P. 1
Articulodelirio y Creacion- Jose Manuel

Articulodelirio y Creacion- Jose Manuel

|Views: 1|Likes:

More info:

Published by: Paola Azcárraga Guevara on May 27, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/29/2013

pdf

text

original

¿Una clínica sin sujeto?: La creación delirante. Juan Manuel Rodríguez Penagos.

Pareciera que hablar de delirio y creación es redundante, pues Freud nos recuerda que es una primera forma de restitución, una realidad perdida desde el origen y otra realidad impuesta desde la ausencia. La cosmovisión, las reglas que lo constituyen y sus relaciones univocas son el medio para la puesta en marcha de un tratamiento posible de las psicosis. Lo que se pueda producir en un tratamiento dependerá de lo que cada caso pueda producir desde su propia lógica, de lo que ocurra en el Otro, Aquí lo importante no es si delira o no sino como lo hace y desde ahí; poder intervenir. Lo arcaico del delirio nos recuerda al sueño hasta en su condición alucinatoria; lo que parece perderse del proceso secundario se traduce en una multiplicidad de formas de lo arcaico; más que un referente simbólico deviene una fantasmagoría. La condición a priori de la clínica de las psicosis es la de intervenir desde un sujeto que ha perdido su fronteras, implica una relación transferencial radicalmente diferente, es decir; del lado del analista, del psiquiatra y de los acompañantes. La posibilidad del “análisis”, en la clínica de las psicosis, se rige por los mecanismos propios al principio de placer, del proceso primario de la subjetividad. La ficción de la novela familiar deviene una épica en la clínica de las psicosis. Con el sistema delirante en orden y la certeza como garantía; el psicótico parece tener ya todas las respuestas, por ello es necesario precisar si se trata de un psicoanálisis posible como una ambición epistemológica. Quizás, si nos dejamos sorprender, si damos el beneficio de la duda, pueden aparecer momentos de análisis aunque sea por accidente del destino. La intención de tratar un tema sobre clínica, es una apuesta por discutir la importancia de fundarse no solo en cada caso como el primero sino además en cada momento de su discurso. Quizas lo esencial en el tratamiento de la psicopatología es la precisión, por eso mismo lo único esencial es poder escuchar, no solo lo que cabe en las palabras, sino lo que se muestra. Ahí, en el lugar del acompañante terapéutico y del analista los actos hablan más que las palabras. Y a veces, casi como un acto de fe; el marasmo de la clínica de las psicosis tiende a calmar sus aguas. Freud nos señala con mucha lucidez en el compendio de psicoanálisis 1, donde compara el juego de ajedrez con la practica psicoanalítica, ahí nos dice que las reglas no son el juego. Podemos jugar solo en el marco de las leyes que constituyen ese espacio sui generis. ¿Cuales serian entonces las reglas del juego psicoanalitico en las psicosis? Además, si en la psicosis se invierte la transferencia entonces lo que esta en juego no solo es la versión teórica del psicoanalista, pues también participa el clínico como sujeto. Las consecuencias de esto serian entonces que el tratamiento de las psicosis atraviesa con consecuencias definitivas la fantasmatica del analista. Algo se escucha en el orden de sus mitos. En episodios de crisis, intervenimos como un objeto más del sistema del mundo. Así, el tratamiento se juega como esa
1 Freud S. (1940). Esquema del psicoanalisis . Buenos Aires. Amorrortu. T. XXIII

1

que además frente la corte lo defiende y gana ante los tribunales.partida de ajedrez solo que en la clínica las reglas se muestran. Ahí esta el desafió. donde las condiciones para una clínica solamente pueden estructurarse a partir de las certezas y sus órdenes. Además 2 . Parece que solo es posible pensar la creación desde la neurosis pues presupone a un sujeto responsable de la creación.¿Qué hace el analista con su ignorancia? ¿Qué sabe el corpus del analista? El trabajo clínico con estos sujetos no puede partir de pensarse como una extensión de la clínica de las neurosis. Desde ahí hay que señalar el papel de la creación delirante en la cultura. a veces como revelación profética o a veces como un puro delirio. En el orden del mundo impuesto. el orden alucinatorio escribe su discurso. es que ese lugar del analista también se produce desde nuestros propios abismos. es decir: de la manera en la que creamos desde nuestra falta. Es decir: códigos y significación univoca. la escucha psicoanalítica se descubre en nuestro propio análisis. el delirio nos muestra una serie de desbordamientos. esto significa que la técnica se articula desde nuestra propia condición de sujeto. De paso. Como atrapado en un sueño. así exterioriza el cuerpo. Las psicosis tienen sus propias leyes y aquello que desde Freud se llama el principio de realidad desaparece. Notas sobre Delirios y epistemología: ¿Creación sin sujeto? Las creaciones del gran Otro se muestran en algunos espacios fundantes de la cultura como es la ciencia y la religión. Fue el primero que teoriza sobre su delirio. La clínica de las psicosis y los místicos comparten lo inefable de la experiencia arcaica. La locura del analista es la insistencia en participar en esa cosmovisión impuesta. El delirio dicta las nuevas leyes que se insertan desde ese trono vacío donde el padre no respondió. ni la pintura de lo infinito. ¿un Cantor?. La loca lucidez de Schreber nos revela ciertamente los mecanismos de la religión. Por eso hay que tratar con el fantasma que se impone al nombre para mostrar lo que no puede ser nombrado. tendrá consecuencias definitivas sobre nuestro quehacer. de los sueños. este nuevo orden se instala con mayor estatuto de verdad que la realidad del neurótico. La paradoja de esta condición es que se trata de una creación sin sujeto. absoluto. La última consecuencia de esto. Sin embargo. sin embargo. producir un espacio sin entender. el Otro crea sin parar. la topología de los milagros. uno a uno diferentes aun si comparten la misma categoría psiquiátrica. no solo el delirio sino además nuestras propias fantasmagorías. de nuestra incorporación de las leyes. nos explica los mecanismos que producen las voces de los profetas que muestran esos infinitos rostros del padre perdido. ni la teoría de conjuntos. Ahí esta ese cuerpo afuera. La forma en que la escucha produzca un espacio. produciendo voces e idiomas particulares. pero ¿donde quedarían un Van Gogh?. por ello. ¿un Nijinsky? La cultura contemporánea no tendría ni la danza contemporánea. La posibilidad de intervenir se produce a partir de asumir al delirio como una creación urgente. deviene un ejercicio de nuestra posibilidad de escuchar.

"Lo que sorprenderá. in Espectros del Psicoanálisis #4. En Cantor las voces alucinatorias le revelaban la teoría de los transfinitos. que podrían convertirse en todas las cosas creadas. J. México. la articulación de lo infinito del proceso primario. Hablar de el infinito en singular remite al pensamiento doctrinario previo al siglo de las luces donde este concepto solo se podría remitir a la inteligencia absoluta es decir el Dios como prueba de verdad de la ciencia. no en tanto sujeto. precisa durante todas las memorias una sistematizacion que va desde los planetas más lejanos hasta su cerebro. Los nervios devienen la materia del mundo. primero. en un tejido univoco. inaugural de esa otra cosa que se impone con el estatuto de la realidad. Una invasión de goce que impone una exterioridad al tiempo que borra al sujeto. son estas apariencias de iluminación súbita. el estatuto de lo inconsciente como infinito nos lleva a una paradoja. P. Vayamos a la historia de las matemáticas para poder nutrir esta discusión sobre lo infinito. H. ¿Podríamos atrevernos a pensar lo inconsciente a través del discurso de un delirante?. ¿Que podría mostrar el orden maravilloso del mundo y su causalidad? Por principio. Saber y certeza: sobre la invención matemática.1983 P. La primera seria la discusión sobre lo infinito. tomemos como referencia a dos discursos. signo manifiesto de une largo trabajo inconsciente anterior. Ese nuevo orden se funda en un llamado al padre que no llega a su cita. entonces podríamos pensar en que la teoría de los números trasfinitos puede contribuir a dar cuenta de la lógica del goce del Otro 4. « Sujeto e infinito ». El estatuto del saber es una diferencia importante entre la clinica de las psicosis y la de las neurosis. el sujeto no participa. La creación en la clínica: Los sistemas del mundo. Los signos desencadenantes se imponen como certeza desde el exterior. como un tiempo logico.revisando las formas de la creación encontramos que en lo esencial. el orden delirante incluia en su consistencia los rayos divinos. por ello las formas de creación tienen consecuencias definitivas sobre la cura. 2001. delirante. El delirio produce ese orden impuesto donde avanza el goce del Otro tejiendo el corpus desde el exterior en el sistema que produce su consistencia. México D. 4 Ver Badiou A. Filosofía de la Ciencia. Las alucinaciones son lo 2 3 Véase: Rodríguez. con el orden univoco. el papel de este trabajo inconsciente en la invención matemática me parece indudable y se hallaran huellas de él en otros casos donde es menos evidente" en Poincaré. dice mas textualmente que la creación matemática es un “… largo trabajo inconsciente …3” Schreber y Cantor nos dan la materia prima para articular algunas preguntas desde sus aportaciones. de la idea de los trasfinitos de Cantor que pueden dar cuenta de una posibilidad de pensar infinitos en plural. En psicoanalisis la creación solo seria posible en su relacion con lo inconsciente. Poincaré. Como un portavoz. el desencadenamiento del delirio es tambien el primer momento. Las voces de Cantor y el inconsciente de Poincaré 2. En Schreber. son las unidades lógicas que pueden convertirse en cualquier cosa.259.F. Las psicosis muestran sus urgencias en la necesidad de sustitur una realidad por otra. y desde ahí hacia una suerte de epistemología que las ponga en relacion con las formas del saber. Eso muestra que hasta la creación matemática se produce desde el trabajo inconsciente. 45 3 . Si fuera así. Esa es la dimensión inconsciente. los nervios. Desde un primer signo se ordena y deviene un sistema del mundo. Consejo nacional de ciencia y tecnología.

por ello. El tejido transferencial se produce entre el paciente y cada uno de quienes participan del equipo tratante. Brasil. Vol 1. este carácter narcisista pone en evidencia la relacion entre lo infinito y lo finito. la locura circula en la familia y el momento de comenzar un tratamiento inaugura una transferencia desde el interior. En el devenir de una cura. de dos para ser testigo y escriba de una historia que esta instalada desde su propia mitologia. Por ello. Desde esta condicion. Generalmente el delirante llega en crisis después de la demanda de tratamiento de la familia.. sin que eso quiera decir que el delirante nos incluya como otro. un microcosmos social. 4 . el primer desafio es devenir un objeto en la épica del delirio desde nuestra propia transferencia. sostenido por una temporalidad propia. J. se propone un dispositivo considerando a la familia parte del caso. Diciembre 1998. "Algunas contribuciones al debate sobre la clínica de las psicosis”.que da consistencia al sistema pues se producen desde el propio delirio y a la medida de sus urgencias. En este contexto. Caso por caso. la transferencia del acompañante se juega frente a frente. Los efectos de la clínica del acompañamiento se producen desde cada escucha. Tenemos el caso extremo en donde el psiquiatra se pelea con el analista por no poder escuchar la diferencia y después del pleito el paciente se queda un mas escindido. El es infinito. una oferta de un lazo social sui generis. Los efectos de la preclusión5 del Nombre-del-Padre. 1998. Sao Paolo. el tratamiento posible de las psicosis implica entrar sin ser reconocido a un orden preestablecido.Rodríguez. los actos pueden ser fundantes. Rede Universitária de Pesquiza. En ese contexto se puede proponer al acompañante terapéutico como una apuesta por realizar un tratamiento ambulatorio. Confirman las necesidades del sistema. Quizas aquí es preciso señalar que el sujeto se juega en su temporalidad entre la epica y la historia. #4. para ello. su lugar como clínico no da espacio para la transferencia en el sentido clasico. pues muestra investidura narcisista puesta hacia el interior para que regrese desde fuera: mas claro: El narcisismo esta afuera. el cuerpo de Schreber es testigo de esas trasformaciones. solo a partir de ahí se puede intervenir. 6 La relacion transferencial que se lleve a cabo desde el interior del equipo tiene consecuencias definitivas en el devenir del tratamiento. Ahí. La primera condición de la clínica es escuchar. del devenir del tratamiento. es decir. El mito cuando no funciona se encarna. cabe aquí 5 6 Tambien llamada forclusion. producen una relación con el Otro en donde el mito y la temporalidad se articulan en un llamado al padre primordial. Afuera esta él. El es todo. Revista Latinoamericana de Sicopatología fundamental. donde se puede incluir la utopía de que ese paciente pueda vivir con otros horizontes aun sin dejar de delirar. que apuestan a la historización. la alucinación produce afuera esa evidencia. Este seria el caso de la relación entre el viento y los momentos del ajedrez de Schreber. De ahí. Ahí nuestra transferencia a ese sujeto deviene en una relacion fantasmatica hacia ese delirio. la locura del equipo tratante juega un papel fundamental sobre todo en lo que se gana al resolver conflictos en su interior para después exportar sus consecuencias al paciente.

Asi. Escuchar el delirio solo puede hacerse sin prejuicios de la realidad. tan lejana como única a la significación de ese caso en particular. ¿Cómo circula en el interior del equipo? Generalmente un miembro del equipo encarna esta angustia. Además del delirio. 5 . mitológica. Para eso no hay vacunas y nuestro propio síntoma se encuentra operando en nuestro saber. Por principio. Por ello es importante señalar que se trata de un efecto del tratamiento con la psicosis. esperando el despliegue de ese sistema del mundo en una organización precisa. ese es uno de los indices fundamentales del tratamiento de las psicosis pues desde eso que captura el cuerpo del acompañante deviene en un trabajo hacia el interior en relación a esa posición de chivo expiatorio. La escucha analítica es fundamentalmente una renuncia a los prejuicios teóricos. comienza desde las transferencias y se enreda con el tejido transferencial de quienes participen en la cura. nuestra escucha. a veces no hay nada que entender a partir de la escucha. Sin embargo. solo después de que la teoria pueda ser incorporada se puede olvidar de ella para poder escuchar. Nuestra ignorancia hacia el idioma que habla el paciente nos provoca nuestra propia alineación proyectada en un miembro del equipo. quien paso de ser el medico admirado. Ahí. Nuestra transferencia es un motor en el devenir de la cura. más precisamente. a partir de una ignorancia absoluta de ella. parafraseando a Lacan. permite en el analizante mostrar una logica sui generis. el extranjero se juega en el equipo tratante. la teoría viene a-posteriori. Es aquí precisamente donde la circulación de la locura del equipo juega un papel de elaboración. la música del discurso dice más que las palabras e invoca nuestro fantasma. hay que acotar lo que significa el saber. Lo extraño. donde lo que esta en juego es algo que esta articulando nuestro propio deseo inconsciente. Pareciera que el delirio. Son pocas las coordenadas con las que se articular un tratamiento. tan particular como su sintoma. En el devenir de un caso. esta clinica parece mostrarse precisamente en una tierra de nadie. De cualquier manera. pero no es la unica. en este sentido lo unico que se instala en el psicotico es precisamente un extranjero. deslocalizando al goce. El tejido transferencial constituye un elemento crucial en los pequeños actos que van haciendo camino. nuestro fantasma. el psicótico ama a su delirio como a si mismo. la escucha del delirio es la primera forma del extranjero. que con el tiempo develara su significación univoca. al de perseguidor. sus infinitos y sus límites en un sistema al que el delirante recurre como aparente recurso frente al desbordamiento de la angustia. es por ello. siempre desde las primeras preguntas. Lo único esencial es poder ocupar un lugar donde el sujeto despliegue una apuesta. Aun un delirio se teoriza permanentemente. lo alienado. no solo en su posición sino en su forma. El riesgo transferencial es devenir en el posible lugar del perseguidor. Tenemos el claro ejemplo de Fleshig. que se recomienda que todo el equipo tratante este en un análisis. sin embargo. lo que articula es un delirio ¿Qué podemos esperar entender? Podríamos decir que no solo escuchamos para entender sino para que el delirio pueda organizarse de otra forma.preguntarnos: ¿Qué hace el equipo con la angustia generada por el caso?. hay algo que se capta en la escucha. una lectura desde el cuerpo. Una lengua privada. habla en una lengua ajena. La escucha del delirio muestra sus lógicas.

representa lo que al neurótico se le llama la realidad psíquica. su cosmovisión delirante. 2) Diseño. El cuerpo de la música: Las voces del origen. El neurótico también tiene un inconsciente creador. Quisiera compartir una practica clinica con pacientes psicóticos. un encierro exterior. La diferencia entre la fantasia del neurotico y el delirio del psicotico es fundamentalmente de grado. Pareciera que ese sueño viene a ocupar ese principio de realidad del neurotico. La estrategia clinica. Ese pareciera ser el mundo de Alicia en el país de las maravillas. las posibilidades de intervención parten de la forma en como cada delirio se articula en una lógica. las formas del despliegue del delirio organizando. una lengua y una estructura. El yo es todo. Es decir una creación sin sujeto. es la realización alucinatoria del deseo. en donde el sistema puede mostrar a posteriori su propia univocidad. En terminos de significación el psicotico parece producir en su logica una significación sui generis donde la metáfora no existe y se produce una suerte de lengua propia que llega junto con la forma del mundo impuesto. Aun así. en cuyo proceso. Esa escritura delirante hecha a costa del nombre propio. es una operación inherente a la realidad psiquica a traves de la fantasia. tiene el mismo estatuto que el sueño como una forma de realización del deseo. Las urgencias que crea el delirio se producen como un intento de cura. La duracion de este taller era de cuatro meses donde cada sesion se jugaba en algunos de los tres tiempos que pretendia atravesar el recorrido del taller: 1) Escuchar ritmos de todo el mundo y elegir un timbre para construir un instrumento. de la cual se desprenden muchas de las preguntas que dieron origen a este escrito. al psicótico le es revelado con urgencias y angustias. lo que al sujeto sorprende. algunos acompañantes y psiquiatra. nombre y construcción de un instrumento percusivo que emule el timbre 6 . Esta clínica presenta muchas carencias pero pareciera que todos los recursos psíquicos tiene la misma finalidad.El desafio consiste en poder articular un dispositivo en un paciente cuyo cuerpo esta fundido en la exterioridad. desde una certeza donde no hay espacio para dudar. pues el psicótico crea hasta las ultimas consecuencias el mundo al que va a fundirse. el lado prometedor de esto es que desde ahí crea. ese mundo a la medida de sus sueños deviene hecho a la medida de su saber y sus infiernos. En cualquier forma de la creación participa lo inconsciente. auto-recurrente. Las alucinaciones que muestran esa exterioridad narcisista son una forma de mostrar un encierro. Todos los pacientes tenian un analisis. comenzo por el la insistencia por la alteridad a traves de la musica. Las alucinaciones y las profecías son la evidencia de su Verdad. no todo ese sistema esta cerrado. la creación del nuevo orden universal al cual la clinica va a incluirse para deslocalizar el goce. el campo del lenguaje abarca desde los actos. La exterioridad alucinada de las psicosis. desde el puro proceso primario. Asi. aquello que las articula. Esta propuesta se realizó con la clínica Montalbán. donde una práctica desde los ensambles ritmicos implican necesariamente el reconocimiento del otro al menos en el espacio acustico y pueden producir efectos en el reconocimiento del otro. Mas aun. Los pacientes tenian diferentes contextos clinicos es decir.

El recorrido del taller era escuchar. Pareciera que todo el lenguaje tiene una dimensión musical y esta. muestran la forma más arcaica de la expresión. Nuestro fantasma tiene también una musicalidad. El tercer momento de la creación comienza con la musicalización de la película. la película como otro elemento en la construccion. Cada uno tenía un instrumento propio con objetos desde floreros. 3) Musicalización y presentación publica de una película muda. como el grito del bebe. los dioses hablan con las frases musicales. pues en la escucha de los ensambles rítmicos del mundo lo que se produce es la identificación y la imagineria sobre un sonido. En ese momento ritual. la podemos ubicar en la construcción de un instrumento que reproduce ese timbre. después escuchar al otro instrumento para incluirse en el ensamble y luego estructurar la música junto con la película para la presentación publica. la primera es escuchar los ensambles ritmicos de otras culturas. es efecto de nuestra propia fantasmatica. La segunda forma de la creación. acompaña ese ritmo del origen. para poder plantear un dispositivo en la clínica de las psicosis. no podemos olvidar que nuestra transferencia hacia el delirio. La creación parte de la inclusión de un tercero. Las preguntas que se desprenden de esa experiencia apuntan a establecer algunas consideraciones sobre la lógica que constituye los diferentes planteamientos terapéuticos de la psicosis. que además de tener un sonido tendrían otras investiduras. En este contexto donde la operación de lo simbolico brilla por su ausencia. desde la historia de sus origenes aparece siempre desde lo mitológico. en ese encierro delirante. la música parece ser un medio privilegiado para el trabajo con pacientes psicóticos. Freud decía que el psicoanálisis se lo habían comunicado sus brujas. Septiembre 2006 Bibliografía. La música. es necesario partir de lo que si es posible dentro del encadenamiento lógico del paciente. Estos tres tiempos se realizan a través de tres posiciones. pues su naturaleza permite trabajar sin la mediacion de lo simbólico. vaporeras entre otros. Es decir.F. 7 . Estos tres tiempos y posiciciones marcan también tres formas de creación. trabajar con la musica es una de las formas de trabajar con el cuerpo.elegido. consistente con la logica del delirio. la película viene a constituir un tercero que estructura el ejercicio musical. A veces dice más la música que las palabras. Finalmente se les daba un nombre para completarlo. La elegida fue “La General” de Búster Keaton pues parecía presentar patrones rítmicos a seguir con el movimiento de la maquina. La música. lo fundante del ritual. Mexico D. por eso tiene la posibilidad de situarse desde la representación-cosa. aquellas del aquelarre del Fausto de Goethe. pero a nosotros parece que nuestras sirenas dictan los caminos posibles de la musicalidad. Al aprender a tocar el instrumento el tallerista encontraba una voz al tiempo que ese instrumento devendría una extensión de su cuerpo. deviene una parte orgánica del discurso. Esa escucha es también la que señalábamos anteriormente en este escrito cuando nos referíamos a escuchar con el cuerpo. así. En el ultimo momento. Un grito se puede convertir en canto. construir y ensamblar una serie de ritmos que acompañaran la película muda.

Diciembre 1998. Brasil. REVISTA LATINOAMERICANA DE PSICOPATOLOGÍA FUNDAMENTAL. 2004. N. México.213-230 Rodríguez. Circulo Psicoanalítico Mexicano. Sao Paolo. #4. 1999 Rodríguez.. Fantasmagorías: transferencia y psicosis. "Algunas contribuciones al debate sobre la clínica de las psicosis”. Rede Universitária de Pesquiza. Buenos Aires. J. J. Rodríguez. 8 . PubliKar. La trama sonora de la interpretación. Ed. J. P. en El lugar del psicoanalista. Saber y certeza: sobre la invención matemática. Vol 1.Schenquerman.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->