A mi venerable hermano Cardenal Velasio De Paolis En una audiencia el 27 de mayo, usted me explicó los avances del ministerio de Delegado

para la Congregación de los Legionarios de Cristo, que mi amado predecesor, Benedicto XVI, le encomendó el 16 de junio de 2010. Me gustaría agradecerle por haberme actualizado sobre lo logrado en el cumplimiento de esta delicada tarea. Además, me gustaría asegurarle que he considerado cuidadosamente lo que me presenta en el informe que envió en una carta del 10 de mayo, así como el contenido de los informes anteriores y el material sobre la visita apostólica que tuvo lugar en 2009 y 2010. Confirmo que su mandato durará hasta la celebración del extraordinario Capítulo de la Congregación de los Legionarios de Cristo, que usted presidirá, y que tendrá lugar a principios de 2014. Las principales tareas del Capítulo serán la elección de un nuevo Gobierno para el Instituto y la aprobación de las nuevas Constituciones, que, usted me enviará a fin de examinarlas de acuerdo con el procedimiento estándar. Estos serán los pasos fundamentales en el camino hacia la renovación auténtica y profunda de la Congregación de los Legionarios de Cristo, así como para la actividad de todo el Movimiento Regnum Christi. Le ruego me mantenga informado acerca del proceso de preparación del Capítulo, sobre el cual invoco la asistencia del espíritu santo para que inspire en todos los religiosos una completa dedicación a la tarea del discernimiento sobre su propia vocación en la Iglesia y en el mundo. Le expreso también mi vivo reconocimiento por la entrega con que se prodiga a esta tarea. Deseo dirigir una palabra de aliento a todos los Legionarios de Cristo, a los consagrados y a las consagradas del movimiento Regnum Christi y a los laicos comprometidos en él. Les aseguro a todos un lugar en mis oraciones y les envío una especial bendición apostólica a todos, confiándolos al cuidado de María, Madre de la Iglesia. Desde el Vaticano, 19 de Junio, 2013.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful