You are on page 1of 20

Antología poética

Lengua y literatura española

28/03/2009

4 E.S.O. D Agulló García, Vicente Castejón Ortuño, Miguel Llópez Martí, Jordi

ÍNDICE

INDICE CRONOLOGICO

4

Prólogo

5

SELECCIÓN DE POEMAS

6

Enamoramiento

6

DEFINICIÓN DE AMOR Francisco de Quevedo

6

EL RUISEÑOR José de Espronceda

6

QUE EL AMOR NO ADMITE CUERDAS REFLEXIONES Rubén Darío

7

AMOR MÁS PODEROSO QUE LA VIDA Jaime Gil de Biedma

7

EL AMOR ESTÁ EN LO QUE TENDEMOS José Ángel Valente

8

Declaración amorosa:

9

SONETO V Garcilaso de la Vega

9

LUCINDA, YO ME SIENTO ARDER Félix Lope de Vega

9

AMOR ETERNO Gustavo Adolfo Bécquer

10

HAY OJOS QUE MIRAN, HAY OJOS QUE SUEÑAN… Miguel de Unamuno

10

TE QUIERO Luis Cernuda

10

Encuentro amoroso:

11

NOCHE OSCURA San Juan de la Cruz

11

DESNUDOS Juan Ramón Jiménez

12

POEMA 1 “20 poemas de amor y una canción desesperada” Pablo Neruda

13

DESEO Federico García Lorca

13

Ausencia del ser amado:

14

SONETO XXII “Cien sonetos de amor” Pablo Neruda (G. del 27 1904-1973)

14

Evocación nostálgica de un amor pasado:

14

¿MI AMOR? Antonio Machado

14

LOS BESOS Vicente Aleixandre (Generación del 27; 1898-1984)

15

BIOGRAFIAS

16

Renacimiento

16

Garcilaso de la Vega

16

San Juan de la Cruz

16

Barroco

16

Félix Lope de Vega

16

Francisco de Quevedo

16

Romanticismo

16

2
2

Gustavo Adolfo Bécquer

16

José de Espronceda

16

Modernismo (generación 98)

17

Miguel de Unamuno

17

Juan Ramón Jiménez Mantecón

17

Antonio Machado

17

Generación 27

17

Federico García Lorca

17

Luis Cernuda

17

Vicente Pío Aleixandre

18

Miguel Hernández Gilabert

18

José Ángel Valente

19

Jaime Gil de Biedma

19

BIBLIOGRAFIA

20

3
3

INDICE CRONOLOGICO

Renacimiento

Soneto V

Noche oscura

Barroco

Lucinda, yo me siento arder Definición del amor

Romanticismo

Amor eterno El ruiseñor Generación del 98 ¿Mi amor? Hay ojos que miran, hay ojos que sueñan Desnudos

Modernismo

Cuerdas reflexiones

Generación del 27

Deseo Te quiero Los besos Soneto XXII “Cien sonetos de amor” Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos

Poetas de postguerra

El amor está en lo que tendemos Amor más poderoso que la vida Poema.1 “20 poemas de amor y una canción desesperada”

4
4

Prólogo

La finalidad de este trabajo era elaborar una antología poética con temática amorosa de autores de habla castellana. Para seleccionar los poemas, hemos realizado una búsqueda por temática amorosa, procurando obtener una variedad en cuanto a los movimientos literarios se refiere. A continuación, hemos clasificado los poemas en los diferente subtemas amorosos, entre los cuales se encuentran el enamoramiento, la declaración amorosa, el encuentro amoroso, la ausencia del ser amado y la evocación nostálgica de un amor pasado. Finalmente, hemos recopilado unas breves biografías de los autores y elaborado un índice cronológico junto con otro temático.

El resultado final es una antología compuesta por poemas que incluyen una breve referencia al autor y una clasificación de los mismos, comprendiendo autores desde la época del renacimiento hasta la posguerra.

5
5

SELECCIÓN DE POEMAS

Enamoramiento

DEFINICIÓN DE AMOR Francisco de Quevedo (Barroco; 1580-1645)

Es hielo abrasador, es fuego helado,

es herida que duele y no se siente,

es un soñado bien, un mal presente, es un breve descanso muy cansado.

Es un descuido que nos da cuidado, un cobarde con nombre de valiente, un andar solitario entre la gente, un amar solamente ser amado.

Es una libertad encarcelada, que dura hasta el postrero paroxismo; enfermedad que crece si es curada. Éste es el niño Amor, éste es su abismo. ¿Mirad cuál amistad tendrá con nada el que en todo es contrario de sí mismo!

EL RUISEÑOR José de Espronceda (Romanticismo; 1808--1842)

6
6

Canta en la noche, canta en la mañana, ruiseñor, en el bosque tus amores; canta, que llorará cuando tú llores

el alba perlas en la flor temprana.

Teñido el cielo de amaranta y grana,

la brisa de la tarde entre las flores

suspirará también a los rigores de tu amor triste y tu esperanza vana.

Y en la noche serena, al puro rayo

de la callada luna, tus cantares los ecos sonarán del bosque umbrío.

Y vertiendo dulcísimo desmayo, cual bálsamo suave en mis pesares, endulzará tu acento el labio mío.

QUE EL AMOR NO ADMITE CUERDAS REFLEXIONES Rubén Darío (Modernismo G. 98; 1867-1916)

Señora, Amor es violento,

y cuando nos transfigura

nos enciende el pensamiento

la locura.

No pidas paz a mis brazos que a los tuyos tienen presos:

son de guerra mis abrazos y son de incendio mis besos; y sería vano intento el tornar mi mente obscura

si me enciende el pensamiento la locura.

Clara está la mente mía de llamas de amor, señora, como la tienda del día

o el palacio de la aurora.

Y el perfume de tu ungüento

te persigue mi ventura,

y

me enciende el pensamiento la locura.

Mi gozo tu paladar rico panal conceptúa, como en el santo Cantar:

Mel et lac sub lingua tua. La delicia de tu aliento en tan fino vaso apura,

y

me enciende el pensamiento la locura.

AMOR MÁS PODEROSO QUE LA VIDA Jaime Gil de Biedma (Poetas de postguerra; 1929-1990)

7
7

La misma calidad que el sol de tu país, saliendo entre las nubes:

alegre y delicado matiz en unas hojas, fulgor de un cristal, modulación del apagado brillo de la lluvia.

La misma calidad que tu ciudad, tu ciudad de cristal innumerable idéntica y distinta, cambiada por el tiempo:

calles que desconozco y plaza antigua de pájaros poblada, la plaza en que una noche nos besamos.

La misma calidad que tu expresión, al cabo de los años, esta noche al mirarme:

la misma calidad que tu expresión

y la expresión herida de tus labios.

Amor que tiene calidad de vida, amor sin exigencias de futuro, presente del pasado, amor más poderoso que la vida:

perdido y encontrado. Encontrado, perdido

EL AMOR ESTÁ EN LO QUE TENDEMOS José Ángel Valente (Poetas de la postguerra; 1929-2000)

8
8

El amor está en lo que tendemos (puentes, palabras).

El

amor está en todo lo que izamos (risas, banderas).

Y en lo que combatimos (noche, vacío) por verdadero amor.

El

amor está en cuanto levantamos (torres, promesas).

En cuanto recogemos y sembramos (hijos, futuro).

Y en las ruinas de lo que abatimos (desposesión, mentira) por verdadero amor.

Declaración amorosa:

SONETO V Garcilaso de la Vega (Renacimiento; 1501-1536)

Escrito está en mi alma vuestro gesto, y cuanto yo escribir de vos deseo; vos sola lo escribisteis, yo lo leo tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto; que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo, de tanto bien lo que no entiendo creo, tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros; mi alma os ha cortado a su medida; por hábito del alma mismo os quiero.

Cuanto tengo confieso yo deberos; por vos nací, por vos tengo la vida, por vos he de morir, y por vos muero.

LUCINDA, YO ME SIENTO ARDER Félix Lope de Vega (Barroco; 1562-1635)

9
9

Lucinda, yo me siento arder, y sigo el sol que deste incendio causa el daño, que porque no me encuentre el desengaño tengo al engaño por eterno amigo.

Siento el error, no siento lo que digo, a mí yo propio me parezco extraño; pasan mis años, sin que llegue un año que esté seguro yo de mí conmigo.

¡Oh dura ley de amor, que todos huyen la causa de su mal, y yo la espero siempre en mi margen, como humilde río!

Pero si las estrellas daño influyen, y con las de tus ojos nací y muero,

¿cómo las venceré sin albedrío?

AMOR ETERNO Gustavo Adolfo Bécquer (Romanticismo; 1836-1870)

Podrá nublarse el sol eternamente; Podrá secarse en un instante el mar; Podrá romperse el eje de la tierra Como un débil cristal. ¡todo sucederá! Podrá la muerte Cubrirme con su fúnebre crespón; Pero jamás en mí podrá apagarse La llama de tu amor.

HAY OJOS QUE MIRAN, HAY OJOS QUE SUEÑAN… Miguel de Unamuno (Generación del 27; 1864-1936)

Hay ojos que miran, -hay ojos que sueñan, hay ojos que llaman, -hay ojos que esperan, hay ojos que ríen -risa placentera, hay ojos que lloran -con llanto de pena, unos hacia adentro -otros hacia fuera.

Son como las flores -que cría la tierra. Mas tus ojos verdes, -mi eterna Teresa, los que están haciendo -tu mano de hierba, me miran, me sueñan, -me llaman, me esperan, me ríen rientes -risa placentera, me lloran llorosos -con llanto de pena, desde tierra adentro, -desde tierra afuera.

En tus ojos nazco, -tus ojos me crean, vivo yo en tus ojos -el sol de mi esfera, en tus ojos muero, -mi casa y vereda, tus ojos mi tumba, -tus ojos mi tierra.

TE QUIERO Luis Cernuda (Generación del 27; 1902-1963)

10
10

Te quiero.

Te lo he dicho con el viento, jugueteando como animalillo en la arena o iracundo como órgano impetuoso;

Te lo he dicho con el sol, que dora desnudos cuerpos juveniles y sonríe en todas las cosas inocentes;

Te lo he dicho con las nubes, frentes melancólicas que sostienen el cielo, tristezas fugitivas;

Te lo he dicho con las plantas, leves criaturas transparentes que se cubren de rubor repentino;

Te lo he dicho con el agua, vida luminosa que vela un fondo de sombra; te lo he dicho con el miedo, te lo he dicho con la alegría, con el hastío, con las terribles palabras.

Pero así no me basta:

más allá de la vida, quiero decírtelo con la muerte; más allá del amor, quiero decírtelo con el olvido.

Encuentro amoroso:

NOCHE OSCURA San Juan de la Cruz (Renacimiento; 1542-1591)

11
11

¡Oh llama de amor viva, que tiernamente hieres de mi alma en el más profundo centro! Pues ya no eres esquiva, acaba ya, si quieres; ¡rompe la tela de este dulce encuentro!

¡Oh cauterio suave! ¡Oh regalada llaga! ¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado, que a vida eterna sabe, y toda deuda paga! Matando. muerte en vida la has trocado.

¡Oh lámparas de fuego, en cuyos resplandores las profundas cavernas del sentido, que estaba oscuro y ciego, con extraños primores calor y luz dan junto a su Querido!

¡Cuán manso y amoroso recuerdas en mi seno, donde secretamente solo moras y en tu aspirar sabroso, de bien y gloria lleno, cuán delicadamente me enamoras!

DESNUDOS Juan Ramón Jiménez (Generación del 98; 1881-1958)

12
12

Por el mar vendrán las flores del alba (olas, olas llenas de azucenas blancas), el gallo alzará su clarín de plata.

(¡Hoy! te diré yo tocándote el alma)

¡O, bajo los pinos, tu desnudez malva, tus pies en la tierna yerba con escarcha, tus cabellos verdes de estrellas mojadas!

(

Y

tú me dirás

huyendo: Mañana)

Levantará el gallo su clarín de llama, y la aurora plena, cantando entre granas, prenderá sus fuegos en las ramas blandas.

(¡Hoy! te diré yo tocándote el alma)

¡O, en el sol nacido, tus sienes doradas, los ojos inmensos de tu cara maga, evitando azules mis negras miradas!

(

Y

tú me dirás

huyendo: Mañana)

POEMA 1 “20 poemas de amor y una canción desesperada” Pablo Neruda (1904-1973 Posguerra)

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos, te pareces al mundo en tu actitud de entrega. Mi cuerpo de labriego salvaje te socava y hace saltar el hijo del fondo de la tierra.

Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros y en mí la noche entraba su invasión poderosa. Para sobrevivirme te forjé como un arma, como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda.

Pero cae la hora de la venganza, y te amo. Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme.

Ah los vasos del pecho! Ah los ojos de ausencia!

Ah las rosas del pubis! Ah tu voz lenta y triste!

Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia.

Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso! Oscuros cauces donde la sed eterna sigue, y la fatiga sigue, y el dolor infinito.

DESEO Federico García Lorca (Generación del 27; 1898-1936)

13
13

Sólo tu corazón caliente, y nada más.

Mi paraíso, un campo sin ruiseñor ni liras, con un río discreto y una fuentecilla.

Sin la espuela del viento sobre la fronda, ni la estrella que quiere ser hoja.

Una enorme luz que fuera luciérnaga de otra, en un campo de miradas rotas.

Un reposo claro y allí nuestros besos, lunares sonoros del eco, se abrirían muy lejos.

Y tu corazón caliente, nada más.

Ausencia del ser amado:

SONETO XXII “Cien sonetos de amor” Pablo Neruda (G. del 27 1904-1973)

Cuántas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo, sin reconocer tu mirada, sin mirarte, centaura, en regiones contrarias, en un mediodía quemante:

eras sólo el aroma de los cereales que amo.

Tal vez te vi, te supuse al pasar levantando una copa en Angol, a la luz de la luna de Junio, o eras tú la cintura de aquella guitarra que toqué en las tinieblas y sonó como el mar desmedido.

Te amé sin que yo lo supiera, y busqué tu memoria. En las casas vacías entré con linterna a robar tu retrato. Pero yo ya sabía cómo era. De pronto

mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida:

frente a mis ojos estabas, reinándome, y reinas. Como hoguera en los bosques el fuego es tu reino.

Evocación nostálgica de un amor pasado:

¿MI AMOR? Antonio Machado (Generación del 98; 1875-1939)

14
14

¿Mi amor?

¿Recuerdas, dime,

aquellos juncos tiernos lánguidos y amarillos que hay en el cauce seco?

¿Recuerdas la amapola que calcinó el verano, la amapola marchita, negro crespón del campo?

¿Te acuerdas del sol yerto y humilde en la mañana, que brilla y tiembla roto sobre una fuente helada?

LOS BESOS Vicente Aleixandre (Generación del 27; 1898-1984)

No te olvides, temprana, de los besos un día. De los besos alados que a tu boca llegaron. Un instante pusieron su plumaje encendido sobre el puro dibujo que se rinde entreabierto.

Te rozaron los dientes. Tú sentiste su bulto, En tu boca latiendo su celeste plumaje. Ah, redondo tu labio palpitaba de dicha. ¿Quién no besa esos pájaros cuando llegan, escapan?

Entreabierta tu boca vi tus dientes blanquísimos. Ah, los picos delgados entre labios se hunden. Ah, picaron celestes, mientras dulce sentiste que tu cuerpo ligero, muy ligero, se erguía.

¡Cuán graciosa, cuán fina, cuán esbelta reinabas! Luz o pájaros llegan, besos puros, plumajes. Y oscurecen tu rostro con sus alas calientes, que te rozan. revuelan, mientras ciega tú brillas.

No lo olvides. Felices, mira, van, ahora escapan. Mira: vuelan, ascienden, el azul los adopta. Suben altos, dorados. Van calientes, ardiendo. Gimen, cantan, esplenden. En el cielo deliran.

15
15

BIOGRAFIAS

Renacimiento

Garcilaso de la Vega (Toledo, 1501 – Le Muy, Condado de Niza, Ducado de Saboya, 14 de octubre de 1536) fue un poeta y militar español del Siglo de Oro, considerado uno de los escritores en español más grandes de la historia.

San Juan de la Cruz (Fontiveros, Ávila, España, 24 de junio de 1542 – Úbeda, 14 de diciembre de 1591), conocido como estudiante con el nombre de fray Juan de Santo Matía y más tarde como San Juan de la Cruz, fue un poeta místico y religioso español. Desde 1952 es el Patrono de los poetas en lengua española.

Barroco

Félix Lope de Vega (Madrid, 25 de noviembre de 1562 – 27 de agosto de 1635) es uno de los más importantes poetas y dramaturgos (a demás de cuentista) del Siglo de Oro español y, por la extensión de su obra, uno de los más prolíficos autores de la literatura universal.

Francisco de Quevedo ( Madrid, 14 de septiembre de 1580 — † Villanueva de los Infantes, Ciudad Real, 8 de septiembre de 1645) fue un noble, político y escritor español del Siglo de Oro, uno de los más destacados de la historia de la literatura española. Ostentó los títulos de Señor de La Torre de Juan Abad y Caballero de la Orden de Santiago.

Romanticismo

Gustavo Adolfo Bécquer (Sevilla, 17 de febrero de 1836 – Madrid, 22 de diciembre de 1870), fue un poeta y narrador español, perteneciente al movimiento del Romanticismo.

José de Espronceda (Almendralejo (Badajoz), 25 de marzo de 1808 – † Madrid, 23 de mayo de 1842), fue un poeta español de la época del Romanticismo, considerado como el más destacado poeta romántico español.

16
16

Modernismo (generación 98)

Miguel de Unamuno (Bilbao, 29 de septiembre de 1864 - Salamanca, 31 de diciembre de 1936) fue un escritor y filósofo español. En su obra cultivó gran variedad de géneros literarios.

Juan Ramón Jiménez Mantecón (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881 – San Juan, Puerto Rico, 29 de mayo de 1958) fue un poeta español, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1956, mientras permanecía en el exilio desde su segunda patria, Puerto Rico.

Antonio Machado (Sevilla, 26 de julio de 1875 - Collioure, Francia, 22 de febrero de 1939) fue un poeta español, miembro tardío de la Generación del 98, cuya obra inicial suele inscribirse en el movimiento literario denominado Modernismo. Fue uno de los miembros más representativos de la denominada Generación de 98, y su obra es el vivo reflejo de esa España en decadencia cultural y política que tanto preocupó a los intelectuales de su tiempo.

Generación 27

Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, provincia de Granada, 5 de junio de 1898 – entre Víznar y Alfacar, ibídem, 18 de agosto de1936) fue un poeta, dramaturgo y prosista español, también conocido por su destreza en muchas otras artes. Adscrito a la llamada Generación del 27, es el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo XX. Como dramaturgo, se le considera una de las cimas del teatro español del siglo XX, junto con Valle-Inclán y Buero Vallejo. Murió ejecutado tras el levantamiento militar de la Guerra Civil Española, por su afinidad al Frente Popular y por ser abiertamente homosexual.

Luis Cernuda (Sevilla, 21 de septiembre de 1902 - México, D.F., 5 de noviembre de 1963) fue un destacado poeta español, miembro de la llamada Generación del 27 y crítico literario.

17
17

Vicente Pío Aleixandre (Sevilla, 26 de abril de 1898 –Madrid, 13 de diciembre de 1984; aunque oficialmente figurase el día 14 como el de su muerte, en realidad falleció el día 13 a las 23:23 hora española). Poeta español de la llamada generación del 27. Elegido académico en sesión del día 30 de junio de 1949, ingresó en la Real Academia Española el 22 de enero de 1950. Ocupó el sillón de la letra O. Premio Nacional de Literatura en 1933 por La destrucción o el amor, de 1932- 33, Premio Francisco Franco en 1949 y Premio de la Crítica en 1963 por En un vasto dominio, y en 1969, por Poemas de la consumación, y Premio Nobel de Literatura en 1977.

Miguel Hernández Gilabert (Orihuela, 30 de octubre de 1910 – Alicante, España, 28 de marzo de 1942) fue un poeta y dramaturgo de especial relevancia en la literatura española del siglo XX. Aunque tradicionalmente se le ha encuadrado en la generación del 36, Miguel Hernández mantuvo una mayor proximidad con la generación anterior hasta el punto de ser considerado por Dámaso Alonso como «genial epígono de la generación del 27».

Pablo Neruda (Parral, 12 de julio de 1904 - Santiago de Chile, 23 de septiembre de 1973) conocido por el seudónimo y, más tarde, el nombre legal de Pablo Neruda, fue un poeta chileno, considerado uno de los mayores y más influyentes de su siglo, siendo llamado por el novelista Gabriel García Márquez "el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma". 2 También fue un destacado activista político, siendo Senador de la República, integrante del Comité Central del Partido Comunista y candidato a laPresidencia. Entre sus múltiples reconocimientos destacan el Premio Nobel de Literatura en 1971 y un Doctorado Honoris Causa por laUniversidad de Oxford. En palabras del crítico Harold Bloom ningún poeta del hemisferio occidental de nuestro siglo admite comparación con él

Rubén Darío (Metapa, hoy Ciudad Darío, Matagalpa, 18 de enero de 1867 - León, 6 de febrero de 1916), fue un poeta nicaragüense, iniciador y máximo representante del Modernismo literario en lengua española. Es posiblemente el poeta que ha tenido una mayor y más duradera influencia en la poesía del siglo XX en el ámbito hispánico.

18
18

Poetas de la Posguerra

José Ángel Valente (Orense, España; 25 de abril de 1929 - Ginebra, Suiza; 18 de julio de 2000), escritor, poeta, ensayista y traductor español.

Jaime Gil de Biedma (n. Nava de la Asunción (Segovia), 13 de noviembre de 1929 - † Barcelona, 8 de enero de 1990) fue un poeta español, uno de los autores más importantes de la Generación del 50.

19
19

BIBLIOGRAFIA

http://www.poemas-del-alma.com

http://es.wikipedia.org

VALENTE, José Ángel. Obra poética 1. Madrid, Alianza Editorial, 1999.

V.V.A.A., La Enciclopedia del Estudiante Tomo nº 03. Literatura en Lengua Castellana, Madrid, Santillana Educación S.L., 2005

20
20