Capitulo 4: El capitan al desnudo

*
Los días pasan y llegan hasta una nueva jornada donde Andrés, nuestro Capitán va a vivir tres experiencias de lo mas significativas. En este capítulo el capitán se desnuda tanto físicamente como psicológicamente. Y es que nos ofrece un trocito de su alma y un trozo de su cuerpo.

La jornada empieza dividiendo a los grupos, algunos se quedaran para hablar de la experiencia que están viviendo con un supuesto psicólogo y otros iran con Corina a un Zoo, para luego los que daban pasar por el psicólogo, que en realidad es el padre de Corina y el resto ir a una gran piscina con islitas y todo.

Los “nerds” y los “simpáticos” salen, dejando a los “guapos” y los “únicos” desnudando su alma con el “psicofather”. Van a disfrutar de un paso conjunto con Corina, entre animales tanto acuáticos como terrestres. Corina pasea con más o menos interés un poco agobiada entre la cantidad de información que le dan los “nerds” y el poco sentido del ridículo que tienen los “simpáticos”. Lo cierto es que los chicos se lo pasan en grande, porque la vergüenza es mejor dejarla en casa.

En este momento llega el salvador para nuestro capitán, un hombre que sabe bien observar y calar el corazón de las personas, es Quique de los “simpáticos”. El ha visto “algo” en el capitán y demostrando que es un buen compañero se lo lleva a un lado para hablar de Corina y de los momentos adecuados para acercarse a ella. Este es uno de esos, así que retirados del grupo, le aconseje que intente su oportunidad con Corina, la oportunidad de estar solos y conocerse mejor. El capitán se siente muy confuso, no solo porque Quique es tan directo con el, sino porque no entiende porque le ayuda o como por cómo conseguir llevar a Corina a su terreno.

Quique cual maestro Yoda le da sabios consejos a Andrés, lo primero que la oportunidad la pintan de oro y hay que cogerlas, lo segundo, frente a las reticencias e inseguridades a la hora de cómo acercarse a Corina, Quique le indica que sea algo más agresivo pues cree que tiene oportunidades con ella, que poco a poco la invite a dar un paseo y que se haga conocer, porque sino otros se le adelantaran. Andrés, queda maravillado con la buena voluntad de Quique y como las buenas acciones tienen buen Karma, el capitán en el futuro le devolverá la ayuda en forma de voto, pero no nos adelantemos. Nuestro capitán escucha atentamente y aprende rápido, se va donde esta corina y con una voz muy dulce le dice que si le puede acompañar, ella lo hace encantada, en parte supongo que porque quiere conocer a nuestro “capi” en parte porque se siente abrumada por algunas acciones de sus pretendientes.

Así pues Corina y Andrés caminan uno al lado del otro hablando, las palabras de Quique retumban en los oídos de Andrés y acerca su mano a la espalda de ella dejándola unos segundos ahí, no se atreve a mas, después de todo es la primera vez que esta con ella y es una chica muy hermosas, pero Corina o bien no parece enterarse o tal vez y mucho mejor para nuestro “capi” es que no le importa ese contacto físico que del que ya le había hablado Quique. Ese contacto sigue aunque no sea físico, pues ambos, hablan, sonríen y comentan como una pareja normal que se está conociendo. Andrés es sincero y agradable y Corina se siente cómoda a su lado. Pero es lógico pues Andrés le explica que si no le mira a los ojos no es por mala educación sino porque es vergonzoso, al igual que si tartamudea un poco, son nervios y es que ella le impone, aun así terminan en un banco a la sombra de unos árboles frondosos, donde siguen hablando y Andrés, Andy, nuestro capitán, le dice bonitas palabras de amor, quizás Corina no entendió totalmente el significado pero el le habla del amor verdadero, del amor que dura para toda la vida como los pingüinos, de la fidelidad y hace gala de observación, sabiendo que Corina adora a los delfines. Es más, él le habla de sus sueños de la infancia, sueños con príncipes y princesas y seguramente con amores infinitos, únicos y verdaderos, para eso y con una voz tremendamente dulce le da un presente, se disculpa por no haberlo envuelto en papel de regalo, pero lógicamente no podía pues lo había comprado allí mismo en el zoo, es un pingüino emperador y mientras buscan un nombre, el mensaje era claro. Amor para siempre, amor fiel, amor duradero, relaciones sinceras de corazón a corazón. Quizás Corina no vio ese significado, pero en opinión de la cronista el regalo no fue al azar.

Pero todo lo bueno se termina y Corina debe atender a otro pretendiente, Andrés se queda en el banco, aceptando las reglas del juego, el había tenido su momento y Corina parecía que lo había pasado bien.

Más tarde toca lo contrario, los “simpáticos” y los “nerds” deberán pasar por el “psicofather” y abrir su corazón frente a lo que están viviendo, mientras los “únicos” y los “guapos” tienen una cita conjunta con corina.

Los chicos van pasando y contándole sus miedos e inquietudes, y le toca el turno a nuestro capitán, es prácticamente el único que dice que si se ve con posibilidades pero que es difícil porque ve a Corina quizás lejana, es demasiado bella, demasiado todo en realidad. Esto llama la atención del padre de Corina y le pregunta que porque se siente así, el le explica claramente que ella es una mujer muy bella, que no es el tipo de chica común, esta tan alta en la escala como una modelo, como una actriz y no es el tipo de chica que es fácil entrarle o estar con ella. El padre lo comprende y le dice que ahora está ahí y es su oportunidad, por otro lado Andrés piensa que quizás es demasiado infantil, sin saber que posiblemente el padre este escuchando a uno de los chicos más coherentes y maduros a la hora de hablar del grupo. Así llega el tema de los niños, y el capitán dice que si que quiere tenerlos pero por otro lado le da miedo no llegar a ser buen padre, el padre de Corina se ríe, le dice que seguro que lo será y que no hay manuales para eso. Antes, Andrés le había contado que daba clases de Judo a un grupo de

niños, asi pues, el capitán tiene experiencia más que sobrada con niños, esa es la cuestión y por eso, a pesar de no llevar manuales de supervivencia para ser padre o madre y no morir en el intento, el ya tiene experiencia con niños, sin duda el padre de corina pensó que seria un gran padre, a la que se une la cronista, porque quizás el no lo ve desde dentro pero desde fuera es claro y cristalino.

Después de la sesión, van a comer todos juntos y se revela el secreto, el psicólogo es en realidad el padre de corina, muchos quedan en shock pues le han dicho cosas que no se lo habrían dicho a nadie y menos a Corina, piensan que eso puede influir y ahora que el padre tiene el poder de echar uno de cada grupo temen por lo dicho. El capitán podía estar tranquilo, le había caído bien a su padre, ya que incluso se puso a hablar con él y lo que había dicho era bonito y coherente, como casi siempre cuando habla.

Por otro lado, Corina ve que sus competidores se lo están pasando bomba entre ellos pero que se supone que tienen que fijarse en ella y no entiende tan “buen rollo”, así que decide proponer un juego, cada uno deberá decir quién si no gana el, le gustaría que estuviera con Corina. Este es el momento justo para devolverle los sabios consejos en forma de voto a Quique, y el capitán así lo hace. Hacer buenas acciones es lo que tiene, porque aunque no siempre se cumplan, si haces el bien, es muy probable que recibas también buena voluntad por parte de otros, no siempre, pero si es más posible y el capitán es un hombre justo.

Así llegamos a la otra parte de la crónica, donde después de desnudarse psicológicamente frente a todas nosotras, se desnudara físicamente. Increíble pero cierto, siendo el tan tímido es capaz de superar cualquier obstáculo, ya que la timidez no podrá con el y aunque al comienzo se le ve haciendo patadas como de algún arte marcial, no se si era porque pensaba hacer otro espectáculo o porque era una manera de relajarse frente a lo que pensaba hacer en el teatro. El y todos los “nerds” deben perder su vergüenza y cada uno elige un modo de hacerlo.

Van pasando lo distintos miembros del grupo de los nerds y Andrés sorprende a todos haciendo un streaptis . Va vestido de Batman, con una capucha/careta, una camiseta con el símbolo del superhéroe y unos bonitos pantalones jeans, y para goce de la audiencia, pretende quitárselo todo. Así pues la silla le sirve de referente y poco a poco se va desprendiendo de cada prenda con una facilidad pasmosa, que a servidora le hace preguntarse muchas cosas pero que quedan en el aire, y por fin, llega la traca final, debajo de los pantalones aparecen unos simpáticos gayumbos de sonic. Nuestro capitán es muy grande, Andrés es un crack, lo mejor que hay. Que mejor streaptis que ese, cualquiera le pediría una sesión privada del mismo, ya sea vestido de Batman, capitán América, flash o Linterna verde… Seamos sinceras, al final, mientras se quede desnudo todo bien.

Estos videos se lo pasan a Corina y esta flipa con lo que se ha marcado Andrés pues sabe que es tímido y jamás de los jamases se lo hubiera imaginado, pero es que los tímidos también pueden desnudarse, tanto físicamente como psicológicamente, los tímidos también ponen sonrisa de pillines/picarones cuando quieren, los tímidos solo son eso, tímidos* y no implica nada mas, además la timidez se supera con valor y el capitán es un hombre valiente, si hay que hacer algo fuerte para demostrar que se puede dejar la vergüenza atrás, el no se va a achantar y lanza una bomba de proporciones bíblicas. Y de paso Corina y el resto de admiradoras, podemos disfrutar con el cuerpo, la simpatía, el buen hacer del Capitán A, A de América y A de Andrés.

Y con esto y la sorpresa de corina termina la cuarta parte de esta historia, nos vemos en la quinta.

Notas:

El título hace referencia a la desnudez del alma y física que hace Andrés en este capitulo El asterisco en tímido es porque a pesar de serlo, ahora mismo podemos decir que es un tímido que supera perfectamente lo que es la vergüenza, un valiente frente a la timidez.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful