P. 1
Sirena Melody

Sirena Melody

|Views: 0|Likes:

More info:

Published by: Jesús Wisord Autumn Halliwell on Jul 15, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/16/2013

pdf

text

original

¿Sabías que el corazón de una sirena esconde un gran deseo que libera mediante el canto?

Un canto lleno de armonía y alegría, pero sobre todo lleno de magia pues su canto cautiva el corazón de algún ser que logre satisfacer el deseo de la sirena que le canta, si una sirena deseaba explorar mundos fantásticos lograba llamar a elfos y duendes que la guiaran por esos caminos, si deseaba conocer los secretos de la magia hadas y magos eran sus objetivos, si deseaban caminar por la tierra renunciando a su inmortalidad, los humanos eran ideales… Toda sirena cantaba con felicidad para lograr obtener lo que su corazón anhelaba, pero si sumergías la cabeza en el mar y escuchabas con atención podías escuchar un canto diferente a todos los demás, uno lleno de tristeza, ese canto pertenecía a Melody, una sirena con un deseo fuera de lo común pues ella deseaba con todo su corazón poder volar. Sus cantos llenos de desesperanza y tristeza hacía que todas las demás sirenas desearan estar lo más lejos de ella, y fue un día que toda la comunidad, harta de escuchar el canto de amargura de Melody, que la expulsó del territorio sirenio. Melody, con lágrimas en los ojos, nadó hasta el polo norte, y sentada en alguna roca comenzó de nuevo su canto deseando morir congelada, pues ya no tenía nada, su sueño era imposible de cumplir, su supuesta familia la odiaba y la había desterrado, la muerte podría al menos aliviar todo el dolor, o eso creía ella pues junto con su melodía había lanzado un hechizo que comenzaría a convertirla en piedra. En medio de su llanto, sintiendo como su cola comenzaba a sentirse tiesa, escucho como si tocaran algún cristal, levantó la mirada a la gruesa capa de hielo que había arriba de ella…. Parecía un hombre, pero le transmitía una tranquilidad sorprendente con una sola mirada y fue precisamente esa la forma en que se comunicaron: Con una mirada, ella le transmitió su tristeza, él le transmitió su tranquilidad… Por desgracia era muy tarde, el hechizo había sido lanzado y sólo un conjuro recitado por una sirena podía revertirlo, poco a poco su cuerpo fue convirtiéndose en piedra, el ser fuera del agua lo notó por lo que no dudo ni un instante en tomar su espada para destruir el hielo que lo separaba de Melody, se cubrió con lo que parecían alas y entro a toda velocidad, fue cuando Melody lo vio completamente, se trataba de un ángel. -Tranquila, sé lo que tu corazón desea, tu hermoso canto me lo hizo saber - Le dijo telepáticamente el ángel – por desgracia ahora solo hay una forma de que pueda cumplirlo. Antes de que su pecho se convirtiera en piedra, con su espada lo abrió dejando al descubierto su corazón, repitió el proceso con su propio pecho y puso una mano encima de cada corazón produciendo una luz. -Ahora tu corazón está en mi pecho, y el mío en el tuyo – Susurró el ángel en su oído mientras sus brazos se transformaban en piedra – cumpliré tu deseo, si tu cumples el mío, enséñame los mares con tu canto. La sirena soltó lágrimas de sus ojos que recorrieron su rostro, su pecho ya no dolía pues poco a poco se iba transformando en piedra, pero sentía como el corazón del ángel seguía latiendo…

aun cuando hayas logrado atravesar toda la seguridad de aquí. solo díganme cómo puedo rescatarla – Suplicó el ángel Todos rieron estruendosamente. su cabeza por fin se hizo de piedra y la última lágrima que salió se convirtió en una perla que yacía frente al corazón que seguía latiendo. al igual que él podía respirar bajo el agua.pero solo el canto de un corazón frío de una verdadera sirena puede lanzar ese hechizo. tenía que salvar a Melody. hasta llegar al libro de antiguos hechizos de las sirenas. la luz le indico el camino que tenía que seguir. Cruzo por mucho lugares llenos de peligros.Respondió el ángelQuiero saber cómo revertir el hechizo de piedra -Solo una sirena puede recitar ese hechizo. y el instinto de sirena que fue desarrollando con los días le indicaba como abrir cada puerta que se presentaba. Algo comenzó a sonar en la cabeza del ángel… un leve susurro de una voz muy dulce… volteo a todos lados buscando el origen de ese susurro hasta que comprendió que provenía de la sirena.comenzó a cantar agradecida hasta el final. hasta que el líder alzo la voz para hablar -No nos importa verla nadar por ahí. un corazón tan cálido como el tuyo jamás lo logrará- . cementerios con gárgolas. y ninguno de nosotros moverá un solo dedo para ayudarla – Dijo la que parecía ser segunda al mando . pero si tanto lo quieres este es el hechizo –Le lanzó un pedazo de pergamino.Haré lo que sea. parecía que el corazón de la sirena le había otorgado alguno de sus poderes como el de respirar bajo el agua. parecía que ella podía usar la telepatía. los de tu especie no son admitidos aquí – Dijo el que parecía ser el líder del grupo . montañas con dragones. así que lo hizo y de inmediato la perla se transformó en una pequeña luz que comenzó a moverse. selvas con tigres dientes de sable. El ángel se quedó admirando la estatua de la sirena por unos minutos hasta que se percató que no necesitaba aire para seguir ahí. Después de varios días sin descanso llegaron a las ruinas de la antigua Atlantis. tenía que buscar el hechizo que le devolviera la vida a Melody. el ángel sin perder el tiempo la siguió. tú nunca serías capaz de recitar el canto. pero un grupo de sirenas y tritones más grandes de lo normal comenzaron a rodearlo -¿Qué es lo que quieres aquí?. pero nada lo podía detener.¿Cómo lograste pasar por las puertas de seguridad? -El corazón de una sirena al borde de la muerte fue lo que me trajo aquí. su canto seguía en su cabeza motivándolo a luchar. y eso solo podía significar una cosa ¡AÚN PODÍA SALVARLA! Pero la cuestión era ¿Cómo? El canto dentro de su cabeza le dijo que tomara la lágrima convertida en perla y saliera a la superficie.Y a juzgar por esa luz que te trajo aquí la sirena que tratas de rescatar es Melody. tu corazón es muy cálido y tu mente demasiado esperanzada – Le dijo el líder .

algo lo impulsaba a cantar. . nadar sin sentir… únicamente nadar pues eso creaba en él un estado de completa tranquilidad. así que se entregó por completo a él.Lo sé – Dijo Melody bajando la mirada a su pecho – Pero antes permíteme dar una vuelta por el cielo. era demasiado poderoso para resistirse.Entonces… ¿Qué tengo que hacer para liberar a Melody? – Dijo el ángel con lágrimas en los ojos -Cuando lo descubras será demasiado tarde. El ángel comenzó a preocuparse más por el escalofrío que sufrió que por buscar la forma de salvar a Melody. nadaba por aquí y por allá. Una luz roja y deslumbrante comenzó a salir del interior de la estatua. -Tengo que devolverte tu corazón – le dijo el ángel-. su vida ahora consistía en nadar. -Gracias – Dijo Melody -. “El canto de un corazón frío” ¿Qué podía significar eso? Esa frase giraba en la cabeza del ángel sin parar. todo era más fácil mientras siguiera nadando… La débil mente del ángel comenzaba a perder fuerza frente a la frialdad que se apoderaba de su corazón. no podía detener ese sentimiento así que empezó a cantar a la estatua. ese escalofrío perturbo su mente de tal forma que el intentó buscar protección en el canto… comenzó a sentir como todo lo referente a Melody se extinguía dentro de él. … Después de unos años se topó con una estatua. incluso el amor… Lo que el ángel no sabía es que el corazón de una sirena en cuerpos inexpertos es tan frío como el océano. el ángel no se percató de ello hasta que un escalofrío recorrió su pecho. pasaron los años y el solo nadaba. se sentía bien cuando nadaba. y no quería que nadie ni nada perturbara ese estado. así que intentó buscar ayuda en el cielo con sus compañeros. el llamado del océano comenzaba a hipnotizarlo. Deprimido y aislado de su mundo comenzó a vagar por los océanos. . aún conservaba sus alas así que pudo subir con facilidad. un canto hermoso salió de la estatua el cual hizo que el ángel recordará quien era esa estatua… era Melody. nadar sin pensar. nadar sin parar. pero lo que le llamo la atención era lo cálida que era el agua a su alrededor a pesar de que se encontraba en el polo norte… Algo le decía que tenía que cantar.Dijo el líder entre risas mientras indicaba a todos que se fueran con él. es por eso que las sirenas viven solas por siglos y siglos hasta que por fin consiguen crear esa chispa que permite que su corazón tenga sentimientos.. el canto dentro de la cabeza del ángel comenzaba a bajar su volumen hasta casi extinguirse. salía a volar un poco de vez en cuando pero extrañamente comenzaba a sentirse mucho mejor dentro del agua… Conforme el tiempo pasaba. la sirena que cautivó su corazón con su bello canto. pero al llegar ahí le prohibieron la entrada pues ya no era un ángel por completo.

comenzaron a volar así. sino porque querían volver a intercambiar la mirada que empezó toda la historia.Marco Polo – Le dijo el ángel Pusieron su mano derecha en el pecho del otro para intercambiar el corazón.Gracias por todo… pero ¿Cuál es tu nombre? – Le preguntó Melody – . la sirena admiraba todo a su alrededor llena de felicidad. tanto Melody como Marco Polo estaban felices de haber vivido sus sueños.Abrazó a la sirena y salieron del agua. cuando decidieron sentarse en una playa para admirarlo juntos. -Es hora Melody – Le dijo el ángel – . Volaron hasta el atardecer. pero no solo por nadar o volar. uno junto al otro. los dos regresaron a sus respectivos hogares pero una vez cada año intercambian sus corazones para vivir su sueño de nuevo. FIN .

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->