You are on page 1of 21

TALLER SOBRE EL BULLYING POR DIVERSIDAD SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO

HERRAMIENTA METODOLOGICA Perfil de la o el tallerista: Es una persona con habilidades para trabajar con temas relacionados a la diversidad sexual y de género, la discriminación y los derechos sexuales y reproductivos. Deberá manejar un lenguaje claro y que refuerce positivamente los conceptos que se manejaran en este taller, es decir que en ningún momento se usaran apodos o eufemismos para hacer descripciones o referirse a identidades, colectivos y prácticas. Además, es deseable que sea una persona asertiva con facilidad para hablar en público, dominio de grupo y una actitud dispuesta al diálogo, la conciliación y la enseñanza. Público: Este taller está dirigido a adolescentes entre los 12 y los 18 años. Se estima que para cumplir satisfactoriamente los objetivos de esta actividad, el grupo de trabajo no deberá exceder las 40 personas. Objetivo general: Realizar un taller que promueva el acercamiento positivo a la diversidad sexual y de género

y pueda brindar un mejor entendimiento de la forma como opera el bullying, el cual sea útil para la prevención y el manejo del acoso escolar en las instituciones educativas. Objetivos:
 Identificar en las y los jóvenes sus conocimientos previos sobre bullying o matoneo   

escolar y diversidad sexual y de género. Promover un diálogo que permita enseñar y orientar sobre la diversidad sexual y de género, y el papel que tienen los testigos ante situaciones de acoso escolar. Clarificar distintos conceptos relacionados con la sexualidad, el sexo, la orientación sexual, la identidad de género y la diversidad sexual. Sensibilizar a las y los jóvenes sobre temas relacionados con la diversidad sexual, los derechos sexuales y reproductivos, y la discriminación por identidad de género y orientación sexual. Incentivar la empatía hacia las víctimas y el compromiso de las y los jóvenes con la prevención y resolución del acoso en la escuela.

Justificación: Las orientaciones sexuales y las identidades de género no normativas representan un tipo de diferencia que generalmente es percibida de manera negativa y acarrea en infantes, jóvenes y adolescentes experiencias de acoso y rechazo escolar que tienen efectos directos sobre su desarrollo social, la permanencia en los escenarios educativos, la forma en que aprenden y la concepción que tienen de sí mismos. Sin embargo, el uso de la violencia (física, simbólica, verbal o institucional) es legitimado como forma de jerarquizar las relaciones en la escuela y mantener un orden social en que hombres y mujeres deben tener una concordancia entre sus cuerpos, sus deseos y sus comportamientos, orientándose a la heterosexualidad como norma. La reproducción de dicha postura hostil ante la diferencia, no sólo tiene consecuencias negativas en la calidad de vida de las víctimas, sino que además favorece que la conducta agresiva de las y los victimarios de no ser tratada oportunamente, pueda convertirse en habitual y desembocar en violencia doméstica o comportamientos criminales en la edad adulta. En la medida en que el matoneo o bullying se ha convertido en un problema cotidiano de la convivencia escolar, son las propias instituciones educativas en concordancia con organismos como la Secretaría Distrital de Educación, los llamados a incluir en los programas educativos institucionales, como prioridad, la prevención y la mitigación de estas acciones violentas al interior de la comunidad educativa. Integrar a las y los jóvenes en este proceso, mediante la enseñanza y orientación sobre cómo prevenir, detectar y denunciar el bullying en sus escuelas es fundamental para disminuir los efectos adversos de esta problemática puesto que genera ambientes más seguros, solidarios y empáticos con las victimas del matoneo. Actividad 1: “¿Esto es bullying?” Materiales:   Cuestionario sobre el matoneo escolar (uno por estudiante). Vídeo “Enough ˋSuficienteˊ Bullying Homofóbico”, disponible en:
http://www.youtube.com/watch?v=iIg-RDxZ5kE

Duración: 35 minutos

Procedimiento:
1. Entregar a cada joven un cuestionario con una serie de frases que deberán determinar si hacen o no alusión a una situación de matoneo escolar. Este será diligenciado de forma individual sólo en la primera columna.

CUESTIONARIO SOBRE MATONEO ESCOLAR Responder en la primera columna frente a cada situación SÍ, si considera que se trata de un caso de acoso escolar y No, si considera que se no tiene nada que ver con esta problemática. Esperar la indicación del tallerista para dar respuesta a la segunda columna. SITUACIÓN 1. Antonio es un niño tímido y con algunos manerismos, cada vez que hay un partido de fútbol en su colegio, sus compañeros lo sacan del equipo. 2. A Manuela no le gusta usar falda, ni maquillaje, prefiere las sudaderas y mantener el cabello corto. Sus compañeras se burlan de ella diciéndole “marimacho”. 3. Andrés gusta de delinearse los ojos y pintarse las uñas, pero cada vez que va así al colegio sus compañer@s lanzan risitas y cuchichean. 4. Cuando María entra al baño, las otras niñas salen de ese lugar porque dicen que ahí llegó “la lesbiana”. 5. Sergio publicó en Facebook una foto donde dos compañeros de su curso se están tomando de la mano y comenta que ellos son un par de “maricas”. 6. José tiene miedo de regresar al colegio porque sus compañeros lo golpearon y lo encerraron en el baño porque llevó una camisa rosada el jean day. 7. Pedro acusa a Daniel de haberle mirado su pene mientras estaba orinando, inventa un rumor de que Pedro es homosexual y un acosador. 8. A Luisa le gusta su mejor amiga Isabel, cuando Isabel se entera termina la amistad y hace que el resto del salón se aislé de Luisa. 9. El profesor Raúl tiene algunos manerismos al hablar, los alumnos suelen imitarlo y hacer recocha durante su clase. 10. Ismael tiene dos mamás. Cuando en el colegio se enteran optan por ponerle matricula condicional.
2.

RESPUESTA RESPUESTA 1 2

Pedir a las y los jóvenes que conserven el cuestionario y no realicen ninguna modificación a sus respuestas. O de considerarlo conveniente, recoger los cuestionarios mientras se realiza la siguiente actividad.

3. Proyectar el vídeo sobre acoso escolar por orientación sexual y diversidad de género. Detener el vídeo en el minuto 3:05 y preguntar a las y los jóvenes cuál cree que será el desenlace de esta situación: a. El joven abandona los estudios. b. Denuncia la situación ante las directivas del colegio. c. Pide ayuda a su familia y amistades. d. Comete suicidio. 4. Continuar con la reproducción del vídeo. 5. Solicitar que en silencio cada uno y una de las jóvenes diligencie la segunda columna del cuestionario. Recoger el material. 6. Propiciar una conversación sobre las percepciones que las y los jóvenes tuvieron del vídeo y preguntar si existen diferencias entre sus respuestas de la primera y la segunda columna, de ser así, por qué consideran que se dieron estos cambios. 7. Explicar en qué consiste el bullying o matoneo escolar, de qué forma se manifiesta, cuáles actores hacen parte de esta problemática y qué roles desempeñan, cómo debe ser tratado el acoso escolar y de qué manera se puede prevenir en las instituciones educativas. 8. Generar una reflexión sobre las distintas formas de bullying y cómo ver de cerca o ponerse en el lugar de la víctima hace cambiar la percepción que se tiene sobre esta problemática. Valerse de la explicación de términos como sexualidad, sexo,

orientación sexual, identidad de género y diversidad sexual. 9. Explicar y enfatizar en los objetivos del taller, señalando que la diversidad sexual y de género no deben ser motivo de discriminación y que los testigos tienen un papel ante las situaciones de acoso escolar porque pueden ayudar a prevenirlo y mitigarlo. 10. Evaluar el taller.

Actividad 2 “Junt@s contra el matoneo” Duración: 50 minutos Procedimiento: 1. Organizar a las y los jóvenes en 3 grupos. 2. Plantear una situación de acoso escolar y asignar a cada grupo al azar uno de los siguientes roles: Víctima, victimario y jurado. Tener en cuenta que dentro de cada rol se encuentran diversos personajes que hacen parte del ambiente escolar y familiar como: las y los amigos, familiares, docentes, directivas y estudiantes.

Actores: Victimario o victimaria: Es quien ejerce la violencia, el abuso o el poder sobre la víctima. Suele ser una persona fuerte físicamente, impulsiva, dominante y manipuladora. Frecuentemente presenta conductas antisociales y no siente culpa por la agresión que comete. Víctima: Es quien sufre el acoso prolongado del victimario o la victimaria. Suele ser una persona tímida, introvertida, insegura y en desventaja física frente a quien le agrede. Testigo: Puede ser un familiar, un amigo o una amiga, un compañero o una compañera e incluso una persona que labora en la institución educativa y presencia las situaciones de acoso, ante las que puede reaccionar rechazando, aprobando o negando la agresión. Abogado o abogada: Es la persona que ejerce profesionalmente la defensa jurídica de una de las partes en un juicio. Quien defienda a la víctima es conocido como fiscal y deberá recibir por parte del o la tallerista el documento sobre derechos sexuales y reproductivos para aplicarlo cuando considere pertinente. Jurado: Está conformado por un grupo de personas que valoran lo sucedido en el proceso del juicio y emiten un veredicto de inocencia o culpabilidad. Juez: Es la máxima autoridad en el juicio. Entre sus funciones está la de moderar la palabra, mantener el orden y el silencio, y precisar el contenido concreto de la sentencia. Quien deberá desempeñar este rol, será el tallerista o la tallerista. Algunas acciones que puede realizar para suscitar el debate son: Lectura de la siguiente situación de acoso por orientación sexual:

“Jamey es gordo, estúpido y gay. Debe morir”. Frases como éstas enviadas a través de Internet por sus compañeros de colegio llevaron al suicidio la semana pasada a Jamey Rodemeyer, un adolescente de 14 años residente en Buffalo (Nueva York) que reveló a sus compañeros su homosexualidad. (…)El abuso contra Jamey Rodemeyer comenzó desde quinto de primaria, pero se agudizó en mayo de este año cuando reveló en el colegio su preferencia sexual. Desde entonces sus compañeros lo rechazaron radicalmente y se dedicaron a ofenderlo y “matonearlo”. Internet fue una de los medios que usaron para descargar sus humillaciones. El adolescente se desahogaba con sus familiares, pero luego prefirió mantenerse hermético. Les decía que se sentía bien y que todo estaba bajo control. Mientras tanto, sus videos y confesiones a través de la red, mostraban la verdadera situación en la que se encontraba. Rodemeyer pedía ayuda, se preguntaba por qué nadie lo escuchaba y aconsejaba a quienes estaban en situaciones similares: “Nunca dejen de creer en ustedes. Mantengan la cabeza en alto y llegarán lejos”.

Rodemeyer intentaba darse ánimo, pero sus abusadores buscaban cualquier oportunidad para hacerse sentir: “Jamey es gordo, estúpido y gay. Debe morir”, decía uno de los mensajes anónimos que recibió Jamey en su página de Formspring –una red social para hacer preguntas y respuestas−. “No me importa si te mueres. A nadie le importa. Así que hazlo. Todo el mundo sería muy feliz J”, es otro de los mensajes que recibió Rodemeyer en los últimos días. Al mismo tiempo, el adolescente escribía en su Facebook: “Siempre hablo sobre lo mucho que me ‘matonean’, y nadie me oye. ¿Qué tengo que hacer para que paren?” Hace veinte días, Rodemeyer publicó en su perfil de Facebook, unas líneas de ‘The Queen’, una canción de Lady Gaga: “No me olviden cuando llegue llorando a las puertas del cielo”. El adolescente era un ferviente seguidor de la cantante estadounidense. A la una y media de la mañana del domingo de la semana pasada, Rodemeyer escribió en su blog personal que pronto se reuniría con su abuela, quien falleció recientemente. También se despidió de Gaga a través de Twitter: “@LADYGAGA: Adiós mamá monstruo. Gracias por todo lo que has hecho, manos arriba para siempre” (…) Muchos pensarían que la muerte de Jamey sería un motivo para que muchos hicieran un juicio interior, pero al parecer los matones de Rodemeyer, están tan conformes con los resultados que incluso siguen abusando después del incidente. La periodista de ABC Ann Curry, entrevistó a los papás de Rodemeyer y estos le contaron que los matones no se han detenido. Días después de la muerte del adolescente, la hermana de Jamey asistía a un baile del colegio. Llevó en su mano una pañoleta hecha por su hermano y cuando sonó una canción de Lady Gaga, ella y sus amigos cantaron para recordar buenos momentos. En ese instante los matones empezaron a corear: “Estás mejor muerto. Qué bien que estés muerto”. Mientras la policía investiga el caso, queda el mensaje de los pap ás de Rodemeyer: “Todo el mundo está en su derecho de escoger si está de acuerdo o no con la homosexualidad. Pero no es motivo para abusar y matonear”. Fragmento tomado de Kien y Ke. El niño que
sus compañeros hicieron suicidar (en línea). Septiembre 2011(citado 18 de abril 2013). Disponible en internet: http://www.kienyke.com/historias/el-nino-que-sus-companeros-hicieron-

suicidar/

-

Preguntar a los distintos actores que pasan al estrado:

Testigos: ¿Qué sentimientos te genera esta situación? ¿Cuál es tu relación con Jamey y con el o la agresora? ¿Has presenciado alguna situación de rechazo o acoso hacia Jamey? ¿Qué reacción tuviste?

Victimario o victimaria: ¿Has cometido algún tipo de acoso hacia Jamey?, en caso de decir sí, ¿por qué lo haces? ¿Qué sentimientos te genera esta situación? ¿Cuál es tu relación con Jamey? Víctima: ¿Has recibido algún tipo de acoso? , en caso de decir sí, ¿Has buscado ayuda? ¿Qué sentimientos te genera esta situación? ¿Cuál es tu relación con el o la agresora?

-

Conclusiones a las que debe llegar como juez:

Es fundamental reconocer que el problema del bullying es un asunto de todos y todas, es decir que las autoridades escolares no pueden arreglar por si solas el problema, sino que requieren la cooperación de cada una de las personas que conforman la comunidad educativa. Movilizar a las y los estudiantes a apoyar a la víctima es crucial para disminuir los efectos adversos. Por una parte al desarrollar empatía con la víctima, las y los testigos del matoneo tienen la capacidad de romper el ciclo de silencio e impunidad mediante la denuncia y articulación con el resto de la comunidad académica en la prevención y mitigación del bullying, además promueven una forma de solucionar conflictos desde el dialogo mientras generan un ambiente escolar más inclusivo, diverso y seguro. 3. Pedir a cada grupo que simulando estar en un juicio, organice una representación de su rol y cómo desde esta posición le daría solución a la situación de bullying. 4. Recrear un juicio bajo la moderación del o la tallerista, quien usará afirmaciones que inciten al debate. Tener en cuenta que cada grupo tenga el mismo tiempo para desempeñar su rol en el escenario y dar a conocer su propuesta de solución. El jurado deberá emitir un juicio de valor teniendo en cuenta las pautas que fijó previamente. 5. Propiciar una conversación sobre las opiniones que suscitó la obra de teatro y preguntar si están de acuerdo con el juicio emitido por el jurado o si en una situación como esta tomarían otras acciones.

6. Generar una reflexión sobre la importancia de la comunicación, el apoyo y el trabajo en equipo a la hora de plantear soluciones al acoso escolar. Valerse de la explicación de los derechos sexuales y reproductivos. 7. Explicar y enfatizar en los objetivos del taller, señalando que las personas con orientaciones sexuales diversas e identidades de género no normativas tienen los mismos derechos de los demás, además que es necesario expresar el conflicto con palabras y generar estrategias de apoyo a las víctimas. 8. Elaborar y firmar un compromiso por parte de las y los jóvenes, docentes y directivas de erradicar el bullying en el contexto escolar. Hacer partícipes a los padres y las madres de familia. 9. Evaluar el taller.

COMPROMISO JUNT@S CONTRA EL MATONEO Me comprometo a respetar y celebrar la diversidad en mi vida. Seré un aliado o aliada contra el bullying, alzaré mi voz ante el odio y la intolerancia en la escuela, en mi familia y en mi entorno, y transmitiré esperanza y apoyo a las y los jóvenes homosexuales, heterosexuales, lesbianas, bisexuales y transgénero que son vulnerables al acoso escolar. Firma: ______________________

HERRAMIENTA CONCEPTUAL Para la realización efectiva de las anteriores actividades, el o la tallerista deberá apropiarse de los distintos temas relacionados con el bullying, la diversidad sexual y de género, y la discriminación. A continuación, este glosario aclara las dudas teóricas que puedan surgir en el tallerista durante su proceso de formación y las inquietudes que se suelen generar entre los y las adolescentes, una vez se abordan estos temas. El objetivo de esta herramienta es que el o la tallerista logre enseñar a las y los jóvenes todos los conceptos de este glosario de una forma sencilla y didáctica, de tal manera que ellos y ellas se puedan ir familiarizando con estos términos y adquieran bases para hablar de la diversidad sexual y de género con palabras claras y sin tabúes.

GLOSARIO Bifobia*: Conjunto de actitudes de miedo, reproche, burla, desagrado o rechazo hacia las personas bisexuales, incluyendo aquellas que dudan de la existencia misma de la bisexualidad como una orientación afectivo-erótica. Bisexual: Persona que siente afecto y atracción sexual y erótica por personas de su mismo sexo y del sexo opuesto, sin que esto implique mantener relaciones erótico-afectivas con más de una persona al tiempo. Bullying: Es una palabra proveniente del vocablo holandés que significa acoso y en español

se puede traducir como matoneo escolar. Este consiste en “Una conducta agresiva, deliberada y repetitiva, destinada a provocar molestia en otro, que, frente a otros tipos de violencia estudiantil, se caracteriza por ser sistemática y porque generalmente es protagonizada por uno o más estudiantes en contra de otro en particular, por lo común más vulnerable y débil aprovechándose de su estado de indefensión. El abanico de agresiones es enorme, desde la simple burla hasta el sometimiento moral y extorsivo, que obliga a la víctima a satisfacer los caprichos, muchas veces humillantes, de los intimidadores” (Revista Cambio, Noviembre 12 de 2006). Según una de las conferencistas del Seminario Internacional sobre Bullying, Cléo Fante, existen varias formas de matoneo escolar: “El Bullying puede ser clasificado en forma: verbal, física, moral, psicológica, sexual, material, social y virtual, todas ellas son consideradas perjudiciales para las víctimas”. Sin embargo, señala que el BullyingVirtual o Ciberbullying al hacer uso de dispositivos informáticos (computadoras con acceso a internet, redes sociales, blogs, correos electrónicos, teléfonos móviles o consolas de juegos) presenta una alta velocidad de propagación y la dificultad de la víctima para identificar a quien agrede, así concluye que es especialmente perverso porque respalda “la falsa sensación de anonimato e impunidad”. Las razones que motivan a las personas que ejercen el matoneo escolar generalmente se relacionan con la visión de los otros y las otras como diferentes, ya sea porque pertenecen a una minoría étnica, profesan una religión que no es la oficial, hacen parte de una clase social baja o media, tienen problemas de sobrepeso o un rasgo físico sobresaliente como ser muy delgados o usar gafas, presentan algún tipo de discapacidad o su orientación sexual no es heterosexual. Enfocándonos en este último sector, la investigación “Acoso escolar homofóbico y riesgo de suicidio en adolescentes y jóvenes LGB” realizada por el COGAM (Colectivo Gay de Madrid) y la FELGTB (Federación estatal española LGBT) revela que el acoso escolar homofóbico en el 90% de los casos proviene de compañeros varones y en el 11% del profesorado, sin embargo no es abordado por el centro (el 42% dice no haber recibido ayuda) ni por sus familias, a las que el 82% no informa de su situación.

Este mismo estudio revela que las víctimas de bullying sienten humillación (63%), impotencia (60%), rabia (59%), tristeza (59%), incomprensión (57%), soledad (53%), vulnerabilidad y aislamiento (50%). Pero sobre todo desesperanza (66%). Esto quiere decir, según la investigación, que el 17% de las y los jóvenes que sufren acoso escolar homofóbico llega a atentar contra su vida.

Según la guía didáctica para docentes “Somos iguales y diferentes” del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo de Argentina (INADI), las reacciones ante el bullying o acoso escolar deben ser oportunas e integrales, en la medida en que deben tener en cuenta las particularidades de cada situación e incluir a la víctima, el victimario y el grupo. Entre las medidas de prevención recomienda la capacitación de la comunidad académica, el fomento de las relaciones entre pares, el rechazo a la discriminación y la impunidad, el integrar a las madres y padres de familia a las dinámicas escolares y mantenerlos al tanto de las situaciones de acoso, la construcción de dispositivos efectivos para la denuncia del bullying y el mejoramiento de las habilidades sociales y comunicativas entre los miembros de la institución educativa.
Discriminación: De acuerdo al Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la discriminación es toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en determinados aspectos como la raza, el color, el género, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento o cualquier otra condición social, y que tengan por objeto anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de las libertades fundamentales de todas y todos. Las conductas discriminatorias suelen generar daños morales, físicos, psicológicos, materiales y diversas limitaciones en muchos ámbitos a las personas discriminadas. En algunos casos los prejuicios y estereotipos generan en algunas personas que su pertenencia a cierto grupo humano sea motivo de sentimientos de autorechazo y la creencia de merecer un trato discriminatorio por parte de las y los demás. Además la discriminación tiene un efecto negativo en la sociedad, en cuanto promueve la intolerancia, genera divisiones en la convivencia y menoscaba la concepción de la diversidad como riqueza de la especie humana. Si bien todas las personas pueden ser objeto de discriminación, hay quienes son más vulnerables a sufrir el rechazo y la exclusión puesto que no cumplen un modelo hegemónico de ser humano: Ser varón, heterosexual, blanco, joven, de clase alta, occidental y sin ningún tipo de discapacidad. Es decir que en muchos casos la discriminación obedece a patrones socioculturales tradicionalmente aprendidos y reproducidos; por ejemplo las y los jóvenes suelen aprender en las interacciones cotidianas en su familia y en su entorno social, ciertos criterios de selección que dividen a las personas entre quienes son o no socialmente adecuados, entonces todo aquello que es diferente u opuesto a ese ideal, se suele juzgar, rechazar, señalar, ridiculizar, desconocer o incluso eliminar. La discriminación puede ser de hecho, como las prácticas sociales cotidianas en que se trata de forma distinta a las mujeres, o de derecho, tal es el caso de la ley colombiana que le niega a las

personas homosexuales el acceso al matrimonio civil. También existe la discriminación directa o explicita y la discriminación indirecta, la discriminación por acción u omisión y la discriminación sistemática. Cabe señalar que para dar fin a una situación de discriminación hacia un sector de la población, generalmente, se recurre a acciones afirmativas (discriminación inversa o positiva) que consisten en la adopción de medidas concretas y temporales orientadas a lograr la igualdad ante la ley, la igualdad material y la igualdad de oportunidades. Un ejemplo es la ley de cuotas (ley 581 del 2000) la cual establece que el 30 por ciento de los altos cargos públicos en Colombia deben ser ejercidos por mujeres. “El derecho a la no discriminación en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos ” por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México1 La prohibición de la discriminación es un aspecto fundamental de los derechos humanos, presente en todos los tratados internacionales generales de la materia, tanto en el ámbito universal de protección de los derechos humanos (Sistema de Naciones Unidas) como en los ámbitos regionales (africano, americano y europeo). Las convenciones generales del sistema de Naciones Unidas que contienen cláusulas de no discriminación respecto de los derechos consagrados en sus textos son la Declaración Universal de Derechos Humanos (artículo 2o.); el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículo 2.1), y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 2.2). Estos instrumentos reconocen los derechos de todas las personas “sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social”. En el marco del Sistema Universal se han adoptado algunas convenciones con el fin de proteger a grupos específicos contra la discriminación:  Convención para Prevenir y Sancionar el Crimen de Genocidio (1948).  Convenio Número 111 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Relativo a la Discriminación en Materia de Empleo y Ocupación (1960).  Convención de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) Relativa a la Lucha contra la Discriminación en la Esfera de la Enseñanza (1962).  Convención Internacional para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial (1966).  Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo de Apartheid (1973).  Convención Internacional para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (1979). En el marco del Sistema Interamericano de Protección a los Derechos Humanos contienen cláusulas de no discriminación la Declaración Americana sobre Derechos y Deberes del Hombre (artículo 2o.), la Convención Americana sobre Derechos Humanos (artículos 1.1 y 24) y el

1

Comisión Nacional de los Derechos Humanos (2012) La discriminación y el derecho a la no discriminación. México, D.F.: Comisión Nacional de los Derechos Humanos

Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 3o. del Protocolo de San Salvador). En este sistema también se han adoptado algunos tratados dirigidos a proteger a determinadas personas de la discriminación:  Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belém do Pará, de 1990).  Convención Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad (1999). Cabe señalar que los motivos prohibidos de discriminación no son exhaustivos y, por tanto, al incluirse en las cláusulas de no discriminación los términos “cualquier otra índole” y “cualquier otra condición social” se prevé la posibilidad de prohibir otras causas de discriminación no señaladas expresamente en los instrumentos Los tratados son ejemplos representativos de épocas determinadas, por lo que pueden no incluir una causa de discriminación surgida posteriormente; por ello, deben ser interpretados a la luz del presente, teniendo en cuenta las características actuales de los sistemas de protección, así como la evolución y desarrollo de los derechos humanos. Diversidad humana y diferencia: Aunque todas las personas pertenecemos a la misma especie llamada Homo Sapiens, cada ser humano es distinto. Cada persona posee unas características especiales (clase social, género, etnia, religión, orientación sexual, etc.), un carácter, una forma de ser, una habilidades y unos gustos e intereses determinados, además pertenece a un contexto particular (familia, barrio, escuela, etc.) sobre el que tiene un poder de agencia, pero a la vez influye en sus condiciones de vida. La diversidad humana debe ser considerada como un hecho y no un problema a resolver, es decir que en vez de pretender homogenizar o castigar lo distinto y lo diverso, es preciso reconocer y respetar las diferencias de las y los demás. Igualmente, desarrollar la empatía como capacidad de ponerse en el lugar del otro o la otra, es el inicio para promover actitudes inclusivas en las instituciones educativas. Una sociedad que reconoce que “Somos diferentes pero iguales en derechos” es más pacífica, equitativa y digna para todas las personas. Diversidad sexual*: Conjunto amplio de conformaciones, percepciones, prácticas y subjetividades distintas asociadas a la sexualidad, en todas sus dimensiones biológicas, psicológicas y sociales. Dicho conjunto resulta de la combinación en cada persona y en cada cultura de factores biológicos, preceptos culturales y configuraciones individuales en relación con todo lo que se considere sexual. Estereotipo: Es una imagen o una idea, comúnmente aceptada, sobre un conjunto de personas. Con base en un estereotipo se atribuyen de forma arbitraria ciertas características a un grupo humano; por ejemplo se considera, sin excepción, a todas las personas afrodescendientes como naturalmente aptas para trabajos pesados, con poco coeficiente intelectual o especialmente hábiles para el baile y las relaciones sexuales, sin embargo, no se entra a considerar sus

particularidades como sujetos o el carácter prejuicioso, exagerado y poco fidedigno de dicha valoración. Gay: Hombre que se autoidentifica como tal y se siente atraído por otros hombres. Tiene una connotación política relacionada al movimiento de hombres homosexuales y su identidad sociocultural desde la revuelta de Stonewall (NY. Junio 1969), es decir que se refiere a los hombres homosexuales conscientes y orgullosos de su orientación sexual. Género: Según Gabriela Castellanos el género es el sistema de saberes, discursos, prácticas sociales y relaciones de poder que dan contenido específico al cuerpo sexuado , a la sexualidad y a las diferencias físicas, socioeconómicas, culturales y políticas entre los sexos en una época y en un contexto determinados (Castellanos :48). Heterosexual: Persona que siente afecto y atracción sexual y erótica por personas del sexo opuesto. Homofobia*: Conjunto de actitudes de miedo, reproche, burla, desagrado o rechazo hacia hombres o mujeres homosexuales. Por extensión, se suele aplicar el término a las reacciones similares que se ejercen frente a otras personas que pertenecen a orientaciones sexuales o identidades de género no hegemónicas: personas bisexuales y transgeneristas (transformistas, travestis y transexuales). No obstante, en los últimos años han surgido términos específicos para aludir a dichas reacciones: bifobia y transfobia, e incluso se viene proponiendo el termino especifico de lesbofobia para aludir al tratamiento negativo del lesbianismo y de las mujeres lesbianas. Homosexual: Persona que siente afecto y atracción sexual y erótica por personas de su mismo sexo. El término está relacionado con la historia de patologización de los hombres y las mujeres homosexuales, la cual finaliza oficialmente en mayo de 1990 cuando la OMS saca la homosexualidad de los manuales médicos y la reconoce como parte de la diversidad sexual humana. Identidad de género: Se refiere al estado psicológico que le permite a la persona autoidentificarse con lo masculino, lo femenino u otro género diferente y afirmarse a si mismo diciendo “soy hombre”, “soy mujer”, “soy andrógino”, “soy hombre en la cotidianidad y mujer en una presentación artística, como ocurre con algunos hombres transformistas (Cantor 2007:24). Imaginario: Conjunto de imágenes mentales, frases y percepciones que circulan en la sociedad respecto a algo. Según García estos se organizan como un red intrincada de conversaciones que se refuerzan entre si y que, en consecuencia, no pueden definirse como ciertas o falsas, sino que se trata más bien de una coordinación colectiva de acciones e interacciones que se derivan de conversaciones (García 2007: 25). Lesbofobia*: Conjunto de actitudes de miedo, reproche, burla, desagrado o rechazo hacia el lesbianismo y hacia las mujeres lesbianas.

Lesbiana: Mujer que se autoidentifica como tal y se siente atraída por otras mujeres. Tiene una connotación política relacionada con el movimiento feminista. LGBT: En español esta sigla se utiliza como un término colectivo que se refiere a las personas lesbianas, gay, bisexuales y transgeneristas. En algunos países se adicionan otras letras como la I para hacer referencia a las personas intersexuales. En términos generales la lucha política del movimiento LGBT consiste en el reconocimiento de su ciudadanía plena, de acceder a los mismos derechos y recibir el mismo trato que las demás personas, independientemente de su orientación sexual o identidad de género diversa. Orientación sexual: Según la Asociación de Psicología Americana, se refiere a la atracción emocional, erótica y afectiva hacia personas del mismo sexo, del sexo opuesto o de los dos sexos. Es el resultado de la interacción de factores sociales, culturales, cognitivos y emocionales, la incidencia de cada uno varía en cada persona (Cantor 2007: 22). Prejuicio: Consiste en juzgar a una persona sin conocerla, es decir, emitir una opinión o juicio, generalmente negativo, sobre una persona tomando como base cualquier característica o impresión superficial. En nuestra sociedad los prejuicios son maneras de relacionarse con la diferencia pues todo lo que es distinto u opuesto a lo que se ha enseñado tradicionalmente como esperado o adecuado en un ser humano (la heterosexualidad, la religión católica, la ausencia de discapacidad, entre otros), se califica como malo, erróneo, ilegitimo, antinatural e incluso una amenaza para la convivencia. Sexo biológico: Según Macionis y Plumier (1999:34) el sexo biológico se refiere a la diferenciación biológica de los seres humanos como machos y hembras. Por lo general, se distinguen seis componentes principales del sexo: la composición cromosómica, los órganos reproductores, loes genitales externos, el componente hormonal y las características sexuales secundarias (Cantor 2007: 22). Sin embargo, Anne Fausto-Sterling en su libro cuerpos sexuados (2006) señala que esta base material ya está teñida de ideas preexistentes sobre las diferencias sexuales, las cuales le dan más importancia a cierto rasgos que a otros; dicha designación es histórica y varía según las culturas. Sexualidad: La sexualidad humana de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud se

define como: Un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales.

Transfobia*2: Conjunto de actitudes de miedo, reproche, burla, desagrado o rechazo hacia el transgenerismo y hacia las personas que los vivencian en cualquiera de sus variantes: transformismo, travestismo y transexualidad. Transgeneristas: Las personas transgeneristas o transgénero se definen a sí mismas como personas que transitan, conductual y/o físicamente, entre los géneros femenino y masculino, y conforme la frecuencia de esos tránsitos y el grado de modificación de los cuerpos pueden ser transformistas, travestis o transexuales. A su vez, pueden tener una orientación sexual heterosexual, homosexual o bisexual. Transformistas: Las personas transgénero denominan a las personas transformistas como aquellas que viven cotidianamente con el físico con que nacieron y asumen una identidad de género conforme a este, pero ocasionalmente se visten, tomando la postura y comportamientos del género opuesto, para desempeñar actividades específicas generalmente relacionadas con el espectáculo. En esta categoría se incluyen los y las drag queens y drag kings que se caracterizan por exagerar las características femeninas y masculinas respectivamente. Transexuales: Las personas transgénero denominan a las personas transexuales como aquellas que consideran haber nacido en el cuerpo equivocado, puesto que no se identifican ni con el físico con que nacieron, ni con el rol que la sociedad les ha atribuido. Estas personas también consumen hormonas, se someten a operaciones para modificar sus cuerpos y en algunos casos se hacen la reasignación de sexo. Al igual que las personas travestís, las personas transexuales viven cotidianamente como el género opuesto, entonces el que una persona se denomine como transexual o travesti depende de su elección y la autopercepción de su tránsito. Travestis: Las personas transgénero denominan a las personas travestis como aquellas personas que viven cotidianamente como el género opuesto; estas personas consumen hormonas y algunas se han realizado operaciones para modificar sus cuerpos pero conservando los órganos genitales con que nacieron. Comúnmente las personas travestís son relacionadas con oficios como la prostitución y la peluquería, por ende en muchos casos el término adquiere un carácter peyorativo.

* Definiciones tomadas del glosario elaborado por Colombia diversa, e incluido en el manual Diversidad sexual en la escuela: dinámicas pedagógicas para enfrentar la homofobia.

ANEXOS

TABLA PARA ABORDAR LA RELACIÓN ENTRE SEXO, GÉNERO Y ORIENTACIÓN AFECTIVOERÓTICA
A continuación se representa un cuadro que sintetiza los tres conceptos de la sexualidad y las relaciones que pueden presentarse entre ellas, identificando la relación dominante con color rojo y las relaciones posibles pero no reconocidas con color verde, aclarando que no todas las posibilidades que componen la sexualidad se agotan en el mismo.

Imagen 4. Tabla sexo-género-orientación sexual.

DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS3

Imagen 4. Red Somos. Los derechos sexuales y reproductivos también son mi derecho. Recuperado de http://es.scribd.com/doc/35570782/DERECHOS-SEXUALES-Y-REPRODUCTIVOS

Los derechos sexuales y derechos reproductivos son de conceptualización reciente y son los mismos derechos humanos interpretados desde la sexualidad y desde la reproducción. Se ha dicho que los derechos sexuales y derechos reproductivos son los más humanos de todos los derechos y representan el pilar fundamental para el ejercicio de la ciudadanía, entendida más allá de la simple posibilidad de tomar decisiones en el ámbito público (elegir y ser elegido); ya que implica la posibilidad de mujeres y hombres de tomar decisiones autónomas sobre su propio cuerpo y vida en los campos de la sexualidad y la reproducción. ¿Si a los hombres y mujeres como ciudadanos y ciudadanas les es permitido decidir el destino de sus países, cómo se les puede privar de tomar decisiones acerca del destino de sus cuerpos? ¿Cuál es el alcance de los derechos sexuales?
3

Derechos sexuales y reproductivos (2013, 11 de abril). Profamilia. Fecha de consulta: 20:00, abril 11, 2013 desde http://www.profamilia.org.co/avise/derechos2.php

Puede decirse que son aquellos que permiten regular y tener control autónomo y responsable sobre todas las cuestiones relativas a la sexualidad, sin ningún tipo de coacción, violencia, discriminación, enfermedad o dolencia. Para las mujeres los derechos sexuales tienen un especial significado, pues involucran el derecho a ser tratadas como personas integrales y no como seres exclusivamente reproductivos y a ejercer la sexualidad de manera placentera sin que ésta conlleve necesariamente un embarazo. Estos derechos se apoyan básicamente en:    La capacidad de hombres y mujeres de disfrutar de relaciones sexuales satisfactorias. La ausencia de toda clase de violencia, coacción o abuso. El acceso a servicios de salud sexual que permitan atender y prevenir las infecciones, dolencias y enfermedades que afecten el ejercicio placentero de la sexualidad, incluidas las de transmisión sexual y el VIH/Sida. La posibilidad de separar el ejercicio de la sexualidad, de la reproducción.

Los derechos sexuales implican, entre otros:    El derecho a reconocerse como seres sexuados. El derecho a fortalecer la autoestima y autonomía para adoptar decisiones sobre la sexualidad. El derecho a explorar y a disfrutar de una vida sexual placentera, sin vergüenza, miedos, temores, prejuicios, inhibiciones, culpas, creencias infundadas y otros factores que impidan la libre expresión de los derechos sexuales y la plenitud del placer sexual. El derecho a vivir la sexualidad sin violencia, coacción, abuso, explotación o acoso. El derecho a escoger las y los compañeros sexuales. El derecho al pleno respeto por la integridad física del cuerpo y sus expresiones sexuales. El derecho a decidir si se quiere iniciar la vida sexual o no, o si se quiere ser sexualmente activa/o no. El derecho a tener relaciones sexuales consensuadas. El derecho a decidir libremente si se contrae matrimonio, se convive con la pareja o si permanece sola/o. El derecho a expresar libre y autónomamente la orientación sexual. El derecho a protegerse del embarazo y de las infecciones y enfermedades de transmisión sexual.

       

 

El derecho a tener acceso a servicios de salud sexual de calidad. El derecho a tener información sobre todos los aspectos relacionados con la sexualidad, conocer cómo funciona el aparato reproductor femenino y masculino y cuáles son las infecciones y enfermedades que se pueden adquirir a través de las relaciones sexuales.

¿Qué alcance tienen los derechos reproductivos? Permiten a las personas tomar decisiones libres y sin discriminaciones sobre la posibilidad de procrear o no, de regular la fecundidad y de disponer de la información y medios para ello. También implica el derecho de tener acceso a servicios de salud reproductiva que garanticen una maternidad segura, la prevención de embarazos no deseados y la prevención y tratamiento de dolencias del aparato reproductor como el cáncer de útero, mamas y próstata. Estos derechos se apoyan en dos principios fundamentales:  Autodeterminación reproductiva, entendida como el derecho básico de todas las personas de decidir sobre su posibilidad de procrear o no, y en ese sentido planear su propia familia. Atención de la salud reproductiva, que incluye medidas para promover una maternidad sin riesgos, tratamientos de infertilidad, acceso a toda la gama de métodos anticonceptivos (incluyendo la anticoncepción de emergencia) y programas de atención de cáncer uterino, de mamas y próstata.

Los derechos reproductivos implican específicamente:       El derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos y el intervalo entre ellos, y a disponer de la información, educación y medios para lograrlo. El derecho de hombres y mujeres de decidir de manera libre y responsable la posibilidad de ser padres o madres. El derecho a decidir libremente el tipo de familia que se quiere formar. El derecho a acceder a métodos anticonceptivos seguros, aceptables y eficaces (incluyendo la anticoncepción de emergencia). El derecho de las mujeres a no sufrir discriminaciones o tratos desiguales por razón del embarazo o maternidad, en el estudio, trabajo y dentro de la familia. El derecho a tener acceso a servicios de salud y atención médica que garanticen una maternidad segura, libre de riesgos en los periodos de

gestación, parto y lactancia y se brinde las máximas posibilidades de tener hijos sanos. El derecho a contar con servicios educativos e información para garantizar la autonomía reproductiva.

Tomado de la Guía para la formación en Derechos Sexuales y Reproductivos para población en situación de desplazamiento con énfasis en violencia intrafamiliar y delitos sexuales elaborada por Profamilia dentro del Convenio Defensoría del Pueblo – OIM (2006)

BIBLIOGRAFÍA Bullying o matoneo (2013, 10 de enero). Magisterio. Fecha de consulta: 16:20, enero 10, 2013 desde http://www.magisterio.com.co/web/index.php?option=com_content&view=article&id=1 483:entrevista-sobre-bullying-matoneo-con-cleo-fante-brasil&catid=16:documentos-deinteres&Itemid=34 Cantor, E. (2007). Los rostros de la homofobia en Bogotá: des-cifrando la situación de derechos humanos de homosexuales, lesbianas y transgeneristas. Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional. Castellanos, G. (2003). Sexo, género y feminismo; tres categorías en pugna. En, Tovar, Patricia (Editora). Familia, género y antropología: desafíos y transformaciones. Bogotá: Instituto Colombiano de Antropología e Historia- ICANH. pp 30-61. Comisión Nacional de los Derechos Humanos (2012) La discriminación y el derecho a la no discriminación. México, D.F.: Comisión Nacional de los Derechos Humanos Derechos sexuales y reproductivos (2013, 11 de abril). Profamilia. Fecha de consulta: 20:00, abril 11, 2013 desde http://www.profamilia.org.co/avise/derechos2.php Fausto-Sterling, A. (2006) Cuerpos sexuados: la política de género y la construcción de la sexualidad. Madrid: Melusina. FELGBT. Denunciamos el riesgo de suicidio que sufren las víctimas de acoso escolar homófobico (en línea). Septiembre 2012 (citado 12 de enero 2013). Disponible en internet: http://www.felgtb.org/temas/jovenes/noticias/i/2573/290/denunciamos-elriesgo-de-suicidio-que-sufren-las-victimas-de-acoso-escolar-homofobico García, C. (2007). Diversidad sexual en la escuela: dinámicas pedagógicas para enfrentar la homofobia. Bogotá: Colombia diversa.

INADI (2011) Guía didáctica para docentes “Somos iguales y diferentes”. Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Kien y Ke. El niño que sus compañeros hicieron suicidar (en línea). Septiembre 2011(citado 18 de abril 2013). Disponible en internet: http://www.kienyke.com/historias/el-nino-quesus-companeros-hicieron-suicidar/

Orientación sexual (2013, 12 de abril). Asociación de Psicología Americana. Fecha de consulta: 19:40, abril 12, 2013 desde http://www.apa.org/topics/sexuality/orientacion.aspx

Revista Cambio. Matoneo en las aulas (en línea). Noviembre 2006 (citado 15 de enero 2013). Disponible en internet:
http://psicologia.uniandes.edu.co/documentos/echaux/revista%20cambio%20matoneo%20en%2 0las%20aulas.pdf