Revolución del 25 de mayo ¡Cómo ha cambiado nuestra visión de la Revolución de Mayo!

Desde los primeros actos escolares, donde lo trascendente era el disfraz o los pasos de minué, llegamos al fin de nuestra etapa escolar con el total convencimiento de que esa semana de 1810 resultó ser un punto de inflexión en nuestra historia. Eran aquellos tiempos de grandes cambios en

Europa, nuevas ideas de libertad y equidad habían comenzado a circular a partir de la Revolución Francesa. La conquista Napoleónica que avanzó sobre el territorio español, las alianzas que se tejían, los problemas económicos que surgían a partir de las restricciones a la importación y la exportación, sólo por nombrar algunos ejemplos, fueron los factores que impulsaron a los revolucionarios criollos hacia la emancipación del Virreinato del Río de la Plata. Cuando el 18 de Mayo, llegó un barco desde Europa con la noticia de la disolución de la Junta de Sevilla, último bastión del poder español en la península ibérica, los revolucionarios supieron que era momento de actuar y los hechos se precipitaron. Organizados bajo el liderazgo de Mariano Moreno, Juan José Castelli y Manuel Belgrano, y apoyados por las milicias armadas de French y Beruti, los hombres de Mayo consiguieron que se convocara para el día 22 a un Cabildo Abierto,

fecha en que lograron que se aprobara la destitución del Virrey Cisneros. Sin embargo, el 23, en un intento de resistencia, se informó la constitución de una junta de gobierno presidida por Cisneros. Esta maniobra produjo un gran malestar, que culminó con la renuncia de Cisneros y la disolución de la junta el 24 por la noche. El 25 fue el día decisivo. Muy temprano, vecinos apoyados por las milicias armadas, se congregaron el la plaza frente al cabildo. Finalmente, obtuvieron lo que pedían, se constituyó la célebre Primera Junta de Gobierno, presidida por Cornelio Saavedra. Se inició así un largo camino que nos llevaría a la independencia seis años más tarde. En cada aniversario, recordamos la determinación y el valor de ese grupo de hombres, dispuestos a todo por luchar tanto por sus ideales como por el bien común. Honremos su vida y sacrifico. Seamos personas de bien y ciudadanos responsables.