You are on page 1of 27

Una Historia Militar de las Fuerzas Armadas Grandeza y Miseria de una Banda de Perdedores (*) A Isabel Bacalao, su Ultima Victima

(**). La F.F.A.A. nacen con la invasión de los sesentas (1899), comandadas por Cipriano Castro, que estaba formada por sesenta hombres que hacían el papel de oficiales y unos mil quinientos soldados, sacados del peonaje de las fincas de café, que se dedicaron en la campaña al pillaje, se alimentaban de los saqueos, abigeato y robos a las haciendas, en su trayecto hacia Caracas; derrotaron y se aliaron con los ejercito regionales: los batió en Barquisimeto y en El Tocuyo, al ejercito Liberal Amarillo, comandado por el General Luciano Mendoza, que tenía el merito de haber destruido al ejército Conservador, heredero indiscutible del Ejercito Patriota, forjador de la Independencia, en la batalla de Carabobo. Este ejercito se consolido con Cipriano Castro, estaba formado por 30 batallones de 400 efectivos cada uno, fusiles Mausser 1898, ametralladora de tiro rápido y batería de artillería de 80 mm Krupp y de montaña de 60 mm (1), tenía en línea aproximadamente 12.000 hombres y 2000 jinetes; el mejoró el rancho y el vestuario de los soldados, ha provisto de armas cortas y espadines a la oficialidad: aumentó el parque de fusiles a 40.000 Mauser, con una copiosa provisión de cápsulas, compró dos baterías completa de artillería de montaña, estableció la Maestranza de armas, mandó a fabricar telas a Manchester (Reino Unido) para los uniformes: diseñó, corto y cosió en el país los uniformes de la oficialidad y de los soldados(2), y purgó al ejército de aquellos elementos que desconfiaba (3)… Anunció Castro su propósito de dotarnos de una flota de guerra eficaz, para la vigilancia del litoral. Se creó el Arsenal de la Marina: compra de cruceros, cañoneros, transporte para el ejército de mar y tierra, y veleras auxiliares, para enfrentarse a los enemigos provenientes del mar, con sus oficiales y marineros (4). La Caminata al Desastre. El cabito apoya a los exiliados liberales colombianos, con el fin de reconstruir a la Gran Colombia, él como presidente, con la ayuda del General Rafael Uribe Uribe, y el presidente de Ecuador Eloy Alfaro: estos se unirían bajo su genio estratégico, con el fin de construir el imperio del liberalismo en América; protegió y financió a los liberales de Uribe Uribe en el Táchira, obligando al presidente de Colombia General José Marroquín del Partido Conservador, a armar a sus tropas y ponerla al frente del general y Doctor Carlos Rangel Garbiras, que ostentaba el liderazgo del Partido Liberal Nacionalista en los Andes; él apoyó a los desterrados venezolanos, a que atacaran en forma limitada

a San Cristóbal, para tomar su parque de fusiles que eran una amenaza para Colombia, que serian utilizados en ayudar a la revolución liberal. Las FF.AA se enfrentó en su primera prueba bélica a los soldados colombianos, comandados por el Doctor Rangel Garbiras, político opositor del Cabito, saqueo Capacho, La Fría y San Antonio, al grito de “Viva Rangel” (1), intentando tomar por asalto a San Cristóbal, siendo rechazado por el General colombiano Rafael Uribe Uribe, asistido por el General Celestino Castro con refuerzos traído de Maracaibo, en marcha forzada, para defender la ciudad, derrotó a los invasores el 29 de Julio de 1901 en San Cristóbal, obligándolos a retirarse a Cúcuta. El gobierno tomó a sus adversarios prisioneros, armas, pertrechos y cornetas. Las bajas de los colombianos, según testigos de la época alcanzaron la cifra de 800 hombres y las del gobierno a 300. Esto convence a Cipriano Castro de intervenir en territorio colombiano, al mando del General José Antonio Dávila, destinada a invadir Colombia por la Guajira, cortando como un cuchillo la Península de la Guajira, llegando hasta Cartagena, cercando a las fuerzas regulares del Ejército colombiano que combatían en el Riohacha a los liberales, en apoyo a las fuerzas sublevadas, que estaban luchando en las riberas del río. La penetración del cuerpo expedicionario venezolano sería aplastada, al atacarlo los conservadores colombianos simultáneamente desde el Sur de Santa Marta y desde el Norte de las cabeceras del Riohacha, otra fuerza se dirigió al Norte, río abajo, acorralándolos cerca de Carazúa, en un ataque en pinzas, ya que en su desesperación les fue imposible escapar vadeando el río, atacándolo por la vanguardia y la retaguardia, masacrándolos en su orilla, el 13 de Enero de 1902 (2), persiguiendo a los sobrevivientes de la expedición de 5000 efectivos. Solo logró salvarse el General José Antonio Dávila y un puñado de oficiales, que abandonaron a la tropa a su suerte, logrando sobrevivir en su huida a la persecución a los indios guajiros y expatriados venezolanos, que los acosarían sin piedad, para robarles sus anillos de oro, cadenas, relojes y fusiles, liquidando “todo intento de posterior invasión”(3) Marroquín no explota la situación por el levantamiento y la presumible invasión americana a Panamá, lo que permitió al Cabito hacer las paces, y salvar la honra. El cabito ha sido comparado con Napoleón Bonaparte, la causa de la derrota además de un mando errático, falta de provisiones y el paludismo, fue la falta absoluta de logística, que permitirá el abastecimiento de la expedición, olvidándose que “todo ejército combate sobre su estómago”: adentrándose en un peladero de chivo, incapaz un terreno semidesértico de alimentarlo, Napoleón como consumado estratega hubiera previsto la logística para tal operación, escogiendo un terreno idóneo. Cipriano Castro no pasará de ser un

vulgar imitador del Gran Corzo, con la desventaja que tendrá su Waterloo colombiano, desistiendo posteriormente de cualquier intento guerrerista (4). Esta derrota dejó al Ejército Nacional sin las reserva estratégica necesaria para hacerle frente a la Revolución Libertadora, encabezada por el General Antonio Matos, lo que lo obligó a atrincherarse en la Victoria, esperó los refuerzos reclutados apresuradamente por Juan Vicente Gómez en Caracas y en los Andes, por los Generales: Leopoldo Baptista, Pedro María Cárdenas y Pedro Linares, ya que la expedición del General José Antonio Dávila destruyó el 40% de los efectivos del ejército. Esta situación ha sido en forma reiterativa ignorada por los historiadores que no son militares, y mucho menos poseen una intuición estratégica, de ahí que si hubieran avanzado los efectivos de la Revolución Libertadora por los Valles del Tuy que era su plan inicial, los habrían aplastado sin oposición alguna, liquidando sus fuerzas en Caracas, al tomarla por asalto, retirándose Cipriano Castro con sus efectivos a Ocumare del Tuy, embarcándose a Maracaibo, emprendiendo la reconquista, al avanzar en forma de tenaza, destruyendo a los Liberales Amarillo posteriormente, con la posibilidad de reagruparse en los Andes, mientras sus fuerzas heterogéneas sin cohesión alguna, se hubieran dispersado en una guerra de desgaste. El General Luciano Mendoza consiente de la delicada situación de Cipriano Castro, era partidario de una batalla decisiva que destruyera a los Nacionalistas Restauradores para siempre, sin prever que sus fuerzas no poseían la logística ni la capacidad combativa necesaria para tal fin, de ahí el descalabro. No poseía la artillería, fuerzas motorizadas, y suministros para romper la línea defensiva de Cipriano Castro, obligándolos a retirarse ordenadamente a sus regiones, en vez de reagruparse y atacar en otra dirección (5).
* El concepto de Banda Armada se diferencia de Ejercito Nacional y Ejército Multinacional, ya que el Ejército Nacional, es un cuerpo armado de la nación, con los hombres de su país, que se ejercitan para la guerra, defendiendo el territorio y los intereses nacionales tanto económico como políticos de las ambiciones extranjeras o de grupo de presión interna, utilizando para ello la “política por otros medios” en base al Derecho de Guerra Internacional; El Ejército Multinacional es la organización de varios ejércitos nacionales encuadrado dentro de un mando único que busca restablecer el equilibrio ante una coyuntura regional o en alianzas. El concepto de Banda Armada, es aquel grupo armado que somete, depreda y canibaliza los recursos del territorio para beneficio propio y de extraños, en contra de la comunidad cirdundante, utilizando medios mafiosos o delictivos, que le permitan lucrarse en contra de los intereses de su propio del Estado y de sus ciudadanos, violando las convenciones internacionales, poniéndose al margen del Derecho Internacional. Un ejemplo de ello fueron las Fuerzas de Defensa de Zaire dirigidas por Sese Seko Mobuto, que servían de defensora a los intereses de la claque política y de las compañías mineras transnacionales en contra de su propio pueblo, sometiendo a los diferentes grupos étnicos a su ambición, excluyendo de manera violenta o legal a la mayoría de la población, es la rapiña del grupo dominante, apoyando los países limítrofes el alzamiento de Laurent Kabila en contra de Mobuto, que daría al traste

con el régimen. Otro ejemplo son las Fuerzas de Defensa de Panamá, que servían de soporte a la corrupción de la élite política en contra del pueblo panameño, justificando su preponderancia en el populismo o la defensa cosmética de algún baluarte nacional, ocultando el poder que detentaban, y la exclusión social a que sometían al resto de la población, interviniendo la U.S Army en Panamá, dado la corrupción del régimen podía afectar el uso del canal, desmantelando a la banda panameña. El “Ejército de Liberación Nacional de Liberia” de Charles Taylor, que saqueó a sus propios ciudadanos, recursos y desestabilizó a los países vecinos del África Ecuatorial, al acabárseles las riquezas propias, empobreciendo no solo a los liberianos, sino también a los de Sierra Leona, Costa de Marfil, Guinea y Gabón, exportando “la revolución africana”, que facilitaría el tráfico de diamantes, piedras preciosas, y armas; recurriendo a la Comunidad Africana a intervenir militarmente en Liberia, desalojándolo del poder por la fuerza. Las características organizativa de una Banda Armada son: baja cohesión ante enemigos organizados, desintegrándose en los combate; carencia de mandos endurecidos ante fuego real; baja capacidad táctica e incapacidad estratégica para realizar operaciones concreta, que no sea la represión de civiles desarmados; uso de sus armas como herramientas de poder más que de defensa territorial; el desprecio mutuo entre los distintos componentes de la banda armada, que dificultad cualquier acción de combate, por mínima que sea; falta de respeto hacia los oficiales distinguidos, por envidia y ambición; respuestas impredecibles ante enemigos internos o externos; irrespeto tanto a la población civil nativa como extranjera; perdida gradual del sentido de la realidad, al no poder diferenciar situaciones de protestas, tensión o de guerra, produciendo una conciencia enloquecida de la realidad; utilización del asesinato masivo como elemento disuasorio ante la población civil; irresponsabilidad por sus acciones, sin medir las consecuencias, ya que son viscerales e instintivas; el saqueo de los bienes particulares y el asesinato como respuesta a situaciones de crisis; falta de un sentido de mística militar. En cambio son partidario de un pragmatismo de poder que les permita lucrarse en lo personal y mantener posiciones de autoridad, obtener gratificaciones sexuales,…; carencia de una disciplina combativa; etc. Esa es la razón que me dirigiré a los que se dicen integrantes de las Fuerzas Armadas como Banda Armada, que es el concepto más apropiado, ya que al utilizar ese término ofende a los miembros de las Fuerzas Armadas y Ejército de otros países, que son personas decentes y honestas.

Acorazados en el Caribe. Su segunda prueba, fue el bloqueo a las costas venezolanas de los acorazados de la clase Predrenaugth, apoderándose sin disparar un tiro de la escuadra anclada en La Guaira, que utilizarían como trofeos y blancos de tiro, sus barcos según Castro en alocución al Congreso eran nuevos, sus tripulante en vez de hacerle frente a los invasores con una formación o hundir sus barcos, prefirieron lanzarse al agua, hubo casos en que estos se entregaron mansamente a cambio de helado y te. Los reportes del Almirantazgo de la Marina Imperial Alemana, dados por el Teniente de Navío Eckerman los califica: “de una partida de cobardes, sin ánimo de combatir, ni de huir” (1), los que los motivó a formar improvisadamente entre los marineros del Panther, una compañía de asalto que toma las instalaciones del puerto sin disparar un solo tiro. El ataque por sorpresa a lo Nelson de la Marina Imperial Alemana tomo por sorpresa a la escuadra venezolana, que no colocó vigías ni protegió la entrada a la bahía, destruyó de un solo golpe la escuadra venezolana, neutralizando todo esfuerzo posterior de ataque a la Flota Combinada.

El destructor Panther se enfrentó y abordó a la goletas, torpederas y cañoneras: 23 de Mayo, El Totumo, El General Crespo, Zamora, El Zumbador y El Margarita, en el Puerto de La Guaira, convirtiéndose en botín de guerra. El grupo de asalto formado apresuradamente, ante el eminente éxito en la captura de los buques, asaltó sin resistencia La Guaira, para rescatar a los Cónsules y tomar por asalto el puerto, el 9 de Diciembre de 1902, uniéndose el Crucero Inglés HMS Caribdis, mientras el resto de la flota combinada esperaba en mar abierto. El 13 de Diciembre atacan la amurallada de Puerto Cabello, bajo el mando de los comodoros Montgomery del Crucero HMS Caribdis, que protege la bahía de un contraataque y el alemán Vineta bajo el mando del capitán de navío Sheeder, quienes abren fuego después de un ultimátum, sorprendiendo al jefe del Castillo, Carlos Silverio, que amolaba en el patio las espuelas de un gallo, llevándose como botín de guerra las campanas y los cañones de bronce del fuerte. El 22 de Diciembre de 1902, el vicealmirante inglés Archibald Lucas Douglas, bajó a la Guaira, e hizo publicar en el diario El Heraldo de La Guaira, lo siguiente: “Por la presente se notifica que un bloqueo ha sido declarado para los puertos de La Guaira, Carenero, Guanta, Cumaná, Carúpano, y las bocas del Orinoco, y será efectivo desde el 20 de Diciembre…” (2). Ellos se apoderaron de los puertos y aduanas, que permanecieron en poder de los Ingleses hasta 1938, al serle comprada a la Gran Bretaña por Eleazar López Contreras al cancelar la deuda pendiente en 1938. Solo el 17 de Enero del 1903 en la Fortaleza de San Carlos, el General Jorge Bello se decide a resistir el ataque del destructor alemán, obligando la combinación de fuego del Crucero Vineta, que mantendrían un duelo de artillería de ocho horas de duración con los artilleros del Cuartel San Carlos, antes de retirarse, ya que hubo una reacción militar, y la consiguiente protesta americana ante el ventajismo de las potencias aliadas. El Presidente no toma el sendero de las armas tras el triste papel de La Guaira y Puerto Cabello, y la experiencia amarga de Colombia, prefiere producir dividendos a corto plazo. Ordena el acuartelamiento y el reconocimiento de los invasores con caballería ligera, encendiendo la llama del patriotismo de un país ofendido, mediante elocuentes alocuciones que provoca un entusiasmo general, que se puede sintetizar en la frase: ¨ La planta insolente del extranjero ha profanado el sagrado suelo de la patria¨. Expide un decreto de amnistía e inicia una campaña publicitaria contra las potencias bloqueadoras, a través de articulistas tarifados en Madrid, Bruselas, Paris y Nueva York, obteniendo algunos triunfos políticos mas no militares, lo que les permite a los caudillos Liberales Amarillo obtener un respiro, y reagruparse en sus regiones. La causa de la agresión fue la falta del pago de la deuda externa venezolana, aunque se especula de una posible maniobra de los

alemanes, para medir la reacción de los norteamericanos en una acción combinada de los Imperios Europeos en Sudamérica. Se ha pasado por alto los desacuerdos de la Cancillería Imperial y el Foreing Office, por el apoyo alemán a la guerra de independencia de los Boers en Sur África, siendo una acción conciliadora, y a los desacuerdos en Marruecos, dándose cuenta los británicos que ello conllevaba a la ruptura de la alianza anglo-americana, aceptando el dialogo de Teodoro Rooselvelt, para no encontrarse desamparados ante una posible guerra continental. El pobre papel desempeñado por el Ejército Nacional se debió al carecer de un espíritu de combate, que las motivará a luchar contra un enemigo superior tecnológicamente; falta de oficiales instruidos, que improvisen soluciones a los problemas de campo; carencia total de iniciativa; falta de artillería naval moderna, y el deseo de no arriesgarse a confrontarlos, ante una eventual derrota. El caso más patético es de la Armada, que un solo destructor, abordó y desarmó a los seis barcos de guerra como si fueran niños con caramelos, mientras el resto de la flota anglogermana permanecía a la distancia disfrutando el espectáculo con los catalejos, esta será una grave advertencia que se sucederá en posteriores ocasiones. Es una carencia alarmante de falta de preparación para actuar en formación, agresividad de mando e instrucción militar, así no es extraño que el propio Cipriano Castro se excusara con vergüenza al decir que: -“(eran) tres vapores indefensos de nuestra Armada, que habían entrado al dique para recibir reparaciones mayores” (3). -La derrota siempre tiene excusas. No por ello dejo de tomar medidas efectivas que tendrán una gran trascendencia en el conjunto, aunque no las capacitó para defender el territorio nacional. La creación de la Academia Militar en los ramos: infantería, caballería, artillería, ingeniería militar y Estado Mayor, que se constituirá, decretando su fundación el 4 de Julio de 1903, y se inaugurará oficialmente el 5 de Julio de 1910 (4); y les indicó a los jefes de los puertos y de las base navales que debían atacar a los buques enemigos antes de llegar a la rada, dotó a los puertos de guarniciones y compró artillería naval para defender las instalaciones portuarias, para que no pudieran acercarse las naves contrarias(5), y diseñó el dispositivo de despliegue de los batallones de infantería, que se mantendrá en vigencia hasta nuestros días. La Siesta Gomecista. Juan Vicente Gómez comprende las limitaciones del Ejército, y no vacila en aliarse con la potencias que amenazaron a Cipriano Castro, para obtener el beneplácito de su instalación en el poder, que le impedirán a Castro organizar su regreso a Caracas, después de sus operaciones en los riñones, manda a llamar al Coronel Samuel Mc Gil, que será el director de la Academia Militar, tecnificando y consolidando

a las Fuerzas Armadas, solo en aquel tiempo tuvieron que hacerle frente a pequeñas escaramuzas o invasiones, que no contaron con la tropa en cantidades que pudieran enfrentarse a los Chácharos y al ejército, la Invasión del Falke, de Curazao, Horacio Ducharne y Arévalo Cedeño no fueron más que alfilerazos, algunos extremadamente dolorosos como en los llanos por Arévalo Cedeño, otros más pintorescos como: los de Simón Urbina y Gustavo Machado, en todo caso la ineptitud de los mandos medios, incapacidad en el traslado de la tropa y la idolización del dispositivo de Cipriano Castro que facilitaría algunos desastres, que en un ejército de mayor preparación no hubieran pasado de meras escaramuzas, de ahí la negativa de Juan Vicente Gómez de colaborar con los aliados en la Primera Guerra Mundial y dilatar los reclamos colombianos en la fronteras con maniobras de Circo. A pasado a la historia la importancia geoestratégica de la sagrada dirigida por Eloy Tarazona y los Chácharos comandados por Felix Galavis, que tenía que hacer frente a las revueltas campesinas y a los motines urbanos, derrotando y deteniendo aquellos revoltosos que amenazaban al gomecismo, ya que ambos se vigilaban mutuamente, utilizando una basta red de espía tanto a nivel de prefectura como a nivel central, coordinada desde Maracay, trasmitiendo las órdenes por telégrafo en clave cifrada, leyendo el Benemérito los informes de sus prefectos, dictada las órdenes a sus secretarios, existiendo una sincronización tanto de la burocracia civil, que se le encargaba la tarea de aliviar los problemas sociales a través de subsidios, obras de infraestructura, saneamiento sanitario, etc. El fin de la inteligencia era disuadir, vigilar, sobornar, apresar y ejecutar en última instancia ejecutaban a los disidentes, guindándolos públicamente por los testículos. La forma de vigilar a los pueblos era a través de los pordioseros, los maestros que le preguntaban a sus alumnos, que se hablaba en sus casas; los cónsules en el extranjero que contrataban a extranjeros o venezolanos exiliados para espiar a los emigrados, en alianza con las compañías transnacionales; pulperos que sondeaban al público; comerciantes que informaban sobre diversos pueblos a la Sagrada. El castigo podía variar, según la persona. Algunos eran ejecutados en forma inmediata, y desaparecían misteriosamente, los más populares eran traslados a las cárceles tanto del Cuartel Libertador de Maracaibo, al Rotunda y al castillo de san Felipe, los más peligrosos iban a trabajar a las carreteras a morir de paludismo. Gómez inspiró tal terror que pudo morir tranquilamente en su cama, solo se supo su deceso tres días después de su muerte, sin duda la actuación hábil de López Contreras, permitió consolidarlo en el poder, pero sobre sus métodos de gobierno bajo el amparo de los Chácharos y del Ejército Nacional, logró la hazaña de establecer una

red de obligaciones recíprocas sobre todo el territorio que establecieron una lealtad mecánica sobre el Benemérito, apoyada en una extensa red de telégrafos, carreteras, y un ejército moderno que servía de disuasivo ante cualquier levantamiento, de todas manera existía formas de intimidación como colgar a los opositores por los testículos o ejecutarlos colgándolo de la mandíbula con un gancho de carnicería, dejaron a los venezolanos aterrorizados frente al “Ejército”, heredero indiscutible de los métodos del benemérito, de ahí el temor de las personas hacia la Banda Armada. En 1909 comienza la producción nacional de la quilla de los guardacostas de vapor “29 de Enero”, “Cristóbal Colón y Ciudad Caracas, adquiriendo en 1912, se adquirió el crucero ligero Mariscal Sucre, entre 1920 y 1935 se incorpora los cruceros “General Salom” , cañonero Maracay , Miranda y Aragua, remolcadores “Brión”, José Félix Rivas y el Bergantín “Antonio Díaz”(1). El Hombre que se volvió Loco. Eleazar López Contreras destruye con falsas maniobras políticas a las Fuerzas Armadas, al politizarla y corromperla para controlarlas, al mismo tiempo que reprime los brotes sindicales y del gomecismo con ferocidad macabra, contratando sicarios de su propia familia para que asesine a los elementos que se le opongan; a la larga divide al país sin ningún sentido, facilitando la presión colombiana, que no dejará pasar la oportunidad, a pesar de la superioridad de las Fuerzas Armadas, estas ceden ante las amenazas colombianas, que aplicarán lo aprendido de la Guerra Colombo Peruana de 1931-1934, que reclamarán caro las ofensas de Gómez, tomándole varios puestos militares, sin disparar un tiro, huyendo los efectivos de la Guardia Nacional y del Ejército, al verlo despavorido al verle acercarse, amenazando a López con avanzar en profundidad, obligándolo a firmar el Tratado de 1941, con el cual Venezuela perdía 153.500 Km2 de territorio. No contento con ello, provoca sin necesidad la neutralidad parcializada de Venezuela en la Segunda Guerra Mundial en contra del Eje, a favor de los aliados, arrestando a los marineros, súbditos de las potencias del Eje y confisca las propiedades de sus ciudadanos, repartiéndosela entre ellos, para satisfacer al Departamento de Estado, quedándose en algunos casos con ella. Esto sería respondido por los alemanes quienes se vengarían ante los ultrajes: hundiendo los barcos de la marina mercante de Venezuela, muriendo en los ataques de las “manadas de lobo” aproximadamente 650 marineros, y organizaron una vasta red de espionaje y sabotaje que pasará a la historia como la RED Bolívar, lo que no tardaría en obligar a intervenir a la U.S. Navy, SSO y el FBI, al combatir a los agentes germanófilos, para sostener la logística de la guerra, tan necesitada de petróleo, ocupando posiciones claves para la

guerra antisubmarina en contra de Alemania. Sometió a Venezuela a los deseos de los aliados, en nombre de la democracia y la lucha contra el fascismo, que se escondió bajo el bolivarianismo y panamericanismo, en boga en aquel tiempo. El Capitán que perdió la Guerra. Ante la amenaza de los U-Both, The Departament State decide dotar a la Marina de Guerra de lanchan Bucaneros, Cañoneras y aviones de reconocimiento aéreo, ante el fracaso de contener la arremetida de los submarinos de la Kriegmarine. Estos petroleros eran hundido ante de ser escoltado por la Séptima Flota de Barlovento, que salía de las Isla de las Aves y seguía por el Estrecho de San Juan hasta llegar a los puertos de Texas. The U.S. Navy, se vio obligada a colocar bases aeronavales en Puerto Cabello, Margarita, Isla de San Rafael, Isla de Patos y Los Roques, bajo supervisión del Teniente General Phillip Swarkoff, que se encargó hacerle frente a la Red Bolívar, de agentes, espías y saboteadores alemanes y germanos-venezolanos, dirigidos por Lisa Ellner y Hans Weisman, que informaba sobre el tráfico marítimo y saboteaban las instalaciones petroleras, logrando mandar a pique a 34 barcos salidos de puerto venezolanos. La intervención americana se debió a la ineptitud de la Marina de Guerra, que un episodio tragicómico de un submarino alemán los esperaba frente a La Guaira, el 3 de Diciembre de 1942, hundiendo los petroleros que eran escoltados por el Capitán de Navío Wolfang Larrazabal, que debes de enfrentarlo, con las PT al emerger el submarino para cañonear los mercante después de torpedearlos, y hacerle frente, salió corriendo como un conejo, perdiendo la paciencia el agregado naval y el embajador americano, quienes disgustados por la pobre actuación, se fueron a conversar con el borrachín de Miraflores, obligándolo a aceptar las bases americanas en Venezuela. Los alemanes detenidos fueron detenidos y confinados sin juicio por tiempo indefinido en el Distrito Junín del Estado Táchira, las actividades del grupo se limitaron a preparar explosivos en contra de los barcos mercantes aliados, medidas propuestas por la sucursal Abwech de Hamburgo, medida que no se realizaron por “las medidas de precaución…qué sería inútil intentar actos de sabotaje”. Kart Rogggerman recluta un número de agentes de la comunidad germanovenezolana, que eran perseguidos para ser recluidos en el campo de concentración en campo para espiar el tráfico mercante en Guanta, La Guaira, Puerto Cabello y Maracaibo. Roggerman sacó “planos en perspectivas y vistas fotográficas de los puntos clave para el sabotaje, especialmente de los puertos marítimos”, Roggerman tenía la cubierta de Gerente del Banco Alemán Antioqueño de Caracas, viajó a Bogotá a sostener una entrevista con el Doctor George Blass, el materman para

recibir instrucciones, darle tinta invisible y una clave especial para su AFU(1). Unos de los principales personajes en detener y perseguir a los agentes alemanes, y en hacer amistad con los americanos, sería el temible Pedro Estrada, Jefe de la Policía de Caracas, quien era el encargado en coordinar las actividades de las policías municipales con El Servicio Secreto de los Estados Unidos y Gran Bretaña (OSS y M.I.5) bajo supervisión de Arturo Uslar Pietri, que era ficha del M.I.5 en Caracas, en coordinación con el F.B.I. y el OSS, que le sería de mucha utilidad al formar la temible Seguridad Nacional. El Buldózer Armado. Entre 1949 y 1957, las Fuerzas Armadas se crearon en el Ejército la Comandancia, la Escuela Superior, las Escuelas de Armas (Infantería, Blindados, Caballería e Ingeniería), la Escuela de Servicio Técnicos y la Escuela Básica: esta última la instrucción de los cadetes de todas las fuerzas durante los dos primeros años de su formación profesional. Se hizo una reorganización de los batallones de infantería y se crearon nuevas unidades (1). Los viejos cuarteles, dentro de las ciudades y con capacidad solo para 100 a 200 soldados, fueron reemplazados por los grandes complejos llamados fuertes (Tiuna, Mara, Guaicaipuro, Paramaconi, etc). Igualmente las Fuerzas Navales y Aéreas fueron dotadas de las unidades más modernas, dentro de los planes de defensa. En este mismo lapso fueron construidos el Hospital Central y el Círculo Militar de Caracas y de las otras ciudades. La Guardia Nacional fue elevada a la condición de fuerza y dotada del material necesario para su operación, así como la instalación para su alojamiento y adiestramiento, a partir de 1946 las Fuerzas Armadas son asesoradas por una Misión Militar Americana (2) Dado el triste papel de la Fuerzas Armadas en la Segunda Guerra Mundial. El General Marcos Pérez Jiménez toma la decisión de comprar armamento francés y británico, busca asesoría británica, e instala una pequeña fábrica de armamento local, y reestructura a las Fuerzas Armadas, logrando un mayor nivel de operatividad, sacando el valor necesario para amenazar al gobierno del General Rojas Pinilla, al colocar la fragata colombiana Iván Padilla en la Isla de los Monjes, el 1 de Marzo de 1952, la cual ancló en Los Monjes del Norte e hizo disparos de artillería naval contra los pesqueros venezolanos. Ordenando Marcos Pérez Jiménez a la flota a zarpar, y a los bombarderos Camberras sobrevolar la Isla, el 22 de Noviembre de 1952 se procedió a ocupar militarmente la isla, los colombianos antes su conflicto interno, con la naciente guerrilla rural, se retiraron con el rabo entre las piernas (3).

El Jefe Decide ***. El “Capitán de Navío” Carlos Alberto Taylhardat se le encomendó la misión de coordinar una serie de viajes clandestino a la Sierra Maestra, Cuba desde Caracas, a fines de 1958, con el fin de abastecer la Revolución Cubana de armas; asumió el encargo con el mismo entusiasmo con que había participado en el derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, dirigida por un sector de la oficialidad de la Banda Armada. La misión era el punto culminante, de una las operaciones militares de abastecimiento, que se iniciaron con el “Vicealmirante” Wolfgang Larrazábal, presidente provisional de Venezuela, que diera luz verde, para que los principales dirigentes cubanos decidieran, en el Hotel Tamanaco de Caracas, el futuro político de la isla: Camilo Cienfuego, Fidel Castro, Hubert Matos y Ernesto Guevara; sus delegados eligieron a Manuel Urrutia, como presidente de Cuba, una vez que fuese derrocado el gobierno de Fulgencio Batista. La capital venezolana era una de las tres ciudades, donde el Movimiento 26 de Julio obtenía recursos para financiar a los barbudos de la Sierra Maestra. Las otras ciudades donde obtenía dinero eran: Ciudad de México y Miami. Se realizaron cinco puentes aéreos, donde viajaron varios expatriados cubanos para incorporarse a la lucha guerrillera, el traslado de los heridos de los diversos frentes guerrilleros, recibieron tratamiento médico en clínicas privadas de Caracas, por cuenta del gobierno venezolano; alimento enlatado, el envío de 11 cajas contentivas de 150 fusiles “Garand M-1”, con porta fusiles y tres cargadores cada uno; tres cajas con 20 fusiles asalto Browning calibre 30, con tres cargadores; 5 cajas con 10 ametralladora con soporte, 35 cajas con 99.950 balas calibre 30, y una caja con granadas fragmentaria. Que sería transportado en un avión C-46 bimotor, que se había adquirido por $ 10.000 a un amigo de Taylhardat, que lo había comprado con fines de carga (1, la operación de abastecimiento no derrotaría a las Fuerzas Armadas de Cuba, pero significaba el apoyo moral del gobierno de Miraflores a los insurrectos, que significaba un duro golpe psicológico a las fuerzas de Batista, dado el embargo de armas del Departamento de Estado de U.S.A. Las armas se trasladaron desde los depósitos del ejército en Caracas, en cuatro camiones militares cubierto por - “una gruesa lona, para ocultar lo que había adentro”, se coordinó la operación a través de una red de radioaficionados voluntarios entre Venezuela y Cuba. Taylhardat recordaría posteriormente: “sobrevolamos la zona donde debíamos aterrizar, en medio de la noche oscura, y de repente vimos un rectángulo iluminado con fogatas hechas con bidones de aceite llenos de kerosén, para iluminar el área de aterrizaje. El avión Curtis C-4, bautizado como “El Libertador”, se detuviera en una pista improvisada, se lanzaba la rampa donde comenzaba a bajarse a toda marcha las provisiones y las municiones. Luego subían a los heridos, y se tardaban 20 minutos en el desembarco, que era el tiempo que se estimaba en

que la aviación de Batista reaccionaría, despejando inmediatamente, poniendo rumbo a las costas de Venezuela (2). El armamento era de fabricación norteamericana, que formaba parte del envío del gobierno norteamericano, al gobierno venezolano, mediante un contrato de “Préstamo y Arriendo”. Taylhardat dijo – “El gobierno americano nunca supo que las armas que había dado en préstamo y arriendo a Venezuela, iban a parar a mano de Fidel Castro”. La justificación de tal proceder la confirma Enrique Tejera Paris, que era asesor de Miraflores: “Era una misión extremadamente importante. Era de vida o muerte la lucha contra las dictaduras, incluida la de Batista… Había una amenaza de las dictaduras como las de Trujillo y Batista contra la recién inaugurada democracia venezolana”Venezuela fue el único Estado de América Latina que promovió y financió abiertamente al movimiento antibatistero como política exterior en el Caribe. La colaboración del gobierno de Larrazabal, con el Movimiento 26 de Julio, precipitaría a Trujillo a intervenir en Venezuela, al detectar el armamento utilizado por Castro contra el régimen Trujillista en República Dominicana, donde participaron varios expedicionarios venezolanos, tras una confidencia de Carlos Sifontes, que hablará sobre la intervención del gobierno venezolano en los asuntos Dominicanos y Cubanos, cosa que el Jefe jamás aceptaría, ya que amenazaba abiertamente la estabilidad de su régimen. El entusiasmo inicial por la lucha castrista, fue compartido por el gobierno de Rómulo Betancourt, que continuó el suministro bélico de Venezuela a Cuba, después de la entrada de Fidel a la Habana, - que “se vino abajo luego de los fusilamientos en masa por los Tribunales Populares de la Habana”, en 1959. Taylhardat se lamenta: “Sin quererlo, ayudamos a crear un monstruo” (5), que posteriormente invadiría las costas venezolanas. Leonidas Trujillo decide intervenir en Venezuela usando a los grupos perezjimenistas, planifica a través de Johnny Abbes el jefe del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), financia y entrena a los complotado en el magnicidio, que se realizó en los Próceres, ante los desplantes y amenazas de Rómulo Betancourt, volando su carro presidencial, salvándose milagrosamente, muriendo dos escolta y el jefe de la Casa Militar, no contento con los resultados, Trujillo ordena a su servicio de inteligencia el SIM que se haga cargo personalmente de Betancourt, en un próximo atentado, dada la ineptitud de los complotados criollos, cosa que fracasa, al ser asesinado por el General Maza en la Ciudad de Trujillo, bajo asesoría y ayuda de la CIA , que no podía permitirse que Trujillo derrocara a las nacientes democracias del continente, tanto en Venezuela, Costa Rica como en Colombia. El General Pedro Sanoja Aguilar, su hijo Pedro era amigo intimo del Generalisimo Trujillo, logrando conseguir el entrenamiento del SIM, dada por las provocaciones de Betancourt y Castro al financiar y armar a los disidentes, haciendo una del demostración del atentado en una

hacienda de Trujillo en las a fuera de Ciudad Trujillo, la operación fue coordinada por Cabrera Sifonte en Caracas, ingeniero químico de profesión, perseguido por el SIFA por sus lazos con el perezjimenismo, el magnicidio se produciría al paso de la caravana presidencial, el 24 de Junio de 1960, al quitarse el sombrero Cabrera Sifonte al pasar la caravana presidencial se detona la bomba por onda microonda, que estaba colocado en un auto en la Avenida Los Próceres, en el atentado murió el jefe de la Casa Militar, y que sería ascendido a General de Brigada post morten,: Ramón Armas Pérez, también murió el chofer y el Ministro de Defensa salió herido: Josué López Henríquez, conocido como el As de copa por su afición a la bebida; el error de los complotados estuvo en que le quitaron explosivo a la carga detonante. A Cabrera Sifonte lo agarraron de campesino en un burro, en Barquisimeto, intentó evadirse en la cárcel, y posteriormente huyó a Perú, donde lo agarraron y lo deportaron a Venezuela, donde morirían los 27 implicados de cáncer, posiblemente inoculado en la sangre (6). Ya que iría contra la política hemisférica de la nueva administración de John Fidgerald Kennedy, de fortalecer la democracia en América Latina, cosa que el nacionalista régimen Trujillista despreciaba, y tras las sanciones económica impuesta por la Organización de Estado Americano (O.E.A), que lo fue aislando diplomáticamente del Continente, facilitó la conjura del General Maza, que asesinaría al Chivo, en una calle solitaria de Santo Domingo camino a su casa verde. La doctrina Betancurista de cortar relaciones diplomáticas con la dictadura del continente, no era más que un reflejo de la política del Departamento de Estado de aislar a los regímenes que eran una amenaza para el hemisferio, que se encontraban en pugna con Washintong. Las Invasiones de Fidel. En Venezuela existía una guerra de guerrilla, sostenida por la inteligencia cubana, que se enfrentaba al poder de los Adecos, estos agarran el camino de la montaña, pasado los años la guerrilla fracasa en sostener la logística interna, dependiendo excesivamente de los envío de Cuba, ya que los encargado de ellos en Caracas y en el interior: Teodoro Petkoff y Guillermo García Ponce desviaban el dinero a su bolsillo, cuando iban hacer juzgado por el buro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional se entregaron a la DIGEPOL, esto forzó a la Casas de las América de la Habana a montar expediciones con buques mercantes armados, escoltada por lanchas misilisticas del tipo Osa I, a las costas venezolanas, que alimentarán a la guerrilla, cosa que la sostuvo, se dieron aproximadamente unos 45 expediciones de milicianos cubanos, entrenados para la guerra de guerrilla, mas los bisoños guerrilleros venezolanos que desembarcaban en las playas, y agarraban el camino al monte.

La Agencia de Inteligencia de Defensa, reacciona mandando entrenar a los oficiales venezolanos en la Academia de las América, en Panamá, creando los batallones de cazadores, traen “expertos” cubanos a dirigir y a entrenar al SIFA y a la DIGEPOL , eliminando las Unidades Tácticas de Combate (UTC) en las ciudades, cosa que no fue muy difícil, destacándose Orlando Bosh y Posada Carriles, no por ello Fidel se desanimó, a pesar de las burlas de Ernesto Che Guevara, montando al frente a Antonio de la Guardia, que tras escarmentar a la altura de las Islas las Aves a un destructor venezolano, contó con la puerta abierta a las playas venezolanas, el destructor al ver el fuego naval del barco cubano, no huyó voló entres las olas, cosa que obligó al Pentágono a traer a oficiales experto en contrainsurgencia como “asesores” a nivel de batallón, empieza a vender aviones del tipo COIN (Bronco y Dragon Fly), y a entrenar a los pilotos, colocan en los puestos de mando a los oficiales que consideran fieles a la causa anticomunista e ideologizan a las Fuerzas Armadas en el credo Anticomunista, el resultado final, será que en Machurucuto escaparán los destructores en vía contraria a la ruta del mercante. Pero transcurrido los años se percata la CIA de su incapacidad de contener la amenaza comunista dado lo inepto de la oficialidad media y lo venal de la alta oficialidad. La invasión de Machurucuto es un ejemplo de ello, a pesar de saber la hora y el lugar del desembarco exacto y situar a batallones de cazadores, esto lograron desembarcar, escapando un grupo a la montaña, estos asesinaron a los prisioneros aproximadamente unos 10, quienes fusilaron y dejaron vivo a dos, por orden del General del SIFA Márquez Añez, quienes lo utilizaron como propaganda, posteriormente acordaron con Fidel Castro, el cese de su ayuda a la guerrilla venezolana a cambio de restablecer relaciones diplomáticas, y darle parcelas de poder a los guerrilleros que se pacifiquen, estos con esas cuotas de poder en el Congreso, Universidades, Instituciones Culturales, Sindicatos, etc. Construirían la red de poder que le permitiría a Fidel cobrar por la ayuda prestada pasado los años, con petróleo barato. El Pago de los Traidores. El alzamiento de Rapunumide se hace con el apoyo del alcalde de la localidad y la Marina venezolana, se presta ayudarle, la DISIP envía algunos efectivos a organizar el levantamiento en contra Georgetown, quien acaba proclamar su independencia, inmediatamente la Cancillería le informa al Departament de State de la situación, que no sale de su perplejidad, y a Agencia de Seguridad Nacional, le envía un mensaje al Estado Mayor venezolano a través del Agente Especial de la CIA Phillip Attle, que si Venezuela llega hacer efectiva sus amenazas pagará las consecuencias, que son: el retiro de la ayuda americana antisubversiva y una posible intervención de la Royal Navy, a su vez no vacila en informarle al Departamento de Estado quien a su vez le

informa< al Dowing Street, quien a su vez le informa a Presidente electo de la República Cooperativa de Guyana James Burham, quien al saber de la revuelta no vacila en sofocarla a sangre y fuego: colgando de los árboles a los efectivos de la DISIP y a los alzados en el pueblo de Rapunumide. Tres años posteriormente ante los hechos consumado el Canciller Aristide Calvani acuerda con su par de Guyana el protocolo de Puerto España al congelar el diferendo, de por sí frío, que no es otra cosa que reconocer la voluntad de los guyaneses ante lo que consideran su territorio, conformándonos con patrullar nuestras aguas territoriales y colocar bases militares en la frontera con la Guayana Esequiba , reconociendo de facto la soberanía guyanesa sobre el “territorio en reclamación”, firmando en tierra poco amistosa por su cernía diplomática con Georgetown el protocolo de Puerto España. Los Asesinos de Monjas, y Otras Masacres. Tras la negativa del Estado Mayor Argentino, tras la derrota de las Malvinas (1982), frente a los ingleses retiró a los asesores argentinos, de El Salvador, Honduras y Guatemala, dado por el apoyo americano a la guerra de las Malvinas, van hacer sustituido por los asesores del DIM y de la DISIP , quien van asesorar y enseñar tácticas de contrainsurgencia a la Policía Territorial de San Salvador y de Guatemala, con las tristes masacres como el asesinato de seis monjas americanas en una calle sucia de Mazatlán; la represión que asesora el gobierno de Napoleón Duarte que se financió con petróleo barato, dado por el Pacto de San José, más sutil, aunque no menos despiadado, este no sólo consistió en soluciones táctica sino también en dinero a través de triangulaciones dada por el Tratado, que financió a los escuadrones de la muerte de la Policía de San Salvador, y el adiestramiento del Batallón Atlacal. Así a nadie extraño en Washington, que Oliver Norht, asesor del Departamento de Estado, se trasladara a Caracas a buscar apoyo financiero durante la presidencia de Luís Herrera Campins y Jaime Lusinchi para la Resistencia Nicaragüense, conocida como la Contra, que luchaba en contra de los Sandinistas, y este le respondiera hipócritamente, que era neutral en el conflicto, entre las partes en pugna, pasado los años los enemigos por carambolas del destino se vuelven amigo, todo ello facilitó posteriormente al gobierno nicaragüense, de Violeta de Chamorro, pedir ayuda al gobierno de Carlos Andrés Pérez, que enviaría a un grupo de comandos entrenados en Israel conocido por el grupo Zeta, que se encargaría de su seguridad personal, comandado por Freddy Bernal, que saldría a la luz por el caso de los 250.000.000 Bs. Este grupo se encargaría de la seguridad de Violeta Chamorro, y la coordinación y entrenamiento de los grupos locales que no eran a fin a los Sandinistas, conocido por sus acciones

apaleamiento, y asesinato con tubos de acero en las calles de Managua (****). Blanca Apuesta a la Guerra. En el periodo presidencial de Jaime Lusinchi (1983-1989) se presentan dos grave amenazas para el país: Las incursiones de los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN) y la intromisión en aguas venezolanas de la Coberta Caldas , en el primero, se les combate creando el Teatro de Operaciones a la orden del General Camejo Arias, quien sería operado por el Comisario Henry López Sisco; y en el segundo incidente se decide atacar a la Coberta Caldas sino se llega a retirar, quizás la decisión de Jaime Lusinchi, y su válido Carmelo Lauría, bajo la influencia de Simón Alberto Consalvi se debió a la poderosa influencia de Blanca Ibáñez, que los forzó a tener resolución, tanto en un conflicto como en el otro, que pocas veces la élite política ha tenido, saldándose con la retirada del buque colombiano y la contención de los frentes guerrilleros, por un tiempo. El 19 de agosto de 1987, dos naves de guerra colombianas ingresaron en aguas del Golfo de Venezuela, que Colombia considera como suyas, al detectarse este movimiento militar, el presidente de la época: Jaime Lusinchi autorizó la mayor movilización de las Fuerzas Armadas venezolanas hayan realizado, que solo sería superado por la aplicación del Plan Avila el 28 de Febrero de 1989; entre ellos modernos aviones F-16 de tecnología norteamericana que sobrevolaron las naves colombianas(1), esperando ordenes para atacar, fue movilizado el batallón Blindado Zaraza a Paraguachón, para atacar en dirección a Santa Marta, introduciendo una cuña blindada en la Península cortándola en dos, que aislaría la Sierra de Perijá, sin prever el contraataque colombiano por sus flancos, que lo cercarían en forma de pinza, y cortaría sus líneas de suministros al colocar un batallón Sherman en sus flancos con cañones de tiro rápido de 90 mm, no poseyendo el batallón blindado Zaraza la logística para una guerra de tanques, rodeando a Maracaibo por tierra, aire y mar, contando para el bombardeo de apoyo cercano de la base aérea de la Goajira, para el combate en el Teatro de Operaciones, teniendo sus Mirage V el doble de tiempo de vuelo que los venezolanos (3), estando más cerca de del Teatro de Operaciones, inutilizando en los primeros raid el aeródromo de la Chinita, y las bases aéreas auxiliares, teniendo que utilizar la Base Aérea Jacinto Lara en Barquisimeto, limitando la autonomía de los Camberras y Mirage V a la mitad del tiempo de vuelo, debe tomarse en cuenta que el aeropuerto de la Chinita al encontrarse en la zona de combate está expuesto tanto al asalto de fuerzas de comando como a la artillería terrestre, que se situaría en los alrededores de la ciudad, cortando el suministro de agua y alimentos, haciéndola vulnerable a un motín urbano (2). La Crisis de la Corbeta Caldas tuvo como causa la soberanía de

Venezuela en el Golfo, sobre el cual no existe una delimitación aceptada por ambos países. Tanto Venezuela como Colombia la han delimitado unilateralmente, por lo cual las áreas de patrullaje de sus Armadas se solapan. Hasta donde las autoridades venezolanas consideran fue un acto de soberanía, ante una acción de provocación, aunque algunos insisten en que fue un verdadero despiste el de la corbeta Caldas, (sin tomar en cuenta el tipo de planificación paradójica del Estado Mayor Colombiano, que buscaba destruir a las fuerzas venezolanas a que se enfrentaban, y aislar la ciudad de Maracaibo, sacando al ejército venezolano de sus posiciones defensivas aniquilándolos gradualmente), la misma fue flanqueada por un submarino y una patrullera, además que estaba precisada por una fragata venezolana y los F-16, en su ayuda de la Corbeta Misilistica Caldas vino una fragata colombiana, pero no pudo hacer mucho, ya que las naves venezolanas habían tomado una posición dominante y la acción de los F-16; así como la persecución de la corbeta fue intimidatorio para los colombianos ya que estuvieron así de empezar una guerra que perderían, según la versión venezolana, al hundir el Caldas ellos hubieran hundido la patrullera venezolana pero la fragata colombiana también hubiese sido hundida y consecuentemente se hubieran tomado los puertos colombianos próximos, con cuáles barcos y tropa de desembarco, ya que no fue preparada ni alistada la Infantería de Marina, y no poseían los buques de transporte para tomar sus instalaciones portuarias y poderlas defender adecuadamente, y el bombardeo de sus instalaciones petroleras cercanas, según el plan de operaciones diseñado por el General de División Italo del Valle Allegro, lleno de suposiciones: la guerra es la proyección de lo existente a lo real; dicen que también fue falta de decisión del presidente en no hundir la corbeta, en todo caso su vacilación no salvaría un nuevo desastre, posteriormente se supo que sus líneas telefónicas estaban intervenidas por el DAS, llegándose a encontrar micrófonos en la Casa Amarilla. De haberlo hecho, los colombianos habían situado mini submarinos en las piletas del Puente Rafael Urdaneta, que años posteriores nos enteraríamos de ello, trazaron un plan paradójico, que buscaría destruir a las fuerzas venezolanas enfrentadas, mientras el plan venezolano buscaba solo la destrucción del intruso, sin percatarse de la envergadura del plan diseñado por el Coronel Julio Londoño, que tenía intenciones de volar el puente Rafael Urdaneta, aislar la ciudad de la Costa Oriental, cortando todo tipo de comunicación con el Occidente de Venezuela, facilitando un asalto terrestre a la ciudad, ya que quien controla la barra de Maracaibo, controla a Maracaibo, ya que es una ratonera, y quien controla a Maracaibo controla el Zulia, y quien controla al Zulia controla el puerto de mayor importancia, bloquea las exportaciones de petróleo, gas y carbón del lago y del Golfo de Venezuela, cortando la yugular del país, pudiendo someterlo sin

grandes sacrificios a una guerra de desgaste, que difícilmente ganaríamos. Quizás la intuición del canciller Simón Alberto Consalvi, quien prudentemente nos libró de la impericia militar de las Fuerzas Armadas de Venezuela, al aceptar la salida, propiciada por el Secretario de la OEA, Javier Pérez de Cuella, quien nos libraría de un nuevo desastre, comparable a Carazúa, dada la incapacidad de planificación de los elementos decisores del Estado Mayor conjunto, situación que se repite continuamente en su historia militar. De ahí la mofa de la “Genérala” de vestir prendas militares, y condecorarse así misma. Ella era dada a insultar y a humillar de palabra a los Generales y Almirante, quienes la adulaban para proseguir su carrera “militar”, solo sus protegidos podían ascender en el escalafón, después de todo era la única que tenía los cojones de hacerlo, cosa que jamás le perdonaría las Fuerzas Armadas, aunque en su momento fue visto como un premio a su ejemplar carrera militar, enaltecida por todo el Generalato de adulantes, aunque tendría posteriormente terribles consecuencias, una de sus acciones más brillante, fue el rescate de la tragedia del Río Limón.(4) Cararabo: La Encrucijada. La política implementada por el CEJAP, se cosecharía odios y los continuos ataques guerrilleros en la frontera del Zulia y Apure, los aprendices de guerrilleros del Ejército Liberación Nacional (ELN), decidieron atacar un comando de compañías de elites de la Infantería de Marina , el puesto de resguardo fronterizo de Cararabo, saldándolo con la toma del puesto tras un breve intercambio de disparos, un enfrentamiento no muy difícil de predecir en una Marina que no aguanta un cañonazo y unas Fuerzas Especiales que corren ante un disparo. Después de este hecho, las Fuerzas Armadas tenían dos alternativas: hacer las paces con la guerrilla y permitir la penetración o mejorar tácticamente y enfrentarlas con coraje. Esta escogerían la palma de olivo, permitiendo la “invasión pacífica” de colombianos a las del Bajo y Alto Apure, la colonización de Capacho y La Fría por colonos serranos y la toma de la Sierra de Perijá por narcotraficantes, paramilitares y guerrilleros, y la formación de campamentos paramilitares en La Fría y San Cristóbal. Emigrando la población de la frontera a Maracaibo, Mérida, Barinas y Cojedes, perseguidos por los desplazados, por las nuevas hordas bárbaras, de una corrupta y decadente República. Ante su incapacidad estratégica, no hacen más que desviar la mirada hacia lugares lejanos, buscando aliados que no tienen la capacidad de ayudarlos o sostenerlos militarmente (Cuba e Irán), quizás es el precio del declive del petróleo como elemento estratégico

en la economía mundial, a sabiendas que su antiguo protector los abandonó, y que sus “Fuerzas Armadas” son abiertamente despreciadas, la razón es que al reconocer al Departamento de Estado como potencia hemisférica a Brasil, y potencia regional a Colombia, en el Caribe desplazando a Venezuela. Nuestra política exterior perdió vigencia, al no ser necesario aplicar la doctrina Monrooe, de América para los americanos, que no deja bajo la esfera de influencia Río Janeiro, y la potestad militar de Santa Fe de Bogotá. La reactivación de la IV Flota en el Caribe (2008), tiene por finalidad el despliegue de una fuerza ataque rápido que intervenga en su patio trasero, la razón de activarla es ir acumulando los aprestos militares, trabajo de inteligencia y la fuerza tarea, que permita influir en el vecindario si se llega a volver inestable, la razón de todas estas maniobras y la lentitud de la misma, es porque la intervención será de manera coordinada con las potencias regionales del Hemisferio (Colombia, Brasil, Perú y Chile), logrando en forma inmediata, por el ataque de una fuerza de despliegue rápido, una acción decisiva ejecutada de manera limpia, rápida y certera, que impida la tan cacareada guerra de guerrillas, con que tanto amenazan y para la que se entrenan, y que será cacareo en el gallinero, impidiendo su reagrupamiento y contraataque en las calles de Caracas, bajo la supervisión de la OEA o la NNUU. Vida de Puta En la Academia Militar de Venezuela los cadetes no aprender ha ser soldados sino a obedecer, sometiéndose a los caprichos de sus superiores como forma de ascender de rango, utilizando la adulación como arma, perdiendo en el transcurso de los años el valor personal que califica a un soldado. Así no me extraño la orden que recibieron los oficiales de vestir de civil, temiendo ser robado y asesinados, por el hampa común, ya que cada diez días es asesinado un oficial en servicio o retirado, lo que demuestra la pugna dentro de la institución castrense y el desprecio de la población hacia ellos. Ascendiendo en base no a sus estudios o entrenamiento, que no son reconocidos por nadie, ni por su valor que no es mayor al de una pulga, ya sea por la compra del nombramiento por favores personales, dinero y compromisos o a su capacidad de afiliarse sexualmente algunas de las logias que dominan la institución castrense, creándose logias que se interrelaciona afectivamente, de ahí el chiste, -Alejandro Magno era homosexual, Jesse Chacón es marico (1). Ellos a través de la liturgia militar, utilizando la pompa o los desfiles militares en las fechas patrias, dada su incapacidad castrense, se apropian de la historia patria, presentándose como heredero de una historia militarista de las que no son parte como es “la guerra de la independencia”, convirtiéndose en un “culto fetichista”, distorsionando

a veces su contexto y acciones, para justificar los hechos presentes, que legitimen su proceder, así no es de extrañar que mientras más odiada sea una administración, más se apoyará en el “culto a Bolívar”, como justificación de sus acciones políticas y social, llegando a sentir en la convivencia política delirios orgásmicos, perdiendo la capacidad de lidiar con la realidad (2). El perro de siempre con diferente collar. La figuración de las “Fuerzas Armadas” tiene dos etapas diferenciadas, una de la otra. En la primera, los caudillos, hombres sin una formación militar profesional, se convierte por sus acciones en Generales y jefes de las Fuerzas Armadas, tal es el caso de José Antonio Páez, Guzmán Blanco, Cipriano Castro o Juan Vicente Gómez. En la segunda etapa, militares de escuela llegan a la jefatura del Estado de manera deliberada, por la posición jerárquica que han alcanzado previamente, entre los distintos mandos regulares, los cuales van a gravitar desproporcionadamente sobre el proceso político, es el caso de Eleazar López Contreras, Carlos Delgado Chalbaud, Marcos Pérez Jiménez y Hugo Chávez. En una sociedad no integrada, indisciplinada, sin una clase dirigente de ese nombre (políticos oportunistas y empresarios cortesanos), una clase media aferrada a sus privilegios y una masa popular excluida de todo sentimiento de participación, aprovechará el partido militar cualquier oportunidad, para colocarse en la reserva y asaltar el poder ante cualquier oportunidad. Tomarán el poder ante cualquier crisis económica, política o social; para entronizarse, sus propios a la larga los obligan a diferenciarse de sus delegados, que ocupan la presidencia, ocurriendo una nueva intervención militar, que desaloja a uno de ellos del poder, convertido en dictador, esta es la oportunidad para que los militares se retiren a sus cuarteles, y dejen la figuración política a los civiles, mediante el restablecimiento de las libertades públicas y convocatoria de elecciones, creando desde la sombra las circunstancia para retornar a Miraflores. La ocurrencia permanente del público en general, de que los militares, tomado el poder lo entregarán, radica en esa enseñanza histórica, sin tomar en cuenta que las circunstancias históricas han cambiado, sin darse cuenta que es la consolidación de una aristocracia militar, la mayor amenaza hemisférica en el Continente, al exportar los medios de apropiación a los países, que quedan bajo la influencia venezolana, trayendo consigo miseria y pobreza.
(Continuará) (*) La Internacionalista Isabel Bacalao, fue la única del comando de Rosales que no acepto las maniobras continuistas de los chavistas, ni era partidaria de llegar a ningún acuerdo, ya que significaría la renuncia explicita a la Guayana Esequiba, y su

permanencia, sola días previos a las elecciones, apareció muerta de un tiro en el estomago y en la cien, en extraña circunstancias en su apartamento de Altamira. (**) Las Historia Militar de las Fuerzas Armadas se puede dividir en: conflictos externos, interno, doctrina, genocidios, represión interna y política. El presente análisis abordará su participación en conflictos Internacionales y su doctrina. (***) Le pregunté a Kelder Toti, participe como asesor militar de Estado Mayor en diversas campañas, escritor de las principales teoría de combate urbano, naval, infantería clásica y de guerrilla urbana de nuestro tiempo, su opinión sobre la Fuerza Armada, y este me respondió: -Prefiero a 1000 colombianos atacándome a bayoneta calada, que tener uno solo de esos huévones a mi espalda, ya que son más falsos que el beso de una puta, y más cobarde que un perro capado. (****) Así jamás me extraño que los verdugos de la oposición venezolana fueran de aquellos países que ayudó a humillar y vejar: salvadoreños, colombianos, cubanos, etc, devolviéndosele el daño que se le ha causado. (1)Pedro Arturo, Omaña. Historia de la Artillería. Tomo I. P 217. (2)Pedro Arturo Omaña. Op Cit. P198 El cita el siguiente dato de la conducta de Cipriano Castro: “…conservó a todos los oficiales artilleros, menos la Misión Militar Alemana, que fue eliminada sin reposición, (-ya que asesoraba y suministraba los equipos militares al ejército Liberal Amarillo)... a los oficiales del Cuerpo de Artillería, hay que vigilarlos, porque no son amigos de nosotros, pero debemos conservarlos por sus conocimientos....” Pasados los años nada ha cambiado. (3) En nuestro tiempo son los chinos los que suministran las telas. (4) Ramón J. Velásquez. La muerte del Caudillaje Histórico. La Caída del Liberalismo Amarillo. P384-386. La Caminata al Desastre. (1) Ramón J. Velásquez. Op Cit.. P394-395. (2) Eleazar López Contreras. “El Presidente Cipriano Castro”. Invasión de Rangel Garbira por la frontera del Táchira. Expedición del José Antonio Dávila a la Guajira Colombiana. Página 183-184. No me sorprendió en absoluto, que no comentara la campaña, prefiriendo olvidar lo acontecido, la derrota vuelve a las personas olvidadizas. (3) Ramón J. Velásquez. Op Cit. P405-407. (4) El tráfico de armas a través del tiempo ha sido una de las actividades más rentables de la oficialidad: Los mauseres que utilizaron los colombianos para aplastar la invasión venezolana en Carazúa, fueron los que les regaló a los liberales

colombianos Cipriano Castro; las Hottking, serían utilizada para asaltar los puestos venezolanos entre 1938 y 1941, que precipitaría el acuerdo de 1941; la triangulación de los Caza F-86 Dientes de Sabre a Colombia, que sería abortado por el Congreso, la destrucción de los destructores Vicker, para justificar la compra de las fragatas Lupo a la Fincattieri, el contrabando de los repuestos de los aviones y helicópteros a Centroamérica; la reparación infructuosa por la compañía Vam Dam y de la IAI israelí de los AMX-30, que le suministraba asesoría técnica y armas antitanque y material blindado a las Fuerzas Armadas de Colombia, fracturando el chasis de los tanques, inutilizándolos para el combate real,, solo se puede utilizar para los desfiles; las “armas de Bracamonte”, que fueron a parar a la guerrilla colombiana, vendida por los oficiales adictos a Chávez a la guerrilla colombiana, que serían sustraídas de Fuerte Tiuna, que era en aquel momento la punta del Iceberg, etc. Son la otra “historia comercial” de las Fuerzas Armadas. Acorazados en el Caribe. (1) National Archives and Records Center, Washington, D.C, Serie T-12, Documentos de la Marina Imperial, folio 343 (2) Manuel Rodríguez del Campo. “Bloqueo tripartito de 1902”. Enciclopédico de Historia Polar. Tomo I. 462. (3) Ramón J. Velásquez. Op Cit. P424. (4)Eleazar López Contreras. Op Cit. Características del General Castro. 1975. P173174. (5) Pedro Grases y Manuel Pérez Vila. “Documentos que hicieron historia”. Fundación de la Academia Militar. Caracas. Tomo II. P126-127. La Siesta Gomecista. (1)www.gobiernoenlinea.gob.ve/venezuela/perfil_fuerzas_armadas2.html El Capitán que perdió la guerra. “Tremendo plan de sabotaje y terrorismo nazi descubierto en Venezuela”. El País. Caracas 26 de Mayo de 1945. Tomado de la “Historia Gráfica de Venezuela. El Gobierno de Medina Angarita Mayo 1941Octubre de 1945”. Compilación de José Rivas Rivas. Tomo II. Ediciones Torán C.A. Pág 204-205. El Buldózer Armado. (1) Héctor Bencomo Barrios. “Fuerzas Armadas”. Diccionario de Historia de Venezuela. Tomo II. 2 da Edición. Editorial Fundación Polar. Caracas Año 1997. Pág416. (2)Héctor Bencomo Barrios. “Fuerzas Armadas”. Diccionario de Historia de Venezuela. Op Cit Pág 416. (3) Álvaro García Castro. “Los Monjes, archipiélago de”. Diccionario de Historia de Venezuela. Editorial Fundación Polar. Tomo II. Editorial: Fundación Polar. Caracas Año 1997. Pág 1023. El Jefe Decide Diccionario

(“””) La tragedia de la República Dominicana, bajo la férrea dictadura de Leonidas Trujillo, son los desmanes del autoritarismo, el servilismo de los dominicanos, los atropellos continuos de sus hermanos y Trujillo; la obsesión criminal de Johnny Abbes hacia los opositores como director del SIM; la hegemonía familiar de los Trujillos en la vida de lo dominicanos; el asesinato por los golpistas asesorados por la CIA, que deshacerse de un incomodo enemigo y las represalias de los trujillistas a los complotados; y las maquinaciones de Joaquín Balaguer, para despojar del poder a los Trujillos. La maldad de Trujillo justifica la intervención de los norteamericanos, que desmontarán al Trujillismo sin Trujillo, que los demócratas dominicanos convirtieron a la isla en el burdel del Caribe, entregada a la política Americana. Él omitió el progreso y riqueza alcanzado en aquel tiempo, que no ha sido igualado todavía, haciéndose el cegato ante la cantidad de dominicanas que tienen que vender su cuerpos en la puerta del Sol, que El Chivo se llevara a las criollitas a la cama, es algo diabólico, pero convertir al país entero en un prostíbulo, parece que no lo es. La de Chapita atribulado por las maniobras de la Iglesia y de la CIA, utilizando como marionetas a los opositores. La familia de Trujillo que disfrutará el poder, y posteriormente se doblegará ante Balaguer, y la del maquiavélico poeta, el "vencedor" eterno de las elecciones dominicanas, reforzando las descripciones de los crímenes de Trujillo y de su claque, pintando una realidad blanco y negro, que obligue al lector a tomar partido, de ahí el impacto de las torturas que somete "el sádico" Johnny Abbes a los opositores, dejando de lado, que en su tiempo Trujillo era más popular de lo que hoy es. Con diálogos concisos y directos, no escapa ningún personaje de su pluma. Y refresca el discurso usando rupturas del tiempo en forma circular, para que el lector, esté obligado a imbuirse en la lectura, y a no escapar de ella. Joaquín Balaguer afianzó en compañía de los criollos, un régimen corrupto y asesino, que mataba a los intelectuales y periodistas, en nombre de la Democracia, quizás las bajezas que sometía Chapita al pueblo, al menos lo hacia por la Grandeza de la República Dominicana, seria bueno preguntarse por la ética, a la que ha llegado la isla, y en nombre de qué lo hacen, que no sea la subsistencia diaria. Así no es extraño que muerto Trujillo, esta volviera al poder, y comenzara una lucha intestina entre Trujillistas y Antitrujillista, que legitimó la ocupación americana. Es común que las humillaciones que somete los Dictadores a la Elite Blanca, es para probar su lealtad e identificar a los posibles traidores, ya que ella se juega entre la adulación y la traición, buscando cualquier excusa para volver al poder, siendo un núcleo volátil en la política Latinoamericana, de ahí que todo intento de llegar de asentar un régimen que mantenga la dignidad de estos pueblos tiene que venir de Dictadores blancos extremadamente eficiente, no solo en acabar con los opositores sino también en darle bienestar y riqueza a los pueblos, el ejemplo de Fidel Castro o Augusto Pinochet, es aunque parezca mentira, es una dura realidad. La majestad de su gobierno, obras y errores, permiten recordarnos con nostalgia su era, que se puede apreciar hasta en las alcantarillas de Santo Domingo. (1) Casto Ocando Hernández. “La ayuda venezolana que consolidó a Fidel Castro” Quinto Día. Año 12, N· 579, página 18-19. Caracas, del 11 al 18 de enero 2008. pp 18. (2) Op Cit pp 19. (3) Ibid. pp 18.

(4) Ibid pp 18-19. (5) Ibid pp 19. (6) Esto fue contado por el Doctor Pedro Soret Rivero, asistente de la defensa. Blanca juega a la guerra. (1) Para demostrar tal asertos que estoy diciendo, los F-16, carecen de los soportes de bombas para atacar objetivos navales, ya que la venta de los F-16 era para hacerle frente a las incursiones de los bombarderos Su-22, Mig 23 y Mig 25, proveniente de Cuba que intentarían incursionar en las costas venezolanas, no para atacar objetivos navales. (2) Pasado los años es la mayor pesadilla de las Fuerzas Armadas, que se prepara no para combatir los enemigos del país, sino para someter a su propia población. (3) El historial de la Fuerza Aérea fue pensada en sus inicios por José Vicente Gómez. Fue fundada el 10 de Diciembre por el Coronel David López Enrique, con la participación de asesores de la firma francesa de aviación Farman, que contrata en la República de Francia, recibiendo no solo personal instructor y técnico sino también pilotos. Las primeras adquisiciones fueron los aviones Caudro G-3 monomotor (1920) y posteriormente los hidroaviones bimotores G-4 (1922), fue la dotación de la Base Escuela de aviación Marítima, la asesoría francesa dura entre 1921 a 1929 y la Alemana entre 1930 a 1933. Su primera actuación fue durante la invasión del Falke, que paso sin pena ni gloria, al ser incapaz de detener el desembarco de Carlos Delgado Chalbaud en Cumaná, una de las razones para prescindir de la asesoría francesa y contratar la asesoría alemana. Más adelante llega la Misión Aeronáutica Italiana (1938 a 1940) constituida por el Teniente Coronel Ivo de Bittembeschi como instructor de bombardeo y el Mayor Oscar Molinari, como instructor de caza, el resultado de la enseñanza fue que huían al ver los submarinos alemanes en el Caribe o se negaban a volar, al disparar los germanos sus armas antiaéreas, y por ello se amotinaron varias veces, por lo cual los americanos instalaron bases aeronavales en el país, y trajeron dirigibles. El 13 de Enero de 1944, llega la Misión Aeronáutica Norteamericana en una crisis por falta de piezas y repuestos a consecuencia de la II Segunda Guerra Mundial, dado su escaso aporte a las operaciones aliadas, se negaron los aliados a prestarle cualquier tipo de colaboración en ese aspecto. En los años sesenta se amotinaron varias veces por cobardía, y los americanos tuvieron que traer pilotos puertorriqueños, para enfrentar los alzamientos, y a la guerrilla de la FALN. Es común que los oficiales vendan los repuestos de los aviones para completar sus ganancias, ello el bajo nivel de disponibilidad de los repuestos de los aviones, no conformes con ello le venden al enemigo potencial sus armas, alguien se cuerda de la triangulación de los F-86 a Colombia, nadie dice que Venezuela posee de 140 a 160 aparatos, y solo pueden volar unos 40 aparatos en promedio, dada la falta de mantenimiento y supervisión, el contrabando de bebidas alcohólicas desde la pista del aeropuerto JFK, etc. El circo de las acrobacias o los entrenamientos con la flota americana RED FLAG fue eso, puro circo, su nivel de combate siempre ha sido bajo, como es actualmente su hoja de figuración con la Fuerza Aérea Roja. www.gobiernoenlinea.gob.ve/venezuela/perfil_fuerzas_armadas4.html (4) Comparada la operación de rescate del Río Limón con la de La Guaira, que está llena de impericia, improvisación, carencia de sentido humano y sobre todo de sentido común, así no es extraño que en ella hayan muertos rescatistas o tuvieron que salir en su rescate, enfermos que debieron ser atendido en el sitio y fallecieron por falta de atención médica, los ejecutados por orden de la DISIP y de la Marina. Comparando ambas operaciones de socorro hubiera sido preferible que no se hiciese

tanta alharaca dado lo inepta de la operación. Analizaré ambas operaciones que muestra su mezquindad. Vida de Puta (1) Entre los chistes como forma de contar la vida de una institución está: el herrero que mostraba en la Caracas de los techos rojos de Cipriano Castro; dos grillos de hierro ardiente diciendo –“Estas son las bolas de Cipriano”- . Pasados los años los caraqueños se divertían con las marra musías de Pérez Soto, que se fornicaba a los oficiales para ascenderlo, un día quería cojerse a un teniente prometiéndole hacerlo coronel, el teniente aceptó el envite, pidiéndole que se volteara y se bajara los pantalones, penetrándolo por el ano, Pérez Soto, se subió repentinamente los pantalones y se fue enfurecido, los compañeros de chanza del teniente: -le preguntaron si se había dejado romper el culo, a lo que se bajó los pantalones, y les mostró el ano, ellos le preguntaron que había hecho Coronel. –Muy simple le hice la pajita-. En los tiempos de Pérez Jiménez había un chiste muy popular de Pedro Estrada, aunque no le hacía justicia- Para qué Pedro Estrada agarra a los Cadetesrespondían los atónitos caraqueños en la paradas de los buses - Para cojerselos-. En los tiempos de Rómulo Betancourt era frecuente la expresión “pasaste por la casa de Matute- , que era el amante favorito de Gonzalo Barrios. Salido Chávez de Yare, sus guardaespaldas hicieron varios chistes de su grupo, uno de ellos, algunos muy obscenos, qué le pidió Chávez a Diosdao. – El culito-, respondían. En todo caso como se puede apreciar, el humor refleja la carencia de valor personal, su falta de coraje, una falta absoluta de dignidad personal,…. Que lo lleva a someterse a los caprichos de cualquier persona de poder. (2) Rangel, Carlos. “Del Buen Salvaje al Buen Revolucionario” Las Formas de Poder Político en América Latina. 9· Edición. Monte Avila Editores. Caracas. P 301. El autor dice lo siguiente “… muchos de quienes se han referido a Bolívar lo han hecho para auto justificarse, o para justificar a sus jefes, a sus caudillos. El dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez (1952-1958) tenía como divisa una frase de Bolívar: “El mejor gobierno es el que produce la mayor suma de seguridad social, la mayor suma de felicidad posible”, con la clara implicación de que el Libertador hubiera aprobado la suspensión de las libertades públicas en la Venezuela de 1952, la prisión, tortura. Exilio o muerte de los opositores (y además el peculado y el cinismo) como preferible al azaroso ejercicio de la libertad.” P 301. En este último aspecto discrepo totalmente del autor, una lectura de la Guerra a Muerte, de las ejecuciones en la Presidencia de Colombia, los asesinatos de los misioneros en Caruachi, la Invasión del Perú…. Dejan en claro los actos criminales del prócer, expediente que sería utilizado por la camarilla de Caracas y Valencia como excusa para desobedecer su voluntad en 1829, y separarse de Colombia. Bibliografía. Carlos, Rangel. “Del Buen Salvaje al Buen Revolucionario” 9· Edición. Monte Avila Editores. Caracas. P 301. Eduardo, Mancilla Sánchez. “Enciclopedia Militar”. La Paz. P 432. 1988.

Eleazar, López Contreras. “El Presidente Cipriano Castro”. Ediciones de la Presidencia de la República.. Caracas. 1975 Fundación Polar. “Diccionario Enciclopédico de Historia Polar”. 2da Edición. Editorial Exlibri. Caracas. Tomo I.1997. José Rivas Rivas “Historia Gráfica de Venezuela. El Gobierno de Medina Angarita Mayo 1941-Octubre de 1945”. . Tomo II. Ediciones Torán C.A. Pág 204-205. Pedro Grases y Manuel Pérez Vila. “Documentos que hicieron historia”. Fundación de la Academia Militar. Publicaciones de la Presidencia de la República. Caracas. Tomo II. 1967. Pedro Arturo, Omaña. “Historia de la Artillería”. Caracas. P 314. 1948. Ramón J. Velásquez. “La Caída del Liberalismo Amarillo”. 6 Edic. Ediciones de la Presidencia de la República.. Caracas. 1988. GLOSARIO DE TERMINOS DE LA BANDA ARMADA. (Estas palabras deberían llamar a la reflexión a la población sobre el tipo de personas que “defienden” al país, que describe perfectamente su personalidad). Halabola: Es el “oficial” que adula a otros “oficiales superiores” para mantener el cargo o para ascender. Hijo de Puta: Todo aquel que no tenga un padrino dentro de la Institución. Institucional: Es realizar las acciones tanto políticas como de oficio; que esté de acuerdo con la mayoría en forma espontánea. Joder: Es humillar o castigar a un subordinado por algún capricho. Llenarse el palo de mierda: Es oficial que asciende u obtiene poder al ser el favorito. Mamahuevo: Es aquel oficial que adula y sirve a los mandados de otros “oficiales superiores”. También es el oficial que asciende en el escalafón, usando favores del tipo sexual, realizando sexo oral. Marico: Oficial afeminado o complaciente con sus superiores. Meter el dedo en el Culo: Es mandar a violar a un subordinado. También puede ser castigar o apresar a un conscripto, y enviarlo a la cárcel, sin razón alguna, solo para complacer un capricho personal. Mierdera: Es mandar a un conscripto a la cárcel o inflingirle castigo corporal en la prisión. Desde baños de agua fría por varios días con mangueras, hasta mandarlo al hospital con una neumonía, quitarle la comida y el agua o darle comida en exceso o purgarlos con saldiguera, hasta deshidratarlos, mientras estén detenidos. También se les puede quemar sus genitales con un mechero o lanzallamas.

Pajuo: Son las personas que denuncian los abusos y atropellos de sus compañeros, en las Fuerzas Armadas, por lo general son mal percibidos. Romper el Culo: Es dar una paliza propinada por las nalgas a un conscripto. También puede ser introducirle a un soldado un palo o bastón por el ano. Salto de Rana: Es el salto en cuclillas del soldado, para lastimarle los riñones. Silla Eléctrica: Es un castigo corporal, que significa sentarse sobre sus propias piernas sin una silla por varias horas. Tortuguita: Es colocar el soldado boca arriba, apoyándose en la cabeza, hasta que el superior considere el cese del castigo, lesionando medula espinal. Por medio de la presente me hago responsable del presente artículo, tanto judicial como penalmente, quitándole toda responsabilidad al Portal de Internet. Agradezco la posibilidad de dar a conocer la historia de una “institución”, que sería preferible que no existiera, ya que es una amenaza permanente para el país.