La estructura expositiva del trabajo de Malcolm Gladwell Enrique Medina López

Inicio esta nota con la exposición de la estructura de Gladwell y en segundo lugar de un ejemplo que sea ajeno a esta lógica expositiva. Lo primero que se hace notar en la exposición de Gladwell son lo atractivo de los títulos y el juego con los subtítulos; es un invitación a la lectura para el lector o un público que se interese en algunas de las palabras o en el misterios que provocan estas en frases atractivas, son “buenos anzuelos de lectura”; en segundo lugar, es notable la descripción que el autor elabora de la presentación de los problemas, no se trata de una descripción profunda, exhaustiva o académica, sino que se trata de una exposición de hechos por sí mismos problemáticos junto con la del ambiente en que se presenta, piénsese en los arrozales japoneses, las oficinas de los abogados judíos o las cabinas de vuelo de los pilotos coreanos en donde hay un balance de la información problemática junto con la ambiental, es decir, el autor presenta un problema contextualizado; en tercer lugar, se describe el éxito o la solución a una problemática del personaje o personajes en cuestión en donde, a pesar de las dificultades del contexto en que se desarrolla se logra un gran éxito o una solución exitosa; en cuarto lugar se presenta la problemática de cómo explicar el éxito o la solución al problema expuesto, es decir, hay un proceso de explicación en donde además de presentar los factores de trabajo intenso y exhaustivo, una obstinada y obsesiva actitud (que tiene sentido de manera interna), se agrega que la clave es entender la mentalidad que se desarrolla en relación a las condiciones de existencia, es decir, a un ethos o la forma de vivir su cultura que ante un nuevo y desafiante contexto se logra el éxito por las competencias que se tenían antes o que se habían desarrollado en la anterior cultura; finalmente, en quinto lugar, la propuesta busca probarse a sí misma con una reflexión de otros posibles casos que no logran el éxito personal o la solución de la problemática, por ejemplo, por qué no logra el éxito el padre y el hijo sí, o por qué los migrantes judíos si tienen éxito y no los mexicanos o por que los nuevos abogados que sí pelean sobreviven y superan a los antiguos abogados-caballeros que cabildeaban en las reuniones pero que no peleaban. Pienso en un ejemplo que no corresponda a la fórmula de trabajo intenso, desarrollo de las capacidades por el contexto desafiante y la oportunidad del “bono demográfico” y el desarrollo de una cultura o mentalidad aprendida y mi ejemplo es Orson Wells. Nació en 1915, en una familia acomodada, con una madre artista y un padre empresario, tuvo la libertad de crear en literatura, juagar al teatro y con las linternas mágicas (cine); su primer éxito fue en la radio con “Crónicas marcianas” y a los 23 años y a los 26 años con “El ciudadano Kane” con el que ha logrado el calificativo de ser mejor director de la historia del cine. Aquí no hay una cultura del esfuerzo infantil sino del disfrute y del gozo; no hay la premura económica sino que hay comodidad y tranquilidad; no hay un fuerte contacto familiar que le modele o de donde pueda aprender sino una simple referencia; no había precedentes en su trabajo, su éxito corresponde no al genio o a una obstinada actitud sino al desarrollo de procesos creativos; lo que sí hay en común es que su contexto era muy desafiante y exigente si uno se quiere dedicar a eso pero era un contexto que bien se podía evitar y sin embargo se le buscó.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful