Ingresar

Inconformes por mudanza de Centro Social Marillac

El activista Richard Sambrano (izq.) habla con María y Richard García, quienes están preocupados por el cese de servicios para adultos mayores en el centro Marillac de Caridades Católicas. | BEN TORRES/ESPECIAL PARA AL DIA
ANNA MACÍAS/Al Día | 6/11/2013, 10:51 a.m.

BEN TORRES/ESPECIAL PARA AL DIA

El activista Richard Sambrano (izq.) habla con María y Richard García, quienes están preocupados por el cese de servicios para adultos mayores en el centro Marillac de Caridades Católicas. Adultos mayores que dependen del Centro Social Marillac en West Dallas para alimentos, atención médica y actividades sociales se oponen a ir a un centro más lejano para recibir esos servicios. "La mayoría de los adultos en el programa no so son independientes, vienen a Marrillac porque si tratan de cocinar se queman. Quieren convivir, somos como una familia", dijo Mary García, una enfermera jubilada de 77 años. Varios adultos mayores formaron un comité que exige a Caridades Católicas de Dallas, que opera el centro Marillac, que preste los servicios en un lugar cercano, no en otro centro que está a más de 10 millas, donde planea mudar los programas del Marillac. Caridades Católicas anunció que a partir del 30 de junio el centro Marillac pasaría a ser parte del Brady Center y tendrá una nueva sede en 2903 St. Louis St., en Deep Ellum. Ese centro queda muy lejos para los 110 participantes del Marillac, dijo García. "Si cierran el centro, muchos ancianos sufrirán", dijo García. "Por ejemplo, muchos se quedan ahí tarde porque no tienen aire acondicionado en sus casas". García dijo que los clientes de Marillac son personas de bajos recursos sin auto para viajar al centro. Caridades Católicas les ha ofrecido pases para viajar por DART a la nueva sede. Caridades Católicas considerará brindar servicios limitados en la cercana iglesia Santa Clara, según la vocera de la agencia sin ánimo de lucro Mary Jo Dorn. Richard Sambrano, activista de La Voz del Anciano, dijo que los clientes del Marillac se sienten decepcionados porque el obispo Kevin J. Farrell no quiso reunirse con ellos. García dijo que los administradores del programa quizás no entienden la relación que los clientes tienen con el centro Marillac. "Caridades Católicas nos llevó aborde de dos buses lujosos a un tour del nuevo centro", dijo García. "Si tienen dinero para rentar autobuses de lujo, porque no tienen dinero para nosotros? Pregunté a los ejecutivos por qué nos están quitando nuestro hogar ". Dorn dijo que Caridades Católicas expandirá su programa en Santa Clara para ofrecer actividades para personas de todas las edades. Tendrán deportes para niños, consejería para víctimas de violencia doméstica y actividades para adultos mayores.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful