P. 1
Romanos 1:16 - No Te Avergüences Es El Evangelio

Romanos 1:16 - No Te Avergüences Es El Evangelio

|Views: 2,709|Likes:
Published by carlosrocha661
Tu has sido redimido por Jesucristo ¡¡¡ y a que costo ¡!!, al costo de la mas vergonzosa vergüenza que humano alguno pudiera soportar.

Siendo que tu también has sido objeto de la preciosa gracia de Dios, siendo que tu ya sabes lo que es pasar de muerte a vida, te invito a que como Pablo tomes la decisión de ofrendar, de ser necesario, tu propia vida.
Tu has sido redimido por Jesucristo ¡¡¡ y a que costo ¡!!, al costo de la mas vergonzosa vergüenza que humano alguno pudiera soportar.

Siendo que tu también has sido objeto de la preciosa gracia de Dios, siendo que tu ya sabes lo que es pasar de muerte a vida, te invito a que como Pablo tomes la decisión de ofrendar, de ser necesario, tu propia vida.

More info:

Published by: carlosrocha661 on Apr 20, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

1

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

No te Avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Romanos 1:16 ¿Qué es la vergüenza? ¿Ha sido usted avergonzado alguna vez? ¿ha sentido como desde su cuello va subiendo esa sensación de calor que le hace pensar que su rostro se ha inundado de sangre, se ha puesto rojo y le ha denunciado ante los demás por un hecho o una imprudencia de esas de nunca olvidar o porque ha sido deshonrado o humillado? El término vergüenza en las Escrituras indica: “la condición o sentimientos de sentirse inútil o inferior”. También indica “desnudez, ignominia, afrenta pública, deshonor que resulta de algún dicho o hecho”. La primera vez que en las Escrituras se hace referencia a un término relacionado con “vergüenza” es en Génesis 2:25. Nuestro Creador a terminado su creación, de la costilla del

2

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

hombre ha hecho una mujer y dicen las Escrituras: "estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban". La siguiente vez mas que a la palabra, es al concepto de la “vergüenza”, en Génesis 3:7 "Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, entonces cosieron delantales". ¿Qué pasó entre Gn.2:25 en donde estaban ambos desnudos y no se avergonzaban y Gn.3:7 en donde ahora conocieron que estaban desnudos y se hicieron delantales? Ellos pecaron, así que ahora al verse desnudos, se y conocieron que estaban desnudos; hojas de higuera, y se hicieron

avergonzaron el uno del otro, pero es mas profundo aún, en las Escrituras, la desnudez simboliza “vergüenza”, Adán y Eva de un estado de inocencia en el cual la desnudez no les producía vergüenza, pasaron a un estado de pecado que ahora les produce una vergüenza tal que buscan hojas y se hacen vestidos, para ocultar su propia desnudez e intentar ocultar su vergüenza por el pecado, buscando huir de su pecado.

3

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

En Gn.3:9, Dios pregunta: “¿Dónde estás tu? Dios es omnisciente, todo lo sabe, así que no está tratando de saber donde se encuentra el hombre, lo que está, es destacando la condición del hombre que busca esconderse de su Creador, así que le pregunta ¿dónde estás tu? Y note la respuesta de Adán, en este momento, él y Eva ya se han hecho vestidos, Adán dice: "Oí tu voz en el huerto, estaba desnudo; y tuve miedo, porque y me escondí". Pero Adán no estaba

desnudo, lo que estaba era avergonzado y en vez de reconocer su pecado, afirma: “tuve miedo porque estaba desnudo” ó podría estar diciendo: tuve miedo por mi pecado y estaba avergonzado. “En las Escrituras la vergüenza aparece con gran frecuencia unida a pecado y culpa” Antes del pecado Adán y Eva estaban desnudos y no se avergonzaban, pero inmediatamente después de pecar: “fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales”. Se avergonzaron. Dios mismo asocia la vergüenza con el pecado, al preguntarle a Adán en Gn.3:11 ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? Dios mismo da la respuesta ¿Has comido del árbol que yo te

4

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

mandé no comieras?, es decir, ¿te has rebelado contra mi voluntad? ¿has pecado? En ese momento su propio pecado los ha avergonzado. Hoy, siglo XXI, el hombre no se avergüenza por su pecado, sino que rebeldemente peca y se complace con quienes pecan, pero eso si, sigue escondiéndose en el bosque, no por vergüenza sino para justificar su horrible pecado. El hombre roba sin vergüenza, por ejemplo, ocultándose en sus necesidades personales trabaja menos tiempo del que su empleador le está pagando, roba a su empleador, o al contrario, el empleador amparado en sus necesidades exige a sus trabajadores que trabajen mas del tiempo acordado pero no les paga lo justo, roba a sus trabajadores, o amparado en el mal manejo de los recursos que hace el estado, le roba evadiendo impuestos. El hombre se goza en el adulterio, la fornicación o el homosexualismo y además se complace con quienes sin vergüenza practican tales pecados, y se esconde tras los árboles del modernismo, de la libertad, de la libre expresión

5

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

de la sexualidad y hasta de los planteamientos científicos que acuden a la genética para justificar estos pecados. La mujer, en complicidad con el hombre asesina a sus hijitos en el vientre y se justifica en que el estado ha legislado y aprobado tal asesinato. Y así el hombre viola cada mandamiento divino y encuentra cada vez una manera de ocultarse, de justificar su pecado: practica la idolatría, justificado en la tradición; no santifica el día del Señor, justificado en su necesidad de descansar y de dedicar tiempo a su familia o a su formación profesional; desobedece y se rebela contra sus padres, ocultándose en las faltas y errores de ellos. Todo esto es la punta del iceberg de la depravación moral del hombre y es tremendamente vergonzoso. Debería encender nuestros rostros y hacernos caer de rodillas clamando delante de Dios: ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? -Rom 7:24-. Pero no es así, hemos perdido la vergüenza, no se nos da nada, sino que al contrario nos envalentonamos delante de Dios, levantando puños y rostros

6

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

rebeldes, retándolo e ignorando el castigo eterno para quienes no se arrepientan de su pecado. Regresando a Romanos, Pablo dice: “Porque no me

avergüenzo del evangelio”;

algo así como: porque no se

turba mi ánimo, porque no me pongo colorado, porque no es para mi ni deshonroso, ni humillante, porque no es una imprudencia que yo quisiera olvidar, porque no me hace sentirme inútil ni inferior, hablar del evangelio. Veamos la definición de evangelio: La primera vez que aparece el término “evangelio” en el N. T. es en Lc.1:19 en el contexto en que el ángel Gabriel está anunciando el nacimiento de Juan como heraldo de Jesucristo, es decir, está trayendo las buenas noticias acerca del nacimiento de uno que nos salvará de nuestros pecados; dice el ángel: “Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas”. En el original griego, el término usado para “buenas nuevas” es “evangelizar” que se usa para indicar que se “traen o anuncian buenas nuevas”. El ángel Gabriel está diciendo: “y he sido enviado a hablarte y evangelizarte.”

7

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

Una vez que el Señor Jesucristo ha nacido, Lucas en 2:10-11 narra lo que el ángel dice a los pastores: “No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo”, ¿cuáles son esas nuevas de gran gozo? ¡¡ que os ha nacido hoy. . . un Salvador, que es CRISTO el Señor. ¡!! Para la expresión “nuevas” de gran gozo, usa ευαγγελιζομαι, que literalmente expresa: "estoy declarando buen mensaje", “estoy evangelizando” y el buen mensaje es: ¡¡ que os ha nacido hoy. . . un Salvador, que es CRISTO el Señor. ¡!! El término evangelio se utiliza para indicar que se anuncian buenas noticias, esa buena noticia es el Señor Jesucristo. Dice en el Diccionario de Palabras del Nuevo y Antiguo Testamento de Vine, que: “Euangelion (εὐαγγέλιον) . . . En el NT denota las buenas nuevas del Reino de Dios y de la salvación a través de Cristo, que debe ser recibida por la fe, sobre la base de su muerte expiatoria, su sepultura, resurrección y ascensión.

8

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

Pablo en su primera carta a la iglesia en Corinto, en el capítulo 15, versículos 1 al 4 explica lo que es el evangelio, dice: Además os declaro, hermanos, el evangelio (εὐαγγέλιον) “las buenas nuevas del Reino de Dios y de la salvación a través de Cristo, que debe ser recibida por la fe, sobre la base de su muerte expiatoria, su sepultura, resurrección y ascensión”. Y ¿qué es lo que el apóstol ha hecho con ese buen mensaje? que os he predicado, ¿cuáles son las buenas noticias que ha predicado y enseñado? (V.3) Que Cristo murió por nuestros pecados, Ese es el buen mensaje, las buenas noticias, el evangelio. (Vs.3, 4) Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado,

9

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras. El A. T. está lleno de “evangelio”, de buenas nuevas; en uno y otro lugar se habla de un Redentor, de un Rey que habría de venir. “He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra”. Jer. 23:5-6 Eso es evangelio, esas son buenas nuevas: “La salvación a través de Cristo, que debe ser recibida por la fe, sobre la base de su muerte expiatoria, su sepultura, resurrección y ascensión”. La pregunta es: ¿Qué razón tiene el apóstol Pablo para afirmar “No me avergüenzo del evangelio? ¿Existían razones para que Pablo se sintiera humillado y avergonzado por causa del evangelio?

10

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

Cristo era esperado por el pueblo de Israel como un Rey que les salvaría del yugo romano, pero . . . ¿Cómo un rey nacería en un insignificante pesebre? ¿Pablo, tú no te avergüenzas de esas buenas nuevas? ¿No conoces la historia Pablo? Déjame recordártela y me dirás si no te avergüenzas. Ese mismo de quien estás hablando, Pablo, fue quien entró a Jerusalén sobre un pollino y la multitud le aclamó diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! está arrestado, guardando ¡Bendito el que viene en el silencio delante del sumo nombre del Señor! Y quien tan solo unos pocos días después sacerdote, declarado reo de muerte, siendo escupido en su rostro, le han dado puñetazos y bofetones y se le han burlado con expresiones como: “profetízanos, Cristo quien es el que te golpeó”. Ese mismo es quien ha sido negado y abandonado ¡¡valientes!! gobernador. ¿Y me dices Pablo que no te avergüenzas? ¿Y que piensas de su silencio ante sus acusadores y de que en su lugar haya sido liberado un ladrón, insurrecto y discípulos. Ha sido atado y por sus al

entregado

11

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

homicida y ese mismo pueblo que días antes gritaba ¡¡ hosanna, hosanna ¡!! Ahora enardecido grite: crucifícale, crucifícale? Eso es una vergüenza. Y mas vergonzoso aún, es que Pilato conociendo su inocencia, le entregara a sus verdugos después de haberle azotado. Pero tú, Pablo afirmas: “No me avergüenzo del evangelio” a pesar de que este: “quien sería puesto sobre el trono de David”, “en quien sería salvo Judá, e Israel habitaría confiado” y “cuyo imperio y paz no tendrían límite” ahora es desnudado y vestido con un viejo manto para después ser cruelmente torturado, coronado espinas y obligado a tomar un ridículo cetro con el que luego le golpean en la cabeza”. Ha sido escarnecido, escupido y sometido al mas cruel y vergonzoso de los suplicios, uno que entrañaba una especial maldición: la cruz. Por si fuera poco, aun en la cruz, además de los soldados romanos quienes le robaron sus vestidos, dos ladrones le insultan y retan para que use su poder para bajar de la cruz,

12

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

los principales sacerdotes, los escribas, los fariseos y los ancianos se burlan con frases como: “Si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en El” Al final, en medio de tanto dolor, humillación y vergüenza, el crucificado implora: “”Dios mío, Dios mío ¿porqué me has desamparado? Pero Pablo dice que quiere ir a la capital del imperio bajo cuyo yugo fue atrozmente crucificado aquel que haría “juicio y justicia en la tierra” y dice Pablo mas que eso, dice: “Porque no me avergüenzo del evangelio” y lo dice a sabiendas de que él mismo –Pablo-, ha sido avergonzado por andar predicando a este Rey. Porque si ha habido alguien que haya trabajado y sufrido mas en el servicio a Cristo ha sido él. El mismo lo confiesa en 2Co.11.23-27 evangelio, dice: ¿Son ministros de Cristo? (Como si estuviera loco hablo.) Yo más; en trabajos más abundante; en azotes sin número; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces. en donde describe a cuantos peligros, humillaciones y vergüenzas ha sido expuesto, justo por el

13

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros por de los de mi nación, peligros por los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez. En la última palabra está la prueba reina, todo el pasaje hace referencia a los muchos sufrimientos de Pablo por el evangelio y lo finaliza diciendo “y en desnudez”. O hace referencia a que por causa del evangelio en alguna ocasión fue “desnudado”, lo cual le traería tremenda vergüenza, o hace referencia a lo que simboliza la desnudez: vergüenza;

14

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

en cualquiera de los dos casos Pablo está afirmando que por causa del evangelio fue avergonzado. Pablo inspirado por el Espíritu Santo, alguna muy poderosa razón ha de tener para expresar: “no me avergüenzo del evangelio”. Hermanos, una cosa es decir “Porque no me avergüenzo del evangelio” y otra diferente “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree”. He ahí la poderosa razón de Pablo, el evangelio es poder de Dios para salvación. Las buenas nuevas de salvación que está anunciando Pablo, y que son anunciadas en todas las Escrituras, no son motivo de vergüenza, sino todo lo contrario, esas buenas noticias son poderosas, muy poderosas, cuyo resultado es uno solo y únicamente uno: salvación a todo aquel que cree. Pablo escribe a los romanos y quiere visitarlos porque no se avergüenza del evangelio y no se avergüenza del evangelio porque es poder de Dios para salvación.

15

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

Pablo no solo ha sufrido por el evangelio, sino que además lo ha hecho gozosamente, mire lo que dice en Hc.22:18 al 24: Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. ¿Porqué a pesar de las vergüenzas y sufrimientos por el evangelio, Pablo está dispuesto a dar su vida para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios? Porque él mismo –Pablo- ya ha sido objeto de esa gracia, sabe lo que es pasar de muerte a vida, sabe que el evangelio es “poder de Dios para salvación a todo aquel que cree”. Pablo mismo, habiendo perseguido a la iglesia, habiendo cohonestado con asesinato, habiendo torturado creyentes, habiendo confiado en un tiempo en la salvación por obras y

16

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

por el cumplimiento de la ley, experimentó en su propia vida el poder del evangelio. Su vida fue absolutamente transformada de manera que pudo afirmar: Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Gal 2:20 Pero hay otra razón, mas poderosa aún, es que sí, Cristo fue avergonzado, fue humillado. El pecado produce vergüenza, Cristo fue avergonzado por el pecado de aquellos por quienes murió en la cruz. Todo el dolor y la vergüenza a que fue sometido nuestro Salvador, desde su nacimiento en condiciones humillantes, hasta la traición de su pueblo y sus discípulos, los agravios de los religiosos, gobernantes, soldados y los ladrones en la cruz. Todas las escupiduras, puñetazos, bofetones, expresiones sarcásticas. Aún su santo silencio en medio de tantas humillaciones, como haber sido desnudado para ser cruelmente crucificado, fue el cumplimiento al pie de la letra

17

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

de todas y cada una de

las profecías que en el A. T. con un solo propósito: ¡¡ llamados, justificados y

anunciaron que era necesario, fueron amados, predestinados,

Salvar a aquellos que desde antes de la fundación del mundo glorificados. En la cruz, tras toda esa vergüenza a que fue sometido, Jesucristo concluyó la obra redentora, pero una vez concluida fue exaltado hasta lo sumo, dice el Espíritu Santo en Filipenses: Sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Fil. 2:7 -11

18

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

Conclusiones: Hermano querido, ¿tu sientes vergüenza del evangelio? ¿Tu sientes vergüenza de mostrarte al mundo como un redimido, como un salvado por Jesucristo? Hermano tu has sido redimido por Jesucristo ¡¡¡ y a que costo ¡!!, al costo de la mas vergonzosa vergüenza que humano alguno pudiera soportar. Así como Pablo se goza en el evangelio y anhela anunciar el evangelio, hermano, te exhorto a que no te avergüences, no te pongas colorado, al contrario, predica a tiempo y fuera de tiempo las buenas nuevas de salvación en Jesucristo. Siendo que tu también has sido objeto de la preciosa gracia de Dios, siendo que tu ya sabes lo que es pasar de muerte a vida, te invito a que como Pablo tomes la decisión de ofrendar, de ser necesario, tu propia vida y a expresar como el: Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

19

Epístola del Apóstol Pablo a los Romanos No te avergüences, es Poder de Dios Ro.1:16-17 190409

Amigo oyente que no te has arrepentido. Hoy has escuchado el evangelio, quizá es la primera vez que lo escuchas, quizá lo has escuchado muchas veces, eres responsable de arrepentirte de tu pecado, de volverte a Jesús, el no te rechazará. El término avergonzar tiene en las Escrituras otro significado: “girar adentro”, esto es, volverse sobre uno mismo y producir así un sentimiento de vergüenza, una vergüenza saludable que involucra un cambio de conducta (1 Co 4.14; 2 Ts 3.14; Tit 2.8), un arrepentimiento, te exhorto a que dejes de ocultarte tras los arboles de las inaceptables excusas. Te exhorto a que te apartes de pecado. Te exhorto a que te avergüences, a que gires en tu forma de vida, a que te vuelvas a Cristo en busca de salvación. El es tu único y suficiente Salvador.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->