1. Criterios que debe cumplir el niño para ser identificado como SAP (Gardner).

a) Campaña de denigración contra el progenitor objeto, donde el niño participa activamente. b) Las razones que aporta para realizar el descrédito del progenitor son frívolas, vagas e imprecisas y absurdas. c) La animadversión hacia el padre alienado carece de la ambivalencia normal en las relaciones humanas. d) El niño afirma que la decisión de rechazar al otro padre es exclusivamente propia (también llamado como fenómeno del pensador independiente) e) El niño apoya reflexivamente al progenitor con el que está alienado. f) El niño expresa desprecio sin culpa por el odio o rechazo hacia el padre o madre objeto. g) Aparición de escenarios prestados (el niño utiliza terminologías y frases propias del progenitor alienador) h) La animadversión se extiende hacia la familia de origen del progenitor alienado y a quienes se asocian con el padre alienado. ALIENACIÓN LEVE: No siempre están presentes los 8 síntomas primarios. Los niños cooperan con las visitas aunque se muestran críticos y disgustados. ALIENACIÓN MODERADA: Suelen estar presente los 8 síntomas. Los niños se muestran irrespetuosos y la campaña de denigración suele ser casi continua. Actitud oposicionista y severa. ALIENACIÓN SEVERA: Están presente los 8 síntomas y además muestran hostilidad y agresividad. Las visitas llegan a ser imposibles. Sería una relación de folie a deux con el progenitor aceptado.

2. Estrategias del progenitor alienante Rehusar pasar llamadas telefónicas a los hijos Realizar numerosas actividades durante el periodo en que al progenitor alienado le pertenecen las visitas. Presentar a la pareja del progenitor como nuevo padre o nueva madre. Interceptar el correo y los paquetes mandados a los hijos. Desvalorizar e insultar al otro progenitor delante de los hijos. Rehusar a dar información al otro progenitor sobre las actividades que realizan sus hijos. Hablar de manera descortés delante de otras personas acerca del otro progenitor. Impedir al otro progenitor a realizar su derecho de visita. Olvidarse de avisar al otro progenitor en citas importantes (médico, reuniones escolares…) Implicar a su entorno en el lavado de cerebro de los hijos. Tomar decisiones importantes respecto a sus hijos sin contar con el otro progenitor.

Contar a los hijos que la ropa o lo que ha comprado el otro progenitor es feo o malo e impedir ponérsela o usar.- Cambiar o intentar cambiar sus apellidos y sus nombres. Amenazar a los hijos con castigar si se atreven a llamar o escribir o mantener contacto con el otro progenitor de la manera que sea. . Reprochar al otro progenitor el mal comportamiento de los hijos. Irse de vacaciones y dejar a los hijos con otras personas aunque el otro progenitor esté disponible.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful