You are on page 1of 1

¿Por qué los adolescentes son rebeldes?

Por Gaby Soulé No existe un adulto que eventualmente no haya lamentado la rebeldía de un adolescente, pero pocas veces sabemos a fondo la razón. Las investigaciones en neurociencias señalan que el comportamiento humano está determinado por cuestiones genéticas, hereditarias, orgánicas y ambientales. Éstas últimas dan origen a la rebelión en los chavos. El cerebro humano posee un centro de gratificación que se estimula con la dopamina, la llamada hormona del placer. En el caso del cerebro adolescente se ha descubierto que no obtiene goce a través de experiencias moderadas; razón por la cual los chicos en ésta edad buscan llevar al límite sus acciones sobrepasando los límites. La zona cerebral responsable de evaluar los riesgos, no responde de manera habitual en los jóvenes cuando existe una extrema animación. Por otro lado, en estas circunstancias los jóvenes segregan más oxitocina hormona responsable entre otras cosas de la empatía- provocando que se sientan más comprendidos por parte de sus amigos que por personas de otras edades y fácilmente rechacen las normas y límites establecidos por los adultos. La noticia más sorprendente en las investigaciones, es que los adolescentes discuten como una forma abierta de no mentir. Discutir es para los chavos una forma honesta y buena de conducirse; sin embargo los adultos solemos evitar ésta conducta y rechazarla. La disputa para los jóvenes es un mecanismo para ejercer su capacidad de autonomía y validez de opinión. Es responsabilidad de los adultos que ya hemos pasado por ésta etapa, entender y acompañar a nuestros adolescentes para convertir los altercados en oportunidades de comunicación afectiva y efectiva con ellos.