P. 1
Imp-la Ciudad Bajo Sospecha 9

Imp-la Ciudad Bajo Sospecha 9

|Views: 50|Likes:
Published by asformigas

More info:

Published by: asformigas on Jun 04, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/29/2014

pdf

text

original

LA CIUDAD BAJO SOSPECHA: Las nuevas políticas públicas en la vida de la gente Alicia Entel Hace diez años, cuando

el último régimen militar de Argentina llegaba a su fin, gran parte de los medios expresivos utilizados por partidos políticos, movimientos, grupos de intelectuales y artistas tenían como centro metáforas de lo abierto. La cuestión pasaba por superar los duros años de feroz represión, abrir espacios en una esfera pública débil para construir conjuntamente la llamada transición democrática1. Una de las inquietudes iniciales fue el intento de reconstrucción del tejido social roto por la doctrina militar que había puesto como protagonista a la Sospecha2. Tal hilado, ya desde los inicios evidenció limitaciones: pacto y negociación fueron las modalidades de intercambio que, aunque incipientes en la apertura constitucional, tomaron cada vez más vuelo. Así por ejemplo se llegaron a negociar los límites de las condenas a los responsables de la dura represión vivida en años anteriores e incluso los extemporáneos levantamientos militares que hubo durante la democracia en la creencia de que se evitarían males mayores. El golpe de estado económico que desató una significativa hiperinflación en 1989 orientó la actividad gubernamental del período siguiente: se concretó con más fuerza e retroceso del Estado, cuyas características de control y proteccionismo cumplían precisamen te el ciclo de un siglo. Existe abundante bibliografia acerca de las consecuencias políticas, sociales y económicas para América Latina de la desarticulación de las responsabilidades estatales condimentadas con discursos neoconservadores. Y también distintas miradas3. Se ha hablado de crisis de los modelos nacional-populistas con Estado «benefactor», del carácter «arcaico» de la burocracia estatal, etc. Pero también de los riesgos de poner en la administración privada áreas estratégicas desde la energética hasta las de la salud o la educación. Es indiscutible que, con el arbitraje del mercado, lo que apareció con mayor visibilidad fue la expansión y profundización de las desigualdades, una suerte de abismo entre la democracia política y la democracia económica. Discursos para la participación y, a la vez, amplios sectores de población expulsados no sólo del empleo estable sino de las formas mínimas de supervivencia: en Argentina la cantidad de desocupados en relación con la población activa en octubre de 1983 era del 3.9%. Fue en alza hasta un pico de 8.6% para mayo de 1990, después del mencionado estallido hiperinflacionario; bajó en octubre de 1991 al 6% para llegar al 9.9% en octubre de 19934. ¿Cuál sería entonces la mirada hacia la democracia desde la gente común? El creciente batallón de cuentapropistas, los desheredados del empleo público, los trabajadores no calificados, los que aún marginados hablaban a favor de la «estabilidad» lograda en Argentina en los últimos tres años, los jóvenes, la cohorte de ancianos con jubilaciones mínimas circularon -y circulan- por la escena pública con voces, con silencios expresivos, con complicidades. ¿Cómo se conjugaban en la trama cotidiana el Estado en retirada y las nuevas políticas públicas? ¿Cuáles serían los «otros» marcos de contención posibles? ¿Hasta qué punto era cínico definir estos regímenes con el nombre de democracias en el sentido etimológico del término, pero hasta qué punto también era reducir complejidades creer que la Argentina estaba retornando sin más a formas autoritarias que han abundado en su historia política? En fin, era el intento de estudiar los relieves y matices de una geografia democrática por momentos construida sobre un magma difuso de complejas tradiciones, novedades, ambiciones y conflictos de poder. Era apreciar las nuevas políticas públicas en las expresiones de la gente. Ni el rol de uno u otro actor sino más bien cierto hormigueo de conjunto. En este sentido nos iluminó el texto de Castoriadis (1989):
«Aún no se dice nada cuando sólo se dice que los individuos aprenden o asumen «papeles» sociales que son inducidos, conducidos, condicionados a desempeñar tales papeles. ¿Habría papeles si no hubiera una pieza teatral? ¿Y cómo habría papeles si el conjunto de ellos no formara una obra? ... No hay siervo sin señor, y a la inversa: no hay siervo que no tenga una cierta representación del señor en general, de su señor y de la relación de servidumbre: no hay señor que no tenga una cierta representación de los siervos en general, de sus siervos y de la relación de servidumbre» (p. 323-4).

Una hipótesis central guiaba nuestra mirada: sin los marcos de contención del Estado y en crisis formas tradicionales de asociación solidaria (sindicatos, grupos ligados a lo territorial, etc.)5, se irían generando nuevas/viejas modalidades de construcción de lo social vinculadas con más fuerza al «control del otro» y a la «sospecha», paradójicamente sin la mediación de un represor externo. Pero también nuevas/viejas formas de vínculo más parecidas a la relación clientelista que a las redes solidarias, una relación en términos de «amigos» o «enemigos», de tutelaje y a la vez de conciencia «en

cierta mirada estratégica incluso de algunos sectores de las Fuerzas Armadas impedían tal realización.).300 y se espera que para 1994 sea de 625» (Fuente: diario Cronista Comercial. hasta con independencia de la coloración política. y promueve el arancelamiento de las universidades públicas -cuya gratuidad ha sido un rasgo distintivo de la Argentina en el mundo.300 millones de dólares en 1993 es de 1. de larga trayectoria latinoamericana.874 millones hasta setiembre de 1993) y la fracción restante la cancelaron con títulos de la deuda pública argentina. centrados en los procesos culturales y comunicacionales. otorgamiento de concesiones por 20 ó 30 años. canales provinciales -ha sido favorecido el sector privado. Se han realizado diferentes procedimientos: privatización en su totalidad o en un alto porcentaje.. en 1992 Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) fue privatizado con relativamente poca protesta6. ALGUNOS DATOS No es el propósito adjudicar a la profunda transformación económica producida en Argentina en la última década todo el horizonte de «causas».S. cuando la invasión a Malvinas en 1982. fábricas de armas. redes de acceso a las grandes ciudades.se ha favorecido el desarrollo de conglomerados multimedios7. telecomunicaciones. Procesos abortados. Banco Hipotecario de la Nación. Obras Sanitarias. a la hora de decidir el destino de medios estatales -canales de televisión 9. Había referencias de intentos fallidos de reforma del Estado en otras épocas: en los años 30 las políticas conservadoras tenían componentes privatistas. empresas de tecnología aeroespacial. Desde la visión econométrica habría optimismo con respecto a las privatizaciones por los ingresos genuinos al Tesoro Nacional y por la posibilidad de amortizar la deuda externa. hubiera sido rechazada de plano la idea de vender el petróleo de la plataforma submarina patagónica a empresas privadas. Dato interesante: para estas últimas se ha dispuesto la liquidación según sugerencias del Banco Mundial. 11. Caja Nacional deAhorro y Seguro. elevadores de granos. lo que restaba de la Corporación Argentina de Productores de Carne. La gestión del gobierno además ha utilizado otros mecanismos para disminuir las responsabilidades sociales del Estado: la aprobación de la ley para la implementación de las jubilaciones privadas.. «inmuebles del Estado innecesarios para su gestión. con el objetivo aparente de «descentralizar» ha concretado finalmente el pasaje de escuelas dependientes de la Nación a las provincias y municipios. Diez años después. tradiciones nacionalistas. Pero resulta indudable que el Estado «moderno» organizado a fines del siglo XIX experimentó en los últimos años cambios decisivos en función de las políticas de ajuste y privatización. ferrocarriles. No quedan afuera de estos objetivos el área de la salud. estimuló la culminación de un largo proceso en el sistema educativo que. Por otra parte. Desde una perspectiva sociopolítica es indudable que se ha concretado otro modelo de país con un alto costo social. 30/9/ 93). hipódromos. 13. Por la trayectoria y características de Argentina en relación con el tema militar resulta sugerente que también se haya llamado licitación para privatizar todas las empresas y explotaciones del Ministerio de Defensa: siderurgias. etc. 8. aeropuertos. la repercusión inmediata de las privatizaciones fue. Desde la perspectiva de nuestros estudios. como señalamos. Una parte la aportaron en efectivo ($ U. astilleros.708 millones. A tal punto que -con reformas legislativas mediante. pero no muy presente en la tradición laboral argentina. el incremento de la desocupación -en especial en los sitios adonde el empleo público era la fuente de trabajo más importante. empresas de líneas marítimas. 17. aerolíneas.deuda» que necesita protección y debe favores. diferentes servicios eléctricos nacionales y provinciales.».S.y la expansión del cuentapropismo. Gas del Estado. usinas de generación de energía hidroeléctrica y térmica y empresas de transporte de energía. Y también. En los finales de la última dictadura. lo cual significa no sólo la reducción en el stock de la deuda sino también una disminución de los intereses que el Estado periódicamente debe pagar (. radios. es posible afirmar el crecimiento de una nueva cultura del trabajo. Si bien no es posible recabar cifras exactas. bancos. A su vez el slogan con el que se lucían exponentes de diferentes dictaduras desde los ’60 en más era «achicar el Estado es agrandar la Nación». salvo picos a los comienzos de los 40 con la llegada de . Así lo refería un diario en defensa de tales privatizaciones: «los consorcios privados adjudicatarios de las empresas públicas pagaron mediante dos mecanismos. una legislación promotora de flexibilización laboral. según un informe del Ministerio de Economía y Servicios Públicos. por supuesto. la atención hospitalaria. Debido a esto el endeudamiento público disminuyó entre 1989 y 1992 en $ U. pasaje a la responsabilidad provincial y después privatización. terminales portuarias como Puerto Nuevo en la ciudad de Buenos Aires. Caminos similares experimentaron una multitud de empresas: Yacimientos Carboníferos Fiscales. ni creer que todo comenzó allí. el déficit de las empresas públicas que en 1989 era de 5.

abandona el ciclo del Estado presente. A principios de 1991 los trabajadores de SOMISA recibieron nuevamente la noticia de una posible reestructuración de la empresa como paso previo a la privatización. con cierto espíritu deportivo. en la zona de la pampa húmeda de Argentina y en el litoral. En la perspectiva de esta nueva cotidianeidad laboral han proliferado en los centros urbanos los vendedores de alimentos.500 porque el plan para la empresa era convertirla en laminadora e importar el acero de Brasil en el marco del Mercosur. condiciones de salubridad. La consultora Brakstone había aconsejado dejar sólo a 2. pero con apariencia carnívora al fin. época de ascenso del peronismo. Ya contratar un auto no es patrimonio de la burguesía en ascenso para casamientos y sepelios. Así es como brutalmente. ya en los fines de su tercera gestión (1973). lo que dio una impronta especial al pueblo nicoleño. Actualmente su funcionamiento es las 24 horas. No deben cumplir los mismos requisitos de licencia de los taxis y además cubren más zonas. defensa de la soberanía y estatización de empresas como los ferrocarriles o. Como en los ejemplos mencionados antes. se canalizan por los kioskos. Otra actividad que ha proliferado es la de los «remiseros». sitios de venta de cigarrillos. gaseosas y cerveza. gerentes a los que les incomoda buscar sitio para estacionar su auto. Las nutren los miles de despedidos que por indemnización o por retiro voluntario se encuentran con unos pesos. Durante sus diferentes gobiernos el líder dio cuenta de nacionalismo. En 1990 trabajaban 16.900 pero el interventor Triacca -a la sazón un conocido sindicalista ligado a las políticas de ajuste. En Argentina hay tradición de estos negocitos que sobreviven a los supermercados.a precios menores que una comida casera. los canales de televisión.en apostar a ganador. En el orden simbólico y en el de las tradiciones reivindicatorias de los sectores populares. La empresa comenzó a producir acero en 1961 y al poco tiempo se convirtió en una de las acerías más importantes de Sudamérica. prácticamente no se contempla ninguna legislación laboral con respecto a horarios. los kioskos. amas de casa para buscar a sus hijos al colegio. La economía informal de alguna manera caricaturiza esta tradición poniendo al alcance del paseante o del empleado apurado sandwiches de chorizo («choripan») y de salchicha -ninguno de los dos de carne vacuna. comer para la gente era principalmente comer carne y. los suficientes para comprar un auto. y con dosis inigualable de rutina. en lo posible. Perón sostuvo con fuerza las perspectivas del Estado benefactor y la intensificación de legislación en defensa del trabajador. muy pocos para instalar un comercio. la ruptura resulta por demás sugerente. En 1986 la Unión Obrera Metalúrgica de San Nicolás organizó «el acto más grande que se recuerda en la ciudad»’. Entre julio y octubre se sucedieron una seguidilla de manifestaciones con la adhesión del total de la población. de ternera.100 operarios más. contratan agencias de remises. LA GENTE ¿ADÓNDE ESTA? La ciudad de San Nicolás está ubicada a unos 270 kilómetros del centro de Buenos Aires. que no están previstas por otros medios de transporte. Su fama es doble: por haber sido sede en el siglo pasado de históricos acuerdos entre sectores que sellaron un modo de ser la Constitución Nacional y el Estado en la Argentina8 y en este siglo. Tal actitud se está extendiendo también a zonas de la llamada economía «formal». adolescentes al volver de madrugada. 4/7/93). Empleados. por ejemplo del Gran Buenos Aires.000 personas contra el proyecto de privatización propuesto por el gobierno radical. con 35. De los 580. . Partido que en la época en que fue liderado por Juan D. las agencias de remises.000 personas. En verdad las modificaciones sustantivas fueron llevadas a cabo por el gobierno de Carlos Menem propuesto por el partido justicialista.sostenía que debían quedar cesantes 3. etc. Los discursos que legitiman semejantes cambios se asientan en cierto énfasis puesto en no quedarse en tiempos pasados «en el 45». los más baratos. Argentina como muchos otros países latinoamericanos -cada uno a su manera. golosinas. En un informe del Programa Nacional deAsistencia Técnica para la Administración de los Servicios Sociales se revela que el 22% de la población ocupada de Capital Federal y Gran Buenos Aires no está debidamente registrada. y con contradictorio consenso popular. por haber integrado uno de los cordones industriales más importantes del país a través de la acería SOMISA (Sociedad Mixta Siderúrgica Argentina) creada por el entonces coronel nacionalista Manuel Savio en 1944. Parte del aluvión de productos importados que ha ingresado a la Argentina. en romper mitos y apresurar la multiplicación del pragmatismo. Para sobrevivir utilizan tarifas competitivas con respecto a los taxis ya que hasta el momento no existe regulación alguna.000 asalariados no registrados que se detectaron cerca del 90% no tienen acceso a beneficios sociales ni jubilatorios (Fuente: Clarín.migrantes del campo a los centros urbanos y a fines de los 70 con el inicio de importantes procesos de desindustrialización. A diferencia de otras ciudades con rica mezcla de tradiciones en lo alimentario. Ya para 1991 se habían acogido al retiro voluntario 4.

... Los gendarmes efectivamente atacaron a los obreros que intentaban entrar. El proceso de privatización de SOMISA ya se perfilaba como un hecho irreversible. 3/ 10/91.. delegaciones de trabajadores de los Altos Hornos de Zapla de Jujuy. Me distraigo y además traigo comida gratis. Sin embargo. La ciudad nicoleña creció en cuentapropismo. No lo destruya» (Fuente: Página 12. Diría el líder metalúrgico Naldo Brunelli «fue una verdadera vejación.) El 90% ya se había fundido a principios del 93» (Ámbito Financiero. Algunos técnicos y trabajadores especializados han emigrado a otros lugares donde todavía existen industrias. que desde entonces se la denominó «Capital del Ajuste». clubes. vociferaban «traidor» aludiendo tanto al interventor como a los máximos jefes de gobierno. A la sombra de ese episodio tomó la decisión de impedir que corriera sangre y convenció a sus compañeros para la negociación: «Menem no vale una sola gota de sangre de un compañero trabajador». Se les unieron docentes. micros. ahora no . mientras una lluvia fina hacía casi imposible la permanencia. el Alto Horno que llevaba el nombre de la hija del general Savio.. «Para muchos fue como si se hubiera muerto la vieja -decía en un reportaje Eduardo Di Ronco. a fin de que el riesgo no llegara a mayores se consiguieron aportes del Fondo para el Desarrollo de las Naciones Unidas con el objeto de pagar los 180 millones de dólares en retiros voluntarios y paliar la dificil situación provocada por el desempleo masivo en San Nicolás. sin saber qué hacer con sus vidas y muchas menos fuentes de trabajo para recomenzar ¿Se puede? Aún no lo sabemos. Y así fue. Parecía por momentos que la protesta se calmaba. 15/ 10/93). Ambito Financiero. pintar las casas o asociarse en microemprendimientos («eso de los microemprendimientos fue un verso para que se salven los gremialistas». sostenía un ex-SOMISA).750 nuevos negocios minoristas (. alumnos de cuarto a séptimo grado de la Escuela N°30 General Savio de San Nicolás habían enviado cartas al Presidente de la nación. Madres de la Plaza. (Testimonio de un ex-supervisor de planta. Semanas antes. Obreros y jefes de SOMISA portaban un Cristo y múltiples imágenes de la virgen de San Nicolás. Con el tiempo la descomposición se empezó a notar. autos nuevos. Faltaban dos días para los festejos del 17 de octubre. escuelas». La apariencia inicial de la ciudad fue de holgura: muchas familias aprovecharon el dinero recibido para cumplir el viejo sueño de contar con electrodomésticos. sueldos superiores en un 15 y 30% al resto de la población. que no viene mal». a pie.) Le pedimos que devuelva nuestras ganas de estudiar. le habla el futuro.» Mientras los trabajadores continuaban su protesta en la Capital ya estaban en San Nicolás tropas de gendarmería con dos objetivos: impedir que los obreros tomaran la acería y proceder a apagar a «María Liliana». suicidios (como veremos luego) y hasta el incremento en un 100% de los accidentes callejeros. «Al principio extrañaba la fábrica. Decían: «¿hasta cuándo seguirán estos despidos que afectan nuestra vida cotidiana? Se supone que somos el futuro. No faltaban tampoco las fotografias del general Savio y de Juan D. Y con todo esto ¿qué ganas de progresar nos quedan? Cuando vemos a nuestros padres preocupados. el intendente-. Al mismo tiempo.. 16/ 10/92). Y lo más real y duro es que dependemos de usted (.. «en los primeros meses posteriores a los retiros la comuna debió habilitar 3. Y se obró con mano dura. El conflicto más que ningún otro había puesto en riesgo la política económica. Pero indudablemente cunde la desocupación con sus consecuencias: aumento de robos. Perón.En autos. culatazos de FAl y patadas que me dolieron más en el alma que en el cuerpo»10. bancarios. Nuevamente señor. °Debemos ahora sentarnos a negociar entre todos porque si no la empresa desaparece -decía el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica de San Nicolás. se cruzan a las islas a capturar surubíes y bajar patos a escopetazos. de jugar. Eran unas 10. día de la Lealtad peronista y fecha histórica para muchos trabajadores. El 17 de octubre no fue para los metalúrgicos nicoleños día de la Lealtad. El conflicto tuvo una multiplicidad de alternativas. Sin embargo en las últimas elecciones a diputados del 3/ 10/ 93 la población «castigada por una reducción del 40% en su .000 personas que bregaban por mantener la fuente de trabajo. la esperanza. Se apeló a la justicia laboral que falló a favor de los trabajadores. El Presidente contestó «este tiempo que están perdiendo lo pueden utilizar en busca de nuevas fuentes de trabajo. la alegría de volver a casa y encontrar nuestras familias en armonía.. se puso nuevamente en marcha el Alto Horno apagado. Sí. día por medio agarro la canoa y me voy a la isla a cazar algunos patos y pescar surubí y bagre amarillo. Tenían transporte gratis. La acería dejó prácticamente de existir. campings. caravanas de trabajadores de San Nicolás llegaron a Buenos Aires y se concentraron en la Plaza de Mayo. Muchos nicoleños comenzaron a vivir literalmente de la caza y de la pesca: como el río Paraná está cerca. Prácticamente no hubo planes de reconversión productiva a pesar de los estudios llevados a cabo por intelectuales del PNUD.

los más perjudicados tal vez por la nueva política económica.PBI» volvió a darle el voto al oficialismo. Capital de la provincia de Entre Ríos. En setiembre de 1993. Así como los bonaerenses habían extendido una bandera de kilómetros. El gobierno provincial anunció que quedarían cesantes 2. Más allá de lo intencional fueron creciendo formas de religiosidad en torno al santuario milagroso de María. con la Iglesia cuyo obispo se había negado a mediar cuando el gobierno se lo pidió? ¿Qué había pasado con aquellas declaraciones del obispo «en muchas oportunidades advertí a los responsables directos y ocasionales de la dirección de SOMISA que una inadecuada metodología en la ejecución de las privatizaciones. ahora desde la actividad política de diputado: «No es cuestión de hacer profesión menemista o de llorar sobre la leche derramada. Esta frase del Tito Andrónico de . 250. bastante parecidos a las lógicas políticas y transacciones anteriores a la consohdación del Estado. ¿Patriotismo? ¿Nostalgia de una perspectiva nacional inexistente en las gestiones de gobierno? ¿Temor a la depredación de los árboles de zonas aledañas? ¿Miedo a que propiedades a expropiar no fueran valuadas correctamente? Gran parte de estas movidas fue organizada por sectores de capas medias. DECIR LA VIDA. Su argumentación es que seguirá luchando. Algunas adquirieron visos especiales: en el verano de 1993. La tercera caravana fue muy significativa. y Senén González. caraterizada por sus plazas floridas y el empleo público fue sometida a la incertidumbre del ajuste. Al llegar a plena ruta Panamericana la caravana fue recibida por una cantidad de personas que. había participado en la elaboración de las listas de despedidos. no importa cómo ni con quiénes. Lamento reconocer que no he sido escuchado»? (Página 12.000 vehículos que «embotellaron» la ruta Panamericana. cantitos provenientes de 3. que no me toca discutir. ¿Qué había sucedido con la protesta. quema el corazón hasta reducirlo a cenizas». El 21 de enero se hizo una de las manifestaciones más grandes a pesar del corte de luz. San Nicolás. ¿Qué había ocurrido con los representantes del histórico gremio metalúrgico? Naldo Brunelli integró las listas de diputados por el oficialismo. que genere confianza y atraiga capitales» (id. Multitud de trabajadores congregados en la plaza frente a la gobernación entonaban consignas especialmente contra uno de los gremios que. «defienda la Argentina». 19/ 4/93). los entrerrianos en la manifestación mencionada aludían a la «sangre de los caudillos». precisamente el 7 de febrero. Ha reconocido que «ni el gobierno ni nosotros supimos enhebrar una política para utilizar inteligentemente la masa de recursos que se volcó en San Nicolás. 1993). Los vehículos estaban cubiertos de carteles que decían «no al peaje». como un recuerdo del pasado.. que había sido la capital del acero. ahora se ha transformado en la del Santuario y la nostalgia. Estaban organizados por la Multisectorial de Zona Norte y por las intendencias de Vicente López y San Isidro. Protestaban por el proyecto de pago de peaje en esa ruta. gritos. Una extraña mezcla de fe mariana y turismo alivió por un momento la angustia económica de los nicoleños que cada día reconocen más a los tiempos de la acería .) Estas argumentaciones formarían parte de cierta visión que se extiende cada día más de que lo importante es estar en la mesa de las negociaciones o en las zonas de poder. No hubo política de reconversión industrial.400 trabajadores.000 personas llegaron a San Nicolás para evocar el décimo aniversario de la aparición de la Virgen. Durante ese verano también en otras ciudades hubo protestas. mezcladas con consignas anticorrupción. los viajeros que salían de Buenos Aires y los que intentaban llegar se toparon con bocinazos. ni política para los desocupados» (Bosoer. Nos preguntábamos también cuál era la actitud de la Iglesia. F. Sin el Estado mediador. Pero el hormigueo urbano no cejó de quejarse por las privatizaciones aunque estas no tuvieran la envergadura de SOMISA. produciría una injusta tribulación en pacíficos y laboriosos operarios de la empresa. S. En los rituales de protesta se evidenciaban cada vez más la simbología nacionalista. colonia no». aunque el tránsito resultó menor. 16/ 10/93). con instituciones intermedias poco comprometidas. ciertas apelaciones a la doctrina social de la Iglesia. «Patria sí. como un horno cerrado. DECIR LA MUERTE «El pesar oculto. Lo que necesito ahora es instaurar una mecánica que traiga de nuevo empleo a mi zona.. y después del ajuste. al costado de la ruta sostenían una bandera argentina de tres kilómetros y medio de largo (Fuente: Clarín. la ciudadanía parecía recostarse en una suerte de pragmatismo mezclado con ideales tradicionales por momentos. Eligieron para iniciarla un lugar ideal geográfica y politicamente: la esquina de la residencia presidencial de Olivos. Un mes después la cantidad de personas que marchaban «motorizadas» se había duplicado. según ellos. quemaron marionetas representando al Presidente y al Gobernador y pasaron un video con testimonios de la vida cotidiana de gente ya despedida. La apacible Paraná.

Mucho menos conocidas pero igualmente preocupantes son las cifras de suicidios en las provincias adonde el ajuste ha tenido presencia.0. Durante 1992 se registró en Buenos Aires un auténtico record de suicidios de gente anciana: en dos meses. El otro ejemplo es del Protágoras de Platón (Prot.. La gente no siempre «decía» la crisis con palabras. No tenemos la intención de realizar un análisis del texto filmico. después de verse encerrado en un «loquero». En la provincia de Entre Ríos que antes mencionamos el número de suicidios por años fue de 34 en 1989. en especial el sentimiento de desprotección y abandono resultado de la desaparición del Estado garante (Landi. Ni tampoco era lícito apelar a un imaginario conductista de creer que a tales políticas responderían tales comportamientos. el coro después de un crispado diálogo entre Edipo y Tiresias en el que éste. El protagonista. de agosto a octubre.) no sé qué decir». encuentra la salida a través del suicidio. Tales fenómenos de carácter heterogéneo. En sentido literal «aporía» viene del verbo «aporeo» que quiere decir «no pasar». de 52 en 1991 y de 94 en 1992. con exteriorizaciones. estupefacto gime: «ante cosas terribles (. Aparecieron los planes para privatizar los servicios al sector. etc. a pesar de ser ciego. lo cual deja al sujeto en estado de incertidumbre. estereotipos.). Discriminados por edades la franja más afectada era la de gente de 50 años y más y en proporción los hombres triplicaban a las mujeres. Queremos señalar sólo tres cuestiones: 1) la abundancia de recursos de la industria que posee la película (efectos especiales. de perplejidad. 486.) donde se duplica la idea de aporía en una construcción gramatical con acusativo interno: «aporían aporeín» para expresar la dificultad de continuar una reflexión cuando se encuentra un obstáculo que desarticula la trama lógica .Shakespeare nos guió en el intento de comprender otros matices de los modos expresivos populares en la vivencia cotidiana del ajuste. En una de las movilizaciones la dirigente Norma Plá amenazó con suicidarese en la plaza si no mejoraban las condiciones salariales. En la literatura griega clásica hay dos interesantes ejemplos de estos términos. Desde hace varios años. Tales actitudes no fueron sólo patrimonio de la gente de edad. «no hay salida». que recrea la leyenda deTanguito. 1992). Empezaron entonces a difundirse modos «expresivos» a través de riesgosas formas autodestructivas. En verdad hasta el momento existe un abismo entre la profunda transformación del Estado y las críticas. 2) la fuerza del discurso allí presente acerca de la existencia auténtica y la libertad. privatizado. un joven rockanrolero de fines de los 60. recorría otras percepciones. Se trata de una coproducción argentino-española hecha con recursos escasos. Casi un suicidio cada dos días (cifras desde 1950 a 1992 daban como promedio que se mataba un anciano cada trimestre). En Sófocles. No sólo es la película argentina con más público sino que resulta frecuente escuchar a los jóvenes decir que la han visto más de dos veces11. En el marco del retroceso del Estado esto se agravó. Clarín. cuyas jubilaciones siempre están en un nivel muy inferior a un salario mínimo de subsistencia. pero también 3) las dificultades para mantener tal tipo de existencia en nuestras sociedades represoras y expulsoras de lo diferente. otros sentidos de la vida. Al poco tiempo en el 92 uno de los residentes de una casa «tomada» que estaban por ser desalojados se subió a una altura y cuando llegó la televisión amenazó con cortarse las venas ante las cámaras si la policía no se retiraba.. todos los miércoles grupos de jubilados organizados manifiestan en el centro de la ciudad de Buenos Aires. El discurso común más extendido era muy conservador: «no hay otras salidas» o peor. Como corolario ilustrativo del tema fue ejemplificador el éxito durante 1993 de la película argentina Tango feroz. después de cárcel y represión. Edipo Rey. 37 en 1990. Según testimonios de allegados la situación económica sería un factor decisivo. ve lo que está sucediendo y Edipo no se da cuenta. Uno de los sectores históricamente muy castigados ha sido el de la tercera edad. nos llevaron al intento de reflexionar acerca de las argumentaciones que tienen como eje a la aporía (sin salida). Esto nos llevó a pensar si verdaderamente no había críticas o si mucha gente estaba cruzada por experiencias tan nuevas que su modo expresivo. o bien encontrar obstáculos que impiden el desenvolvimiento de una reflexión. 324 d. pero que tenían en común cierta percepción de sin salidaa apoyado por perspectivas no locales sino globales que avalan la idea de que no habría otra salvación para una parte de la humanidad que el sacrificio de la restante. se habían matado 26.

La íntima conexión existente entre la democracia y ciertas clases de igualdad conduce a esta poderosa conclusión moral: si la libertad. y tal vez esté en ciernes otro horizonte aún no recorrido que se desenvuelva en los circuitos de la propia experiencia trágica como vía de conocimiento. sino también por ser un medio necesario para lograr la justicia distributiva». El tema revolucionó a los medios que se convirtieron en la zona abierta a la indagación de los sospechosos con más premura que la propia esfera judicial. Señala el cientista político Robert Dahl (1991) «la visión del proceso democrático (. Y por si esto fuera poco. el desarrollo personal y la promoción de intereses comunes son finalidades positivas. es productiva porque alienta a tomar otros caminos argumentativos. en el diálogo platónico estarían unidas las ideas de «no saber el camino» y la de «hacerse preguntas». apalear a un disidente. «porque ahora estoy sin laburo» (testimonio de un trabajador del Mercado Central dado a Página 12. En el ciclo de un siglo que mencionamos al comienzo el Estado. La actividad de estos «militantes» era variada: enfervorizar al conjunto en un acto público. Tienen más que ver con las visiones del caudillo y sus subalternos (o del siervo y el señor). desde estar en un acto político. DE CLIENTELAS Y MEDIOS En setiembre del 93 un periodista joven del diario Página 12 comenzó a investigar de dónde provenían las «patotas» que acompañaban fielmente a las caravanas del oficialismo en su campaña electoral en la provincia de Buenos Aires. entonces las oportunidades para alcanzar tales bienes tienen que distribuirse equitativamente entre todas ellas. .000 cables que cruzan el país en una suerte de explosión mediática bastante original. un estar en aporía como en incertidumbre que. Con sindicalismo desarticulado.alcanzada hasta el momento. la percepción de que el pedir amparo implica el dar una parte de la libertad propia.. contó un «changa» (changador) libre que pidió conservar el anonimato. dio detalles en un conocido programa de televisión abierta12. de Seguridad al ciudadano.se generan vínculos que tiran por la borda esos imaginarios. recursos e instituciones necesarios para autogobernarse.y que antes de subir a los micros va a haber una choriceada y nos vamos a tomar unos vinitos». Queda claro que un punto nodal para la democracia es la idea de igualdad ante deberes y derechos. etc. Estimulan más bien conciencia «deudora». los partidos políticos. permitieron sedimentar imaginarios de participación ciudadana y la existencia muy concreta de organizaciones reivindicadoras de tales derechos igualitarios. Al parecer. hacer «pintadas» en las paredes callejeras. es decir. opinaron y repudiaron no sólo los canales abiertos de nivel nacional y provincial sino los casi 2. pensar que «no hay otra alternativa». actúan la no salida en sus cuerpos. No decimos nada nuevo al afirmar la extensión y profundización de las redes clientelísticas no sólo en Argentina. sin embargo. Las relaciones chentelísticas no son igualitarias. El investigador halló un ámbito inigualable: el Mercado Central de la provincia de Buenos Aires. Como insistió en sus búsquedas sufrió un segundo atentado. custodiar. Llegó a un punto culminante: la comprobación de sus supuestos.) es la de un sistema político cuyos miembros se consideran unos a otros iguales. que va a haber unos pesos para viáticos -10 ó 20 pesos. y si las personas son intrínsecamente iguales en sus méritos morales. Al día siguiente sufrió un atentado. Pero sí pareciera necesario poner énfasis en la contradicción no productiva existente entre la democracia y estas nuevas/viejas formas de vínculo social. con marchas y contramarchas. No sólo está justificado pues por los valores a los que apunta como fines.000 personas en rudas tareas de carga y descarga. Desde esta perspectiva el proceso democrático pasa a ser nada menos que un requisito de la justicia distributiva.publicó con lujo de detalles lo que cada «trabajador patotero» recibía según la «tarea asignada».. hasta desplegar actitudes violentas. Una de las revistas de mayor tiraje -Noticias. otra estrategia de supervivencia ante el Estado en retirada. Frente a esto algunos buscan nuevos argumentos justificatorios como en la sofística: otros con o sin reflexión. La experiencia trágica de la aporía en cambio remite a un estupor del que sólo se sale a través de la profunda transformación de Edipo que comienza a «ver» lo sucedido cuando queda ciego. sitio donde trabajan más de 4. Elaboró un minucioso informe que se publicó en el mencionado diario. Otros medios también dieron testimonios: «Vos le avisás a los muchachos que hay un acto. De estas significaciones lo hegemónico en diferentes ámbitos quizás se vincule hoy con lo literal de la aporía como «sin salida». Sin exageraciones se podría decir que transmitieron la información. 18/9/93). Mucho antes de que la Justicia actuara y anticipándose a la reflexión de la Ciencia Política los medios describían en forma pormenorizada el clientelismo. las asociaciones gremiales. partidos en cierta crisis y con poderes del Estado que no cumplen con su función -de Justicia. son colectivamente soberanos y poseen todas las capacidades.

adonde no aparece un represor ni la figura de un caudillo heroico autoritario. reunir un Congreso en la ciudad de Santa Fe para sancionar una Constitución para la República. en sociedad. 12. ver bibliografia. si la cuestión es noticia. ver bibliografía. Buenos Aires. Bosoer F. Schmuder y M. C. Se permitió por ejemplo. a diferencia de ciertos partidos. Ya para los 90 esta idea había desaparecido del discurso público y no porque se hablara de democracia consolidada. o cuanto menos enturbiar el espacio abierto hace una década. Contamos con la colaboración de los asistentes Victor Lenarduzzi. conducido por el periodista Mariano Grondona. setiembre de 1993. Nota: Las reflexiones de este artículo forman parte de la investigación Las políticas públicas en las polifonías urbanas que llevamos a cabo con el auspicio de UBACYT (Secretaría de Ciencia y Técnica de la UBA) y de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la UNER. 6. R. BOSOER. 10. N.A. lo muy notorio es que parecen haber variado las formas tradicionales por otras más opacas. una agencia de noticias y que al mismo tiempo mantuviera. 4. 2. Buenos Aires. El hombre de hierro. impedía que un dueño monopolizara los medios gráficos y audiovisuales de un lugar. 1989. Determinaron. Corregidor. mayo 1993. Durante los primeros años del gobierno del presidente Raúl Alfonsín tanto en sus discursos como en las reflexiones de los cientistas sociales se ponía mucho énfasis en la palabra transición. . los medios-esa esfera pública negociada. Resultan ilustrativas las biografías de sindicalistas en Bosoer F. 11. BIBLIOGRAFÍA. Mata. que la empresa dueña del diario Clarín comprara canal 13. 3.285 que. CASTORIADIS. S. coordinadas por H. Paidós. 1991. Encuesta Permanente de Hogares en 25 conglomerados urbanos incluyendo Buenos Aires y Gran Buenos Aires. por canal 9 de Buenos Aires. 2. DAHL. garantizar la vigencia de pactos preexistentes que indicaban que la República se organizaría bajo el sistema federal. 1. el ciudadano todavía puede acudir.2 de la revista Sociedad. y Senén González. FCE. El futuro de la democracia. Facultad de Ciencias Sociales. Bosoer F. y de las informantes Mariana Galvani y Karina Micheletto. 1993. Datos de INDEC. Este ejemplo cundió y se sumó a los conglomerados provinciales que ya existían. radio Mitre con FM 100. Barcelona. BOBBIO.que tiende a cerrar. entre otras cuestiones. La institución imaginaria de la sociedad Vol. Tusquets. tal vez pueda hablar y buscar solidariamente sin que le pidan una libra de su libertad a cambio. La democracia y sus críticos.van quedando como los pocos sitios adonde. Y. 1993. sobre los metalúrgicos en la Argentina. y Senén González. Buenos Aires. 9. 8. aunque pergeñada en época dictatorial. y Senén González. F. NOTAS. algunas clientelas y muchos juzgados. pragmáticas. Véase el volumen N°. ver bibliografia.Sin embargo. En un artículo aparecido en el diario Clarín en setiembre de 1991 el político desarrollista Rogelio Frigerio advertía acerca de lo que se perdería con la privatización 7. Gabriela Alvarez y Patricia Somoza. Se desliza como el agua a una cultura de la sospecha sin aparente represor institucionalizado. 5. y Senén González. Papel prensa. En los años de la última dictadura militar fue elaborada la llamada Doctrina de Seguridad Nacional que aggiornaba instrucciones dadas a los militares del continente en Panamá a fines de los 60 y ponía como centro el tema de la sospecha aplicada tanto a más de dos personas reunidas en la calle o a las instancias de organizaciones más grandes. UBA. etc. Hemos expuesto y debatido estos temas en las Jornadas Argentino-Mexicanas organizadas por el CIFYH y el CEA de la Universidad Nacional de Córdoba. Nos referimos al caso del periodista Hernán López Echagúe y al programa Hora Clave. La Ley de Reforma Agraria del Estado de hecho modificó las restricciones de la ley de radiodifusión 22. Paradójicamente. En 1953 se reunieron en San Nicolás gobernadores de las provincias para acordar la modalidad de la futura Constitución Nacional.

LIERNUR J. año 1. Sudamericana. y Grana. mayo 1993 . Informe Económico. . A. 1993. febrero 1993. revista Sociedad Facultad de Ciencias Sociales. 1993. R Trabajo asalariado y desocupación. G. Buenos Aires. UBA. Obras y Servicios Públicos. La democracia latinoamericana: entre la ineficiencia y la pobreza.HELD. CEAL. El umbral de la metrópolis. N° 4. Buenos Aires. y Solvestri. Ministerio de Economía. República Argentina.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->