P. 1
Antínoo

Antínoo

|Views: 29|Likes:
Published by Mr. Paik

More info:

Published by: Mr. Paik on Jul 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/12/2014

pdf

text

original

Gonzalo Bravo Raúl González Salinero (editores)

Formas de morir y formas de matar en la Antigüedad romana

MADRID – SALAMANCA 2013 SIGNIFER LIBROS

en todo o en parte. Principios del siglo I d. conforme a lo dispuesto en el art. 534-bis del Código Penal vigente. ACTAS DEL X COLOQUIO DE LA ASOCIACIÓN INTERDISCIPLINAR DE ESTUDIOS ROMANOS.: S. ni ser transmitido con fines fraudulentos o de lucro por ningún medio. SALAMANCA 37001 Apto.L. 2ºA. Museo Nazionale Romano. © De la presente edición: Signifer Libros 2013 Gran Vía. Copa de plata dorada (10. 52005 MADRID 28080 ISBN: 978-84-938991-9-6 D. Bj 1923 (Fotografía de Raúl González Salinero). C. SALAMANCA. Roma. Musée du Louvre (Paris).4 cm).SIGNIFER Monografías de Antigüedad Griega y Romana 38 SIGNIFER Libros EN PORTADA: Tesoro de Boscoreale procedente de una villa romana situada en las laderas del Vesubio. 2. CELEBRADO EN LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID LOS DÍAS 28-30 DE NOVIEMBRE DE 2012 El contenido de este libro no puede ser reproducido ni plagiado. EN CONTRAPORTADA: Mosaico con esqueleto e inscripción griega (185 x 180 cm). – Peñaranda de Bracamonte. Via Appia (siglo I d.).L. C.195-2013 Diseño de páginas interiores: Luis Palop Imprime: Eucarprint S. .

Destrucción de estatuas y ultraje al cadáver de los tiranos en la Roma imperial��������������������������������������77 Gonzalo Bravo ¿Muertes virtuales? La manipulación de la muerte en la primera historiografía cristiana������������������������������������������������������������������95 Atentados versus suicidios Enrique Gozalbes Cravioto Atentados en la Hispania antigua���������������������������������������������������������������������109 .Índice Gonzalo Bravo y Raúl González Salinero Introducción��������������������������������������������������������������������������������������������������������13 La manipulación de la muerte como argumento Javier Arce Ceremonial y teatralidad en las celebraciones de la muerte en Roma����������������21 Julio Gómez Santa Cruz La muerte relativizada: morir y matar en clave de humor en la Roma imperial���������������������������������������������������������������������������������������������������������������35 Alejandro Fornell Muñoz La muerte en la Antigüedad romana a través del cine����������������������������������������55 Elena Castillo Ramírez Matar al tirano muerto.

Formas de morir de los gladiadores����������������������������������203 Sabino Perea Yébenes Ἔρως θανάτου.Índice Miguel Ángel Novillo López Problemática y deformación histórica en torno a la muerte de Cayo Julio César������������������������������������������������������������������������������������������127 Bruno Pedro Carcedo de Andrés Arévacos bajo Roma y ante la muerte: Clunia y Nova Augusta�����������������������141 Mercedes López Pérez Inedia: el suicidio por inanición en la Antigüedad grecorromana��������������������157 Alfonso López Pulido Suicidio. Pastor Andrés Muerte en la arena. El amor de/por la muerte en los combates pugilísticos en época romana�������������������������������������������������229 La muerte como represalia política Javier Cabrero Piquero Las proscipciones en el contexto del enfrentamiento político durante la Primera Guerra Civil Romana: marianistas contra silanos��������������251 Juan Luis Posadas Muertes paralelas: el fin de las Julio-Claudias�������������������������������������������������265 8 . religión y filosofía: el ejemplo de Peregrino�������������������������������������175 Aurora Molina Martínez Historia de un suicidio: Marcus Salvius Otho��������������������������������������������������191 Morir luchando… Mauricio Pastor Muñoz y Héctor F.

pócimas y venenos: Locusta����������������������������������������������������������335 La muerte de cristianos Raúl González Salinero Los primeros cristianos y la damnatio ad bestias: una visión crítica�����������������������������������������������������������������������������������������������355 David Natal Villazala Muerte.Índice Jesús Rodríguez Morales Séneca y Petronio en Tácito: vida y muerte de un honrado frívolo y de un filósofo hipócrita����������������������������������������������������������������������������������279 Francisco Javier Guzmán Armario Vernichtung: la matanza de bárbaros como arma política en la Antigüedad tardía�������������������������������������������������������������������������������������295 La muerte como venganza personal Fernando Fernández Palacios Y tus párpados cayendo se me antojan guillotinas: formas de matar en Tibulo��������������������������������������������������������������������������������309 Marta Bailón García Respuestas ante las muertes en masa de prohombres durante la República: ¿prodigio o práctica mágica?�����������������������������������������321 Pilar Fernández Uriel De plantas. identidad y poder en Ambrosio de Milán��������������������������������������������371 Santiago Castellanos Asesinato de un emperador: la muerte de Petronio Máximo����������������������������385 9 .

)���������������������������������������������������415 José Herranz González Una de las formas de morir en la Roma antigua: la traición. El caso de Quinto Sertorio��������������������������������������������������������������������������������433 Enrique Hernández Prieto y Rocío Martín Moreno Juegos funerarios: los munera gladiatoria de Escipión en Carthago Nova. una fórmula de interacción con los pueblos hispanos��������������������������������������439 Noelia Vicent Ramírez Muerte y riqueza: la iconografía de la muerte en la numismática romana�������459 Víctor Sánchez López El terror y el terrorismo de época Julio-Claudia�����������������������������������������������477 Jorge Cuesta Fernández La persecución neroniana y el martirio de Pedro y Pablo en los Acta Apocrypha�������������������������������������������������������������������������497 Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana�������������������������509 Carles Lillo Botella Eleh Ezkerah: la leyenda de los «Diez Mártires Judíos» y la represión romana en Judea tras la revuelta de Simón bar-Kochba������������525 Jaime de Miguel López De Apollinarum deportatione: un exilio que no fue y la caída del César Galo�������������������������������������������������537 10 .Índice Comunicaciones Crispín Atiénzar Requena Matar con la venia de los dioses. Los ritos religiosos de la guerra en Roma durante la Monarquía y la República primitiva���������������������������������397 José Antonio Martínez Morcillo La pena de muerte como represalia durante la expansión romana (218-167 a. C.

Índice Aitor Fernández Delgado In nomine imperatoris: intercambios diplomáticos y asesinatos de embajadores durante el «largo siglo VI»���������������������������������553 David Soria Molina La ira de Dagda. Druidas y druidesas en la batalla: sus medios para matar y ser muertos en combate a través de las fuentes greco-latinas y la mitología celta����������������������������������579 Manuel Parada López de Corselas La puerta al Más Allá y otros motivos arquitectónicos en el arte funerario romano�������������������������������������������������������������������������������593 11 .

las Memorias de Antínoo (2000). pp. como en aquellas que analizan la figura de Antínoo. Desde el punto de vista poético el tema ha sido objeto de inspiración para numerosos poetas (O.). Pessoa). La repercusión y trascendencia de esta relación no sólo tuvo fuerte eco en su época ―tanto por lo polémico de la relación como por la institución de un culto oficial de Antínoo tras 1 La lluvia de fuera era fría en el alma de Adriano. o los trabajos más recientes de Roman. escritas por el autor argentino Daniel Herrendorf. Un capítulo importante en la vida del emperador lo constituye la relación que mantuvo con el joven bitinio Antínoo. Cuadernos Hispanoamericanos. F. cuya pena era miedo. on whose denuded whole. Algunas de las aportaciones más interesantes se encuentran en Beaujeu 1955. R. Perowne. The shadow light of Death’s eclipse was shed [. su vida es un compendio de contrastes. 301-329 y Vout. Wilde. 1966. 1983. obra de la escritora franco-estadounidense Marguerite Yourcernar y. pp. el soberbio estudio de Birley.Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana Doctorando-Universidad de Murcia The rain outside was cold in Hadrian’s soul The boy lay dead On the low couch.. Madrid. así como las monografías de Henderson. 1984. / de eclipse de muerte la oscura luz se vertía. Versión española de Salustiano Maso. 77-80. 3 Los aspectos históricos y documentales de esta relación se incluyen generalmente en las obras monográficas dedicadas al estudio del emperador. mientras que en la narrativa destacan las Memorias de Adriano (1951). . / en el lecho profundo y del todo desnudo / y a ojos de Adriano. G. 2008. En español destaca el trabajo colectivo editado por Cortés Copete y Muñiz Grijalvo. / El muchacho sin vida yacía. 1997. salvedad es la obra de Lambert. C. C. Rilke. y encomiable. 2013 [ISBN: 978-84-938991-9-6]. Prototipo de emperador ilustrado. 1997. 509-546. Domingo Saura Zorrilla La vida del emperador Adriano ha sido estudiada profusamente. pp. 2009. 242-257. una historia de múltiples lecturas que ha dado lugar a una bibliografía prolija. Como referencias principales de índole general para el estudio de este emperador remito al estudio de Mortensen 2004. bastante desfasada ya. pp. Formas de morir y formas de matar en la Antigüedad romana. Bravo y R. «Versión castellana del ‘Antínoo’ de Fernando Pessoa». tanto desde el punto de vista histórico como del narrativo-literario3. 2008. Cf. 400. pp. 1923. Birley.] (Fernando Pessoa. que realiza un resumen de la investigación sobre Adriano desde mediados del siglo XIX. los comentarios a esta «biografía» en Benario 1980 y Fundling 2006. tanto en el aspecto puramente personal como en lo relativo a sus años de gobierno al frente del Imperio romano (117-138 d. con amplia bibliografía y fuentes. monografía dedicada de forma exclusiva a esta controvertida relación. Para otros aspectos relacionados con la vida del emperador se irá citando la bibliografía pertinente a lo largo del trabajo. en menor medida. Turcan. Cavafis. o Everitt.. como capítulo aparte. To Hadrian’s eyes. Antinous. 2007.). 2004. 1918)1. A Poem. 52-135. viajero insaciable y filohelenista compulsivo. Signifer Libros. González Salinero (eds. tanto en la historiografía antigua como en la moderna2. 2 La principal fuente antigua referida a Adriano sigue siendo la Vita del emperador atribuida a Elio Esparciano en la Historia Augusta.M.. Una gran. whose sorrow was a dread.

Bonneau. como la iniciación en los misterios mayores de Eleusis en septiembre de 128. Clairmont. p. que le llevó por diferentes provincias del este entre los años 128 y 1347. los sucesos acaecidos en el Monte Casio9. Pasch. El chico. y por tanto. 8 Lambert. Sólo existen. 6 Chron. ya muerto. 249-264. 48. a lo que contribuye de forma clara la pérdida de los escritos autobiográficos de Adriano. 43ss. Existe cierto acuerdo entre los estudiosos del tema que Adriano encontró a Antínoo en la ciudad de Bitinia-Claudiópolis durante su segundo viaje de 121-1258. y en los que se ha querido ver una emulación heroica del emperador de personajes míticos como Hércules10. Cf. Derivadas del culto destacan las numerosas manifestaciones artísticas del nuevo dios Antínoo. p. Syme. en nuestro calendario. Para el mes de agosto del año 130. Birley. pp. p. en el paedagogium aulicum de Roma. si bien conocemos con cierto detalle lo que corresponde a las manifestaciones del culto del joven bitinio. Para el año 128 ya encontramos a ambos personajes de viaje por el este participando en algunos sucesos importantes en la vida del emperador. especialmente la del jabalí en Asia Menor en 129. p. 22-24 de octubre. n. Birley. cuando el agua de la crecida empezaba a decrecer. en honor del bitinio. 1907. p. La fecha exacta es incierta5. Lambert. formándose como paje imperial y educándose en diferentes disciplinas. remito especialmente a la monografía de Meyer 1991. los hechos relativos a la vida del joven y a la propia relación con el emperador está repleta de indicios. Un episodio especialmente importante de esta historia. 9 Ibidem. 22. 1997. aproximadamente a octubre-noviembre. 1911. 1961. Weber. la comitiva imperial se encuentra 4 Lambert. 31. hasta 127-128. pasaría después una larga temporada. 2004. 223. en definitiva. el tema admite mucha conjetura y especulación. «cosecha». data del 30 de octubre del año 1306. El calendario civil egipcio. I. pp. Speller. 1884. Estas tres estaciones eran Ajet (inundación. Vid. 1988. y la del león libio en 130. así como de los poemas eróticos que escribió. y con seguridad el más dramático. «siembra». fin de verano-otoño). aún hoy. El suceso de la muerte de Antínoo se enmarca en el tercer viaje del emperador. 1966 y Meyer. 315. Peret («salida». ya señala la falta de información sobre la vida privada del emperador. más preguntas que respuestas. 10 Sobre la trascendencia de estos episodios de caza y su lectura simbólica en relación con la vida del emperador 510 . 1984. o verano). se encontraba en el delta del Nilo y en la zona del Fayum.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana su muerte―. 7 Sobre los viajes del emperador Adriano. un compendio de las cuales puede verse en Dietrichson. y que en las semanas anteriores la comitiva imperial. 1984. es la muerte abrupta y en extrañas circunstancias del joven Antínoo. 129. de cierta complejidad. Antínoo incluido. sino que propone. Esto constituye un obstáculo importante. pues sabemos con certeza que la fundación de la ciudad de Antinóopolis. ahogado en las aguas del Nilo en la última semana de octubre (mes de choiak en el calendario egipcio) del año 130. unas pocas pruebas que remitan a la relación directa entre ambos. o los diferentes episodios de caza. 2003. de unos 10-11 años. o invierno) y Shemu («sequía». pp. 1997. 5 Weber. 1984. 111. establecido a posteriori de la muerte del bitinio. 24 de octubre. 318-319. pero no tanto de pruebas o documentos que nos puedan aportar información documental sobre la relación en vida de estos dos personajes del siglo II4. Birley. pues. ambos conmemorados en los tondos del arco de Constantino. 28 de octubre. El mes de Choiak (IV de Aket) correspondía. se dividía en meses de 30 días agrupados en tres estaciones de cuatro meses cada una. 1991. Sobre el culto a Antínoo. pero podemos situarla con seguridad en la última semana de octubre-choiak.

εἴτε καὶ [11. Menfis y Fayum. también la conocemos por un epítome a su obra De Caesaribus. ἤτοι διὰ τὸν ἔρωτα αὐτοῦ ἢ ὅτι ἐθελοντὴς ἐθανατώθη (ὲκουςίου γὰρ ψυχῆς πρὸς ἂ ἔπραττεν ἐδεῖτο) ἐπίμησεν ὼς καὶ πόλιν ἐν τῷ χωρίῳ ἐν ᾦ τοῦτ ἔπαθε. pues el pasaje de Dión lo conocemos por un epítome tan separado de los sucesos como el siglo XI. Y en las proximidades de esta legendaria ciudad ocurrió la muerte del joven Antínoo.. pues se requería entregar una vida de forma voluntaria para conseguir lo que Adriano pretendía― fundando una ciudad en el lugar donde sufrió su destino y poniéndole su nombre. ἢν καὶ Κλαυδιούπολιν καλοῦμεν. καὶ συνοικίσαι [11. hay que tomarlas con cierta precaución. Dio.. ὡς Ἁδριανὸς γράφει.] ὀ γὰρ Ἀντίνοος ἦν μὲν ἐκ Βιθυνίου πόλεως Βιθυνίδος. pp. encontramos que: remito a Lambert. en la Historia Augusta. con mayor detalle. lo que nos cuentan estas fuentes. διὰ ταῦτα τε οὖν ἐσκώπτετο. καὶ ἐν τῇ Αἰγύπτῳ ἐτελεύτησεν. 1977. por haber sido ofrecido en sacrificio […] Adriano era un gran entusiasta de las artes de la indagación y recurría a todo tipo de adivinaciones y encantamientos. 12 Epítome de Juan Xifilino. y el relato que nos ofrece Aurelio Víctor. Adriano honró a Antínoo ―debido a su amor por él o porque este se había prestado libremente a morir..] (Cass. 1991. 1991. καὶ μαντείαις μαγγανείας ἐχρῆτο. 53ss. 11. LXIX. historiador del siglo IV. ἐγένετο.3] ἱερουργηθείς. Los tondos. Así pues. ὡς ἡ ἀλήθεθα ἔχει. Kessler. que veremos con más detalle a continuación.4] καὶ ὀνομάσαι ἀπ’αὐτου. sin que sepamos todavía la verdadera causa del drama. Vid. 218ss.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana en Egipto. según escribe Adriano. 2-4: [. 1925. sobre todas las demás. pp. En primer lugar. παιδικὰ δὲ αὐτοῦ ἐγεγόνει. según la edición original de Cary y Baldwin Foster. II.. μᾶλλον δὲ ἀγάλματα..]. más bien. 1984. ὥσπερ εἶον. τά τε γὰρ ἄλλα περιεργότατος Ἁδριανός. 11. cols. καὶ ὅτι Παυλίνῃ τῇ ἀδελφῇ ἀποθανούσῃ παραχρῆμα μὲν οὐδεμίαν τιμὴν ἔνειμεν [. situada cerca del límite sur de la Heptanomia.. Estas fuentes. en Cary. pp. el historiador del siglo III Dión Casio. son una muestra de la evolución y ascenso de Antínoo como favorito imperial y una de las escasas pruebas documentales que arrojan algo de luz sobre la relación en vida del emperador Adriano y Antínoo. donde destaca. «la ciudad de los ocho». o de acuerdo con lo ocurrido verdaderamente.] murió en Egipto al caerse al Nilo. 308.. 1997. Tres son las fuentes que nos proporcionan información sobre los hechos que intentamos analizar aquí: Dión Casio. pp. la vida de Adriano atribuida a Elio Esparciano en la Historia Augusta. pues la teología originada aquí se basaba en una cosmogonía de ocho entidades complementarias. es el nombre griego de la ciudad egipcia llamada Khmun. 1137-1147. ocho en total y emplazados en el arco de Constantino (Turcan. También le erigió estatuas o. 247. en el libro 69 de sus historias nos relata lo siguiente: Antínoo [. άνέθηκε. εἴτ’οὖν ἐς τὸν Νεῖλον ἐκπεςών. Por otro lado. 57. καὶ τέλος ἀστέρα τινὰ αὐτός τε ὁρᾶν ὡς καὶ τοῦ ‘Αντινόου ὄντα ἔλεγε καὶ τῶν συνόντων οἱ μυθολογούντων ἡδέως ἤκουεν ἔκ τε τῆς ψυχῆς τοῦ Ἀντινόου ὄντως τὸν ἀστέρα γεγενῆσθαι καὶ τότε πρῶτον ἀναπεφηνέναι. la ciudad dedicada al dios Hermes-Thot.. imágenes sagradas por todo el mundo [. 1991. 11 Hermópolis. sitúa la fecha de elaboración entre los años 134-138). el viaje prosiguió por las diferentes ciudades del Delta. 2-4)12. καὶ οὕτω γε τὸν Ἀντίνοον. Hermópolis11. 28-248. Turcan. Meyer. encabezadas por el dios Thot. 511 . Nos encontraríamos en la segunda mitad del mes de octubre del año 130. y Birley. p. Reproduzco a continuación el pasaje completo correspondiente a LXIX. navegando río arriba hasta llegar al Egipto Medio. 53-82. Veamos a continuación. καὶ ἐκείνου ἀνδριάντας ἐν πάσῃ ῶς εἰπεῖν τῇ οἰκουμένη. Tras una breve estancia en Alejandría y Cánopo. la Historia Augusta es de por sí inestable en cuanto a fechas y fuentes. y la cita de Aurelio Víctor. p. 444-446.

Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana Mientras navegaban por el Nilo perdió a su amado Antínoo. según se supone. Vit. et Graeci quidem volente Hadriano eum consecraverunt. mientras que Antínoo se ofreció a hacerlo. Algunos sostienen que el suceso ocurrió. dum per Nilum navigat. quae luxus lasciviaeque essent. aliis quod et forma eius ostentat et nimia voluptas Hadriani. oracula per eum dari adserentes. postremo omnia satis anxie prospicere. pues se alude. Algunos dicen que se ofreció en sacrificio en beneficio de Adriano. que sugieren la explicación de la muerte como un sacrificio. quae Hadrianus ipse composuisse iactatur. 2. En cualquier caso. cum voluntarium ad vicem magi poposcissent. otros aluden a lo que podría hacer pensar tanto la belleza de Antínoo como la sensualidad del emperador. LXIX. por piedad o religión. perdidit. consideramos sospechosa la asociación entre personas de edades dispares (Aurelio Víctor. la que habría escrito el propio Adriano en su autobiografía. 16-17: [6] Ipse. palatia exstruere. 5-7)13. 11. sin embargo. cayó al agua mientras navegaban por el río15. cunctis retractantibus Antinoum obiecisse se referunt. tanto en Dión como en Víctor. la razón habría sido que Adriano deseaba prolongar su vida y que. [8] Quae quidem alii pia volunt religiosaque: quippe Hadriano cupiente fatum producere. la versión oficial. Dejaremos la cuestión sin decidir. como sugiere Dión Casio. Finalmente. hincque in eum officia supra dicta. por un lado a la curiositas del emperador en estos temas. todos se echaron atrás. en realidad. lo que explicaría los honores antes mencionados dedicados a él. [7] Hinc orti rumores mali iniecisse stupra puberibus atque Antinoi flagravisse famoso ministerio neque alia de causa urbem conditam eius nomine aut locasse ephebo statuas. al pedir un mago un voluntario que ocupara su lugar. curare epulas signa tabulas pictas. Víctor). Debemos recordar aquí que en 130 Antínoo tendría ya de 20 años. 6-9)14. 1911. pp. era que el muchacho. p. leemos en Aurelio Víctor: La entrega de Adriano al lujo y la lascivia provocó rumores hostiles sobre su libertinaje con varones adultos y su ardiente pasión por su famoso sirviente Antínoo. y a la presencia de un mago que habría dirigido el ritual (A. Los tres textos hacen alusiones veladas a una relación que. 15 Cf. Hadr. aliis eum devotum pro Hadriano adserentibus. aunque. A pesar de las opiniones de estos autores. 14. dejan claro que se trataría de un ritual claramente mágico. quem muliebriter flevit. 14. según ellos. uti beatis locupletibus mos. en caracteres incontinentes. fueron compuestos por el propio Adriano (Historia Augusta. [9] Nos rem in medio relinquemus quamquam in remisso ingenio suspectam aestimantes societatem aevi longe imparilis. perdida. Sobre Antínoo corren varias versiones. Nosotros. Además. vamos a intentar ir un poco más allá de la fortuita e ingenua caída. De Caes. 43-45: Antinoum suum. los griegos lo divinizaron por deseo de Adriano y afirmaron que por medio de él se habían pronunciado oráculos que. de quo varia fama est. 14 De la edición de Pichlmayr. Cass. como mínimo era polémica y para muchos seguramente sería impía. Dio. por quien lloró como una mujer. 19916. también se rumoreó que ese fue el único motivo de la fundación de una ciudad con el nombre de Antínoo y de que Adriano erigiera estatuas al efebo. 512 . simplemente. Entre las diferentes causas que se han conjeturado acerca de la 13 De la edición de Magie.

Precedentes egipcios sobre la muerte por ahogamiento Un hecho clave en todo este episodio es la forma en la que se produjo la muerte de Antínoo: ahogado en el agua del Nilo. El agua del Nilo. En los textos funerarios egipcios existen numerosos ejemplos en los que el muerto. Antínoo fue elevado a la categoría de dios. Con el agua se realizaban las libaciones al difunto. sino que se encuadraba perfectamente en la tradición egipcia. en segunda lugar tendríamos la hipótesis de la conspiración. p. especialmente durante la crecida. 20 El agua del Nilo es el elemento activo primordial para los ritos osirianos de reanimación de la muerte. donde Antínoo habría muerto voluntariamente. tras su muerte. identificadas con las aguas primigenias del Nun desde los textos de las Pirámides. con el fin de satisfacer las pretensiones mágicas del emperador. Un tercer caso sería el del suicidio. Es encarnada por la figura de Hapi. Bonneau 1964. auspiciada por un «agente divino». 2005. básicamente debido a la relación impía e ingobernable entre ambos hombres. especial. pero en forma de víctima propiciatoria. que sugerimos aquí. que tenían como propósito el de alejar la amenaza. Luiselli y Sordi. si bien aquí se diferencia entre muerte voluntaria por amor. pues en la tradición egipcia. 1987. Vid. dando lugar a un culto propio que se extendió por toda la zona oriental del Imperio. 513 . Griffith 1909-1910. El carácter sagrado de sus aguas. La bibliografía sobre este tema es abundante. 90. 155-167. Sobre la divinidad nilótica en el Egipto romano. Vid. se hace patente en las numerosas libaciones y aspersiones que regían los rituales osirianos de resurrección y vida eterna20. o nuevo Osiris. p. de la que ya el propio Heródoto se hizo eco en sus historias18. 18 II. y así aparece con profusión en los diferentes corpora de textos funerarios egipcios. fuera como fuese. remito al trabajo colectivo editado por Amenta. pasando después a formar parte también de los rituales en época grecorromana. que la muerte de Antínoo. en cualquier época de la antigüedad egipcia. de las que dependían las cosechas y la prosperidad de sus gentes. rechaza de plano esta idea. que se cernía sobre él. Es decir. o quizá por la emperatriz Sabina17. es la crecida anual la que recibe un culto especial. pp. o la enfermedad. 1964. Las diferentes teorías son analizadas en Hermann. ya que no hay ni un solo dato que la apoye. además servía como agente profiláctico para los rituales purificatorios del difunto. en la misma línea de los muertos por ataques de cocodrilo o serpiente. tenían una importante lectura cúltica y mítica. Esto nos llevaría a la última hipótesis. no fue una anomalía. 19 En la tradición egipcia. como paradigma de la amalgama cultural y religiosa que vivía la época. pues se establecían analogías bien definidas entre los ciclos vitales de muerte-resurrección con las crecidas periódicas del Nilo. pues se constituía como una forma de apoteosis. en principio versión oficial según Dión Casio. 1995. del sacrificio ritual. y además.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana muerte del bitinio16. Sobre este pasaje Vid. se ha elucubrado con la muerte accidental. La muerte por ahogamiento vendría a ser un tipo de muerte. Un resumen de éstas en Voisin. se ve vivificado por el agua fresca de Osiris 16 17 Lambert 1984. Bonneau. y no tanto el río en sí mismo. Antínoo carecía de pretensión política alguna. En cualquier caso. o bien muerte ritual. perpetrada por el entorno cercano al emperador. 264. como el río mismo y la crecida anual19. en ámbito egipcio. la muerte por ahogamiento en las aguas del Nilo implicaba una trascendencia y un estatus especial para el muerto. No se trata de un asunto baladí. en su viaje hacia el Más Allá. 129.

C. (del Nilo)21. según su ciclo mítico. por el dios-sol. La piedra está datada en época del rey Shabako (dinastía XXV. 1921-1922. fragmentariamente. relatada. en su forma nocturna de Atum. la 9ª hora del Libro de las Puertas y la 10ª hora del Libro del Amduat son paradigmáticas (Il. a pesar de su diferente nomenclatura. 33. siendo entonces su cuerpo arrojado al río. pero en este caso representan el mismo episodio. donde también se habla del estatus especial que ocupa el ahogado. Delia 1992 y Bamouan Boyala 1994. 2001. al mismo tiempo que consagraban al ahogado. Lacau. de influencia plutarquea. ca. muere asesinado por su hermano Set. literalmente. el dios 514 . 51-57.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana Il. el Nilo. los ahogados en el registro inferior (Piankoff. p. Sobre ejemplos de rituales específicos vid. pp. son equivalentes. el inframundo egipcio. y resucitados. 1954). situando el texto en época arcaica. En este sentido. Es el dios que revierte la muerte a través de un doble proceso de resurrección-momificación23. 22 Especialmente aparece así relatado en la teología menfita. a su paso por la Duat. 1)24. vid. Osiris. Por otro lado. aunque su fecha exacta es incierta. 21 Como señala Plutarco. 710 a. muestran cómo los ahogados en las aguas son vivificados. nº 498). el ahogamiento de Osiris también aparece bien reflejado en los textos procedentes de las estatuas mágicas egipcias. Sin embargo. Sobre estas cuestiones Vid. el prototipo del primer ahogado. que según los egipcios conducían al Inframundo. 123. 24 Ambas horas. 1: 10ª hora del Libro del Amduat. en el mito «estándar». donde se pierde temporalmente. en adelante. C. 36). Ambas están caracterizadas por las aguas de la crecida. de hecho. et Os. Manassa 2007. y con el que se identifican por tanto aquellos muertos ahogados en el río que han recibido el ritual apropiado22. En el caso del Libro del Amduat. 23 Assmann. 1973. predominantes a partir del siglo IV a.) pero el texto original se remonta al Imperio Antiguo. Una traducción puede encontrarse en Lichteim I. Osiris es. y toda forma de humedad «es emanación de Osiris» (De Is. en la llamada «piedra de Shabako» (British Museum. Los libros de ultratumba compendiados desde el Imperio Nuevo y en uso hasta época romana. La numeración depende en muchos casos de la interpretación de los textos y las imágines por parte del autor. pues se ve protegido del ataque de cualquier animal viviente en el agua. Sobre la leyenda de Osiris en este contexto mágico.

Estas capillas. Yuri Volokhine. 25 En este sentido destacan una serie de tumbas-cenotafio construidas en la ribera occidental del Nilo. donde mueren ahogados. lo que produce un sugerente contraste entre el entorno «acuático» de los muertos consagrados (10ª hora) y el castigo fogoso de los condenados (11ª). Ibidem. murió ahogada en época de Antonino Pío. Vuestros cuerpos no huelen de putrefacción. Sobre estas construcciones. La idea de la apoteosis por ahogamiento habría sido motivada como forma de compensar a aquellos que se habían ahogado en el río y su cuerpo no era posteriormente recuperado. que trae vida a vuestros bas». con los brazos elevados y las piernas separadas. Vid. 145. 171 (nº 746). en forma local. Barguet. Vosotros sois realmente los que estáis en el Abismo. que aún se conserva hoy en la necrópolis de Tuna el-Gebel.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana En estos casos las aguas primigenias en las que se encuentran los ahogados se identifican con el agua de la crecida del Nilo25. siendo deificados tras haber sufrido una muerte por ahogamiento en las aguas del Nilo. En la tumba. 1952. Lichteim III. vuestra carne no está descompuesta. desde el Imperio Nuevo.] salís de la inundación. pp. 26 En uno de los cuatro grupos de ahogados del Libro de las Puertas. llama la atención que los personajes están representados totalmente de cara. también como forma de castigo. Hornung. 83-84. aunque de forma más escasa. en cierto modo. vid. Amduat. intenta sobrepasar los límites de los dioses al intentar poseer un poder mágico que no le pertenece. el Nun primigenio. los ahogados en el seguimiento de mi carne. Naneferkaptah. 96. respiráis. se arrojan al río. pero en este caso sucedía en lagos de fuego. uno de los editores del texto. se conservan dos epigramas escritos en griego donde aparecen las ninfas ayudando a construir la tumba. en su brillante estudio sobre la frontalidad en la iconografía egipcia. pues. venís a la tierra en sus orillas. Libro de los Muertos. En la narrativa egipcia de época demótica encontramos la historia de Setne Khamuas y el libro sagrado de Thot27. En este relato de prodigios y maravillas. 27 También denominado Setne Khamuas I. De ahí que aparezcan representados junto a la barca solar en el registro intermedio de la 9ª hora del Libro de las Puertas.. pp. donde vemos a dos sacerdotes-mago enfrentarse entre sí por la tenencia de un libro mágico escrito por el propio dios Thot. 515 . Merib. y por tanto con la resurrección y regeneración permanentes26. donde el ruido del chapoteo de los remos de la barca solar devolvía el aliento a los ahogados. vid. Cf. 131-132. Si bien la muerte sin sepultura era considero como un destino terrible. 3º reg. nativa de Antinóopolis. se veían inundadas periódicamente.. Para Erik Hornung. Al margen de los ejemplos literarios. coincidiendo con la crecida anual. 28 En la historia de Setne se describen los rituales posteriores que recibe el ahogado tras la recuperación del cuerpo. de tal forma que la estatua conmemorativa se «ahogaba» en el agua regenerativa. la vivida por Lucio en las Metamorfosis de Apuleyo. cegado por su hybris. Estos personajes están sumergidos en una extensión líquida. 10ª hora. y el hijo de ambos. cap. nadáis en la gran Inundación. El viaje de la barca que transporta al dios Atum y al cortejo solar en su periplo nocturno. Sobre estas inscripciones. pp. en Gebel el-Silsila. Cairo 30646. varios de sus protagonistas. La historia se conserva en el P. 29 Isadora. y por ende. caéis en vuestra corriente. lo que hacía revivir al difunto. Vid. un acceso directo al Más Allá. 91-119. entre Edfú y Kom Ombo (zona Nubia). en una clara muestra de sincretismo greco-egipcio. de época ptolemaica. y el caso de los hermanos Petesi Horus insta a los ahogados a «¡Que haya aire para vuestras almas para que ellas no se asfixien! ¡Que vuestros brazos remen sin estar ocultos! [. su mujer Ahure. pp. siendo a continuación deificados28. 1963. para los ahogados suponía todo lo contrario. excavadas en la roca. constituye un episodio que pone en relación directa al ahogado con el propio Osiris. p. Vid. por ser estas hijas del Nilo. 127-137. con el triunfo sobre la muerte. porque yo lo he decretado. fig. tenemos también constancia de la existencia de algunas figuras reales que se han constituido en objeto de culto. Posiblemente los dos casos más importantes sean los de la «santa» Isadora29. el ahogamiento sucede. Tenéis poder sobre vuestra agua. Tras ser deificada recibió culto en Hermópolis Magna. Pero no sólo en la literatura funeraria egipcia encontramos ejemplos de este tipo. La historia de Setne prefigura. 172-173. 1980. y no condenados del inframundo. relaciona estos diseños y formas frontales del ahogado con la vitalidad. con las ninfas. en un proceso inverso al de Antínoo. Volokhine. y por los griegos. Fue asimilada por parte egipcia a Isis. 2000. por lo que se trata de seres bienhechores. Graindor 1932.

Delia 1992. como un dios. A propósito de este pasaje. el culto de Antínoo. Eitrem. 32 Esto es. Los gastos del ritual funerario corrían a cargo del estado. 1917 y Aldred. Blackman. Otro término relacionado es Hry. Los hesies son así representantes de la fe osiriana. al mismo tiempo que se conmemoraba el nacimiento de Antínoo (27 de noviembre) y otros oficios cultuales de índole funeraria con visos a la salvación de ultratumba de sus miembros. III. en un marco general de amplia diversidad. p. cumpliendo la voluntad del dios. 2112 = ILS 7212. que ayudaron a Roma a estabilizar esa área. se convertía así en una suerte de santo local. 36 CIL 14. 33 El decreto especifica que los humanos deificados serían enterrados con cargo al estado. cuya figura fue elevada al rango de los dioses. pp. 154-56. remito el resumen de Von Lieven. 1978. El hesiês. 1980. donde el término aparece como esietos. 2010. pp. 1977. El término que identificaba a este tipo de muertos por ahogamiento. 84. un hecho institucionalizado a través de un decreto de Ptolomeo VIII33. Es decir. pp. p. 34 El ejemplo más claro en este sentido. Esta asociación prestaba servicios funerarios a sus miembros. En la misma línea. y único edificio en Occidente dedicado al nuevo dios36. ya deificado como un Osiris. debe entenderse como un culto popular aunque con pretensiones panhelénicas. 5. Lenger. Se supone que eran hijos de un caudillo de las tribus de la zona. C. la ciudad del dios Mandulis. pp. Este sería un hecho a tener en cuenta en la muerte de Antínoo. una titulatura que obtiene el hesiês en virtud de su consagración. Murray 1914. Ambos hermanos murieron ahogados. 35 No olvidemos que Adriano instaura e impulsa este culto con una clara intención propagandística. pues iría contra la hipótesis que interpreta la muerte del joven como un suicidio deliberado sin más. ciudad situada a 20 km al sur de Kalabcha. Llama la atención que la normativa del colegio deja claro que no se dispensarían los oficios fúnebres a aquellos miembros que cometieran suicidio. 207-296. Cf. Bendlin. El-Amir. 1959. incluido todo el proceso de embalsamamiento. aunque era reconocido. como sugiere Quaegebeur. Vid. El cadáver del ahogado. en ámbito egipcio. Sobre los procesos de deificación egipcia en seres humanos. y a continuación fueron consagrados y deificados. 19. Cf. tras los rituales osirianos preceptivos. 516 . y que podríamos traducir como «santo». siendo su culto conservado durante siglos. lo que implicaba también ciertas reglas sobre quién podía ser santificado. 160. y no del institucionalizado. 186 propone el término griego ἐκθεώσεσθαι y el latino consecrare como equivalentes. recibiendo ofrendas del propio emperador y haciendo lo mismo ante otros dioses prominentes del panteón egipcio30. Wb. para integrar el caso de Antínoo a la serie de ahogados. se conserva hoy en las salas del Museo Metropolitano de Nueva York. arquitecto y médico ―el prototipo de sabio― de tiempos del faraón Zoser (dinastía III). era generalmente Hsy (’Εσιῆς. y Tert. 30 El templo de Dendur. p. 154. 1909. Vid. 1966. no todos los hesiês eran ahogados.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana y Pihor. es el de Imhotep. sacerdote. 136. 1924. 69. fundado en 133 d. tal y como muestran las inscripciones del collegium cultorum de Antínoo y Diana en Lanuvio. Sobre Hsy. en ámbito egipcio y una vez deificados. que sólo podía ser manipulado por los sacerdotes. cuya traducción aproximada sería «consagrado» (consecrare)31. Estos dos últimos fueron adorados en el templo nubio de Dendur. 138-141. hesiês). sin ninguna duda. y no sólo locales35. Debemos interpretar esta clase de «beatificaciones» como muestras del culto local. 31 Si bien los ahogados reciben este apelativo. Cf. no formaba parte del culto imperial oficial. 2011. a la vez que desarrollaba sus pretensiones panhelénicas de conseguir una unificación cultural y religiosa del imperio. Morenz. De Bapt. Griffith. Hermann. se le realizaba los rituales osirianos preceptivos. Osiris es p Hsy n Hsyw «el mártir de los mártires». con amplia bibliografía. construido en época augustea. recibía tratamiento divino32. si bien algunos ejemplos presentan aspiraciones nacionales34.

Yo no estoy de acuerdo en que la visita a Egipto estuviera condicionada exclusivamente a una consulta médica o terapéutica41. 38 37 517 .. arquitectónicas. el escritor cristiano Epifanio. que en el año 127 Adriano ya estuvo enfermo y consultó médicos procedentes de todo el imperio. Las propias consultas y charlas con los sacerdotes egipcios no se limitarían a lo estrictamente religioso. también aluden a la posibilidad de que el emperador se viera preocupado por alguna afección o amenaza durante su estancia en Egipto. Al respecto no dejan de llamar la atención algunos datos en torno a las fechas relativas a la muerte. sin fruto alguno39. Chassinat. en el sentido más amplio del término. Precisamente en fechas próximas a éstas. obispo de Salamina40. como señalará más tarde. asociados a Osiris y con ciertas prerrogativas divinas. choiak. «muy inquisitivo». 71. vid. XIV. en el siglo IV. El propio Dión lo define como periergótatos. La propia muerte del emperador. sacando a la luz la nueva tierra fértil. que actuaban también como consumados médicos. p. tanto en las cuestiones religiosas como con los asuntos relacionados con la magia y la astrología. dada la reputación de los sacerdotes egipcios. fue modificado y recibió el nombre de «hadrianus»38. el 22 de octubre. aunque es lógico pensar que. Esta festividad. a mi juicio. 45. la muerte de Antínoo se fecha en la última semana de octubre. Dión y Aurelio Víctor. 257. Como indicábamos anteriormente. también se celebraban las Nileia. que realizó durante su estancia en Egipto. acaecida en 138. en estos temas. se conmemoraba en esta época del año pues era cuando las aguas de la crecida estaban en retroceso. teoría que intentamos desarrollar aquí. n. 1984. sería la propia salud del emperador. ya preparada para recibir la siembra. Weber. 1907. En estos mismos días se celebraban los misterios de Osiris y el funeral del dios. en honor al río y a la reciente crecida. que hacen sospechar de una posible premeditación por parte del emperador en el desarrollo de los acontecimientos. Sabemos por algunas inscripciones alejandrinas y por otras emisiones monetales del 127-129. La razón de ser del sacrificio ritual que llevó a la muerte a Antínoo. 39 Lambert. en la idea de que el viaje emprendido en 128 fuera para despejarse de este trance que amenazó su vida. etc. la muerte del bitinio. es donde debemos encuadrar. Adriano tuviera en mente las cuestiones relacionadas con su salud durante su visita a este milenario país. aunque sea en parte. 1966-1968. era el especial interés de Adriano. 41 Basta con remitir a las numerosas reformas administrativas. Otro hecho importante a considerar en relación con la salud del emperador y su visita a Egipto. o el intento de alejar alguna amenaza que se cernía sobre él. p. en las fuentes antes comentadas.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana En esta larga tradición egipcia sobre la deificación de algunos ahogados. Sobre el complejo ceremonial de glorificación de Osiris en estas fechas. El propio nombre del mes. Esta especulación se apoya. pues debemos recordar que el sacerdote egipcio era un experto en el ritual. e incluso que la visita a Egipto en 130 tuviera el propósito de encontrar remedio a sus males. religiosas. se dice que fue producida por una larga enfermedad que venía de años antes. momento que coincide con la recreación de la passio Osiride en el mes de choiak del calendario egipcio37. 24 de octubre. passim. 40 De mens et pond.

sino también de cualquier otra práctica ritual de índole mágica y/o astrológica42. pp. «Parates». [. 41-48. subiendo sus honorarios. 78. «Pachrates’ gestae is the expression of an impossible dream. Oxyr. 4352. en este caso un reconocido poeta que acompañó a Adriano en parte de su viaje por Egipto. el encuentro entre el mago-sacerdote y el emperador. del sacerdote egipcio en época grecorromana. en el caso de Pankrátes y Adriano. e igualmente 42 Sobre las funciones. the dream of proud confession. y que pone el acento en la superioridad del poder sacerdotal legitimado en los dioses frente al poder secular de los reyes. 1-40. Frankfurter. acentuando la decadencia de los templos. pues Adriano recortó las prerrogativas administrativas de los templos. 1085 II. El poeta identifica a Antínoo con otros personajes mitológicos afamados por su virtud y belleza. p. Vid. 1984. que lejos de favorecer a los sacerdotes. Pankrátes45. El mago. 2441-56. hizo enfermar en dos horas. El pasaje en cuestión consiste en un sahumerio a Selene. Lo mostró Pankrátes.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana y por tanto se encargaba. «forces a micro-narrative into the genre of the recipe». pp. 198-237. mandó que le duplicaran los honorarios (PGM IV. si bien aquí se llama al mago. llamado ―Πανκράτης (Pankrátes)―.. 1997. una composición poética. pp. el profeta de Heliópolis. Es decir. Cf. En un contexto así. podríamos estar también ante una crítica velada al sistema imperial. relatada en el papiro Westcar). pp. entre el poder religioso y el poder político. 1987. 45 Birley. siempre gana el templo. una de las figuras más cercanas al emperador era el de Julia Balbila. 148. obtiene revelaciones para los sueños de manera maravillosa y en la mayoría de las manifestaciones es objeto de admiración. a favor del poder central residente en Alejandría. a través de Ateneo y de varios fragmentos de papiros de Oxyrrinco. Un resumen de estas medidas en Milne. 1986. En esta misma línea relacionada con la práctica mágica destacamos un pasaje del corpus de papiros mágicos griegos. una narrativa asentada en oposiciones donde. en su día prefecto de Egipto y astrólogo en tiempos de Nerón43. manifestando al rey Adriano. El encuentro entre el mago prototípico egipcio y el emperador refleja un topos narrativo egipcio que podemos rastrear ya en el Imperio Antiguo (sirva de ejemplo la historia de el rey Khufu y los magos.677d-f. la caza del león libio por parte de Adriano y Antínoo (en una nueva emulación del pasado heroico tan del gusto de Adriano) al oeste del desierto alejandrino46. Pues sedujo en una hora. pp. Resulta llamativo que este mago Pankrátes. Como señala Gordon. mató en siete horas y envió sueños al propio rey demostrando toda la verdad de su magia. esp. astróloga y amiga de la emperatriz Sabina. y amplias ocupaciones. envía los más hermosos sueños. 1928. 19243. 1976. De la misma manera. coincida con otro personaje del mismo nombre. concretamente PGM IV. pp. continua Gordon. 162-163. 44 Preisendanz I. 312. y a su vez nieta de Claudio Balbilo. identifica a ambos como la misma persona. poetisa. Traducción española de García Calvo-Sánchez Romero. no sólo del culto oficial relativo a los templos. obviamente. la fuerza de su magia divina. 43 Algunos aspectos de este afán por la astrología en Adriano pueden verse en Syme. pues conservamos. 46 Ateneo. 2441-56)44. P. postra en cama y sana con gran fuerza. 309. casi de forma épica. Cabe recordar aquí que entre el cortejo imperial. p. P. 124-125. 1998. 82-83. Betz. vv. Cf. Oxyr. 81. 294-298. 15. y lleno de admiración hacia el profeta. donde se narra.. pp. of openly affirming the performance of an art condemned to fretful secrecy». sería caricaturizado posteriormente por Luciano en su Philopseudes. donde se alude expresamente al encuentro entre un mago egipcio y el emperador Adriano. 151ss. 518 . porque no rehúsa ninguna de éstas […]. p. gestionados en parte por los sacerdotes. no así Lambert. ilustrando esta idea a través de los prodigios que realiza el mago.] que atrae démones sin que se le resistan y sin entidad mágica en el mismo día. en realidad hizo todo lo contrario. 1997. Deipn.

convertidos en hesiês. y otras figuras bizarras. 1994. 39. con Horus ―en su manifestación como Harpócrates― posado sobre su flor48. Cf. en este caso de forma simbólica a través de formaciones vocálicas de tipo mágico-pitagórico. y donde aparece el propio emperador con un aspecto más juvenil. tras lo cual el poeta propuso que dicha flor recibiera el nombre de Antinoeia47. de composiciones vocálicas en forma de ala. hacían alusiones a Eleusis51. como hipóstasis del sol de la mañana. 299. 2012. 628. 48-78. Moyer. es su clara inclinación con la temática de lo que podríamos llamar «regeneración». XII. LXI. dadas las prerrogativas del ritual mágico (que lleva implícita una miniaturización de los elementos del ritual. relata el prodigio que acaeció tras la muerte del león. Otro dato relevante del pasaje de PGM IV relativo a Adriano. V.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana muertos de forma de trágica en el agua. 1997. charakteres. n. 270. han sugerido que esta representación doble no haría sino reflejar el acto de inmersión y emersión. como sucede en PGM I. como ya sugirió Birley?50 Cabe señalar que la importancia de Eleusis en todo este asunto no fue menor. pp. 2003. 37. 1. 42. rejuvenecido. la katábasis y anábasis. sin barba. del animal en cuestión. 5. pues ―siempre según el poeta― surgió de la sangre del animal derramada en la tierra una flor de loto rosa. PGM I. 37. Obviamente la elección de esta flor en ámbito egipcio dista mucho de ser una mera casualidad. 49 Cf. pues ambos fueron iniciados como epóptai (observadores) en los misterios mayores celebrados en septiembre de ese año. 159ss. la muerte ritual por ahogamiento se realiza con el fin de liberar el pneuma. 42. Un acontecimiento ligado a la muerte inicática y cuyos efectos quizá podamos ver en una moneda de tipo cistophorus que conmemora este acontecimiento. pp. ¿Una posible alusión a renatus o renovatio. pp. donde se lleva a cabo un ritual por ahogamiento. que luego asumirá el mago. fig. Meyer.. Algunos autores. 50 Birley. tanto de Adriano como Antínoo. en este caso. y con el lema REN en el reverso. Traemos aquí dos ejemplos. XV. y es un elemento recurrente en la iconografía egipcia para representar el proceso de regeneración continua del dios-sol. 81. En el contexto mágico de estos papiros. como es habitual en los papiros mágicos. 190-196. a diferencia del ritual en el templo) a través de la deificación ―del ahogamiento ritual― de un musgaño en agua de fuente. Esta asociación de Antínoo con el loto de Hermópolis es otra muestra más del sincretismo religioso tan del gusto de Adriano. Por un lado. 48 47 519 . aparecen dos composiciones vocálicas en forma triangular acompañando la fórmula. como Narciso e Hylas. 382-383. pues son numerosos los pasajes del corpus de papiros mágicos griegos y demóticos donde son deificados. p. y especialmente. 321-322. como Cheak. pp. 2000. Como también suponía un continuum la asociación de Antínoo con los dioses de Eleusis o las Sobre este asunto Birley. 51 Ibidem. 5-10. Esta práctica ritual no se constituye como un hecho aislado. el descenso y el ascenso de un nivel inferior a otro superior. Boatwright. pp. uno de los triángulos que conforman el «ala» mira hacia arriba mientras que otro lo hace hacia abajo (▲▼). y también de «dos escarabajos lunares en agua de río» (PGM IV. En algunos casos. pp. Equivale a una apoteosis. VII. 1997. pues hasta 11 demos de la nueva ciudad de Antínoopolis en el Egipto Medio. 221. y lo más importante. es que en el mismo se da también una muerte por ahogamiento. en este caso reflejando la unión de Osiris-Antínoo con el dios Hermes-Thot. la propia iniciación mistérica llevada a cabo en 128 en Eleusis. En algunos casos las «recetas» vienen acompañadas. determinados animales tras su inmersión y ahogamiento ritual49. III. 324-325. Otro aspecto de la personalidad del emperador que nos puede ayudar a entender mejor el trasfondo ritual y casi iniciático de la muerte de Antínoo. pues el loto representaba la regeneración diaria del sol y de toda la creación en la teología hermopolitana. 2455). elevando a la criatura a un estado divino. o espíritu.

Adriano se hizo ciudadano ateniense ―de forma conmemorativa―. 64-67. ya señalaba en 1917 lo extraño del pasaje. IIb)54. Grenier. p. 54 Meyer et alii. Huelga decir las fuertes implicaciones que tenía el genio Bes en el antiguo Egipto relativas a la protección y al rejuvenecimiento. así como su función como genio doméstico benévolo y sus asociaciones con la diosa Hathor. No extraña pues. 319. se reafirma en esta postura. 1984. pp. Meyer et alii. señalando además que el texto. En su honor se repiten como un misterio todos los rituales de las horas de Osiris junto con cada una de sus ceremonias [. alude. Se trata de un pasaje interesante. Thot. en jeroglífico original. «bes». Cf. a una muerte violenta. 1994. el egiptólogo Adolf Erman. en la cara este del obelisco. Vid.. El obelisco se encuentra hoy en Roma. 223. Esta cara sur del obelisco (IV). 133-136. aparece representado Adriano realizando una ofrenda al dios-sol Ra-Horakhty. como refleja claramente su estatuaria52. 2008. 15. Veinte años antes de todos estos acontecimientos. También llamado obelisco Barberini. en los jardines del monte Pincio. cara sur. p. 1997. Esta intención «rejuvenecedora» del emperador es la misma que encontramos en el obelisco conmemorativo de Osiris-Antínoo. en donde podemos leer: El dios Osiris Antínoo. n. p. p. Erman. 1994. IIa. pp. el sustantivo bs. veladamente. 126. de emerger a un nivel superior. Grenier. 29-47. erigido en 136-137 como epitafio del emperador a su añorado amigo53. 1991. (b). En la cara oeste podemos observar a Antínoo realizando una ofrenda al dios de Hermópolis. mientras que Antínoo suplica ante la divinidad por la vida de emperador: ¡Que viva para siempre como Ra. como si se tratara de una inclinación obsesiva del emperador55. al que ya no hemos referido anteriormente. Por otro lado. p. 53 52 520 . uno de los primeros estudiosos de este texto. Traducción de los textos e interpretación de las imágenes. 47-58. con una edad nueva y rejuvenecida! (Obelisco Pincio. la adivinación y las funciones apotropaicas. como un ser intermedio capaz de cruzar los límites del reino de los dioses. 2003. del que recibe su nombre. p. 28-88. la única del monumento en la que aparece el emperador realizando una ofrenda al dios Ra. 1917. Birley. 40-43.] Señor de Hermópolis. 55 Un motivo más que refleja esta tendencia de Adriano a un estado renacido lo constituye la sorprendente presencia del genio egipcio Bes en la vida del emperador. el propio emplazamiento de la nueva ciudad de Antinóopolis se situaba en una antigua villa llamada «Besa» por los nativos de la zona. siendo inscrito en el demo de «Besa» de Atenas. p. donde existía un oráculo del genio Bes.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana concomitancias existentes entre los misterios de Osiris y los de Eleusis. 1917. 2008.. señalando así que esta intrusión podría deberse a una muerte en extrañas circunstancias56. pues los dioses egipcios nunca se inmiscuyen en la muerte natural de un hombre. Además. p.. 56 Erman. Bes se constituye asi como un demon.] su corazón se alegra tras haber recibido una orden de los dioses en el momento de su muerte. Lambert.. Grenier. como el oráculo. pues además de hacer de nuevo alusión a la regeneración. IVc-d)57. que invita al demiurgo a que recompense a su valedor con un reinado próspero y duradero. Moyer. 57 Meyer et alii . Señor de la palabra de dios ¡rejuvenece su espíritu! (Obelisco Pincio. se ha convertido en un joven de rostro perfecto [. Meyer. 2008. 1-36. que el nuevo dios Osiris-Antínoo tomara muchas características de este genio. cara oeste. 33. 1994. en ámbito egipcio proviene del verbo Hsy. es todo un elogio a Adriano puesto en boca de Antínoo. contrapartida funeraria de Osiris relacionada con la fertilidad. Siguiendo con las casualidades. como sucede tras la apoteosis por ahogamiento. y que conlleva el significado de «ascender». el justificado. pp.

rigenerazione. 2002. como señalara Orígenes un siglo después. Un conjunto de ceremonias religiosas que tenían como fin. único valedor. p. M. 3.. medicamento. no deja de ser curioso que el emperador acudiera a un ritual de tipo mágico cuando en la tradición faraónica existía desde tiempos remotos el festival del Heb-Sed. No se trata de un tema nuevo. pues las pruebas determinantes son escasas. M. 1955. como por la forma en la que se produjo la muerte: por ahogamiento en el Nilo y bajo premisas mayormente relacionadas con la tradición egipcia. J. 1955. M. Era preferible una muerte heroica. 242. «L’Eau dans les rites funéraires égyptiens de l’époque tardive» Ankh. A través de todos estos indicios. Proceedings of the 1st International Conference for Young Egyptologists. P. C. L’acqua nell’antico Egitto. sino que también lo hizo en el propio Antínoo. precisamente lo que parecía perseguir con tanto ahínco el emperador Adriano. 51-67. aunque. tanto por la deificación y el culto posterior. donde la víctima expía los males de la persona deseada dando su vida a cambio58.. Assmann. Tod und Jenseit im Alten Ägypten. Beck. el dios tuviera facultades terapéuticas y sanadoras60.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana Jean Beujeau. la regeneración de la salud del faraón y la potenciación de su energía. pues habría desaparecido su principal y. 2001. pues con su ahogamiento divino en las aguas del Nilo expiaba también la posible impiedad en la que incurrían ambos. J. 58 59 Beaujeu. Metropolitan Museum. precisamente.. «Les stèles du Nil au Gebel Silsileh» Bulletin de l’Institut Français d’Archéologie Orientale 50 (1952). Al mismo tiempo pensamos que este sacrificio no sólo repercutió positivamente en el emperador. The Temple of Dendur. Amenta. Barguet. obviamente en el caso de Antínoo estaríamos ante un acontecimiento de mayor calado. pp. Roma. Nueva York. considera la muerte de Antínoo un sacrificio por sustitución. L’Erma di Bretschneider. (eds. incantesimo. probablemente. Kuhlmann. Luiselli. 521 .. No extraña tampoco que en el culto de Antínoo. al mantener una relación impropia para hombres de su edad. y Sordi.. e incluso peligrosa.36. Si aceptamos la idea del sacrificio ritual. Vita. 60 Contra Celsum. si bien su culto posterior se erige como una amalgama de tradición egipcia y greco-oriental. la posición de Antínoo sería extremadamente débil. Bamouan Boyala. creemos que la idea del sacrificio ritual donde Antínoo sirvió como víctima propiciatoria para curar la salud del emperador.P. Múnich. en otro ejemplo claro de cómo Adriano hacía uso del sincretismo cultural como aglutinante para la unidad del Imperio59. 3 (1994). y como demuestran las inscripciones del obelisco. A. Al fin y al cabo si la vida del emperador corría peligro y terminaba muriendo. pp. Beaujeu. 1978. 2005. Sobre esta política religiosa de Adriano.). es la que mejor encaja con el drama de su muerte. 49-63. en una línea similar. Bibliografía Aldred.

(eds. M. Boatwright. D. 2011. Öhler (ed. Eine Kunstarchäologische Untersuchung. I-II. Sevilla. A. 29 1992.. Cortés Copete y E. Benario. Textos de Magia en Papiros Griegos. C. Delia. Journal of Egyptian Archaeology. Akademie 522 . Wunt I. Madrid. 1980. 1924. Barcelona. The Temple of Dendûr. 1925. La politique religieuse des Antonins (96-192). García Calvo. Princeton University Press. J. Funerals. Sociality. Cary.. 1966. «Waters Animating and Annihilating. IFAO. (eds.). Lycopoulos (ed. Bonneau. Chicago. J. 2000. 69. A. Adriano Augusto. divinité égyptienne à travers mille ans d’histoire.). APAW/Philosophisch-historische Klasse 4. A. pp. El-Amir. M. L. E. Institut Suisse de Rome. ―. 1955. VIII.. H. pp. La religion romaine a l’apogée de l’Empire I. Hadrian and the Cities of the Roman Empire. Roma. pp. La crue du Nil. Christiania.5 (1995). A.. Adriano. «Le souverain d’Égypte voyageait-il sur le Nil en crue?». en J. trad. J. Clairmont. «Tertullian. Les Belles Lettres. 181-190. 1884. Península. 377-385. pp. Chronique d’Égypte. Cortés Copete. «Los viajes de Adriano». II 18. Routledge. 37. Le mystère d’Osiris au mois de Khoiak. H.. A Commentary on the Vita Hadriani in the Historia Augusta. 1961. Ein Beitrag zur Porträtplastik unter Kaiser Hadrian. 1964. H. Dietrichson.-641 ap. Dio’s Roman History. «The Cult of Hryw at Thebes in the Ptolemaic Period». «Associations. M. D.). Occult Traditions.2112) Reconsidered» en M.. ―. y Muñiz Grijalvo. 2004.). 1911. y Grapow. 38. Erman.W. 2003. É. Z. Sevilla. Muñiz Grijalvo (eds. París.. Gredos. Chico. 1966. 59-69. Adriano Augusto. and Roman Law: the collegium of Diana and Antinous in Lanuvium (CIL 14. The Greek Magical Papyri in Translation. 207-296. University of Chicago. «The Refreshing Water of Osiris» Journal of the American Research Center in Egypt. Eitrem. 81-85. Erman. L. Hadrian. Birley. Cheak. Berlín. D. (ed. 332 av. 1987.. pp. Aufstieg und Niedergang der römischen Welt. Chassinat..).. Apotheosis by Drowning in the Greek Magical Papyri» en D. S. 1968. pp.D. Londres.. Sanctified by Drowning».. 1917. Fundacion José Manuel Lara.. J. Princeton. 2012.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana Beaujeu. París. Fundación José Manuel Lara. El Cairo. ―.. A. including the Demotic Spells. IFAO. (eds. Antinoos. 1986. El Cairo. Heinemann. The Restless Emperor. Mª. «La divinité du Nil sous le principat en Égypte». The Classical Review. Aposteldekret und antikes Vereinswesen: Gemeinschaft und ihre Ordnung. de José Luis Gil Aristu).-C. y Sánchez Romero.. vol. 3195-3215. Bendlin. 48-78. Tubingia. Numen. 5. Ch. A. española. W. Römische Obelisken. 1951. Betz. E. pp.). 1997 (ed. Worterbuch der ägyptischen sprache III. De Bapt. Blackman. 36. p. 2004.T.). Londres.

1959. Religion in Roman Egypt. Kuhlmann. L’Osiris Antinoos. Random House. B. Berlín. Bonn. 1998. Loeb. y Ch.. 1932. J. «Reporting the Marvellous. 1966. 19916. F. «Herodotus II. Münster. Londres. Kessler. Nueva York. Helck. 1963. 19802. vol. Lenger. Methuen. Zeitschrift für Ägyptische Sprache und Altertumskunde 46 (1909-1910). «Inscriptions de la nécropole de Touna el-Ghebel (Hermoupolis)» Bulletin de l’Institut Français d’Archéologie Orientale. B. I. 132-134. 19243. Wiesbaden.W. 1977. pp. Reallexikon für Antike und Christentum 6. Grenier. CENIM 1. C. en D. 132-143. Brill. Princeton University Press. 1964. A. Leiden. «Les statues guérisseuses de l’ancienne Égypte». Everitt. Ancient Egyptian Literature. Lacau. 189-211.). A. Festschrift Theodor Klauser (JbAChr I).Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana Verlag. 25. pp.. Hermann. Berkeley. pp.D. Th.. D. 1975-1984. Frankfurter. Bonn. New Critical Perspectives. 19211922. 1980. y Otto. Hadrian and the Triumph of Rome. I-III. P. Transition and power in Graeco-Egyptian ritual». H. Gordon. A History of Egypt under Roman Rule. F. The Late Egyptian Underworld. pp. 219-238. Wiesbaden. 2003. Londres. A. 1923. (eds.. Habelt. Hornung.Ord. «Ertrinken» en Th. 2006. A Princeton Seminar and Symposium. Fundling... II. S. (eds. 1976. 65-92... E. J. Londres. Meyer. 370-409. (eds. «Hermoupolis Magna». Morenz. Göttingen. Mullus. Harrassowitz. P.. 84. Graindor..). Klauser (ed. 2008. Lexikon der Ägyptologie¸I-VI. «Antinous Infelix». Private Divination in the Greek Magical Papyri» en P.. E. The Life and Principate of the Emperor Hadrian A. Moyer. Wiesbaden. cols. Das Amduat.. Dodd. Griffith. Milne. 32. Scriptores Historiae Augustae. Montpellier. Faraone. Princeton. M. Kippenberg. Dölger-Institut.).. D. «The Initiation of the Magician. Die Religionspolitik Kaiser Hadrians und ihre Rezeption in der antiken Literatur. pp. Vandenhoeck & Ruprecht. Henderson... 1973.. G. 90. pp. 1971 (=Wb). Sarcophagi and Related Texts from the Nectanebid Period. R. Lichteim. «Zur Vergöttlichung in Ägypten» Zeitschrift für Ägyptische Sprache und Altertumskunde. P.Ptol. 2007. 97-119. Envisioning Magic. (ed. Schäfer y H. Magie. J-C. en Lexikon der Ägyptologie... D. Corpus des ordonnances des Ptolémées (C. 76-138. 155-167. Routledge. Kommentar zur Vita Hadriani der Historia Augusta. 1997. ―. 1137-1147. Harrassowitz. S. Bruselas. I-II. 2009.). W.). Religion und Erinnerung. Monuments Piot.). Manassa. Wiesbaden. Die Schrift des verbogenen Raumes. Apotheosis by drowning». Palais des académies. pp. I. Antinoos.. Londres/Nueva York. Die archäologischen Denkmäler unter Einbeziehung des numis523 . University of California Press. p. Ll. Initiation in Ancient Greek Rituals and Narratives. 2002. Harrassowitz.

Teubner. Les «saints» égyptiens préchrétiens. 1991. org/uc/item/3kk97509). Sexti Aurelii Victoris De Caesaribus Liber. «Journeys of Hadrian». Pantheon. K. S. 257-280... en J. Der Obelisk des Antinoos. Hadrian.).. 2007. Los Ángeles. Teubner. «Astrology in the Historia Augusta» en Bonner Historia Augusta Colloqium 1972-1974. R. 1960. Y.L. Meyer. C. Oxford. Peeters. V. Múnich. París.Domingo Saura Zorrilla Morir ahogado en el Nilo: Antínoo y la divinización osiriana matischen und epigraphischen Materials sowie der literarischen Nachrichten. Nueva York. 127-135. F. 73. Lovaina. 1954. Leipzig. 19281 (reed..... J. ―. pp. R. Wilhelm Fink Verlag. Cambridge University Press. Leipzig. Vout. Faton. J. Hodder & Stoughton. (trad.. 2003. Comptes-rendus des séances de l’Académie des Inscriptions et Belles-Lettres. E. Heidelberg. Stuttgart. Wilhelm Fink Verlag. Madrid. Múnich. Bonn. pp. 2008. Syme. A. H. 1989. The Tomb of Ramesses VI. 1911. Antiquité.. Papyri Graecae Magicae. Quaegebeur. Voisin. Pichlmayr. Picón.. 159-170.). Zeitschrift für Papyrologie und Epigraphik. Drei Untersuchungen zur ägyptischen-griechischen Religion. ―.frühantoninischen Zeit. et alii (eds. A. Following Hadrian: a Second-Century Journey through the Roman Empire. pp. 2004. 2008. Hadrien: l’empereur virtuose. Mélanges de l’Ecole française de Rome. Leipzig. Habelt. 524 . 1987. pp.). Power and Eroticism in Imperial Rome. Mortensen. Wendrich (eds. A. Hadrian. 291-309. 2010 (recurso electrónico en http://escholarship. I-II. pp. Teubner. Piankoff. Bonn.. Londres. Dieleman y W. 1907. Von Lieven. Perowne. 1976. Eine kommentierte Edition. 1973-1974). Akal. 1988. Historia Augusta. S. Preisendanz. Roman. Murray. ―. 1994. Dijon. 1911. Speller. 53-82. 99 (1). I-II. 1991. Hadrien: souverain de la romanité. 1. Henrichs.. «Les tondi d’Hadrien sur l’arc de Constantin».. Antinoüs et quelques autres». 1977. ein Beitrag zur Kunst. M. UCLA Encyclopedia of Egyptology. Oxford University Press. y Cascón. Payot..und Kulturgeschichte der hadrianisch. Cambridge.. «Deified Humans». Die Griechischen Zauberpapyri I-II. Turcan. W. Eine Deutungsgeschichte. «Apicata. Untersuchungen zur Geschichte des Kaisers Hadrianus. Weber. A. «The Cult of the Drowned in Egypt» Zeitschrift für Ägyptische Sprache und Altertumskunde 51 (1914).

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->