You are on page 1of 1

CONSERVACIÓN Y MANIPULACIÓN DE LA FRUTA Una vez comprada o recibida la fruta se deben tener en cuenta una serie de consejos para

una mejor conservación y manipulación de la misma: 1. Liberar la fruta del envoltorio para una mejor respiración. 2. Se debe manipular con cuidado, a fin de no causar daños que aceleren su descomposición. 3. Se debería lavar muy bien bajo un chorro de agua limpia, sobre todo si se van a consumir sin quitar la piel. 4. Si para su consumo se prefiere la fruta más madura, bastará con guardarla en un lugar fresco, seco y protegido de la luz. En cambio, para una conservación más duradera, se guardará en la parte menos fría de la nevera. Esto hará que el proceso de maduración sea mucho menor. Las manzanas, si se desea una larga duración, se pueden introducir en bolsas de plástico y rociarlas cada semana con agua. La manzana por si sola tiene un periodo largo de conservación. 5. No se debe guardar frutas de corta conservación (melocotones, nectarinas, paraguayos y peras) con las de larga conservación (manzanas), ya que pueden producir sabores extraños y deteriorarse más fácilmente. 6. No almacenar frutas dañadas ni enfermas junto con las buenas, ya que se pudrirán las malas y las buenas también. 7. Hay que separar las frutas maduras de las que no lo están, ya que solo una pieza puede hacer madurar al resto. 8. No trocear la fruta hasta el momento de comerla, para aprovechar al máximo todos sus valores nutricionales