Gestión Cultural Luján

2013

Universidades: se reciben sólo 27 alumnos de cada 100 que ingresan Es uno de los índices de graduados más bajos de la región; en las facultades públicas es todavía más notorio que en las privadas; burocracia y desinterés, las causas Por Felicitas Sánchez | Para LA NACION Stefan Krailing se anotó en la carrera de Geología en 2009, cuando terminó el secundario. Nunca se había llevado una materia en el colegio y estaba muy entusiasmado con las posibilidades tanto de estudiar como de trabajar de geólogo en el futuro. Sin embargo, después de intentar avanzar en la carrera durante tres años, tuvo que abandonar. "Ingresé en la carrera sin saber estudiar y con una mala base de matemática . Tuve que contratarme un profesor particular para que me ayudara con las materias exactas, y de todas formas no las pude aprobar. Insistí durante tres años, pero llegó un momento en que trabajaba en un call center, cursaba en la facultad e iba a clases particulares , y así y todo no me iba bien. Se me hizo insostenible y después de tres años tuve que abandonar", relató Stefan a LA NACION. Según un informe publicado por el Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, la situación de Stefan se repite una y otra vez en las universidades del país. Sólo 27 de cada 100 estudiantes que empiezan a estudiar en la universidad se gradúan. En las de gestión pública sólo terminan 23 de cada 100 alumnos, mientras que en las privadas, 40 de cada 100 logran finalizar la carrera. Aunque en los últimos años aumentó la cantidad de graduados universitarios en la Argentina, tal como lo anunció la presidenta Cristina Kirchner durante la inauguración de la Universidad Metropolitana para la Educación hace pocos días atrás, la realidad es que la tasa de graduados sigue por debajo de la de otros países de la región. El CEA señala que, mientras en Brasil se gradúan 4,3 de cada 1000 habitantes, en el país se producen casi la mitad de graduados: 2,5 por cada 1000. Este fenómeno emerge a pesar de que la matrícula universitaria creció un 18% entre 2002 y 2010, y que supera proporcionalmente a la cantidad de
1 5

matriculados en Brasil. Es decir que, si bien se ha extendido mucho el acceso a la universidad, son muy pocos los alumnos que logran concluir sus estudios en tiempo y forma. Según indica el CEA, la Argentina tiene una de las menores tasas de graduación en relación con la cantidad de ingresantes no sólo en la región, sino también en el mundo. En Brasil se gradúan en promedio 50 de cada 100 ingresantes; en Chile, 59, y en Francia, 67. Este fenómeno de la deserción universitaria está muy presente, por ejemplo, en el Ciclo Básico Común (CBC) de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde un 40% de los alumnos abandonan antes de completar siquiera las materias comunes para ingresar en sus respectivas facultades. Pero no es una característica exclusiva de las universidades públicas. Según el CEA, en 2010 se graduó en las universidades privadas menos de la mitad de los ingresantes. Burocracia y desinterés "El tema de la deserción tomó mucha relevancia en los últimos años, y se está empezando a trabajar fuertemente en la retención del alumno", comentó María Laura Basabe, coordinadora de Calidad Académica de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), a LA NACION. Respecto de los motivos detrás de la deserción, representantes de las universidades consultados especialmente estuvieron de acuerdo en que muchos alumnos no logran completar la universidad porque tienen dificultades académicas (que traen de la escuela secundaria), económicas y laborales. Pero además de estos dos factores se mencionan también la falta de motivación, los cambios vocacionales y la burocracia como causas decisivas de abandono. Alieto Guadagni, el director del CEA, considera que el problema principal está en el nivel de aprendizaje de la escuela media. "Los alumnos salen del secundario y no están preparados para afrontar las exigencias de la universidad", señaló Guadagni. Por otra parte, según informaron voceros de la UBA, uno de los mayores desafíos que los alumnos tienen a la hora de cursar los estudios superiores es que la mayoría debe trabajar y estudiar a la vez.

Gestión Cultural Luján

2013

Según los datos del último censo realizado por la UBA, el 62,7% de sus alumnos trabaja, y de éstos el 42,5% con una carga horaria laboral de entre 36 y 45 horas semanales. La indecisión vocacional de los alumnos es otro desafío que las universidades tienen muy presentes. Daniel Serrot, director del Departamento de Admisiones y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella, afirmó que "el cambio de carrera es un fenómeno en aumento. Hoy hay mucha más incertidumbre, muchas más opciones, y a los estudiantes se les hace más difícil elegir la carrera y más patente el miedo a fracasar en la elección". En la UBA se prolongó el tiempo transcurrido desde el inicio del Ciclo Básico Común y el ingreso a la facultad. Los alumnos que tardaron dos o tres años en completar el CBC se incrementaron en relación con años anteriores, mientras que los que tardaron sólo un año son cada vez menos. En 2011 solamente un 38,3% de los alumnos completaron el CBC y empezaron la facultad en un año. "Hay un 18% de alumnos que cambian de carrera durante el primer semestre, lo cual extiende la duración del CBC", señaló Jorge Ferronato, director de ese ciclo de ingreso ante la consulta del diario. Alexandre Roig, secretario académico de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), señala la motivación de los estudiantes como otro factor decisivo. "Nosotros percibimos que muchos alumnos pierden la motivación y el sentido de su propia formación", explicó Roig. Finalmente, los trámites y la burocracia propia de la universidad también juegan un rol en esta situación. Es un tema que se arrastra desde hace muchos años. "Yo vine a pedir un certificado a Ciudad Universitaria, había dos filas larguísimas y nadie te decía nada; hice la fila y al final estaba en el lugar equivocado, sentís que nadie te ayuda", señaló Sofía López, estudiante de la Facultad de Psicología de la UBA. Estudiantes consultados señalaron que la burocracia en la universidad pública resulta infranqueable a pesar de la buena voluntad que uno tenga. "No es posible evitar por completo la deserción, pero buscamos acompañar al alumno para asegurarnos de que si desea abandonar una carrera esa decisión sea una decisión genuina y no el producto de una frustración", resume Laura Basabe, de la UADE.
2 5

Radiografía del universo estudiantil Más mujeres Según el Anuario 2010 de Estadísticas Universitarias, de los 99.431 egresados en 2010, 49.367 fueron mujeres Pocos ingenieros Se recibieron en las universidades nacionales: 15 ingenieros hidráulicos, 24 ingenieros en petróleo, 3463 psicólogos y 10.258 abogados Más ciencias sociales Por cada egresado de una carrera de ingeniería, se graduaron casi 5 estudiantes de las carreras de ciencias sociales Presupuesto por alumno El presupuesto anual promedio de las universidades nacionales fue de $ 9777 por estudiante, lo que significa un 0,89% del PBI, y un aumento acumulado del 220% entre 2006 y 2010

Viernes 24 de mayo de 2013 | 14:47 Umberto Eco: La Universidad debe ser "para una elite" El escritor y filósofo declaró en España que la educación superior debe acotar su acceso porque ese es uno de los problemas educativos; las críticas desde la Argentina Burgos (España).- El excesivo número de alumnos y la sustitución del papel del docente por Internet son los principales problemas de las universidades, sostuvo el escritor Umberto Eco, para quien estas instituciones académicas deben ser "para una elite" como recordó que fue en sus mejores épocas. "El exceso de alumnos entorpece la actividad académica y aboca a las universidades a la crisis", mientras que "la progresiva influencia de las nuevas tecnologías ha modificado la relación de los alumnos con los profesores, especialmente a raíz de la explosión de Internet, desde donde se puede acceder a mucha información, lo que en parte sustituye al papel del docente", sostuvo en conferencia de prensa. Eco, que ayer fue investido doctor honoris causa por la Universidad de Burgos (norte de España), previo a eso ironizó en una rueda de prensa sobre el hecho de que en cada país se piense que la universidad propia

Gestión Cultural Luján

2013

funciona mal y el resto son mejores, cuando los problemas son comunes, al menos en el caso de Europa. En una época como la actual donde se cuestiona prácticamente todo en Europa, destacó también el armazón y los vínculos culturales del viejo continente en torno a las culturas judeo-cristiana, grecorromana y, en algunos aspectos, germánica. En Europa "hay más cultura de lo que parece", resumió Eco (Alessandria, Italia, 1932) un día antes de recibir el mencionado título de doctor honoris causa, que añadirá a los casi cuarenta de esta índole que ya acumula. Europa acusa una tradición común e incluso parte de unos principios legales comunes en el origen del Derecho Romano, insistió el pensador italiano en su defensa de la esencia y tradición europeas. La mención a Borges El escritor, que pidió de forma expresa que no se le formulara ninguna cuestión relacionada con la actualidad de España e Italia "para evitar malos entendidos", reconoció que, cuando se está en Europa, no parece tan claro que exista una cultura común. No obstante, cuando se visita, por ejemplo, una universidad de Estados Unidos, se aprecia claramente cómo los estudiantes y profesores guardan una mayor relación entre sí. Eco, que permanecerá tres días en Burgos, donde visitará la Catedral y la Abadía de Santo Domingo de Silos hoy y ofrecerá un coloquio abierto, aceptó el nombramiento de doctor honoris causa en Burgos, porque desde joven se sintió atraído por la cultura y la estética medievales. También recordó "cierto compromiso" por el hecho de que uno de los personajes principales de su novela "El nombre de la rosa" era Jorge de Burgos. Recordó que escogió inicialmente el nombre en homenaje al escritor argentino Jorge Luis Borges y que no sabía que terminaría siendo el malo del relato, "porque los personajes de las novelas tienen vida propia y toman su propio camino". Además, señaló que en la novela hay un pergamino para el que se inspiró en parte en el Beato de Silos, conocido también como las glosas silenses, que conoció hace años en el British Museum de Londres, donde se encuentran depositadas, por lo que tenía un
3 5

"gran interés" por conocer la abadía que dio nombre a esta obra. El escritor defendió una cultura "que siempre debe estar en crisis", porque es "una crítica de la existencia" y aseguró que los intelectuales "no deben salvar la cultura, sino producir". A Umberto Eco sólo le preocupa poder morir pensando que no tiene tiempo para hacer todo lo que pretende y que siempre se sintió libre, incluso cuando trabajó para una editorial. Las críticas desde la Argentina Las declaraciones de Eco generaron discusiones en la Argentina, un país que prioriza las universidades públicas gratuitas. "Me llama la atención que Eco se haya puesto tan reaccionario, es obvio que no vamos a pensar como él", aseguró la poeta y lingüista Ivonne Bordelois, declaraciones que publica en su portal la revista Ñ. Mariano Narodowski, profesor de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) y ex ministro de Educación porteño, aseguró que "hoy la Universidad se enfrenta al desafío de la masividad" y que en ese sentido Eco plantea "el dilema masividad - excelencia" y que "la única forma de resolverlo es que todos puedan cursar estudios superiores pero respetando el mérito". Según el ex funcionario, "bien administrada, la masividad esconde un tesoro: el aumento de la masa crítica de talento y excelencia". Guillermina Tiramonti, politóloga y ex coordinadora del Area Educación y Sociedad de Flacso, tampoco estuvo de acuerdo con Eco: "Uno puede pensar una Universidad diversificada en la que haya lugar para todos; puede formar a diferentes sectores sociales con diferentes orientaciones, pero abarcando a todos, porque el ideal es conseguir que la mayoría de la población acceda", sostuvo. Y agregó que "el problema de las universidades no es Internet, sino que no están haciendo el uso debido".

Gestión Cultural Luján

2013

Opinión El dilema del huevo o la gallina Por Mauricio Ocampo | Para LA NACION

Datos proporcionados por el Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano abonan este supuesto. Una pregunta formulable sería: ¿qué es lo primero, el huevo o la gallina? Eso es propio de un escenario de culpas repartidas expresadas en este tipo de lugares comunes: la escuela media no brinda saberes necesarios, la universidad es elitista, la familia aspira a lo imposible. La juventud no tiene futuro. Prefiero otro eje: el de las responsabilidades compartidas. Ojalá coincidamos en que gran parte del presente de estos jóvenes nos compete a todos los actores sociales involucrados en su crecimiento. ¿Los acompañamos a adquirir hábitos y valores que los hayan hecho autónomos para atravesar el tránsito a lo universitario? En la socialización básica se asientan eslabones fundamentales de la estructura construida. En todos esos años, los sujetos en cuestión están en evolución psíquica y física. Nada está cerrado ni concluido. Y las familias, escuelas y universidades deben atender tales circunstancias. Ejemplifico con una dimensión: la comprensión lectora. Es uno de los principales problemas que tienen los alumnos. ¿Qué hacemos padres, instituciones educativas y

estudiantes para enfrentar ese problema? Tal vez los adultos cuando fuimos chicos combinamos intuitivamente lecturas de la colección Robin Hood, deberes escolares y horas de juego. No se opusieron lo académico y lo social. Hoy todo ese escenario parece algo en tensión: todo es esfuerzo o placer. Generamos así "divorcios esquizofrénicos" en los cuales los abandonos parecen ser una posible solución de los conflictos. Hace días, en la Universidad Torcuato Di Tella, el filósofo y escritor Tomás Abraham reclamó a educadores no perder de vista la dificultad de esa tarea. Hizo un elogio -ni estoico ni voluntarista- de ella. En la medida en que las familias, escuelas y centros de formación superior equilibremos propuestas de lucha y disfrute, de orden y lúdicas, costosas y livianas -no light -, podremos esperanzarnos en la construcción de un tránsito más propicio. Uno que apunte a la continuidad antes que a la ruptura con una de las cosas más importantes y gratificantes: estudiar y no frustrarnos en el intento. Mantenernos en un escenario de fragmentaciones en donde un nivel reclama al otro y no consensúa con el previo o el siguiente no es más que una muestra de la desarticulación que padecemos en la vida cotidiana.

4

5

Gestión Cultural Luján

2013

1-04-13 | Tecnología
http://www.infobae.com/notas/705366-Mark-Zuckerberg-busca-lareforma-migratoria-en-los-EEUU.html

Mark Zuckerberg busca la reforma migratoria en los EEUU El CEO de Facebook lanzó la organización FWD.us, integrada también por Marissa Mayer, de Yahoo!, y Eric Schmidt, de Google, entre otros. Tiene como fin impulsar un cambio en la política de inmigración norteamericana El fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció hoy la fundación de una organización llamada FWD.us con gurús de Silicon Valley con propuestas bipartidistas para una reforma migratoria en Estados Unidos. El empresario recuerda en un editorial de The Washington Post que los Estados Unidos son un país de inmigrantes y pone como ejemplo su propia su familia, ya que sus bisabuelos llegaron al puerto de Ellis Island (Nueva York) como millones de inmigrantes en el siglo XIX. "Mis abuelos fueron un cartero y un oficial de policía. Mis padres son doctores. Yo empecé una compañía", señala Zukerberg que considera que "nada de esto podría haber sucedido sin una política de bienvenida a la inmigración, un gran sistema educativo y comunidad científica líder en el mundo, que creó internet". "Hoy en día los estudiantes deberían tener las mismas oportunidades, pero nuestro sistema actual los bloquea", lamenta el emprendedor, que anunció la creación del grupo FWD.us. El grupo está integrado por líderes de la comunidad tecnológica como el cofundador de LinkedIn Reid Hoffman; el presidente de Google, Eric Schmidt; la consejera delegada de Yahoo!, Marissa Mayer, y el fundador de Dropbox, Drew Houston, entre otros. Zuckerberg, que imparte un taller sobre emprendedores en su comunidad, cuenta que uno de sus principales alumnos no sabe si podrá ir la universidad por ser inmigrante indocumentado. "Su familia es de México y vinieron cuando era un bebé. Muchos estudiantes en mi comunidad están en la misma situación; se mudaron a los Estados Unidos tan pronto que no tienen recuerdos de vivir en ninguna otra parte".
5 5

"Estos estudiantes son inteligentes y trabajadores y deberían formar parte de nuestro futuro", asegura el empresario que considera que "tenemos una extraña política de inmigración para una nación de inmigrantes. Esta política no tiene cabida en el mundo de hoy". La economía, según Zuckerberg, ha cambiado en el último siglo. Ya no se trata de explotar petróleo y recurrir a mano de obra y maquinaria industrial, sino que ahora se basa principalmente en "conocimiento" e "ideas". En ese contexto, los recursos "más valiosos son la gente talentosa que educamos y atraemos a nuestro país", porque una economía basada en el conocimiento "puede llegar más lejos, crear mejores trabajos y proveer una mayor calidad de vida para todo el mundo en el país". Zuckerberg señala que más del 40 por ciento de los graduados en matemáticas y ciencias no son ciudadanos norteamericanos y lamenta que no se les dé una oportunidad para quedarse en el país. "¿Por qué no permitimos a los emprendedores venir aquí cuando quieran empezar una compañía y crear más trabajos?" Zuckerberg aboga por una "reforma migratoria global" que comience con una política de seguridad efectiva en la frontera que permita "un camino a la ciudadanía y atraer a la gente más talentosa y más trabajadora, sin importar dónde hayan nacido". También considera vital mejorar el nivel de las escuelas, dar más apoyo a los profesores más competentes y que se haga hincapié en materias como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, al tiempo que se invierta más investigación científica. Su objetivo es trabajar con republicanos y demócratas en el Congreso, el gobierno y los estados para apoyar cambios en la política y apoyar a la generación del futuro. Tags: Mark Zuckerberg Reforma migratoria EEUU

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful