Estrella de mar

Escrito por Adriela Fierro

Subimos corriendo a la azotea. Pensé que me iba a caer un par de veces, pues las escaleras estaban encerradas en un oscuro pasillo oliendo a humedad. Y también casi me quedo ciego al ver el resplandor de luz de día al abrirse la puerta de la azotea.

Me había escapado de la escuela. Yo no quería, pero Lu me obligó. Lu es mi amigo, mi único amigo, que de verdad me entiende. Al parecer a nadie le cae bien Lu, esto lo sé porque los niños de mi salón y toda la gente de la calle sólo se limitan a saludarme e ignoran a Lu completamente. También la maestra lo detesta, porque cada vez que Lu participa en clase nunca toma su palabra y a mí me regaña por reclamarle de que no hace caso a mi amigo. La situación con mis padres era más tensa todavía. La vez que invité a Lu a la casa empezaron los gritos y me ordenaron que no hable nunca más de él. Pobre Lu... Yo sabía que él estaba tan solo como yo. Solíamos platicar largas horas acerca de muchisimos temas, incluso de temas que mis padres dicen que soy muy pequeño para entender. Al finalizar las clases él me acompañaba a mi casa, no entraba, pues no quería que mis padres le echaran a patadas. Y yo sólo lo veía caminar derecho hacia su casa... hasta desaparecer en el infinito. Nunca me invitó a su casa, nunca me explicó por qué.

Entonces un día Lu se aburrió, me convenció de salirnos del salón, dirigirnos al centro del pueblo y subir por el viejo edificio abandonado.

-¿Crees en fantasmas?- me dijo Lu.

-No sé.

-Habrá que averiguarlo.

Al llegar a la azotea Lu se dirigió hasta el barandal de cemento que bordeaba la superficie y se inclinó para ver el suelo. Yo lo seguí, pero me estorbaba una maceta vacía, la tumba de una flor.

1/4

pero por alguna razón siempre empezaba a dudar del color mientras más los veía. haciendo su mirada cada vez más profunda. la caída será más intensa.No.. Me quedé pensando en sus palabras y cómo las había dicho. la diversión es lo que importa. -No importa. otras opacos. Entonces clavó sus enormes ojos en los míos.dije. porque no sabes muy bien cómo vas a caer.- 2/4 .. pero divertida...me preguntó Lu. Tenía otra vez esa mirada triste y vacía en la cara. -¿Alguna vez has intentado volar?. -Si saltas con energía. -No. -De todas maneras. Estos eran los ojos que más me daban miedo.Me pregunto. como algún color parecido al gris. -Primero te sientes ansioso de correr al columpio.Me dijo. a veces los veía brillantes. -El sentimiento de vértigo.dije yo. Sabía que el color de los ojos de Lu eran azules.. eso y la amistad. -Tengo miedo de romperme un hueso. y al agarrar impulso decides que ya es hora de saltar. incertidumbre y emoción te invaden de inmediato. .. pero simplemente no podía dejar de verlos.Estrella de mar Escrito por Adriela Fierro -¿Haz saltado alguna vez de un columpio a toda velocidad?. y después sin vida. los humanos no podemos volar.

.Y sentí un ligero empujón hacia el vacío. siento que se las toma demasiado en serio.. -Bueno intenta volar desde aquí. No quería saltar. Y además lo logré. 3/4 .. de ese color raro y con un fuego que solo podía ser. ¿ira? Me tomó de los hombros y pegó mi cuerpo al barandal de cemento. siempre hacía lo que me decía Lu. Además. además.. A veces simplemente me da miedo. -Pues yo puedo decirte que sí he intentado volar. -¿Confías en mí?. Me quedé callado algún rato. Pero ¿como podía negarme? No quería que Lu pensara que era un cobarde..Me dijo con esas hermosa mirada grotesca. -¿Que acaso no me crees?. de verdad que no. Así que salté.me dijo con un dejo de ansiedad y con el tono de voz elevado.me dijo y ahora sus ojos eran el doble de su tamaño. más profundos. No me gustaba hablar de esas cosas con Lu. -¿Cómo puedes decir eso? Todo el mundo sabe que no podemos volar. -¡Claro Lu! Eres mi mejor amigo..Estrella de mar Escrito por Adriela Fierro -¿Y eso cómo lo sabes? ¿Porque te lo dicen tus maestros? ¿Tus papás?.. intensos.

pero recordé las palabras de Lu: “Divertido”. y recibí con tanto placer el súbito y fuerte golpe de mi cuerpo contra en suelo pétrido. ¡Puedo jurar que sentí que volaba! Tal vez sí me preocupé de cómo iba a caer. como una explosión de enegía y luz blanca. esa explosión había sido mis huesos y víceras al recibir el impacto..Estrella de mar Escrito por Adriela Fierro Fue cierto todo lo que me dijo Lu. Todo era color y diversión. Yo sentí que volaba tan alto y tan lejos que no podría encontrar el camino de regreso. ¡Jaja! Parecía una estrella de mar. Pero claro. Hasta que después de años luz.  4/4 . El sueño se hacía cada vez más y más pesado. tanto que dolía. Por un momento me sentí libre. me sentí cansado. Al final sentí como caía en un sueño más profundo que el mar y la galaxia. Primero sentí emoción y vértigo. por galaxias llenas de colores psicodélicos y figuras vizcosas. pero eso ya no me importó.. y decidí quedarme para siempre. y dolía mucho. Ahora estaba tendido en el suelo duro con mis brazos y mis piernas rodeandome a unos centímetros de distancia separados de mi cuerpo. ¡tan libre! Fue hermoso. Volé a través del tiempo. tan cansado que lo único que quería era dormir.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful