P. 1
Apartados d y e Del Tema 34

Apartados d y e Del Tema 34

|Views: 0|Likes:
Published by mimentememiente

More info:

Published by: mimentememiente on May 26, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/26/2013

pdf

text

original

APARTADOS D Y E DEL TEMA 34 D) LA EJECUCIÓN DE LA MEDIDA: CESE, SUSTITUCIÓN Y SUSPENSIÓN.

La ejecución de la medida de prisión tiene que estar adecuada a la evolución del sujeto sometido a ella, teniendo en cuenta que la pena se fundamenta en la peligrosidad del sujeto y que el internamiento es el último recurso. De esta forma, el Código penal permite distintos cambios durante la ejecución, que están recogidos en el art. 97. Estas posibles decisiones sobre la situación que nuestro Código permite tomar al juez sentenciador a propuesta del juez de vigilancia son: el mantenimiento de la pena; el cese de toda medida si desaparece la peligrosidad; la sustitución de la medida por otra más adecuada; y suspender la ejecución de la medida en atención al resultado ya obtenido (sometiéndola a condiciones parecidas a las que tiene la suspensión de la ejecución de la pena).

E) LA MEDIDA DE SEGURIDAD DE LIBERTAD VIGILADA. La libertad vigilada es una medida de seguridad no privativa de libertad, introducida por la LO 5/2010, de 22 de junio, de modificación del Código penal, que consiste en el sometimiento del condenado a control judicial obligándole a cumplir alguna o algunas de las medidas recogidas en el art. 106,1 que antiguamente eran consideradas medidas independientes. Estas son, entre otras, localización permanente mediante aparatos electrónicos, presentación periódica, comunicación de cambio de residencia, prohibiciones de acercamiento a la víctima, etc. La libertad vigilada está prevista para dos tipos de casos que tienen regímenes distintos. En primer lugar, como las restantes medidas no privativas de libertad, es aplicable a supuestos de inimputabilidad o semiimputabilidad según el régimen general propio de las medidas de esta naturaleza. Además el art. 105,1 Cp permite imponerla de forma acumulada a una medida de internamiento, por un tiempo no superior a cinco años. En segundo lugar, está prevista como medida de seguridad añadida a penas privativas de libertad, para los delitos en los que así lo estipule el Código penal, (como por ejemplo en delitos contra la libertad e indemnidad sexual y de terrorismo) para los que el juez sentenciador está obligado a imponer la medida de libertada vigilada por un tiempo de hasta diez años. En estos casos, la libertad vigilada debe cumplirse después del cumplimiento de la pena de prisión, pero debe ser impuesta ya en la sentencia condenatoria, porque el Código penal español sólo admite medidas de seguridad pos-delictuales.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->