Clinica La Primavera

Cultura y parto: El imperativo tecnocrático
Mediante el control del parto, nos desentendemos de la lucha de poderes que esto representa. El desentendimiento facilita que nos identifiquemos mejor con nuestra naturaleza “civilizada”, negándonos a la vez nuestras raíces “salvajes” y nuestra conexión ancestral con culturas indígenas. El parto simboliza simultáneamente a los tres eventos que las sociedades civilizadas temen: nacimiento, muerte y sexualidad. Holly Richards, “ Cultural Messages of Childbirth: The perpetration of Feas” ICEA Journal 7(3): 28 , may 1993 Cuando me pidieron que escriba acerca de cultura y nacimiento, me encontré recordando el excelente artículo de Holly Richards que cité anteriormente, ella usa muchos puntos introductorios que a mi me hubiera gustado recalcar. Ella argumenta que la sociedad occidental, en su esfuerzo por controlar y dominar a la naturaleza, ha trabajado para infundir miedo a la mujer por el parto y el dolor que implica, por ser estos recordatorios poderosos de nuestra gran dependencia a la naturaleza. A continuación extiendo su argumento. Como Richards recalca, nuestra actitud occidental hacia el parto está basada en el miedo. Desde el ocaso de la revolución industrial, la tecnocracia emergente ha pretendido dominar y controlar a la naturaleza, un “derecho” que fue introducido muy temprano en el libro de Génesis cuando Dios dio al Hombre el dominio sobre todo lo creado, pero solo ha podido ser totalmente cumplido con el nacimiento de la tecnología moderna. Los psicoterapeutas dicen: “A lo que resistes, eso persiste”. Mientras más capaces somos de controlar a la naturaleza, incluyendo nuestros cuerpos naturales, más temerosos nos volvemos de las cosas que no podemos controlar. Esto ha causado el surgimiento de la TECNOCRACIA, una sociedad organizada alrededor de una ideología de progreso tecnológico, y de un fenómeno llamado por el antropólogo Peter C. Reynolds como “Golpe Uno- Dos”. Consiste en tomar un proceso natural que funciona correctamente, por ejemplo un río en el cual los salmones nadan contra corriente para reproducirse. Golpe Uno: “Mejorar” con tecnología, construyendo un dique y una planta de electricidad, causando el desafortunado resultado de que los salmones no puedan nadar hacia los terrenos de reproducción. Golpe dos: Arreglar el problema creado por la tecnología con más tecnología, sacar a los salmones del agua mediante máquinas, hacer que desoven y críen a sus productos en cubetas, alimentando a las crías a través de un elaborado sistema de tanques y tubos, después transportarlos de vuelta al río y soltarlos río abajo.La visión brillante de Reynolds fue notar que, mientras la mayoría de personas piensan que el Golpe Dos es un producto accidental del Golpe Uno, la verdad más profunda es que el Golpe dos es el punto. Nosotros en Occidente nos hemos convencido que alterando los procesos naturales los hacemos mejores, más predecibles, más controlables, y por lo tanto más seguros. Por ejemplo, los cuerpos de ingenieros alinean las lomas de grandes secciones de canales de agua de los pantanos Everglades e instalan compuertas, mucha gente considera esto un avance. Sin importar que el efecto ha sido la pérdida de grandes porciones de este recurso natural para la erosión de la tierra. No es difícil notar como estos Golpes Uno Dos de mutilación y prótesis pueden ser aplicados para el parto. Tememos al proceso de nacimiento, como los riachuelos del pantano con sus constantes inundaciones, nos parece realmente caótico, incontrolable y por lo tanto peligroso. Por lo tanto lo mejoramos con tecnología. Primero lo deshacemos en segmentos identificables. Después controlamos cada segmento con el equivalente obstétrico de diques y desagües (pitocin, drogas, etc). Cuando el producto desafortunado de ésta reconstrucción tecnológica del parto es un bebé con dificultad para respirar por una labor de parto anormal, lo rescatamos con más tecnología (cesárea, fórceps, etc). Después nos felicitamos por un buen trabajo, igual que los constructores de los criaderos de salmón, y nos ponemos una placa que dice: “salvando al salmón”.

Un ejemplo excelente de este Golpe Uno- Dos viene de un artículo de periódico que me dio Michel Odent ayer, en donde escribe acerca del nacimiento con una visión holística, en respuesta al comentario del tecnocrático Dr. Kart Murphy, un representante del European College of Obstetricians and Gynaecologists. Mientras el Dr. Odent muestra gran cantidad de evidencia del daño causado por el Monitoreo fetal electrónico (más cesáreas) y el ultrasonido (más niños zurdos, de acuerdo con un estudio noruego y más casos de bebés con menos peso al nacer, según uno australiano), el Dr. Murphy aboga por el “manejo activo de la labor”: El acercamiento pasivo al manejo de labor de parto, en donde se permite a la naturaleza seguir su curso, y solo se interviene cuando aparecen problemas obvios, ha sido promovido por muchos en respuesta a la alta incidencia de inducción del parto que se suscitó en los comienzos de los 70. Pero hay una gran evidencia de estudios en Dublín y en los Estados Unidos en los que el manejo activo de la labor de parto en etapas tempranas, ruptura del agua de fuente, y uso de medicamento para aumentar la velocidad de la progresión de la labor, el índice de cesárea puede ser reducido significantemente. ["Thwarting the Cruelty of Mother Nature," The European, 18-24 March] Sus palabras muestran la influencia de Golpe Uno- Dos en el pensamiento obstétrico, crear un problema con tecnología (un índice de cesáreas muy alto), y después resolverlo con más tecnología (manejo activo de la labor de parto). Su razonamiento es enteramente redundante, por supuesto, si se acepta la premisa de base de que la tecnología mejora la naturaleza haciéndola más segura, entonces los argumentos tienen sentido. La teoría Golpe Uno Dos de Reynolds es una poderosa fuerza motivadora en la sociedad americana, yo lo llamo el Imperativo tecnocrático. Estos ímpetus de mejorar la naturaleza por medio de la tecnología tiene como objetivo principal el de liberarnos a todos de las limitaciones de la naturaleza. Buscamos libertad de las limitaciones de la tierra mediante el desarrollo de tecnología espacial, de las limitaciones de nuestro cuerpo mediante informática y robótica, de la muerte mediante criogenia, de las limitaciones de la reproducción mediante nuevas tecnología reproductivas, y de las limitaciones del
http://www.clinicalaprimavera.org Potenciado por Joomla! Generado: 21 November, 2012, 16:01

. Robbie E. La cultura en la que vivimos siempre buscará amoldarnos en conformidad con sus creencias y valores dominantes. como todo el personal de salud. Birth as an American Rite of Passage. 16:01 . sienten el impacto de este imperativo tecnológico. Reynolds. Los educadores del nacimiento. Solo cuando nos demos cuenta concienzudamente de las fuerzas ocultas de la cultura como por ejemplo del Golpe Uno Dos seremos libres de escoger. Berkeley: University of California Press. 1992. y deben tomar sus propias decisiones acerca de cómo van a responder.Clinica La Primavera parto mediante herramientas obstétricas. Palo Alto CA: Iconic Anthropology Press.org Potenciado por Joomla! Generado: 21 November. 1991. Stealing Fire: The Mythology of the Technocracy. http://www..clinicalaprimavera. Peter C. 2012. Resources Davis-Floyd.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful