre los primeros, destacamos los de base que caracterizan al individuo en sí mismo, por 45

ejemplo sexo, edad, ingreso, profesión, religión, etc. Por otra parte, dentro de los relativos se encuentran los relacionales que caracterizan al individuo pero en relación al conjunto del que forman parte, por ejemplo proporción de productores que incrementaron su ingreso o que incorporaron tecnología con respecto a un grupo de pertenencia dado. Por otra parte, dentro de los indicadores colectivos se destacan los estructurales, que caracterizan al conjunto como agregación de las características de las unidades que lo componen. Es necesario aclarar que, según el nivel de análisis, la unidad de observación u objeto de estudio puede ser considerada individuo o colectivo.

Clasificación de indicadores
Se han seleccionado las siguientes distinciones realizadas por Cecchini (2005): Indicadores cualitativos y cuantitativos; absolutos y relativos; simples y compuestos; intermedios y finales. Asimismo, se introduce la definición de indicador indirecto o proxy de uso frecuente en la formulación de proyectos.

Indicadores cuantitativos y cualitativos
Mientras que los indicadores cuantitativos se refieren a aspectos tangibles de la realidad, los indicadores cualitativos describen características intangibles. Los indicadores cuantitativos parten de observaciones objetivas y verificables como por ejemplo número de productores, ingresos, población NBI, etc. En cambio, los indicadores cualitativos se refieren a percepciones, valores, opiniones y vivencias intersubjetivas como por ejemplo grado de satisfacción con el trabajo grupal, grado de participación en el proyecto, grado de satisfacción con los resultados alcanzados por el proyecto, grado de satisfacción con el desempeño del técnico. De todas maneras, como sostiene Cecchini, “las respuestas descriptivas pueden ser agrupadas en categorías y presentadas en forma numérica” (Cecchini, 2005:14), y trabajadas como variables nominales observables. Es decir, los indicadores cualitativos pueden ser luego cuantificados. Por ejemplo, los resultados del indicador “grado de satisfacción con el trabajo grupal” pueden ser expresados de manera métrica: el 80% de los participantes en el proyecto están satisfechos con el trabajo grupal.

46

Por otra parte, en la bibliografía consultada se clasifica a las variables como cuali o cuantitativas según el nivel de medición utilizado para su observación. De este modo, se define a las variables cualitativas como las variables medidas en escala nominal y ordinal ya que la característica que miden de la unidad de análisis es una cualidad. Las variables cuantitativas son las variables medidas en escala intervalar y de razón, puesto que lo que miden es una cantidad. De esta manera, una variable nominal sólo permite clasificar a las unidades de análisis en categorías; por ejemplo, sexo: varón y mujer. Las variables de escala ordinal, además de clasificar a los elementos en distintas categorías, permiten establecer una relación de orden de las mismas aunque no la distancia entre ellas; por ejemplo, grado de satisfacción con el trabajo grupal: alto, medio, bajo. Las variables cuantitativas se clasifican según el nivel de medición en intervalares cuando permiten clasificar, ordenar y medir la distancia entre las diferentes categorías, por ejemplo: el peso, la temperatura. Finalmente, las variables de razón se diferencian de las intervalares en que se puede establecer un cero absoluto lo que permite realizar cualquier operación aritmética, por ejemplo: ingresos, número de habitantes, número de participantes en el proyecto. La elección de indicadores cuali o cuantitativos depende de los objetivos, así también de la disponibilidad de datos y recursos. Una de las principales diferencias entre ambos indicadores radica en el formato de los datos que se utilizan para la construcción de los mismos: mientras que los indicadores cuantitativos derivan de métodos que recogen información principalmente en formato numérico o en categorías pre-codificadas, la información utilizada para construir indicadores cualitativos proviene mayoritariamente de textos descriptivos sin, o con poca categorización y sin precodificación (Cecchini, 2005: 14). La utilización combinada de indicadores cuantitativos y cualitativos brindaría información más completa de las experiencias, situaciones y pro cesos que se buscan conocer y comprender.

Indicadores absolutos y relativos
Los indicadores “pueden ser expresados en los términos absolutos en que se realiza la medición (por ejemplo, población total) o relativos, es decir, derivados mediante un proceso de cálculo que relacione dicha medición con otras magnitudes (por ejemplo, tasa de crecimiento de la población)” (Cecchini, 2005: 14).

47

Las medidas más frecuentemente utilizadas para expresar indicadores en términos relativos son: medias, relaciones o ratio, proporciones o por centajes y tasas. La media “es el promedio de dos o más valores. La media simple de un conjunto de valores es la suma de todos los valores divididos entre el número de esos valores” (INDES, 2006). Por ejemplo, el promedio de edad de los integrantes de un grupo de Cambio Rural. Un ratio “es una comparación entre dos cantidades que se miden en una misma unidad. Se expresa como un valor dividido entre otro. El resultado no tiene unidades; las unidades del denominador y el numerador se cancelan mutuamente” (INDES, 2006). Retomando el ejemplo anterior:

Si el cociente es igual a 1 quiere decir que existe igual número de mujeres y hombres en el grupo seleccionado. Si el cociente es menor a 1 in dica que es mayor el número de hombres mientras que si es mayor a 1 es mayor el número de mujeres. Una proporción “es la relación de una parte o subconjunto con el todo. Es un tipo de relación en la que el denominador es una cantidad que representa el conjunto total de un grupo de estudio y el numerador es un subconjunto de éste” (INDES, 2006). Por ejemplo, para examinar la proporción de grupos apícolas dentro del Programa Desarrollo Comunitario, se tomaría como numerador el número de grupos apícolas y, como denominador, el número total de grupos del Programa. Un porcentaje es una proporción multiplicada por 100. Otro ejemplo de la utilización de una proporción ha sido planteado como uno de los elementos para tipificar las unidades productivas en explotaciones familiares y no familiares (González y Bilello, 2005:21). El criterio de utilización de mano de obra se refiere a la proporción del trabajo familiar (F) respecto al total de trabajadores empleados en la ex flotación (familiares y asalariados permanentes), denominado “cociente de trabajo agrícola”.

48

Se consideran explotaciones familiares cuando el cociente resulta mayor al 50%, es decir cuando la cantidad de trabajadores familiares su pera a la de asalariados permanentes. Si el cociente es igual o menor al 50%, se consideran explotaciones no familiares (González y Bilello, 2005: 21). Se denomina tasa al cociente de un numerador y un denominador que se expresan en diferentes unidades. “Por lo general, expresamos las tasas como unidades del numerador por unidades del denominador. Por ejemplo, los ‘kilómetros recorridos por litro de combustible’ se calculan dividiendo el número de kilómetros recorridos entre el número de litros de combustible consumidos en esa distancia” (INDES, 2006). Un ejemplo difundido es el de tasa de migración. Se la obtiene de la siguiente manera: se suman todos los ingresos de personas a una región (usualmente un país) durante un año y se le resta el total de salidas. Si el resultado es positivo (son más los ingresos que los egresos) estamos hablando de inmigración neta; si es al revés, emigración neta. A este resultado se lo divide por la cantidad de habitantes de la región considerada y se lo multiplica por mil (esto último a efectos de realizar comparaciones internacionales). El resultado es la tasa neta de migración cada mil habitantes.

Indicadores simples y compuestos
Los indicadores simples son síntesis o series de datos básicos que se usan para analizar algún aspecto observable de un fenómeno determinado, referidos a una sola variable. Cecchini cita como ejemplos de indicadores simples “la proporción de individuos de una población que posee una característica dada (ej. porcentaje de personas pobres), las tasas de frecuencia o de cambio (ej. tasa de crecimiento de la población), las medias, medianas y otros índices de tendencia central (ej. promedio de habitantes por médico), y las distribuciones porcentuales sobre las frecuencias acumuladas (ej. deciles de ingreso)” (Cecchini, 2005: 14). Por otra parte, los indicadores compuestos (o “índices”) son una cifra “resumen” que resulta de la combinación ponderada de diversos indicadores de un concepto (Cea D’Ancona, 1999:139). Por lo tanto, los índices hacen referencia a más de una variable. El ejemplo más difundido de un indicador compuesto es el Índice de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

49

(PNUD). “En el caso del IDH, el desarrollo humano se entiende como la interacción de variables demográficas, de salud, educación e ingreso y se mide ponderando la esperanza de vida al nacer, la tasa de alfabetismo, la tasa de matriculación primaria, secundaria y terciaria y el ingreso real per cápita” (Cecchini, 2005: 14).

Indicadores intermedios y finales: de actividades, producto, resultado e impacto
Los indicadores intermedios se refieren a los indicadores de actividades y productos que, contribuyen a alcanzar los objetivos fijados. Los indicadores finales remiten a los indicadores de resultado e impacto de la intervención social. Desde esta lógica, la realización de las actividades genera productos (bienes o servicios) que contribuyen al logro de los objetivos (resultados) y finalidad (impacto) del proyecto. Esta clasificación de indicadores, utilizadas en la formulación de proyectos, se profundiza en el apartado Nº 5.1.

Indicadores indirectos o “proxy”
Es frecuente no disponer de indicadores directos para medir el alcance del objetivo planteado debido al elevado nivel de abstracción del mismo, la dificultad en la obtención de la información, su alto costo, o directamente por inexistencia de datos. En estos casos se recurre al indicador indirecto o proxy que, si bien es menos preciso, debe guardar una alta correlación con el objetivo. Así, “para tener validez, los indicadores “proxy” tienen que estar basados en una relación conocida entre la variable de desempeño que se quiere medir y la medida escogida” (Ortegón, Pacheco y Prieto, 2005: 37). Por ejemplo, para el caso del capital social podemos utilizar el Nº de asociaciones existentes en una localidad. Otro ejemplo es el referido al involucramiento de las instituciones que participan en los proyectos de desarrollo. Para medir el compromiso y la responsabilidad asumidos en el transcurso del proyecto podrían utilizarse indicadores proxy con respecto a los recursos y capacitaciones brinda das. Recursos: porcentaje de recursos financieros provistos por las instituciones participantes, porcentaje anual de insumos provistos por las instituciones participantes, porcentaje anual de bienes de capital provistos por las instituciones participantes, porcentaje de participantes financiados por instituciones participantes. Capacitaciones: cantidad de cursos organizados por las instituciones participantes, cantidad de cursos dictados por las instituciones participantes.

50

Clasificación de los indicadores sociales
Como ya se ha mencionado, los indicadores sociales constituyen una de las herramientas indispensables para contar con información relevante y oportuna para la toma de decisiones, el seguimiento de los compromisos y la rendición de cuentas. Asimismo, son elementales para evaluar, dar seguimiento y predecir tendencias de la situación de un país, un estado o una región; valorar el desempeño institucional, y llevar a cabo comparaciones en torno al desarrollo económico y social. Ellos se pueden clasificar de diferentes maneras; el criterio para hacerlo depende de las características de la información o de la utilidad que se le quiera dar a ésta. 1. Según su naturaleza, pueden ser indicadores objetivos y subjetivos. Esta clasificación toma en consideración la forma cómo se obtiene la información para construir los indicadores. Indicadores objetivos: se basan en evidencias externas independientes del informante (como podría ser el nivel educativo de la población), suponiendo que los métodos de captación, procesamiento y divulgación de la información son objetivos. Lo objetivo se refiere a informes de las condiciones reales y a la conducta evidente. Cuando se usan indicadores objetivos, no se pide a los informantes que evalúen si sus condiciones de vida son buenas o malas, satisfactorias o insatisfactorias. Simplemente se les pide que informen de sus condiciones de vida o de su conducta de conformidad con algunos parámetros dados. Se basan en observaciones externas y se aplican simplemente al conteo de diferentes actividades. Indicadores subjetivos: se basan en juicios, casi siempre en modo y en concepto, y reflejan percepciones y opiniones de la población con respecto a su situación, a la de la sociedad o al país (como podría ser el grado de satisfacción de los individuos respecto al nivel educativo que poseen). Lo subjetivo consiste en la medición de actitudes. Cuando se hacen preguntas acerca de las relaciones de las personas con la sociedad y la naturaleza, el propósito es saber si la persona experimenta un aislamiento o alguna forma de desarrollo personal. 2. Según su elaboración, el tipo de medición o procedimiento estadístico que se requiere para su obtención, los indicadores pueden ser simples o sintéticos (también conocidos como complejos). Indicadores simples: se trata de una estadística poco complicada que hace referencia a una sola variable. Su enunciado parte de las estadísticas sencillas

51

y disponibles sobre un fenómeno o población puntual (por ejemplo, el nivel educativo de la población). Indicadores sintéticos: son aquellos que sintetizan la situación global de un sector determinado y que incluyen varios componentes del mismo. Requieren mayor manipulación estadística que los simples para su elaboración final. Son el agregado de un conjunto de indicadores simples. Estos indicadores involucran las diferentes dimensiones sociales y la complejidad de la vida en medidas de resumen de la calidad de vida de la población. En este tipo de indicadores se registran los de calidad de vida (NBI, coeficiente de Gini, línea de pobreza, línea de indigencia) y los de desarrollo humano (índice de desarrollo humano, índice de desarrollo relativo al género, índice de potenciación de género). 3. Según su uso, y muy asociado a la gestión social, se pueden clasificar en indicadores de resultado y de insumos. Indicadores de resultados: reflejan el nivel alcanzado en las variables consideradas dentro de una estrategia de intervención (ej: número de personas alfabetizadas en el año). Indicadores de insumos: se refieren a los medios y los recursos disponibles para alcanzar los fines propuestos. 4. Según el sector a que se hace referencia, los indicadores expresan de manera simple, información detallada en cada sector social. Estos indicadores describen la coyuntura y permiten monitorear y evaluar los logros de políticas específicas asociadas a cada uno de ellos. Las áreas temáticas de los indicadores sectoriales comprenden: educación, salud, vivienda y servicios públicos, demografía, empleo e ingresos, entre otras.

Criterios para la selección de indicadores sociales
Existen algunos requisitos que debe cumplir un indicador para ser seleccionado. Estos requisitos son: • • • Ser componente de un modelo de intervención social. Ser aceptado como expresión del fenómeno que se desea medir. Ser claro y de fácil comprensión para los miembros de la comunidad, de forma que no haya duda o confusión acerca de su significado.

Para cada uno debe existir una definición, fórmula de cálculo y los datos necesarios para su construcción. Por lo anterior, es importante que el indicador sea confiable, exacto en cuanto a su metodología de cálculo y su consistencia. 52

• • •

Que los datos que lo componen sean de calidad. Que permita la comparabilidad. Que la recolección de la información permita construir el mismo indicador de la misma manera y bajo condiciones similares, año tras año, de modo que las comparaciones sean válidas.

Ser sensible a cambios en el fenómeno, tanto para mejorar como para empeorar. Que los datos necesarios para su construcción estén disponibles. De acuerdo con lo anterior, debe brindar la posibilidad de utilizar alternativas complementarias. Por una parte, la selección de indicadores provenientes de encuestas, censos y registros administrativos, con incidencia significativa en el costo-beneficio del tiempo y los recursos necesarios para su construcción. Por otra parte, y de manera preferencial, la selección de indicadores acordes con los objetivos específicos fijados en los programas y proyectos locales y el uso de estrategias de levantamiento de información específica dentro de la comunidad. En síntesis a título de resumen, los indicadores sociales deben estar inscritos en un marco teórico o conceptual; ser específicos; explícitos; estar disponibles para varios años; ser comparables; ser relevantes y oportunos; ser claros y de fácil comprensión; que la recolección de la información permita construir el mismo indicador de la misma manera y bajo condiciones similares de modo que las comparaciones sean válidas; ser técnicamente sólido; es decir, válido, confiable y comparable, así como factible, en términos de que su medición tenga un costo razonable; finalmente, ser sensible a cambios en el fenómeno. ACTIVIDAD Proponga a la comunidad de aprendizaje un debate sobre las condiciones que se deben dar, o las actividades que se deben realizar, para cumplir con los requisitos necesarios para el uso adecuado de los indicadores sociales

Construcción de indicadores sociales
Proceso para la elaboración de indicadores Para la construcción de indicadores sociales, se parte de la observación de un fenómeno social, como por ejemplo la desigualdad de los grupos de población respecto a su nivel de alfabetismo o analfabetismo. Las teorías sociales permiten contextualizar el fenómeno observado y explicar el porqué de las diferencias observadas.

53

El fenómeno observado es susceptible de medición. El indicador es la dimensión observable de una variable, en este caso nivel de alfabetismo de la población en una comunidad determinada. En ese proceso de construcción de indicadores sociales, según el Manual de Indicadores Sociales de las Naciones Unidas, se deben cubrir cinco etapas, a saber: 1. Establecimiento del marco temático de indicadores sociales: los elementos que se deben considerar para el establecimiento del marco temático fueron presentados previamente en el primer contenido, apartado c, de este tema sobre indicadores sociales. La actividad de precisión del marco temático orientará la selección de los indicadores sociales y también el proceso de recopilación de los datos y estadísticas necesarios para su construcción. 2. Establecimiento del marco estadístico: una recomendación que debe ser tenida en cuenta es que, de acuerdo con las directrices y recomendaciones formuladas, no deben introducirse modificaciones en los indicadores que son el resultado de acuerdos internacionales en materia estadística y que se refieren básicamente a sus conceptos, clasificaciones y definiciones. De darse modificaciones, las mismas deben elaborarse como un producto de las estadísticas básicas y no con independencia de ellas. 3. Selección preliminar y definición de los indicadores: tener claridad respecto al conjunto de indicadores necesarios para las actividades que se acometerán, así como también su definición y forma de cálculo. 4. Compilación estadística para la construcción de los indicadores: bien sea que los datos o estadísticas que se vayan a utilizar para la construcción de indicadores sociales provengan de fuentes primarias o fuentes secundarias, se debe llevar adelante un conjunto de actividades orientadas a la recopilación de los mismos. 5. Selección final y cálculo de los indicadores: una vez obtenidos los datos necesarios, proceder a identificar los indicadores que se van a calcular entre el conjunto de los listados preliminarmente y proceder a su obtención a partir de la aplicación de las fórmulas previstas para tal fin.

Definición e interpretación de indicadores requerimientos de datos estadísticos y cálculo

específicos:

Para darle una estructura coherente a cada indicador es necesario determinar los principales elementos del mismo, de manera que sea entendible para los diferentes usuarios y analistas: • • Nombre: para su fácil identificación y diferenciación. Forma de cálculo: fórmula matemática, para indicadores cuantitativos. 54

• •

Unidades: manera como se expresa el valor del indicador. Glosario: definición de las variables propias del indicador.

Una vez obtenida la información proveniente de cada indicador, será necesario compararla contra algún patrón, de manera tal que tenga algún significado el dato obtenido. Algunas de las comparaciones posibles son por ejemplo: • • • • Con las metas establecidas. La observación del comportamiento histórico del indicador (para establecer tendencias, ya sea al alza o a la baja). El estudio del mejor valor logrado para dicho indicador en un determinado momento. La comparación del indicador entre grupos diferentes, según región del país, sexo de las personas, condiciones de pobreza y nivel educativo por ejemplo.

Sistema de indicadores sociales
Definición y uso de un «sistema de indicadores sociales» Una vez conocidos los indicadores sociales, su utilidad y la forma de calcularlos, es importante saber que con ellos se pueden conformar sistemas de indicadores sociales que van a permitir medir las condiciones de bienestar social de calidad de vida, de desarrollo de la población, teniendo en cuenta todos los componentes «multidimensionales» que integran la definición de bienestar social que se asuma. Un sistema de indicadores sociales es muy importante para apoyar el proceso de toma de decisiones basada en información, dado que: 1) brinda mejor conocimientos sobre la realidad, y 2) permite contar con información sistematizada. El uso de la información derivada de un sistema de indicadores sociales apoya distintos procesos para el diseño, control, seguimiento y evaluación de políticas, planes, programas y proyectos en el ámbito social. Al instrumentar un sistema de indicadores, lo que se pretende es obtener información útil que permita verificar el correcto funcionamiento de los procesos de implementación de estrategias de mejoramiento de las condiciones de vida de la población, con el fin de tomar las medidas respectivas en el momento oportuno. Un ejemplo de cómo se pueden clasificar los sistemas de indicadores sociales según los fines del mismo es el siguiente: • Estructuración programática: los sistemas de indicadores sociales se desarrollan para dar respuesta a la ejecución de los programas sociales por

55

área, por ejemplo en materia de educación, salud, vivienda, empleo, entre otros. Como resultado de ello se presentan reportes sociales para cada una de las áreas previstas. Estructuración según objetivos y metas sociales: se definen los objetivos y metas para seleccionar los indicadores que permiten evaluar el logro de los objetivos y metas propuestos.

Estructuración de acuerdo al ciclo vital de los individuos: se hace uso del ciclo vital o etapas desde el nacimiento hasta la muerte de los individuos como base para la organización de los indicadores, en relación con los planes, programas y proyectos que se ejecutan en materia de políticas públicas. Se tienen entonces las siguientes etapas: • • • • Desarrollo inicial Incorporación social temprana Integración social adulta Retiro social.

El uso de los indicadores que conforman un sistema de indicadores sociales, deberá proporcionar información de diferente naturaleza, como por ejemplo: Información de alarma: advierte sobre una situación fuera de control, para tomar acciones correctivas (ejemplo: si no están llegando los alimentos a los niños integrados a un programa de alimentación escolar). Información acumulada: muestra el comportamiento acumulado de una variable (ejemplo: número de comidas entregadas en un mes por parte del programa de alimentación infantil en la escuela). Información puntual: muestra el comportamiento de una variable en un instante de tiempo (ejemplo: número de niños que deben ser alimentados cada día en la escuela). Información de control: muestra el comportamiento de una o más variables para mantener las condiciones, o hacer los ajustes con base en los patrones deseados (ejemplo: planificación del número de niños que demandan atención especial por condición de desnutrición). ¿Qué aspectos se deben tener en cuenta para el diseño de un sistema de indicadores sociales? Para establecer un adecuado sistema de indicadores sociales, es necesario determinar: ¿Cuáles son los objetivos del sistema de indicadores sociales? ¿Cuáles son las áreas sociales que conformarán el sistema? 56

¿Cuáles son los indicadores o variables críticos que se necesita controlar? ¿Cuáles son las fuentes de información? ¿Con qué frecuencia se realizará la medición? ¿Quiénes serán los responsables de la recolección, tabulación, análisis y presentación de la información? (ello supone considerar la fase de elaboración de los indicadores) ¿Cuál será el soporte operativo del sistema de indicadores? ¿Cómo se presentará la información derivada del sistema de indicadores? Necesidad de mejoramiento del sistema de indicadores De forma periódica, es necesario realizar ajustes al sistema inicialmente definido para lo cual se debe tener en cuenta: • • • La importancia de medir, probar y ajustar los indicadores. Que el sistema de indicadores es flexible; es susceptible de modificarse si los resultados derivados no son del todo satisfactorios. La necesidad de estandarizar, formalizar y documentar de manera completa los indicadores que componen el sistema de indicadores sociales.

Requerimientos de un sistema de indicadores sociales
La información obtenida mediante el sistema de indicadores tiene determinados parámetros que deben ser tomados en cuenta: • • • • • • • Exactitud: debe representar la situación o el estado como realmente es. Forma: las formas de presentación pueden ser diversas, por ejemplo: Cuantitativa o cualitativa; Numérica o gráfica; Impresa o visualizada; Resumida o detallada. Frecuencia: es la medida de cuán a menudo se requiere, se recaba, se produce o se analiza la información. Extensión: alcance de la información en términos de cobertura de interés.

En cuanto a la cobertura horizontal, cuál es el nivel geográfico de desagregación de la información: nacional, región, departamento, municipio, etc. En cuanto a la cobertura vertical, si la información se presenta por nivel urbano, rural, por sexo, edades simples y agrupadas, por nivel de ingreso, entre otros. • Temporalidad: la información puede expresar condiciones del pasado, de los sucesos actuales o de las actividades o sucesos futuros.

57

• • •

Relevancia: la información es relevante si es necesaria para una situación particular. Debe servir al usuario para la toma de decisiones. Integridad: la información es completa, proporciona al usuario el panorama integral de lo que necesita saber acerca de una situación determinada. Oportunidad: la información debe estar disponible y actualizada cuando se la necesite.

Reportes sociales y sistemas de indicadores
Uno de los principales resultados de la instrumentación de un sistema de indicadores sociales se concreta en la elaboración de reportes sociales. Estos reportes contienen descripciones y conclusiones sobre el estado de bienestar de la sociedad, basados en las mediciones incluidas en el sistema. A título de ejemplo, según la estructuración dada al sistema de indicadores sociales, se pueden elaborar reportes que permitan realizar: • • Estructuraciones programáticas: presentar las condiciones de educación de una comunidad determinada. Estructuraciones según objetivos y metas sociales: verificar si se logró alcanzar la meta de incorporación de la población en los programas educativos implementados en la comunidad, o si se logró reducir la tasa de analfabetismo en la misma. Estructuraciones de acuerdo al ciclo vital de los individuos: verificar si la población infantil, juvenil, adulta y adulta mayor está recibiendo los beneficios sociales previstos en los programas que se ejecutan en la comunidad.

Algunas de las características de los reportes sociales son: • • • Se constituyen en una fuente de información que describe las condiciones sociales y sus tendencias. Muestran los cambios sociales. Permiten presentar la información de manera desagregada (por región, sexo, edad o condición educativa, entre otros).

Autoevaluación Reflexione sobre el tema tratado y responda en forma individual los siguientes interrogantes:

58

1. ¿Qué son indicadores sociales y para qué se utilizan? 2. ¿A qué se refiere el contexto teórico necesario para la determinación de los indicadores sociales requeridos? 3. ¿Cómo se clasifican los indicadores sociales? 4. ¿Cuáles son los requisitos que deben tenerse en cuenta para seleccionar los indicadores sociales? 5. ¿Cuáles son los pasos necesarios para la construcción de indicadores sociales? 6. ¿Cuál es la lista de indicadores sociales sectoriales para dar cuenta de lo social? 7. ¿Qué es un sistema de indicadores sociales y por qué es importante? 8. ¿Es importante conoce la meta o resultado esperado en el transcurso del tiempo para cada indicador? 9. ¿Por qué es importante considerar ciertos requerimientos para los indicadores que integran un sistema de indicadores sociales? 10. ¿Qué es un reporte social y cuál es su importancia? Coevaluación Reunidos en la comunidad de aprendizaje, supongan que forman parte de un COCODE que está debatiendo sobre el problema de la basura en el municipio: ¿Que tipo de indicadores (objetivos o subjetivos) creen que serían relevantes para conocer la situación y poder monitorearla? ¿Es pertinente y viable para un COCODE la creación de un sistema de indicadores sociales en el nivel local?

ETAPAS DEL DIAGNOSTICO PARTICIPATIVO
El personal externo y los miembros de la comunidad (representantes de la misma) deben examinar primero la finalidad y los beneficios del Diagnóstico Participativo, y luego planificar la reunión inicial si deciden continuar. Un Diagnóstico Participativo puede empezar con una reunión de la comunidad. Invite a los miembros interesados de la comunidad local, quienes se pretende que sean beneficiarios y a otros que puedan verse afectados. El tiempo necesario para hacer un Diagnóstico Participativo variará, según la comunidad de la cual se trate. Tal vez se necesite una reunión de un grupo grande para hacer el primer análisis, otro equipo más pequeño para reunir información y otra reunión del grupo grande para hacer el análisis definitivo utilizando la nueva información. En comunidades más pequeñas los presentes pueden suministrar suficiente información, y el Diagnóstico Participativo puede hacerse en una

59

reunión. Utilice todo el tiempo necesario y procure no acelerar las cosas. El esquema del marco del diagnóstico se presenta en las siguientes etapas o pasos: 1. Identificar el problema o comunidad que vamos a diagnosticar. 2. Elaborar un plan de diagnóstico. 3. Recoger las informaciones que necesitamos. 4. Procesar las informaciones que hemos recogido. 5. Socializar los resultados. Entonces, distinguimos etapas y pasos. Cuando hablamos de etapas, nos referimos al orden de las actividades en el ciclo del trabajo comunitario. Y cuando hablamos de pasos de pasos, se trata de los diferentes momentos en el proceso del diagnóstico. A continuación se desarrollan los cinco pasos del diagnóstico participativo.

Paso 1: Identificar el problema del diagnóstico
Como en todo diagnóstico, partimos de una situación irregular o problemática que necesita ser cambiada. Para ello es imprescindible conocer bien el problema. Las experiencias sentimientos que expresa que expresa la población acerca de sus problemas constituyen la materia prima para el diagnóstico. Sin embargo hacen falta algunas aclaraciones y acuerdos, porque seguramente tendremos formas distintas de ver y sentir la gravedad de los problemas. Resulta importante que junto con la gente involucrada, lleguemos a un acuerdo sobre el problema a diagnosticar. Es evidente que será imposible abordar todos los problemas a la vez. Por eso discutir los problemas y seleccionar uno entre todos, es la primera tarea a cumplir. La selección del problema será resultado del diálogo y los razonamientos que se den. De todas formas podríamos considerar criterios como estos: la gravedad y la urgencia del problema, el número de personas afectadas y el grado de movilización de la gente. Una vez seleccionado el problema, lo vamos a precisar un poco más. O sea, tratamos de llegar a una idea más precisa de lo que abarca el problema de 60

nuestro diagnóstico. Para ello, reflexionamos junto con la población involucrada a partir de la pregunta ¿Qué sabemos del problema?. En las reflexiones conviene considerar los siguientes puntos: • • Las manifestaciones del problema: los hechos concretos en que se evidencia y los comportamientos de la gente. El contexto del problema: lo que rodea al problema, las situaciones de la gente, de la comunidad, municipio o país que están relacionadas con el. Discutimos por ejemplo: las circunstancias en que viven las familias, sus problemas económicos, la situación sanitaria en la comunidad, lo que hacen las autoridades locales y nacionales al respecto, etc. Las opiniones sobre el problema: la forma en que los diferentes involucrados explican el problema.

Conversando entre todos sobre manifestaciones, contexto y opiniones acerca del problema, llegamos a una primera visión de lo que abarca. Resulta que juntos tenemos varios conocimientos del problema. Pero también nos daremos cuenta de que nos faltan muchos otros conocimientos para comprenderlo bien. Veremos que el problema es bastante complejo y que tiene muchos aspectos. Muchas veces resulta también que el problema es muy amplio y que conviene delimitarlo. Es decir, hace falta poner algunos límites a la amplitud del problema. Ejemplo: Decidimos que vamos a delimitar nuestro problema de las enfermedades infantiles de la siguiente manera: • • No hacemos un diagnóstico de todas las enfermedades infantiles, sino solo de las más frecuentes. No de todos los niños y niñas, sino solo de aquellos y aquellas que se encuentran entre las edades de 0 y 12 años en dos barrios de la comunidad.

¿Qué necesitamos saber? Para definir lo que necesitamos saber, tenemos que hacer dos cosas: desarrollar un marco de análisis y, con la ayuda de este, formular una lista de preguntas claves. Desarrollar un marco de análisis Un marco de análisis es una forma preliminar de explicar el problema, considerando sus posibles causas y relaciones. Desarrollamos este marco en 61

base a los conocimientos que ya tenemos. Sin embargo, no hace falta describir todo lo que sabemos. Sólo mencionamos los aspectos que nos parecen importantes para analizar y comprender nuestro problema. Ejemplo: Un marco de análisis sobre enfermedades infantiles podría incluir entre otros aspectos: • • Causas como la mala nutrición, la carencia de higiene, el agua contaminada, los pocos servicios de salud, etc. Aspectos más profundos, como los pocos ingresos familiares por los bajos salarios y el desempleo, la mala organización de servicios de salud por parte del estado, la política de las autoridades hacia los sectores pobres, etc. Consecuencias como la mortalidad infantil, el poco rendimiento escolar, efectos sicológicos, etc. La distinción entre formas de prevención y curación de enfermedades. La diferenciación entre bebes y otros niños.

• • •

La ubicación de aspectos como éstos nos ayudará a tomar en cuenta no sólo las enfermedades, sino también la pobreza económica, problemas políticos, cuestiones culturales, etc. Podríamos ubicar los diferentes aspectos en un esquema como el siguiente:

62

Nuestro marco de análisis tiene carácter provisional, pues aún no hemos realizado el diagnóstico. Es posible que nos equivoquemos y que olvidemos aspectos importantes. Por eso, este primer marco se irá modificando y completando en la marcha del diagnóstico. De todos modos es mejor tener un marco limitado que ninguno. Formular una lista de preguntas claves A partir del marco de análisis formulamos una pequeña lista de preguntas claves. Estas preguntas abordan las cosas básicas que necesitamos saber para comprender el problema y buscar soluciones. Por ejemplo: • • • • • • • • ¿Cuáles enfermedades infantiles son más frecuentes en la comunidad? ¿Hay una relación entre la edad de los niños y esas enfermedades? ¿Qué factores económicos influyen en el problema y cómo? ¿De qué manera influye la situación de vivienda y del barrio en las enfermedades de los niños? ¿Hasta qué punto el problema se debe ala política de las autoridades locales y del gobierno? ¿Qué consecuencias tienen las diferentes enfermedades? ¿Qué formas de curación se aplican? ¿Cómo podríamos prevenir las enfermedades infantiles?

La lista de preguntas claves es importantísima, porque nos orientará durante los pasos siguientes del diagnóstico. Nos sirve de guía en la elaboración del plan, en la recolección de informaciones, en su procesamiento y en la socialización de los resultados. Las preguntas claves evitarán así que nos perdamos en el proceso. Estas preguntas nos sirven para definir o construir el sistema de indicadores a utilizar en el diagnóstico, para los cuáles hay que definir los instrumentos y herramientas a utilizar. No confundamos estas preguntas claves, con las preguntas que haremos después a la población. Igual que el marco de análisis, la lista de preguntas claves tendrá un carácter preliminar. No es algo rígido e inmutable. Avanzando en el diagnóstico, puede resultar necesario cambiar algunas preguntas, añadir unas o suprimir otras.

63

Formas de trabajo Para seleccionar y discutir el problema con los compañeros, podemos convocar reuniones especiales de diagnóstico. Pero también hay que aprovechar las reuniones de asambleas, comisiones, etc. Y las conversaciones informales. Lo más importante es lograr la discusión de todos los involucrados, su máxima participación, su expresión espontánea y confiada. Entre las técnicas más apropiadas mencionaos: • • • • • Exposiciones con formas gráficas (fotos, dibujos, murales, collages, mapas, etc.) Discusiones en base a formas escritas (lluvia de ideas, cuentos, poemas, canciones, etc.) Dramatizaciones (sociodrama, mímica, títeres, etc.) Presentaciones de audiovisuales, programas radiales, video, etc. Trabajos de grupo con guías de preguntas, con tarjetas, etc.

Las técnicas visuales y dramáticas son las que más ayudan a expresar los problemas y a motivar la discusión. Son sobre todo importantes cuando los participantes no están acostumbrados a leer textos o a hablar en discusiones largas. Al equipo promotor del diagnóstico, le toca elegir las técnicas más adecuadas y estimular a la gente a expresarse. Pero también tiene que discutir sus propias ideas y dudas. Puede también recoger las opiniones de todos y todas para llegar a acuerdos. Otra tarea para el equipo, es desarrollar las dos herramientas básicas: el marco de análisis y la lista de preguntas claves. Para ello debe basarse en los resultados de la reflexión con la gente. Además, le puede servir una revisión de documentos que tenga a primera mano. Al final, el equipo presenta a los involucrados el marco de análisis y las preguntas claves para discutirlos, luego en base a ello se construye el sistema de indicadores y variables a utilizar. Es importante ver si las preguntas claves reflejan las preocupaciones de los compañeros y compañeras. Las dos herramientas mencionadas forman el producto central del primer paso. Con ellas estamos en condiciones de dar un nuevo paso adelante ……

64

Paso 2: Elaborar un plan de diagnóstico
Hasta ahora contamos con un problema seleccionado, un marco de análisis y una lista de preguntas. En este paso nos corresponde preparar las actividades y los recursos para investigar el problema. La preparación parte de una discusión amplia sobre lo que queremos lograr con el diagnóstico. Es decir, discutimos los resultados u objetivos que perseguimos. Ejemplo: Respecto de las enfermedades infantiles, la gente aspira: comprender mejor por qué, se enferman los niños, encontrar soluciones a corto plazo para combatir los síntomas, y aclarar soluciones de prevención y control. Teniendo en cuenta nuestros objetivos y la lista de preguntas que hicimos, así como nuestro sistema de indicadores, pasamos a organizar un plan de diagnóstico. Este plan considera: • • • • • • Lo que vamos a hacer…………………………………………..QUE Técnicas o procedimientos para obtener la información…….COMO Fuentes de información y lugares ……………………………..DONDE Responsables que se encargarán del trabajo ……………….QUIENES Recursos que necesitamos …………………………………….CON QUE Fechas o plazos ………………………………………………….CUANDO

En nuestro ejemplo, podríamos tener el siguiente esquema.
QUE COMO DONDE QUIENES CON QUE CUANDO Averiguar cuáles son las enfermedades infantiles más frecuentes, sus causas y los remedios que se usan para curar o prevenir las enfermedades. 1. revisión de 2. entrevistas 3. entrevistas con 4. observaciones documentos con punteo cuestionario de curandería Centro de salud, Madres de niños El médico, en el El curandero en escuela enfermos en su centro de salud casa de un poblador casa Equipo promotor Equipo y algunas Varios miembros del Un miembro del compañeras de la equipo equipo y uno de la organización organización Cuadernos de Cuadernos de Grabadora, cassettes Diarios de campo notas notas y baterías Marzo 2,009 Abril y mayo 2,009 Entre el 1 y 15 de abril En abril o mayo (no 2,009 se puede precisar)

Tomamos el orden del plan de una manera flexible. Seguramente será necesario ir y volver de un punto a otro. Por ejemplo, después de decidir cómo vamos a hacer

65

el diagnóstico, notamos que no disponemos de los recursos suficientes. Ahí nos podemos ver obligados a cambiar las primeras decisiones. La elaboración del plan no se logra con una reunión. Supone casi siempre muchas tareas: explicar y comprometer a los responsables, asegurar recursos económicos, conseguir equipo y materiales, capacitarse en algunas técnicas, hacer ensayos de materiales, etc. Para escoger técnicas, fuentes y responsables debemos tener razones de peso. Pensar sobre todo en las condiciones de vida y las costumbres de la población. En todo caso, resaltamos que las decisiones deben ser discutidas y argumentadas en el equipo promotor del diagnóstico. Una vez que hemos construido el plan general, hacemos una revisión del plan en su conjunto. Posteriormente, lo presentamos a los involucrados, utilizando formas sencillas y atractivas. Así mantendremos el interés y el compromiso de la gente. Conviene incluir en el plan las actividades que pensamos realizas después, de recoger la información. Es decir, todo lo que haremos para su procesamiento (paso 4) y para la socialización de los resultados (paso 5). Nuestro plan debe dejar tiempo para los imprevistos. Debe ser una guía flexible, adaptándose a las circunstancias de la comunidad y del equipo. Constantemente nos moveremos entre lo que queremos y lo que podemos. Formas de trabajo Las mejores técnicas para hacer un plan son las que facilitan ordenar nuestras ideas sobre actividades, procedimientos, etc. Por eso, los cuadros de planificación constituyen instrumentos apropiados en este paso. Nos permite visualizar los diferentes elementos del plan y sus relaciones ente sí. Resultan más útiles si los armamos en tamaños grandes, por ejemplo, como murales, papelógrafos o en pizarras. El equipo promotor tiene en este paso, un doble papel. Por un lado, elaborar planes y cuadros, lo que es un papel básicamente técnico. Y por otro lado, capacitar a los participantes en la planificación y en técnicas de investigación. Es importante conformar comisiones, para facilitar la participación en la elaboración del plan. Ejemplo de cómo preparar el diseño del diagnóstico.

66

Paso 3: Recoger las informaciones
En este paso vamos a poner en práctica las actividades que preparamos en el paso anterior. Recogemos las informaciones que nos hacen falta para lograr un mejor entendimiento del problema. Esta recolección constituye el corazón del diagnóstico. Es decir, los pasos anteriores están en función del tercer paso y los posteriores se trabajarán con los datos que de aquí salgan. Podemos distinguir dos tipos de fuentes de información: primarias y secundarias. Las fuentes primarias son la realidad concreta y las personas que viven en ella: Las secundarias son documentos, libros, mapas, etc. Que tratan de la comunidad o problema. A continuación se desarrollan un poco más estas fuentes, empezando por las secundarias. Fuentes secundarias Generalmente intentan describir o explicar la realidad. A veces son resultados de otras investigaciones o pequeños estudios. Pueden ser de tipo teórico y pueden tener muchos datos y cuadros. Tomaremos en cuenta los textos que tengamos a primera mano. Conviene revisar estos materiales antes de una confrontación más directa con la realidad. Otros documentos o libros muchas veces no se encuentran a nuestro alcance inmediato. Hace falta buscarlos, por ejemplo en: • • • • Bibliotecas públicas o universitarias Centros de documentación en las instituciones de apoyo Archivos de las iglesias, de organizaciones populares, de ministerios del gobierno, periódicos Librerías

Será necesario priorizar los documentos a estudiar, puesto que cada uno de ellos puede llevarnos a otros nuevos, con el peligro de alargar el trabajo indefinidamente.

67

En nuestro ejemplo podríamos encontrar información en las fichas médicas de centros de salud, artículos de periódico, etc. Las informaciones secundarias son muy valiosas para el diagnóstico. Nos dan una base de conocimientos sobre la comunidad, sobre la población, sus condiciones de vida, sus problemas, etc. Nos pueden proporcionar algunas explicaciones útiles, e incluso orientarnos sobre soluciones. Sin embargo, las fuentes secundarias también tienen sus límites. Los datos van perdiendo actualidad ante el paso del tiempo. A veces están escritas desde un punto de visa ajeno al pueblo, o tienen un lenguaje muy complicado. Fuentes primarias Son los hechos y personas de la realidad concreta y viva. Informaciones sobre esa realidad la obtenemos a través de la observación directa con nuestros sentidos, la conversación o entrevista con la población, la encuesta, etc. Nos interesan especialmente las experiencias y opiniones de los compañeros y compañeras que están afectados o afectadas por la problemática. Pero también es valioso contar con ideas de otras personas: ancianos con mucha experiencia en la comunidad, maestros, líderes religiosos, funcionarios de gobierno, líderes políticos, etc. En el caso de las enfermedades tendríamos por un parte los niños y sus familias, sobre todo las madres. Y por otro lado, persona como el médico, la enfermera, el profesor de la escuela, el cura de la parroquia, promotores de la comunidad o algún especialista en el tema. El valor de las fuentes primarias está en que nos revelan los problemas actuales y vivos de la población. Nos enseñan la visión de la gente sobre las causas, los efectos, los culpables, etc. Los puntos de vista de diferentes personas completan y enriquecen nuestra comprensión del problema. Cada fuente de información por separado tiene sus limitaciones. El complemento de las fuentes primarias y secundarias garantiza que obtengamos informaciones más completas, más variadas y confiables. No existe un orden rígido de actividades cuando recogemos las informaciones. Pero es recomendable empezar este paso con lecturas de algunos documentos de fácil acceso. Posteriormente combinar el uso de fuentes primarias y secundarias, de acuerdo a las circunstancias del trabajo. Nuestra guía durante todo el proceso son las preguntas claves que formulamos en el paso 1, así como el plan de trabajo formulado en el paso 2. Sin embargo, seguramente tendremos que hacer algunos ajustes sobre la marcha. Por ejemplo,

68

suprimir o añadir ciertas preguntas, cambiar las técnicas y procedimientos o involucrar a nuevas personas. Formas de trabajo Para este paso hay múltiples técnicas. Respecto a las fuentes primarias, las técnicas más apropiadas son las que fomentan la expresión y reflexión de los involucrados e involucradas, y las que pueden realizar los propios compañeros o compañeras. Las más importantes son la observación, la conversación informal, la discusión grupal, la entrevista y la encuesta. Para el estudio de las fuentes secundarias, la lectura selectiva es una forma apropiada de trabajo. Consiste en el uso de un conjunto de preguntas o puntos que orientan nuestra lectura. Así podemos concentrarnos mejor en lo que queremos saber. Reducimos el peligro de perdernos en los textos. En todas las técnicas utilizamos un registro de informaciones. Puede ser un registro escrito, como el cuaderno de notas, el diario de campo, los formularios de una encuesta. También podemos grabar, como en algunas entrevistas o reuniones. Es posible contar también con registros visuales, por ejemplo con fotos, dibujos, mapas e incluso video. Muchas veces conviene llevar un registro de datos bibliográficos. Para ello utilizamos tarjetas. Los datos en cada tarjeta suelen tener el siguiente orden: • • • • • • Apellidos y nombre del autor Título del documento Nombre del libro o revista en que se encuentra (si el caso lo requiere) Editor Lugar de edición Fecha de edición.

En la misma tarjeta podemos escribir también un breve resumen del documento. El equipo promotor continúa en este paso con su labor organizadora y coordinadora. Además ejecuta directamente una serie de actividades de investigación: hace entrevistas, observa, revisa documentos, etc. Otros miembros de la organización tendrán básicamente el papel de aportar sus conocimientos sobre el problema del diagnóstico. En cambio los compañeros o compañeras más avanzados o avanzadas pueden ayudar también en la recolección de informaciones, por ejemplo: como entrevistadores u observadores. En todo caso, es importante buscar la máxima participación de la organización o comunidad en las distintas tareas. Así mismo mantener contactos permanentes

69

con los diferentes sectores de la población, para seguir conjuntamente el avance del diagnóstico.

Paso 4: Procesar las informaciones recogidas
Con el paso anterior obtuvimos una serie de informaciones nuevas sobre el problema. Sin embargo, estas informaciones están sueltas, separadas unas de otras. El cuarto paso consiste justamente en reflexionar sobre las informaciones para darles orden y sentido. El marco de análisis y la lista de preguntas claves, elaborados en el primer paso, nos pueden orientar ahora para ubicar las informaciones dentro de un conjunto. Nos ayudarán a clasificar, relacionar y problematizar las informaciones. Veamos con un poco mas de precisión lo que significan estas actividades ……. Clasificar Agrupamos las informaciones similares de acuerdo a ciertos aspectos que nos interesan, por ejemplo: • • • • • Informaciones sobre diferentes grupos o involucrados (hombres y mujeres con distintas ocupaciones o lugares de vivienda, etc.) Aspectos económicos, políticos e ideológicos de la realidad diagnosticada. Aspectos locales del problema y aspectos regionales o nacionales. Aspectos actuales del problema y aspectos históricos. Aspectos coyunturales y estructurales del problema. Es decir, los aspectos pasajeros y los más permanentes.

En nuestro ejemplo de las enfermedades podríamos agrupar los datos que influyen en el problema: • • • Económicos como la falta de dinero para los remedios. Políticos como la desatención de autoridades. Ideológicos como la propaganda de ciertos alimentos o bebidas perjudiciales.

Podríamos también clasificar los datos sobre el proceso que ha seguido la enfermedad y la forma actual de la misma, etc. Cuantificar Cuando es posible y conveniente, después de la clasificación, vamos a cuantificar las informaciones. Es decir, la convertimos en datos numéricos: sumas,

70

porcentajes, promedios, etc. La mayoría de veces estas cifras se ubican en tablas estadísticas o cuadros. Por ejemplo, resumimos en un cuadro: familias encuestadas, número de hijos e hijas desnutridos y desnutridas, edades, etc. Sumamos el número de familias, de los niños y niñas desnutridos y desnutridas, etc. Sacamos el promedio de hijos o hijas desnutridos o desnutridas por familia. Calculamos el porcentaje de niños desnutridos en relación al total de niños en la comunidad. Relacionar Analizamos qué tiene que ver una información con otra, como se ligan los diferentes aspectos del problema. Podemos encontrar varios tipos de relación: • Relación de causa y efecto: unos aspectos provocan, fortalecen o debilitan a otros. Por ejemplo, la mala calidad del agua puede causar ciertas enfermedades de los niños y niñas, así como agravar otras. O la desnutrición influye en el bajo rendimiento escolar. Relación entre intención y actuación: los motivos u objetivos de la gente la llevan a ciertas acciones. Por ejemplo, para aliviar rápido la diarrea, se les da coca cola a los niños y niñas. O para conseguir un centro de salud, se invita a las autoridades municipales a una fiesta de la comunidad. Relación de contradicción: un aspecto esta en conflicto con otro. Por ejemplo, los médicos recetan medicinas costosas, mientras que los ingresos familiares son muy bajos. O las autoridades prometen apoyar, pero en realidad no hacen nada. Relación de coincidencia: unos aspectos complementan o acompañan a otros. Por ejemplo, la alimentación de bajas calorías va junto con la poca variedad en la comida. O las personas que más visitan a los curanderos son las mismas que van frecuentemente a los médicos.

Problematizar Por un lado, nos preguntamos por la validez de las informaciones y de las relaciones que hemos encontrado. Por otro, tratamos de entender las causas mas profundas del problema, que tienen que ver con nuestra historia y la sociedad en que vivimos. En la problematización vamos desde la apariencia a la esencia de las cosas. Es decir buscamos ir más allá de lo que se ve a primera vista, para comprender los factores determinantes del problema. Para ello, necesitamos dar atención especial a las contradicciones que ubicamos. Porque en la realidad no hay nada armonioso, hay conflictos entre grupos, entre acciones e ideas, etc. Podríamos encontrar contradicciones como estas:

71

• • • • • • •

Entre los intereses de grupos pobres y sectores poderosos de la comunidad. Entre costumbres de grupos urbanos y rurales. Entre intereses de hombres y mujeres. Entre demandas de adultos y jóvenes o niños y niñas. Entre necesidades de cambio y tradiciones culturales. Entre necesidades y recursos disponibles. Entre la necesidad de sobrevivir y el peligro de destruir la naturaleza, etc.

Relacionando y problematizando las informaciones, avanzaremos poco a poco hacia una visión globalizadora del problema. En ella todas las informaciones están integradas. Es como un rompecabezas donde cada pieza tiene un lugar y cumple un papel determinado. Las piezas sueltas y separadas no significan nada, pero unidas dentro del conjunto revelan algo nuevo. En estas reflexiones está en juego nuestra concepción sobre la sociedad, sobre los ricos y los pobres, sobre los gobiernos, etc. Por ejemplo, ubicar la injusta distribución de la tierra como causa esencial de la pobreza supone una forma de entender la realidad y ubicar como causa a la vagancia del pueblo, supone otra forma de entenderla. Es importante aclarar y explicitar estas concepciones. Así tendremos más consciente la posición y el compromiso desde el que analizamos. Formas de trabajo Para clasificar y relacionar las informaciones nos ayudan mucho las fichas. Son pequeñas tarjetas en que escribimos los datos según los diferentes grupos de involucrados o involucradas y según varios aspectos del problema. Para cada grupo y cada aspecto utilizamos otra ficha. Por ejemplo, tenemos fichas amarillas con informaciones sobre el aspecto económico, fichas azules sobre el aspecto biológico de las enfermedades infantiles, etc. Habrá fichas amarillas de las madres de diferentes barrios, de los médicos, de dirigentes, etc. Otras herramientas que ayudan mucho a clasificar y relacionar datos son los modelos o esquemas, por ejemplo el árbol de problemas, utilizado como técnica de análisis social. Para orientar la reflexión, las guías de preguntas son muy útiles. También nos pueden servir formas grupales de discusión y técnicas como la lluvia de ideas con tarjetas. El equipo promotor tiene en este paso un papel protagónico. Es el encargado de realizar gran parte del procesamiento de informaciones. Pero es importante 72

integrar a la reflexión a otras personas. Se puede a algunas comisiones el análisis de ciertos datos. Es recomendable trabajar los cuadros con el apoyo de un grupo de participantes de una encuesta, discutir con dirigentes o grupos de base algunas conclusiones parciales. Al final de cuarto paso, contamos con un producto que nos acerca a un objetivo básico del diagnóstico: comprender el problema. Este producto es una visión global del problema con todos sus aspectos, sus causas, sus contradicciones, el proceso que ha tenido, los sujetos involucrados, etc.

Paso 5: Socializar los resultados
En este paso nos corresponde compartir y discutir con la población la información que hemos analizado. Apuntamos a decidir entre todos y todas, que vamos a hacer respecto al problema. Realizamos las actividades siguientes: 1. Elaborar materiales educativos: Preparamos algunos materiales atractivos y comprensibles, que vamos a utilizar para promover la discusión de la población. En estos materiales se presentan los resultados de nuestro diagnóstico. Priorizamos las informaciones a compartir, recordando que no pueden faltar las que son importantes para tomar decisiones. Los materiales debe estar de acuerdo con las características de la población: sus capacidades de lectura, sus formas de expresión y sus conocimientos sobre el tema. Pueden ser hojas escritas, periódicos murales, fotos o diapositivas, pueden combinarse con técnicas vivenciales como el sociodrama. 2. Realizar eventos de socialización: Para discutir los resultados organizamos jornadas especiales o aprovechamos asambleas y reuniones corrientes. Podemos hacerlas con toda la población o con distintos grupos, por ejemplo, organizados y no organizados, dirigentes y bases, mujeres y hombres, niños y niñas, jóvenes. Esto dependerá de las circunstancias específicas en que estemos. En los eventos de socialización….. • Reconstruimos el proceso del diagnóstico. Por qué y cuándo empezamos a preocuparnos de la problemática comunitaria, qué ideas iniciales teníamos, cuáles preguntas claves formulamos, cuáles fuentes y técnicas utilizamos para recoger la información, etc. Presentamos los resultados, utilizando los materiales que elaboramos anteriormente.

73

Discutimos el problema o problemas del diagnóstico. A partir de los materiales educativos provocamos un debate entre participantes. Procuramos que todos y todas tomen una posición y que se aumenten nuevas ideas. Formulamos conclusiones. Tratamos de llegar al máximo acuerdo. El diálogo crítico y fraterno facilita arribar a conclusiones comunes sobre la esencia del problema. Si persisten posiciones diferentes, las registramos también para tomarlas en cuenta en las decisiones.

3. Tomar decisiones. Finalmente llega la hora de tomar decisiones. Aclaramos si los resultados explican suficientemente nuestro problema. Si no nos satisfacen, tendremos que completar alguna información más. La decisión clave a tomar es: ¿Qué debemos hacer para enfrentar el problema o los problemas? Algunos puntos importantes a considerar: • • • • ¿Qué queremos lograr atacando el problema? ¿Cómo vamos a actuar? ¿Quiénes van a participar en las acciones? ¿Qué haremos a corto, mediano y largo plazo?

Formas de trabajo Existen múltiples técnicas para este paso. Nos interesan sobre todo las que propician la más amplia participación de los compañeros y compañeras. Las que facilitan la expresión abierta y la toma de decisiones. Para la presentación de resultados podemos utilizar entre otros el sociodrama, audiovisuales, dibujos y murales. En el caso de datos numéricos sirven mucho los gráficos estadísticos. Todos ellos deben presentar los resultados como mensajes problematizadores. No como discursos perfectos sobre los cuales no haya nada que decir o criticar. Estas formas de compartir los resultados se complementarán con discusiones, sea en grupos pequeños o en plenarias. El equipo promotor cumple aquí un gran papel educativo. Primero elabora algunos materiales y prepara jornadas de socialización. Durante las jornadas, el equipo propone los temas de debate, fomenta la participación, orienta las discusiones. Finalmente recoge y ordena los nuevos acuerdos y conclusiones. En la preparación de los materiales y jornadas, pueden intervenir algunos dirigentes u otros compañeros y compañeras. También pueden aportar las 74

comisiones conformadas. masiva.

Luego en las discusiones la participación debe ser

Los dirigentes asumen un papel fundamental en la socialización, puesto que los resultados de todo el diagnóstico quedan prioritariamente bajo su responsabilidad. Les orientarán mucho sobre las acciones futuras de la comunidad.

LAS HERRAMIENTAS PARA EL DIAGNOSTICO
Averigüe cómo piensan y comunican la información los miembros de la comunidad. Esto dará indicios sobre las herramientas que podrían funcionar mejor. Por ejemplo, pregunte a varias personas la dirección hacia la próxima

75

comunidad y observe de qué maneras transmiten esta información. Las personas de algunas culturas pueden trazar un mapa sobre el suelo. Esto podría significar que las herramientas visuales funcionarían mejor para ellos. Las personas de otras culturas pueden dar instrucciones tales como «recorra 17 kilómetros por la carretera y luego gire a la izquierda». Estas personas pueden encontrarse a gusto con herramientas escritas. Una tercera expresión cultural podría responder: «Vaya al mercado de la aldea y cuando vea la carbonería siga por la carretera próxima hasta que llegue a un árbol inclinado con una gran rama colgante. Allí hay dos carreteras. Tome la que tiene dos carriles». Las herramientas más apropiadas para las personas de esta comunidad podrían ser las narraciones y el teatro. Observe ¿Tienen libros y revistas en sus hogares? ¿Tienen cuadros decorando sus casas? ¿Utilizan símbolos para decorar sus herramientas de trabajo? Estos tipos de observaciones darán pautas sobre el tipo de comunicación (escrita, oral o visual) básico para la comunidad. Pregunte Pregunte cómo se propaga la información por la comunidad. ¿Es exclusivamente de boca en boca? ¿Hay periódicos? ¿Carteles? Reflexione Reflexione sobre las actividades de extensión que han dado buen resultado (o no tan bueno) en la comunidad anteriormente. Conociendo los métodos de comunicación usados más corrientemente en una comunidad, el encargado del diagnóstico podrá compilar una «lista breve» de las herramientas que pueden funcionar en una situación particular. La comunidad podrá elegir de esta lista breve.

HERRAMIENTA 1: Reuniones de grupo
Descripción de la herramienta Una reunión es un encuentro de personas para un fin específico. En la reunión puede participar un gran número de personas o un número reducido (menos de 10), que enfocan un problema o un propósito específico. Por lo general, en las reuniones hay un moderador que estimula la comunicación en ambos sentidos.

76

Las reuniones de grupos pequeños específicos pueden estar formadas por personas que tienen intereses comunes (mujeres, ganaderos, indigentes) y pueden hablar cómodamente entre sí, comparten problemas y propósitos comunes. Los resultados de las reuniones de grupos específicos pueden presentarse a reuniones de grupos mayores, dando «voz» a los miembros de la comunidad que no pueden hablar en un reunión más grande. Finalidad de la herramienta
• • • • • •

Dar y recibir información Debatir temas de importancia para la comunidad Recibir la aprobación de la comunidad sobre un asunto Ayudar a identificar problemas y soluciones Planear actividades y negociar conflictos Dar validez a los resultados de las evaluaciones y formular recomendaciones Principales beneficios • • Se puede alcanzar a un número considerable de personas en un tiempo relativamente corto. Las reuniones suelen ser la primera ocasión para una presentación consistente del personal del proyecto a la comunidad en su conjunto. Es muy posible que sea en ella donde se obtenga la cohesión y la confianza de la comunidad. Las reuniones comunitarias con invitaciones abiertas puede permitir que todos los que deseen participar puedan hacerlo. Las reuniones de grupos más específicos pueden poner en contacto a los que tienen un problema particular; los que no pueden hablar en grandes reuniones (como las mujeres o los grupos minoritarios) o las personas cuyo interés es marginal. Las reuniones periódicas en grupos pequeños pueden fomentar la disciplina de grupo, estimular el enfoque cooperativo para identificar y resolver problemas, ofrecer una tribuna para la adopción de decisiones por consenso, proporcionar un medio práctico de desarrollar la dirección colectiva, promover actividades y compartir experiencias.

