You are on page 1of 3

Entrevista con Anne Rice

Original de The Florida Catholic y La Voz Católica por Ana Rodríguez-Soto y Angelique Ruhi-López El 8 de noviembre, la novelista Anne Rice, que dio a conocer a partir de la década de 1970 con una serie de libros sobre vampiros, y que es reconocida como la más famosa autora de novelas de ocultismo en lengua inglesa, visitó Miami para promover su nueva novela, Christ the Lord: Out of Egypt. En una entrevista con La Voz Católica y The Florida Catholic, Rice explicó cómo surgió su regreso a la Iglesia Católica y por qué decidió que, de ahora en adelante, escribirá “sólo para Cristo.”

Anne Rice durante la entrevista que le hicieron en conjunto La Voz Católica y The Florida Catholic. En su nueva novela, es el propio Jesús quien narra la historia, como si se tratara de su autobiografía. Mi primera pregunta es: ¿a quién le relata Jesús esta historia? Y, ¿desde qué momento se narra, es decir, cuándo se supone que ocurre esta historia? ¿Va a continuar este patrón en otros libros? — No sé si he resuelto eso. Él sólo cuenta la historia desde el punto de vista íntimo de la primera persona. Sus pensamientos y sentimientos. Lo hice así para que sea lo más real posible para el lector. Quise estar lo más cerca posible del personaje. Usted ha dicho que éste es el libro que ha estado esperando escribir toda su vida. Háblenos de su conversión. Ha dicho que no hubo un evento específico, pero que se fue de la Iglesia antes del Concilio Vaticano II. — Así fue. Me fui a los 18 años y era 1960. Fue un poco antes del Vaticano II. No recuerdo haber oído que iba haber un gran concilio que iba a cambiarlo todo, y fue muchos años después cuando me di cuenta de que había ocurrido, y qué cambios enormes habían surgido. Creo que mi partida fue algo que les pasa a muchas personas jóvenes. Estaba fuera del ambiente en el cual había crecido, y estaba en una universidad secular. Estaba muy confundida, y era una crisis de querer conocer el mundo moderno y querer leer los filósofos modernos y querer explorar millones de cosas. Creo que la crisis pudo haberse evitado si quizás hubiera estado un una universidad católica o en otro ambiente, no sé. Pero si sé que muchas personas pierden la fe en esa etapa de sus vidas y regresan más tarde. Y, ¿qué diría que fue lo que más extrañó de la Iglesia Católica? Ha dicho que no hubo ningún evento especifico que le guió de regreso, pero, ¿qué fue? — Bueno, yo creo que lo que más extrañé, lo que lloré por años fue una visión mundial, el universo significante de mi fe católica. Quiero decir, lloré por Dios, lloré la razón de mi existir. Y creo que fui verdaderamente un alma perdida por mucho tiempo. Y cuando

Pero. o fue un proceso gradual? — Me involucré inmediatamente. y mientras más inquiría. Y pensé: “Bueno. Empecé a pensar que era un punto de vista bastante arrogante. Dos días después de la boda. y no quería seguir explorando eso. la participación de los feligreses durante la Misa es maravillosa en comparación con la antigua Misa en latín… Pero ¡todavía lloro por la Misa en latín! Me gustaría tenerlas las dos. Había algo maravilloso en el latín como idioma universal de la Iglesia. tenía que expresar un deseo sincero de regresar e ir a confesión. mis libros trataban sobre almas perdidas. Jerry Laporte. cuando las personas eran como islas dentro de la iglesia y rezaban el rosario durante la Misa –sólo oían la Misa. entré en un coma diabético y estuve a punto de morir. de distintas formas. y me di cuenta de que creía fuertemente que era el cuerpo y la sangre de Cristo. empecé a ir a Misa en inglés. y de lo que por fin me di cuenta era de que no tenía que resolverlas. Escribí ese tipo de narraciones. Ya no estaba en las tinieblas. más me impulsaba en lo que estaba escribiendo para encontrar respuestas. Prefiero que se incluya algún latín. y siempre quise escribir un libro desde el punta de vista de Jesucristo. más era guiada de regreso a mi fe. Y cuando me encontré creyendo en Dios y casi casi hablando con Dios. junto con el Kyrie en griego… esto me gusta mucho. Pero he llegado a apreciarlo mucho y. casi un punto de vista egocéntrico. y me di cuenta de que podía hacerlo ahora. Pero tan pronto pude levantarme y caminar. Ése fue el mayor deseo. porque ya no estaba perdida. pero sabía que si me comprometía. la Misa en inglés ya es mi Misa. muy feliz de haber regresado. Sería algo. Y pensaba que la idea de volverme hacia los otros feligreses y darles el beso de la paz era tan diferente del catolicismo de mi niñez. ofició la ceremonia. Estaban presentes en la Misa. y podía hacerlo desde la perspectiva católica. si crees en eso. Una persona que está lejos de Dios no puede encontrar a Dios. ¿en qué más crees? Esto tiene implicaciones muy poderosas. aunque no hice el compromiso total con Cristo de escribir para Él y sólo para Él hasta 2002. Estaba buscando algo nuevo. Comencé a sentirme muy insegura como atea. y luego. regresar. pero era algo muy privado. Al principio. excepto las afirmaciones personales. y mis libros reflejaban este cambio. Todavía estaba escribiendo libros. Pero estoy muy. Pero. era ateo. y no tienen mucha esperanza. No me sentía cómoda con no creer en Dios. quise regresar a mi Iglesia. y mi primo. esto podía ser lo que me iba a salvar.empecé a escribir. Acudí a la confesión y el siguiente fin de semana me casé en la Iglesia. mientras más leía mis propias narraciones. Mi esposo. Tuve que acostumbrarme y llegué a amarla. obviamente. y afirmación. Quise muchísimo regresar a la Santa Comunión. pero no tienen soluciones ni respuestas. los vampiros. sería la cosa más . el P. fueron el símbolo de la persona luchando por encontrar sentido. en Nueva Orleáns. ¿qué pasó después que se confesó? ¿Regresó de inmediato y completamente a la Iglesia. La entiendo. Iba a ser un reto muy grande. Mary’s Assumption. Nos casamos en la iglesia de mi niñez. y así fue. y la misma narración por muchos años. pero aceptó casarse en la Iglesia. En esas novelas se encuentra el sufrimiento y la afirmación –afirmaciones poderosas–. Simplemente. Y. un punto de vista absurdo. sin duda. no. ¿A qué esperas?” Lo que estaba haciendo era tratar de resolver las preguntas de todo tipo que tenía sobre las opiniones de la Iglesia en cuanto a varios temas. St. el bien. para mí. pero ya me sentía incómoda con los temas de mis libros. pensé que nunca podría entenderla (ríe). como cantar el Sanctus y el Agnus Dei en latín. con el cual llevaba casada 38 años.

Toda esa larga búsqueda me estaba llevando a esto. e hice el compromiso de cumplirlo. .significativa que podía hacer.