¿El rock ha muerto?

1 Cruz Pérez Héctor Alberto Leí alguna vez en un libro llamado La verdad sobre el rock cristiano 2 , uno de esos libros que se dedican a satanizar todo lo que vaya contra los “fundamentos” de la religión, que el rock es una filosofía (y por tanto incompatible con la religión cristiana); en efecto, más que un ritmo, la música (y los géneros musicales) encierra toda una forma de concebir el mundo que nos rodea, pues este producto (la música) que “nos hace vivir dramáticamente la cultura; (es) un orden resultante de la historia de cada comunidad, un espacio donde se vive su presente y se conforma su futuro, y como parte de todo proceso social, es uno de sus campos en permanente cambio” 3 El rock, que como bien lo reseña Víctor Roura, procede del blues, la música de los “negros” estadounidenses que encierra un lamento y toda una cuestión social y ancestral. Esta música fue retomada por la juventud, en principio gringa y después se mundializó, en protesta a los cánones impuestos por la industria y las costumbres, es la contracultura frente al artificio de la cultura establecida, a veces contradictoria y obsoleta. El rock se convirtió en uno de los símbolos de la contracultura juvenil para entonces; sin embargo con el paso del tiempo esta expresión, si no se institucionalizó por sí misma sí fue víctima de las estratagemas de la industria a la que en un principio combatía y se sumó a sus filas. El sistema de poder hegemónico, a partir del fenómeno histórico que tiene lugar en las sociedades occidentales de fines de siglo XX en donde se ha desarrollado “una inmensa corriente histórico-social de conformismo, privatización y despolitización” 4 , ha sido capaz de sofocar, comercializar e institucionalizar las diversas formas de resistencia a dicho sistema.

1 2

Trabajo escrito para la asignatura Procesos culturales y comunicación política en México No dispongo de la bibliografía 3 Francisco Viesca Treviño. 4 ESPINO, Germán. El nuevo escenario de las campañas Presidenciales. Pág. 103

1

la fonografía hizo más accesible la música a los públicos. integra lenguajes distintos a su repertorio. cada persona recibe la música e interpreta su mensaje de diferente manera en función del espectro musical que posea y en el nivel con el que se relacione con la música. a partir de que se pudo grabar el sonido. pero tampoco se trata de aquellos lamentos nostálgicos a los que remite el libro de Roura. si la industria transformó e institucionalizó la ideología del rock. Es en uno o varios de estos niveles como integramos la música a la vida social y personal y como se va conformando el gusto de cada persona. la música programada en la radio es más. disfrutar la música escuchándola. además de poder ampliar su repertorio. pues incluso el mismo autor lo reseña. de acuerdo con Francisco Viesca: la primera es la que acabamos de mencionar. la programación de la radio. las presentaciones en vivo dejaron de ser la única manera de poder escuchar música. y con el auge de la televisión. existen muchas creaciones aún en torno a este género musical y su ideología. se está transformando. se convierte en la principal vía por la que las personas escuchan y socializan la música. el rock ya no es lo que antes era. la segunda es interpretándola y la tercera es crear música. condicionada por las industrias discográficas. pues la música al igual que las lenguas es un ente vivo y está en constante reinvención como Álex Grijelmo lo expresara en torno a la lengua española. No obstante existen tres diferentes formas de relacionarnos con la música. éste sigue siendo una cultura en resistencia. Aunque el sistema de poder haya vulnerado al rock. De la industria. La industria ocupa un lugar estratégico en el negocio de la música. los buenos gustos y el público. La experiencia musical entonces es diferente en cada persona. La industria a partir de entonces se convierte en la mediadora entre el músico y su público. La radio y la música grabada se convierten entonces en la principal experiencia musical (positiva o negativa) de la mayoría de la gente.Es cierto. no creo que éste haya muerto como tal junto a Cobain. pues. 2 .

sin embargo en otras latitudes la concepción es diferente e incluso dentro de occidente estos mismos patrones se han visto modificados. Es en este punto donde deviene la crítica de Roura en torno a las estrellas creadas por las empresas. por la posición que ocupa dentro de la sociedad y siendo que ésta ha sido la protagonista mediadora entre el músico y la sociedad. Sin duda la industria.En relación a esto es que no podemos generalizar que existe una “masa desilustrada” que se traga todo lo que el radio. 5 6 Stefani. citado por Roura. atonales o incluso desentonados adrede. Si la música es cualquier tipo de actividad en torno a cualquier tipo de hecho sonoro 5 . la televisión y las industrias fonográficas le venden pues la apropiación de la música es un fenómeno más complejo que eso. Gino. ha puesto en jaque al rock y a la música en general haciendo de ésta un discurso repetitivo en sus moldes (como las películas hollywoodenses) y la ha hecho presa de los intereses comerciales de los grandes industriales y de “estrellitas” oportunistas manipuladas por éstos. Entonces la pregunta cambia ¿qué es lo que hace a un buen músico? Para mí la respuesta es simple: el compromiso del músico con la música antes que buscar el dinero y la fama. 106 3 . Pág. sin duda el músico tiene que buscar el medio para sobrevivir en este mundo atado a las políticas neoliberales de casi todos los países del mundo. El bolero y la educación sentimental en México. sin embargo es inconcebible el músico antes que hacer música se enfoque en otra cosa. de manera que hoy podemos escuchar fenómenos musicales arrítmicos. mas no por esto deja de haber expresiones autónomas siempre en resistencia al sistema de poder. 112 DE LA PEZA Cazares. eso es compromiso del músico con su público. María del Carmen. Comprender la música. entonces a qué le denominamos buena música ¿a la música bien entonada y dentro de ritmo? Dentro de los patrones de la música occidental éstos son dos factores importantes para que una pieza musical sea buena. Pág. “El registro y almacenamiento de información es un objetivo político y un recurso de poder y control social” 6 . En eso tiene razón el baterista de la Maldita Vecindad.

Lectorum. México. Comprender la música. 1985. Ciudad Universitaria. Gino. María del Carmen. El bolero y la educación sentimental en México. UAM/Miguel Ángel Porrúa. Paidós. Francisco. Víctor. La música y nosotros. México. STEFANI.Fuentes consultadas: DE LA PEZA Cazares. Los profetas caídos. en Gaceta UNAM Nº 3985. 2001. 4 . El nuevo escenario de las campañas Presidenciales. Barcelona. Germán. ROURA. ESPINO. 2007. La Jornada Ediciones. VIESCA Treviño. México. 2006. 21 de mayo de 2007.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful