You are on page 1of 3

Obra y biografía de El Bosco

Jerónimo Bosch "El Bosco" nació en 1450 en Holanda, pero realiza sus obras en Flandes. Fue el pintor preferido de Felipe II (parece que se relacionó con Tiziano en la Corte española). La compra de sus obras en España se inicia con los Reyes Católicos, pero fue Felipe II quien reunió un mayor número de tablas. Su obra es un intento de salvar la cultura clásica que se había difuminado en la Edad Media.

Vive en la época de máxima riqueza de los Países Bajos, en que se forman academias de erudición y formación, donde El Bosco es un componente importante. Los primeros pasos de El Bosco se dieron dentro del goticismo acusado. La inspiración fundamental de la obra de El Bosco son ideas extraídas de las Sagradas Escrituras y otras obras de su época, pero muy tamizadas siempre desde su óptica muy personal. Las principales características de las obras de El Bosco son: •Perfección técnica y muy buena calidad en el dibujo. •* Fantasía y originalidad. El Bosco incluye personajes fantásticos que, en ocasiones, llega a recordar a los bestiarios románicos. Parecen temas irreales, como si representaran sueños. Algunos estudiosos lo han relacionado con el surrealismo. Con estas fantasías El Bosco pretende criticar la mala vida y la corrupción de los grupos sociales intocables de su época •Utiliza la burla y la ironía. Las principales obras de El Bosco son: La Mesa de los Pecados Capitales. Para Isabel Mateo, especialista en este autor, se trata es la primera obra de EL Bosco por su pincelada, apretada y menuda,. Es un cuadro con un formato muy original, cuyas representaciones ocUpan un círculo. El centro del mismo está ocupado con una especie pupila que representa el ojo de Dios y dentro la imagen de Cristo de pie, en el sepulcro mostrando la yaga del costado (Es un Cristo gótico tipo Piedad). El pintor se cuida bien de aclarar su invenciendo escribiendo la leyenda: "Dios te ve". En el anillo periférico hay siete espacios trapezoidales que representan los pecados capitales. En cado uno aparece la leyenda indicando el pecado al que alude. La extracción de la piedra de la locura. Parece ser que El Bosco era un hombre preocupado por los avances de la ciencia (sobre todo en lo que se refiere a la locura). Estamos ante un cuadro totalmente irónico, donde la escena del paisaje es magnífica.

El jardín de las delicias. sin embargo. tanto de ricos como de pobres. El carro de heno De nuevo se trata de un tríptico. lo que le permite situar a muchas figuras de personajes con figuras estilizadas sobre un verde campo. representado mediante tonos oscuros. En la tabla central se representa un proverbio popular flamenco: la vida es un carro de heno y cada cual toma todo lo que puede de él. En la tabla central se representan escenas deliberadamente sexuales. El Bosco emplea un punto de vista altísimo. los pecadores son sometidos por distintos diablillos. Adán desnudo sentado y Eva arrodillada. También pinta gran número de elementos imaginarios y simbólicos (bolas con ramas. El heno representa las riquezas temporales (que se acaban) y son objeto de la codicia generalizada. El Bosco pintaría este cuadro para la secta de Adamitas o Hermandad del Espíritu Libre (a la que pertenecería). esferas transparentes. En la tabla derecha aparece el Infierno. Para Fraenger. En la inferior. sobre todo en la parte superior. Se trata de un tríptico. Tradicionalmente se ha interpretado este cuadro como un alegato moralizador contra el pecado de la lujuria. En la tabla izquierda El Bosco muestra el paraíso terrenal en que aparecen Dios. etc. que permitía la promiscuidad sexual para recuperar la inocencia de Adán. .) En las dos tablas laterales muestra la escena de la Creación. castillos fantásticos. El erotismo aparece bastante explícito mediante la presencia de muchos personajes desnudos enmarañados en distintas actitudes.

Es una representación de la avaricia en la que el carro es el objeto que la representa. Se acercan a él gentes de todos los grupos sociales. . El Bosco se muestra especialmente en esta obra como un pintor moralista teñido de ironía.