Capitulo 2: Llegada y ¡menuda prueba!

Una vez pasada la primera fase, todos los conquistadores llegan a los que van a ser sus aposento”. Están los “guapos”, los “simpáticos”, los “únicos” y los “nerds”. En este último grupo se encuentra Andrés, y rápidamente congenia bien que el resto de su grupo. Y es que “once piece” une mucho.

Cada uno elige una cama, la habitación solo tiene un armario pero se las apañan bien y pasan a decorarla como si fuera su casa, es decir, llena de posters, figuras, poster de telas, consolas y demás utensilios que son imprescindibles para ser un buen “nerd”. Que no vale con lo primero que se coge, no señor, las cosas tienen un valor simbólico muy grande.

Despues de hacer la habitación un lugar mas suyo, ven como poco a poco el resto de “casas” se van llenando con los demás pretendientes, pero ¡sorpresa!. Los nerds tienen suerte y van a tener una cita en grupo con Corina.

Corina esta muy confusa y no sabe que es lo que puede pasar en una cita con tanto “friki” suelto, pero estos la sorprenden llevando a un salón recreativo, llenísimo hasta arriba de distintas maquinas.

Ella disfruta como puede pues no es mucho de videojuegos pero ellos se lo pasan en grande y entre zombi muerto y canasta marcada, conoce a otro de los nerds, el rapero Álvaro Colina, este la sorprende con alguna que otra frase muy bonita, pero nuestro capitán no iba a ser menos, para poder estar con ella y como sabe que a las chicas les gustan las motos, decide coger este juego para disfrutar como un autentico motorista.

Subidos en sendas motos, juegan entre ellos y se estabilizan o desestabilizan dependiendo del momento, Corina siente que “el capitán” tiene algo que le gusta y el confiesa que por unos segundos dejo de escuchar cualquier sonido que hubiera para solo centrarse en las sonoras y alegres, carcajadas de Corina. Para un primer contacto no esta nada mal, parece que hay algo de química, pero habrá que ver como evoluciona esta semillita.

Una vez de vuelta al castillo, la cita con los nerds no han terminado y ella se propone conocerlos mejor y ellos convertirla en una autentica cosplay girl. Cada uno aporta trozos de

disfraces y la convierten en una “superheroina”, los chicos lo pasan en grande pero Corina no le ve la gracia. Diferencia de criterios se llama. Después de terminar la cita con Corina todos quedan muy satisfechos, lo han pasado muy bien y esperan que ella también. Lo “peor” esta por llegar.

Al día siguiente uno de los consejero los despierta y les dice que va a probar si son fieles, pero fieles psicológicamente hablando, vamos, con la mente, para eso piensa cogerle las pulsaciones mientras están al lado de todo un pivón. Una chica morenita preciosa y de curvas generosas.

Los nerds de naturaleza tímida, no saben como tomarse la prueba pero el gallego rompe el hielo y todos disfrutan tomándose las pulsaciones. Muy pocos superaron la prueba alguno hasta haría que el tensiómetro saltara pero era lógico, porque la chica era hermosa y se agarraba bastante bien. Esto mismo le paso a nuestro príncipe, cuando le toco el turno, la chica que había visto mas que otros, decide quitarle la camisa para comprobar si lo que ella piensa es verdad y si que lo es. El capitán es un superhéroe de pleno derecho, tiene un cuerpo esculpido por la mano de Miguel Ángel. Eso sorprende al consejero que creía que todos los nerds eran poca cosa. Le gusta tanto lo que ve que lo primero que hace cuando llega al castillo es contarle el gran secreto del Capitán América, que no es su doble personalidad, son sus pectorales. Pero el capitán que se había puesto como un tomate reconoce después que ese momento fue un típico: “Tierra trágame”. Y es que la morenita no se corto ni un pelo, pues teniendo delante semejante cuerpo, porque no hacerle unas cuantas cosquillitas. Tonta ¿verdad?

Proximamente … Capitulo 3: Un paso intermedio