• •

Empleo de la herramienta Para que una reunión tenga éxito se requiere una planificación cuidadosa. Debe estimularse la comunicación en ambos sentidos, mantenerse el interés y conseguir que el «trabajo» se haga. Las siguientes medidas pueden contribuir a planificar una buena reunión: 1. Tener un propósito claro. Saber lo que la reunión tiene que conseguir, desde la perspectiva tanto de los miembros de la comunidad como de los 77

agentes externos. Obtener la aprobación y la intervención de los dirigentes locales. Conocer las costumbres y las reglas en vigor en la comunidad. 2. Preparar un calendario de fechas para ayudar a comprobar los preparativos de cada día. 3. Fijar un día, una hora y un lugar convenientes para la reunión. Tener en cuenta el tamaño y la composición del grupo. Recordar que las personas tienen diferentes disponibilidades de tiempo y que las mujeres tal vez no puedan asistir al mismo tiempo que los hombres. 4. Después de fijar el día y la hora en que pueda asistir la mayoría, lograr que la gente lo sepa con bastante antelación. 5. Si van a intervenir agentes externos puede ser que necesiten alojamiento y comida. 6. Informar a la comunidad o al grupo acerca del motivo de la reunión, por medio de carteles, visitas domiciliarias, anuncios públicos, radio, teléfono y verbalmente. 7. Si se planea algún entretenimiento, procurar que no distraiga del propósito de la reunión sino que se relacione con el tema. 8. Planear y preparar folletos y materiales para su distribución, así como un método para realizar la misma. 9. Planear la formación de grupos de motivación y mecanismos de retroalimentación, si es necesario. 10. Planificar una estrategia para estimular los debates. Por ejemplo: preparar cuestiones introductorias; detener la proyección de diapositivas o de una película en plena exposición y abrir un debate; hacer que los miembros de la comunidad imaginen sus propios «finales». Pensar siempre en la comunicación recíproca, y en cómo adaptar el apoyo de la extensión para pasar de la comunicación en un sentido a la comunicación en dos sentidos. 11. Una persona de la comunidad, por ejemplo un maestro de escuela o un dirigente local, con experiencia en reuniones, puede ayudar a facilitar la reunión. Tener en cuenta que pueden haber sectores de la comunidad (como por ejemplo las mujeres) que no se expresan en estas reuniones. Pueden celebrarse reuniones separadas con esas personas y llevar sus puntos de vistas, como conjunto, a las reuniones más grandes. 12. Prever que si bien al principio puede haber un gran número de asistentes, éste disminuirá con el tiempo a medida que asistan únicamente los especialmente interesados o involucrados. Habitualmente, la reunión de un grupo de interés particular puede realizar las actividades, celebrándose reuniones ampliadas periódicamente para informar a toda la comunidad. Si la asistencia a las reuniones cambia bruscamente, investigar la causa. NOTA: Al organizar las reuniones es importante: • preparar y comprobar con suficiente tiempo antes de la reunión los medios audiovisuales así como las tomas eléctricas y/o un generador de energía;

78

• • • • • • • •

procurar que haya una atmósfera confortable y agradable. Cuando sea adecuado disponer bocadillos/bebidas; lograr que la introducción sea breve y específicamente adecuada a los participantes; dejar claro el propósito de la reunión en la introducción y situar dicho propósito en el contexto de los acontecimientos pasados, presentes y futuros; empezar y terminar aproximadamente a la hora establecida; empezar con puntos, temas y asuntos respecto a los que sea fácil obtener acuerdo o aceptación de diferentes opiniones; permitir que se manifiesten opiniones contrarias y tratar de que tales discrepancias sean resueltas o aceptadas por el grupo; resumir los debates, enunciar las decisiones alcanzadas e identificar los «próximos pasos». Confirmar el lugar y la hora de la próxima reunión; tratar de terminar con una nota altamente. «positiva» Precauciones al utilizar la herramienta Precaverse contra puntos del orden del día, imprevistos introducidos por grupos que podrían utilizar la reunión para plantear sus propios intereses. El facilitador podría sortear esto diciendo: «Ese no es el propósito de esta reunión, propongo que se celebre otra para debatir ese punto».

El facilitador de la reunión debe tener suficiente autoridad para mantener el orden de los debates, pero también suficiente sensibilidad para hacer que participe en ellos el mayor número posible de personas. La comunidad o el grupo puede, poner al facilitador en la posición de «experto» y dejar que se encargue totalmente de la reunión. Desarrollar métodos que estimulen la participación.

HERRAMIENTA 2: Dibujo y debate
Descripción de la herramienta La herramienta de dibujo y debate tiene su máxima utilidad en una cultura con una fuerte tradición visual. Los dibujos son producidos conjuntamente por la

79

comunidad o por individuos y los debates se centran en ellos. Cuando un dibujo es producido por cierto número de personas, los debates pueden centrarse en la importancia relativa de cada nuevo elemento introducido en el dibujo. Cuando se utilizan dibujos individuales, éstos pueden compararse o debatirse en grupo. Finalidad de la herramienta • • • • • • Identificar un asunto o problema. Medir la percepción de la comunidad sobre una situación actual proporcionando un registro para fines comparativosposteriores (para evaluación). Realizar un análisis de grupo. Reforzar la conexión entre «pensamiento» y «acción». Fomentar el debate en los puntos que requieran una armonización, una reformulación o una profundización. Proporcionar una formulación visual objetiva.

Principales Beneficios • Las personas que viven en comunidades en las que existen barreras de clase o idioma, o que no son oradores experimentados, con frecuencia pueden expresar opiniones y sentimientos más fácilmente mediante el dibujo. Utilizando medios visuales propios, las personas son capaces de visualizar y desarrollar conjuntamente un análisis, lo cual profundiza la identidad del grupo. Los gastos son relativamente pequeños y, si se utilizan buenos materiales, los «productos» pueden utilizarse posteriormente para fines comparativos. Este instrumento puede utilizarse para la planificación a nivel “macro” (comunidad) o “micro” (granja). Puede servir para hacer un análisis comparativo entre los dibujos realizados en el momento del Estudio de Base y aquellos elaborados durante las Evaluaciones Participativas.

• • •

Empleo de la herramienta 1. Recolectar materiales: papel, tela, madera y artículos de dibujo 2. Presentar la idea al grupo, procurando que el propósito o el enfoque del ejercicio de dibujo sea claro para todos. 3. Explicar que la finalidad principal no es producir una obra de arte, sino suscitar debate sobre un tema específico 4. Dejar que evolucione la dinámica del grupo. Con frecuencia, es tan simple como dar a cada uno un instrumento de dibujo y la oportunidad de utilizarlo. 5. Los debates de grupo que se centran en la colocación y el tamaño de los objetos indican a menudo la importancia relativa de los temas.

80

6. Puede ser útil realizar este ejercicio con grupos separados, tales como hombres y mujeres; propietarios y no propietarios de tierras; ricos y pobres; y comparar luego los dibujos en las reuniones de grupo ampliados. 7. Para iniciar el ejercicio, puede ser útil lograr que cada miembro del grupo haga su propio dibujo, y luego utilizarlo como contribución al dibujo más grande producido por el grupo. 8. Una vez terminado el dibujo (preferentemente después de un largo debate), el grupo puede analizarlo. ¿Qué se dice sobre el tema en debate? ¿Han descubierto cosas que antes no sabían? ¿Han visto las cosas de un modo diferente? Deben registrarse las interpretaciones del grupo para referencias futuras. Precauciones al utilizar la herramienta Puede ser difícil para el personal externo interpretar los dibujos. La grabación o registro de la interpretación del grupo, puede ayudar a evitar esta dificultad. Al principio es posible que las personas se encuentren incómodas dibujando, por creer que no pueden producir una «obra de arte». Hay que convencer al grupo que la finalidad del ejercicio es comprender mejor un problema y no producir una obra maestra.

HERRAMIENTA 3: Murales y carteles
Descripción de la herramienta Los murales y los carteles son grandes dibujos semipermanentes diseñados por la comunidad y realizados por un artista. En general, se colocan donde puedan ser vistos frecuentemente por los miembros de la comunidad. Finalidad de la herramienta • • Realizar propuestas en forma gráfica y objetiva. Trasmitir mensajes propios de la actividad de extensión comunitaria. Presentar imágenes pasadas, presentes y futuras que sirvan de inspiración

Principales Beneficios • • • La comunidad se siente implicada en la medida en que dirige al artista. Los murales y los carteles son recordatorios constantes que inspiran actividades y/o cambian actitudes. Los murales y los carteles bien colocados pueden contribuir a un constante seguimiento y evaluación permanente.

81

La presencia de un artista en la localidad puede fomentar el interés y la participación de la comunidad.

Empleo de la herramienta 1. Esta herramienta tiene muchas de las características de la del dibujo y debate, especialmente en la forma en que la comunidad participa en la discusión y análisis colectivos, a fin de dirigir al artista. 2. La comunidad debe elegir y aprobar el contenido, la presentación y la localización de los murales, especialmente si éstos se exponen públicamente. 3. Es necesario contratar a un artista y que éste comprenda los objetivos del ejercicio y el proceso dirigido por la comunidad. El artista es guiado y dirigido por la comunidad en todas las etapas de producción del mural o cartel. 4. A fin de dar una buena directiva al artista, la comunidad puede efectuar un primer dibujo (véase la herramienta dibujo y debate). Este puede servir al artista como un primer paso. Precauciones al utilizar la herramienta Esta herramienta no será apropiada en el caso de culturas con poca tradición visual. La comunidad debe estar de acuerdo con la colocación y el contenido del mural. Los materiales (pinturas y superficie sobre la que se pinta) deben ser de gran duración.

HERRAMIENTA 4: Franelográfos
Descripción de la herramienta Los franelógrafos contienen figuras adhesivas secuenciadas o priorizadas en cualquier orden y colocadas en una superficie en la que son pegadas (de aquí el nombre de «Franelógrafos»). Las figuras adhesivas son representaciones de problemas comunes (incendio, pobreza, erosión del suelo, sequía, aumento demográfico, etc.), y de algunas soluciones a tales problemas. Tanto el tema de las figuras adhesivas como la posición o prioridad (si la hay) que tendrán en el franelógrafo son sometidos a debate.

82

Finalidad de la herramienta • • Suscitar, debatir y ordenar los temas de acuerdo con las prioridades. Identificar y debatir soluciones comunitarias apropiadas a los problemas.

Principales beneficios • • • • En las comunidades donde los problemas pueden ser demasiado delicados para ser debatidos o identificados abiertamente, esta herramienta es especialmente útil pues permite «preidentificar» los problemas. Esta herramienta es especialmente útil en las culturas de orientación visual. Los temas preidentificados pueden desencadenar las discusiones de grupo. Utilizada con frecuencia, esta herramienta permite hacer seguimiento a las necesidades de la comunidad, controlando si se identifican siempre los mismos problemas y si se los jerarquiza u ordena de manera igual.

Empleo de la herramienta 1. El facilitador debe preparar este ejercicio utilizando figuras adhesivas que reflejen problemas actuales y potencialmente delicados. Debe disponerse de materiales suplementarios para la preparación de figuras adhesivas sobre temas o soluciones que puedan ser planteados por el grupo. Debería disponerse de una amplia gama de posibles soluciones en figuras adhesivas. Puede ser útil formular un par de soluciones inapropiadas para estimular en el grupo su desacuerdo frente a tales soluciones si no son apropiadas. 2. El facilitador debe estar consciente que los franelógrafos pueden limitar la espontaneidad y la comunicación recíproca, a menos que estén hechos de modo que ofrezcan opciones al grupo. 3. Presentar el ejercicio y sus objetivos a un pequeño grupo (6–10 personas). 4. La gente debe intervenir físicamente, colocando las figuras adhesivas sobre el tablero y moviéndolas al ponerlas en orden de prioridad. Esto estimula la participación. 5. En el debate se deben identificar y jerarquizar los problemas o temas y luego identificar las posibles soluciones. 6. Los resultados de la composición final del franelógrafo deben registrarse para futura referencia. Esto puede hacerse mediante una fotografía o un dibujo del tablero terminado. Precauciones al utilizar la herramienta

83

Los franelógrafos pueden limitar la espontaneidad y la comunicación en dos sentidos, a menos que se hagan de una forma que permita al grupo elegir temas y problemas.

HERRAMIENTA 5: Historias incompletas
Descripción de la herramienta En las historias incompletas se omite deliberadamente el comienzo, la parte central o el final de una narración relevante. Los oyentes debaten lo que podría ocurrir en la parte de la historia que se ha suprimido adrede. Generalmente, en el comienzo se planteará un problema, en la parte central se esbozará una solución y en el final se expondrá un resultado. Finalidad de la herramienta • • Facilitar la discusión dentro de un grupo Identificar problemas y/o soluciones

Principales beneficios • • • Esta herramienta puede ser especialmente útil con grupos analfabetos o escasamente alfabetizados que tienen una rica base oral o folklórica. Esta herramienta puede combinarse con una representación teatral o de títeres. Esta es una herramienta dinámica que suscita una buena participación colectiva.

Empleo de la herramienta 1. Toda la historia debe estar preparada de antemano, de modo que la parte omitida «encaje» en la historia completa. Es necesario un narrador con buenas aptitudes de comunicación recíproca. Según la amplitud del debate en grupo, contar la historia y añadir la parte que falta puede durar hasta dos horas. 2. El narrador debe ser capaz de contar la historia, escuchar y responder al análisis de la comunidad. Puede ser útil que haya dos facilitadores: uno para contar la historia y otro para ayudar a la comunidad a llenar el «vacío». 3. Es necesario registrar la historia y las reacciones. En este caso, pueden ser útiles las grabaciones en cinta, aunque se cree comúnmente que las personas con cultura oral tienen excelente memoria. Precauciones al utilizar la herramienta

84

Puede ser difícil encontrar un buen narrador con capacidad para comunicación recíproca y, tal vez, sea necesario utilizar dos personas (una para contar la historia y otra para estimular el debate).

HERRAMIENTA 6: Cárteles no clasificados
Descripción de la herramienta Esta herramienta consta de una serie de carteles prediseñados que representan sucesos locales, generalmente durante un largo período. Los carteles son luego ordenados cronológicamente por el grupo para narrar la historia tal como ocurrió. Los carteles pueden abarcar la historia, los problemas, las creencias, las prácticas y los valores de la comunidad. Finalidad de la herramienta • • Facilitar la discusión. Ayudar a obtener un registro visual cronológico de la historia local.

Principales beneficios • • • A medida que se ordenan los carteles se estimula la discusión en grupo. Esta herramienta puede ser probada con diferentes grupos de la comunidad y luego se puede comparar la diferencia en la secuencia. Esta herramienta es especialmente útil en las comunidades de cultura de orientación visual.

Empleo de la herramienta 1. Explicar al grupo la finalidad del ejercicio. 2. Exponer todas las imágenes ante el grupo y abrir un debate sobre cada una de ellas a fin de valorar su importancia para la comunidad. 3. Si la secuencia se hace en un pequeño grupo, los miembros pueden ordenar los carteles. Si se trata de un grupo grande, se puede determinar por consenso la posición de los carteles que se exponen para que todos los vean. 4. La supresión temporal y la reintroducción de uno o más de los carteles puede ayudar a determinar su importancia y estimular los mismos tipos de respuestas que la herramienta 5: Historias incompletas. Precauciones al utilizar la herramienta Los carteles prediseñados pueden no representar un suceso importante. Pueden utilizarse carteles en blanco para completar y representar el suceso faltante. 85

HERRAMIENTA 7: Estudios de casos de la comunidad
Descripción de la herramienta Un estudio de casos es una descripción y un análisis de una situación o un problema específicos, realizado conjuntamente por los miembros de la comunidad y los agentes externos, de manera que represente la perspectiva de los primeros. En la recolección de información y el análisis se puede tener en cuenta el contexto cultural, los aspectos de género, las relaciones económicas y los aspectos sociales y/o ambientales de una situación o un problema. La presentación puede hacerse en forma de dibujos, teatro popular, canciones, relatos, fotografías, diapositivas o videos. La comunidad debe presentar el estudio de caso en la forma más cómoda para ella. Finalidad de la herramienta • • Aumentar el conocimiento y la comprensión de una situación específica de una comunidad. Proporcionar información para el Diagnóstico, el Estudio de Base y la Evaluación.

Principales beneficios • • Los estudios de casos, escritos en la lengua local, pueden convertirse en un libro de lectura para las escuelas locales, aumentando el orgullo por sus logros locales así como el compromiso por las actividades. La producción de un estudio de caso contribuye a fomentar los debates concretos y es un poderoso instrumento para reforzar la autosuficiencia. En el proceso de preparación de un estudio de caso, los miembros del grupo deben analizar las razones por los cambios, así como los posibles efectos de éstos. Los estudios de casos estimulan la reflexión integral y la toma de conciencia sobre las complejidades de las situaciones reales. Se obtiene información útil tanto para los miembros de la comunidad como para el personal externo.

• •

Empleo del instrumento 1. Debería haber un asunto o tema principal en el estudio de caso. Tales asuntos o temas deben ser ubicados en el contexto y entenderse claramente a fin de asegurar que sigan concitando la atención central. Es fácil desviarse cuando surgen otros puntos importantes. 86

2. Mientras el personal de campo debería guiar y estimular el proceso de desarrollo del estudio de caso, se deberían asignar tareas a uno o varios miembros de la comunidad, delegados que pueden reunir información y luego lograr la «validación» del estudio de caso por parte del resto de la comunidad. 3. El personal externo puede proporcionar valiosa información procedente de los registros gubernamentales o los mercados urbanos, la cual quizás no sea de fácil acceso para los miembros de la comunidad. El personal externo puede «traducir» la información de modo que sea útil para los miembros de la comunidad. 4. El método de presentación del estudio de caso debe ser previamente elegido en la etapa de recolección y análisis de la información. 5. Para preparar el estudio de caso pueden utilizarse otras herramientas de recolección de información. Precauciones al utilizar la herramienta Es posible que el estudio de caso requiera mucho tiempo y se pierda el entusiasmo inicial. Este problema potencial puede evitarse si una persona ofrece aliento y apoyo consistentes a los participantes.

HERRAMIENTA 8: Mapas históricos
Descripción de la herramienta Esta herramienta contribuye a documentar la historia de la comunidad o del grupo beneficiario. Esto puede hacerse mediante imágenes, inscripciones o símbolos. Se establece un calendario (cada cinco ó diez años), remontándose hasta donde la gente pueda recordar. El calendario enfoca un tema específico, como el manejo de un recurso natural o comunitario, o el crecimiento del poblado y su efecto sobre el medio circundante. Finalidad de la herramienta • • Estimular el debate sobre por qué y cómo surgió un problema. Ofrecer a la comunidad una visión profunda de la «raíz» del problema

Principales beneficios • • El conocimiento del origen de un problema puede ofrecer tanto a los miembros de la comunidad como a los agentes externos una pizarra en blanco sobre la que se empiece a configurar las actividades. Trazar una trayectoria cronológica (cada cinco años) en la cual se insertan los acontecimientos, a través de los debates del grupo. 87

Dar tiempo suficiente a los debates sobre cada período y garantizar que se registran todos los temas importantes.

Precauciones al utilizar la herramienta Pueden plantearse problemas delicados del pasado. Si esto ocurre, el facilitador puede pasar al período siguiente y volver más tarde al problema delicado. El grupo no debe quedar atascado en debates prolongados sobre temas conflictivos.

HERRAMIENTA 9: Entrevistas semiestructuradas
Descripción de la herramienta Las entrevistas semiestructuradas se realizan en un marco relativamente abierto que permite un proceso de comunicación específico, coloquial y recíproco. Pueden utilizarse tanto para dar como para recibir información. A diferencia del cuestionario rígido, en el que cual se formulan preguntas detalladas con anticipación, las entrevistas semiestructuradas empiezan con cuestiones o temas más generales. Al comienzo se identifican los temas pertinentes (tales como la degradación del recurso forestal). La posible relación entre esos temas y otros, tales como la erosión, la falta de mercado para productos forestales, la falta de experiencia sobre manejo, sirve de base para formular cuestiones más concretas que no necesitan ser preparadas de antemano. No todas las preguntas se plantean y formulan por adelantado. La mayoría de ellas se improvisan durante la entrevista, lo cual permite tanto al entrevistador como al entrevistado tener la flexibilidad necesaria para abordar detalles o debatir problemas. La entrevista semiestructurada está orientada sólo en el sentido de que hay algún tipo de guía para la entrevista, como la matriz descrita más abajo, que proporciona un marco referencial para la entrevista.

88

Finalidad de la herramienta • • • Obtener información específica cuantitativa y cualitativa, a partir de una muestra de la población Obtener información general de interés sobre temas específicos (es decir, sondear lo que no se conoce). Dotarse de una serie de ideas sobre problemas específicos.

Principales beneficios • Menos indiscreta para los entrevistados que la entrevista formal, la entrevista semiestructurada estimula la comunicación en los dos sentidos. Los entrevistados pueden hacer preguntas al entrevistador. De este modo, la entrevista puede funcionar también como herramienta de extensión. Confirma lo que ya es conocido, pero también ofrece la oportunidad de aprender. Con frecuencia, la información obtenida en las entrevistas semiestructuradas no ofrece solamente respuestas, sino también las razones de las respuestas. Cuando las personas son entrevistadas individualmente pueden discutir más fácilmente asuntos delicados. Ayuda al personal del proyecto a conocer a los miembros de la comunidad. En la realización de las entrevistas el personal externo tiene la ventaja de ser percibido como más objetivo. 89

• •

La realización de entrevistas tanto individuales como colectivas permite optimizar los beneficios de ambas.

Empleo de la herramienta 1. Definir (el facilitador o el grupo de entrevistadores) un marco para la entrevista, similar a la matriz del ejemplo. Incluir temas o cuestiones de debate. 2. Establecer el tamaño de la muestra y el método de muestreo 3. Los entrevistadores pueden realizar entrevistas de ensayo entre sí o con unos cuantos miembros de la comunidad, para familiarizarse con las preguntas y probar su capacidad de comunicación recíproca. 4. Tomar sólo breves notas durante la entrevista. Inmediatamente después de ésta, completar y desarrollar las notas. 5. Analizar la información al final de cada día de entrevistas. Esto puede hacerse con el equipo o grupo de entrevistadores. 6. Examinar los resultados generales del análisis con los miembros de la comunidad, de modo que éstos puedan discutir las percepciones del equipo de entrevistadores. Esto puede hacer que el proceso sea todavía más participativo. Precauciones al utilizar la herramienta Durante las entrevistas pueden surgir muchas informaciones suplementarias. Las reuniones del equipo pueden ayudar a identificar semejanzas en las respuestas. En una entrevista personal, asegúrese que la persona entrevistada entienda y confíe que las respuestas serán confidenciales. El entrevistador puede requerir cierta práctica para encontrar un equilibrio entre entrevista abierta y entrevista dirigida. En una entrevista grupal semiestructurada las personas pueden interrumpirse y «ayudarse» unas a otras, o no intervenir. También pueden desviarse completamente del tema. Los entrevistadores necesitan tener cierta habilidad. Su problema más común es hacer preguntas dirigidas. Otros problemas son: incapacidad para escuchar atentamente; repetir preguntas que ya se han hecho; incapacidad para sondear

90

cuando sea necesario; dificultad para juzgar las respuestas: y hacer preguntas vagas o que carecen de sensibilidad. Estrategias para formular preguntas Durante la realización de las entrevistas, la herramienta principal para recolectar información, constituye la pregunta. Los miembros de los equipos reconocerán que existen varias clases de preguntas, que diferentes tipos de preguntas merecen diferentes tipos de respuestas, y que algunas de ellas son más adecuadas que otras para efectos de las entrevistas detalladas. • • • • Preguntas cerradas pueden utilizarse hasta cierto límite. Ejemplo: ¿Usted cree que el proyecto de educación nutricional fue útil? Preguntas dirigidas deben evitarse. Ejemplo: ¿Está de acuerdo en que la capacitación para trabajadores en salud comunitaria fue realizada adecuadamente? Preguntas dobles deben evitarse. Ejemplo: ¿Los trabajadores en salud comunitaria participaron activamente en las sesiones de capacitación y utilizan lo aprendido luego de volver a sus lugares de origen? Preguntas abiertas, aclaratorias y de seguimiento deben utilizarse ampliamente. Ejemplos: - Pregunta abierta: ¿Cuales son sus impresiones acerca de las actividades llevadas a cabo por parte de los comunicadores tradicionales? - Pregunta aclaratoria: ¿Porqué opina que fueron efectivas? - Pregunta de seguimiento: ¿Qué cree que se debe hacer para ayudar a las otras familias?

Las guías para llevar a cabo las entrevistas para cada categoría de personas a entrevistar, constituyen las bases para realizar las entrevistas tanto de grupo como individuales. Al contrario que en el caso de un cuestionario que debe seguirse estrictamente, las guías para llevar a cabo entrevistas se utilizan de una manera más flexible. Si una persona entrevistada no entiende la pregunta que se le formula, el entrevistador puede reformularla de la manera en que ésta sea comprensible para el encuestado. Con frecuencia, además de las preguntas que se encuentran en la guía, el encuestador formula preguntas aclaratorias o de seguimiento para profundizar el tema y obtener así una información más precisa. El propósito de la formulación de las preguntas es la obtención de información que ayudará a responder las preguntas formuladas para el proceso de diagnóstico. Las guías para realizar las 91

entrevistas constituyen herramientas que el entrevistador deberá utilizar de manera flexible a fin de lograr los objetivos trazados. Principios de la toma de datos Además de conocer el tipo de preguntas que deben formularse, el entrevistador deberá ser capaz de tomar nota de manera efectiva del contenido de las respuestas. Los siguientes principios acerca de la toma de datos puede servir como una guía: 1. Las notas deben escribirse en primera persona 2. Deberán anotarse las palabras e ideas clave 3. Las frases o dichos descriptivos especiales deberán anotarse palabra por palabra 4. La información debe registrarse tal como se la escucha y no modificarla en base a las ideas o valores de los entrevistadores 5. Deberán tomarse, en lo posible, todas las notas que se puedan 6. Durante las entrevistas de grupo, las diferentes opiniones de los participantes deberán anotarse. Conducción de entrevistas de grupo Durante la realización de entrevistas de grupo se deberán seguir los siguientes pasos y prácticas: 1) Antes de iniciar las entrevistas • Elegir un lugar tranquilo y aislado • Verificar las características de los integrantes del grupo • Limitar la participación en el grupo a 10 personas aproximadamente • Hacer que los participantes se sienten alrededor de un círculo • Sentarse al mismo nivel 2) Introducción al ejercicio • Dar la bienvenida a los participantes • Explicar el propósito de la entrevista • Asegurar a los participantes la confidencialidad de sus respuestas • Alentar la participación de todos los miembros del grupo 3) Facilitar las discusiones de grupo • Conducir la entrevista en el lenguaje local • Utilizar la guía para estructurar la entrevista • Las entrevistas deben durar de 1 a 1 hora y media • Tomar todas las notas que sean posibles 4) Terminar la entrevista • Revisar la guía para llevar a cabo la entrevista • Agradecer a los participantes 92

Sesión corta de retroalimentación Luego de concluida una entrevista de grupo, resulta útil para el equipo del diagnóstico disponer de 15 a 20 minutos para analizar la dinámica de las sesiones individuales y de grupo, a fin de identificar las limitaciones encontradas y formular las lecciones aprendidas a ser utilizadas en entrevistas posteriores. Preguntas sugeridas para la sesión corta de retroalimentación: 1) ¿Cuales son las observaciones con respecto a la participación de los miembros del grupo o del individuo durante la entrevista? ¿Qué comportamientos no verbales se observaron que sugieran que los participantes se encontraban cómodos e interesados, o lo contrario? ¿Se observaron problemas relacionados a la participación de los miembros del grupo? ¿Qué puede hacerse para mejorar la participación de las personas en entrevistas posteriores? 2) ¿Cómo resulto la facilitación durante la entrevista? ¿Cuáles son las fortalezas? ¿Cuáles fueron las debilidades? ¿Cómo puede la facilitación ser mejorada para el futuro? 3) ¿Hubieron factores externos al grupo que distrajeron a los participantes? ¿Cómo pueden evitarse estos problemas en el futuro?

HERRAMIENTA 10: Jerarquización, medición y clasificación
Descripción de la herramienta Constituyen medios sencillos y económicos para obtener información acerca de porqué y cómo la población hace o tiene ciertas elecciones u opiniones. Por ejemplo, esta herramienta puede utilizarse para obtener información sobre las razones por las que los agricultores eligen plantar ciertas especies de árboles en vez de otras, o por qué el personal forestal decide promover una determinada especie por sobre otras. Se registran y se comparan los resultados y las razones de las elecciones u opiniones. Esta herramienta brinda ayuda para la toma de decisiones, individual o de grupo y permite identificar los criterios que aplica la gente para seleccionar ciertos elementos o actividades. Cuando se utiliza con diferentes grupos y se comparan los resultados, permite descubrir las diferencias de percepción entre unos grupos y otros, tales como los propietarios y no propietarios de tierras o los miembros de la comunidad y los agentes externos. Finalidad de la herramienta

93

• • • • •

Identificar necesidades y prioridades. Hacer seguimiento de los cambios en las preferencias. Recolectar información cualitativa y cuantitativa. Comparar preferencias y prioridades entre grupos (por ejemplo, propietarios y no propietarios de tierras; profesionales forestales/personas de la localidad). Facilitar el debate y el análisis.

Principales beneficios • Son herramientas flexibles, que pueden utilizarse en una diversidad de situaciones. Su empleo es entretenido. En la jerarquización y clasificación, el manejo de tarjetas u objetos estimula a la gente a sentirse más comprometida e involucrada en el proceso. La jerarquización ofrece información tanto sobre las preferencias como sobre las razones de ellas. La clasificación revela la visión de una comunidad sobre un tema. La medición es una forma eficaz de cuantificar «opiniones».

Empleo de la herramienta 1. Decidir qué instrumento (jerarquización, medición o clasificación) será más eficaz para obtener el tipo de información necesaria. 2. Diseñar el ejercicio y recolectar los materiales necesarios: fichas ilustradas, figuras, cestas, etc. A continuación se describen algunos ejemplos de jerarquización, medición y clasificación: Jerarquización Una idea consiste en hacer tarjetas ilustradas que las personas puedan ordenar desde la primera elección a la última. Por lo general, se recomienda que no se ordenen más de seis elementos cada vez. Una serie de tarjetas ilustradas puede representar seis especies de árboles locales. Se entregan las fichas a los participantes para que las ordenen. Cada vez que se hace una elección, o después de ordenar cada serie, se pregunta a los participantes por qué han hecho tal elección.

94

Al hacer comparaciones entre pares (la persona debe elegir entre dos objetos), empezar con los dos elementos más parecidos, por ejemplo, fichas con dos variedades de acacia. Una buena pregunta podría ser: «Si sólo pudiera tener uno de estos árboles, ¿cuál elegiría?» La siguiente pregunta podría ser «¿Puede decirme por qué ha hecho esa elección?» Se prosigue toda la serie de comparaciones, dejando tiempo a los participantes para colocar las fichas con sus elecciones en el lugar asignado. Clasificación Un ejemplo de instrumento de clasificación se encontró en una comunidad que necesitaba información sobre la economía de las familias. Se hizo una lista de 100 familias y se asignó un número a cada una de ellas (el ejercicio funciona mejor con menos de 150 familias). El nombre de cada familia y el número de la lista se escribieron en una ficha separada. Se pidió a miembros seleccionados de la comunidad que clasificasen las fichas en tres cestas (si el clasificador es analfabeto, se lee el nombre escrito en la ficha y luego se le pide que la coloque en la cesta de su elección). Cada clasificador coloca la ficha de cada familia en una de las tres cestas, que han sido categorizadas por miembros de la comunidad.

95

Cesta uno: Cesta dos:

Familias que tienen lo suficiente para comer, envían a sus hijos a la escuela y pueden ayudar a sus parientes de vez en cuando. Familias a las que les alcanzan sus ingresos, que tienen lo indispensable para comer pero que viven muy sencillamente. Estas familias no reciben asistencia de otras pero tampoco son capaces de prestarla. Familias que son muy pobres, que no tienen alimentación ni vestido adecuados y que necesitan frecuentemente asistencia de otros.

Cesta tres:

Las fichas se barajan y distribuyen entre los clasificadores, de modo que cada uno de éstos empieza con un lote al azar de ellas. Los clasificadores no deben distribuir ni debatir la categoría de las distintas familias a fin de no herir susceptibilidades en la comunidad. Los «puntajes» se suman y se dividen por el número de clasificadores. Como se indica a continuación, los cinco clasificadores de este ejemplo obtuvieron los siguientes «resultados»:

Medición Es un medio útil para medir actitudes con respecto a opiniones y percepciones de cambio. Sin embargo, esta herramienta requiere una cierta sofisticación por parte de la persona interrogada para comprender el sistema de registro de las respuestas. La medición funciona mejor con personas que saben leer y escribir y con las más acostumbradas a las respuestas estructuradas. Para diseñar un ejercicio de medición se prepara una lista de afirmaciones. Estas afirmaciones se refieren a los aspectos de las actividades (o temas, especies, tecnologías) que se quieren evaluar. El número de afirmaciones no debe ser mayor de 25.

96

Se prepara una escala de cinco categorías para indicar en qué medida el interrogado está de acuerdo o en desacuerdo con la afirmación. / Muy en desacuerdo / En desacuerdo / No opina / De acuerdo / Muy de acuerdo / Codificar las respuestas de 1 a 5. Dar altas puntuaciones a las opiniones que requerirán cambios. Al codificar tener cuidado que se mantengan iguales las escalas para cada respuesta («desacuerdo» a la izquierda, «de acuerdo» a la derecha), aunque la cifra puede variar según la pregunta. Ensayar previamente el formulario para comprobar que las afirmaciones son claras. Desechar las afirmaciones que sean demasiado extremas o ambiguas. Sumar los puntos obtenidos por cada afirmación y dividir por el número de respuestas. Por ejemplo, 40 personas contestaron a la afirmación indicada a continuación y la «puntuación» media correspondiente a ella fue de 4,1. Esto indica que la mayor parte de las personas estaban de acuerdo o muy de acuerdo con la afirmación. En el caso de que todas las afirmaciones obtengan un puntaje por encima de 3,5, hacer una nueva investigación para ver cuáles son los problemas y cómo podrían resolverse.

3. Cuando se utilice la herramienta de jerarquización, medición o clasificación, se elegirá una muestra representativa de la comunidad o del grupo sobre el que se necesita información. Véase al principio del capítulo 8 más detalles sobre el tamaño de la muestra y el método de muestreo.

97

4. Diseñar formularios para registrar las respuestas. Se necesita un equipo de dos personas por lo menos, una para organizar las respuestas y otra para registrarlas. Estas personas deben tener un conocimiento básico y una experiencia práctica de la herramienta de jerarquización, medición y clasificación que están utilizando. 5. Explicar la herramienta a cada individuo o al grupo. Procurar que las elecciones sean claras y comprobar que la gente entiende lo que tiene que hacer. 6. Resumir los resultados utilizando un formulario fácilmente comprensible. 7. Presentar los resultados a la comunidad o grupo. Precauciones al utilizar la herramienta Es importante probar la herramienta, en tanto los objetos físicos (tarjetas con dibujos o texto) deben ser claramente entendidos por los que tienen que hacer las selecciones. Probar cuidadosamente la herramienta y eliminar cualquier método o elección poco claros. Puede ser difícil el registro de las respuestas, si se necesitan las razones de las elecciones, especialmente en un ejercicio colectivo. Una grabadora de cinta puede ayudar para registrar las respuestas. Las selecciones que se hagan son muy específicas en función de las comunidades o individuos, por lo que debe elegirse una muestra adecuada de la población para que la información sea fidedigna. Puesto que los resultados son subjetivos, las conclusiones pueden no ser aplicables a otras zonas.

HERRAMIENTA 11: Diagnóstico del entorno de la comunidad
Descripción de la herramienta El diagnóstico del entorno de la comunidad se utiliza para recolectar información destinada a analizar los efectos que sobre el medio ambiente pueden causar las actividades proyectadas o realizadas. La herramienta ofrece un marco para que los miembros de la comunidad puedan hacer observaciones y estimar el valor del cambio. Este valor se determina asignando un número a cada factor ambiental. De este modo se obtiene una puntuación ambiental. La utilidad no se encuentra en esta puntuación, sino en la manera en que los valores numéricos indican la importancia de un factor en comparación con otros. Los valores también pueden indicar qué factores deben vigilarse de cerca. Finalidad de la herramienta

98

• •

Proporcionar juicios de valor, sistemáticos y consistentes que pueden compararse a lo largo del tiempo. Predecir, en la medida de lo posible, los diversos efectos positivos y negativos que pueden tener las actividades propuestas. Cuando éstos hayan sido comprendidos, pueden hacerse compensaciones lo más favorablemente posible a las personas interesadas. Identificar dónde pueden surgir problemas ambientales.

Principales beneficios • • Los diagnósticos del entorno comunitario crean una conciencia del efecto ambiental potencial (negativo y positivo) de las actividades. Proporciona «señales de alarma» para los factores ambientales potencialmente negativos.

Empleo de la herramienta 1. Analizar la finalidad de esta herramienta y la forma de utilizarla, en una reunión con los miembros de la comunidad interesados. Determinar una definición de «medio ambiente», tal como: «el medio ambiente de una comunidad está definido por los aspectos sanitarios, sociales, económicos, culturales y físicos en general de esa comunidad.» 2. Inscribir los valores asignados en un formulario, de modo que sean fácilmente visibles. La asignación de valores puede hacerse del siguiente modo: Efecto muy positivo, claro y decisivo Cierto efecto positivo pero limitado Ningún efecto, indiferente Cierto efecto negativo apreciable, pero limitado Efecto negativo muy específico o amplio +2 +1 0 -1 -2

3. Presentar la hoja de trabajo de diagnóstico ambiental de la comunidad, de la cual mostraremos un ejemplo a continuación. También se dan las descripciones de las categorías.

99

Algunas categorías que pueden discutirse son: Agua superficial: Corriente, torrente máximo y caudal. ¿Afectará/afecta la actividad del proyecto a la corriente? ¿Al torrente máximo (caudal de inundación)? ¿A la magnitud del flujo de agua? Su calidad, tasas de recarga. ¿Altera/alterará/ha alterado el proyecto su composición química? ¿Se reducirá/ha reducido la vegetación natural (malo) o aumentará/ha aumentado (bueno)? ¿Cómo será/ha sido afectada la regeneración natural? ¿Habrá/ha habido un aumento o una disminución de la demanda de árboles, arbustos, hierbas, etc.? ¿Aumentará/aumenta o disminuirá/disminuye el proyecto la fertilidad del suelo? Cuando las superficies pueden ser/son afectadas por el proyecto, ¿el mejor aprovechamiento de la tierra dará/ha dado resultados favorables o desfavorables? ¿Será/es la erosión más o menos probable?

Agua subterránea: Vegetación:

Suelos:

100

Otros:

Preguntas básicas sobre cambios favorables o desfavorables de la fauna, la pesca, las características naturales. ¿Tendrá/tiene la gente más alimentos? ¿alimentos en la estación seca? ¿una dieta más completa? ¿Producirá/ha producido el proyecto más agua estancada? ¿Aumentará/ha aumentado el proyecto el flujo de aguas? Cuestiones básicas relacionadas con los productos químicos tóxicos, la exposición a las enfermedades transmitidas por los animales, etc. ¿Serán/han sido afectados los rendimientos de la producción de alimentos per cápita (cultivos de subsistencia o para la venta)?

Alimentos: Enfermedades : Otros:

Productividad agrícola: Volumen bienes, servicios: Recursos comunes: Equidad proyecto:

de ¿Proporcionará/ha proporcionado el proyecto más o menos bienes (alimentos, leña, agua, etc.)? Agua, pastos, árboles, etc. ¿Suprimirá/ha suprimido el proyecto el uso colectivo de algunos de esos recursos? ¿Restringirá/ha restringido el acceso a esos recursos? del ¿Cómo se distribuirán/han distribuido los beneficios? ¿Quién se aprovechará/ha aprovechado de esas actividades? ¿Con qué equidad se compartirán/han compartido los beneficios?

4. Se requieren dos operaciones separadas: OBSERVACIONES (resultados de las mediciones o juicios); y CALCULOS. 5. Probar primero los materiales con un pequeño grupo a fin de resolver los posibles problemas y para que los facilitadores se familiaricen con la herramienta. 6. Repasar el ejercicio, categoría por categoría, formulando la pregunta básica «Cómo afectará la actividad propuesta....». Las «respuestas» son los valores asignados, que se han dado anteriormente. 7. Esta herramienta puede utilizarse periódicamente a lo largo del proyecto, a fin de observar los cambios en los factores ambientales.

101

Precauciones al utilizar la herramienta Esta herramienta no proporcionará mediciones exactas, de precisión matemática, pero sí juicios sistemáticos y coherentes que puedan compararse a lo largo del tiempo. Dejar sitio para las nuevas categorías y preguntas que puedan surgir durante el ejercicio. Esta herramienta es algo complicada, por lo que hay que cerciorarse que se ha comprendido bien antes de utilizarla.

HERRAMIENTA 12: Teatro popular
Descripción de la herramienta Es una herramienta que busca generar mas conciencia mediante el empleo de medios de comunicación locales, como el baile, el canto, el teatro y la mímica. El teatro popular se diferencia del teatro tradicional porque, en vez de reflejar y calcar la cultura, muestra las contradicciones, dejando al auditorio preguntas sin contestar sobre las que motiven la reflexión y, posiblemente, la búsqueda de respuestas El teatro popular no tiene por objeto representar una obra maestra, sino que es una herramienta para comprender mejor una situación. Finalidad de la herramienta • • • Expresar sentimientos, narrar un cuento o suscitar el interés de la comunidad por un tema. Utilizar el potencial del teatro como una «representación de la vida cotidiana», ayudando a superar temores y a crear confianza. Estimular al auditorio a reflexionar sobre los problemas de la comunidad, y a buscar las correspondientes respuestas.

Principales beneficios • Esta herramienta tiene múltiples usos. Puede utilizarse con fines de diagnóstico, evaluación y seguimiento. Puede utilizarse con frecuencia a lo largo del proyecto, para construir un relato. Puede utilizarse para presentar los «resultados» de un análisis, a fin de que éstos sean verificados por un auditorio más amplio. También puede utilizarse para presentar (mediante

102

• •

video, proyecciones o grabaciones) información a otras comunidades, otras instancias de decisión y/u otros interesados. Esta herramienta promueve un alto grado de participación de la comunidad o los beneficiarios, identificando las preocupaciones colectivas y facilitando las soluciones. Permite superar los temores y crea confianza.

Empleo de la herramienta 1. La presentación de esta herramienta de una forma relativamente elaborada requiere cierto tiempo. Sin embargo, si la comunidad está familiarizada con la forma de comunicación que ha elegido, puede hacerlo con bastante rapidez y facilidad. Los gastos son mínimos si se utilizan trajes y decorados localmente disponibles. Si se quiere un registro documental (fotografías, diapositivas, video, grabaciones) puede resultar más costoso. 2. Se recomienda capacitación en el uso del teatro popular. La experiencia ha demostrado que una vez presentada la idea a un grupo, éste la desarrolla con entusiasmo. Si no se dispone de experiencia local, puede utilizarse un grupo de teatro popular exterior para facilitar la presentación 3. La producción del teatro popular consta de cuatro etapas básicas: Aceptación Se trata de crear una atmósfera en la que tanto los miembros de la comunidad como los agentes externos puedan sentirse libres de hablar abiertamente de las experiencias o problemas, cuya discusión sea penosa, difícil o tabú. La mayor parte de la gente comienza explorando sus propias experiencias y luego empieza a estudiar las experiencias de los demás. Análisis del material El análisis se hace mediante discusiones entre los miembros de la comunidad, los agentes externos y los animadores/actores/facilitadores. En estas discusiones, se examina la información sobre el problema en su contexto social, económico o político más amplio. Este enfoque revela las relaciones y las contradicciones entre los diferentes problemas. Creación del material Convertir los temas principales en entretenimiento que puede tomar la forma de una serie de talleres, o de una obra de teatro. Para tal fin las actividades pueden estructurarse del siguiente modo: Pidiendo a la gente que represente el papel de un grupo o una comunidad que no le sea conocida, que se compenetre con ella y que refleje esa experiencia. Por ejemplo, puede pedirse a un grupo urbano que asuma o represente el

103

papel de los miembros de un grupo rural, o dar a hombres papeles de mujeres. Cuando la gente representa papeles muy poco conocidos, está obligada a aprender y explorar nuevos sentimientos y experiencias. Convirtiendo los nuevos pensamientos y emociones aprendidos en relatos o escenas de un drama. Esto puede hacerse incorporando ideas en el argumento de un drama, o dándole la forma de un debate entre los actores y el público. La reflexión conduce a la gente a la etapa siguiente y más importante: la «representación de la vida cotidiana», donde existe la oportunidad de crear una situación teatral en la que cambia la «práctica» de la gente y emergen nuevas percepciones. Se pide a los participantes o al público que intervengan para solucionar un problema o resolver una contradicción. Al resolverse la contradicción, el proceso teatral pasa a una nueva fase y se convierte en uno nuevo. Este nuevo proceso puede contener nuevas contradicciones, con lo que el proceso se vuelve continuo. Todas estas fases pueden tener lugar en un escenario natural. No se requiere un teatro tradicional con todos sus ornamentos, como guiones, decorados, trajes y luces. Organización Una parte vital del teatro popular es la organización de un pequeño grupo de personas que trabajen bien en conjunto y que comprendan a la comunidad. Este grupo se encarga de establecer vías para la participación de la comunidad en el análisis y la adopción de decisiones que son esenciales para esta labor. El grupo garantiza que los actores, los animadores y los escritores permanezcan en contacto con los sentimientos de los grupos con los cuales trabajan y viceversa. Precauciones al utilizar la herramienta Puede ser difícil registrar el proceso y el resultado, especialmente si hay una gran respuesta del auditorio. A ese efecto pueden ser útiles las grabaciones, las fotografías o los videos. Los actores tienen que «improvisar» rápidamente, sobre la base de la reacción del público. El valor del teatro popular como entretenimiento no debe sobrepasar su valor didáctico.

104

HERRAMIENTA 13: Teatro de títeres
Descripción de la herramienta Los títeres se utilizan para representar personajes que exponen los problemas y/o el argumento, determinados por los miembros de la comunidad. Si se utiliza un grupo profesional de títeres no perteneciente a la comunidad, se necesita la ayuda de los miembros de ésta para desarrollar los guiones respectivos. Finalidad de la herramienta • El teatro de títeres tiene la misma finalidad que el teatro popular (Herrramienta # 19) pero, debido a que los títeres no son vistos como «personas reales», pueden con frecuencia abordar las situaciones delicadas y obtener más fácilmente la respuesta del público.

Principales beneficios • • • En ciertas culturas, los títeres tienen un gran valor como entretenimiento pudiendo llegar a un amplio auditorio así como retroalimentarse de éste. Esta herramienta tiene múltiples usos. Puede utilizarse con fines de diagnóstico, para la recolección de información cualitativa, como instrumento de extensión, y para la presentación y comunicación de resultados. Utilizando esta herramienta de manera contínua, se establece un proceso constante de retomo de información proveniente del público. Esto refuerza el análisis colectivo.

Empleo de la herramienta 1. Se necesitarán reuniones entre los miembros de la comunidad y el personal externo con la compañía de títeres (si es el caso) para identificar los problemas esenciales y diseñar una presentación que estimule la respuesta. Una vez determinados los mensajes y los problemas esenciales que se van a comunicar, debería determinarse la mejor manera de hacerlo. Por ejemplo, los títeres pueden narrar una historia o representar un drama. La compañía de títeres necesitará destreza manual, buenas voces y capacidad para narrar una historia. Si un grupo local va a formar la compañía de títeres, puede requerir cierta capacitación y ensayo. 2. Confeccionar títeres y un escenario si éstos no existen. Para ello deben buscarse materiales locales: pueden utilizarse calabazas como cabezas de los títeres, construirse escenarios con telas y madera de desechos locales, 105

así como sistemas de iluminación en base a latas viejas. Sin embargo, con frecuencia estos elementos no son de buena calidad y habrá que comprar materiales. 3. Elegir los personajes y empezar escribiendo el guión. 4. Ensayar las representaciones con un pequeño grupo que desempeñe el papel de público. 5. Presentar el espectáculo de títeres a un grupo más grande. Registrar las respuestas de modo que puedan ser usadas más tarde para desarrollar el mensaje y la historia. Precauciones al utilizar la herramienta El grupo o la compañía de títeres pueden tener que afrontar una diversidad de respuestas inesperadas y, con frecuencia, delicadas. Registrar las respuestas para su uso futuro puede ser difícil. Puede servir de ayuda una grabadora o un grupo de personas que tome notas. Procurar que los mensajes/temas tengan interés para la comunidad (hay un ejemplo de una compañía de títeres que estimuló a plantar árboles en las fincas a un grupo de personas sin tierra). Cuando los problemas y los mensajes son decididos por los miembros de la comunidad, este problema se reduce.

HERRAMIENTA 14: La rueda
¿Cuál es el objetivo de La Rueda? La Rueda le ayuda a visualizar y a comparar múltiples calificaciones (refiérase a Calificación). Esta técnica es útil cuando necesite organizar información, comparar los puntos de vista de los diferentes actores, evaluar el mismo elemento o situación en diferentes momentos, identificar prioridades o expectativas y evaluar el proceso de aprendizaje en el transcurso del tiempo. ¿Cuáles son los principios que rigen esta técnica? • Los actores tienen diversas formas de calificar a los elementos en una lista. Esto podría representar una fuente de desacuerdo o de malentendidos entre diferentes grupos. • Un conocimiento y aprendizaje nuevos pueden incidir en la forma en que usted examine el pasado y la forma en que calificaría a los mismos elementos si lo tuviera que hacer nuevamente.

106

Así es como se utiliza La Rueda Representación gráfica de La Rueda 1. Identifique un área temática en la que necesite utilizar La Rueda. Defina el tema tan claramente como sea posible y clarifique el propósito de su ejercicio. 2. Establezca una lista de los elementos que necesite calificar (tales como los actores o los proyectos comunitarios). Escriba (o dibuje) a cada elemento en su propia tarjeta. Describa a cada elemento al reverso de su tarjeta. Usted puede incluir a un elemento ideal (por ejemplo, el ideal de uno mismo o de un proyecto comunitario) en su lista. Si los elementos son actores, puede definir a los representantes de un grupo como un actor diferente de aquellos a quienes representa. También puede incluir a la comunidad de todos los actores en su lista, como un grupo con su propio perfil. 3. Identifique diversos criterios de calificación utilizando términos positivos (tales como diversas aptitudes cuando esté evaluando a los actores; o equidad de género, sostenibilidad, apoyo de los actores, efectividad con relación al costo y disponibilidad de tiempo al evaluar los proyectos comunitarios). Los elementos y los criterios deberán ser concretos, estar claramente definidos y ser relevantes para el tema. Si los elementos o el criterio de calificación son generales, utilice la técnica de Escala Descendente para que cobren mayor sentido y sean más detallados. Pregunte ‘¿Qué quiere decir con esto? ’, ‘¿Puede dar un ejemplo de esto?’, ‘¿Cómo puede decir esto?’, o ‘¿De qué forma es esto cierto?’ (por ejemplo, ‘¿De qué forma algunos actores tienen más conocimientos en comparación con otros?, o ‘¿De qué forma son algunos proyectos comunitarios más complejos en comparación con otros?’). Una técnica simple para identificar diversos criterios de calificación consiste en formular la siguiente pregunta que lo engloba todo: ‘¿Puede pensar en algunos criterios de calificación nuevos y diferentes?’ Otra opción es el procedimiento de contexto total mediante el cual usted puede examinar todos los elementos y encontrar dos que tengan una característica positiva en común y, posteriormente, el elemento que sea el más diferente de éstos y preguntar por qué. También puede utilizar la descripción y narración de historias para explorar su área temática (tal como la descripción de varias destrezas o proyectos comunitarios) y después utilizar esta información para identificar los criterios de calificación. Usted puede proporcionar o negociar algunos o todos los elementos, al igual que los criterios de calificación, o bien, puede solicitarles a los participantes que los

107

identifiquen, dependiendo del propósito del ejercicio y de su papel como facilitador(a). 4. Establezca una escala de calificación (por ejemplo, del 1 al 10). Si desea que este ejercicio sea más preciso, identifique indicadores que definan el significado de cada número en la escala. Por ejemplo, usted podría decidir que un puntaje de 8 de un total de 10 para la sostenibilidad significa que se espera que el impacto dure al menos 8 años. Si no desea utilizar números escritos cuando califique a los elementos, primero utilice frases simples y después conviértalas a objetos mensurables (de 1 a 5 ramitas, piedras, fideos o semillas). Otra opción es asignarle puntajes a los elementos con la ayuda de 5 tarjetas de colores: blanca (con un valor de 1), gris claro (con un valor de 2), gris medio (con un valor de 3), gris oscuro (con un valor de 4), o negra (con un valor de 5). 5. Dibuje un círculo o una rueda por cada elemento (en una lista de actores o proyectos comunitarios, por ejemplo). Inserte líneas que se extiendan desde el centro hasta el borde del círculo. Cada línea representa un criterio de calificación diferente. Identifique cada criterio al colocarle una etiqueta al final de cada línea, fuera del círculo (observe el ejemplo del Paso 8). También puede insertar breves descripciones de cada criterio entre las líneas dentro de la rueda. Asegúrese que todas las ruedas sean del mismo tamaño y que las líneas y los criterios se ubiquen en los mismos lugares. Deje vacía parte de la rueda en caso que los participantes decidan añadir nuevos criterios. 6. Ponga a prueba su rueda con el grupo para asegurarse de que los elementos, los criterios y la escala de calificación, al igual que los indicadores estén claros para todos. 7. Utilice cada línea o criterio para calificar a cada elemento en una escala del 0 al 10, en la que el valor más bajo (0, negativo) se ubica en el centro y el más alto (10, positivo) se ubica en el borde del círculo. Le puede asignar el mismo puntaje a dos o más elementos. Anote cada puntaje al colocar una marca a lo largo de la línea correspondiente dentro de la rueda. Existen varios métodos que usted puede utilizar para calificar a los elementos. (1) Puede solicitarles a los individuos o grupos que califiquen a aquellos elementos que conozcan mejor. Utilice este método si los individuos o grupos están evaluando sus propias características o bienes (recursos, aptitudes, etc.). (2) Puede dividir a todos los participantes en grupos más pequeños y solicitarle a cada grupo que escojan unos cuantos criterios y que los utilicen para calificar a todos los elementos. Utilice esta técnica sólo si los participantes no necesitan formar parte de todas las calificaciones. (3) Otra opción es discutir los puntajes de 108

cada elemento hasta que los participantes lleguen a un acuerdo basado en el consenso o la mayoría de votos. (4) O puede solicitarle a cada participante que califique a cada elemento utilizando un solo criterio a la vez y después que calcule la calificación promedio de cada elemento (tal como las opciones para la gestión de la tierra). Para calcular una calificación promedio, multiplique cada valor de calificación por la cantidad de veces que se le asigna al elemento, sume los resultados y divida el total entre la cantidad de actores que respondieron. 8. Para obtener el perfil de cada elemento, dibuje líneas rectas entre las marcas que hizo en cada línea. El siguiente es un ejemplo de una rueda que utiliza 5 criterios de calificación:

Comparación entre ruedas 9. Para comparar dos ruedas (tales como dos proyectos comunitarios), superponga una sobre la otra. Al superponer una rueda sobre otra usted podrá observar las similitudes y las diferencias entre dos elementos (por ejemplo, los 109

perfiles de dos actores diferentes o de dos proyectos comunitarios). O bien, puede observar la forma en que dos actores diferentes ven al mismo elemento (por ejemplo, un proyecto comunitario en particular). Ello le dirá si existe un desacuerdo (tales como entre hombres y mujeres), al igual que las áreas del mismo. Para calcular los niveles de diferencia o de desacuerdo, consulte la Calificación. 10. Para evaluar los niveles de entendimiento entre los actores (tal como entre hombres y mujeres), califique a los elementos como usted crea que la otra parte los calificaría. Después, compare las calificaciones que predijo con las calificaciones reales del otro actor. Superponga las dos ruedas para efectuar la comparación. Para calcular los niveles de malentendidos, consulte la Calificación. 11. Los niveles de acuerdo se pueden combinar con los niveles de entendimiento para producir seis situaciones posibles:

12. Discuta los resultados de sus comparaciones de las ruedas, haciendo énfasis en dónde y por qué hay diferencias, desacuerdos o malentendidos importantes. Si está trabajando con 2 o más grupos, podría suceder que los miembros de cada uno deseen discutir estos problemas entre sí antes de compartir sus puntos de vista con otros grupos. 13. Reúnase como un solo grupo para discutir el ejercicio de la rueda y explorar cómo ha incidido en los puntos de vista y prioridades de los individuos o subgrupos.

110

Expectativas, resultados y aprendizaje socrático 14. Usted puede utilizar La Rueda para comparar las calificaciones del mismo elemento en diferentes puntos en el transcurso del tiempo. También puede comparar las calificaciones reales y las que se esperan para cada elemento (por ejemplo, las aptitudes de un actor o un proyecto en marcha). Para comparar los elementos en el transcurso del tiempo, necesitará tres calificaciones por cada línea o criterio dentro de su rueda. Usted necesitará: (a) la calificación actual del elemento; (b) la calificación que espera o aspira que el elemento obtenga dentro de un período limitado de tiempo; y, (c) la calificación final que se obtuvo una vez que el plazo ha vencido. Anote estas tres calificaciones para cada criterio al colocar marcas a lo largo de las líneas correspondientes dentro de la rueda. Dibuje líneas rectas (a) entre las marcas que describen las calificaciones actuales; (b) entre las marcas que describen las calificaciones esperadas; y, (c) entre las marcas que representan las calificaciones finales. El siguiente es un ejemplo de una rueda con cinco líneas que representan diferentes aptitudes. El diagrama describe la propia evaluación de un actor en torno a su nivel inicial de aptitudes por cada línea, sus expectativas de aprendizaje y los resultados finales que logre después de un año.

111

Resumen de este ejemplo: Este actor mejoró sus habilidades de comunicación al nivel que aspiraba. También logró mejorar en cuanto al establecimiento de contactos y la enseñanza, aún más allá de sus expectativas. Al examinar la calificación inicial que él mismo le asignó a sus destrezas de enseñanza, se da cuenta que sus habilidades eran mejores de lo que pensaba, lo cual es esperanzador. En cuanto a los aspectos negativos, este actor no mejoró sus destrezas de investigación tanto como deseaba. Lo mismo sucedió con sus aptitudes de liderazgo. Pero no necesariamente se siente desilusionado con esto. El curso de capacitación sobre liderazgo que tomó fue muy estimulante. Ahora se da cuenta que sabe muy poco sobre lo que significa el liderazgo y espera aprender mucho más. 15. También puede añadir una cuarta serie de calificaciones: las calificaciones iniciales corregidas. Esta es la forma mediante la cual usted calificaría el mismo elemento si lo tuviera que hacer nuevamente (en el pasado). Para evaluar los resultados reales en el transcurso del tiempo (la Columna D-C de abajo), compare sus “calificaciones iniciales corregidas” con las calificaciones finales (observe las Columnas C y D de abajo), tal como se muestra en el siguiente cuadro:

16. Discuta e interprete los resultados de sus análisis. Tenga presente que podrían producirse dos de los efectos del aprendizaje socrático. Los participantes podrían descubrir que sabían más en el pasado de lo que pensaban y podrían considerar esto como un hallazgo positivo. (‘¡Ahora sé que sabía!’). O bien, podrían descubrir que ahora saben menos que lo pensaban que sabían en el pasado y podrían considerar esto también como algo positivo (‘¡Ahora sé que no sé!’). Refiérase al Paso 14 para observar un ejemplo del aprendizaje socrático.

112

Cómo hacer que este proceso funcione para usted Para versiones más simples • • • • • Reduzca la cantidad de elementos al eliminar a algunos de los mismos o mediante la técnica de Listado Libre. Utilice sólo 3 o 4 criterios de calificación. No utilice indicadores cuando califique a los elementos. Identifique las áreas en las que existan diferencias, desacuerdos o malentendidos, pero no el nivel de desacuerdo o de malentendido (Pasos 9 y 10). No compare las calificaciones actuales del elemento con las que calificaciones que se esperan y las finales (Pasos del 14 al 16).

Para versiones más avanzadas • • • • • • Durante el ejercicio, discuta y anote los puntos de vista que expresen los participantes. Dedique más tiempo a recopilar la información que necesite para completar su rueda. Escriba una descripción de cada elemento de su lista y de cada criterio. Anote la razón que se dio para cada puntaje. Incremente la cantidad de elementos y de criterios de calificación. Utilice indicadores precisos para justificar sus calificaciones.

113

SISTEMAS DE INFORMACION SOCIAL
Sistema de información
Es un conjunto de datos organizados y de procedimientos para su captura, procesamiento y análisis, que proporciona la información, indicadores y relaciones necesarias para diagnosticar, planificar, ejecutar, evaluar y controlar las políticas, planes, programas y proyectos de una comunidad. Es un grupo de gente, una serie de procedimientos o equipo de procesamiento de datos que escogen, almacenan, procesan y recuperan datos para disminuir la incertidumbre en la toma de decisiones, mediante el suministro de información a los niveles gerenciales para que sea utilizada eficientemente. De acuerdo con las definiciones presentadas, se requiere que las comunidades organizadas, a través de la Sala Técnica, desarrollen sistemas de información que les permitan proveer la información necesaria para la planificación, control, seguimiento y evaluación de la gestión local. En ese sentido, un sistema de información de apoyo a estas actividades se podría definir como: Un instrumento para el almacenamiento, procesamiento y recuperación de datos, automatizado o no, generado de manera participativa, para disminuir la incertidumbre en la toma de decisiones mediante el suministro de información necesaria para la gestión social.

Elementos de un sistema de información
Los sistemas de información sociales son activos y abiertos, es decir que interactúan con su medio ambiente, reciben entradas y producen salidas. Están conformados por elementos que se relacionan e interactúan entre sí propiciando su funcionamiento, para realizar cuatro actividades básicas: entrada, almacenamiento, procesamiento y salida de información. 114

Entrada de información: es el proceso mediante el cual el sistema de información toma los datos que requiere para procesar la información. Las entradas pueden ser manuales o automáticas. Las manuales son aquellas que se proporcionan en forma directa por el usuario, mientras que las automáticas son datos o información que provienen o son tomados de otros sistemas o módulos de información. Cuando los sistemas de información son automatizados, las unidades típicas de entrada de datos a las computadoras son las terminales, las cintas magnéticas, las unidades de diskette, los códigos de barras, los escáners, la voz, los monitores sensibles al tacto, el teclado y el mouse, entre otras. Almacenamiento de información: la función de almacenar información se ha potenciado de manera muy significativa con la incorporación de la computadora. El almacenamiento es una de las actividades o capacidades más importantes que tiene una computadora, ya que a través de esta propiedad el sistema puede recordar la información guardada en la sección o proceso anterior. Esta información suele ser almacenada en estructuras de información denominadas archivos. La unidad típica de almacenamiento son los discos magnéticos o discos duros, los discos flexibles o diskettes y los discos compactos (CD-ROM). Procesamiento de información: es la capacidad del sistema de información para efectuar cálculos de acuerdo con una secuencia de operaciones preestablecida. Estos cálculos pueden efectuarse con datos introducidos recientemente en el sistema o bien con datos que están almacenados. Esta característica de los sistemas permite la transformación de datos fuente en información que puede ser utilizada para la toma de decisiones. Salida de información: la salida es la capacidad de un sistema de información para sacar la información procesada o bien datos de entrada al exterior. En los sistemas de información automatizados las unidades típicas de salida son las impresoras, terminales, diskettes, cintas magnéticas, la voz y los graficadores, entre otros. Por medio de estas herramientas se generan instrumentos de apoyo a la toma de decisiones como son los reportes e informes de diversa índole.

Usuarios de la información
Con respecto a los sistemas de información, los actores sociales, representados por las comunidades organizadas, son potencialmente usuarios de información, ya que necesitan información para el desarrollo continuo de sus actividades de gestión social, diagnóstico, planificación, control, seguimiento y evaluación , para

115

lo cual recurren a fuentes de información (primarias y secundarias) y hacen uso de servicios y productos informativos. Son actores que demandan de manera continua datos para la toma de decisiones. Para ello, concurren a los diferentes sistemas y unidades de información, en donde mediante productos y servicios se da respuesta a sus necesidades, demandas y expectativas. Como usuarios de información, es importante tener en cuenta que se deben consolidar habilidades informativas para: • • • • • Reconocer y resolver problemas a través de la información. Identificar fuentes de información que resuelvan su problema. Buscar y localizar información (impresa y en medios automatizados). Evaluar la información. Organizar la información para aplicaciones prácticas.

Datos
Los datos son símbolos que describen condiciones, hechos, situaciones o valores. Un dato puede ser un número, una letra, un signo ortográfico o cualquier símbolo que represente una cantidad, una medida, una palabra o una descripción. Para ser significativos, los datos deben constar de símbolos reconocibles, estar completos y expresar una idea no ambigua. Los símbolos de los datos son reconocibles cuando pueden ser correctamente interpretados. Muchos tipos diferentes de símbolos comprensibles se usan para transmitir datos. Decimos que tenemos datos relevantes cuando pueden ser utilizados para responder a preguntas propuestas. Disponemos de un considerable número de hechos en nuestro entorno. Solo los hechos relacionados con las necesidades de información son pertinentes o relevantes. El significado del dato es otorgado por el usuario y puede variar de un usuario a otro. Por ejemplo, el grupo de signos 2-x puede parecer «la cantidad 2 menos la cantidad desconocida llamada x» para un estudiante de álgebra, pero puede significar «2 barra x» a un vaquero que marca ganado. Tenemos que conocer el contexto de estos símbolos antes de poder conocer su significado. Por ejemplo, si se menciona que en un municipio nacen 100 niños al año, se brinda un dato que hace referencia al número de nacimientos en un lugar y período determinado, respondiendo a la pregunta: ¿cuántos niños nacen al año en el municipio? 116

Estos símbolos se pueden ordenar y reordenar de forma utilizable y se les denomina información. Para ser útiles, los datos deben convertirse en información para ofrecer un significado, conocimiento, ideas o conclusiones. El proceso de gestión de datos supone el reconocimiento previo de la necesidad de construcción de la información. Los datos no están dados en la realidad de manera tal que sólo hace falta recopilarlos, sino que son fruto de una acción creadora. Los datos en sí mismos no dicen nada, se deben analizar en función de las causas y razones que los explican y les dan sentido. La importancia de los datos está en su capacidad de asociarse dentro de un contexto para convertirse en información. Por sí mismos los datos no tienen capacidad de comunicar un significado y por tanto no pueden afectar el comportamiento de quien los recibe. ACTIVIDAD 1. Reunido o reunida, con un pequeño grupo de personas interesadas, discuta con ellos si el dato presentado en el ejemplo vale cumple con las características de ser significativo y relevante. 2. Solicite al grupo la presentación de otros ejemplos de datos.

Diferencia entre datos e información
La información da valor agregado a los datos, agrega conocimiento y dice algo con mayor sentido a quien la recibe. Ejemplo No. 2. Si se hace referencia a que en un municipio nacen 100 niños al año por cada 500 mujeres menores de 18 años, se está ofreciendo en ese caso información que agrega valor, que permite conocer la magnitud del fenómeno en un contexto determinado. Se está respondiendo a la pregunta: ¿cuántos/as niños/as nacen al año en el municipio?, y a otra de contexto, como por ejemplo: ¿están naciendo niños/as cuyas madres tienen menos de 18 años? La información es, entonces, conocimiento basado en los datos a los cuales, mediante un procesamiento y establecimiento de relaciones, se les ha dado significado, propósito y utilidad.

117

Definición de información
La información es un mensaje con un contenido determinado emitido por una persona hacia otra y, como tal, cumple con un papel primordial en el proceso de la comunicación, a la vez que posee una evidente función social. ¿Qué es información? Algunas definiciones sobre información son: • • Conjunto de datos que se presenta de forma comprensible frente a quien lo recibe. Agrega conocimiento relevante sobre determinada situación que se está estudiando y permite tomar acciones mejor orientadas. Colección de hechos significativos y pertinentes para una organización o cualquier colectivo que los percibe y que permite describir o caracterizar sucesos, eventos y entidades.

ACTIVIDAD En grupo pequeño de estudiantes, lea el ejemplo No. 2 con detenimiento y proceda conjuntamente con el grupo a: 1. Identificar los datos que el mismo incorpora. 2. Identificar las diferencias entre datos e información.

Tipos de información
La información proviene de la relación que se establece entre un conjunto de datos que permiten describir la realidad. Para describir la realidad, existen dos formas básicas. Una de carácter numérico y otra de carácter narrativo. ¿Cuáles son tipos de información? • Información cuantitativa (numérica). Se refiere a la transmisión de cantidades y magnitudes. Busca presentar el conocimiento de la realidad en forma medible, comparable, comprobable. La información cuantitativa suele presentarse mediante valores relativos, que permiten hacer comparaciones, y no sólo en valores absolutos. Cuando se hace una pregunta, se puede responder con una medida: ¿qué edad tiene? Tiene 7 años. ¿Cuál es su talla? Mide 1,20 centímetros. Un ejemplo de información cuantitativa es:

118

119

Información cualitativa. Refleja el valor aproximado, tendencia o frecuencia de cambio (más cerca, más lejos; más frío o más calor; más alto o más bajo). La información es cualitativa cuando no puede ser medida y se expresa mediante descripciones, narraciones y significados. Cuando se hace una pregunta, se puede responder con una característica: ¿a qué institución de la comunidad representa? A la Alcaldía. Un ejemplo de información cualitativa en una comunidad es aquélla sobre los actores principales que la integran y su posición frente a las actividades de gestión social:

120

INSTITUCIONES ALIADOS Iglesia Municipalidad COCODE COMUDE Gobernación departamental Grupos juveniles locales Directores de escuelas X X X

POSICIÓN DE LOS ACTORES OPONENTES ALIADOS/ OPONENTES X X X X INDIFERENTES

ACTIVIDAD Proponga al grupo con el que ha estado realizando las actividades anteriores elaborar una lista sobre la información que conocen acerca de la comunidad, y clasificarla según el tipo del que se trate: cuantitativa o cualitativa.

Fuente de información
La fuente de información expresa el origen o forma como se producen los datos. La misma puede ser: Información de fuente primaria: es aquella directamente producida por y para una investigación específica (producción original de datos) utilizando cualquier tipo de técnicas (cuantitativas o cualitativas), como la encuesta, entrevista, observación y grupo de discusión, entre otras. Está constituida por la información proveniente de los propios usuarios de los bienes y los servicios. Ejemplo: Cuando las comunidades hacen el censo de salud, obtienen información de fuente primaria, ya que la producen para fines específicos de la comunidad y los informantes son sus propios integrantes. Para ello realizan una encuesta con las familias y entrevistan a algunos líderes de la comunidad, entre otras actividades. Información de fuente secundaria: es aquella que resulta de todo dato que existe previamente al interés del investigador y que ha sido producida con los más diversos propósitos. Puede ser localizada en fuentes de datos cuantitativos, como por ejemplo los censos, o bien en fuentes de datos cualitativos, como por ejemplo actas, diarios, registros, memorias y otros documentos.

121

Ejemplo: Las comunidades organizadas buscan información secundaria en el Censo de Población y Vivienda para conocer el tamaño de la población y sus características de edad y sexo, entre otras. Actividad Proponga a la comunidad de aprendizaje con la que ha estado trabajando la identificación de cuáles fuentes primarias y fuentes secundarias pueden utilizarse para el desarrollo de actividades de gestión social en la comunidad. ¿Cuáles habilidades debo desarrollar para sacar el máximo provecho a la información? Las personas requieren desarrollar determinadas habilidades para manejar con éxito la información. Algunas de estas habilidades son:
Habilidades 1. Determinar necesidades • de información • • 2. Planear la búsqueda de • información • ¿En que consisten? Desarrollar la capacidad de reconocer situaciones, necesidades y carencias presentes en las comunidades. Definir lo que se quiere saber sobre las necesidades o carencias comunitarias identificadas. Definir los usos que se darán a la información necesaria. Definir objetivos (recolección, entrada de datos, procesamiento y elaboración de reportes) acorde a las necesidades de información. Determinar un cronograma de actividades: • Definir tareas para lograr los objetivos • Ordenar las actividades con una lógica de acción • Definir medios, recursos y posibilidades de obtención • Definir tiempos para la realización de cada tarea Establecer áreas de trabajo. Perfilar un método de sistematización de la información (registro, concentración, clasificación, organización y jerarquización). Definir estrategias y tácticas de búsqueda (necesidad de recurrir a fuentes primarias o secundarias). Definir productos

• • • • 3. a) Usar estrategias apropiadas para localizar y obtener información: Fuentes secundarias

Documentales • Identificar palabras clave, temas y sub temas. • Usar buscadores e índices temáticos. • Acercarse a personas que conocen el tema. • Usar el correo electrónico como apoyo a la búsqueda. • Elaborar guiones de entrevista. • Procurar emplear ayuda de los diferentes medios. Estadísticas • Conocer el Sistema Estadístico Nacional.

122

• • • • • • 3. b) Usar estrategias • apropiadas para localizar y obtener información: Fuentes primarias. •

Identificar las distintas fuentes de estadísticas. Conocer los mecanismos de acceso a los datos. Acercarse a personas que conocen el tema. Conocer los cuestionarios de investigación para determinar los datos que estos suministran. Conocer el nivel de desagregación de las fuentes estadísticas. Verificar su validez y confianza. Tener claridad en los objetivos de la investigación que se vaya a realizar: ¿cuál es la información de fuente primaria que necesito y el medio más adecuado para obtenerla? Determinar un cronograma de actividades (incluye la definición del tipo de investigación que se vaya a realizar, elaboración de instrumentos de recolección de información, determinación de muestra, recolección de la información en campo, entrada de datos, procesamiento y elaboración de reportes): • Definir tareas para lograr los objetivos • Ordenar las actividades con una lógica de acción • Definir medios, recursos y posibilidades de obtención • Definir tiempos para la realización de cada tarea • Ejecutar plan de actividades Concretar lugares donde hay información y su nivel de accesibilidad. Saber qué puede encontrar en cada lugar. Saber qué es una fuente. Evaluar la confianza de las fuentes. Identificar los tipos de fuentes y que contienen. Saber cómo recopilar. Hacer fichas que contengan: • Datos bibliográficos (referencias) • Ideas principales (registros de información) • Utilidad posible (aplicación y uso de información). Generar productos comunicativos que responden a necesidades reales de información o comunicación. Diseñar los productos comunicativos para responder con seguridad a las necesidades. Procurar emplear información en la forma de medios que más conviene al usuario. Comparar los productos alcanzados con el interés o inquietud inicial. Plantear nuevas preguntas a partir de lo encontrado. Identificar la utilidad del producto. Identificar lo aprendido y reconocer su utilidad para seguir aprendiendo. Participar en ejercicios grupales de retroalimentación. Verificar que el producto sea comprensible para el destinatario.

4. Identificar y registrar • apropiadamente fuentes de información • • • • • •

5. Generar productos de • comunicación de calidad. • • 6. Evaluar el proceso y • productos


• • • •

123

La información y la toma de decisiones
Es muy frecuente escuchar el siguiente comentario: «información es poder». Las organizaciones y los ciudadanos informados están mejor preparados para aprovechar las oportunidades, mejorar los servicios, velar por los derechos sociales, llevar adelante actividades de negociación de manera eficaz y controlar las acciones del Estado y de los actores no estatales, entre otros. Las estrategias de participación que se promueven, contemplan el establecimiento de prioridades locales, el diseño del presupuesto y la formulación de proyectos para la provisión de servicios básicos de las comunidades, entre otros, los que están sujetos a procesos de toma de decisiones. ¿Qué es tomar decisiones? Es seleccionar entre alternativas y opciones con el objeto de brindar solución a los problemas y demandas de las comunidades. La toma de decisiones se puede hacer sobre la base de consideraciones programadas o no programadas. Programadas: son aquellas decisiones derivadas de un proceso razonado, diseñado y planificado de manera anticipada y llevado a cabo con procedimientos específicos. No programadas: aquellas que se dan de forma espontánea o sin programación, cuyos pasos no han sido diseñados o planificados con antelación. Pasos para la toma de decisiones El proceso de toma de decisiones tiene múltiples momentos. En lo que a las actividades desarrolladas, se refiere, es necesario ejecutar una serie de pasos de manera secuencial, para establecer las decisiones adecuadas en materia de intervención social. 1. Definir el problema Puede preguntarse a usted mismo y a otros lo siguiente: ¿Qué cree que causa el problema? ¿Dónde, cómo y qué está pasando? ¿Con quién está pasando? ¿Por qué está pasando? ¿Se puede describir de manera específica el problema?. 2. Jerarquizar el problema

124

Otro aspecto a considerar es establecer un orden o prioridad en los problemas a tratar. Para ello es útil distinguir entre «urgente» e «importante». Debe ser el resultado de acuerdos entre los actores de la comunidad. 3. Buscar las causas potenciales del problema En esta fase es importante recibir la retroalimentación de los que notan el problema o quienes están siendo afectados por él. Escriba cuáles son sus opiniones y que ha escuchado de otros. Haga una descripción de la causa del problema, en términos de lo que está pasando, dónde, cuándo, cómo, con quién y por qué. 4. Identificar alternativas para resolver el problema Desarrollar una «tormenta de ideas», colectar el mayor número de ideas posibles y procesarlas para encontrar la mejor idea entre las propuestas. 4. Seleccionar una alternativa para resolver el problema. Se ha de considerar: ¿Cuál alternativa resolverá el problema a largo plazo? ¿Cuál alternativa es más realista al momento? ¿Qué recursos tenemos? ¿Están accesibles? ¿Tenemos el tiempo suficiente para implementar la alternativa? ¿Cuál es el riesgo asociado a cada alternativa? 5. Monitorear la Implementación del plan. Algunos aspectos a considerar en esta materia son: Observar que se estén dando los resultados esperados a través de la implementación de planes y proyectos. Cotejar que se esté llevando a cabo el itinerario o agenda programada. Si los planes y proyectos establecidos no están dando los resultados esperados, proceder a su revisión. 6. Verificar si los planes y proyectos han sido efectivos o no. Revisar si los cambios realizados evitarán el mismo problema en el futuro. Preguntarse sobre lo que se ha aprendido del proceso de toma de decisiones (conocimiento, entendimiento, destrezas). Realizar un memorando que describa los logros del esfuerzo durante el proceso de resolver el problema y compartirlo con todos/as. 125

Entonces, ¿Por qué es necesaria la información para la toma de decisiones? Orientar la toma de decisiones a partir de la consideración de la información facilita la vigilancia y la evaluación sistemática de la gestión social desde las fases de identificación de problemas hasta la de evaluación de los resultados alcanzados con la misma. La información permite que la toma de decisiones adquiera un carácter operacional por medio de un análisis o valoración de situación, con el fin de determinar la situación existente (valores de base), definir los objetivos que se desea alcanzar y desarrollar un plan de aplicación con iniciativas concretas de intervención y un plan de vigilancia y evaluación.
ACTIVIDAD Proponga a la comunidad de aprendizaje la identificación de ejemplos en los que se hayan tomado decisiones en la comunidad sin conocer la información necesaria para tal fin.

Estrategias de evaluación Autoevaluación Reflexione sobre el tema desarrollado y responda en forma individual las siguientes cuestiones, para verificar su propio aprendizaje: 1. ¿Qué es un sistema de información? 2. ¿Qué son datos? 3. ¿Cuál es la diferencia entre dato e información? 4. ¿Cómo se transforman los datos en información? 5. ¿Qué es información? 6. ¿Cuáles son los tipos de información? 7. ¿Cuáles son las fuentes de información? Coevaluación Reúnase con un grupo de personas interesadas que hayan leído el tema y resuelva en forma colectiva el siguiente planteamiento: 1. ¿Por qué la información es importante para apoyar la toma de decisiones?

126

Propuesta de Indicadores para caracterizar la comunidad
Cada una de las dimensiones se mide a través de los indicadores respectivos: 11. Las características físicas se componen de: • • • • • • • • Extensión geográfica que abarca la comunidad. Ubicación en la zona. Límites de la comunidad. Características propias de la zona. Vías de transporte y acceso a la comunidad. Estructura arquitectónica de la zona. Tipos de viviendas que la componen. Condiciones de vida del entorno familiar.

12. Con relación a los antecedentes históricos, resultan de interés datos como los siguientes: • • • • La fundación y el surgimiento de la comunidad. Antecedentes importantes que forman el patrimonio de la comunidad. Hechos relevantes transcurridos en la zona. Personalidades importantes, etc.

13. Como características demográficas es importante determinar: • • • • • • Tipo de población. Distribución por edad, sexo y raza. Nivel de escolaridad promedio, y su distribución con relación a otras características. Distribución ocupacional de los habitantes. Densidad de población. Nivel de ingresos de la zona.

Estos datos facilitan la proyección del estudio y el trabajo y permiten conocer algunas características significativas de sus habitantes.

127

14. Respecto a la vida económica es importante conocer otros aspectos relevantes del entorno. • • • • • • Recursos naturales. Centro industriales. Actividad económica fundamental. Nivel de desarrollo económico de la zona. Servicios e instalaciones de la comunidad. Fuentes de trabajo.

Con estos conocimientos se obtiene una imagen variada de la comunidad, de sus recursos e instalaciones industriales y comerciales que satisfacen o no las necesidades de la población, y se valora el nivel de desarrollo económico general de la zona con relación a otras del país. 15. La educación y la cultura forman parte también del estudio. Sobre ellas se deben conocer las costumbres y tradiciones de la zona: • • • • • Rasgos generales de la cultura. Programación cultural. Nivel educacional de la población. Medios de información. Recursos e instalaciones culturales y educacionales.

16. Con relación a la recreación y el deporte debemos conocer: • • • Empleo del tiempo libre. Recursos existentes en la comunidad. Explotación real y uso de las instalaciones.

17. Sobre el estado de salud se incorporan otros elementos, como son: • • • • • • Servicio asistencial. Diagnóstico de salud. Cuadro epidemiológico: enfermedades más frecuentes. Índice de mortalidad y natalidad. Estado higiénico de la comunidad. Recursos e instalaciones de salud.

En cuanto a la salud debemos hacer más énfasis en la higiene en sentido general: el tratamiento de residuales, alcantarillados, limpieza de calles y áreas colectivas, en fin, todo el servicio comunal.

128

El conocimiento del cuadro epidemiológico y el diagnóstico de salud nos brinda un conocimiento amplio del estado de salud de la población y de los factores de riesgo más generalizados para algunas enfermedades. 18. Respecto a la vida política y social de la comunidad se deben tener en cuenta la integración de la población a la práctica social, las organizaciones políticas y de masas y su funcionamiento, los problemas sociales que caracterizan la zona, la estructura socio-clasista de sus habitantes sobre la comunidad. 2 39. Con relación a los aspectos religiosos es necesario conocer las religiones más extendidas en la comunidad, el arraigo que tienen en la población, sus características, la existencia de iglesias, casas o locales donde se realicen cultos religiosos, el tipo de actividades que realizan, su influencia sobre la comunidad. 4 510. En estos estudios es importante incluir aspectos subjetivos de los miembros de la comunidad, relacionados con: • • • • • • La satisfacción con las condiciones de vida del entorno comunal y familiar. La percepción y el conocimiento de los problemas que existen en la comunidad y en las familias. Las procuraciones más recientes y la identificación de prioridades. Las expectativas de solución y cambio. Las posibilidades de colaboración y acción conjunta como sujeto social. La participación en los proyectos y modificaciones del entorno comunal.

Estos aspectos de la vida en la comunidad son de gran importancia para caracterizarla, pues ofrecen una visión más completa del objeto que estamos estudiando. También puede utilizarse el esquema siguiente:

129

Guía o esquema para el estudio de una comunidad (Barrio, Cantón, Municipio, Departamento)
1I. Caracterización de la comunidad. 2 31. Localización. 42. Características y extensión del territorio y regiones vecinas. 53. Clasificación de la población (edades, estado civil, ocupaciones, niveles económicos, niveles educacionales, procedencias, etc.) 6 7II. Historia de la comunidad. 8 91. Antecedentes de la comunidad. Forma anterior de vida. 102. Cambios operados en el desarrollo de la comunidad. 113. Situación actual. 12 13III. Organización social presente. 141. Organización social, económica y política del grupo. 152. Estructura y cargos, deberes funcionales. 163. Relaciones con otros grupos o instituciones del Estado. 174. Características del grupo. 185. Problemas actuales de la organización social del grupo. 1IV. Vida Económica. 2 31. Producción: tipos, características, épocas, métodos. 42. Tipos y formas de trabajo de la comunidad. 53. Transporte: clase de transporte y sus características. 64. Comercio: compras y ventas. 75. Centros industriales y comerciales próximos. 86. Ingresos: salarios y remuneraciones. 97. Nivel y costo de vida: estudio del presupuesto familiar. 108. Problemas económicos actuales de la comunidad. 11 130

12V. Vida Familiar y Social. 13 141. Comparación con los modos de vida de áreas urbanas. 152. Viviendas: tipos, formas, comodidades, aspectos. 163. Organización familiar: a) características, tamaño; b) relaciones entre los cónyuges, autoridad (patriarcal, matriarcal, democrática); c) relaciones con los hijos, (métodos de crianza: autoritaria, permisiva, sobreprotectora, indiferente, etc.); actitudes de los hijos; relaciones entre las familias. 174. Costumbres familiares: en el matrimonio, fiestas, visitas, recreo, trabajo, tiempo libre, etc. 185. Cambios operados en la vida familiar. 196. Características psicológicas y sociales del grupo social y familiar. (Relaciones que mantienen sus miembros, costumbres tradicionales, usos nuevos). 207. Problemas actuales en relación con la vida familiar y social.

21VI. Educación y cultura. 22 231. Sistema educativo de la localidad: características generales. 242. Número y clases de centros escolares y de alumnos. 253. Organización y métodos de los centros y programas de enseñanza. 264. Programas educacionales: educación de adultos, círculos y cursos de estudio, enseñanza Especial, instrucción y orientación para padres, charlas, etc. 275. Bibliotecas. 286. Actividades culturales. 297. Relaciones entre las familias y los centros escolares y culturales. 308. Participación de los miembros de la comunidad en centros o cursos educativos y culturales cercanos, rurales o urbanos. 319. Problemas en relación con la educación y la cultura de la comunidad. 32 33VII. Tiempo libre y recreación. 34 351. Cómo se emplea el tiempo libre. 362. Recreación y pasatiempos habituales: vida recreativa de la comunidad. 373. Vida recreativa en los centros rurales y urbanos próximos (Participación de los miembros de la comunidad en estas actividades) 384. Actividades artísticas. 395. Teatro, cine, conciertos. 406. Radio, televisión. 417. Deportes. 428. Programa y recursos del Estado en relación con el recreo. 439. Problemas en relación con la vida recreativa y deportiva. 131

44 45VIII. Salud Pública. 46 471. Servicios médicos y dentales. 482. Policlínicas, hospitales. 493. Hábitos alimenticios. 504. Hábitos de aseo personal. 515. Vacunación. 526. Exámenes médicos. 537. Problemas en relación con la salud pública. 54 55IX. Organizaciones sociales y políticas. X. Impacto e influencias en la vida de la comunidad. 1. 2. 3. 4. 5. 6. En el aspecto económico y del trabajo. En el aspecto social. En el aspecto familiar. En el aspecto educacional cultural. En el aspecto recreativo y deportivo. . En el aspecto sanitario.

XI. Problemas de la comunidad. Económicos, sociales, políticos, educativos, culturales, ideológicos, servicios, conducta desajustada, antisocial o patológica.

132

TÉCNICAS PARA JERARQUIZAR Y PRIORIZAR PROBLEMAS SOCIALES
La determinación y análisis de los problemas constituye uno de los insumos básicos para el DEFINICIÓN DE PROBLEMA proceso de formulación de proyectos sociales, que deberá estar orientado a eliminar las causas de ⇒ Necesidad insatisfecha aquellos. Esta forma de análisis posibilita distinguir ⇒ Situación desfavorable, según las expectativas entre el problema en si, sus causas y sus de un grupo poblacional consecuencias, de modo que en las soluciones se ⇒ Situación generadora de pueda actuar sobre la génesis y no sobre factores conflictos que no inciden sobre el problema. Igualmente, los ⇒ Estado negativo existente indicadores o medidas de la magnitud del problema facilitarán posteriormente definir los objetivos precisos que debe alcanzar el área en desarrollo del plan. Antes de abordar la solución de un problema, se hace necesario conocer todos los problemas existentes, priorizarlos y luego escoger uno para trabajar la metodología del árbol de problemas. Se recomienda, se recomienda “conversar” con el problema, identificar si es un problema o una solución o si simplemente no requiere intervención. Preguntas para el análisis de los problemas: • • • • • • • • Cuál es el problema? Por qué es un problema? Por qué debería ser resuelto? Cuándo es un problema? Dónde es un problema? Para quiénes es un problema? Estarían dispuestos a ayudar a solucionarlo? Lo ven como un problema?

133

• • • • • • •

Están interesados los demás en el problema? A quién le desagrada la existencia del problema y estaría dispuesto a solucionarlo? Quién se opone a solucionarlo? Cuál es realmente el problema y por qué? (es importante volver a poner en el tapete estas preguntas aunque usted piense que ya las resolvió) Tal como hemos definido el problema. Es un síntoma de algo más? (un problema dentro de un problema?) Hemos definido el problema como una solución? Qué pasaría si no resolviéramos el problema? Cuántas veces usted se sorprende con que existe un problema que simplemente ha ignorado y que lentamente desapareció? A veces la mejor solución de un problema es no resolverlo.

Definición y priorización de los problemas
Esta es una de las actividades y productos más importantes dentro del diagnóstico, pues para formular y evaluar un proyecto o programa y alcanzar los objetivos establecidos, se debe conocer y dar adecuada solución a los problemas que se manifiestan o los que han sido identificados por segmentos poblacionales y zonas, ya que su eficacia global depende de que cuente con los factores de capacidad para solucionarlos. Este ejercicio de priorización de problemas, más que un proceso de identificación, se presenta como un espacio para asignarles prioridades en su atención. Es seguro que los participantes en la actividad, cuentan con la suficiente información y experiencia en sus regiones, puesto que deben vivir cotidianamente con los mismos y estar atentos a cómo se responde a ellos. Principales técnicas para priorizar problemas Priorización simple Es una técnica rápida que ayuda a constatar las áreas problemáticas y los puntos de vista de los 134

participantes; por lo general, lo más usual es generar una lluvia de ideas visualizada donde se le va otorgando valor a los problemas en orden de importancia, ya sea por votación o calificación; al final se analizan los resultados y se concluye de manera colectiva a través de una reflexión.

Otra forma de priorizar
Se hace una lista de los problemas sociales que aquejan a la región o la localidad y que están relacionados con las áreas de salud, educación, justicia, etc.; se describen los problemas existentes, priorizándolos. Analice cada uno de los problemas que se enuncien y asígnele una calificación de acuerdo a su magnitud y a su impacto sobre el desarrollo social y humano de la localidad. A la magnitud asígnele una escala de 1 a 4, dependiendo de lo generalizado que está el problema en el sector, según usted considere, así: 1. 2. 3. 4. El problema no tiene impacto El problema se presenta en un segmento mínimo de la población El problema se presenta parcialmente El problema está generalizado en la mayoría de los municipios o localidades

Para determinar su impacto, asigne igualmente una calificación de 1 a 4, considerando la siguiente escala: 1. 2. 3. 4. El problema no afecta la calidad de los programas y servicios El problema afecta mínimamente la calidad de los programas El problema afecta parcialmente la calidad de los programas y servicios que se ofrecen El problema afecta totalmente la calidad de los programas y servicios

Se sugiere emplear un cuadro como el siguiente para sistematizar la información:
DEFINICIÓN DE PROBLEMAS Y PRIORIZACIÓN
PROBLEMA Problema 1: Baja motivación de los jóvenes para participar 1 Magnitud 2 3 X 4 1 Impacto 2 3 X Total 4 7

Análisis explicativo de los problemas prioritarios 135

Una vez definidos los problemas y calificados según su magnitud e impacto, seleccione los que tengan un mayor puntaje (por ejemplo, los primeros 5) y realice un análisis de los mismos. En el Cuadro, para cada uno de los problemas seleccionados como críticos, se realiza su análisis completo, con la siguiente información: a) La descripción del problema, b) Las causas (estructurales y funcionales) y c) Las manifestaciones y consecuencias. Es de entender que las causas son los factores que originan el problema. Hay que recordar que todo problema es generalmente multi-causal, y multi-efecto, por lo que es preciso concentrarse en las causas principales, que explican la mayor parte del problema, que bien pueden ser estructurales o funcionales. Estructurales: Debidas a la acción de los otros actores (económicos, políticos, sociales) o a las tendencias y fenómenos del entorno. Las principales causas estructurales de los problemas están relacionadas principalmente con variables económicas: pobreza, desempleo, bajo ingreso, técnicas inadecuadas de producción, etc. Funcionales: Son aquellas relacionadas con la forma como está organizado, opera y utiliza los recursos (deficiente diseño de los procesos, inadecuado sistema de información, etc.), y cuya solución por lo tanto está dentro del ámbito de las instituciones, es decir que dentro de su sistema está la solución, sin depender de agentes externos a él. Las Manifestaciones y consecuencias son los efectos del problema tanto sobre la población objetivo, como sobre otros sectores o grupos poblacionales, los demás actores institucionales, o sobre el sector en su conjunto. Es muy importante tener en cuenta que el diagnóstico permite identificar la situación en la que se encuentra un actor, grupo, comunidad o institución, por lo tanto, a través de él, identifico: debilidades, fortalezas, oportunidades, amenazas, líneas de acción, mecanismos de participación, potencialidades, necesidades, problemáticas relevantes, decisiones, entre otros que hemos

136

venido trabajando durante la sesión. Lo importante del diagnóstico es entender la herramienta que él constituye, pues cuando se identifica una problemática o necesidad en una comunidad, observamos que el desarrollo de la misma se está viendo obstaculizado y es allí donde el líder adquiere relevancia facilitando con su trabajo la organización de la comunidad entorno a su propio desarrollo; es por ello que hablar de desarrollo comunitario y participación se convierte en dos temas interrelacionados. Antes de iniciar con la formulación de proyectos, se debe tener procesada la información del diagnóstico, que es como una fotografía de la situación de la comunidad. Esta fotografía debe dar una idea clara sobre los siguientes aspectos: • • • Las necesidades identificadas de todos los grupos poblacionales de la comunidad. Las desigualdades y carencias. Los recursos disponibles para potenciar el proceso de desarrollo, el estado y la calidad de los recursos, su propiedad y control, quienes toman decisiones sobre su uso; quienes tienen acceso a ellos y de que tipo, el sistema productivo y de comercialización Los beneficios que generan las actividades de desarrollo y cómo están distribuidos entre las mujeres y los hombres de la comunidad. Si la información aportada por el diagnóstico es suficiente o si se necesitan datos complementarios. Si el inventario de necesidades y la recopilación de la información son representativos de lo que sucede a la mayoría de las mujeres, hombres y niños. Si se cuenta con datos concretos y diferenciados que puedan cumplir la función de fundamentar una equitativa priorización de los problemas y una selección de soluciones adecuada a la realidad, tomando en cuenta las desigualdades existentes entre mujeres y hombres.

• • • •

Cuando hemos identificado y priorizado los principales problemas, procedemos a establecer las condiciones actuales, esto se establece en función de los resultados del diagnóstico y del proceso de priorización. La descripción de las condiciones actuales se anota en un papelográfo para facilitar su visualización.

137

Habiendo descrito las condiciones actuales procedemos a identificar, soñar, las condiciones deseadas (imagen objetivo) deseadas. Para visualizar mejor el proceso, se apuntan las condiciones deseadas en la hoja del papelógrafo que esté ubicada en el extremo derecho superior del tablero o pizarrón. Para la descripción de las condiciones deseadas, el plazo puede variar entre cinco y veinte años. Es importante resaltar que para este paso los participantes no deben concentrarse en los problemas, sino más bien en la imagen objetivo de como les gustaría ver su comunidad o grupo en 5 años, si todas las condiciones fueran favorables. No hay que preguntarles “que es lo que quieren?”, sino más bien “como ven la comunidad en sus sueños en 5 años”. Se puede pedir a los participantes que empiecen sus frases con las palabras “yo veo”. Se apuntan los comentarios del grupo, a veces agrupando muchos comentarios similares en una misma afirmación. Es muy importante no tratar de explicar de una vez por qué las cosas no son así actualmente. Esto vendrá después. Luego para facilitar la fijación de lo que queremos (condiciones deseadas), transformando lo que tenemos (condiciones actuales) se dibuja una flecha curva entre las dos hojas para indicar que queremos partir de las condiciones actuales y llegar a las deseadas. Procedemos a identificar todas las causas controlables y no controlables de la brecha entre la problemática actual (condiciones actuales), y la condiciones deseadas. Se separa una de las hojas del centro en 2 partes. En la mitad de arriba, se colocan las causas de la brecha que los participantes pueden controlar. En la parte de abajo se colocan las que no pueden controlar (por ejemplo el clima, el estado de la carretera, etc).

138

En la hoja restante, se colocan las acciones a tomar, arriba, y la asistencia o servicios que pedir o solicitar. Luego se establecen los objetivos para cada acción prevista, tomando en cuenta las restricciones que se pueden presentar y los costos involucrados. Para cada una de las acciones planificadas, definir indicadores (parámetros o datos que pueden ser usados para ver si las acciones se iniciaron, cual fue el progreso y que tan lejos están con respecto a la meta. Estos indicadores servirán luego para el diseño de los proyectos. Con la información anterior pasamos a escoger un problema priorizado, para el cual vamos a elaborar un diseño o formulación de proyecto. Para este problema trabajamos ahora el árbol de problemas como una técnica de identificación de causas y efectos del problema.

139

140

141

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful