You are on page 1of 419

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS (Universidad del Perú, Decana de América

)
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIA POLÍTICA

LA NECESIDAD DE UN RÉGIMEN ESPECIAL DE RESPONSABILIDAD POR DAÑO AMBIENTAL

Tesis para optar al Título Profesional de Abogada

Bach. Rocío Carreño Urday

Asesor: Dr. Juan Francisco Baldeón Ríos

Lima-Perú 2012
1

DEDICATORIA: Dedicado a mi Madre, a mi Padre, a todas las personas que persiguen sus sueños y nunca se dan por vencidas, a mi familia y a todos mis amigos.

Resumen Ejecutivo
2

La Necesidad de un Régimen especial de Responsabilidad por Daño Ambiental, se debe a que los regímenes tradicionales de responsabilidad, que vienen a ser, el régimen de responsabilidad civil, el régimen de responsabilidad administrativa y el régimen de responsabilidad penal, no pudieron hacer frente al daño ambiental, dada las características que presentaba. Primariamente se trató de atender al daño ambiental, mediante la responsabilidad civil, resultando este régimen muy corto para hacer frente al daño ambiental, ya que dentro del Derecho civil, se consideraba que el daño debe presentar las características de ser cierto y personal, siendo estas características impropias del daño ambiental, ya que este de por sí, viene a ser un daño incierto e impersonal; asimismo, el régimen de responsabilidad civil, lo que buscaba principalmente era reparar el daño a la víctima, y teniendo en cuenta de que el daño ambiental una vez producido, podría tornarse en un daño irreparable, el régimen de responsabilidad por daño ambiental, necesitaba buscar primordialmente prevenir el daño, antes que repararlo; del mismo modo, bajo este régimen, muchas veces era imposible probar el nexo causal y quien produjo el daño, ya que muchos daños tenían varios responsables, como por ejemplo, la contaminación atmosférica. En ese sentido, el régimen de responsabilidad civil, de acuerdo a cómo se encontraba regulado en el Derecho Civil, resultaba corto para hacer frente al daño ambiental. Ahora bien, respecto a la responsabilidad administrativa, es de precisar que ésta se producía por incumplimiento a la norma administrativa, en este caso a la norma administrativa ambiental; ahora bien, teniendo en cuenta de que no toda actividad dañina al medio ambiente, se encontraba regulada en la norma administrativa, era imposible que el régimen de responsabilidad administrativa hiciera frente a todas las actividades dañinas al medio ambiente, finalmente tenemos la responsabilidad penal que regula la ley penal en blanco, es decir el tipo penal se completa con las normas administrativas, por lo que presentaba las mismas disfunciones que la responsabilidad administrativa en cuanto no regulaba todas las actividades dañinas al medio ambiente, por otro lado, en la responsabilidad penal, se encuentra regulado el principio de Societates non delinquere, es decir que a las personas jurídicas no se les puede encontrar responsabilidad penal, por lo que tratándose de que las principales dañadoras del medio ambiente, son las personas jurídicas, se estaba suprimiendo la responsabilidad de las principales contaminantes del medio ambiente.

En ese sentido, nació en la doctrina, la necesidad de crear un régimen especial de responsabilidad por daño ambiental, con sus propias características, es decir regular un régimen primordialmente preventivo antes que reparador, donde se estableciera una clara diferenciación entre daño civil y daño ambiental; Ahora bien, si bien es cierto se tiene claro de que el régimen es preventivo antes que reparador, una vez producido el daño se debe buscar las herramientas necesarias para repararlo, en ese sentido, en vista de que la reparación del daño ambiental
3

muchas veces no se puede reparar de manera que se devuelva el medio ambiente al estado en que se encontraba antes de sufrir el daño, se debe tener en cuenta otras formas de reparación, teniendo en cuenta un orden de prelación, comenzando con: la reparación in natura, seguido por la reparación en equivalente y en tercer lugar la indemnización económica. Asimismo, se debe tener en cuenta de qué manera se valuará económicamente el daño, así como el destino de dicha indemnización.

TABLA DE CONTENIDOS

CAPÍTULO I: INTRODUCCIÓN

8
4

1.1 1.2 1.3 1.4 1.5 1.6

Planteamiento del Problema…………………………………………8 Antecedentes………………………………………………………..11 Preguntas de Investigación…………………………………………14 Objetivos de la Investigación……………………………………….14 Justificación del Problema………………………………………….15 Viabilidad de la Investigación………………………………………16

CAPÍTULO II: MARCO TEÓRICO…………………………………………………17 2.1 2.2 2.3 2.4 2.5 Derecho al Medio Ambiente………………………………………..17 Características del Derecho Ambiental……………………………30 Principios reguladores del Derecho Ambiental……………………36 Medio Ambiente………………………………………………………61 Daño Jurídico………………………………………………………....65

CAPÍTULO III: MÉTODO DE INVESTIGACIÓN………………………………….83 3.1 3.2 3.3 Tipo de Investigación………………………………………………...83 Instrumentos de recopilación de Información…………………....83 Desarrollo de la Investigación…………………………………….. ..83

CAPÍTULO IV: DAÑO AMBIENTAL, CONCEPTOS Y CRITERIOS LEGISLATIVOS………………………………………………………………………86 4.1 4.2 4.3 4.4 Daño Ambiental……………………………………………………….86 Características del daño ambiental…………………………………95 Regímenes Tradicionales de Responsabilidad frente al daño ambiental………………………………………………………………101 Problemas que plantea la aplicación del sistema de Responsabilidad Civil frente al Daño Ambiental…………………………………………………………..…..106 Daño Ambiental y Aplicación del Derecho Administrativo…….…..162 Daño Ambiental y Aplicación del Derecho Penal………………….214

4.5 4.6

CAPÍTULO V: LA RESPONSABILIDAD POR DAÑO AMBIENTAL EN EL CASO COMPARADO…………………………………………………………243
5

5.1 5.2 5.3 5.4

Caso de la República Argentina………………………………….....243 Caso de la República de Colombia……………………………….. ..252 Caso de la República de Chile…………………………………...…..255 Caso de los Estados Unidos Mexicanos: Propuesta Legislativa: Ley de Responsabilidad Ambiental…………………………………..270

5.5 5.6

Caso de la Unión Europea: Propuesta Normativa: Libro Blanco…281 Caso de la Unión Europea: Directiva 2004-35-CE “Directiva sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales”…………...296

5.7

Caso de España……………………………………………………….318

CAPÍTULO VI: RÉGIMEN DE RESPONSABILIDAD POR DAÑO AMBIENTAL EN LA LEY GENERAL DEL AMBIENTE DEL PERÚ LEY No 28611…………………………………………………………………………..348 6.1 6.2 6.3 6.4 6.5 6.6 Respecto al Daño Ambiental………………………………………….350 De la responsabilidad objetiva y subjetiva en la Ley General del Ambiente………………………………………………………………..361 Determinación de las causas eximentes de la responsabilidad del daño Ambiental…………………………………………………….365 La legitimación activa en el daño ambiental………………………370 De la reparación del Daño…………………………………………….374 Sujetos responsables del daño ambiental…………………………..377

CAPÍTULO VII: LA NECESIDAD DE UN RÉGIMEN DE RESPONSABILIDAD AMBIENTAL POR DAÑO PROPIAMIENTE AMBIENTAL: PROPUESTA LEGISLATIVA……………………………………………………………………...….379 7.1 7.2 7.3 7.4 Respecto al bien jurídico protegido………………………………….380 Carácter significativo del daño ambiental…………………………..381 Diferenciación clara entre daño ambiental propiamente dicho y el daño civil por influjo ambiental………………………………………383 Legitimación activa amplia……………………………………………385
6

7.5 7.6 7.7 7.8 7.9 7.10 7.11

Regímenes de Responsabilidad Objetiva y Subjetiva…………….386 Nexo causal e identificación del causante………………………….387 Eximentes de responsabilidad………………………………………395 Régimen de responsabilidad por daño ambiental: Preventivo y Reparador………………………………………………………………396 Reparación del daño ambiental………………………………………399 Destino de las indemnizaciones: Fondo Nacional del Ambiente…402 Prescripción de la acción para demandar la reparación de los daños ambientales…………………………………………………….406

7.12

Órgano especializado…………………………………………………410

CAPÍTULO VIII: CONCLUSIONES………………………………………………….412

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS……………………………………………….415

ANEXOS………………………….…………………………………………………….431

CAPÍTULO I: INTRODUCCIÓN

1.1 Planteamiento del Problema

7

En la actualidad, el daño ambiental, es uno de los temas que viene siendo tocado con mayor frecuencia por los estudiosos del Derecho Ambiental. En ese sentido, se ha podido manifestar que, el daño ambiental no sólo se viene produciendo por empresas que mantienen una producción de gran escala, como la minería, energía, hidrocarburos, etc, si no también puede ser producida por nosotros mismos, que en su conjunto podemos provocar un grave daño al medio ambiente, al no cuidar nuestros ríos, oxígeno, flora, fauna, etc. El derecho al medio ambiente, puede ser vulnerado de diferentes formas, es común escuchar en las noticias, sobre la contaminación de los ríos provocados por hidrocarburos, la contaminación de los ríos por relaves mineros, la tala de los bosques de la selva, la contaminación del aire producido por diferentes autores, etc, es lo que llamamos daños al medio ambiente. Es claro, que uno de las formas más conocidas de daño al medio ambiente, es a través de la contaminación ambiental, que es aquella que se produce cuando se introduce en el medio ambiente, sustancias físicas, químicas o biológicas que por su cantidad o permanencia modifican el estado original del medio en negativo, una clara evidencia, es por ejemplo lo que viene ocurriendo en las ciudades, donde se manifiesta claramente en la contaminación del aire por la producción excesiva de dióxido de carbono y otros elementos contaminantes, que trae consigo el calentamiento global o el efecto invernadero, a su vez, dicho ejemplo también se ha visto reflejado por la contaminación de los ríos por sustancias contaminantes como hidrocarburos en la selva de nuestro país. Asimismo, el daño ambiental es también producido por el uso indiscriminado y excesivo del medio ambiente, conocido como la depredación ambiental, es decir aquel uso no sostenible de los recursos renovables, que impide una capacidad de regeneración adecuada, tenemos por ejemplo la tala indiscriminada de árboles, la pesca excesiva, etc. Donde al encontrarse el medio ambiente interrelacionado, la modificación grave o la eliminación de un elemento del medio ambiente, que cumple funciones ambientales, como por ejemplo la purificación del aire o agua, la estabilidad y moderación del clima de la tierra, etc produce un desequilibrio en el medio ambiente, generando un fuerte impacto en el ecosistema, es decir, la amenaza más grave es la pérdida directa de los bosques, humedales, arrecifes de
8

que busca unificar los términos. como por ejemplo su incerteza. haciendo del desarrollo. se enfrentaron con diferentes problemas. 9 . sino un interés difuso. especialmente la responsabilidad civil extracontractual. En ese sentido. basada en el principio del Desarrollo Sostenible. dada la característica que el daño ambiental podía producirse en un momento dado. si no a una cantidad innumerable de personas. al aplicar dichos sistemas de responsabilidad al daño ambiental. sin tener en consideración los caracteres especiales que presentaba el daño ambiental. etc. Frente a estas situaciones los Estados han pretendido hacer frente a este fenómeno conocido como daño ambiental. Sin embargo. significativo. teniendo el problema del daño ambiental. crecimiento económico y protección del medio ambiente. dado que la figura del daño había estado siempre regulado por la responsabilidad civil. para generar seguridad de vida a las generaciones presentes y futuras. se creyó conveniente regular la responsabilidad que generaba dicho daño. un desarrollo sostenible en protección al medio ambiente. sin tener la certeza de cuando. difícilmente identificables. se creyó conveniente regular el daño ambiental mediante las reglas de la responsabilidad civil. como son: daño incierto. En ese sentido. asimismo el daño ambiental no afecta un interés individual. bajo las normas de los regímenes tradicionales de responsabilidad ya establecidos.coral y otros ecosistemas. es decir que ambos vayan de la mano. que impedía aplicar de manera adecuada dichos regímenes de responsabilidad. ya que no pueden cumplir con sus funciones ambientales. como la responsabilidad civil. preventivo – reparador. que produce los cambios atmosféricos mundiales y climáticos mundiales que afectan directamente a los hábitat y los seres que las habitan. ya que el daño ambiental no era un daño que se efectuaba a una persona individualizada. por lo que estos regímenes no son adecuados para hacer frente a este tipo de daño. reunía caracteres especiales propios de aquel. responsabilidad penal y la responsabilidad administrativa. ya que el daño ambiental. impersonal. pero sus consecuencias recién se pueden manifestar en un futuro. para cumplir la finalidad propia de un régimen de responsabilidad por daño ambiental. es decir.

es decir. independiente de los regímenes tradicionales fue ganando adeptos en la doctrina y legislación comparada. se regulaba la responsabilidad civil. establecer los parámetros que a nuestro modo de ver. independiente de la responsabilidad civil. sólo se protegería el medio ambiente. la idea de regular un sistema de responsabilidad por daño ambiental. para que se genere una responsabilidad administrativa. dado que. Frente a esto. en el caso. en cuanto se haya vulnerado una norma administrativa. se marca independencia en el título de la norma. señala que las personas jurídicas no pueden ser encontradas responsables penalmente. a pesar de que se viene regulando el sistema de responsabilidad por daño ambiental con nombre propio en la legislación comparada (es decir. debe contener un régimen de responsabilidad por daño ambiental. teniendo en cuenta las características propias que presenta el daño ambiental. dado que generalmente el daño ambiental se produce justamente por las personas jurídicas. Al respecto. en ese sentido.Así también. sin embargo. y muchas veces dentro de la misma legislación se tiende a derivar frente a un vacío legal. topándose también con inconvenientes. es de precisar. es necesario regular un régimen especial de responsabilidad por daño ambiental. administrativa y penal. a las normas del derecho civil. era necesario el incumplimiento de una norma. como por ejemplo. que en el contenido de la misma se tiende a confundir el daño ambiental con el daño civil. el principio Societates non delinquere. Ahora bien. se creyó idóneo. por lo que. de conformidad con lo establecido en los principios que sustentan el derecho a un ambiente adecuado y equilibrado. regular el daño ambiental. preventivo y reparador. se limita la responsabilidad por daño ambiental. se reducía el espacio de protección al medio ambiente. y que tenga por objeto prevenir y reparar el daño ambiental y no afectar a los derechos de compensación por daños tradicionales. en cuanto a la responsabilidad penal. desde la responsabilidad administrativa o penal. “Ley de Responsabilidad ambiental”). la finalidad de la presente tesis. finalmente en el contenido de la misma. y no un régimen de responsabilidad por daño ambiental propiamente dicho. 10 . ya que no toda forma de protección al medio ambiente se encuentra regulada en la legislación. creemos que al presentar el daño ambiental sus propias características. Es de este modo.

1. como a los daños tradicionales. el daño ambiental propiamente dicho (denominado en esta ley 11 . ya que dada las características del daño ambiental. se separa a la responsabilidad civil clásica en la que los conflictos entre el causante del daño y el perjudicado se dirimen en sede judicial. que a diferencia de su antecesora. Por otro lado. estableciendo un marco común de aplicación a los estamos miembros de la comunidad Europea. el mismo que establece un régimen administrativo de responsabilidad ambiental. el Parlamento Europeo aprueba la Directiva 2004/35/CE sobre responsabilidad ambiental en relación con la prevención y reparación de daños ambientales. donde regula un régimen de responsabilidad no especializado ya que remite supletoriamente a la legislación civil en caso de vacío legal. México promulgó la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente del 28 de enero de 1988. Posteriormente a la publicación del Libro Blanco. Asimismo. se buscará la manera adecuada de reparación. la administración pública debe garantizar el cumplimiento de la ley y la aplicación del régimen de responsabilidad que incorpora. En ese sentido. el mismo que consideraba que dentro del régimen de daño ambiental. al producirse éste. excluye las pretensiones indemnizatoria que puedan tener los particulares. se debe contemplar tanto al daño al medio ambiente. podría tornarse en irreparable.2 Antecedentes El tema de la Responsabilidad por daño ambiental. Posteriormente.donde dicho régimen de responsabilidad será preventorio . y sin embargo una vez producido. antes de que se produzca el daño se buscará la prevención del mismo. es decir al daño civil específicamente.reparador. el mismo que regula dentro de él. en la medida en la que instituye todo un conjunto de potestades administrativas con cuyo ejercicio. se ha presentado una iniciativa con proyecto de decreto en el que se expide la ley de responsabilidad civil por el daño y el deterioro ambiental. ha sido tratado anteriormente con la publicación del Libro Blanco sobre Responsabilidad Ambiental por la Comisión Europea en el año 2000. en América Latina tenemos que. es decir. En España se publicó la Ley 26/2007 sobre Responsabilidad Medioambiental. teniendo en cuenta del mismo modo sus caracteres.

Este mismo escenario se aprecia en Colombia. esto significa que no se aplican las reglas comunes de responsabilidad civil establecidas en el código civil. de Argentina. esta ley regula un régimen especial de responsabilidad civil. y el daño civil producido por dicho daño ambiental. con su publicación de “ Tutela ambiental y responsabilidad civi l” en el año 2006. En doctrina algunos autores han buscado resolver el problema de la responsabilidad por daño ambiental. y que a su vez establece un régimen especial de responsabilidad civil que se suple en sus lagunas por las normas del Código Civil.deterioro ambiental. entre ellos tenemos a Luís Miguel Fernández Arias. Así también tenemos que el régimen de responsabilidad por daño ambiental en la Ley General del Ambiente . el cual establece un régimen de responsabilidad subjetiva. no remite su regulación al código civil. tenemos a Chile. con su publicación reciente sobre “ Hacia una teoría de responsabilidad ambiental sin prueba del daño: las tendencias después de Río en América Latina ”. al exigirse la existencia de la culpa y el dolo del causante. otro estudio del año 2003 denominado “La responsabilidad por el daño ambiental en América Latina” y en el año 2002. el mismo que regula el régimen de responsabilidad por daño ambiental en el Título III. con la ley Nº 23 de 1973. aplicado al daño y el deterioro ambiental. por lo que se puede verificar que el legislador. actualmente tiene regulado un régimen de responsabilidad por daño ambiental. de su Ley 19. sino. Por otro lado. tenemos también a José Juan González Márquez. reglas especiales de responsabilidad civil aplicadas a estos casos (es decir tanto para el daño y el deterioro ambiental). a partir del Título IV de su Ley General del Ambiente – Ley Nº 28611. buscó regular el régimen de responsabilidad por daño ambiental.300. denominado en esta ley daño ambiental.Nº 25675. así como su publicación de “ La responsabilidad civil por daños al medio ambiente” en el año 1997.) Asimismo. una publicación llamada “ La 12 . Sobre Bases Generales del Medio Ambiente. Asimismo. el caso peruano. independiente del derecho común civil. el mismo que se desarrollará más adelante y el cual presenta contradicciones en la regulación del daño ambiental conjuntamente con el daño civil.

3 Preguntas de Investigación ¿Existe una clara diferenciación en la legislación peruana entre el daño ambiental y el daño civil? ¿Los regímenes de responsabilidad tradicionales son suficientes frente al daño ambiental? ¿Es necesario legislar un régimen especial de responsabilidad por daño ambiental? ¿La acción para demandar la prescriptible o imprescriptible? 13 para hacer reparación del daño ambiental debe ser .responsabilidad por el daño ambiental en México: el paradigma de la Reparación ”. así como un interesante estudio de la Universidad Externado de Colombia denominado “ La responsabilidad por daños al medio ambiente” (2000). el autor español Carlos Miguel Perales. publicó el libro “Responsabilidad ambiental”. Por su parte. Verna Coronado Vito con su publicación “La responsabilidad por el daño ambiental en la nueva ley general del ambiente”(2005). 1. con su publicación “La responsabilidad por el daño ambiental en el Perú: reflexión y debate ” (2000). el autor argentino Aníbal Alterini Atilio. con la publicación de “ La responsabilidad civil y el daño ambiental en el sistema peruano ”. Asimismo. tenemos autores peruanos que han desarrollado la problemática de este tema. como: Juan Espinoza Espinoza. entre otros. así como la publicación de Mercedes Manzanares Campos “La Responsabilidad Civil por daño ambiental ” (2009). con la publicación “La Responsabilidad Civil por daño ambiental ” (2009). Carlos Chirinos Arrieta. entre otros. Responsabilidad y Reparación Ambiental ”. también tenemos a Róger Vidal Ramos. “Responsabilidad civil por daños al medio ambiente” (1997). también contamos con la investigación de Enrique Ferrando Gamarra. Mencionaremos también a Mario Peña Chacón. con su publicación sobre “ Daño. con su libro “Apuntes sobre la Responsabilidad Civil Ambiental en el Perú ” y el Ministerio de Salud con su publicación “Responsabilidad extracontractual por daño ambiental y otras consideraciones” (1998).

1.4. en la salud o propiedad de las personas. al confundir el daño ambiental propiamente dicho con el daño civil por influjo ambiental.4 Objetivos de Investigación 1. teniendo en cuenta que muchos daños ambientales quedarían sin reparar al aplicárseles las reglas del derecho civil. 14 . que es que aquel daño producido a consecuencia del daño ambiental. para que tengan un tratamiento diferente.1.2 Objetivos específicos - Determinar que el daño ambiental tal como se encuentra regulado en la Legislación peruana requiere ciertas modificaciones. Determinar que los regímenes tradicionales de responsabilidad tal como se encuentran regulados no son adecuados para hacer frente al daño ambiental. Objetivos Generales Formular una propuesta de un régimen especial de responsabilidad por daño ambiental. 1. diferenciándolos en la legislación.4. 1. ya que lo que busca fundamentalmente es marcar la independencia del daño ambiental frente al daño civil.5 Justificación de la Investigación El presenta trabajo constituirá un aporte a la legislación ambiental peruana a tener en cuenta. como viene ocurriendo actualmente. Determinar la diferenciación entre daño civil y daño ambiental.

6 Viabilidad de la Investigación 1. no necesariamente se produce un daño civil. De acuerdo a lo expuesto. 2. el presente trabajo tiene como objeto establecer un régimen especial de responsabilidad por daño ambiental. ya que cuando se produce un daño ambiental. 3. 4. buscando con esto. y manteniendo la autonomía del daño ambiental frente al daño civil.Es decir. por ejemplo.República de Chile Ministerio del Ambiente-Perú Ministerio del Ambiente y Medio Rural y Marino. si consideramos que sólo existe daño ambiental.6. una mejor protección al medio ambiente. se proponen las características especiales que contendría dicho régimen. se produce un daño en la salud de la persona que bebe sus aguas. en el presente trabajo. si ocurre la contaminación de un río. En ese sentido. como por ejemplo tenemos. Secretaria del Ambiente y Desarrollo Sustentable-República de Argentina Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible-República de Colombia Ministerio del Ambiente. 5. así como la regulación de una prescripción singular conforme a las características del daño ambiental. este es un daño ambiental. muchos daños ambientales quedarían sin reparar. la legitimación activa extraordinaria amplia. por lo que consideramos que no se debería aplicar a ambos daños de naturaleza distinta las mismas reglas. Por ende. la presunción del nexo causal para las actividades ambientalmente peligrosas. y a consecuencia de la contaminación de ese río. 1. por parte de todas las personas interesadas.Gobierno de España 15 . en cuanto se produzca un daño en la persona.1 Disponibilidad de Recursos Se ha contado con información de: 1. es decir un daño civil. este hecho vendría a ser un daño civil por influjo ambiental.

en la que se señala como Principio número 11 que. (…) Principio 1. El hombre tiene el derecho fundamental a la libertad. por haberse realizado justamente en Estocolmo del 5 al 16 de junio de 1972. el hombre tiene el derecho fundamental a la 1 Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas Sobre El Medio Humano. donde en la misma se dicta la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano.1 Derecho al Medio Ambiente Se puede decir que el desarrollo del Derecho Ambiental se inició con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano. más conocida como Conferencia de Estocolmo. y tiene la solemne obligación de proteger y mejorar el medio para las generaciones 16 . la igualdad y el disfrute de condiciones de vida adecuadas en un medio de calidad tal que le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar.6.1. CAPITULO II: MARCO TEÓRICO 2.2 Limitaciones para el trabajo de investigación El trabajo enfrentó las siguientes restricciones: • Falta de tiempo para recopilar información de fuentes primarias y para llevar a cabo investigación en el exterior.

mediante el cual. 2 Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. vemos cómo las naciones (en su responsabilidad por garantizar la preservación del medio ambiente y el disfrute de éste por sus habitantes) inician un proceso. A este proceso se le conoce como el enverdecimiento de las constituciones latinoamericanas. por lo que dicho documento constituye la partida de nacimiento del Derecho Ambiental. las políticas que promueven o perpetúan el apartheid. la segregación racial. (…) 17 . provocando este acontecimiento internacional que se adoptarán leyes. A este respecto. Esta iniciativa fue fortalecida por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. y tiene la obligación de proteger y mejorar el medio para las generaciones presentes y futuras. que señalamos a continuación: De Solidaridad Responsabilidad compartida De prevención Equidad Intergeneracional Regulación jurídica integral Introducción de la variable ambiental en la toma de decisiones Extraterritorialidad La información ambiental Cooperación internacional Garantía de Derechos ambientales Donde a partir de ellos. en un medio ambiente de calidad tal que le permita llevar una vida digna y a gozar de bienestar. Es en este período que se produce la promulgación del Decreto Legislativo Nº 613 -Código del Medio Ambiente y los Recursos Naturales. la discriminación. Como se ve. disposiciones. la opresión colonial y otras formas de opresión y de dominación extranjera quedan condenadas y deben eliminarse. conocida como la Declaración de Río 2 o presentes y futuras. De manera general la Conferencia consagró los principios rectores del derecho ambiental.libertad. programas y proyectos ambientales en la mayoría de países del globo. la igualdad y al disfrute de condiciones de vida adecuadas. el desarrollo del derecho ambiental en su concepto integral se da a partir de la conferencia de 1972. llevaron al seno mismo de sus constituciones algunos de estos principios. llevada a cabo en Río de Janeiro del 3 al 14 de junio de 1992. de 1990.

en particular los países en desarrollo. Tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza. de igual modo su principio 11 señala que: Los Estados deberán promulgar leyes eficaces sobre el medio ambiente. Ahora. en zonas situadas fuera de su jurisdicción. se da el primer paso a nivel internacional. Fue en ese marco que se da la Constitución de 1979. para luego regularla en la Constitución actual de 1993 y finalmente con la Ley General del Ambiente . Principio 11. bien a la pregunta de. Legislativo Nº 613 . señala que: Los Estados deberán desarrollar la legislación nacional relativa a la responsabilidad y la indemnización respecto de las víctimas de la contaminación y otros daños ambientales. Los Estados deberán cooperar asimismo de manera expedita y más decidida en la elaboración de nuevas leyes internacionales sobre responsabilidad e indemnización por los efectos adversos de los daños ambientales causados por las actividades realizadas dentro de su jurisdicción. los objetivos de ordenación y las prioridades ambientales deberían reflejar el contexto ambiental y de desarrollo al que se aplican. Las normas. Carlos Andaluz Westreicher señala que: “se debe entender por Derecho Ambiental. en lo que se refiere a la regulación específica y positivizada de la defensa del medio en que vivimos. Las normas aplicadas por algunos países pueden resultar inadecuadas y representar un costo social y económico injustificado para otros países. qué se entiende por derecho ambiental. Los Estados deberán desarrollar la legislación nacional relativa a la responsabilidad y la indemnización respecto de las víctimas de la contaminación y otros daños ambientales. la cual reafirma la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano. con la conferencia de Estocolmo de 1972. Las normas.Ley Nº 28611.cumbre de la Tierra. “Es el conjunto de normas y principios de acatamiento imperativo elaborados con la finalidad de regular las conductas humanas para lograr el equilibrio entre las relaciones del hombre y el Principio 1. En ese sentido señala en el Principio 1 de la Declaración de Río para el Medio Ambiente y Desarrollo. Ahora bien. Asimismo. en su Principio 13. y luego el D. Los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible. que: Los seres humanos constituyen el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible.Código del Medio Ambiente. los objetivos de ordenación y las prioridades ambientales deberían reflejar el contexto ambiental y de desarrollo al que se aplican. o bajo su control. han respondido diferentes autores. 18 . entre ellos. Principio 13. Los Estados deberán promulgar leyes eficaces sobre el medio ambiente. Tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza.

Derecho y Reparación de Daños. instituciones. Carlos Andaluz Westreicher señala que: “Es el conjunto de normas y principios de acatamiento imperativo. generando efectos que pueden modificar negativamente estas relaciones. Lima. elaborados con la finalidad de regular las conductas humanas para lograr el equilibrio entre las relaciones del hombre y el ambiente al que 3 Carlos Andaluz Westreicher. preservación y mejora del ambiente. “Conjunto de principios. Pág. INAPMAS. a fin de lograr un medio ambiente sano y el desarrollo sostenible. 31 5 Carlos A. Guersi. “(…) es el sector del orden jurídico que regula las conductas humanas que pueden ejercer influencia. Editorial Iustitia. 6 Ibid.”6 Asimismo. Editorial Universidad. introduciendo acciones y abstenciones a favor del bien común . Pág.ambiente al que pertenece. Responsabilidad Extracontractual por Daño Ambiental y Otras Consideraciones. 2001.”5 Asimismo sostiene que “El Derecho Ambiental se estructura sobre principios propios que se hallan en plena formación.”3 Asimismo. al influir sobre los procesos. 4 INAPMAS – Ministerio de Salud. pueden modificar de una manera negativa las condiciones de existencia de los organismos vivos y sus relaciones de intercambio. Es una nueva rama del Derecho. Buenos Aires. a) La expresión “derecho ambiental” está referida a un conjunto de principios. c) Dichos comportamientos humanos interesan al derecho ambiental sólo en la medida en que ellos. normas jurídicas que regulan ciertos comportamientos humanos que pueden considerarse de interés nacional. 19 . porque tiene una problemática singular y sus características específicas permiten hablar de una identidad propia dentro de los sistemas jurídicos . Manual de Derecho Ambiental. 2009.”4 Carlos Alberto Guersi define al derecho ambiental como. con efectos en la calidad de vida de los hombres. 505. instituciones. 1998. 18. normas jurídicas que regulan los comportamientos humanos que pueden alterar de manera importante las interacciones de intercambio que tienen lugar entre los organismos vivos y su hábitat. Pág. Tiene por objeto condicionar la conducta humana respecto del disfrute. b) Los comportamientos humanos de interés ambiental son aquellos que pueden influir en los procesos de interacción que tiene lugar entre los sistemas de los organismos vivos y sus sistemas de ambiente (hábitat). sobre los procesos que tienen lugar entre el sistema humano y el medio ambiente.

existe confusión al denominar muchas veces de manera continua al derecho ambiental como sinónimo de derecho a la ecología. Pág.C. ”9. 2000. podría decirse que es la sumatoria de Naturaleza (recursos y elementos naturales) y las manifestaciones humanas (lo social. bióticos y abióticos que interactúan en un espacio y tiempo determinados. O la disciplina que trata de las interacciones de los seres vivos entre sí y con su ambiente. Daño Ambiental. Dependiendo del espacio que abarca estaremos ante el Derecho Ambiental local. nacional o internacional .pertenece. 2011. La evolución de la ecología y del pensamiento que se ha generado al respecto. para designar una disciplina que estudiaba las relaciones entre el hombre y su ambiente (oikos: casa y logos: ciencia). lo define como: “(…) el conjunto de elementos sociales. por lo que. cabe mencionar que medio ambiente no es sinónimo de ecología. México. Pág. que no está a disposición particular de ninguna persona. Pág.”7. 559. Rubinzal Culzoni Editores. ya que como sostiene Brañes en su libro Manual de Derecho Ambiental “ La palabra ecología fue acuñada en 1869 por el biólogo alemán Ernst Haeckel. cultural y económico) en un ámbito y tiempo determinados. 23. en su salud. Sucintamente. Argentina. Asimismo. Tal como lo señala Mosset Iturraspe: “Nos parece adecuado insistir. bienes y vida. al lado del ramillete de derechos involucrados ante el deterioro o daño ambiental: la tutela de la persona humana. 76. Manual de Derecho Ambiental. 1998. Manual de Derecho Ambiental Mexicano. “(…) la ciencia ecológica constituye el estudio de las relaciones de los seres vivos con sus ambientes naturales ”10. por lo tanto. 10 INAPMAS – Ministerio de Salud. en que. INAPMAS. tutelado por el orden jurídico. 2da edición.”8 En la doctrina.. lo cual significa que se trata de un interés transindividual. más allá y sin perjuicio del ramillete aludido ”11 Al respecto sostiene Mosset Iturraspe que el Derecho a un medio ambiente equilibrado representa un interés difuso. regional. culturales. es un error decir derecho al medio ambiente y derecho ecológico. Pág. Editorial Iustitia S.A. 3era edición. 1999. debe enfatizarse en destacar que el ambiente es un bien jurídico autónomo. Fondo de Cultura Económica. es extraordinariamente rica y compleja y ha sido descrita muchas veces. Responsabilidad Extracontractual por Daño Ambiental y Otras Consideraciones. 20 . al fin de procurar un ambiente sano y el desarrollo sostenible . 9 11 Jorge Mosset Iturraspe. inherente a toda la colectividad. 8 Ibid. Asimismo a manera de ejemplo señala que: 7 Carlos Andaluz Westreicher. como complemento de lo expuesto. 9 Raúl Brañes.

aguas y aire. haya o no víctimas actuales. considera que tal distingo tiene consecuencias relevantes: Se tiende a preservar el ambiente sano. no titubeó en reconocer que: Nadie puede dudar de la entidad material de la naturaleza.”14 En esta misma dirección sostiene que: 12 13 Ibid Raúl Brañes. 21 . Fondo de Cultura Económica. de donde aparecen como legitimados tanto los titulares de derechos subjetivos afectados como los que invocan un interés difuso al ambiente puro. Sin embargo. el derecho al ambiente integra el elenco de los derechos personalísimos o derechos humanos. esto es. al margen de la existencia de un daño personal. Sin embargo. Manual de Derecho Ambiental Mexicano. del ambiente. 12 El citado autor señala además que la aplicación de tales principios de orden físico y social origina la necesidad de trasladarlos al campo jurídico. de todos los organismos vivos. sosteniendo que. Sostiene Raúl Brañes que la manera más simple de definir el derecho ambiental es como “(…) al conjunto de reglas que se ocupan de la protección jurídica de aquellas condiciones que hacen posible la vida. 14 Ibid. es claro que la vida del hombre y. hidrósfera y la atmósfera. 18. y daño a la persona humana. suelos. en un fallo importante. en general. la vida sobre la Tierra fue el resultado de un complejo proceso. es posible sólo dentro de la biosfera. En este escenario – sobre el cual el hombre ha construido una tecnosfera-. 2000. Pág. México. y al de adoptar o reformular normas legales y nuevas estructuras administrativas para posibilitar su implementación. el destinatario final de la tutela es la persona humana y que el ambiente. equilibrado.“La Cámara de Apelaciones de La Plata. es lo que aquí se denomina derecho ambiental. como bien jurídico autónomo. a la postre. se desarrolla la vida. la biosfera. Sin perjuicio de admitir que. que todavía no es suficientemente conocido. del ecosistema o cualquiera fuera el término empleado para nominar el bien a tutelar. de donde: daño al ambiente. que es el espacio que contiene los ambientes biológicamente habitables y en el que se integran la litósfera.13 En relación a esto señala que: “Como se sabe. El conjunto de normas jurídicas que están orientadas a la protección de la biosfera (considerando la tecnosfera) en tanto escenario que hace posible la vida. en todas sus formas ”. 2da edición.

”16 Como bien señala José Juan González Márquez. y 3) dichas conductas humanas interesan al derecho ambiental sólo en la medida en que ellas. “ La consideración del ambiente como bien jurídico propiamente tal y por tanto del derecho ambiental como disciplina jurídica autónoma no se agota en la definición conceptual del objeto tutelado sino que es menester. con el mantenimiento de las condiciones que la hicieron posible. pero no está de más decirlo. a su vez. las aguas y el aire.”15 “En nuestra opinión. Los organismos vivos.“El derecho ambiental tiene que ver con la continuidad de la vida sobre la Tierra. las formas de vida que conocemos han descansado sobre los grandes soportes naturales que son los suelos. que el orden legal establezca normas jurídicas destinadas a prevenir que se produzcan afectaciones al objeto tutelado así como disposiciones normativas que se aboquen a la reparación de los daños 15 16 Ibid. además. esta definición del concepto de derecho ambiental recoge como notas esenciales las siguientes: 1) la expresión derecho ambiental se refiere a un conjunto de normas jurídicas que regulan ciertas conductas humanas que pueden considerarse de interés ambiental (es obvio. incluido el hombre. han aparecido en la Tierra y se han desarrollado y reproducido en una íntima relación con tales soportes. Según Raúl Brañes. para que la vida siga siendo posible. el derecho ambiental puede definirse como el conjunto de normas jurídicas que regulan las conductas humanas que pueden influir de una manera relevante en los procesos de interacción que tienen lugar entre los sistemas de los organismos vivos y sus sistemas de ambiente. Hasta ahora. 22 . 2) las conductas humanas de interés ambiental son aquellas que pueden influir en los procesos de interacción que tienen lugar entre los sistemas de los organismos vivos y sus sistemas de ambiente (tal como esos sistemas han sido descritos más atrás) . Pag 29. si se quiere. “la importancia que presenta el mantenimiento del equilibrio de los ecosistemas o. mediante la generación de efectos de los que se espera una modificación significativa de las condiciones de existencia de dichos organismos. 19. del equilibrio ecológico. Por eso. Pág. pueden modificar de una manera importante las condiciones de existencia de los organismos vivos (al derecho ambiental no le interesan los llamados efectos de minimus que pueden generar las conductas humanas. el derecho ambiental puede ser definido como el conjunto de reglas que se ocupan de la protección jurídica del equilibrio ecológico. La idea de la continuidad de la vida sobre la Tierra tiene que ver. al influir sobre tales procesos. pero también en una estrecha relación entre ellos. Ibid. que el derecho ambiental no puede regular las conductas de la naturaleza). Esta relación se ha expresado en el funcionamiento conjunto de elementos bióticos (vivos) y abióticos (no vivos). en una segunda aproximación. a la manera de un sistema o ecosistema…” señala.

1998. el Derecho a un medio ambiente sano y equilibrado se le conoce como un Derecho Humano de tercera generación. al influir sobre los procesos. 18 Ibid. INAPMAS.”18 Señala además que: “El conjunto de principios. El derecho ambiental tiene así una faceta preventiva y otra reparadora”. pueden modificar de una manera negativa las condiciones de existencia de los organismos vivos y sus relaciones de intercambio. “Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina”. b) Los comportamientos humanos de interés ambiental son aquellos que pueden influir en los procesos de interacción que tiene lugar entre los sistemas de los organismos vivos y sus sistemas de ambiente (hábitat) c) Dichos comportamientos humanos interesan al derecho ambiental sólo en la medida en que ellos.17 Asimismo. 17 José Juan González Márquez. normas jurídicas que regulan ciertos comportamientos humanos que pueden considerarse de interés ambiental. 19 INAPMAS – Ministerio de Salud. México D. generando efectos que puedan modificar negativamente estas relaciones.”19 Ahora bien. En ese sentido. 23 . pero prácticamente en ningún país de la región existe un régimen específico de responsabilidad por el daño ambiental. Esta definición de derecho ambiental recoge como notas esenciales del mismo. del derecho penal o del derecho administrativo. En cambio.que sobre el mismo se produzcan. 16. instituciones. Pág. Diciembre 2003. 1era edición. los problemas que plantea la reparación del daño ambiental se tratan de resolver a través de la aplicación del derecho civil. pues en la mayoría de los casos. 31. en la mayoría de los países de América Latina muy desarrollado. instituciones. en lo relativo a la reparación del daño falta aún mucho por hacer. Responsabilidad Extracontractual por Daño Ambiental y Otras Consideraciones. se denomina Derechos Humanos de tercera generación por el hecho de distinguirse etapas distintas dentro del proceso de desarrollo de los derechos humanos. señala el mismo autor que “ El capitulo preventivo del derecho ambiental se encuentra. las siguientes: a) La expresión derecho ambiental está referida a un conjunto de principios.F. Pág. normas jurídicas que regulan los comportamientos humanos que pueden alterar de manera importante las interacciones de intercambio que tienen lugar entre los organismos vivos y su hábitat.

Dichos derechos consagrados son: derecho a la independencia económica y política. Cabe mencionar que la división de los derechos humanos en tres generaciones fue concebida por primera vez por Karel Vasak y la UNESCO en 1979. Así. también denominados como libertades clásicas. De este modo. cuya atención se exige del Estado. derecho a la educación. La segunda generación se caracteriza por cuanto la concepción de los derechos humanos se amplía con la finalidad de atender las necesidades sociales. desde los individuos y los Estados hasta entidades y órganos públicos y privados. eminentemente activa. que con tal propósito se ha establecido la clasificación de los derechos humanos: a. derecho al trabajo. derecho a la paz.caracterizadas por un diferente grado de reconocimiento y protección. solo pueden ponerse en práctica gracias al esfuerzo conjunto de todos. c. en donde el pueblo demanda un Estado de bienestar mediante el goce de manera efectiva de los recursos y bienes que posee la nación. etc. se inspira en una cierta concepción de la vida humana en comunidad y tales derechos. los cuales se oponen al Estado. Derechos consagrados que motivaron los principales movimientos revolucionarios en todas partes del mundo en el Siglo XVIII. surge el constitucionalismo social. que corresponde a la primera generación se identifica con el reconocimiento de los derechos civiles y políticos. Estos derechos consagrados son: derecho a la seguridad social. derecho al desarrollo. conocimiento que enfrenta la exigencia de los derechos sociales y económicos. derecho a la 24 . económicas y culturales del individuo. “El primer período histórico. b. Luego han sido incluidas en las Constituciones de cada nación. derecho a la salud. sostiene Juan Andía Chávez. La actividad de este ya no es pasiva. Cada una se asocia a uno de los grandes valores proclamados en la Revolución francesa: libertad. derecho a un medio ambiente sano ecológicamente equilibrado. La tercera generación de derechos humanos fue promovida a partir de la década de los setenta. derecho a la cooperación internacional y regional. Son los primeros derechos que reclamaron el pueblo en la Asamblea Nacional durante la Revolución Francesa. derecho a la libre determinación de los pueblos. sino por el contrario. para incentivar el progreso social y elevar el nivel de vida de todos los pueblos. por cuanto se debe dirigir a satisfacer dichas necesidades. igualdad y fraternidad.

el derecho a la propiedad. que los derechos constitucionales han atravesado.”21 Los Derechos Humanos. la detención arbitraria. En el Perú. Manual de Derecho Ambiental. que son el derecho a la paz. a la libertad de reunión y de asociación política. el derecho a un medio ambiente se encuentra regulado específicamente en su artículo 2º. 2da generación y 3era generación. entre otros. el cual señala que toda persona tiene derecho: 22. el derecho a la educación) originado en gran medida. derecho al desarrollo que permita una vida digna y derecho a beneficiarse del patrimonio común de la humanidad . entre otros. “La doctrina constitucional peruana no es renuente a aceptar.”20 Ahora bien. Enero 2010 Lima. conforme a esta categorización. la discriminación. a un ambiente saludable y al patrimonio común de la humanidad. libertades individuales como la prohibición de la esclavitud. Pág. el derecho a las condiciones equitativas de trabajo. así como a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de su vida. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA. 21 Enrique Ferrando. los que incorporan el derecho al medio ambiente. como marco teórico. al disfrute del tiempo libre y al descanso. en la segunda los derechos económicos y sociales y culturales y en la tercera. La Responsabilidad por el daño ambiental en el Perú.justicia internacional derecho al uso de los avances de las ciencias y la tecnología. inciso 22. Es así como en la primera generación se reconocen los derechos civiles y políticos. al desarrollo. a la tranquilidad. los tratos inhumanos. a la libertad de pensamiento y expresión. sociales y culturales (derechos colectivos como el derecho a la seguridad social. el derecho al asilo político. se encuentran regulados en el artículo 2º de nuestra Constitución Política de 1993. por lo que se ha venido en llamar generaciones de derechos humanos. 20 Juan Andía Chávez. los derechos de solidaridad. el derecho a un nivel de vida adecuado. que actualmente es materia de debate y discrepancias. y finalmente los derechos humanos de tercera generación. a partir de la Revolución Socialista Soviética. a la libertad de creencia. 25 .-A la paz. el derecho a la paz y el derecho al desarrollo. Los autores consideran que dichos derechos de tercera generación se derivan de conceptos como el de la solidaridad entre naciones. los derechos humanos de primera generación son los que incorporan los derechos civiles y políticos ( por ejemplo. de 1era generación. en su evolución histórica. 489. los derechos humanos de segunda generación incorporan los derechos económicos. Por otro lado. 1era edición. Librería Editorial El Saber. 67. Noviembre de 1996. el derecho a un juicio imparcial. Pág.

. Manual de Derecho Ambiental. Pág. Carlos Andaluz Westreicher. tanto a nivel constitucional como infraconstitucional. Editorial Iustitia S. Pág.A. merece ser protegido en todos los ámbitos. funcionario o persona. establece el derecho a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de la vida humana dentro del listado de derechos fundamentales de la persona (numeral 22 de su artículo 2). actualmente desde el nivel constitucional. como sostiene Carlos Andaluz Westreicher: “Procede cuando se amenaza o viola. También se ha utilizado este proceso para aquellos casos en que la amenaza o vulneración del derecho fundamental tenga como sustento una norma con rango de ley. 680. funcionario o persona. despejando así cualquier duda acerca de la tutela y amparo constitucional de la calidad del ambiente. 507. con excepción de los señalados en el inciso siguiente. el llamado Proceso de Amparo es un proceso constitucional que se aplica cuando se trata de impedir la ejecución de actos o de obligar al cumplimiento de actos debidos. por acción u omisión de actos de obligatorio cumplimiento por parte de cualquier autoridad. de un derecho fundamental. que vulnera o amenaza los demás derechos reconocidos por la Constitución. que procede contra el hecho u omisión.”23 22 23 Carlos Andaluz Westreicher. el numeral 2 del artículo 200º señala: La Acción de Amparo. con el objeto de reponer las cosas al estado anterior a dicha violación o amenaza de violación . 2006. En ese sentido.C. el derecho a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado para la vida. incisos 5) y 6) de la Constitución. ya que estos son protegidos por el Proceso de Hábeas Data y procede contra la vulneración al derecho de gozar con un medio ambiente adecuado y equilibrado. “Manual de Derecho Ambiental”. 3era edición. que a diferencia de su antecesora (1979). al tratarse este derecho. funcionario o persona. En ese sentido. por parte de cualquier autoridad. inclusive mediante los procesos de garantías constitucionales”. Editorial Iustitia. No procede contra normas legales ni contra Resoluciones Judiciales emanadas de procedimiento regular Es decir no procede contra el hecho u omisión. es decir. 2011. 26 .Sostiene Andaluz Westreicher “El referente actual de toda la legislación ambiental es la Constitución Política de 1993. de los que se puede derivar un daño ambiental por la vulneración o amenaza del derecho a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado para la vida. de manera cierta e inminente.22 Por lo que. por parte de cualquier autoridad. que vulnera o amenaza los derechos a que se refiere el artículo 2º. tenemos que.

procede contra los reglamentos.. dentro del marco de sus competencias.”24 El Proceso de Acción Popular.A. Gobiernos regionales. Manual de Derecho Ambiental. 25 Carlos Andaluz Westreicher. 27 . por haberse acreditado el incumplimiento parcial por parte del Ministerio de Energía y Minas de su deber de reglamentar el derecho a la consulta de los pueblos indígenas reconocido en el Convenio 169 de la OIT. conforme a lo que señala el numeral 5 del artículo 200º. funcionario o persona. un Reglamento de construcción que atente contra las áreas verdes al permitir a los urbanizadores construir prescindiendo de ellas.. el Proceso de Hábeas Data procede contra el hecho u omisión. que tiene como efecto evitar. Pag 238. Editorial Iustitia S. dé cumplimiento a una norma legal o ejecute un acto administrativo firme. 05427-2009PC/TC (28. coincidiendo con la característica de irreversible del daño ambiental. 2011. que vulnera o amenaza los 24 Pierre Foy Valencia. Consideraciones sobre la Justicia Ambiental en el sistema jurídico peruano. emita un reglamento especial en este sentido. o en cantidades insuficientes.. Themis.agosto. Pág.En ese sentido.C. etc). cualquiera que sea la autoridad de la que emanen. normas administrativas y resoluciones de carácter general.” 25 Ahora bien. conforme a su naturaleza en una perspectiva ambiental. locales y demás personas de derecho público (OEFA. el Proceso de Amparo es la vía para la protección del derecho al medio ambiente. es decir el Proceso de Amparo sirve para la prevención del daño ambiental. Revista de Derecho. tiene por objeto la defensa de la constitución y de la ley. “El tribunal constitucional mediante sentencia expedita en el Exp. o se pronuncie cuando las normas legales le ordenan emitir una resolución administrativa o dictar un reglamento. 689. Es un medio que se usa para que el funcionario o autoridad pública renuente. conforme a lo que señala el numeral 6 del artículo 200º. sin embargo como sostiene Foy “(. Por ejemplo. y le ordena que. 3era edición.) se pueden utilizar los otros procesos constitucionales. paralizar y mitigar los diversos daños ambientales. sin perjuicio de las responsabilidades de ley. pudiendo ser estos: el Poder Ejecutivo. que procede contra cualquier autoridad o funcionario renuente a acatar una norma legal o un acto administrativo. El Proceso de Cumplimiento.2010) declaró fundada la demanda de cumplimiento interpuesta por la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva (Aidesep). por parte de cualquier autoridad.

es decir “Procede cuando se vulnera o amenaza e derecho a acceder a la información. que es relevante a efectos de la defensa o conservación ambiental. visual. ley prohibitiva o que afecten la intimidad personal establecidos en la Constitución. cualquiera que sea la forma de expresión.27 Finalmente. que dispone la reducción del área del Parque Metropolitano “Humedales de Villa María”. produzcan o procesen o posean. Pág. Se interpone ante el Tribunal constitucional para que declare la inconstitucionalidad de normas que tienen rango de ley que contravengan el derecho a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado. incisos 5) y 6) de la Constitución. 691. reglamentos del Congreso. siempre que no se encuentren dentro de los supuestos de excepción en razón de seguridad nacional. opiniones. informes técnicos y cualquier otro documento que la administración pública tenga en su poder. que obra en poder de cualquier entidad pública. 690. el Proceso de Inconstitucionalidad. Por ejemplo. Caso resuelto a favor de la demandante por la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima en Resolución Nº 742 del 21 de junio de 1995”. para convertirla en área comercial. tratados. datos estadísticos. 28 . A diferencia de los demás procesos constitucionales en que cualquier persona puede interponer acción en los procesos. incluida la que obra en expedientes terminados o en trámite. en el Proceso de Inconstitucionalidad sólo podrán interponer la acción los sujetos legitimados por la Constitución: 26 27 El presidente de la República Ibid. cuando se demanda la inconstitucionalidad de una ordenanza municipal.”26 Como ejemplo “La Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) interpuso Acción de Hábeas Data por la omisión de entrega de información por parte de la Dirección General de Minería.derechos a que se refiere el Artículo 2º. estudios. decretos de urgencia. Ibid. normas regionales de carácter general y ordenanzas municipales que contravengan la Constitución en la forma o en el fondo. ya sea gráfica. sonora. electromagnética o que obre en cualquier otro tipo de soporte material. ya se trate de que la generen. decretos legislativos. procede contra las normas que tienen rango de ley: leyes. dictámenes. sin necesidad de expresión de causa o justificación de la razón por la que se solicita información.

2.2. sin embargo. las sanciones suelen ser de muy escaso monto. Los colegios profesionales. ya que la consecuencia puede ser nefasta para la biosfera y por ende para el hombre. Aunque el derecho ambiental se apoya a la postre de un dispositivo sancionador. 93.2. El uno por ciento de ciudadanos tratándose de Ordenanza Los presidentes de Región y los alcaldes Provinciales. Los efectos psicológicos de la sanción o de la compensación-sanción se encuentran aquí muy debilitados. como se ha observado. 1991. siendo habitualmente preferible para los contaminadores pagar la multa que cesar en sus conductas ilegítimas. Cierto que la represión lleva implícita siempre una vocación de prevención en cuanto que lo que pretende es precisamente por vía de amenaza y admonición evitar el que se produzcan los supuestos que dan lugar a la sanción. por un lado en cuanto que haberse producido ya las consecuencias. posee características propias: 2. 29 .1. como disciplina jurídica autónoma.El Fiscal de la Nación El defensor del pueblo 25 por ciento del número legal de congresistas (30).28 2. 5. 28 Ramón Martín Mateo. Sustento Ecológico. Tratado de Derecho Ambiental. sus objetivos son fundamentalmente preventivos. 1era edición. Énfasis preventivo Los daños producidos al ambiente por actividades humanas pueden ser graves e inclusive irreversibles. pero en el Derecho ambiental la coacción “a posteriori” resulta particularmente ineficaz. pero difícilmente compensará graves daños. por lo tanto las normas ambientales están dirigidas fundamentalmente a impedir que tales daños sucedan. 2. ya que. la represión podrá tener una trascendencia moral. en materias de su especialidad (actúan a través del Decano). lo que es válido también para las compensaciones impuestas imperativamente. ambos con aprobación de sus respectivos Concejos (actúan mediante apoderado). que actúan representados mediante apoderado nombrado para el efecto. biológica y también socialmente nocivas. quizá irreparables. Editorial Trivium.000 ciudadanos (deben conferir su representación a uno de ellos).2 Características del Derecho Ambiental El derecho ambiental. Pág.

Estos datos son aportados por las ciencias naturales y sociales y.Tiene muy en cuenta el comportamiento de los componentes bióticos y abióticos de la naturaleza. Sus normas son de carácter imperativo y son concebidas para el provecho común. Pág. desde luego. en cuanto que regula las relaciones del hombre con su entorno y no de los sujetos privados entre sí. 30 . pero su meollo es fundamentalmente público. no sólo respecto de las actuales generaciones y cautelando el patrimonio cultural legado por las anteriores. Para elaborar y aplicar las reglas de conducta que garanticen el equilibrio ambiental. 3era edición.2. es indispensable conocer los datos de la realidad sobre las que. Es nulo todo pacto en contra de lo establecido en dichas normas legales (artículo 7. 29 Ramón Martín Mateo. Manual de Derecho Ambiental. 56. a efectos de que ello no revierta en perjuicios para el hombre. Navarra 2003. Tiene por tanto claramente manifestaciones autoritarias y su desacato puede ser objeto de importantes represiones administrativas y penales . como veremos. sino también para las futuras generaciones. Normas de Orden Público. 2. se puede construir y aplicar eficientemente la norma jurídica.2. se impone directamente por el Estado. incluyendo las normas en materia de salud ambiental y de conservación de la diversidad biológica y los demás recursos naturales son de orden público. A partir de una adecuada valoración de la realidad y la incidencia de la conducta humana.1).”29 La Ley General del Ambiente establece que las normas ambientales. implicaciones y manifestaciones de Derecho Privado. en tal sentido estas normas no admiten su elusión por acuerdos entre particulares ni entre éstos y el Estado.3. tales conductas coincidirán. la ecología. las interacciones entre estos y cómo pueden afectarles las actividades humanas y viceversa. 2. “ El Derecho Ambiental tiene. La elaboración y aplicación de sus normas exige el concurso de equipos multidisciplinarios que abarquen otras ciencias además del derecho.4. Thomson Avanzadi Navarra. Multidisciplinario Dadas las complejas realidades que regula el derecho ambiental debe nutrirse y desarrollarse a partir de las diferentes áreas del conocimiento.

producido y evaluado. para establecer las necesarias medidas de protección. teorías. evalúan y proponen las soluciones que el legislador debe traducir al lenguaje jurídico. etc. teniendo en cuenta. no pueden sino ser sustratos ambientales. Derecho y Reparación de Daños. las indicaciones y la asistencia de otras disciplinas que estudian los aspectos físicos. Pág. a parte que no se divisa por qué otro camino podrían reorganizarse en torno a lo ambiental. en este caso. 31 . de lo biótico y de lo comportamental – no está ni puede estar ajeno a ninguna ciencia o disciplina. 1998. Responsabilidad Extracontractual por Daño Ambiental y Otras Consideraciones. de otras ramas del Derecho y de otras ciencias afines que también incorporan la variable ambiental en su objeto de estudio. no los retazos de conocimiento de cada ciencia. Este enfoque pareciera ser el único capaz de asegurar a la formación ambiental los caracteres de sistematicidad. 31 Carlos A. y que describen los deterioros de la biosfera. puesto que abarca y condiciona los tres niveles epistemológicos conocidos de lo que existe o acontece en el plano espacio-temporal. debe nutrirse de los componentes. fundamentos. teniendo en cuenta también los datos que los economistas y sociólogos pueden adoptar . las indicaciones y la asistencia de otras disciplinas que estudian los aspectos físicos. Editorial Universidad. cuyos sustratos objetivos.“Todas las disciplinas. en cuanto reales. etc. los niveles de lo inerte. ciertamente. ya que teniendo en cuenta el carácter difuso de los intereses y bienes que busca proteger. INAPMAS. 30 INAPMAS – Ministerio de Salud. en este caso. se interrelacionarían unas con otras produciendo una verdadera integración de los conocimientos en torno al eje central integrador dado por lo ambiental. el derecho ambiental no puede operar por sí solo. “El Derecho requiere. sino la misma manera como el conocimiento es pensado. Buenos Aires. químicos y biológicos del ambiente y que describen el deterioro de la biosfera. los datos que los economistas y los sociólogos pueden aportar.”30 Asimismo señala que. 28. químicos y biológicos del medio ambiente. para establecer las necesarias medidas de protección. sometidos por lo mismo a las leyes del ambiente. en efecto. igualmente. los evalúan y proponen las soluciones que el legislador debe traducir al lenguaje jurídico. en este esquema. El Derecho requiere. 2001. integralidad y totalidad necesaria para el logro de sus objetivos. Pág. Guersi. conviene a saber. 19. En buena cuenta.”31 La primera de estas características resulta de la naturaleza interdisciplinaria de todo lo que concurre al ambiente. De hecho lo ambiental.

sin la primera no existe la segunda. para lograr un ambiente sano o el desarrollo sostenible es indispensable que el Estado adopte posición a este respecto y pase a la acción a través del diseño y puesta en práctica de planes y programas. internacional privado.5. si bien prevalerte. La política ambiental encuentra su realización en la aplicación normativa. de 32 Ramón Martín Mateo. el Derecho Administrativo ocupa un espacio destacado teniendo en cuenta que los instrumentos que maneja son los idóneos para la conformación por el Estado de las conductas privadas adecuándolas a los intereses colectivos . mercantil.2. 33 Ibid. Navarra 2003. además de que se vale de otras establecidas en el sistema jurídico en su conjunto. necesitan del concurso de otras ciencias sociales que interpreten y transmitan instrucciones derivadas de la dinámica comunitaria. Derecho de Síntesis. para la que convive con otros Derechos como el civil. la química. No hay aquí una rama del Derecho. El jurista ambiental deberá tener acceso por tanto a informaciones accesibles para no especialistas de estas disciplinas. integradora de una serie de aportes de otros corpus jurídicos. 3era edición. en su objeto de estudio y en su aproximación metodológica.2. “El Derecho público. 2.6.2. como un Derecho cerrado e independiente. Esencialmente Político y no puramente normativo. etc. o un árbol propio. además.”33 Todos los derechos son tributarios del mundo exterior. Sostiene siguiendo a Sergión Zarquin Cortés que. agrupa a otras ramas del derecho y cuenta con una metodología propia para desarrollar las normas que lo comprenden. 56. 32 .”32 Señala además que "No podemos pues concebir al Derecho Ambiental pese a su indudable sustantividad. Pág. Manual de Derecho Ambiental. más bien el bosque sería la metáfora adecuada. y de las tecnologías que las aplican. la ecológica. Dentro del Derecho Ambiental. la biológica. En el Derecho Ambiental. Thomson Avanzadi Navarra. la regla general es su alimentación por los dictados de los epígonos correspondientes de ciencias como la física. sino como una disciplina de síntesis. no monopoliza la tutela ambiental.

protegiendo también el legado cultural. 34 INAPMAS – Ministerio de Salud. Sus normas protegen el derecho a un ambiente sano y el desarrollo sostenible de actuales y futuras generaciones. Derecho Transfonterizo. las poluciones que pasan de un medio al otro. Esta característica se ha plasmado en el principio de equidad intergeneracional. es por lo mismo un derecho teleológico: busca el desarrollo y se vale de instrumentos de política económica para ello. Se puede resumir en la premisa “simplemente vivir para que otros puedan vivir. iba a tener serias repercusiones sobre el ambiente de su país.2. dicho de otro modo. el cual poseemos a título de fideicomiso. fiscal. 2. civil o de cualquier índole para cumplir sus fines. hecho que tal y como afirmaba la Administración Argentina. corresponde entonces a cada generación garantizar la calidad ambiental para que las siguientes puedan satisfacer sus propias necesidades. INAPMAS. ni los ríos y el aire. “Esta característica es entendida como la responsabilidad de las generaciones presentes frente a las generaciones futuras respecto de la capacidad de abastecimiento de recursos de la Tierra. 2. tangible e intangible. mercantil. Además es un elemento importante del desarrollo sostenible.8. Sólo recordemos el reciente problema surgido entre la República Argentina y la República Oriental del Uruguay por la instalación de dos plantas de celulosa sobre el margen oriental del compartido río Uruguay. Responsabilidad Extracontractual por Daño Ambiental y Otras Consideraciones. penal. ni la flora y la fauna salvaje conocen fronteras. 33 . 1998. sin la cooperación de otros Estados. no pueden ser combatidas sino en un contexto.7 Connotación Transgeneracional. conjuntamente con otros seres humanos de la presente generación y otras generaciones.naturaleza administrativa. Pág.”34 El tercer rasgo esencial del Derecho Ambiental es el rol de los factores cuyos efectos sobrepasan las fronteras de los Estados y destacan la importancia de la cooperación internacional. que postula el reconocimiento de que nosotros somos beneficiarios del patrimonio natural del planeta. pasadas y futuras. dejado por las generaciones pasadas. Ni el mar. 28. o.1.

1987. 34 . Pero sobre todo están presentes las grandes amenazas que suponen la generación del efecto invernadero y la debilitación de la capa de ozono. Espacio estratosférico. nubes o neblina -. o los recursos o problemas ambientales compartidos por dos o más Estados. en cuanto como sabemos los sistemas naturales básicos se integran por los subsistemas menores e interaccionan a su vez entre sí. los ecosistemas nacionales no son sino parte de un gran ecosistema global y la manutención de su equilibrio interno depende. cuencas compartidas. como ha sucedido en los lagos nórdicos que han recibido la lluvia ácida generada en Inglaterra. biorregiones. emanaciones. Universo Veintiuno. La normativa ambiental tiene por lo general un ámbito localizado de aplicación y está diseñada para incidir en las relaciones sometidas a las soberanías de los distintos Estados. La contaminación atmosférica generada en un país puede afectar a otro ocasionando quizás en él la destrucción de ecosistemas acuáticos. para lo que es necesario que se establezca una estrategia que implique a todos los habitantes de la Tierra y muy especialmente a los que más la contaminan. en última instancia. “La ordenación racional del ambiente entre las naciones es tan importante como la ordenación racional del ambiente en el interior de cada país. especies migratorias) que están más allá de las jurisdicciones nacionales. su ambición es a la postre planetaria. del funcionamiento armonioso del ecosistema mundial. la comisión u omisión de actividades dentro del territorio soberano de un Estado. etc). México. etc). En el último término. sin considerar sus demarcaciones territoriales. Por otro lado. los recursos o problemas ambientales regionales (mares y lagos regionales. muchas veces. Pág. recursos hídricos no marítimos internacionales – hielo. contaminación de aguas. Esta característica obedece a que hay recursos y elementos naturales que por su naturaleza física y/o ubicación geográfica son internacionales. puede trascender con efectos transfronterizos (desbocamiento de riberas. colmatación de cauces. de la manutención del equilibrio de otros ecosistemas y.”35 35 Raúl Brañes. como es el caso del patrimonio común de la humanidad (alta mar. por ello los componentes de la naturaleza y los problemas ambientales generados por las actividades humanas suelen involucrar a varios Estados o al planeta en forma global. Sin embargo. Un vertido tóxico que afecte a un acuífero del centro de España puede terminar en la aleta de un atún atlántico. 142. Esto se refleja en la existencia de más de 150 acuerdos multilaterales y cerca de mil tratados bilaterales concernientes a la calidad del ambiente. Derecho Ambiental Mexicano.La biosfera no conoce de fronteras políticas.

Junio 2009. que informa la estructura. la polución que pasa de un medio al otro no puede ser combatida sino en un contexto o. 35 .Carlos Guersi lo llama carácter Supranacional. Los considera principios rectores generales en razón de su naturaleza y subsidiarios por su función. en esta materia particular. 20 37 Carlos Andaluz Westreicher. Guía de Derecho Ambiental. es decir. dicho de otro modo. la forma de operación y el contenido mismo de las normas y del propio Derecho como totalidad. Jurista Editores.” 36 2. Desde una óptica sociológica son productos culturales. En tal sentido. “El tercer rango esencial del Derecho al medio ambiente es el rol de los factores cuyos efectos sobrepasan las fronteras de los Estados y destacan la importancia de la cooperación internacional. Pág. son orientadores de la política. Pág. Ni el mar. Guersi. pero el que no lo estén. las soluciones particulares que se obtienen partiendo de la justicia y de la equidad social. Como tal. 1era edición. Editorial Universidad. 2006. esto es respuestas que da la sociedad para salvaguardar el entorno natural y el desarrollo sostenible de las distintas regiones que conforman nuestro planeta. 517. en los actos de gobierno y en el ejercicio de la función pública. el derecho y la administración ambientales. como sostiene Henry Carhuatocto Sandoval: “ Los principios del derecho ambiental son las guías o ideas fuerza que recogen en forma esquemática las orientaciones fundamentales del derecho ambiental. estrategias. sin la cooperación de otros Estados.”37 Ahora bien. Deben entonces estar implícitos en el diseño y ejecución de planes programas. para la interpretación normativa aclarando el sentido de la ley o imputándole contenido valorativo ante una laguna jurídica. se trata de postulados fundamentales y universales que la razón especula y que generalizan mediante la abstracción. Derecho y Reparación de Daños. “Manual de Derecho Ambiental”. ” 38 Asimismo sostiene que: “(…) son las normas primarias o básicas del derecho ambiental que permiten otorgar seguridad jurídica y protección legal a las estrategias de 36 Carlos A. Pág. atendiendo a la naturaleza de las cosas positivas. Buenos Aires. Obviamente son inspiradores de la generación de la normativa ambiental y sirven para interpretar las normas o aplicar derecho en ausencia de estas. no es óbice para su existencia y funcionamiento.3 Principios Reguladores del Derecho Ambiental Los principios generales del Derecho son conceptos o proposiciones de naturaleza axiológica o técnica. 24. Pueden estar recogidos o no en la legislación. ni los ríos y el aire. 2001. ni la flora y la fauna salvaje conocen fronteras. 38 Henry Carhuatocto Sandoval. sirven de inspiración al legislador. pues llegan a suplir las lagunas de las fuentes formales del derecho.

En el artículo I del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. 36 .”39 El Derecho Ambiental como toda rama de la ciencia jurídica posee principios guía o rectores.1. la misma que está conformada por XI principios ubicados en su Titulo Preliminar. a través de los principios del derecho ambiental que expresan sus convicciones.Del derecho y deber fundamental. los cuales pasaremos a desarrollar: 2. permitiendo además que estas normas tengan dinámica y adaptabilidad a la siempre cambiante realidad ambiental . Ahora bien. así como sus componentes.(…)Los principios constituyen los soportes primarios estructurales de la legislación ambiental. Son generales por su naturaleza y subsidiarios por su función. Sin duda su origen se encuentra en la sociedad nacional y mundial.” En el presente principio. de vivir en un ambiente adecuado para el desarrollo de su vida. porque suplen las lagunas de las fuentes formales del Derecho y en este caso del Derecho Ambiental.conservación y de desarrollo sostenible de un ordenamiento jurídico (…) Son supranormas que dan fundamento. la Ley General del Ambiente ha recogido una serie de principios del Derecho Ambiental. el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y el desarrollo sostenible del país. posee autonomía propia al igual que otras ramas del derecho.3. asegurando particularmente la salud de las personas en forma individual y colectiva. se regula el derecho que tiene toda persona. los cuales son postulados fundamentales y universales que la razón especula. generalizando por medio de la abstracción las soluciones particulares que se obtienen partiendo de la justicia y la equidad social. atendiendo a la naturaleza de las cosas positivas. se dispone lo siguiente: Artículo I. y el deber de contribuir a una efectiva gestión ambiental y de proteger el ambiente. Del Derecho y Deber fundamental. pero a la vez. dirección y coherencia a las normas del derecho ambiental. El Derecho Ambiental como novísima rama de la ciencia jurídica. equilibrado y adecuado para el pleno desarrollo de la vida. posiciones. la conservación de la diversidad biológica. en la medida que son estas organizaciones sociales. por tanto este posee sus propios principios. señala la 39 Ibid. “Toda persona tiene el derecho irrenunciable a vivir en un ambiente saludable.. creencias o juicios de valor sobre cómo enfrentar la problemática ambiental del mundo del siglo XXI.

Donde establece que el hombre tiene derecho al disfrute de las condiciones adecuadas en un medio de calidad tal que le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar y además tiene la obligación de proteger y mejorar el medio para las generaciones futuras.Del derecho de acceso a la información. Ahora bien. numeral 22. de la Constitución Política del Perú. A este respecto. tenemos el artículo 2º.El hombre tiene el derecho fundamental a la libertad.” 40 Principio 1. la igualdad y el disfrute de condiciones de vida adecuadas en un medio de calidad tal que le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar. y tiene la solemne obligación de proteger y mejorar el medio para las generaciones presentes y futuras. Dicho derecho fue reconocido por primera vez en el artículo 1º 40 de la Declaración de la Conferencia de Estocolmo de 1972. En el artículo II del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. conforme a Ley. normas.2. las políticas que promueven o perpetúan el apartheid. medidas. la discriminación. que dispone el derecho a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de su vida. directa o indirectamente el ambiente. “Toda persona tiene el derecho a acceder adecuada y oportunamente a la información pública sobre las políticas. la segregación racial. 37 . se dispone lo siguiente: Artículo II. 2.. contribuyendo con su cuidado.obligación de mantener este ambiente en esas condiciones. este derecho ha sido reconocido constitucionalmente. Del Derecho de acceso a la Información. obras y actividades que pudieran afectar. conocida como la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano. Toda persona está obligada a proporcionar adecuada y oportunamente a las autoridades la información que éstas requieran para una efectiva gestión ambiental. la opresión colonial y otras formas de opresión y de dominación extranjera quedan condenadas y deben eliminarse.. sin necesidad de invocar justificación o interés que motive tal requerimiento.3.

incluida la información sobre los materiales y las actividades que encierran peligro en sus comunidades.3.. toda persona deberá tener acceso adecuado a la información sobre el medio ambiente de que dispongan las autoridades públicas.Del derecho a la participación en la gestión ambiental..” 41 Principio 10. se dispone lo siguiente: Artículo III. a proporcionar oportunamente y adecuadamente la información que requiere para una adecuada efectiva gestión ambiental. En el artículo III del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. 38 . es decir la solicitud puede ser inmotivada. que se adopten en cada uno de los niveles de gobierno. El Estado concierta con la sociedad civil las decisiones y acciones de la gestión ambiental. ante la solicitud de la autoridad pública. facilitan el acceso a dicha información a quien lo solicite. en el nivel que corresponda. dicho principio también regula la obligación de toda persona. En el plano nacional. 2. Del derecho a la participación en la gestión ambiental. el cual señala que el mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados. toda persona deberá tener acceso adecuado a la información sobre el medio ambiente de que dispongan las autoridades públicas. así como la oportunidad de participar en los procesos de adopción de decisiones. Los Estados deberán facilitar y fomentar la sensibilización y la participación de la población poniendo la información a disposición de todos. En el plano nacional. A su vez. con sujeción a lo dispuesto en la legislación vigente. así como en la definición y aplicación de las políticas y medidas relativas al ambiente y sus componentes. “Toda persona tiene el derecho a participar responsablemente en los procesos de toma de decisiones.Este derecho fue recogido en el Principio Nº 10 41 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo en junio de 1992. el cual señala que toda entidad pública. así como las personas jurídicas sujetas al régimen privado que presten servicios públicos. lo que le permitiría al administrado solicitar dicha información sin dar mayor explicación del motivo por el cual lo solicita.3. en el nivel que corresponda. en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. incluida la información sobre los materiales y las actividades que encierran peligro en sus comunidades. Deberá proporcionarse acceso efectivo a los procedimientos judiciales y administrativos.El mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados. sin distinción de ninguna índole. entre éstos el resarcimiento de daños y los recursos pertinentes. El mismo que se encuentra regulado también en el artículo 41º de la Ley General del Ambiente.

habitantes de las zonas forestales. inciso a) de la Convención Americana de Derechos Humanos. en el desarrollo. tanto sociedad civil como Estado y que acertadamente es recogida por la Ley General del Ambiente. En el plano nacional. numeral 1. la ejecución y la planificación de la política forestal del país. en el nivel que corresponda. el derecho a participación ciudadana. las ONG.proporcionar acceso efectivo a los procedimientos judiciales y administrativos. 39 . por lo que es natural que los seres humanos tengan un rol activo en las decisiones que se adopten para alcanzar el desarrollo sostenible. incluidas las comunidades locales y las poblaciones indígenas. recomienda a los gobiernos promover la participación de todos los interesados. El principio 10 de la Declaración de Rió señala que el mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados. entre éstos el resarcimiento de daños y los recursos pertinentes. Los orígenes del derecho a la participación ciudadana los podemos encontrar en múltiples tratados e instrumentos internacionales tales como: El principio 1º de la Declaración de Río: Los seres humanos constituyen el centro de preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible.La participación ciudadana en gestión del ambiente es un derecho y un deber que nos incumbe a todos. - Ahora bien. también ha sido recogido en: El principio 2 de la Declaración de Bosques. toda persona deberá tener: acceso adecuado a la información sobre el medio ambiente de que dispongan las autoridades públicas.oportunidad de participar en los procesos de adopción de decisiones . incluida la información sobre los materiales y las actividades que encierran peligro en sus comunidades . Artículo 23º. establece que toda persona tiene derecho a participar directamente de los asuntos públicos. trabajadores. directamente o por medio de sus representantes. (1992).

inciso j) del Convenio sobre la Diversidad Biológica. de remoción o revocación de autoridades.El artículo 21º de la Declaración Universal de Derechos Humanos. social y cultural de la Nación. inciso c). señalando lo siguiente: Toda persona natural o jurídica. en forma individual o 40 . de la Convención de Lucha contra la Desertificación. económica. en la vida política. aprobado por Decreto Supremo Nº 072-2003-PCM. señala que las prácticas de vida de comunidades locales e indígenas vinculadas a la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica se dará con la aprobación y la participación de quienes poseen esos conocimientos. y su respectivo reglamento. Artículo 3. de iniciativa legislativa y de referéndum. se cree un entorno que facilite la adopción de medidas a los niveles nacional o local. directamente o por medio de sus representantes libremente escogidos. el artículo 31º señala que los ciudadanos tienen derecho a participar en los asuntos públicos mediante referéndum. Ley Nº 26300. a niveles superiores. señala que las partes deben garantizar que las decisiones relativas a la elaboración y ejecución de programas de lucha contra la Desertificación y mitigación de los efectos de la sequía se adopten con la participación de la población y de las comunidades locales y que. La Ley de los Derechos de Participación y Control ciudadanos. innovaciones y prácticas. Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública. Los ciudadanos tienen. los derechos de elección. en forma individual o asociada. TUO aprobado por Decreto Supremo Nº 043-2003-PCM. Artículo 8. El artículo 46º de la Ley General del Ambiente. La Ley Nº 27806. declara que el derecho ciudadano a participar en el gobierno de su país. iniciativa legislativa. regula la participación ciudadana. Dentro de la Legislación Nacional tenemos: El numeral 17 del artículo 2º de la Constitución Política del Perú. conforme a ley. el cual señala que toda persona tiene derecho a participar. remoción o revocación de autoridades y demanda de rendición de cuentas. A su vez.

el numeral 2 del artículo 47º de la Ley General del Ambiente señala que toda acción o medida que tomen las autoridades o los ciudadanos. En ese sentido sostiene Henry Carhuatocto Sandoval. en la toma de decisiones. observaciones u aportes. puntos de vista o documentos pertinentes y ajustados a los fines o materias objeto de la participación ciudadana. Por otro lado señala que. constituirá transgresión de las disposiciones legales sobre participación ciudadana. Guía de Derecho Ambiental. Junio 2009. 41 . indicando que. Ahora bien. 1era edición. El derecho a la participación ciudadana se ejerce en forma responsable. Pág.colectiva. en ningún caso constituirá trasgresión a las normas de participación ciudadana la presentación pacífica de aportes. 35. control y ejecución de las acciones que 42 Henry Carhuatocto Sandoval. en su artículo 47º señala lo que se debe entender por participación ciudadana responsable. posiciones. proselitistas o individualistas. desarrollo o término de un proceso de participación ciudadana. la fiscalización. puntos de vista. La participación ciudadana en materia ambiental se puede definir como un proceso mediante el cual se integra al ciudadano. transparencia y veracidad evidentemente la participación ciudadana se hace de honesta. “Participación de manera responsable. en forma individual o colectiva. transparencia y veracidad conforme a las reglas y procedimientos de los mecanismos formales de participación establecidos y a las disposiciones de la presente Ley y las demás normas vigentes. así como en su posterior ejecución. leal y privilegiando el bienestar general y no intereses políticos. que impida u obstaculice el inicio. ”42 Ahora bien. Debe actuarse con buena fe. seguimiento y control. ello implica por ejemplo que para asumir una posición u opinión ésta debería estar sustentada en información veraz o documentadamente avalada o haber estado participando activamente en el tema ambiental objeto de la intervención. natural o jurídica tiene el deber de participar responsablemente en la gestión ambiental. Jurista Editores. actuando con buena fe. Toda persona. puede presentar opiniones. en los procesos de toma de decisiones de la gestión ambiental y en las políticas y acciones que incidan sobre ella.

desarrollar el contenido. dentro de la participación ciudadana. Asimismo. observaciones u aportes. ratificado por el Estado peruano mediante la Resolución Legislativa 26253. cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente. recogido en el artículo 3º de la Ley Nº 29785. la misma que se integra a la legislación nacional mediante la Resolución Legislativa Nº 26253 (26-11-1993). mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas.incumben la gestión ambiental. La misma que entrará en vigencia a los noventa días de su publicación en el diario oficial El Peruano. Al aplicar las disposiciones del presente Convenio. de acuerdo a la Cuarta Disposición Complementaria Final de la misma Ley. los principios y el procedimiento del derecho a la consulta previa a los pueblos indígenas u originarios respecto a las medidas legislativas o administrativas que les afecten directamente. por lo menos en la misma medida que otros sectores de la población. los gobiernos deberán: a) consultar a los pueblos interesados. el derecho a consulta previa de los pueblos Indígenas. y en los casos apropiados proporcionar los recursos necesarios para este fin. Que a su vez ha sido desarrollada mediante la reciente publicación de la Ley Nº 29785 (07-09-2011). Dicho derecho tiene sustento en el numeral 1 del artículo 6º43 del convenio Nº 169 de la OIT (27-06-1989). 42 . c) establecer los medios para el pleno desarrollo de las instituciones e iniciativas de esos pueblos. b) establecer los medios a través de los cuales los pueblos interesados puedan participar libremente. Se interpreta de conformidad con las obligaciones establecidas en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). posiciones. puntos de vista. y a todos los niveles en la adopción de decisiones en instituciones electivas y organismos administrativos y de otra índole responsables de políticas y programas que les conciernan. 1. Ahora bien. con el aporte de opiniones. La que tiene como objeto. alcanzar un acuerdo o consentimiento entre el Estado y los pueblos indígenas u originarios respecto a la medida legislativa o administrativa que les afecten 43 Convenio No 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes. de manera especial tenemos. recogido en el artículo º de la Ley Nº 29785. Artículo 6º. que reconoce el derecho a la consulta previa a los pueblos indígenas y tribales. tiene como finalidad.

Es un modo especial de participación ciudadana al tratarse de una población que debe cumplir con características especiales. e. el artículo 15º de la Ley Nº 29785 señala que la decisión final sobre la aprobación de la medida legislativa o administrativa corresponde a la entidad estatal competente. c. así como el análisis de las consecuencias que la adopción de una determinada medida tendría respecto a sus derechos colectivos reconocidos 43 . Las denominaciones empleadas para designar a los pueblos indígenas u originarios no alteran su naturaleza ni sus derechos colectivos. Los criterios objetivos son los siguientes: a. El criterio subjetivo se encuentra relacionado con la conciencia del grupo colectivo de poseer una identidad indígena u originaria. las mismas que han sido establecidas en el artículo 7º de la Ley Nº 29785: Para identificar a los pueblos indígenas u originarios como sujetos colectivos.directamente. Dicha decisión debe estar debidamente motivada e implica una evaluación de los puntos de vista. Teniendo como titulares del derecho a consulta. a través de un diálogo intercultural que garantice su inclusión en los procesos de toma de decisión del Estado y la adopción de medidas respetuosas de sus derechos colectivos. Patrones culturales y modo de vida distintos a los de otros sectores de la población nacional. Las comunidades campesinas o andinas y las comunidades nativas o pueblos amazónicos pueden ser identificados también como pueblos indígenas u originarios. sugerencias y recomendaciones planteados por los pueblos indígenas u originarios durante el proceso de diálogo. Instituciones sociales y costumbres propias. conforme a los criterios señalados en el presente artículo. a los pueblos indígenas u originarios cuyos derechos colectivos puedan verse afectado de forma directa por una medida legislativa o administrativa. b. Finalmente. Estilos de vida y vínculos espirituales e históricos con el territorio que tradicionalmente usan u ocupan. se toman en cuenta criterios objetivos y subjetivos. d. Descendencia directa de las poblaciones originarias del territorio nacional.

Del derecho de acceso a la justicia ambiental. “Toda persona tiene el derecho a una acción rápida. El acuerdo entre el Estado y los pueblos indígenas u originarios. velando por la debida protección de la salud de las personas en forma individual y colectiva. resguardando también la salud de las personas. sin embargo. en forma individual o colectiva. El interés moral legitima la acción aun cuando no se refiera directamente al accionante o a su familia. En ese sentido. cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectar directamente los intereses de los pueblos indígenas. el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. sencilla y efectiva. Del derecho de acceso a la justicia ambiental. ante las entidades administrativas y jurisdiccionales. así como la conservación del patrimonio cultural vinculado a aquellos. el gran aporte es el haber otorgado legitimidad para obrar activa a cualquier persona. 2. debe entenderse que la consulta previa debe entenderse. ya que señala como primera opción llegar a un acuerdo entre el Estado y los pueblos indígenas.. la conservación de la diversidad biológica. En el artículo IV del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. es 44 .4. en defensa del ambiente y de sus componentes. como el deber del Estado.constitucionalmente en los tratados ratificados por el Estado peruano. corresponde a las entidades estatales adoptar todas las medidas que resulten necesarias para garantizar los derechos colectivos de los pueblos indígenas u originarios y los derechos a la vida. Los acuerdos del resultado del proceso de consulta son exigibles en sede administrativa y judicial. como resultado del proceso de consulta. se dispone lo siguiente: Artículo IV. Ahora bien. la consulta no tiene carácter vinculante.” Exige a las entidades administrativas y jurisdiccionales adopten acciones oportunas en defensa del ambiente y de sus componentes. pero si no se llegara a un acuerdo la decisión final la tomará el Estado. integridad y pleno desarrollo. de consultar. es de carácter obligatorio para ambas partes.3. dado lo regulado por el artículo 15 de la presente ley. Se puede interponer acciones legales aun en los casos en que no se afecte el interés económico del accionante. En caso de que no se alcance un acuerdo. difundir información y recoger opiniones y sugerencias.

ambientales y económicos del desarrollo nacional. las relaciones entre medio ambiente y desarrollo fueron examinadas por la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo creada por la Asamblea General de las Naciones Unidas. “Tutela ambiental y responsabilidad civil”. Revista de Asociación de Jueces del Distrito Judicial de Arequipa – IUDEX.3. así como en la satisfacción de las necesidades de las actuales y futuras generaciones. pero sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras . Pág. mejorando en muchos aspectos. en las últimas décadas el desarrollo vertiginoso de la ciencia y tecnología ha rebasado la capacidad de reabsorción y depuración propias de la naturaleza. se comienzan a tener una mayor consecuencia de lo que significa proteger y conservar el medio ambiente.. En el artículo V del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. Este permanente acercamiento ha permitido que el hombre se beneficie de la naturaleza. esto es su interés por preservar el ambiente o la salud de una persona o población afectada por una actividad contaminante. tecnología. evolucionando ambos con la acción transformadora del primero. se dispone lo siguiente: Artículo V. educación. y producto de ello surge en 1987 el informe Burtland cuya mayor bondad se encuentra en elaborar un concepto de lo que es el desarrollo sostenible.Del principio de sostenibilidad. 178. sin embargo. Fernández Arias. Nº 1. como por ejemplo salud. Vol 1. De los trabajo 44 Luís Miguel. Principio de Sostenibilidad o Desarrollo Sostenible. 2.5. la norma sólo exige interés moral. Arequipa – 2006. 2006. los efectos de la contaminación y degradación ambiental se pueden percibir a nivel internacional.decir. “Por eso a partir de los años 60 y 70. se sustentan en la integración equilibrada de los aspectos sociales.” El ser humano siempre ha estado en permanente contacto con la naturaleza utilizando los elementos que ésta le brinda. 45 . así como el ejercicio y la protección de los derechos que establece la presente Ley. En una primera instancia se generaron problemas ambientales a nivel local. con el correr de los años.”44 En ese sentido. Sin embargo. LPG –Editores. “La gestión del ambiente y de sus componentes. A esa comisión se le encomendó la elaboración de un programa global para el cambio. etc. por el cual debemos utilizar el patrimonio ambiental.

de la Comisión resultó un informe denominado Nuestro Futuro Común (o Informe Brundtland. 45 46 Carlos Andaluz Westreicher. asimismo. 46 . por lo tanto si el hombre quiere asegurar una vida digna para sí y para las futuras generaciones. entre ellos tenemos: Principio 3: El derecho al desarrollo debe ejercerse en forma tal que responda equitativamente a las necesidades de desarrollo y ambientales de las generaciones presentes y futuras. debe también controlar su crecimiento poblacional exponencial. Pág. Por ahora. llevada a cabo en Río de Janeiro en1992. 2006. necesita un ambiente sano y. consumo y asentamiento”46. debe respetar la capacidad de autodepuración de la Naturaleza y. 506. Es mérito del Informe Brundtland la difusión que ha tenido en todo el mundo la idea de desarrollo sostenible. “Manual de Derecho Ambiental”. es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas. sin que se ponga en peligro la capacidad de las generaciones futuras para atender sus propias necesidades Este principio ha sido recogido en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. Pág. el desarrollo sostenible es aquel proceso en donde se asegura la satisfacción de las necesidades humanas presentes sin comprometer. a tenor de lo expresado en el Informe Brundtland o Nuestro Futuro Común. modificar sus insostenibles patrones de producción. así como la definición que proporciona sobre el concepto de desarrollo sostenible. por el nombre e la presidente de esa Comisión). que ha sido difundido en forma amplia. mediante la siguiente cita: “En lo referente al desarrollo sostenible. Principio 4: A fin de alcanzar el desarrollo sostenible. la protección del medio ambiente deberá constituir parte integrante del proceso de desarrollo y no podrá considerarse en forma aislada. para ello. Editorial Iustitia. Es decir. 505. que es una propuesta de ecodesarrollo. la capacidad de carga de los recursos naturales. se destaca el hincapié que pone este importante documento en el medio ambiente como prerrequisito del desarrollo. conocida como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Ibid.”45 Señala también que: “(…) significa que la biosfera impone límites a lo social y al crecimiento económico.

Principio 8: Para alcanzar el desarrollo sostenible y una mejor calidad de vida para todas las personas. el principio 11 dispensa a los países en desarrollo de la aplicación de medidas ambientales que representasen un coste social y económico injustificado. en suma.”48 47 Por biodiversidad entendemos la amplia variedad de seres vivos (plantas. 47 . Ahora bien. que define en su principio 3 el desarrollo sostenible como aquel que responda equitativamente a las necesidades de desarrollo y ambientales de la generaciones presentes y futuras. El Convenio tiene tres metas principales: • La conservación de la diversidad biológica • La utilización sostenible de los componentes de la diversidad biológica • La participación justa y equitativa en los beneficios derivados de la utilización comercial y de otro tipo de los recursos genéticos. introduce en el concepto de medio ambiente el carácter de derecho limitado por las necesidades básicas de la economía y al mismo tiempo limitador de determinadas formas de crecimiento económico . “Así se pone de manifiesto en la Declaración de Río. En definitiva. La sostenibilidad. habiendo sido suscrita por el Perú. en su principio 5 considera como requisito indispensable del tal desarrollo la erradicación de la pobreza y en su principio 7 el deber de reducir y eliminar los sistemas de producción y consumo insostenibles y fomentar políticas demográficas adecuadas. la importancia de este principio es que pretende modular e integrar dos valores necesarios para la humanidad: el crecimiento económico del que se derive una mejor calidad de vida materia y la protección del medio ambiente. una depuración de las tendencias proteccionistas innecesarias que limitasen desproporcionadamente el crecimiento. animales y microorganismos) sobre la Tierra y los ecosistemas donde habitan. mientras que el principio 12 aboga por que las medidas de política comercial para fines ambientales no constituyan un medio de discriminación arbitraria o injustificable. el 12 de julio de 1992. acuerdo aprobado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo o conocida como cumbre de la Tierra de 1992. donde este convenio. Ello tiene como consecuencia una tendencia de las normas medioambientales a regular los procesos económicos para eliminar sus efectos nocivos sobre el ambiente y. entre otros. por el contrario. ni una restricción velada del comercio internacional. es el primer acuerdo mundial sobre la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica 47. Así también dicho principio ha sido recogido en Convenio sobre la Diversidad Biológica. equilibrio y ponderación entre protección ambiental y desarrollo económico. Igualmente. los Estados deberían reducir y eliminar las modalidades de producción y consumo insostenibles y fomentar políticas demográficas apropiadas.

”49 Señala Raúl Brañes “El desarrollo sostenible es un modelo de crecimiento que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Pág. tendiente a preservar: a) los procesos ecológicos que posibiliten la capacidad de renovación de plantas. animales. sobra la base de: a) respeto a la diversidad de valores culturales. así como el ejercicio y la protección de los derechos que establece la presente ley. salud y alimentación. Iturraspe señala: “La sustentabilidad refiere a cuatro áreas: - Ecológica. suelo y aguas..Sostiene Jorge Mosset Iturraspe “Se alude a una expresión que es vínculo o lazo entre el medio ambiente y el desarrollo. c) afianzamiento del poder individual para controlar sus vidas y mantener la identidad de sus comunidades. Social. 48 . 2005. que permita la igualdad de oportunidades entre los miembros de la sociedad y estimule la integración comunitaria. La definición que obra en el informe de la Comisión de Expertos – World Commissión on Environment and Development. c) mantener los recursos biológicos en un estado que permita su capacidad de regeneración. Pag 37. 46. 2da edición. Siguiendo a Bustamante Alsina. se sustentan en la integración equilibrada de los aspectos sociales. 1999. d) asegurar la satisfacción adecuada en las necesidades de vivienda. cuyos fines son la sana utilización de los recursos para la satisfacción de las necesidades. México. Manual de Derecho Ambiental Mexicano. editorial Lex Nova S. 50 Raúl Brañes. Rubinzal Culzoni Editores.” 50 La gestión del ambiente y de sus componentes.A. Daño Ambiental. - 48 Luís Ortega Álvarez. Pág. 49 Jorge Mosset Iturraspe. lo que implica la participación ciudadana en la tarea de decisión y en la de gestión ambiental. Lecciones de Derecho del Medio Ambiente. b) mantener la diversidad biológica animal y vegetal. 2000. b) ofrecimiento de oportunidades para la innovación y renovación intelectual y social. 85.alude al desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer las posibilidades de las futuras generaciones para satisfacer las suyas. Argentina. ambientales y económicos del desarrollo nacional. así como en la satisfacción de las necesidades de las actuales y futuras generaciones. 4ta edición.

vigilar y evitar la degradación ambiental.6. que busca preservar la identidad cultural básica y reafirmar las formas de relación entre el hombre y su medio.Del principio de prevención. pues interesa su conservación no sólo a los actuales pobladores de la Tierra sino a las generaciones futuras. 49 .- Cultural. para satisfacer las necesidades básicas. que correspondan. recuperación. para la satisfacción de las necesidades actuales y futuras de la humanidad. Daño Ambiental. las aguas. La naturaleza es digna de protección. En el artículo VI del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. Al establecer los lazos que unen medio ambiente y desarrollo. “La gestión ambiental tiene como objetivos prioritarios prevenir.3. sino solamente aquel que la sociedad considere excesivo para su grado de consciencia de peligro.”51 - Respecto del primero. Por este motivo. 2.. 1999. c) equidad dentro de la generación actual y respeto de las generaciones futuras. 86.preservar una pureza ambiental y paisajística prístina y absoluta a cualquier costo. Pág. consistentes en la capacidad de generar bienes y servicios. Ahora nos vemos obligados a preocuparnos de la presión ecológica. Sus requisitos son: a) eficiencia. Del Principio de Prevención. humanos y de capital. Económicas. que implica la internalización de los costos ambientales b) consideración de todos los valores de los recursos: presentes. En el pasado. restauración o eventual compensación. Argentina. autorizada doctrina nacional advierte que no cabe duda de que nuestra sociedad no pretende – ni puede pretender cuerdamente.el deterioro de los suelos. Cuando no sea posible eliminar las causas que la generan. es la búsqueda de un nuevo modo de desarrollo que se basa en una sana utilización de los recursos desde el punto de vista medioambiental. de oportunidad y potenciales. Rubinzal Culzoni Editores. nos preocupábamos de los efectos del crecimiento económico sobre el medio ambiente. usando racionalmente los recursos naturales. se adoptan las medidas de mitigación. no todo daño ambiental es antisocial.” 51 Jorge Mosset Iturraspe. se dispone lo siguiente: Artículo VI. independientemente de todo interés personal. la atmósfera y los bosques – sobre nuestras perspectivas económicas.

vigilar y evitar que éste se produzca.La prevención de los daños ambientales. la extinción de hábitats. se busca evitar dicho daño. que deben adoptar todas las actividades humanas. En ese sentido. asegurar el efectivo ejercicio del derecho a un ambiente saludable. sino también ejercer un control a priori. Es decir. 50 . para que se tenga un grado de certeza sobre las consecuencias que dicha actividad pueda ocasionar. Editorial Iustitia. Es decir. en primer lugar en el objetivo de la Política Ambiental Nacional. Pág. y tomar las medidas adecuadas para evitar el daño. 518. sostiene Carlos Andaluz Westreicher “ Los daños infringidos al medio ambiente no siempre pueden ser materia de restauración. realizando los estudios pertinentes antes de que se realicen las actividades que puedan afectar al medio ambiente. “Manual de Derecho Ambiental”. como puede ser la contaminación o depredación ambiental que conlleven la alteración de un proceso ecológico esencial. mediante la regulación de las acciones destinadas a la protección del medio ambiente. en estos casos no resulta útil. ya que entendiendo que el daño ambiental pueda tornarse en irreparable. es el eje del Derecho Ambiental. al ya haberse producido. ”52 52 Carlos Andaluz Westreicher. máxime si tales daños son graves o irreversibles. deberán adoptarse las medidas para prevenir. El principio de prevención obliga al Estado a ejecutar acciones y adoptar medidas técnicas que tengan como fin evaluar los posibles daños que se pueda ocasionar al medio ambiente. 2006. que subyace a la obligación de reparación de daños. el Principio de Prevención tiene su eficacia. cuando existe certeza de que una actividad puede provocar daño ambiental. tomando las precauciones necesarias exigidas por la normativa ambiental . equilibrado y adecuado para el pleno desarrollo de la vida. por lo que la regla de reponer las cosas al estado anterior de la afectación. es decir. asimismo los titulares de dichas actividades humanas deberán internalizar dichos costos exigidos por la normativa para poder realizar la actividad deseada. cualquier cosa que afecte el derecho humano de habitar en un ambiente sano o que ponga en riesgo el desarrollo sostenible. ecosistemas o especies. Por ello. el deber del Estado no sólo se manifiesta en resguardar que las actividades de los concesionarios se hagan dentro de los parámetros establecidos en la legislación ambiental. que busca mediante la implementación de normas e instrumentos de gestión ambiental.

519. y ven qué provocan ellas en la salud del hombre y en su entorno.” 53 Ibid Pág. planes.7. la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente..3. etc). tuberías de descarga. por ejemplo los Estudio de Impacto Ambiental. las inspecciones de oficio inopinadas a los centros de producción o comercio.Del principio precautorio.Señala Carlos Andaluz Westreicher “ Son aplicaciones de este principio las obligaciones de controlar los efluentes potencialmente contaminantes en la fuente ( chimeneas. Principio Precautorio o Principio de Precaución En el artículo VII del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente.”53 Ahora bien. la vigilancia y monitoreo ambiental. Cuando haya peligro grave e irreversible. la aprobación de EIA previo a la autorización de una intervención. recogido como principio Nº 15 de la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro de 1992. la falta de certeza absoluta no debe utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces y eficientes para impedir la degradación del ambiente. se dispone lo siguiente: Artículo VII. señala: “Con el fin de proteger el medio ambiente. los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. “Cuando haya peligro de daño grave o irreversible.” El principio de Precaución o Precautorio. la prohibición del silencio administrativo positivo para la aprobación automática de instrumentos de autorizan actividades económicas y la excepción a la regla de agotar las vías previas para interponer una acción de garantía constitucional . tratando de observar a priori qué ocurriría con esa acción o sin ella. programas o proyectos. 51 . Son estudios que se presentan como un instrumento idóneo para la toma de decisiones y competen a la política ambiental preventiva. son estudios que tratan de evaluar las consecuencias o efectos ambientales de determinadas acciones. relaves. 2.

los ecosistemas o la propia biosfera.” En efecto. que modificó el literal k del artículo 5 de la Ley Marco del Sistema Nacional de Gestión Ambiental. el artículo 1 de la Ley Nº 29050. la ausencia de certeza científica no debe utilizase como razón para no adoptar o postergar la ejecución de medidas eficaces y eficientes destinadas a evitar o reducir dicho peligro. son actividades que nos confrontan con posibles situaciones límite de las que. pero repitió la fórmula contenida en el Reglamento de Organización y Funciones del CONAM. muchas veces. la invocación del principio no es arbitraria ante cualquier situación de incertidumbre científica. a la salud. del 22 de junio de 2007. Incertidumbre científica e indicios consistentes de amenaza. no se trata pues de cualquier tipo de impacto ambiental negativo. no hay retorno. se refiere a este principio de la siguiente forma: “Precautorio. el análisis conjunto de los instrumentos internacionales citados y su naturaleza misma. que lleve a la elaboración de una hipótesis acerca de un riesgo potencial de carácter grave o irreversible. cualquier interpretación que de modo simplista describa cualquier cambio en el ambiente como necesariamente dañino no puede ser aceptable. Nº 28245. sobre base de información científica consistente. el Principio Precautorio. Si bien se carece de certeza científica absoluta. La Ley General del Ambiente tuvo la oportunidad de uniformizar la definición del principio. alteración o modificación de los procesos ecológicos esenciales. En ese sentido. como la extinción de alguna especie. a través de este. la falta de certeza absoluta no debe utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces y eficientes para impedir la degradación del ambiente.Elementos y requisitos para su aplicación. Estas medidas y sus costos son razonables considerando los posibles escenarios que plantee el análisis científico disponible. del 04 de junio de 2004. hábitat o ecosistema. debe contarse con indicios sólidos. Todo lo cual pone potencialmente en severo riesgo el equilibrio de los hábitats. nos permiten extraer los elementos fundamentales que lo configuran. Las medidas deben adecuarse a los cambios en el conocimiento científico que se vayan 52 . Peligro de daño grave o irreversible. señala: “Cuando haya peligro de daño grave e irreversible. de modo que cuando haya indicios razonables de peligro de daño grave o irreversible al ambiente o. o la interrupción. la misma que recoge como Principio Nº VII.

Por lo que. por eso sus normas tienen un énfasis preventivo antes que reparador. no resulta posible tener certeza científica acerca de los riesgos o probables daños al ambiente que estas actividades provocarían. tomando medidas antes de tener pruebas de éste. se opta por adoptar medidas preventivas a fin de evitar un potencial daño ambiental.produciendo con posterioridad a su adopción. Rev. señala Carlos Andaluz Westreicher. En ese sentido. entrañan una complejidad tal que. se opta por protegerlo. donde el Principio Precautorio justifica su acción para prevenir el daño. En efecto. tiene consecuencias irreversibles. se trata de actuar antes que se produzca un peligro. “Manual de Derecho Ambiental”. si no hay una razón técnica (hipótesis sobre base científica) no es seria la invocación del principio para restringir o prohibir actividades. pilar que sostiene toda la normativa ambiental. en muchos casos. el Principio Precautorio. las intervenciones humanas en el ambiente. por lo que en caso de duda. la falta de certeza científica absoluta. con el fin 54 Juan Espinoza Espinoza. deben tomarse las medidas necesarias para conjurarlo. Actualidad Jurídica. 528 . Editorial Iustitia. Marzo 2009. Tomo 184. científicamente comprobado. la presunción juega a favor de la protección al medio ambiente. La autoridad que invoca el principio precautorio es responsable de las consecuencias de su aplicación . “Responsabilidad Civil por daño ambiental ¿Tutela efectiva de los derechos de los dañados o simplemente un lirismo?. en el entendido que las afectaciones raes al ambiente. Asimismo. 2006. Ante incertidumbre científica o tecnológica para adoptar medidas de protección al ambiente. A esto se ha denominado Principio de Prevención. como producto de los grandes adelantos tecnológicos producidos principalmente a partir de 1950. evita que se use como pretexto para no adoptar medidas preventivas. que. Pág. El Principio Precautorio opera ante la amenaza de un daño y la falta de certeza científica sobre sus causas y efectos. en muchos casos. de Precaución o de Cautela. 62. ante la duda de que se pueda producir un daño ambiental. Pág.”55. Sin embargo. Es decir. La respuesta jurídica a estas situaciones es el Principio Precautorio. 53 . 55 Carlos Andaluz Westreicher. según el cual cuando haya peligro de daño grave o irreversible al ambiente. la falta de certeza científica no podrá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces que impidan la degradación del ambiente . Es precisamente en este caso.”54 La incertidumbre es de naturaleza científica. que ante un riesgo de daño ambiente. aunque sea potencial. el principio de prevención exige las medidas de protección antes de que se produzca realmente el daño. “Es universalmente aceptado en el Derecho Internacional y también en los respectivos derechos internos.

Las autoridades nacionales deberían procurar fomentar la internalización de los costos ambientales y el uso de instrumentos económicos. El costo de las acciones de prevención. debe asumir el costo de los riesgos o daños que genere sobre el ambiente. Ahora bien. teniendo debidamente en cuenta el interés público y sin distorsionar el comercio ni las inversiones internacionales. En el artículo VIII del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. Principio 16. Dicho principio fue recogido en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y Desarrollo. los daños a la salud de las personas.. es decir los daños ambientales puros.8. 2. el cual señala que.. reparación y la eventual compensación. sino también sirve para proteger o evitar la consumación de los daños que a consecuencia del daño ambiental se puedan generar. de afrontar adecuadamente por la falta de los necesarios conocimientos científicos o técnicos. se dispone lo siguiente: Artículo VIII. restauración.Del principio de internalización de costos. pública o privada. Principio de Internalización de Costos o Contaminador – Pagador. vigilancia. es decir. rehabilitación. aprobado por Decreto Supremo Nº 008-2005-PCM. propiamente dichos. si no imposible.3. Tenemos por ejemplo las antenas de celulares que aunque se no haya probado científicamente el daño o efectos nocivos a la salud humana. cargar con los costos de la contaminación. teniendo en cuenta el criterio de que el que contamina debe. 54 . Toda persona natural o jurídica. El mismo que también ha sido recogido en el numeral 5) del artículo 6º del Reglamento de la Ley Marco del Sistema Nacional de Gestión Ambiental. el Principio Precautorio no sólo se puede utilizar para prevenir los daños ambientales potenciales.de evitar el surgimiento de una situación intrínsecamente peligrosa que sería después extremadamente difícil. en principio. el diseño. vinculados a la calidad de vida de las personas. se recomienda que sean instaladas fuera de zonas urbanas. relacionadas con la protección del ambiente y de sus componentes de los impactos negativos de las actividades humanas debe ser asumido por los causantes de dichos impactos.

recuperación y compensación del deterioro ambiental corren a cargo del causante del perjuicio.formulación y aplicación de políticas ambientales de nivel nacional deben asegurar la prevención y el control de la contaminación ambiental. la rehabilitación y la reparación y la eventual compensación por el daño ambiental. lo necesario para la 56 Luís Ortega Álvarez.”56 Si bien este principio proviene de la economía ambiental. implementar planes de descontaminación y pasivos ambientales. Sostiene Luís Ortega Álvarez “(…) el principio de integración de costes ambientales pretenden introducir la economía ambiental en el circuito de la economía productiva tradicional. Esto es. incorpore en su estructura de producción los costos que demandará: la prevención. lo cierto es que en el Perú este principio ha sido recogido en el artículo VIII de la Ley General del Ambiente. quien crea un riesgo debe hacerse cargo de las consecuencias que su actividad pueda ocasionar. realizar obras para impedir efluentes y emisiones (como los gases fugitivos). vigilacanci. Lecciones de Derecho del Medio Ambiente. esto en razón a que. donde debe entenderse al deterioro ambiental en su más amplia acepción. Es decir. se internaliza los costos de los potenciales daños ambientales en el proceso de producción del agente contaminador. se trata. integrar el coste que representa la prevención. 4ta edición. Son aplicables de este principio la exigencia de actuar dentro de lo estándares ambientales (LMP y ECA). la restauración. el valor de medidas mitigadoras de daño ambiental y no un pago por contaminar. Los costos de la prevención. vigilancia. en los sistemas de fabricación de productos o de prestación de servicios que inciden en el medio ambiente. entres otros. editorial Lex Nova S. 2005. sino que se incorpore a la estructura de costos del bien o servicio. recuperación y compensación del deterioro ambiental corren a cargo del causante del perjuicio. donde el fin primordial de este concepto es internalizar los costos ambientales. en el sentido de que los costos de prevención. principalmente en las fuentes emisoras. Señala Carlos Andaluz Westreicher “ Este principio. 48. Pág. Por lo que. El objeto prioritario de este principio. es que el agente contaminador o depredador. 55 . no tiene como fin principal perseguir la reparación de los daños ambientales por el agente contaminador o depredador. de incluir en los costos del empresario. mantenimiento o regeneración ambiental. vigilancia. a despecho de lo que opina cierto sector de la doctrina.A..

2006. Este principio procura establecer que el costo de la contaminación debe ser asumido por quien se beneficia de ella. lo que cuesta no dañar al medio ambiente. se refiere más bien.”58 No se trata de que el que contamina paga y el que paga puede seguir contaminando o el que paga más contamina más.” 57 Muchas veces este principio se traduce como el que contamina paga.com. En ese contexto la minera Yanacocha financiará la construcción y rehabilitación de plantas de tratamiento en las partes altas y bajas de Combayo. evitar la externalización de los costos de prevención (…). Henry Carhuatocto Sandoval. que con mediación del Primer Ministro. Principio de Responsabilidad ambiental. hecho que de antemano no va con la finalidad preventiva del Derecho Ambiental. para regadío y consumo humano. tanto para consumo humano como para actividades agrícolas. o minimizando o reparando sus efectos una vez ocurrida. Editorial Iustitia. pero fiscalizadas con la participación de sus pobladores. es “(…) el caso de los comuneros de Combamayo-Cajamarca (2007). 57 58 Carlos Andaluz Westreicher.60-61. Guía de Derecho Ambiental. lograron ponerse de acuerdo con representantes de la minera Yanacocha suscribiendo un convenio en razón del cual se financiarían obras y estudios que sean necesarios para garantizar la buena calidad del agua.prevención de los posibles daños que en el proceso de producción pudieran acaecer. lo que sería una contradicción. a que el que contamina debe cargar con los costos de la contaminación. Un ejemplo de la utilización de este principio. es decir. La empresa yanacocha también se compromete a continuar la construcción de la carretera Puente Otuzco-Combayo y CombayoPabellón.larepublica.pe/content/view/124764/483/ 56 . por lo que el dicho principio tiene básicamente dos funciones: una precautoria y una correctiva. “Manual de Derecho Ambiental”.9. con una inversión de 2 millones 686 mil 200 soles . 526. incluyendo en los costos de producción. Paralelamente la minera y la comunidad coordinarán la elaboración de un estudio de afianzamiento hídrico de la cuenca para asegurar y mejorar el abastecimiento de agua en el presente y futuro. 2. que serán administradas por Sedacaj (la empresa regional de agua). citando a http://www.3. haciendo referencia a aquel que provoca un daño debe repararlo. Pág. Pág. ya sea tomando las medidas necesarias para impedirla o reducirla.

cuando no sea posible la restauración.Del principio de equidad. el mismo que se puede entender que cuando no sea posible la reparación del lugar dañado.10. rehabilitación o reparación del daño ambiental. el Estado podrá adoptar. y al desarrollo económico sostenible de las poblaciones menos favorecidas. sea una persona natural o jurídica. menciona que.Del principio de responsabilidad ambiental. En tal sentido. según corresponda.. pública o privada. medida de rehabilitación y medidas de reparación. el daño generado deberá compensarse en términos ambientales. rehabilitación o reparación según corresponda o. entendida como el conjunto coherente de medidas de carácter temporal dirigidas a corregir la situación de los miembros del grupo al que están 57 .3. el agente que ocasionó el daño ambiental deberá necesariamente implementar las siguientes medidas: Medida de restauración.En el artículo IX del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. En estos casos. civiles o penales a que hubiera lugar. entre otras. se dispone lo siguiente: Artículo IX. Principio de Equidad. A su vez. 2. señala el principio que.. se dispone lo siguiente: Artículo X. se opte por reparar o rehabilitar otro lugar en similar condición. sin perjuicio de otras responsabilidades administrativas. cuando lo anterior no fuera posible. es decir cuando el daño ambiental ya se ha producido debido a la realización de una actividad productiva idónea para producir el daño ambiental. El diseño y la aplicación de las políticas públicas ambientales deben contribuir a erradicar la pobreza y reducir las inequidades sociales y económicas existentes. En el artículo X del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. a compensar en términos ambientales los daños generados. actúa ex post. El causante de la degradación del ambiente y de sus componentes. está obligado a adoptar inexcusablemente las medidas para su restauración. políticas o programas de acción afirmativa. El presente principio a diferencia del principio de prevención.

implica el mantenimiento de la estabilidad y credibilidad de las instituciones y del sistema político. que conduce a la armonización de las políticas. sobre la base de responsabilidades claramente definidas. normas.11. en la toma de decisiones.destinadas.. La referencia a la eficiencia implica el logro de los objetivos de gobierno en forma transparente y sin desperdicio de recursos. y finalmente. minerales o hidrocarburos sino fortalecer además de la educación local. el desarrollo de la tecnología. la referencia a la legitimidad. 58 . regionales y nacionales de manera equitativa y promover el desarrollo sostenible de las poblaciones menos favorecidas. En tal sentido. citando a Elsa Galarza.3. a través de actividades económicas que generen mayor empleo así como menores impactos negativos al ambiente. y la exportación de nuestros productos con valor agregado. 2. Sostiene Henry Carhuatocto Sandoval. lo siguiente “ El concepto de gobernabilidad y buen gobierno se refiere al ejercicio eficiente. servicios ambientales. la agroindustria. El diseño y aplicación de las políticas públicas ambientales se rigen por el principio de gobernanza ambiental. la industria manufacturera. seguridad jurídica y transparencia. La Política Nacional del Ambiente debe necesariamente contribuir a la lucha contra la pobreza. la promoción del turismo. manejo de conflictos y construcción de consensos. En el artículo XI del Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. y la autoridad para el logro de los objetivos sociales. se dispone lo siguiente: Artículo XI.Del principio de gobernanza ambiental. la referencia a eficacia. Principio de gobernanza ambiental. en un aspecto o varios de su vida social o económica. económicos y ambientales. herramientas e información de manera tal que sea posible la participación efectiva e integrada de los actores públicos y privados. eficaz y legítimo del poder. no debemos ceñir las esperanzas de la población rural a la bonanza económica que brinda una economía primaria exportadora de materia prima como agricultura. instituciones. elevar la calidad de vida. a fin de alcanzar la equidad efectiva. distribuir las riquezas locales. procedimientos.

manejo de conflictos y construcción de consensos. cabe precisar que el concepto de medio ambiente no ha sido pacífico en la doctrina.”60. “Dentro de las definiciones de medio ambiente. o sea lo que aparece dado al hombre o creado por Dios. Ahora bien. pues ambos se refieren a lo que rodea al hombre. para otros. la principal reflexión que ha suscitado el concepto jurídico de medio ambiente ha sido la de.” 59 La gobernanza ambiental no es otra cosa que la armonización de las políticas sectoriales con los lineamientos de la gestión ambiental nacional. Esta armonización y coordinación de políticas ambientales sectoriales debe darse en un franco proceso de descentralización y de manera participativa. así como la aprobación de normas transectoriales y la implementación de un régimen común de fiscalización y control para las autoridades con competencias ambientales. Asimismo señala que. 2. En ese sentido. El concepto doctrinal de medio ambiente tiene varias posturas. su alcance depende de la concepción que se tenga de lo que lo constituye. Para algunos es el medio natural. Carlos Alberto Parellada señala que “ Medio ambiente: es la aglutinación de dos sustantivos que redundan. 59 Henry Carhuatocto Sandoval. 60 Carlos Alberto Parellada.L.4 Medio Ambiente Existen distintas tendencias para conceptualizar jurídicamente al Medio ambiente. El objetivo de este principio es hacer posible la participación efectiva e integrada de los actores públicos y privados en la toma de decisiones. sobre la base de responsabilidades claramente definidas. Universidad Externado de Colombia.I.R. Nosotros nos referiremos a dos de las principales posiciones que existen en este punto. Jurista Editores E. dependiendo de los elementos que van a formar parte de él. Pág. o si por el contrario ha de entenderse en un sentido amplio. 66. 1era edición. En dicha tarea contribuye el derecho a la participación ciudadana.Junio 2009. supone el reconocimiento de la ciudadanía de los gobernantes y del ejercicio del poder y la autoridad. comprende tanto lo natural como lo cultural.que se identifica con las instituciones del Estado. seguridad jurídica y transparencia. si debe entenderse en un sentido estricto. En dicha labor contribuirá notablemente la búsqueda de complementariedad de los instrumentos de gestión ambiental. Guía de Derecho Ambiental. Instituto de Estudios del Ministerio Público. los instrumentos de incentivos y sanción de los diferentes sectores con competencias ambientales. Los principios de la responsabilidad civil por daño ambiental en Argentina: 59 . Ahora.

restringidos e intermedios o eclécticos. que podríamos denominar como tesis extensiva. 1era edición. la biodiversidad. como la flora y fauna. etcétera. siendo clasificadas en conceptos amplios. 61 Luís Miguel Fernández Arias. Agosto -2000. en cuanto abarca los más variados y heterogéneos objetivos. en España. Daño Ambiental.”62 En una primera orientación. destaca la tesis de Martín Mateo. el paisaje. Pág. Argentina. aquellos que pueden ser considerados como sociales. culturales. 178. bióticos y abióticos que interactúan en un espacio y tiempo determinado.”61 De este modo Jorge Mosset Iturraspe señala que “ En el Derecho Comparado el concepto jurídico del medio ambiente fluctúa entre una noción de sentido estricto – que reduce lo medioambiental al campo meramente físico – y un concepto amplio – con la inclusión del elemento cultural como parte integrante del concepto. Arequipa – 2006. etcétera. Sin embargo nosotros utilizamos un concepto operacional y que es capaz de adaptarse. todos los problemas ambientales. 37 60 . Revista de Asociación de Jueces del Distrito Judicial de Arequipa – IUDEX. Nº 1. que podemos denominar como tesis restringida. lo que imposibilitaría la formación de una disciplina jurídica ambiental que aglutinara. Existe así una segunda posición. “Tutela ambiental y responsabilidad civil”. 2006. que incluiría. Para Raúl Brañes “La palabra ambiente se utiliza para designar genéricamente todos los sistemas posibles dentro de los cuales se integran los organismos vivos. buscando que este conjunto de elementos permanezca siempre en equilibrio . además de aquellos elementos de la naturaleza de máxima importancia desde el punto de vista del equilibrio de los ecosistemas. el aire y también el suelo. el patrimonio histórico. culturales y estéticos. el que pone énfasis en la titularidad común de estos elementos y sus características dinámicas (por lo que el medio ambiente estaría conformado básicamente por las aguas. precisamente por su carácter de estrecha y rígida. LPG –Editores. en cuanto elemento interrelacionado con los dos anteriores). Pág. ya que excluye todos aquellos elementos ambientales en los que participaría la acción del hombre. Pág. Rubinzal Culzoni Editores. 237. Vol 1. Impreso en Perú. cultural y antropológico. además de los elementos naturales bióticos y abióticos. el ambiente estaría formado sólo por aquellos elementos físicos que constituirían el soporte básico e indispensable para la vida de la especie humana. Por eso vemos que el medio ambiente es en realidad un “conjunto de elementos sociales. económicos. mediante principios comunes.surgen demasiadas. 62 Jorge Mosset Iturraspe. Dentro de esta posición. Esta posición es considerada por algunos autores como ambiciosa e ingenua. Esta tesis es rechazada por muchos. 1999. tales como el urbanismo.

la degradación podrá recaer sobre el ambiente natural únicamente (concepto restrictivo) o la elección de la noción amplia (concepto amplio) garantiza la protección del patrimonio cultural de la comunidad por la misma vía que se garantiza la protección de los recursos naturales. es Ramón Martín Mateo. se presentan como sistemas. soporte y factores esenciales para la existencia del hombre sobre la tierra. 2002. queda claro que de acuerdo al concepto de ambiente que adoptemos. Pág. quien considera. económicos y culturales. México. por el contrario. Pág. que comprenda a los recursos naturales únicamente. Actualidad Jurídica. 21. 63 64 Raúl Brañes. uno de los principales defensores de la concepción restrictiva de Medio Ambiente. Se argumenta que si el medio ambiente como objeto del Derecho comprende todo. 64.Estos organismos. que el medio ambiente. Concepto jurídico.”63 Por lo que. Tolosa. el agua y el aire. se afirma que el concepto restringido del ambiente está en consonancia con lo dispuesto por la Constitución española. el concepto no resulta de ninguna de utilidad. la palabra “ambiente” no se emplea sólo para designar el ambiente “humano” – o más exactamente el ambiente del “sistema humano” – sino también todos los ambientes posibles de los sistemas de los organismos vivos en general . 2da edición. en un sentido amplio. comprendiendo no solo al ambiente natural sin también al patrimonio cultural. “(…) incluye aquellos elementos naturales de titularidad común y de características dinámicas: en definitiva. excluyendo al suelo como tal. que incluya factores sociales. tenemos que la doctrina española mayoritaria opina que debe utilizarse un concepto restrictivo de ambiente. vehículos básicos de transmisión. Pag 65. comprensivo del ambiente natural únicamente o. Rev. lo que conduciría a la inoperancia del mismo. Manual de Derecho Ambiental Mexicano. Además. 61 . que en su artículo 45 consagra a los recursos naturales como elemento central del concepto de medio ambiente . 65 Ibid. ”66. Julio. En ese sentido sostiene Pamela Tolosa en su artículo que denomina “La noción del daño ambiental” “(…) debe analizarse qué se entiende por ambiente. Incluso algunos autores españoles defienden una concepción extremadamente restrictiva del ambiente. En consecuencia. 2000. implicaría una indeterminación del concepto. El punto pasa por decidir con qué alcance utilizamos el rótulo ambiente: puede utilizarse en un sentido restringido. Pamela C. Tomo 104. La noción de daño ambiental.”65 Así. que incluya solo a los elementos naturales de titularidad común y características dinámicas: el aire y el agua. su vez.”64 Frente a esto. “El fundamento de esta postura restrictiva sostiene que una concepción amplia.

“Manual de Derecho Ambiental”.”67. ii) los bienes que componen la herencia cultural. y iii) los aspectos característicos del paisaje. 2da edición. nacional o internacional. culturales. bióticos y abióticos que interactúan en un espacio y tiempo determinados.. Pag 81. aunque debemos añadir. Editorial Trivium S. nosotros lo entenderemos como el conjunto de elementos sociales. 67 Carlos de Miguel Perales. el suelo. (Herencia cultural). paleontológico o artístico. puesto que éste se compone por los elementos culturales valiosos de cada comuna en particular. 2006. España. regional. Tratado de Derecho Ambiental. en cuanto que comprende i) los recursos naturales abióticos y bióticos. tenemos en la legislación argentina que en “ El artículo 41 del CN argentino. Por ejemplo. Editorial Civitas S. Editorial Iustitia. arqueológico. El patrimonio cultural será relativo a una comunidad determinada. que comprenda no solo al medio natural sino también a los elementos culturales. 68 Carlos Andaluz Westreicher. el agua. es que permite proteger al patrimonio cultural por la misma vía que el patrimonio natural. La Responsabilidad Civil por daños al medio ambiente.A.A. 62 . En este sentido. optando por la concepción amplia Asimismo. que “(…) en cuanto a la noción de ambiente hay tantas definiciones como autores han escrito acerca del tema. Dependiendo del espacio que abarca estaremos ante el Derecho Ambiental local. para así garantizar la protección de estos últimos por la misma vía destinada a la protección del primero. 1991. Los elementos culturales serían los bienes con valor histórico. no puede elaborarse un concepto uniforme de patrimonio cultural. Pág. por lo que nosotros compartimos la concepción amplia de lo que se debe entender por Medio Ambiente. arquitectónico. La ventaja que tiene una concepción amplia del concepto de ambiente. 505.Asimismo. Es decir. España. 1997. podría defenderse una exclusión del segundo elemento citado. 1era edición. económicos. Pág. después de consagrar el derecho a un ambiente sano y equilibrado de 66 Ramón Martín Mateo. 86. resulta conveniente adoptar un concepto amplio. sostiene Carlos Andaluz Westreicher. Sucintamente podría decirse que es la sumatoria de Naturaleza (recursos y elementos naturales) y las manifestaciones humanas (lo social.10 de la CRCAP. la fauna y la flora y la interacción entre estos factores.”68 En un sentido amplio.. cultural y económico) en un ámbito y tiempo determinados. Carlos de Miguel Perales considera aceptable “ la definición de medio ambiente incluida en el artículo 2. entonces el ambiente comprendería a los recursos naturales y al patrimonio cultural de la comunidad. tales como el aire.

”70. 71 Jesús Jordano Fraga. conforma el medio en el que se desarrolla la vida. en el artículo 2º numeral 3 de la Ley General del Ambiente . Actualidad Jurídica. 2002. En definitiva. Rev. a la preservación del patrimonio natural y cultural y a la diversidad biológica. Julio. 70 Artículo 2º numeral 3 de la Ley General del Ambiente. la flora y la fauna) ”71 2. incluyendo entre ellos.Ley Nº 28611. Tomo 104. Pág. entre otros. José . 1995. La Protección del derecho a un medio ambiente adecuado. 62. el medio ambiente urbano (actividades clasificadas. España. La definición que opta la Ley General del Ambiente. Pág. “ Entiéndase. y a la información y educación ambientales.”69. el agua . el medio ambiente rural (espacios protegidos y los cinco recursos naturales típicos: el suelo y el subsuelo. define de la siguiente manera lo que se debe entender por ambiente y sus componentes.5 Daño Jurídico Como sabemos. “quien sostiene que los temas que suelen considerarse comprendidos en el tema ambiental. La noción de daño ambiental. que la definición de medio ambiente desde una perspectiva jurídica es una cuestión que ha sido abordada fuera de nuestras fronteras. que toda mención hecha al ambiente o a sus componentes comprende a los elementos físicos. lo que se pretende es garantizar la protección del patrimonio cultural de la comunidad. de la misma manera en que se efectiviza la protección del ambiente natural . a la utilización racional de los recursos naturales. patrimonio histórico artístico y cultural).M. el aire y . establece que las autoridades proveerán a la protección de este derecho.todo habitante. químicos y biológicos de origen natural o antropogénico que. Los alcances del concepto ambiental en el Perú pueden establecerse a partir de lo regulado en la Ley General del Ambiente. Concepto jurídico. optando por una concepción amplia de protección del medio ambiente. 65. el daño conforma parte de los requisitos para la existencia de la denominada responsabilidad civil. conjuntamente con la causalidad. creemos que la que más se aproxima a su definición es la que sostiene López Ramón. para los efectos de la presente Ley. Sostiene Jordano Fraga. es por una concepción amplia de lo que se debe entender por medio ambiente. Tolosa..A. factor de atribución y antijuridicidad.Ley Nº 28611. siendo los factores que aseguran la salud individual y colectiva de las personas y la conservación de los recursos naturales.a Bosch Editor S. en forma individual o asociada. 63 . la diversidad biológica y el patrimonio cultural asociado a ellos. de este modo. 69 Pamela C.

quien se impone a sus competidores en un concurso determinado. Daño Resarcible. existe un interés legítimo. a la violación de un derecho subjetivo. se encuentra Larenz. y es allí donde se alude a un interés que ese sujeto hace suyo (interés particular. detrimento. “Con tal amplitud de significado. las cuales pasamos a detallar a continuación: Tenemos las que entienden al daño jurídico. quien consigue un puesto de trabajo relegando a otras personas. se afirma que el Derecho no defiende bienes en abstracto. Calvo Costa.1era edición. en palabras de Carlos A. 65. sostienen que habrá daño. sino que lo hace siempre que esos bienes satisfagan necesidades humanas. es contenido del derecho subjetivo. Pág. 73 Ibid. Es decir. citando a Osorio “Conjunto de facultades que corresponden al individuo. existe dentro de la doctrina. Calvo Costa. llegando a ser. es necesario determinar cuáles de todos estos menoscabos devienen jurídicamente relevante. etcétera .aún sin quererlo. que tenga trascendencia en el Derecho. como detrimento de un bien jurídico. Calvo Costa. y que éste puede ejercitar para hacer efectivas las potestades jurídicas que las normas legales reconocen”. principales teorías elaboradas que definen lo que se entiende por daño jurídico. ocasiona daño. o al daño relevante para el derecho . Editorial Hammurabi s. 61. Buenos Aires. 2005. la vida cotidiana resulta ser una fuente incesante de daños: así. respecto al cual la ley le ha conferido la posibilidad de actuar exigiendo que el mismo sea satisfecho. otro sector doctrinario. esta postura. en su concepto amplio. es definido como sinónimo de perjuicio. dolor o molestia. por lo que. Pág. propio de ese individuo). En ese sentido.l. la persona titular de ese derecho subjetivo posee un poder de actuar que les es atribuido por la propia ley. 64 . respecto al daño jurídico.”72. En ese sentido. cuando se lesione un derecho subjetivo del damnificado. es decir. 72 Carlos A.El daño. quien capta los clientes de un competidor por prestar mejores servicios que él aun cuando no utilice mecanismos ilegítimos para ello. intereses.r. supuestos de daño resarcible. Donde se entiende por derecho subjetivo. quien logra obtener las últimas entradas para ver un espectáculo determinado impidiendo que otras puedan conseguirlas. plantea que el daño es el menoscabo a un bien jurídico. es decir de aquel daño.73 En ese sentido. menoscabo. dentro de los que defienden esta teoría. por cuanto. Postura que ha tenido muchas críticas ya que. Las que entienden como daño.

Por lo que, siempre que exista un derecho subjetivo, el mismo presupone la existencia de un interés legítimo. Esta postura ha sido criticada, en cuanto implica descartar la existencia de simples intereses que puedan ser relevantes jurídicamente. El interés simple aún cuando no esté revestido de juridicidad en forma específica, si lo puede estar de forma genérica, (interés jurídico general de no verse dañado por la conducta de otro sujeto) y de ser así, debe ser atendido para los fines resarcitorios. Donde se reconoce la existencia de daño y su obligación de repararlo a aquellas personas que, si bien no contaban con derechos subjetivos, poseían intereses simples que habían sido lesionados y que requerían por ende ser objetivamente protegidos, en virtud de razones de equidad y de solidaridad social.

Sostiene Carlos Alva “Ocurre que dichos intereses, si bien no eran presupuestos de derechos subjetivos y, a priori, carecían de protección legítima para exigir su satisfacción, no eran repugnantes al Derecho, y fueron acogidos por la jurisprudencia por revestir el carácter de serios y lícitos, como factores de resarcimiento.”74

Las que entienden al daño jurídico como lesión a un interés jurídico, está postura es la más aceptada por la doctrina, entre sus mayores exponentes se encuentran, Bueres, Zannoni, De cupis. La misma sostiene que el daño es la lesión a unos intereses jurídicos patrimoniales o extrapatrimoniales. De tal modo el daño será patrimonial o moral, según la índole del interés afectado. Por interés jurídico se entiende que es la posibilidad de que una o varias personas puedan ver satisfechas sus necesidades mediante un bien o bienes determinados. Y por bien se entiende, todo aquello que es objeto de satisfacción y que puede satisfacer alguna necesidad, pudiendo ser cosas, derechos, créditos, el propio cuerpo, de la salud, la intimidad, el honor etc. Es decir, el interés es la relación entre el sujeto que experimenta la necesidad y el bien apto para satisfacerla, también es conocida como una situación de provecho.

El daño considerado jurídicamente, es decir relevante para el Derecho, es aquel que se produce como lesión a un interés legalmente protegido, de este modo lo define Guido Alpa, “el daño es el daño injusto, o sea, la lesión de un interés protegido”75;
74

Carlos A. Calvo Costa. Daño Resarcible. Editorial Hammurabi s.r.l.1era edición. Buenos Aires, 2005. Pág. 68. 75 Guido Alpa; Nuevo Tratado de la Responsabilidad Civil; Dostt A. Giuffre Editores S.p.a.; Italia; 1999, Pág. 157.

65

Asimismo, sostiene Eduardo Zannoni siguiendo a Kart Larenz, que, “ Desde una perspectiva objetiva, el daño se define como el menoscabo que, a consecuencia de un acaecimiento o evento determinado, sufre una persona, ya en sus bienes vitales o naturales, ya en su propiedad, ya en su patrimonio.” 76; es decir, un daño que sufre la persona considerada en sí misma (daño a la persona, que incluye el daño en su salud y el conocido daño moral), o en su patrimonio. Por lo que El daño injusto que obliga a la reparación será aquel que supone la lesión de un interés jurídicamente relevante. Es decir será daño injusto jurídicamente relevante si no media alguna causal de justificación.

Ahora bien, el interés tutelado por el derecho puede ser afectado de dos maneras: a. Alterando o cercenando la posibilidad de que un bien satisfaga la necesidad de un sujeto determinado (por ejemplo, el robo de un vehículo). b. Alterando la esencia de ese bien (inutilizando totalmente el vehículo). De modo tal que resulte inepto para satisfacer las necesidades de su propietario. En ese sentido, ante el perjuicio irrogado, sólo habrá daño jurídico, cuando mediante la afectación del bien, se esté vulnerando el interés del sujeto.

Ahora bien el interés simple, en palabras de Zannoni, son aquellos que son meras expectativas lícitas de continuar obteniendo el objeto de satisfacción, que a su vez se encuentran en la esfera propia de la persona, pero que carecen de un medio de protección legal que autorice su obtención compulsiva a través del Derecho. La corriente doctrinaria predominante en la actualidad considera que dichos intereses son pasibles de resarcimiento en la medida que posean el carácter de seriedad y licitud.

Carlos Calvo Costa señala: “(…) el interés legítimo lleva en sí mismo una nota específica de juridicidad, el interés simple la lleva en forma genérica, y podrá este último ser susceptible de resarcimiento en la medida que no sea ilegítimo y revista cierta seriedad. Esto es producto de una concepción realista que impera hoy día, que demanda atender a la experiencia y a la valoración por parte del intérprete, y a un razonamiento adecuado, obligando al mismo a esculcar en el ordenamiento jurídico entendido
76

Eduardo A. Zannoni; El daño en la responsabilidad civil; Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Desalma; Buenos Aires; 1993; Pág. 1.

66

como un todo a fin de declarar la protección jurídica o no de dichos intereses simples. Demás está decir, deberá el intérprete ser minuciosamente cuidadoso de no otorgar protección a intereses que resulten ilegítimos .”77

Cuando hablamos de lesión a intereses legítimos, hacemos referencia a la alteración que sufre una determinada situación jurídica de provecho, que sirve de sustrato y encuentra amparo en un derecho subjetivo; en cambio manifestamos que se ha lesionado un interés simple cuando se ha afectado una situación fáctica de provecho la que si bien, no cuenta con medios de protección otorgados por la ley que permitan su satisfacción , genera en quien la detenta una expectativa lícita de continuar disfrutando de dicho estado. Bastará, en consecuencia a los efectos de analizar el resarcimiento del daño, que se haya lesionado un interés o expectativa, patrimonial o espiritual, no reprobado por el Derecho. Ello, puesto que los intereses simples, en cuanto sean lícitos y serios, también adquieren tutela jurídica, en forma genérica, más no específica, como los intereses legítimos, en cuanto importan medios para satisfacer necesidades humanas, cuya minoración es antijurídica y apta para generar consecuencias dañosas.

Señala Carlos Alva, citando a Zannoni, en relación a los intereses simples: “(…) ellos son susceptibles de ser indemnizados cuando son lesionados, pues entiende que de ninguna norma positiva, de lege data, se desprende que sólo es indemnizable el perjuicio o lesión a un derecho subjetivo o interés legítimo. ”78

En conclusión, esta teoría reside en centrar el núcleo de protección jurídica en el interés. En ese sentido, el mismo puede ser el sustrato de un derecho subjetivo, puede hallarse ligado a un bien digno de protección jurídica, aún cuando su titular no posea un derecho subjetivo, o puede revestir el carácter de simple o de hecho para convertirse finalmente su lesión en resarcible en la medida que revista licitud o seriedad. Finalmente, tenemos el daño definido por sus trascendidos, repercusiones o resultados.

Un importante sector de la doctrina sostiene que el daño no se identifica con la sola lesión a un derecho de índole patrimonial o extrapatrimonial, ni a un interés que es presupuesto de aquél, si no que es la consecuencia perjudicial o menoscabo que se desprende de la aludida lesión. Es decir, entre la lesión y el
77

Carlos A. Calvo Costa. Daño Resarcible. Editorial Hammurabi s.r.l.1era edición. Buenos Aires, 2005. Pág. 75. 78 Carlos A. Calvo Costa. Daño Resarcible. Editorial Hammurabi s.r.l.1era edición. Buenos Aires, 2005. Pág. 76.

67

menoscabo existe una relación de causa-efecto, el daño resarcible será el último. Para esta doctrina, se debe diferenciar lo que se entiende por daño en sentido amplio y daño resarcible, viniendo a ser el daño en sentido amplio, la lesión u ofensa a un derecho o a un interés no ilegítimo de orden patrimonial o extramatrimonial; donde, el daño trasciende lo que significa la lesión de un derecho de índole patrimonial o extrapatrimonial o interés que lo presupone, para significar la consecuencia perjudicial o menoscabo que se desprende de la aludida lesión, donde este último vendrá a ser el daño resarcible, el único que trasciende jurídicamente y que debe interesar para los fines de la reparación, es decir el daño resarcible, no consiste en la lesión misma, si no, en sus efectos.

Entre sus mayores exponentes, se encuentra Orgaz, quien fue el que sustenta la postura del daño-resultado y daño consecuencia. En ese sentido, según la presente doctrina, sólo debe admitirse jurídicamente el daño en sentido estricto (resarcible) y será sólo aquel que produce alguna consecuencia o repercusión disvaliosa en el patrimonio de una persona (daño patrimonial) o en sus afecciones legítimas daño moral.

Fernández Sessarego sostiene que en el concepto de daño unitario se apreciaban dos vertientes inseparables, como la cara y el sello de una moneda. “De un lado, la lesión, considerada en sí misma, que un sector de la doctrina denomina “daño-evento”, y el otro, las consecuencias o perjuicios generados por dicho evento, o sea, el daño – consecuencia. Si existe una lesión necesariamente existirán consecuencias de menor o mayor magnitud. No hay, por ello, daño sin evento ni daño sin consecuencias. De ahí que decir “daños y perjuicios” carece de sentido, pues el concepto “daño”, como está dicho, incluye las consecuencias. De no haber consecuencias, de algún orden o magnitud, no se puede alegar la existencia de un daño.79

Finalmente, consideramos, y nos sumamos a lo expresado por Carlos Calvo Costa que, tanto la postura que sostiene que el daño es la lesión a un interés patrimonial o espiritual, como la que lo define por sus consecuencias son compatibles, y complementarios.

Estimamos, que el concepto de daño es un concepto unitario, y que el daño resarcible no es más que una especie del daño lato sensu. Ahora bien, para que
79

Carlos Fernández Sessarego; DOXA. Tendencias Modernas del Derecho; Editora Normas Legales S.A.C; Perú; 2004; Pag 508.

68

ambas posturas sean compatibles, la plataforma de partida debe ser el interés, en el sentido, de que, para seleccionar el daño resarcible aprecian primero el interés del sujeto, y recién en una segunda instancia, a la hora de fijar el resarcimiento sí se deben apreciar las consecuencias (definir el quantum a indemnizar), ya que con la sola mención de que se ha lesionado un interés protegido no basta.

Por ello, se debe entender que el correcto significado del daño debe partir de que el interés tutelado constituye su esencia y que las consecuencias no constituyen más que su contenido. Si consideramos que, en principio se debe detectar la lesión al interés del sujeto, luego si el mismo está protegido por el ordenamiento jurídico, para finalmente pasar a analizar qué es lo que se debe resarcir.

En ese sentido, el concepto de daño en estricto (daño resarcible), puede delinearse como la lesión a un interés jurídico, patrimonial o extrapatrimonial, que provoca consecuencias patrimoniales o extrapatrimoniales (daño patrimonial o daño moral) respectivamente. En ese sentido se debe entender como interés extrapatrimonial, a aquel interés que está conectado con el espíritu de la persona, de modo tal que su violación le provoca un modo de estar diferente al que se encontraba con anterioridad al hecho lesivo, afectándole sus capacidades de entender, de querer y de sentir. En relación al interés legítimo, sostiene Zannoni “El daño lesiona en primer término, un bien (personal, patrimonial, moral) sobre el cual quien se dice damnificado tenía un interés (…). He ahí el primer requisito del daño indemnizable: un interés sobre el bien que ha sufrido menoscabo o pérdida.”80. De este modo para que el daño sea relevante debe haber lesionado un interés legítimo. La lesión de un interés cualquiera no es suficiente para legitimar el daño resarcible. Ese interés debe ser tutelado por la ley; no basta un interés “de hecho”, debe ser un interés “jurídico”. Desde ya que la lesión de un interés contrario a la ley o ilegítimo no merece protección. Por ejemplo, un contrabandista no puede reclamar daños y perjuicios a su cómplice que se niega a reconocerle su participación en las utilidades del negocio ilícito. Aunque su interés no sea ilícito, tampoco puede reclamar daños y perjuicios el beneficiario de periódicas limosnas, al autor del homicidio de quien se las daba. La cuestión es motivo de controversia en la doctrina nacional. Hay que distinguir entre quienes sufren un perjuicio meramente de hecho y quienes experimentan un perjuicio jurídico; solamente estos últimos tendrían acción, no los primeros; el perjuicio jurídico es el que resulta de la lesión de un derecho o de un bien personal protegido por la ley.

80

Euardo A. Zannoni; El daño en la responsabilidad civil; Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Desalma; Buenos Aires; 1993; Pág. 44.

69

De este modo, el daño jurídico puede consistir en la afectación del interés legítimo, sustrato de un derecho subjetivo o de un interés simple, como expectativa lícita de seguir obteniendo el objeto de la satisfacción, aunque no confiera a su titular derecho subjetivo alguno. Tales intereses simples o de hecho, siempre que sean serios y lícitos, merecen la tutela del derecho. Ahora bien, el daño jurídicamente relevante debe cumplir ciertas características como tal, además de lesionar un interés jurídico (legalmente protegido y principio alterum non laedere como norma primaria y principio general del Derecho), debe ser cierto y personal.

En ese sentido como sostiene Róger Vidal Ramos “ Para pedir indemnización de un daño se debe cumplir tres requisitos: el daño tiene que ser cierto, subsistente (si el daño ha sido indemnizado todo el daño desaparece y la obligación se extingue) personal (propio de quien sufrió el daño) del reclamante y afectar un interés legítimo (interés tutelado por la Ley) del perjudicado .”81

Asimismo, sostiene Guersi “La doctrina tradicional imponía e impone al daño los siguientes requisitos: a) certidumbre; b) que sea personal del accionante, y c) que de él resulte una lesión a un derecho subjetivo o interés legítimo. a) en cuanto a la certidumbre, está relacionado con su existencia material y no conjetural, es decir, debe constituir un verdadero impacto en la persona o en el patrimonio, etc, de otro. b) Lo atinente a la personalización del daño es una tautología, pues sólo está legitimado el damnificado y esto es un problema de delimitación legislativa (…); por otra parte, no podría demandarse un daño inferido a otro, pues siempre tiene que consistir en un daño propio, que puede ser directo o indirecto c) La idea de lesión al derecho subjetivo fue ampliándose hacia un interés legítimo (…)”82 En ese sentido queda claro que los requisitos que debe cumplir todo daño para que sea resarcible son: a) que sea un daño cierto y b) que sea personal, estás son las dos condiciones de existencia y reparabilidad del daño.

En relación al primer requisito, el daño para que sea reparable, debe tener cierta consistencia, para obtener reparación es necesario que el mismo sea cierto, lo
81

Revista Jurídica del Perú, derecho público y privado; Roger P. Vidal Ramos; Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano; Numero 88; Junio 2008 Pág. 313. 82 Carlos Alberto Guersi; Teoría General de la reparación de daño; Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo desalma; 3era edición; Buenos Aires; 2003; Pág. 61.

70

que excluye a los daños eventuales. La exigencia de que el daño sea cierto, se refiere a su existencia, no a su actualidad o a la determinación de su monto, es decir, el daño debe existir, es decir ser real, efectivo y no meramente conjetural o hipotético.

Sostiene Zannoni siguiendo a Acuña Anzorena “ la certeza del daño equivale, pues, a su existencia. La doctrina y la jurisprudencia traducen este requisito como efectividad del daño: el daño debe ser real y efectivo, no meramente conjetural o hipotético.”83 Por su parte, Carlos De Miguel Perales sostiene que “(…) el Derecho Civil se ha caracterizado tradicionalmente, por virtud de la responsabilidad civil, por su condición esencialmente reparadora, que actúa allí donde hay un daño efectivo. Todo ello explica, entre otras muchas cosas, que la jurisprudencia (…) exija, de manera constante, la certeza del daño causado como elemento necesario para apreciar la existencia de responsabilidad civil. ”84 Ahora bien, el daño podrá ser actual o futuro, sin que por ello deje de ser cierto. La existencia del daño, ya sea actual o futuro, debe ser cierta, o sea debe ser constatada para poder condenarse al pago de la indemnización correspondiente. La noción de daño cierto se opone a la de daño hipotético o eventual, la mera posibilidad de que ocurra un perjuicio no autoriza a reclamar resarcimiento. El daño es actual, por haberse ya ocasionado al momento de dictarse la sentencia judicial, la certidumbre es absoluta. El daño cierto puede ser actual y determinado en su monto, como si el acto tuviese por consecuencia la destrucción o deterioro de una cosa. Puede también ser futuro y determinable, y la certidumbre consiste en tal caso en la necesidad de la consecuencia ulterior del acto ilícito o en la prolongación inevitable del daño actual. Como si la lesión en una pierna hiciese necesaria la amputación de la misma y la posterior colocación de una prótesis. Citando a Mosset Iturraspe, “La certidumbre del daño, en suma, constituye siempre una constatación de hecho actual que proyecta, también al futuro, una consecuencia necesaria.”85, la certeza del daño equivale a su existencia, el daño adquiere certidumbre tanto cuando es actual como cuando es futuro. Asimismo sostiene que “El daño cierto supone una existencia real o, al menos, la probabilidad suficiente de una existencia futura .”86

83

Euardo A. Zannoni; El daño en la responsabilidad civil; Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Desalma; Buenos Aires; 1993; Pág. 51. 84 Carlos De Miguel Perales; “La Responsabilidad Civil por daños al medio ambiente”; segunda edición; Editorial civitas S.A.; España – Madrid; Pág. 82. 85 Euardo A. Zannoni; El daño en la responsabilidad civil; Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Desalma; Buenos Aires; 1993; Pág. 52. 86 Jorge Mosset Iturraspe, Responsabilidad por Daños; Rubinzal – Culzoni Editores; Tomo 1, Buenos Aires, 2004; Pág. 259

71

En ese sentido sostiene Tomas Hutchinson “Ciertamente, el límite del daño cierto – actual o futuro (susceptible de resarcimiento) – es el daño eventual (que como tal no debe resarcirse). A los fines de la responsabilidad, certeza y eventualidad son pues términos excluyentes; o el daño es cierto, o el daño es eventual, mas la frontera entre ambos es a veces difícil de establecer, dada su movilidad y mutabilidad”87. Asimismo sostiene que “Cabe afirmar que, en principio, ningún daño en sí mismo es cierto o eventual, no habiendo reglas generales que sirvan para determinar la certeza de un daño, o mejor, cualquier principio que se intentara no sería funcional. Hay que analizar los casos concretos y a partir de ellos y de los elementos probatorios pasar a analizar la cuestión del carácter cierto o eventual de los daños alegados. Es decir, para el juez los daños deben aparecer lo suficientemente cristalizados, sea porque ellos son actuales donde la solidez es fácil de determinar, o porque aún siendo futuros, ellos son o una prolongación normal de una situación existente o la consecuencia de una situación inexistente pero cuya realización en el futuro era muy probable .88

Un daño también puede ser futuro, sin que por ello deje de ser cierto, puesto que muchos perjuicios pueden ser razonablemente previsibles que ocurrirán. La certidumbre estará dada por las consecuencias ulteriores del acto ilícito, que pueden ser apreciables ab –initio, o por la inevitable prolongación en el tiempo del daño actual. En el daño futuro, se sostiene que la certeza es relativa. En ese sentido puede mencionarse la hipótesis de lucro cesante y la perdida de chances.

Un ejemplo de daño cierto futuro, una persona es víctima de lesiones corporales en un accidente de tránsito, como consecuencia pierde un brazo. La pérdida del miembro le produce ciertamente una disminución en su capacidad laboral, es decir un lucro cesante futuro y no sólo actual. La certidumbre surge de la constatación fáctica del daño (pérdida del brazo). La certidumbre del daño, en suma, constituye siempre una constatación de hecho actual que proyecta, también al futuro, una consecuencia necesaria, el requisito de la certidumbre existe cuando se trata de consecuencias del hecho dañoso que aparecen como prolongación inevitable o previsible del daño actual, ya sucedido.

Ahora bien “(…) en el caso de la pérdida de una chance, la certeza estará dada únicamente por la pérdida de la oportunidad que ha sido frustrada por el hecho
87 88

Tomas Hútchinson; Daño Ambiental; Argentina; Rubinzal Culzoni Editores; 1999; Pág. 45. Ibid. Pág. 45.

72

Ahora bien.”91. ya que para que proceda el resarcimiento es imprescindible la producción de un menoscabo en la esfera jurídica del perjudicado. en referencia por ejemplo a los daños sufridos por quienes no son victimas inmediatas o directas. Editorial Hammurabi s. 73 . Pág. Daño Resarcible. el daño aun siendo personal. es decir un daño propio que se sufre de manera directa o indirecta. La persona debe ser identificable. el que reviste un valor esencial y que constituye exigencia inicial ineludible para verificar aquélla es el concerniente a la existencia de un daño. entonces. Buenos Aires. 237. 82.1era edición. España – Madrid. Calvo Costa. Pág. puede ser directo o indirecto. 2005. es decir que la víctima haya sufrido en sí misma el perjuicio. Daño Resarcible.lesivo: aún cuando la chance constituya tan sólo una probabilidad. Buenos Aires. 76. sino por los parientes de la víctima inmediata.r. que nadie podrá reclamar para sí una indemnización como consecuencia de un daño sufrido por otro.r. segunda edición. ya que este principio de la personalidad del daño exige que los reclamantes hayan sido afectados en sus propios intereses . Editorial civitas S. “La Responsabilidad Civil por daños al medio ambiente”. su frustración a raíz del ilícito deviene cierta y debe ser indemnizada-claro está que deberá repararse en tal caso la frustración de la oportunidad y no así todos los beneficios que la víctima esperaba obtener de no haber frustrado la chance. el daño es personal cuando quien reclama la reparación de un interés lesionado es el titular del mismo. sólo podrá reclamar la reparación la persona que ha sufrido el perjuicio. 89 Carlos A. es decir. 91 Carlos A. Claro está. 2005. Pág. establece que de todos los requisitos que se exigen para la apreciación de la responsabilidad civil. 90 Carlos De Miguel Perales. Calvo Costa. Es necesario que la persona que va a ser indemnizada sea la persona que realmente tiene derecho a ello por ser la misma persona que sufrió el daño cierto. Sostiene Carlos Calvo Costa “ Este requisito exige que la lesión recaiga sobre un interés propio (ya sea patrimonial o moral). Editorial Hammurabi s.A.l.1era edición.”90 En cuanto al carácter personal del daño. “ (…) en relación con los daños y perjuicios sufridos por la contaminación de una carga de vinos por el gasóleo emanado de una poceta. se busca que afecte a una víctima concreta. En ese sentido.l..” 89 Sostiene Carlos De Miguel Perales.

40 94 Carlos de Miguel Perales. Finalmente. 2da edición. una persona que resulta lesionada en un accidente de tránsito y reclama los perjuicios sufridos en su integridad física).. Lo mismo puede decirse de la legislación administrativa. 81. Tomas Hutchinson. dentro de éstos se encuentra Thomas Hutchinson.”93 En donde en estas dos ultimas no es necesaria la producción de un daño para que tal responsabilidad exista. 1997. Rubinzal Culzoni Editores. por ejemplo. Editorial Civitas S. aunque no haya habido daño real. que no exige necesariamente la lesión del bien jurídico protegido. es de precisar que en atención al daño. tal como sucede. a saber: responsabilidad civil. la prueba más clara la tenemos en el principio de lesividad. Su infracción es suficiente para que haya base legal para la imposición de la sanción. Del mismo modo según lo que establece Carlos De Miguel Perales. a saber. pudiendo haberse dado la puesta en peligro de dicho bien. “El daño define a la responsabilidad civil respecto a los otros dos grandes tipos de responsabilidad que existen en nuestro ordenamiento. 1999. en el supuesto de homicidio en el cual la viuda y los hijos del muerto-damnificados indirectos. a los tres sistemas tradicionales de responsabilidad.pueden reclamar iure proprio la reparación del perjuicio material (…)” 92 Como se señaló. directamente las alteraciones productos del daño. Daño Ambiental.“Es directo. la reclamación del daño puede ser presentada por los lesionados directos o indirectos.”94. gr. 74 . no hace falta daño alguno para que haya delito. 92 93 Ibid. Y será indirecto cuando el perjuicio propio invocado por el demandante deriva de una lesión a bienes patrimoniales o extrapatrimoniales de un tercero. como su nombre lo indica. el cual sostiene que “El daño define a la responsabilidad respecto de los tres grandes tipos de responsabilidad que existen en nuestro ordenamiento. En estos dos tipos de responsabilidad debe darse por supuesto una actividad.A. pasan a reemplazarlo en su titularidad. que son la responsabilidad civil. los cuales conforme a la cesión de derechos. Esto es. Pág. Pág. En referencia a lo expuesto. España. La Responsabilidad Civil por daños al medio ambiente. responsabilidad administrativa y responsabilidad penal. una gran parte de la doctrina sostiene que la presencia del daño sirve además. administrativa y penal . haciendo referencia a Le Tourneau. administrativa y penal. cuando el titular del interés afectado es la víctima del ilícito (v. Argentina. Se habla de damnificados indirectos cuando se trata de los herederos de los directamente afectados. para diferenciar. aquí el daño se produce de manera refleja o de “rebote” (“par ricochet” dirían los franceses. también es posible que se produzca cuando el daño causado a una persona afecta a otras. que además de ser ilícita. se conoce como lesionados directos como aquellos que sufren. Pero no es necesaria la producción de un daño para que la responsabilidad exista.

Había que dejar muy en claro. en el segundo. se consideran las consecuencias del evento dañino. se atiende a la naturaleza del bien lesionado y. La clasificación del daño en cuanto a la naturaleza del ente dañado no es ociosa u obvia.A. Dicha clasificación contempla dos aspectos en este concepto.C. 508. Esta aclaración se hacía más necesaria cuando se observaba que en los primeros años en que empezó a 95 Seguimos la clasificación del daño. Su interés radica en que debe tenerse presente que la naturaleza o calidad ontológica del bien lesionado exige un determinado tratamiento en cuanto a su protección y a la reparación de las consecuencias del daño que pueda ocasionársele.1. el daño se clasifica en daño subjetivo o daño a la persona y en daño objetivo. 75 . que consiste en una unidad psicosomática constituida y sustentada en su libertad. 2. No obstante. En cuanto a la naturaleza del bien lesionado. la costumbre ha hecho que se emplee en su lugar la expresión de daño a la persona. No es por ello lo mismo reparar un daño a un ente único. la que es diferente de aquélla de los entes del mundo circundante. En cuanto a la naturaleza del bien lesionado.1.5. ella cumple una importante función sobre todo en las primeras décadas del desarrollo conceptual del daño a la persona. DOXA: TENDENCIAS MODERNAS DEL DERECHO. La calidad ontológica de la persona humana exigía un tratamiento y una protección que se adecuaran a su naturaleza.5. que no se podían reparar las consecuencias de un daño al ser humano con los mismos criterios y técnicas que tradicionalmente se venían empleando para resarcir el daño al patrimonio.2. que observa Carlos Fernández Sessarego en su artículo El Derecho de Daños. En cuanto a la denominación empleada es de advertir que se hace referencia a un daño subjetivo para comprender en él tanto al sujeto de derecho concebido como a la persona natural. como pudiera dar la impresión. en el umbral de un nuevo milenio. haciéndose la aclaración que comprende tanto a la persona por nacer como a la nacida.1. que un objeto o cosa del mundo exterior al ser humano. dada la novedad de la figura del daño a la persona. o daño a las cosas del mundo. Sostiene Carlos Fernández Sessarego95 que la sistematización del daño a la persona tiene como antecedente la clasificación general del daño. En el primero. Clasificación del daño. 2004. Pág. Editora Normas Legales S. Por el contrario.

lo que es más delicado. Busnelli y Alpa. en el sentido antes señalado. el factor determinante para establecer la reparación. no se podrá establecer la reparación adecuada ya que se desconocerá en cuál vertiente o aspecto del ser humano se ha producido la lesión. La riqueza era. un daño al sentido mismo de la vida del ser humano. por lo que. cuál es la estructura existencial del ser humano o persona para el Derecho. El dinero era la medida de todas las cosas. ya que lo que interesaba para establecer el monto de la reparación en relación con ciertos daños no mensurables en dinero. Para la debida reparación del daño a la persona se requiere. a los objetos que constituyen el patrimonio de las personas. una lesión al cerebro. se utilizaba un criterio de carácter patrimonialista. para ello.repararse los daños a la persona. considerada en sí misma. Como se apreciará más adelante. son escasos los juristas o magistrados que han comprendido en la actualidad cuáles son los criterios y técnicas adecuadas para reparar las consecuencias de los daños a la persona desde que. los ancianos. con una formación y capacitación tal que comprendan la significación del 76 . En 1987. que el daño a la persona debía repararse teniendo sólo en consideración al ser humano en sí mismo. por ejemplo. que un daño psíquico o. era sólo el dato referente a si la víctima era o no productora de riqueza. para saber luego el cómo se han de reparar sus consecuencias. los desocupados. Es pues importante determinar el dónde se ha producido el daño. con prescindencia de cualquier otra connotación. así. básicamente. se debe tener muy en claro. En la actualidad. niños. No importaba el ser humano en sí mismo. por consiguiente. Alpa afirmaba que el llamado daño biológico debe ser considerado resarcible aunque no incida en la capacidad de producir renta. es decir. hasta donde es posible. de todos los niveles. entre otros lúcidos juristas sostenían. En Italia. a su proyecto de vida. Si este conocimiento no se adquiere al nivel de la ciencia del tiempo en que vivimos. los discapacitados. un tratamiento y una reparación de las consecuencias dañinas radicalmente diferente que aquéllas empleadas para resarcir los daños a los entes del mundo. con énfasis. De esta comprobación depende la modalidad y cuantía de la reparación. no es lo mismo reparar la pérdida de una mano. de magistrados. igual criterio ha sido remarcado por Busnelli en múltiples ocasiones. como si la persona fuese una cosa u objeto más. los jubilados. quedaban fuera del beneficio de obtener una indemnización las amas de casa. La peculiar estructura existencial del ser humano exige. los religiosos. entre otros seres humanos incapaces de producir riqueza material. Hasta entrada la década de los años setenta del siglo XX se consideraba al ser humano como un homo faber. A partir de 1987el criterio patrimonialista empezó a abandonarse.

ser humano y la necesidad de reparar los daños que se le puedan ocasionar. según el aspecto de su estructura existencial que ha sido dañada. van enriqueciendo permanentemente la disciplina jurídica. 2. Los daños. a los aportes que. 77 . lo más posible. son los que generan consecuencias apreciables en dinero o cuando el objeto dañado puede ser sustituido por otro de idéntica naturaleza. Lo expuesto en precedencia justifica plenamente la clasificación del daño en cuanto a la naturaleza del ente afectado por sus consecuencias. El daño a la persona genera. sino al tipo de consecuencias que pueden derivarse del daño producido. Los estudiantes de Derecho merecen una información plural y actualizada. Por ello. sin abrir sus mentes.2.1. daños patrimoniales o extrapatrimoniales. se pueden dividir en daños patrimoniales o no personales y daños extrapatrimoniales o personales. Los daños extrapatrimoniales o personales son aquéllos que no son mensurables en dinero en forma inmediata y directa. con la noción de daño extrapatrimonial. Sin una adecuada comprensión de la temática existencial será poco lo que se logre progresar en cuanto a la protección de la persona humana. Esta clasificación es indicativa de que los criterios. el primer tema que debe ocupar su atención es el de acercarse. es bien sabido. La segunda de las clasificaciones antes señaladas atiende ya no a la naturaleza del ente dañado. desde distintas fuentes. no se puede asimilar la noción de daño a la persona. con sentido crítico pero sin prejuicios. que tiene que ver con la naturaleza del ente dañado. error en el que incurrimos hace más de dos décadas cuando empezábamos nuestros estudios sobre la materia. En nuestra opinión. determinante de los criterios y técnicas a emplear para su reparación. Tampoco se obtendrán resultados satisfactorios en cuanto a la protección de la persona humana si los especialistas en materia de responsabilidad civil continúan encerrados en sus antiguos conocimientos y esquemas. técnicas y métodos a emplear en la reparación de daños a la persona y en el resarcimiento de los daños al patrimonio no son los mismos desde que se debe atender en cada caso a la particular estructura del ente dañado. según sus consecuencias.5. En cuanto a las consecuencias generadas por el daño-evento. según nuestro concepto. indistintamente. Los primeros. como equivocadamente lo señala actualmente un amplio sector de la doctrina. a un conocimiento de la estructura existencial del ser humano.

según criterios y técnicas adecuadas. que ya se ha presentado en otras naciones. lograr la confección de dichos baremos. Esta situación significará un evidente malestar. El profesor de Pisa ha reiterado su punto de vista en el sentido que a través de los baremos debería lograrse el criterio sostenido por la Corte Constitucional en su sentencia Nº 184 de 1986. acudiendo a lo señalado indicativamente en los baremos o tablas de infortunios. como el daño emergente representado por los diversos gastos en que ha incurrido la víctima en el proceso de su curación. De este modo se conseguiría imponer el principio de igualdad y superar la anarquía reinante. tenía distintas valoraciones. fijaban equitativamente reparaciones en dinero muy distantes una de otras en cuanto a su magnitud. es de suma importancia para los efectos de reparar las lesiones a la persona. además. por lo que estima que sólo queda recurrir al legislador. ahí donde las hubiere. deberán tenerse también en cuenta las lesiones inferidas como. Por lo expuesto. Esta consecuencia no es mensurable en dinero. En el caso propuesto de pérdida de una mano. que se presenten consecuencias de orden psíquico que han de necesitar 78 . Puede ocurrir. Cada juez se consideraba autónomo para fijar. la pérdida de una mano. lo que atentaba contra el principio de igualdad. a su arbitrio. un cambio en sus costumbres y modo de vida. por ejemplo. de lograr una uniformidad pecuniaria de base en materia de reparaciones. dejará de hacer todo aquello que realizaba con ella antes de perderla. si fuere el caso. Pero. por lo que el monto de su reparación se debe fijar. simultáneamente. La lesión sufrida acarrea consecuencias de diverso orden en la vida ordinaria de la víctima. Una mano. Ello es indispensable para evitar el fenómeno anárquico.Si una persona sufre un daño a raíz de un accidente de tránsito. desde que las partes del cuerpo humano carecen de valor en el mercado. Busnelli señala que ha fallado la esperanza o utopía de lograr una jurisprudencia capaz. su personal criterio en cuanto a las valorizaciones tratándose de daños psicosomáticos. contemporizar uniformidad pecuniaria de base con flexibilidad en adecuación al caso concreto. por ejemplo. ofreciendo a los jueces baremos que les serviría de orientación en el momento de fijar las reparaciones por los daños sufridos de carácter psicosomático. así como el lucro cesante por lo dejado de percibir durante el tiempo que estuvo inhabilitada para el trabajo. el evento generará consecuencias de carácter patrimonial. al no contar con un tarifario indicativo. en su conjunto. cuando los jueces. tarifarios o tablas de infortunios. es decir.

se puede presentar. que ocasiona una lesión. entendido como el beneficio que habría obtenido la víctima de no sufrir el daño. los conceptos de daño a la persona con el de daño extrapatrimonial. desde que ambas situaciones importan una pérdida de 79 . esto es. En síntesis. en sus bienes o derechos de contenido patrimonial. incluyendo el mal llamado daño moral – que es una lesión a los sentimientos o emociones de la persona de orden psíquico . es dable encontrar una diferencia en el daño al ser humano (daño-evento). Este último planteamiento consta en nuestro trabajo de 1993 denominado Hacia una nueva sistematización del daño a la persona. En el inicio de nuestras reflexiones sobre el daño a la persona no pudimos sustraernos a la influencia de la doctrina y la jurisprudencia italianas en el sentido de equiparar. Se entiende por daño patrimonial o material a aquel que encuentra reflejo directo en el patrimonio del sujeto lesionado. la vida de la víctima no será la misma que aquella que tenía antes de sufrir una lesión con significativas repercusiones en el cotidiano transcurrir de su existencia. desde el punto de vista económico y respecto a la valoración del daño. al denominado daño al proyecto de vida. Todo ello constituye de por sí consecuencias negativas en la vida normal de la persona. En efecto. tanto patrimoniales como de consecuencias extrapatrimoniales.una atención especializada. Probablemente a fines de la década de los años ochenta del siglo pasado. comprendimos que ello no era posible. a los derechos de la personalidad o derechos extra patrimoniales. de orden tanto patrimonial como extrapatrimonial. Sin embargo. un daño a la libertad hecha acto. Se entiende por daño moral o no patrimonial aquel que afecta a los bienes inmateriales del hombre. como el lucro cesante. esta comprende tanto el daño emergente. Lo anteriormente señalado nos muestra la presencia en el daño a la persona de una simultaneidad de consecuencias. Es aquel que consiste en el dolor o la aflicción que causa a la víctima el hecho ilícito. entendida como la pérdida real y efectiva que se experimenta en el patrimonio o el empobrecimiento del contenido económico actual del patrimonio del sujeto. a la libertad fenoménica. es decir. En cuanto a la indemnización a la que da origen. al intentar una clasificación y sistematización del daño a la persona. creando confusión. en realidad no existe diferencia entre daño patrimonial y daño moral. Además de todo lo mencionado. que genera dicho daño (daño-consecuencia). de las consecuencias. en alguna medida y magnitud.

Chile. 3. y es ésta la que deberá ser resarcida por quien daña. Colombia. papers y estudios con respecto al tema de investigación. Para ello se ha recopilado información de fuentes secundarias como publicaciones.bienestar en la persona dañada.2 Instrumentos de Recopilación de información Para llevar a cabo nuestra propuesta de Régimen de responsabilidad por daño ambiental solicitamos acceso a la información a través de recursos electrónicos: Ingreso a los ficheros de archivos de legislación sobre medio ambiente online a los ministerios y secretarias del ambiente de Argentina. 80 . El presente estudio está enfocado en dar una propuesta de régimen especial de responsabilidad jurídica por daño ambiental. México. Perú. España. Unión Europea. CAPÍTULO III: MÉTODO DE INVESTIGACIÓN 3.1 Tipo de Investigación Se opto por llevar a cabo una investigación de tipo descriptiva al estudiarse y analizarse las legislaciones y directivas en materia de derecho ambiental de los diferentes países tomados como casos principales a investigarse de manera comparativa con el caso peruano.

la Directiva 2004-35-CE “Directiva sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales” aprobada por el Parlamento Europeo y Consejo Europeo de la Unión Europea. la Propuesta Normativa de la Unión Europea – Libro Blanco sobre Responsabilidad ambiental presentado. la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental de España. con las reglas del derecho civil. Para lograr ese objetivo. estando en la presente tesis como Generalidades del Medio Ambiente y Daño.300 Sobre Bases Generales del Medio Ambiente de Chile. el concepto de medio ambiente. Consecuentemente. el daño civil y el daño ambiental. presentando sus características y deficiencias frente al daño ambiental. para eso se tuvo que revisar el Capítulo IV en delante de la Ley General del Ambiente del Perú – Ley Nº 28611. se procedió a desarrollar los regímenes tradicionales de responsabilidad con los cuales se había tratado de regular al daño ambiental. definiendo en que consiste el derecho al medio ambiente. 3. la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente de México. El mismo régimen que presenta 81 . se paso a desarrollar. estableciendo una diferencia clara entre el daño ambiental y el daño civil. es decir como un daño civil. en la doctrina y legislación comparada. entre ellos tenemos a la responsabilidad civil y responsabilidad penal. Entre las legislaciones que se busco tenemos: La Ley General del Ambiente de Argentina – Ley Nº 25. Una vez definidos y teniendo claro los conceptos. tomando lo que se considera mejor de la doctrina y legislación comparada. se procedió primeramente a desarrollar. que encuentra su fundamento en los diferentes principios regulados en el Título Preliminar de la Ley General del Ambiente. el marco conceptual.675. La Ley Nº 23 de 1973 de Colombia. el régimen de responsabilidad por daño ambiental regulado en el Perú. la cual fue necesaria para lograr determinar el grado de interpretación de daño civil por daño ambiental en las legislaciones y códigos ambientales de cada uno de los países investigados.Esta información recolectada por medio de los ficheros electrónicos nos permitió poder acceder a la legislación ambiental en cada país y poder encontrar información rica en datos. entre otros. verificando que hasta la actualidad en muchas legislaciones tratan al daño ambiental. así como su propuesta legislativa: Ley de Responsabilidad Ambiental.3 Desarrollo de la Investigación La presente investigación tiene como objetivos formular una propuesta de un régimen especial de responsabilidad por daño ambiental. Posteriormente se busco cual era el tratamiento que iba teniendo el daño ambiental. La Ley 19.

el carácter significativo del daño ambiental. la legitimación activa amplia. que consideramos más adecuada para proteger al medio ambiente. entre otros. y poder hacer frente al daño ambiental teniendo en cuenta.una serie de contradicciones en cuanto a la regulación del daño ambiental y el daño civil. la reparación del daño ambiental. teniendo en cuenta que se trata de un régimen preventivo – reparador. 82 . Finalmente. la diferenciación clara entre daño ambiental y daño civil. régimen de responsabilidad objetiva y subjetiva aplicable. los eximentes de responsabilidad. el bien jurídico que se protege. el nexo causal y la identificación del causante. se hace una propuesta de Régimen de responsabilidad por daño ambiental.

Colombia. Marco Conceptual: Generalidades del Ambiente y del Daño Desarrollo de regímenes tradicionales de responsabilidad Ambiental: Civil y Penal Análisis de características y deficiencias frente al Daño Ambiental Concepto Derecho al Ambiente Concepto del Medio Ambiente Conceptos Daño Civil y Daño Ambiental Comparación y análisis de Legislaciones y doctrina sobre el daño ambiental Casos: Chile. Argentina. Problema de Inv.Objetivos Marco teórico (Introducción. España. Unión Europea (UE) Diferencia doctrinaria y legislación comparada del Daño civil y del Daño Ambiental Análisis comparado del régimen de responsabilidad ambiental en el Perú: Ley General del Ambiente Propuesta de Régimen de responsabilidad por Daño Ambiental Conclusiones 83 . Tipo de investigación.

En ese sentido. Diciembre 2003. independientemente de sus repercusiones sobre las personas o las cosas . la lesión a alguno o varios de estos elementos que lo componen generan y provoca el daño ambiental en razón que menoscaba el derecho de gozar de un 96 José Juan González Márquez. sostiene José Juan González Márquez que “(…) el daño ambiental es aquel que se dirige al conjunto del medio natural. Asimismo. 97 Ibid. como su mismo nombre lo dice es aquel daño inferido al medio ambiente. el suelo. entre ellos tenemos: Sostiene José Juan González Márquez que. entre lo que se debe entender por daño ambiental. “Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina”.F. sus condiciones naturales de vida. 27. se trata. “ El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha definido al daño ambiental como un cambio que tiene un impacto adverso considerable sobre la calidad de un particular ambiente o alguno de sus componentes. que por consecuencia del daño ambiental produce un daño sobre la salud o patrimonio de las personas. a que no se altere de un modo perjudicial. Sostiene Vidal Ramos “El daño ambiental es toda lesión o menoscabo al derecho o interés que tienen los seres humanos como vecinos o colectividad. 26. propiamente dicho. CONCEPTOS Y CRITERIOS LEGISLATIVOS 4. por lo tanto. México D.”97 Dicho autor enmarca una radical diferencia. 84 .1 Daño Ambiental El daño ambiental. conformado por el aire. en la doctrina. Pág. y el daño civil por influjo ambiental. la vegetación y el agua. Pág. o alguno de sus componentes afectándolos de tal manera que interrumpe las funciones que éstos desempeñan en un sistema determinado. que es considerado como patrimonio colectivo. se pueden encontrar diferentes definiciones de daño ambiental. incluyendo sus valores utilitarios y no utilitarios y su capacidad para soportar un calidad de vida aceptable y sustentable y un equilibrio ecológico viable”96. de una lesión al entorno o hábitat. en definitiva. 1era edición.CAPÍTULO IV: DAÑO AMBIENTAL.

en toda su extensión comprende la degradación de los elementos naturales o culturales integrantes del ambiente. además. en concentraciones tales y con un tiempo de permanencia tal. nos referimos al suelo. aire. “Tutela Ambiental y Responsabilidad Civil”. la flora y la fauna o produzcan en el hábitat de los seres vivos. residuos por basuras. aire. Junio 2008 Pág. agua entre otros(…)” 99 Asimismo. o combinación de ellos. o de manera colectiva o en conjunto de esta forma y bajo esta tesitura. IUDEX. La degradación ambiental es la disminución o el desgaste de los elementos que componen el medio ambiente. 311. Vidal Ramos. Para cierto sector de la doctrina la contaminación ambiental. electromagnética. Julio 2006. Numero 88. derecho público y privado. 100 Revista Jurídica del Perú. Roger P. suelos. un deterioro importante. Pág. Roger P. 99 Luís Miguel. apto para el desarrollo humano tal como lo declara la constitución. 85 . como los elementos abióticos. suelo y subsuelo. por una parte la contaminación degradadora de elementos naturales del ambiente y por otra la contaminación degradadora de los elementos culturales del ambiente. sólidos. radiactiva. Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano. derecho público y privado. líquidos o gaseosos. 1. sostiene el mismo autor que existen dos tipos de contaminación. agua. en la agricultura. Dentro de la contaminación degradadora de los elementos culturales se haya la 98 Revista Jurídica del Perú. Vol.”100 En ese sentido.”98 “(…)el daño ambiental es aquel que recae sobre cualquiera de los componentes del medio ambiente…debiendo considerarse que la tutela del ambiente implica proteger los componentes bióticos. paisajes o recursos naturales en general. Por contaminación entendemos la presencia en el medio ambiente de uno o más contaminantes. LPG – Editores. que causen en dicho ambiente características negativas para la vida humana. Numero 88. Dentro de la primera clasificación encontraríamos la contaminación de las aguas. sostiene que: “El daño ambiental es producido por conductas humanas que contaminan o degradan el medio ambiente. Junio 2008 Pág. sonora o acústica. 311. Vidal Ramos. Fernández Arias. térmica. Contaminar es entonces introducir sustancias o elementos extraños al ambiente en niveles y con una duración tal que produzcan contaminación en el sentido expuesto. Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano. la salud y el bienestar del hombre. como lo serían a manera de ejemplo la tala de un bosque o el desecamiento de un manglar. el concepto contaminación abarcaría también el término degradación ambiental. considerados aislada o individualmente. 181. como son la flora y la fauna. aire.ambiente sano y equilibrado que sea. Revista de la Asociación de Jueces del Distrito Judicial de Arequipa.

a aquel daño producido al ambiente o alguno de sus componentes. se define lo que se entiende por Medio Ambiente. se entiende por daño ambiental. el Aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. siendo los factores que aseguran la salud individual y colectiva de las personas y la conservación de los recursos naturales. consecuentemente en el numeral 3 del artículo 2º de la misma Ley. es de prevenir la contaminación ambiental y la depredación ambiental (tala indiscriminada de bosques) utilizando los instrumentos de gestión ambiental. Manual de Derecho Ambiental. los límites máximos permisibles. etc. comprende los elementos físicos. Carlos Andaluz Westreicher en relación a la degradación ambiental “Es la pérdida progresiva de la aptitud de los recursos naturales para prestar bienes y servicios a la humanidad. ”101 Asimismo. Sostiene. así como la del medio físico para albergarnos en condiciones de sanidad y dignidad. En ese sentido en la medida en que se trata de una concepción más extensa de lo que se entiende por medio 101 Carlos Andaluz Westreicher. la diversidad biológica y el patrimonio cultural asociado a ellos. Editora Grijley EIRL. Ahora bien. 40. se define lo que se debe entender por daño ambiental. contaminación que afecta el patrimonio cultural y arqueológico. Es de precisar que. conforman el medio en el que se desarrolla la vida. 86 . el daño ambiental se produce por contaminación ambiental o por depredación ambiental. contaminación que degrada o destruye creaciones científicas. estos procesos también conllevan a la modificación del medio físico restándole calidad para una vida sana y digna. a través de normativas reguladas para su protección.contaminación paisajística (belleza escénica). señalando que. de acuerdo a lo definido en el artículo 142º de la Ley General del Ambiente del Perú. Pág. supone la pérdida total de la aptitud. artísticas o tecnológicas. entre otros. Ley Nº 28611. como por ejemplo. 2011. en forma individual o asociada. de lo que se trata. químicos y biológicos de origen natural o antropogénico que. Perú. en casos extremos. de acuerdo a lo que se entiende por medio ambiente. La degradación ambiental se produce por contaminación del ambiente y también por depredación de los recursos naturales. Se trata normalmente de procesos que paulatinamente van restando aptitud a los recursos para brindar los bienes y servicios que según su naturaleza están destinados a ofrecer y que.

84.”102 Asimismo sostiene que “Nos parece que la referencia al paisaje pone el acento en los elementos naturales. 87 . tomados individualmente o en su conjunto. etcétera. 1999. la acción y la memoria de los diferentes grupos formadores de la sociedad brasileña.El segundo. . “forman el patrimonio cultural tres categorías de elementos: . dos enfoques complementarios: el daño al paisaje. en la naturaleza: árboles. Jorge Mosset Iturraspe sostiene que “Frente a los conocidos daños al ambiente. sobre naturaleza. estos últimos agrupados ahora como patrimonio cultural. ríos. puentes diques. y con las construcciones. siguiendo a Hughes de Varine – Bohan. de igual modo se busca extender la protección del medio ambiente. edificios. en su artículo 216. respecto al Patrimonio Cultural. con insistencia. Ibid.ambiente. de la tecnología. de orden natural. Conservador del Museo de Louvre que. de un tiempo a esta parte. proviene del conocimiento y de ciencia. a los daños producidos al paisaje y al patrimonio cultural. al que denominamos el medio ambiente . Rubinzal Culzoni Editores. nos estamos aproximando al patrimonio cultural. al lado de los valores históricos. marca distancia entre la naturaleza virgen o salvaje y la civilización. ondulaciones del terreno y demás accidentes seminaturales.”104 Ahora bien.El tercer elemento. que hacen referencia a la identidad. en una de sus acepciones. sostiene Iturraspe. de las disciplinas eruditas y populares. que “La constitución del Brasil. la armonía entre los elementos que componen el paisaje.El primero. Argentina. distinto y opuesto al primero. primer elemento. entre los cuales se incluyen: 102 103 la la la la Jorge Mosset Iturraspe. arqueológicos. en referencia a la Constitución del Brasil. dispone que: constituyen el patrimonio cultural del Brasil los bienes de naturaleza material e inmaterial. al entorno o al hábitat se proponen. es el resultado de colocación de la mano del hombre sobre el mundo. sostiene Iturraspe. 104 Ibid. lagunas. Pág. y el daño al patrimonio cultural. El paisaje viene a ser la expresión abreviada de los que muchas veces se mencionó como valor paisajístico. científicos ecológicos. alteraciones disvaliosas que lo afean o cambian negativamente. Daño Ambiental. evitar obstrucciones o destrucciones. paleontológicos.”103 Se trata de preservar la belleza. Así. formado por los artefactos que el hombre fabrica.

y Los conjuntos urbanos. III. se distingue el que define que el daño ecológico es el detrimento de los elementos bióticos o abióticos de la biosfera.. 495. 105 106 Jorge Mosset Iturraspe. 107 Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA. descripción a la que nos sumamos al estar de acuerdo con ella. aun cuando estos se deriven del daño ambiental. El primero lesiona un derecho irrenunciable. edificaciones y demás espacios son destinados a las manifestaciones artísticas – culturales. paleontológico. surge una nueva disyuntiva en la doctrina comparada. La Responsabilidad por el daño ambiental en el Perú. sino que se refiere también al daño que el medio ambiente ocasiona de rebote (par ricochet) a los intereses de una persona determinada. daño ambiental es el daño sobre el medio ambiente. Así tenemos que en la doctrina se han ensayado conceptos con alcances diferentes de lo que se debe entender por daño ambiental. Argentina. 84. Daño Ambiental. Noviembre de 1996. 1era edición. sino el daño que sufre una persona a consecuencia de un daño ambiental. requieren de tratamientos diferenciados en la legislación. según Mosset Iturraspe106. donde algunos defienden que el daño ambiental no es sólo el daño producido al medio ambiente.”108. el mismo que se diferencia del daño sobre los bienes y la salud de las personas. Ambos generan responsabilidad del agente. ecológico y científico. donde muestra al daño ambiental en su dimensión específica. 1999. en la salud o en los bienes. y los sitios de valor histórico. “En síntesis. Universidad Externado de Colombia. Enrique Ferrando. en cuyo caso hablamos de impacto ambiental. Instituto de Estudios del Ministerio Público. que es común a toda una colectividad.I. ibid. 40. Agosto -2000. El segundo afecta derechos patrimoniales individuales. IV. Las formas de expresión. artísticas y tecnológicas Las obras. Pág. aunque ambivalente. Los modos de producir. y por otro el que sostiene que daño ambiental es una expresión más abarcativa. 88 .”107 Frente a esto. sobre los cuales hay libre disposición y la salud de las personas. paisajístico. pues designa no sólo el que recae sobre el patrimonio ambiental. Pág. objetos. Rubinzal Culzoni Editores. arqueológico. ”105 En Argentina. pero son de naturaleza distinta y por ende. En ese sentido Carlos Alberto Parellada señala “ Por un lado. V. donde se destaca la referencia al patrimonio natural y cultural y el acento puesto en la preservación del ambiente y. documentos. cuyo valor patrimonial o moral pueda ser objeto de transacción. II. 108 Carlos Alberto Parellada. Las creaciones científicas. más allá de la existencia de perjuicios personales. 247. recoge los criterios más modernos en materia de protección constitucional del ambiente. Pág. Los principios de la responsabilidad civil por daño ambiental en Argentina: Impreso en Perú. hacer o vivir. Pág. producido el daño en la recomposición.

además del hecho de que las personas naturales no estarían obligadas a utilizar las sumas recibidas por concepto de indemnización de daños y perjuicios en beneficio del medio ambiente. Ahora bien. es el conocido daño civil por influjo ambiental. es decir el daño ocasionado hacia la persona como consecuencia del daño al medio ambiente. 89 . Universidad Externado de Colombia. Pág. no estamos de acuerdo con esta posición que señala que el daño ambiental abarca también el más conocido daño civil por influjo ambiental.Al respecto. como en el caso de una contaminación de una fuente de agua o del suelo situado en un fundo perteneciente a la víctima.saluddel interesado. “(…) los intereses ambientales o ecológicos. sostiene Alberto Blanco-Uribe Quintero. Agosto -2000. ya que éste no está orientado a reparar el medio ambiente. en su salud o propiedad. lo podrían utilizar para otro tipo de necesidades. 66. sostiene Jorge Mosset Iturraspe “ El daño ambiental está dado por la degradación de elementos naturales. “como ocurre cuando una empresa contamina la atmósfera afectando efectivamente los pulmones. o su mente cuando el excesivo nivel de ruido le genera estrés. sin que se logre la restauración o reparación del daño ambiental. Por otro lado. ya que.”110. etc.. por el uso indebido. Instituto de Estudios del Ministerio Público. La reparación del daño ambiental en Venezuela: Impreso en Perú. que no debe dejar de estimarse este supuesto. aunque de manera indirecta. 67. pone como ejemplo Alberto Blanco-Uribe Quintero.”109 En el primer supuesto se trata del daño infligido hacia la persona. de carácter colectivo. 1era edición. 110 Ibid Pág. si no el de reparar a la víctima en su salud y en su propiedad. y porque siempre tendrían abierta la posibilidad de transigir con el responsable del daño. Asimismo. o c) Degradando directamente el medio ambiente natural . sostiene Alberto Blanco – Uribe Quintero que existen tres formas de perjudicar al ambiente. igualmente se beneficiarían de la acción judicial. b) Afectando directamente el medio ambiente artificial. o sus bienes. en su noción amplia: “a) Dañando uno de sus elementos cuando el mismo está vinculado exclusivamente a una persona determinada. es el daño causado directamente al 109 Alberto Blanco-Uribe Quintero.

113 Carlos Andaluz Westreicher. 505. Por otro lado. sea en su salud o patrimonio. Editorial Iustitia. independientemente de que sean desplazados o no.”113 111 112 Jorge Mosset Iturraspe. ya que. nuestra sociedad no puede pretender racionalmente preservar una pureza ambiental y paisajística intacta y absoluta a cualquier costo. desplazándoles sus propios costos bajo el pretexto de que no es posible producir sin contaminar. que pueden desembocar en un ambiente insano o en catástrofes ambientales. Asimismo sostiene que dentro de este supuesto encuadra la protección de los bienes ambientales situados dentro del dominio público. es aquel que afecta a un bien jurídico diferente. Y. “Manual de Derecho Ambiental”. en última instancia. Pág. procesos ecológicos. Pág. Carlos Andaluz Westreicher señala que. 2006. 40 Carlos Andaluz Westreicher. en cuanto tal. Las reglas de conducta deben orientarse a la modificación del ambiente dentro de parámetros que aseguren la ausencia de daños graves e irreversibles. a saber. por otra parte.medio ambiente. 595. independiente de las repercusiones en personas y bienes. “ El equilibrio que debe mantenerse es dinámico. “Manual de Derecho Ambiental”. ”112.”111 Es decir el daño ambiental. Argentina. el bien jurídico medio ambiente o bien a la función que uno de sus elementos cumple dentro de éste y no comprende los daños que como consecuencia de las afectaciones al ambiente se provoque o trasladen al ámbito de la propiedad privada o pública. Editorial Iustitia. 90 . en un contexto de desarrollo. entendiéndose no necesariamente la afectación efectiva a los humanos en particular. 1999. toda alteración negativa a la naturaleza acaba siendo una afectación a la vida humana. Por eso. sino la afectación a alguno de los componentes ambientales (elementos y recursos naturales. 2006. no se trata de propender a una inafectación total del mismo. como dinámicos son los procesos ecológicos. la sociedad no puede permitir que unos se beneficien a costa de los otros. En la misma posición se ubica Carlos Andaluz Westreicher cuando sostiene que “(…)debemos entender por daño ambiental toda acción u omisión capaz de poner en riesgo el ambiente saludable al que todo ciudadano tiene derecho. Rubinzal Culzoni Editores. la sociedad considera excesivos y no está dispuesta a tolerar. no todo daño ambiental es antisocial sino sólo aquél que la sociedad considera abusivo o excesivo.). asimismo. hay cierto tipo de contaminaciones que. Daño Ambiental. Pág. etc. ya que para satisfacción de las múltiples necesidades humanas debemos hacer uso de los recursos naturales y alterar los elementos naturales.

En ese sentido, sostiene Róger Vidal Ramos, en su artículo Responsabilidad Civil y el daño ambiental en el Sistema Peruano, “(…) el daño indemnizable debe necesariamente ser significativo, pues no todos los cambios en la calidad o cantidad o cantidad de los recursos naturales deben considerarse daños y dar lugar a responsabilidad.”114

Ahora bien, consideramos que el daño ambiental, es el deterioro o desmedro que se produce sobre el medio ambiente, que motivado por la mano del hombre, produce efectos nocivos o indeseables sobre el mismo medio, sus componentes, o sus características ecológicas o estéticas, aclarando que una postura antropocéntrica es insuficiente, ya que el daño ambiental puede perjudicar otras esferas derivadas de los elementos ambientales, teniendo siempre la naturaleza pública o supraindividual, además de provocar una lesión indirecta a las personas o cosas por la alteración del entorno, afectando así la calidad de vida de todos los que vivimos en este planeta. Debemos hacer notar que cuando señalamos daño ambiental, no estamos haciendo necesaria referencia a la afectación efectiva a los humanos en particular, sea en su salud o patrimonio, sino a la afectación de alguno de los componentes ambientales, y que en realidad, en última instancia, toda alteración negativa a la naturaleza acaba siendo una afectación a la vida humana. Así el daño ambiental, desde esta perspectiva, afectará siempre intereses de carácter difuso, por lo que la típica definición de daño vinculado al efectivo menoscabo en el patrimonio o en los derechos de las personas que éstas sufren de manera directa, resulta restringida, y también insuficiente, cuando es aplicada al daño ambiental que tiene alcance de interés social. Debe tenerse presente que el daño ambiental si bien no es propiamente un daño patrimonial, pero sí tiene repercusiones económicas. De igual forma, el daño inferido a las personas tiene los remedios típicos que brinda el derecho privado, daño civil patrimonial, y si se llegará a afectar la salud del particular debe verse desde la óptica del derecho a la salud, y no desde la óptica del derecho al ambiente.

Es de precisar que, producto del daño ambiental, se puede generar un daño civil a la persona, ya sea en su salud o patrimonio, es decir, se produce el conocido daño civil por influjo ambiental. Ahora bien, ésto puede generar daños patrimoniales o extrapatrimoniales (daños morales). Los daños patrimoniales que puede generar el daño ambiental, son aquellos que generan secuelas en la disminución del patrimonio de los sujetos de derecho, es decir habrá daño siempre que se cause a un sujeto algún perjuicio susceptible de apreciación económica, o directamente en las cosas de su dominio o posesión. Ahora bien, el daño moral, a consecuencia del daño ambiental, es aquel daño sufrido por las
114

Róger P. Vidal Ramos; Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano. Revista Jurídica del Perú, derecho público y privado; Numero 88; Junio 2008 Pág. 308.

91

molestias o padecimiento espiritual de las personas, producto de la contaminación. Por ejemplo los daños a la salud de las personas, generados por causa del menoscabo ambiental, es un claro ejemplo de daños corporales y personales, que acarrean necesariamente una partida de daños morales basados en el dolor y la angustia sufrida.

Sin embargo en la doctrina, ha existido la duda de si el daño ambiental, propiamente dicho genera algún tipo de daño moral en la colectividad, entendiéndose éste, como la disminución en la tranquilidad anímica y espiritual que sufre la comunidad por el daño ambiental. Quienes se oponen a la existencia del daño moral ambiental le imputan la dificultad que entraña la estimación monetaria de éstos, pudiendo ser las indemnizaciones sumamente altas. Por otro lado se le suma la falta de precedentes en la mayoría de los ordenamientos y la inseguridad jurídica que ello trae consigo.

Ahora, bien, José Juan González Márquez, en su reciente publicación titulada: Hacia una teoría de responsabilidad ambiental sin prueba del daño: las tendencias después de Río en América Latina, señala: “Para nosotros, el daño ecológico puro o daño al ambiente es aquel que se dirige al conjunto del medio natural, que es considerado como patrimonio colectivo, o a las funciones ambientales que desempeñan sus componentes de tal manera que se produce un desequilibrio ambiental que priva al ambiente de sus función primordial como soporte de vida en forma definitiva, independientemente de sus repercusiones sobre las personas o las cosas (daño por influjo medioambiental ). Asimismo, sostiene, “(…) el daño al ambiente es aquel que afecta a un bien jurídico diferente, a saber: el bien jurídico medio ambiente o bien a la función que uno de los elementos integrantes del ambiente cumple en un sistema determinado y no comprende los que como consecuencia de las afectaciones del ambiente se provoquen o trasladen también al ámbito de la propiedad pública o privada. Estos últimos aún siendo una derivación del primero, se encuentran comprendidos dentro de la responsabilidad civil tradicional.” 115

Haciendo la diferencia, de que sólo se entenderá por daño ambiental, en la medida que el daño se produzca o afecte la función primordial del medio ambiente, como soporte de vida, esto es, cuando dicho medio ambiente ya no puedo proporcionar los servicios ambientales propios de aquel, es decir, cuando

115

José Juan González Márquez. Hacia una teoría de responsabilidad ambiental sin prueba del daño: las tendencias después de Río en América Latina. Universidad Autónoma Metropolitana – Azacapotzalco. Pág. 23-24.

92

el daño transciende el bien ambiental, y daña la función que cumple el medio ambiente. Ahora bien, bajo este concepto, es de anotar que no estaría contemplado el daño al patrimonio cultural, como daño al medio ambiente, y tampoco estaría considerado dentro del daño ambiental, el daño a los componentes del medio ambiente, como recursos naturales, salvo en la medida que afecte a la función que dichos elementos integrantes del medio ambiente cumplen en un sistema determinado.

4.2 Características del Daño Ambiental
4.2.1. Incertidumbre.

La incertidumbre es inherente a los problemas ambientales. Los efectos sobre la salud y el medio ambiente causados por las alteraciones realizadas por el ser humano son generalmente desconocidos y en algunas ocasiones imposibles de conocer. Es aquí donde encuentra asidero el principio precautorio del derecho ambiental contenido en la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo del año 1992, el cual establece que cuando exista peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del ambiente. De esta forma se rompe con uno de los elementos característicos del derecho de daños , por el cual, el mismo debe ser siempre cierto y no puramente eventual o hipotético, pues, tratándose del daño ambiental, es necesario únicamente la probabilidad futura en grado de verosimilitud para determinar su existencia y tomar las medidas necesarias con el fin de impedir sus efectos nocivos. Así lo ha entendido la jurisprudencia argentina, la cual mediante el fallo de 1995, Almada contra Copco S.A., consideró suficiente la certeza y la actualidad de los riesgos que se ciernen sobre la salud de los vecinos, aunque no estén aprobadas lesiones actuales a su integridad psicofísica, para que la tutela de la salud se haga efectiva, sin juzgar la producción de lesiones, tratándose de esta forma de evitar, que el daño temido se transforme en daño cierto, efectivo o irreparable. De igual forma la Sala Constitucional de Costa Rica mediante la Sentencia Nº 1250-99, del diecinueve de febrero de mil novecientos noventa y nueve, estableció “De esta forma, en caso de que exista un riesgo de daño grave o irreversible – o una duda al respecto – se debe adoptar una medida de precaución e inclusive posponer la actividad de que se trate. Lo anterior debido a que en materia ambiental la coacción a posteriori resulta ineficaz, por cuanto de haberse producido ya las consecuencias biológicas y socialmente nocivas, la represión podrá tener una trascendencia moral, pero difícilmente compensará los daños ocasionados al ambiente.
93

4.2.1. Daño Intolerable. El daño ambiental jurídicamente relevante es aquel que entra en la categoría de intolerable, por lo tanto, no es cualquier daño el que le interesa al derecho ambiental, sino únicamente aquel cuya magnitud, importancia o relevancia es tal, que viene a afectar necesariamente su objeto de tutela, sea la vida, la salud y el equilibrio ecológico. Al respecto, la propuesta modificativa de la directiva de la Comunidad Europea relativa a la responsabilidad civil por daños al ambiente define daños ambientales como cualquier degradación física, química, biológica importante del medio ambiente, sin confundir con la lesión a bienes particulares.

“Esta distinción puede sorprender a algunos: hay quienes piensan que todo daño es malo per se y que, por consiguiente, el derecho condena a todo el que le haga un daño a otro. Sin embargo, esto no es así. Hay casos en los cuales el derecho persigue decididamente al autor de un daño a fin de que nadie tenga la tentación de incurrir en él. Hay otros casos en los que el derecho no persigue eliminar la posibilidad de daño sino que simplemente obliga a quien lo cometa a pagar una indemnización. Y finalmente, hay otros casos en los que el daño resulta indiferente para el Derecho .”116 Por ejemplo el hecho de cortar las ramas de un árbol, no vendría a hacer un daño ambiental.

4.2.3. Carácter difuso y expansivo. El daño ambiental es difuso no solo por la dificultad que entraña identificar a los agentes que causan el daño, sino también por la determinación de los sujetos que se encuentran legitimados para establecer la denuncia ante el órgano administrativo o judicial, y aquellos a los que puede alcanzar una posible indemnización. Al respecto, el inciso 22) artículo 2º de la Constitución Política del Perú establece que toda persona se encuentra legitimada para denunciar los actos que infrinjan el derecho a gozar de un medio ambiente sano y ecológicamente equilibrado, así como para reclamar la reparación del daño causado.

En referencia a lo indeterminable de las personas que intervienen, tanto como agraviados o autores por daños ambientales, por ejemplo cuando numerosas empresas o industrias vierten en el mismo curso de un río sus desechos industriales.
116

INAPMAS – Ministerio de Salud; Responsabilidad Extracontractual por Daño Ambiental y Otras Consideraciones; INAPMAS; 1998; Pág. 45.

94

EL Código Procesal Civil nos informa acerca de la naturaleza de los intereses difusos, destacando que su titularidad corresponde a un conjunto indeterminado de personas, respecto de bienes de inestimable valor patrimonial. Esta definición nos permite diferenciarlo claramente de los intereses individuales (que atañen directamente a una persona determinada) y de los intereses colectivos (como los sindicatos en el derecho colectivo laboral, los pueblos indígenas en el derecho indiano o un grupo considerable de personas que se saben perjudicadas por la acción de un tercero).

Por otra parte el daño ambiental es expansivo debido a que el hecho generador del daño crea efectos y en ocasiones estos efectos negativos para el ambiente se llegan a convertir en nuevas causas generadoras de daños, ocasionándose por tanto, una cadena que a la postre podría llegar a ser interminable.

4.2.4. Daño Concentrado y Daño Diseminado.

El daño concentrado es aquel cuya fuente es fácilmente identificable derivado de un suceso discreto o continuo, como lo sería la contaminación de una superficie definida de terreno.

Por su parte el daño diseminado o difuso es aquel en donde existe una multiplicidad de fuentes productoras del daño, esparcidas territorialmente, siendo su identificación e individualización de gran dificultad. Como ejemplo de lo anterior encontramos la contaminación ambiental que produce el efecto invernadero o la lluvia ácida.

4.2.5. Daño continuado, progresivo y permanente. Sostiene Carlos de Miguel Perales que los: “Daños continuados. Especialmente propio de los daños ocasionados al medio ambiente es que no son normalmente consecuencia de una acción localizable en
95

un único punto temporal, sino que de ordinario son producto de todo un proceso dilatado en el tiempo. Sin perjuicio de la incidencia que esta particularidad tiene en el cómputo del periodo prescriptivo, merece la pena ver cómo ha considerado ver nuestra jurisprudencia civil este tipo de supuestos desde el punto de vista del daño. Aunque no de una manera lineal, puede decirse que el TS distingue, dentro de ese concepto que hemos denominado genérica e imprecisamente como daños continuados tres situaciones diferentes: 1) Daños continuados en sentido estricto, que pueden definirse como aquellos originados por una sucesión de actos sin sustantividad propia para iniciar el computo del período prescriptivo, lo que significa que son considerados como elementos integrantes de, si así se puede llamar, un acto complejo cuya realización se prolonga en el tiempo; 2) Daños permanentes, que son aquellos causados por un único acto, perfectamente localizable en un único punto temporal, cuyos efectos se dilatan a lo largo del tiempo; y 3) Daño progresivo, que es el producido por una serie de actos sucesivos cuya conjunción provoca un daño mayor que la suma de cada uno de los daños individualmente producidos por cada acto lesivo. ”117 Del mismo modo sostiene José Juan Gonzáles Márquez, habiéndolas definido de la siguiente manera: “La característica de continuidad significa que el daño ambiental se origina por una sucesión de actos que, a efectos de la prescripción, no tienen sustantividad propia para iniciar el cómputo del período de prescripción, lo que implica que son considerados como elementos integrales de un acto complejo cuya realización se prolonga en el tiempo, mientras que la permanencia del daño ambiental consiste en que aún siendo originado por un acto único sus efectos se dilatan a lo largo del tiempo. Finalmente el daño ambiental puede ser progresivo, cuando se produce por una serie de actos sucesivos cuya conjunción provoca un daño mayor que la suma de cada uno de los daños individualmente producidos por cada acto lesivo, generando lo que podemos denominar daño por sinergia. 118. Ahora bien, sostiene el mismo autor: “ la continuidad del daño ambiental significa que este es generado por una sucesión de actos que no tienen la suficiente autonomía para determinar el momento a partir del cual el plazo de prescripción debe contarse. Normalmente, la causa es un acto complejo que involucra una serie de factores ocurridos durante un largo período de tiempo .”119

117

Carlos de Miguel Perales; La Responsabilidad Civil por daños al medio ambiente; 2da edición; editorial Civitas S.A.; 1997; pág. 95. 118 José Juan González Márquez; Responsabilidad por Daño Ambiental, 1era edición, diciembre 2003, México D.F. Pág. 55.

96

En ese sentido, el daño ambiental puede ser producto de una única conducta localizable en el tiempo, o bien, de un conjunto de conductas efectuadas en varios o muchos puntos en el tiempo. De esta forma, podemos calificar al daño como de continuado cuando es producto de un conjunto o sucesión de actos, de un mismo o varios autores, en épocas diversas. Es decir, el daño continuado es aquel que es producto de un proceso dilatado en el tiempo, y por lo tanto el proceso dañino no es consecuencia de una única acción localizable en el tiempo. En ese sentido, el daño continuado es aquel que es producto de múltiples actos continuos y sistemáticos; tenemos como ejemplo: vertidos de aguas residuales sin tratar a un cuerpo de aguas. Sus efectos pueden perdurar en el tiempo.

Si los efectos del daño ambiental continúan en el tiempo estaríamos en presencia de un daño permanente. Que es aquel que es fruto de una única o acción (omisión) o de varias, cuyos efectos persisten en el espacio y en el tiempo, tenemos como ejemplo, la contaminación de suelos con plaguicidas o agroquímicos. Sería progresivo el daño que es producto de una serie de actos sucesivos, de una misma persona o de distintas, cuyo conjunto produce un daño mayor que la suma de cada uno de los daños individualmente ocasionados, es decir, es aquel que es producido por una serie de actos sucesivos cuya conflagración provoca un daño mayor a aquel que se produciría por cada uno de los hechos individualmente tomados.

En ese sentido, se entiende como daño Progresivo a aquel fruto de múltiples actos continuos cuyos efectos contra el ambiente o la salud va incrementándose concomitantemente con cada uno de los actos; por ejemplo tenemos, las múltiples emisiones de NOx (óxidos de nitrógeno) a la atmósfera por parte de muchos generadores donde cada emisión eleva la cantidad de NOx, como el óxido nítrico (NO) y el dióxido de nitrógeno (NO2). Las principales fuentes de NOx son los automóviles, las centrales eléctricas y otras fuentes industriales, comerciales y domésticas que queman combustibles en la atmósfera.

119

José Juan González Márquez. Hacia una teoría de responsabilidad ambiental sin prueba del daño: las tendencias después de Río en América Latina. Universidad Autónoma Metropolitana – Azacapotzalco.

97

Ahora bien, el daño ambiental también es un daño sobreviviente, que es aquel que es súbito y repentino y cuyos efectos son perceptibles concomitantemente al acto, tenemos por ejemplo: incendio, explosión, colisión, rotura, vuelco, impacto.

Un ejemplo de daño ambiental ocurrido en el Perú, es el derrame de petróleo ocurrido en Tumbes, donde un buque de carga sufre una explosión, al parecer por un corto circuito. Esto provocó un incendio voraz, mientras la nave se hundía con 1,300 barriles de petróleo crudo, el buque pertenecía a la Marina de Guerra del Perú, pero estaba arrendado a la empresa norteamericana BPZ Energy, donde las autoridades se preocuparon en decir que el impacto ambiental había sido mínimo, entre ellos Ántero Flores Aráoz, dijo que se trató de un derrame pequeño, de una nave muy pequeña, en un área también pequeñita es decir, no había por qué preocuparse tanto, El Director Regional de Energía y Minas en Tumbes no dio cifras pero afirmó que la embarcación no tenía mucho combustible; así las autoridades digan lo contrario, aún es temprano concluir en que los impactos han sido mínimos. Parece que no explosionaron todos los tanques y se teme que algunos se encuentren aún hundidos en la nave y pueda continuar el derrame. Los verdaderos impactos en el ecosistema marino se verán en el mediano y largo plazo, el carácter sobreviviente del daño (característica propia del daño ambiental). Además, se han apreciado rastros del crudo en las playas de Piura, por ejemplo en Colán. (Distrito de la Provincia de Paita – Piura).

4.2.6. Es un daño futuro. Se refiere a que determinados daños no son susceptibles de ser advertidos en un momento determinado, sino, más bien sus efectos recién pueden manifestarse en el futuro.

4.2.7. Dificultad de su reparación in natura. Consiste en que muchas veces existe la imposibilidad de restitución del bien dañado al estado en que se encontraba antes de sufrir una agresión.

Por lo que, conforme a lo expuesto, nos atrevemos a decir que el daño ambiental es aquel daño incierto, intolerable al medio ambiente, de carácter difuso, que puede presentarse de manera continuo, permanente o progresiva, generalmente
98

Respecto del derecho administrativo.3. pueden contribuir mucho por la preservación ambiental. educadores. pero la reparación del daño ambiental presenta una serie de características y problemas que no se pueden resolver mediante los instrumentos del derecho civil. En esta actividad él puede atribuir al infractor tres tipos de responsabilidad: administrativa.1. civil y penal. cometido un ilícito ambiental. González Márquez señala que para el 99 . González Márquez menciona que el derecho civil es principalmente reparador. sin embargo. con efectos al futuro. teniendo como característica esencial. Empresas. como detallaremos a continuación. utilizando los sistemas comunes de responsabilidad sin reparar en la especialidad del derecho ambiental. al Estado le compete reaccionar a fin de procurar la reparación del daño. ya que esta se puede tornar en irreparable. Daño Ambiental y Aplicación del Derecho Civil. cuya reparación in natura y cuantificación monetaria resultan de suma dificultad y a veces se torna en imposible. 4. Pero. y la base de su eficiencia es el establecimiento de sanciones cuando hay incumplimiento de una norma. el de buscar primariamente la prevención del daño antes que la reparación de la misma. el derecho administrativo y el derecho penal. en los límites de sus actividades. y su aplicación al mismo. 4. Asimismo. en América Latina se ha echado mano de distintas ramas del derecho como el derecho civil. pasamos a explicar cada uno de estos sistemas de de responsabilidad en relación al daño ambiental. Resulta de ese modo. Pero.3 Regímenes Tradicionales de Responsabilidad frente al daño ambiental La prevención es la mejor manera de proteger al medio ambiente. Para resolver los problemas de la responsabilidad ambiental. las características propias de cada una de estas materias no han alcanzado a solucionar las particularidades que plantea la materia ambiental.sobreviviente. esencial educar a la población para la relevancia del asunto. esta responsabilidad. sin embargo. éste tiene una misión de carácter preventivo. y el derecho penal lo que persigue es la seguridad jurídica. autoridades. Al Estado comprende el papel principal en esta actividad. la sociedad debe asumir también. El Derecho ha querido solucionar el tema de la protección ambiental. todos. de forma activa.

El Daño Ambiental y la Responsabilidad Civil.Contractual. el derecho quiere que los aspectos materiales de éste daño le sean aliviados mediante el traslado de su carga económica a otro o a otros individuos. esto es. Etimológicamente. como un mecanismo de protección de los derechos individuales absolutos (derecho a la integridad física. que es el sistema que existió en el siglo XIX. mientras que el daño civil se trata de una afectación directa a las personas o a sus bienes. que la Responsabilidad Extra. pero sobre todo nace como un mecanismo dirigido a sancionar la realización de ciertos actos o conductas legal y/o moralmente Reprobables. Fernando De Trazegnies define a la Responsabilidad Civil como una institución nacida en el siglo XVII.establecimiento de un sistema de responsabilidad por daño ambiental debe existir una diferenciación entre éste y el daño civil tradicional. aunque en este caso no se trata de un daño ecológico puro. 4. sino hay culpa. agrega. la palabra viene del latín “Responsus”. por lo que la responsabilidad por daño ambiental ha sido tratada como si fuera una responsabilidad civil. que al surgimiento de las sociedades modernas. cuando una persona ha sufrido un daño sin justificación. aunque aclara que en ocasiones un daño al ambiente puede venir acompañado de daños de naturaleza civil. y a la propiedad). ya que el primero se trata de un daño a un interés colectivo cuya titularidad también es de todas las personas. En vista de lo expuesto el Sistema de Responsabilidad Civil adopta el sistema binario de responsabilidad por cuanto 100 .2. El Dr. primordialmente para proveer de ayuda económica a las víctimas de los accidentes. Concluyendo en este sentido. El autor explica que en la mayoría de los países latinoamericanos no se ha establecido la especificidad del daño ecológico. persigue ante todo reparar económicamente un daño. por lo que diversos autores coinciden en que deberá enfatizarse la reparación de la Víctima. La responsabilidad civil consiste en la obligación que recae sobre una persona de reparar el daño que ha causado a otro. no existiendo Responsabilidad. Luego. participio pasado del verbo “respondere” que significa “hacerse garante”. sino de un daño civil por influencia ambiental. que el castigo del culpable. la responsabilidad civil se transforma en un mecanismo empleado.3.

es que resultó lógico extender su aplicación también al ámbito del daño ambiental. Estas dos cláusulas. Asimismo. el daño causado. un contrato o. en este orden de ideas. En otros países. se presenta cuando el daño se produce sin que exista entre las partes una relación jurídica previa o. El primero hace responsable de la reparación al que por dolo o culpa causa un daño a otro y el segundo señala responsable al que mediante un bien riesgoso o peligroso o una actividad riesgosa o peligrosa causa un daño a otro. la responsabilidad civil contractual. el Sistema de Responsabilidad civil Extracontractual adopta el sistema de responsabilidad basado en la culpa (responsabilidad subjetiva) y el sistema de responsabilidad basado en el riesgo creado (responsabilidad objetiva). La Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Por esta razón. asimismo. como ocurre por ejemplo con Uruguay. fue visto por el sistema de responsabilidad civil. existen legislaciones. como 120 José Juán González Márquez. y en la medida que al derecho civil le ha correspondido tradicionalmente la reparación de daños. Diciembre 2003. donde la cláusula de responsabilidad subjetiva se encuentra en su artículo 1969º y la cláusula de responsabilidad objetiva se encuentra en el artículo 1970º del referido código. cabe precisar que los requisitos comunes para que exista responsabilidad civil son: la antijuridicidad. “(…) todavía hoy. sino simplemente se infringe el deber genérico de “no causar daño a otro”. por mucho tiempo el daño ambiental. en la mayoría de los sistemas jurídicos de América Latina no se ha reconocido la especificidad del daño ecológico puro. México. cuando deriva de la inejecución de obligaciones. existiendo ella. A su vez. la responsabilidad por daño ambiental ha sido tratada en un principio como responsabilidad civil ”120. incluso en la actualidad. por otro lado. se presenta cuando el daño jurídicamente indemnizable surge como consecuencia del incumplimiento de una obligación voluntaria . por lo que. en algunos países de América Latina. la responsabilidad civil extracontractual. el nexo causal y los factores de atribución Así establecido el sistema de la Responsabilidad civil. pag. las legislaciones ambientales tratan de resolver el paradigma de la reparación de los daños ambientales remitiendo simplemente a la aplicación del derecho civil. Ecuador y México. 26 101 . 1era edición. José Juan González Márquez señala: “ Así. que regulan el daño ambiental a través de la aplicación del derecho civil. el daño producido es ajeno al incumplimiento de la obligación voluntaria. respectivamente se encuentran incluidas en el Código Civil Peruano.contempla la responsabilidad contractual y extracontractual. como nuestro Código Civil lo indica.

si la empresa causa un daño. Este ordenamiento establece un régimen de responsabilidad ambiental. cuya Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente. salvo que exista un contrato entre un sujeto que potencialmente ocasione daños al medio ambiente y la comunidad que potencialmente los asumía. Frente a los daños al medio ambiente. En algunos casos.Bolivia y Honduras la remisión al derecho civil se acompaña de reglas procesales que buscan la protección de los intereses jurídicos difusos. en cambio. en principio será muy difícil aplicar las reglas de la responsabilidad contractual. específica y diferente al regulado por el Código Civil y frente a la acción civil por daños crea la acción ambiental. pero esto no significa que en esos países se cuente con un sistema completo y específicamente construido para afrontar el problema de la responsabilidad por daño ambiental”121. en sí. estaría incumpliendo el contrato y. 37. (un contrato que obliga contractualmente a no causar daños al medio ambiente) en este caso. 36 Ibid. de 1994. incorpora una definición de daño ambiental y se ocupa expresamente del régimen de responsabilidad. Como las reglas de la responsabilidad contractual no son eficaces a los daños al medio ambiente. tal vez en un futuro por las exigencias ambientales se podría dar esta figura contractual. señala que toda persona que contamine o deteriore el ambiente o afecte los recursos naturales o la biodiversidad deberá repararlo en los términos de la legislación civil. Aunque recientemente el Congreso de la Unión aprobó en lo general un proyecto de Ley de responsabilidad civil por daños al ambiente. Por lo expuesto en líneas anteriores. Por ejemplo. 121 122 Ibid. “En México. como bien señala Róger Vidal Ramos. la comunidad podría solicitar la indemnización. Aunque este hecho puede sonar irónico. por ejemplo en Argentina. “Teniendo en cuenta la regulación dual de la responsabilidad (contractual y extracontractual). precisamos que la responsabilidad civil por daño ambiental en esencia es una responsabilidad aquiliana. y Chile se han incorporado también algunos principios relacionados con la reparación del daño ambiental. Pág. que en la legislación chilena. dicho ordenamiento no establece realmente un sistema de responsabilidad diferente al vigente en el derecho civil . Sin embargo. en su artículo responsabilidad civil y el daño ambiental en el sistema peruano. una responsabilidad civil extracontractual. Costa Rica. consideran que la responsabilidad por el daño ambiental es. la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. de 1988 (con reformas en 1996). Pág. 102 .122 Por lo que según algunos autores que defienden dicha teoría. aplicando las reglas de la responsabilidad civil contractual. por lo tanto. Brasil. Asimismo es de destacarse. Colombia. relacionada directamente con la teoría objetiva del riesgo creado.

género que sí se encuentra regulado en el Perú. Responsabilidad Civil y el daño ambiental en el Sistema Peruano. De otro lado. Pág. Desafortunadamente. específicamente en la que corresponde al sistema de responsabilidad civil 123 Róger Vidal Ramos. 103 . algunos autores afirman que es posible que la responsabilidad por daño ambiental pueda ser resuelta por el sistema de responsabilidad civil. 124 Enrique Ferrando. reconocen que el sistema de responsabilidad civil adolece de defectos que no permiten regular de manera idónea la responsabilidad por daño ambiental. casi imposible usarla en casos típicos de responsabilidad civil ambiental. dichos autores. 4. tal como lo señala Enrique Ferrando Gamarra “ Es preciso reconocer. la regulación de la responsabilidad civil extracontractual en el Código Civil adolece de algunos errores. ciertamente. “Frente a esta situación. 10. insuficientemente preparados para afrontar las complejas características presentes en la responsabilidad civil ambiental” 124. 308. Sostiene Verna Coronado Vito. al punto de configurar una auténtica revolución en el campo del Derecho. Número 88 – Junio 2008. Tomo 144. así como los mecanismos para determinarla y reparar el daño. Editor responsable: Carlos Chirinos Arrieta. una responsabilidad civil extracontractual. Esto hace difícil aplicarla eficazmente a ciertos casos de responsabilidad común y.4 Problemas que plantea la aplicación del Sistema de Responsabilidad Civil frente al daño ambiental Si bien es cierto. Revista Actualidad Jurídica. pese a este hecho. Noviembre de 2005. Pág.debemos recurrir a las normas de responsabilidad civil extracontractual. continúan en la legislación peruana anclados bajo conceptos clásicos de responsabilidad. omisiones y contradicciones que el legislador del Código Civil de 1984 no corrigió o detectó a tiempo. Octubre 2000. Ello se debe a que las peculiares características de las agresiones al medio ambiente han conmocionado los cimientos del clásico sistema de la responsabilidad civil. 125 Vito Verna Coronado. en particular de los daños ambientales que además de dañar el medio ambiente causan daños directos a las personas y/o su patrimonio ”123. que si bien no es un instrumento jurídico creado para la protección al medio ambiente. Pág. “Responsabilidad por el daño ambiental en la nueva Ley General del Ambiente”. Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú. Reflexión y Debate. 179. primero hay que distinguir los daños ambientales que en forma inmediata causan un daño a una persona y/o su patrimonio. a su vez. Perú. Revista Jurídica del Perú. ya que lo que se protege es la salud de las personas y de la propiedad (…)” 125. los supuestos de responsabilidad. en esencia. no obstante. sin embargo que la responsabilidad civil ambiental es. como se verá en este trabajo. se hace necesario reunir a la legislación general civil (Código Civil de 1984) que regula el tema de la responsabilidad civil extracontractual.

la finalidad de la protección al medio ambiente es eminentemente preventiva antes que reparadora. La responsabilidad civil por daños causados al medio ambiente presenta.. Ahora bien. para que el régimen de responsabilidad se aplique. esto es. uno de los requisitos indispensables. ya que generalmente y en la mayoría de casos. daño. como bien señala Maria del Carmen Sánchez – Friera González “ La doctrina. que buscan prevenir el daño antes que la reparación del mismo.4. es evidente que no tiene como función principal un papel preventivo. para la producción de la responsabilidad civil. Pág. 104 . como bien sabemos para que exista responsabilidad civil se deben cumplir con ciertos elementos que son: la antijuridicidad. Como se puede apreciar. califica el instituto de la responsabilidad como un instrumento represivo y en consecuencia deficiente. Como se indicó líneas arriba. sino compensatorio o resarcitorio. por lo que se tendrá que probar la existencia de cada uno de estos elementos. salvo que exista una causal de justificación o exoneración de responsabilidad. que son: el Principio de Prevención y el Principio de Precaución. Efectivamente al exigir la responsabilidad civil la causación de un daño para poder actuar. para que exista responsabilidad civil. por cuanto. las particularidades del daño ambiental ameritan una redefinición de los principios que informan al sistema de la responsabilidad civil. por una parte problemas que son comunes a toda responsabilidad del sistema común. 187.Friera González. no se podrá aplicar dicho régimen. cuando analiza las técnicas jurídicas de protección del medio ambiente. en el derecho civil.1 Finalidad Reparadora antes que preventiva de la Responsabilidad Civil . el daño ambiental se torna en un daño irreversible. no existirá responsabilidad en el sistema del derecho común. EDITOR S. si no existe daño. se exige la producción del daño. nexo causal y el factor de atribución. siento este. pasemos a tratar qué problemas presente el sistema de responsabilidad Civil frente al daño ambiental. Barcelona. se señala. 1994.”126 126 Maria del Carmen Sánchez . Responsabilidad Civil del Empresario por deterioro del medio ambiente. el Derecho Ambiental debe tener un carácter eminentemente preventivo por motivos funcionales y teleológicos. esto se encuentra conjuntamente corroborado con dos de los principios que sustentan el derecho ambiental. sin estos.A. 4. Sin estos 4 elementos no existe responsabilidad y por lo tanto no existe reparación del daño.extracontractual. José Bosh.

Roger Vidal Ramos opina lo siguiente: “(…) nuestro primitivo sistema la responsabilidad civil ambiental peruano. Responsabilidad Civil y el daño ambiental en el Sistema Peruano.2. la magnitud de sus efectos no es fácilmente perceptible 127 Róger Vidal Ramos. la responsabilidad civil es un mecanismo orientado a indemnizar el daño causado. Pág. cumplir una finalidad reparadora o resarcitoria. sin embargo. De la misma forma. tanto en lo relativo a sus causas como a sus efectos. lo cual concuerda con el daño ambiental que por esencia es de naturaleza preventiva antes de resarcible.F. que sea personal. surgen numerosas dificultades en cuanto a su pretendida certeza y en cuanto al carácter personal del interés lesionado. sino también porque sus características difieren sustancialmente de las que identifican al daño civil. es decir. tratándose del daño ambiental propiamente dicho.Algunos autores opinan que nuestro Sistema de Responsabilidad Civil debe ser replanteado para cubrir los nuevos tipos de daños. Si bien los daños al medio ambiente que afectan a la salud. el cual tiene que ser replanteado y responder a nuevas necesidades ambientales. En líneas generales. 105 . ”128Es decir.2 El daño ambiental incierto e impersonal. 1era edición. al bienestar o al patrimonio del individuo no plantean en principio ningún problema a este respecto. Número 88. 49. concluyendo siempre con la premisa que un daño ambiental es un daño irreparable. es incierto debido a que sus causas y efectos no son fácilmente identificables. Responsabilidad por Daño Ambiental.”127 4. En efecto. el daño ambiental es incierto e impersonal. Así. de conformidad con el derecho civil. a diferencia de aquél. esto es. entre ellos. no siempre es posible probar la existencia del daño ambiental. es decir. Revista Jurídica del Perú. señala José Juan González Márquez “El daño ambiental no sólo es distinto al daño civil porque afecta a un bien jurídico diferente. 306. tratándose el daño ambiental o mal llamado en la doctrina también. existe una amplia zona de incertidumbre. sino también porque reunir los elementos de convicción puede implicar una costosa inversión de tiempo y dinero. no sólo por las dudas científicas que constantemente se plantean en torno a los verdaderos efectos de algunas actividades. México D. Pág. 128 José Juan González Márquez. diciembre 2003. Junio 2008. las dos características que debe cumplir todo daño para generar responsabilidad son: que sea un daño cierto y que afecte a una víctima concreta . sino que también debe tener por finalidad prevenir la producción de nuevos daños y erradicarlos por completo. como daño ecológico puro.

Pág. entre otras razones porque es muy frecuente la concurrencia de causas o porque éstas ni siquiera pueden ser identificadas con los conocimientos científicos disponibles en el momento en que se producen. Responsabilidad por Daño Ambiental. progresivos o acumulativos y que lo más probable es que no haya llegado a producirse en su totalidad al momento del reclamo. incluso en iguales concentraciones? ¿Cuál ha sido el foco emisor de una contaminación detectada? ¿Ha habido un solo foco emisor? ¿En qué medida ha contribuido cada distinto foco emisor en la contaminación? ¿Cuáles son los efectos de un tóxico presente en un ambiente previa y concomitantemente contaminado por otros compuestos tóxicos?¿Cuáles serán los efectos en las generaciones actuales y venideras de concentraciones hoy tenidas como aceptables pero que mañana se descubran como perniciosas?¿Qué hacer ante situaciones de riesgo o peligro potencial? ¿En qué medidas se ve disminuida la 129 José Juan González Márquez. fundamentalmente porque las actividades económicas o industriales que degradan al ambiente tienden a crear daños que son continuados. No se sabe con certeza su alcance personal o material. En ocasiones. es crucial en el campo ambiental. es decir cuándo se producirán los daños y si éstos pueden reproducirse o tener efectos secundarios más graves que los iniciales. 50. 106 . mediano y largo plazo? ¿Cuáles son los efectos acumulativos de un compuesto aun cuando se detecte en cantidades inferiores a las tóxicas? ¿El hecho de que una concentración de contaminante aparezca como tolerable garantiza que no produzcan efectos dañosos en el futuro? ¿Cómo responden distintos ambientes u organismos a iguales contaminantes.Este tema del daño cierto.” 129 Mosset Iturraspe. los efectos del daño ambiental son en muchos aspectos desconocidos. Falbo. Incluso. 1era edición. en alusión a la incertidumbre del daño ambiental. tampoco su alcance temporal. México D. es decir el número de sujetos o bienes jurídicos afectados.F. en muchos casos no existe un acuerdo o consenso científico. señala: “Los grados. tipos y formas que presente la incertidumbre en cada caso ambiental. diciembre 2003. será lo más variado: ¿Cuáles son los efectos tóxicos de un compuesto a corto. “Por otra parte. en la medida en que los daños al ambiente están relacionados con actividades de gran complejidad tecnológica. el daño se ha originado en un pasado tan remoto que no se puede identificar a ningún autor. y siguiendo a Aníbal J.

la protección contra la radiación UV proveniente del Sol y el sostenimiento de la vida animal y vegetal. no tienen límites geográficos ni físicos. Por la materia sobre la cual recae. y daño personal o daño ajeno . Pág. 1999.000-.. Noviembre de 2005. por el bien jurídico comprometido. son puestas en grave aprieto. de efectos sinérgicos. La identificación del daño presenta los mismos problemas que la identificación de la contaminación. según la concepción mayoritaria: cierto y personal. Pensemos. ni temporales ni personales (…) a lo que podemos agregar la naturaleza incierta e impredecible de sus efectos y consecuencias. Pág. Pág. debemos señalar que las notas características del daño. alcance y prolongación. si puede usarse esta expresión para aludir a perjuicios cuya realidad es fácilmente comprobable. “Responsabilidad por el daño ambiental en la nueva Ley General del Ambiente”. Argentina. entre los cuales tenemos: el equilibrio climático global . Ibid. 162. daño actual o daño futuro. Revista Actualidad Jurídica. ancianos). 74. latente. por ejemplo.”131 Por lo que. jóvenes. cambiante. cada uno de lo cuales tiene la capacidad de afectar de manera diversa la capacidad de la atmósfera de proveer sus servicios. 132 Vito Verna Coronado. residual. daño cierto o incierto. en el daño causado a la atmósfera por las emisiones provenientes de las actividades humanas. etc. Sostiene Verna Coronado Vito.”132 130 131 Jorge Mosset Iturraspe. su carácter persistente. Tomo 144. todo lo cual nos enfrenta a un escenario significativamente complejo al momento de su determinación. En este sentido. 107 . que en palabras de Néstor Cafferatta es “(…) itinerante. Daño Ambiental. 73. las cuales descargan en ella innumerable cantidad de agentes químicos – solo en el humo del cigarro se han identificado 5. su extensión. se difumina en el tiempo y en el espacio. diremos del daño ambiental que se caracteriza por la ausencia de precisión en sus características. acumulativa. de un contaminante en los organismos y el ambiente? ¿En qué medida y gravedad afecta la aptitud vital estar expuestos a grados de contaminación por sobre los márgenes aceptados como seguros e. Rubinzal Culzoni Editores.” 130 Sostiene Jorge Mosset Iturraspe “ El daño ambiental no es un daño común. incluso. Daño actual o daño futuro cierto. encaja difícilmente en las clasificaciones tradicionales: daño patrimonial o daño extrapatrimonial. bajo dichos márgenes o standards? ¿Existen márgenes aceptables (seguros) para cualquier tipo de organismo (enfermo o sano) y en cualquier circunstancia (niños.expectativa de vida y el bienestar de seres humanos afectados por contaminantes? ¿Cómo evaluar los daños potenciales pero aún no presentes.

pues en ambos sistemas de responsabilidad civil es preciso haber causado un daño “a otro” para que se origine el deber de reparar. es el perjuicio a una víctima concreta. Quedarían prima facie. De estos preceptos parece desprenderse que la obligación del agente es la de reparar a la víctima. es decir un daño propio en la salud o propiedad de la víctima. ya se trate de una persona o de un conjunto de personas. ya que el daño ambiental se produce independientemente de que se haya producido un daño civil a consecuencia de este. la segunda característica esencial que desde la perspectiva civilista debe cumplir un daño para generar responsabilidad. está obligado a indemnizarlo. esto es. es que la regulación de los sistemas de responsabilidad de ésta. Un ejemplo de este hecho se representa en el código civil peruano. En ese sentido. y por otro lado afectan a una pluralidad de personas. que podría parecer un juego de palabras. o la humanidad en general. Confirmaría esta tesis el hecho de que ambos preceptos consagren el deber de reparar no en función del daño. en los que fundamentalmente se afecta el interés difuso. establecen que. diversos aspectos relativos a la responsabilidad civil son modificados por la legislación ambiental con el objeto de adecuarse a las 108 . no hay necesariamente una víctima individualmente identificable a la cual reparar. ya que no existe una víctima concreta a la cual reparar por el daño provocado. donde tanto el artículo 1969º del Código Civil. Los daños ambientales. tienen diferentes causantes. en el daño ambiental se afecta directamente el medio ambiente. otorgando a éste el derecho a ser indemnizado en sentido posesivo: indemnizarlo. pero siempre individualizables.Habiendo revisado el carácter de naturaleza incierta del daño ambiental. En todo caso. por lo que una de las dificultades de la aplicación del Derecho Civil. es decir. relativo al sistema subjetivo de responsabilidad civil. sin que con este hecho se vea comprometida alguna persona individual. sino del agraviado. parece ser una víctima individualizable. Pero esta víctima no es individualizable según las connotaciones del derecho civil. como el artículo 1970º del mismo cuerpo legal. sobre responsabilidad por riesgo. la víctima en el daño ambiental vendría a ser la comunidad. en el daño ambiental. caso típico de los daños ambientales. repararlo. es sumamente relevante. aquel que causa un daño a otro. en los diferentes Códigos. y no la de reparar el daño. por lo general. tiene una connotación absolutamente individualista. Esta reflexión. El otro a que se refiere el Código Civil. No existe necesariamente un daño personal. excluidos del deber de reparar aquellos daños que por su naturaleza no tuvieran una víctima individualizable a la cual reparar o indemnizar. esto es que sea personal. ya que todos gozamos del derecho a un medio ambiente saludable y equilibrado.

de la contaminación de la atmósfera. “136 Por otro lado. La reparación de ese daño específico al patrimonio común de la nación carece de la regulación específica que requiere. cuya identificación y participación en la generación del 133 Raúl Brañes.”134 Asimismo señala Brañes. 2000. regulan de manera insuficiente la cuestiones que tienen que ver con la responsabilidad por daño ambiental (…) ellas no toman en cuenta las características específicas del daño ambiental. por ejemplo. que su regulación no puede hacerse sólo desde la óptica del derecho civil. “ Esa misma lógica individual decimonónica exige. en alusión al régimen de responsabilidad instalado en el sistema civil mexicano que: “ las disposiciones de responsabilidad civil recogidas en el Código Civil Mexicano. En efecto. por ejemplo. es decir.”135 Y en referencia al daño ambiental propiamente dicho sostiene “(…) el medio ambiente es considerado como patrimonio común de la nación. Manual de Derecho Ambiental Mexicano. señala que. en el caso que ahora interesa. sino también a las sociedad en su conjunto como titular de patrimonio ambiental.características del daño ambiental. donde los fenómenos relevantes de contaminación son provocados por la acción concurrente de una pluralidad de agentes. “La lógica individual decimonónica que inspira a todo el derecho civil y. Fondo de Cultura Económica. Segunda edición. 135 Ibid. 284. de establecer cuando se trata. y además. a las generaciones que nos sucederán.(…) un hecho o una omisión que puede afectar a una persona o a un grupo de personas puede representar también un daño al patrimonio común de la nación. dicho daño puede afectar no sólo a las personas individualmente consideradas y a sus bienes. 282. así como muchos otros problemas (…)”133 En vista de que un mismo hecho puede traer consigo los dos tipos de daños. a la regulación de la responsabilidad por el daño que generan hechos ilícitos. no contempla la situación de daños que están más allá de los intereses de las personas individualmente consideradas. Sostiene Brañes. 136 Ibid. Pág. sino imposible. 134 Ibid. 109 . Brañes sostiene “Esta caracterización del daño ambiental pone de manifiesto. como un asunto que concierne sólo a los intereses de los particulares. tal como están regulados. Esta relación es difícil. en primer término. que para que haya responsabilidad por el daño de que se trate exista una relación de causalidad precisa entre ese daño y el hecho que lo habría causado. Pág.

A este debate debemos agregarle lo señalado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Segunda edición. en realidad. quien ha definido al daño ambiental como un cambio que tiene un impacto adverso considerable sobre la calidad de un particular ambiente o alguno de sus componentes. Fondo de Cultura Económica. Las disposiciones establecidas por los Códigos civiles no son suficientes para resolver esos problemas. conocido también como daño ecológico. 285. “Es común confundir el daño ambiental con el producido por influjo ambiental.” 138 La doctrina especializada diferencia nítidamente el denominado daño ambiental puro del daño civil tradicional. 162. 139 Vito Verna Coronado. cuyas características específicas ameritan un tratamiento jurídico también específico. debe tomarse en cuenta que muchas veces la producción de un daño al ambiente suele venir acompañado de la generación de daños de carácter civil. a consecuencia de una agresión al bien jurídico medio ambiente se afecta a la salud o a los 137 138 Ibid. el segundo constituye una afectación directa a las personas o a sus bienes. la responsabilidad civil por daños ocasionados a través del ambiente a una persona. Es importante resaltar que hablamos de dos supuestos de responsabilidad. sino un daño por influjo ambiental. Raúl Brañes. Revista Actualidad Jurídica. Pág.” 137 Brañes concluye afirmando que “ Las disposiciones civiles vigentes no son apropiadas para una reparación adecuada del daño ambiental. Mientras que el primero se refiere a la afectación del medio ambiente. no constituye lo que en el presente artículo denominaremos daño ambiental puro. en el cual no se requiere que se configure en el momento un daño a las personas o cosas. Perú.”139 Es decir. 110 . Pág. el daño ambiental es aquel que afecta al ambiente y no comprende los daños que como consecuencia de las afectaciones ambientales se provoquen o trasladen al ámbito de la propiedad privada o pública. Manual de Derecho Ambiental Mexicano. incluyendo sus valores utilitarios y no utilitarios y su capacidad para soportar una calidad de vida aceptable y sustentable y un equilibrio ecológico viable. La responsabilidad por el daño ambiental en la nueva Ley General del Ambiente. siempre se produce una afectación al ser humano. Noviembre 2005. por ejemplo: los problemas de salud que una persona pueda sufrir por consumir agua contaminada con residuos fecales. “Si bien es cierto. cuando por ejemplo.daño causado no es posible determinar. y la responsabilidad por daños al ambiente en sí mismo. 2000. aunque como reiteramos.

1era edición. Asimismo consideramos que la principal confusión en torno a este tema está dada. la responsabilidad por el daño ambiental ha sido tratada en un principio como responsabilidad civil”141. el ordenamiento jurídico dispone de otros medios para reaccionar. indirectamente. mientras que en el otro hablamos de lo que podemos llamar daño civil por influjo medioambiental . “(…) todavía hoy.F. 26. 142 Ibid 111 . hoy por hoy. Por esta razón. Pág. sin embargo como explicamos en el párrafo anterior la responsabilidad civil solo es aplicable en cuanto el daño afecte a la persona en si misma o en sus bienes. Diciembre 2003. pero ya no entrará en juego el ordenamiento jurídico civil. a lo que se encamina la protección de la responsabilidad civil de modo primero es a la propiedad y a la salud de las personas. por lo que asegura la responsabilidad civil “(…) es de imposible aplicación tratándose de la reparación de los que hemos asumido como daño ecológico puro. De ello se deriva. es decir el daño por influjo ambiental. “Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina”. en la mayoría de los sistemas jurídicos de América Latina no se ha reconocido la especificidad del daño ecológico puro. patrimonial o económica . ya que en este caso nos referimos a una figura ajena a cualquier connotación personal. por tres motivos: 1. México D. 1era edición. Que en ciertos supuestos el individuo personalmente afectado en un interés exclusivo puede. sin embargo. Que el hecho generador del daño es único 2. ser afectado como integrante del grupo que sufre el daño colectivo. de no darse tal daño. 141 José Juan González Márquez.”140 Asimismo sostiene que. básicamente. Si todo el Derecho Civil se preocupa por la persona. México D. 26. a través de los Derechos administrativo y penal. De no ocurrir así. al mismo tiempo.bienes de las personas. en un caso nos referimos al daño ecológico puro. pues que no es ése su cometido principal. Diciembre 2003. pero sólo en cuanto hay un bien patrimonial o personal (un derecho de un particular sobre ellos) que ha sido dañado.142 Debe reconocerse que la responsabilidad civil es. un instrumento jurídico cuya primera finalidad no es precisamente la protección del medio ambiente. Pág.F. 140 José Juan González Márquez. una protección al medio ambiente. “Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina”.

A. dos tipos de daños: la contaminación atmosférica (daño ambiental) y el daño a la salud y a la propiedad de los vecinos (daño individual patrimonial y extrapatrimonial) “El daño individual provocado a causa de un hecho nocivo que afecte al ambiente. como así también el daño a la propiedad individual de los mismos. afectando a un interés individual a la preservación de la salud. Pág. En este caso. independientemente del daño individual sufrido por los vecinos. directo o indirecto. el ambiente se convierte en un medio para la producción del daño. como en la de la Cámara se hace claramente la distinción entre el daño a la atmósfera provocado por las emisiones de dióxido de azufre y trióxido de azufre. sin adquirir ninguna particularidad especial que lo distinga de cualquier otro daño cuya víctima sea una persona determinada. 112 . Tolosa. Por ejemplo. un grupo de vecinos accionó por daños y perjuicios contra la Dirección de Fabricaciones Militares. ocasionado a través de la contaminación atmosférica que la fábrica producía. y el daño a la salud individual de los vecinos. Tanto en la sentencia de primera instancia. Concepto jurídico. patrimonial y extramatrimonial. respecto al presente tema.. en el caso “Maceroni y ot. de la vida. era ocasionado por la contaminación de la atmósfera con dióxido y trióxido de azufre. En la demanda se reclamó también por el daño ambiental en sí mismo. Que el daño individual constituye una consecuencia directa del daño al ambiente. de la integridad física.” 144 143 Pamela C. como consecuencia de la disminución del valor venal y la imposibilidad de venta de sus inmuebles. 70. Asimismo. generando daños que afectan a la personalidad o a las cosas. haciéndose extensiva la demanda a Prosul S. por un lado.”143 Un mismo hecho. c/Fabricaciones Militares”(Cámara Federal de la Plata. (titular de la fábrica tras el proceso de privatización) por el daño individual a la salud y la propiedad de los demandantes.3. provocado por la inhalación del aire contaminado. “La jurisprudencia argentina ha distinguido el daño individual del daño colectivo en numerosas oportunidades. 144 Ibid. La noción de daño ambiental. podrá ser patrimonial o extrapatrimonial. Revista Actualidad Jurídica. Sala 1. Julio. generaba simultáneamente. 2002. 06/09/1996). el ambiente es la vía a través de la cual se concreta el daño individual. Puede decirse que el daño ambiental colectivo repercute en las personas individualmente. En este caso el daño individual. Tomo 104. etc.

Vidal Ramos. consideran que el daño ambiental. como lo sostiene Roger P. citando a Bustamante Alsina “ Autorizada doctrina argentina advierte que el daño ambiental es una expresión ambivalente. Revista Jurídica del Perú. Marzo 2009. La Responsabilidad Civil por Influjo ambiental. La responsabilidad ambiental debe abarcar no solo los daños acaecidos contra el ambiente incluyo la biodiversidad. 60. ya que este vendría a ser. mal llamado así. e indirectamente a las personas.Así algunos autores equivocadamente. 308. 146 Juan Espinoza Espinoza. sino que se refiere también al daño que el medio ambiente ocasiona de rebote (par ricochet) a los intereses legítimos de una persona determinada .”146. Junio 2008 Pág. por lo que según se advierte este daño afecta directamente al medio ambiente. sea. derecho público y privado.”145 Como bien recoge Juan Espinoza Espinoza en su artículo Responsabilidad Civil por daño ambiental. como al daño ambiental colectivo. Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano. el cual sostiene que “ El objetivo del régimen de responsabilidad es asegurar la descontaminación del ambiente dañado. a las personas en sus bienes o en su salud. al daño moral existente que sufre la persona. restaurarlo a la situación anterior al hecho dañoso (restitutio in pristinum) e indemnizar a los sujetos que sufran menoscabo tanto patrimonial o extrapatrimonial en sus derechos subjetivos. no se sólo debe abarcar el daño producido al ambiente en si mismo. que se produce y se manifiesta sobre las personas. “El rótulo daño ambiental se utiliza con un significado ambivalente: para hacer referencia tanto al daño individual causado a través o como consecuencia del daño al ambiente. en la doctrina. el propio daño moral que sufre la persona. daños patrimoniales y extrapatrimoniales y que se derivan del hecho generador o contaminador del ambiente. Vidal Ramos. Actualidad Jurídica. que el Régimen de Responsabilidad por daño ambiental. pues designa no solamente el daño que recae en el patrimonio ambiental que es común a la colectividad. sino que debe conocer al mismo tiempo los daños tradicionales. Tomo 184. Numero 88. ya sea en su salud o en su patrimonio. aquellos que recaen sobre la esfera de los particulares. Algunos sostienen que. “Para los que defienden la Teoría de que el Régimen de Responsabilidad por daño ambiental. lo denomina daño moral ambiental. debe aplicarse bajo el sistema del Régimen de Responsabilidad 145 Róger P. Pág. en su artículo Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano. sino también los daños producidos. es aquel daño. 113 . “Responsabilidad Civil por daño ambiental ¿Tutela efectiva de los derechos de los dañados o simplemente un lirismo?. En base a esta indiferenciación algunos autores sostienen. Rev. en su salud o patrimonio.

Allí el interés no es el de cada uno por la lesión a su derecho sino el de un conjunto o pluralidad de personas a raíz de la lesión a un interés grupal o colectivo. al bien jurídico medio ambiente. Tal como refiere Róger P. el daño causado. tanto cuando daño al medio ambiente directamente y cuando por intermedio de este dañe a la persona en su salud o en su patrimonio. Numero 88. serán de aplicación los principios clásicos del Derecho de daños. se requiere la presencia de los requisitos que exige la responsabilidad civil extracontractual.”149 “Si el daño es sufrido colectivamente. Vidal Ramos. también podemos hablar de daño emergente (el perjuicio efectivamente sufrido) y lucro cesante (la ganancia que dejó de percibir el damnificado o el perjudicado. como la salud. 150 Jorge Mosset Iturraspe. Revista Jurídica del Perú. Argentina. 148 Ibid.”150 147 Róger P. 309. Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano. o directamente en las cosas de su dominio o posesión. Pág. 149 Ibid. habrá daño siempre que se causare a otro algún perjuicio susceptible de apreciación pecuniaria. 114 . simultánea o sucesivamente. una agresión ambiental suele producirse por dos daños de naturaleza bien distinta. el daño público o colectivo o comunitario. Vidal Ramos “ Del daño ambiental ser derivan otros tipos de daño. Pág. derecho público y privado. 311. el nexo causal y el factor de atribución (…) ”147 Según Fraga. se producen daños al medio ambiente en sí mismo. “ para la existencia de la responsabilidad civil ambiental se requiere que se encuentren presentes los siguientes requisitos: la antijuridicidad. Daño Ambiental. Y por último. Se trata de las consecuencias de un mismo hecho lesivo. Pág. 313. propiedad y moral/psíquico (…) ”148 “En un daño ambiental patrimonial. por afectar a varias personas.Extracontractual. finalmente. Rubinzal Culzoni Editores.Tenemos. 141. estos son los que podemos denominar daños públicos ambientales o daños ambientales autónomos. Junio 2008 Pág. sin víctimas individuales o personales. que lesiona a distintas personas en un interés subjetivamente diferenciable (…). debido a que un daño ambiental afecta al patrimonio. se producen daños en los bienes privados o en las personas y de otro lado. Por un lado. 1999. o indirectamente por el mal hecho a su persona o a sus derechos o facultades. por afección al ambiente.

Queda así marcada la diferencia con las ideas del Derecho Comparado volcadas precedentemente: la acción no es exclusiva del Estado sino que pertenece a todos. quien utilizando los servicios de la empresa de transporte Ransa se produjo el derrame de 151 kilos de Mercurio. en las localidades de Choten. se produjo daño a la salud y a la propiedad (vivienda) de los pobladores de diferentes comunidades. a la empresa minera Yanacocha. Puesto que el ambiente. como acontece con la lesión del equilibrio ecológico. Rubinzal Culzoni Editores. un ejemplo de responsabilidad civil extracontractual por daño a la salud y la propiedad de pobladores de diversas zonas afectadas. Magdalena y San Sebastián de Choropampa. al afectar el entorno o equilibrio ecológico sin dañar a un sujeto en su salud o patrimonio.”151 151 Jorge Mosset Iturraspe. en cuyo caso el interés afectado pertenece a todos los que conviven en el lugar. 142. a la empresa de transporte Ransa. como los ríos son de todos los habitantes del país y ni siquiera el Estado puede arrogarse la propiedad de los mismos. solidariamente por daños a su salud y a su propiedad. La Calera. “(…) puede causarse un daño colectivo sin concurrencia de daños individuales. a causa de una contaminación realizada por la empresa Minera Yanacocha. en esta ultimo poblado se concentro el mas alto nivel de contaminación de Mercurio. donde se busca la indemnización del daño producido a la salud y la propiedad de las víctimas de dicho daño. 115 . que lógicamente está presente. (Responsabilidad por influjo ambiental). el cual la empresa minera tuvo primero que realizar una reparación in natura de las áreas afectadas. San Juan. ya que es a raíz de éste. independientemente del daño que se hubiera producido el medio ambiente. Pág. Este hecho por el que se demandó vía civil. obviamente el hecho de que se haya producido un daño por influjo ambiental. que no menoscaba la salud ni el patrimonio de nadie. lo cual fue un daño cierto e individualizado. que se produce a consecuencia de un daño ambiental. donde dichos pobladores demandaron vía responsabilidad extracontractual. que se produce el daño civil. Como se señalo. típico caso de responsabilidad por influjo ambiental. Daño Ambiental. El Tingo. 1999. es un típico daño por influjo ambiental. o daño civil. Argentina. Y si este no era posible proceder a la indemnización económica.Asimismo. anteriormente el daño ambiental puede existir sin que al mismo tiempo se haya producido daños particulares strictu sensu. no obsta a que haya un daño ambiental propiamente dicho.

Zaragoza. Existen diferentes teorías: la teoría de la equivalencia de condiciones 153. 116 .3. Este es uno de los principales obstáculos con los que cuenta en la actualidad el instituto de la responsabilidad civil como medio de defensa del medio ambiente. siguiendo al profesor Delgado Echevarría. Es la relación de causa y efecto entre la conducta contaminante (humos y ruidos) y el daño producido (daños al patrimonio y la salud). como requisito esencial para poder iniciar el proceso jurídico de reparación. Para esta teoría cada condición es causa de todas las consecuencias.4. la causa 152 María del Carmen Sánchez – Friera González. En la primera línea de pensamiento se ubica la teoría de la "equivalencia de condiciones" -expuesta por Von Buri en 1860 y dominante a partir de 1885-. 1994. no sólo se exige la existencia y la prueba de un daño. sea cual fuere su importancia causal. la individualización previa de los daños producidos opera como presupuesto para el ejercicio de las acciones de responsabilidad civil. 229 153 Sostiene Jorge Mosset Iturraspe en su artículo “La relación de causalidad en la Responsabilidad Extracontractual”. conduce a hacer responsable al agente de consecuencias bien alejadas de sus actos. Daños que son causados por gases. el daño al ambiente como tal y en consecuencia no se condena a la empresa contaminante a que restablezca el equilibrio ecológico roto con su actuación contaminante sino solamente a reparar el daño concreto que en su persona y bienes ha sufrido el reclamante. puesto que si se elimina a una el resultado no ha de existir..”152 4. que el daño se puede definir “ como toda desventaja en los bienes jurídicos de una persona. Responsabilidad Civil del Empresario por deterioro del medio ambiente. contemplando casos de responsabilidad civil. siempre lo hace con referencia al derecho de propiedad y alguna sentencia contemplando daños en la salud de las personas. por ruidos y vibraciones procedentes de la actividad contaminante de fábricas o instalaciones industriales. Determinación del Nexo Causal y la identificación de los causantes. rechaza las diferencias entre los antecedentes del resultado y los considera a todos equivalentes en su producción. conditio sine qua non. Esta dificultad tiene un reflejo directo en la jurisprudencia que hemos expuesto y que.Sostiene María del Carmen Sánchez –Friera González. Pág. De modo que. Ubica a todos los antecedentes en un mismo plano. sino que el mismo tiene que estar individualizado. humos. Nexo Causal. Pero en ninguna de las sentencias aparece contemplado el daño ecológico.

hubiese podido prever como resultado de su acto. en general. por lo demás. idónea para determinarlo. La causa adecuada produce efectos típicos. ésa es la causa. debe sujetarse "a la rectificación que le impone el legislador". La relación de causalidad en la Responsabilidad Extracontractual. de donde se consideran efectos o consecuencias del obrar del agente los que se verifican según el curso ordinario de la vida. orientado por el prisma de la justicia. no es causa cualquier condición del evento. 155 Sostiene Jorge Mosset Iturraspe en su artículo “La relación de causalidad en la Responsabilidad Extracontractual”. y ese juicio de probabilidad no puede hacerse sino en función de lo que un hombre de mentalidad normal. siempre en opinión de Llambías. se considera eficiente a la condición que ha contribuido en mayor medida a la producción del resultado. En Revista Latinoamericana de Derecho Nº 1. la relación de causalidad debe entenderse bajo el criterio de la causalidad adecuada157. Señala Mosset Iturraspe. son solamente condiciones antecedentes o factores concurrentes. sino aquella que es. causa eficiente155. con afán cualitativo. El texto del artículo 1223 del Código Civil italiano parece acogerla. “ (…) la teoría de la causalidad adecuada. o sea considerar si tal acción u omisión del presunto responsable era idónea para producir regular o normalmente un resultado. Aquella que según el curso natural y ordinario de las cosas es idónea para producir el resultado. Teoría de la causa próxima: se considera tal a aquella que temporalmente se halla más próxima al resultado. en: http://www. es decir. donde la más aceptada sin duda ha sido y es la teoría de la relación causal adecuada. para quien "no basta comprobar que un hecho ha sido antecedente de otro para que sea su causa eficiente: para ello es necesario que tenga. esto es de acuerdo a Maria del Carmen Sánchez – Friera González. no es causa cada condición del evento. la virtualidad de producir semejante resultado". por su mayor eficacia interna en el proceso causal. al limitar el resarcimiento del daño a las consecuencias inmediatas y directas del incumplimiento. la más eficaz o activa. México. la tesis de la condición preponderante. cuando las condiciones se presentan de manera simultánea o compleja. postula que no todos los acontecimientos que preceden a un daño tienen la misma relevancia. 156 Jorge Mosset Iturraspe. es necesario formular un juicio de probabilidad. por haberse "asociado última" a las restantes.juridicas. Comparte este criterio. condena a resarcir las consecuencias que se manifiestan inmediatamente en el momento del hecho dañoso. sino que dentro del cuadro de los 154 Sostiene Jorge Mosset Iturraspe en su artículo “La relación de causalidad en la Responsabilidad Extracontractual”. en un pasaje que siempre se recuerda: "Sería para el derecho una tarea infinita juzgar las causas de las causas y las acciones de unas sobre las otras". Por otro. juzgada ella en abstracto. la Teoría de la relación causal adecuada: “(…)parte de la distinción entre causa y simples condiciones. se considera causa a aquel de los antecedentes en que desde el principio está virtualmente contenido el efecto.próxima154. 2004. la causa fortuita o casual efectos atípicos. y qué decir.”156 Según el artículo 1985º del Código Civil para que se verifique la responsabilidad extracontractual. La idea básica fue formulada por Francis Bacon. por sí. en la doctrina nacional. Llambías.. Según esta teoría no todas las condiciones necesarias de un resultado son equivalentes. Teoría de la causa eficiente : sus partidarios discrepan en el criterio seleccionador. ello conduce a mantener la responsabilidad si el hecho considerado es la proximate cause y a descartar los que son too remote.unam. sino solo la condición que sea adecuada o idónea para determinarlo. Las demás condiciones que no producen normal y regularmente ese efecto. Para establecer cuál es la causa de un daño conforme a esta teoría. por un lado. 117 .pdf 157 Es la que predomina actualmente y fue expuesta por VON KRIES. con afán cuantitativo. Las objeciones saltan a la vista: no siempre es la causa del evento la última circunstancia actuante.mx/publica/librev/rev/revlad/cont/1/art/art9.

es así la causa que. Todos los demás acontecimientos que hayan podido suceder. 160 Encarna Roca. El dueño del tranvía demanda al dueño del árbol porque no tomó las precauciones necesarias para que la vejez del mismo no hiciera que éste se cayera. el daño no se habría producido. una persona responde del daño producido sólo en el caso de que su conducta haya tenido el carácter de causa adecuada o causa normalmente generadora del resultado. 159 Así. en un ejemplo de la jurisprudencia norteamericana. Por ello. por oposición a las causas que no comportan el daño sino por consecuencia de circunstancias extraordinarias. sólo son periféricos e irrelevantes para determinar quién debe responder por el daño causado. habría frenado y no habría ocurrido el accidente. el profesor Lacruz Rogel Vide. Ello porque no había causalidad adecuada. podría decirse que la causalidad es adecuada cuando puede establecerse que sin el hecho en cuestión. la producción del resultado dañoso ”158. donde señala: “¿Cómo explicar la causalidad adecuada? La mejor manera es a través de un ejemplo de la jurisprudencia norteamericana. lleva consigo siempre un daño de la especie considerada.. TIRANT LO BLANCH. 118 . regular o normalmente un resultado. de tal manera que los daños sean la consecuencia normal y esperada de la conducta. Asimismo sostiene Encarna Roca. Ello puede derivarse de una observación empírica. José Bosh. Pág. con base a criterios de probabilidad o de razonable regularidad. Si no hubiera venido a esa velocidad hubiera llegado al lugar en donde estaba el árbol antes de que este se haya caído.Friera González. Un tranvía venía circulando a exceso de velocidad y en esas circunstancias pasa a lado de una casa. considerar si tal acción u omisión del presunto responsable era idónea para producir. Pág. EDITOR S. En consecuencia para establecer cuál es la causa de un daño conforme a esta teoría. Pág. 160 Lo explica mejor Alfredo Bullard González. Maria del Carmen Sánchez . 2000. Habría encontrado el árbol en la vía. es decir. pues la causa adecuada es la idónea para causar determinado tipo de daños. 1994. Por tanto. una persona responde del daño sólo si su conducta ha tenido el carácter de causa normalmente generadora del mismo. dice el profesor Lacruz159. respecto a la causalidad adecuada. ¿Cómo se defendió el dueño del árbol? Señaló que el tranvía venía a exceso de velocidad.A. se atribuye relevancia a aquel que sería la causa que normalmente debe haber producido el daño. es necesario formular un juicio de probabilidad. 139. Causalidad adecuada. 240. El exceso de velocidad del tranvía no 158 Responsabilidad Civil del Empresario por deterioro del medio ambiente. normalmente. por lo que. todos ellos susceptibles de haber podido producir el resultado dañoso. deben considerarse como causa en sentido jurídico. sólo aquellos de los cuales quepa esperar. Derecho de Daños. La responsabilidad civil extracontractual. 68. “Se considera que cuando concurren diversos acontecimientos.antecedentes. Valencia. con tan mala suerte que un árbol cae encima del tranvía y ocasiona una serie de daños. Barcelona. Se declaró infundada la pretensión del demandado (dueño del árbol) de exonerarse de responsabilidad alegando que el daño había sido causado por el exceso de velocidad del tranvía. Carlos.

en complicidad con un número indeterminado de fuentes fijas. Por ejemplo. la Ley Sobre Bases Generales del Medio Ambiente establece en su artículo 52 de manera explícita la presunción del vínculo de causalidad al señalar: se presume legalmente la responsabilidad del autor de daño ambiental. quien ha sido el causante del daño ambiental. ya que la relación causal es a veces difícil de probar. donde al menos en Lima más de 900. a los planes de prevención o de descontaminación. utilizando instrumentos como la inversión de la carga de la prueba. si existe infracción a las normas de calidad ambiental. en: http://www.”161 Sin embargo. Pensemos en el ejemplo del daño sobre la atmósfera. en mayor o menor proporción.com/doc/9606944/Codigo-Civil-Comentado- 119 . De la misma forma en Argentina. La mayoría de los daños ambientales no pueden ser imputados a un solo individuo. la relación del nexo causal en los daños ambientales. Esta situación tiende a agudizarse conforme nos encontramos frente a actividades económicas cada vez más complejas. si no que normalmente son consecuencia de la sumatoria de varias conductas contaminantes imputable a varios individuos. Pág. preservación o conservación ambientales. La Ley General del Ambiente establece en su artículo 29 que se presume Iuris tantum la 161 Alfredo Bullard González. en Chile. Será consecuencia normal del exceso de velocidad el atropello o el descarrilamiento. en estos casos es difícil de probar. o por la incertidumbre también científica. La solución a esta problemática ha sido abordada de diferente manera en la legislación comparada latinoamericana buscando nuevas soluciones que tiendan a suavizar los rigores de probar el nexo causal. a las regulaciones especiales para los casos de emergencia ambiental o a las normas sobre protección. 202. pero no de caída de árboles sobre los tranvías. Por ello la acción (exceso de velocidad) y su consecuencia (daños por la caída del árbol) no están en relación de causalidad adecuada. Por ejemplo. la presunción del vinculo causal y la imputación directa de responsabilidad o responsabilidad objetiva.000 vehículos contribuyen a su concreción. por el desconocimiento científico de las causas del daño. es una de las cuestiones que se complican cuando se trata de aplicar el Derecho civil a la responsabilidad por daño ambiental. establecidas en la presente ley o en otras disposiciones legales o reglamentarias. “Código Civil Comentado por el 100 mejores especialistas”.scribd. No es la consecuencia normal del exceso de velocidad que se caigan los árboles. que puede rodear la identificación de los efectos sobre el ambiente de algunos compuestos químicos. “(…) en el Derecho Latinoamericano se pueden observar diferentes desarrollos normativo en el sentido antes apuntado.incrementa las posibilidades de que ocurra un accidente de ese tipo. a las normas de emisiones.

En el mismo ejemplo. Responsabilidad por Daño Ambiental 1era edición. pues la probabilidad de que tal hecho sea la causa del daño no es prueba de que realmente lo sea”163. 162 José Juan González Márquez. por lo que respecto del hecho generador. Pág. México D. pero que van a producirse más adelante. “(…) la situación de los daños ambientales puede ser aún más compleja cuando existen varios agentes que contribuyen a causar el daño. pues sus efectos se manifiestan con posterioridad al hecho dañino. 163 Carlos Chirinos Arrieta. Reflexión y Debate. diciembre 2003. Esto sucede cuando varias empresas mineras contaminan el mismo río. y hasta puede alcanzar la condición de irreversible. La prueba del mismo es de cargo de la víctima.”162 “En el ordenamiento jurídico peruano. Pág. pero ninguno de ellos puede ser reconocido como la causa eficiente del mismo. unos daños son directos y otros indirectos.responsabilidad del autor del daño ambiental. 49. 48.F. pero la contaminación producida por todas ellas. se encuentre cumpliendo con los límites máximos permisibles establecidos por la legislación. el nexo causal entre el hecho y el daño no se presume. Un ejemplo es la contaminación que afecta de manera permanente un elemento del ecosistema esencial al funcionamiento del mismo. 49. Pág. Muchas veces sucede en materia de daños ambientales que unos daños son consecuencia de otros.” 164. excede los estándares de exposición que la legislación deseaba para ese río en función de sus usos. Asimismo. 165 Ibid. vale decir. en conjunto. persiste en el tiempo. individualmente considerada. si existen infracciones a las normas ambientales administrativas. 120 . Perú. En ocasiones se denominan daños futuros a ciertos daños actuales que no son inmediatamente advertidos. Bien puede suceder que cada una de ellas. “Otro tema de relevancia radica en determinar qué debe entenderse por relación de causalidad adecuada. También existen situaciones en que el daño es continuado. y que se prolonga en el tiempo hasta anularlo por completo y modificar por lo tanto de manera definitiva los procesos ecológicos del ecosistema. o mejor dicho. Octubre 2000. No serían reparables entonces aquellos daños que tuvieran como causa probable algún hecho. 54. y en ocasiones se va agravando. Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú. hasta dónde la causalidad es adecuada para generar el deber de reparar. 165 Como sostiene Carlos Chirinos Arrieta. Pág. señala que: “Existen también los daños futuros: aquellos que no se ha producido aún. 164 Ibid.

y en este caso concreto.puede ocurrir que algunas empresas se encuentren cumpliendo con los límites máximos permisibles y otras no. la regla de la causalidad adecuada entre 166 Carlos Chirinos Arrieta. Junio 2008. mediante la causalidad adecuada.”168 En ese sentido señala Enrique Ferrando. 310. pero el impacto combinado de todos los vertidos sí.”166. Reflexión y Debate. “Difícil también es identificar el agente contaminante. desde un punto de vista de justicia material ¿quién es más responsable del daño?. resultando injusto atribuirles el resultado. 121 . Junio 2008. un único vertido autorizado de productos contaminantes en un río. Pág. no generó la contaminación del mismo. Revista Jurídica del Perú. en tanto que las otras serían responsables por su conducta antijurídica. Revista Jurídica del Perú. Responsabilidad Civil y el daño ambiental en el Sistema Peruano. ¿Cómo discernimos que un determinado daño ecológico es consecuencia de la actuación puntual de un agente contaminante o. un agente que infringió los límites máximos permisibles. que sin ellas no se hubiera producido el daño. “Puede darse el caso de que el daño sea atribuible a diversos agentes. ya que incurrieron otras conductas. podría argumentar que su conducta por sí sola. Número 88. Asimismo. 167 Róger Vidal Rámos. En este supuesto. Señala Vidal Ramos. Pág. Responsabilidad Civil y el daño ambiental en el Sistema Peruano. por el contrario. Perú. Octubre 2000. es consecuencia del efecto acumulativo de varios actos contaminantes realizados a lo largo del tiempo y del espacio?” 167 “A veces. no cause un daño identificable. pero siempre podrían oponer en su defensa que no existe una relación de causalidad adecuada entre sus propios hechos y el resultado. que ejercía las funciones de control de calidad del agua del río y no impuso a las industrias umbrales de emisión más severos para proteger los umbrales de inmisión o de calidad del agua?. Por lo que. de los cuales algunos actuaron en el ejercicio regular de un derecho y otros con infracción de la ley. Pág. quizás. 168 Róger Vidal Rámos. La circunstancia de que algunas se hubieran encontrado ejerciendo regularmente un derecho las exoneraría de responsabilidad. Número 88. 49. ¿las diferentes industrias situadas en el margen del cauce que observaron en sus emisiones lo dispuesto en sus correspondientes vertidos o el organismo de cuenca competente. por ejemplo. Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú. pero aún así se determinase que no se habría producido el daño sin el concurso de todas ellas. toda vez que para producir el mismo concurrieron otras causas. 310.

dado que contribuyeron al mismo. pues los agentes que actuaron con infracción de la ley podrán siempre demostrar que sus actos. debe identificarse al responsable del daño ambiental. que actuaron en el ejercicio regular de su derecho de contaminar. cuando siendo única la obligación. podría este liberarse de la obligación de indemnizar demostrando que esta infracción no es causa eficiente de la producción del daño. pero en este caso puede que hayan existido diferentes responsables para que se genere el efecto dañino. son varios los acreedores. el efecto capital del 169 Enrique Ferrando. por consiguiente. por un lado. responden solidariamente.” 169 En vista de lo expuesto. son varios los deudores. 505. Apuntes sobre la Responsabilidad Civil Ambiental en el Perú. extinguido la deuda. por otro. otras concausas sin las cuales el daño no se habría producido. es decir. dirigirse contra los demás para que estos le reembolsen el monto que ha egresado de su patrimonio (solidaridad pasiva). Sociedad Peruana de Derecho Ambiental. cada uno de los cuales está obligado frente al acreedor por el íntegro de la deuda. no existe la causalidad adecuada entre le hecho provocado por él y el perjuicio ambiental irrogado. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA. en mayor porcentaje. Noviembre de 1996. se verifica que. no son en rigor un problema pues el Código Civil dispone que sin son varios los responsables. plantea un problema. En ese sentido. pero ese grado no habría sido alcanzado sin el concurso de los demás agentes. pudiendo. y que éste sólo se produjo con el concurso de los actos de quienes actuaron en el ejercicio regular de un derecho.el hecho y el daño se prestará nuevamente a consideraciones de orden subjetivo. que cada uno es responsable por el todo. hasta determinado límite. En el sistema peruano. ya que a raíz de la misma. quien hubiera llevado a cabo la so/utio y. 170 Enrique Fernando Gamarra. “este tipo de situaciones. Pág. 15. sin cuya contribución no se habría producido daño alguno. algunos sostienen que este tema está resuelto con lo establecido en el artículo 1983º “Concurrencia de causas” del Código Civil. pudiendo el deudor efectuar el pago a cualquiera de ellos (solidaridad activa). Pág. un mismo elemento del ambiente. La infracción del límite permisible de contaminación por parte de un agente puede determinar que los volúmenes totales de sustancias contaminantes arrojadas a los mismos elementos excedan el estándar de calidad deseado para ese elemento. vale decir. Si bien la infracción del agente responsable hizo posible la producción del daño. la infracción del agente puede haber sido determinantes para que se verifique un grado de contaminación socialmente inaceptable. sin perjuicio del derecho que les asiste de solicitar al juez que gradué su responsabilidad para efectos de la relación interna ”. 122 . por sí solos. tal como sostiene Enrique Ferrando Gamarra 170. inutilizándolo para su uso. En este supuesto. José Barreto Bravo señala que: “ Se tiene solidaridad. el nexo causal. Tal circunstancia puede producirse cuando varios agentes cuentan con licencia para contaminar. y. La Responsabilidad por el daño ambiental en el Perú. no fueron causa eficiente del daño. cuando siendo única la obligación. En ambos casos.

es entre ellos que se establece la responsabilidad solidaria. “(…) cada acción (u omisión) debe presentar una eficiencia causal determinante. Pág. para cuya aplicación es suficiente la incitación o la ayuda. como señala Enrique Ferrando Gamarra.como consecuencia de la actividad de un solo sujeto (ya sea un deudor que ejecuta la prestación. el o los que son normalmente idóneos para producir el resultado lesivo. Aunque su artículo 1983º establece la obligación a una respuesta solidaria cuando un daño tiene varios responsables. los que no lo hicieron pueden liberarse de responsabilidad alegando que no existe una relación de causalidad adecuada entre sus hechos y el resultado.fenómeno es la determinación de la extinción de la deuda -naturalmente por la satisfacción del interés creditorio.. según se trate de solidaridad pasiva o activa. 192. 188. ya sea un acreedor que exige -y obtiene.”171 Pero quienes son los responsables solidarios.scribd.la misma. Queda a criterio del juez decidir si existe causalidad adecuada entre el hecho generador del daño y los daños 171 José Barreto Bravo. de acuerdo al artículo 1971º. hecho que determina que la solidaridad no sea aplicable a este supuesto. Pág. De no ser así. no son responsables aquellos que actuaron en el ejercicio regular de un derecho. Los que actuaron en el ejercicio regular de un derecho no son responsables. ¿todos los que incumplieron la normativa ambiental? ¿Los que cumplieron y aún así produjeron daño ambiental?.. en el del mal ubicado artículo 1978.scribd. no estaríamos en el campo de aplicación del artículo sujeto a análisis. respectivamente). mientras que el autor "indirecto" en proporción de su grado de participación (por incitación o ayuda) en el evento lesivo. como factor concurrente y no meramente coadyuvante del daño. “ El problema de las concausas no es necesariamente resuelto por el Código Civil. Una vez ubicados. donde señala Barreto Bravo siguiendo a De Trazegnies.”173 “La “causalidad adecuada” utilizada por el artículo 1985º del Código Civil no resuelve ninguno de los problemas planteados. tal regla se aplica en la medida en que sean realmente responsables.com/doc/9606944/Codigo-Civil-Comentado172 Artículo 1971º. y por otro lado. Es decir cuando se utilizar la causalidad adecuada. “Código Civil Comentado por el 100 mejores especialistas”. probablemente. (…) 173 José Barreto Bravo. es decir el artículo 1983º se aplica en la medida en que se haya identificado a los responsables. estando el autor "directo" del daño obligado por el monto íntegro. en: http://www. “Código Civil Comentado por el 100 mejores especialistas”. sino. acaso.Inexistencia de responsabilidad.com/doc/9606944/Codigo-Civil-Comentado- 123 .En el ejercicio regular de un derecho. en: http://www. esto es. tal como se regula en su artículo 1971º ”172 . para discriminar entre varios eventos implicados. esta es. No hay responsabilidad en los siguientes casos: 1.

no olvidemos que la certeza de daño causado es un elemento necesario para apreciar la existencia de responsabilidad civil. Pág. las concentraciones industriales. que atendiendo a que el daño ambiental. llevará hacia planteamientos de responsabilidad solidaria o colectiva. un juez podría considerar que la relación de causalidad adecuada sólo existe respecto de los daños previsibles y entonces todos los daños imprevisibles quedarían sin reparación. serían los obligados a repararlo. Es principio reconocido que todo productor de contaminación – tomada como fenómeno marco de los daños ambientales – debe ser el responsable en primer término de pagar por las consecuencias de su acción. no hace falta advertir que en la actual sociedad industrial se produce una cadena en el proceso de elaboración y distribución. propia del daño civil. esta cuestión que parece no plantear mayores problemas tiene sus dificultades. para que proceda el resarcimiento. justo atribuir al titular del riesgo o peligro únicamente responsabilidad por los daños o perjuicios previsibles. Este temperamento tendría sólido asidero en el sistema de responsabilidad civil por riesgo creado. por lo cual parece. como productores del daño. Además. 124 . generalmente no presenta la característica de certeza. ello nos da una pauta de la dificultad que provoca la individualización de los sujetos contaminantes que. de determinar el daño respecto al sujeto. Sin embargo. nos damos cuenta. los transportes. es el concerniente a la existencia de un daño. futuros. el único que reviste un valor esencial. la producción. dentro de ella. además de presentar sus propias características. Queda a su juicio resolver si esa causalidad adecuada existe y en qué grado cuando varios concurren en la producción del daño. Todo ello. Editor responsable: Carlos Chirinos Arrieta. Perú -Octubre 2000. toda vez que la doctrina del riesgo o peligro se asienta en la previsibilidad del daño. pudiendo ser los causantes pertenecientes a 174 Enrique Ferrando. 50. teniendo presentes las características de los daños ambientales. de todos los requisitos que exige la aplicación de la responsabilidad civil. Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú. En efecto. etcétera-. (…). acumulados. al analizar desde el punto de vista general los daños ambientales veremos que presentan características especiales – son continuados.indirectos. Reflexión y Debate. y establecer si este nexo causal es aplicable respecto de los daños futuros. prima facie. Así. conllevan una singular dificultad a la hora de designar al sujeto responsable. es más. Y queda igualmente a su criterio determinar si la causalidad adecuada se sustenta únicamente en bases objetivas o también son aplicables consideraciones subjetivas.”174 En cuanto a la ubicación del causante del daño. como bien señala Hutchinson: “Bien sabido es que el maquinismo. a la dificultad e incluso a la imposibilidad. el daño ambiental puede producirse en cualquier eslabón.

Argentina. el caso fortuito y fuerza mayor como causal de eximente de responsabilidad por daño ambiental propiamente dicho. Ibid. 1999. situación esta última que nos puede llevar a participantes sin estructura jurídica ni capacidad económica. señala Hutchinson siguiendo a Despax “(…) se encuentren. 177 Ibid. Pág. en su origen. que se encuentra regulada en el artículo 1972º de nuestro código Civil peruano. 29. que vienen a ser: caso fortuito o fuerza mayor. la mismas que no se pueden aplicar al daño ambiental salvo. puedan serle atribuidas en su totalidad. la manipulación y transporte de residuos peligrosos favorecen y potencian los daños. que producen una polución atmosférica amenazando las cosechas de los agricultores vecinos. debido a los vertidos que produce. agravando la situación final. y hecho determinante de un tercero. muy a menudo confundidas en el momento de determinar el o los responsables contra los que entablar el combate judicial (…) sin que siempre sea posible el atribuir a uno u a otro de entre ellos. Esta pluralidad de agentes contaminadores hace que las víctimas de la polución. fácilmente perceptibles. Daño Ambiental. Pág. 28. llegándose a situaciones fácticas confusas).”176 Pueden existir casos en que sea posible detectar sin problemas al contaminador. sin el concurso de los otros. en el caso en el que una sola empresa.. hubiera sido suficiente para dar lugar al resultado final dañoso. no existe la posibilidad de determinar si la intervención de uno solo de los probables causantes del daño. Rubinzal Culzoni Editores. 175 176 Tomás Hutchinso. sino que provocan una progresión geométrica de los daños. 29. Sin embargo. la mayoría de los casos de contaminación presenta. una responsabilidad precisa en la génesis de un perjuicio (…)”177 Asimismo. cuyas consecuencias. cuyas consecuencias no son una mera suma aritmética. sin que haya que buscar otro responsable. O que una empresa única sea la sola responsable de la emisión de vapores y humos nocivos.una misma estructura empresarial o no. de hecho determinante de tercero o de la imprudencia de quien padece el daño. así. en la hipótesis en la que varios comportamientos son la causa productora de un mismo daño . Es que en la práctica es difícil la determinación de los sujetos activos de la contaminación o degradación (por ej. tenemos la regulación de la fractura del nexo causal.. Pág. Por ello la solución individualista carece de rigor en materia ambiental al no lograr solucionar problemas de multiplicidad de sujetos causantes. sea el origen de la contaminación de un curso fluvial. 125 .” 175 “En muchos casos. donde responderá el tercero causante del daño. una característica común: la acción lesiva procede de diversas causas.

Tomo II. se podrá aplicar la máxima del derecho civil.”178 “Analizado el daño ambiental. a que se ha dado el nombre de daño emergente. Puede no limitarse a la mera recomposición ya que puede haber otro tipo de indemnizaciones o resarcimientos. Los alcances y formas de reparación o La reparación del daño. su objeto en principio es la preservación de la naturaleza. por lo tanto. “(…) la finalidad de este régimen de responsabilidad no es obtener un resarcimiento de una persona en relación al patrimonio de otra. 118 126 .4. el método de evaluación de evaluación económica no genera ningún problema ya que se realizara de acuerdo a lo determinado en el plano general de la responsabilidad civil. La recomposición es para restablecer el estado anterior del ambiente. 1999. independiente de las consecuencias dañosas que puede generar en la persona o los bienes de un particular. sea por su imprudencia o no. no interesa si la victima por imprudencia se hizo un daño. como se señaló líneas arriba la finalidad de la Responsabilidad Civil es reparadora antes que preventiva. Rubinzal – Culzoni Editores.4. resultado de ese daño. De este modo. Pág. sino. o la demora en la ejecución. debe responder por los daños provocados al medio ambiente. 4. Como sabemos. Pero que sucede cuando se hace efectiva la producción del daño ambiental. Como señala Tomas Hutchinson. Argentina. igual el causante del daño. independientemente de que exista una víctima la cual sufrió un daño. ya que aquí no se está tratando del daño civil que afecta a una persona individualizable. que busca la indemnización por daños y perjuicios. y la privación de una ganancia o utilidad que el acreedor tenía derecho a alcanzar en virtud de su crédito.Respecto a la imprudencia de quien padece el daño. tendríamos que indicar que todo daño ambiental necesariamente trae consigo costos ambientales. llamado por eso lucro cesante. donde el valor de la indemnización debe ser igual a la pérdida que el acreedor experimente con motivo de la no ejecución total o parcial. al daño ambiental que afecta a todos. el fin tradicional de la responsabilidad civil es indemnizar al perjudicado obligando al responsable del daño a pagar los costos de cualquier pérdida. Daño Ambiental. los cuales no siempre han sido asumidos por los sujetos contaminantes y en muchas ocasiones estos costos son 178 Tomas Hutchinson. Se trata de un daño al ambiente en sí mismo. y que esta pérdida o perjuicio consiste en dos hechos diferentes que la indemnización debe comprender: una disminución real del patrimonio del acreedor .

que busca primordialmente la indemnización por daños y perjuicios. con lo cual los costos ambientales son transferidos a terceros o asumidos por la sociedad. donde se señala que: “La indemnización comprende las consecuencias que deriven de la acción u omisión generadora del daño. una aproximación a su recepción por parte del Derecho Mexicano. El Principio de la Reparación del daño ambiental en el derecho internacional público. Vidal Ramos. Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano. A diferencia de lo que sucede con el daño civil. Revista Jurídica del Perú. servicios de alimentación y. sino que se prefiera esta opción en lugar de la tradicional indemnización. en 179 Róger P. derecho público y privado. conocido como reparación in natura. 127 . (…)” 180 Coincidimos con Tania García López181. la consecuencia del daño.”179 En relación a las actividades industriales y mineras. y en algunas ocasiones. exige que no quede a elección del ofendido la forma de reparación. Tenemos. Pero la externalidad también puede ser externalidad negativa. Para mayor comprensión no apoyaremos de la metodología del análisis económico del Derecho. estas generan externalidades positivas y negativas. ruidos molestos (contaminación acústica). una fuente importante de tributos para el gobierno. Un ejemplo de externalidades positivas se da cuando una entidad financiera se instala en un vecindario. tomado del siguiente ejemplo: La externalidad o costos ajenos pueden ser positivos o negativos. de cosechas. etc. Numero 88. 181 Tania García López. males cancerigenos. del agua. la instalación de empresas adicionales (proveedores). 314. “Es indudable que muchas ciudades del Perú subsisten por la presencia de la actividad minera. pero también pueden genera externalidades negativas que se traducen en daños al medio ambiente tales como la contaminación del aire. no cabe la menor duda de que los vecinos van a sufrir las externalidades negativas que se manifestarán mediante la proliferación de la prostitución. la destrucción de las zonas aledañas. que los daños ambientales son de difícil reparación. Una empresa minera genera trabajo. al sostener. el principio de reparación del daño ambiental. 315. por ejemplo si se trata de la pérdida de especies. Junio 2008 Pág. en este caso. 180 Ibid.transferidos a las víctimas. incluyendo el lucro cesante. daños a las personas (infecciones. la ciudad también podría correr el mismo destino. enfermedades). a la persona afectada. es decir. de la delincuencia y los ruidos molestos . sin embargo cuando nos encontramos con que el daño ambiental ya se produjo. el artículo 1985º del código civil peruano. 182 Artículo 1985º del Código Civil Peruano. Pág. desde luego. los vecinos se van a beneficiar en forma gratuita de la vigilancia que van durante las 24 horas del día. supongamos que en lugar de un banco se inaugura un night club. es la indemnización por daños y perjuicios. Los daños al medio ambiente son externalidades típicas. si desaparece esta. por ejemplo. 482. el daño a la persona y el daño moral (…)”182. son irreparables.

una revisión del derecho comparado permite detectar la tendencia legislativa a ponderar este tipo de reparación sobre la compensación monetaria como ocurre por ejemplo con Argentina. 187 Ibid. la compensación monetaria o indemnización por daños y perjuicios debe ser subsidiaria en relación con la indemnización in natura “(…) como cuestión medular en materia ambiental. Honduras.” 186 “Al respecto. 186 José Juan González Márquez. Ecuador. México D.”187 No obstante lo recogido por la legislación. entendiendo por tal. México D. diciembre 2003. Panamá y México. Responsabilidad por Daño Ambiental. la solución a este problema no es fácil. 69. 1era edición. Pág. 1era edición.A diferencia de lo que sucede con los daños civiles tradicionales . la legislación ambiental mexicana coincide en señalar que la reparación in natura consiste en la restauración del medio ambiente dañado.. según el artículo 3º. Pág. por consiguiente. 163 184 José Juan González Márquez. 68. diciembre 2003. Responsabilidad por Daño Ambiental. aunque la Ley del Medio Ambiente 1. el daño ambiental no puede ser abordado exclusivamente desde una óptica económica y. El Salvador. Responsabilidad por el daño ambiental en la Ley General del Ambiente. como precisa José Juan González Márquez “La reparación in natura consiste en la restitución del bien dañado al estado que se encontraba antes de sufrir un agresión y es por tanto la única reparación razonable desde el punto de vista ecológico ”184. pues la recomposición del ambiente al estado anterior del daño exige disponer de criterios científicos capaces de calcular el grado de reconstitución del medio 183 Vito Verna Coronado.”185 Asimismo en algunos países como por ejemplo en “ Bolivia. en América Latina. en su artículo 102 señala que cuando el resarcimiento sea decretado a favor del Estado.F. Chile.333 no determinar la preeminencia de la reparación in natura. “ Así. Tomo 144. Noviembre. 2005. La jurisprudencia y numerosa legislación ambiental se han inclinado por establecer la prioridad de la reparación in natura. 185 Ibid. teniendo la indemnización monetaria carácter secundario o supletorio” 183. el conjunto de actividades tendentes a la recuperación y restablecimiento de las condiciones que propician la evolución y continuidad de los procesos naturales . fracción XXXII de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. Pág. Nicaragua. Revista Actualidad Jurídica.F. Cuba. la reparación preferente es aquella que restituye el estado del ambiente a la condición anterior a la producción del daño. el mismo ingresará al Fondo Nacional para el Medio Ambiente y se destinará preferentemente a la restauración de medio ambiente dañado. 128 . lo que se conoce como reparación in natura. Guatemala.

pero cuando se trata de lo que hemos denominado daño ambiental puro o daño ambiental propiamente dicho. en cuyo caso se debe pensar en la indemnización del sistema civil y pensar en la valoración económica del daño ambiental. 83. el régimen civilista contiene su propio método de evaluación del daño producido en la persona. entre ellos la determinación del monto a indemnizar y la forma de traducir la indemnización en un beneficio para el ambiente. Róger P. las cuales suponen tomar en cuenta las consecuencias de los actos perjudiciales al ambiente. 129 . se aplica la valoración del daño. de la entidad del daño sufrido por los bienes de apropiación privativa. 1era edición. deben encontrar cobijo legal suficiente que garantice la aplicación efectiva: el estándar de reparación que se establezca en cada caso concreto se corresponderá con el estándar de calidad ambiental que en última ratio defiende un sistema jurídico determinado. aceptados por la comunidad científica. necesariamente económica. Universidad Externado de Colombia. pero cuando se trata de los que hemos denominado daño ecológico puro. sabemos que la reparación in natura presenta grandes desafíos. Pág. esto es. el método de evaluación del daño no plantea ninguna especialidad en relación con los existentes en el plano general de la responsabilidad civil. en este sentido. resulta muy difícil establecer cual es el valor del medio ambiente dañado. se le podrá aplicar a estos la máxima del derecho civil. derecho público y privado.”190 188 189 Ibid. que son el daño emergente y el lucro cesante. señala Roger Vidal Ramos: “(…) cuando los daños al medio ambiente se traducen en un daño a la integridad física de las personas o a sus bienes (daño civil por influjo ambiental). Junio 2008 Pág. Asimismo. Pág. ni tampoco es viable la reparación sustituta. Agosto -2000. actividad no exenta de enormes dificultades. Estos criterios. 315. Vidal Ramos. 190 Alberto Blanco-Uribe Quintero. Como sostiene González Márquez: “(…) cuando es imposible la restitución de ambiente al estado que guardaba antes de que se produjera el daño. la indemnización del daño ambiental como medio de reparación ofrece también varios problemas. Instituto de Estudios del Ministerio Público. ya que el problema que suscita es como la reparación del daño en términos de economía monetaria.. resulta muy difícil establecer cuál es el valor del medio ambiente dañado . Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano. y mucho más cuando el daño se torna técnicamente en irreversible. sostiene Alberto Blanco – Uribe Quintero “(…) la tradición civilista nos enseña que el daño emergente y el lucro cesante son los criterios de apreciación. Estos métodos o criterios de evaluación no se adaptan a las exigencias de evaluación de la degradación de los bienes ambientales comentarios. La reparación del daño ambiental en Venezuela: Impreso en Perú. ya que como sabemos en el derecho civil. Numero 88. Revista Jurídica del Perú.” 188 De igual modo. cuya aplicación se torna en impracticable en el régimen del daño ambiental.ambiente dañado. determinar el valor de la indemnización correspondiente. Sin embargo. se debe entonces optar por la solución prevista en la teoría clásica de la responsabilidad civil.”189 Sin embargo. Por otro lado. a partir del daño emergente y lucro cesante. 74.

y cuando la valuación del daño ambiental es posible. Pág. daño a la persona y daño moral. En el mismo sentido. Pág.7 trillones de dólares. Así.191 “Por otra parte. diciembre 2003. de gran magnitud. y en base a qué medios se lograría la valuación de dicho daño ambiental. un análisis elaborado por la Empresa Roche. 76. la extinción de una especie o la pérdida de un paisaje pintoresco. por ejemplo. el 191 José Juan González Márquez.Ya que el método de evaluación en términos económicos del daño civil. 192 Ibid.F. México D.F. el monto a indemnizar suele ser muy elevado. Aunque en principio es válido sostener que: la perdida suele calcularse en función de la depreciación económica del bien agregado o del coste real de la reparación del daño. 130 . Dr José Juan González Márquez. daño emergente. 75. No obstante. Italia en 1976 . Pág. 1era edición.. lo que vuelve muy complicada para los jueces la labor de examinarlos y evaluarlos plenamente tanto para efectos procesales como para efectos de dictar sentencia condenatoria. plantea que se evalúe el daño por el lucro cesante. 193 Responsabilidad por Daño Ambiental. o la extinción de un bosque cuya consecuencias pueden ser graves en función del efecto invernadero . Por ejemplo según CHURCH y NAKAMURA. Responsabilidad por Daño Ambiental. en lo que razonablemente se puede dar por conocido. se ha dicho que la valoración del daño ambiental resulta una tarea imposible que únicamente admite valoraciones por aproximación basadas en el estado general de la ciencia. 76. a la ciencia jurídica toca establecer la forma normativa que tales estrategias deben asumir dentro del orden legal. la limpieza rigurosa de todos los sitios contaminados por residuos peligrosos en el territorio de los Estados Unidos de América tendría un costo aproximado de 1. 1era edición. pero cuando se trata de los casos en que se produce daño ambiental. resulta muy difícil establecer cuál es el valor del medio ambiente dañado.”192 “En suma. los daños ambientales son. reconoce que para 1996 habían sido desembolsados por esa transnacional más de 300 millones de francos suizos para indemnizar los daños causados por el accidente ocurrido en Seveso. México D. diciembre 2003. la valoración del daño ambiental es muy compleja y puede decirse que hasta ahora en ningún sistema jurídico se ha establecido un método de evaluación económica capaz de hacer frente a la complejidad del daño ambiental.”193 “Si bien corresponde a las ciencias económicas determinar los mecanismos idóneos para la valoración del daño. . citando a Ramón Martín Mateo: “Al respecto. puede tener gran valor desde otro punto de vista. pero el daño ambiental al no tener un valor mercantil. en ciertos casos. Sostiene José Juan González Márquez. es decir. no puede indemnizarse directamente como pérdida económica.

infiere el valor del ambiente por sus efectos en el precio de bienes con mercados conocidos. Vito Verna Coronado. Ferry Turner. que podemos denominar por el momento como valor económico total.derecho comparado y la doctrina ius ambiental muestran varias alternativas a este paradigma. para el caso de un bosque. trasladar o reemplazar un ambiente dañado es igual a su valor. tenemos el método de valoración contingente 194 195 Ibid. por ejemplo los del mercado inmobiliario. pasaremos a reseñar brevemente algunos métodos de valoración que nos permiten ensayar cifras concretas. An Elementary Introduction”. el cual refleja el valor que le asignamos a la recreación. etc. es por todos conocido que las propiedades que se encuentran alrededor de un parque adquieren un mayor valor que sus similares ubicadas en otras zonas. en consecuencia podemos postular según este método. a saber: que el valor de la indemnización sea igual al costo de la restauración. que considera que el costo en que deba incurrirse para remediar. más los valores de opción. En cuanto al valor de no uso. o. “En esta tarea la Economía Ambiental ha desarrollado algunos métodos de valoración que pueden servir para aproximarnos a la cifra correcta. por su parte. “Identificados los conceptos que componen el valor económico del ambiente. como el valor que esas personas le atribuyen al área ambiental que visitan. y la diversión que obtenemos del bosque. que el valor del parque es igual a la sumatoria del mayor valor de las casas que lo rodean. Métodos que busca aproximarse al valor del bienestar que obtenemos del ambiente son: el de costo de viaje. es decir. pago de ingreso. más el valor de uso indirecto. el método de valoración hedónica. Finalmente. 163 . por ejemplo la preservación de la biodiversidad. David Pearce e lan Bateman. Noviembre 2005. pasajes aéreos. de cuya sumatoria resulta el valor económico total. En primer lugar tenemos el método de costo de sustitución. el valor de uso estará formado por la suma del valor del uso directo (valor de mercado de la madera del bosque). explican que los individuos se caracterizan por poseer ciertos valores que los influyen a asignar valor a los objetos.). en su libro “Environmental Economics. estadía. que el legislador establezca un parámetro indemnizatorio. como puede ser un humedal o un parque. Pág. que se negocie su monto. los cuales podemos clasificar en: valores de uso (del objeto) y de no uso. de mantener la posibilidad de acceder a los beneficios del bosque ya sea en la actualidad o en el futuro. El problema con este método es que prescinde de valorar los beneficios en términos de bienestar y calidad de vida que prestaba a la colectividad un área determinada. Tomo 144. La responsabilidad por el daño ambiental en la nueva Ley General del Ambiente Revista Actualidad Jurídica. nos encontramos con discusiones en extremo complejas como las que tratan de dilucidar si es posible asignar un valor a la sola existencia del ambiente o sus componentes. Por ejemplo. 131 . que el juez o la administración determine su cuantía. la distensión. Al respecto.”195 Asimismo sostiene Verna Coronado Vito. que considera la inversión que una comunidad de sujetos invierte en llegar a una zona ecológica (combustible. 77.” 194 La valoración del daño ambiental es un tema central en el cálculo de la reparación monetaria del ambiente. Pág.

deberá destinarse a la reparación. ”197 El fundamento del sistema subjetivo de responsabilidad civil extracontractual.4. Tomo 144. únicamente sino que obligatoriamente se tiene que invertir en la reparación del ecosistema. Asimismo sostiene Róger Vidal Ramos que se denomina Factor de Atribución a aquel “ Que determina la existencia de responsabilidad civil. es la culpa. es decir que el sujeto culpable haya actuado con dolo o culpa.” 196 Finalmente. Numero 88. existen dos sistemas de responsabilidad: cada uno de ellos fundamentados en distintos factores de atribución denominados factores de atribución subjetivos y objetivos. la indemnización económica que plantea la responsabilidad por daño ambiental. 4.5. donde el demandante tiene mayor libertad para disponer si el dinero pagado por su bien lesionado lo reinvierte en sí mismo. ¿Qué parte del valor del ambiente debe ser reparado mediante la indemnización? El valor económico total. como se ha dicho. Vidal Ramos. o no. Pág 163. favorecer la reparación “in natura”. La responsabilidad por el daño ambiental en la nueva Ley General del Ambiente Revista Actualidad Jurídica. o dentro de este último. En consecuencia. ante este hecho. son cuestiones que deben ser resueltas por el legislador y/o por la jurisprudencia. Es el último de los elementos de la responsabilidad civil y se resume en la pregunta: a título de qué es responsable? Viene a ser el fundamento del deber de indemnizar. Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano Revista Jurídica del Perú. Noviembre 2005. 132 . solo el de uso. Independientemente de la naturaleza jurídica del sujeto beneficiario de la indemnización. Esto la diferencia con las reglas generales de la responsabilidad común. indagando de manera directa sobre la disponibilidad a pagar de la gente para conservar un determinado bien o servicio ambiental. solo el de uso directo. en primer orden. derecho público y privado. es decir que haya actuado con intención de dañar o que haya sido negligente en su actuar. Junio 2008 Pág. Factor de Atribución. la posibilidad de regenerar el daño ambiental. y así. Ahora por otro lado.que busca desentrañar el costo económico total del ambiente. ya sea público o privado. siempre debe buscarse. reposición o restauración de los recursos naturales o ecosistemas deteriorados. Esta constituye el elemento esencial y distintivo del sistema subjetivo y el 196 Vito Verna Coronado. a través de cuestionario y encuestas. 311. el mismo que puede estar fundado en la culpa (responsabilidad subjetiva) o en riesgo creado (responsabilidad objetiva). 197 Róger P.

Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú. Siendo característica fundamental del sistema subjetivo la antijuridicidad. Editor responsable: Carlos Chirinos Arrieta. el daño quedaba sin reparación. bajo este sistema. si el culpable es el agente. si el autor probaba que no actuó con dolo ni culpa. Como se puede apreciar. no tendrá derecho de reparación. vale decir. Reflexión y Debate. El sistema subjetivo responde a esta interrogante estableciendo que el peso económico del daño debe ser soportado por el culpable. no era el sistema adecuado para garantizar la reparación del daño ambiental. Pág. por lo que. Igual regla se aplicará si no hay culpable. 12. El artículo 1969º del Código Civil señala que “aquel que por dolo o culpa causa un daño a otro está obligado a indemnizarlo. o que habiendo podido ser previsto.presupuesto necesario del deber de indemnizar. entonces con la revolución industrial muchas actividades de por si riesgosas que causaban daños quedaban sin reparación al no probarse el dolo o la culpa. y si no presentaba dichos requisitos. presentaba el problema de probar el dolo y la culpa en el agente dañador. por lo tanto no habría responsable del daño producido. esto es. El descargo por falta de dolo o culpa corresponde a su autor. Por consiguiente. entonces se requería que el daño haya sido causado intencionalmente. la existencia de una conducta contraria a derecho.198 Frente a un daño ambiental no existe ninguna razón para suponer que el sistema subjetivo de la responsabilidad civil extracontractual no se aplica a la responsabilidad civil ambiental. por el contrario. 133 . tiene la obligación de indemnizar. a menos que se haya incurrido en una conducta reprochable jurídicamente. no lo fue por culpa o negligencia del agente. se aplicará este sistema a los casos de daños ambientales siempre que la conducta del agente sea antijurídica. Se consideró que el Factor de atribución basado en la culpa. con el propósito de ocasionarlo. para el derecho. Perú -Octubre 2000. pues en este caso será la propia adversidad la que asigne el peso económico del daño a quien lo padece . 198 Enrique Ferrando. una conducta antijurídica. “Todo sistema de responsabilidad civil pretende dar respuesta jurídica al afán de determinar quién debe soportar el peso económico de un daño. si el culpable es la propia víctima o damnificado. la producción de daños es irrelevante. entonces no tendría que reparar el daño. no había responsabilidad.

los daños por contaminación en muchos casos son por su naturaleza intolerables. Por las razones expuestas. ni en general. y que en ese contexto es el potencial agente el que tiene a su alcance los mecanismos económicos y sociales para prevenir la producción de daños y distribuir socialmente el costo de aquellos que son inevitables. 134 . no generan obligación alguna de cargo de quien los irroga.. El artículo 1969º del Código civil dispone que el descargo por falta de dolo o culpa corresponde a su autor.” Un hecho que merece destacarse como positivo dentro de la tendencia de objetivar la responsabilidad civil extracontractual en el Perú es el de la inversión de la carga de la prueba. los daños producidos en ejercicio regular de un derecho no generan el deber de reparar. Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú. sostiene Carlos Chirinos Arrieta “(…) consideramos que el sistema subjetivo no es idóneo para afrontar la problemática de la responsabilidad civil ambiental”199 Así. aun cuando no hubiera habido dolo ni culpa. Bajo este sistema. Perú -Octubre 2000. de acuerdo con las modernas tendencias que el Derecho moderno brinda. Editor responsable: Carlos Chirinos Arrieta. un ejemplo está en aquellos que se basan en una licencia o en el desarrollo de una actividad lícita y se encuentran dentro de los márgenes permitidos por la ley. Reflexión y Debate. sostiene Carlos Chirinos Arrieta “Esto significa que. de dañarlo. ya que el ejerció regular de un derecho en el sistema subjetivo basado en la culpa demuestra que el agente dañador no actuó con dolo o culpa. pese a ser lícitos. y por consiguiente. 14. Por lo que se hace necesario diseñar un nuevo sistema de responsabilidad civil por daño ambiental en el Perú. 199 Enrique Ferrando. El sistema subjetivo de responsabilidad civil extracontractual no explica por qué dichos daños. Pág. hubiera mediado ilicitud alguna.El sistema subjetivo de la responsabilidad civil extracontractual no toma para nada en cuenta las nuevas condiciones de la sociedad moderna. con las graves consecuencias jurídicas que esta calificación comporta. Ignora que los avances tecnológicos y el crecimiento de la demanda han incrementado considerablemente la capacidad del hombre de modificar el ambiente.

sin importar lo que en su lugar hubiera hecho cualquier persona diligente. dentro de sus posibilidades. toda vez que repercute en la determinación de la responsabilidad Por otro lado. o dejan en sus manos la responsabilidad de probar la causa eficiente y la causa necesaria del daño cuando existen diversos autores que concurren en la producción del daño. Es objetiva cuando pueda establecerse la imprudencia o negligencia del agente comparando su conducta con la de un hombre prudente y diligente cualquiera. no cuentan con ella. la víctima no tiene por qué estar sometida a las peculiares aptitudes personales del tipo potencial agente. colocado. hipotéticamente en las mismas circunstancias. “El Código Civil no precisa si la culpa debe ser objetiva o subjetiva. por evitar el daño y así se liberaría de responsabilidad bajo el criterio de culpa subjetiva. Pág. Revista Jus Doctrina & Práctica. 135 .”200 “Al fin y al cabo. Y estos aspectos pueden llegar a constituir una valla insalvable para la víctima en los casos de daños ambientales. Estos podrán alegar que aún cuando exista tecnología disponible para evitar o paliar el daño. 200 Mercedes Isabel Manzanares Campos. ¿hasta qué punto es razonable recurrir al tipo objetivo de culpa en un país compuesto por diversas naciones: pueblos con culturas. editora jurídica Grijley. características o cualidades personales del agente. 201 Ibid. donde la víctima aparece insuficientemente informada. idiomas y tradiciones distintas y diferentes valores espirituales y morales y en donde las empresas transnacionales tienen sus propios intereses y valores?”201 Obsérvese lo peligroso que sería aplicar el concepto de culpa subjetiva a los agentes de actividades productivas contaminantes. “la responsabilidad civil por daño ambiental minero”. Será subjetiva cuando la culpa se establezca sobre la base de las aptitudes. sino lo que el propio agente – de acuerdo con sus aptitudes y las circunstancias en las cuales se produjo el hecho dañino – estuvo en su posibilidad de hacer. pero no la libera de la necesidad de demostrar la relación de causalidad entre el hecho y el daño. ni de probar la antijuridicidad de la conducta. Pues ellos a menudo discuten cuestiones tecnológicas de alta complejidad. Enero de 2009. 181. Pero. Con los resultados económicos necesarios para financiar ese gasto podrían probar que hicieron lo mejor que pudieron.Esta regla libera a la víctima de la prueba diabólica consistente en demostrar fehacientemente en juicio el dolo o culpa del autor. Pág. 182. Situación que deberá ser analizada a profundidad en el desarrollo de la tesis.

frente a los mismos hechos. quien introduce un riesgo de daño o se vale de él. “(…) La teoría del riesgo. 18. un examen subjetivo de la culpa liberaría al agente. Pág. por lo cual es justo que también soporte el costo económico de los daños cuyo riesgo o peligro él mismo ha creado. A ellas deberían ser asignadas ciertas actividades productivas. toma de precauciones necesarias para que no se produzcan daños . para el que lleva a cabo una actividad. la fundamentación teórica del sistema de responsabilidad derivada del riesgo no tiene otro objeto que sustentar el sentido de justicia que lo inspira”.Si prevalece la objetivación de la culpa . constituye una derivación de la teoría objetiva de responsabilidad civil extracontractual. como es sabido.”203 202 Enrique Ferrando. Quien realiza una actividad que genera un riesgo. Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú. sin que de él pueda desprenderse equidad alguna en la solución económica asignada. Se diferencia así el sistema de responsabilidad civil por riesgo creado del sistema objetivo puro en donde esté último no tiene más fundamento que el simple nexo causal. Reflexión y Debate. Pág. en tanto que un examen objetivo de la misma condenaría al deber de reparar. A estas consideraciones se agrega el menor costo que representa. deberá responder por todos los daños que con ella se generen. 203 Lorenzo de la Puente Brunke. Perú -Octubre 2000. Revista Peruana de Derecho de la Empresa2008. 202 “(…) La responsabilidad objetiva se asocia ahora con el dato objetivo de la creación del riesgo. independientemente de que obtenga o no un provecho. 136 . 374. pero tendría por lo menos algunas señas comunes: aquellas que salvaguardan los principios. lo hace con conocimiento de causa y a sabiendas de la peligrosidad del bien o actividad en cuestión. pero atemperada con ciertos elementos subjetivos que le dan el matiz de racionalidad del que carece la teoría objetiva. pues si no fuera por ella (quien puso en marcha tal actividad) dichos daños no se hubieran producido. sería preciso admitir entonces que el patrón abstracto del hombre prudente y diligente no podría ser igual en todos los casos. No son poco frecuentes los casos en que. “El Rol de los Límites Máximos Permisibles en la Regulación Ambiental y sus aplicaciones en el Perú. Editor responsable: Carlos Chirinos Arrieta. la solución que el Derecho confiera a un mismo daño puede ser distinta. derechos y valores supremos que la Constitución consagra y que en ningún caso pueden ser negociados. El fundamento principal de la teoría del riesgo es de equidad: así pues. En cualquier caso. Dependiendo del prisma con el que se mire.

está obligado a repararlo. pues. editora jurídica Grijley. 184. lo que repercute directamente en la no reparación del daño ambiental minero con graves consecuencias para el medio ambiente. puede incluir en sus costos una posición para responder a las contingencias de daños.La teoría del riesgo es incorporada al código civil peruano.”205 “Es evidente que se hace necesario ahondar en el tema. Revista Jus Doctrina & Práctica. Se consideró que el sistema de responsabilidad por riesgo creado. no después. Reflexión y Debate. 206 Mercedes Isabel Manzanares Campos. “aquel que mediante un bien riesgoso o peligroso. Enero de 2009. La falta de solvencia económica del agente no es excusa para reparar el daño. como consecuencia de ese riesgo o peligro se produzcan. “la responsabilidad civil por daño ambiental minero”. tiene con relación al daño ambiental muchas ventajas de las cuales el sistema subjetivo de responsabilidad carece. es válido presumir que quien crea un riesgo o peligro de daño está en la posición económica de asumir. Pág. en la misma proporción.”204. en el Perú no se han establecido mecanismos de responsabilidad civil que determinen finalmente que se indemnicen los daños. circunstancia que lo hace más idóneo y justo para resolver los complejos problemas presentes en la responsabilidad por daño ambiental. de forma que quienes en rigor lo pagan son los consumidores. Pág. Editor responsable: Carlos Chirinos Arrieta. máxime si el propio sistema contiene implícita una advertencia en ese sentido. la misma que como cualquier otro costo. pues esa consideración debió tenerse presente antes de crear el riesgo o peligro. “De otro lado. 20. es trasladable al precio del producto o servicio. esto es. el sistema de responsabilidad por riesgo creado.”206 En el Perú. Enrique Ferrando. en el artículo 1970º. el sistema de responsabilidad civil peruano adolece de ineficacia. Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú. 137 . es válido asumir que el agente está en mejor posición de diluir socialmente el costo de la reparación que las potenciales víctimas. el costo de la prevención así como el costo para reparar los daños que. o por el ejercicio de una actividad riesgosa o peligrosa causa un daño a otro. presenta sus propios problemas para hacer frente a la responsabilidad por daño ambiental. donde se señala que. En efecto. ya que en la práctica. tal y como se ha planteado. Perú -Octubre 2000. que 204 205 Artículo 1970º del Código Civil Peruano de 1984. Además. pues siendo previsible y conocido el riesgo o peligro puede contratar un seguro de responsabilidad contra los riesgos inherentes a su negocio o actividad.

En caso contrario. si ambos sistemas exigen los elementos de la antijuricidad e imputabilidad del acto dañino para que exista el deber de indemnizar. no actuó con dolo o culpa. Por lo tanto. Lo significativo es que creó el riesgo o peligro. que es aquel quien crea un riesgo debe responder por él. No llego a comprender cómo la circunstancia de ejercer regularmente un derecho puede constituir una causal de exención de responsabilidad en el sistema de responsabilidad por riesgo creado. Si bien es cierto con el ejercicio regular de un derecho. esto es. precisamente por hacer abstracción del elemento subjetivo de la culpa. en el sistema de responsabilidad basada en la culpa. 138 . este hecho iría en contra del fundamento que sostiene el Sistema de Responsabilidad por riesgo creado. para ambos sistemas no hay responsabilidad en: i) el ejercicio regular de un derecho. en el ordenamiento jurídico peruano. su conducta no es antijurídica. no tiene la obligación de reparar a las víctimas del daño acaecido producto de su actividad?. iii) daño a bienes por estado de necesidad. en el cual se basa el Sistema del Riesgo creado. se podrá decir. vale decir. asigna el peso económico del daño a quien introdujo el riesgo o peligro de que éste se produzca. Este debería ser el único factor de conexión para asignarle responsabilidad. es equitativo que aquel que realizo su actividad en el ejerció regular de un derecho. basta con tener presente que quien ejerce regularmente un derecho no actúa ilícitamente. lo que torna irrelevante si el agente se encontraba o no ejerciendo regularmente un derecho. Me pregunto entonces que diferencia entre la responsabilidad civil por riesgo creado y la teoría subjetiva de la culpa. no habrá responsabilidad. ii) legítima defensa. de qué manera se probará la existencia de equidad. si éste. del Código Civil. resulta que para que exista responsabilidad por riesgo en el Código Civil son necesarios los requisitos de antijuricidad y culpa. se presentan los mismos supuestos eximentes o excluyentes de responsabilidad. que exista una conducta antijurídica. Y si agregamos que el titular del riesgo siempre podrá probar que su conducta no fue antijurídica pues actuó con la debida prudencia y diligencia. para que exista responsabilidad civil por riesgo es preciso. Para comprender la dimensión de lo absurdo. cuando se use el ejercicio regular de un derecho. vale decir. se entiende la falta de dolo o culpa en la actuación del agente.tanto para el artículo 1969 º que regula el sistema subjetivo de responsabilidad y el artículo 1970º que regula el sistema objetivo de responsabilidad.

Teoría General de la Reparación de daños. introduce un riesgo para la sociedad. TIRANT LO BLANCH. Carlos Alberto Guersi. 2003. Pág. 182. “(…) tradicionalmente se ha considerado que para la configuración de un supuesto de responsabilidad civil debe verificarse la concurrencia de sus cuatro elementos característicos. sin incluir el ejercicio regular de un derecho.4. si el accionar humano. por lo que Carlos Alberto Guersi sostiene en alusión al Sistema de Responsabilidad Objetiva. Buenos Aires. sino también a través de una actividad riesgosa.6. Pag 211. Pág. 139 . que impone correlativamente la obligación de asumir la responsabilidad de reparar los daños causados . reservado a riesgos o peligros ilícitos para los cuales no es necesario tener un sistema especial de responsabilidad civil. como en efecto lo están. en alusión a Santos Briz quien también sostiene que. El riesgo puede ser creado no sólo mediante una cosa. aunque en forma lícita y permitida.”207. 2000. debe responder por las consecuencias perjudiciales que pueda ocasionar. La Antijuridicidad y el ejercicio regular de un derecho. pudiendo exonerarse sólo por dos razones: la culpa de la propia víctima o la fuerza mayor. “De esta forma. Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Desalma. puesto que se atribuye la obligación de indemnizar por razón de la posición que el responsable ocupa. Así Encarna Roca en referencia a la Responsabilidad Objetiva tratada en España. sostiene que: “La responsabilidad objetiva tiene la misma finalidad de resarcir los daños causados a quien no tiene obligación de soportarlos. ha creado los riesgos. pero con un mecanismo distinto del que se ha estudiado hasta aquí.Algunos sostienen que esta válvula de escape. a saber (i) la antijuridicidad.”209 4. aún tratándose de actividades lícitas. (ii) el factor de atribución 207 208 Encarna Roca. “el fundamento de la responsabilidad por riesgo se halla en la justicia distributiva: la coacción social que impone la asunción de peligros por los perjudicados es desplazada sobre aquel que.”208 Asimismo sostiene Guersi. Derecho de Daños. Valencia. pues bien pueden quedar comprendidos. ya sea por sí mismo o por una cosa. ha determinado que el sistema de responsabilidad por riesgo creado rija totalmente disminuido. vigente aún. 209 Ibid. (…) La reparación del daño es consecuencia entonces de la incorporación de un elemento potencialmente dañoso y del beneficio obtenido con su utilización. dentro del sistema de responsabilidad por culpa. 183.

140 . en lo que respecta a la aplicación de la Responsabilidad Objetiva por el Riesgo Creado en el Perú. el concepto de ilicitud equivale al de violación de un mandato o prohibición. se observa que el significado normativo de ilicitud o de (hecho) ilícito no puede ser otra cosa que un concepto de síntesis para indicar una 210 Sin embargo. “ Doctrina Argentina distingue la antijuridicidad formal de la material. en opinión de ciertos autores. Sin embargo. “El Rol de los Límites Máximos Permisibles en la Regulación Ambiental y sus aplicaciones en el Perú. las buenas costumbres. Revista Peruana de Derecho de la Empresa. se objeta que esta definición es exacta. (iii) el nexo causal y (iv) el daño.” 213 “Para un sector de la doctrina italiana. 211 Lorenzo de la Puente Brunke.Pág. 370. regulado en el artículo 1970. o comportamiento o conducta que no es amparado por el Derecho por contravenir una norma imperativa. Pág. al establecer como en el artículo 1971 se exime de responsabilidad a quien actúe en el ejerció regular de un derecho. 2005. Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Depalma. culpa. social y económico. agregando que la ilicitud es predicable solo del acto humano. quedando abierto el problema de determinar cada una de las reglas de conducta. los principios que conforman el orden público o las reglas de convivencia social que constituyen las buenas costumbres. Buenos Aires. 129. La antijuridicidad puede definirse como la contrariedad entre la conducta actuada y el ordenamiento jurídico. Derecho de la Responsabilidad Civil. “(…) la antijuridicidad apriorísticamente pasará por verificarse en algunas de las situaciones en que se transgrede la condición jurídica que asegura y preserva a la persona en su libertad o en su propiedad. realizado en violación de una regla de conducta. ya que este se basa para atribuir la responsabilidad a alguien por el solo hecho de crear un riesgo. se admite la antijuridicidad como elemento de dicha responsabilidad. Para otro sector. la antijuridicidad no es un elemento necesario en la responsabilidad objetiva” 211. Gaceta Jurídica Editores. Por otro lado. 213 Juan Espinoza Espinoza. 78. Teoría General de la Reparación de daños. 212 Carlos Alberto Guersi. etcétera. riesgo creado). cada uno de los cuales tiene sus elementos particulares.(dolo. es preciso indicar que no existe consenso210 sobre la necesaria concurrencia de todos los elementos antes mencionados. pues. ilicitud y antijuricidad expresan la misma noción de contrariedad a la norma (…). 2008. Ahora bien.” 212 En alusión a Mosset Iterraspe. La primera se identifica con la ilegalidad y la segunda con la contrariedad a las prohibiciones que surgen de los principios que sostiene el orden público: político. Pág. pero pobre de contenido. 2003. 3era edición.

” 217 En el Artículo 1971º del Código Civil peruano. Ibid. Buenos Aires. que “(…) lo antijurídico se da cuando una conducta violatoria del ordenamiento jurídico no encuentra en él o en su contexto valorativo una causa de justificación”216. no acarreará responsabilidad civil. todo lo desarrollado dentro de los parámetros propuestos. que actúa conforme y en estricto respeto de las normas imperativas. no será antijurídico. Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Depalma. en el sentido de afectar los valores o principios sobre los cuales ha sido construido el sistema jurídico. por sentido común. se afirma que una conducta es antijurídica. Pág. 2003. es decir. a los que Guersi llama tipos básicos “los actos ejecutados en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho. 375. 217 Ibid.cualidad requerida por la ley para todos los hechos productivos de un daño resarcible. 216 Carlos Alberto Guersi. al que hace alusión Guersi que son: 1. 218 Lorenzo de la Puente Brunke. agregan que: “(…) en primer lugar. 81. el orden público y las buenas 214 215 Ibid. El ejercicio regular de un derecho 2.”214 Sostiene Juan Espinoza Espinoza “Entre nosotros. se establecen las causales de justificación a las que está sometido el Régimen de responsabilidad civil. por colisión de bienes o deberes. Existen causas de justificación de la conducta antijurídica. Estado de necesidad. y por lo tanto. 141 . Pág. no solo cuando contraviene una norma prohibitiva. 2008. Sostienen Patrick Wieland y Luis Miguel Velarde en su artículo. quien contamina paga… “Existen daños autorizados” a la luz de las reglas de la Responsabilidad Ambiental que: “no cabe la menor duda de que sólo debe haber responsabilidad civil cuando se haya verificado una conducta antijurídica ”218. Teoría General de la Reparación de daños. Pág. “El Rol de los Límites Máximos Permisibles en la Regulación Ambiental y sus aplicaciones en el Perú. 137. En legítima de defensa y 3.”215 Sostiene Guersi. Pág. en tanto no resulta razonable que una persona que actúa conforme a los parámetros establecidos por el propio ordenamiento jurídico. Revista Peruana de Derecho de la Empresa. 136. el estado de necesidad en su doble aspecto. sino también cuando la conducta viola el sistema jurídico en su totalidad. la legitima defensa. Es decir. el consentimiento del damnificado y las lesiones deportivas.

376. Si dichos parámetros se cumplen y. el artículo 1971º del Código Civil dispone que no habrá responsabilidad: 1. En la pérdida. de manera indirecta.costumbres. alguien actúa respetando los principios y valores que sustentan el orden jurídico. 2008. destrucción o deterioro de un bien por causa de la remoción de un peligro inminente. De esta forma. no se comprendería cómo uno de los eximentes de responsabilidad es el ejercicio regular de un derecho. El artículo en cuestión recoge tres casos en que no habrá responsabilidad civil. De no ser así. 3. 376. Lorenzo de la Puente Brunke. el artículo 1971º del Código Civil contiene un enunciado general. esto es. en el régimen general de responsabilidad civil contenido en el Código Civil. Sin perjuicio de que en el acápite siguiente ahondaremos en el competo y contenido de dicho supuesto. y así es como han creído los redactores de la responsabilidad civil extracontractual por riesgo creado normado en el artículo 1970º. por ahora baste decir que dicha causal de exoneración de responsabilidad es la sólida base que permite concluir que la antijuridicidad es un elemento fundamental de la responsabilidad civil. ella resulta un elemento esencial tanto en el régimen subjetivo como objetivo. De lo contrario. resulta claro que a pesar de que la antijuridicidad no se encuentra recogida expresamente en los artículos 1969º y 1970º del Código civil peruano. la ejecución de una actividad o 219 220 Ibid. en consecuencia. 2. uno de los cuales se verifica cuando alguien ejerce de forma regular un derecho. ¿Qué sentido tiene la existencia de un sistema normativo. Así. sostienen.” 220 Asimismo. Asimismo Lorenzo de la Puente Brunke sostiene que: “La conclusión a la que arribamos en el párrafo anterior ha sido recogida. de directrices a seguir? El ordenamiento jurídico tiene como finalidad establecer ciertos parámetros para garantizar la convivencia pacífica y el respeto de estándares y valores mínimos. sea compelida a resarcir algún daño. en el ejercicio regular de un derecho. Revista Peruana de Derecho de la Empresa. producidos en estado de necesidad (…). y 1971º. tal enunciado comienza con: “No hay responsabilidad civil en los siguientes casos”. donde excluye de responsabilidad a quien actúa en el ejercicio regular de un derecho. 142 . ¿resultaría lógico que sea compelido a resarcir algún daño? Creemos que no” 219. a diferencia de lo que sucede con los demás elementos de la responsabilidad civil. el cual permite apreciar que los supuestos allí contemplados resultan de aplicación tanto en el ámbito subjetivo como objetivo de la responsabilidad civil. Así. Pág. “El Rol de los Límites Máximos Permisibles en la Regulación Ambiental y sus aplicaciones en el Perú. En legítima defensa de la propia persona o de otra o en salvaguarda de un bien propio o ajeno.

para que estemos ante un daño autorizado en el ejercicio de un derecho. permitida y plenamente justificada por el ordenamiento. 379. es decir. no existe deber alguno de repararlo: el daño está justificado y no hay responsabilidad para quien lo causó. Revista Peruana de Derecho de la Empresa 2008. Pág. 378. debe ser ejercido dentro de sus propios límites. el orden público y las buenas costumbres. cumpliendo con las normas imperativas. por ende. “(…) en buena cuenta. 224 Ibid. Quien contamina Paga…¿Existen “Daños Autorizados” A la luz de las Reglas de la Responsabilidad Ambiental?. Patrick Wieland Fernandini y Luis Miguel Velarde Saffer. Quien contamina Paga…¿Existen “Daños Autorizados” A la luz de las Reglas de la Responsabilidad Ambiental?. Pág.”224 221 222 Ibid. dada la existencia de un bien jurídico superior. por cuanto se trata de daños ocasionados dentro del ámbito de lo permitido por el sistema jurídico. Pág. es decir. Véase también que se alude al ejercicio “regular” de un derecho.conducta conforme a los parámetros y directrices fijados en el ordenamiento jurídico. pues el autor del daño no será responsable si actuó dentro de los límites de lo permitido por el Derecho. por lo que cualquier situación de abuso o ejercicio irregular de un derecho queda fuera de dicho supuesto y. 378. su ejercicio debe ser regular. “(…) para que pueda nacer la obligación legal de indemnizar en uno u otro caso y así podamos ubicarnos ante un supuesto de responsabilidad civil extracontractual. 143 .” 221 “No existe responsabilidad civil en los casos de daños causados en el ejercicio regular de un derecho. 377. Por lo tanto. en consecuencia. por lo que no podrá dar lugar a responsabilidad civil. Ahora bien. es necesaria una conducta ilícita o antijurídica. ”223 Finalmente. Revista Peruana de Derecho de la Empresa 2008. 223 Patrick Wieland Fernandini y Luis Miguel Velarde Saffer. ajustada a derecho y. si el derecho es ejercido dentro de las pautas que señala la ley y sin contrariar los fines y límites señalados en la norma. a pesar de que se pueda causar daño. y a causa de ello genera a otro un perjuicio. debe ser calificado de antijurídico y susceptible de generar responsabilidad civil.”222 “Así. cuando se actúa en el ámbito del ejercicio regular de un derecho. el orden jurídico ha consentido que se genera un daño en la esfera jurídica de un tercero. este será resultado de una actividad lícita. señalan que. supuestos de daños autorizados o daños justificados. esto es. Pág.

“ Del análisis de estas causales se llega a la conclusión. la antijuricidad no es un requisito determinante de la responsabilidad. pues de una u otra forma. La Responsabilidad por el daño ambiental en el Perú. 496. o e agente tiene la posibilidad de contratar un seguro de responsabilidad. que en el Perú se sustenta en el riesgo creado y en el riesgo provecho. Pág. al abuso del derecho y la nulidad del acto jurídico. 2005. o el agente se beneficia del bien o actividad riesgosa y por ende. En estos casos. o el agente puede disminuir socialmente el riesgo y/o el costo o valor probable de la indemnización a través del sistema de precios. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA.c. Pág. Derecho de la Responsabilidad Civil. 1971 c. 144 . 226 Enrique Ferrando. existen otros autores.En referencia a las causales estipuladas en el artículo 1971º del Código Civil Peruano. sin tomarse la previsión de legislarlos 225 Juan Espinoza Espinoza. riesgo provecho. sino la relación de causalidad y los demás elementos que deban concurrir para asignar esa responsabilidad al agente (riesgo creado. la antijuricidad constituye en el Perú requisito para la responsabilidad en todos los casos expuestos. se puede constatar que en el ordenamiento jurídico. es irrelevante si el agente observó o no escrupulosamente su deber de prudencia y diligencia. no lo es al sistema objetivo de responsabilidad basado en el riesgo creado y el resigo provecho. “En los sistemas de responsabilidad objetiva. etc). debe responder por las consecuencias de los riesgos que introduce en su propio provecho. cuando los mismos se ocasionan dentro de los supuestos del art. que provenga de un sujeto cierto. 3era edición. que no todo daño es susceptible de reparación. sigue siendo el agente. tal como lo sostiene Enrique Ferrando. Sin embargo. cualesquiera sean sus variantes.” 225 Así. Noviembre de 1996. también señala que: “Contrariamente a lo que debería suceder. por consiguiente debe responder si este se produce. debe responder por el daño irrogado. que consideran que el elemento de la antijuridicidad no es determinante en la responsabilidad civil. y en tal condición. incluso en el sistema objetivo de responsabilidad civil extracontractual. opción que no resulta económicamente viable para las potenciales víctimas. Juan Espinosa Espinoza sostiene que. ”226. Gaceta Jurídica Editores. siendo por lo tanto razonable que pague la indemnización por los daños que causa. Si bien la antijuricidad es inherente al sistema subjetivo de responsabilidad . esta desnaturalización del sistema se produjo como consecuencia de haberse regulado dicha figura en el mismo capítulo del Código Civil que también regula el sistema subjetivo de responsabilidad. por lo cual es más justo que él responda. existen daños permitidos. Las razones por las que se aplica este sistema pueden ser muchas: el agente creó el riesgo de daño. 92. etc. Por ello. por las razones ya expresadas. evidentemente. Solo lo será el que sea resultado de una conducta ilícita (antijurídica).

ya que “El derecho tiene cuatro maneras de ser: el derecho subjetivo o facultad. el contenido de conductas intersubjetivas valoradas y reguladas en el Código Civil como en el Código Penal o el Código Penitenciario. de acuerdo al requisito de la solidaridad. Perú.”228 Por otro lado. Estas disciplinas se ocupan siempre de lo jurídico. Noviembre de 1996. Editora Normas Legales S.C. 497. De ahí que pueda sostenerse que el delito es exquisitamente jurídico así como que el concepto antijurídico no tiene cabida ni en el acto jurídico ni en la responsabilidad civil. Lo injusto es lo prohibido y lo ilícito. Pág. pues. Pág. por consiguiente. que exige el requisito de la antijurdicidad. Asimismo prosigue. que vendría a ser el más adecuado. la conducta antijurídica imputable a cada uno de ellos. Las cuatro son distintas expresiones de lo jurídico. Si alguno de los agentes actúo en el ejercicio regular de un derecho. 505. la previa responsabilidad de cada uno de los agentes. no le será aplicable la solidaridad. prohibidos e ilícitos.”227 Por otro lado: “Según la Responsabilidad Civil extracontractual en el Perú. Tendencias Modernas del Derecho. En razón de ello.A. el deber. Siguiendo la misma regla. Tan jurídicos son la transgresión del deber como el deber. “El requisito de la solidaridad es. así como lo son el derecho subjetivo o sanción.separadamente.”229 227 228 Ibid. 145 . sostiene que: “Determinada doctrina sostiene que el término antijuridicidad no tiene cabida en la responsabilidad civil mas si el termino de Ilicitud. Tan jurídico es. La Responsabilidad por el daño ambiental en el Perú Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA. vale decir. Los actos justos. Pag 477. “Lo que existe en el Derecho es la polaridad entre lo justo y lo injusto. no de lo antijurídico. de lo cual ha resultado que hoy en día se aplique a ambos sistemas. la transgresión del deber y la sanción. 229 Carlos Fernandez Sessarego. Lo justo es lo permitido y lo lícito. Enrique Ferrando. el legislador introdujo como causal excluyente o razón liberatorio de responsabilidad civil. la del ejercicio regular de un derecho. si el daño se produce como consecuencia de la suma de actos atribuibles a diversos agentes que actuaron en el ejercicio regular de un derecho. no será responsable de los daños irrogados y por ende. DOXA. sin precisar que esta exclusión es sólo aplicable al sistema subjetivo de responsabilidad. no habrá responsable. objetivo y subjetivo. 2004. permitidos y lícitos son tan jurídicos como los injustos. ni solidaridad aplicable.

“va más allá. Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Desalma. riesgo. Pág. Pero si. precisamente. Por lo que sostiene Zannoni “Se llega así a reputar que una acción es objetivamente 230 Eduardo A. si no.Asimismo Eduardo A.” 231 De modo tal que no se trata de acciones lícitas que provocan daños. la noción de ilegalidad. también objetiva. basándose en que la antijurididad en la resonsabilidad objetiva no se sostiene por que el agente realizo una conducta en el ejercicio regular de un derecho. Pág. pero la antijuridicidad no sea agota en la constatación de la ilegalidad. Buenos Aires. permite formular el juicio de antijuridicidad. deviene antijurídica cuando su potencialidad dañosa se concreta en daño. o acto lícito de consecuencia ilícita. 1993. en el ámbito de la responsabilidad civil. el ordenamiento jurídico ha recibido un régimen de responsabilidad objetiva en razón del riesgo que concreta – a posteriori un daño. “(…) la noción de antijuridicidad como ilicitud objetiva trasciende. ella. como decía Sourdat a principio de siglo (…) el criterio de la legalidad de la ilicitud es exacto en el plano del derecho penal. Lo ilegal es obviamente antijurídico. del obrar humano (la actividad riesgosa. Zannoni. en cuyo ámbito no puede calificarse como ilícito (penal) un acto que no ha sido expresamente prohibido por la ley (penal). tomando como referencia el daño producido.” Asimismo sostiene. la conducta que era jurídica inicialmente deviene en antijurídica al producirse el daño. en sí misma lícita) que ha sido causa adecuada (nexo de causalidad) de aquel daño en concreto. 231 Ibid. o no antijurídica. El daño en la responsabilidad civil. La razón última de esta diferencia de criterio en cuanto a la determinación de la noción de ilicitud radica en que si bien la ley puede prever todos los ataques al orden social que por su gravedad merecen represión penal. el que. 5. pero no tiene aplicación en el campo del derecho civil. por el contrario. y lo es aunque el legislador compute en abstracto – a priorila eventual producción de un daño derivado de esa actividad. se encuentra en la imposibilidad de prever todos los actos dañosos o perjudiciales respecto de los particulares (…)”230 Clarificando ideas sostiene que “La actividad que implica un riesgo social es lícita. en cuanto que. 146 . Zannoni presenta otra forma de ver la antijuridicidad en el campo de la responsabilidad objetiva. La actividad riesgosa que es en abstracto lícita. 6. es porque califica a tal evento dañoso como antijurídico. sosteniendo que la antijuridicidad no se detiene en la ilicitud de la conducta si no en el mismo hecho de provocar un daño. Es el propio factor de atribución objetivo. pues. por lo que afirma que la responsabilidad objetiva si existe el elemento de la antijuridicidad. por que la ocurrencia de un daño es de por si antijurídico.

El contrasentido parece evidente. en concreto. pero entonces a primera vista resulta chocante esto de ilicitud o antijuridicidad de conductas ajustadas a la ley. Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Desalma. 234 Ibid. un daño”.”232 “(…) destacamos que dentro de esta concepción objetivista de la ilicitud. deberían incluirse dentro del concepto de lo ilícito o antijurídico las conductas ajustadas a la ley que ponen en riesgo o peligro bienes o intereses jurídicos ajenos. Pág. 235 Ibid. . no en concreto.antijurídica cuando en consideración a su resultado es desaprobada por el ordenamiento jurídico. Pág. No es daño antijurídico (valga la expresión). Zannoni. una actividad potencialmente dañosa. entonces. frente a los casos de responsabilidad subjetiva. sino actualmente la actividad riesgosa que provoca daño. Buenos Aires. devendrá eventualmente antijurídica si causa. y lo es precisamente porque a priori no hay conducta reprochable.”233 “El riesgo encierra. La antijuridicidad es siempre un posterius. “Con todo. como el riesgo. por ser tal. es porque ha previsto como consecuencia normal de esa actividad licita (…) la eventual producción del daño. Es lo mismo que decir que el ordenamiento jurídico reputa lícita la actividad riesgosa en tanto no cause daño. y si lo causa provoca el juicio de antijuridicidad que resulta del mismo ordenamiento (…)”234. Crear un riesgo implica un peligro en abstracto. 1993. Eduardo A.235. lícita. 147 . Por eso es que la actividad riesgosa es. no es posible hacer ese juicio de calificación a priori. ilícita. cuando se trata de responsabilidad fundada en factores objetivos. claro está. una potencialidad dañosa que el derecho no desconoce. en sí misma. es fundamental advertir de qué diferente modo opera la antijuridicidad en los supuestos de responsabilidad fundada en factores objetivos de atribución. en tanto. Pág. 7. La actividad riesgosa es. 6. no fuere expresamente prohibida por las leyes. El daño en la responsabilidad civil. 6. pero no por ello ilícita. sino actividad antijurídica que se califica de tal en razón de que actuó su potencialidad dañosa en concreto. 232 233 Ibid. sí es. y no potencialmente. y pone en tela de juicio la antijuridicidad como presupuesto de la responsabilidad objetiva: pues desde el mismo momento que el legislador está dotando a esta materia de un régimen especial libre de toda idea de reproche subjetivo. En estos últimos el juicio de reproche a la conducta puede hacerse de algún modo a priori mediante una confrontación con el ordenamiento normativo (…). en cambio. En cambio.

Pág. 103. se dejaría muchos daños sin reparación. como la obligación de reparar en función al riesgo creado. Cumplimiento de un deber. así como existen otros que consideran. como su mismo nombre dice no necesita del elemento de la antijuridicidad. 148 . Este problema está en debate en la doctrina. por lo que sostiene que “(…) compartimos entonces la aludida prédica a favor de un derecho de la responsabilidad ambiental autónomo o especial. sostiene que si creen imprescindible flexibilizar algunos conceptos para adecuarlos a las exigencias del tema. Rubinzal Culzoni Editores.”237 Estoy de acuerdo. no sería aplicable en el Perú. se reputara como no antijurídico. ya que si existe alguna causal de justificación presente en la actividad dañosa. En el Código Civil Peruano. en el régimen de responsabilidad objetiva. regula la causal de justificación “ejercicio regular de un derecho”. Argentina. ya que en su artículo 1971º. se pasará a analizar si dicha casual es necesaria o no en dicho régimen.”236 Jorge Mosset Iturraspe sostiene que el Derecho de Daños. al régimen de responsabilidad por daño ambiental. Sin embargo. para la responsabilidad subjetiva como objetiva. donde algunos sostienen la necesidad del elemento de la antijuridicidad. ya que se basa en otros fundamentos. en referencia al daño ambiental. como causal de justificación. para el régimen de responsabilidad objetiva. y el que más en ese sentido.Sin embargo. esta teoría que presenta Zannoni. Estado de necesidad. se debe estudiar. en general. 108. por otro lado. Daño Ambiental. así como el daño civil por influjo ambiental. Legítima defensa . independientemente de si la conducta es antijurídica o no. Pág. respecto a la necesidad de la aplicación de la misma causal. la aplicación del ejercicio regular de un derecho. debemos ahora analizarla con especial referencia al daño ambiental: Ejercicio de un derecho propio. que la naturaleza de la responsabilidad objetiva por riesgo creado. las causas de justificación sirven para probar la no existencia de la antijuridicidad. 1999. Esta enseñanza de la responsabilidad por daños. Jorge Mosset Iturraspe señala que las causas de justificación atizadas en el Código Civil. y de este modo. Ibid. puede adaptarse a circunstancias diferentes. deben ser aplicadas también al daño ambiental “ Como excepción el daño causado no será ilícito cuando medie una causa de justificación. tanto. en el 236 237 Jorge Mosset Iturraspe. es la relación de causalidad. sin embargo. con los que defienden la tesis de que. dar respuestas adecuadas a los hechos nuevos.

se encuentra regulada tanto la prescripción adquisitiva. es que prescribe el derecho a acceder a los tribunales de justicia para reclamar la 149 . esto es desde la existencia del daño y en el artículo 2001º numeral 4 señala el plazo prescriptorio para el caso de responsabilidad civil extracontractual. Por dicho motivos. así como su tratamiento frente a la responsabilidad por daño ambiental. el mismo que da a lugar a que el deudor no le sea exigible el cumplimiento de su obligación.Responsabilidad Ambiental en el Perú: El daño ambiental en la Ley General del Ambiente”. La prescripción es una de la formas de extinción de las obligaciones junto con otros institutos jurídicos como el pago. renuncia. donde señala que la misma comienza a correr desde el día en que puede ejercitarse la acción. el mismo se encuentra regulado en el Libro de los Derecho Reales. De este modo. disipar incertidumbres del pasado y poner fin a la indecisión de los derechos cuyo elemento condicionante es la inercia o inactividad en el ejercicio de los mismos a través del tiempo.4. transcurso que puede suspenderse o interrumpirse por las causales establecidas por la ley. siendo éste el Libro VIII del Código Civil. como la prescripción Extintiva. El plazo de prescripción de la acción. novación. compensación.7. el artículo 1989º del Código Civil Peruano señala los efectos de la Prescripción señalando: “La prescripción extingue la acción pero no el derecho el mismo”. En nuestro Código Civil Peruano de 1984. por lo que se debe entender que cuando se dice que prescribe la acción y no el derecho. asimismo en el artículo 1993º del Código civil mencionado señala a partir de cuándo debe contarse el plazo de prescripción. transacción. En cuanto a la prescripción de la acción.capítulo correspondiente al: “ Capítulo III. La Prescripción Adquisitiva (más conocida como Usucapión) es considerado un medio para obtener la propiedad de las cosas. como un medio de utilizado para la inexigibilidad de la obligación. se pasará a analizar la prescripción extintiva establecida en el Código Civil peruano. además de ser utilizado como un medio de defensa frente a la pretensión que contra él se quiere hacer valer. que es de dos años. confusión.”. en ese sentido.. en doctrina se ha determinado que el término acción se refiere al derecho que tiene toda persona a acceder a los órganos jurisdiccionales para hacer valer su pretensión. transcurrido el tiempo establecido en la ley. 4. sin embargo la Prescripción Extintiva se encuentra regulada en un Libro Especial. etc. Mario Peña Chacón la define como “…una institución de orden jurídico creada para dar estabilidad y firmeza a los negocios.

aunque aquí es preciso tener en cuenta que en materia ambiental. de lo que se deriva que tiene que haber daño para que la prescripción corra. desde cuando se inicia el cómputo del periodo prescriptorio. ya que tratándose el daño ambiental de un daño continuado. Tampoco corre la prescripción respecto del daño futuro. desde el momento en que se produce el acto dañoso. la norma no exige que de hecho pueda ejercitarse la acción sino que. no se podría determinar desde cuando existió el daño. Por ejemplo. no hay acción. de derecho. muchas veces o que se considera un daño futuro no es más que un daño continúo o en proceso de maduración.pretensión. además de cuanto tendrá que durar dicho periodo prescriptorio. en ese sentido aplicar las reglas del código civil. el daño ocasionado al medio ambiente no siempre es consecuencia de una acción localizada en el tiempo. Pienso que en este supuesto la 150 . Sostiene Enrique Fernando Gamarra que “(…) la prescripción aplicable a este tipo de acciones es de dos años. la acción pueda ser interpuesta. Es decir. pues mientras no hay daño. señala Marcial Rubio Correa que: El día que puede ejercitarse la acción. a menos que pueda diferenciarse un hecho de otro y un daño de otro.conceptual. el Código Civil Peruano. el daño. por consiguiente. el decurso prescriptorio debe iniciarse desde que se produce el daño y no desde que se verifica el hecho que lo genera. que se exterioriza posteriormente. En rigor. y la prescripción es la sanción por falta de acción. no es una expresión que supone un referente fáctico. sino jurídico. la prescripción no corre. Como sabemos. sino que muchas veces se trata de consecuencias derivadas de todo un proceso dilatado en el tiempo. yo estoy en condiciones de ejercitar mi acción por responsabilidad civil desde hoy mismo y. señala que la prescripción comienza desde el día en que puede ejercitarse la acción. más no prescribe el derecho que se intenta proteger mediante la pretensión. cada cual dentro de su propia relación de causalidad adecuada. En cuanto a desde cuándo debe contarse el plazo de prescripción. es decir el ejercicio de la acción debe comenzar cuando se produce el hecho que determina su ejercicio. resultaría difícil. es decir desde el momento que el derecho es exigible. por lo que surge la pregunta. Cuando el daño es continuado. sabiendo las características del daño ambiental. si me causan un daño extracontractual hoy día. es desde ahora que empieza a correr el término de prescripción…” Es decir la acción por responsabilidad extracontractual inicia su cómputo de plazo.

sino mas bien. 239 Carlos Andaluz Westreicher. En alusión al plazo de prescripción establecido en el código civil peruano para el daño civil. pero no es posible determinar al responsable. 597. desde que puede ser razonablemente percibido por una persona prudente y diligente. donde muchas veces el daño no se manifiesta si no después de mucho tiempo de ocurrido. 151 . el plazo en extremo diminuto dada la naturaleza misma de estos daños. Pero tratándose de daños ambientales. teniendo en cuenta las características del daño ambiental. ha previsto para la prescripción de la acción por responsabilidad extracontractual contemplando un plazo de dos años. el daño al ambiente tiene características más afines al derecho público que al privado. En ese sentido sostiene Jorge Mosset Iturraspe: “En cuanto a la prescripción de la acción. es decir sabemos de la existencia del daño. permanencia y progresividad. 18. ya que como sabemos dentro de las características del daño ambiental. no puede estar sujeta a las misma reglas de la prescripción de la responsabilidad civil. desde cuándo se puede verificar éste. Por lo que. Pág. desde una óptica que cautela intereses particulares. este plazo resulta demasiado corto. existe un problema en aplicar el inicio del plazo prescriptorio establecido en el Código civil. desde que afecta el derecho de grupos indeterminados y al ambiente y a sus componentes. ya que favorecería muchas a veces al obligado de la 238 Enrique Fernando Gamarra. sobre todo cuando son producto de la acumulación progresiva de actos u omisiones (…) 239 Porque se desconoce la causa del daño. Pág. nos parece que no le deberían ser aplicables las reglas que el Código Civil. se encuentra la continuidad. por tanto. 2006. se justifica que el simple transcurso del tiempo surta efectos jurídicos para cerrar definitivamente el asunto. si como hemos visto. generalmente perceptibles luego de mucho tiempo. Apuntes sobre la Responsabilidad Civil Ambiental en el Perú. Editorial Iustitia. es decir y muchas veces no se puede determinar desde cuándo es que existe el daño. este puede insolventarse o desaparecer física y jurídicamente. que puede ser razonable respecto de intereses intersubjetivos. “Manual de Derecho Ambiental”. es decir. ya que mientras se determina al responsable.prescripción tampoco corre sino hasta que se exterioriza el daño. ya que si la víctima ha dejado para este tiempos sin accionar es por negligencia o porque no necesita la reparación y.”238 En ese sentido. Sociedad Peruana de Derecho Ambiental. a consecuencia de estas características la acción para demandar la responsabilidad por daño ambiental.

Así tenemos por ejemplo.F. producir un daño en la salud 240 José Juan González Márquez. “El término para demandar la responsabilidad ambiental será de cinco años contados a partir del momento en que se produzca el acto. 2005. esto es. Ius et veritas Año 15 Nº 30. pocos son los sistemas jurídicos que se ocupan de esta cuestión. como un daño civil.4. En Panamá. la Ley General de Vida Silvestre establece que la acción de responsabilidad por daño a la vida silvestre prescribirá a los cinco años a partir del momento en que se conozca el daño.reparación del daño ambiental. la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente señala en su artículo 203º. México D. En México. Rev. contados desde la manifestación evidente de daño. Pág. sostienen algunos autores. 318. un daño ambiental. un solo hecho puede producir a la misma vez. Sin embargo. Pág. Las Leyes Locales del Distrito Federal y del Estado de Colima acogen la fórmula según la cual la acción para demandar la responsabilidad por daño al ambiente prescribirá cinco años después de que hayan cesado los efectos del daño en cuestión . 152 . es necesario establecer un plazo prescriptorio para accionar el derecho a la reparación del daño ambiental. Cassagne que. para dar seguridad jurídica a las relaciones y jurídicas y que no permanezcan indefinidamente en el tiempo. Legitimación activa. En contraste. daño ambiental colectivo. 1era edición. diciembre 2003. en detrimento de la protección del medio ambiente. la acción ambiental y las acciones civiles emanadas del daño ambiental prescribirán en el plazo de cinco años. entre ellos. “Según la Ley Sobre Bases Generales del Medio Ambiente de Chile. Como hemos señalado anteriormente. 56. Quienes sostienen la imprescriptibilidad en este tipo de acciones no piensan en que ello introduce una grave cuña en la certeza y la estabilidad de las inversiones privadas”241 4. Responsabilidad por Daño Ambiental. 241 Juan Carlos Cassagne.8.”240 Sin embargo. la Ley General del Ambiente establece en su artículo 119º que las acciones ambientales civiles prescribirán a los diez años desde la realización o conocimiento del daño. atendiendo a que la prescripción es una herramienta creada. “Así lo imponen la seguridad jurídica y la necesidad pública de no generar riesgos futuros imposibles de todo cálculo racional. hecho u omisión correspondiente”.

con los primeros se presentan problemas. acrecentar o mantener para su propia esfera de valores. por consiguiente. tal como el medio ambiente o el patrimonio cultural o histórico o del consumidor. 242 Artículo 82º del Código Procesal Civil Peruano. la relación jurídica procesal se encuentra bien constituida. refiriéndonos a un bien hacia el cual se dirige la aspiración del sujeto. Así tenemos que en nuestro código procesal civil. conservar.o en la propiedad de las personas. el término difuso. En el Perú. es aquel que ha sufrido el daño”. es que: “aquel que reclama. primero. y es: (…) aquel cuya titularidad corresponde a un conjunto indeterminado de personas. sin embargo. nos ofrece una definición de interés difuso. Doctrinariamente se entiende que existe cuando las partes de la relación jurídica procesal son las mismas que en la relación jurídica sustantiva y. Asimismo. tener legítimo interés no constituye el único requisito para ejercitar o contestar una acción. disperso. La legitimidad para obrar. Adicionalmente es preciso tener legitimidad para obrar. por ello. Para entender el significado de Interés difuso. en la medida que el daño ambiental afecta a una multiplicidad de personas.”242 Teniendo en cuenta esto. entre ellas. el interés para el derecho es: “(…) la dependencia de alguien respecto de alguna persona o de alguna cosa que le produce bienestar como tal y que desea adquirir. representación por un ente público. En el Derecho no existe una solución uniforme. y se presentan diferentes tendencias. donde la máxima del derecho procesal civil. para luego ser acogidas por el derecho. Es de asumir. se plantea el problema de quién tiene el interés jurídico para actuar en juicio. acciones ambientalistas de parte de asociaciones ambientalistas. ya que. Para iniciar una demanda en el Perú se tiene que tener legítimo interés y legitimidad para obrar. que los intereses son sumamente diversos y variables. respecto a este último creemos que se debe seguir con los principios comunes de la responsabilidad civil. 153 . correspondiente a algo indeterminado. tenemos que establecer la definición de cada elemento que lo conforma. nos recuerda a aquello que esta difuminado. de manera tal que el “interés” se refiere precisamente a la conexión entre el sujeto y el bien. viniendo a hacer éste el interés difuso. dependiendo tanto de las circunstancias históricas. o el reconocimiento pleno del interés jurídico difuso. así como de las personas y de las comunidades sociales. respecto de bienes de inestimable valor patrimonial.

ya que el artículo IVº de su Título Preliminar dispone una cosa y su artículo 82º del mismo. el procurador oficioso ni quien defiende intereses difusos”. sin embargo. no puede ser aplicable al ámbito de la responsabilidad por el daño ambiental. dispone otra. precisa que interés difuso es aquel cuya titularidad corresponde a un conjunto indeterminado de personas respecto de bienes inestimables como el patrimonio cultural o derechos del consumidor. debe concluirse que toda persona que inicia una acción legal o participa en ella en defensa del medio ambiente se encuentra legitimada para hacerlo. Como lo explica José Juan González Márquez. se plantea el problema de quien tiene el interés 154 . como se puede apreciar. ya que se entiende que toda persona cumple con dichos requisitos. Gobiernos Locales y Regionales. Por lo que. la que invocará interés y legitimidad para obrar”.los Gobiernos Locales y Regionales. quien defiende intereses difusos no necesita invocar ni el legítimo interés. Agrega que “no requieren invocarlos el Ministerio Público. la máxima del derecho procesal civil según la cual está legitimado para reclamar la reparación del daño ambiental aquél que lo ha sufrido.Según el artículo IV del Título Preliminar del Código Procesal Civil establece que “el proceso se promueve solo a iniciativa de parte. ya que este derecho estaría reservado por el artículo 82º a las asociaciones sin fines de lucro. las comunidades campesinas y/o comunidades nativas en cuya jurisdicción se produjo el daño ambiental y las asociaciones o instituciones sin fines de lucro que según la ley o el criterio motivado del juez se encuentren legitimados para ello. ni la legitimidad para obrar. por lo tanto. resulta claro que la legitimación activa para su protección ambiental debe corresponder a todos. el artículo 82º del mismo cuerpo normativo señala que pueden promover e intervenir en el patrocinio de intereses difusos el Ministerio Público. y las comunidades campesinas y/o nativas. existen en el derecho comparado diversos sistemas que tratan el tema de la representación de los denominados intereses difusos. pues en la medida en que el daño ambiental afecta a una multiplicidad de personas. Al ser el derecho a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de la vida un derecho de naturaleza universal. . Cabe precisar que no toda persona puede obrar en defensa del medio ambiente. Sin embargo. cuya titularidad corresponde a todos. Se puede verificar la contradicción que emana del mismo Código Procesal Civil. al Ministerio Público.

Responsabilidad Civil por daños al medio ambiente. El Salvador y Ecuador. Pág. 287. editorial civitas S. como es el caso de Argentina. “En el derecho latinoamericano no existe una solución uniforme al problema de la legitimación activa pues se presentan diferentes tendencias. Efectos de la Sentencia. El Salvador.9. segunda edición. México D.. aunque 243 José Juan González Márquez. o . merecen ahora destacarse los siguientes: -Son en muchas ocasiones daños despersonalizados o anónimos. como ocurre en Brasil. para accionar el aparato judicial que habrá de proveer la tutela del ambiente.. -Suelen ser el resultado de actividades especializadas. España.jurídico reconocido para actuar en juicio y.A. tales como la posibilidad de acciones colectivas por parte de asociaciones ambientalistas. la víctima del daño es el propio medio ambiente. diciembre 2003. en los procesos por responsabilidad propiamente ambiental. la decisión judicial tendrá un alcance más amplio..) la sentencia hará cosa juzgada y tendrá efecto erga omnes.” 243 El Perú se adscribe al último de los sistemas reseñados por González Márquez : “(…) la cuestión de la legitimación activa es simple: podrá reclamar la reparación de un daño aquel que lo ha sufrido. Pág. la representación del interés ambiental por un ente público. que como hemos dicho es un bien jurídico de titularidad colectiva y por lo tanto. produce sus efectos exclusivamente entre las partes del proceso (inter partes). por cuanto la afectación es de un interés individual. Sin embargo. 244 Carlos de Miguel Perales. Costa Rica. el reconocimiento pleno del interés jurídico difuso a la ciudadanía como sucede en los casos de Bolivia. Cuba y México. Colombia. En este caso. señalado en el artículo 33º de la Ley General del Ambiente de Argentina. deberían estar legitimados para reclamar su reparación todos los titulares del derecho a un medio ambiente adecuado. produciendo efectos erga omnes. así está por ejemplo. donde se señala: “(. 57. En el capítulo V se han enumerado someramente los rasgos que definen los daños al medio ambiente.4.F. a excepción de que la acción sea rechazada. que utilizan técnicas específicas . 1era edición. lo mismo ocurre con una sentencia de responsabilidad por daño ambiental consecutivo o por influjo ambiental. Nicaragua y Panamá. de entre ellos. 155 . Responsabilidad por Daño Ambiental. no hace falta profundizar mucho en el estudio de la responsabilidad civil por daños al medio ambiente para comprobar que la cuestión no es ni mucho menos tan sencilla. -Suelen alcanzar a un elevado número de víctimas. en consecuencia.” 244 4. Las sentencias con calidad de cosa juzgada que resuelven procesos de responsabilidad civil por las afectaciones personales o patrimoniales a sujetos determinados. pero.

iada. tendrán la fuerza probatoria de los informes periciales. La sentencia hará cosa juzgada y tendrá efecto erga omnes. En efecto. control y la sanción de la Administración. de tal forma que los efectos de la sentencia alcanza a todos indeterminadamente. 246 Néstor Cafferatta A. A la luz de la Ley General del Ambiente 25675. Pág.5.org. pues. agregados al proceso. respetando los principios de jerarquía de las normas y el de congruencia. 64. Daño Ambiental Colectivo: Régimen Legal.” 4. no impedirá. tampoco resulta aplicable el principio del derecho procesal civil. “si la sentencia hubiera sido desestimada por falta o deficiencia de prueba. aunque sea parcialmente. resulta conveniente que las sentencias en materia ambiental tengan efecto erga omnes. El principio del derecho procesal civil. 1era edición. imponiendo restricciones a su actuar. “En materia de responsabilidad por el daño ambiental. Sostiene Blanca Lozano Cutanda que. titular del interés difuso. el proceso se gana para todos y si se pierde por falta de pruebas.1. México D. sin perjuicio del derecho de las partes a su impugnación. Del Fondo de Compensación Ambiental”. a excepción de que la acción sea rechazada. el juez solo se pronuncia exclusivamente sobre el conflicto planteado por las partes. bajo sanción de nulidad. La Administración controla la libertad de empresa.doc. como consecuencia de la ordenación. Responsabilidad por Daño Ambiental. Disponible en: http://www. pero no para perjudicar a los demás (si por ejemplo ella es el resultado de un proceso elusivo)”246.%20Cafferatta.F. que otro eventual legitimado inicie y gane un nuevo proceso por la misma causa. sería que la demanda sea rechazada por falta de pruebas. sin embargo. 245 En el artículo 33º de la Ley General del Ambiente de la Nación Argentina . La excepción a esta regla según la norma citada.5 Daño Ambiental y Aplicación del Derecho Administrativo 4. Por consiguiente. otro legitimado puede volver a demandar. establece: “Los dictámenes emitidos por organismos del Estado sobre daño ambiental. se señala que dentro de los deberes de los jueces en el proceso. 247 José Juan González Márquez. en el Artículo 50º del código procesal civil “Deberes de los Jueces en el proceso”.ar/eventos/anteriores/7congresoarg 2004/Varios/Dano%20Ambiental %20Colectivo-Prof. por cuestiones probatorias. está la de: “Fundamentar los autos y las sentencias. solamente en tres países se ha legislado en tal sentido (…) ” 247 En el Perú. la eficacia erga omnes lo es para beneficiar (si tuvo éxito). sin embargo. la solución que contenga la sentencia tiene repercusiones sobre todos aquellos titulares del derecho a un medioambiente adecuado. Consultado 25 septiembre 2009. según el cual el juez se pronuncia exclusivamente sobre el conflicto planteado por las partes. 156 . El Daño Ambiental y la Responsabilidad Administrativa. que aunque no fueron parte del proceso.sea parcialmente por cuestiones probatorias del fondo de compensación ambiental”245. en muchos casos. Por ello. diciembre 2003. numeral 6. estuvieron representados por el legitimado a la acción y la sentencia debe ser igual para todos.

Granada 2002. 4ta Edición. 10. Derecho Ambiental Administrativo. si no existe una actividad positiva y eficaz de la Administración en orden a su aplicación. Así. “(…) la efectividad de las disposiciones administrativas depende enormemente de la aplicación eficaz por parte de la Administración de las técnicas y potestades de policía administrativa de control preventivo y sucesivo al inicio de la actividad potencialmente lesiva de los intereses públicos. regional o local hagan todo lo necesario por tramitar las solicitudes de autorización. Dykinson. Pág. ej. ”249 En ese sentido. Es menester tener claro 248 Blanca Lozano Cutanda. por adoptar las medidas correctivas necesarias y las sanciones procedentes. buena parte del sistema legal de protección ambiental depende de que las autoridades competentes a nivel nacional. Pág. En este tipo de responsabilidad no es estrictamente necesaria la generación de un daño material. Madrid. 2003.“La protección del ambiente se configura como un título de intervención de los poderes públicos que permite imponer límites y condiciones a la actividad de los ciudadanos para asegurar una utilización racional de los recursos que garantice un desarrollo sostenible. la responsabilidad que se deriva de la comisión de ilícitos ambientales de naturaleza administrativa es lo que aquí se denomina responsabilidad administrativa ambiental. p. que es un daño al orden jurídico o institucional. en caso de incumplimiento de las mismas. Y en cualquier ámbito o materia. La Actividad Administrativa de Inspección “El Régimen Jurídico General de la Función Inspectora”. es evidente que la mera aprobación de normas sancionadoras no supone la observancia de la legalidad.”248 Asimismo.. Añade que aunque actualmente se pretende dar una nueva orientación a la política ambiental. La sola violación de un mandato u orden administrativa genera un daño. 157 .. por conceder la autorización en las condiciones establecidas en las normas. señala Severiano Fernández Ramos que. 382. por controlar el cumplimiento de las condiciones de la autorización y. dirigida a recabar mediante fórmulas de incentivo la colaboración voluntaria de los agentes económicos y sociales – perspectiva adoptada por la Comunidad Europea -. las técnicas tradicionales de regulación y limitación por los poderes públicos de las actividades privadas continúan siendo indispensables para controlar y mantener dentro de unos límites tolerables el potencial destructivo de la civilización moderna . 249 Severiano Fernández Ramos.

datos. Como sabemos a diferencia de lo que ocurre con la responsabilidad civil y penal. medios técnicos. cuyo cumplimiento debe ser fiscalizado por la Administración. En efecto. sus normas complementarias y su reglamentación. que se hace efectiva ante los tribunales de justicia. como se ha dicho a través de los órganos que integran la Administración. En ese sentido. muchos de esos mandatos. podemos decir que esta responsabilidad administrativa ambiental. a través de normas reglamentarias y técnicas que se expiden de conformidad con las disposiciones legales vigentes. con independencia del Poder Judicial. la responsabilidad administrativa por incumplimiento a las normas ambientales. Sabemos que una parte significativa de la legislación ambiental está concebida como mandatos dirigidos a los administrados. señala que la responsabilidad administrativa establecida dentro del procedimiento correspondiente es independiente de la responsabilidad civil o penal que pudiera derivarse por los mismos hechos. a través de la Administración Pública respecto de sus administrados. las sanciones administrativas constituyen. la responsabilidad administrativa se hace efectiva. el Poder Ejecutivo ejerce un cierto ius puniendi. Sobre la base de la finalidad que tiene el Derecho Administrativo de satisfacer necesidades de índole general y reflejar la política ambiental del Estado. En otras palabras. ese ius puniendi no comprende la reparación del daño que pudiera haberse causado con el ilícito administrativo. es aquella que se deriva de la infracción de la normativa ambiental administrativa. no afecta ni disminuye la posible responsabilidad civil o penal que se podría originar por el mismo hecho. la Ley General del Ambiente . ya que es a raíz de éste en que se enmarca la diferenciación entre responsabilidad administrativa y la responsabilidad por daño ambiental. además de estar nutrido de conceptos. por lo que. en su artículo 138º. 158 . el principal instrumento de que se vale el ordenamiento jurídico para garantizar el cumplimiento de la normativa ambiental. Las violaciones de dichos mandatos deben ser sancionadas por la misma Administración. y se concreta en la aplicación de una sanción administrativa por la acción u omisión infractora.este concepto. son generados por la propia Administración. Sin embargo. en especial.Ley Nº 28611. sin perjuicio de la responsabilidad civil y penal que pudieran derivarse de los mismos hechos. por otra parte.

pues prácticamente todas las normas de protección ambiental. y función de prevención especial. Setiembre de 2006.L. “ Esta función de prevención que cumplen las medidas represivas resulta especialmente importante en ámbitos como el de la protección ambiental. Derecho del Medio Ambiente.. los medios positivos que eviten la producción del daño. Selección de Lecturas. Sin embargo. Librería Studio Distribuidora S. esto es. que las medidas represivas han de suponer únicamente una aportación excepcional o anecdótica a la disciplina ambiental. pues las medidas punitivas operan cuando se ha incumplido la norma administrativa y muchas veces cuando la lesión al medio ambiente ya se ha consumado y su reparación resulta con frecuencia difícil o imposible. un incumplimiento legal que se configura con la acción de exceder el valor atribuido al umbral máximo permitido para la descarga o emisión de determinado parámetro. siempre y cuando la infracción haya sido debidamente tipificada por una norma con rango de ley y la entidad pública 250 Francisco Carruitero Lecca. como repiten todos los autores. tal acción es una infracción y es pasible de una sanción administrativa. sin embargo. tener muy claro que un incumplimiento sólo puede ser sancionable por la administración pública. consistente en que el sujeto infractor al que se aplica la sanción no vuelva a infringir de nuevo la norma. como las campañas de educación ambiental o los instrumentos de control previo de las actividades potencialmente contaminantes o degradantes del medio ambiente. es importante.. en esta materia. donde la aplicación de normas de o medidas de interés general encuentra con frecuencia una gran resistencia por parte de particulares – e incluso de los propios órganos administrativos . deben primar las medidas preventivas. 1era edición. por supuesto. Ello no debe llevar a pensar. llevado por otro tipo de intereses de carácter económico o social (…) ”250 Ello explica el enorme desarrollo de la potestad sancionadora administrativa en este ámbito. en el sentido de que disuaden a quien intencionalmente estén próximos a la infracción. pues ejercen un papel fundamental en garantía del cumplimiento de las normas y medidas de protección ambiental.R. hasta el punto de que podemos afirmar que cumplen también una destacada función preventiva. 228. Por lo tanto. 159 . contienen un último título o capítulo dedicado al régimen sancionador que se aplicará en el caso de incumplimientos a lo establecido en ellas. tipificando las infracciones que se consideran merecedoras de castigo y atribuyendo a la Administración la competencia de imponer determinadas sanciones. en una política eficaz del medio ambiente. tanto las de carácter horizontal como las sectoriales. Blanca Lozano Cutanda “Derecho Ambiental Administrativo”. tal como señala Lorenzo de la Puente Brunke “Incumplir con un LMP es.Es obvio que. por ejemplo el incumplimiento de un LMP.

luego de que se haya agotado la vía administrativa. Pág.correspondiente tenga atribuida tal potestad sancionadora. se dota a los organismos de atribuciones normativas y ejecutivas. Consideraciones sobre la justicia ambiental en el sistema jurídico peruano. 160 . el administrado está facultado a iniciar una acción contencioso administrativa ante los tribunales. Themis Revista de Derecho. “El Rol de los Límites Máximos Permisibles en la Regulación Ambiental y sus aplicaciones en el Perú. que: “(…) hoy en día se desarrollan diversas técnicas jurídicas de protección ambiental. Consideraciones sobre la justicia ambiental en el sistema jurídico peruano. 2008. Agosto 2008. 242.” 253 Siguiendo a Brañes. Pág. Agosto 2008. medidas represivas (en el caso del Derecho Administrativo Sancionador) o medidas económicas y complementarias (…) ”252 Sostiene Lorenzo de la Puente Brunke que “ En el Perú el incumplimiento de un LMP. en el ámbito de la responsabilidad administrativa. sostiene Foy. en relación a la Potestad Sancionadora de la Administración “En nuestros países (América Latina y el Caribe). luego de que el supuesto infractor presente sus descargas y el procedimiento siga su debido curso. De ser el caso.”251 Sostiene Pierre Foy. la aplicación de la legislación ambiental depende en buena medida de los organismos administrativos creados por los propios sistemas – o diríamos subsistemas – jurídicos para la protección ambiental o conexos (por ejemplo: Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento. 43 254 Pierre Foy Valencia. Themis Revista de Derecho. Es de precisar que actualmente mediante la Segunda 251 Lorenzo de la Puente Brunke. 2008. 252 Pierre Foy Valencia. puesto que sobre éstos recae la tarea de implementar un número importante de mandatos ambientales. “El Rol de los Límites Máximos Permisibles en la Regulación Ambiental y sus aplicaciones en el Perú. Como consecuencia de la disposición constitucional de la revisión judicial de las decisiones de la administración pública. cabe la imposición de una sanción. de fomento (que sin ser imperativas buscan alcanzar ciertos fines ambientales). Pág. el mismo que debe ser iniciado por la autoridad ambiental competente de la industria infractora. tiene como consecuencia un procedimiento sancionador. Revista Peruana de Derecho de la Empresa. 44. Revista Peruana de Derecho de la Empresa. Desde esa óptica. 242. entre las que se incluyen la potestad de normar y aplicar sanciones administrativas cuando se contravienen las disposiciones de la legislación ambiental. regionales o locales). 253 Lorenzo de la Puente Brunke. Ello en atención al principio de legalidad y tipicidad que rigen la actuación de la administración pública. Pág. léase el ius puniendi de la Administración”254. Ya sea mediante técnicas de intervención pública (es el caso de las ordenaciones ambientales nacionales. Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería). es decir. instrumentos de intervención administrativo – ambiental.

inmovilización. Ley del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental. la supervisión. como órgano público técnico especializado. mientras que los segundos se encuentran regidos sustancialmente por el Derecho Civil sin perjuicio de las regulaciones penales o de Derecho Público. Son funciones generales del OEFA: (…) d) Función Fiscalizadora y Sancionadora: Comprende la facultad de investigar al comisión de posibles infracciones administrativas sancionables y de imponer sanciones por el incumplimiento de obligaciones derivadas de los instrumentos de gestión ambiental. se hallan sometidos a las normas y principios del Derecho Constitucional (en sus elementos básicos).Funciones Generales. adscrito al Ministerio del Ambiente y encargado de la fiscalización. configura una suerte de Derecho Administrativo especial. “daño ambiental colectivo”. aprobado mediante Ley Nº 29325256. sostiene Juan Carlos Cassagne. por sus peculiaridades. Por otro lado. “En primer término.Creación de Organismos Públicos Adscritos al Ministerio de Ambiente.Créase el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental – OEFA. señala que. mediante la regulación que establecen las leyes y reglamentos dictados en ejercicio del poder de policía o potestad legislativa ambiental. 161 . aplicando las sanciones de amonestación.”259 255 Decreto Legislativo Nº 1013. multa.. Decreto Legislativo que Aprueba la Ley de Creación. en su artículo daño ambiental colectivo citando a Carlos Alfredo Botassi. Argentina. clausura o suspensión. Organización y Funciones del Ministerio del Ambiente. constituyéndose en pliego presupuestal. Nº 30 258 Ibid. 257 Juan Carlos Cassagne. que “ el Derecho Ambiental constituye una rama del Derecho Administrativo que. y del Derecho Administrativo. Ius Et Veritas. se le entrega la potestad administrativa sancionadora al OEFA – Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental.”258 En el mismo sentido. Sus funciones básicas serán las siguientes: (…) b) Ejercer la potestad sancionadora en el ámbito de sus competencias. con personería jurídica de derecho público interno. Año XV. asimismo sostiene que “Esto no impide que otros Derechos como el Civil puedan regular la reparación de los daños causados a las personas privadas de rebote (par ricochet). 259 Ibid. (…) 256 Ley Nº 29325. sostiene. el control y la sanción en materia ambiental que corresponde.. con principios y técnicas de Derecho Público”257 .. 1. Pag 310. así como de las normas ambientales y de los mandatos y disposiciones emitidas por el OEFA. ejerciendo su potestad de ejecución coactiva. en cuanto a las infracciones administrativas ambientales. (…) Artículo 11º. por las infracciones que sean determinadas y de acuerdo al procedimiento que se apruebe para tal efecto. corresponde distinguir los daños provocados al medio ambiente en sí mismo de aquellos que afectan la salud o los bienes de las personas que son causa del menoscabo de un patrimonio concreto. Los primeros que son los que interesan al objeto de este estudio. comiso. como consecuencia de daños provocados al medio ambiente.Disposición Complementaria Final del Decreto Legislativo Nº 1013 255 y Ley del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental (SINEFA). (…) Segunda Disposición Complementaria Final. en los casos que corresponda.

2009) Aire (2001) 162 . En ese sentido. que suelen extrapolar las concepciones más extremas de cada rama del Derecho. es independiente de la responsabilidad administrativa y de la responsabilidad civil. Christian Guzmán Napuri que: “Por la potestad sancionadora. la Sanción administrativa. la administración se encuentra facultada para sancionar a los administrados por la comisión de infracciones establecidas por el ordenamiento jurídico . los diferentes sectores productivos han venido aprobando normas ambientales que regulan el impacto ambiental de las actividades bajo su ámbito tenemos: Minería (1993) Hidrocarburos (1993. pág. a través de un procedimiento administrativo.2. 11.”260 El ejercicio de la potestad sancionadora corresponde a las autoridades administrativas a quienes les haya sido expresamente atribuida por disposición legal. en el campo del Derecho Ambiental. La Potestad administrativa sancionadora del Estado. Las Reformas al Procedimiento Administrativo Sancionador: en Manual de Actualización Administrativa.Por lo que considera que La circunstancia de no advertir esta distinción es la causa de la mayor parte de las confusiones existentes. Editorial: Gaceta Jurídica. Por otro lado. sin que pueda asimilar o delegarse en órgano distinto.5. ya que consideramos que la responsabilidad por daño ambiental. ya que el daño ambiental se produce independientemente de que se produzca un ilícito administrativo. es complementaria a la legislación sectorial y está referida a la normativa aplicable a: Recursos hídricos (1969. señala el Dr. aún quedan sectores pendientes de ser regulados La normatividad ambiental transectorial. es la atribución o facultad de un poder legal para exigir responsabilidad y sancionar por la comisión de acciones u omisiones contrarias al Derecho Administrativo Sancionador.2006) Electricidad 1994 Industria Manufacturera Pesquería Asimismo. 1era edición 2010. 261 A partir del año 1993. 4. Principios del Derecho Administrativo Sancionador y su aplicación en el ámbito de la protección ambiental. se produce por el incumplimiento de normas ambientales 261 que regulan actividades 260 Christian Guzmán Napuri. y que tiene su eficacia en la sanción administrativa. Conclusión que coincidimos en parte.

243 163 . II. 4) tipicidad. así como del principio de internalización de costos del operador. 262 Pierre Foy Valencia. etc. sostiene Pierre Foy que. 8) causalidad. etc. cumplimiento de LMP. los principios del régimen sancionador general en el que rigen los principios de legalidad. 6) concurso de infracciones. Agosto 2008. 7) continuación de infracciones.potencialmente riesgosas a través de la autorización administrativa. ”262 Asimismo. La Potestad Sancionadora Administrativa tiene límites en su aplicación y estos son. “(…) los principios que guían dicha potestad sancionadora del Estado desarrollados de manera exhaustiva por la doctrina contemporánea y habiéndose plasmado de iure en nuestro ordenamiento legal en la Ley del Procedimiento Administrativo General. En referencia a lo expuesto. culpabilidad. 5) irretroactividad. como articulación entre la represión administrativa y la represión penal de los ilícitos ambientales. Además de algunas peculiaridades propias de la materia. 2) debido procedimiento. en el Perú. se suelen considerar – sin ser excluyentes – como los principios rectores del derecho administrativo y su aplicación para la protección ambiental: I. Los principios que guían la potestad sancionadora del Estado. comenta Foy. siguiendo a Blanca Lozano “ Desde la perspectiva del Derecho Administrativo Ambiental. tipicidad. Residuos Sólidos (2000) Transporte terrestre de materiales y residuos peligrosos (2004) Diversidad biológica (1997) Áreas naturales protegidas (1997) Salud ambiental (1997) Ambientes acuáticos (1996) Evaluación del impacto ambiental (2001). se encuentran regulados en el Artículo 230º de la Ley de Procedimiento Administrativo General. PAMAS. EIA. 3) razonabilidad. Ley 27444. 9) presunción de licitud. proporcionalidad. Principio de legalidad y de tipicidad Principio non bis in idem. Themis Revista de Derecho. Pág. Consideraciones sobre la justicia ambiental en el sistema jurídico peruano. los cuales cumplen a su vez una función preventiva de los posibles daños ambientales. 10) non bis in idem.Ley Nº 27444. artículo 230 son: 1) legalidad.

263 Pierre Foy Valencia. a título de atribución directa. pasamos a referirnos a los principios mencionados: 4.1. 2006.”264 Por la primera reserva legal mencionada. donde se señala que: Sólo por norma con rango de ley cabe atribuir a las entidades la potestad sancionadora y la consiguiente previsión de las consecuencias administrativas que a título de sanción son posibles de aplicar a un administrado. como pueden serlo. Sostiene Juán Carlos Morón Urbina: “Como se puede apreciar nos encontramos frente a una regla de reserva de competencia para dos aspectos de la potestad sancionadora: para la atribución de la competencia sancionadora a una entidad pública y para la identificación de las sanciones aplicables a los administrados por incurrir en ilícitos administrativo. ambos aspectos de la materia sancionadora solo pueden ser abordados mediante normas con rango de ley. de la Ley de Procedimiento Administrativo General. Principio de culpabilidad y su modulación en el ámbito sancionador administrativo. una ley formal. Queda absolutamente vedado que una norma sublegal. de interpretación de una norma legal o de complemento indispensable. 243. ninguna autoridad. las que en ningún caso habilitarán a disponer la privación de la libertad. o un decreto ley. Conforme a ella. Consideraciones sobre la justicia ambiental en el sistema jurídico peruano. 264 Juan Carlos Morón Urbina. En el Perú se encuentra regulado en el artículo 230º numeral 1.”263 En atención a lo expuesto.2. Themis Revista de Derecho. 164 . Pág. de tipo reglamentaria. Principio de Legalidad.5. Seminario de Actualización. Agosto 2008. la responsabilidad solidaria y la responsabilidad de las personas jurídicas. por importante que la considerare para el cumplimiento de sus funciones de inspección. pretenda. Pág. Ley Nº 27444. regulación o de policía administrativa. 4. Módulo Responsabilidad Administrativa. asignar a una persona jurídica de derecho público la competencia sancionadora o señalar que sanciones pueda aplicar sobre los administrados en sede administrativa. podrá autoatribuirse competencia sancionadora sobre los administrados. sino que debe obtener una norma expresa con rango de ley que así se lo habilite.III. una ley orgánica. Principios Delimitadores de la Potestad Sancionadora de la Administración Pública en la Ley Peruana. un decreto legislativo.

Por la segunda reserva legal que este principio implica. numeral 1. En este mismo sentido. atendiendo a que la disponibilidad de la libertad humana – como supremo valor subjetivo en la modernidad – sólo ha sido autorizada las autoridades judiciales y no las autoridades administrativas. tenemos que queda reservada solo a normas con rango de ley el señalamiento de las consecuencias jurídicas represivas a los administrados en caso de la comisión de ilícitos administrativos. 165 . un tipo de sanción. tiene como consecuencia un procedimiento sancionador. pues. Por su parte.2. decomisos. la norma confirma que la indicación de las penas con que se intenta disuadir a las personas físicas o jurídicas a no cometer infracciones corresponde a las normas con rango de ley y no a la normativa infralegal. en el subcapítulo referido a la potestad sancionadora. sólo una norma con rango de ley.5. el cual indica que: Los administrados gozan de todos los derechos y garantías inherentes al debido procedimiento administrativo. En este sentido. ninguna autoridad administrativa podrá crear. el mismo que debe ser iniciado por la autoridad ambiental competente de la industria infractora. De este modo. Finalmente. por vía reglamentaria ni menos aun. ha sido asumida por la Ley Nº 27444. con el nombre de debido procedimiento. Principio de Debido Procedimiento. quedando limitada su actuación al rol natural de ser aplicador de las modalidades de sanción sobre derechos ciudadanos autorizados previamente por normas con rango de ley. podrá habilitar a la Administración la aplicación de una o mas medidas de gravamen a título de sanción personal o patrimonial. Ello. Artículo IV del Título Preliminar. cada de una de estos actos persiguen un efecto puramente reaccional y aflictivo en los derechos subjetivos de los administrados. a titulo de actos administrativo singular. numeral 2. específicamente en el artículo 230º. a ofrecer y producir pruebas y a obtener una decisión motivada y fundada en derecho. La formulación del principio del debido proceso en el escenario del procedimiento administrativo. 4. inhabilitaciones. el legislador se limitó a enfatizar este principio afirmando que las entidades aplicarán sanciones sujetándose al procedimiento establecido respetando las garantías del debido proceso. Ley del Procedimiento Administrativo General. En el Perú el incumplimiento de un LMP. en el ámbito de la responsabilidad administrativa. cancelación de derechos. tales como multas.2. la norma establece la prohibición explícita para que la Administración pueda aplicar sanciones que impliquen privación de libertad.2. que comprende el derecho a exponer sus argumentos.

5. debiendo observar los siguientes criterios que en orden de prelación se señalan a efectos de su graduación: a) b) c) d) e) f) la gravedad del daño al interés público y/o bien jurídico protegido El perjuicio económico causado La repetición y/o continuidad en la comisión de la infracción Las circunstancias de la comisión de la infracción El beneficio ilegalmente obtenido La existencia o no de intencionalidad en la conducta del infractor En relación a lo mencionado. sino además la existencia de prelación entre ellas. La primera cuestión a dilucidar es a quien debe afectar dicho perjuicio.3. si a la propia administración o a los administrados que puedan verse afectados por la infracción. El artículo 230º numeral 3 de la Ley de Procedimiento Administrativo General. que “Como lo hemos señalado. Un primer elemento es la gravedad del daño al interés general y/o bien jurídico protegido. 4.2. incluso por encima de una situación aparentemente tan relevante como la repetición o continuidad de las infracciones cometidas por el administrado. Un segundo elemento a tomar en cuenta es el perjuicio económico causado. Sin embargo. que en buena cuenta son situaciones distintas. el Decreto Legislativo N. Un tercer criterio es la repetición y/o continuidad en la comisión de la infracción. La importancia del mismo radica precisamente en el hecho de que la determinación de una infracción y la sanción que le corresponde se dirige a la protección de un bien jurídico protegido. señalando enunciativamente a tres emblemáticos: el derecho a exponer argumentos. el derecho a ofrecer y producir pruebas y el derecho a obtener una decisión motivada y fundada en derecho.En principio la propia definición señalada alude a que el debido procedimiento comprende a todos los derechos y garantías del procedimiento administrativo. La segunda es si en efecto dicho criterio puede considerarse como justificante de la determinación de una sanción. las sanciones a ser aplicadas deberán ser proporcionales al incumplimiento calificado como infracción. en el cual se incluye el interés general. La repetición implica la realización de la misma 166 .° 1029 ha incorporado. Ley 27444 señala que: Las autoridades deben prever que la comisión de la conducta sancionable no resulte más ventajosa para el infractor que cumplir las normas infringidas o asumir la sanción. Principio de Razonabilidad. no solo criterios adicionales para la graduación de la sanción. sostiene Christian Guzmán Napurí.

nunca estuvo claro su ámbito de aplicación. respecto de las cuales deberá asumirse que su voluntad es la que proviene de sus órganos sociales. Las circunstancias de la comisión de la infracción ya se encontraban presentes como criterio en la redacción previa de la norma. Ambas situaciones tienden a incrementar la cuantía de la sanción porque muestran un mayor daño al bien jurídico tutelado por la sanción administrativa. que aparecía en primer lugar en la redacción anterior de la norma ahora figura en último lugar en la prelación. califiquen infracciones. el rol secundario que juega la intencionalidad del infractor en la determinación de la sanción nos muestra la opción del legislador por un modelo más bien objetivo de responsabilidad administrativa de los particulares. al margen de la responsabilidad que pueda imputarse a los integrantes de los mismos. Ediciones Caballero Bustamente. hubiera sido mejor eliminar dicho criterio. Pág. las decisiones de la autoridad administrativa. que es la relacionada con la responsabilidad administrativa de las personas jurídicas. La continuidad. Sin embargo. En todo caso. se ha señalado que la ausencia de intencionalidad debería ser más bien un supuesto de atenuación de responsabilidad –a la que aludiremos más adelante– antes que simplemente un criterio de graduación de la sanción.”265 De manera general. “Tratado de la Administración Pública y del Procedimiento Administrativo”. A esto nos vamos a referir con detalle más adelante . el beneficio ilegalmente obtenido es una novedad de la norma materia de análisis y se enfoca en la intensidad de la ventaja conseguida por el administrado al cometer la infracción. en cambio. al respecto señala Juan Carlos Morón Urbina que: 265 Chrístian Guzmán Napurí. Finalmente.4. se encuentra referida a la comisión de una sola infracción durante un periodo de tiempo determinado. a fin que respondan a lo estrictamente necesario para la satisfacción de su cometido. 809-811. en el cual poco importa el dolo o la culpa como factores de atribución de responsabilidad. impongan sanciones. 2011. Es más. En dicho orden de ideas. No entendemos sin embargo las razones por las cuales este es un supuesto que permite determinar la graduación de la sanción. por el principio de razonabilidad. de acuerdo al Artículo IV del Título Preliminar del numeral 1. a fin de reducir al mínimo el riesgo de decisiones arbitrarias. esta consideración inicial se enfrenta con una situación específica.infracción varias veces. 167 . puesto que el mayor o menor beneficio a favor del administrado no entrañaría una mayor afectación al interés general. siendo un elemento más bien que permitía una importante discrecionalidad en la graduación de la sanción. la existencia o no de intencionalidad en la conducta del infractor. o establezcan restricciones a los administrados deben adaptarse dentro de los límites de la facultad atribuida y manteniendo la debida proporción entre los medios a emplear y los fines públicos que deba tutelar. cuando creen obligaciones. Sin embargo. sin que exista solución de continuidad entre un extremo y otro de dicho periodo. Asimismo.

en armonía con el derecho de los administrados a que las actuaciones que les afecten sean llevadas a cabo en la forma menos gravosa posible. Las disposiciones reglamentarias de desarrollo pueden especificar o graduar aquellas dirigidas a identificar las conductas o determinar sanciones. esto es que deben ser impuestas en la forma y medida estrictamente necesarias para que cumpla su finalidad. Módulo Responsabilidad Administrativa. salvo los casos en que la ley permita tipificar por vía reglamentaria. Finalmente. se establece que las autoridades deben prever que la comisión de la conducta sancionable no resulte más ventajosa para el infractor que cumplir las normas infringidas o asumir la sanción. Por el subprincipio de necesidad. Al respecto. asimismo.L. Setiembre de 2006. 2006. Pag 230. Este subprincipio hace lugar a la regla de la aplicación moderada de las sanciones. Pág.”267 . Blanca Lozano Cutanda “Derecho Ambiental Administrativo”. señala Juan Carlos Morón que. Selección de Lecturas. sin constituir nuevas conductas sancionables a las previstas legalmente. y el subprincipio de proporcionalidad estricto sensu. Principios Delimitadores de la Potestad Sancionadora de la Administración Pública en la Ley Peruana. Librería Studio Distribuidora S. la medida sancionadora elegida debe ser indispensable. el subprincipio de proporcionalidad consiste en que la sanción guarda una relación razonable ventajas y desventajas. Principio de Tipicidad. de suerte tal que el daño que infringe sea el menor posible conforme a las facultades autorizadas y a los datos fácticos de las circunstancias.5. Calificar o sancionar una conducta prohibida pero que genera a la rentabilidad con una sanción leve. Francisco Carruitero Lecca señala que “(…) no basta con que la ley prevea las infracciones y sanciones sino que es preciso. señala que: Sólo constituyen conductas sancionables administrativamente las infracciones previstas expresamente en normas con rango de ley mediante su tipificación como tales. 267 Francisco Carruitero Lecca. tenemos que la medida sancionadora debe ser idónea para lograr el fin u objetivo previsto por el legislador cuando le autorizó su empleo.2. el subprincipio de necesidad..4. 168 . El numeral 4 del artículo 230º de la Ley 27444º. 19. Por el primer subprincipio.R. Derecho del Medio Ambiente.”266 4. 1era edición.“(…) el principio de razonabilidad conlleva el cumplimiento de sus tres dimensiones: subprincipio de adecuación. con el fin que se procura alcanzar. “ Este principio 266 Juan Carlos Morón Urbina. que la descripción que realice la ley presente un grado de precisión suficiente para que los interesados puedan conocer con exactitud cuáles son las conductas sancionables y las penas que llevan aparejadas. Seminario de Actualización. además. sino su aspecto represivo carecería de sentido. sin admitir interpretación extensiva o analogía. Así. es una invitación a transgredir la norma.

la última frase del inciso (salvo los casos en que la ley permita tipificar por vía reglamentaria) debilita la fórmula del principio. pero sin constituir nuevas conductas sancionables a las previstas legalmente. la norma legal debe describir específica y taxativamente todos los elementos de la 268 Juan Carlos Morón Urbina.268 Asimismo. Seminario de Actualización. Sin embargo. al admitir que la ley pueda habilitar la tipificación por vía reglamentaria. salvo que la ley permita tipificar por vía reglamentaria. es decir. Principios Delimitadores de la Potestad Sancionadora de la Administración Pública en la Ley Peruana. al igual que en los casos de la sanción y la atribución de la competencia sancionadora. sin constituir nuevas infracciones o sanciones.exige el cumplimiento de tres aspectos concurrentes: i) la reserva de ley para la descripción de aquellas conductas pasibles de sanción por la administración ii) la existencia de certeza o exhaustividad suficiente en la descripción de las conductas sancionables constitutivas de las infracciones administrativas iii) la interdicción de la analogía y la interpretación extensiva en la aplicación de los supuestos descritos como ilícitos (desde el punto de vista concreto. En este sentido. consiste en que las disposiciones de desarrollo (reglamentos ejecutivos) pueden especificar o graduar previsiones legales previas con el fin de mejor identificar las conductas constitutivas del ilícito. tenemos como principio a la reserva de ley. 169 . En este sentido. autorizar la tipificación de los ilícitos respectivos. Módulo Responsabilidad Administrativa. ya analizados. las conductas sancionables administrativamente únicamente pueden ser las infracciones previstas expresamente mediante la identificación cierta de aquello que se considera ilícito para los fines públicos de cada sector estatal. la tipificación es de interpretación restrictiva y correcta)”. la norma establece que. 2006. la colaboración reglamentaria en la labor de tipificación. Pag 6. que la propia ley pueda. Por el primer elemento. La regla de la colaboración reglamentaria en la tipificación. por consideraciones de conveniencia administrativa o técnica jurídica. y como excepción. una reserva a favor de las normas con rango de ley para que sean las únicas que puedan calificar las conductas como sancionables administrativamente. Respecto al segundo aspecto contenido en el principio. dicho principio se preocupa por precisar cuál es la colaboración que el Reglamento puede prestar a la Ley en esta tipificación reconociendo la posibilidad de que las disposiciones reglamentarias de desarrollo introduzcan especificaciones o graduaciones al cuadro de las infracciones o sanciones.

que: “ Con una tipificación exhaustiva no sólo los administrados tienen mejor posibilidad de decidir suficientemente informados sobre la regularidad de su actuación. sin embargo no cumple expresamente con el principio de tipicidad. Generalmente existe. que indica una conducta positiva o el cumplimiento de tal parámetro como conducta positiva. ya que éstas consideran como tales cualquier violación a la totalidad de una Ley o Reglamento. 170 . Entonces en este caso sucede que al no estar dicha conducta tipificada expresamente como sancionable. existe un problema. en cuanto al incumplimiento de LMP. un incumplimiento sólo puede ser sancionable por la administración pública.Perú. sostiene Morón Urbina. Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. es decir sin estar dicha conducta expresamente tipificada como conducta sancionable. es una infracción. abril 2008. 654. 7ma edición. que bajo una fórmula vaga o genérica deja en la discrecionalidad de la autoridad administrativa a determinar caso por caso la conducta sancionable. lo contrario a la conducta permitida. reduciendo la vaguedad del enunciado sancionable de modo que tanto el administrado como la administración prevean con suficiente grado de certeza (lex certa) lo que constituye el ilícito sancionable. ”269 Sin embargo.conducta sancionable. siempre y cuando la infracción haya sido debidamente tipificada por una norma con rango de ley y la entidad pública correspondiente tenga atribuida tal potestad sancionadora. En ese sentido. Ello en atención a los principios de legalidad y tipicidad que rigen la actuación de la administración pública. 269 Juan Carlos Morón Urbina. Por ejemplo. Pág. ya que no se tipifica la conducta contraria a derecho expresamente. sobreentienden que. una norma general. sin estar regulado expresamente la infracción a dicha norma. Es de precisar que bajo este principio. Lima. sino que también estarán menos expuestos a autoridades administrativas con amplia discrecionalidad para determinar aquello que es lícito o típico. bajo este principio. queda proscrita la denominada ley en blanco. ya que muchas veces las conductas no están propiamente tipificadas como conductas sancionables. Gaceta Jurídica.

4. en su consideración integral. En tal sentido. no haber regido al momento en que ejecutará el ilícito administrativo. 21. en atención al principio de Irretroactividad. y. se produce una modificación legislativa. según la ley preexistente. entonces será dicha ley aplicada al caso. habrán de quedar impunes aquellas conductas cuya norma vigente cuando se cometieron los hechos antijurídicos. más benigna para el administrado. se señala lo siguiente: son aplicables las disposiciones sancionadoras vigentes en el momento de incurrir el administrado en la conducta a sancionar. o porque establece una sanción de menor efecto dañino para el sujeto pasivo.5. Juan Carlos Morón sostiene citando a José Garberí Llobregat que “(…) la jurisprudencia ha sustentado la retroactividad benigna de la norma sancionadora en los siguientes casos: • En primer lugar. no obstante. que operan a favor del administrado. que garantiza que atribución de la potestad sancionadora sólo será válida para la aplicación de disposiciones de tipificación de ilícitos y previsora de sanciones cuando hayan entrado en vigencia con anterioridad al hecho y estén vigentes al momento de su calificación por la autoridad. De este modo. salvo que las posteriores le sean más favorables. ii) La aplicación de las normas sancionadoras posteriores a la comisión de ilícito que benefician al administrado.2. Asimismo. Seminario de Actualización. Principios Delimitadores de la Potestad Sancionadora de la Administración Pública en la Ley Peruana. Al respecto sostiene Juan Carlos Morón “ Nuestro ordenamiento ha establecido dos supuestos que rigen la potestad sancionadora de la Administración y. bien porque priva el carácter reprochable al acto. 2006. fuere más favorable al administrado. Asimismo. por ser una aplicación retroactiva de la norma. Pág. en cuanto a la dimensión temporal de las normas. integralmente considerada. si luego de la comisión del ilícito administrativo. entendida como más favorable o benigna. 171 .5. Principio de Irretroactividad. Los supuestos son los siguientes: i) el Principio de Irretroactividad. y la nueva ley es. En el artículo 230º numeral 5 de la Ley Nº 27444. Módulo Responsabilidad Administrativa. el principio será aplicable a la calificación o sanción del ilícito si.” 270 Este principio determina que las disposiciones sancionadoras sólo son válidas para tipificar y sancionar ilícitos cuando hayan entrado en vigencia con anterioridad al momento de la comisión de los hechos ilícitos y siempre que estén vigentes al momento de la imposición de la sanción por la autoridad. las entidades no pueden sancionar por normas posteriores a los hechos cuando sean desfavorables a la situación del administrado. haya sido derogada con 270 Juan Carlos Morón Urbina.

sin que necesariamente la sanción más gravosa subsuma a la sanción menos gravosa. Lima. el artículo 89º del Decreto Supremo 008-2005-PCM. la retroactividad favorable debe operar también cuando la norma posterior ocasione una ausencia de tipificación de conductas anteriores . 22. hecho y fundamento. Cuando una misma conducta califique como más de una infracción se aplicará la sanción prevista para la infracción de mayor gravedad. Pág. 271 Juan Carlos Morón Urbina. establecen que no se podrá imponer sucesiva o simultáneamente una pena y una sanción administrativa por el mismo hecho en los casos que se aprecie la identidad del sujeto.”271 4. sin perjuicio que puedan exigirse las demás responsabilidades que establezcan las leyes. abril 2008. esta norma regula el supuesto que dentro de un mismo régimen y procedimiento sancionador. Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. 272 Juan Carlos Morón Urbina. Pág. • En cuarto lugar. Principios Delimitadores de la Potestad Sancionadora de la Administración Pública en la Ley Peruana. • En segundo término. que aprobó el Reglamento de la Ley Marco del Sistema Nacional de Gestión Ambiental y el artículo 141º de la LGA. Sostiene Juan Carlos Morón Urbina. De otro lado. Principio de Concurso de Infracciones.272 Es de precisar que la norma señala que la infracción de mayor gravedad subsume a la infracción de menor gravedad. 172 . se hace necesaria la retroactividad cuando la nueva norma establezca plazos inferiores de prescripción de infracciones y sanciones.2. lo siguiente: “ A diferencia del principio non bis in idem que aborda el tema de la concurrencia del régimen sancionador para un mismo hecho. El presente principio se encuentra regulado en el artículo 230º numeral 6 de la Ley Nº 27444. Seminario de Actualización. Gaceta Jurídica. deben admitirse también soluciones retroactivas de cualquier tipo cuando la nueva norma disminuya la cuantía de las sanciones • En tercer lugar. establece que: Cuando una misma conducta califique como más de una infracción se aplicará la sanción prevista para la infracción de mayor gravedad.carácter previo al momento de resolver definitivamente sobre la responsabilidad del infractor. 7ma edición. sin perjuicio que puedan exigirse las demás responsabilidades que establezcan las leyes. 662.Perú. Módulo Responsabilidad Administrativa. la conducta ilícita pueda calificar en más de un supuesto la relación de hechos típicos ”. 2006.6.5.

hecho y fundamento. 4. Frente a esto. Vale decir. la imposibilidad de que recaigan duplicidad de sanciones en los supuestos en los que se aprecie identidad de sujeto. y en consecuencia.5. sin embargo. Principio de Continuación de Infracciones . Esto se debe en gran parte a las descoordinación existen entre las diferentes administraciones públicas. sin negar.Es altamente frecuente que normas sectoriales de carácter medioambiental reproduzcan el mismo tipo de infracción. es necesaria la coincidencia del administrado presuntamente infractor. lo que de positivo pueda tener la duplicidad al ser susceptible de provocar la persecución del daño por más de una administración. en determinar cuál habrá de ser la sanción aplicable y cuál deba ser descartada. Juan Carlos Morón Urbina sostiene que: “ De la lectura del citado artículo 230 de la LPAG. de esfuerzos y gastos innecesarios. En estos casos también resulta aplicable el principio del non bis in idem. la presencia de otros sujetos administrados no se encuentra excluida siempre y cuando la actuación de estos últimos se limite a hechos aislados que no configuren por sí solos infracción administrativa. se requiere que hayan transcurrido por lo menos treinta (30) días hábiles desde la fecha de la imposición de la última sanción y que se acredite haber solicitado al administrado que demuestre haber cesado la infracción dentro de dicho plazo. La dificultad estriba. -Identidad Subjetiva Activa De lo dispuesto por la segunda línea del inciso 7 del artículo 230º de la LPAG se concluye que para que opere el principio materia de análisis es necesario que exista identidad en el sujeto responsable del conjunto de acciones que constituyen infracciones administrativas. Sin perjuicio de lo expuesto en el párrafo precedente. abstracción hecha del posible riesgo de duplicidad de actuaciones.2. se desprenden los presupuestos que se deben en forma conjunta para que se pueda configurar una infracción continuada en sede administrativa. se establece que prevalecerá la sanción prevista para la infracción más grave. Numeral 7 del artículo 230º de la Ley Nº 27444.7. sostiene que: Para determinar la procedencia de la imposición de sanciones por infracciones en las que el administrado incurra en forma continua. 173 . no obstante.

el tratamiento dispensado por este principio es de evidente protección al 273 Juan Carlos Morón Urbina. No obstante la pluralidad de hechos sancionables. . Principios Delimitadores de la Potestad Sancionadora de la Administración Pública en la Ley Peruana. cada una de ellas una infracción administrativa sancionable. en el ámbito administrativo sancionador es necesario que exista identidad respecto a la entidad que es afectada con la conducta cuyo desarrollo constituye una infracción administrativa. Es decir. 23. 2006.Proximidad Temporal La concurrencia de este presupuesto resulta esencial para la aplicación del principio estudiado. Módulo Responsabilidad Administrativa. es necesario que los distintos actos que constituyen la conducta infractora afecten a la misma entidad administrativa. toda vez que. 174 .-Identidad Subjetiva Pasiva A diferencia de lo que sucede en materia penal. por conexiones subjetivas y objetivas. Pág. o respecto de aquella encargada de tutelar o garantizar el cumplimiento del deber infringido y que sea presupuesto del hecho sancionable. .Pluralidad Fáctica La pluralidad fáctica significa que para la aplicación del citado principio es necesario que se den varios hecho o conductas que sean capaces de constituir por sí solas. las diversas acciones tipificadas como infracciones responden a una sola unidad de finalidad. Seminario de Actualización. para que se pueda aplicar el Principio de Continuación de Infracciones es necesario que exista identidad normativa de los preceptos lesionados por el conjunto de comportamientos.”273 En virtud de lo señalado. encontrándonos frente a una unidad subjetiva y objetiva. Identidad en los Preceptos Lesionados Es necesario que el conjunto de acciones que constituyen la infracción administrativa infrinjan los mismos preceptos administrativos. En este sentido. derivan en una unidad jurídica: una sola voluntad.

y iii) Requerir al administrado que demuestre haber cesado la infracción dentro del plazote treinta (30) días. El numeral 8 del artículo 230º de la Ley Nº 27444. 175 . Gaceta Jurídica. Pág. 7ma edición. en los siguientes casos: a) Cuando se encuentre en trámite un recurso administrativo interpuesto dentro del plazo contra el acto administrativo mediante el cual se impuso la última sanción administrativa. sin perjuicio de la aplicación del principio de irretroactividad a que refiere el inciso 5. recién podrá instruirse un segundo procedimiento administrativo sancionador. b) Cuando el recurso administrativo interpuesto no hubiera recaído en acto administrativo firme c) Cuando la conducta que determinó la imposición de la sanción administrativa original haya perdido el carácter de infracción administrativa por modificación en el ordenamiento. la Administración deba proceder a: i) Instruir un expediente sancionador.administrado. 4. 274 Juan Carlos Morón Urbina. no podrán atribuir el supuesto de continuidad y/o imposición de la sanción respectiva. No antes.5. ii) Emitir la resolución sancionadora. “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”.2. Juan Carlos Morón Urbina sostiene lo siguiente: “(…) el artículo aludido exige que frente a una infracción continuada en el tiempo. incluso diarios.8. abril 2008. ”274 Asimismo. Principio de Causalidad. Sólo cuando la administración hubiere cumplido con estas tres condiciones. bajo sanción de nulidad. 664. señala que. Para ello se dispone que la Administración se encuentre impedida de iniciar un nuevo procedimiento administrativo sancionador hasta que haya recaído resolución firme sobre el primer procedimiento que permita romper la unidad de la conducta infractora.Perú. la responsabilidad debe recaer en quien realiza la conducta omisiva o activa constitutiva de infracción sancionable. Lima. dentro de la misma estipulación se dice que: las entidades. Se orienta a evitar que se inicien distintos expedientes administrativos. En ese sentido. por una infracción única como es la propia de la infracción continuada.

señala que. Pág. como resultado de cualquier actuación administrativa o estatal que haya impulsado la comisión de aquella. hay responsabilidad solidaria entre los titulares de las actividades causantes de la infracción y los profesionales o técnicos responsables de la mala elaboración o la inadecuada aplicación de instrumento de gestión ambiental de los proyectos. obras o actividades que causaron daño. se cometan. dispone que. 821. nos referimos a la que implica que únicamente cabe responsabilidad de infracciones generadas por hechos que normalmente causan dichas conductas legalmente tipificadas . 176 . el artículo 140º de la Ley General del Ambiente. generado por una autoridad que goza de un poder otorgado por el Estado. demostrando que no obstante la generación de la infracción. “Tratado de la Administración Pública y del Procedimiento Administrativo”. y de las sanciones que se impongan. aunque no se verifique un daño concreto e. Ediciones Caballero Bustamante. incluso en ausencia de culpa. hecho determinante de tercero “caso en que otra persona generó la infracción” y por último por culpa de la administración o autoridad administrativa. imprevisible e irresistible. como podría ser por ejemplo la entrega de información verbal de manera errónea. 2011. ya que sólo se requiere que la conducta constituya una infracción. la fuerza mayor “acto de Principe” evento extraordinario e irresistible. Por ejemplo tenemos. De la responsabilidad de los profesionales y técnicos. Por otro lado. Asimismo el artículo 232º numeral 2 de la Ley Nº 27444. en su caso. conocidos como los provenientes de la naturaleza.”275 Ahora bien. comportamientos de la entidad que pueden llevar a error al administrado y que no implican el empleo del poder derivado del ejercicio de la función administrativa. frente a esto el administrado podría alegar la fractura del nexo causal. cuando el cumplimiento de las obligaciones previstas en una disposición legal corresponda a varias personas conjuntamente. responderán en forma solidaria de las infracciones que. el caso fortuito “acto de Dios” que implica un hecho extraordinario. Basta con que se genere la infracción y que la misma sea producto de dicha acción para que sea sancionable. para efectos de la aplicación de la normas de este Capítulo. en la configuración de este tipo de ilícito requiere solo la inobservancia de la norma u orden administrativa. En el procedimiento sancionador relaciona la infracción con la acción del infractor.En efecto. 275 Christian Guzmán Napurí. cuando hacemos mención a la causalidad adecuada. ésta no fue originado por el comportamiento del administrado. teniendo en cuenta que la responsabilidad es objetiva. “En este sentido.

la duda favorece al imputado. Gaceta Jurídica. A la absolución en caso de insuficiencia probatoria o duda razonable sobre su culpabilidad. sea en su derecho al honor. abril 2008. más conocido como presunción de inocencia. “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”.Perú. y siempre que hayan sido obtenidas legítimamente. Un tratamiento como inocente a lo largo del procedimiento administrativo sancionador. 7ma edición. Un administrado no puede ser sancionado sobre la base de una inferencia. d. ya que la carga de la prueba le corresponde a la Administración. Por el Principio de presunción de Licitud.5. A no ser sancionado sino en virtud de pruebas que generen convicción sobre la responsabilidad del administrado. se harán acreedoras. es decir. la dignidad. por más razonable o lógica que pueda ser el planteamiento mental seguido por la autoridad. 4. por falta de apersonamiento o por la no absolución de los cargos. b. la presunción protege al administrado. Según Juan Carlos Morón276 Urbina en “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”. trae consigo una serie de atributos para el administrado. entre ellos: a. Lima. incluyendo la duda razonable. Pág. según la gravedad de la infracción a sanciones o medidas correctivas. Principio de Presunción de Licitud. c. En tanto la resolución no se dicte y alcance firmeza.2. por lo que a los imputados se les debe respetar en todo sentido. en todos los casos la inexistencia de prueba necesaria para destruir la presunción de inocencia.9. obliga a la absolución al administrado.Las personas naturales o jurídicas que infrinjan las disposiciones contenidas en la presente Ley y en las disposiciones complementarias y reglamentarias sobre la materia. etc. de una sospecha. 276 Juan Carlos Morón Urbina. la buena reputación. conforme al numeral 9 del artículo 230º. 667-669. 177 . de la Ley Nº 27444: Las entidades deben presumir que los administrados han actuado apegados a sus deberes mientras no cuenten con evidencia en contrario. señala que dicho principio. A que no se le imponga la carga de probar su propia inocencia. en aplicación al principio in dubio pro reo.

Inclusive la exoneración de la responsabilidad penal no impedirá que el procesado pueda ser sancionado administrativamente. Al respecto Jorge Danos señala que: “ No existe en nuestro ordenamiento inconveniente legal alguno para aplicar los dos tipos de sanciones cuando un comportamiento encaja en los ilícitos previstos por la normativa penal y administrativa. 7ma edición. Decreto Legislativo Nº 957.2. abril 2008. Pág. por ende. dos veces al mismo administrado. hecho y fundamento. Principio de Non bis in ídem. Asimismo. Gaceta Jurídica. finalmente que el derecho penal tiene preeminencia sobre el derecho administrativo. Sostiene Juan Carlos Morón Urbina que: “ Con la incorporación de este principio se busca proteger la seguridad jurídica de los administrados que sus conductas solo podrán ser imputadas. Lima. no se podrán imponer sucesiva o simultáneamente una pena una sanción administrativa por el mismo hecho en los casos en que se aprecie la identidad del sujeto.4. Asimismo. sucesiva e independientemente.10. ya que a nuestro juicio la configuración de las sanciones previstas por el ordenamiento 277 Juan Carlos Morón Urbina.5. que consiste en que nadie podrá ser procesado ni sancionado más de una vez por un mismo hecho. Proscribe la duplicidad de imputaciones.”277 Precisamente este principio intenta resolver la concurrencia de poderes punitivos o sancionadores. 178 . salvo la concurrencia del supuesto de continuación de infracciones a que se refiere el inciso 7. el artículo III del Título Preliminar del Código Procesal Penal. mediante la exclusión de la posibilidad de incriminar. Según el numeral 10 del artículo 230º de la Ley Nº 27444. 671.Perú. dicha prohibición se extiende también a las sanciones administrativas. procesamientos y sanciones para parte de la administración integralmente considerada. siempre que se trate del mismo sujeto. y. “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”. sobre la base de los mismos hechos. hecho y fundamento. sancionadas. procesadas y. significa también que este principio rige para las sanciones penales y administrativas. una sola vez. dispone la interdicción de la persecución múltiple. por el principio de Non bis in ídem.

sea el mismo. Por otro. (Fund. 2000. que un mismo hecho no pueda ser objeto de dos procesos distintos o. impide que una persona sea sancionada o castigada dos (o más) veces por una misma infracción cuando exista identidad de sujeto. 56. si se quiere. Con ello se impide.administrativo conforman un área independiente de la tipificación penal de los delitos”278 Sobre este particular el Tribunal Constitucional ha sido muy ilustrativo. “nadie puede ser castigado dos veces por un mismo hecho”. Lima. que supuestamente ha sido lesionado por la conducta antijurídica y que es objeto de más de un proceso o de más de una sanción. “Manual de Derecho Ambiental”. una dimensión procesal. por un lado. en caso contrario. uno de orden administrativo y otro de orden penal) y. se debe entender que el principio consta de dos vertientes. es perfectamente posible la 278 Jorge Danós. “Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú: reflexión y debate. como se aprecia de los fundamentos de la Sentencia expedida en el Expediente 28682004-AA/TC.”279 En ese sentido. Jur. según la cual el enunciado. Pág. por otro. es decir. la vertiente procesal. por ejemplo). Su aplicación. una es la vertiente sustantiva que consiste en que nadie puede ser sancionado por el mismo hecho. hecho y fundamento . puesto que tal proceder constituiría un exceso del poder sancionador contrario a las garantías propias del Estado de derecho. Carlos Chirinos. Pág. 179 . que recoge los argumentos de la Sentencia 2050-2002-AA/TC. 664. en virtud de la cual se garantiza que nadie puede ser juzgado dos veces por los mismos hechos. Por un lado. Editorial Iustitia. “Para una cabal aplicación del principio es pues indispensable establecer que el bien o interés jurídico protegido. 19). “expresa la imposibilidad de que recaigan dos sanciones sobre el mismo sujeto por una misma infracción”. b. pues. 2006. cuando ocurra la identidad de sujeto. una dimensión material. “ (…) el principio no bis in ídem tiene una doble dimensión: a. la dualidad de procedimientos (por ejemplo. Editor: SPDA. donde un mismo hecho no puede ser objeto de dos procesos o procedimientos administrativos distintos. por lo que se impide que por el mismo hecho se inicien dos procedimientos administrativos o un procedimiento administrativo y otro proceso penal. 279 Carlos Andaluz Westreicher. que se inicien dos procesos con el mismo objeto. el inicio de un nuevo proceso en cada uno de esos ordenes jurídicos (dos procesos administrativos con el mismo objeto. hecho y fundamento y por otro lado.

los presupuestos de operatividad para la exclusión de la segunda pretensión sancionadora son tres: i) La identidad subjetiva (eadem personae) consistente en que la doble incriminación se dirija a un mismo administrado. Por otro lado. Pág. Principios Delimitadores de la Potestad Sancionadora de la Administración Pública en la Ley Peruana. independientemente de su grado de participación o forma de culpabilidad imputable. Seminario de Actualización. no procederá la doble punición. 2006. resultan ser heterogéneos existirá diversidad de fundamento. el principio del Non bis in ídem no resuelve cual de las normas aplicables debe prevalecer. 665. siendo la elección entre una u otra. aunque ambos juzguen los mismos hechos no serán objeto de exclusión por la regla general del non bis in idem. 30. y la sanción administrativa busca poner a quién incumple una obligación formal con la administración. fruto de una opción de política legislativa por uno u otro 280 281 Ibid. mientras que si son iguales.” 281 Así por ejemplo si la sanción penal trata de proteger la buena fe en los negocios. de suerte tal que si los bienes jurídicos que se persigue en los distintos ordenamientos. en el caso de que se diera la figura de la identidad de sujeto. hecho y fundamento entre una sanción administrativa y una pena. esto es. máxime si tenemos en cuenta que no existe una diferencia de naturaleza entre el ilícito penal y la infracción administrativa. Módulo Responsabilidad Administrativa. que exista superposición exacta entre los bienes jurídicos protegidos y los intereses tutelados por las distintas normas sancionadoras. ii) La identidad objetiva (eadem rea) consistente en que los hechos constitutivos del supuesto de la infracción deben ser los mismos.”280 “En todos los casos. Juan Carlos Morón Urbina. Pág. 180 . iii) La identidad causal o de fundamento (eadem causa petendi) Consiste en la identidad causal o de fundamento en ambas incrimaciones.concurrencia de procesos y/o sanciones ante un mismo hecho cometido por el mismo sujeto. La razón última de dar prevalencia al proceso penal sobre el expediente administrativo es la de imponer la pena más dura para el daño ocasionado al medio natural.

al orden jurisdiccional penal.art. refiere que en España. 159/1985. en especial aquellos que resulten irreversibles. que en el Código Penal Español “ (…) el único criterio que establece el Código Penal para marcar la frontera entre la infracción penal la administrativa es el de la gravedad ( que las agresiones al medio ambiente puedan “perjudicar gravemente el equilibrio de los Sistemas Naturales”o “la salud de las personas”. que “puedan perjudicar gravemente el equilibrio de los sistemas naturales o la salud de las personas” – art. Setiembre de 2006. 1era edición. 328 -. según reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional (Sentencia 77/1983. 181 . que este es un concepto indeterminado cuya interpretación ofrece un margen muy amplio. 330 . 1era edición. Blanca Lozano Cutanda “Derecho Ambiental Administrativo”. los hechos declarados probados por resolución judicial .L. Asimismo. que se destruya o altere “gravemente” el hábitat de alguna especie o subespecie de flora amenazada – art. y sólo en la medida en que merezcan penas privativas de libertad.L.332. y habrán de respetar en todo caso (cuando actúen a posteriori).R. “este principio conlleva además. Librería Studio Distribuidora S. 236.instrumentos de tutela más pertinente al bien jurídico de que se trate en cada caso y momento concretos. en su vertiente procesal. 283 Francisco Carruitero Lecca.. Derecho del Medio Ambiente. que no pueden instruirse simultáneamente dos procedimientos punitivos por un mismo hecho antijurídico. en un ámbito tan 282 Francisco Carruitero Lecca.. debiendo darse en estos casos preferencia. sostiene Blanca Lozano Cutanda. reservándose la sanción penal para los atentados más graves al medio ambiente. 325. Selección de Lecturas. de lo que resulta que los órganos de la Administración habrán de abstenerse de llevar a cabo actuaciones o procedimientos sancionadores cuando los hechos puedan ser constitutivos de delito o falta o exista un proceso penal en curso por los mismos hechos – debiendo en estos casos acordar la suspensión del procedimiento hasta que recaiga la resolución judicial-.R. Lo que resulta conforme con el principio de intervención mínima del Derecho Penal.-) (…)” sostiene además 283. Blanca Lozano Cutanda “Derecho Ambiental Administrativo”. o aquellas pecuniarias que superen a las multas administrativas. respecto a este principio Blanca Lozano Cutanda. Derecho del Medio Ambiente.”282 Asimismo. Lo deseable sería que las normas no penales asumieran el papel primario. y por tanto inseguridad jurídica. Pág. Librería Studio Distribuidora S. Selección de Lecturas. 87/1986 y 234/1991). 234. Pág. dejando al Derecho administrativo la sanción de las restantes conductas. Setiembre de 2006. por lo que genera ambigüedad.. que dañen “gravemente” los elementos de un espacio natural protegido – art.

que vía procesal es la que deberá ser preferida. La excepción a esta norma es la revisión por la Corte Suprema de la sentencia condenatoria expedida en alguno de los casos en que la acción está indicada taxativamente como procedente en este Código.) el problema radica en determinar. Blanca Lozano Cutanda “Derecho Ambiental Administrativo”. de llegar un supuesto de este tipo a la revisión jurisdiccional. una vez que se da esta confluencia. en España. en aplicación de los dispuesto por el artículo 4º de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Pág 237. ni sancionado más de una vez por un mismo hecho. siempre que se trate del mismo sujeto y fundamento. Librería Studio Distribuidora S.. de su Título Preliminar: lo siguiente: Nadie podrá ser procesado.L. procedería la anulación de la sanción administrativa indebidamente impuesta y la aplicación de la pena establecida. El derecho penal tiene preeminencia sobre el derecho administrativo. 675 1)... 1era edición. al haber infringido la Administración la regla de la prioridad y la prevalencia del orden jurisdiccional penal establecida por la jurisprudencia constitucional en la aplicación del principio non bis in ídem y al haber actuado el órgano administrativo fuera de sus competencias. Editorial: Gaceta Jurídica. tal y como lo ha entendido el Tribunal Supremo en una Sentencia del 17 de septiembre de 1999 (R. 1era edición 2010. la selección entre sanción penal o administrativa dependerá de la entidad y trascendencia ético – social de la conducta ilícita que se pretenda castigar. Las Reformas al Procedimiento Administrativo Sancionador: en Manual de Actualización Administrativa. Selección de Lecturas. Christian Guzmán Napurí señala que.R. respecto a la Interdicción de la persecución penal múltiple. o ilícitos bagatela como les denomina la doctrina europea –deben ser objeto de punición mediante sanciones administrativas. La solución pasaría por preferir la vía judicial. lo cual implica que si el administrado es condenado o absuelto en sede judicial resultaría imposible e inicio de un procedimiento administrativo sancionador con la finalidad de imponerle gravamen alguno por la comisión de una infracción administrativa ”285 El mismo que ha sido resuelto también por el Código Procesal Penal. pág. que dispone en su artículo III. de tal modo por regla general se considera que las contravenciones menores.”284 En ese sentido. 284 Francisco Carruitero Lecca. Asimismo se plantean el caso de “¿Qué ocurriría en el caso de que la Administración no paralizase el expediente sancionador y procediera a imponer una sanción administrativa aún concurriendo esas circunstancias de gravedad propias del injusto penal? Parece que. Derecho del Medio Ambiente. 285 Christian Guzmán Napuri. 18 .A. En ese sentido. “(.delicado como es el enjuiciamiento penal. Setiembre de 2006. Este principio rige para las sanciones penales y administrativas. 182 .

es decir. En ese sentido. es decir.Ahora bien. la reacción de los sistemas de control ambientales. Christian Guzmán Napurí. su expresión positiva se asocia al reconocimiento. es decir. residuos. en caso hubiera una identificación entre sujeto. desarrolla interesantes alcances acerca del ius puniendi en sede administrativa. establece la sanción en su expresión positiva. cuando se determinan las conductas consideradas como delitos. ya que: “ (…)esta contradicción es meramente aparente.3. etc. Sanción Administrativa Ambiental: Consecuencia por el incumplimiento de la normativa ambiental. en cuanto al principio de subsidiariedad Penal. ésta es. las del sector hídrico. por ejemplo. Es decir. Sostiene Foy “ La reacción o sanción positiva puede ser advertida en diversos mecanismos contemplados por la LGA. no tiene que basarse exclusivamente en el castigo. que permite determinar el ordenamiento procesal a emplear en caso se genere afectación al non bis in idem. En cambio. estimulo. premialidad. precisando que casi todas las normas protectoras del ambiente son leyes o normas administrativas. en su artículo 139º “Del Registro de Buenas Prácticas y de Infractores Ambientales”. 833. La sanción administrativa es la consecuencia de la infracción administrativa. Pág. 2011.” 286 4. el amplísimo entramado de disposiciones legales en materia ambiental constituye la legislación administrativa destinada a la prevención y protección del ambiente. “Tratado de la Administración Pública y del Procedimiento Administrativo”. se genera infracción normativa ambiental por el incumplimiento de las normas ambientales o de las obligaciones a que se haya comprometido en sus instrumentos de gestión ambiental. hecho y fundamento. Ediciones Caballero Bustamante. flora y fauna y/o sus respectivos reglamentos de desarrollo. sin embargo. donde aparte de establecer la típica sanción de carácter represivo. establecida en su artículo 135º “Del régimen de sanciones”. el Capítulo 2 de la Ley General del Ambiente. Lo que ocurre es que el principio de subsidiaridad penal se aplica en el ámbito de la tipificación. también conocida como criminalización primaria. es decir. sostiene que esa discrepancia es aparente. establecido en el Código Penal. el incumplimiento de las obligaciones establecidas en las distintas normas administrativas. el principio de preferencia por la función jurisdiccional constituye más bien un principio adjetivo. 183 . Con lo cual este es un principio sustantivo. “Régimen de Responsabilidad por el daño ambiental”. tales como la asignación de puntajes a quienes implementen prácticas ambientales y de responsabilidad socio ambiental – más allá de lo que la normativa ambiental 286 Christian Guzmán Napuri. al parecer entraría en contradicción con la preferencia del Derecho Penal.5.

señala. respecto al régimen de sanciones señala que. Pág.disponga -. no afectaría esta condicionalidad de la expedición del Régimen Común de Fiscalización y Control Ambiental para que puedan aplicar los mandatos de la LGA. dado que la LGA se viene aplicando de antemano en diversos sectores en el marco de sus regímenes de control y sanción ambiental. 184 . Agosto 2008. 288 Pierre Foy Valencia. no obstante la aparente contundencia del planteamiento. Asimismo señala que.”288 De otro lado. Multa o mayor de 10. se trata de una interpretación a ser tomada con mucha cautela. a sanciones o medidas correctivas. el artículo 136º de la Ley General del ambiente “ De las sanciones y medidas correctivas”.”287 El artículo 135º de la Ley General del Ambiente. aún no se ha aprobado. 000 Unidades Impositivas Tributarias vigentes a la fecha en que se cumpla el pago 287 Pierre Foy Valencia. Pág. Themis Revista de Derecho. Agosto 2008. el incumplimiento de las normas de la presente Ley es sancionado por la autoridad competente en base al Régimen Común de Fiscalización y Control Ambiental. en las disposiciones complementarias y reglamentarias sobre la materia. Sostiene Foy que. por lo que cabe interpretar que en tanto esto no suceda no resultarían invocables las exigencias ni responsabilidades que pudieran derivarse de la LGA. De este modo señala que son: Sanciones coercitivas a. En cuanto a los gobiernos regionales y locales. Las autoridades pueden establecer normas complementarias siempre que no se opongan al Régimen Común. Consideraciones sobre la justicia ambiental en el sistema jurídico peruano. se harán acreedoras. Amonestación b. el Régimen común de fiscalización y control ambiental. Consideraciones sobre la justicia ambiental en el sistema jurídico peruano. según la gravedad de la infracción. el más importante es. Themis Revista de Derecho. los regímenes de fiscalización y control ambiental se aprueban de conformidad con lo establecido en sus respectivas leyes orgánicas. en el caso de los gobiernos regionales y locales. Prácticamente. 244. La aplicación de este régimen de sanciones presenta sus primeros problemas. “Una primera consideración es que dicho régimen aún no se ha expedido. Sin embargo. que las personas naturales o jurídicas que infrinja las disposiciones contenidas en la LGA. cuenten con récords ambientales y se encuentren inscritos en los respectivos registros. se colige que este régimen constituirá una condición para la aplicabilidad de la LGA en lo que concierne a responsabilidades y sanciones. 245.

que si aún la persona que produzco el daño haya cumplido con pagar la multa. la cultura represiva que sustenta muchas de nuestras prácticas institucionales públicas y privadas no es ajena a temas actuales (…) La seguridad jurídica e institucional ambiental supone un clima de confianza en el sentido en que los operadores o agentes de la producción y los ciudadanos – que también son parte de la producción – cuenten con mecanismos racionales para solucionar sus 185 . Clausura parcial o total. probado el nexo causal y su responsabilidad sea objetiva o subjetiva. artefactos o sustancias empleados para la comisión de la infracción. Paralización o restricción de la actividad causante de la infracción.c. esta es. el incumplimiento de las normas genera responsabilidad administrativa. temporal o definitiva. independiente a que se vulnere norma administrativa o no. Recuérdese que la responsabilidad por daño ambiental. se señala que la imposición del pago o de la multa no exime del cumplimiento de la obligación. además de haberse puesto a derecho en el cumplimiento de su obligación. e. que pasa con los daños producidos al medio ambiente. De persistir el incumplimiento éste se sanciona con una multa proporcional a la impuesta en cada caso. Frente a esto. del local o establecimiento donde se lleve a cabo la actividad que ha generado la infracción Asimismo. esto quiere decir. el pago de la misma no la libra del cumplimiento de la obligación principal que nació de la norma. instrumentos. este medio ambiente tiene que ser reparado igual. respecto al registro de buenas prácticas y de infracciones ambientales. establecidas en el artículo 139º. sostiene Foy: “Desde una perspectiva doctrinal. d. de hasta 100 UIT por cada mes en que se persista en el incumplimiento transcurrido el plazo otorgado por la autoridad competente. si la persona pagó la sanción por el incumplimiento de la norma. de los objetos. aunque la persona haya asumido el pago de sanción que se le impuso y el cumplimiento de la obligación. concesión o cualquier otra autorización. Por otro lado. temporal o definitivo. licencia. según lo establecido. es independiente a la responsabilidad administrativa. Es decir. señala que la imposición o pago de la multa no exime del cumplimiento de la obligación. f. según sea el caso. responderá por el daño ambiental. Decomiso. Ahora bien. y asimismo. estaríamos en el caso de la responsabilidad por el daño ambiental. mediante el cual responsable de dicho daño. Suspensión o cancelación del permiso. En efecto. éste nos permite formular algunas reflexiones.

señala que el Ministerio de Ambiente. tales como la asignación de puntajes a quienes implementen prácticas ambientales y de responsabilidad socio ambiental. Pág. la reacción de los sistemas de control – léase ambientales . 289 Pierre Foy Valencia. Danos señala que las sanciones administrativas en el campo ambiental tienen las siguientes ventajas. La reacción o sanción positiva puede ser advertida en diversos mecanismos contemplados por la LGA. Se trata de la dimensión negativa y tradicional de la sanción. Ley del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental.diferencias (…) La cultura represivista a la que hemos aludido suele conducirnos a considerar la sanción sólo como castigo. Se puede sancionar directamente a las personas jurídicas.. Se abre la posibilidad de que las normas administrativas extiendan la responsabilidad de las infracciones a los directivos. sin necesitar de la voluntad o el dolo como causales. es decir. 2000. aprobará la escala de sanciones aplicables para cada tipo de infracción. las perspectivas de una adecuada instrumentalización de este registro habrán de contribuir a una cultura administrativa ambiental en signo positivo . Carlos Chirinos. estímulo. 58. donde sólo se admite la responsabilidad de las personas físicas. las infracciones se clasifican como leves. administradores o gerentes de las personas jurídicas infractoras”291 Es de precisar que en el Perú. Lima. de acuerdo a la Ley Nº 29325. más allá de lo que lo que la normativa ambiental disponga. 186 . 291 Jorge Danós. premialidad. a propuesta del OEFA. Pág. Themis Revista de Derecho. Editor: SPDA. su expresión positiva (Norberto Bobbio) se asocia al reconocimiento. que son inimputables hasta la fecha en el derecho penal. Sin embargo.no tiene que basarse exclusiva ni sesgadamente en el castigo. graves y muy graves. “Las sanciones son aplicadas por entidades administrativas más cercanas a la producción de los hechos y con mejor conocimiento técnico sobre la materia que el Poder Judicial. 244.”289 Ahora bien. 290 Esto es. Consideraciones sobre la justicia ambiental en el sistema jurídico peruano. Se acepta la mera imputación objetiva de las infracciones administrativas 290 sin importar el grado de dolo o culpabilidad del infractor. tomando como base las sanciones establecidas en el artículo 136º de la Ley General del Ambiente. Asimismo. cuenten con récords ambientales y se encuentre inscritos en los respectivos registros (…)Finalmente sostiene que. “Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú: reflexión y debate. Agosto 2008. la simple constatación de la infracción.

La obligación del responsable del daño a restaurar. de manera enunciativa. d) Proceso de adecuación conforme a los instrumentos de gestión ambiental propuestos por la autoridad competente.5. los recursos naturales o la salud de las personas. o disminuir en lo posible. Otras que se consideren necesarias para revertir o disminuir en lo posible. 4. La paralización o restricción de la actividad causante de la infracción. Entre las medidas que pueden dictarse se encuentran. El decomiso definitivo de los objetos . así como con la indemnización por los daños y perjuicios ocasionados. d. parcial o total o establecimiento donde se lleve a cabo la actividad que ha generado la presunta infracción. Regional. La Reparación del daño como sanción en el derecho administrativo.Ahora bien. cuyo costo es asumido por el infractor y cuya asistencia y aprobación es requisito indispensable. Otras que se consideren necesarias para evitar la continuación del efecto nocivo que la conducta infractora produzca o pudiera producir en el ambiente. complementariamente a las sanciones administrativas. Han sido reguladas en el numeral 1 del artículo 232º. según sea el caso. las siguientes: a. Son medidas correctivas: a) Cursos de capacitación ambiental obligatorios. se regulan las denominadas medidas correctivas dentro de la Potestad sancionador del OEFA. se han regulado las denominadas medidas correctivas. el efecto nocivo que la conducta infractora hubiera podido producir en el ambiente. 187 . Local o Sectorial.4. en el artículo 22º de la Ley del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental. el cual señala: Se podrán ordenar las medidas correctivas necesarias para revertir. El cierre temporal o definitivo. instrumentos artefactos o sustancias empleados para la comisión de la infracción b. c. f. y de no ser posible ello. el efecto nocivo que la conducta infractora hubiera podido producir en el ambiente.”(El resaltado es nuestro) En el numeral 4 del artículo 136º de la Ley General del Ambiente. que buscan que el efecto de la infracción retorne a la situación que se encontraba antes de producirse la misma. Asimismo. b) Adopción de medidas de mitigación del riesgo o daño c) Imposición de obligaciones compensatorias sustentadas en la Política Ambiental Nacional. la cual señala: “ Las sanciones administrativas que se impongan al administrado son compatibles con la exigencia de la reposición de la situación alterada por el mismo a su estado anterior. según sea el caso. e. Ley Nº 28611. los que serán determinados en el proceso judicial correspondiente. Ley Nº 29325. los recursos naturales o la salud de las personas. publicada el 1º de marzo de 2009. rehabilitar o reparar la situación alterada. los recursos naturales y la salud de las personas. la obligación a compensarla en términos ambientales y económica.

por lo que 292 Ramón Martín Mateo. Manual de Derecho Ambiental. pero que no obstante pueden ser perjudicados sin quizás trascendencia económica tangible para los sujetos individuales.Señala Martín Mateo “Dentro del Derecho Ambiental. 57. Pág. En ese sentido.. “Estos peculiares rasgos del ambiente justifican el indeclinable protagonismo de la Administración en su defensa (…). en términos inmobiliarios. este hecho se plasma en los instrumentos de gestión ambiental utilizados para cumplir dicha finalidad. como consecuencia de sus respectivas violaciones sanciones administrativas. 294 Ahora bien. que se encuentran materializados en la normativa ambiental. 1 era edición.”292 Algunos especialistas sostienen que ésta fue la primera forma como se enfrentó la responsabilidad ambiental: mediante la aplicación de sanciones administrativas.” 293 Por lo que señala que. el derecho administrativo. que ni siquiera son en muchos casos físicamente apropiables. 294 Ibid 188 . la primera forma en cómo se ha enfrentado el problema de la responsabilidad por el daño ambiental ha sido justamente mediante la aplicación de las sanciones administrativas. Editorial: Aranzadi S. a diferencia del derecho civil. 2003. a las particulares circunstancias de ciertos bienes que son de todos. tiene una misión preventiva antes que reparadora y por ello basa su efectividad precisamente en el establecimiento de un sistema de sanciones preponderantemente pecuniario para los casos de incumplimiento de la norma. La originalidad del Derecho Ambiental y su problemático encasillamiento en las tipologías clásicas se debe a la dificultad de adaptar técnicas que están pensadas para la defensa patrimonial de unos sujetos frente a otros. sostiene Martín Mateo: “En la medida que la mayoría de las legislaciones ambientales de América Latina se han desarrollado muy cerca del derecho administrativo. al menos para los coetáneos de la perturbación. sin que necesariamente los recursos recaudados por dichas sanciones hayan de destinarse a la reparación del daño. En efecto el derecho administrativo es preventivo en virtud de que contiene normas que establecen. el Derecho Ambiental es eminentemente preventivo. Como sabemos.A. el Derecho Administrativo ocupa un espacio destacado teniendo en cuenta que los instrumentos que maneja son los idóneos para la conformación por el Estado de las conductas privadas adecuándolas a los intereses colectivos . Pág. 55. Navarra. 293 Ibid.

también. 295 José Juan González Márquez.) las medidas necesarias para restaurar el medio ambiente alterado y se prevé el destino de las multas hacia la reparación del daño causado. 189 . es decir. Honduras y Guatemala. que es fundamentalmente la prevención del daño antes que la reparación. comienza a apreciarse que en algunas legislaciones se trata de obtener la reparación del daño ambiental a través de la imposición de la sanción administrativa. en su libro “ Responsabilidad por daño ambiental en América latina” 297. 34 – 36. en su adaptación al derecho ambiental. a su vez se puede verificar. “ (…) en algunos países el derecho ambiental administrativo ha mostrado ciertos rasgos innovadores en ese sentido. el derecho administrativo ambiental busca no sólo castigar la infracción a la norma. arresto. 32. Pág. etc. que a las sanciones administrativas se les suma medidas complementarias que buscan la reparación del daño ambiental. clausura. obligar al infractor a reparar el daño ocasionado. 296 José Juan González Márquez. y tenemos países como: Ecuador. 83. México D.F. para buscar el cumplimiento y la eficacia a sus normas de protección ambiental. En ese sentido. como sanción administrativa. PNUMA: Oficina Regional para América Latina y el Caribe. “Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina”. En ese sentido. la legislación administrativa ambiental ha comenzado a incorporar otras de carácter complementario y que tienden a la restauración del medio ambiente dañado. Diciembre 2003. Pág. también facultan a la autoridad para agregar a las sanciones tradicionales (la multa. haciendo referencia a su anexo 3. Sin embargo. El Salvador.” 296 En ese sentido. sostiene José Juan González Márquez “ El derecho administrativo ha tenido tradicionalmente una misión de carácter preventivo. 1era edición. frente a las sanciones pecuniarias tradicionalmente propias del derecho administrativo. Costa Rica. 1era edición.el derecho ambiental se sirve del derecho administrativo sancionador. por ejemplo. así lo señala José Juan González Márquez. “Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina”. 1era Edición.F. En el contexto latinoamericano la mayoría de los países castigan administrativamente las conductas contrarias al ambiente. aunque esto pudiera significar el alejamiento de esta disciplina jurídica de su función original. José Juan González Márquez señala que.F.”295 De este modo. así tenemos países como Brasil. México D. diciembre 2003. sino además. a las sanciones administrativas tradicionales se agrega la reparación del daño ambiental.. Pág. Diciembre 2003. México D. Existen varios ejemplos de legislación en los cuales la reparación misma es considerada una sanción de carácter administrativo. pero en algunos casos. La Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina. 297 José Juan González Márquez.

190 . señala que: “Siempre que se imponga una sanción administrativa se ordenará al infractor la restauración. por acciones u omisiones violatorias de las normas de esta ley. en el artículo 99º de la Ley Orgánica del Ambiente. en el artículo 96º de la Ley de Medio Ambiente. b) Exigirá la regularización de las autorizaciones. permisos.” En el Salvador. en el Decreto Nº 3.179 que dispone sobre la especificación de sanciones aplicables a las conductas y actividades lesivas al medio ambiente y de otras providencias. En Ecuador. las siguientes medidas administrativas: a) Decomiso de las especies de flora y fauna obtenidas ilegalmente y de los implementos utilizados para cometer la infracción. la Administración Pública aplicará las siguientes medidas protectoras y sanciones: g) imposición de obligaciones compensatorias o estabilizadoras del ambiente o la diversidad biológica. h) Modificación o demolición de construcciones u obras que dañen el ambiente. Estas sanciones podrán imponerse a particulares o funcionarios públicos. estudios y evaluaciones.Reparación de los daños causados En Costa Rica. en su artículo 2.. en el artículo 46º de su Ley de Gestión Ambiental dispone que: “Cuando los particulares. por acción u omisión incumplan las normas de protección ambiental. y. sin perjuicio de las sanciones previstas en esta Ley. restitución o reparación del daño causado al ambiente.Por ejemplo tenemos que en Brasil. la autoridad competente adoptará. del 21 de septiembre de 1999. Las infracciones administrativas son castigadas con las siguientes sanciones: (…) XI. así como verificará el cumplimiento de las medidas adoptadas para mitigar y compensar daños ambientales. de otras disposiciones de protección ambiental o de la diversidad biológica. señala como sanción administrativa: Ante la violación de las normativas de protección ambiental o ante conductas dañinas al ambiente claramente establecidas en esta ley. dentro del término de treinta días.

” En Guatemala. dispone que: “Cualquier acción u omisión de la normativa ambiental que constituya delito o infracción administrativa. en Guatemala la reparación in natura se prevé como sanción administrativa. o mediante medias complementarias a las sanción administrativa se busca reparación del mismo. en el artículo 31º de su Ley de Protección y Mejoramiento del Ambiente.” Como se puede verificar. 191 . y g) reposición o restitución de las cosas y objetos afectados a su ser y estado naturales.concediéndole un plazo prudencial para hacerlo. es decir se impone la reparación del daño como sanción administrativa. En el artículo 87º de la Ley General del Ambiente de Honduras. restitución o reparación del daño tendrá fuerza ejecutiva contra el infractor. si fuera posible. en los últimos años. g) Cualesquiera otras medidas tendientes a corregir o reparar los daños causados y a evitar la contaminación de actos perjudiciales al medio ambiente y los recursos naturales. b) La modificación o demolición de construcciones violatorias de disposiciones sobre protección y mejoramiento del medio ambiente. La certificación del valúo y de la resolución que ordena la restauración. ” Como se puede verificar. son las siguientes: g) cualesquiera otras medidas tendientes a corregir y reparar los daños causados y evitar la contaminación de actos perjudiciales al medio ambiente y los recursos naturales. Caso de incumplimientos se procederá a determinar por peritos nombrados por el Ministerio el valor de la inversión que debe ser destinada a tales objetivos. señalándose en el artículo 31 de la Ley que las sanciones que la Comisión de Medio Ambiente determine por infracciones a las disposiciones de la presente Ley. las transformaciones que ha sufrido el derecho administrativo ambiental buscan no sólo sancionar la infracción del ordenamiento jurídico si no también obligar al infractor a la reparación del daño causado. señala que: “Las sanciones que la Comisión Nacional del Medio Ambiente dictamine por las infracciones a las disposiciones de la presente Ley. son las siguientes: a) Tiempo determinado para cada caso específico para la corrección de factores que deterioran el ambiente con la participación de la Comisión en la búsqueda de alternativas viables para ambos objetivos. dará lugar a la aplicación de las sanciones siguientes: f) Indemnización al estado o a terceros por los daños y perjuicios ocasionados al ambiente y a los recursos naturales.

también como se explicó. Diciembre 2003. 192 . “Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina”. señala José Juan González Márquez que. estas son las medidas correctivas. el veinticinco por ciento ingresarán a la Alcaldía del municipio donde ocurrió el daño y el setenta y cinco por ciento restante al Fondo Nacional del Ambiente. en el Perú también se le están sumando a las sanciones administrativas. es utilizada para la reparación del daño.”298 En ese sentido. necesarias para revertir o disminuir en lo posible. Pág. 83. 1era edición. las medidas complementarias. es de precisar que en algunos casos la multa que se impone como sanción. el efecto nocivo que la conducta infractora hubiera podido producir en el ambiente. dispone en la parte final de su artículo 173 que “ la modalidad de que la autoridad puede darle al infractor la opción de no pagar la multa si realiza inversiones equivalentes en la adquisición de instalación de equipo para evitar contaminación o en la protección. o. para que con aquella repare el daño causado. se impone como una especie de sanción administrativa directamente. la opción para pagar la multa o realizar inversiones equivalentes en la adquisición e instalación de equipo para evitar contaminación o en la protección. Pág. De los ingresos provenientes de las multas.F. siempre y cuando se garanticen las obligaciones del infractor. “(…) 2) En algunas leyes el dinero recaudado a través de la imposición de multas administrativas. es como una indemnización al Estado. Fondo de Cultura Económica. no se trate de alguno de los supuestos previstos en el artículo 170 de esta Ley y la autoridad justifique plenamente su decisión. preservación o restauración del ambiente y los recursos naturales. Dispone este precepto: La autoridad correspondiente podrá otorgar al infractor. por otro lado. la reparación del daño por el agente infractor.”299 Ahora bien. señala Raúl Brañes que en la Ley General de Equilibrio Ecológico de México. 261. México D.Ahora bien. los recursos naturales y la salud de las personas. 299 Raúl Brañes. se dirige a engrosar el presupuesto de un fondo cuyos recursos se destinan a la reparación de daños ambientales. preservación o restauración del ambiente y los recursos naturales. 2da edición. En ese sentido. con destino a programas para la conservación del ambiente y la calidad de vida de los habitantes del país. 2000. como ocurre por ejemplo en el caso de la Ley General del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales de Nicaragua que en su artículo 151º dispone: Toda multa o sanción deberá hacerse efectiva en los plazos que se establezcan para cada caso. Manual de Derecho Ambiental Mexicano. 298 José Juan González Márquez.

característica plasmada en el Reglamento de Procedimiento Sancionador del OEFA. adicionarán. reponiéndola a su estado anterior. 2da edición. se señalarán o. el plazo otorgado al infractor para satisfacerlas y las sanciones a que se hubiere hecho acreedor conforme a las disposiciones aplicables. sino de medidas complementarias a las sanciones administrativas. sostiene Brañes “(…) subsanar las irregularidades detectadas dentro del proceso administrativo que se está examinando no significa necesariamente reparar de manera completa el daño ambiental causado. subsanar esas irregularidades significa poner fin a las infracciones que motivaron ese proceso. Fondo de Cultura Económica. En efecto. Ley Nº 29325. Al respecto sostiene Brañes. Esto no implica por sí mismo restablecer el medio ambiente a sus condiciones originarias”301. Sin embargo. Concluye Brañes “Por consiguiente. En ése caso. Pág. 301 Raúl Brañes. el mandato de subsanar las irregularidades detectadas no comprende el 300 Raúl Brañes. Pág. 2da edición. aprobado por Decreto Supremo Nº 0032011-OEFA/CD. 268. Ley Nº 28611 y en el artículo 22º de la Ley del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental. 265. así como del establecimiento de un plazo para ese efecto . así como el plazo de que dispone el infractor para ese efecto. 2000. conjuntamente con las sanciones administrativas en los términos señalados en la sección anterior. Fondo de Cultura Económica. 193 . en el numeral 4 del artículo 136º de la Ley General del Ambiente. Manual de Derecho Ambiental Mexicano. que pretenden corregir la situación generada como resultado de la infracción administrativa.Las medidas correctivas han sido reguladas en el numeral 1 del artículo 232º de la Ley Nº 27444.”300 En La Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental de México. “ La aplicación de las sanciones administrativas debe ir acompañada del mandato para subsanar la o las infracciones que se hubieren cometido. 2000. no son sanciones. las medidas que deberán llevarse a cabo para corregir las deficiencias o irregularidades observadas. en su caso. Es de precisar que las mismas no tienen el carácter de sanción administrativa. publicado el 14 de mayo de 2011. para subsanar la o las infracciones que se hubieren cometido. se debe expedir un mandato. se señala que las medidas correctivas. señala el párrafo primero del artículo 169º que en la resolución administrativa correspondiente. Manual de Derecho Ambiental Mexicano.

el mandato de cierre de un local sin licencia.”302 Es en este sentido. abril 2008. mejorando la planta de tratamiento o utilizando cualquier mecanismo para que los cumpla y no degrade el medio ambiente. Pág. Señala Juan Carlos Morón Urbina que las medidas de reposición o correctivas “(…) son aquellas que tiene por objeto retomar o restituir al estado inmediatamente anterior a la comisión de la infracción administrativa de las cosas. como los demás actos administrativos con las siguientes exigencias legales: a) competencia. 269. Juan Carlos Morón Urbina.Perú. existe autores que consideren que dentro de la medida correctiva. objeto o contenido lícito. 302 303 Ibid. una persona incumple los LMP. la orden de cese de una publicidad engañosa. destinada a producir efectos jurídicos sobre los intereses. señala que la medida correctiva. comiso de bienes. 7ma edición. por considerar que corresponde a una situación legal correcta. en la medida que constituye una declaración de una entidad. mecanismos que lleven a que su actividad cumpla con los L MP. ya que el hecho de que una conducta se ajuste a ley. corregir de tal manera su actuación que se adecue a la legalidad de la norma. por ejemplo. Pág. por otro lado. las medidas de remediación ambiental. que sirve para retrotraer a la situación en que se encontraba el administrado antes de producirse la infracción. que surge la discusión sobre el carácter de la medida correctiva. sin constituir este hecho una reparación al medio ambiente. en su contenido declara una situación desfavorable para algún administrado (la perdida de patrimonio en el comiso de bienes. se debe considerar la reparación del daño ambiental. motivación suficiente y adecuada y procedimiento previo regular. obligaciones o derechos de los administrados dentro de una situación concreta (Artículo 1 y 5 de la Ley Nº 27444) y. Lima. En tal sentido las medidas correctivas para su validez deben cumplir. “(…) es un acto administrativo de gravamen. “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”. 676. ejercerá como medida correctiva. 194 .restablecimiento del medio ambiente a sus condiciones originarias y la indemnización de los daños y perjuicios causados . Gaceta Jurídica. y posible finalidad pública. la suspensión de actividades en curso o la posesión de bienes en el internamiento de vehículos). Por ejemplo. orden de internamiento de vehículos”.303 Asimismo. señalando algunos que la medida correctiva o de corrección es aquella. es decir. y no la reparación del daño ambiental. no significa que con esto se repare el daño ambiental. preciso.

Librería Studio Distribuidora S. Blanca Lozano Cutanda “Derecho Ambiental Administrativo”. la Administración puede siempre proceder a su ejecución subsidiaria con cargo al infractor. 3era edición. Gaceta Jurídica. las sanciones administrativas que se impongan al administrado son compatibles con la exigencia de la 304 305 Ibid. al señalar que. de la Ley Nº 27444. 224. sino que incluye supuestos dirigidos a aliviar o satisfacer la situación del dañado. Pág. 307 Francisco Carruitero Lecca. las sanciones rescisorias. se tiene a la multa. que consiste en la retirada temporal o definitiva del titulo administrativo habilitante para realizar la actividad en cuyo ejercicio se cometió la infracción . se tiene las medidas complementarias o accesorias. como sanción ordinaria en los ilícitos administrativos ambientales que constituye la sanción mas frecuente. 256. 2005. hace alusión a las medidas administrativas para el administrado.. Selección de Lecturas. No se debe olvidar que la función del resarcimiento en manera específica no se agota en el hecho que las cosas vuelvan a su estado anterior. así sostiene que en caso de incumplimiento de este deber de reparación. acompañan siempre la imposición de la sanción principal. parece que la línea divisoria entre una medida correctiva y una indemnización en forma específica por daño emergente es bastante tenue y podría confundirse. Derecho del Medio Ambiente. en la forma que este órgano administrativo disponga (…)”307. 195 . deberá recurrir al Poder Judicial.Cualquier infracción a estos requisitos derivará en la invalidez del acto y la responsabilidad del infractor. determinación de la responsabilidad. 1era edición. por ministerio de la ley. “ (…) debe destacarse como medida complementaria la posibilidad de que el órgano competente para sancionar exija al infractor la reposición de la situación ambiental alterada por el infractor a su estado originario. numeral 1. 220. 306 Ibid. ”306 Sostiene Blanca Lozano Cutanda que dentro de las Sanciones y medidas accesorias aplicables a la protección ambiental utilizadas en España. que son las que autonómicamente.L. En cuanto a las medidas complementarias el artículo 232º.R. 677 Juan Espinoza Espinoza.” 305 Por lo que en el caso pertinente “(…) si el consumidor perjudicado pretende solicitar indemnización por daño emergente. si fuere el caso.” 304 Asimismo sostiene Juan Espinoza Espinoza “ Observando bien las cosas. Setiembre de 2006. lucro cesante o daño moral. Pág. Derecho de la Responsabilidad Civil. La medida correctiva es una sanción administrativa que busca (solo) tratar que las cosas vuelvan al estado anterior. que es el único órgano competente para ello.

se señala que dentro de las medidas que pueden dictarse son. de conformidad con el artículo IX de la Ley Nº 28611. así como con la indemnización por los daños y perjuicios ocasionados. así como la establecida en la Ley del Ley Nº 29325. cuyo costo es asumido por el infractor y cuya asistencia y aprobación es requisito indispensable. cabe señalar que en atención a las medidas correctivas. según sea el caso. rehabilitar restaurar la situación alterada. reparar. el derecho administrativo ha estado buscando no solo prevenir el daño ambiental. según sea el caso. Local o Sectorial. donde señala explícitamente como medida correctiva. los que serán determinados en el proceso judicial correspondiente. donde señala la adopción de medidas de mitigación del riesgo o daño. compensación y de recuperación del Patrimonio Natural de la Nación. donde señala que. según sea el caso.reposición de la situación alterada por el mismo a su estado anterior. rehabilitación. sin perjuicio de imponer cualquiera de las sanciones establecidas. de acá a un tiempo. De lo anteriormente mencionado. sino también reparar el medio ambiente. debemos entender que se le está otorgando a la autoridad competente –OEFA-. la potestad de exigir la reparación del daño 196 . Asimismo en el artículo 23º de la misma. d) Procesos de adecuación conforme a los instrumentos de gestión ambiental propuestos por la autoridad competente. reparar la situación alterada. Regional. Por otro lado. reguladas en el artículo 22º de la Ley del Sistema Nacional de la Evaluación y Fiscalización ambiental – Ley Nº 29325. Ley General del Ambiente. la obligación del responsable del daño a restauran. Ahora bien. o a compensarla en términos ambientales cuando lo anterior no fuera posible. reparación . regula bajo el nombre de: Medidas de restauración . rehabilitar. Como se mencionó. y de no ser posible ello. en el artículo 136º numeral 4 de la Ley General del Ambiente . establece que las medidas correctivas son las siguientes: a) Cursos de capacitación ambiental obligatorios. la obligación de compensarla en términos ambientales y/o económica. b) Adopción de medidas de mitigación del riesgo o daño c) Imposición de obligaciones compensatorias sustentadas en la Política Ambiental Nacional. rehabilitar o reparar la situación alterada.Ley Nº 28611. la autoridad competente puede además obligar a la persona natural o jurídica responsable del daño a restaurar. es aquí donde entra a tallar las medidas correctivas establecidas en la Ley General del Ambiente.

. 197 . 309 Ley Nº 28245. no se les encontraría responsabilidad administrativa. quién sea responsable administrativamente no será responsable necesariamente por el daño ambiental. generándose un daño ambiental. sin embargo. es necesario conocer el nexo causal. Ley del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental.ambiental. la indemnización económica? Señalamos no estar de acuerdo con esta postura. Ahora bien. se quedarían muchos daños ambientales sin reparar. sabemos que para que se pueda reparar el daño ambiental. Por otro lado. además de que una persona puede dañar el medio ambiente. de acuerdo al artículo 27º 308 de la ley del SINEFA las multas administrativas impuestas por OEFA. Ley Marco del Sistema Nacional de Gestión Ambiental. y si esta aún no fuera posible o lo fuera en parte. deberán ser destinadas a las actividades de gestión ambiental de la población y/o áreas afectadas. la reparación in equivalente. es decir. que demuestre la existencia del daño ambiental. las mismas que de acuerdo al artículo 21º309 de la Ley Marco del Sistema Nacional de Gestión Ambiental aprobado mediante Ley Nº 28245 publicada el 08 de junio de 2004. 308 Ley Nº 29325. se estaría estableciendo con la Ley del SINEFA. ya que la responsabilidad administrativa se produce independientemente de que se produzca el daño. pero individualmente consideradas ninguna incumple con los Límites Máximos Permisibles (LMP). Veamos el ejemplo de que varias personas en su conjunto exceden los Estándares de Calidad Ambiental establecidos en la norma. es decir si me sujeto a lo establecido en el SINEFA. independientemente de que se vulnera una norma administrativa. el daño ambiental estaría vigente y sin ser reparado. cuando se vulnere una norma administrativa. Título IV. en el Perú.Del Régimen de Sanciones (…) Lo recaudado por concepto de multas deberá ser destinado a las actividades de gestión ambiental de la población y/o áreas afectadas. Artículo 21º. y si ésta no fuera posible. solamente serian exigibles la reparación del daño ambiental. conforme lo establece también la Ley General del Ambiente. Ley Nº 29325. y ubique a los responsables para que pueda exigirles la reparación in natura. por lo que administrativamente no se les sancionaría por incumplimiento de LMP. a los sujetos responsables y la existencia del daño. la potestad administrativa de requerir la reparación del daño ambiental. Artículo 27º. en el ejercicio de sus funciones. por si este fuera el caso.. ya que evidentemente la legislación de normas ambientales no regula todos los tipos de daños existentes. vienen a constituir los recursos propios de dicha entidad. Ejercicio Sectorial De Las Funciones Ambientales. entonces debemos entender que con esta norma se le ha entregado la facultad a la Administración de que pruebe el nexo causal.Recursos Constituyen recursos del OEFA: (…) c) Los montos por concepto de multas que en el ejercicio de sus funciones imponga el OEFA.

participa en el procedimiento administrativo. 7ma edición. se le conoce como interesado y la Administración pública como la autoridad administrativa. El administrado o interesado en el procedimiento. 2. 260. actuando de modo activo como pretensor o de forma pasiva. la sustanciación. Gaceta Jurídica. la instrucción. Asimismo. abril 2008. “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”. el artículo 51º de la Ley del Procedimiento Administrativo General. 311 Artículo 51º de la Ley del Procedimiento Administrativo General. como afectado o implicado por el desenvolvimiento de la voluntad estatal ”310 Ahora bien. y ejerciendo potestades públicas conducen el inicio.5. sin haber iniciado el procedimiento. por Autoridad Administrativa: el agente de las entidades que bajo cualquier régimen jurídico.4. señala que son sujeto del procedimiento: los administrados y la autoridad administrativa. En ese sentido sostiene Juan Carlos Morón Urbina: “(…) dos sujetos conforman la relación jurídica procedimental existente en cualquier procedimiento administrativo: El órgano administrativo. Quienes lo promuevan como titulares de derechos o intereses legítimos individuales o colectivos. 198 . Pág. instructor y ejecutor. o que de otro modo participan en la gestión de los procedimientos administrativos. Ley Nº 27444. la resolución. decisión y ejecución.Perú. representado por las autoridades partícipes en la secuencia. Cuando una entidad interviene en un procedimiento como administrado. asumiendo sucesivamente los roles de informante. cualquiera sea su calificación o situación procedimental. Al administrado. se somete a las normas que lo disciplinan en igualdad de facultades y deberes que los demás administrados.”311 310 Juan Carlos Morón Urbina. la ejecución. indicando que se entiende por administrados: la persona natural o jurídica que. El artículo 50º de la Ley del Procedimiento Administrativo General. Lima.5. Los Interesados en el Procedimiento Administrativo Sancionador. señala respecto al concepto de administrado lo siguiente: “ Se consideran administrados respecto de algún procedimiento administrativo concreto: 1. posean derechos o intereses legítimos que pueden resultar afectados por la decisión a adoptarse. Aquellos que.

abril 2008. por lo general. 199 . Gaceta Jurídica. concurrentes dentro de un procedimiento administrativo en ejercicio de un interés legítimo o un derecho propio. interesado o administrado. 7ma edición. 262. “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”. la persona física o jurídica.Perú.312 312 Juan Carlos Morón Urbina.Al respecto señala Morón Urbina: “ Son denominados genéricamente como parte. se ejecuta el acto administrativo”. Pág. y a cuyo favor o cargo. pública o privada. Lima. que se relacionan con la Administración con la finalidad de ser destinatarias de la declaración de voluntad final del procedimiento.

Ser tratados con respeto y consideración por el personal de las entidades. de ser previsible. Conocer la identidad de las autoridades y personal al servicio de la entidad bajo cuya responsabilidad son tramitados los procedimientos de su interés. 5. obligaciones y cargas que le son impuestos durante e el desenvolvimiento de cualquier procedimiento. derechos y medio impugnativos frente a la Administración. A ser informados en los procedimientos de oficio sobre su naturaleza. 10. 6. Acceder. Ser asistidos por las entidades para el cumplimiento de sus obligaciones. horarios de atención. 9. en cualquier momento. salvo las excepciones expresamente previstas por ley. así como de sus derechos y obligaciones en el curso de tal actuación. procedimientos y características. guardando riguroso orden de ingreso. La precedencia en la atención del servicio público requerido. funciones. de acuerdo al artículo 55º 313 de la Ley Nº 27444.Asimismo. 11. A que las actuaciones de las entidades que les afecten sean llevadas a cabo en la forma menos gravosa posible. de manera directa y sin limitación alguna a la información contenida en los expedientes de los procedimientos administrativos en que sean partes y a obtener copias de los documentos contenidos en el mismo sufragando el costo que suponga su pedido. críticas o a cuestionar las decisiones y actuaciones de las entidades. del plazo estimado de su duración. 200 . 313 Artículo 55. A exigir la responsabilidad de las entidades y del personal a su servicio. Participar responsable y progresivamente en la prestación y control de los servicios públicos. Los demás derechos reconocidos por la Constitución o las leyes. El sui géneris de la situación del administrado es su sujeción a los poderes jurídicos reconocidos legalmente a la Administración Pública. los administrados. Al ejercicio responsable del derecho de formular análisis. competencias. 12. correspondiéndole soportar su ejercicio a través de los deberes. ubicación de dependencias. Acceder a la información gratuita que deben brindar las entidades del Estado sobre sus actividades orientadas a la colectividad.-Derechos de los administrados: 1. cuando así corresponda legalmente. 7. 8. organigramas. se encuentran dotados de potestades. Al cumplimiento de los plazos determinados para cada servicio o actuación y exigirlo así a las autoridades. incluyendo sus fines. asegurando su eficiencia y oportunidad. 2. 4. 3. y 13. en condiciones de igualdad con los demás administrados. alcance y.

Perú. abril 2008. sostiene Carlos Andaluz Westreicher que. Lima. también a quienes. sostiene Morón Urbina: “ En el marco de cualquier procedimiento administrativo concurren tres diferentes roles: el de la autoridad administrativa. Editorial Iustitia. Gaceta Jurídica. sin necesidad de sustentar la afectación inmediata de algún derecho o interés legítimo. Pág. 659. puede participar en el procedimiento a través de los actos y momentos específicos que la normativa lo habilita. De acuerdo al Artículo IV de la Ley General del Ambiente. Pág. Respecto al tercero. “ Se considera administrado respecto de algún procedimiento administrativo concreto a quienes lo promuevan como titulares de derechos o intereses legítimos individuales o colectivos.”315 Al respecto se indicó. “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”. que en el artículo 50º de la ley Nº 27444.” 314 Ahora bien. Lima. 316 Juan Carlos Morón Urbina. ni que por esta actuación sea considerado sujeto del procedimiento.Asimismo. señala respecto al derecho a formular denuncias: Todo administrado está facultado para comunicar a la autoridad competente aquellos hechos que conociera contrarios al ordenamiento. el del administrado interesado y el del tercero administrado . “Manual de Derecho Ambiental”. 7ma edición. lo referido en el artículo 51º de la Ley Nº 27444. el que se entiende por autoridad administrativa. entendiéndolo como aquel ciudadano que sin tener un interés legítimo o derecho. 264. específicamente referido a acceso a la justicia ambiental donde se señala que: “ Toda persona 314 315 Carlos Andaluz Westreicher. considerándose para tal efecto. Juan Carlos Morón Urbina. sin haber iniciado el procedimiento. Pág. Gaceta Jurídica. Los actos y momentos procedimentales en los cuales se habilita la participación de los terceros. sostiene Morón Urbina: “(…) en el procedimiento administrativo también se ha acogido la figura del tercero.Perú. asimismo se señaló que el rol del administrado corresponde a cualquier persona natural o jurídica que participa en el procedimiento administrativo. a saber son: i) a través del derecho a formular denuncias (…)”316 Ahora bien el numeral 1 artículo 105º de la Ley Nº 27444. 265. 2006. si no sólo interés simple. posean derechos o intereses legítimos que pueden resultar afectados por la decisión a adoptarse. “Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General”. abril 2008. 7ma edición. 201 .

2000. “A nuestro juicio.319 El artículo 30º del Reglamento de Protección Ambiental para el desarrollo de Actividades de la Industria Manufacturera aprobado mediante Decreto Supremo Nº 019-97-ITINCI.tiene el derecho a una acción rápida. Pág. sencilla y efectiva. Jorge Danos señala “ En nuestro derecho se acepta pacíficamente que toda persona tiene la potestad de formular denuncias por infracciones administrativas ambientales ante las autoridades competentes . la jurisprudencia desconoce mayoritariamente la calidad de parte a lo denunciantes y les niega el derecho de intervenir en el procedimiento sancionador . que expresamente atribuye legitimidad a cualquier persona para denunciar infracciones en su contra. Carlos Chirinos Arrieta. SPDA. y por ende cualquier grupo o colectivo de personas. Pág. por ejemplo. En España. en esta discusión el asunto más importante es preguntarse si los denunciantes de infracciones ambientales adquieren la condición de parte en el respectivo procedimiento administrativo sancionador. Decreto Supremo Nº 046-93-EM. 59. puede formular denuncias de infracciones administrativas ante las autoridades sectoriales.”318 “A pesar de eso. Carlos Chirinos Arrieta. Jorge Danós. 320 Jorge Danós. SPDA. Otros sustentos son el artículo 45º del Reglamento para la Protección Ambiental en las Actividades Eléctricas aprobado mediante Decreto Supremo Nº 29-94-EM y el artículo 53º del Reglamento para la Protección Ambiental en las actividades de Hidrocarburos. El tema no es pacífico ni siquiera en la doctrina administrativa comparada. velando por la debida protección de la salud de las personas en forma individual y colectiva. así como la conservación del patrimonio cultural vinculado a aquellos(…)” 317 En ese sentido. “Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú”. ante las entidades administrativas y jurisdiccionales. en defensa del ambiente y de sus componentes. “Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú”. 202 .”320 317 318 Artículo IV de la Ley General del Ambiente . 58. 319 Ibid. la conservación de la diversidad biológica. donde se debe evaluar si es necesario mantener la exigencia de respaldar las denuncias con informes técnicos tan altamente especializados” . 2000. se puede sostener que la regla general en el ordenamiento ambiental es que toda persona. Pág. 60.Ley Nº 28611. el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. Los reglamentos para la Protección Ambiental en las Actividades Minero-Metalúrgicas y de Hidrocarburos hay que verlos como casos especiales.

“(…) resume con claridad los argumentos tradicionalmente esgrimidos por quienes niegan legitimación a cualquier otro sujeto distinto del presunto responsable de la infracción: 1) El denunciante no adquiere por el mero hecho de formular su denuncia la condición de interesado ni legitimación para recurrir: 2) el contenido y naturaleza de la potestad sancionadora de la Administración no permite considerar que existe un derecho de particular a su ejercicio ni un interés legítimo para la imposición de su castigo. como ocurre también en el campo de los denominados intereses colectivos y difusos. las normas sobre defensa del consumidor. donde los intereses comunes y personales se ven estrechamente relacionados. han sostenido la necesidad de reconocerle en algunos casos al denunciante la condición de titular de un interés legítimo en el procedimiento administrativo sancionador. Este asigna expresamente la calidad de parte al denunciante de las supuestas infracciones pero reserva a la Dirección General de Hidrocarburos 321 322 Ibid. dejándolo libre para ejercitar todas las potestades consagradas por la legislación procesal administrativa para la parte interesada: ser notificado. aún cuando se cumplan todos los requisitos exigidos para ello.Señala Danos en alusión al Profesor Manuel Rebollo Puig que. otros sectores de la doctrina administrativa española. “(…) frente a esta tesis. La única excepción está contenida en el anteriormente citado artículo 53º del Reglamento para la Protección Ambiental de las Actividades de Hidrocarburos. presentar pruebas e interponer recursos de impugnación o inclusive demandas judiciales contra la resoluciones administrativas en el procedimiento sancionador. Los defensores de esta posición sostienen que así se ejerce una mayor cautela sobre los intereses generales. Actualmente en España. 203 .”322 En el Perú no existe norma legal que asigne la condición de parte en el procedimiento administrativo sancionador a los denunciantes de infracciones ambientales. 3) no es obligatorio para los órganos administrativos incoar el procedimiento sancionador ni acordar la sanción.”321 Asimismo sostiene Danos que. por lo que ningún administrado puede imponerle el ejercicio de la potestad sancionadora . conceden un mayor protagonismo en el procedimiento administrativo sancionador a las organizaciones defensoras de tales intereses. Ibid.

323 Artículo 108. dispone la legitimación activa para obrar extraordinaria amplia. con referencia a una concreta relación jurídica material y afirma que C. estaremos ante un supuesto de falta de legitimación activa o pasiva. numeral 1 de La Ley Nº 27444. sin pronunciarse sobre el fondo del asunto. si C demanda a D. Si una persona que no realiza esa afirmación interpone la pretensión en beneficio de quien ella afirma que es el titular.. aduciendo el interés difuso de la sociedad. Sin embargo. ante una denuncia la autoridad debe practicar las diligencias preliminares necesarias y. Pág. este derecho está constreñido al no dársele al denunciante la calidad de parte . A. no es el deudor. Por otro lado. El artículo 108º323. con facultad para exigirle al denunciante pruebas consistentes en el informe de un auditor ambiental.1 y 105. hemos referido que la LPAG ha consagrado la legitimación para obrar extraordinaria amplia (artículo 108. En ese sentido el único que puede formular la pretensión con legitimación es quien afirme su titularidad de la relación jurídica material. iniciar de oficio la respetiva fiscalización (artículos 105. 660.1 Las personas naturales o jurídicas pueden presentar petición o contradecir actos ante la autoridad administrativa competente. “En cuanto a los intereses difusos. aduciendo el interés difuso de la sociedad. así que cualquier persona puede formular denuncias respecto de las infracciones a las normas ambientales. Ley del Procedimiento Administrativo General. dictará una resolución meramente procesal. una vez comprobada su verosimilitud. 2006.la calidad de instructor del procedimiento administrativo sancionador. es el comprador y que B es el vendedor. siendo derecho del denunciante únicamente que se le notifique el rechazo motivado de su denuncia.1). Editorial Iustitia. y afirma que él. 324 Carlos Andaluz Westreicher. el juez tendrá que declarar que se actúa sin legitimación activa y. aquel que afirma la titularidad del derecho e imputa la titularidad de la obligación al demandado. Por ejemplo si A demanda a B respecto de un contrato de compraventa. con esas simples afirmaciones uno y otro quedarán legitimados para debatir en torno a cualquiera de las consecuencias jurídicas derivadas del contrato. 204 . ya que las personas naturales o jurídicas pueden presentar petición o contradecir actos ante la autoridad administrativa competente. puesto que. dentro de una relación jurídica material.Solicitud en interés general de la colectividad. se entiende que tiene legitimidad ordinaria. “Manual de Derecho Ambiental”. 108. no es el acreedor o que D.”324 Ahora bien.3).

ya que nos parece obvio que el legislador ha pretendido otorgar un rol activo a los miembros de la sociedad civil que. además de formular la denuncia le corresponde el derecho de ofrecer y actuar pruebas y contra pruebas. Ibid.Ahora bien. 2006. la supuesta legitimidad para obrar extraordinaria amplia. presenta una crítica a lo 326 dispuesto. Editorial Iustitia. será restringida. ya que cualquier persona natural o jurídica se encuentra legitimada para presentar petición o contradecir actos ante la autoridad administrativa. si no que estás deben darse por ley o resolución judicial. 205 . Es irónico que una legitimación extraordinaria amplia permita menos que lo autorizado por la legitimación extraordinaria restringida del artículo 82 del CPC. al presente caso se da una legitimación extraordinaria amplia. 325 Por su parte Carlos Andaluz Westreicher. que se presenta en la Ley Nº 27444. 660. ya que dicha legitimidad no le da el derecho al accionante de ser parte en el procedimiento. Pensamos que tampoco se condice con el artículo IV de la LGA que establece: se puede interponer acciones legales. cuando sólo una o algunas personas fueran autorizadas por ley y no todas. Pág. vale decir. desean participar en las fiscalización del ambiente. Ser parte significa tener el derecho de participar activamente durante todo el proceso administrativo sancionador. otorga menos derechos que la legitimidad para obrar extraordinaria restringida que presenta el artículo 82º del Código Procesal Civil. Como se puede apreciar. la legitimación extraordinaria posibilita la interposición de pretensiones sin realizar esas afirmaciones para la protección de intereses difusos. 325 326 Carlos Andaluz Westreicher. tan sólo que se le notifique de manera circunstanciada el rechazo de su denuncia. aún en los casos en que no se afecte el interés económico del accionante. En ese sentido. “Manual de Derecho Ambiental”. sosteniendo que: Nos parece negarle al denunciante la calidad de parte es contrario a la naturaleza de la obligación que todo ciudadano tiene de contribuir y colaborar con el ambienta sano (artículo I LGA) y se presta a un manejo poco transparente del proceso administrativo sancionador. interponer recursos de impugnación y plantear la demanda judicial contencioso – administrativa. ser notificado. ya que no necesitan demostrar la titularidad del derecho. de manera altruista. El denunciante no tiene estos derechos.

su fundamento es la seguridad jurídica y la garantía del administrado frente a la pasividad de la Administración . regional o nacional. 206 . María Calvo Charro que. Por tanto. con expresión de causa. en la Ley General del Ambiente.De este modo. quedando a salvo su derecho de recurrir a otras instancias.”327 En ese sentido el artículo 233º numeral 1 de la Ley del Procedimiento Administrativo General. “ La prescripción de las sanciones tiene su razón de ser en la necesidad de que no se prolonguen indefinidamente situaciones expectantes de posible sanción y su permanencia en el Derecho material sancionador. para el efecto de su registro y denuncia correspondiente. “Sanciones Medioambientales”. es decir. Ediciones Jurídicas y Sociales. artículo 134º. al respecto de Vigilancia ciudadana dispone que las autoridades competentes dictan medidas que faciliten el ejercicio de la vigilancia ciudadana y el desarrollo y difusión de los mecanismos de denuncia frente a infracciones a la normativa ambiental La participación ciudadana puede adoptar las formas siguientes: a) Fiscalización y control visual de procesos de contaminación b) Fiscalización y control por medio de mediciones. Marcial Pons. prescribe en el plazo que establezcan las leyes especiales. 138. a quién proporciona la información. Pág. señala que. 4. Prescripción Sostiene la Dra.5. los resultados de sus acciones pueden ser puestos en conocimiento de la autoridad competente y si esta decidiera que la denuncia no es procedente ello deberá ser notificado con expresión de causa. S. 1999.. muestreo o monitoreo ambiental. Madrid. Ley Nº 27444.6.A. sin perjuicio del cómputo de los plazos de prescripción respecto de las demás obligaciones que se deriven de los efectos de 327 Maria Calvo Charro. la facultad de la autoridad para determinar la existencia de infracciones administrativas. Asimismo señala que los resultados de las acciones de fiscalización y control efectuados como resultado de la participación ciudadana pueden ser puestos en conocimiento de la autoridad ambiental local. c) Fiscalización y control vía la interpretación o aplicación de estudios o evaluaciones ambientales efectuadas por otras instituciones. Si la autoridad decidiera que la denuncia no es procedente ello debe ser notificado.

6. de interpretación restringida. EI cómputo del plazo de prescripción sólo se suspende con la iniciación del procedimiento sancionador a través de la notificación al administrado de los hechos constitutivos de infracción que les sean imputados a título de cargo. y es de orden público. por causa no imputable al administrado.1. disponer el inicio de las acciones de responsabilidad para dilucidar las causas de la inacción administrativa. 207 . Dicho cómputo deberá reanudarse inmediatamente si el trámite del procedimiento sancionador se mantuviera paralizado por más de veinticinco (25) días hábiles.6 El Daño Ambiental y Aplicación del Derecho Penal 4. de irretroactividad vedada. se deberá de computar 4 años para oponerla como medio de defensa a la potestad sancionadora de parte de dicha institución. por ejemplo cuando se imponga una sanción administrativa de parte del OEFA. debiendo en caso de estimarla fundada. En caso ello no hubiera sido determinado. inciso 3 de esta Ley. Asimismo. Es decir. el artículo 233º numeral 3 señala que los administrados plantean la prescripción por vía de defensa y la autoridad debe resolverla sin más trámite que la constatación de los plazos. es estrictamente personal. En ese sentido. El Daño Ambiental y la Responsabilidad Penal. y se concreta en la aplicación de una pena por la acción u omisión dolosa o culposa del autor de una u otra. el artículo 233º numeral 2 dispone que eI cómputo del plazo de prescripción de la facultad para determinar la existencia de infracciones comience a partir del día en que la infracción se hubiera cometido o desde que cesó. La responsabilidad penal ambiental es aquella que se deriva de una conducta tipificada como delito.Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental. de acuerdo a lo establecido en el artículo 235º. 4. dicha facultad de la autoridad prescribirá a los cuatro (4) años. si fuera una acción continuada. a una empresa sea minera u otra.la comisión de la infracción. de voluntariedad presunta (una vez demostrada la relación de causalidad entre el ejecutor o inductor y el resultado).

De este modo para que una conducta sea calificada como delito, según la Teoría del Delito, debe cumplir ciertas características, que son: la conducta debe ser típica, antijurídica y culpable, para que se le aplique la pena, como consecuencia de las anteriores. A la persona que cumpla con dichos requisitos se le considera penalmente responsable y por lo tal se le impone una pena.

Sostiene Luis Miguel Bramont Arias, siguiendo a Muñoz Conde y García Aran, “Desde el punto de vista jurídico, el delito es toda conducta que el legislador sanciona con una pena. Esto es una consecuencia del principio nullum crimen sine lege que rige el moderno derecho penal ”328 En ese sentido, se entenderá como delito ambiental, la conducta típica, antijurídica y culpable que afecte el bien jurídico medio ambiente.

El Derecho penal se justifica porque tiende a resolver los problemas más graves que se producen dentro de la convivencia social, evitando la venganza privada. Esto es, el derecho Penal sólo debe intervenir cuando se ha realizado hechos graves que infringen reglas básicas de la sociedad, con lo cual manifiesta un criterio seleccionador de comportamientos, que sólo pueden ser establecidos por el acuerdo dentro de la sociedad, este hecho configura un principio propio del Derecho Penal que es el principio de intervención mínima la cual plantea, que el Derecho Penal debe intervenir sólo cuando los otros medios de control han fracasado, y en aquellos actos que afecten gravemente contra bienes jurídicos protegidos.

Por lo que, sabiendo que en el Derecho Penal se criminaliza los atentados más intensos y las conductas que afectan gravemente al bien jurídico que se protege, atendiendo a su principio de Ultima ratio, entonces, la criminalización de las conductas antijurídicas que lesionan de una manera significativa al medio ambiente, solo se regularan en el Derecho Penal

Asimismo, sancionar en el Derecho penal las conductas que afectan gravemente el medio ambiente, implica introducir en la legislación ambiental un mecanismo jurídico no sólo represivo, sino también preventivo, en tanto la imposición ejemplar de las penas puede disuadir a muchos de la comisión de ilícitos. De allí que pueda descuidarse la eficacia de esas normas: tal como las sanciones penales
328

Luís Miguel Bramont Arias Torres, Manuel de Derecho Penal – Parte General, 2da edición. 2002, Pág. 132.

208

pueden disuadir de la comisión de ilícitos, así como la impunidad pueden alentarlos, frente a esto, nos importa evaluar si el derecho penal puede ofrecer una alternativa a la reparación del daño ambiental, tomando en consideración su evidente carácter de última ratio y su función preventiva antes que reparadora.

Tradicionalmente fue el derecho administrativo el primer convocado en la defensa de los sistemas naturales, a través de la programación y control punitivo de las actividades peligrosas definidas como no tolerables o permitidas. Pero ante las limitaciones preventivo generales de las respuestas administrativas y la insuficiencia de las incriminaciones clásicas, desde finales de los años sesenta varios ordenamientos europeos, mediante leyes especiales o codificadamente, han adoptado la vía del Derecho Penal, como mecanismo para evitar los atentados más graves contra la estabilidad del ecosistema.

Habitualmente, los delitos son tipificados como delitos de resultado o de daño o de lesión. Esto significa que la tipificación del delito comprende no sólo la realización de una conducta antijurídica sino además del bien jurídico protegido.

Ahora bien, dentro de nuestro Código Penal, encontramos que los Delitos Ambientales se encuentran regulados en el libro Segundo, del Título XIII, del Código Penal, aprobado mediante Decreto Legislativo Nº 635, los mismos que se encuentran divididos en: Delitos de Contaminación y Delitos Contra los Recursos Naturales, además de Responsabilidad Funcional o Información Falsa.

Dentro de los delitos de Contaminación tenemos a: Contaminación del ambiente e Incumplimiento de las normas relativas al manejo de residuos sólidos. Asimismo, dentro de los delitos contra los Recursos Naturales, tenemos: Tráfico ilegal de especies de flora y fauna silvestre protegida, Tráfico ilegal de especies acuáticas de la flora y fauna silvestre protegidas, Extracción ilegal de especies acuáticas, Depredación de flora y fauna silvestre protegida, Tráfico ilegal de recursos genéticos, Delitos contra los bosques o formaciones boscosas, Tráfico ilegal de productos forestales maderables, Obstrucción de procedimiento, Utilización indebida de tierras agrícolas, Autorización de actividad contraria a los planes o usos previstos por la ley, Alteración del ambiente o paisaje. Finalmente, dentro de Responsabilidad Funcional e Información Falsa tenemos: Responsabilidad de funcionario público por otorgamiento ilegal de derechos, Responsabilidad de los representantes legales de las personas jurídicas, Responsabilidad por información falsa contenida en informes.
209

4.6.2. Principios de la Responsabilidad Penal frente al daño ambiental. Las características que presenta la Responsabilidad Penal, se encuentran recogidas en los Principios Limitadores del Poder Punitivo Estatal, donde a decir de Luis Miguel Bramont Arias, los principales son: El principio de Legalidad, principio de Intervención Mínima, y protección de los bienes jurídicos, los mismos que también se encuentran establecidos en el Título Preliminar del Código Penal Peruano, Decreto Legislativo Nº 635, y de acuerdo a lo mencionado, pasamos a describir, los que han tenido mayor incidencia en el campo ambiental.

4.6.2.1. Finalidad Preventiva Antes que reparadora. El merecimiento de pena se fundamenta en la fragmentariedad y la subsidiariedad penal. A su vez, la necesidad de pena concurre cuando el Derecho Penal es idóneo para proteger preventivamente el bien jurídico, es decir cuando es útil en orden a la motivación inhibidora de las conductas lesivas, en ese sentido sostiene Caro Coria, que la necesidad de pena, existe “(…) sólo cuando los medios extrapenales son incapaces de dispensar una adecuada protección al bien jurídico y siempre que la pena sea útil para motivar la inhibición de la conductas que lo lesionan o ponen en peligro.”329

El Derecho Penal en el Perú, es eminentemente preventivo eso se puede ver reflejado en su título preliminar, específicamente en su Artículo I, donde se señala que “Este código tiene por objeto la prevención del delito y faltas como medio protector de la persona humana y de la sociedad ”; asimismo en el artículo IX “Fines de la Pena y Medidas de Seguridad” del mismo, señala que: “ La pena tiene función preventiva, protectora y resocializadora( …)”, por lo que comenzando por este punto el Derecho Penal viene a cumplir una función preventiva para el daño ambiental.

Es decir, la sanción tiene un efecto intimidatorio y precautorio que persigue persuadir a los futuros infractores de la comisión del delito, como última medida para conservar el ambiente sano.

Citando a Nieves Sanz Mulas, “ se señala que en materia penal, la pena no puede perseguir otro objetivo que nos sea el que persigue la ley penal y el derecho
329

Dino Carlos Caro Coria, Derecho Penal del Ambiente, El Derecho Penal del Ambiente –Delitos y Técnicas de tipificación. Lima: OSBAC S.R.LTDA. Editora y distribuidora. 1era edición.1999.Pág. 283.

210

penal en general: la seguridad jurídica, pues el objetivo debe ser la prevención de futuras conductas delictivas. Por tanto, la pena no puede en principio tener el objetivo de reparar el daño.” 330

En ese sentido, se puede apreciar en la legislación comparada que, conforme lo manifiesta José Juan González Márquez331, “(…) las sanciones que se imponen a la comisión de conductas delictivas descritas son tradicionales y no se contempla la reparación del daño como sanción.”

4.6.2.2. Principio de Intervención mínima: Derecho Penal como Última Ratio. Si bien es cierto, la función primordial que cumple el derecho penal frente al daño ambiente, es eminentemente preventivo, este a su vez debe cumplir con su funcionalidad que es el Derecho Penal como última ratio.

La norma administrativa regula y limita las actividades potencialmente dañinas para el medio ambiente, sancionando como regla general, las actuaciones que violen la normativa reguladora. La norma penal se reserva, como lógica consecuencia del principio de intervención mínima de la actuación punitiva del Estado, para aquellas conductas más graves, cumpliendo una función también preventiva por la mayor eficacia derivada del más acentuado temor del presunto infractor a la sanción penal que a la administrativa.

Es decir, de acuerdo a lo que sostiene Caro Coria siguiendo a Jesús Silva Sánchez que: El juicio de necesidad de pena obedece a criterios de utilidad o rendimiento social de modo que, previo al paso de la intervención penal, es necesario evaluar la eficacia de otros medios menos lesivos. Se trata de proteger los bienes jurídicos al menos coste social posible, si en el caso concreto se aprecia como suficiente recurrir al control administrativo o del Derecho civil, entonces no existirá necesidad de instrumentar una medida tan drástica como la pena” 332. En consecuencia sostiene Caro Coria, “(…) hay necesidad de pena sólo si los medios extrapenales son incapaces de dispensar una adecuada protección al
330

José Juan González Márquez, La Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA, 1era edición, Diciembre – 2003, Pág. 85. 331 Ibid, Pág. 46. 332 Dino Carlos Caro Coria, “El Derecho Penal del Ambiente – Delitos y Técnicas de Tipificación”, OSCAC Srltda. Editora y distribuidora, Lima, 1ra edición, 1999, Pág. 52.

211

bien jurídico y siempre que la pena se útil para motivar la inhibición de conductas que lo lesionan o ponen en peligro gravemente .333

El principio de intervención mínima incluye el principio de fragmentariedad y subsidiariedad, así como derivación de este último, el principio de Última ratio.

El Derecho Penal en virtud del principio de mínima intervención actúa de forma accesoria y subsidiaria del derecho administrativo. En base al principio de mínima intervención la protección penal debe instrumentarse como última ratio, de modo que sólo se legitima frente a las conductas mas graves (principio de fragmentariedad) siendo las normas administrativas las que han de asumir el papel primario, a través de una regulación tanto preventiva como sancionadora, como refuerzo de la tutela no penal, siendo el Derecho Penal el último medio de control formal al cual debe recurrir la sociedad (principio de subsidiariedad) y en cuanto sea útil para controlar los riesgos ambientales (principio de utilidad). Se establecerán sanciones penales para las conductas más graves que atentan contra el entorno, siempre que los mecanismos de control extrapenales hayan fracasado o sean insuficientes y cuando la sanción penal pueda ser eficaz.

Por su carácter de ultima ratio, sólo puede utilizarse subsidiriamente, ante el fracaso de los medios de control social extrapenales, es decir, según el cual la intervención penal ambiental sólo tiene cabida para reforzar la protección instaurada por los medios de control no punitivos cuando son insuficientes. En tanto, la exigencia de la fragmentariedad dirige el control criminal exclusivamente contra las más graves vulneraciones del bien jurídico, es decir, el principio de fragmentariedad exige que sólo las más graves vulneraciones – lesión o peligrocontra los bienes jurídicos indispensables puedan ser conminadas con una pena, es decir el sistema no ha de sancionar todas las conductas lesivas para los bienes que protege, sino sólo las modalidades de ataque más peligrosas para ellos. “Dentro de este marco general de fragmentariedad, la regulación constitucional impide que a través del Derecho Penal ambiental se criminalice cualquier conducta que vulnere el entorno, sino sólo aquellas que afectan sensiblemente el equilibrio ecológico mediante su lesión o puesta en peligro. ”334

El principio de utilidad, consiste de modo que su intervención fragmentaria y subsidiaria sólo encuentra una justificación plena si es útil o idónea para la función
333 334

Ibid. Dino Carlos Caro Coria, “El Derecho Penal del Ambiente – Delitos y Técnicas de Tipificación”, OSCAC Srltda. Editora y distribuidora, Lima, 1ra edición, 1999, Pág. 111.

212

de prevenir la comisión delictiva, perderá su justificación si su intervención se demuestra inútil por ser incapaz de servir para evitar delitos, para reducir el costo social.

El Estado debe intervenir sólo en los casos en que la administración resulte insuficiente para asegurar la garantía a la protección del medio ambiente, cuando la administración no se capaz de prevenir y reprimir las violaciones de carácter ambiental, es ahí donde debe actuar el ius puniendi penal del Estado, y el legislador tipificará aquellas conductas que sean más gravosas para el medio ambiente.

4.6.2.3. Técnica Legislativa: Ley Penal en blanco. La tipificación penal en blanco es una característica de la legislación penal ambiental, en el sentido de que los hechos superan en variedad, la posibilidad de las normas de definir la infinidad de conductas delictivas en contra de un bien jurídico protegido. Esa imposibilidad ha obligado a los juristas a crear una técnica legislativa que permita, un nuevo diseño en la conducta típica que se desea reprimir.

Frente a esto, se vienen a utilizar las leyes penales en blanco que contrastan con los principios de Legalidad y tipicidad. El principio de Legalidad se encuentra consagrado en el adagio latino “Nullium delito, nulla pena sine lege previa ”, es decir, no hay delito no hay pena sin ley, significa que, sólo se considera como delito el hecho y sólo se puede aplicar una sanción penal si está establecido previamente en la ley, requiere la consagración de la conducta antijurídica en la ley. Se encuentra consagrado dentro de nuestro ordenamiento jurídico, en el artículo 2º, numeral 24 de la constitución, que señala “Nadie será procesado ni condenado por acto u omisión que al tiempo de cometerse no esté previamente calificado en la ley, de manera expresa e inequívoca, como infracción punible; ni sancionado con pena no prevista en la ley”, así como, con el artículo II del Título Preliminar del Código Penal, el cual señala: “Nadie será sancionado por un acto no previsto como delito o falta por la ley vigente al momento de su comisión, ni sometido a pena o medida de seguridad que no se encuentren establecidas en ella.”

Sostiene Bramont Arias:

213

“La principal fuente del Derecho Penal, es la ley, la cual debe cumplir con tres requisitos: I. II.
III.

Debe ser escrita (nullum crimen sine lege cripta).- es decir, se descarta el derecho consuetudinario. De esta forma también se excluye la analogía” Debe ser previa (nullum crimen sine lege previa).- es decir, debe ser anterior a la comisión del hecho delictuoso. Las leyes no tienen efectos retroactivos. Debe ser escrita (nullum crimen sine lege certa) .- es decir, los delitos deben ser descritos de la manera más precisa posible. 335

Sostiene Wendy Martínez Mejía “(…) la consagración de la conducta tipo en una norma de menor jerarquía a la ley, según los principios generales del derecho atentan contra el principio de legalidad, pues sólo el Poder Legislativo está facultado para establecer la conducta a reprimir.” 336

Asimismo el principio de Tipicidad, consiste en que, es la descripción de la conducta ilícita en la norma de derecho, y que dichos hechos constituyan infracción, es decir, es la definición precisa de la conducta sancionable. Donde se rechaza la interpretación analógica. Con la utilización de la ley penal en blanco, el legislador no define la conducta antijurídica, sino, remite a las normas reglamentarias para que sea el reglamento, quien defina algunos aspectos de los tipos sancionados.

La técnica de la Ley Penal en blanco se justifica en la imposibilidad del legislador de prever todas las conductas antijurídicas realizadas por la persona, asimismo, otra justificación, es que algunas materias del derecho tiene un gran contenido técnico, como es el caso del Derecho Penal Ambiental. Por lo que es una técnica legislativa bastante extendida en materia penal ambiental ha consistido en delegar parcialmente la tipificación del delito a disposiciones contenidas en otras normas. La norma que así lo hace se denomina ley penal en blanco.

“(…) toda norma tiene un supuesto de hecho y una consecuencia jurídica pero, en las normas jurídico – penales, el supuesto de hecho viene a ser el delito, es decir el comportamiento descrito en el tipo penal y, la consecuencia jurídica vendría a
335

Luís Miguel Bramont – Arias Torres; Manual de Derecho Penal Parte General; 2da edición; 2002; Pág. 82. 336 Wendy Martínez Mejía; Derecho Penal Ambiental Dominicano: Parte General; Escuela Nacional de la Judicatura; República Dominicana; Pág. 208; http://www.scribd.com/doc/15544024/Derecho-Penal-Del-Medio-Ambiente .

214

ser la pena o medida de seguridad.(…) Si se cumplen ambos requisitos estamos ante una norma jurídica penal completa; sin embargo, esto no ocurre siempre, por lo que en ciertos casos tenemos que remitirnos a otra norma penal o extrapenal para completar el contenido de la norma jurídico penal, estos casos se presentan en: la ley penal incompleta y la ley penal en blanco .”337

En atención a la Ley Penal en Blanco considera Bramont - Arias que: “Estas leyes son aquellas cuyo supuesto de hecho se configura por remisión a una ley de carácter extrapenal, es decir, se debe recurrir a otra disposición no penal para que se determine con precisión los alcances de la ley penal. Las leyes penales en blanco se crean porque hay determinadas materias que tienen mucha actividad legislativa – Medio Ambiente (…). La ley penal en blanco es una técnica legislativa que permite abarcar un amplio número de supuestos, que por su naturaleza flexible, compleja y variable no pueden ser regulados en forma precisa en el Código Penal que llevarían a la no aplicación de la ley, esta técnica permite lograr economía legislativa y una mayor eficacia en el control social .”338 Al respecto, sostiene el mismo autor “(…) la ley penal en blanco es una ley penal que tiene perfectamente definido el bien jurídico que va a proteger y lo único que hace la disposición extrapenal es señalar las modalidades y circunstancias en que se puede afectar.”339

El Derecho Penal impone el uso de la técnica de las normas penales en blanco en sentido estricto, es decir tipos penales que complementan su descripción mediante el reenvío a disposiciones que se encuentran fuera de la órbita punitiva, como por ejemplo las disposiciones administrativas.

En el Perú, los delitos contemplados por el Código Penal corresponden a la técnica legislativa de la “ley penal en blanco”, que es aquella que se remite a otra fuente jurídica para contemplar la descripción típica, que podría ser otra ley penal, u leyes de o normas de nivel inferior, los mismos que se encuentran tipificados en los delitos de contaminación del medio ambiente , artículo 304º del Código Penal, y delitos contra los recursos naturales, artículo 308º del mismo. Tenemos, por ejemplo, en el citado artículo 304º “Contaminación del ambiente”, el que dispone:
337

Luis Miguel Bramont – Arias Torres; Manual de Derecho Penal Parte General; 2da edición; 2002; Pág. 72. 338 Ibid. Pag.75. 339 Ibid.

215

vertimientos o radiaciones contaminantes en la atmósfera. será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres años ni mayor de cinco años y con ciento ochenta a cuatrocientos días-multa . exporta o reexporta productos o especímenes de especies de flora silvestre no maderable y/o fauna silvestre protegidas por la legislación nacional. Decreto Legislativo Nº 635. que cause o pueda causar perjuicio. emisiones de ruido. según la calificación reglamentaria de la autoridad ambiental. infringiendo leyes. alteración o daño grave al ambiente o sus componentes. el suelo. El término delito 340 Código Penal. 216 . Título XIII: Delitos Ambientales Artículo 304. Algunos consideran que la ley penal en blanco es considerada inconstitucional.(…) 340 (El subrayado es nuestro). ya que vulnera los principios de legalidad y de reserva de ley. mediante el cual todos los actos gravosos para el ciudadano deben estar acordados en una ley formal. será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro años ni mayor de seis años y con cien a seiscientos días-multa. cuyo origen no autorizado conoce o puede presumir.. provoque o realice descargas. Decreto Legislativo Nº 635. el suelo.El que. transporta. la calidad ambiental o la salud ambiental. Hay una relación de accesoriedad respecto del derecho administrativo. importa. marítimas o subterráneas. alteración o daño grave al ambiente o sus componentes. reglamentos o límites máximos permisibles. ya que se hace una remisión a normas de carácter extrapenal-administrativas. emisiones. almacena.Tráfico ilegal de especies de flora y fauna silvestre protegida. las aguas terrestres.para completar el supuesto de hecho que constituye el tipo penal. 341 Código Penal. filtraciones. emisiones de ruido.. el subsuelo. Así como lo dispuesto en el artículo 308º. sin un permiso o certificado válido.Contaminación del ambiente El que. la calidad ambiental o la salud ambiental. infringiendo leyes.. vende.Tráfico ilegal de especies de flora y fauna silvestre protegida El que adquiere. almacena. cuyo origen no autorizado conoce o puede presumir. que cause o pueda causar perjuicio. vertimientos o radiaciones contaminantes en la atmósfera. vende. marítimas o subterráneas. importa. emisiones. provoque o realice descargas. según la calificación reglamentaria de la autoridad ambiental. sin un permiso o certificado válido. emisiones de gases tóxicos. las aguas terrestres. que consiste en que sólo el congreso puede crear leyes. previamente debe determinarse: si se ha infringido las normas sobre protección ambiental. el subsuelo. reglamentos o límites máximos permisibles.“El que adquiere. filtraciones.”341 (El subrayado es nuestro). será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres años ni mayor de cinco años y con ciento ochenta a cuatrocientos días-multa. (…) Artículo 308. emisiones de gases tóxicos.. en tal sentido. será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro años ni mayor de seis años y con cien a seiscientos días-multa. exporta o reexporta productos o especímenes de especies de flora silvestre no maderable y/o fauna silvestre protegidas por la legislación nacional. transporta. por eso se dice que es ley penal en blanco.

Sin embargo. la cual se aplica en caso de incumplimiento de la unión del comportamiento genérico descrito por el tipo y la ley extrapenal. se corre el riesgo de lesionar el principio de legalidad penal. Por una parte. si es que para tal fin utilizan norma de rango infralegal como Decretos Supremos. La sanción penal. En nuestro concepto. se ha señalado la proliferación existente de disposiciones administrativas. se aplica la técnica del reenvío para poder definir plenamente el tipo penal. antes que por el Poder Ejecutivo en el ejercicio de facultades legislativas delegadas. 2.refiere a una acción típica. así como la incorporación de novedosas tecnologías y la aparición de cada vez más sustancias y residuos peligrosos. La estructura de la ley penal en blanco incluye: 1. Para ello se requiere que esté debidamente tipificada. o sea que esté plenamente descrita en una norma. En el caso del uso de la técnica de la ley penal en blanco. Frente a tal situación. una Resolución.). en la medida en que ha dejado la caracterización de ciertos componentes del tipo penal a otras disposiciones por lo general a normas reglamentarias y técnicas dictadas por la autoridad administrativa ambiental. exige una permanente adecuación de las exigencias normativas contenidas en las leyes y reglamentos ambientales. en virtud del cual se exige que el catálogo de delitos y penas este necesariamente definido por una norma con rango de ley y preferentemente aprobada por el congreso dado su carácter representativo. 3. Los que hoy es una conducta permitida. antijurídica y culpable. Una ley extrapenal que complementa el tipo penal. Ello ha sido objeto de muy fundadas críticas. Un comportamiento genéricamente descrito dentro del supuesto de hecho – tipo penal-. etc. Así. Resoluciones Ministeriales. se discute en la doctrina si la ley extrapenal a la que se remite la Ley Penal en Blanco debe ser una Ley o puede ser cualquier tipo de norma (un Decreto Supremo. mañana puede ser una conducta prohibida. la dinámica y cambiante relación entre el hombre y la naturaleza y los nuevos conocimientos que se van generando respecto de esa relación. el derecho penal se ha inclinado muchas veces por tipificar de una manera incompleta los delitos ambientales. debe ser de menor jerarquía que la ley penal. Actualmente. es decir por medio de Decreto legislativo. muchas veces 217 .

El principio de responsabilidad o de culpabilidad al que nos referimos.”343 4. Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Octubre. Pág. se excluye de esta manera a las personas jurídicas como sujetos activos en la comisión de delitos. 218 . Todo ello conduce a una caótica situación en la cual resulta difícil saber qué es lo que está permitido y qué es o prohibido.2. en el poder administrativo. asimismo. Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Octubre. 343 Felipe Villavicencio. es también conocido por la máxima “nulla poena sine culpa”. Responsabilidad Penal por daño ambiental. 2000. 77.contradictorias entre sí. emitidas por distintas dependencias administrativas de distintos niveles jurisdiccionales (reglamentos y normas técnicas. 2000. Responsabilidad Penal por daño ambiental.6. Pág. Es decir la responsabilidad penal de la persona es producto de su voluntad o de su imprudencia o culpa. una interpretación rigurosa del principio nullum crime nulla sine lege pone en duda también la constitucionalidad de las leyes penales que delegan en cierto modo. por lo tanto. Queda proscrita toda forma de responsabilidad objetiva. Toda vez que el tipo penal requiere culpa o dolo. Esto elimina la responsabilidad penal objetiva. la facultad de determinar los tipos penales.”342 “Es evidente que el uso del tipo penal en blanco atenta contra el principio de legalidad instituido como norma del derecho internacional de los derechos humanos y reconocido en la legislación interna . se requiere que los mismos hayan participado de alguna forma en los actos que devinieron en el ilícito. Por otra parte. Responsables en el Derecho Penal: “Societates non delinquere”.4. 76. etc). la misma que está prohibida en nuestro actual Código Penal. para sancionar penalmente a tales agentes por las conductas ilícitas ocurridas en ocasión o como consecuencia del desarrollo de actividades sociales. “Esta técnica supone vincular las normas penales a las administrativas y delimitar la materia de prohibición en base a las segundas . Tal 342 Felipe Villavicencio. la pena exige la culpa en el sujeto responsable del hecho. El artículo VII del Título Preliminar dispone que la pena requiere de la responsabilidad penal del autor. cuyas competencias se superponen.

Pero. Se presenta cuando el autor anticipó el proceso que afectó al bien jurídico ambiental y debió por eso llevarlo a cabo con un cuidado determinado. Es decir. Un caso típico es ignorar el contenido de la norma administrativa impuesta para asegurar el cuidado específico en una actividad industrial y así causar contaminación a través de acciones ejecutadas con impericia. Sostiene Felipe Villavicencio: “Esta figura admite dolo directo y dolo eventual de primer y segundo grado por su condición de tipos de resultado. Responsabilidad Penal por daño ambiental. Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Octubre. la realización del tipo es precisamente la que el autor persigue. de haberse verificado. No resulta necesario que el agente crea que es segura la realización de la consecuencia ulterior pues es suficiente que sepa que está vinculada con el desarrollo del suceso perseguido. La legislación peruana se encuadra en el sistema del numerus clausus para las figuras culposas. Precisamente. el sujeto considera seriamente como posible el acaecimiento de ciertos hechos y no hace nada por impedirlos. como sucede por ejemplo cuando media un consentimiento expreso para la ejecución social de la actividad ilícita. en el dolo eventual. En esta cala se dolo predomina la voluntad de la conducta perjudicial. hubieran impedido el ilícito. 219 . Un ejemplo está en aquel que intencionalmente infringe una norma sobre protección de medio ambiente y causa contaminación de las aguas de un río vertiendo residuos sólidos en él. Será necesario determinar para esto que el sujeto infringió un específico deber de cuidado.participación puede ser activa. Pág. es decir el obrar sin tener en cuenta (llamada culpa consciente). La forma de infringir el cuidado debido admite la culpa con representación. La culpa sin representación es la 344 Felipe Villavicencio. El dolo directo de segundo grado (dolo mediato) surge cuando el agente considera que el resultado de la conducta está acompañado de consecuencias necesarias e inevitables (dolo de consecuencias necesarias).”344. El dolo eventual supone en cambio que el agente considera que su conducta como muy posiblemente incursa en el tipo legal y se conforma con llevarla a cabo. 81. dicha participación puede ser también omisiva: así ocurre cuando hay un incumplimiento del deber de vigilancia que se impone en determinados miembros o funcionarios sociales que. En el dolo directo de primer grado (dolo inmediato). el segundo párrafo del artículo 304º admite esta situación y ordena sanción para los comportamientos culposos. 2000.

sin que una sea más grave que la otra.Responsabilidad de los representantes legales de las personas jurídicas Los representantes legales de las personas jurídicas dentro de cuya actividad se cometan los delitos previstos en este Título serán responsables penalmente de acuerdo con las reglas establecidas en los artículos 23 y 27 de este Código. en la medida que el objeto social no puede ser ilícito. el Artículo 314-A. que significa "las sociedades no pueden delinquir". autora mediata. dispone lo siguiente: “Los representantes legales de las personas jurídicas dentro de cuya actividad se cometan los delitos previstos en este Título serán responsables penalmente de acuerdo con las reglas establecidas en los artículos 23 y 27 de este Código. las personas jurídicas. Artículo 314-A. una persona jurídica no puede cometer delitos. en calidad de autora. pues carecen de voluntad (elemento subjetivo) que abarque el dolo en sus actuaciones. utilizada en Derecho penal para referirse a un principio clásico sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas. De esta forma. o 345 Código Penal. pero debió anticiparlo. en atención a la imposibilidad de sancionar penalmente a las personas jurídicas. los representantes legales de la persona jurídica responderán por el delito. El derecho penal no establece distinción entre ambas faltas para la medición de la pena. (…) Capítulo III. Responsabilidad Funcional e Información Falsa. En ese sentido. 220 . por definición no cometen delitos. Esto sin embargo no supone la imposibilidad de sancionar penalmente a las personas físicas que actúan como órganos o representantes de aquellas. en atención a lo expuesto.. del Código Penal Peruano.”345 Por lo que. más graves. a las personas jurídicas no pueden imponérseles penas. Según este principio. Este principio hace inadmisible la responsabilidad penal de las personas jurídicas por considerar que carecen de capacidad de conducta.culpa inconsciente y se presenta cuando el agente no anticipó el proceso perjudicial que exigía un cuidado especial. El principio de Societas delinquere non potest. entendidas como las consecuencias jurídico-penales clásicas. Decreto Legislativo Nº 635. su capacidad de hecho y de derecho está restringida al cumplimiento de los actos necesarios para el logro de su objeto social y.

explícitamente comprometidos. Artículo 23. En el Perú. de acuerdo al artículo 27º del Código Penal de 1991. pero sí en la representada. que da por sentado que toda persona jurídica. 2000. SPDA.Actuación en nombre de otro. Carlos Chirinos Arrieta. quedan excluidos del ámbito de capacidad de acción en el campo del derecho penal.. 221 . también prima el Principio Societates non delinquere. sostiene Felipe Villavicencio que “ Los restantes elementos de la tipicidad penal deben haber sido identificados en la persona física que actuó como órgano de representación o como socio representante. aunque los elementos especiales que fundamentan la penalidad de este tipo no concurran en él. de acuerdo a lo regulado en los artículos 23º 346 y 27º347 del Código Penal Peruano.. y por ende. (…) Capítulo IV. Decreto Legislativo Nº 635. sino además haber incurrido en los restantes elementos del tipo del delito. todo organismo oficial. autoría mediata y coautoría. todo organismo oficial. quedan excluidos del ámbito de capacidad de acción en el campo del derecho penal. Pág.coautora. El artículo 27º del Código Penal Peruano. “Responsabilidad por el Daño Ambiental en el Perú”. El que actúa como órgano de representación autorizado de una persona jurídica o como socio representante autorizado de una sociedad y realiza el tipo legal de un delito es responsable como autor. En cambio quedan en su caso. No basta figurar como órgano o socio representante para responder automáticamente por los delitos donde aparezca la entidad como autora idónea. En ese sentido. y por ende. quienes actuaren como órganos de administración de la persona 346 Código Penal. 348 Felipe Villavicencio T. Autoría y Participación. (actuación en nombre de otro) autoriza la traslación de características personales de autoría a quien no las reúne. 83. 347 Artículo 27. El que realiza por sí o por medio de otro el hecho punible y los que lo cometan conjuntamente serán reprimidos con la pena establecida para esta infracción. el cual señala lo siguiente: “El que actúa como órgano de representación autorizado de una persona jurídica o como socio representante autorizado de una sociedad y realiza el tipo legal de un delito es responsable como autor.Autoría. pero sí en la representada. aparte de la antijuricidad y la culpabilidad” 348 En buena cuenta el artículo 27º da por sentado que toda persona jurídica. aunque los elementos especiales que fundamentan la penalidad de este tipo no concurran en él. En ese sentido.

siempre será una persona natural. Carlos Andaluz Westreicher señala citando a Feijoo que: “La distribución de competencias dentro de dichas organizaciones plantea serios problemas a la hora de imputar el hecho antijurídico a una persona concreta. 222 . de los vertimientos de residuos realizados por las industrias pesqueras o la tala ilegal de especies forestales valiosas. el involucramiento de las personas jurídicas en el desarrollo de actividades penalmente punibles ha impuesto la necesidad de imputar dichas actividades y sus consecuencias penales a sus miembros.jurídica o en representación de la misma. para evitar de esta manera que el ilícito quede parcialmente impune. En consecuencia. 629 . la persona jurídica no puede ser sujeto activo de un delito y que se ha asumido que esta calidad sólo puede reposar en la persona física. directores y otras personas. no sólo en el ámbito de la responsabilidad civil derivada del ilícito criminal o de injusto típico. Sin embargo. 2006. “Manual de Derecho Ambiental”. Editorial Iustitia.”349 La responsabilidad penal de las personas jurídicas resulta relevante porque. aunque los elementos especiales que fundamentan la penalidad del tipo no concurran en él pero sí en la representada. será responsable penal la persona que actúa como órgano de representación autorizado de la persona jurídica o como socio representante autorizado de una sociedad. son generalmente las actividades realizadas como empresa las que afectan gravemente el ambiente. Pág. gerentes. Sostiene Carlos Andaluz Westreicher que: “En nuestro derecho penal el agente responsable de la comisión de un delito o una falta es quien directamente comete infracción dolosa o culposa. en todo caso. por ejemplo. Es el caso. buena parte de las conductas lesivas del medio ambiente penalmente punibles son ejecutadas como consecuencia de la actividad ordinaria de las personas jurídicas. es decir. Un claro ejemplo de esta nueva realidad criminal son los atentados contra el medio ambiente llevados a cabo por empresas contaminantes. En estos casos los trabajadores que contaminan 349 Carlos Andaluz Westreicher. sino en la esfera de la propia responsabilidad penal individualizada conforme al principio del actuar en nombre de otro. En general. en materia ambiental. Así ha ocurrido también en el derecho penal ambiental.

Y que son las siguientes: 1. si el hecho punible es cometido en ejercicio de la actividad de cualquier persona jurídica o utilizando la organización para favorecerla o encubrirla. el ordenamiento jurídico peruano presenta normas que. existen los partidarios que niegan la responsabilidad de las personas jurídicas. asociación. 2.directamente carecen de capacidad de decisión o de información suficiente y los que tienen dicha capacidad de decisión y la información precisa son personas que se encuentran muy alejadas física y temporalmente de la lesión (…). aplicadas adecuadamente. Clausura de sus locales o establecimientos. Lima: 2006. cooperativa o comité por un plazo no mayor de dos años. los que consideran la existencia de la responsabilidad de las personas jurídicas. En caso de clausura temporal. los estudios sobre criminalidad de la empresa demuestran que resulta difícil relacionar la lesión con una decisión individual. por lo que. fundación. La prohibición temporal no será mayor de cinco años. 631. En suma. “Manual de Derecho Ambiental”. “ No obstante. 223 . Precisamente el artículo 105º faculta al juez a aplicar diversas medidas. por tanto. respecto a la responsabilidad de las personas jurídicas. con carácter temporal o definitivo. asociación. Pág. en los últimos tiempos. ésta no excederá los cinco años. ”350 Sin embargo. favorecido o encubierto el delito. 3. La prohibición podrá tener carácter temporal o definitivo. fundación. asociación. Prohibición de la sociedad. este principio ha comenzado a ser modificado y. 350 Carlos Andaluz Westreicher. desde el artículo 102º al 105º del Código penal Peruano. y por otro lado. comprometen distintos efectos sobre las personas jurídicas en el marco de la realización de injustos penales contra el ambiente. cooperativa o comité. se establecen las consecuencias accesorias aplicables a las personas jurídicas. cooperativa o comité de realizar en el futuro actividades de la clase de aquellas en cuyo ejercicio se haya cometido. se encuentra dividida. un sector doctrinario que considera que debe dispensarse a las personas jurídicas el mismo trato que a las físicas teniendo. Disolución de la sociedad. Más bien suele ser fruto de un proceso de acumulación de un gerenciamiento defectuoso o de una determinada actitud ética o filosófica empresarial. capacidad de ser objeto de imputación de tipos delictivos. fundación. 4. Suspensión de las actividades de la sociedad. Editorial Iustitia. Ahora bien la doctrina.

pues afecta a personas.muchos son los escollos que tendrá que zanjar la tesis de la responsabilidad penal de las personas morales o jurídicas antes de sentar su imperio. 4.scribd. las comunidades campesinas y comunidades nativas que realicen actividades de caza. 224 . http://www. la cual es una condición indispensable para la responsabilidad penal. 4. además. es aquel que exige como elemento constitutivo de la infracción un resultado lesivo determinado. Pág. extracción y tala con fines de subsistencia. Clasificación de los delitos: Delito de Peligro y Delito de Lesión. la destrucción o deterioro de la cosa. Existe incompatibilidad entre la pena y la agrupación. República Dominicana. que no han querido ni deseado la conducta antijurídica. que la responsabilidad penal de las personas morales es injusta y atenta contra el principio de personalidad de la pena.2. se encuentran exentas de responsabilidad. Se sostiene.5. miembros de la asociación. 218.6. en el caso del homicidio por ejemplo. pesca. Ahora bien. ya que la idea de pena ha sido concebida en función de las personas físicas. 3. porque tal disposición buscaría proteger a los miembros de dichas comunidades. Sólo las personas físicas poseen voluntad. Voluntad personal fuera de la voluntad de cada uno de los asociados.”351 Ahora bien. 2.com/doc/15544024/DerechoPenal-Del-Medio-Ambiente. los delitos de lesión o de resultado y los delitos de peligro. Pues aquellos que niegan la responsabilidad penal de las personas morales sostienen que: 1. que no puede ser el de cometer infracciones. en los daños a la propiedad privada. Derecho Penal Ambiental Dominicano: Parte General. La agrupación surge a la vida jurídica para cumplir con un fin social. en el caso del robo la sustracción de la cosa. por tanto no les alcanza la responsabilidad penal en los delitos que protegen la flora y fauna. de acuerdo a la segunda disposición complementaria de la Ley Nº 29263. En cuanto al Delito de resultado o de Lesión. es de precisar que dichas comunidades son consideradas personas jurídicas. 351 Wendy Martínez Mejía. Escuela Nacional de la Judicatura. la muerte de la persona. Existen dos tipos de delito.

son también conocidos como delitos de riesgo. en cuyo caso no es necesario que se demuestre la situación particular de peligro. se exige la demostración caso por caso de que efectivamente se ha dado la situación de peligro. el tipo requiere la concreta puesta en peligro del bien jurídico. En el derecho penal ambiental sucede que la naturaleza esencialmente preventiva del derecho ambiental privilegia la tipificación de delitos de riesgo o de peligro. en las regulaciones de actividades potencialmente lesivas del medio ambiente. del Derecho penal. se castiga una acción típica. por ejemplo. sin exigir que en el caso concreto se haya puesto efectivamente en peligro el bien jurídico protegido. basta con la realización típica que concrete el riesgo al objeto protegido como bien o interés jurídico protegido. En los delitos de peligro concreto. Ahora bien en los delitos de peligro abstracto. que suelen clasificarse a su vez. Es decir el criterio diferenciador es la perspectiva ex ante (peligrosidad de la acción) o ex post (resultado de peligro) adoptada para evaluar el peligro. En ese sentido. haciendo referencia a Claus Roxin sostiene que: 225 . entiende por Delito de Peligro concreto. el peligro concreto es el resultado típico. Es decir los delitos de peligro abstracto.Ahora bien. son aquellos que representan la específica puesta en peligro de bienes jurídicos protegidos. Carlos Andaluz Westreicher. Por lo que. Se trata de una tendencia que se expresa. al respecto. respecto a los delitos de peligro. también se expresa en los denominados delitos de Peligro. pero si importan un riesgo excepcional de daño. Los delitos de peligro. que incluyen sanciones penales por conductas que en sí importan daño. la función preventiva. Existe una diferencia en la definición de delito de peligro concreto y delito de peligro abstracto. cuando para la concreción típica. La figura de peligro concreto exige expresamente la creación de una efectiva situación de peligro (resultado de peligro). en delitos de peligro abstracto y delito de peligro concreto. la tipificación de delitos en estos casos no exige la ocurrencia del daño. sin la necesidad de la producción de un resultado material. sino sólo de la amenaza del daño al bien jurídico protegido.

las aguas terrestres. iuris et de iure. como la lesión “causen perjuicios” o puesta en peligro concreto “puedan causar perjuicios”. el medio ambiente. estableciendo además la misma pena frente a tales 352 Carlos Andaluz Westreicher. así en su artículo 304º 353.” En efecto. producir descargas de contaminantes en el ambiente. será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro años ni mayor de seis años y con cien a seiscientos días-multa. dado que este tipo penal describe una acción que se presume. aquellos que incumben a colectivos indeterminados y que son de inestimable valor patrimonial. el Delito Peligro abstracto. Pág. emisiones de ruido. 629. donde exige lesión o puesta en peligro de bienes jurídicos tutelados en la ley. es aquel donde basta constatar la realización de la conducta típica para admitir la puesta en peligro del bien jurídico. marítimas o subterráneas. Por ello no se exige en estos delitos una comprobación del peligro por parte del juez.“Los delitos de peligro abstracto son aquellos que se castiga una conducta típicamente peligrosa como tal. IV del Título Preliminar del Código Penal. En el Perú. Editorial Iustitia. filtraciones. reglamentos o límites máximos permisibles. la calidad ambiental o la salud ambiental. 353 Código Penal. En los delitos de peligro concreto es necesario probar la causalidad entre la conducta aislada individual y la producción de un peligro concreto. emisiones de gases tóxicos. como. tipifica el resultado alternativamente. genera peligro para el interés protegido. necesariamente. provoque o realice descargas. el suelo. sin que en el caso concreto tenga que haberse producido un resultado de puesta en peligro. se dispone delitos de lesión o delitos de peligro concreto. de ahí que parte de la doctrina italiana prefiera denominarlos delitos de peligro presunto. infringiendo leyes. según la calificación reglamentaria de la autoridad ambiental. el subsuelo. se puede apreciar en los artículos correspondientes. independientemente de su resultado.Contaminación del ambiente El que. es decir. a delitos ambientales tipificados en el Capítulo XIII del Código Penal. por ejemplo. precisa de la lesión o puesta en peligro de bienes jurídicos tutelados por la ley. vertimientos o radiaciones contaminantes en la atmósfera. que cause o pueda causar perjuicio. es decir. 226 . con ellos se busca proteger del peligro potencial que ciertas conductas entrañan para bienes jurídicos de carácter difuso. de acuerdo al Art. “Manual de Derecho Ambiental”. emisiones. señala que: “ La pena. Lima: 2006. Decreto Legislativo Nº 635.”352 Por lo que. también por esto basta con acreditar la mera ejecución del acto en sí. Título XIII: Delitos Ambientales Artículo 304. alteración o daño grave al ambiente o sus componentes. los tipos han sido tipificados como delitos de peligro y de resultado o de lesión.. como sí en los casos de delitos de peligro concreto.

resultados que por el contrario ameritan una valoración distinta. 347 bis dicho peligro se erige como un resultado de comportamiento: no es suficiente realizar las emisiones o vertidos. se cree la posibilidad. la pena se aumentará en la mitad hasta dos tercios si el daño fuese grave. La mayoría de estos delitos están concebidos como tipos de mero peligro. las condiciones de determinados objetos ambientales. la relación entre peligro y lesión sólo puede deducirse que el primero consiste en la probabilidad de que la lesión del bien jurídico se realice. 227 . dada la distinta gravedad del atentado contra la estabilidad del ecosistema. Ahora bien. 1999. se ponga en concreto peligro las condiciones de la vida animal. el resultado se expresa aquí. pero ese no es el caso. o puesta en concreto peligro puedan causar perjuicio o alteraciones. “El Derecho Penal del Ambiente – Delitos y Técnicas de Tipificación”. a consecuencia de éstos. lo siguiente: “ Distinta conclusión habría que defender si la norma dijera por ejemplo que la conducta sólo debe ser apta para perjudicar. en los que precisamente puede apreciarse un resultado de puesta en peligro para el bien jurídico. en tal línea de ideas . Pág. pueda. tipifica como delitos un amplio elenco de conductas. de forma alternativa como la lesión. lo que debe estar presente en la concepción del peligro como fundamento del merecimiento de pena. Lima. Sostiene Caro Coria. perjudicar el bien jurídico. “puedan” de lesionar (perjudicar”) o. las infracciones de peligro abstracto limitadas al ámbito de la peligrosidad ex – ante de la conducta son inconstitucionales por que no pretenden salvaguardar el bien jurídico sino meras reglas de comportamiento 354 Dino Carlos Caro Coria. satisfacen la garantía constitucional del principio de lesividad. bosques . en Venezuela.354 Concluye Caro Coria: “(…) sólo los resultados de lesión y los de peligro concreto. pues en la redacción del art. es necesario que. no se esta refiriendo a la peligrosidad del comportamiento sino que esta describiendo un resultado de peligro consistente en la posibilidad. De este modo. es decir si el peligro se constituye como un atributo de la acción u omisión realizada. Por ejemplo. lo que es lo mismo. aunque se señala que en el caso de la comisión de delitos de mero peligro en los cuales se produce además el daño. Editora y distribuidora. 1ra edición. de lesionar. cuanto la norma exige que una conducta pueda perjudicar. OSCAC Srltda. a criterio del juez. en el artículo 10º de la Ley Penal del ambiente. causen perjuicio. 588.

la pena será no menor de tres años ni mayor de seis años y con doscientos sesenta a cuatrocientos cincuenta días-multa. exporta o reexporta productos o especímenes de especies de flora silvestre no maderable y/o fauna silvestre protegidas por la legislación nacional. Pág. 357 Código Penal. típico delito de lesión. Tenemos dentro del Código Penal Peruano.(…)” ( el subrayado es nuestro). Asimismo.Incumplimiento de las normas relativas al manejo de residuos sólidos El que. que en este caso debe observarse un formula de peligro concreto. transporta. en cuanto a Delitos Ambientales.Tráfico ilegal de especies de flora y fauna silvestre protegida El que adquiere. 699. vende. Pág. el artículo 306º 357 de la misma. almacena. 358 Capítulo II. las infracciones abstractas de peligro se concretan en una acción peligrosa. Asimismo. 355 356 Ibid. en cuanto a delito de peligro concreto señala : “El que. sin autorización o aprobación de la autoridad competente. Cuando el agente.. la salud humana o la integridad de los procesos ecológicos. sostiene Caro Coria356. contraviniendo leyes. razón por la cual se exige en cada caso una verificación ex – post sobre la puesta en peligro del bien jurídico. sin autorización o aprobación de la autoridad competente. Decreto Legislativo Nº 635.. de modo que su constatación precisa de un análisis ex – ante. establece un vertedero o botadero de residuos sólidos que pueda perjudicar gravemente la calidad del ambiente.dentro de un ámbito de organización determinado. cuyo origen no autorizado conoce o puede presumir (… )”358(el subrayado es nuestro). cuyo origen no autorizado conoce o puede 228 . almacena. reglamentos o disposiciones establecidas. establece un vertedero o botadero de residuos sólidos que pueda perjudicar gravemente la calidad del ambiente. 468. una serie de delitos tipificados como delitos de peligro concreto y delitos de lesión. será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de cuatro años. el artículo 304º ya mencionado. Título XIII: Delitos Ambientales Artículo 306. 355 Considera Caro Coria. transporta. Si el agente actuó por culpa. exporta o reexporta productos o especímenes de especies de flora silvestre no maderable y/o fauna silvestre protegidas por la legislación nacional. importa. es decir la verificación de si al momento de ejecutar la conducta el agente podía prever el contenido peligros de la misma. por ejemplo. Antes bien. aquí el peligro no se configura en un resultado sino que es inherente a la realización de la conducta. se entiende que los ilícitos de peligro concreto constituyen delitos de resultado. vende. Delitos contra los recursos naturales. el cual señala: “ El que adquiere. Artículo 308. utiliza desechos sólidos para la alimentación de animales destinados al consumo humano. sin un permiso o certificado válido. el artículo 308º. la pena será privativa de libertad no mayor de dos años. Ibid. la salud humana o la integridad de los procesos ecológicos. importa. sin un permiso o certificado válido.

d) El presumir. La Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina. sanciones novedosas como la condena a la realización de medidas a favor del ambiente o la comunidad. Sostiene José Juan González Márquez “En recientes legislaciones de América Latina como la Ley Penal del Ambiente de Venezuela (1992) o la Ley de Crímenes Ambientales de Brasil (1998) y aún las reformas a la Legislación penal mexicana en esta materia (1996) presentan una tendencia reparadora del derecho penal ambiental al incorporar frente a la sanción corporal típica de esta disciplina. En el derecho penal ambiental.6. será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres años ni mayor de cinco años y con ciento ochenta a cuatrocientos días-multa. c) La reincorporación de los elementos naturales. que en su Ley de crímenes Ambientales. tiene un efecto intimidatorio y precautorio que persigue persuadir a los futuros infractores de la comisión del delito. 1era edición. algunos ordenamientos buscan incluir la reparación del daño ambiental. 359 José Juan González Márquez. al estado en que se encontraban antes de realizarse el delito. Lo tenemos en su artículo 27 y 28 de la referida Ley. exige la reparación del daño ambiental como elemento condicionante para la extinción de punibilidad. 88. 229 . La Reparación del daño como Pena. en el artículo 421º. obras o actividades. en su Código Penal. modificación o demolición de las construcciones. según corresponda. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA. el juez podrá imponer alguna o algunas de las siguientes penas: a) Realización de las acciones necesarias para restablecer las condiciones de los elementos naturales que constituyen los ecosistemas afectados. El derecho penal siendo eminentemente preventivo antes que reparador. Diciembre – 2003. así tenemos entre ellos a Brasil. en la legislación comparada. Pág.359 Asimismo en México. la sanción al igual que en derecho penal general.3. además de las sanciones ya antes mencionadas. como última medida para conservar el ambiente sano y los recursos naturales. b) La suspensión.4. “(…) según la cual. como una pena. ejemplares o especies de flora y fauna silvestre al hábitat de que fueron sustraídos. que hubieren dado lugar al delito ambiental respectivo.

1era edición. por las disposiciones pertinentes del Código Civil. en la medida que el delincuente podría no inhibirse de incurrir en la conducta tipificada si la consecuencia fuera solamente la reparación del daño. México D. desde el artículo 92º al artículo 101º del código penal. siempre y cuando el ejercicio de la acción penal para perseguirlos sea público.F. ya que ello podría obstruir la propia función preventiva del ordenamiento jurídico penal.”360 Sin embargo. las mismas no son adecuadas para buscar la reparación del daño ambiental. cualquier persona tiene la facultad de denunciar los hechos delictuosos ante la autoridad respectiva.6. además. 93. sea quien realice la investigación y la correspondiente denuncia del delito. 4. consideramos al igual que José Juan González Márquez. el cual. La Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina. Pág. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA.4. es de precisar que la acción penal El Ministerio Público en su calidad de titular del ejercicio de la acción penal. señala que. Legitimación Activa. En todo caso sostiene José Juan González Márquez.”361 Por otro lado. Diciembre – 2003. PNUMA: Oficina Regional para América Latina y el Caribe.. aprobado por Decreto Legislativo 957º. al país de origen. 2003. ese tipo de sanciones o pueden sino concebirse como complementarias. que se rige. que busca reparar al individuo que ha sido dañado civilmente. a la cual denomina acción popular. la misma que se encuentra regulada 360 José Juan González Márquez. de acuerdo a lo establecido en el artículo 326º del Código Procesal Penal mencionado. 361 José Juan González Márquez. Por lo que. 230 . Capítulo I. es un tema de responsabilidad civil. es decir cualquier persona se encuentra legitimada para entablar una denuncia de carácter ambiental. es necesario precisar que la reparación civil que se determina conjuntamente con la pena. establecida en el Título VI. 92. es explícito en cuanto a la legitimación activa extraordinaria amplia. Ahora bien. estando a que son reglas que rigen para la responsabilidad civil. La Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina. El Código Procesal Penal. que “ No resulta adecuado sustituir la pena como sanción típica del derecho penal por medidas tendientes a la reparación del daño. considerando en lo dispuesto en los tratados y convenciones internacionales de que México sea parte. Pág. conforme se explicó anteriormente.retorno de los materiales o residuos peligrosos o ejemplares de flora y fauna silvestres amenazadas o en peligro de extinción.

por acción popular o por noticia policial. Ahora bien. natural o jurídica. como hemos visto. El cual actúa de oficio. a instancia del agraviado por el delito o por cualquier persona. mientras que en los delitos de persecución privada. 231 . El cual señala dispone que: 149. corresponde ejercer la acción penal al directamente ofendido por el delito. en los delitos de persecución pública. del Código Procesal Penal. para que este inicie con las respectivas investigaciones. le corresponde al Ministerio Público. el ejercicio de la acción penal corresponde al Ministerio Público. Asumiendo la conducción de la investigación desde su inicio Ahora bien. Entiéndase por acción popular. a la acción judicial por la cual los poderes públicos y. El cual La ejercerá de oficio. en general. y su ejercicio en los delitos de persecución pública. como condición para el ejercicio de la acción penal. será la exigencia obligatoria la evacuación de un informe fundamentado por escrito por la autoridad ambiental. el Ministerio Público es el titular del ejercicio de la acción penal. difamación y calumnia) y los de violación a la intimidad. en atención a lo dispuesto en los numerales 1 y 2 del artículo 1º del Código Procesal Penal mencionado. cualquier ciudadano. los que afectan el honor (injuria. El Ministerio Público es el titular del ejercicio de la acción penal. es decir denunciar tal hecho al Ministerio Público. mediante acción popular. del código mencionado señala que. Los delitos de persecución privada reconocidos por la ley son: las lesiones leves. a instancia de la víctima. el cual dispone que. está legitimado para instar la actuación de la administración de justicia en defensa de intereses colectivos o difusos. la acción penal es pública.explícitamente en el artículo 1º numeral 1. establecido en el numeral 1 del artículo IV del Código Procesal Penal. Asimismo en el artículo 60º numeral 1. ha mantenido la exigencia de un informe previo emitido por la autoridad ambiental.1 En las investigaciones penales por los delitos tipificados en el Título Décimo Tercero del Libro Segundo del Código Penal. de acuerdo a lo establecido en la Ley Nº 29263. que modificó el artículo 149º de la Ley General del Ambiente. pero con algunas modificaciones.

Ahora bien. ya que el informe correspondiente tendrá que ser evaluado. respecto a la exigencia del informe fundamentado de la autoridad ambiental competente. dispone que dicho informe deberá ser merituado.C. Dicho informe deberá ser merituado por el fiscal o juez al momento de expedir la resolución o disposición correspondiente. Ahora bien. deslegitima el ejercicio de la acción penal y conduce a la nulidad procesal de lo actuado”. Editorial Iustitia S. bajo responsabilidad. Manual de Derecho Ambiental. El informe será evacuado dentro de un plazo no mayor de treinta (30) días contados desde la recepción del pedido del fiscal de la investigación preparatoria o del juez. por lo que su inobservancia. sostiene Carlos Andaluz Westreicher que. No obstante a ello si está obligado a solicitarlo y analizarlo conjuntamente con el resto de pruebas. Pág. el fiscal evaluará la configuración del delito de Denuncia Calumniosa.. 2011.” 362 Carlos Andaluz Westreicher. 362 Ahora bien. aún cuando el informe disponga que no existe infracción administrativa. contemplado en el artículo 402 del Código Penal.2 En las investigaciones penales por los delitos tipificados en el Título Décimo Tercero del Libro Segundo del Código Penal que sean desestimadas. “(…) constituye una condición procesal. considerando que. ya que la información que contiene que da en evaluación para considerarla si es relevante para la investigación del delito. antes de su pronunciamiento. 232 . y el Fiscal tendrá la facultad de iniciar acción. 149. 3era edición. por lo que consideramos que no tiene el carácter de vinculante. creo el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).A. 703. como organismo técnico especializado que tiene entre sus funciones “emitir opinión técnica sobre lo casos de infracción ambiental que puedan dar lugar a la acción penal por la comisión de delitos tipificados en la legislación pertinente. es de precisar que la segunda disposición complementaria del Decreto Legislativo 1013.antes del pronunciamiento del fiscal provincial o fiscal de la investigación preparatoria en la etapa intermedia del proceso penal. el artículo 149º numeral 1. respecto a la autoridad competente para emitir dicho informe.

ha reglamentado el artículo 149. Dicho de otro modo. o que la autoridad ambiental competente sea parte en el proceso. ya no se considera que hay infracción ambiental solo cuando se hubiera infringido la legislación ambiental por no ejecución de las pautas establecidas en dichos programas o estudios. Es decir. así como los organismos reguladores o de fiscalización competentes en la materia objeto del proceso penal en trámite. en una Norma Fundamental inspirada en el principio pro hómine. por lo contenido en sus pautas de EIA o PAMA. sólo se le iba a iniciar la acción penal. la ley penal material otorga a la acción penal una función preventiva y resocializadora. se elimine toda incertidumbre jurídica y se abandone el castigo de quien lleva mucho tiempo viviendo honradamente. Sin embargo. en la cual el Estado autolimita su potestad punitiva. bajo el supuesto de que el tiempo transcurrido borra los efectos de la infracción. fundada en la acción del tiempo sobre los acontecimientos humanos o en la renuncia del Estado al ius punendi. publicado el 17 de marzo de 2009. Desde la óptica penal.Ahora bien el Decreto Supremo Nº 004-2009-MINAM. en cuanto hubiera infringido la legislación ambiental.5. pasado cierto tiempo. El Código Penal reconoce la prescripción como uno de los supuestos de extinción de la acción penal. orientación que se funda en la necesidad de que. La Ley Nº 29263. sus organismos adscritos. que mediante la prescripción se limita la potestad 233 . establece que. 4. Finalmente. introduce otro cambio en el referido artículo. Prescripción.6. de ser el caso el OEFA podrá emitir el informe correspondiente o derivarlo de inmediato a la entidad que considere competente. consagrando de esta manera el principio de seguridad jurídica. establecido en el artículo 78º del Código Penal. sino que debe tenerse en cuenta todo el marco normativo. por los delitos tipificados en el Título XIII del Libro Segundo del Código Penal.1 de la Ley General del Ambiente y dispone que la autoridad ambiental competente responsable de la elaboración del informe fundamentado es la autoridad ambiental sectorial. o que el Fiscal tenga dudas respecto de la competencia asignada. existiendo apenas memoria social de ella. en caso que exista más de una autoridad ambiental competente. solicitará el informe correspondiente al Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental – OEFA. es una causa de extinción de la responsabilidad criminal. los gobiernos locales y gobiernos regionales. el cual señalaba que cuando un inversionista contara con un EIA o PAMA. Es decir. es que elimino el numeral 3 del artículo 149.

” Ahora bien. el código penal establece que la prescripción de la acción penal comienza a correr para las infracciones consumadas desde el día de su consumación. para las tentativas. En ese sentido. En este último caso. La prescripción no será mayor a veinte años. las acciones prescriben separadamente en el plazo señalado para cada uno. dado que se extingue la posibilidad de investigar un hecho criminal y determinar la responsabilidad del supuesto autor o autores del mismo Respecto a la prescripción de los delitos ambientales rige el régimen común. En caso de concurso ideal de delitos. el artículo 80º del Código Penal dispone: “Artículo 80. las acciones prescriben cuando haya transcurrido un plazo igual al máximo correspondiente al delito más grave. si es privativa de libertad. En los delitos que merezcan otras penas. Tratándose de delitos sancionados con pena de cadena perpetua se extingue la acción penal a los treinta años.punitiva del Estado. En caso de concurso real de delitos. como es obvio. la acción prescribe a los dos años.. Si se tratara de un delito continuado. el plazo de prescripción se duplica. el mismo que se encuentra establecido en su artículo 82º. En casos de delitos cometidos por funcionarios y servidores públicos contra el patrimonio del Estado o de organismos sostenidos por éste.Inicio de los plazos de prescripción Los plazos de prescripción de la acción penal comienzan: 234 . Artículo 82º.. desde el día que se efectúo el último acto de ejecución y para los delitos permanentes desde el día en que cesó su continuación o permanencia.La acción penal prescribe en un tiempo igual al máximo de la pena fijada por la ley para el delito. el plazo de prescripción se contaría desde que el autor cesó en la comisión del delito.

desde el día en que cesó la actividad delictuosa. 3. y 4. 2. En el delito continuado.. desde el día en que terminó la actividad delictuosa. el reconocimiento del derecho que tiene el procesado para renunciar a la prescripción de la acción penal. CAPÍTULO V: LA RESPONSABILIDAD POR DAÑO AMBIENTAL EN EL CASO COMPARADO 235 . En la tentativa. En el delito permanente. Artículo 91. se establece en el artículo 91º del Código Penal.Renuncia a la prescripción de la acción penal El imputado tiene derecho a renunciar a la prescripción de la acción penal. En el delito instantáneo. a partir del día en que se consumó. a partir del día en que cesó la permanencia. Por otro lado.1.

Ley Nº 25. la educación ambiental. el sistema de diagnóstico e información ambiental y el régimen económico de promoción del desarrollo sustentable.. que vienen a ser los siguientes: 1. 1. y tienen el deber de preservarlo.Medio Ambiente: La Legislación argentina. donde se verifica en su artículo 4º. ha optado con el concepto amplio de medio ambiente. Nº 25675. que señala que: “La interpretación y aplicación de la presente ley. los principios de política ambiental. artículo 4º. sin perjuicio de la vigencia de los sistemas de responsabilidad ambiental que correspondan. así como de la aplicación de los instrumentos de la política y gestión ambiental de la presente ley. estarán sujetas al cumplimiento de los siguientes principios:”364. por lo que. pertenece a la espera privada y se encuentra regulada por el artículo 1113 y 1109 del código civil argentino. ” La prevención o consideraciones ex ante.1 Caso de la República Argentina En el artículo 41º de la Constitución Nacional Argentina. independiente del derecho común civil. equilibrado. busco regular el régimen de responsabilidad por daño ambiental. dentro de los cuales se encuentra el Principio de responsabilidad. el régimen de responsabilidad por daño ambiental legislado en la ley general del ambiente argentina no remite su regulación al código civil . dispone: "Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano. el sistema de control sobre el desarrollo de las actividades antrópicas. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer. y el daño sufrido por una persona en su patrimonio. donde se sostiene que : “ El generador de efectos degradantes del ambiente.5. Artículo 4º de la Ley Nacional. con el fin de evitar la producción del daño ambiental. considerando. se regula a partir del artículo 27º de la Ley General del Ambiente. Tenemos que el daño ambiental de incidencia colectiva. 236 . actuales o futuros. es responsable de los costos de las acciones preventivas y correctivas de recomposición. El ordenamiento ambiental del territorio.675. y de toda otra norma a través de la cual se ejecute la política Ambiental.675. por lo que se puede verificar que el legislador. por el cual se ve afectado el medio ambiente en si mismo. Ley Nacional Nº 25. Debiendo tener en cuenta que el artículo 41º 363 364 Artículo 41º de la Constitución Nacional Argentina. se logra a raíz de la aplicación del principio de prevención y precautorio regulado dentro de los principios de la Política ambiental de la Ley General del Ambiente. La evaluación de impacto ambiental. según lo establezca la ley (…)”363 El Régimen de Responsabilidad por daño ambiental en Argentina se encuentra regulada en la Ley General del Ambiente. apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras.

la legislación ha optado por el término toda alteración relevante que modifique negativamente . al reunir características distintas al daño a los individuos a través del ambiente. En ése sentido sostienen Daniel Alberto Sabsay y María Eugenia Di Paola. Buenos Aires: La Ley) en: http://farn. involucrando a estos conceptos en la noción de medio ambiente.html.ar/docs/a17/index. En este sentido. el daño ambiental per se.Daño Ambiental: El artículo 27º de la Ley General del Ambiente señala que: “El presente capítulo establece las normas que regirán los hechos o actos jurídicos.de la Constitución. en la órbita del derecho clásico de daños. nos encontramos con un daño al medio. El Daño Ambiental Colectivo y la Nueva Ley General del Ambiente.” Asimismo. 2. El daño ambiental per se. 237 . el ambiente es un medio a través del cual se le ocasiona una lesión o daño a una persona o a su patrimonio. del daño civil. por un menoscabo al ambiente. la noción de patrimonio histórico y cultural. “(…)dicha distinción es fundamental a la hora de analizar los elementos y características que definen a uno y otro tipo de daño. el daño es producido a las personas o sus cosas. o los bienes o valores colectivos ”. sus recursos. 1-9. conocido en la norma como daño ambiental de incidencia colectiva. donde señalan que. tradicionalmente sólo ha sido reconocido el daño a las personas o sus bienes mediante la utilización de los institutos que provee el derecho civil. Sin embargo. causen daño ambiental de incidencia colectiva…”. Como se puede verificar dicho artículo diferencia. En muchas circunstancias. el equilibrio de los ecosistemas. en referencia al daño ambiental. (Publicado en Anales de Legislación Argentina. ya sea mediante su alteración o destrucción. Asimismo en el mismo artículo se define lo que se entiende por daño ambiental para los efectos de la presente ley. que afecta a calidad de vida de los distintos seres vivos. y la define “(…) como toda alteración relevante que modifique negativamente el ambiente. merece otro tratamiento que presente soluciones a su complejidad conceptual. En el caso del daño ambiente. es fundamental la consideración de nuevas herramientas por parte de la LGA. PP. lícitos o ilícitos que. En consecuencia. no debe necesariamente concretarse un daño específico o puntual a las personas o sus bienes particulares. ambas categorías de daño (al ambienta y a las personas) coexisten. sus ecosistemas y los componentes de la noción de ambiente. producido en la persona o en sus bienes. en su artículo “El Daño 365 Daniel Alberto Sabsay y Maria Eugenia Di Paola. en su artículo “El Daño Ambiental Colectivo y la Nueva Ley General del ambiente 365. por acción u omisión. que recoge algunos aportes de la experiencia jurisprudencial. Cuando existe daño al ambiente. Boletín Informativo.org.. a través del medio ambiente. Año 2003 –Nº 17. doctrinaria y comparada en la materia. Como señalan Daniel Alberto Sabsay y María Eugenia Di Paola. Por el contrario. incluyendo en su texto.

Ambos conceptos convergen en la noción de daño ambiental necesario.” 3. tal como lo señala Hutchinson. mientras que el daño ambiental no daría lugar a una propia capacidad reconstitutiva de los ecosistemas. la indemnización sustitutiva que determine la justicia ordinaria interviniente.Dispone que la responsabilidad por el daño ambiental es objetiva.” Con relación a nuestro tema. junto con los principios del derecho ambiental. y que. En caso de que no sea técnicamente factible. en la cual un Grupo de Expertos del PNUMA en la materia definió el daño al ambiente como. un cambio que posee un impacto adverso y mensurable sobre un ambiente determinado o cualquiera de sus componentes incluyendo los bienes de uso e intangibles. “¿Qué implica una modificación negativa del ambiente? La capacidad autoregenerativa del ecosistema ha sido considerada como una variable de especial importancia a la hora de determinar si existe daño ambiente. Ahora bien. servirán al juez y al decisor para interpretar los elementos que formen parte de un proceso determinado. señalando en su artículo 28º “El que cause el daño ambiental será objetivamente responsable de su restablecimiento al estado anterior a su producción. nos encontramos con el entramado de normas administrativas que establece la autoridad gubernamental en relación a las actividades susceptibles de alterar el ambiente. señalan. Por su parte. el cual será administrado por la autoridad de aplicación. ya acuñado por la jurisprudencia. la misma comprende diversas aristas relativas a las nociones de daño permisible y tolerable. el daño tolerable parte de la percepción comunitaria y sus límites de aceptación en relación a una alteración al ambiente. En el primer caso. esta interpretación debería combinarse con los aspectos temporales en un marco de razonabilidad. excluyéndose aquellos cambios que no posean un efecto sustantivo.Ambiental Colectivo y la Nueva Ley General del ambiente. y por ende. la LGA consagra la responsabilidad objetiva y creemos que es una acertada solución ya que como dijimos antes: no existe un 238 . Esto quiere decir que la capacidad autorregenerativa que demande a un ecosistema de millones de años escaparía a los criterios de razonabilidad para la interpretación de los alcances de la noción de daño ambiental. y la capacidad de mantener y sostener una calidad de vida aceptable y un equilibrio ecológico viable.. deberá depositarse en el Fondo de Compensación Ambiental que se crea por la presente. En cuanto a la razonabilidad con que se interprete la noción de daño ambiental por parte de los jueces. La modificación negativa podría entonces vincularse a la alteración de la capacidad de mantera un calidad de vida aceptable y un equilibrio ecológico viable. Es cierto que existe una alteración ambiental inevitable que está vinculada al juego entre los conceptos mencionados. una alteración negativa del ambiente. Esto quiere decir que una simple alteración permitiría que el ambiente pueda autoregenerarse. Cabe en este sentido abrevar en las nociones provenientes del derecho internacional relativas a los daños causados al ambiente a raíz de la guerra de Irak a Kuwait. sin perjuicio de otras acciones judiciales que pudieran corresponder.

. 29 º numeral 2) de la Ley General del Ambiente de Argentina Ley Nacional Nº 25. En el artículo 29º de dicha Ley. La presunción iuris tantum (la cual. y sin mediar culpa concurrente del responsable. los daños se produjeron por culpa exclusiva de la víctima. señala claramente que la ruptura del nexo causal sólo podrá acaecer cuando. 366 Tal como lo preceptuaba el art. dispone una indemnización sustitutiva. que si el causante ha cumplido con todas las normas del poder de policía ambiental.derecho a contaminar. in caso ésta no sea posible. los daños se produjeron por culpa exclusiva de la víctima o de un tercero por quien no debe responder. entonces. el régimen que la LGA consagraba para la configuración del daño ambiental se articulaba con una presunción iuris tantum de responsabilidad. por daño ambiental. o un tercero por quien no deba responder ”.” 5. los daños se produjeron por culpa exclusiva de la víctima o de un tercero por quien no debe responder (…)”. es independiente de la administrativa. 4. “A su vez. a pesar de haberse tomado todas las medidas destinadas a evitar el daño. consagra un factor de atribución objetivo: el riesgo. La Ley General del Ambiente. antes de ser vetado por el Poder Ejecutivo. cuales son el haber tomado las medidas destinadas a evitar el daño y asimismo la imposibilidad de culpa concurrente del responsable. es decir la Ley General del ambiente.675 239 . admite prueba en contrario) consiste en suponer la responsabilidad del autor del daño ambiental si “existen infracciones a las normas ambientales administrativas”366. a pesar de haberse adoptado todas las medidas destinadas a evitarlo y sin mediar culpa concurrente del responsable. deberá ser utilizarse para la reparación del daño ambiental. Donde se señalaba: “Se presume iuris tantum la responsabilidad del autor del daño ambiental. La única posibilidad de eximirse de la responsabilidad. de la que sólo pueda liberarse con la prueba de la causa extraña. se establece la exención de responsabilidad donde se señala que: “La exención de responsabilidad sólo se producirá acreditando que. será acreditando que “a pesar de no haber habido culpa. observamos claramente cómo la ley general del ambiente toma claramente los aspectos de la responsabilidad objetiva ya presentes en el artículo 1113º del código civil. que viene a ocupar el lugar de la reparación in natura. sumándole otras condiciones de exención de responsabilidad. conforme lo establece el artículo 28º de la Ley. por lo que. implícitamente. Lo que se busca con esto es generar una responsabilidad presumida.Asimismo señala en el segundo párrafo del artículo 29º. que la responsabilidad civil o penal. una presunción favorable a la legalidad de su actuar. si existen infracciones a las normas ambientales administrativas.Regula la reparación in natura. Va de suyo. como es sabido. no se configura dicha presunción sino.

Por qué ¿Cómo se hace para reemplazar un medio natural o una especie animal o vegetal extinguida? Y si el daño es irremediable. Desde el punto de vista teórico es la sanción más perfecta. buscando la recomposición o restauración de la contaminación en los casos de ser viable.. dejando subsidiariamente el pago de una indemnización pecuniaria que pasa a integrar un fondo de compensación. pública o privada. la obligación de contratar un seguro. la recuperación del medio ambiente nocivamente alterado. ya que la cuantificación del daño ambiental. art 34 Con el objetivo de garantizar efectivamente la recomposición. Por lo tanto. es mucho más elevada de lo normal. para lo cual dispone en su artículo 22º que: “Toda persona física o jurídica. la “indemnización sustitutiva” no se incorpora al patrimonio de los afectados. Esta indemnización sustitutiva difiere de la que tiende a reparar los daños y perjuicios ocasionados a cada particular afectado. preservación y conservación de los sistemas ecológicos y el medio ambiente. 240 . El artículo 41º de la Constitución Nacional reza: “…El daño ambiental genera prioritariamente la obligación de recomponer. sino que debe ser destinada a reparar los perjuicios colectivos y por eso deben depositarse en el Fondo de Compensación Ambiental. dada su distinta naturaleza. según el caso y las posibilidades. los ecosistemas y sus elementos constitutivos. Por eso es que no sorprende la reticencia de las compañías a realizar este tipo de pólizas. 6.” La Ley General del Ambiente impone a quien ejecute actividades eventualmente nocivas. el juez podrá fijar un monto indemnizatorio. según lo establezca la ley…” Allí determina cuál es la sanción que corresponde aplicar a quien viola el deber de preservar el ambiente. pero no es posible en al mayoría de los casos. Esta sanción prevé la reparación en especie como contenido principal de la demanda ambiental. la reposición de las cosas a su estado anterior. dañándolo. es decir. supletorio del daño efectivamente causado. que realice actividades riesgosas para el ambiente.Consagra como regla la responsabilidad objetiva. Como forma de proteger a toda la naturaleza y al medio ambiente. y por ende. podrá integrar un fondo de restauración ambiental que posibilite la instrumentación de acciones de reparación. por la naturaleza del perjuicio. destinado a la protección.Establece una obligación a priori de contratar un seguro del daño ambiental. Las experiencias internacionales sobre seguro ambiental no han sido las mejores. deberá contratar un seguro de cobertura con entidad suficiente para garantizar el financiamiento de la recomposición del daño que en su tipo pudiere producir. para la persona que realice actividades riesgosas para el medio ambiente. o sea que no se puede recomponer ¿Cuál será la sanción? En caso de que no sea “técnicamente factible” la reparación en especie. El sector asegurador se pregunta: ¿Hasta dónde se debe responder? ¿Debe existir un límite en los montos de las indemnizaciones? Se agrega a esto las elevadas indemnizaciones fijadas. asimismo.

preservar al mismo y sus elementos. Finalmente la Ley General del Ambiente. Boletín Informativo. Dicho fondo es privado. señala que una ley especial determinará la organización y administración de dicho fondo. Buenos Aires: La Ley) en: http://farn. cuyo objetivo guarda estrecha relación con esta lógica. De allí la idea de este Fondo de Compensación Ambiental. En ese sentido. como del fondo de restauración ambiental”. conservación o compensación de los sistemas ecológicos y el ambiente.” El mismo según se expresa. 367 “que se trata de un fondo público. La Ley también asigna a las autoridades la facultad de determinar que dicho fondo podrá contribuir a sustentar los costos de las acciones de restauración que puedan minimizar el daño generado. 1-9. la prevención y mitigación de efectos nocivos o peligrosos sobre el ambiente. PP. Cabe mencionar que la Ley General del Ambiente presenta la opción. en los términos de la doctrina del Fideicomiso Público o Public Trust) debe no sólo cuidar el ambiente. que.org. dispone en su artículo 30º que: “ Producido el daño ambiental colectivo.” 7. asimismo. “Créase el Fondo de Compensación Ambiental que será administrado por la autoridad competente de cada jurisdicción y estará destinado a garantizar la calidad ambiental. Las autoridades podrán determinar que dicho fondo contribuya a sustentar los costos de las acciones de restauración que puedan minimizar el daño generado.ar/docs/a17/index.. preservación. que es el público en general. y atender las emergencias ambientales. tendrán legitimación para obtener la recomposición 367 Daniel Alberto Sabsay y Maria Eugenia Di Paola. deberá ser administrado por la autoridad de cada jurisdicción con la finalidad de prevenir efectos nocivos para el ambiente. administración y destino de dicho fondo serán tratados por ley especial . por vía facultativa. (Publicado en Anales de Legislación Argentina. Año 2003 –Nº 17.En la actualidad y hasta la fecha esta norma no es operativa atento no haber sido reglamentada ni previstos aspectos instrumentales relacionados tanto con el seguro de cobertura por responsabilidad civil de daño ambiental. la creación del Fondo de Compensación ambiental. sostienen Daniel Alberto Sabsay y María Eugenia Di Paola. la atención de emergencias ambientales.Dispone en su artículo 34º. para que el interesado pueda constituir un fondo de restauración con la finalidad de instrumentar la reparación del daño. 241 . basándose en la figura del Estado como tutor o curador del ambiente (trustee. La integración. a la protección. sino velar por su protección y su restauración a favor del beneficiario de la fiducia.html. composición. El Daño Ambiental Colectivo y la Nueva Ley General del Ambiente. Esta figura tiene también que ver con el derecho de uso y goce de los recursos naturales susceptibles de apropiación común por parte de la sociedad y el deber del estado y de la comunidad de velar por su protección..Respecto a la Legitimación activa. 7.

el afectado. mediante acción de amparo. y el Estado nacional. ¿Qué hacer? Lo primero que vamos a procurar frente al daño es su cesación. entonces lo más importante es que no se sigan produciendo. por lo tanto en este caso no se confunden los conceptos de titular del derecho con legitimación para accionar. Es un reconocimiento de la tutela inhibitoria. no podrán interponerla los restantes. la cesación de actividades generadoras de daño ambiental colectivo”. incluso cuando medie autorización administrativa y el artículo 30º. el cese de las actividades que causen el daño ambiental colectivo Esta ampliación de la legitimación se basa en el artículo 43º de la Constitución Nacional. vamos a buscar una reparación del daño. provincial o municipal. El artículo 2618º del código civil establece que el juez puede disponer (aún de oficio. la 242 . y sin solicitar la contracautela) la cesación del daño. ¿Quién está suficientemente legitimado para ejercer la representación del grupo? Esto se encuentra regulado en el artículo 30 de la Ley General del Ambiente el cual distingue: 1.del ambiente dañado. Daño particular o “a través del ambiente”: se afecta individualmente al titular de un derecho subjetivo el cual tiene una legitimación resarcitoria individualizada por medio de la acción de recomposición o indemnización. señala que: “ Deducida demanda de daño ambiental colectivo por alguno de los titulares señalados. la persona directamente damnificada por el hecho dañoso acaecido en su jurisdicción(…)” En el mismo artículo. Por lo que se sostiene que en el caso de prevenir el daño ambiental. ¿Quiénes son los portadores del derecho de incidencia colectiva? Como consagra el artículo 41º de la Constitución Nacional Argentina dispone que. párrafo 3º de la Ley General del Ambiente Argentina señala que sin perjuicio de la acción de recomposición cualquier persona puede solicitar la cesación de actividades del daño. quedará legitimado para la acción de recomposición o de indemnización pertinente. se dispone que “Sin perjuicio de lo indicado precedentemente toda persona podrá solicitar. la pregunta es. En segundo lugar. “todos los habitantes gozan de un derecho a un ambiente sano. permanente y en interés de todos. se regula una legitimación activa general. lo que no obsta a su derecho a intervenir como terceros” . cualquier persona podrá solicitar. el Defensor del Pueblo y las asociaciones no gubernamentales de defensa ambiental. al señalar que toda persona podrá solicitar la cesación de actividades generadoras de daño. Asimismo. mediante una acción de amparo. asimismo. Dice la norma “quedará legitimado para la acción de recomposición o de indemnización pertinente.”.. conforme lo prevé el artículo 43 de la Constitución Nacional. Generalmente los daños contra el medio ambiente son de carácter continuado..

Daño ambiental de incidencia colectiva que habilita una legitimación colectiva de recomposición. y a un abuso de esta herramienta fundados en la protección al ambiente colapsando el órgano jurisdiccional. debiendo acreditar un mínimo de interés razonable y suficiente.. denominada amplia. Cabe anotar que no hace mención dentro de los legitimados al Ministerio Público para la representación de los derechos de incidencia colectiva. si bien es justificable para permitir y facilitar la recomposición del ambiente y el cumplimiento del deber que recae sobre todos de protegerlo. no resulta conveniente activar todo el aparato de la justicia ante un simple impulso íntimo de un sujeto.Las Asociaciones no gubernamentales de defensa ambiental 5. Corresponderá a los jueces examinar en cada caso concreto si las circunstancias invocadas dan a lugar a dicho interés o no. 243 . daría lugar a innumerables reclamos. Esto. lo interpreta como sinónimo de vecino. Tampoco es a nuestra opinión conveniente que se entienda como afectado a todo habitante ya que. 3. sino que se encuentra en peligro o dentro del ámbito potencial de ser dañado. no solo es la que mejor se deriva de la exégesis del artículo 30º de la Ley General del Ambiente. sino que además se condice con el concepto de intereses difusos. Una postura amplísima lo equipara a todo habitante. A diferencia de este último el afectado no ha sufrido daño alguno. y por último la concepción restringida que lo equipara al concepto de damnificado... Provincial o Municipal. sumado a la gratuidad del trámite. Consideramos que cualquier reclamo que quieran realizar quienes no tienen un interés suficiente.persona directamente damnificada por el hecho dañoso acaecido en su jurisdicción.Estado Nacional.El defensor del Pueblo 4. una segunda corriente. Están legitimados para interponer la recomposición del ambiente: -El afectado: reúne tal carácter “…cualquier persona que acredite `interés razonable y suficiente´ en la defensa de aquellos intereses colectivos que por ello mismo son supra individuales”. más de uno sin fundamento. puede ser presentado ante el Defensor del Pueblo o a alguna asociación de defensa del ambiente lo que justifica su legitimación. Nosotros nos adherimos a la interpretación amplia del concepto porque consideramos que.” 2. No debemos confundir al afectado con el damnificado. En la doctrina se le ha dado distinto alcance a este concepto.

en su caso. 244 . aunque sea parcialmente. el juez podrá extender su fallo a cuestiones no sometidas expresamente su consideración por las partes . en su Sentencia.-La doctrina ha esbozado varias teorías a propósito de la relación causal: equivalencia de las condiciones (el daño se produce por la sumatoria de todas las condiciones que contribuyen a producirlo). a excepción de que la acción sea rechazada. hubieren participado dos o más personas. El acceso a la jurisdicción por cuestiones ambientales no admitirá restricciones de ningún tipo o especie. conforme lo establece su artículo 32º “ La competencia judicial ambiental será la que corresponda a las reglas ordinarias de la competencia. en su artículo 31º . la legislación ambiental reconoce que la materia ambiental queda sometida a las reglas ordinarias de competencia.. El segundo párrafo del artículo 33º dispone que: La sentencia hará cosa juzgada y tendrá efecto erga omnes. en el que cada condición necesaria tiene el mismo valor. conducir o probar los hechos dañosos en el proceso. 11. en la medida de su participación .” Por otro lado. lo que cabe suponer. que en principio sería la jurisdicción civil.No se ha establecido una jurisdicción especializada para dirimir los conflictos en los que se involucran problemas de responsabilidad por daño ambiental. Pero esta dificultad no puede servir de excusa para que los contaminantes eludan su responsabilidad. es por esto que esta rama del Derecho se ha flexibilizado.”. por cuestiones probatorias. la que corresponda. 10. a fin de proteger efectivamente el interés general.8. o no fuere posible la determinación precisa de la medida del daño aportado por cada responsable. se señala que: “ En el caso de que el daño sea producido por personas jurídicas la responsabilidad se haga extensiva a sus autoridades y profesionales. acreditar esa relación es de suma complicación por el carácter expansivo del daño (a niveles temporal y espacial) y su complejidad..” 9. En materia ambiental. según la normal experiencia). todos serán responsables solidariamente de la reparación frente a la sociedad.. aproximándose al criterio de la equivalencia de las condiciones. Asimismo. sin perjuicio.Establece la responsabilidad Solidaria. del derecho de repetición entre sí para lo que el juez interviniente podrá determinar el grado de responsabilidad de cada persona responsable. de la causa eficiente (la condición más eficaz) y de la causalidad adecuada (condición idónea para producir el resultado. de la causa más próxima (la condición más cercana desde el punto de vista temporal). “Si en la comisión del daño ambiental colectivo. El juez interviniente podrá disponer todas las medidas necesarias para ordenar. de acuerdo a las reglas de la sana crítica.Efectos de la Sentencia.

2 Caso de la República de Colombia En el artículo 79º368 de la constitución Nacional consagra.973. Es decir se impide que vuelva a tratarse la misma cuestión. por lo tanto su mejoramiento y conservación son actividades de utilidad pública. La Ley garantizará la participación de la comunidad en las decisiones que puedan afectarlo. restauración o sustitución. Y establece que las sentencias desfavorables por falta de pruebas. su conservación. consideradas como de interés público y utilidad social. 245 . para garantizar su desarrollo sostenible. conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación para el logro de estos fines. asimismo en su artículo 80º 369 dispone que el Estado debe prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental además de exigir la reparación de los daños causados a los recursos naturales. Para efectos de la presente Ley. a no ser que la acción sea rechazada. la Ley 23 de 1.Toda las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano. esta ley erigió por primera vez en Colombia al Ambiente como bien jurídico expresamente tutelado predicando de él que es un patrimonio común respecto del cual el Estado y los particulares tienen la obligación de participar en las actividades de preservación y mejoramiento. Artículo 79º. Art.La Ley General del Ambiente. 370 Ley Nº 23 de 1973. El Régimen por daño ambiental. deberá prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental. 369 Artículo 80º. la mencionada Ley autorizó al Presidente de la República para expedir el Código Nacional de los Recursos Naturales Renovables y de Protección al Medio Ambiente. Asimismo. 2. en las que deberán participar el Estado y los particulares. Es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente. que el mismo está conformado por la atmósfera y los recursos naturales renovables. Asimismo.El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales. Además.. 5. dicha Ley señala un concepto limitado de medio ambiente. El medio ambiente es un patrimonio común. se entenderá que el medio ambiente está constituido por la atmósfera y los recursos naturales renovables. el derecho de todas las personas a gozar de un ambiente sano. (…). señalando en su artículo 2º370. imponer las sanciones legales y exigir la reparación de los daños causados. en el mismo proceso o un posterior la cuestión decidida. 368 Constitución Política de Colombia de 1991. determina que la sentencia favorable en esta materia hará cosa juzgada y tendrá efecto erga omnes. Así tenemos.. aunque sea parcialmente. no harán cosa juzgada. por cuestiones probatorias. se remite a las normas de responsabilidad civil extracontractual establecido en su código civil.

Es decir que no es necesario probar ni la falta ni la falla del servicio ni la culpa de la Administración. con base en el dominio eminente que ejerce sobre ellos. Art. con respecto a los recursos naturales renovables el Estado no tiene un derecho de propiedad sino una facultad de administración. en su artículo 16º 371 de la Ley 23º de 1973 se define la responsabilidad por el daño o uso inadecuado de los recursos naturales donde se establece que: “ El Estado será civilmente responsable por los daños ocasionados al hombre o a los recursos naturales de propiedad privada como consecuencia de acciones que generan contaminación o detrimento del medio ambiente. es decir quien ha sufrido los daños por parte del Estado como 371 Ley Nº 23 de 1973. como consecuencia de sus acciones. 246 . específicamente. se establece una responsabilidad civil para el Estado por los daños ocasionados al hombre o a los recursos naturales de propiedad privada como consecuencia de acciones que generen contaminación o detrimento del medio ambiente y una responsabilidad de la misma naturaleza para los particulares.Ahora bien. debe responder por los daños ocasionados. Los particulares lo serán por las mismas razones o por el daño o uso inadecua do de los recursos naturales de propiedad del Estado. Por otra parte. En la norma en mención también se establece quién es el sujeto del derecho a la indemnización. Es decir. Se trata de una responsabilidad objetiva en donde si el Estado. Es de precisar que. por las mismas razones y por daño o uso inadecuado de los recursos naturales de propiedad del Estado. Quiere decir lo anterior que el sujeto de la responsabilidad es el Estado. tenemos que el Estado será responsable por ejercer acciones que generen contaminación o detrimento del medio ambiente. La norma establece que el Estado responderá por los daños que ocasione al hombre o a los recursos naturales de propiedad privada. como tampoco el que el ciudadano haya tenido que soportar una carga mayor a la que deben soportar todos los demás en condiciones normales. que a consecuencia de la contaminación o detrimento del medio ambiente genera daños al hombre o a los recursos naturales de propiedad privada. El Estado será civilmente responsable por los daños ocasionados al hombre o a los recursos naturales de propiedad privada como consecuencia de acciones que generen contaminación o detrimento del medio ambiente. 16. en la última frase también se incurrió en una imprecisión por cuanto. a un daño civil por influjo ambiental. el Estado será civilmente responsable por los daños que se ocasionen al hombre o a los recursos naturales de propiedad privada como consecuencia de acciones que generen contaminación o detrimento del medio ambiente. así como que estamos frente a un daño civil. Los particulares lo serán por las mismas razones y por el daño o uso inadecuado de los recursos naturales de propiedad del Estado” Según la norma.

247 . Con la responsabilidad objetiva basta demostrar el daño ocasionado y la relación de causalidad entre el daño y la acción del Estado generadora de contaminación o detrimento del medio ambiente. La norma también define la responsabilidad de los particulares equiparándola a la del Estado. La norma guarda silencio acerca de la indemnización y la reparación del daño causado.3 Caso de la República de Chile La Ley 19.consecuencia de acciones que generaron contaminación o detrimento del medio ambiente. en caso que este forme parte de la propiedad del Estado o de alguna persona natural. según las cuales la indemnización e perjuicios comprende el daño emergente y el lucro cesante. Por lo tanto. entendiéndose por daño ambiental 372 como: “toda pérdida. socioculturales y sus 372 373 Artículo 2º.300. química o biológica. disminución. así tenemos que en la misma se define lo que se entiende por daño ambiental y Medio Ambiente. donde no se defiende directamente el medio ambiente. si no se protege el daño a la propiedad y a la salud de la persona (sea del estado o de una persona en particular). sobre Bases Generales del Medio Ambiente. 5.”. se plantea una responsabilidad objetiva. sobre Bases Generales del Medio Ambiente . de la Ley 19.300. podemos afirmar que la norma también determina como sujeto de la responsabilidad a los particulares serán responsables por los daños ocasionados al hombre o a los recursos naturales de propiedad privada como consecuencia de acciones que generan contaminación o detrimento del medio ambiente y el daño y uso inadecuado de los recursos naturales de propiedad del Estado. con lo que se repara el valor del daño sin recuperarlo. es la norma general donde se encuentra regulada la protección ambiental en el Derecho Ambiental Chileno. defendiendo indirectamente al medio ambiente. asimismo se define como Medio Ambiente373: “(…) el sistema global constituido por elementos naturales y artificiales de naturaleza física. Así mismo. razón por la cual consideramos que deben aplicarse las normas generales. el propietario de los recursos naturales de propiedad privada que haya sufrido daños por parte del Estado como consecuencia de las acciones generadoras de contaminación o detrimento del medio ambiente. En este orden de ideas. y aumentándola por el daño o uso inadecuado de los recursos naturales de propiedad del Estado. inciso e). inciso ll). detrimento o menoscabo significativo inferido al medio ambiente o a uno o más de sus componentes.300 Sobre Bases Generales del Medio Ambiente. de la Ley 19. Artículo 2º.

tanto para la acción por daño ambiental como para las acciones ordinarias.300. salvo casos de excepción en que se contempla la responsabilidad objetiva. ha optado por un concepto expreso y amplio de medio ambiente. en la legislación chilena no se establece criterios legislativos para saber en que casos se encuentran frente a la significancia de un daño.300. el daño inferido al medio ambiente. debe ser significativo. la cual sostiene que: “Sin perjuicio de las sanciones que señale la ley. se señala que el daño ambiental. disminución. el Régimen de Responsabilidad por daño ambiental. esto es. quien determinara caso por caso. se trata de un hecho atribuible al autor porque este ha actuado dolosa o negligentemente. 248 . cuanto se exige que el daño se haya producido por dolo o culpa. química o biológica.300. en permanente modificación por la acción humana o natural y que rige y condiciona la existencia y desarrollo de la vida en sus múltiples manifestaciones. en permanente modificación por la acción humana o natural y que rige y condiciona la existencia y desarrollo de la vida en sus múltiples manifestaciones. en el sistema jurídico chileno se entiende por daño ambiental.. toda perdida. lo que trae como consecuencia de que cualquier daño a los elementos incluidos dentro de la definición de medio ambiente será considerado como daño ambiental. por lo que será el juez.La naturaleza de la responsabilidad ambiental es de carácter subjetivo. sociocultural y sus interacciones. detrimento o menoscabo significativo al sistema global constituido por elementos naturales y artificiales de naturaleza física. Sobre Bases Generales del Medio Ambiente.” Por lo tanto. 1. sólo es daño ambiental aquel que es significativo. de la Ley 19. sin embargo. La cual plantea las siguientes características: En Chile existe un sistema de responsabilidad subjetiva. sobre Bases Generales del Medio Ambiente. se encuentra regulado en el Título III “De la Responsabilidad por Daño Ambiental” de su Ley 19. a lo que se entiende por medio ambiente en la legislación chilena Asimismo. la significancia del daño. Asimismo. el mismo que se puede apreciar en el artículo 3º 374 de su Ley 19. Se considera daño ambiental. todo el que 374 Artículo 3º.interacciones. Como se puede apreciar el legislador de la Ley 19300.

estará obligado a repararlo materialmente. que son. persona natural o jurídica. planteado en la legislación chilena. que en el hecho se producía. las normas sobre responsabilidad por daño al medio ambiente contenidas en leyes especiales prevalecerán sobre las de la presente ley. de lo que se repute como daño ambiental. se entiende que será persona responsable.. sin embargo plantea excepciones a la regla.culposa o dolosamente cause daño al medio ambiente. e indemnizarlo en conformidad a la ley. a su costo. sobre Bases Generales del Medio Ambiente. letra f). Se sostiene que el que cause daño ambiental responderá del mismo en conformidad a la presente ley. en lo no previsto por esta ley o por leyes especiales. 375 Artículo 51º de la Ley 19.” Se puede verificar de lo expuesto en el artículo anterior. el daño ambiental. se regula con el “todo el que (.” y artículo 51º375 : “Todo el que culposa o dolosamente cause daño ambiental responderá del mismo en conformidad a la presente ley. será responsable. las normas de responsabilidad por daño al medio ambiente contenida en leyes especiales. el principio de la responsabilidad por el daño ambiental.300.)”. cualquier persona.. En este régimen. Por otro lado. Asimismo se verifica que el autor del daño o sujeto responsable. No obstante. 2. Hasta ese instante la lesión al medio ambiente o alguno de sus elementos. que no es otra que cosa que el régimen de responsabilidad extracontractual subjetiva regulado en dicho código. 249 . Sin perjuicio de lo anterior. si ello fuere posible. pública o privada. que se suple en sus lagunas por las normas del título XXXV del libro IV del Código Civil. quedaba sin reparación. es subjetiva de manera genérica. independientemente de que sea esta. cualquiera que cause daño ambiental. las cuales primaran sobre la Ley 19300. entre otras cosas..300. el origen de la responsabilidad está en una especie o clase de daño ignorado hasta la vigencia de la Ley N° 19. que establece un régimen subjetivo de responsabilidad ambiental. previendo reglas que constituyen en su conjunto un régimen especial o descodificado de responsabilidad civil. es decir. se aplicarán las disposiciones del Título XXXV del Libro IV del Código Civil. definido por su artículo 2. que el régimen de responsabilidad por daño ambiental.300 establece.Establece que el Régimen de Responsabilidad por daño ambiental viene a ser un Régimen Especial de Responsabilidad Civil: La Ley N° 19. . dependerá el nacimiento o no de la responsabilidad ambiental. es decir.

2314º del Código mencionado donde señala que: “ El que ha cometido un delito (dolo) o cuasidelito (culpa) que ha inferido daño a otro. del Convenio Internacional sobre Responsabilidad Civil por Daños causados por la Contaminación del Mar por Hidrocarburos y del Convenio sobre Responsabilidad Internacional por Daños causados por Objetos Espaciales. que está en consonancia con el sistema de responsabilidad extracontractual o aquiliana contenido en el código civil chileno. al tenor de lo dispuesto por su articulado en el sentido que "las normas sobre responsabilidad por daño al medio ambiente contenidas en leyes especiales. 250 . conforme al artículo Salvo contadísimas excepciones . las que instauran el principio de la imputabilidad subjetiva del daño como fundamento de la responsabilidad extracontractual.y algunos casos dudosos . precisamente. de 1963. entre otros. sin embargo. por ejemplo. Así ocurre. que son. En la esfera del derecho internacional recepcionado por el derecho interno pueden mencionarse los casos de la Convención de Viena. sobre Responsabilidad Civil por Daños Nucleares. de daños nucleares y de daños causados al medio ambiente marino por derrame o vertimiento de hidrocarburos u otras sustancias nocivas provenientes de naves o artefactos navales.La Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente no innovó a este respecto.el derecho común no da cabida a la aplicación del sistema objetivo de responsabilidad extracontractual. y desde mucho antes de dictarse la Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente. este cuerpo legal establece que "en lo no previsto por esta ley o por leyes especiales. Estos regímenes especiales de responsabilidad ambiental objetiva coexisten con el régimen general de responsabilidad ambiental subjetiva instaurado por la Ley 19300. que también exige este elemento interno de imputabilidad. se han venido tipificando algunos casos aislados de responsabilidad de este tipo. se aplicarán las disposiciones del Título XXXV del Libro IV del Código Civil ". de lo que resulta que el autor de daño ambiental sólo contrae la obligación de resarcirlo o de repararlo materialmente a condición de haber actuado maliciosa o negligentemente. A mayor abundamiento. Plantea un sistema de responsabilidad ambiental de naturaleza subjetiva. es obligado a la indemnización . En materia ambiental. en materia de daños causados con motivo de la aplicación de plaguicidas. sin perjuicio de la pena que le impongan las leyes por el delito o cuasidelito”.

forma alguna de derogación tácita u orgánica. y de igual modo que el código civil chileno. en caso de no ser ello posible restablecer sus propiedades básicas. Sin embargo. sin que haya operado a estos respectos. en los términos previstos por la propia Ley. por aplicación del artículo 3 de la Ley y las 251 . lucro cesante. las normas del código civil. Como se señaló.. basado en el principio de especialidad: 1. Plantea un régimen especial de responsabilidad civil para tratar la responsabilidad por daño ambiental. Se establece un orden de prelación en la aplicación de las normas que regulan responsabilidad por daños al medio ambiente. daño moral.Normas contenidas en Leyes especiales 2.Normas de la Ley 19. en materia de responsabilidad extracontractual. 4. en lo no previsto por ella.300. sigue la teoría clásica de la responsabilidad subjetiva.. cuando tal reparación material. A estos daños le denominaré daño civil en oposición al daño ambiental. por lo tanto.. no es posible total o parcialmente.300 y. etc. y 3. literal s) de la Ley 19300. "Prevalecerán".Reparación del daño ambiental: El artículo 2.En forma supletoria. La responsabilidad del derecho común sólo alcanzaba a los daños patrimoniales y/o no patrimoniales que derivaban de tal lesión: daño emergente. esto es. Tal régimen así integrado constituye el derecho común en materia de responsabilidad ambiental y un régimen especial con relación al derecho común del Código Civil. se abre paso. la reparación material del daño en la medida que sea posible. que requiere la existencia de dolo o culpa en el causante del daño para constituirlo en responsable de su indemnización. define a la reparación como: la acción de reponer el medio ambiente o uno o más de sus componentes a una calidad similar a la que tenían con anterioridad al daño causado o. "primarán".. la responsabilidad ambiental queda sometida al régimen de la Ley N° 19. La responsabilidad ambiental tiene por primer objeto una prestación de hacer.prevalecerán sobre las de la presente ley". a las del título XXXV del libro IV del Código Civil.

Hasta antes de la Ley Nº 19. no busca un restablecimiento a una situación igual o idéntica a la anterior al daño. únicamente podía perseguirse la responsabilidad derivada del daño civil –daños en la persona y su propiedad– del título XXXV del libro IV del Código Civil. quedando sin protección el bien jurídico directamente lesionado: el medio ambiente y los elementos que lo componen. la Ley considera la posibilidad que el daño ambiental lesione otros bienes jurídicos.300 cuando una acción u omisión causaba un daño ambiental. la indemnización de daños como una reparación en equivalencia. En lo que concierne a la responsabilidad por el daño civil originado por la lesión al medio ambiente o alguno de sus componentes. presenta dos problemas cuya resolución recaerá sobre el juez.300.normas de derecho común. 252 . se sujeta al régimen del derecho común. pero con algunas excepciones contenidas en la propia Ley Nº 19. pudiendo sostenerse que para ambas responsabilidades –la estrictamente ambiental y la civil ordinaria– hay un régimen primario o básico que se concreta en reglas de aplicación común. y el daño civil a causa del daño ambiental es de 5 años.. causando daño civil a la persona o propiedad de otro. se buscará la reparación con el restablecimiento de las propiedades básicas. 5. bien jurídico que contaba con reconocimiento constitucional. cuando se debe entender que es restablecido el medio ambiente a una calidad similar o el restablecimiento del entorno en una calidad similar. El problema viene. reconociéndose que ambas responsabilidades son perfectamente compatibles. Es decir establece con carácter subsidiario o en defecto del restablecimiento del entorno a una calidad similar. Asimismo. señala que en caso de no ser posible lo anteriormente señalado.No obstante lo anterior. ahora de titularidad individual. por ejemplo la prescripción que pare el civil ordinario es de 4 años. Se trata de reponer el medio ambiente a una calidad similar o equivalente a la que se tenía con anterioridad al daño. Nace entonces la responsabilidad ambiental y la del derecho común.

causa un daño civil a los agricultores del sector consistente en daño emergente. al mismo tiempo. si existe infracción a las normas de calidad ambiental. pertenecientes al Estado. Asimismo.Por ejemplo. preservación o conservación ambientales. esto es. pérdida de ganancias y daños a la salud por la ingesta de agua contaminada.”. preservación o conservación ambientales. sobre Bases Generales del Medio Ambiente. constituyen una presunción simplemente legal de culpabilidad fijada para el caso específico y no un presupuesto o 376 Artículo 52º. Como se ha dicho. según la Ley 19.300.300 o en otras disposiciones legales o reglamentarias. donde se sostiene que: “ Se presume legalmente la responsabilidad del que causa el daño. Para dicho ordenamiento la infracción e incumplimiento de la normativa ambiental. esto es el sistema de responsabilidad ambiental establecido se aplicará a todos los sujetos privados. que por su actividad o inactividad pueden causar un daño ambiental. sean estas personas naturales o jurídicas. es la ordinaria de indemnización. establecidas en la presente ley o en otras disposiciones legales o reglamentarias. de la Ley 19. A este daño se refiere el artículo 63º cuando alude a las acciones civiles emanadas del daño ambiental. a las regulaciones especiales para los casos de emergencia ambiental o a las normas sobre protección. mal llamada de responsabilidad. el conductor de un camión que traslada un cargamento de hidrocarburo. sin perjuicio de los previsto en leyes especiales o disposiciones del código civil. 253 . para el caso concreto en que el empresario causante del daño no diere cumplimiento a las normas de calidad ambiental. a las normas de emisiones. a las normas de emisiones. a los planes de prevención o descontaminación. en su artículo 52º 376. es todo el que culposa o dolosamente cause daño ambiental. 6.300. a las regulaciones especiales para los casos de emergencia ambiental o a las normas sobre protección. que emana directa e inmediatamente del daño ambiental.. El daño civil que importa a los efectos del régimen especial de la Ley Nº 19. y. establecidas en la Ley 19. la ley 19300 regula la presunción de culpabilidad. a los planes de prevención o de descontaminación. pierde el control de su vehículo y lo vuelca en una zona agrícola provocando un importante derrame que produce un daño ambiental consistente en la contaminación de las napas subterráneas y el exterminio de las especies de la zona.300 es el del segundo caso. una de ellas es la propiamente ambiental y la otra. así como los sujetos públicos.Se establece una Presunción de Culpabilidad: El sujeto responsable.

El efecto jurídico radica en que se invierte el peso de la prueba. sino que simplemente se instauró como una presunción de que hubo. Tampoco se puede evaluar que su consagración expresa haya sido innecesaria. respetando con la norma. su dolo o culpa. con procedimientos de creación normativa de claros componentes científicos. y la presunción admite prueba en contrario por parte del demandante. sea ésta del suelo. no se alineó exclusivamente como un contrapeso legislativo destinado a morigerar los desafíos judiciales inherentes al trazado subjetivo que propone la culpabilidad. esto es. ya que no sólo incluye normas para prevenir la contaminación. aunque ciertamente cumpla dicha función.300. Así las cosas. culpa en la producción del resultado lesivo. todas las cuales se encuentran vigentes por especial disposición del artículo 1 de la ley 19. Se establecen presunciones a favor del demandante. el desafío judicial que plantea un sistema de responsabilidad ambiental basado en forma absoluta en la responsabilidad subjetiva tiene como férreo correlato y paliativo a esta presunción de culpabilidad. esta norma viene a despejar toda duda acerca de la posibilidad de imputar culpa al agente que.300. se presume legalmente la culpabilidad del demandado. La operatividad de la presunción funciona sobre la base de parámetros técnicos administrativamente delimitados. debiendo el demandado probar que obró diligentemente y de buena fe. que establecen de modo objetivo las cantidades máximas o mínimas de componentes no deseados en el medio ambiente. en todos estos casos habrá responsabilidad. resulta meridianamente claro que existe aquí una opción legislativa. 254 . si se acreditan la infracción. y sólo para el caso fijado. que describen obligaciones destinadas a mitigar o evitar el daño ambiental. aire. basta la infracción de ordenamiento ambiental. en otras leyes especiales. liberando al demandante de la prueba del elemento interno que impone la responsabilidad subjetiva. al contrario. 10 de acuerdo a la cual la violación e incumplimiento de la preceptiva ambiental que disciplina un determinado proyecto o actividad. es por ello que fue establecida en términos amplios. El Art. En efecto. no se organizó como un presupuesto o condictio sine que non del nacimiento de la obligación de indemnizar o reparar el daño ambiental. o bien. al consagrar una presunción de culpabilidad. Es decir. causa un daño ambiental. sino. sino la infracción de normas relativas a la protección. agua o acústica. además.condictio sine qua non del nacimiento de la obligación de indemnizar o reparar el daño. 52 de la Ley 19. el daño y el nexo causal entre ambos. preservación y conservación de la naturaleza existentes no solo en la Ley de Bases Generales del Medio Ambiente.

del tener que probar el elemento casual y el daño. Consecuentemente. 7. si no se prueba la relación causal entre infracción y daño. entre el hecho doloso o culposo (o la infracción al ordenamiento jurídico ambiental) y el daño ambiental significativo. así tenemos que el segundo párrafo del artículo 52º señala: “Con todo. sin la violación de una norma ambiental. • Sin embargo. si se acreditare relación de causa a efecto entre la infracción y el daño producido”. lo siguiente: “Producido daño ambiental.En el caso en que se produzca un daño ambiental. lo que no obsta al ejercicio de la acción indemnizatoria ordinaria por el directamente afectado. las que ahora deberán establecerse por ley infracción a las normas sobre protección. sólo se debiera ser objeto de las sanciones que establece la ley por infracción a las normas antes indicadas. la indemnización sólo procede cuando se demuestra el vínculo causa-efecto entre la infracción y el daño producido. Esto significa que la relación de causalidad no está sujeta a presunción. 8.Acción Ambiental: Señala el artículo 53º de la Ley Nº 19300. en este evento.. sólo habrá lugar a la indemnización. Los hechos que dan lugar a la presunción de que el demandado es culpable del daño ambiental son: • • • • infracción a las normas de calidad ambiental infracción a las normas de emisión infracción a los planes de prevención o descontaminación infracción a las regulaciones especiales para los casos de emergencia ambiental. deberá probarse el dolo o culpa del hecho dañoso.Relación de causalidad entre la acción u omisión culposa e imputable y el daño ambiental producido (2do párrafo del artículo 52º) La presunción solo exime de la prueba del elemento subjetivo.. preservación o conservación ambientales establecidas en las leyes.” 255 . esto es. debe existir una relación de causalidad. mas no. se concede acción para obtener la reparación del medio ambiente dañado. dolo y la culpa. Es decir.

para lo segundo. el de la responsabilidad ordinaria civil y el de la responsabilidad por daño ambiental. 256 . según se mencionó más arriba. que conocemos como acción indemnizatoria. cuando se infringen las normas o planes antes aludidos. "producido daño ambiental. El objetivo de La acción ambiental. en el caso particular de las municipalidades. sin distinción.La Ley 19300 distingue dos planos de responsabilidad. lo que mueve a entender que estas entidades pueden deducir la acción ambiental bajo el solo supuesto de que se haya causado daño ambiental. o conformarse con el ejercicio de la acción ordinaria por el daño civil. La responsabilidad por daño ambiental origina una acción. entre personas naturales o jurídicas. puede ser deducida tanto por el Estado y las municipalidades. “ producido el daño ambiental. Respecto a la primera.. esta es la acción ambiental que puede terminar en una sentencia que obligue al responsable a reparar el daño que haya causado al medio ambiente. La segunda. La víctima de un daño civil que proviene de un daño ambiental. la "acción indemnizatoria". puede ejercitar ambas acciones conjunta o separadamente. en este último caso. como por las personas que hayan sufrido el daño o perjuicio. se concede acción para obtener la reparación del medio ambiente dañado. que viene a ser la acción ambiental. se requiere culpa o dolo de parte del supuesto responsable. restablecer sus propiedades básicas. lo que no obsta al ejercicio de la acción indemnizatoria ordinaria por el directamente afectado". no se exige que los actores hayan sufrido el daño o perjuicio. dejando de lado el de la acción ambiental. en caso de no ser ello posible. Para lo primero debe deducirse la "acción ambiental". cuando es "significativo". donde se sostiene que. lo que no obsta al ejercicio de la acción indemnizatoria ordinaria por el directamente afectado”. esto lo encontramos en el artículo 53º de la misma. la Ley 19300º ratifica su aplicación para aquellos que sufran daño o perjuicio por una acción dolosa o negligente por parte de otra persona. En este caso. aunque solamente por hechos acaecidos en sus respectivas comunas. en tanto. constituye una innovación jurídica. Tratándose de su interposición por el Estado o las municipalidades. públicas o privadas. es obtener la reparación del medio ambiente. se concede acción para obtener la reparación del medio ambiente dañado. en cambio. por la que se busca "reponer el medio ambiente o uno o más de sus componentes a una calidad similar a la que tenían con anterioridad al daño causado o. se establecen algunas presunciones legales a favor del demandante. con lo cual se invierte el peso de la prueba. De acuerdo con la Ley de Bases. Sin embargo.

y en las Municipalidades.La Ley de Bases no contempla previsiones especiales en materia de legitimación activa para deducir la "acción indemnizatoria".300. A partir de estos objetivos. puede exigirse la reparación del medio ambiente dañado. El actor. pues. 257 . por lo tanto. sobre Bases Generales del Medio Ambiente. El Estado. restablecer sus propiedades básicas"377. Sin embargo. que la ejerce a través del Consejo de Defensa del Estado. Como se señaló. Mediante la acción ambiental. debe probar haber sido víctima del daño cuyo resarcimiento pecuniario busca obtener. pues. la víctima decide según sea su conveniencia. recayendo además en el Estado. en cambio. que discurren en el plano de lo propiamente ambiental. entendiéndose por "reparación". de la Ley 19. La LBGMA ratifica su aplicación para quienes sufran daño o perjuicio por una acción dolosa o negligente por parte de otra persona. 377 Artículo 2º. esta acción. literal s). la que se puede demandar en forma independiente de acuerdo a las reglas generales del Código Civil. en caso de no ser ello posible. Mediante la acción indemnizatoria puede impetrarse el resarcimiento económico de los perjuicios derivados del daño ambiental. se rige en todo por las normas generales del derecho común. la reparación del daño ambiental es diferente a la indemnización ordinaria por daños y perjuicios. quienquiera que sea. a estos efectos. no goza de tratamiento alguno diferenciado. en cuanto titular de la acción indemnizatoria. a estos respectos. En principio. puesto que la titularidad de la acción ambiental es más amplia. "la acción de reponer el medio ambiente o uno o más de sus componentes a una calidad similar a la que tenían con anterioridad al daño causado o. con un eventual derecho subjetivo genérico y autónomo sobre el medio ambiente. lo que no quiere decir que la protección al medio ambiente quede sujeta a la opción que tome el dañado civilmente. lo que lleva a que esta acción. Nada tiene que ver. de índole estrictamente patrimonial. en aquellos casos en que leyes especiales tengan consagrada la responsabilidad por daño al medio ambiente. a requerimientos de las personas que puedan verse afectadas por la causación de un daño ambiental. podría verse en la disponibilidad de esta segunda acción la exteriorización de un derecho sobre el medio ambiente exento de connotaciones y condicionamientos antropocéntricos.300. pues primarán sobre la Ley 19. se aplican esos tratamientos jurídicos.

no podrán interponerla los restantes lo que no obsta a su derecho a intervenir como terceros. Deducida demanda por alguno de los titulares señalados. en cuyo caso se aplicará lo dispuesto en el artículo anterior. 9. establece las limitaciones a la procedencia de la acción ambiental. tanto los de titularidad colectiva como individual8. y la ordinaria. Para los efectos del artículo 23 del Código de Procedimiento Civil. por los hechos acaecidos en sus respectivas comunas. las municipalidades. Tales acciones podrán ejercitarse conjuntamente o en forma separada. donde señala que: Cuando los responsables de fuentes emisoras sujetas a planes de prevención o descontaminación. o a regulaciones especiales para situaciones de emergencia..Respecto a la legitimación activa: Señala el artículo 54 de la misma ley. Se alcanza la realización del principio de la reparación integral dado que se cubre todo daño. Cualquier persona podrá requerir a la municipalidad en cuyo ámbito se desarrollen las actividades que causen daño al medio ambiente para que ésta. La opción pertenece a la víctima del daño civil. tras la Ley Nº 19.Hoy. se presume que las municipalidades y el Estado tienen interés actual en los resultados del juicio. la de responsabilidad ambiental y la indemnizatoria ordinaria. Reparación plena que implica el ejercicio de dos acciones diversas. Por otro lado en su artículo 55º. que hayan sufrido el daño o perjuicio. sólo cabrá la acción indemnizatoria ordinaria deducida por el personalmente afectado. la protección es plena. a menos que el daño provenga de causas no contempladas en el respectivo plan. naciendo dos acciones plenamente compatibles. y el Estado. por intermedio del Consejo de Defensa del Estado. acreditaren estar dando integro y cabal cumplimiento a las obligaciones establecidas en tales planes o regulaciones. comprendiendo todos los intereses lesionados. independientemente de su naturaleza. en su representación y sobre la base de los antecedentes que el requirente deberá 258 . públicas o privadas. a) Un daño ambiental puede producir como consecuencia directa e inmediata un daño civil. según corresponda. la que persigue la reparación en naturaleza del daño ambiental. y con el solo objeto de obtener la reparación del medio ambiente dañado las personas naturales o jurídicas. lo siguiente: “Son titulares de la acción ambiental señalada en el artículo anterior. cuya finalidad es la indemnización de los daños a la propiedad y la persona de otro.300 que reconoce una acción para la reparación del daño ambiental.

proporcionarle. emitirá dentro de igual plazo una resolución fundada que se notificará al requirente por carta certificada. y si resolviere no hacerlo. La municipalidad demandará en el término de 45 días. El Estado. antes de 45 días. Cualquier persona. En la actualidad no existe aún la Ley que crea el Tribunal ambiental.. una resolución fundada. Si resuelve no demandar. para perseguir la reparación de los perjuicios de carácter individual. contarán con dos acciones.Tribunal Ambiental: El artículo 60 de la Ley Nº 19. este grupo de legitimados está conformado por aquellos sujetos que tienen un interés directo en la cuestión y que coincidirán con los titulares de la acción civil extracontractual ordinaria.300. con los límites vistos del entorno dañado. Si la municipalidad decide demandar. debe emitir. que hayan sufrido el daño o perjuicio. Y la acción ambiental. estos legitimados activos. debe hacerlo dentro de 45 días. el Tribunal Ambiental. de conformidad a las normas de procedimiento establecidas en la ley que lo crea. La falta de pronunciamiento de la municipalidad en el término indicado la hará solidariamente responsable de los perjuicios que el hecho denunciado ocasionaré al afectado. deduzca la respectiva acción ambiental.” Por lo tanto. se deben cumplir algunas formalidades y requisitos: • • • • El requeriente debe proporcionar los antecedentes técnicos que respalden su denuncia. sostiene que: Será competente para conocer las causas que se promuevan por infracción a la presente ley. es decir. con el cual se pretende crear una justicia ambiental especializada 259 . a través de su respectiva municipalidad. por hechos ocurridos dentro de sus comunas. públicas o privadas.300 define quiénes pueden ejercer la acción ambiental con el único objeto de obtener la reparación del daño ambiental y la norma prescribe que son: Las personas naturales o jurídicas. destinada a la reparación. sólo existe un proyecto de Ley que crea el Tribunal Ambiental (6747-12). se hace solidariamente responsable de los perjuicios que el daño denunciado ocasione al afectado 10. Respecto a este último caso. el artículo 54º de la Ley Nº 19. su acción indemnizatoria ordinaria. por intermedio del Consejo de Defensa del Estado. que se traducen en daños a la persona o patrimonio. y Si la municipalidad no se pronuncia. • • • Las municipalidades.

260 . los signos del daño deben manifestarse inequívocamente. que las normas sobre responsabilidad por daño al medio ambiente de la Ley 19300 deben ceder paso a la aplicación de las disposiciones sobre la materia contenidas en leyes especiales. contado de la fecha en que ocurrió o se denunció por un inspector el accidente nuclear"379. Este plazo difiere en dos aspectos del plazo general de prescripción de la acción indemnizatoria derivada de la comisión de un delito o cuasidelito civil.300 es la manifestación del daño. prescribirán en un plazo de cinco años. con las consecuencias que de ello se derivan en materia de interrupción y de suspensión de la prescripción extintiva. La Ley resuelve. contado desde la manifestación evidente del daño". no así del todo en la jurisprudencia. Puesto. en consecuencia. que es el momento en que concurren los elementos de la responsabilidad civil que la hacen nacer y. sobre el alcance del artículo 2332 del Código Civil en lo que concierne al momento en que empieza a computarse el plazo de cuatro años que la norma prevé. el plazo de prescripción no empieza a correr. en segundo lugar. en primer término. de modo tal que mientras el daño ambiental no se haga patente. Esta misma norma agrega que "el demandante podrá modificar su demanda. Es decir. puede sancionarse la pasividad de los legitimados para el ejercicio de las acciones civiles que emanan del daño ambiental Tanto la acción ambiental. la antigua discusión hoy superada en la doctrina. por consiguiente. sino desde la manifestación evidente del daño. Ley Nº 18203. Según el artículo 63º la prescripción de las acciones civiles derivadas de daño ambiental (la ambiental y la de ordinaria de indemnización) es de cinco años contados desde la manifestación evidente del daño.-Prescripción: De acuerdo al artículo 63º de la Ley Nº 19300. lo que confiere a esta prescripción el carácter de una prescripción "de largo tiempo" y no "de corto tiempo". en cuanto el plazo de prescripción es de cinco años y no de cuatro. 66 inciso primero. Art. además. Lo relevante para la Ley N° 19. en efecto. que es de "cuatro años contados desde la perpetración del acto"378. Ley de Seguridad Nuclear. como las civiles. a partir de lo cual comienza el plazo de prescripción. " la acción ambiental y las acciones civiles emanadas del daño ambiental prescribirán en el plazo de cinco años. prevalecerán sobre las reglas señaladas las contenidas en disposiciones tales como la que establece que "la acción para reclamar por los daños nucleares prescribirá en el plazo de diez años. Se distingue de dicho plazo. en razón de 378 379 Articulo 2332º del Código Civil de la República de Chile. Difiere. contados desde la manifestación evidente del daño.11. en cuanto el término de prescripción no se cuenta desde la perpetración del acto dañoso.

Ley de Seguridad Nuclear. serán seleccionados por el Subsecretario de Medio Ambiente. según bases generales definidas al efecto.Del Fondo de Protección Ambiental: El artículo 66º de la Ley 19300 dispone que. Por otro lado. por cuanto distaría de ser equitativo tener por extinguida la acción indemnizatoria de una de las víctimas del daño ambiental a partir del momento en que las consecuencias de este daño se hagan manifiestas para otra de sus víctimas.la agravación del daño sufrido. ello no debiera dar lugar a mayores problemas. omitió elevar a la categoría de una regla de aplicación general. el desarrollo sustentable. el proceso de selección deberá efectuarse mediante concurso público y sujetarse a las bases generales citadas en el inciso anterior. como se vio. 66 inciso segundo. por la fecha de la manifestación evidente del mismo. ahora. Si para una víctima esta manifestación se hizo patente en una determinada fecha y. el artículo 67º de la misma dispone que los proyectos o actividades a que se refiere el artículo anterior. Art. la preservación de la naturaleza o la conservación del patrimonio ambiental. desafortunadamente.. Cuando los proyectos o actividades excedan el monto señalado. 261 . lo que la Ley de Bases. cuyo monto no exceda del equivalente a quinientas unidades de fomento. puesto que el día de inicio del cómputo del plazo de prescripción está fijado no por la fecha de los ilícitos generadores del daño. pero no lo hizo. probablemente por haberlo considerado obvio. en fecha distinta. Supuesto. el Ministerio del Medio Ambiente tendrá a su cargo la administración de un Fondo de Protección Ambiental. que el daño ambiental sea producto de una secuencia de acciones continuadas. hasta el momento de dictarse la sentencia definitiva de segunda instancia"380. Tal vez la Ley de Bases debió haberlo dispuesto así. 12. cuyo objeto será financiar total o parcialmente proyectos o actividades orientados a la protección o reparación del medio ambiente. sino. 380 Ley Nº 18203. para otra víctima. entendemos que la expiración por prescripción de la acción indemnizatoria ocurrirá en días diferentes para cada una de estas dos personas. debiendo oírse al Consejo Consultivo a que se refiere el párrafo Cuarto del Título Final.

se encuentra regulado en el Título VIII de su Reglamento General del Sistema de Evaluación de Impacto ambiental. artículo 98 y siguientes. esto se extrae de lo dispuesto en la el literal d) del inc. y además buscar ser un medio precautorio destinado a la reparación inmediata y eficaz de la contingencia de que se produzca un daño al medio ambiente. señala que. constituye un requisito para obtener una autorización provisoria. desee iniciar su proyecto o actividad antes de la evaluación total de su estudio de impacto ambiental. necesaria para ejecutar el proyecto o actividad en proceso de un Estudio de Impacto Ambiental determinado. en la Ley de Presupuestos de la Nación. donde conforme se puede apreciar. En el caso de las donaciones. artículo 27º párrafo tercero. 5. sin perjuicio de lo que la autoridad resuelva en definitiva respecto del proyecto o actividad. sólo sirve para cuando el titular de la actividad.Asimismo el artículo 68 de la misma ley. y d) Cualquier otro aporte proveniente de entidades públicas o privadas. nacionales o extranjeras. donde se regula la conservación de los elementos naturales susceptibles de apropiación y las acciones para evitar la 262 .4 Caso de los Estados Unidos Mexicanos: Propuesta Legislativa: Ley de Responsabilidad Ambiental Las bases constitucionales de la legislación ambiental mexicana se encuentran en el artículo 4º párrafo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.. b) Recursos destinados para este efecto. 2 del artículo 107º del reglamento mencionado. el contrato de seguro. una póliza de seguro que cubra los riesgos por daños al medio ambiente. a cualquier título. Este seguro no es obligatorio. cuando presentara conjuntamente con su Estudio de impacto ambiental. 13.Seguro Ambiental: Respecto al seguro por daño ambiental. cualquiera sea su origen. legados y donaciones. c) Recursos que se le asignen en otras leyes. donde señala que: “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar”. Asimismo esta situación se entiende. para esto deberá solicitar una autorización provisoria. que se le otorgará. el Fondo de Protección Ambiental estará formado por: a) Herencias. ellas estarán exentas del trámite de insinuación.

en los términos de la ley reglamentaria. para el fomento de la agricultura. donde señala las acciones que constituyen daño ambiental: “Sin perjuicio de las sanciones penales o administrativas que procedan. toma como base lo regulado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. así como el de regular. En consecuencia. donde de acuerdo al artículo 1º de la misma ley refiere que. en el territorio nacional y la zonas sobre las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción. aguas y bosques. la organización y explotación colectiva de los ejidos y comunidades. en beneficio social. con objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública. usos. toda persona que contamine o deteriore el ambiente o afecte los recursos naturales o la biodiversidad. para disponer. La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente es “(…) reglamentaria de las disposiciones de la Constitución Política que se refieren a la preservación y restauración del equilibrio ecológico. conservación. la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente del 28 de enero de 1988.destrucción de los elementos naturales y los daños que la propiedad pueda sufrir en perjuicio de la sociedad. (…)”. reservas y destinos de tierras. será responsable y estará obligada a reparar los daños causados.” De este párrafo se desprende que la Constitución considera el aprovechamiento racional de los recursos naturales. de conformidad con la legislación civil aplicable. para el fraccionamiento de los latifundios. el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación. así como a la protección al ambiente. En ese sentido. y para evitar la destrucción de los elementos naturales y los daños que la propiedad pueda sufrir en perjuicio de la sociedad. para preservar y restaurar el equilibrio ecológico. de la ganadería. Asimismo. e impone al Estado el deber de adoptar las medidas necesarias para evitar la destrucción de los mismos. cuidar de su conservación. se dictarán las medidas necesarias para ordenar los asentamientos humanos y establecer adecuadas provisiones. mejoramiento y crecimiento de los centros de población. a efecto de ejecutar obras públicas y de planear y regular la fundación. de la slvicultura y de las demás actividades económicas en el medio rural. lograr el desarrollo equilibrado del país y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana. El término para demandar la responsabilidad ambiental será de cinco años contados 263 . la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente del 28 de enero de 1988 regula la responsabilidad por daños al ambiente en su artículo 203º. esto es: “La nación tendrá en todo tiempo el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades que dicte el interés público. para el desarrollo de la pequeña propiedad rural.

385 VIII.a partir del momento en que se produzca el acto. acotando que esta responsabilidad será independiente de otras sanciones que por el mismo hecho dañoso se imputen..Desequilibrio ecológico: La alteración de las relaciones de interdependencia entre los elementos naturales que conforman el ambiente. 384 VI.Contaminación: La presencia en el ambiente de uno o más contaminantes o de cualquier combinación de ellos que cause desequilibrio ecológico.Contingencia ambiental: Situación de riesgo. Para Carmona Lara. y por último.381 Por tanto.. y en consecuencia poco eficaz. transformación y desarrollo del hombre y demás seres vivos. y un término para interponer acciones de responsabilidad que resulta precario dada la naturaleza de los daños ambientales y el tiempo que pueden tardar en manifestarse. donde señala definiciones de daño ambiental.. Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. 2. remite de manera supletoria a la legislación civil "aplicable".. que puede poner en peligro la integridad de uno o varios ecosistemas. la falta de una definición clara de daño ambiental en la ley origina un problema jurídico para atribuir a una persona una responsabilidad ambiental. daño a los ecosistemas y daño grave a los ecosistemas. Sin embargo. que afecta negativamente la existencia. contaminación384 o contingencia ambiental385. 383 XII.Para los efectos de esta Ley se entiende por Ambiente382: El conjunto de elementos naturales y artificiales o inducidos por el hombre que hacen posible la existencia y desarrollo de los seres humanos y demás organismos vivos que interactúan en un espacio y tiempo determinados.Es pertinente anotar que en la legislación federal no se encuentra definido el daño ambiental. sin embargo.. Artículo 3º. con lo cual se evidencia una normativa carente de especialización en daños ambientales. 1. 264 . sí aparece en el reglamento en materia de impacto ambiental. hecho u omisión correspondiente”. aunque este concepto no se encuentra definido en la ley federal. En este ordenamiento se menciona que: “el daño ambiental es el que ocurre sobre algún elemento ambiental a consecuencia de un impacto 381 382 Artículo 203º. la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente define otros conceptos como desequilibrio ecológico383. de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Medio Ambiente del 28 de enero de 1988. tenemos un ordenamiento exiguo que dispone genéricamente que serán responsables de los daños ambientales aquellos que los causen quedando obligados a su reparación. derivada de actividades humanas o fenómenos naturales.

se producirá sin perjuicio de las sanciones penales o administrativas que tuvieran lugar. por la energía de la corriente eléctrica que conduzcan o por otras causas análogas. 388 Artículo 1913º. instrumentos. plantea la aplicación a la legislación civil aplicable. esto no es otra que cosa. donde se regula el daño causado a otro.ambiental adverso”. sin perjuicio de las sanciones penales o administrativas que procedan. es decir. Código Civil Federal Mexicano. a menos que demuestre que el daño se produjo como consecuencia de culpa o negligencia inexcusable de la víctima. esto es. que afecta la estructura o función. de acuerdo a lo estipulado en el artículo 1910º 387 y siguientes del Código civil Federal mexicano. 386 3. Al respecto. aunque no obre ilícitamente.El que obrando ilícitamente o contra las buenas costumbres cause daño a otro. el daño causado a una persona en su salud o patrimonio. a no ser que demuestre que ese daño se produjo por la culpa o negligencia inexcusable de la víctima”388. los daños a los ecosistemas “son el resultado de uno o más impactos ambientales sobre uno o varios elementos ambientales o procesos de ecosistemas que desencadenan un desequilibrio ecológico” y.De acuerdo a lo que dispone el primer párrafo de artículo 203º. que señala que. está obligada a responder del daño que cause. respecto a la responsabilidad por el daño ambiental. sostiene que la responsabilidad por el daño ambiental. será responsable y estará obligada a reparar los daños causados. los daños ambientales y su responsabilidad civil aún se determinan a través de las normas aplicables a la reparación del daño en general regulados en el código civil federal. está obligado a repararlo. aparatos o sustancias peligrosas por sí mismos. 386 Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Evaluación del Impacto Ambiental. en lo que respecta al daño. Asimismo. que la aplicación del Código civil mexicano. por último. el daño grave a los ecosistemas “es aquel que propicia la pérdida de uno o varios elementos ambientales. No obstante ello el artículo 1913º de manera genérica hace referencia a una limitada responsabilidad civil objetiva por actividades de riesgo: “Cuando una persona hace uso de mecanismos. o que modifica las tendencias evolutivas o sucesionales del ecosistema”. por la velocidad que desarrollen. toda persona que contamine o deteriore el ambiente o afecte los recursos naturales o la biodiversidad. publicado en el Diario Oficial de la Federación el 30 de mayo de 2000. 387 Artículo 1910. e inflamable. de conformidad con la legislación civil aplicable. 265 . artículo 3. por su naturaleza explosiva. En primer lugar. se verifica que en la legislación mexicana..

cuando ello sea posible. como se explico anteriormente prima la prevención del daño. y en consecuencia a la relevancia que ha tomado este bien jurídico tutelado. este artículo demuestra una de las facultades propias del ofendido en el derecho civil. pero cuando este se hubiera producido. La derivación a la aplicación de normas civiles. en el restablecimiento de la situación anterior. lo que podrá utilizar para lo que el estime conveniente. El código civil mexicano le da facultad al ofendido de elegir entre la reparación in natura y la indemnización económica. primara la reparación in natura antes que la indemnización económica. sin embargo en la reparación del daño ambiental. hecho que no procede en la reparación del daño ambiental. y que este derecho de tercera generación requiere una legislación especializada de responsabilidad que atienda a esas características. toda persona que cause daños a la vida silvestre o su hábitat. sobre la protección a su derecho a un medio ambiente adecuado. el concepto de daño se encuentra estipulado en el artículo 2108º del Código Civil federal que lo define como “ la pérdida o menoscabo sufrido en el patrimonio por la falta de cumplimiento de una obligación.” Como se aprecia. no teniendo la obligación de utilizar dicha indemnización para la reparación del daño. que él podrá optar por la reparación del daño o la indemnización económica. señala en su Artículo 106º. que es. también se pueden verificar en la Ley General de Vida Silvestre de México del 3 de julio de 2000. y no incorpora el interés que las personas pudieran tener. Por otro lado. Asimismo. estará obligada a repararlos en los términos del Código Civil para el Distrito Federal en materia del Fuero Común y para toda la República en materia 266 . lo siguiente: “Sin perjuicio de las demás disposiciones aplicables. ante la reparación. ya que en este caso. pero la realidad es que los daños ambientales tienen características especiales. dicho fondo no puede ser utilizado para cualquier otra cosa que no sea la reparación del daño ambiental. ya que se limita al ámbito patrimonial que una persona tiene sobre alguna cosa de su propiedad. de manera individual o colectiva. en la legislación mexicana. esta definición resulta muy estrecha para la materia ambiental. en contravención de lo establecido en la presente Ley o en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. en lo que respecta a. Asimismo el artículo 1915º del Código civil mexicano señala: “ La reparación del daño debe consistir a elección del ofendido. o en el pago de daños y perjuicios (…)”.Este artículo por su generalidad permite al juzgador cierto margen de maniobra para la resolución de controversias que por daños ambientales le presenten. daño a la vida silvestre y hábitat. existe la obligación de utilizar la indemnización económica necesariamente para la reparación del daño ambiental.

. cause daños a terceros en sus bienes o a su salud. toda persona que. señala: “El término para demandar la responsabilidad ambiental. prescribe en dos años contados a partir del día en que se haya causado el daño. así como los terceros que realicen el aprovechamiento. en alusión al infractor de la norma ambiental. conforme lo establece el artículo 1934º. Igual obligación asumirá la persona que dañe el medio ambiente o la diversidad biológica. con pleno conocimiento de que se trata de OGMs. independiente de las sanciones administrativas o penales. segundo párrafo. será de cinco años contados a partir del momento en que se produzca el acto. hecho u omisión correspondiente. así como en lo particularmente previsto por la presente Ley y el reglamento. Los propietarios y legítimos poseedores de los predios. será responsable y estará obligada a repararlos en los términos de la legislación civil federal. y la Secretaria 267 . señala que el interesado. Por su parte. Asimismo como en el artículo 121º de la Ley de Bioseguridad de Organismos genéticamente modificados del 18 de marzo de 2005. señala que: “ Con independencia de lo dispuesto en el Artículo anterior. para lo cual será aplicable lo dispuesto en el Artículo 203 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente”. hecho u omisión correspondiente. serán responsables solidarios de los efectos negativos que éste pudiera tener para la conservación de la vida silvestre y su hábitat”.Prescripción: El segundo párrafo del artículo 203º de la LGEEPA. por el uso o manejo indebido de dichos organismos. señala que el término para demandar la responsabilidad ambiental. el Código civil señala que la acción para exigir la reparación de los daños causados en los términos del capítulo correspondiente.. señala que la reparación del daño ambiental sigue por las vías del derecho civil.del Fuero Federal. será de cinco años contados a partir del momento en que se produzca el acto. 5. el artículo 168º.” Para el caso de la prescripción de la acción de daño ambiental a la que se refiere el presente artículo. la Ley General del Equilibrio Ecológico y la protección al Ambiente. Es decir. el término para demandar la reparación del daño se amplía en el caso ambiental. por el uso o manejo indebido de OGMs. 4.Reparación en vía administrativa y Penal: Si bien es cierto el artículo 203º de la LGEEPA.

Inhabilitación. se entiende que por vía administrativa también se busca la reparación del daño ambiental. cuando el autor o participe del delito tenga la calidad de servidor público. sostiene que: “ En la resolución administrativa correspondiente. La instrumentación y evaluación de dicho convenio.(órgano administrativo que realiza los actos de inspección y vigilancia del cumplimiento de las disposiciones contenidas en el presente ordenamiento. se llevará a cabo en los términos del artículo 169º de esta Ley. las medidas que deberán llevarse a cabo para corregir las deficiencias o irregularidades observadas. que son las siguientes: 1.El retorno de los materiales o residuos peligrosos o ejemplares de flora y fauna silvestre amenazados o en peligro de extinción. al hábitat de que fueron sustraídos. acompañando conjuntamente a la sanción administrativa. considerando lo dispuesto en los tratados y convenciones internacionales de que México sea parte. Por otro lado. en lo establecido en dicho título. que hubieren dado lugar al delito ambiental respectivo.) podrán convenir la realización de las acciones de restauración o compensación de daños necesarias para la corrección de las presuntas irregularidades observadas. así como de las que del mismo se deriven. 2. también se busca la reparación del daño ambiental.. 3.La suspensión. en su caso. se señalarán o... al estado en que se encontraban antes de realizarse el delito. hasta por un tiempo igual al que se le hubiera fijado como pena privativa 268 . obras o actividades.. ejemplares o especies de flora y fauna silvestre..La realización de las acciones necesarias para restablecer las condiciones de los elementos naturales que constituyen los ecosistemas afectados. Asimismo el artículo 109º de la presente Ley. tal y como se puede apreciar en el Libro Segundo.La reincorporación de los elementos naturales. según corresponda. 5.”. donde además de las penas que se le impone al sujeto activo del delito. el Código Penal Federal Mexicano. siempre y cuando su reincorporación no constituya un peligro al equilibrio ecológico o dificulte la reproducción o migración de especies de flora o fauna silvestre. el plazo otorgado al infractor para satisfacerlas y las sanciones a que se hubiere hecho acreedor conforme a las disposiciones aplicables. adicionarán. tal como lo establece el artículo 421º del Código Penal Federal de México. modificación o demolición de las construcciones. 4. a país de origen. esto es. del Título Vigésimo Quinto: Delitos contra el ambiente y la gestión ambiental. se le impondrá alguna o algunas de las siguientes penas o medidas de seguridad.

la cual deberá correr al momento en que el sentenciado haya cumplido con la prisión o está se hubiera tenido por cumplida. deberán proporcionar al ministerio público o al juez. en México. Las dependencias de la administración pública competentes. General del Equilibrio Ecológico y La Protección al Ambiente: Comentarios y concordancias. ya que es difícil determinar la relación que existe entre los daños ambientales y los hechos que los provocan.Proyecto de Ley: Como se pudo apreciar. los dictámenes técnicos o periciales que se requieran con motivo de las denuncias presentadas por la comisión de los delitos a que se refiere el presente Título. Los trabajos a favor de la comunidad a que se refiere el artículo 24º de este ordenamiento. Carmona Lara 389 sugiere que es indispensable establecer un régimen especializado en materia ambiental que permita. aplicar la normatividad vigente en materia de responsabilidad civil para establecer la responsabilidad ambiental resulta jurídicamente complicado. hasta donde sea posible.org/libros/libro. la expedición de dictamen técnico correspondiente. una vez apreciada la responsabilidad. 6.de libertad. Para los efectos a los que se refiere este artículo. el juez deberá solicitar a la dependencia federal competente o a las instituciones de educación superior o de investigación científica. las punibilidades correspondientes a los delitos cometidos. una iniciativa390 con proyecto 389 María del Carmen Carmona Lara. en México.. http://www. y deroga el artículo 203º de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.bibliojuridica. resultando insuficiente para proteger de forma efectiva el derecho constitucional de tener un medio ambiente adecuado. en el que se configura un sistema de responsabilidad que resulta inadecuado para las características del daño ambiental. serán resultantes de disminuir en una mitad los parámetros mínimos y máximos contemplados en este Título. Siempre que el procesado repare el daño voluntariamente sin que se hay resuelto dicha obligación por resolución administrativa. a cargo del 269 .htm?l=542 . se ha presentado por el diputado Jorge Kahwagi Macari. 390 Que expide la Ley de Responsabilidad Civil por el Daño y el Deterioro Ambiental. el ambiente al estado en que se encontraba antes de la actividad lesiva. Por ello. consistirán en actividades relacionadas con la protección al ambiente o la restauración de los recursos naturales. determinar la obligación del contaminador de reparar el daño y restituir. En vista de lo antes expuesto y teniendo en cuenta las reglas generales establecidas en el Código Civil.

III. . 391 I. Industria eléctrica. así como su cuantía los cuales serán determinados por el Instituto Nacional de Ecología y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente. y deroga el artículo 203º de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.Destacan también los plazos de prescripción de 5 años a partir de que se tiene conocimiento de la acción causante del daño y de 25 años en cualquier caso. recibida en la sesión del martes 29 de noviembre de 2005. . Desarrollos inmobiliarios que afecten ecosistemas costeros. desecho.A su vez. comerciales. descarga. facultando a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente. . del Grupo Parlamentario del PVEM. así como aquellas actividades que los generen. tratamiento. este proyecto regula la reparación y valoración del daño. a toda persona física que resida en el lugar dañado. confinamiento. y a las personas morales sin fines de lucro que tengan como objeto el cuidado ambiental (ONG´s). II. tráfico. Producción. enumera las actividades que se consideran peligrosas 391 y ordena adquirir seguros ambientales para el ejercicio de estas. y prevé la creación del "Fondo para la Reparación Ambiental" para apoyar suplementariamente los deterioros ambientales y redistribuir los recursos que se obtengan por indemnizaciones a intereses difusos. IV. Las actividades industriales. que sean consideradas como altamente riesgosas según lo establecido en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y demás disposiciones jurídicas aplicables. . 270 . abandono. a los municipios (delegaciones en el caso del Distrito Federal). lo cual por sí solo supondría un avance importante en la materia. transporte.Asimismo. o eliminación de residuos peligrosos o materiales peligrosos. de servicios u otras. destacando la ampliación en los supuestos de legitimación activa de la persona que sufre el daño.Este proyecto tiene una orientación objetiva de la Responsabilidad Civil por daños ambientales y persigue la compensación del daño ambiental y la protección del medio ambiente con una responsabilidad objetiva que va más allá de la culpa del causante del daño.de decreto en el que se expide la ley de responsabilidad civil por el daño y el deterioro ambiental. Obras hidráulicas y vías generales de comunicación. y V. y en algunos casos por instituciones de educación superior o de investigación científica. Diputado Jorge Kahwagi Macari. almacenamiento.

esto es. Esta Ley tiene por objeto regular el régimen de responsabilidad civil por el daño y el deterioro ambiental con motivo de actos u omisiones en la realización de las actividades a que se refiere la fracción I del artículo 2o. morales. se presume siempre a cargo de quien o quienes realizan tales actividades. y el daño o parte del daño o deterioro ambiental causado. culpa o negligencia inexcusable de la persona que lo hubiera sufrido. regula el daño ambiental propiamente dicho... afectaciones futuras. denominado en esta ley con el nombre de deterioro ambiental. siempre y cuando se acredite la relación de causalidad física entre la acción u omisión productora del daño. o deterioro ambiental. o entidades públicas que por sí o a través de sus representantes. esta ley regula reglas especiales de responsabilidad civil aplicadas a estos casos. denominado en esta ley con el nombre daño ambiental. . atiende al riesgo creado por las actividades con incidencia ambiental. Cuando el daño sea producido por dolo. así como evitar. en la medida de lo posible. salvo prueba en contrario. La responsabilidad por daño o deterioro ambiental con motivo de los actos u omisiones en la realización de las actividades con incidencia ambiental. tanto para el daño como para el deterioro ambiental. administradores o empleados generen daño. con motivo de sus actos u omisiones en la realización de actividades con incidencia ambiental. no se aplican las reglas comunes de responsabilidad civil establecidas en el código civil.Responsabilidad Solidaria: Cuando la responsabilidad por el mismo daño o deterioro ambiental recaiga en diversas personas. 271 .Este proyecto de ley de responsabilidad por daño y deterioro ambiental. sostiene que no existirá responsabilidad en los siguientes supuestos: I.Establece una Responsabilidad Objetiva: La responsabilidad regulada en esta ley es objetiva. y 392 Objeto: Artículo 1º. tal como se especifica en su objeto392 y en su artículo 2º. y el daño civil producido por dicho daño ambiental. a no ser que se pruebe de manera plena el grado de participación de cada uno de ellos en la acción u omisión que lo hubiere causado.Asimismo. . aplicado al daño y el deterioro ambiental. serán solidariamente responsables. si no. . estos son: el daño y el deterioro ambiental. esta ley regula un régimen especial de responsabilidad civil. y es exigible con independencia de la culpa o negligencia de la persona que haya causado el daño o el deterioro ambiental.Plantea eximentes de Responsabilidad. -Responsables: En los términos establecidos por esta ley serán responsables las personas físicas. . de esta ley.

Para el daño civil: Tendrán legitimación activa para exigir la reparación del daño por deterioro ambiental cualquier persona física o moral. que sufra afectación o perjuicio en su persona o patrimonio. Cualquier persona física que tenga su domicilio en el municipio o delegación del Distrito Federal en donde se dio el deterioro ambiental. 5.II. . que haya habitado en él por lo menos durante los cinco años anteriores al acto u omisión que le dio origen. Cuando el daño o el deterioro ambiental tengan su causa exclusiva en caso fortuito o fuerza mayor. y Cualquier persona moral. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y cualquiera de los municipios o delegaciones del Distrito Federal en donde se haya manifestado el deterioro ambiental. y podrán demandar ante los tribunales federales la reparación en especie del deterioro ambiental: I. y haya sido constituida con tres años de anterioridad al acto u omisión que dio origen al deterioro ambiental. Asimismo señala que. siempre que tenga como objeto social la protección del ambiente en general. En tratándose de personas físicas. tienen interés jurídico y legitimación activa. sin fines de lucro. o de alguno de sus elementos. establece la estructura de un futuro régimen comunitario de responsabilidad.5 Caso de la Unión Europea: Propuesta normativa: Libro Blanco El Libro Blanco sobre Responsabilidad ambiental presentado por la Comisión Europea.Respecto a la Legitimación activa. que actúe en representación de cualquiera de las personas físicas a las que se hace referencia en la fracción anterior. publicado el 09 de febrero de 2000. surgió por la necesidad de adoptar un nuevo sistema de responsabilidad ambiental ante la incapacidad de la legislación 272 . II. plantea la legitimación activa para el daño civil (llamado daño ambiental) y el daño ambiental propiamente dicho (llamado deterioro ambiental). III. su sucesión estará legitimada para iniciar la reclamación si la persona afectada hubiera fallecido. siempre que la reparación no hubiere sido exigible antes del fallecimiento o que el daño fue re conocido con posterioridad al mismo.

Motivo por el cual no constituye un instrumento adecuado para los casos de contaminación de carácter difuso. el régimen de responsabilidad se puede aplicar. los causantes de la contaminación también correrán el riesgo de tener que asumir los gastos de restauración o compensación por los daños que hayan provocado. es decir. En ese sentido. el extenso acervo normativo comunitario no había resultado eficaz en la prevención del daño ambiental. Asimismo. por lo que se propone que para que el régimen de responsabilidad sea efectivo tiene: • • • Tiene que haber uno o más actores identificables (contaminadores) El daño tiene que ser concreto y cuantificable. también ejerce un efecto preventivo. En cambio. Sostiene que la responsabilidad ambiental tiene por objeto obligar al causante de daños al medio ambiente (el contaminador) a pagar la reparación de tales daños. procedente de fuentes múltiples. tal y como ha puesto de manifiesto la cadena de graves accidentes ecológicos ocurridos en la Unión Europea a lo largo de las últimas décadas.ambiental existente para evitar los daños ambientales y repararlos adecuadamente. señala que la reglamentación ambiental establece normas y procedimientos destinados a preservar el medio ambiente en ausencia de un régimen de responsabilidad. el responsable por el daño ambiental. en los 273 . describiendo los principales elementos que harían posible que dicho régimen sea eficaz y viable. y Se tiene que poder establecer una relación de causa – efecto entre los daños y los presuntos contaminadores. antes que repararlo. Por tanto. preferirá prevenir el daño. se señala que. si se incorpora a la normativa el concepto de responsabilidad. ya que el contaminador al saber que será el. Asimismo. el Libro Blanco establece la estructura de un futuro régimen comunitario de responsabilidad ambiental encaminado a la Aplicación del Principio Quien contamina paga. el incumplimiento de las normas y procedimientos vigentes sólo puede entrañar una mera sanción de carácter administrativo o penal. sostiene que no todas las formas de daño ambiental pueden remediarse a través de un régimen de responsabilidad. Se sostiene que el concepto de responsabilidad. por ejemplo.

Sin embargo. que se adaptaran a su situación nacional y tuvieran en cuenta. 2. los tipos de daños que deben incluirse y. por ejemplo. entre otros factores.casos en que el daño ha sido provocado por accidentes industriales o por la contaminación gradual causada por sustancias peligrosas o residuos vertidos al medio ambiente por fuentes identificables. sostiene que por razones de seguridad jurídica y de confianza legítima.El presente documento incluye una descripción de las principales características que podría presentar un régimen comunitario de responsabilidad ambiental.Ámbito de Aplicación: Sostiene que el ámbito de aplicación del régimen debe contemplarse desde dos perspectivas diferentes.. Asimismo. a menos que el acto u omisión que los haya provocado se hubiese producido antes de su entrada en vigor.. y por el contrario. de carácter difuso. 274 . las causas y la naturaleza de la contaminación y los costes de limpieza o restauración. Asimismo.Su carácter no retroactivo (aplicación limitada a los daños futuros): Plantea un régimen de carácter no retroactivo. El régimen debe aplicarse a los daños que conozcan después de su entrada en vigor. donde corresponderá a los Estados miembros afrontar los problemas ocasionados por la contaminación del pasado. el régimen comunitario debe aplicarse exclusivamente a los daños futuros. aun cuando resulte imposible aplicar un régimen de responsabilidad (por ejemplo. Hay que considerar. en que es imposible vincular los efectos negativos sobre el medioambiente con las actividades de determinados agentes. el número de lugares contaminados. mecanismos de financiación para remediar la contaminación o los daños a la biodiversidad existentes. en primer lugar. estudiar las actividades que los provocan y que conviene cubrir. la muerte del bosque como consecuencia de la lluvia ácida y la contaminación atmosférica causada por el tráfico. la responsabilidad no es un instrumento adecuado para los casos de contaminación generalizada. sostiene que los Estados miembros han de garantizar en cualquier circunstancia la reparación de los daños causados a estos recursos naturales protegidos. Para ello podrían establecer. por ejemplo. Así ocurre. como son: 1. con los efectos sobre el cambio climático producidos por las emisiones de CO2 y otros contaminantes. sostiene que la aplicación armonizada del principio de no retroactividad hará necesaria una definición posterior del concepto de contaminación del pasado. si el contaminador no ha podido ser identificado).

sostiene que por razones de coherencia es importante abarcar también. por ejemplo) pero no los daños ambientales propiamente dichos. pues son varias las legislaciones nacionales denominadas como de responsabilidad ambiental o títulos similares en las que se contemplan los tipos tradicionales de daños (corporales y materiales. como que se pagaran menos indemnizaciones. En tanto respecto a los daños tradicionales. y la ley danesa sobre compensación por daños causados al medio ambiente de 1994. los recursos ya protegidos por la legislación comunitaria. en este documento el término «actividades (peligrosas)» también alude al tratamiento de las sustancias que representan un riesgo inherente. tanto a los daños al medio ambiente (contaminación de lugares y daños causados a la biodiversidad393) como a los daños tradicionales (daños corporales y daños materiales). o ninguna. el objetivo de proteger la salud de las personas. 275 .Respecto a los daños que debe cubrir el régimen: Sostiene que la cobertura debe ser. En el Libro Blanco. donde sostiene. Donde se tiene como ejemplo de este hecho a la Ley Alemana sobre responsabilidad ambiental de 1990. cuando sean causados por una actividad definida como peligrosa en el ámbito de aplicación del régimen. Señala que si el régimen comunitario se aplicara únicamente a los daños ambientales y dejara la responsabilidad por los daños económicos enteramente en manos de los Estados miembros. que representan un riesgo inherente de causar daños. podrían darse resultados injustos. Además. que los anterior es menos evidente de lo que parece. el interés por la salud humana —que constituye por derecho propio un importante objetivo político — está estrechamente relacionado con la protección del medio ambiente: el apartado 1 del artículo 174 del Tratado de la Comunidad Europea afirma que la política de medio ambiente de la Comunidad debe contribuir a alcanzar. en virtud de las directivas sobre aves silvestres y sobre hábitat en las zonas designadas de la red Natura 2000. la categoría de daños al medio ambiente recoge dos tipos de daños diferentes que deberían estar cubiertos por un régimen comunitario. En la actualidad muchas de estas actividades son objeto de la 393 Entiéndase. En cuanto a los daños causados al medio ambiente. como los daños a la salud y los daños materiales. pues muchas veces el mismo incidente provoca daños tradicionales y daños ecológicos. entre otros. por los daños a la salud que por los daños causados al entorno por el mismo incidente. estos son daños causados a la biodiversidad y contaminación de lugares. Respecto a las actividades: El objetivo de casi todos los regímenes nacionales de responsabilidad ambiental es regular las actividades.

Dichas directivas establecen un régimen de protección especial de los recursos naturales. ha de estar vinculado a la normativa comunitaria pertinente en materia de protección del medio ambiente. transporte. Por lo que se propone que para cuando se trate de daños tradicionales y la contaminación de lugares. tratamiento. la definición de un ámbito de aplicación cerrado y vinculado a la legislación comunitaria vigente presenta además la ventaja de garantizar una óptima seguridad jurídica. un objetivo ambiental. legislación destinada a prevenir y controlar los riesgos de accidentes y contaminación. y en especial de los recursos relevantes para la conservación de la biodiversidad. paso de fronteras y eliminación de residuos peligrosos y otros residuos. así como de Zonas de Especial Protección para las Aves establecidas en virtud de la Directiva Aves. Consta de Zonas Especiales de Conservación designadas de acuerdo con la Directiva Hábitat. manipulación. Cobertura de los daños a la biodiversidad en la medida en que ya esté protegida por la red Natura 2000 Un importante factor que se debe tener en cuenta por lo que respecta a los daños causados a la biodiversidad es la existencia de una legislación comunitaria específica en materia de conservación de la biodiversidad. legislación sobre producción. 276 . se inscriba en un marco coherente. Se propone que para que el régimen de responsabilidad por daño ambiental. aplicable a través de la red Natura 2000395. a saber. Asimismo se propone que a medida que avance la iniciativa comunitaria será necesario definir con mayor precisión el alcance de las actividades. 394 Legislación que establece límites de emisión o de vertido de sustancias peligrosas al aire o al medio acuático y legislación sobre sustancias y preparados peligrosos que tiene entre sus objetivos la protección del medio ambiente. la Directiva sobre las aves silvestres y la Directiva sobre hábitat. asimismo. recuperación. En el caso de la protección de la Biodiversidad.legislación ambiental comunitaria o de normativas comunitarias que persiguen. reducción. almacenamiento. estas normativas comunitarias. entre otros. legislación en materia de biotecnología y legislación sobre transporte de sustancias peligrosas. en particular la Directiva IPPC (integrated pollution prevention and control) y la Directiva revisada de Seveso II. reciclado. podrían estar contempladas ciertas actividades 394 reguladas por los tipos de legislación comunitaria. 395 Natura 2000 es una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad. por ejemplo mediante la elaboración de una lista en la que figuren todos los textos jurídicos comunitarios pertinentes con los que deberá estar vinculado el régimen de responsabilidad.

en la responsabilidad objetiva. Sin embargo. una serie de exigencias relativas a la reparación de los daños importantes causados a los recursos naturales protegidos. responsabilidad basada en la culpa cuando los daños se deriven de una actividad no peligrosa. Otro motivo es el planteamiento según el cual la asunción del riesgo por posibles daños derivados de una actividad intrínsecamente peligrosa no corresponde a la víctima ni al conjunto de la sociedad. Se propone la adopción de un régimen comunitario basado. se aplicará la responsabilidad objetiva. independientemente de que hayan sido provocados o no por una actividad peligrosa. Es el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea. El régimen de responsabilidad ambiental constituiría el instrumento adecuado para hacer que sea el contaminador quien pague la reparación de tales daños. Con todo. contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad ocasionada por el impacto adverso de las actividades humanas. el régimen de responsabilidad aplicable a la protección de la biodiversidad también debería incluir las actividades no clasificadas como peligrosas que provocan daños importantes en las zonas protegidas de la red Natura 2000. Y se justifica en la gran dificultad a la que se enfrentan los demandantes para probar la culpabilidad de la parte demandada en los juicios por responsabilidad ambiental. Esta red de espacios coherentes se fundamenta en la política de conservación de la naturaleza de la Unión Europea según su Directiva de Hábitats. que complementa la Directiva de Aves de 1979. en lugar de la responsabilidad objetiva se propone la aplicación de una responsabilidad basada en la culpa cuando los Su finalidad es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los hábitats más amenazados de Europa. entre otros elementos.Ambos textos contienen. como norma general. 277 . de las que son destinatarios los Estados miembros. en estos casos el tipo de responsabilidad ha de ser diferente del establecido para los daños provocados por actividades peligrosas 3. sino a los responsables de la misma Como ya se indicó anteriormente.Responsabilidad objetiva por los daños derivados de actividades inherentemente peligrosas. los daños a la biodiversidad deben quedar cubiertos por el régimen.. es decir cuando se provoque un daño ambiental en la biodiversidad por una actividad inherentemente peligrosa. Habida cuenta de que las dos directivas antes citadas tienen como objetivo la protección de los recursos naturales a los que hacen referencia independientemente de cuál sea la actividad que provoque los daños y de que dichos recursos son vulnerables y corren el riesgo de sufrir daños causados por actividades que no son intrínsecamente peligrosas.

Asimismo. de contribución a los daños o consentimiento del demandante o de intervención de un tercero (como ejemplo de esta última circunstancia. por lo que manifiesta que el régimen comunitario también podría prever alguna de estas formas de reducción de la carga de la prueba tradicional. cuya definición específica se haría en una fase posterior. sostiene que en los litigios ambientales puede ser muy difícil para el demandante y mucho más fácil para el demandado probar los hechos relativos a la existencia . por lo que respecto a este hecho. sino también de elementos como el tipo de circunstancias eximentes aceptadas y el reparto de la carga de la prueba.o a la ausencia de una relación de causaefecto entre un acto del demandado y el daño. 278 . 4.admisión de eximentes y atenuantes comunes y carga de la prueba: Sostiene que la eficacia de un régimen de responsabilidad depende no sólo del carácter básico del régimen. señala que según la opinión expresada por algunas partes interesadas (en su mayoría operadores económicos). Por consiguiente. cabe mencionar las situaciones en las que el operador haya causado daños al llevar a cabo un actividad en cumplimiento de una orden ineludible emanada de una autoridad pública). En cuanto a la carga de la prueba. plantea que el Estado será responsable de la restauración o compensación de los daños causados a la biodiversidad por una actividad no peligrosa. sostiene que deberán admitirse los casos de fuerza mayor. los efectos positivos de la responsabilidad objetiva no deben verse anulados por la admisión de demasiadas circunstancias eximentes y atenuantes o por una carga de la prueba excesiva para el demandante. en los casos en que resulte imposible probar la culpa o determinar el causante..daños se deriven de actividades no peligrosas. Asimismo. también debería admitirse la existencia de atenuantes cuando se produzcan daños causados por vertidos autorizados con arreglo a la normativa comunitaria. diversos regímenes nacionales de la Unión Europea buscan reducir la carga de la prueba a favor del demandante por lo que se refiere a la demostración de la culpa o la causalidad. en ámbitos como los de las tecnologías de punta y el desarrollo tecnológico. Respecto a las circunstancias eximentes y atenuantes..

señala que en determinadas circunstancias. señala que en vista de que. motivo por el cual habrá que elaborarlos.. la responsabilidad por estos daños no está regulada en los Estados miembros. Por lo que respecta a la responsabilidad por la contaminación de lugares.y medidas de reparación equitativa por parte del demandado: Respecto al Principio de Equidad. serán responsables la persona o personas que ejerzan el control de la actividad incluida en el ámbito de aplicación del régimen que haya ocasionado los daños (el operador).. 279 . Si la actividad es ejercida por una sociedad dotada de personalidad jurídica. Sostiene que en el ámbito de los daños causados a la biodiversidad no existen normas ni criterios suficientemente desarrollados en materia de responsabilidad. un árbitro) podrían disponer de cierto margen de apreciación que les permitiera decidir – por ejemplo. la responsabilidad incumbirá a la persona jurídica y no a la dirección de la sociedad (los responsables) ni a otros empleados que puedan haber participado en la actividad.. el régimen de responsabilidad podría dar un primer paso ocupándose de este tipo de daños dentro de los límites que impone la legislación comunitaria vigente en materia de biodiversidad. Los daños tradicionales han de ser objeto de un tratamiento coherente en relación con las otras formas de daños al medio ambiente. que el operador responsable haya hecho todo lo posible para evitar los daños. Sostiene que los tribunales (o cualquier otra autoridad competente como. sino de la autoridad que haya concedido el permiso. sí cabe señalar la existencia de legislaciones y regímenes nacionales.criterios para evaluar y tratar diversos tipos de daño: El libro blanco señala que cada tipo de daño es objeto de un enfoque diferente. por ejemplo. En cuanto a Daños a la Biodiversidad. 7. por ejemplo.5. por lo general. Convendría definir otros criterios en el marco de esta disposición como. Las entidades de crédito que no tengan un control operativo de la actividad no deben responder por los daños. puede resultar injusto que el contaminador tenga que abonar la compensación total de los daños que haya causado. aunque muy diferentes entre sí. 6. lo cual requiere que las normas fundamentales sean las mismas para todos los tipos de daño.la responsabilidad centrada en la persona o empresa que ejerce el control sobre la actividad que causa el daño: En el régimen comunitario. cuando el operador responsable pueda demostrar que los daños fueron causados única y exclusivamente por emisiones explícitamente autorizadas en un permiso – que una parte de la compensación no debe correr por cuenta del contaminador.

en los casos en que la restauración sea posible. Los métodos de evaluación económica. Señala que la evaluación económica de los daños a la biodiversidad es particularmente importante cuando estos daños son irreparables. tiene que haber asimismo criterios que permitan evaluar el recurso natural dañado. Es preciso establecer un régimen que permita evaluar las ventajas que se derivan de un recurso natural (15). Si la restauración no es técnicamente posible. con objeto de recuperar el grado de conservación de la naturaleza y de biodiversidad que requiere la red Natura 2000. Reviste especial importancia el desarrollo de bases de datos sobre transferencia de beneficios similares al inventario EVRI (Environmental valuation resource inventory) en el que se recoge un importante material de evaluación. inspirándose en alguno de los regímenes ya vigentes o en fase de desarrollo a nivel regional (por ejemplo. La evaluación de los recursos naturales puede resultar más o menos costosa. Puede tratarse de daños al hábitat. Por su parte. la evaluación de los recursos naturales tiene que basarse en el coste de soluciones alternativas que tengan como meta la reposición de recursos naturales equivalentes a los que se han destruido. Pero si la restauración es viable. son los daños a la biodiversidad protegida en las zonas de Natura 2000 basándose en las directivas de hábitat y de aves silvestres. El punto de partida para ese análisis. en Andalucía y en Hesse). los costes de viaje y las demás técnicas para la manifestación de preferencias que requieren las encuestas dirigidas a gran número de personas pueden resultar costosos si se aplican en todos los casos. En cada caso. debe ser los costes de restauración (incluidos los costes de evaluación del daño). entre los que se encuentra el de evaluación contingente. Asimismo.Señala que los daños que se deben regular. Estas bases 280 . la utilización de técnicas de «transferencia de beneficios » puede reducir los costes de forma significativa. para evitar que los costes de restauración sean desproporcionados. o sólo lo es en parte. señala los casos en que deben quedar cubiertos este tipo de daños. sosteniendo que debe haber un umbral mínimo para poner en funcionamiento el régimen: sólo deben quedar cubiertos los daños significativos. a los ecosistemas. según el método utilizado. se deberá realizar un análisis de costesbeneficios o de razonabilidad. a la fauna y a la flora tal como se definen en los anexos de las correspondientes directivas.

Principal criterio 281 . Donde no reconoce al aire como centro de contaminación. Esto puede significar que después de la descontaminación del lugar tenga que realizarse la restauración del recurso natural. se aplicaría el régimen para los daños a la biodiversidad combinado con el régimen para lugares contaminados. Respecto a garantizar un nivel mínimo de restauración. lo que propone el libro Blanco es una reparación in equivalente. casi todos los Estados miembros tienen leyes o programas especiales en relación con el saneamiento de los lugares contaminados que se aplican tanto a la contaminación del presente como a la del pasado. teniendo en cuenta igualmente factores como su función y su utilización previsible. En cuanto a Lugares contaminados. El régimen comunitario debe tener como objetivo poner en práctica los principios ambientales (el que contamina paga. Para evaluar ese estado se podrían usar datos históricos y datos de referencia (características normales del recurso natural de que se trate). Que son las normas para evaluar y decidir si es necesario el saneamiento de un lugar contaminado. La reproducción de la cantidad y de la calidad de los recursos naturales en la mayoría de los casos no será posible o sólo con un coste extremadamente alto. Por consiguiente. Como en el caso de la biodiversidad. cautela y acción preventiva) en los nuevos casos de contaminación y lograr cierta armonización de las normas y objetivos de saneamiento. Por otro lado.de datos pueden servir para situar los problemas en su contexto y como fuente de evaluaciones directamente comparables. el objetivo debe ser más bien restaurar una situación comparable de los recursos dañados. señala que en caso de que una zona protegida por la legislación sobre la biodiversidad formara parte de un lugar contaminado. señala La restauración debe llevar a restituir el estado en que se encontraba el recurso natural antes de que se produjera el daño. Entre los lugares contaminados se incluyen el suelo. las aguas superficiales y las aguas subterráneas. donde el régimen sólo sería aplicable en casos de contaminación significativa. Señala que el enfoque basado en la peligrosidad de las actividades se aplicaría a la contaminación de lugares. por lo que respecto a la restauración. Existen normas de saneamiento. sólo se tendrían en cuenta los daños significativos. respecto a la legislación sobre lugares contaminados.

Por otro lado señala que si el saneamiento no fuera viable por razones económicas o técnicas el confinamiento total o parcial podría ser una solución. con excepción de las disposiciones específicas sobre acceso a la justicia. Si. Para los daños tradicionales. y los criterios específicos para la restauración y la evaluación de los daños al medio ambiente. en el que están englobados los daños a las personas y los daños materiales (y también podrían estarlo las pérdidas económicas). Sin embargo. las autoridades competentes deberán basarse en un análisis pormenorizado de los efectos beneficiosos que se derivan 282 . 8. Respecto a los daños tradicionales. dentro de los objetivos de saneamiento. el importe de la compensación por el valor del daño que queda sin reparar deberá emplearse en proyectos similares de restauración o mejora de recursos naturales protegidos. Estos objetivos cualitativos deben combinarse en la medida de lo posible con normas cuantificadas que indiquen la calidad del suelo y de las aguas que se debe conseguir. la reparación de los daños no es posible o sólo lo es en parte. seguirá siendo competencia de los Estados miembros. Para determinar la similitud de los proyectos. señala que la definición de este concepto. por razones técnicas o económicas (relación entre coste y eficacia).obligación de destinar las compensaciones abonadas por el contaminador a la restauración del medio ambiente: destino de las indemnizaciones: Una obligación común aplicable tanto a los daños a la biodiversidad como a la contaminación de lugares debe ser que las indemnizaciones o compensaciones pagadas por el contaminador para la restauración o la descontaminación se empleen realmente para este propósito. el régimen comunitario no debe introducir la noción de daños significativos. Deben fijarse umbrales aceptables mediante las mejores técnicas disponibles en condiciones económica y técnicamente viables (como en la Directiva IPPC).cualitativo: es si la contaminación constituye una amenaza seria para el hombre y el medio ambiente. Sin embargo. que se tratará más adelante. todos los elementos del régimen propuesto en este Libro Blanco deberían aplicarse también a los daños tradicionales. Otro de los objetivos que se ha de perseguir es lograr que el suelo se adecue a su uso actual y a su uso futuro probable. Asimismo. señala como objetivo principal la eliminación de toda amenaza seria para el hombre y el medio ambiente. señala que se deben definir la calidad del suelo y del agua que se debe mantener o restaurar en el lugar..

. 283 . 9. solicitar la aplicación de medidas efectivas y adecuadas (incluso de carácter cautelar) y recurrir contra las actuaciones u omisiones de personas privadas y autoridades públicas que contravengan las disposiciones de la legislación en materia de medio ambiente.. señala que los litigios por daños causados al medio ambiente difieren de los litigios por daños tradicionales. por razones económicas y técnicas. también por la Comunidad. 1. entre las que cabe mencionar las siguientes: impugnar la decisión de una autoridad pública ante un tribunal u otro organismo independiente e imparcial establecido por la ley (derecho a introducir un recurso administrativo o judicial).planteamiento que dé mayor facilidad de acceso a la justicia en los casos de daños al medio ambiente: Respecto al acceso a la justicia. utilizando para ello la indemnización o compensación pagada por el responsable de la contaminación. celebrada en Århus (Dinamarca) del 23 a 25 de junio de 1998. a la rehabilitación. con ocasión de la Cuarta conferencia ministerial. a la sustitución o a la adquisición de recursos naturales equivalentes a los dañados. En él se recogen disposiciones específicas sobre el acceso a la justicia. El Convenio de Århus396 constituye un importante instrumento legal en este ámbito. Una posibilidad es la agrupación de indemnizaciones si los daños causados a los recursos naturales superan los criterios mínimos y una indemnización sola resulta demasiado limitada. en los que asiste a las víctimas el derecho de presentar denuncia ante las instancias administrativas o judiciales competentes con el fin de salvaguardar sus intereses privados. el Estado es el responsable primero de la acción que debe llevarse a cabo si el medio ambiente resulta dañado o corre el riesgo de serlo.Responsabilidad a dos niveles: el Estado debe ser responsable en primer lugar Se debe imponer a los Estados miembros el deber de garantizar en primer lugar la reparación de los daños a la biodiversidad y la descontaminación (responsabilidad en primera instancia) . que fue adoptado. que constituyen la base para las distintas actuaciones que pueden emprender tanto los particulares como los grupos de interés público. Habida cuenta de que la protección del medio ambiente constituye un interés público. para reparar los daños sufridos. con arreglo a las siguientes orientaciones. las indemnizaciones deben destinarse únicamente a la restauración. a la participación pública en la toma de decisiones y al acceso a la justicia en asuntos ambientales. El régimen comunitario de responsabilidad ambiental podría contribuir a la aplicación del Convenio a través de la legislación comunitaria. Se considerará a 396 Convenio de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa sobre acceso a la información.En general.

Garantizar un nivel suficiente de conocimientos y evitar gastos innecesarios La posibilidad de demandar al Estado o al contaminante debería estar reservada a los grupos de interés que satisfagan determinados criterios cualitativos objetivos. es decir.Casos urgentes (medidas cautelares y coste de las acciones preventivas) Se debe conceder a los grupos de interés el derecho de solicitar directamente a los tribunales en casos urgentes un mandamiento judicial para que el contaminador (potencial) actúe o se abstenga de actuar con objeto de prevenir daños significativos o evitar nuevos daños al medio ambiente. sin necesidad de haber requerido previamente la actuación de una autoridad pública. 3.. Este planteamiento debe aplicarse tanto a la revisión de decisiones judiciales y administrativas. como a las denuncias contra el contaminador. sólo si el Estado no actúa o si su actuación no es adecuada (responsabilidad en segunda instancia). dichos grupos de interés público han de estar habilitados a actuar de forma subsidiaria. Habida cuenta de que el ejercicio del derecho de acceso a la justicia entraña inevitablemente ciertos costes. se les debe permitir demandar al presunto contaminador sin necesidad de pasar previamente por las autoridades administrativas. para prevenir daños o evitar nuevos daños). Se debe dar a los grupos de interés.los grupos de interés público que promueven la defensa del medio ambiente (y reúnen las condiciones impuestas por la legislación) como partes interesadas en las decisiones sobre medio ambiente (21). en primera instancia. Corresponde a los tribunales decidir sobre el carácter justificado de las medidas cautelares. o de adoptar medidas correctoras. sería interesante examinar las posibilidades de recurrir en este contexto a soluciones extrajudiciales como el arbitraje o la 284 . Con este fin. de manera óptima y rentable. La restauración del medio ambiente ha de llevarse a cabo en cooperación con las autoridades públicas. Pueden desempeñar un papel fundamental tanto la existencia de conocimientos específicos como la participación de expertos e investigadores independientes y de reconocido prestigio. Como norma general. Las medidas cautelares pueden consistir en la prohibición de una actividad peligrosa o la obligación impuesta al operador de prevenir daños antes o después de un incidente. 2.. la posibilidad de reclamar el reembolso de los gastos razonables que hayan soportado para costear medidas preventivas urgentes (es decir.

son a menudo responsables de un porcentaje de daños superior del que cabría esperar habida cuenta de su tamaño. las cuales tienen por objeto la reducción de los costes y de los plazos de espera. es más probable que carezcan de los recursos financieros necesarios para la reparación de los daños que hayan provocado. El hecho de poder contar con un seguro reduce los riesgos a los que se ven expuestas las empresas (quienes los transfieren parcialmente a los aseguradores). conviene adoptar una actitud prudente por lo que respecta a la instauración del régimen de responsabilidad. Por otra parte. que no suelen disponer de los recursos necesarios para aplicar unos sistemas de gestión de riesgos tan eficaces como los de las empresas de mayor envergadura.mediación.. al objeto de eludir dicha responsabilidad. si bien llevará tiempo y muy probablemente resultará costosa. en particular. que para garantizar la eficacia ecológica del régimen de responsabilidad es importante poder contar con una garantía financiera. De este modo. Por ello. contribuyendo así a su viabilidad. señala que en algunos casos. como la que ofrece un seguro. la cuantificación de las primas en función del riesgo constituye un elemento importante para la cobertura de la responsabilidad en el marco de un contrato de seguro. Es previsible 285 . la responsabilidad objetiva ha podido llevar a las grandes empresas a escindir o delegar en empresas más pequeñas determinadas actividades de producción que representan un riesgo. Mientras no existan técnicas de medición comúnmente aceptadas que permitan cuantificar los daños ambientales. para daños causados a los recursos naturales se haga de manera progresiva.Garantía financiera para las responsabilidades a que pueda haber lugar: Para resultar eficaz. será difícil determinar los niveles de responsabilidad. Asimismo. Estas empresas más pequeñas. motivo por el cual las aseguradoras han de que poder establecer en todo momento unas disposiciones técnicas adecuadas a ese fin. sostiene. también se mostrarán menos interesadas en tratar de eludir su responsabilidad Es muy probable que el desarrollo de las pólizas para riesgos ambientales y. La elaboración de una lista de criterios cualitativos y cuantitativos fiables para la detección y la cuantificación de los daños ambientales permitirá incrementar los niveles de seguridad financiera en que opera el régimen de responsabilidad. un régimen jurídico de responsabilidad requiere un sistema de garantía financiera viable que se aplique a los principales elementos constitutivos del régimen. Sin embargo. Respecto a la Garantía Financiera. 4.

La asegurabilidad de los riesgos ambientales es fundamental para la garantía financiera. Así. una de las vías posibles de asegurar la garantía financiera) vemos que la cobertura del riesgo de daños al medio ambiente todavía está poco desarrollada. concretamente en la ley alemana sobre responsabilidad ambiental. Al analizar el mercado de los seguros (los seguros son. por ejemplo. se asiste al desarrollo de nuevos tipos de pólizas de seguro destinadas a cubrir los costes vinculados al saneamiento de lugares contaminados. pero depende considerablemente de la seguridad jurídica y la transparencia que aporte el régimen de responsabilidad. El recurso al sector de seguros o bancario para garantizar la seguridad financiera por los riesgos resultantes del régimen debe ser voluntario. si bien puede ir en detrimento de la aplicación eficaz del principio de «quien contamina paga». la aplicación de esta disposición ha planteado dificultades que han impedido hasta la fecha la aprobación del necesario reglamento de aplicación. En conclusión. Además. aunque se está progresando en áreas del mercado de seguros que se especializan en este campo. casi ningún régimen de responsabilidad medioambiental de los Estados miembros convierte la garantía financiera en un requisito legal. La Comisión se propone proseguir sus contactos con estos sectores para promover un mayor desarrollo de instrumentos específicos para la cobertura de los riesgos ambientales. como las garantías bancarias. como en el caso de los Países Bajos. la limitación a los recursos naturales que ya están protegidos por la legislación comunitaria actual y la limitación a los daños significativos son. aspectos que contribuyen a hacer que los riesgos regulados por el régimen sean calculables y controlables. todos ellos. la Comisión considera como solución más conveniente la adopción de una directiva marco comunitaria en materia de responsabilidad ambiental que 286 . Sin embargo. junto con otros sistemas. El ámbito cerrado de actividades peligrosas.que la cobertura de la responsabilidad por los daños causados a los recursos naturales aumente las posibilidades de desarrollo rápido del mercado de los seguros en este ámbito. el régimen comunitario no debe imponer la obligación de disponer de garantía financiera para permitir la flexibilidad necesaria a lo largo del periodo en que se irá acumulando experiencia con el nuevo régimen. Cuando es así. La comprensible preocupación de los sectores financieros es una de las razones que justifica el planteamiento gradual al que alude el Libro Blanco. las reservas internas y los fondos sectoriales.

Algunos se basan más en el derecho administrativo o público mientras que otros se sirven en mayor medida del derecho civil. los Estados miembros utilizan mecanismos diferentes paraambiental aplicarcomunitaria su normativa de responsabilidad ambiental. en particular. Comisión Europea. 287 . El régimen comunitario debe fijar los objetivos y los resultados dejando a los Estados miembros la elección de los medios e instrumentos para alcanzarlos.contemple. la responsabilidad basada en la culpa en los casos de daños a la biodiversidad derivados de actividades no peligrosas. también deja a criterio de cada país lo siguiente. por un lado. Pág. Responsabilid ad objetiva Daños tradicionales (personales y materiales) Actividades peligrosas o Potencialmente peligrosas Reguladas por la legislación Ambiental comunitaria Responsabilid ad objetiva Lugares contaminados Responsabilid ad objetiva Daños a la biodiversidad (recursos naturales protegidos en las zonas de natura 2000) potencialmente peligrosas Actividades no peligrosas Responsabilidad basada en la culpa Si bien es cierto. el principio de «quien contamina paga». Posible ámbito de aplicación del régimen comunitario de responsabilidad ambiental. la responsabilidad objetiva —con circunstancias atenuantes— por los daños tradicionales (daños a la salud y daños materiales) y por los daños causados al medio ambiente (contaminación de lugares y daños causados a la biodiversidad en las zonas Natura 2000) derivados de actividades peligrosas reguladas por la legislación comunitaria y que también regule. 30. el Libro blanco presenta determinadas características que reguladas por la debería presentar el régimen. pero todos ellos recurren a una combinación de ambos. los legislación mecanismos e instrumentos para alcanzar dicho fin. Luxemburgo: Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas. Este enfoque ofrece los medios más eficaces para aplicar los principios de política ambiental que figuran en el Tratado de la Comunidad Europea y. ”397 397 Libro Blanco sobre Responsabilidad Ambiental. 9 de febrero de 2000. por otro. conforme lo explica “Además.

Existe una objeción que se le hace al Libro Blanco. para la prevención y la reparación de los daños medioambientales. sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales excluye las pretensiones indemnizatorias que puedan tener los particulares afectados por la agresión medioambiental. excluyendo expresamente los daños a las personas y su propiedad. donde tiene por objeto prevenir y reparar el daño medioambiental.6 Caso de la Unión Europea: Directiva 2004-35-CE “Directiva sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales” La Directiva 2004 -35 –CE398 del Parlamento Europeo y del Consejo del 21 de abril de 2004. basado en el principio quien contamina paga.” 288 . y en caso de que este daño se produzca. 399 Artículo 1º de la Directiva 2004/35/CE Del Parlamento Europeo y del Consejo del 21 de abril de 2004. el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea aprobaron la Directiva 2004/35/CE sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales con la finalidad de establecer un marco común para la prevención y la reparación de los daños medioambientales. Asimismo. no es que según este principio. con el coste de la reparación de dichos daños. se responde por las medidas preventivas y reparadoras. empero restringido: comprende los daños que produzcan efectos adversos en las especies y hábitats naturales protegidos. es que el operador de la actividad corra con todos los gastos de prevención del daño ambiental. 398 En el año 2004. ya que en el presente documento se señala que. conforme a lo que se establece en su objeto399: “artículo 1: Establecer un marco de responsabilidad medioambiental. respecto al principio de quien contamina paga. el operador tendrá que correr con el coste de la prevención de los daños ambientales. basado en el principio de quien contamina paga. cuando sabemos que este principio lo que busca. el que paga tenga derecho a contaminar. es decir. que exija la autoridad correspondiente. presenta un modelo sobre un régimen de responsabilidad por daño ambiental. que quedan remitidas al Derecho Interno. de 21 de abril. en las aguas y/o en el suelo. no es así. el ámbito de aplicación de esta norma comunitaria es. 5. mediante el principio mencionado se tiene que garantizar la descontaminación y la restauración o la sustitución del medio ambiente.” En contra de lo que se contemplaba en el Libro Blanco sobre responsabilidad ambiental La Directiva 2004/35/CE. “Sobre Responsabilidad Medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales.

Los operadores deben sufragar los costes ocasionados por las medidas preventivas que hayan tenido que ser adoptadas en cualquier caso con vistas al cumplimiento de las disposiciones legales. o de los términos de cualquier permiso o autorización. las autoridades públicas deben garantizar la aplicación y el cumplimiento adecuados del programa establecido en la presente Directiva. para la prevención y reparación de los daños ambientales. de forma que se reduzca su exposición a responsabilidades financieras. consistir en que un operador cuya actividad haya causado daños al medio ambiente o haya supuesto una amenaza inminente de tales daños sea declarado responsable desde el punto de vista financiero a fin de inducir a los operadores a adoptar medidas y desarrollar prácticas dirigidas a minimizar los riesgos de que se produzcan daños medioambientales. obligando a los operadores de las actividades profesionales que supongan un peligro para el medio ambiente a tomar todas las medidas necesarias para prevenir la producción del daño ambiental. es decir.El régimen de responsabilidad ambiental instaurado por la citada directiva. donde se señala que el principio fundamental de la presente Directiva debe.” 289 . se caracteriza por los siguientes elementos: • La presente Directiva tiene por objeto establecer un marco de responsabilidad medioambiental basado en el principio de quien contamina paga. la Directiva busca la aplicación del principio de quien contamina paga. al saberse obligados a sufragar los costes relacionados con el daño causado adoptarán todas aquellas medidas que resulten necesarias para minimizar el riesgo de degradar el medio ambiente. De este modo quienes contaminan. “Sobre Responsabilidad Medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales. de gran relevancia para el objetivo de este trabajo. conforme se indica en el numeral 2400 de dicha Directiva. reglamentarias y administrativas que regulen sus actividades. por ende el principio de quien contamina paga se convierte en un medio para prevenir los daños ambientales. o repararlo en el caso de que éste se haya materializado. Dado que la prevención y la reparación de los daños medioambientales es una tarea que contribuye directamente a la finalidad de la política medioambiental de la Comunidad. 400 Numeral 2 de la Directiva 2004/35/CE Directiva 2004/35/CE Del Parlamento Europeo y del Consejo del 21 de abril de 2004. por tanto.

cualquier daño que produzca efectos adversos significativos en la posibilidad de alcanzar o de mantener el estado favorable de conservación de dichos hábitats o especies. en concreto a la Directiva marco de aguas y la de hábitat y especies naturales. sino que acota con precisión que debemos entender en concreto por aguas y por especies y hábitat naturales protegidos remitiendo para ello a la normativa comunitaria. los daños a las especies y hábitat naturales protegidas. a efectos de la presenta Directiva. evitando disonancias entre los Estados miembros en la interpretación de éstos términos. amenaza inminente de daños. operador. agua y suelo. se habrían hallado los recursos naturales y servicios en el momento en que sufrieron el daño. es decir. de las aguas en cuestión. o. cualquier daño que produzca efectos adversos significativos en el estado ecológico. 402 Artículo 2. es decir. el estado en que. Los daños a las especies y hábitats naturales protegidos no incluirán los efectos adversos previamente identificados. con excepción de los efectos adversos a los que se aplica el apartado 7 del artículo 4 de dicha Directiva. • Asimismo. se entenderá por daño ambiental401. de no haberse producido el daño medioambiental. químico o cuantitativo. 401 Por daño ambiental debemos entender por tanto aquel que afecta a las especies y hábitat naturales protegidos. 290 . La remisión a la normativa comunitaria facilitará la aplicación uniforme de la Directiva en toda la Unión Europea. El carácter significativo de dichos efectos se evaluará en relación con el estado básico402. 16 definiciones claves. en el caso de hábitats o especies no regulados por el Derecho comunitario. teniendo en cuenta los criterios expuestos en el Anexo I. donde por ejemplo se encuentra la definición de daño medio ambiental. para delimitar el alcance de la presente Directiva. el cual se define en el artículo 2º como los daños que afectan a: a) Las especies y hábitats naturales protegidos. o en el potencial ecológico definidos en la Directiva 2000/60/CE. considerado a partir de la mejor información disponible. etc. derivados de un acto del operador expresamente autorizado por las autoridades competentes de conformidad con disposiciones que apliquen los apartados 3 y 4 del artículo 6 o el artículo 16 de la Directiva 92/43/CEE o el artículo 9 de la Directiva 79/409/CEE. 14. b) Los daños a las aguas. La Directiva no se limita a enumerar los medios naturales receptores del daño. a las aguas y al suelo. «Estado básico».• La Presente Directiva establece en su artículo 2º. Definiciones. de conformidad con disposiciones equivalentes de la legislación nacional sobre conservación de la naturaleza.

la Directiva regula criterios para establecer la significatividad del daño. es decir. almacenamiento. utilización. es que este tenga el carácter de daño significativo. Se trata en todos los casos de actividades ampliamente reguladas por la legislación comunitaria que entrañan un riesgo potencial para la salud humana y el medio ambiente. cuando alguna de las actividades profesionales enumeradas en el Anexo III 404 de la propia Directiva. cualquier contaminación del suelo que suponga un riesgo significativo de que se produzcan efectos adversos para la salud humana debidos a la introducción directa o indirecta de sustancias. en su Anexo I. embotellado. dependiendo del tipo de actividad profesional causante del daño y del medio afectado por este. transformación. es interesante resaltar que es el único de los casos en el que la Directiva empela la creación de un riesgo para la salud humana como elemento determinante de la existencia de un daño ambiental. para determinar la existencia de daños al suelo. transporte y comercialización de organismos modificados genéticamente Traslado transfronterizo de residuos 291 . De acuerdo con el principio 403 En el caso concreto de daños al suelo. Es precisamente la potencial peligrosidad de estas actividades lo que justifica la adopción de un régimen de responsabilidad objetiva. preparados. liberación intencional. de la Directiva se distingue a un grupo de actividades profesionales que son las que determinan la aplicación del sistema de responsabilidad objetivo. Transporte de mercancías peligrosas o contaminantes Instalaciones que emitan sustancias contaminantes a la atmósfera Utilización confinada. liberación en el medio ambiente y transporte de sustancias peligrosas. cause un daño ambiental o la amenaza inminente del mismo. De acuerdo con esta definición. • Una de las características esenciales del nuevo régimen comunitario de responsabilidad ambiental es el establecimiento de dos sistemas de determinación de las responsabilidades (diferentes pero complementarias). aplicable sólo para las especies y hábitat naturales protegidos. Así de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 3 de la Directiva 2004/35/CE podemos distinguir entre: . organismos o microorganismos en el suelo o el subsuelo. • Como se puede apreciar una de las características del daño ambiental.Un sistema de determinación de la responsabilidad objetiva. productos fitosanitarios y biocidas. 404 En el Anexo III. por ende.c) Los daños al suelo403. En este anexo se contemplan las siguientes actividades: Instalaciones afectadas por la normativa Directiva 96/61/CE relativa a la prevención y al control integrados de la contaminación Actividades de gestión de residuos Vertidos de sustancias peligrosas en aguas superficiales y subterráneas Captación y represamiento de aguas Fabricación. la autoridad competente tendrá probablemente que recurrir a procedimientos de evaluación del riesgo que permitan determinar en que medida la salud humana podría quedar afectada negativamente por la actividad contaminante del operador.

resulta indispensable probar de conformidad con el régimen de responsabilidad subjetiva. Para que ésta sea eficaz. razón por la que la Directiva no limita su ámbito de aplicación a las actividades especialmente peligrosas del Anexo III. Esto implica que la autoridad competente para exigir la responsabilidad ambiental no necesitará probar el actuar culposo o negligente del operador. siempre y cuando medie culpa o negligencia por parte del operador de la actividad De conformidad con el régimen de determinación de la responsabilidad objetiva. son los operadores de una actividad intrínsecamente peligrosa los que deben asumir los riesgos financieros asociados a los posibles daños derivados del ejercicio de la misma. sin traspasar estos costes al conjunto de la sociedad.de asunción del riesgo. exigiendo no obstante que medie la culpa o negligencia del operador. cause un daño o la amenaza inminente del mismo a las especies y hábitats naturales protegidos 405. el operador será responsable de los daños derivados de su actividad independientemente de si ha actuado o no con la diligencia debida. Asimismo el anexo III de la Directiva no tiene carácter taxativo y puede ser ampliado a juicio de los Estados miembros que podrán añadir al mismo nuevas actividades profesionales.Un sistema de determinación de la responsabilidad subjetiva cuando cualquier actividad profesional no recogida en la Directiva. . Exigencia ésta que constituía uno de los principales obstáculos a los que enfrentaban tradicionalmente los demandantes para exigir judicialmente a la parte demandada la reparación de los daños ambientales. los daños deben ser concretos y cuantificables y es preciso establecer un vínculo causal 406 entre los daños y los contaminantes identificados. sino solo la relación de causalidad entre la acción u omisión del operador responsable y el daño o deterioro ambientales. que no es posible subsanar todas las formas de daño medioambiental mediante el mecanismo de la responsabilidad. • Asimismo se señala en la Directiva. sin embargo. es preciso que pueda identificarse a uno o más contaminantes. Por consiguiente. la responsabilidad no es 405 En este caso estamos ante recursos naturales especialmente protegidos y vulnerables. sino que lo amplia a cualquier otra actividad profesional. La introducción de la responsabilidad objetiva para determinados supuestos. facilitará a las autoridades competentes la posibilidad de exigir a los operadores la reparación del daño ambiental al no ser necesario probar la culpabilidad de su conducta. 406 Artículo 4: Excepciones 292 . Extremo que. de gran importancia para la conservación de la biodiversidad.

a los daños causados a la propiedad privada o a ningún tipo de pérdida económica ni afecta a ningún derecho relativo a este tipo de daños. en la cual es imposible asociar los efectos medioambientales negativos con actos u omisiones de determinados agentes individuales. esta excepción no está exenta de críticas. 3. Esto significa que si una actividad de las enumeradas en el Anexo III de la Directiva ocasiona un perjuicio a una persona o a sus bienes. es el de daños tradicionales. sino que deberá acudir a lo dispuesto en los ordenamientos jurídicos nacionales de cada Estado miembro. la presente Directiva no concederá a los particulares derechos de indemnización con motivo de daños medioambientales o de una amenaza inminente de los mismos. concretos y cuantificables. Es precisamente la existencia en todos los Estados miembros de un cauce adecuado para lograr la reparación de este tipo de daño. 293 . No obstante. los daños en bienes y personas con ocasión de daños al medio ambiente quedan 5. por lo tanto. pero no se aplica a los daños tradicionales. La presente Directiva sólo se aplicará a los daños medioambientales. Asimismo se establece un umbral de gravedad del daño. Sin perjuicio de la legislación nacional pertinente. pues sólo están comprendidos en este régimen los daños ambientales significativos. sólo están comprendidos en este régimen los daños ambientales significativos. La exclusión de los daños tradicionales407. ésta no estará legitimada para reclamar su reparación a través del sistema de responsabilidad previsto en la Directiva. el nuevo sistema comunitario de responsabilidad ambiental tiene por objeto la prevención y la reparación del daño ambiental. podrían producirse situaciones paradójicas en las que por ejemplo el operador de cualquiera de las citadas actividades deba asumir los costes asociados a la reparación de los daños ambientales ocasionados y nada por los infringidos por la misma acción a la salud o al patrimonio en particular. si el régimen comunitario se aplica únicamente a los daños ambientales y la responsabilidad por daños tradicionales se deja en manos de los Estados miembros. y es preciso establecer un vinculo causal • La presente Directiva no se aplica a las lesiones causadas a las personas. entendiendo por estos los daños personales y patrimoniales. causados por una contaminación de carácter difuso cuando sea posible establecer un vínculo causal entre los daños y las actividades de operadores concretos. sin que venga recogido como tal en el artículo dedicado a las exclusiones. o a la amenaza inminente de tales daños. 407 Artículo 3: Ámbito de aplicación. lo que parece justificar la exclusión de los daños tradicionales del ámbito de aplicación de la Directiva.un instrumento adecuado para abordar la contaminación de carácter extendido y difuso. El siguiente ejemplo de daño que queda excluido. por ejemplo la acción de responsabilidad civil.

que surja de un incidente con respecto al cual la responsabilidad o indemnización estén reguladas por alguno de los convenios internacionales enumerados en el Anexo IV. La Directiva excluye en su artículo 4: 1.” Y el propio artículo 3. la presente Directiva no concederá a los particulares derechos de indemnización con motivo de daños medioambientales o de una amenaza inminente de los mismos”. incluida 294 . b) un fenómeno natural de carácter excepcional. 2. el suelo o las especies y hábitat naturales protegidos están cubiertos por el nuevo régimen comunitario de responsabilidad ambiental. 3.3 al establecer “Sin perjuicio de la legislación nacional pertinente. que esté vigente en el Estado miembro de que se trate. a los daños causados a la propiedad privada o a ningún tipo de pérdida económica ni afecta a ningún derecho relativo a este tipo de daños. hostilidades. inevitable e irresistible.fuera del ámbito material de la Directiva. • El régimen de excepciones al ámbito de aplicación No todos los daños a las aguas. La presente Directiva no se aplicará a los daños medioambientales. incluidas sus eventuales modificaciones futuras. guerra civil o insurrección. La presente Directiva se entenderá sin perjuicio del derecho del operador a limitar su responsabilidad de conformidad con lo dispuesto en la legislación nacional que desarrolle el Convenio de 19 de noviembre de 1976 sobre Limitación de la Responsabilidad Nacida de Reclamaciones de Derecho Marítimo. ni a la amenaza inminente de tales daños. La presente Directiva no se aplicará a los daños medioambientales ni a las amenazas inminentes de tales daños provocados por: a) un acto derivado de un conflicto armado. Así lo determina el considerando 14 cuando dice “La presente Directiva no se aplica a las lesiones causadas a las personas.

incluida cualquier modificación futura de este Convenio. La presente Directiva sólo se aplicará a los daños medioambientales. causados por una contaminación de carácter difuso cuando sea posible establecer un vínculo causal entre los daños y las actividades de operadores concretos408. incluidas sus eventuales modificaciones futuras. tal y como por ejemplo ocurre con la contaminación atmosférica causada por el tráfico o la contaminación por nitratos. su exclusión del ámbito de aplicación de la Directiva se justifica al tratarse de actividades que están cubiertas por Convenios internacionales que regulan la responsabilidad civil y de los cuales son parte la mayoría de los Estados miembros. 408 La Directiva no cubre los daños ocasionados por la contaminación de carácter difuso puesto que resulta imposible identificar al operador responsable. 295 . 6.cualquier modificación futura de este Convenio o el Convenio de Estrasburgo sobre Limitación de la Responsabilidad en la Navegación Interior. ni a la amenaza inminente de tales daños. La presente Directiva no se aplicará a los riesgos nucleares. o a la amenaza inminente de tales daños. La presente Directiva no se aplicará a las actividades cuyo principal propósito sea servir a la defensa nacional o a la seguridad internacional. que pueda causar el desempeño de las actividades contempladas en el Tratado por el que se establece la Comunidad Europea de la Energía Atómica o un incidente o actividad con respecto al cual la responsabilidad o indemnización estén reguladas por alguno de los instrumentos internacionales enumerados en el Anexo V. Estos convenios se enuncian en los Anexos IV y V entre los que se citan por ejemplo el Convenio Internacional de 27 de noviembre de 1992 sobre responsabilidad civil nacida de daños debidos a la contaminación de hidrocarburos o el Convenio Internacional de 3 de mayo de 1996 sobre Responsabilidad e Indemnización de Daños en Relación con el Transporte Marítimo de Sustancias Nocivas y Potencialmente Peligrosas. Si bien es cierto que alguna de estas excepciones hacen referencia a actividades de gran potencial contaminador del medio ambiente. ni a los daños medioambientales. 5. de 1988. 4. ni a las actividades cuyo único propósito sea la protección contra los desastres naturales.

el operador adoptará. 410 Artículo 5. cuando resulte oportuno y. a pesar de que el daño ambiental no se haya materializado. Los Estados miembros dispondrán que.• Asimismo establece las obligaciones del operador respecto al daño ambiental: la acción preventiva y la acción reparadora Para lograr una aplicación plena del principio de quien contamina paga. en aquellos supuestos en los que exista una amenaza inminente de daño ambiental. se completa con la facultad que ostenta la autoridad competente de dar instrucciones al operador sobre las medidas preventivas que deberá adoptar. con objeto de impedir o reducir al máximo dicho daño. «medida preventiva». el operador deberá adoptar sin demora todas las medidas preventivas 409. sin demora. como la probabilidad suficiente de que se produzcan daños ambientales en un futuro próximo. Estas obligaciones se enumeran en los artículos 5 y 6. cuando no desaparezca la amenaza inminente de que se produzca daño medioambiental pese a las medidas preventivas adoptadas o el operador. las medidas preventivas necesarias. que cuando el operador de una actividad profesional cree una situación de riesgo para el medio ambiente. acto u omisión que haya supuesto una amenaza inminente de daño medioambiental. es imprescindible que el operador de cualquier actividad profesional sea consciente de las obligaciones. 409 Artículo 2. podría hacer frente. estará obligado a adoptar todas las medidas necesarias para evitarlo y en el caso en que la amenaza no haya cesado. toda medida adoptada en respuesta a un suceso. Definiciones 10. no sólo de cara a la reparación del daño ambiental. en cualquier caso. Acción preventiva 1. Asimismo el concepto de amenaza inminente de daños se define en el artículo 2 de la Directiva. La acción preventiva de acuerdo con la acción preventiva. los operadores comuniquen lo antes posible todos 296 . Cuando aún no se hayan producido los daños medioambientales pero exista una amenaza inminente de que se produzcan. que resulten necesarias para evitar la efectiva producción del daño. que conforme al nuevo sistema comunitario de responsabilidad ambiental. sino también a su prevención. 2. Esto significa en otras palabras. o incluso de adoptarlas por sí misma. Estas obligaciones. conforme a lo estipulado en el artículo 5º410de dicha Directiva. de la Directiva donde se distingue entre la acción preventiva y la acción reparadora. a informar a la autoridad competente de todos los aspectos relevantes de la situación de riesgo creada.

con objeto de limitar o impedir mayores daños medioambientales y efectos adversos para la salud humana o mayores daños en los servicios. Ante esta situación. exigir al operador que adopte. La autoridad competente podrá en cualquier momento: a) exigir al operador que facilite información adicional sobre cualquier daño que se haya producido. el operador deberá: informar a la autoridad competente. contener. controlar. no puede ser identificado o no está obligado a sufragar los costes en virtud de la presente Directiva. La autoridad competente exigirá que el operador adopte las medidas preventivas. controlar. la acción reparadora entra en juego en el momento en el que se haya producido un daño ambiental. y b) las medidas reparadoras necesarias de conformidad con el artículo 7. 411 Artículo 6 Acción reparadora 1. o dar instrucciones al operador respecto de todas las medidas posibles para. contener o eliminar la contaminación con objeto de impedir mayores daños y por último adoptar las medidas reparadoras 412 que resulten adecuadas. c) exigir al operador que adopte las medidas reparadoras necesarias. 297 . Cuando se hayan producido daños medioambientales. eliminar o hacer frente de otra manera a los contaminantes de que se trate y a cualesquiera otros factores perjudiciales. 2. La autoridad competente podrá en cualquier momento: a) exigir al operador que facilite información sobre toda amenaza inminente de daño medioambiental o cuando sospeche que va a producirse esa amenaza inminente. c) dar al operador instrucciones a las que deberá ajustarse sobre las medidas preventivas necesarias que deberá adoptar. con objeto de limitar o impedir mayores daños medioambientales y efectos adversos para la salud humana o mayores daños en los servicios. eliminar o hacer frente de otra manera a los contaminantes de que se trate y a cualesquiera otros factores perjudiciales. de forma inmediata. el operador informará sin demora a la autoridad competente de todos los aspectos pertinentes de la situación y adoptará: a) todas las medidas posibles para. b) exigir al operador que adopte las medidas preventivas necesarias.La Acción reparadora411. b) adoptar. los aspectos pertinentes de la situación a la autoridad competente. 3. adoptar todas las medidas posibles para controlar. de forma inmediata. la propia autoridad competente podrá adoptar dichas medidas preventivas. Si el operador incumple las obligaciones estipuladas en el apartado 1 o en las letras b) o c) del apartado 3. contener. o d) adoptar por sí misma las medidas preventivas necesarias. 4.

298 . no a su estado óptimo sino al estado anterior a la producción del daño.«medida reparadora». • La obligación de asumir los costes de la prevención y la reparación d) dar al operador instrucciones a las que deberá ajustarse sobre las medidas reparadoras necesarias que deberá adoptar. 412 Artículo 2. Si el operador incumple las obligaciones estipuladas en el apartado 1 o en las letras b) ó c) del apartado 2. la autoridad competente o ambos en colaboración.Al igual que ocurrían en relación con la acción preventiva. estas obligaciones se completan con la facultad de la autoridad competente de prescribir al operador la adopción de medidas reparadoras concretas o de adoptar dichas medidas por sí misma. Definiciones 11. rehabilitar o reemplazar los recursos naturales y servicios dañados. Esto significa que las medidas reparadoras deben perseguir la reparación del medio dañado. que tenga por objeto reparar. La autoridad competente exigirá que el operador adopte las medidas reparadoras. deberán definir el contenido de las medidas reparadoras según lo dispuesto en el Anexo II de la Directiva. En el Anexo II. definido como aquel estado en el que se encontraban los recursos natural en el momento de la producción del daño. la cual dará audiencia a los interesados para que presenten observaciones. El operador. 3. En el caso concreto de la reparación de daños al suelo. no puede ser identificado o no está obligado a sufragar los costes en virtud de la presente Directiva. o facilitar una alternativa equivalente a los mismos según lo previsto en el Anexo II. incluidas las medidas paliativas o provisionales. la reparación de los daños ambientales que afecten a las aguas o a las especies y hábitats naturales protegidos se vincula al concepto de estaba básico. donde se establece el marco común que habrá de seguirse para determinar las medidas más adecuadas que garanticen la reparación del daño ambiental. Las posibles medidas deberán ser sometidas en todo caso a la aprobación de la autoridad competente. la propia autoridad competente podrá adoptar dichas medidas reparadoras como último recurso. las medidas deben ir encaminadas a garantizar que el suelo no suponga un riesgo para la salud humana. teniendo en cuenta su uso presente y futuro. o e) adoptar por sí misma las medidas reparadoras necesarias. toda acción o conjunto de acciones.

reclamando posteriormente los costes. o que amenace de forma inminente con causar tales daños. o la actividad o producto empleado no había sido considerado como potencialmente perjudiciales para el medio ambiente según los conocimientos científicos y técnicos existentes en el momento de producirse el daño. No obstante lo anterior. dado que la Directiva faculta a las autoridades competentes para decidir adoptar o no las medidas oportunas. Esta reclamación deberá instarse en el plazo máximo de cinco años desde la fecha en que terminen de aplicarse las acciones preventivas o reparadoras o. 299 . sufragando claro está el coste de las mismas. No obstante esta obligación no se hace extensiva en los supuestos de daños huérfanos. el operador no estará obligado a asumir los costes de la prevención y reparación cuando pueda demostrar que los daños ambientales o la amenaza inminente de que se produzcan fueron causados por un tercero. en aquellos casos en los que no puede identificarse al operador responsable de la contaminación o si esté resultara insolvente. por ello en aquellos casos en los que la autoridad competente adopte en lugar del operador responsable las acciones preventivas o reparadoras deberá reclamar al operador los costes en que haya incurrido. Se persigue con este nuevo sistema garantizar la aplicación eficaz del principio de quien contamina paga. desde la fecha en que se identifique al responsable. si fuera posterior. a pesar de existir las medidas de seguridad adecuadas o se produjeron en cumplimiento de una orden o instrucción de una autoridad pública. respetando el condicionado de la misma claro está.A la vista de todo lo expuesto podemos concluir que el nuevo sistema comunitario de responsabilidad ambiental obliga al operador que cause daños ambientales. es decir. • La Directiva deja abierta a los Estados miembros la posibilidad de eximir a los operadores de la obligación de costear las medidas de prevención y reparación cuando estos demuestren que en su comportamiento no medio culpa o negligencia y que el hecho causante del daño: se realizó bajo el amparo de una autorización expresa. a adoptar las medidas preventivas o reparadoras que resulten necesarias. La Directiva consagra por tanto el Principio de Ejecución Subsidiaria conforme al cual la autoridad competente adoptará las medidas reparadoras necesarias para la restauración del medio ambiente cuando el operador responsable así no lo hiciera.

particulares y las Organizaciones ecologistas en el nuevo sistema comunitario de responsabilidad ambiental En el nuevo sistema comunitario de responsabilidad ambiental. interés que se presume a las organizaciones no gubernamentales que trabajen en la protección del medio ambiente. la Directiva prevé un segundo control encaminado a garantizar la adecuada reparación de los daños ambientales. Esto es lógico puesto que la Directiva se basa en la premisa de que las autoridades públicas son las guardianas del medio ambiente.• La función de las administraciones públicas. dado que controlan al operador responsable en el cumplimiento de sus obligaciones. al legitimar a cualquier persona física o jurídica que ostente un interés suficiente. los particulares no están legitimados para discutir las medidas reparadoras o preventivas decididas por la administración. Estas son las encargadas de identificar al operador responsable de la contaminación y determinar cuáles son las medidas reparadoras o preventivas que debe adoptar. Asimismo. salvo que estas vulneren los criterios del Anexo II de la Directiva. Se considera que ostenta un interés suficiente las personas físicas o jurídicas que puedan verse afectadas por el daño. pero no les reconoce la posibilidad de demandar directamente a los operadores responsables. Así las administraciones públicas se convierten en garantes de la prevención y reparación del daño ambiental. tal y como hemos visto se concede a la autoridad competente un papel esencial en la prevención y reparación de los daños ambientales. Solicitud de acción 1. ni para demandar directamente al operador responsable del daño. Sin embargo. es lo que la Directiva denomina solicitud de acción. dado que el medio ambiente es un bien público. para solicitar a la autoridad competente que actúe en virtud de cualquiera de las obligaciones que la norma comunitaria le impone. El ejercicio de la solicitud de acción 413 permite a cualquier persona física o jurídica legitimada: solicitar a la autoridad competente que actué de acuerdo con lo 413 Artículo 12. Una persona física o jurídica que: 300 . aleguen la vulneración de un derecho reconocido por la legislación de un Estado miembro o tenga un interés suficiente en la toma de decisiones de carácter ambiental. razón por la que la Directiva reconoce la posibilidad de que aquellos suficientemente interesados pueda exigir a la autoridad competente que actúe para proteger y conservar el medio ambiente. e incluso llegado el caso requerirle la adopción de dichas medidas o adoptarlas por si misma si así fuera necesario.

y podrá solicitar a la autoridad competente que actúe en virtud de la presente Directiva. Corresponderá a los Estados miembros determinar lo que constituye «interés suficiente» y «vulneración de un derecho». Lo antes posible. Se considerará asimismo que dichas organizaciones tienen derechos que pueden ser vulnerados a efectos de lo dispuesto en la letra c). Cuando la solicitud de acción y las observaciones adjuntas demuestren de manera convincente que existe daño medioambiental. 301 . la autoridad competente concederá al operador de que se trate la posibilidad de dar a conocer su opinión respecto de la solicitud de acción y de las observaciones adjuntas. de los actos u omisiones de la Autoridad competente que vulneren lo contenido en la Directiva. a presentar observaciones en casos de amenaza de daño ambiental. o bien b) tenga un interés suficiente en la toma de decisiones de carácter medioambiental relativas al daño. Con este fin. el interés de las organizaciones no gubernamentales que trabajen en la protección del medio ambiente y que cumplan los requisitos establecidos por la legislación nacional. o bien c) alegue la vulneración de un derecho. si así lo exige como requisito previo la legislación de procedimiento administrativo de un Estado miembro. aunque aquí no existe la obligación de darles audiencia. podrá presentar a la autoridad competente observaciones en relación con los casos de daño medioambiental o de amenaza inminente de tal daño que obren en su conocimiento. Los Estados miembros podrán decidir no aplicar los apartados 1 y 4 a casos de amenaza inminente de daño. 5. En tales casos. 3. 4. la autoridad competente deberá estudiar tales observaciones y solicitudes de acción. la autoridad competente informará a las personas a que se refiere el apartado 1 que hayan presentado observaciones a la autoridad de su decisión de acceder a la solicitud o denegarla y de los motivos de la misma.dispuesto en la Directiva. 2. e incluso a presentar un recurso ante un Tribunal o ante cualquier otro Órgano público independiente e imparcial sobre la legalidad. a efectos de lo dispuesto en la letra b). presentar alegaciones a las medidas de reparación acordadas por la autoridad. a) se vea o pueda verse afectada por un daño medioambiental. debiendo ser siempre citadas y tenidas en cuenta sus opiniones a menos que la inminencia del daño justifique la omisión de este trámite. Se adjuntarán a la solicitud de acción todos los datos e información pertinentes que respalden las observaciones presentadas en relación con los daños medioambientales en cuestión. y en todo caso de conformidad con las disposiciones pertinentes de la legislación nacional. se considerará suficiente.

a solicitar a las autoridades nacionales una acción preventiva o reparadora. fecha límite de transposición. recayendo finalmente el coste de la reparación del daño en la generalidad de la sociedad y contraviniendo así la vigencia del principio de quien contamina paga. limitándose a establecer la obligación de que los Estados miembros fomenten su utilización. El alto coste económico de las medidas de restauración del medio ambiente provocará que muchas compañías se declaren insolventes. La Directiva no exige a los operadores de las actividades profesionales del Anexo III la constitución de garantías financieras. dejando al particular en un plano subsidiario. antes del 30 de abril de 2010. o cuando se deriven de una 302 . Se trata de un sistema de responsabilidad que opera de manera expeditiva y al margen de la vía judicial. el régimen comunitario de responsabilidad ambiental no se aplicará a los daños producidos con anterioridad al 30 de abril de 2007. Exige a los operadores económicos la suscripción de garantías financieras para hacer frente a su (eventual) responsabilidad ambiental • El ámbito temporal: No se puede comprender plenamente el alcance del nuevo sistema comunitario de responsabilidad ambiental sin atender el ámbito temporal de aplicación de la norma. exigible únicamente por la Administración. En caso de inactividad administrativa. y realice propuestas relativas a un sistema de garantía obligatoria armonizada. • • El hecho de que la constitución de estas garantías no sea obligatoria. puede diluir la efectividad del nuevo sistema comunitario de responsabilidad ambiental. con el fin de que el recurrente fuerce una actuación de la Administración contra quienes realicen las actividades dañosas. la Comisión elabore un informe sobre estas cuestiones. o que cuente con interés suficiente. De acuerdo con este principio. Se trata de una responsabilidad pública. como por ejemplo un seguro.• Reconoce el derecho de toda persona que se vea o pueda verse afectada por un daño ambiental. Los particulares interesados tendrán que limitarse a reclamar ante la Administración que ésta ejerza la acción de responsabilidad contra los sujetos contaminantes. la Directiva garantiza la existencia de un cauce impugnatorio ante los Tribunales de justicia. que se establece en el artículo 17 de la Directiva donde se consagra el principio de irretroactividad. No obstante. razón por la cual la Directiva prevé que. el legislador comunitario es consciente de este extremo.

es decir mediante exclusión. no es menos cierto que estos sistemas. cuando éstos se deriven de una actividad específica realizada y concluida antes de dicha fecha. léase 30 de abril de 2007. como reacción del Estado dirigida contra el particular. viene a establecer un marco modelo para establecer un régimen de responsabilidad por daño ambiental por lo que los estados de acuerdo a lo establecido en el artículo 16 de la misma. Ya por último. -los daños. La nueva Directiva intenta subsanar esta laguna. -los daños causados por una emisión. por tanto. civil o administrativa. Así. La presente Directiva. se delimita el ámbito de aplicación temporal de manera negativa. la Directiva ofrece un marco más claro desde el punto de vista de la reacción jurídica ante una actividad contaminante: un resarcimiento por daños personales a través de las normas de Derecho civil. por medio del artículo 17. El contenido de la Directiva resulta. suceso o incidente que se hayan producido después de la fecha indicada en el apartado 1 del artículo 19. no resultan eficaces para la reparación de daños a los recursos naturales que por definición no pertenecen a nadie “res nulius”. implantando. y finalmente un castigo a través de las normas de Derecho penal y Derecho administrativo sancionador. un resarcimiento por daños ecológicos a través de una acción de responsabilidad pública. suceso o incidente que se hayan producido antes de la fecha indicada en el apartado 1 del artículo 19. construidos para la reparación de los daños tradicionales. incluida la determinación de otras actividades que hayan de someterse a los requisitos de prevención y reparación de la 303 • • . señala que “1. transcurrido el cual el operador responsable del daño quedará exento de toda responsabilidad. La presente Directiva no constituirá obstáculo para que los Estados miembros mantengan o adopten disposiciones más rigurosas en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales. si han transcurrido más de 30 años desde que tuvo lugar la emisión. que la Directiva no tiene carácter retroactivo y no se aplicará a: “. • Si bien. suceso o incidente que los produjo”. positivo. es cierto que la mayoría de los Estados miembros cuentan con sus propios sistemas de responsabilidad. a través de los cuales se intenta dar una solución a la reparación de los daños ambientales.actividad concreta concluida antes de tal fecha. Asimismo se establece un plazo de prescripción de los daños de 30 años. tal como se dijo.los daños causados por una emisión.

en relación con situaciones en las que la doble recuperación pueda producirse como consecuencia de acciones concurrentes por parte de una autoridad competente en virtud de la presente Directiva y por parte de una persona que sufra daños medioambientales. o facilitar una alternativa equivalente a los mismos según lo previsto en el Anexo II. 2. Informarán inmediatamente de ello a la Comisión. el presente anexo establece un marco común que habrá de seguirse a fin de elegir las medidas más adecuadas para garantizar la reparación del daño medioambiental. Cuando los Estados miembros adopten dichas disposiciones. incluidas las medidas paliativas o provisionales. numeral 11. toda una serie de lineamientos.” Por último señala que respecto a la Incorporación al Derecho interno de la presente Directiva: 1.presente Directiva y la determinación de otros responsables. Los Estados miembros pondrán en vigor las disposiciones legales. La presente Directiva no constituirá obstáculo para que los Estados miembros adopten medidas adecuadas. 304 . que tenga por objeto reparar. • Criterios para determinar las medidas adecuadas de reparación del daño ambiental Según lo establecido en el artículo 2º. reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva a más tardar el 30 de abril de 2007. que servirán de base a la autoridad competente. Los Estados miembros establecerán las modalidades de la mencionada referencia. como la prohibición de la doble recuperación de los costes. éstas harán referencia a la presente Directiva o irán acompañadas de dicha referencia en su publicación oficial. Los Estados miembros comunicarán a la Comisión los textos de las disposiciones básicas de Derecho interno que adopten en el ámbito regulado por la presente Directiva. “2. con el fin de reparar el ambiente dañado. El Anexo II de la Directiva Comunitaria sobre responsabilidad ambiental en relación con la prevención y reparación de los daños ambientales establece. rehabilitar o reemplazar los recursos naturales y servicios dañados. Como en el mismo se sostiene. que. toda acción o conjunto de acciones.«medida reparadora». así como una tabla de correspondencia entre la presente Directiva y las disposiciones nacionales adoptadas.” Asimismo.

donde. toda medida reparadora adoptada en relación con los recursos naturales y/o servicios para compensar el hecho de que la reparación primaria no haya dado lugar a la plena restitución de los recursos naturales y/o servicios dañados. complementarias y compensatorias. si procede. tanto real como potencial Divide en dos. los criterios para determinar la reparación del daño al medio ambiente. la finalidad de la reparación primaria es restituir o aproximar los recursos naturales y/o servicios dañados a su estado básico. b) «reparación complementaria». lo cual le otorga seguridad jurídica tanto a los operadores como a la pluralidad de sujetos interesados en la recomposición del ambiente degradado. el paraje alternativo deberá estar 305 . donde se entiende por ellas a) «reparación primaria». en un paraje alternativo— similar al que se habría proporcionado si el paraje dañado se hubiera restituido a su estado básico. La reparación se realiza rehabilitando. a uno reglado. Si los recursos naturales y/o servicios dañados no se restituyen a su estado básico. se pasa de un régimen discrecional de reparación. el primero es respecto a la reparación de la reparación de daños a las aguas o a las especies y hábitats naturales protegidos. La finalidad de la reparación complementaria es proporcionar un nivel de recursos naturales y/o servicios — inclusive. En la medida en que sea posible y adecuado. se efectuarán reparaciones complementarias. El objetivo de la reparación es devolver el conjunto del medio ambiente a su estado básico y compensar por las pérdidas provisionales en que se haya incurrido. Se estudiarán opciones de acciones encaminadas a restituir directamente los recursos naturales y servicios a su estado básico de forma acelerada.De esta forma. toda medida reparadora que restituya o aproxime los recursos naturales y/o servicios dañados a su estado básico. sustituyendo o adquiriendo el equivalente de los recursos naturales dañados en el lugar originalmente dañado o en otro diferente. o bien mediante la recuperación natural. la reparación del daño medioambiental se consigue restituyendo el medio ambiente a su estado básico mediante medidas reparadoras primarias. Determinación de medidas reparadoras primarias. También implica la eliminación de todo perjuicio grave para la salud humana.

se considerarán en primer lugar acciones que proporcionen recursos naturales y/o servicios del mismo tipo. Si es posible valorar los recursos y/o servicios perdidos pero no es posible valorar los recursos naturales y/o servicios de reposición en un plazo o con unos costes razonables. Si no es posible utilizar criterios preferentes de equivalencia recurso . ya sea en el paraje dañado o en un paraje alternativo. De acuerdo con estos criterios.recurso o servicio-servicio. c) «reparación compensatoria». por ejemplo la valoración monetaria. Esta reparación compensatoria consiste en aportar mejoras adicionales a las especies y hábitats naturales protegidos o a las aguas. Por ejemplo. De no ser esto posible. las pérdidas derivadas del hecho de que los recursos naturales y/o servicios dañados no puedan desempeñar sus funciones ecológicas o prestar servicios a otros recursos naturales o al público hasta que hayan surtido efecto las medidas primarias o complementarias. teniendo en cuenta los intereses de la población afectada. se proporcionarán recursos naturales y/o servicios alternativos. d) «pérdidas provisionales». Por ejemplo. una disminución de la calidad podría compensarse con un aumento del número de medidas reparadoras. se aplicarán técnicas de valoración alternativas. No consiste en una compensación financiera al público. la autoridad competente podrá optar por medidas reparadoras cuyo coste sea equivalente al valor monetario aproximado de los recursos naturales y/o servicios perdidos. para determinar la magnitud de las medidas reparadoras complementarias y compensatorias necesarias. y no en compensar económicamente al público. La reparación compensatoria se efectuará con el fin de compensar la pérdida provisional de recursos naturales y servicios durante la recuperación. La autoridad competente podrá prescribir el método. calidad y cantidad que los dañados. cuanto más tiempo se tarde en alcanzar el 306 .vinculado geográficamente al paraje dañado. Determinación de medidas reparadoras complementarias y compensatorias. Al determinar la magnitud de las medidas reparadoras complementarias o compensatorias se considerará en primer lugar la utilización de criterios de equivalencia recurso-recurso o servicio-servicio. Las medidas reparadoras complementarias y compensatorias habrán de concebirse de tal modo que prevean que los recursos naturales y/o servicios adicionales obedezcan a las preferencias en el tiempo y a la cronología de las medidas reparadoras. toda acción adoptada para compensar las pérdidas provisionales de recursos naturales y/o servicios que tengan lugar desde la fecha en que se produjo el daño hasta el momento en que la reparación primaria haya surtido todo su efecto.

atendiendo a los siguientes criterios: a) b) c) d) e) f) g) h) i) El efecto de cada opción en la salud y la seguridad públicas. a la reparación de daños al suelo. Asimismo. se efectuará una reparación complementaria. el tipo y la concentración de las sustancias. mayores serán las medidas de reparación compensatoria que se lleven a cabo (en igualdad de otras condiciones). un conjunto razonable de opciones de reparación. 307 . tal como señala el numeral 1. una vez que se haya elegido. se adoptarán las medidas necesarias para garantizar. la autoridad competente evaluará las opciones o las valorará.3. se efectuará una reparación compensatoria para compensar las pérdidas provisionales. La medida en que cada opción beneficiará a cada componente del recurso natural o servicio. controlen. Si la reparación primaria no da lugar a la restitución del medio ambiente a su estado básico. El periodo de tiempo necesario para que sea efectiva la reparación del daño medioambiental. contengan o reduzcan los contaminantes de que se trate de modo que el suelo contaminado. La medida en que cada opción tendrá en cuenta los correspondientes intereses sociales. La medida en que cada opción servirá para prevenir futuros daños y evitar daños colaterales como consecuencia de su aplicación. que se eliminen.1 del Anexo II “Las opciones reparadoras razonables deberían valorarse utilizando las mejores tecnologías disponibles. La reparación de daños medioambientales consistentes en daños a las aguas o a las especies y hábitats naturales protegidos supone asimismo eliminar todo riesgo significativo de que se produzcan efectos adversos para la salud humana. La probabilidad de éxito de cada opción. La medida en que cada una de las opciones logra reparar el paraje que ha sufrido el daño medioambiental. o identificado dentro de ellas. El coste que supone aplicar la opción.estado básico. deje de suponer un riesgo significativo de que se produzcan efectos adversos para la salud humana. preparados. como mínimo. económicos y culturales y otros factores pertinentes específicos de la localidad. habida cuenta de su uso actual o su futuro uso planificado en el momento del daño. Además. La presencia de tales riesgos se evaluará mediante procedimientos de evaluación del riesgo que tengan en cuenta las características y función de la tierra. y La vinculación geográfica con el paraje dañado. A su vez.

para cuando no se puede identificar al contaminador. Las reglas y parámetros anteriormente expuestos. precautorio y de corrección a la fuente. Se estudiará la posibilidad de optar por una recuperación natural. sin ninguna intervención directa del ser humano en el proceso de recuperación. impuso a los estados miembros la obligación de adoptar las disposiciones legales. la que determinará el uso de dicha zona. sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales. será la naturaleza de la zona correspondiente en que se haya producido el daño. Pero cuando esto no es posible. tanto real como potencial.7 Caso de España La Directiva 2004/35/CE. y los seguros por daños ambientales. se adoptarán todas las medidas necesarias para impedir cualquier efecto adverso para la salud humana. De acuerdo con lo anteriormente expuesto la autoridad competente decidirá el tipo de medidas de reparación que llevará a cabo. sustituyendo o adquiriendo el equivalente de los recursos naturales dañados en el lugar originalmente dañado o en otro diferente. 5. Si cambia el uso del suelo. se deben buscar otras fórmulas que permitan recomponer el ambiente sin utilizar la responsabilidad civil ambiental. es decir.organismos o microorganismos nocivos. del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de abril de 2004. y la relación causa efecto entre los daños y los presuntos agentes sea factible. en su caso. El sistema reparatorio contenido en la Directiva está basado en los principios preventivo. su riesgo y sus posibilidades de propagación. También implica la eliminación de todo perjuicio grave para la salud humana. Los sistemas de responsabilidad ambiental funcionan en el tanto los agentes contaminantes o degradadores del ambiente sean claramente identificables e individualizables. serán de gran utilidad a los operadores del derecho a la hora de fijar las medidas necesarias para reparar los parajes dañados. La reparación se realiza rehabilitando. reglamentarias y administrativas 308 . Es ahí donde cobran vigencia los fondos ambientales. el daño acontecido sea concreto y cuantificable. Si no existe normativa de ordenación del territorio u otra normativa pertinente. El uso se determinará en función de la normativa de ordenación del territorio o. de otra normativa pertinente que estuviera vigente en el momento de producirse el daño. El objetivo de la reparación es devolver el conjunto del medio ambiente a su estado básico y compensar por las pérdidas provisionales en que se haya incurrido. habida cuenta de sus expectativas de desarrollo.

evitar y reparar los daños medioambientales. para los casos en los que estos lleguen a producirse. de conformidad con el artículo 45416 de la Constitución y con los principios de prevención y de quien contamina paga. la presente Ley busca que se prevengan eficazmente los daños medioambientales y. en la medida en la que instituye todo un conjunto de potestades administrativas con cuyo ejercicio la administración pública debe garantizar el cumplimiento de la ley y la aplicación del régimen de responsabilidad que incorpora. de la responsabilidad 414 “la Directiva 2004/35/CE del Parlamento Europeo y del Consejo. a más tardar el 30 de abril de 2007. Asimismo. su artículo 19º exigía a los estados miembros la incorporación de esta Directiva. se trata de un régimen de responsabilidad administrativa. la Ley señala que tiene por objeto415 regular la responsabilidad de los operadores de prevenir. estableciendo que todos los ciudadanos tienen derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de las personas así como el deber de conservarlo. l a Directiva 2004/35/CE se ha convertido en el marco mínimo común de los Regímenes de Responsabilidad ambiental de los 27 países que forman parte de la Unión Europea. la Ley configura un régimen de responsabilidad que se caracteriza por: -Establecer un régimen administrativo de responsabilidad medioambiental. con independencia de las sanciones administrativas o penales que también correspondan. Al respecto. por lo que. en sus respectivos ordenamientos. sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales. esto es. por lo que. y que la violación de los principios constitucionalmente reconocidos en el apartado 2 de dicho precepto da lugar a la obligación de reparar el daño causado. aseguren una rápida y adecuada reparación. 415 416 Artículo 1 de la Ley de Responsabilidad Medioambiental. de 21 de abril de 2004.necesarias para dar cumplimiento a lo que en ella se recoge. De este modo. que esta Ley traspone. estableciendo una serie de potestades a ejercer por la administración para garantizar el cumplimiento de la ley y su régimen de responsabilidad. Se separa. Al respecto. de Responsabilidad Medioambiental de España. El 24 de octubre de 2007 se publicó la Ley 26/2007 de 23 de octubre. incorporando a nuestro ordenamiento jurídico un régimen administrativo de responsabilidad ambiental de carácter objetivo e ilimitado basado en los principios de prevención y de que quien contamina paga”. incorporando un régimen administrativo de responsabilidad ambiental de carácter mayoritariamente objetivo e ilimitado. traspone la Directiva 2004/35/CE. 309 . pues. Ley 26/2007 de 23 de octubre La constitución de 1978 ha tenido en cuenta la obligación de reparar lo daños ambientales en su artículo 45. que conforme señala en el Preámbulo414 de la misma. basado en el principio de Prevención y de quien Contamina Paga.

pues deberán adoptar las medidas de prevención. en la que las obligaciones de actuación se imponen al operador al margen de cualquier culpa. El artículo 14 no incorpora causas de exención de la responsabilidad. Ocurre. Se pone especial énfasis en la restauración total de los recursos naturales y de los servicios que prestan. -Las reglas de los artículos 14º. aún cuando no haya cometido ninguna infracción administrativa y haya actuado de conformidad con la normativa aplicable. y ocasionen daños medioambientales o amenazas de que dichos daños se produzcan. La Ley. sin embargo. sufragando el total de los costes. que no se considerarían satisfechos con una mera indemnización dineraria. así como en la necesidad de que las empresas internalicen los costes asociados a los riesgos medioambientales inherentes a las actividades que desarrollan. pues el contenido de la obligación de reparación o en su caso.civil clásica en la que los conflictos entre el causante del daño y el perjudicado se dirimen en sede judicial. de evitación o de reparación reguladas en la ley independientemente de que se aprecie dolo. que cuando concurren las circunstancias previstas en los apartados 1 y 2 del artículo 310 . -La responsabilidad ambiental es de carácter objetivo. sufragando el coste total de las acciones preventivas o reparadoras. pretende hacer efectivo el principio “quien contamina paga”. Específicamente. que asume el operador responsable consiste en devolver los recursos naturales dañados a su estado original. La responsabilidad es ilimitada. la responsabilidad es objetiva para los operadores que desarrollen una actividad económica o profesional de las enumeradas en el Anexo III de la presente Ley. 15º y 16º abordan los supuestos en los que el operador no está obligado a sufragar los costes de las medidas preventivas y reparadoras. sufragando el total de los costes a los que asciendan las correspondientes acciones preventivas o reparadoras. en esencia. de prevención. .El carácter ilimitado de la responsabilidad que consiste en devolver los recursos naturales dañados a su estado original. culpa o negligencia en su actuación. dolo o negligencia que haya podido existir en su comportamiento. de evitación o de reparación de los daños ambientales. Se trata de asegurar que el responsable de la actividad devuelva los recursos naturales dañados a su estado original. pues el operador está obligado en todo momento a adoptar las medidas de prevención.

en el momento de realizarse o utilizarse. salvo lo establecido en la Ley respecto del Fondo estatal de reparación de daños medioambientales (art.14. • Que el operador pruebe que el daño medioambiental fue causado por una actividad. emisión o utilización de un producto que. incluyendo aquellas órdenes dadas en ejecución de un contrato con la Administración Pública y excluyendo los proyectos aprobados por una Administración Pública (no se consideran a efectos de la presente ley como órdenes o instrucciones). En estos casos el operador tendrá derecho a recuperar los costes imputables a las medidas de reparación de daños medioambientales en los términos establecidos en la normativa autonómica. 34). a pesar de existir medidas de seguridad adecuadas. En estos casos. culpa o negligencia. siempre que concurra alguna de las siguientes circunstancias: • Que la emisión o hecho que sea causa directa del daño medioambiental constituya el objeto expreso y específico de una autorización administrativa otorgada de conformidad con la normativa aplicable a las actividades del Anexo III. no eran considerados como potencialmente perjudiciales para el medio ambiente con arreglo al estado de los conocimientos científicos y técnicos existentes en aquel momento. c) Cuando el operador demuestre que no ha existido dolo. el operador podrá recuperar los costes en los que haya incurrido ejerciendo las acciones de repetición frente a terceros o reclamando la responsabilidad patrimonial de las Administraciones públicas. Tal como se describe en el artículo 14º de la Ley: a) Cuando el daño o amenaza inminente se produzca por la actuación de un tercero ajeno al ámbito de la organización de la actividad e independiente a ella. 311 . b) En cumplimiento de una orden o instrucción obligatoria dictada por una autoridad pública competente. el operador puede recuperar el coste en el que hubiera incurrido al adoptar tales medidas.

o por los Tratados Internacionales en que España sea parte. 419 Daño a las aguas. 2.3 a) de la Directiva 2004/35/CE del Parlamento Europeo y del Consejo. No todos los recursos naturales están protegidos por esta ley. Cualquier daño que produzca efecto adverso significativo tanto en el estado ecológico. define en su artículo 2º. en el caso de daños o contaminación del suelo.1 c). preparado. como en el potencial ecológico de las masas de aguas artificiales y muy modificadas. «Hábitat»: Las zonas terrestres o acuáticas diferenciadas por sus características geográficas. que se hallen en estado silvestre en el territorio español. así como a los hábitat de todas las especies silvestres autóctonas. ribera del mar y de las rías y al suelo. Cualquier contaminación del suelo que suponga un riesgo significativo de que se produzcan efectos adversos para la salud humana debidos al depósito. 4. los daños a la ribera del mar y de las rías o al suelo 420. Tan solo lo están aquellos que tienen cabida en el concepto de daño medioambiental. químico y cuantitativo de las masas de aguas superficiales o subterráneas. a saber: los daños a las aguas. las especies incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas o en los catálogos de especies amenazadas establecidos por las comunidades autónomas en sus respectivos ámbitos territoriales. por la legislación estatal o autonómica. Art. o que estén protegidas por otras normas comunitarias. organismos y microorganismos.3 b) de la Directiva 2004/35/CE del Parlamento Europeo y del Consejo. Art. sobre responsabilidad medio-ambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales o que estén protegidas por la legislación comunitaria. y que estén mencionadas en el artículo 2. sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales. aguas continentales tanto superficiales como subterráneas. abióticas y bióticas. «Especies silvestres»: Las especies de la flora y de la fauna que estén mencionadas en el artículo 2. de 21 de abril de 2004. tanto con carácter permanente como estacional. En conclusión se debe entender por daño ambiental los daños producidos a las Especies silvestres y Hábitats (Directiva 2004/35/CE). vertido o introducción directa o indirecta de sustancias. de 21 de abril de 2004. 2. 418 Artículo 2 5. En particular.. 312 . entendiéndose por tales aquéllas introducidas. los daños a la ribera del mar y de las rías. en lo que respecta a los daños al hábitat y especies silvestres se entenderán los definidos por la normativa comunitaria y también los así protegidos por la legislación nacional en materia de conservación de la naturaleza. entendido como: aquellos que produzcan efectos adversos significativos a especies silvestres417 y hábitat418 naturales protegidos. lo que se debe entender por el mismo. 420 Daño al suelo. y los daños a las especies de la flora y de la fauna silvestres presentes permanente o temporalmente en España.En lo que respecta a daño ambiental. 417 Artículo 2. se vincula la existencia de responsabilidad a la creación de un riesgo significativo para la salud humana.1B). a las aguas 419. costeras y de transición definidas en la Ley de Aguas y restantes elementos integrantes del dominio público hidráulico. así como por los Tratados Internacionales en que España sea parte. Quedan excluidas de la definición anterior las especies exóticas invasoras. deliberada o accidentalmente fuera de su área de distribución natural y que resultan una amenaza para los hábitats o las especies silvestres autóctonas. los daños al suelo. estatal o autonómica.

pueden incurrir en responsabilidad civil por los daños que la contaminación haya podido ocasionar a las personas. Los particulares perjudicados a que se refiere el apartado anterior no podrán exigir reparación ni indemnización por los daños medioambientales que se les hayan irrogado. aunque sean consecuencia de los mismos hechos que dan origen a responsabilidad medioambiental. 421 Artículo 5. propiedades o entidades públicas o privadas y otros perjuicios económicos. de evitación o de reparación que resulten de la aplicación de esta ley ni impedirán las actuaciones administrativas encaminadas a ello. a las especies silvestres y hábitats protegidos o a las costas y riberas de los ríos. Por un lado. . se excluyen los “daños tradicionales”. Esta Ley no ampara el ejercicio de acciones por lesiones causadas a las personas. los riesgos significativos de que se produzcan efectos adversos sobre la salud humana. además. Para que la ley pueda ser aplicada. En el caso de los suelos el concepto de daño incluye. y por otro. se deberá estar en presencia de amenazas de daños o de daños propiamente dichos que produzcan efectos adversos significativos sobre el propio recurso natural. en la medida en la que tales daños queden reparados por la aplicación de esta ley. las empresas pueden incurrir en una doble responsabilidad. Esta última responsabilidad es precisamente el objeto de la regulación de la presente Ley. Igualmente. es decir los daños a las personas y a sus bienes (salvo que estos últimos constituyan un recurso natural). en caso de contaminación. 313 . 1. a ningún tipo de pérdida económica ni afecta a ningún derecho relativo a este tipo de daños o cualesquiera otros daños patrimoniales que no tengan la condición de daños medioambientales. que excluye expresamente los daños tradicionales del ámbito de aplicación de la Ley establecido expresamente en su Artículo 5º 421. 2. pueden incurrir en una responsabilidad medioambiental por daños ocasionados al suelo.3 de la Directiva 2004/35/CE y en el mismo sentido se manifiesta la Ley 26/2007. no todos los daños que sufran estos recursos naturales generarán responsabilidad medioambiental.Respecto a los daños tradicionales. En ningún caso las reclamaciones de los particulares perjudicados en cualesquiera procesos o procedimientos exonerarán al operador responsable de la adopción plena y efectiva de las medidas de prevención. 3. Daños a particulares. Por ejemplo. independientemente de la responsabilidad civil. a los daños causados a la propiedad privada. El responsable que hubiera hecho frente a esa doble reparación podrá reclamar del perjudicado la devolución o la compensación que proceda.Quedan excluidos los daños al aire y los denominados daños tradicionales. ocasionados a personas y patrimonios privados. Tales acciones se regirán por la normativa que en cada caso resulte de aplicación. al agua. es bastante claro el artículo 4.

después de haber sufrido los daños.1. c) El papel de los individuos concretos o de la zona dañada en relación con la especie o la conservación de su hábitat. sin más intervención que el incremento de las medidas de protección. e) La capacidad de la especie o del hábitat. es que dicho daño ambiental debe ser significativo. criterios para determinar la significatividad del daño.en cuanto se trate de las especies o los hábitat regulados en el artículo 2º literal a) numeral 1) de dicha Ley. de recuperar en breve plazo. 422 ANEXO I Criterios a los que se refiere el artículo 2. con las prestaciones ofrecidas por las posibilidades recreativas que generan y con su capacidad de regeneración natural. b) La rareza de la especie o del hábitat dañado (evaluada en el plano local. para generar responsabilidad. dé lugar a un estado equivalente o superior al básico. que tuvieran antes de producirse el daño. regional y superior. por tanto. Los cambios adversos significativos en el estado básico deberán determinarse mediante datos mensurables como: a) El número de individuos.-Una de las características que presenta el daño ambiental. El carácter significativo del daño que produzca efectos desfavorables en la posibilidad de alcanzar o de mantener el estado favorable de conservación de las especies o los hábitat se evaluará en relación con el estado de conservación que tuvieran al producirse el daño.a) 1. un estado que. su densidad o la extensión de su zona de presencia. d) La capacidad de propagación y la viabilidad de la especie (según la dinámica específica de la especie o población de que se trate) o la capacidad de regeneración natural del hábitat (según la dinámica específica de sus especies características o de sus poblaciones) dañados. a partir del estado básico. para determinar la significatividad del daño ambiental. 2. No tendrán el carácter de daños significativos los siguientes: a) Las variaciones negativas inferiores a las fluctuaciones naturales consideradas normales 314 . así como su grado de amenaza. incluido el plano comunitario). dispone en su Anexo I 422. tan sólo en virtud de la dinámica de la especie o del hábitat. Los daños con efectos demostrados en la salud humana deberán clasificarse como daños significativos.

El artículo 7º “Determinación del daño ambiental”, del Real Decreto Nº 2090/2008 de 22 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo Parcial de la Ley 26/ 2007 de Responsabilidad Medioambiental, refiere que para la determinación del carácter significativo al que se refiere el artículo 2º de la Ley 26/2007, a fin de apreciar que existe daño ambiental, el operador realizará las siguientes actuaciones:

a) Identificación del agente causante del daño, y de los recursos naturales y servicios afectados b) Cuantificación del daño. c) Evaluación de la significatividad del daño.

En la Evaluación de la significatividad del daño se tendrá en consideración, los resultados de las actuaciones realizadas para la identificación del agente causante del daño y de la cuantificación del daño y con arreglo a los criterios establecidos en los artículos 16º y 17º, que toma en cuenta la repercusión del daño en relación al recurso natural afectado, estos son a las especies silvestres y hábitats y a los hábitat, a las aguas, al suelo, a las riberas del mar y de los ríos. Asimismo, se tomaré en cuenta la significatividad del daño en referencia al tipo de agente, sea químico o por un organismo modificado genéticamente, el operador evaluará la significatividad del daño.

Cabe mencionar que la evaluación de la significatividad del daño requerirá el análisis de la variación que hayan experimentado, entre otros, los siguientes parámetros: a) El estado de conservación del recurso afectado.
para la especie o el hábitat de que se trate. b) Las variaciones negativas que obedecen a causas naturales o se derivan de intervenciones relacionadas con la gestión corriente de los espacios naturales protegidos o los lugares de la Red Natura 2000, según se definan en sus respectivos planes de gestión o instrumentos técnicos equivalentes. c) Los daños a especies o hábitat con demostrada capacidad de recuperar, en breve plazo y sin intervención, el estado básico o bien un estado que, tan sólo en virtud de la dinámica de la especie o del hábitat, dé lugar a un estado equivalente o superior al básico .

315

b) El estado ecológico, químico y cuantitativo del recurso afectado. c) La integridad física del recurso afectado. d) El nivel de calidad del recurso afectado. e) Los riesgos para la salud humana o para el medio ambiente asociados al recurso afectado.

Los daños con efectos demostrados en la salud humana tendrán en todo caso carácter significativo, conforme a lo dispuesto en el anexo I.1 de la Ley 26/2007, de 23 octubre.

Asimismo, en cuanto a la significatividad del daño por referencia al recurso natural afectado, regulado en su artículo 16º se dispone lo siguiente:

1. Los daños ocasionados a las especies silvestres y al hábitat serán significativos cuando los cambios experimentados por el receptor produzcan efectos adversos que afecten al mantenimiento de un estado favorable de conservación o a la posibilidad de que éste sea alcanzado. La evaluación de la significatividad de estos daños se realizará conforme a los criterios establecidos en el anexo I de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, y deberá tener en cuenta cualquier información disponible de carácter local, regional, nacional y comunitario de la especie o del hábitat afectado que resulte relevante.

2. Los daños ocasionados a las aguas serán significativos si la masa de agua receptora experimenta un efecto desfavorable de su estado ecológico, químico o cuantitativo, en el caso de aguas superficiales o subterráneas, o de su potencial ecológico, en el caso de aguas artificiales y muy modificadas, que traiga consigo, en ambos casos, un cambio en la clasificación de dicho estado en el momento de producirse la afectación, de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento de Planificación Hidrológica aprobado mediante el Real Decreto 907/2007, de 6 de julio, y demás legislación aplicable.

3. Los daños ocasionados al suelo serán significativos si el receptor experimenta un efecto adverso que genere riesgos para la salud humana o para el medio ambiente, de manera que aquél pueda ser calificado como suelo contaminado en
316

los términos establecidos en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados.

4. Los daños ocasionados a las riberas del mar y de las rías serán significativos en la medida en que lo sean los daños experimentados por las aguas, por el suelo o por las especies silvestres y al hábitat, de conformidad con lo establecido en los apartados anteriores.

En cuanto a la significatividad del daño por referencia al tipo de agente, se dispone en su artículo 17º

1. En caso de que el agente causante del daño sea de tipo químico, la significatividad del daño se determinará mediante el cálculo del cociente de riesgo entre la concentración que alcanza la sustancia en el receptor y el umbral de toxicidad para un nivel concreto de intensidad. Se considerará que el daño es significativo cuando el cociente de riesgo sea superior a uno.

2. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, la autoridad competente podrá establecer el nivel de significatividad para daños ocasionados por un agente químico en un cociente de riesgo menor que 1 en el caso de que el daño sea acumulable. El daño podrá ser acumulable debido tanto a la sensibilidad del medio receptor, como a la existencia de dos o más focos de contaminación que puedan mermar a corto, medio y largo plazo la capacidad de recuperación del medio receptor.

3. La significatividad del daño causado por un organismo modificado genéticamente se determinará mediante un análisis, caso por caso, acreditado por un organismo oficialmente reconocido.

Asimismo se dispone de otros criterios para la determinación de la significatividad daño, los cuales se encuentran regulados en su artículo 18º, el cual dispone: Cuando no resulte posible determinar la significatividad del daño con arreglo a los criterios establecidos en los artículos 16 y 17, o cuando el suelo tuviera la
317

calificación de contaminado, el carácter significativo de los daños ocasionados a las aguas y al suelo podrá establecerse analizando la afección que el daño haya ocasionado al servicio de acogida o de hábitat que tales recursos prestan a las especies silvestres. A tal efecto, se presumirá que los daños a las aguas y al suelo tienen carácter significativo cuando el daño que experimenten las especies silvestres que habitan en tales recursos como consecuencia de la acción del mismo agente puedan ser calificados de significativos.

Por otro lado, también regula la determinación del estado básico en su artículo 19º el cual dispone:

1. De conformidad con el artículo 2.19 de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, se entiende por estado básico aquel en el que, de no haberse producido el daño medioambiental, se habrían hallado los recursos naturales y los servicios de recursos naturales en el momento en que sufrieron el daño, considerado a partir de la mejor información disponible. 2. Para determinar el estado básico se analizarán los cambios que se hayan producido en el receptor como consecuencia de la acción del agente causante del daño. Podrá expresarse en términos de cambios experimentados por el receptor, con ayuda de indicadores ecológicos, como los días de uso del hábitat y la densidad de población, entre otros. En todo caso, la determinación del estado básico se realizará atendiendo a las fuentes de información que se enumeran en el epígrafe IV del anexo I y comprenderá una identificación de los elementos clave del conjunto de los recursos naturales y de los servicios dañados. 3. Se seleccionará un estado básico de tipo estático, salvo que concurran las siguientes circunstancias, en cuyo caso se seleccionará un estado de tipo dinámico: a) La existencia de información histórica fehaciente que demuestre la tendencia, positiva o negativa, de la evolución de los recursos naturales o de los servicios afectados. En ningún caso se podrá extrapolar al futuro un cambio globalmente mayor en un periodo de tiempo superior al revelado por la serie histórica. b) La existencia de un cambio de uso del suelo que implique la pérdida a corto plazo de los recursos o servicios afectados y que esté previsto en un instrumento de planeamiento ya aprobado o bien en tramitación, cuando éste hubiera sido objeto de evaluación ambiental favorable o, de no ser ésta exigible, si ya hubiera sido sometido al trámite de información pública.

318

- Respecto al ámbito de aplicación, se señala en el artículo 3º, como se explico, esta ley se aplicará a los daños medioambientales y a las amenazas inminentes de que tales daños ocurran, cuando hayan sido causados por las actividades económicas o profesionales enumeradas en el anexo III, aunque no exista dolo, culpa o negligencia. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que una actividad económica o profesional de las enumeradas en el anexo III ha causado el daño o la amenaza inminente de que dicho daño se produzca cuando, atendiendo a su naturaleza intrínseca o a la forma en que se ha desarrollado, sea apropiada para causarlo.

-Esta ley también se aplicará a los daños medioambientales y a las amenazas inminentes de que tales daños ocurran, cuando hayan sido causados por las actividades económicas o profesionales distintas de las enumeradas en el anexo III, en los siguientes términos: a) Cuando medie dolo, culpa o negligencia, serán exigibles las medidas de prevención, de evitación y de reparación. b) Cuando no medie dolo, culpa o negligencia, serán exigibles las medidas de prevención y de evitación. -Esta Ley sólo se aplicará a los daños medioambientales, o a la amenaza inminente de tales daños, causados por una contaminación de carácter difuso, cuando sea posible establecer un vínculo causal entre los daños y las actividades de operadores concretos. - Exclusión423: Esta ley no se aplicará a los daños medioambientales ni a las amenazas inminentes de que tales daños se produzcan cuando hayan sido ocasionados por alguna de las siguientes causas: a) Un acto derivado de un conflicto armado, de hostilidades, de guerra civil o de una insurrección. b) Un fenómeno natural de carácter excepcional, inevitable e irresistible. c) Las actividades cuyo principal propósito sea servir a la defensa nacional o a la seguridad internacional, y las actividades cuyo único propósito sea la protección contra los desastres naturales.

- Esta ley no se aplicará a los siguientes daños:

423

Artículo 3, numeral 4 y 5 de la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental del 23 de octubre de 2007.

319

a) A los daños medioambientales ni a las amenazas inminentes de que tales daños se produzcan cuando tengan su origen en un suceso cuyas consecuencias en cuanto a responsabilidad o a indemnización estén establecidas por alguno de los convenios internacionales enumerados en el anexo IV, incluidas sus eventuales modificaciones futuras, vigentes en España. b) A los riesgos nucleares, a los daños medioambientales o a las amenazas inminentes de que tales daños se produzcan, causados por las actividades que empleen materiales cuya utilización esté regulada por normativa derivada del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica, ni a los incidentes o a las actividades cuyo régimen de responsabilidad esté establecido por alguno de los convenios internacionales enumerados en el anexo V, incluidas sus eventuales modificaciones futuras, vigentes en España. -Cabe destacar que la norma no sólo busca la reparación de los daños medioambientales, sino que persigue también su prevención y que éstos no se produzcan, asimismo, la nueva Ley, al igual que la Directiva, viene a distinguir dos sistemas de imputación de la responsabilidad, un sistema de responsabilidad objetiva y otro sistema de responsabilidad subjetiva, en función del tipo de actividad profesional y del medio natural degradado. De ello se deduce que el operador, en algunos casos y según la actividad a la que se dedique, responderá de forma objetiva por el daño ocasionado aunque su actuación haya sido diligente, y en otros casos sólo responderá de la causación del daño si en sus actos medió dolo o negligencia. - Respecto al Sistema de responsabilidad objetiva, en relación con el sistema de responsabilidad ambiental previsto en la nueva ley, se articula un régimen de responsabilidad objetiva sólo a los operadores de actividades especialmente peligrosas o potencialmente peligrosas 424. Así el operador será responsable del daño causado independientemente de si actuó o no diligentemente. La introducción de este sistema de responsabilidad objetiva, entendemos, facilitará la actividad de la Administración ambiental a la hora de exigir la reparación del daño ocasionado en el medio natural, pues no será necesario probar la culpabilidad del operador, bastando con acreditar el contenido y alcance del daño y la relación de causalidad entre acción y el daño. -Con respecto al sistema de responsabilidad subjetiva, éste se aplicará a los daños medioambientales o amenazas inminentes de tales años cuando hayan sido causados por actividades distintas a las relacionadas en el meritado Anexo III. En tal sentido se manifiesta el artículo 3º numeral 2 de la Ley de Responsabilidad Medioambiental. Se pretende con ello, preservar los recursos especialmente vulnerables, de gran importancia para la conservación de la
424

Las actividades recogidas en el Anexo III de la Ley coinciden con las actividades del Anexo III de la Directiva 2004/35/CE.

320

biodiversidad, extendiéndose el ámbito de aplicación a cualquier actividad profesional. Los operadores sólo serán responsables cuando se acredite que actúan intencionalmente o con falta de diligencia.

En conclusión La Ley de Responsabilidad Medioambiental se dirige a proteger las especies silvestres y el hábitat, las aguas, la ribera del mar y las rías, y el suelo. El daño, o la amenaza inminente de que el daño ocurra, infringido a estos recursos naturales y con efectos adversos significativos para los mismos, generan la responsabilidad medioambiental de la empresa integrada en el Anexo III con independencia de que concurra dolo, culpa o negligencia, esto es, sin entrar a valorar la intencionalidad ni la licitud o ilicitud de su conducta. Si su empresa desarrolla una actividad de las relacionadas en el Anexo III y es la causante de un daño medioambiental, deberá entonces asumir las medidas de prevención, evitación y reparación. Por el contrario, si su empresa desempeña actividades distintas a las del Anexo III, estará en todo caso obligada a acometer las actuaciones de prevención y evitación, pero no tendrá que pagar la factura de la reparación salvo que en su conducta haya mediado dolo, culpa o negligencia. - Se establece, asimismo, la obligación de los operadores que realicen actividades del anexo III, de disponer de un sistema de garantías financieras que les permita hacer frente a la responsabilidad medioambiental inherente a su actividad. La Ley de Responsabilidad ambiental se caracteriza por la obligatoriedad de hacer constituir una garantía financiera a todos los operadores de las actividades del Anexo III, "Los operadores de las actividades incluidas en el anexo III deberán disponer de una garantía financiera que les permita hacer frente a la responsabilidad ambiental, inherente a la actividad o actividades que pretendan desarrollar.”

El capítulo IV se ocupa de las garantías financieras cuya constitución es requisito imprescindible para el ejercicio de las actividades profesionales relacionadas en el Anexo III de la ley. Por medio de ellas se pretende asegurar que el operador dispondrá de recursos económicos suficientes para hacer frente a los costes derivados de la adopción de las medidas de prevención, de evitación y de reparación de los daños medioambientales. El artículo 24º atribuye a la autoridad competente la responsabilidad de establecer la cuantía de la garantía financiera para cada tipo de actividad, en función de la intensidad y extensión del daño que se pueda ocasionar, de acuerdo con lo criterios que se fijen reglamentariamente. La determinación de esta cuantía deberá ser realizada conforme a la metodología para la evaluación económica de la reparación de los daños medioambientales, cuya elaboración prevé igualmente la disposición final tercera de la Ley y cuya
321

aprobación compete al Gobierno de la Nación, con el fin de dotarle de un carácter básico que asegure su aplicación uniforme en el conjunto del Estado.

Como complemento al sistema de garantías financieras, el artículo 34º crea un Fondo estatal de reparación de daños medioambientales que será gestionado por el Ministerio de Medio Ambiente y que se dotará con recursos procedentes de los Presupuestos Generales del Estado. Este Fondo sufragará los costes derivados de las medidas reparadoras de los bienes de dominio público de titularidad estatal en aquellos supuestos en los que sean de aplicación las causas de inexigibilidad de la obligación de sufragar los costes regulados en los artículos 14.2 y 15.2. Se trata, por lo demás, de un Fondo que queda abierto a la participación de las comunidades autónomas a través de los instrumentos de colaboración previstos en la legislación vigente.

Recordemos que las organizaciones cuyas actividades se encuentren fuera del marco del Anexo III, no tendrán obligación de constituir dicha garantía, pero si estarán obligadas a prever posibles daños ambientales (análisis de riesgos ambientales) y a su reparación en caso de dolo, (intencionalidad), culpa o negligencia.

Esta garantía será exigible a partir de la fecha que se determinará por orden del Ministerio de Medio Ambiente que se aprobará a partir del 30 de abril de 2010. La cantidad que deberá estar garantizada, como mínimo, y que no limitará las responsabilidades establecidas en esta Ley será determinada por la autoridad competente según la intensidad y extensión del daño que la actividad del operador pueda causar. Cabe precisar, que a la fecha aún no se ha determinado la fecha en la cual será exigible la garantía financiera para las actividades establecidas en el Anexo III.

El Gobierno reglamentariamente establecerá los criterios que justificarán la determinación de la cuantía, tal y como ya se estableció en la actualidad, con el Real Decreto 2090/2008, de 22 de diciembre por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo parcial de la Ley 26/2007 de 23 de octubre de Responsabilidad ambiental, donde establece. Asimismo Esta garantía esta destinada específicamente a cubrir la responsabilidad ambiental, así como será ajena e independiente de la cobertura de cualquier otra responsabilidad, sea penal, civil, administrativa u otros, tal como lo establece en su artículo 25º 425.
425

Artículo 25º. Responsabilidad cubierta por la garantía

322

Para la fijación de la cobertura de tales garantías se debe disponer de un método de cálculo eficaz y homogéneo. prevé que los operadores previstos en su anexo III constituyan garantías financieras con las que hacer frente a las responsabilidades medioambientales en las que puedan incurrir. reclamaciones o exigencias no relacionadas con dichas responsabilidades medioambientales. La cuantía garantizada estará destinada específica y exclusivamente a cubrir las responsabilidades medio-ambientales del operador que se deriven de su actividad económica o profesional. total o parcial. b) Un aval. 1.Asimismo. 2.Por otra parte. otorgadas tanto por la autoridad medioambiental como por otras. ni podrá aplicarse a ningún fin distinto del que ha justificado su constitución. La garantía regulada en esta sección será ajena e independiente de la cobertura de cualquier otra responsabilidad. 323 .000 Euros. de 23 de octubre. que no genere distorsiones en el funcionamiento del mercado interior y permita definir con precisión y un grado mínimo de certeza el montante económico del riesgo ambiental al que está expuesto un operador en el desarrollo de sus actividades económicas y profesionales. en consecuencia. de 23 de octubre. civil. Tampoco podrán ser objeto de pignoración o hipoteca. la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental. la cuantía garantizada será independiente de la que pueda respaldar actividades que sean objeto de autorizaciones diferentes. no quedará reducida o agotada por gastos. . ya sea penal. Así. -Podrá constituirse a través de cualquiera de las siguientes modalidades (alternativas o complementarias) que deberán constituirse desde la fecha en que surta efectos la autorización necesaria para el ejercicio de la actividad y estar vigentes durante el tiempo que dure la actividad o autorización: a) Una póliza de seguro. administrativa o de otros hechos cualesquiera y. el artículo 24º de la Ley 26/2007.000. Asimismo. la cobertura de dicha garantía financiera nunca será superior a 20. establece que el Gobierno deberá establecer los criterios técnicos que permitan evaluar la intensidad y la extensión del daño medioambiental y determinar el método que garantice una evaluación homogénea de los escenarios de riesgos y de los costes de reparación asociados a cada uno de ellos y asegure una delimitación uniforme de la definición de las coberturas que resulten necesarias para cada actividad o instalación.

c) Constitución de una reserva técnica mediante la dotación de un fondo “ad hoc” con materialización en inversiones financiera respaldadas por el sector público. fecha límite que estableció la Directiva 2004/35/CE para la transposición. suceso o incidente producido con posterioridad al 30 de abril de 2007 derivados de una actividad específica realizada y concluida antes de dicha fecha.La Ley recoge unas exenciones a la obligación de constituir una garantía financiera dispuestas en el artículo 28º de la Ley.000 de euros que acrediten mediante la presentación de certificados expedidos por organismos independientes.c) y d) del Anexo III.EN ISO 14001. que están adheridos con carácter permanente y continuado. . -Respecto a la aplicación temporal . esta Ley entró en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado de España (BOE).000 y 2. no obstante sus efectos se retrotraen al 30 de abril de 2007. c) La utilización de los productos fitosanitarios y biocidas a los que se refiere el apartado 8. 324 . bien al sistema comunitario de gestión y auditoria medioambientales (EMAS) bien al sistema de gestión medioambiental UNE. según la cuantía económica resultante de la evaluación monetaria de los posibles daños a reparar.000. salvo en lo relativo a las garantías financieras y al régimen de infracciones y sanciones recogido en los capítulos IV y V de la presente Ley. b) Los operadores de actividades susceptibles de ocasionar daños cuya reparación se evalúe por una cantidad comprendida entre 300. con fines agropecuarios y forestales.000 Euros. En ese sentido. a) Operadores de actividades susceptibles de ocasionar daños cuya reparación se evalúe por una cantidad inferior a 300. de acuerdo con lo dispuesto en la Disposición Transitoria Única. esta Ley no será de Aplicación a los siguientes daños: a) Aquellos causados por una emisión. suceso o incidente producido con anterioridad al 30 de abril de 2007. b) Aquellos causados por una emisión.

el suceso o el incidente causante del daño. .El capítulo III desarrolla las obligaciones de los operadores en materia de prevención. . con independencia de que esté o no sujeto a la obligación de adoptar medidas de reparación por aplicación de lo dispuesto en esta ley. el operador de tal actividad tiene el deber de adoptar en los mismos términos las medidas apropiadas de evitación de nuevos daños. ante un supuesto de daño medioambiental derivado de una actividad profesional de las enumeradas en el anexo III de la ley. de evitación y de reparación. y la de comunicar el suceso a la autoridad competente. en su caso. el operador tiene la obligación de.El artículo 20º. de acuerdo con los criterios previstos en 325 . conforme se establece en el artículo 4 de la presente Ley. ejecutarlas a su costa cuando concurran las circunstancias previstas en la ley.De acuerdo con lo dispuesto en los artículos 17º y 18º. Igualmente podrá proporcionarle instrucciones sobre la forma en la que deberá ejecutar dichas medidas o.Según lo establecido en el artículo 19º. medidas preventivas apropiadas. cuando se hayan producido daños medioambientales causados por cualquier actividad económica o profesional. cuando hayan producido daños medioambientales. restaurar o reemplazar los recursos naturales y servicios de recursos naturales dañados. reparar. señala que de conformidad con lo establecido en el artículo 19º. suceso o incidente que lo causó.c) Es importante señalar que la Ley de Responsabilidad no se aplicará a los daños medioambientales si han transcurrido más de treinta años desde que tuvo lugar la emisión. la cual podrá requerir al operador para que le suministre información adicional o para que adopte tales medidas. de requerimiento o de acto administrativo previo. El plazo se computará desde el día en el que haya terminado por completo o se haya producido por última vez la emisión. el operador tiene la obligación de adoptar las medidas de reparación correspondientes y la de comunicar el suceso a la autoridad competente. . sin demora y sin necesidad de advertencia. así como las obligaciones que corresponden a las administraciones públicas y las potestades que les reconoce la ley para llevar a cabo su cumplimiento. ante una amenaza de producción de un daño medioambiental derivado de cualquier actividad económica o profesional el operador tiene la obligación de adoptar las. sin demora y sin necesidad de advertencia. . de requerimiento o de acto administrativo previo. Asimismo. Si el daño deriva de actividades distintas de las enumeradas en el anexo III el operador sólo debe cumplir las obligaciones mencionadas cuando medie culpa o negligencia. adoptar todas aquellas medidas provisionales necesarias para. de forma inmediata.

3 del anexo II. identificando las actuaciones administrativas que habrán de ponerse en práctica en los casos en los que el operador incumpla sus obligaciones. una propuesta de medidas reparadoras de los daños medioambientales causados elaborada conforme a lo previsto en el anexo II. a la cual corresponderá aprobarlas formalmente y. sin perjuicio de los criterios adicionales que con el mismo objetivo establezcan las comunidades autónomas. de evitación de nuevos daños o de reparación previstas en esta ley.Respecto a la reparación del daño ambiental. a fin de que sean evaluados por la autoridad administrativa. finalmente. de someterla a la autoridad competente. establece criterios de reparación que habrá de seguirse a fin de elegir las medidas más adecuadas para garantizar la reparación del daño ambiental. para darle instrucciones sobre la forma en la que debe adoptarlas o. que para la determinación de las medidas preventivas o de prevención y de evitación de nuevos daños se atenderá. el artículo 23º habilita la actuación directa de la Administración para ejecutar por sí misma las medidas de prevención.El capítulo III se cierra con dos previsiones normativas. sin perjuicio de los criterios adicionales que con el mismo objetivo establezcan las comunidades autónomas. Así como. 326 . entre ellas tenemos: La reparación primaria. la Administración se reserva la facultad para requerir información adicional al operador. para exigirle que adopte medidas de carácter urgente o para adoptarlas ella misma. informará a la autoridad competente de las medidas adoptadas. en la medida de lo posible. a los criterios establecidos en el punto 1. Asimismo. para requerirle la adopción de las medidas reparadoras. referente al Procedimiento de Exigencia de Responsabilidad Medioambiental. . Por lo demás. cuando así lo requiera la más eficaz protección de los recursos naturales y concurran circunstancias que lo justifiquen. en su caso. Por un lado. el anexo II de la presente Ley. En segundo lugar. el artículo 22º recoge las potestades que la ley reconoce a la Administración para que ésta vele porque el operador cumpla las obligaciones que le impone la ley de responsabilidad medioambiental. de acuerdo con lo establecido en el capítulo VI. priorizar el orden en que tales medidas serán ejecutadas. sin perjuicio de los criterios adicionales que con el mismo objetivo establezcan las comunidades autónomas. . y al igual que en los supuestos de amenaza de daño.Asimismo. para ejecutar subsidiariamente tales medidas a costa del operador cuando concurran las circunstancias previstas en la ley. reparación complementaria y la reparación compensatoria. .el anexo II. se señala en el numeral 3 del artículo 17º. someterá a la aprobación de la autoridad competente.

En la medida en que sea posible y adecuado. de la reparación de los suelos. Reparación primaria: Toda medida correctora que restituya o aproxime al máximo los recursos naturales o servicios de recursos naturales dañados a su estado básico. Sin embargo existe una diferencia en la Directiva 2004/35/CE. por lo que en su anexo II. Reparación compensatoria: Toda acción adoptada para compensar las pérdidas provisionales de recursos naturales o servicios de recursos naturales que tengan lugar desde la fecha en que se produjo el daño hasta el momento en que la reparación primaria haya surtido todo su efecto. si procede. a las especies silvestres y los hábitats y la ribera del mar y de las rías. El anexo señalado distingue entre la reparación de daños a las aguas. Reparación complementaria: Toda medida correctora adoptada en relación con los recursos naturales o los servicios de recursos naturales para compensar el hecho de que la reparación primaria no haya dado lugar a la plena restitución de los recursos naturales o servicios de recursos naturales dañados. entendiéndose por: a. prevé las reglas a seguir para recomponer el daño acaecido sobre el medio ambiente. la Ley de Responsabilidad Ambiental de España. Pérdidas provisionales: Las pérdidas derivadas del hecho de que los recursos naturales o los servicios de recursos naturales dañados no puedan desempeñar sus funciones ecológicas o prestar servicios a otros 327 . no señala que estos criterios puedan ser utilizados también para la prevención del daño ambiental como si dispone la Ley de Responsabilidad Medioambiental de España. b. d. en el entendido que no consiste en una compensación financiera al público. en un lugar alternativo similar al que se habría proporcionado si el lugar dañado se hubiera restituido a su estado básico. Ley 26/2007. complementarias y compensatorias. c. la reparación del daño medioambiental se consigue restituyendo el medio ambiente a su estado básico mediante medidas reparadoras primarias. el lugar alternativo deberá estar vinculado geográficamente al lugar dañado. Se trata de un marco común que habrá de seguirse a fin de elegir las medidas más adecuadas para garantizar la reparación del daño medioambiental. Ley 26/2007 traspone a la Directiva 2004/35/CE. teniendo en cuenta los intereses de la población afectada. a las especies silvestres y los hábitat y la ribera del mar y de las rías. La finalidad de la reparación complementaria es proporcionar un nivel de recursos naturales o servicios de recursos naturales -inclusive.En que consisten estos. En cuanto a las aguas.

o bien mediante la recuperación natural. la autoridad competente podrá optar por medidas reparadoras cuyo costo sea equivalente al valor monetario aproximado de los recursos naturales o servicios de recursos naturales perdidos. se efectuará una reparación compensatoria para compensar las pérdidas provisionales. La regla es que si la reparación primaria no da lugar a la restitución del medio ambiente a su estado básico. se aplicarán técnicas de valoración alternativas. para la identificación de medidas reparadoras complementarias y compensatorias se considerará en primer lugar la utilización de criterios de equivalencia recurso-recurso o servicio-servicio. se considerarán en primer lugar acciones que proporcionen recursos naturales o servicios de recursos naturales del mismo tipo. Por su parte.recursos naturales o al público hasta que hayan surtido efecto las medidas primarias o complementarias. se proporcionarán recursos naturales o servicios de recursos naturales alternativos. Las medidas reparadoras complementarias y compensatorias deben de concebirse de tal modo que prevean que los recursos naturales y servicios de 328 . Por ejemplo. La reparación de daños medioambientales consistentes en daños a las aguas o a las especies silvestres y los hábitats supone asimismo eliminar toda amenaza significativa que se produzcan efectos desfavorables para la salud humana. se efectuará una reparación complementaria. Si es posible valorar los recursos naturales o servicios de recursos naturales perdidos pero no es posible valorar los recursos o servicios de reposición en un plazo o con unos costos razonables. Cuando no es posible utilizar criterios preferentes de equivalencia recurso – recurso o servicio-servicio. calidad y cantidad que los dañados. De no ser esto posible. Con el fin de identificación de medidas reparadoras primarias se estudiarán opciones de acciones encaminadas a restituir directamente los recursos naturales y los servicios de recursos naturales a su estado básico de forma acelerada. una disminución de la calidad podría compensarse con un aumento del número de medidas reparadoras. Además. De acuerdo con estos criterios. La autoridad competente podrá prescribir el método para determinar la magnitud de las medidas reparadoras complementarias y compensatorias necesarias.

El grado en que cada medida servirá para prevenir futuros daños y evitar daños colaterales como consecuencia de su aplicación. o que lo hagan más lentamente. mayores serán las medidas de reparación compensatoria que se lleven a cabo (en igualdad de otras condiciones). La elección de las medidas reparadoras debe valorarse utilizando las mejores tecnologías disponibles. Se podrá adoptar esta decisión únicamente si los recursos naturales o los servicios medioambientales dañados se compensan mediante un incremento de las acciones complementarias o compensatorias que proporcione un nivel similar de recursos o servicios. Por su parte. la autoridad competente podrá decidir que no han de adoptarse más medidas reparadoras si: 329 . cuanto más tiempo se tarde en alcanzar el estado básico. La vinculación geográfica con el lugar dañado. - Al evaluar las distintas medidas reparadoras identificadas. Por ejemplo.recursos naturales adicionales obedezcan a las preferencias en el tiempo y a la cronología de las medidas reparadoras. atendiendo a todos los criterios siguientes: - El efecto de cada medida en la salud y la seguridad públicas. El grado en que cada una de las medidas logra reparar el lugar que ha sufrido el daño medioambiental. El grado en que cada medida tendrá en cuenta los correspondientes intereses sociales. La probabilidad de éxito de cada medida. El costo que supone aplicar la medida. El grado en que cada medida beneficiará a cada componente del recurso natural o servicio medioambiental. podrán elegirse medidas reparadoras primarias que no restituyan por completo a su estado básico las aguas o las especies silvestres y los hábitats que hayan sufrido el daño. económicos y culturales y otros factores pertinentes específicos de la localidad. El periodo de tiempo necesario para que sea efectiva la reparación del daño medioambiental.

como mínimo. 330 . de 22 de diciembre. Se estudiará la posibilidad de optar por una recuperación natural. controlen. Se tendrá en cuenta el uso actual o el futuro uso planificado del suelo en el momento del daño. de Responsabilidad Medioambiental.1. de 23 de octubre. El costo de las medidas reparadoras que deberían adoptarse para alcanzar el estado básico o un nivel similar es desproporcionado en comparación con los beneficios medioambientales que se vayan a obtener. Este uso del suelo se determinará en función de la normativa de ordenación del territorio o. por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo parcial de la Ley 26/2007. quedan desarrollado de manera extensa en REAL DECRETO 2090/2008. que se eliminen. Las medidas reparadoras ya adoptadas garantizan que ya ha dejado de existir un amenaza significativa de que se produzcan efectos desfavorables para la salud humana. en su caso. en función de su alcance. Estos criterios a su vez. En relación a la reparación de daños al suelo se adoptarán las medidas necesarias para garantizar. el agua o las especies silvestres y los hábitat. establecer las medidas de reparación necesarias en cada caso. organismos o microorganismos nocivos de que se trate de modo que el suelo contaminado deje de suponer un amenaza significativa de que se produzcan efectos adversos para la salud humana o para el medio ambiente. y 2. preparados. contengan o reduzcan las sustancias. será la naturaleza de la zona correspondiente en que se haya producido el daño la que determine su uso. sin ninguna intervención directa del ser humano en el proceso de recuperación. donde en su capítulo II proporciona. es decir. un marco metodológico para determinar el daño medioambiental que se ha producido y. de otra normativa pertinente que estuviera vigente en el momento de producirse el daño. en cuyo caso será necesario ampararse en una memoria económica justificativa que tendrá el carácter público. Si ésta no existiese. teniendo en cuenta sus expectativas de desarrollo.

Los operadores que realicen alguna actividad no recogida en el Anexo III deberán adoptar medidas reparadoras únicamente en el caso en que medie dolo. disponga para cada actividad sobre los titulares de permisos o autorizaciones. en virtud de cualquier título. que hayan ocasionado o que puedan ocasionar. 3. de evitación y de reparación de daños medioambientales: Los operadores de las actividades económicas o profesionales recogidas en el Anexo III de esta Ley deberán adoptar las medidas de prevención y evitación sin necesidad de advertencia o requerimiento previo. 2. Para su determinación se tendrá en cuenta lo que la legislación sectorial. ante una amenaza inminente de daños medioambientales que se originen por su actividad deberá adoptar las correspondientes medidas de prevención y evitación. en particular) cuya obtención sea necesaria para el desarrollo de las actividades del anexo III no exonerará al operador de la responsabilidad medioambiental en la que pueda incurrir. inscripciones registrales o comunicaciones a la Administración.El artículo 9º de la Ley 26/2007 de Responsabilidad ambiental. Comunicar de forma inmediata a la autoridad competente la existencia de daños ambientales o la amenaza inminente de dichos daños. establece obligaciones con carácter general. Adoptar y ejecutar las medidas de prevención. Sufragar los costes de dichas medidas (prevención. 4. «Operador»: Cualquier persona física o jurídica. en todo caso. estatal o autonómica. 426 Artículo 2: Definiciones 10. 331 . culpa o negligencia. aunque no haya incurrido dolo. que desempeñe una actividad económica o profesional o que. para los operadores426 de actividades económicas o profesionales: 1. culpa o negligencia. evitación y reparación de daños) cualquiera que sea su cuantía. Colaborar en la definición de las medidas reparadoras y en la ejecución de las adoptadas por la autoridad competente. No obstante las excepciones ya mencionadas en el artículo 14 de la Ley. pública o privada. controle dicha actividad o tenga un poder económico determinante sobre su funcionamiento técnico. No obstante. El cumplimiento de las condiciones impuestas por cualquier título administrativo (autorizaciones ambientales integradas.. ante una amenaza inminente de daños medioambientales.

por lo que cuenta con un procedimiento específico para la exigencia de la responsabilidad ambiental. se sostiene también que en cualquier momento del procedimiento la autoridad competente y el operador u operadores responsables podrán suscribir acuerdos con el fin de establecer el contenido de la resolución final.Como señalamos se trata de un régimen administrativo de responsabilidad ambiental. que se analiza en un procedimiento administrativa sancionador. de evitación y de reparación de daños medioambientales podrán ser objeto de ejecución forzosa. «Estado básico»: Aquél en que. exigiendo al operador la responsabilidad ambiental en la que hubiera incurrido o declarando que no existe responsabilidad. las resoluciones administrativas que impongan el deber de realizar las medidas de prevención. 332 . }19. previo apercibimiento. considerado a partir de la mejor información disponible. que son pertenecientes al Régimen Sancionador 427 Artículo 2º. como se sabe esta responsabilidad es independiente de la infracción y sanción administrativa.5. Por otro lado. se habrían hallado los recursos naturales y los servicios de recursos naturales en el momento en que sufrieron el daño. La autoridad competente podrá ejecutar de forma subsidiaria y posteriormente reclamar al operador responsable la satisfacción de los costes generados en el plazo máximo de cinco años. establecidas en los artículos 17º. de no haberse producido el daño medioambiental. Asimismo. evitación de nuevos daños o de reparación serán independientes de la sanción que se imponga. bien a solicitud del operador o de cualquier interesado. Las mismas que se encuentra acorde a las obligaciones del operador en materia de prevención y de evitación de nuevos daños y en materia de reparación. donde se señala que el mismo se iniciará de oficio. Proceder a la reparación del daño medioambiental que se consigue restituyendo el medio ambiente a su estado básico 427. 19º y 20º de la presente Ley. . Las obligaciones de adopción de medidas de prevención. donde la autoridad competente resolverá mediante resolución de forma motivada y expresa. esto es: Procedimiento de Exigencia de Responsabilidad Medioambiental.

No obstante. 3. d) Que sean necesarias actuaciones en bienes de las Administraciones públicas o en los de propiedad privada de terceros que hagan difícil o inconveniente su realización por el operador responsable. la autoridad competente. del tercero que haya causado el daño o la amenaza inminente de daño. la autoridad competente podrá acordar y ejecutar por sí misma las medidas de prevención. de evitación de nuevos daños o de reparación previstas en esta ley. atendiendo. dictará resolución fijando el importe de los costes de las medidas ejecutadas en aplicación de este artículo y el obligado u obligados a satisfacerlos. asimismo el artículo 22º recoge las potestades que la ley reconoce a la Administración para que ésta vele porque el operador cumpla las obligaciones que le impone la ley de responsabilidad medioambiental. los costes en que haya incurrido por la adopción de tales medidas de prevención. En segundo lugar. Para tomar este acuerdo será necesaria la elaboración de una memoria económica que así lo justifique. el artículo 23º 428 habilita la actuación directa de la Administración para ejecutar por sí misma las medidas de prevención. la legitimación par instar la actuación de la autoridad competente se trata desde una perspectiva amplia. de evitación de nuevos daños o de reparación. La autoridad competente recuperará del operador o. 2.Asimismo. de evitación o de prevención de los daños medioambientales o para exigir su adopción. c) Que se requieran estudios. de evitación de nuevos daños o de reparación previstas en esta ley. b) Que haya diversos operadores responsables y no sea posible una distribución eficaz en el tiempo y en el espacio que garantice la correcta ejecución de las medidas. identificando las actuaciones administrativas que habrán de ponerse en práctica en los casos en los que el operador incumpla sus obligaciones. Actuación directa de la Administración. siguiendo los postulados 428 Artículo 23. tal y como se explicó. 333 . Una vez desaparecidas tales circunstancias. previa la instrucción del correspondiente procedimiento. entre otras. cuando proceda. al tratarse de un régimen administrativo. 1. y de los servicios que éstos prestan. la autoridad competente podrá acordar no recuperar los costes íntegros cuando los gastos necesarios para hacerlo sean superiores al importe recuperable. conocimientos o medios técnicos que así lo aconsejen. cuando así lo requiera la más eficaz protección de los recursos naturales y concurran circunstancias que lo justifiquen. tales como Legitimación activa. la cual será susceptible de ejecución forzosa. a las siguientes circunstancias: a) Que no se haya podido identificar al operador responsable y no quepa esperar a ello sin peligro de que se produzcan daños medioambientales. el artículo 18º y 21º recogen las potestades administrativas en materia de prevención o de evitación de nuevos daños y en materia de reparación de daños. la autoridad competente podrá actuar sin necesidad de tramitar el procedimiento previsto en esta ley para fijar las medidas reparadoras. Por requerirlo la más eficaz protección de los recursos naturales. En casos de emergencia. e) Que la gravedad y la trascendencia del daño así lo exijan.

el artículo 41º de la Ley 26/2007 de Responsabilidad Ambiental establece que el procedimiento para exigir responsabilidad ambiental podrá iniciarse bien de oficio. b) Cualesquiera personas jurídicas sin ánimo de lucro que acrediten el cumplimiento de los siguientes requisitos: 1. Esta última se iniciará mediante una solicitud por escrito en la que habrá de especificarse el daño o amenaza de daño a los recursos naturales protegidos por esta ley. Dinamarca. 2. º Que se hubieran constituido legalmente al menos dos años antes del ejercicio de la acción y que vengan ejerciendo de modo activo las actividades necesarias para alcanzar los fines previstos en sus estatutos. actos u omisiones de la autoridad competente. 334 . º Que tengan entre los fines acreditados en sus estatutos la protección del medio ambiente en general o la de alguno de sus elementos en particular. de evitación o de reparación de daños medioambientales. d) Aquellos otros que establezca la legislación de las comunidades autónomas. 41º numeral 2. Asimismo. en su caso. pudiendo tener la consideración de interesado. Esta perspectiva amplia queda también reflejada en el artículo 13º de la Directiva. 3. todos los daños e información pertinente que respalden las observaciones en relación con los daños medioambientales en cuestión. de 26 de noviembre. el 25 de junio de 1998 430 1. art. la participación en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en asuntos ambientales. incluso asociaciones ecologistas que cumplan con los requisitos del artículo 42º numeral 1) literal b) de la Ley. por ende cualquier particular que tenga condición de interesado podrá instar la iniciación del procedimiento administrativo de exigencia de responsabilidad ambiental. º Que según sus estatutos desarrollen su actividad en un ámbito territorial que resulte afectado por el daño medioambiental o la amenaza de daño. 429 Convenio de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa sobre el acceso a las información . Las personas que poseen legitimación para instar la acción de responsabilidad deberá adjuntar la solicitud de acción. adoptado en la Conferencia Ministerial “Medio Ambiente para Europa” celebrado en la ciudad de Aarhus.que formalizará por escrito. reparadoras necesarias. en el que se reconoce el derecho a los interesados a exigir o reclamar ante el órgano judicial o administrativo el control de la legalidad procedimental y material de las decisiones. con el objeto de que la Administración competente inicie un procedimiento administrativo mediante el cual se exija al operador la adopción de las medidas preventivas y.consagrados en el Convenio de Aarhus429 de participación y acceso a las justicia en asuntos ambientales. a solicitud del operador o bien a instancia de cualquier interesado430. c) Los titulares de los terrenos en los que deban realizarse medidas de prevención. Tendrán la condición de interesados a los efectos de lo previsto en esta ley: a) Toda persona física o jurídica en la que concurra cualquiera de las circunstancias previstas en el artículo 31 de la Ley 30/1992.

d. siempre que no hubieren hecho lo necesario para su cumplimiento o hubieran adoptado acuerdos o tomado medidas causantes del incumplimiento. c. podrá exigirse la responsabilidad mancomunada de los mismos (a no ser que por una ley especial aplicable se disponga otra cosa). Los integrantes de administraciones concursales y los liquidadores de personas jurídicas que no hubieran realizado lo necesario para el 431 Artículo 11. cuya conducta haya sido determinante de la responsabilidad de éstas. Gestores o administradores de aquellas personas jurídicas que hayan cesado en sus actividades. la Responsabilidad ambiental recae. Régimen de responsabilidad solidaria para los sujetos previstos en el artículo 42. a no ser que por ley especial que resulte aplicable se disponga otra cosa. En el supuesto de que el operador sea una sociedad mercantil que forme parte de un grupo de sociedades. 4. la responsabilidad medioambiental regulada en esta ley podrá extenderse igualmente a la sociedad dominante cuando la autoridad competente aprecie utilización abusiva de la persona jurídica o fraude de ley. En los supuestos en los que exista una pluralidad de operadores y se pruebe su participación en la causación del daño o de la amenaza inminente de causarlo. Los que sucedan por cualquier concepto al responsable en la titularidad o en el ejercicio de la actividad causante del daño.Sujetos responsables según la ley. la responsabilidad será mancomunada. Sociedad mercantil que forme parte de un grupo de sociedades 432: la responsabilidad podrá extenderse igualmente a la sociedad dominante cuando se aprecie utilización abusiva de la persona jurídica o fraude de ley (Según el art. 3.1 del Código de Comercio. Pluralidad de operadores431: siempre que se pruebe su participación en la causación del daño o la amenaza inminente de causarlo. General Tributaria. 335 . Pluralidad de responsables de un mismo daño. según lo previsto en el artículo 42. Régimen de responsabilidad subsidiaria para hacer frente a las responsabilidades derivadas del incumplimiento de esta ley: a. como hemos dicho en el operador pero vamos a estudiar seguidamente los diferentes supuestos recogidos por esta ley: 1.. 2.2 de la Ley 58/2003. Gestores y administradores de hecho y de derecho de las personas jurídicas. b. 42º numeral 1 del Código de Comercio). de 17 de diciembre. 432 Artículo 10. Responsabilidad de los grupos de sociedades.

dictar en su ámbito de competencias las disposiciones. Así. al cual faculta para. necesarias para el desarrollo y la ejecución del capítulo IV. contiene la habilitación de desarrollo a favor del Gobierno. relativo al régimen jurídico de las garantías financieras. la disposición final tercera de la Ley 26/2007. previa consulta a las comunidades autónomas. En relación con ambas cuestiones. de 23 de octubre.cumplimiento de los deberes y obligaciones devengados con anterioridad a tales situaciones. y de los anexos de la Ley. el anexo II sobre reparación del daño medioambiental y el anexo VI sobre la información que las administraciones públicas deben facilitar al Ministerio de Medio Ambiente. entre los cuales se incluyen el anexo I sobre criterios para determinar la significatividad del daño en las especies silvestres o en los hábitat. el artículo 24 de la Ley 26/2007. .En cuanto a la evaluación económica del daño: esta ligado a la Garantía Financiera La Ley 26/2007. prevé que los operadores previstos en su anexo III constituyan garantías financieras con las que hacer frente a las responsabilidades medioambientales en las que puedan incurrir. de 23 de octubre. 336 . y Medio Rural y Marino en materia de responsabilidad medioambiental. que no genere distorsiones en el funcionamiento del mercado interior y permita definir con precisión y un grado mínimo de certeza el montante económico del riesgo ambiental al que está expuesto un operador en el desarrollo de sus actividades económicas y profesionales. de 23 de octubre. Para la fijación de la cobertura de tales garantías se debe disponer de un método de cálculo eficaz y homogéneo. establece que el Gobierno deberá establecer los criterios técnicos que permitan evaluar la intensidad y la extensión del daño medioambiental y determinar el método que garantice una evaluación homogénea de los escenarios de riesgos y de los costes de reparación asociados a cada uno de ellos y asegure una delimitación uniforme de la definición de las coberturas que resulten necesarias para cada actividad o instalación.

está obligado a adoptar inexcusablemente las medidas para su restauración. sin perjuicio de otras responsabilidades administrativas. se encuentra regulado en la Ley General del Ambiente . asimismo. es de precisar que el principio señala las consecuencias que asumirá el causante del daño al medio ambiente.Ley Nº 28611. entre ellos tenemos el Artículo IX “Del principio de responsabilidad ambiental”. deja en claro y señala explícitamente que la responsabilidad 337 . a compensar en términos ambientales los daños generados.” Al respecto. sea una persona natural o jurídica. rehabilitación o reparación según corresponda o. pública o privada. el mismo que señala que: “El causante de la degradación del ambiente y de sus componentes. cuanto lo anterior no fuera posible.CAPÍTULO VI: RÉGIMEN DE RESPONSABILIDAD POR DAÑO AMBIENTAL EN LA LEY GENERAL DEL AMBIENTE DEL PERÚ: LEY No 28611 El Régimen de Responsabilidad por daño ambiental en el Perú. señalando las medidas que se llevarán a cabo. civiles o penales a que hubiera lugar. que encuentra su fundamento en los diferentes principios de su Título Preliminar.

la presente Ley Nº 28611º contiene contradicciones. restauración. penal y civil. pese a esto. sin embargo. Foy. antes que este ocurra. es independiente de la responsabilidad administrativa. “Del principio de internalización de costos”. busca internalizar los costos de prevención del daño. Consideraciones sobre la Justicia Ambiental en el Sistema Jurídico Peruano.precisamente para evitar externalizar y no tener que responder luego por daños que se evitaron a su debido tiempo. planteando la independencia de la misma. debe asumir el costo de los riesgos o daños que genere sobre el ambiente.”433 coincidimos con el expresado por el Dr. THEMIS Revista de Derecho. sino también a los costos necesarios para la reparación de este. Por lo que este principio estaría muy ligado al principio de Responsabilidad ambiental. no sólo se refiere a los costos producidos antes de que se produzca el daño al medio ambiente. sin embargo. En realidad el principio en cuestión tiene un carácter de intervención anticipada – ex ante. que implica mayormente un mecanismo de intervención ex post al acontecimiento dañoso. El costo de las acciones de prevención. considere necesario para la protección del medio ambiente. conocido como contaminador pagador. entre el daño ambiental y el daño civil. Por otro lado.ambiental. creemos que el principio de internalización de costos. 433 Pierre Foy Valencia. con los programas a los cuales se haya comprometido. 338 .” Sostiene Foy que. éste suele confundirse con el de responsabilidad por daño. frente al resto de regímenes de responsabilidad. Pág. tenemos el artículo VIII del Título Preliminar de la Ley Nº 28611. vigilancia. “En lo que respecta al principio de internalización de costos. reparación y la eventual compensación. 235. descrito en el Artículo IX. pública o privada. que señala que: “toda persona natural o jurídica. hecho que analizaremos más adelante. rehabilitación. respecto a su regulación. en cuanto a que no mantiene una diferenciación clara. en cuanto a que el principio de internalización de costos. y con lo que la autoridad ambiental. relacionadas con la protección del ambiente y de sus componentes de los impactos negativos de las actividades humanas debe ser asumido por los causantes de dichos impactos. cumpliendo con la legislación protectora del medio ambiente.

así como los relativos a la vigilancia y monitoreo de la actividad y de las medidas de prevención y mitigación adoptadas. con el objeto de intentar neutralizarlo si nos va a provocar un daño. 274 438 En el artículo 73º numeral 2) de la Ley General del Ambiente. sino también los costos de mitigación y de prevención.”435. 273 436 Ibid. Pág. en cuanto normas de emisión. está obligado a asumir los costos que se deriven de las medidas de prevención y mitigación de daño. que: El término “titular de operaciones” empleado en los artículos siguientes de este Capítulo incluye a todas las personas naturales o jurídicas.”437. Daño Ambiental. las degradaciones ambientales ”436. correspondiente al Capítulo IV “Empresa y Ambiente” hace referencia. a la calidad de vida de las personas. establecimientos peligrosos. como consecuencia de sus actividades. Asimismo sostiene que “(…) el único responsable por no implementar las medidas de seguridad que exija la instalación o fuente móvil será el operador. 1999. pues no tendría sentido que pensáramos que algo puede dañarnos y no intentar evitarlo. efluentes. Pág. 437 ibid. 435 Tomas Hutchinson. En esto consiste en que el sujeto responderá por los costos de prevención del daño ambiental. en cuanto a programas de gestión ambiental que contengan cronogramas para el cumplimiento de obligaciones. 434 Artículo 142º de la Ley General del Ambiente Nº 28611. descargas y demás impactos negativos que se generen sobre el ambiente. autorización de instalaciones. por lo que concluimos que la responsabilidad implica no sólo responder por el daño ocasionado al medio ambiente. Rubinzal Culzoni Editores. ya que es él quien primeramente debe arbitrar las soluciones tecnológicas para evitar el daño(…)si el Estado demanda una mayor disminución de riesgos entendiendo que las medidas de prevención no son suficientes y siendo razonable este accionar. En cuanto a lo expuesto. a la salud humana o al patrimonio. disponiendo que: todo titular de operaciones438 es responsable por las emisiones. cumplimiento de obligaciones entre la autoridad ambiental y el obligado. sostiene. Sostiene asimismo Tomas Hutchinson. desde su origen. permisos de explotación. Argentina.1 Aquel que mediante el uso o aprovechamiento de un bien o en el ejercicio de una actividad pueda producir un daño al ambiente. 339 . señala que dentro del régimen de responsabilidad no solo se encuentra obligado a asumir los costos de de reparación del daño. corriendo con los costos que implica dicha prevención. sujetas a evaluación. la salud y los recursos naturales. esto es. cumplir con las normas ambientales. antes de combatir sus efectos. habrá que implementar nuevas medidas de seguridad. a la responsabilidad general. Al respecto Tomas Hutchinson señala que: “Prevención significa considerar la posibilidad de que algo ocurra. Esta responsabilidad incluye los riesgos y daños ambientales que se generen por acción u omisión. si no también responder por la prevención del mismo. el de evitar. 142.Asimismo en el articulo 142º numeral 1 434 de la Ley Nº 28611. en alusión a lo que expresaba el Programa de la Comunidad Económica Europea de 1973 “ Entre los deberes del explotador figura. verificamos que en el artículo 74º de la Ley General del Ambiente. sin que pueda argumentar el agente derechos adquiridos al respecto .

frente a la definición del concepto de daño ambiental. está obligado a asumir los costos que se deriven de las medidas de prevención y mitigación de daño. se verifica que nuestra legislación opta por una concepción amplia de medio ambiente. comprende a los elementos físicos. así como los relativos a la vigilancia y monitoreo de la actividad y de las medidas de prevención y mitigación adoptadas. encuentra su base en los principios regulados en la Ley Nº 28611. toda mención hecha al ambiente o a sus componentes.3 del artículo 2º de La Ley Nº 28611. y en el Principio de Internalización de Costos y se encuentra regulado dentro del Título IV de la Ley Nº 28611 “Responsabilidad por Daño Ambiental”. o el daño civil por influjo ambiental. entendiéndose como tal. en el Principio de Prevención. al respecto verificamos que en la definición de daño ambiental establecida en el artículo 142º de la Ley Nº 28611. en primer lugar debemos cuestionarnos si: El régimen de responsabilidad por daño ambiental establecido en la Ley General del Ambiente. químicos y biológicos de origen natural o antropogénico que. y el patrimonio cultural. 340 . la diversidad biológica y el patrimonio cultural asociado a ellos. entre otros. se incluye dentro del régimen de responsabilidad por daño ambiental.1 Aquél que mediante el uso o aprovechamiento de un bien o en el ejercicio de una actividad pueda producir un daño al ambiente. y que genera efectos negativos actuales o potenciales. hace referencia al daño cometido sobre el medio ambiente. por la definición antedicha. en forma individual o asociada. Primer punto. en el artículo 142º numeral 1 439 de la presente ley. a la calidad de vida de las personas. el Régimen de Responsabilidad por daño Ambiental en el Perú. los cuales 439 Artículo 142. específicamente a partir del artículo 142º de la misma norma. regula el daño ambiental propiamente dicho.De la responsabilidad por daños ambientales 142. 6. De este modo el artículo 142º numeral 2 de la Ley Nº 28611. a la salud humana o al patrimonio. no sólo al medio natural si no. que puede ser causado contraviniendo o no disposición jurídica. a los daños a la calidad de vida de las personas. sin embargo. especialmente en los principios de Responsabilidad Ambiental..En ese sentido.1 Respecto al daño ambiental De acuerdo al numeral 2. conforman el medio en el que se desarrolla la vida. específicamente. a su salud o a su patrimonio. siendo los factores que aseguran la salud individual y colectiva de las personas y la conservación de los recursos naturales. señala que se denomina por daño ambiental a todo menoscabo material que sufre el ambiente y/o alguno de sus componentes. lo creado por el hombre.

el régimen de responsabilidad civil establecido en el Código Civil. En conclusión en el régimen de responsabilidad por daño ambiental. pueda asumir los costos de la prevención. esto es. a la salud humana o al patrimonio. por lo que la responsabilidad cae sobre la medida de asumir los costos de prevención y mitigación del daño. asumirá los costos de las modificaciones o implementaciones necesarias para prevenir el daño ambiental y también se regula que la autoridad competente podrá adoptar cualquier medida para prevenir el daño ambiental cuando sea necesario. es decir. se establece una obligación preventiva. que regula que el titular de dicha actividad deberá comunicar de manera inmediata la existencia de la amenaza inminente de daños ambientales así como los daños mismos. si ese fuera el caso. si no que este pueda producirse.como hemos expuesto anteriormente. ya que esta finalmente se regula por las reglas del derecho civil. está obligado a asumir los costos que se deriven de la medida de prevención y mitigación de daño. como por ejemplo si sucede en la legislación española. estaría demás. así como también la autoridad competente y el titular de dicha actividad podrán acordar cuales son las actividades necesarias para prevenir el daño y de esa forma el titular de la actividad. no señala que se produzca efectivamente un daño al ambiente. al establecer en el articulo 142º numeral 1 la protección a la calidad de vida de las personas. Asimismo. son daños que corresponden al sistema de responsabilidad civil. Sin embargo. así como los relativos a vigilancia y monitoreo de la actividad y de las medidas de prevención y mitigación adoptadas. consideramos que la regulación del daño a la persona en su salud o patrimonio. pudiendo repetir contra el titular de la actividad para que asuma los costos preventivos. al daño civil por influjo ambiental. a la autoridad administrativa competente. no regula mecanismos preventivos para que el titular de dicha actividad. que existe un riesgo de que se produzca el daño. Al parecer el legislador quiso incluir dentro de la regulación de la responsabilidad por daño ambiental propiamente dicho. 341 . ley de responsabilidad ambiental. es de precisar que en dicho artículo se hace referencia al riesgo de producir un daño al medio ambiente en el ejercicio de una actividad o en el uso o aprovechamiento de un bien. al disponer que aquel que en el ejercicio de dicha actividad pueda producir un daño al ambiente.

Responsabilidad y http://cmsdata. la tranquilidad del entorno y el equilibrio natural de la convivencia social. Tenemos como cita el Dr. En ese sentido. como ejemplo en Argentina la demanda interpuesta por la 440 Mario Peña Chacón. por lo que en este caso nos referimos al daño moral individual. 342 . sin embargo es de precisar que en jurisprudencia comparada. vendría a ser la disminución en la tranquilidad anímica y espiritual que sufre la comunidad en su totalidad. Mario Peña Chacón441. Daño. así tenemos el dolor. no solamente en relación con los recursos naturales. sostiene el Dr. estéticas y estados de ánimo en función de la belleza escénica del paisaje. no hace referencia al menoscabo moral o daño moral colectivo de carácter ambiental. la aflicción física o espiritual. en: Ibid. está haciendo referencia a la clasificación del daño basada en: daño patrimonial o material y daño no patrimonial o moral.” 440 Ahora bien. sino también en orden a las sensaciones psicológicas. el daño moral colectivo. causada por el daño acontecido contra el entorno natural que lo circunda. referido al padecimiento general de la población por la pérdida sufrida por el ambiente o un objeto integrante del mismo. se ha resuelto a favor de indemnizar el daño moral colectivo a favor de la comunidad. Entendiéndose al daño moral. En ese sentido la ley ha querido recoger sólo el daño material que se infringe al medio ambiente y no el denominado daño moral colectivo.pdf. y no menciona el daño moral. 441 Reparación Ambiental. la angustia. se entenderá al mismo. como el daño inferido en derechos de la estricta personalidad o en valores que pertenecen más al campo de la afección que de la realidad material o económica. de cada uno de los titulares del derecho a vivir en un ambiente sano Ahora bien. se refiere al menoscabo material que sufre el medio ambiente y/o alguno de sus componentes. Mario Peña Chacón: “Es importante tomar en cuenta que existe un interés legítimo general en satisfacer necesidades humanas colectivas.Segundo punto. como la lesión ocasionada en los bienes no económicos de una persona o la repercusión afectiva desfavorables producida por los daños materiales.org/downloads/cel10_penachacon03. Cuando en la ley general del ambiente hace referencia al menoscabo material que sufre el medio ambiente. en la Ley General del Ambiente. no se quiso incluir el tema de la reparación por daño moral colectivo.iucn.

municipalidad demanda contra la empresa T. en el tanto actuare en representación globalizante de todos y cada uno de los sujetos cuyo derecho difuso se vio vulnerado. ya que es la mejor forma de prevenir nuevos daños y dejar que el ecosistema comience a autorepararse. c) En relación a los elementos afectados en forma irreversible. dada la afectación del goce y disfrute estéticos que posibilitaba la contemplación de esa obra.A. ordenar el cese de la conducta. consistente en el valor de los materiales y mano de obra necesarios para la restauración del referido grupo escultórico. De igual forma. Mario Peña Chacón sostiene que El reconocimiento del daño moral colectivo de carácter ambiental en Costa Rica cuenta con un precedente jurisprudencial por parte de la Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia. en la medida en que ya no podrán ser 343 . reclamando por los daños causados por un autobús propiedad de la demandada al grupo escultórico Las Nereidas. se deberá buscar el restablecimiento específico “ in natura “. manifestó que ante el daño ambiental existen tres tipo de soluciones a adoptar: a) Ante la inminencia de nuevos actos. La Estrella S. del patrimonio cultural de la Comuna. b) Para los elementos del ambiente dañados en forma reversible. el mismo fallo reconoció que el monto del resarcimiento por daño moral colectivo se destinare a un patrimonio de afectación para las obras de ornato y salubridad del presupuesto municipal. es decir. mediante la sentencia número 675 de fecha veintiuno de setiembre de 2007. mediante una indemnización para solventar los gastos que irrogue llevar adelante los mecanismos concretos con ese fin. lo primero será -a modo de medida cautelar innovativa o de no hacer-. dentro del expediente: 02-000682-0163-CA. La Cámara de Apelaciones reconoció legitimación procesal activa excluyente y exclusiva a la municipalidad en representación de los intereses difusos. la cual. deberá examinarse la posibilidad de solicitar una compensación del “DAÑO MORAL COLECTIVO O SOCIAL”. La demanda se planteó por el resarcimiento de perjuicio patrimonial experimentado por el Municipio. la sentencia estableció que el daño moral no requiere prueba específica alguna en cuanto ha de tenérsele por demostrado por el sólo hecho de la acción antijurídica y la titularidad del accionante. Ahora bien. los que permiten su recuperación. Un ómnibus de la empresa demandada. colisiona contra la fuente y grupo escultórico “Las Nereidas”. pretendiéndose igualmente la indemnización del “daño a los intereses difusos o derechos públicos subjetivos” de toda la comunidad tandilense. luego de desplazarse sin conductor por la pendiente en la calle Avellaneda de la ciudad de Tandil..A. provocando al mismo diversos daños. Además. ahora dañada.

aún cuando dicha conducta se haya previsto en su estudio de Impacto Ambiental. Por lo que estamos de acuerdo con que el legislador no haya incluido dentro del daño al medio ambiente. el daño moral. en materia ambiental. suprime el requisito de la antijuridicidad.org/downloads/cel10_penachacon03. 344 . Daño. independientemente de si su acción u omisión suponga contravención o no de disposiciones jurídicas ”443. en: http://cmsdata. En ese sentido señala Carlos Andaluz Westreicher “(…) el Código Civil establece que el daño debe ser injusto (no debe encontrarse dentro de los supuestos del artículo 1971). Editorial Iustitia. por la dificultad que presentaría su valuación económica. que es el que se le pide para que le den autorización para dar inicio a 442 Mario Peña Chacón. se tendrá la responsabilidad de reparar el daño causado al medio ambiente.pdf. independientemente de que se vulnere alguna norma. recordemos que la antijuridicidad. 443 Carlos Andaluz Westreicher.442 Ahora bien. la legítima defensa. En ese sentido. no sólo lo tienen las personas que viven en el área donde se produjo el daño. estado de necesidad. teniendo en cuenta que el derecho al disfrute del medio ambiente. Sin embargo. Recordemos que en la responsabilidad civil tradicional se exige el elemento de la antijuridicidad para que exista responsabilidad civil. Tercer punto. este requisito ha sido variado sustancialmente respecto del cometido en ejercicio regular de un derecho. Responsabilidad y Reparación Ambiental. según lo establecido en el régimen de responsabilidad por daño ambiental. 2006. si consideráramos que el daño moral colectivo debería formar parte del daño ambiental. el régimen de responsabilidad por daño ambiental regulado en la Ley General del Ambiente. asimismo. pues la LGA imputa responsabilidad al agente por el daño causado. sin embargo. lo que implica un menoscabo a un interés general tutelable. 597. “Manual de Derecho Ambiental”. ya que de todos modos existirá responsabilidad por el daño ambiental. surgiría el problema de como valorizar económicamente dicho daño para reparar el interés moral colectivo vulnerado. si no toda la población del Perú. se señala que el daño ambiental puede ser causado contraviniendo o no disposición jurídica.disfrutados por la comunidad. Pág.iucn. que convierta la conducta dañosa en lícita. se produce cuando en la conducta no existe ninguna causa de justificación. ya que no interesa si el daño se produjo contraviniendo o no disposición jurídica. como por ejemplo dentro del código civil son: el ejercicio regular de un derecho.

igual será responsable por reparar los daños que cause al medio ambiente.. En otra posición contraria. no debe exigírsele reparación o resarcimiento (. no ha excedido los límites máximos permisibles establecidos por las normas.. pero que al fin y al cabo provoca daños ambientales tangibles es pasible o no de responsabilidad. Si tal sujeto actuó conforme a lo que el derecho exige. 345 . “daño ambiental colectivo”. Año XV. Tengamos en cuenta que muchas normas de calidad de nuestro país se muestran menos exigentes en comparación de sus similares con otros países de la región. que ello implica una norma confiscatoria puesto que. tiene licencias. debemos concluir según lo expuesto que su conducta no es antijurídica y. esto quiere decir. Nº 30. Juan Carlos Cassagne. sobrevenir un daño ambiental que el agente debe hacerse cargo como responsable de la actividad riesgosa. Un buen ejemplo de esta situación es el 444 445 Ibid Pág. en cuanto a que la responsabilidad por daño ambiental colectivo también se genera por el acto lícito del causante. Ius Et Veritas.)”444 Asimismo. Argentina. como sostiene Henry Carhuatocto Sandoval: “ Acertadamente la LGA no amarra el concepto de daño ambiental con la vulneración de una norma o disposición legal. en definitiva. habrá responsabilidad por daño ambiental. Pag 315. que cuenta con el respectivo derecho de concesión. EIA o PAMA aprobado. por lo tanto. puesto que no obstante haberse observado los límites máximos permisibles. aquiescencias o criterios establecidos para determinar los riesgos ambientales tolerables . En ese sentido sostiene que si se produce daño ambiental a consecuencia del cumplimiento de los requisitos legales o reglamentarios o la existencia de autorización administrativa. “ Es evidente pues.la actividad minera. estándares de calidad ambiental y obligaciones sociambientales asumidas en virtud de un documento de gestión ambiental puede pese a ello. que aún teniendo la autorización de funcionamiento. en referencia al artículo 27º de la Ley General del Ambiente de Argentina. sostiene Carlos Andaluz Westreicher: “Así las cosas cabe preguntarse si el ejercicio de un derecho conforme a las normas legales vigentes. dividiendo la carga de recomponer los daños ambientales producidos por sus errores. 600. el Estado termina trasladando su responsabilidad por la legislación ambiental deficiente en cabeza de los particulares en vez de asumirla como propia. pero quien debería responder por dichos daños será el Estado Ahora bien. sostiene Juan Carlos Cassagne. Pag 310.”445. como la minería por ejemplo.

sustentado en el riesgo creado y en el riesgo provecho. o genera residuos sólidos. Editorial Iustitia. Pág.L. algunos sostienen que “tratándose de un sistema objetivo de responsabilidad extracontractual. Guia de Derecho Ambiental.. Revista Peruana de Derecho de la Empresa. Legislación y Jurisprudencia. Pág. Jurista Editores E.I. que deja de lado la antijuridicidad y. Doctrina.valor establecido para el Dióxido de Azufre en el Estandar Nacional de Calidad Ambiental de aire (350 ug(/m3). 600. en el Perú se determinó la ausencia del elemento antijurídico. en consecuencia regula la obligación de indemnizar incluso por quien se ha ceñido a los parámetros y directrices fijados por el ordenamiento jurídico. 156 y 157. podrían generar un daño al medio ambiente ¿existe responsabilidad del sujeto que actuando al amparo de una licencia administrativa o en cumplimiento de los niveles tolerables de contaminación genera un daño al medio ambiente. 1era edición. En muchos casos. por otro lado.” 447 Sostiene Lorenzo de la Puente “La gran mayoría de empresas que opera en nuestro país vierte sus efluentes domésticos o industriales sobre un cuerpo receptor. las empresas realizan dichos vertimientos y emisiones en concordancia con los niveles tolerables de contaminación. con las disposiciones establecidas en las autorizaciones administrativas respectivas y/o con la certificación ambiental concedida por la autoridad ambiental competente . 369 346 . Pág. “Manual de Derecho Ambiental”. a priori. En ese sentido “ De esta manera.UU y Canadá. 447 Carlos Andaluz Westreicher. entonces es justo que corra también con los costos de prevenir y/o resarcir los posibles daños que su actividad provoque. “El Rol de los Límites Máximos Permisibles en la Regulación Ambiental y sus aplicaciones en el Perú. si producir tales riesgos genera un provecho económico a su autor. la ausencia de antijuridicidad no debería ser liberatoria de responsabilidad. en sus vertientes subjetiva y objetiva. En ese sentido tenemos un régimen de responsabilidad civil general que. ”446 Por otro lado. 2008. o más bien tales daños califican como daños autorizados?. tales vertimientos o emisiones. tenemos a lo regulado en la Ley General del Ambiente. es porque. EE. si una actividad ha sido expresamente autorizada por el regulador 446 Henry Carhuatocto Sandoval. de 150 para el Perú.R. julio 2009.”448 Sin embargo. 2006. se prevé serios riesgos. superior al referente de al OMS (260 ug/m3). Como se señaló. emite ruidos y vibraciones. que se encuentra entre 60 y 80 de acuerdo a las normas de la OMS. produce emisiones gaseosas o material particulado a la atmósfera. ya que si se exige tales instrumentos. que se agrava respecto al valor anual. Europeas. 448 Lorenzo de la Puente Brunke. exige una conducta antijurídica para que pueda surgir la obligación de resarcir y. Más aún para aquellas actividades que el ordenamiento jurídico exige un EIA o un PAMA.

389. su prevención. pero aún así se producen daños. ya que el daño puede tornarse 449 Patrick Wieland Fernandini y Luis Miguel Velarde Saffer. 347 . En cuanto al daño potencial. En ese sentido se entenderá como daño actual. Que puede suceder o existir. Ahora bien. entiéndase potencial según el diccionario de la Real Academia Española.”449 Cuarto punto. es decir. teniendo en cuenta el principio de sin daño no hay responsabilidad de reparar. Considerando que el hecho generador se puede realizar en un momento y sus efectos negativos materializarse instantáneamente o materializarse en el futuro. sin embargo si señala que dicho daño ambiental debe generar efectos negativos actuales o potenciales. es de precisar que teniendo en cuenta la potencialidad del daño. este puede genera efectos negativos potenciales. que persiguen antes de reparar el daño. en cuanto éste exista. Quien contamina Paga…¿Existen “Daños Autorizados” A la luz de las Reglas de la Responsabilidad Ambiental?. en nuestra legislación no se consideró el carácter significativo del daño ambiental como si ocurre en otras legislaciones. como adj. en este caso específico el legislador ha dejado de la lado la antijuridicidad como elemento de la responsabilidad. En resumidas cuentas. y a sabiendas de las características que presenta el daño ambiental. quien realizo tal actividad deberá responder por ellos. Ahora bien. es decir de la actividad o bien utilizado. consideramos que mientras no se materialice los efectos del impacto negativo no habrá daño ambiental. en contraposición de lo que existe. y teniendo en cuenta los principios que sustentan el derecho ambiental. el que se puede verificar al momento de exigir la reparación del daño. es decir el daño es la consecuencia negativa del hecho generador. que esos efectos negativos se pueden materializar en el futuro. Pág. por lo que nacerá la obligación de reparar el daño. Y teniendo que para que exista daño la ley exige la materialización del daño ambiental. Sabemos que el daño es consecuencia del hecho generador que produce el daño. centrando así su atención en el Daño antes que en a conducta o actividad que lo produce . debiendo asumir el pago de la indemnización correspondiente. es decir que dichos efectos son posibles de materializarse en el futuro. Revista Peruana de Derecho de la Empresa2008. se entenderá como daño ambiental a aquel que produzca un efecto negativo ambiental material actual o potencial. ya que sólo en el momento que exista el daño nacerá la obligación de reparar. por lo que el daño siempre va a ser futuro al hecho generador.correspondiente y quien la ejercita lo hace en estricto respeto de los parámetros que le han sido indicados (ejercicio regular de un derecho).

cualquier tipo de daño? No se fija un umbral de gravedad del daño ambiental. es decir. por lo cual cualquier menoscabo en el medio ambiente significativo o no genera la obligación de reparar. es decir el titular de la actividad generadora del daño. buscara los medios para prevenir el daño ambiental antes de que éste se produzca. Ésta es la base del Principio Precautorio. pero la pregunta es. o que puede generar un daño ambiental. debe realmente generar la acción de reparar. disminución. como otras legislaciones. ante la duda de que se pueda producir un daño ambiental. hasta futuro. y en base al principio de prevención y precaución. detrimento o menoscabo significativo inferido al medio ambiente o a uno de sus componentes 348 . Como se sabe dentro de las características del daño ambiental. se opta por prevenir el daño. casi todo comportamiento del ser humano puede generar daño al medio ambiente en mayor o menor proporción. debe ser significativo. no regula si dicho daño ambiental. se pueden realizar medidas para buscar la prevención del daño antes que se materialice. se señala como una de las características que presenta el daño ambiental es que sea actual o potencial. a fin de evitar un potencial daño ambiental. el cual dispone que. ante la duda de que se pueda producir un daño ambiental. en aras de proteger mejor el derecho a un ambiente sano y equilibrado. ya que como sabemos. por ejemplo el hecho de fumar un cigarrillo. En ese sentido. se opta por adoptar medidas preventivas. es decir tendrá la obligación de buscar los medios necesarios para prevenir el daño al medio ambiente. tal como lo precisa José Juan González Márquez: “La Ley Chilena sobre Bases Generales del Medio Ambiente (1994) señala que daño al ambiente es: toda perdida. dentro de nuestra legislación se consideró dentro de las características del daño ambiental el efecto negativo potencial.en irreparable dada sus características. antes de que se produzca el daño. como si sucede en otras legislaciones. Ahora bien. que tipo de daño. se deberán tomar las medidas necesarias y preventivas. surge a consecuencia de la incerteza que se tiene de los efectos negativos que se pueda producir a consecuencia de una actividad. En ese sentido. asumiendo el costo de las medidas preventivas. se encuentran que es un daño continuado. o que dicho efecto negativo que genera el daño ambiental deba ser significativo. o el de votar basura en la calle. por lo que. progresivo y permanente. es decir basado en que el daño ambiental es potencial. basado en el principio de precautorio. la potencialidad del daño. y muchas veces sus efectos no se pueden verificar en el momento. genera un daño mínimo.

si se admitiera que cualquier daño por leve que sea..F. se habrían hallado los recursos naturales y servicios en el momento en que sufrieron el daño. 8). hecho que si se establece y regula en la Directiva 2004-35-CE de la Comunidad Europea y en la Ley de Responsabilidad Medioambiental de España. deterioro o menoscabo significativo. etc. Como se verifica en dichas legislaciones. (…) el artículo 27 de la Ley General del Ambiente define al daño ambiental como: toda alteración relevante que modifique negativamente el ambiente. también encuentra su base en el Real Decreto Nº 2090/2008 de 22 de diciembre. y consecuentemente de niveles aceptables de daño al medio ambiente. Ley Nº 26/2007 del 24 de octubre de 2007. 1era edición. donde se regulan diferentes criterios a tomarse en cuenta para determinar la significatividad del daño ambiental. En Cuba. sino de niveles aceptables de contaminación. 349 . considerado a partir de la mejor información disponible. Pág. Es por ello que hoy en día no es posible de hablar de una contaminación cero. ni se establece criterios conforme a los cuales se determinará si el daño ambiental es significativo o no. se incluye la característica del daño ambiental como significativo o relevante.. o los bienes o valores colectivos” 450. el equilibrio de los ecosistemas. 28. disminución. Ahora bien. como se mencionó. en cuanto se trate de daño a especies silvestres y hábitats. Decir que sólo genera responsabilidad el daño significativo. inferido al medio ambiente o a uno o más de sus componentes que se produce contraviniendo una norma o disposición jurídica (art. Diciembre 2003. donde disponen en su anexo I. engendra responsabilidad ambiental se llegaría a la inoperatividad de la institución. sus recursos. en nuestro régimen no se establece el carácter de significativo del daño ambiental. entre ellos tenemos: la significatividad del daño ambiental por referencia al recurso natural afectado o significatividad del daño ambiental por referencia al tipo de agente. estado en que de no haberse producido el daño medioambiental.). importa que existan actividades dañosas que no llegan a ser de tal trascendencia para generar responsabilidad. 450 José Juán González Márquez. por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo Parcial de la Ley 26/ 2007 de Responsabilidad Medioambiental. toda vez que toda actividad humana importa un daño o menoscabo al medio ambiente. la Ley Nº 81 del medio ambiente de 1977 define al daño ambiental como: toda pérdida. Asimismo. criterios para determinar el carácter significativo del daño a partir del estado básico. “Responsabilidad por el daño ambiental en América Latina”. Asimismo los criterios para determinar la significatividad del daño ambiental en España.(. Mexico D.

Doctrina. se encuentra regulado el sistema de responsabilidad objetiva o responsabilidad basada en el riesgo creado. Se prescribe el régimen de responsabilidad objetiva para las actividades catalogadas como riesgosas. consideramos que la debilidad del sistema basado en el riesgo creado. el operador de la actividad será automáticamente responsable de repararlo. donde se señala que la “responsabilidad derivada del uso o aprovechamiento de un bien ambientalmente riesgoso y peligroso.” Al respecto. Jurista Editores E. que atribuye responsabilidad siempre que en la producción del daño medie dolo o culpa. Para el resto de actividades la norma contempla el régimen de responsabilidad subjetiva. si se presenta algún tipo de daño en este tipo de actividades el operador estará automáticamente obligado a repararlas. El descargo por falta de dolo o culpa corresponde al agente. tarea tan compleja como determinar el daño ambiental. 1era edición. o del ejercicio de una actividad ambientalmente riesgosa y peligrosa. y los que correspondan a una justa y equitativa indemnización.. el artículo 144º prescribe el régimen de responsabilidad objetiva para aquellas actividades catalogadas como riesgosas. no está exenta de omisiones que pueden resultar graves. establecida en el artículo 145º de la Ley General del ambiente. se concentra en la necesidad de definir a priori cuales son las actividades riesgosas. julio 2009. 155 . Esta responsabilidad obliga a reparar los daños causados por el bien o actividad riesgosa. como señala Henry Carhuatocto Sandoval: “No cualquier menoscabo material que sufra el ambiente será considerado un daño ambiental sino sólo aquel que no permita la autogeneración del ecosistema” 451 6. Legislación y Jurisprudencia.2 De la Responsabilidad Objetiva y Subjetiva en la Ley General del Ambiente En el artículo 144º de la Ley General del Ambiente. Guia de Derecho Ambiental. en consecuencia de presentarse algún daño al ambiente. los de la recuperación del ambiente afectado. Esta responsabilidad solo obliga al agente a asumir los costos derivados de una justa y equitativa indemnización y los de restauración del ambiente afectado en caso de mediar dolo o culpa.R. es objetiva. y que por otro lado.Ahora bien. señala “La responsabilidad en los casos no considerados en el artículo anterior es subjetiva. así como los de la ejecución de las medidas necesarias para mitigar los efectos del daño y evitar que éste se vuelva a producir.L.” Al respecto. 350 . Pág.I. “ La responsabilidad 451 Henry Carhuatocto Sandoval. en el desarrollo de este tipo de actividades. lo que conlleva a asumir los costos contemplados en el artículo 142º precedente.

experimentadamente causado. Por otro lado sostiene Mosset Iturraspe Vincular – hasta llegar a la identificación – culpabilidad con antijuridicidad es un grave error. si. Rubinzal Culzoni Editores. sino a los responsables de esta. que fue propio de los ordenamientos del siglo XIX. del cual se sigue el daño ambiental. de ese riesgo potenciado se desprende el perjuicio. 453 Jorge Mosset Iturraspe. siendo el fundamento principal la equidad. y si. corresponder a la víctima ni a la sociedad. de un comportamiento lícito pero peligroso. 308. sin lugar a dudas. 101. porque para nosotros no es verdad que el Derecho de Daños. Vidal Ramos. por lo cual es justo que también soporte el coste económico de los daños cuyo riesgo o peligro él mismo ha creado. por cuanto quien asume un riesgo donde exista peligrosidad. ya que quien introduce un riesgo de daño o se vale de él. no podría bajo ninguna circunstancia. Argentina. Daño Ambiental. media un reproche a la situación de peligro creada. “Es por lo expuesto que la gente no se libera de la responsabilidad ambiental por la mera prueba de haber cumplido con las disposiciones reglamentadas. 1999. Se responde aún del riesgo o del peligro cuidadosamente manejado. Se parte. Revista Jurídica del Perú. 351 . debe responder por todos los daños causados por dicha peligrosidad. Junio 2008 Pág. sean 452 Roger P. Lo es también desvincular la antijuridicidad de la atribución objetiva. derecho público y privado. se vuelva una física de las acciones humanas.453 Sostiene Mosset Iturraspe. incluyendo si la conducta es lícita. no a la conciencia sino a la actividad. Ocurre que ese peligro o riesgo se juzga en sí mismo y en cuanto a su efecto perjudicial sin reparar en la negligencia o la imprudencia o la impericia del agente. el riesgo originado. Pág. presidente del reproche con base en la culpabilidad. luego. Numero 88. quiere decir que el comportamiento aludido. el cual se construye sobre la noción de riesgo creado. ”452 El factor atributivo de responsabilidad objetivo. al “riesgo de empresa”. donde.ambiental objetiva encuentra su asidero en las teorías clásicas del riesgo creado y riesgo provecho. a asunción de riesgo de una actividad intrínsecamente peligrosa. Y de allí el reproche objetivo. de lícito se transforma en ilícito. de esta forma. Responsabilidad Civil y el Daño Ambiental en el Sistema Peruano. lo hace con conocimiento de causa y a sabiendas de la peligrosidad del bien o actividad en cuestión. si del mismo se sigue un menoscabo o detrimento.

en cualquier momento. el espíritu preventivo del artículo 142º de la LGA. lo que conlleva a asumir los costos contemplado en el artículo 142º precedente. por lo que la LGA faculta a cualquier persona a solicitar administrativamente o judicialmente que el autor de la actividad dañosa adopte medidas de prevención y si ya. Y es así en la medida en que del daño se desprende res ipsa loquitur una violación básica. éste contempla los siguientes casos: En el caso de amenaza de ecosistemas el agente contaminador deberá asumir los costos que se deriven de las medidas de prevención y mitigación del daño. que en este supuesto no existe aún un daño ambiental. La prevención y los controles posteriores que 454 Ibid. pero puede acaecer éste. Sostiene Henry Carhuatocto Sandoval que en alusión al artículo 142º. como se puede verificar en el artículo 142º que señala que “aquel que mediante el uso o aprovechamiento de un bien o en el ejercicio de una actividad pueda producir un daño al ambiente…esta obligado a asumir los costos de prevención y mitigación de daño”. contempla la responsabilidad de hacerse cargo de los costos de prevención y reparación del daño. en cuanto al articulo 144º la responsabilidad derivada del uso o aprovechamiento de un bien ambientalmente riesgoso o peligroso o del ejercicio de una actividad ambientalmente riesgosa o peligrosa. a) Adviértase. b) Las medidas de vigilancia y monitoreo de la actividad y de las medidas de prevención y mitigación adoptadas. lo mitigue y adopte las medidas de prevención correspondientes. en el artículo 144º de la responsabilidad objetiva. que no queda cubierta por la mentada autorización. obliga a reparar los daños ocasionados por el bien o actividad riesgosa. dictadas para su caso. 352 . se produjo el daño ambiental.” 454 Ahora bien. se puede verificar que en cuanto al régimen de responsabilidad por riesgo. se refiere a la obligación del agente de verificar que las acciones preventivas y de mitigación estén siendo correctamente ejecutadas y dando el resultado esperado. que hace posible adoptar medidas preventivas en resguardo del ambiente y de la población en general. c) Se reconoce. es decir asumir los costos que se deriven de las medidas de prevención y mitigación del daño.generales o particulares. primaria o elemental. sostiene que esta responsabilidad obliga a reparar los daños ocasionados por el bien o actividad riesgosa.

se trabaja con actividades o bienes no considerados ambientalmente peligrosos por lo que. Pág. sin embargo. esto se justifica fundamentalmente en que la responsabilidad objetiva. 455 Henry Carhuatocto Sandoval.” 456 A diferencia de la responsabilidad objetiva. Guia de Derecho Ambiental. agregándole en el artículo 44º y los costos que correspondan a una justa y equitativa indemnización. se sanciona la inversión de la carga de la prueba.L. a la responsabilidad civil.” 455 En cuanto a la Responsabilidad Subjetiva. Revista de la Asociación de Jueces del Distrito Judicial de Arequipa. 353 . por esta razón sólo se encuentra obligado a la reparación del daño ambiental. Julio . IUDEX Vol. debe correr con los costos de prevención y reparación. Pág. Jurista Editores E. 456 Luís Miguel Fernández Arias. al señalar que se asuman los costos contemplados en el articulo 142º. en cuanto hablamos de la responsabilidad subjetiva.R. 1. 1era edición. se produce con la utilización de bienes o actividades ambientalmente riesgosas o peligrosas. por lo que. esto es ampliamente aceptado por cuanto los mayores contaminadores son grandes empresas que tienen a su alcance la ciencia y la tecnología. Legislación y Jurisprudencia. Nuevamente nos damos cuenta que los artículos están contemplando dentro del régimen de responsabilidad por daño ambiental. julio 2009. “En materia ambiental. sólo obliga al agente asumir los costos derivados de una justa y equitativa indemnización y los de restauración del ambiente afectado. al señalar que “el descargo por falta de dolo o culpa corresponde al agente” o al autor del daño. por la teoría del riesgo. es decir contempla una responsabilidad civil por daños a la persona en su salud o patrimonio.aseguren el cumplimiento de las medidas de prevención son sólo una parte de las funciones de la responsabilidad por daño ambiental. regulada en el artículo 145º de la Ley General del Ambiente.2006. sin estar obligado a asumir los costos de prevención. 163. en la responsabilidad subjetiva. LPG – Editores. Por otro lado El artículo 144º hace alusión a la reparación civil. mientras que quienes sufren las consecuencias no las tienen. por lo que el agente del daño. Doctrina..I. 182. que es el de prevención y mitigación del daño a la salud de las personas y a su patrimonio. Tutela Ambiental y Responsabilidad Civil. estos son implícitamente peligrosos.

de ningún modo se debe entender.En tanto. ya que como explicamos en capítulos anteriores. la responsabilidad subjetiva.3 Determinación de las causas eximentes de Responsabilidad del Daño Ambiental En el artículo 146º de la Ley General del Ambiente se regula las causas eximentes de responsabilidad del daño ambiental. el mismo que presenta serios problemas a la hora de distinguir el daño ambiental frente al daño civil. es decir asume los costos que implique restaurar el ambiente dañado. y el titular de la actividad no ha sido el causante del daño. es en realidad una causa eximente de responsabilidad para reparar a la víctima. (Daño ambiental propiamente dicho o daño ambiental puro). 354 . y por último la obligación de restauración del ambiente afectado. Nos encontramos frente a una ruptura del nexo causal. esta causa de eximente de responsabilidad del daño ambiental. las mismas que pasaremos a exponer a continuación: Se expone las siguientes causas de eximentes de responsabilidad: a) cuando concurran una acción u omisión dolosa de la persona que hubiera sufrido un daño resarcible de acuerdo con esta ley. es decir deberá indemnizar económicamente a los afectados por el daño ambiental (daño civil por influjo ambiental). regula el régimen para aquellos agentes que no son responsables o titulares de una actividad peligrosa y riesgosa y que han ocasionado un daño ambiental y sólo obliga al agente a asumir los costos derivados de una equitativa indemnización y los de restauración del ambiente afectado. parecido a lo que establece el artículo 1972º del Código civil. la obligación de pagar una justa y equitativa indemnización. en alusión a la fractura del nexo causal. cuando se refiere a la “imprudencia de quien padece el daño”. Ahora bien. que es para reparar el daño ambiental producido. una cosa es el daño civil por influjo ambiental. regulada en el artículo 145º de la Ley General del Ambiente. ya que concurre el dolo de la víctima que ha sufrido el daño. 6. conforme se encuentra regulada. las obligaciones que mantiene para la responsabilidad subjetiva es.

donde señala que si la víctima intentó cruzar una avenida a una hora de intenso transito. sería más que absurdo e ilógico. La respuesta es lógicamente negativa. donde se aplicará la responsabilidad objetiva. Entre ellas. dicho eximente para la responsabilidad por daño ambiental.457 En donde pone el ejemplo en que un automóvil atropella a un peatón. muchos daños ambientales quedarían sin reparación. sin embargo. que busca reparar el medio ambiente en si. 2003. En todo caso. este eximente de responsabilidad. Este supuesto ha sido visto por Carlos Alberto Guersi en su libro Teoría General de la Reparación de daños. que por dolo. en cuanto estamos hablando de un daño civil. Pág. se deje de reparar el daño ambiental propiamente dicho producido. ya que una cosa es el daño ambiental. en tanto fue aquella la culpable de haber sufrido el daño. a una especie en extinción. y otra muy distinta el daño civil sufrido por la persona en su salud o patrimonio. pero insiste en que la cuestión esta en que el juez deberá merituar la incidencia causal de la culpa de la víctima. puesto que existen causas de eximición de responsabilidad (totales o parciales). sólo podría ser usado para el daño civil por influjo ambiental. Teoría General de la Reparación de daños. que no se encuentra obligado a reparar el daño al medio ambiente ocasionado. Es decir se dejará de reparar el daño producido a un río. se deberá verificar el caso en particular.correspondiente a la responsabilidad civil extracontractual. con el subtitulo culpa de la víctima y riesgo creado. por su culpa o negligencia. mencionamos la culpa de la víctima (…). 457 Carlos Alberto Guersi. al existir personas que han sufrido daño por su culpa o negligencia. ojo con esto. Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Depalma. en la cual señala “Mas el hecho que exista responsabilidad objetiva no implica que necesariamente el dañador deba reparar la totalidad del daño. por el hecho de que una persona sufrió un daño en su propiedad o en su salud. este hecho no podría ser usado para el daño ambiental propiamente dicho ya que no corresponde a su naturaleza. a un hábitat. Teniendo en cuenta que si se utiliza. esta no sea acreedora de una reparación civil. podría argumentar. y otra es el daño ambiental propiamente dicho. ya que el autor del daño. negligencia o culpa de la victima de este daño. 355 . que nos pertenece a todos los ciudadanos. y en este caso si sería correcto. al daño producido a la flora o fauna del ambiente. no se puede suponer que porque la victima de un daño civil por influjo ambiental sufrió daño a causa de su negligencia o dolo. Buenos Aires. 158. donde se produce un daño en la salud y en la propiedad de la persona.

independientemente de la persona que sufrió el daño.. nos encontramos también frente a una fractura del nexo causal. pero si existirá la responsabilidad por daño ambiental. frente a esta causal de eximente de responsabilidad. porque cuando se trata de un suceso inevitable o irresistible. El caso fortuito o la fuerza mayor. ya que muchas veces la acción contaminante supone la previsibilidad del daño en la medida en que opera dentro de la esfera de control del responsable. es claro que este hecho es aplicado a la responsabilidad civil extracontractual por riesgo creado. de manera que sólo si se demuestra que éste ha sido inevitable o insuperable podría considerarse configurado el caso. Cabe mencionar que no se presenta la característica de imprevisible. b) Cuando el daño o el deterioro del medio ambiente tenga su causa exclusiva en un suceso inevitable o irresistible. por lo que si puede ser usado como causal de eximente de responsabilidad. producen un rompimiento del nexo causal y exoneran de responsabilidad al demandado. ya no habrá reparación civil a favor de la victima de dicho daño. no se puede suponer que este hecho se produzca en el daño ambiental propiamente dicho. habrá una fractura causal. entre la actividad generadora del daño y el daño ambiental. En el presente caso. se ajusta a la naturaleza del daño ambiental. la confusión entre el daño ambiental y el daño civil. ya que en este caso. imprevisible y inevitable.cuando el semáforo habilita el paso de vehículos. es decir. un maremoto. si una persona fue dañada por su culpa. no se puede asumir. entiéndase. entendidos ambos como un hecho externo a la esfera de control del demandado. un terremoto. ojo. Según lo expuesto. en este caso en su salud (daño civil por influjo ambiental). etc. son hechos de la naturaleza que no se pueden evitar y tampoco resistir. ya que. no hay ningún problema. que ya no exista responsabilidad por daño ambiental. Por lo que respecta al literal c) refleja nuevamente. cuando prescribe que constituye eximente de responsabilidad la situación en la cual: 356 . que se deberá reparar el daño ambiental producido. ya que se infiere un daño en la persona.

en este caso se está refiriendo al daño que sufrió una persona o personas individualizadas. ya que. nos encontramos frente a una causal de justificación del daño. es el daño cometido al medio ambiente. que haya tenido lugar con el previo consentimiento del “perjudicado” y con conocimiento por su parte del riesgo que corría de sufrir alguna consecuencia dañosa derivada de tal o cual acción u omisión. si no también produce un daño ambiental. y aves silvestres. no genera responsabilidad frente al daño ambiental. las muertes de los peces. o daño civil simplemente. En conclusión esta causal de justificación sólo podrá ser utilizada para el daño civil por influjo ambiental. etc. signifique que por ende se esté consintiendo un daño al medio ambiente. el daño a un medio ambiente que pertenece a todas las personas. al daño civil por influjo ambiental.c) cuando el daño o el deterioro del medio ambiente haya sido causado por una acción u omisión no contraria a la normativa aplicable. el perjudicado con previo consentimiento y conocimiento del riesgo del daño y actuando el titular de la actividad conforme a derecho. En el presente caso. no de unos cuantos. es decir. es decir. y no se puede decir. no significará que el titular de la actividad generadora del daño no será responsable por la contaminación de los ríos. Tal hecho no puede ser interpretado de tal modo. no se puede pretender que por unos consientan un daño en su persona o patrimonio. Sin embargo consideramos. signifique que por esto se consienta el daño al medio ambiente. 357 . y este daño. que es de todos. que esta causal de justificación no es aplicable al daño ambiental. más si. no solo les provoca un daño en su persona o en su patrimonio. ya que como explicamos anteriormente una cosa es el daño civil en la persona o en su patrimonio y otro es el daño ambiental. en tanto. mas no para el daño ambiental propiamente dicho. el daño ambiental. este medio ambiente que es de todos. que porque una o varias personas consintieron dicha actividad que finalmente les genero un daño. Ahora bien. contaminación de ríos. muerte de aves silvestres propias de lugar. Por ejemplo si unas personas de una comunidad consienten el riesgo de un posible daño que les puede afectar.

es el producido por influjo ambiental y no el daño ambiental puro. Sostiene Vito “Si interpretamos esta disposición a la luz de la definición del daño ambiental contenida en el artículo 142. este es el daño civil. 164. y no para el daño ambiental propiamente dicho. esta disposición plantea problemas de interpretación. asimismo señala que debe existir un acuerdo de por medio. en nuestra opinión. colisiona frontalmente por lo preceptuado en el artículo 142º numeral 2 de la Ley General del Ambiente. ya que en este caso nos encontramos frente a un daño civil. ya que señala que el daño ambiental se producirá contraviniendo o no disposición jurídica. 459 Ibid. solo podría usarse para el daño civil por influjo ambiental.” 458 Señala Verna Coronado “¿Podrá invocarse el consentimiento informado previo de una comunidad nativa a la explotación de hidrocarburos. Tomo 144. al señalar con el previo consentimiento del perjudicado. “Responsabilidad por el daño ambiental en la nueva Ley General del Ambiente”. Revista Actualidad Jurídica. que nos habla de un daño causado contraviniendo o no disposiciones legales. Consideramos ilógico que se pudiera utilizar para el daño ambiental puro. se puede pactar el daño ambiental? 458 Vito Verna Coronado. 460 Ibid. para sustentar que el operador causante del daño ambiental no debe proceder a la reparación del ambiente degradado (daño ambiental puro) y de la comunidad nativa afectada (daño por influjo ambiental)? ¿La eximente funciona solo respecto de la comunidad nativa o extiende sus efectos también al daño del ecosistema afectado?”459. con lo cual la eximente en comentario no funcionaría respecto del daño ambiental puro producido por actividad rie