UN PUEBLO SIN AMBICIONES Las obras son mínimas en la mayoría de distritos de Chiclayo, aparentemente las autoridades seducen a los

ciudadanos con un sin fin de obras, según ellos por ejecutar. La buena labor que ejercen las alcaldías, en general, es una utopía, la cual seguirá por mucho tiempo, y perecerán pueblos y pobladores, pero, no sus sueños ni sus ilusiones de vivir en un mundo, donde puedan lamer la felicidad; sin embargo, el conformismo con el que viven la mayoría de lumpens, no se ve reprimido a pesar de ser muchos. El candidato político municipal, endulza a los pobladores, para que voten por él; sin embargo cuando éste se encuentra con el “título de alcalde”, olvida a su pueblo y a todo poblador que le interese pedir información sobre el distrito, la autoridad, viaja o simplemente no está, sin sentir ningún remordimiento, o no piensa si sus vecinos, serán atendidos conformemente; y no solo desaparece por un día o dos, sino por semanas. La información Todo esto de pedir la información, empezó, cuando estaba en primer ciclo, él Director de escuela de Ciencias de la Comunicación, Luis Alarcón, conjuntamente con IPYS (Instituto de Prensa y Sociedad), invitaron a mi aula, en el semestre 2006 II, para que asistan al primer monitoreo del cual participaban los chicos de segundo ciclo, a brevedad, tuve desinterés, porque hablaban solo los que realizaban el trabajo, que eran todos los presentes, menos mi aula, pero, cuando una voz interrumpió, era el director, “Los chicos de primer ciclo, harán esto el próximo semestre, así que les conviene escuchar”. A decir verdad en el segundo semestre se nos apuró a fines, para hacer una solicitud, a medias preparada, porque otra aula, ya había hecho ese trabajo. Pero lo fuerte vino en tercer ciclo, cuando se nos pidió en el curso de Formatos Periodísticos, enviar diferentes solicitudes a tres entidades (DRE, DIRESA y Gobierno Regional), y a cada uno de nosotros, se le presentó diferentes tratos, tanto, como pedidos de información, parecía que, según lo que pedías te trataban; aparentemente, todo terminó cuando nos dieron la información, sin embargo, el director, convocó a algunos alumnos, eran cuatro, para que apoyaran con el monitoreo de las solicitudes, y todo sea de alguna manera más formal. El trabajo en conjunto sigue, y posiblemente, la lucha constante seguirá, hasta lograr una respuesta positiva de las muchas entidades del estado, manifestó, Plenge Renteria Hanz (alumno participante, IV ciclo de CCCC). No obstante, la ley, sigue siendo “desconocida en muchos de los casos”, y te dan la información a medias, o te lo hacen de una manera informal, o peor no te dan nada. Parece que tuviera buena intención de ayudar, sin embargo en su vaivén, se denota más que apuro, preocupación; él Ing. Lázaro Santamaría Santisteban, es el encargado de dirigir y ejecutar todas las obras del pueblo de Mochumí y sus alrededores, pero, el no fue quien me concedió la información pertinente, sino delegó, a su “secretario”, como yo lo imaginé, pero en realidad me dijo, que era su ayudante. Bach. Arq. Segundo García Fernández, egresado de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo (UNPRG), mostró un gran interés en atender nuestra solicitud. “La Municipalidad Distrital de Mochumí, trabaja directamente con su propia gente, para explotar las obras”, fue la respuesta directa que brindó. Además detalló, una a una las obras más cercanas a ejecutarse, luciéndose con una seguridad, de que puedo ir a corroborar en el plazo establecido, las obras a hacerse.

Servicios higiénicos, cerco perimétrico, Mejoramientos de Instituciones Educativas, Mejoramiento del Camal Municipal, culminación de tribuna en Estadio Municipal, ensanchamiento de calle San Martín c/5 y c/6, construcción de pabellones de nichos (4º nivel), y caminos carrozables; estas obras se ejecutan en diversas partes del pueblo, sobre todo en los caseríos, por Ej. Pueblo nuevo, San Roque, Tepo 2, Pto 4, San Antonio, Paredones, Los Pinos, entre otros. Gladis Sialer Nieto (48), pobladora de Mochumí, residente en la calle San Martín, solo le queda conformarse con la labor que ejerce el gobierno municipal, “Al comienzo no estaba de acuerdo, pero a lo último momento tuve que ponerme de acuerdo, ¿porqué?, porque si no sedo, voy quedar como alguien en contra, ya que la mayoría han estado de acuerdo; la vía debería ser cortada en esquina, porque una estructura horrenda va a ser; además deberían percatarse de tener las calles limpias, porque les pagan bien, buen sueldo, bien remunerados, y no barren las calles como debería de ser, ellos deberían de ver calle por calle, para que estén limpias, porque en antes, Celso Sialer (ex alcalde), tenía las calles mejor limpias tenía, ahora están todas sucias, tanto trabajador que hay, ahí deberían de programar ” Lo que la señora Gladis dice, en parte, puede expresarse como cierto, pero lo que se puede creer, es que, no simpatice con el alcalde actual, de repente, por tener relación de parentesco con el ex alcalde. Efectivamente algunas de las casas de la calle San Martín, están siendo cortadas en la parte del frontis, tal vez queden algo desniveladas, no obstante, este hecho es de suma importancia, por ser la vía que se une a la Panamericana en forma lineal, y esta parte de la calle es muy angosta, para el paso de autos, combis, ómnibus y hasta en descuidos a camiones, que pasan acariciando a postes y veredas, y esto devolverá parte de la tranquilidad a las casas que miran pasar a estos vehículos. Obras aún incompletas Jhony Llontop Damián y Julio Santamaría Llontop, estudiantes de 3ero y 4to de secundaria, respectivamente, del colegio Federico Villarreal, del distrito, manifiestan que siempre hacen deporte en el estadio municipal, y dicen, que están construyendo graderías en el estadio, pero que estos trabajos empezaron mas o menos desde el mes de enero y que aún no se concluyen. En esta semana posiblemente se construirá el cerco perimétrico de la parte trasera del jardín de niños 193 en Pueblo Nuevo, y la profesora del C.E.I., Deysi Pantaleón Benítez, hizo conocer su preocupación “es necesario, porque a los niños les perjudica, por el mal estado de las paredes, nosotras tenemos que estar observando que no se acerquen mucho, por el riesgo; el consejo nos a propuesto levantar las paredes, nos dijeron que en este mes, pero dijeron que iban a medir esta semana o la otra, ¿esperemos no? ”. María Magdalena Ortega Moncada, directora encargada, del colegio Agustín Gavidia Salcedo (caserío Pueblo Nuevo), “¡ah! Sí”, cuándo se le pregunto, si se han implementado nuevos servicios higiénicos, sin embargo, no se mostró muy contenta con el trabajo hecho, porque había ciertos desperfectos, que desmerecían dicha implementación, “hay un obstáculo, que el pozo de agua que abastece, a la comunidad,

y a nuestra I.E., está malogrado, y no tenemos agua, igualmente no se pueden corregir unas fallas que han quedado en los sanitarios, o sea hay unas mangueras de conexión que se tienen que ajustar, porque cuando hay agua se inundan . Todo esto quedó pendiente en el presupuesto participativo, el arreglo de de los baños y todos los servicios higiénicos; pero como o hay agua, no se han podido determinar donde están las fallas, porque el pozo esta malogrado, incluso, los SS. HH, los tenemos sucios, ¡porque no hay agua!, tal vez con los alumnos, voy a salir a la sequia, para traer con baldes, y abastecer un pozo que tenemos, una pocita, donde almacenamos el agua y luego echamos a los servicios” ¿Y lo del agua? Y lo del agua, esta mal, porque este molino trabaja con una mariposa, y la mariposa se ha malogrado, ahora se reunió el pueblo, según tengo entendido, y optaron por una electrobomba, pero esta requiere de energía, el pueblo, se comprometió a alquilar un motor y hacerlo funcionar, tres horas promedio de agua, o sea tres horas que funcione el motor y genere agua. Pero me dicen que esta conexión las han hecho mal con el anterior alcalde, porque el agua no sube a la parte alta, valga la redundancia, ésta solamente abastece a la parte baja, y no a todo el pueblo, y lo que me comentaba la regidora de cultura de Mochumí, que había que hacer un arreglo total, es decir, una nueva conexión, y como estamos muy próximos a tener la energía, ya funcionaría con esta luz que se va a instalar, pero por mientras, hay este problema. Lo que si es cierto Eduardo Usquiano Márquez, jefe de maquinaria de la Municipalidad, dijo que en forma constante trabajan fortaleciendo caminos, o haciendo los “caminos carrozables” en los veintiocho caseríos y cuatro anexos, con que cuenta el distrito, es decir, a los que requieren de ser mantenidos, ya que la municipalidad cuenta con un camión frontal, una moto niveladora y dos volquetes, y solo gastan en combustible, ya no en alquiler de maquinarias, lo cual hace factible y permite, atender los pedidos de muchos vecinos que vienen a diario, de diferentes caseríos. La mayoría de trabajadores que rodean el parque (moto taxistas, tricicleros, ambulantes, etc.) son de diferentes caseríos, y ellos fueron, quienes con sus propias palabras afirmaron, que este mantenimiento es verdad; colorado ¡cuéntale!, gritaron algunos de los moto taxistas, compañeros de este, que por cierto, a mi parecer juegan muy bien con la ironía, “ahora mi moto ya no tiene que saltar, ni tampoco puede desarmarse, y parece que esta igualita de nueva”, quiso referirse que, estos caminos, antes estrepitosamente formados, ahora son transitables, sin riesgos de dañar su herramienta de trabajo. Cuando iba en la moto a el caserío de Pueblo Nuevo, el viejito que iba a lado mío me pregunto ¿Qué pienso del gobierno actual?, y antes de que responda, me dijo espero que no seas como este distrito, “conformista hasta los huesos, con luz y agua se conforman”. Mientras las obras siguen, en forma casi constante, y paradójicamente existen ideales atados y un conformismo inherente en los pobladores, el alcalde sigue de viaje, y quizá regrese, la segunda semana de julio, dijo una secretaria irregistrable de la municipalidad, cuando pedí una entrevista con él, hasta cuando durará la pasividad, el devenir de la vida, quiere seguir contando historias rosas y negras, ¡ya es hora de desterrarlas!