You are on page 1of 2

ELDESTEIN - PROBLEMATIZAR PRÁCTICAS DE LA ENSEÑANZA Prácticas de la enseñanza: Enseñanza como actividad intencional.

Práctica social, excede lo individual, sólo puede entenderse en el marco del contexto social e intencional del que forma parte. Las propuestas cobran forma de propuesta singular a partir de las decisiones del docente en torno al problema de conocimiento (cómo se comparte y construye en el aula) Ens.como proceso en donde el conocimiento es problemático en el nivel epistemológico (validación de los conocs., estructuración de las disciplinas), psicológico (el modo de relacionarse con el conoc.), cultural y social (reconocimiento y selección valorativa dentro de la escuela de ciertos conocimientos) ↳ Así, no es posible pensar en una sola propuesta de Ens. válida para todo campo de conoc. Determinantes institucionales y contextuales marcan poderosamente la tarea de enseñar que se encuentra atravesada por múltiples determinaciones de orden extra-didáctico. ↳ La Ens. como parte de la práctica docente [o sea, no deben asimilarse. una engloba a la otra] Complejidad de la práctica docente: Escenarios singulares, bordeados y surcados por el contexto, así la tarea cotidiana se ve sometida a tensiones y contradicciones que provocan muchas veces corrimiento de la tarea central (Ens,) Problema de la existencia de representaciones ilusorias que oscurecen el reconocimiento de tensiones: -olvidar el atravesamiento de cuestiones externas al trabajo del aula, amparados en ilusión de autonomía. -idea de atención a características particulares del grupo, cuando se está sujeto a visiones prejuiciosas marcadas por definiciones desde el perfil del alumno ideal. -ilusión de que puede quedar al margen de las múltiples redes en que se juega el poder, cuando en realidad despliega su trabajo en un ámbito también de circulación de poder (relaciones con el alumno, espacios de micropoder, nexo saber-poder). Lo metodológico en la Enseñanza: forma-contenido Es típica la separación entre método y contenido. Se llega a pensar que los cambios en el enseñar pasan por lo metodológico sin cuestionamiento de los contenidos. Pero hay que considerar que el aspecto metodológico adquiere sentido cuando se lo trata como problema de conocimiento (superando la postura intrumentalista). La verdadera tarea del profesor en el aula: elaborar un modo personal de intervención de acuerdo a la situación en el que le corresponde actuar. No hay opciones metodológicas únicas válidas para los diferentes campos de conocs. Hay que asumir la tarea docente como creativa, como una construcción que es relativa, singular, que se genera en relación con objetos y sujetos particulares [si no se conocen estos, ¿cómo actuar de acuerdo a ellos? Pensar en Pablo] en el marco de situaciones/ ámbitos particulares (áulico, institucional, social y cultural). El estilo docente también es fruto de su trayectoria (de vida, académica, trabajo).

reconocer los múltiples atravesamientos que se expresan en dicha práctica.Debemos ampliar la perspectiva de análisis: de prácticas de la enseñanza e prácticas docentes. compuesto de categorías heredadas. . Para esto. Cuidarnos del “sentido común académico”. la lente con que se acostumbra a mirar escuela/aula.