P. 1
enfermedadesprofesionalesrespiratorias-110510023040-phpapp01

enfermedadesprofesionalesrespiratorias-110510023040-phpapp01

|Views: 8|Likes:
Published by Marisela Sanchez Ch

More info:

Published by: Marisela Sanchez Ch on Jun 07, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/16/2014

pdf

text

original

ENFERMEDADES PROFESIONALES RESPIRATORIAS

• •

FISIOLOGIA DEL APARATO RESPIRATORIO

La respiración se efectúa gracias a la expansión y contracción de los pulmones; el proceso y la frecuencia a la que sucede están controlados por un centro nervioso cerebral. En los pulmones el oxígeno penetra en los capilares, donde se combina con la hemoglobina contenida en los hematíes o glóbulos rojos y es transportado a los tejidos. Al mismo tiempo, el dióxido de carbono, que pasa a la sangre en su recorrido por los tejidos, se difunde desde los capilares hacia el aire contenido en los pulmones. La inhalación introduce en los pulmones aire con una concentración elevada de oxígeno y baja en dióxido de carbono; el aire espirado que procede de los pulmones tiene una concentración elevada de dióxido de carbono y baja en oxígeno. Los cambios en el tamaño y capacidad del tórax están controlados por las contracciones del diafragma y de los músculos intercostales.

ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Todas las llamadas enfermedades respiratorias, son diferentes combinaciones de unos cuantos síntomas: Tos, mocos, flemas, dificultad respiratoria,... Síntomas que manifiestan el intento del organismo para librarse de las sustancias tóxicas acumuladas a lo largo del tiempo en las enfermedades agudas, y la aceptación y tolerancia del acumulo tóxico y desequilibrio, alternada de pequeñas crisis curativa que intentan sacar al cuerpo de la enfermedad crónica. Las causas infecciosas se asocian a microorganismos como:
• • •

Virus: adenovirus, rhinovirus, influenza y parainfluenza. Bacterias: M catarralis, S. pneumoniae. Hongos: como el aspergillus, etc.

Las de origen mecánico-obstructivo a exposición a contaminantes de la atmósfera y al hábito tabáquico, entre otros; y las de origen alérgico a una respuesta inmunológica a compuestos como el polen, polvo por citar unos ejemplos. Dentro de éstas, tiene particular importancia por las características de presentación la Influenza.

CAUSAS DE LOS PROBLEMAS RESPIRATORIOS EN EL TRABAJO

Hay un mayor número de bronquitis crónica debido a la inhalación, especialmente en el medio laboral, de humos y vapores diversos como disolventes, barnices, productos de limpieza, aguafuerte, e isocianatos. El aguafuerte, que contiene cloro, es un producto muy

perjudicial para las vías respiratorias. Hemos visto más de una persona quedarse casi sin aire por limpiar en sitio cerrado con aguafuerte concentrado. También hay una gran proporción de bronquitis crónica en las personas que trabajan con granos de cereales, paja,... Las reacciones que se producen en las vías respiratorias y los pulmones de los trabajadores que inhalan sustancias y partículas en su trabajo se dividen en tres categorías principales:
• •

Muchas enfermedades conocidas, como la asbestosis o la silicosis, son provocadas por fibras y partículas que se depositan en el conducto respiratorio. Diversos tipos de agentes naturales y sintéticos utilizados en el lugar de trabajo pueden provocar también enfermedades respiratorias de tipo alérgico, asma de origen laboral, rinitis o alveolitis, las cuales han aumentado de forma constante en los últimos años. Las sustancias irritantes del aparato respiratorio, como el humo del tabaco en el ambiente, el cloro, el polvo en general e incluso el aire frío puede provocar crisis en personas que ya padecen asma. En estos casos, aunque la persona no muestra una hipersensibilización ante el agente específico, la crisis sigue estando relacionada con el trabajo. ENFERMEDADES PULMONARES PROFESIONALES.

1. SILICOSIS. La silicosis aparece principalmente por aspiración de polvo de cuarzo, arena y granito. Debido al depósito de partículas de Sílice, en el pulmón ocasiona la destrucción del mismo y formación de fibrosis (cicatrización) de los tejidos pulmonares incluidos los vasos sanguíneos y linfáticos.

Los síntomas aparecen tras más de 10-20 años de exposición. Y el más frecuente es la dificultad respiratoria. En el peor de los casos, comienza con una silicosis simple y progresa hacia una condición conocida como silicosis conglomerada, en la que nódulos de fibras individuales se unen y

forman grandes masas de tejido cicatrizante. Este tipo de silicosis impide al pulmón tomar la cantidad de oxígeno necesaria para el organismo. Con el tiempo, esto causa complicaciones severas, como el enfisema, dolencia en la que los alvéolos pulmonares pierden su elasticidad y funcionalidad. La tuberculosis pulmonar también es una complicación frecuente.

CONSIDERACIONES

Hay tres tipos de silicosis. Son clasificados según la concentración en el aire de sílice cristalina a la que un trabajador estuvo expuesto:
• • •

Silicosis Crónica, ocurre normalmente después de 10 años o más de sobre exposición. Silicosis acelerada, resulta de la exposición a altas concentraciones de sílice cristalina y se desarrolla de 5 a 10 años después de la exposición inicial. Silicosis aguda, ocurre donde las exposiciones son las más altas y puede causar el desarrollo de síntomas entre algunas semanas y 5 años. CAUSAS

La causa directa es la inhalación de sílice que queda en el aire cuando se extraen minerales de rocas que contiene cuarzo. Los mineros de oro, plomo, zinc y cobre corren el riesgo de desarrollar silicosis, así como aquéllos que trabajan con antracita y otros carbones bituminosos. También están expuestos al polvo de cuarzo quienes trabajan en limpieza con chorro de arena, cerámica o porcelana, extracción de granito, pulimiento de piedras y ciertos tipos de fundición.

• •

¿QUIÉN CORRE UN RIESGO?

El trabajo en un ambiente polvoriento donde existe la sílice cristalina puede aumentar el riesgo de silicosis. Si varias personas trabajan en un tal lugar y una es diagnosticada con silicosis, las otras deben hacerse un examen para averiguar si ellas también la han contraído.

Los siguientes son ejemplos de industrias y actividades en mayor riesgo de exposición:
• • • • • • •

Construcción (el limpiar con un chorro de arena, el trabajo con un martillo neumático, y la construcción de socavones). La minería (el cortar o taladrar arenisca y granito). El trabajo en una fundición (el moler moldura) la fabricación de vidrio, cerámica y arcilla. La agricultura (condiciones polvorientas por el distribuir la tierra, como durante el arar o la cosecha). La fabricación de jabón y detergentes la construcción naval. El cortar piedras (el aserrar, limpiar abrasivo con un chorro, astillar, y moler) el ferrocarril (poner las vías). La fabricación y el uso de abrasivos.

SIGNOS Y SÍNTOMAS Los principales síntomas manifestados en la silicosis son:
• • • • • • •

Falta de aire. Tos, normalmente con esputos. Bronquitis crónica. Enfisema. Dolor en el pecho. Labios y lóbulos de las orejas azulados TRATAMIENTO

El tratamiento se realiza básicamente con:
• • • • •

Broncodilatadores. Muco líticos. Oxigenoterapia. Antibióticos (en los casos de infección respiratoria). CUIDADOS

Frecuentemente, esta enfermedad puede ser evitada si usted y su empleador siguen las reglas de seguridad en el trabajo establecidas por el Gobierno.

Si usted trabaja expuesto a polvo de cuarzo, es esencial que use una mascarilla o dispositivo que purifique el aire, pero el tipo de protección que necesita, depende del trabajo que realice. Otros métodos preventivos incluyen humedecer los materiales antes de trabajar con ellos, trabajar bajo un resguardo que suministre aire limpio y remover el polvo de lugar donde trabaja. 1. 2. LA TUBERCULOSIS Es una enfermedad pulmonar que ocasiona infección en los pulmones y da lugar a la formación de granulomas.

¿CÓMO SE PROPAGA LA TUBERCULOSIS?

La enfermedad se propaga a través del aire al pasarse las bacterias de la tuberculosis de los pulmones de una persona a otra al toser, estornudar, o hablar. Las personas que inhalan estas bacterias pueden infectarse.

Las bacterias de la tuberculosis se transmiten a través del aire.

Para contraer la tuberculosis debe haber generalmente contagio cercano diario con una persona que tenga la enfermedad. Por esta razón, la mayoría contrae la enfermedad de personas con quienes comparte mucho tiempo, como por ejemplo, miembros de la familia, amigos, o compañeros de trabajo. No es común contagiarse porque alguien tosa en un restaurante, ni se transmite por el uso de platos, vasos, sábanas o colchones utilizados por personas infectadas.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA TUBERCULOSIS?

La tuberculosis puede atacar cualquier parte del cuerpo, pero los pulmones son el blanco más común. Las personas con tuberculosis pueden presentar algunos de estos síntomas o todos ellos: 1. 2. 3. Cansancio constante. Pérdida de peso. Tos persistente que no se quita por semanas.

4. Fiebre.

5. 6.

Sudores nocturnos. Pérdida del apetito

Si la tuberculosis está en estado avanzado, es posible que al toser haya manchas de sangre en el esputo. Muchas veces, la persona tiene tuberculosis pero los síntomas que presenta son leves. Es posible que de esta manera esté propagando las bacterias sin sable que está enferma.

¿QUÉ EXÁMENES SE HACEN PARA SABER SI TIENE TUBERCULOSIS?

1. 2. La prueba cutánea de la tuberculina por el método de Mantoux PPD muestra si usted ha sido infectado.

3. Si está infectado se le hará una radiografía (placa) del tórax. Ésta mostrará si las bacterias han causado algún daño en los pulmones. 4. En un examen del esputo se verá si hay bacterias de la tuberculosis en el líquido espeso que una persona bota al toser.

¿QUIÉNES DEBEN HACERSE UN EXAMEN PARA DETECTAR LA TUBERCULOSIS? Personas que hayan tenido contacto diario muy cercano con alguien que tenga la enfermedad de la tuberculosis activa. (Puede ser un miembro de la familia, un amigo o un compañero de trabajo). Personas que tengan síntomas de tuberculosis Personas a las que se lo exigen para un empleo o para la escuela. Personas que tienen un sistema inmunológico débil o ciertos problemas de salud. ¿CÓMO PODEMOS COMBATIR LA TUBERCULOSIS?

• • • •

La mejor manera de combatirla es asegurarse de que las personas que necesitan tomar medicinas lo hagan regularmente. En este grupo están: 1.

2. Las personas con tuberculosis. Estas personas tienen bacterias activas que pueden

infectar a otros. La única forma de que se curen es tomando la medicina como se la recten. 3. Las personas que no están enfermas pero que han sido infectadas. Estas personas tienen bacterias inactivas rodeadas con "paredes". Es posible que no estén enfermas en la actualidad, pero las bacterias de la tuberculosis pueden reactivarse y hacer que se enfermen en un futuro. La mejor manera de deshacerse de las bacterias y prevenir la tuberculosis es tomando las medicinas todos los días como lo recete el médico. 4. Las personas que estén en contacto cercano con alguien que tenga tuberculosis--sin importar la edad--deben tomar medicinas para prevenir la tuberculosis, de acuerdo con las instrucciones del médico.

¿PUEDEN LOS PACIENTES CON TUBERCULOSIS INFECTAR A OTRAS PERSONAS?

La mayoría de los enfermos con tuberculosis dejan de propagar las bacterias después de tomar la medicina por dos a tres semanas. Un médico le hará una prueba al paciente para saber si la enfermedad no seguirá propagándose. Casi todos los pacientes viven en sus hogares y llevan a cabo sus actividades normales ya que están tomando su medicina para la tuberculosis. 3. LA BERILIOSIS La Beriliosis es una inflamación pulmonar causada por la aspiración de polvo o vapores que contienen berilio. En el pasado, el berilio se extraía de las minas para su uso en las industrias químicas y electrónicas y en la fábrica de lámparas de luz fluorescentes en la actualidad, se usa principalmente en la industria aeroespacial, tanto con los trabajadores de estas industrias, algunas personas que vivían cerca de las refinerías de berilio también desarrollan la beriliosis. La diferencia entre la beriliosis y las demás enfermedades pulmonares ocupacionales es que los procesos pulmonares parecen producirse solamente en individuos sensibles al berilio y que representan aproximadamente el 2% de los que están en contacto con el, la enfermedad puede manifestarse incluso en aquellas personas que han sufrido una exposición relativamente breve al berilio y los síntomas pueden tardar en aparecer de 10 a 20 años.

SÍNTOMAS Y DIAGNOSTICO DE LA BERILIOSIS

En algunas personas, la beriliosis se produce de repente (beriliosis aguda), principalmente en forma de una inflamación del tejido pulmonar (neumonitis). Las personas con berilillos aguda tienen acceso repentino de tos, dificultad para respirar y perdida de peso. La beriliosis aguda puede también afectar a la piel y a los ojos.

Otros sujeto padecen beriliosis crónica, caracterizada por la formación de un tejido anormal en los pulmones y por el aumento del tamaño de los ganglios linfáticos. En estas personas, la tos, la dificultad respiratoria y la perdida de peso se desarrollan de forma gradual. El diagnostico se basa en la historia personal de exposición al berilio, en los síntomas y en las alteraciones características que se pueden observar en la radiografía de tórax. Sin embargo las radiografías de beriliosis se parecen a las de otra enfermedad pulmonar, la sarcoidosis, de ahí que puedan necesitarse pruebas inmunológicas complementarias.

PRONÓSTICO Y TRATAMIENTO

La beriliosis aguda puede ser grave, incluso mortal. Sin embargo, por lo general, los individuos se restablecen, a pesar de estar muy enfermos al principio por la rigidez de los pulmones y la alteración de la función pulmonar. Con un tratamiento adecuado, como la respiración asistida y los corticosteroides, el paciente se recupera habitualmente al cabo de un periodo de 7 o 10 días, sin efectos residuales. Cuando los pulmones están gravemente afectados por la beriliosis crónica, el corazón puede sufrir debido a un esfuerzo excesivo, provocando insuficiencia cardias y muerte. A veces los corticosteroides, como la prednisona oral, se prescriben para la beriliosis crónica, aunque infortunadamente no son muy útiles. 3. LA BISINOSIS La bisimosis es un estrechamiento de las vías respiratorias causado por la aspiración de partículas de algodón, lino o cáñamo. Aunque la bisinósis se produce casi exclusivamente en las personas que trabajan con el algodón sin procesar, quienes trabajan con lino y cáñamo pueden también desarrollar este tipo de afección. Los obreros que abren fardos de algodón en rama o que trabajan en las primeras fases del procesamiento del algodón parecen ser los más afectados. Aparentemente, algún elemento del algodón en rama provoca el estrechamiento de las vías aéreas en las personas propensas.

SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO

La bisinosis puede causar sibilancias al respirar y opresión en el pecho, por lo general durante el primer día de trabajo después de un descanso. A diferencia del asma, los síntomas tienden a disminuir tras una exposición repetida y la opresión en el pecho puede desaparecer hacia el final de la semana de trabajo. Sin embargo, cuando se trata de una persona que ha trabajado con algodón durante muchos años, la opresión en el pecho puede durar 2 o 3 días o incluso la semana completa. La exposición prolongada al polvillo del algodón aumenta la frecuencia de las sibilancias pero no evoluciona hacia una enfermedad pulmonar discapacitante.

El diagnostico se establece mediante una prueba que muestra la disminución de la capacidad pulmonar a lo largo de la jornada laboral; por lo general, esta disminución es mayor durante el primer día de trabajo.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

El control del polvo es el mejor modo de prevenir la bisinosis. La respiración sibilante y la opresión en el pecho se pueden tratar con los mismos fármacos utilizados para el asma. Los fármacos que abren las vías aéreas (broncodilatadores) pueden administrarse en un inhalador (por ejemplo, el albuterol) o en comprimidos (por ejemplo, la teofilina). Para los casos más severos los broncodilatadores y corticosteroides. suelen mejorar los síntomas y p corticosteroides. Los programas de ejercicios físicos, ejercicios de respiración y los programas de educación del paciente suelen ser de gran ayuda para las personas con una enfermedad pulmonar crónica. 3. ASMA OCUPACIONAL El asma ocupacional es un tipo de asma causado por la exposición a irritantes inhalados en el lugar de trabajo. El asma ocupacional es a menudo una enfermedad reversible, lo que significa que los síntomas pueden desaparecer cuando se evitan los irritantes que causaron el asma. Sin embargo, puede producirse un daño permanente si la persona experimenta una exposición prolongada. Ejemplos de irritantes en los lugares de trabajo incluyen:
• • • •

Polvo. Gases. Humos. Vapores.

Otros agentes son productos animales, desechos de pájaros, polen de plantas, enzimas biológicas (detergentes), metales, humos, drogas (penicilinas, cefalosporinas, metildopa, tetraciclina). En 1980se conocían ya más de 200 agentes capaces de provocar asma en el medio laboral, pero es difícil conocer su prevalencia e incidencia. Se estima que la prevalencia de asma en la población general es de un 5-10% y, que de éste, un 5% puede ser de tipo ocupacional.
• •

FACTORES DE RIESGOS AMBIENTALES Concentración de los agentes: Cuanto mayor sea, aumentará el riesgo de sensibilización a la sustancia.

• •

Tiempo de exposición: Es necesario para que se desarrollen los mecanismos inmunitarios en los trabajadores. Ventilación y aireación del lugar de trabajo: Las condiciones deficitarias favorecerán la sensibilización. FACTORES DE RIESGO DE SUSCEPTIBILIDAD INDIVIDUAL Asociación de Atopías y agentes de elevado peso molecular EPM: La mayoría de los agentes ocupacionales de elevado peso molecular inducen asma por este mecanismo. La asociación previa de ambos facilita la aparición del asma. Ejemplos de exposición a alérgenos de BPM son: Ganadería, Agricultura, Trabajadores portuarios, de silos y molinos, panaderías, industria alimentaría, cervecera, de fertilizantes Avicultores, pescadores industria de jabones, de aceites. Floristerías, imprentas, etc. Asociación de Hiperreactividad bronquial (HRB) previa y agentes de bajo peso molecular BPM: Muchos de los agentes manejados en el medio laboral pueden ser irritantes para las vías respiratorias, sobre todo los de bajo peso molecular. Ejemplo de exposición a alergeno de BPM son: Manufactureras de colorantes, industria química, fotocopiadoras, anatomía patológica, personal sanitario, insecticidas, industria textil, industria de poliuretano, laboratorio. Hábito de fumar y otros antecedentes: El riesgo de padecer asma laboral. Antecedentes personales como inhalación de drogas, infecciones respiratorias de repetición, reflujo gastroesofágico y asma bronquial previos pueden asociarse con hiperreactividad bronquial facilitando el desarrollo de asma laboral. SÍNTOMAS

• •

El asma ocupacional a menudo comienza con tos u otros síntomas del asma, tal como respiración sibilante y opresión en el pecho, que pueden ocurrir durante la exposición al irritante o irritantes en el trabajo. Algunas veces, los síntomas del asma ocupacional no aparecen hasta varias horas después de la exposición, incluso cuando está en su casa después del trabajo. En el inicio de la enfermedad, los síntomas pueden aliviarse durante los fines de semana y las vacaciones. Sin embargo, durante las últimas fases del asma ocupacional, los síntomas de asma pueden empezar a ocurrir durante la exposición a otros desencadenantes más comunes del asma, tales como el humo, el polvo y los cambios de temperatura.

CAUSANTES DEL ASMA OCUPACIONAL

Aunque todos los días se desarrollan nuevas sustancias que pueden producir asma ocupacional, algunos irritantes presentes en el aire del lugar de trabajo incluyen: Irritante Ejemplos Tipos de trabajos/Ambientes de riesgo

Polvos y vapores químicos

Isocianatos, ácido Fabricantes de colchones de espuma y trimelítico, ácido ftálico. tapicería, aislantes, materiales para empaquetar, plastificadores, pintura de poliuretano Granjas, adiestradores de animales, trabajadores de residencias caninas, jockeys, veterinarios Molineros, panaderos, y otros procesadores de alimentos Trabajadores de algodón y trabajadores de la industria textil

Sustancias animales Polvos de bacterias, caspa, pelo, ácaros, polvos de proteína, insectos pequeños Polvo orgánico Algodón, lino y polvo de cáñamo Metales Cereales, café, harina, granos, té Polvo del algodón y la industria textil

Cromo, sulfato de níquel, Fabricantes de metales y refinerías platino, humos de fundición

TRATAMIENTO

El tratamiento para el asma ocupacional usualmente incluye el evitar la sustancia que desencadena el ataque o los síntomas del asma. Las personas con asma ocupacional deben evitar la inhalación de gases tales como el cloro, el dióxido de ornitrógeno y el dióxido de azufre, ya que estas sustancias pueden agravar los síntomas del asma. Otro tratamiento puede incluir los medicamentos para controlar el asma. Si el asma ocupacional está avanzada, el tratamiento puede también incluir:
• • • •

Medicamentos. Terapia física. Dispositivos o aparatos para asistencia respiratoria PREVENCIÓN

El evitar los desencadenantes es la mejor prevención frente al asma. Si tiene síntomas de asma ocupacional, puede que necesite cambiar de trabajo para evitar la exposición. Sin embargo, ciertas medidas tomadas en el lugar de trabajo pueden ayudar a reducir el riesgo de asma ocupacional:
• • •

Cambie el proceso de trabajo para manejar mejor la exposición al irritante. Utilice técnicas de higiene industrial que sean apropiadas para el tipo de irritante al que usted está expuesto y que mantendrá los niveles de exposición al mínimo. Hágase revisiones médicas periódicas para identificar un posible daño que pueda ocurrir en los pulmones u otras condiciones médicas relacionadas específicamente con la exposición al irritante.

Sea consciente de cualquier antecedente personal o familiar de asma que pueda ponerle en mayor riesgo de padecer asma ocupacional en ciertas industrias.

3. NEUMONITIS Neumonitis química aguda o neumonitis química crónica, es la inflamación de los pulmones (neumonitis) o dificulta respiratoria causada por inhalación de químicos nocivos.

• •

CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

Muchas sustancias químicas de uso casero e industrial pueden producir una forma aguda y crónica de inflamación en el pulmón. La neumonitis química aguda causa edema (inflamación) del tejido pulmonar, movimiento de líquido en los espacios de aire del pulmón y capacidad disminuida para absorber el oxígeno y liberar dióxido de carbono. En casos severos, puede ocurrir la muerte a causa de falta de oxígeno en los tejidos (hipoxia). La causa más común de la forma aguda es la ingestión o inhalación de hidrocarbono. La neumonitis química crónica es consecuencia de niveles bajos de exposición a irritantes pulmonares por períodos de tiempo prolongados. Esto causa fibrosis (cicatrización) con disminución del intercambio de oxígeno y rigidez del pulmón. Si no se controla, esta condición puede conducir finalmente a un trastorno respiratorio. Las sustancias químicas como el cloro (producidas en el hogar cuando se mezclan accidentalmente algunos desinfectantes de inodoro con otros limpiadores clorinados), berilio (encontrado en lámparas fluorescentes de estilo más antiguo) y cloruro de metileno (encontrado en desprendimientos de pinturas) pueden causar neumonitis química y fibrosis pulmonar. Muchos otros químicos caseros pueden causar problemas pulmonares.

PREVENCIÓN

Los químicos caseros deben usarse de manera directa y siempre en áreas bien ventiladas. Deben seguirse las normas laborales con respecto al uso de máscaras protectoras y deben

utilizarse las máscaras apropiadas. Las personas curiosas que siguen a los vehículos de bomberos deben evitar inhalar derrames químicos debido a que los agentes industriales pueden causar neumonitis.

SÍNTOMAS

Agudos:
• • • • •

Sensación inusual en el pecho (posiblemente ardor). Dificultad respiratoria. Necesidad de aire. Tos. Posible respiración con sonido de tipo borboteo o líquido (sonidos respiratorios anormales).

Crónicos:
• • • • •

Falta de alimento al hacer sólo ejercicio leve. Respiración rápida (taquinepa). Puede o no haber tos. Discapacidad progresiva (relacionada con la falta de aliento). SIGNOS Y EXÁMENES

Algunos de los exámenes que se practican para determinar la gravedad del compromiso pulmonar son:
• • • •

Radiografía de tórax para evaluar los pulmones. Gases en la sangre. Estudios de la función pulmonar. TRATAMIENTO

El tratamiento se debe centrar en reducir los síntomas. La terapia con oxígeno puede ser útil. La administración de corticoesteroides es una opción para reducir la inflamación.
• • •

COMPLICACIONES Puede presentarse insuficiencia respiratoria. Situaciones que requieren asistencia médica.

Se debe llamar al médico si el paciente experimenta dificultad respiratoria después de la exposición (o sospecha de exposición) a cualquier tipo de sustancia inhalada 7. BRONQUITIS Aspergilosis alérgica broncopulmonar; aspergilosis bronco pulmonar alérgica, es la inflamación de las vías respiratorias principales de los pulmones de los trabajadores expuestos a polvos, emanaciones de humo, vapores o brumas.

CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

La exposición a polvos, emanaciones de humo, ácidos fuertes y otros químicos que transporta el aire causan este tipo de bronquitis. El consumo de cigarrillo es un factor coadyuvante. La exposición ocupacional a polvos de asbestos, talco, sílice, algodón, lino y carbón en el sitio de trabajo es un factor de riesgo. Las enfermedades asociadas son, entre otras: asma ocupacional, bronquitis crónica, neumoconiosis de trabajadores de carbón , silicosis y asbestosis.

SÍNTOMAS

Dificultad para respirar:
• • •

Tos continua que produce esputo. Sibilancias. SIGNOS Y EXÁMENES

El examen físico revela sibilancias. Los exámenes son, entre otros:
• • •

Exámenes de función pulmonar. Radiografía de tórax. TRATAMIENTO

El objetivo del tratamiento es evitar el irritante causal. Los casos agudos siguen su curso y no requieren tratamiento, pero las personas que están en riesgo o han experimentado el problema y fuman deben dejar de fumar. Las medidas de apoyo son, entre otras: reposo, aumento en la ingestión de líquidos y aire humedecido para ayudar a remover las secreciones de las vías respiratorias.

COMPLICACIONES

Las complicaciones varían y son producto de las enfermedades asociadas. Ocasionalmente, la bronquitis industrial llega a convertirse en un daño respiratorio permanente como enfermedad pulmonar obstructiva crónica o fibrosis pulmonar.

SITUACIONES QUE REQUIEREN ASISTENCIA MÉDICA

Se debe buscar asistencia médica si la persona está regularmente expuesta a polvos, humos, ácidos fuertes o sustancias químicas que puedan afectar los pulmones e igualmente si se desarrollan síntomas de bronquitis.

PREVENCIÓN

Es esencial el control del polvo en las instalaciones industriales (máscaras faciales, ropa protectora, tratamiento de textiles) y se debe dejar de fumar si se presenta riesgo. A aquellas personas que corren riesgo de contraer la enfermedad, se les aconseja someterse a una prueba de detección temprana con un médico.

CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

La exposición a polvos, emanaciones, ácidos fuertes y otros químicos causan este tipo de bronquitis. El humo del cigarrillo es un factor coadyuvante. La exposición ocupacional al polvo en el sitio de trabajo es un factor de riesgo. Las enfermedades asociadas son, entre otras: bronquitis crónica, neumoconiosis de trabajadores del carbón, silicosis y asbestosis. La incidencia es de 1 en cada 1.000 personas

SITUACIONES QUE REQUIEREN ASISTENCIA MÉDICA

Se debe consultar al médico si el paciente está expuesto a polvos, humos, ácidos fuertes o sustancias químicas en los sitios de trabajo y si se observan síntomas de bronquitis. La bronquitis es la inflamación de los bronquios, que son los pasajes principales del aire hasta los pulmones. Por lo general, aparece después de las infecciones virales de las vías respiratorias y entre los síntomas están la tos, la falta de aliento, el jadeo y la fatiga.

7. NEUMOCONIASIS Enfermedad del pulmón negro; neumoconiosis, es una enfermedad respiratoria causada por la inhalación del polvo del carbón por períodos prolongados.

CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

La neumoconiosis de los trabajadores del carbón se presenta en dos formas: simple y complicada (fibrosis masiva progresiva) y es causada por la inhalación del polvo de carbón. La forma simple normalmente no incapacita a la persona, pero la forma complicada sí. El hábito de fumar no aumenta la frecuencia de esta enfermedad, pero puede provocar un efecto perjudicial adicional sobre la función pulmonar. El riesgo de desarrollar la enfermedad se relaciona con la duración y magnitud de exposición al polvo del carbón. La mayoría de los trabajadores afectados tienen más de 50 años. La incidencia es de 6 por cada 100.000 personas. SÍNTOMAS • Dificultad respiratoria. • Tos crónica. SIGNOS Y EXÁMENES
• •

Radiografía de tórax. Pruebas de la función pulmonar.

TRATAMIENTO No hay ningún tratamiento específico para este trastorno que no sea el tratamiento de las complicaciones. Se recomienda evitar la exposición extensa al polvo del carbón. COMPLICACIONES
• •

Insuficiencia cardiaca derecha. Tuberculosis pulmonar.

SITUACIONES QUE REQUIEREN ASISTENCIA MÉDICA Se debe consultar al médico si se desarrollan síntomas que sugieren neumoconiosis en trabajadores del carbón. PREVENCIÓN El respeto de los niveles máximos de polvo permitidos en los sitios de trabajo y el uso de máscaras protectoras son medidas preventivas usadas para minimizar la exposición laboral al polvo de carbón.

Esta radiografía de tórax muestra los pulmones de un minero. A ambos lados de los pulmones hay áreas difusas, pequeñas (de 1 a 3 mm. cada una) y claras. Las enfermedades que pueden explicar estos hallazgos en una radiografía son la neumoconiosis del minero (NCM) etapa I, silicosis simple, tuberculosis miliar, histiocitosis X (granuloma eosinofílico) y otras enfermedades pulmonares infiltrativas difusas. 7. La palabra enfisema viene del griego, significa insuflación. En este trastorno los alvéolos finales están dilatados, el pulmón además pierde su elasticidad, queda permanentemente expandido por dilatación o destrucción de las paredes de los alvéolos y no se repliega, quedando siempre bastante aire en su interior. Es el tórax en tonel. Aparece sobre todo entre los 55-65 años y es tres veces más frecuente en el hombre que en la mujer. Al igual que en la bronquitis crónica, afecta principalmente a los fumadores y profesionales que trabajan a la intemperie (albañiles, campesinos, peones) o a los que respiran polvo (mineros, picapedreros o canteros, panaderos). El pulmón pierde su capacidad retráctil (de replegarse) por la destrucción del tejido pulmonar. Se reduce su elasticidad. Hay un trastorno obstructivo y la persona afectada tiene que hacer mayor esfuerzo para respirar. Hay dificultad respiratoria al esfuerzo corporal, a veces mínimo (vestirse o agacharse a atarse los zapatos). Otros se fatigan al hablar y les falta aliento al subir escaleras. La dificultad de expulsar el aire puede ser tan grande en los casos graves que no llegan a apagar una vela colocada a 20 cms. de distancia. El pecho esta muy abombado, en inspiración permanente, con las costillas elevadas. 8. ENFISEMA 9. LA ASBESTOSIS

La asbestosis es una fibrosis pulmonar causada por la inhalación de polvo que contiene fibras de amianto. Las personas que presentan mayor riesgo a padecer asbestosis son las que trabajan en las minas donde se obtiene este mineral y en las industrias donde se manipula, como las de fabricación de productos de fibrocemento, de productos textiles ignífugos, la industria del automóvil y la industria naval. Las personas que, por motivos laborales, están más expuestas a la asbestosis deben evitar el tabaquismo, porque el amianto potencia los efectos cancerígenos del tabaco. Es recomendable que las personas que manipulan materiales con amianto eviten llevar a su casa las ropas de trabajo, porque pueden contener fibras cuya inhalación podría producir asbestosis a sus familiares. No se entiende totalmente el proceso debilitante de la asbestosis todavía, pero aparentemente las fibras del asbesto en los pulmones causan irritación e inflamación. El cuerpo trata de neutralizar estas fibras extrañas de varios modos complicados, y algunos, o todos de estos procesos conllevan a una adicional inflamación y destrucción celular. Finalmente, se desarrolla una fibrosis o tejido cicatrizado en los espacios intersticiales al rededor de los pequeños conductos de aire y los alvéolos. El engrosamiento y la cicatrización impiden que el oxigeno y el bióxido de carbono viaje entre los alvéolos y las células de la sangre, y la respiración se vuelve menos eficiente. La asbestosis a menudo existe sin síntomas, y luego se detecta sólo por radiografía. Sin embargo, los síntomas de la asbestosis incluyen típicamente la falta de aliento y la tos. Al paso que progresa el mal, los síntomas pueden empeorarse. Puede ser una enfermedad progresiva, lo cual significa que puede seguir empeorándose aunque el contacto con el asbesto haya cesado. En casos raros, puede causar la muerte. El engrosamiento y la cicatrización pueden verse en radiografías o tomografías. También, si causa una reducción en el buen funcionamiento pulmonar, puede detectarse la asbestosis por un examen de la respiración o de la función pulmonar (PFT). Se puede hacer el diagnóstico solamente cuando hay una historia de contacto con el asbesto y resultados positivos de un examen clínico, radiografía, tomografía y/o examen de la función pulmonar (PFT). También se puede identificar conclusivamente por biopsia. La asbestosis afecta los dos pulmones (es bilateral) y, aunque se encuentra principalmente en el campo inferior de los pulmones, generalmente se extiende mucho. Los casos graves de la asbestosis se deben a un contacto fuerte y prolongado con el asbesto, por ejemplo un trabajador de muchos años de una fábrica de textiles de asbesto, y/o un contacto menos prolongado, pero más intenso, como, por ejemplo él de un trabajador en los cuartos del caldero o de la máquina de un barco bajo construcción durante la Segunda Guerra Mundial. Esto no quiere decir que todo el mundo que haya tenido un contacto fuerte con el asbesto contrae la asbestosis, sólo que todo el mundo que contrae la asbestosis sí estuvo en contacto

con cantidades grandes de fibras de asbesto. Al parecer, la variedad de la fibra de asbesto a la cual el trabajador fue expuesto no es significativa para el desarrollo de la asbestosis. Es recomendable que las personas expuestas a la asbestosis se efectúen anualmente una revisión médica rutinaria, para poder detectar precozmente la enfermedad, incluso antes de que origine a síntomas. La única forma de detener el progreso de la enfermedad y su evolución a una insuficiencia respiratoria es evitar la exposición al amianto en cuanto aparecen las primeras alteraciones de la asbestosis. Las personas expuestas deben consultar al médico si presentan sensación de dificultad respiratoria, porque puede ser el primer síntoma de la asbestosis. Puede evitarse la asbestosis adoptando las precauciones que indique el servicio de medicina laboral en cada empresa, como puede ser la utilización de mascarillas.

EXPOSICIÓN A GASES Y A SUSTANCIAS QUÍMICAS

Muchos tipos de gases como el cloro, el fosgeno, el dióxido de azufre, el sulfato de hidrogeno, el dióxido de nitrógeno y el amoniaco, pueden liberarse de repente por un accidente industrial e irritar gravemente los pulmones. Los gases como el cloro y el amoniaco se disuelven con facilidad e irritan inmediatamente la boca, la nariz y la garganta. Las partes inferiores de los pulmones se ven afectadas solo cuando el gas se inhala profundamente. Los gases radiactivos, que se liberan en el accidente de un reactor nuclear, pueden provocar cáncer de pulmón y otras formas de cáncer que pueden tardar años en desarrollarse. Algunos gases como el dióxido de nitrógeno no se disuelven fácilmente. Por consiguiente no producen señales iniciales de exposición, como irritación de la nariz y de los ojos, y son más propensos a ser profundamente inhalados en los pulmones. Dichos gases pueden causar la inflamación de las vías aéreas pequeñas (bronquiolitos) o causar la acumulación de líquidos en los pulmones (edema pulmonar). En la enfermedad de los trabajadores de los sitios, que se produce por inhalación de vapores que contienen dióxido de nitrógeno liberado por el moho de los silos, puede que el liquido no aparezca en los pulmones hasta después de 12 horas de la exposición; la afección puede mejorar transitoriamente y luego reaparecer al cabo de entre 10 y 14 días, incluso aunque no haya habido un nuevo contacto con el gas. Dicha recurrencia tiende a afectar a las pequeñas vías aéreas (bronquiolos). En algunas personas puede aparecer bronquitis crónica a causa de la exposición a pequeñas cantidades de gas u otras sustancias químicas durante un periodo prolongado. Además, se cree que la exposición a ciertas sustancias químicas (los compuestos de arsénico y los hidrocarburos), provocan cáncer en algunas personas. El cáncer puede desarrollarse en los pulmones o en cualquier parte del organismo, dependiendo de la sustancia inhalada.

SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO

Los gases solubles como el cloro produce graves quemaduras en los ojos, la nariz, la garganta, la traquea y en las grandes vías aéreas. A menudo producen tos y sangre en el esputo (hemoptisis), siendo también frecuentes las nauseas y el ahogo. Los gases menos solubles como el dióxido de nitrógeno producen ahogo, en ocasiones grave, al cabo de 3 o 4 horas. Una radiografía de tórax puede evidenciar si se ha producido edema pulmonar o bronquiolitos.

PRONÓSTICO, PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

La mayoría de las personas se recupera completamente de una exposición accidental a gases. La complicación más grave es la infección pulmonar. El mejor modo de prevenir la exposición es obrar con extrema cautela cuando se manipulan gases y sus sustancias químicas. En caso de un escape accidental, deben estar disponibles las mascaras de gas con su propia provisión de aire. Los granjeros en los silos necesitan estar informados sobre el peligro de las exposiciones a gases tóxicos. El oxigeno es la base del tratamiento. Cuando la lesión pulmonar es grave, la persona puede necesitar respiración artificial. Los fármacos que abren las vías aéreas, los líquidos por vías intravenosas y los antibióticos pueden ser útiles. A menudo se prescriben corticosteroides como la prednisona para reducir la inflamación de los pulmones.

¿QUIÉN TIENE EL RIESGO DE CONTRAER ENFERMEDADES PULMONARES OCUPACIONALES?
• • •

Mineros del plomo, cobre, plata y oro. Ciertos mineros del carbón (por ejemplo, tamizado, techos). Obreros de las fundiciones. Alfareros. Cortadores de granito o piedra arenisca. Obreros que construyen túneles. Obreros que fabrican jabones abrasivos.

Silicosis

• • • •

Los que trabajan con inyección de chorros de arena. Obreros del carbón. Obreros que extraen, muelen y manufacturan amianto. Obreros de la construcción que instalan o extraen materiales que contienen amianto. Trabajadores aeroespaciales. Soldadores. Mineros del hierro. Operarios del bario. Trabajadores del estaño. Sujetos que trabajan con granos, madera de cedro rojo, ricino, tinturas, antibióticos, resinas, té y enzimas utilizadas en la fabricación de detergentes, malta y artículos de cuero. Trabajadores del algodón, cáñamo y lino. Granjeros.

Pulmón negro Asbestosis

• • •

Beriliosis Neumoconiosis benigna.

• • • • •

Asma profesional.

Bisinosis. Enfermedad de los trabajadores de silos.

• •

Las enfermedades profesionales de los pulmones
Descripción

La exposición repetida y prolongada en el trabajo a ciertas substancias puede provocar un conjunto de enfermedades pulmonares cuyos efectos permanecen incluso después de que esa exposición termine. Algunos trabajos debido a los materiales que se manejan, al tipo de

trabajo o al ambiente en que se desarrollan, suponen un mayor riesgo para las enfermedades profesionales pulmonares que otras. Los mineros de carbón son el caso más conocido de este tipo de enfermedades, pero no son los únicos. Por ejemplo, trabajar en un garaje o en una fábrica textil expone a la persona a productos químicos peligrosos, polvos y fibras que pueden provocar problemas pulmonares de por vida si no se diagnostican y tratan correctamente. Las diferentes sustancias que pueden afectar a los pulmones en un ambiente laboral se clasifican según su origen en polvos orgánicos e inorgánicos. Son una causa muy importante de incapacidad laboral transitoria y permanente, y de enfermedades incapacitantes a largo plazo, suponiendo una grave alteración de la calidad de vida de estas personas y un coste elevado para los sistemas de salud de todos los países del mundo, tratándose paradójicamente de un grupo de enfermedades que suele estar unido al desarrollo industrial de una región. De acuerdo con la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association):
• •

Las enfermedades profesionales pulmonares son la causa principal de enfermedades relacionadas con el trabajo. La mayoría de las enfermedades profesionales pulmonares son debidas a la exposición repetida y prolongada, pero incluso una única exposición severa a un agente peligroso puede dañar los pulmones. Las enfermedades profesionales pulmonares se pueden evitar. Fumar puede aumentar tanto la gravedad de una enfermedad laboral pulmonar como el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

• •

Diferencias entre el polvo inorgánico y el orgánico

En un ambiente mal ventilado, las partículas suspendidas en el aire se acumulan en las vías respiratorias pudiendo causar problemas pulmonares. Estas partículas pueden estar formadas por una combinación de: polvo, pólenes, mohos, suciedad, minerales, cenizas y hollín. Las partículas de materia del aire provienen de diversas fuentes, como fábricas, chimeneas, tubos de escape, incendios, minas, obras de construcción y también de la agricultura. Cuanto más finas son las partículas más fácilmente pueden dañar a los pulmones, debido a que son inhaladas con mayor facilidad profundamente en los pulmones, desde donde además pueden ser absorbidas al resto del cuerpo. Inorgánico hace referencia a cualquier sustancia que no contenga carbono, excepto ciertos óxidos de carbono simples, como el monóxido de carbono y el dióxido de carbono. Orgánico hace referencia a cualquier sustancia que contenga carbono, excepto los óxidos de carbono simples, los sulfuros y los carbonatos metálicos. Ejemplos de enfermedades por polvos inorgánicos

• •

Asbestosis: La asbestosis es causada por la inhalación de fibras microscópicas de asbesto. Estas se hayan en las cañerías y otros materiales de la construcción, y en los forros de los frenos y los embragues, afectando pues esta enfermedad a obreros de la construcción y a mecánicos de coches Neumoconiosis de los trabajadores del carbón. Silicosis: Es una enfermedad de los pulmones causada por la inhalación de cristales de sílice que se encuentran en el aire de las minas, fundiciones y de manejo de explosivos, así como en las fábricas de piedra, arcilla y vidrio.

Ejemplos de enfermedades por polvos orgánicos

Bisinosis: La bisinosis es causada por polvo que se produce al procesar el algodón, pudiéndose producir una enfermedad similar en la manipulación de otras fibras textiles como el lino o el cáñamo. Neumonitis por hipersensibilidad (alérgica):es una enfermedad de los pulmones debida a la inhalación de esporas de hongos procedentes de heno mohoso, excrementos de pájaros y otros desechos orgánicos. Es conocida como pulmón del granjero. Asma ocupacional o asma laboral: es debida a la inhalación de ciertos irritantes en el lugar de trabajo, tales como polvo, gases, humos y vapores, que aparece en el medio laboral.

Síntomas

Las enfermedades profesionales por exposición a sustancias dañinas para los pulmones producen diferentes cuadros según la sustancia en cuestión, el tiempo y la intensidad de la exposición. Sin embargo, los síntomas suelen ser muy parecidos en todas ellas, siendo muy similares a los que sufren los fumadores.
• • • • • •

Tos. Expectoración. Dificultad para respirar. Dolor en el pecho. Opresión en el pecho. Ritmo de respiración anormal.

Los síntomas de las enfermedades profesionales pulmonares pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Suelen terminar en diferentes rangos y tipos de fibrosis pulmonar, dando según la sustancia patrones pulmonares restrictivos (que impiden la correcta expansión de los pulmones) u obstructivos (impiden el paso del aire por los bronquios) Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

Existen para alguna de estas sustancias una forma de presentación aguda o subaguda que puede cursar de forma más rápida con fiebre y dificultad respiratoria, llevando en los casos más graves a la muerte en un breve periodo de tiempo. Por otro lado, no debemos olvidar la relevancia de estas enfermedades como causas predisponentes a diferentes tipos de cáncer pulmonar y de la pleura, de manera independiente y sinérgica a otros cancerígenos como el tabaco.
Diagnóstico

Las enfermedades profesionales de los pulmones, requieren en un inicio una correcta historia clínica en la que queden claros los factores predisponentes, tales como el grado de exposición laboral a ciertas sustancias, la duración de la misma, y la correcta correlación de los síntomas y su tiempo de aparición con la exposición. La realización de rayos X del pecho es la primera prueba que se debe realizar para el diagnóstico, siempre teniendo en cuenta que esta puede sobre o infraestimar la afectación pulmonar. Por todo esto, deben realizarse varios exámenes para completar el estudio y determinar el tipo y la gravedad de enfermedad pulmonar. Entre ellas se incluyen las siguientes:

• • • •

Exámenes de la función del pulmón - exámenes de diagnóstico que sirven para medir la habilidad de los pulmones para realizar correctamente el intercambio de oxígeno y de dióxido de carbono. Estos exámenes se suelen hacer con aparatos especiales en los que la persona debe respirar. Biopsia pulmonar, con examen al microscopio de tejidos, células y líquidos de los pulmones. Estudios bioquímicos y de las células de los líquidos de los pulmones. Examen de la reactividad de los bronquios o las vías respiratorias. Otras pruebas de imagen, como la Tomografía Axial Computerizada (TAC).

El seguimiento y tratamiento de las enfermedades pulmonares profesionales y ambientales es un problema sobreañadido por su complejidad, ya que en el momento del diagnóstico suelen ser enfermedades no reversibles, para las que tan solo es posible un tratamiento sintomático no curativo. Resulta pues fundamental la prevención, que puede fortalecerse mediante la labor del médico de atención primaria, del médico de empresa y con las medidas legales de prevención de riesgos laborales en las empresas en las que son frecuentes estas neumopatías.
Prevención

La mejor prevención contra las enfermedades profesionales de los pulmones consiste en evitar inhalar las sustancias que la producen, ya sea logrando disminuir la emisión de

dichas sustancias o bien evitando el contacto con las vías respiratorias mediante el uso de mascarillas u otros métodos de protección. Otras medidas preventivas pueden ser:
• •

No fumar. Fumar puede aumentar el riesgo de padecer una enfermedad laboral pulmonar. Utilizar los dispositivos de protección adecuados, como por ejemplo mascarillas, cuando en el aire haya irritantes y polvo. En este punto es importante que no todas las mascarillas son válidas para evitar la inhalación de todas las partículas, siendo pues necesario el uso de una que se adecue a los riesgos particulares de cada exposición. Evaluar la función del pulmón mediante una espirometría (una evaluación de la función del pulmón que se realiza en el consultorio del médico) con la frecuencia que su médico le aconseje para familiarizarse con la función de su pulmón. Educar a los trabajadores sobre los riesgos de enfermedad del pulmón. Contratar a un experto en salud laboral para que investigue el ambiente en el lugar de trabajo en busca de riesgos de enfermedad laboral de los pulmones.

• •

Tratamiento

El tratamiento específico será determinado por su médico basándose en lo siguiente:
• • • •

Su edad, su estado general de salud y su historia médica. Que tan avanzada está la enfermedad del pulmón y el tipo de enfermedad. Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias. Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

Como ya hemos comentado, no existe ningún tratamiento curativo para este tipo de enfermedades. Una vez instaurado el daño pulmonar crónico, tan solo se pueden instaurar medidas sintomáticas, como el empleo de broncodilatadores, corticoides u oxígeno domiciliario, que se reservará a formas muy avanzadas. Una excepción son las formas agudas de algunas de estas enfermedades que pueden responder en un principio a la evitación de la exposición y el uso de corticoides y antihistamínicos.
Tipos de enfermedades profesionales de los pulmones • Asbestosis • Neumoconiosis
• • •

Silicosis Bisinosis Neumonitis por hipersensibilidad

Asma bronquial

Consulte siempre a su médico para obtener información acerca del tratamiento de las enfermedades profesionales de los pulmones.

A) LESIONES POR INHALACIÓN DE GASES Y HUMOS
Actualmente constituye la principal causa de muerte en las víctimas de un incendio. Los factores que predisponen a la lesión por inhalación son: 1.- Tipo de construcción. 2.- Tipo de material incendiado. 3.- Consumo de alcohol. 4.- Atrapamiento en espacio cerrado. El HUMO es una sustancia heterogénea, formada por 3 tipos de componentes que influyen por separado en las lesiones por inhalación:
• • • • • • • • • •

CALOR : Lesión de las vías aéreas altas. GASES: O2 --- Hipoxia. CO2 ---- Hiperventilación. CO ---- Hipoxia. CNH .... Asfixia celular. PARTÍCULAS MATERIALES. Acción irritante Lesión térmica Lesión tóxica

CALOR El daño que produce, fundamentalmente a nivel de las vías aéreas altas, va a depender de:
• •

la proximidad al fuego la temperatura de los humos

GASES

OXÍGENO (O2). Se consume durante la combustión, por lo que la persona se ve obligada a respirar un aire muy pobre en oxígeno, lo que provoca una “Hipoxia tisular” (disminución de oxígeno en los tejidos). ANHÍDRIDO CARBÓNICO (CO2). Provoca hiperventilación (respiración anormalmente rápida y superficial), con lo que la víctima se ve más sometida aún al déficit de oxígeno, agravándose así la hipoxia a nivel de los tejidos. MONÓXIDO DE CARBONO (CO). Se produce como consecuencia de la combustión incompleta de materiales que contienen carbono. El oxígeno es transportado en la sangre, para ser llevado a todos los tejidos, por la hemoglobina de los glóbulos rojos. El CO se une a esta hemoglobina, compitiendo así con el oxígeno, con lo que disminuye la cantidad de oxígeno transportado a los tejidos, provocando hipoxia tisular. Los síntomas que provoca la intoxicación por CO dependerán de los niveles de esta sustancia alcanzados en sangre, con lo que podríamos considerar 3 niveles de intoxicación: 1.- INTOXICACIÓN LIGERA. Cefaleas, naúseas y vómitos. No hay alteraciones de tipo neurológico ni cardiovascular. 2.- INTOXICACIÓN MODERADA. Cefalea intensa, fatiga y debilidad, dificultad de concentración e ideación. No hay alteraciones neurológicas importantes ni cardiovasculares. 3.- INTOXICACIÓN SEVERA. Aparecen las alteraciones neurológicas importantes y las cardiovasculares, con hipotensión, taquicardia y otras arritmias, shock, confusión, convulsiones, coma e incluso fallo respiratorio. ACIDO CIANHÍDRICO (CNH) El CNH se produce por la combustión de materiales que contienen polímeros de nitrógeno, como la lana, algodón, seda, nylon, papel, poliuretanos, etc. Se absorbe rápidamente a nivel de la piel y mucosas en general, pero sobre todo las del aparato respiratorio. Su presencia suele estar asociada a la de CO, por lo que es típico que coexista en intoxicaciones por CO. Es un “asfixiante químico”, que provoca alteraciones a nivel del metabolismo celular, por lo que puede dar lugar a la aparición de taquicardia y otras arritmias, taquipnea, somnolencia, estupor, convulsiones, coma e incluso apnea (parada respiratoria). PARTÍCULAS MATERIALES Pueden provocar 3 tipos de efectos:
• •

Daño térmico por calor. Irritación a nivel de las vías aéreas.

Toxicidad local y general por los componentes químicos que las forman.

Producen constricción bronquial, que da lugar a dificultad para el paso del aire a las vías aéreas, provocando hipoxia. El tipo, localización y severidad final de las lesiones provocadas por las partículas, dependerá del agente químico concreto, de su concentración, del tamaño de las partículas, de su solubilidad (las solubles en agua actúan de forma más rápida que las solubles en lípidos) y de la duración de la exposición. INHALACIÓN DE HUMOS La lesión pulmonar que provoca la inhalación de humos va a depender más del efecto de la inhalación de productos tóxicos que de la lesión térmica por el aire caliente, y se caracteriza porque va a dar lugar a la aparición de un “Destres respiratorio”, que es un síndrome de insuficiencia respiratoria muy grave.
B) TRACTO RESPIRATORIO SUPERIOR: NARIZ Y SENOS PARANASALES

Rinitis
Es una enfermedad que afecta a la mucosa nasal y produce estornudos, picor, obstrucción inflamatoria, secreciones nasales abundantes. y en ocasiones falta de olfato. Suele ser muy persistente y dar síntomas diarios, aunque dependiendo de la causa de la inflamación puede dar síntomas solo en temporada concretas. Una parte importante de las rinitis son alérgicas. Los elementos alergénicos pueden estar en el exterior: polen de árboles, césped y malezas o moho presentes en el aire, o del interior como: caspa o pelo de mascotas, moho de interiores o excremento de insectos o ácaros domésticos y del polvo o criaturas microscópicas que se hallan en la casa.

Senos para
Las cavidades o senos son oquedades dentro del cráneo cerca de la comunican con la nasal. Hay varios pareados, uno a cada nariz, aunque hay una diversidad entre un otro e incluso dentro sujeto. Pudiendo

nasales
paranasales de los huesos nariz y que se cavidad tipos y son lado de la gran individuo y de un mismo existir

ausencias (agenesia) o menor desarrollo (hipoplasia). Los más significativos por su volumen son los senos maxilares.

Úlcera de contacto o granuloma:

Es una patología poco frecuente, producida por irritación crónica y formación de tejido de granulación en el tercio posterior de la cuerda vocal. Se observa en pacientes que realizan excesivo esfuerzo para hablar, con reflujo gastroesofágico e hiperacidez gástrica y tos crónica. Por lo general el bilateral, siendo más común en hombres de 40 a 60 años, que fuerzan su voz (consumidores de tabaco y alcohol). Son pacientes que tienen molestias para tragar y hablar, sensación de cuerpo extraño, carraspeo por la necesidad de aclarar la voz y fatiga vocal. A veces sienten dolores que se sienten a nivel del cartílago tiroides. Por lo general la disfonía es leve, porque afecta el tercio posterior de las cuerdas vocales. La voz presenta un inicio duro y repentino, es tensa y a veces con soplo, debido a que el paciente trata de evitar el choque de los cartílagos aritenoides por el dolor que éste provoca (Jackson-Menaldi, 2002).

La perforacion del tabique es una enfermedad muy particular. Es molesta debido a que produce: Respiracion ruidosa. Sangrado periodico por

movilizacion de costras. Puede producir dificultad para respirar pro la nariz por originar turbulencia del flujo aereo nasal. Tiene tendencia a progresar, lentamente.

Sinusitis
Más enfermeda des

Descripción
La sinusitis es una inflamación de los senos nasales provocada por una infección, que puede ser bacteriana, fúngica (por hongos) o vírica. Los senos nasales son cavidades huecas dentro de los huesos de la mejilla que se encuentran alrededor y detrás de la nariz. Los investigadores creen que las funciones primarias de estos senos son calentar, humedecer y filtrar el aire en la cavidad nasal. Hay dos tipos de sinusitis. La primera es la sinusitis aguda, causada por infección bacteriana en la mayoría de los casos, y usualmente ocurre como una complicación tardía de una infección viral respiratoria como el resfrío común. El segundo tipo es la sinusitis crónica, que puede deberse a una infección bacteriana, pero más frecuente es una enfermedad inflamatoria crónica similar al asma bronquial.

Causas
Varias pueden ser las causas de la aparcición de sinusitis, siendo el resfrio una de las causas más comunes de aparición de su forma aguda. Los alérgicos también también estar predispuestas al desarrollo de esta patología. La alergia puede causar inflamación crónica del revestimiento de los senos y la nariz. Esta inflamación impide la eliminación frecuente de bacterias de la cavidad de los senos, aumentando las probabilidades de desarrollar sinusitis bacteriana secundaria. Los problemas inmunológicos o los problemas estructurales óseos pueden causar infecciones crónicas de los senos paranasales. La sinusitis crónica también suele originarse en una infección dental.

Sintomas
El dolor y la inflamación de los senos es el síntoma que anuncia una sinusitis. La sinusitis, produce también efectos adversos en la nariz, ojos, oído medio. Puede presentarse con fiebre, tos, cansancio, congestión nasal, descarga retronasal de mal sabor. Otros síntomas son secreción nasal espesa y de color, sensación de rostro lleno, congestión en la cabeza, dolor de cabeza y dolor de muelas. Si estos síntomas se acompañan de escalofríos y fiebre, debe sospecharse que la infección no sólo alcanzó los senos paranasales. Estos signos y síntomas varían dependiendo de la gravedad de la inflamación y de qué senos están comprometidos- sólo algunos o todos los síntomas pueden

estar presentes.

Diagnostico
La toma de una placa radiográfica mostrará zonas opacas cuando los senos paranasales están afectados por una infección. El alcance exacto de ésta y su intensidad pueden verificarse con una tomografía computada, si fuera necesario. Importante Los síntomas aquí descritos correspondientes a esta enfermedad pueden confundirse con los de otras patologías. Para establecer un adecuado diagnóstico, consulte siempre a su Médico. El objetivo de MédicosExpertos es informar y educar, por lo que las descripciones de las enfermedades aquí brindadas no sustituyen a una consulta profesional.

Imagen ilustrativa

Pérdida del olfato y rinitis alérgica El sentido del olfato juega un rol fundamental en la vida diaria como determinar el sabor de las comidas y bebidas, la apreciación de los olores de las flores y otros olores placenteros, y la degustación total de los cambios ambientales como las estaciones y las variaciones climáticas. También sirve como un aviso temprano contra la contaminación del aire, comida estropeada, gas

natural, toxinas y otros contaminantes. La disfunción del olfato puede tener un impacto significativo sobre la calidad de vida de los pacientes, puede llevar a una mala elección e ingesta de comida, una reducción en el apetito y eventualmente a pérdida de peso, desnutrición, reducción en la inmunidad y empeoramiento de su condición médica. Por otra parte, los pacientes con disminución del olfato son reportados por usar grandes cantidades de azúcar y sal para remarcar el sabor, lo que empeora así su condición general de salud y aumento del riesgo de desarrollar diabetes e hipertensión. Estudios recientes estiman que una pérdida completa del sentido del olfato (anosmia) puede ser encontrada en al menos un 1% de la población de los Estados Unidos, y una disminución de la función olfatoria (hiposmia) puede ser encontrada en un 24% entre individuos entre 53-97 años y en un 19% entre los 20-92 años. A pesar de la alta prevalencia, las quejas subjetivas no siempre reflejan certeramente el verdadero problema experimentado por el paciente, y usualmente pasa desapercibido. La disfunción olfatoria está frecuentemente asociada con la pérdida del gusto; aproximadamente dos tercios de los pacientes con pérdida de olfato también refieren pérdida del gusto; sin embargo, una disminución detectable en la función gustatoria está presente en menos de un 5% de los pacientes con esos desórdenes. Hay tres causas principales de pérdida del olfato, que suman el 60% de todas las causas: trauma de cráneo (20%) infecciones del tracto respiratorio superior (20%) y enfermedad sinonasal (20%). Otras causas incluyen pérdida congénita de la olfacción, exposición a sustancias tóxicas y causas iatrogénicas. El resto de tales desórdenes quimiosensorios puede ser clasificado como idiopático. Definir la etiología de la pérdida de la olfacción es relevante para la evaluación de la calidad de vida de los pacientes como una pérdida aguda del olfato, por ejemplo, posterior a un trauma de cráneo o a una infección aguda, puede ser percibida como más severa que una pérdida gradual, por ejemplo, en enfermedad sinonasal. Numerosas técnicas están actualmente disponibles para evaluar el grado de pérdida del olfato en pacientes que sufren de rinitis alérgica. Uno de los primeros estudios disponibles en la literatura fue hecho por Hotchkins en 1956, quien reportó que en 4 pacientes con rinitis alérgica, dos se quejaron de una pérdida leve del olfato y dos de pérdida moderada del mismo. Décadas más tarde, un estudio más grande de función olfatoria en pacientes con rinitis alérgica fue publicado por Cowart et al en 1993, el cual demostró que los pacientes afectados por rinitis alérgica tienen umbrales significativamente más altos que el grupo control, con 23% de pacientes que reportaban una pérdida del olfato clínicamente significativa. Además, el estudio dividió a los pacientes alérgicos en un grupo con evidencia radiológica de rinosinusitis y un grupo sin evidencia de rinosinusitis asociada. Entre los pacientes con rinosinusitis asociada, 42.9% reportaron una disfunción olfatoria. Mientras que sólo el 14.3% de los pacientes alérgicos sin rinosinusitis reportaron disfunción olfatoria. Apter et al, en 1995 confirmaron estos datos sobre una casuística personal. Un extenso estudio sobre la relación entre olfacción y rinitis ha sido publicado por Simola y Malmberg, quienes reportaron el umbral de detección del olor en 105 pacientes con rinitis y 104 pacientes sanos, y confirmaron la pérdida de olfato en el anterior. En el mismo estudio, Simola y Malmberg compararon la función olfatoria en pacientes afectados por rinitis alérgica y no alérgica, y encontraron que pacientes en el grupo de rinitis no alérgica experimentaron mayor pérdida en el olfato que los pacientes alérgicos. En un estudio diferente, Apter et al compararon la función olfatoria en pacientes alérgicos que se referían a una clínica de alergia y pacientes hipósmicos en una clínica de olfacción, quienes también fueron encontrados alérgicos. Como resultado, todos los pacientes presentaron una alteración en su función olfatoria, y los pacientes que se presentaban con clínica de olfacción tenían mayores disfunciones olfatorias. Otro estudio por Klimek y Eggers evaluó la función olfatoria en 17 pacientes normósmicos con rinitis alérgica durante la exposición a alérgeno, y encontraron una disminución significativa en el umbral e identificación entre el tercer y el décimo cuarto día de la estación e hiposmia moderada en el medio, lo que demuestra por lo tanto que los pacientes con rinitis alérgica desarrollan una disfunción olfatoria bajo la exposición al alérgeno.

LARINGITIS
Inicio | Enfermedades comunes Contenidos Definición Causas Síntomas Diagnóstico Tratamiento

Definición La laringitis es la inflamación de la laringe espacio que comunica la boca con la tráquea, donde están situadas las cuerdas bucales, por ello se asocia generalmente a ronquera o afonía. Causas La laringitis en general es infecciosa, principalmente producidas por virus, pero en ocasiones pueden ser por alergia, irritantes químicos, uso excesivo de la voz, fumar mucho, o cuadros asociados entre ellas. Cuando la inflamación es intensa y sobre todo en niños se puede producir un cierre la vía respiratoria casi completo en forma de Crupp o epiglotitis. Síntomas
• • • •

Irritación o sequedad de la garganta Ronquera Fiebre Ganglios linfáticos o glándulas inflamadas en el cuello

Diagnóstico El examen físico y la observación de la ronquera de forma aguda son característicos de la laringitis. Si es más persistente y cronificada hace falta una exploración con un fibroscopio para observar la posible presencia de lesiones polipoideas o precancerosas para su tratamiento precoz. Tratamiento

• • • • •

Se recomienda no pasar frío. No hablar o hablar en tono bajo. Hacer vahos con agua caliente. Antiinflamatorios tipo Ibuprofeno. Descongestionantes nasales si se asocia a un cuadro infeccioso de vías altas

Patologías frecuentes Nódulos vocales:

Los nódulos vocales constituyen uno de los trastornos más comunes en las personas que abusan de su voz. Si bien pueden presentarse a cualquier edad, son más frecuentes entre niños varones y mujeres adultas. Suele ser el temor de los cantantes, aunque muchas veces no interfieren en la producción de la voz. Los nódulos suelen presentarse con relativa frecuencia en profesores, actores, telefonistas, entrenadores, cantantes, etc. Se forman en los dos tercios anteriores de las cuerdas vocales y siempre son bilaterales. La causa de los nódulos es el traumatismo vocal por esfuerzo vocal, que al aumentar la tensión y prolongarse en el tiempo, produciría congestión vascular, edema y hemorragia submucosa. Son lesiones frecuentes en personas que utilizan su voz con mala técnica vocal. El síntoma más común es la disfonía, ronquera con voz áspera, tendencia a tonos graves y fatiga vocal con el correr del día. Algunos cantantes refieren incapacidad para elevar el tono de la voz y sensación de realizar mayor esfuerzo al cantar (Jackson-Menaldi, 2002).

Pólipos unilateral:

Es una patología muy frecuente en los hombres. Su etiología no está completamente aclarada, pero se observa en personas que abusan de su voz, en pacientes con medicación anticoagulante, hipotiroidismo, o pueden ser de origen inflamatorio, alérgico, inmunológico o traumático. Existe una insedencia de un 80% de pólipo en personas fumadoras. Son pacientes con disminución de su rango tonal (tono bajo) y ronquera crónica. La voz se puede romper bruscamente, algunos presentan diplofonía y, en menos casos, disnea (Jackson-Menaldi, 2002).

Edema de Reinke:

El edema de Reinke ha sido asociado con fumadores y a veces con personas que abusan de su voz. Otros consideran que uno de los síntomas del reflujo gastroesofágico es el edema de las cuerdas vocales. Es bilateral, raramente se observa en una cuerda vocal y ocurre más en varones mayores de 40 años. Se puede observar también en el hipotiroidismo. El paciente refiere disfonía crónica, voz con tono bajo, tanto en el hombre como en la mujer y en algunas ocasiones puede producir obstrucción respiratoria. Las mujeres se quejan de voz masculinizada y los cantantes de disminución del registro vocal (Jackson-Menaldi, 2002).

Úlcera de contacto o granuloma:

Es una patología poco frecuente, producida por irritación crónica y formación de tejido de granulación en el tercio posterior de la cuerda vocal. Se observa en pacientes que realizan excesivo esfuerzo para hablar, con reflujo gastroesofágico e hiperacidez gástrica y tos crónica. Por lo general el bilateral, siendo más común en hombres de 40 a 60 años, que fuerzan su voz (consumidores de tabaco y alcohol). Son pacientes que tienen molestias para tragar y hablar, sensación de cuerpo extraño, carraspeo por la necesidad de aclarar la voz y fatiga vocal. A veces sienten dolores que se sienten a nivel del cartílago tiroides. Por lo general la disfonía es leve, porque afecta el tercio posterior de las cuerdas vocales. La voz presenta un inicio duro y repentino, es tensa y a veces con soplo, debido a que el paciente trata de evitar el choque de los cartílagos aritenoides por el dolor que éste provoca (Jackson-Menaldi, 2002).

Quiste intracordal:

Existen dos tipos de quiste intracordal. El primero se debe a la obstrucció de una glándula con retención de material mucoso. El segundo es un quiste de tipo epitelial. Ambos se localizan en el espacio de Reinke, justo por debajo del epitelio escamoso y raramente en el músculo. Los quistes intracordales son difíciles de diferenciar de los pólipos o nódulos pequeños.

Presentan ronquera y, a medida que crecen, aparece diplofonía. Refieren disminución de capacidad vocal. Por lo general son unilaterales, pero casi siempre se observa un edema asociado en la cuerda vocal opuesta (Jackson-Menaldi, 2002).

Hematoma de cuerda vocal:

Son lesiones uni o bilaterales que aparecen tras un sangrado procedente de los vasos sanguíneos subepiteliales de la cuerda vocal; el cúmulo de sangre se produce, por lo tanto, en la capa superficial de la lámina propia. La disfonía de presentación aguda es el dato más frecuente, en ocaciones pueden ser asintomáticos. Deben considerarse una urgencia laringológica en los profesionales de la voz (García- Tapia, 1996).

Laringitis crónica:

La laringitis crónica se define como un proceso inflamatorio a nivel laríngeo con una evolución prolongada en el tiempo y no originado por una lesión tumoral subyacente. Distinguimos entre las formas primarias y aquellas formas secundarias a procesos inflamatorios granulomatosos, infecciones micóticas o alteraciones sistémicas (García-

Tapia, 1996)

Disfonía Conversiva: Es un cuadro más frecuente en mujeres, de inicio súbito, asociado a un evento precipitante, en el cual no hay historia de enfermedad laringea previa (tabaco, cuadro catarral). Se presenta como síntoma aislado sin otros síntomas acompañantes. La calidad de la voz es variable, siendo lo más clásico la afonía, pudiendo también haber voz áspera, disfonía severa, tono restringido. Existe disociación de funciones indisociables: risa, tos, carraspeo están conservados en su sonoridad. La alteración de la voz es estable, no fluctuante ni intermitente. En la laringoscopía podemos encontrar normalidad, hipotonía con imagen de seudoparálisis o hiato longitudinal. El paciente al hablar del síntoma cambia la voz, baja el volumen, se hace inestable al igual que al hablar del evento precipitante. De base siempre hay cuadros psiquiátricos graves como incesto, depresión mayor, muerte de u familiar, abandono, etc. Siempre hay una ganancia secundaria que por lo tanto es inconciente, con trastornos de la personalidad. Por lo tanto, debe enfrentarse pensando que la disfonía es sólo un síntoma de algo más grave y no la enfermedad en sí.

Disfonía músculo tensional (DMT):

Estos pacientes presentan una tensión laringea aumentada, con laringe elevada, tensión suprahioidea, ataque glótico duro, voz soplada, con cuerdas vocales tensas, constricción del diámetro antero posterior de la laringe y juego de bandas ( pudor laringeo), hiato fonatorio posterior, presencia de edema y eritema de cuerdas vocales. Si esta situación se mantiene lleva a cambios en la mucosa cordal que es lo que definimos como alteraciones orgánicas de base funcional. El manejo es multidisciplinario, colaborando el otorrino, fonoaudiólogo y psicólogo- psiquiatra, ya que muchas veces esto es la manifestación de conflictos no resueltos.

Muda vocal incompleta o puberfonía: Constituye la incapacidad de eliminar el tono agudo de la pubertad y sustituirlo por el tono más grave de la postpubertad y edad adulta, en presencia de una laringe normal. El falsete de la muda es un problema que sólo se ve en los varones. La etiología de esta afección es casi siempre psicógena, con rechazo a la imagen adulta y una madre dominante. La laringe es perfectamente capaz de producir el tono más grave. normal de los adultos masculinos.. Los síntomas son un tono agudo, soplado y ronco. La voz de tono más agudo es producida por una laringe que se eleva en el cuello o que se inclina hacia abajo. Esta postura laríngea pone las cuerdas vocales en un estado de laxitud y al intentar el paciente la fonación, los aritenoides se aducen tan tensamente que el tercio posterior de las cuerdas vocales no puede vibrar y el músculo tiroaritenoídeo es incapaz de contraerse. Esta postura fonatoria hace que sólo vibre el tercio anterior de las cuerdas vocales. El pronóstico del tratamiento foniátrico para mejorar la voz es excelente. Se practican maniobras manuales para bajar la laringe y hacer que el paciente escuche su nueva voz. Debe descartarse un trastorno endocrinológico con alteración de la maduración sexual; también una pérdida severa de la audición impide a la persona percibir los cambios de su voz. Además debe descartarse enfermedades neurológicas durante la pubertad que puedan provocar debilidad de las cuerdas vocales.

Parálisis de cuerda vocal:

La parálisis de las cuerdas vocales es la incapacidad de mover los músculos que controlan las cuerdas vocales. Esta parálisis puede estar producida por trastornos cerebrales, como tumores en el cerebro, ataques cerebrovasculares y enfermedades desmielinizantes, o lesiones en los nervios que llegan a la laringe. El daño nervioso puede estar causado por tumores, lesiones, una infección vírica de los nervios o neurotoxinas (sustancias que envenenan o destruyen el tejido nervioso), como el plomo o las toxinas producidas en la difteria. La causa más frecuente de parálisis unilateral de recurrente, es la cirugía de cuello, principalmente de tiroides, en la que puede ocurrir traumatismo o sección neural. Estas lesiones son de buen pronóstico de recuperación, con

tratamiento fonoaudiológico. La parálisis de las cuerdas vocales puede afectar al habla, la respiración y la deglución. Este trastorno produce el paso de los alimentos y de los líquidos hacia la tráquea y los pulmones. Si se ha paralizado sólo una cuerda vocal (parálisis unilateral), la voz es ronca y entrecortada. Por lo general, la vía respiratoria no resulta obstruida porque la cuerda normal que se encuentra al otro lado se abre lo suficiente. Cuando ambas cuerdas vocales quedan paralizadas (parálisis bilateral), la voz se reduce en fuerza pero sigue sonando normal. Sin embargo, el espacio entre las cuerdas paralizadas es muy pequeño y la vía respiratoria se obstaculiza, por lo que incluso un ejercicio moderado causa dificultades respiratorias y un sonido ronco y agudo con cada respiración.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->