You are on page 1of 648

Luis Suárez

LOS JUDÍOS

ArielPuebbs

ll D iseño de la cubierta : Joan B ata é

.1 a edición: septiembre 2003 © Luis Süárez l usivos de edición en españo l Derechos exc reservados para todo e lmundo : © 2003: Editoria l Arie l, S . A . . Diagonal, 662-664 - 08034 Barce ona l Avda - X Depósito ISBN 84 :344 ' 6702 ega l B, l: 28.968 2003

Impreso en España
Ninguna parte de esta publicación ,incluido el diseño , , de ia cubierta puede ser reproducida almacenada o transmitida en l , manera alguna ni por ningún medio, ya sea e éctrico químico , óptico de grabación , o de fotocopia , mecánico, sin permiso previo de leditor .

Un arameo errante fue m i padre y ba ó a j Egipto en corto núm e ro para peregrinar allí, y creció hasta hacerse gran muchedumbre de mucha y . los egipcios y nos persiguieron imponiéndonos robusta gente Afligiéronse , l rudísimas cargas y c am am os a Yahvé, Dios de nues tros padres, que nos ll , oyó y m iró nuestra humi ación nuestro trabajo y nuestra angustia y nos , ano poderosa y brazo tendido en m edio de gran pavor sacó de Egipto con m , y portentos y nos intro du , prodigios o en este lugar dándonos tierra que m j leche y mie , l. ana
D e u te r o n o m io

26 , 59

Aí investigar el misterio de l a Igl esi a, este sagrado Concilio recuerda los vínculos con que el pueblo del Nuevo Testamento está espiritualmente unido con la raza de Abraham. Pues la Iglesia de Cristo reconoce que los com ienzos de su f e y de su elección se encuentran ya en los patriarcas* en Moisés y en los profetas, con forme al misterio salvifico de Dios. Reconoce que todos los cristianos, hijos de Abraham por la fe (Gal. 3, 7) están incluidos en la vocac ión del mismo patriarca y que la salvación de la Iglesia está místicamente prefigurada en la salida del pueblo elegido de la t ierra de la esclavitud. Por l o cual la Igl esi a no puede olvidar que ha reci bido la Revelación del Antiguo Testamento por medio de aquel pueblo, con quien Dios, por su inefable misericordia , se dignó establecer la Antigua Alianza, ni puede olvidar que se nutre de l a raí z del buen olivo en el que se han injertado las ramas del olivo silvestre que son los gentiles ( Rom. 11-17-24), Cree, pues, l a Iglesia que Cri sto, nuestra Paz, reconcilió por la cruz a judí os y gent iles y que de ambos hizo una sola cosa en Sí mismo (Eph.2, 14-16). La Iglesia tiene siempre ante los ojos l as palabras del apóstol Pablo sobre sus hermanos de sangre, a quienes pertenecenl a adop

, el culto y l as promesas; y t amb i ción y la gl ori a, l a alianza, l a l ey , it l ( . , én t i ) pa j r arcas l iy de quienes í . procede Cr s o según a carne Rom 9 4 los
l i , también auel los apóstoles, ,funí 5 hi o de a V rgen Mar a l Recuerda damentos y columnas de a Ig es a nacieron de pueblo judío as

8

LOS JUDÍOS

com o muchí simos de aquellos primeros discípulos que anunciaron al mundo el Evangelio de Cri sto. Como afirma la Sagrada Escritura, Jerusalem no conoci ó el tiempo de su visita (Le. 19,42); gran parte de los j ud íos no aceptaron el Evangelio e incluso no pocos se opusieron a su difusión (Rom. 11,28). No obstante, según el Apóstol, los j udí os son todavía muy amados de Dios a causa de sus padres, porque Dios no se arre l es ia , juntamente con piente de sus dones y de su vocaci ón. La Ig los profetas y el mismo Apóstol, espera el día que sól o Dios con oce, en que todos los pueblos invocarán al Señor con una sola voz y le serv i rán com o un so l o hombre (Soph. ,3 ;9 Is . 66,23 , . , , Ps 65 , 4 . , l i i i l Rom 11 11 32). , Como es por consiguiente, tan grande e patrimon o esp r tua l i isagrado Concilio quiere l fomentar , común a cristianos y judíos este , , í li e los que l se iy recomendar e mutuo conoc m ento y aprecio entre l consigue sobre todo por medio de los estudios b b cos y teo óg l j í cos y con e diálogo fraterno. l i (l de . los , ), l Aunque as autoridades udi os con sus seguidores reclamaron a imuerte de Cr sto o 19 6 si n embargo, o que en su pa j í se h zo no puedei ser í imputado i j n í indistintamente . i a todos l l sión los i os que l entonces v v an n a los ud os de hoy Y s bien j í a Ig e ud s a es e nuevo Pueblo de Dios, no se ha i de señalar a los ud os l com o réprobos de Dios y malditos, com o s esto se dedujera de as Saf Por consiguiente l í i cosa gradas Escrituras. procuren todos no l enseñar i no , esté con l l i i l con e esp r tu de que orme con ia verdad evangélica y l catequesis n en a pred cac ón de a palabra de Dios. Cr sto ni en , a j í contra i Además a Iglesia quel reprueba icualquier persecución los hombres, consciente de patrimon o común con los ud os e m , ipulsada no por razones políticas sino por la religiosa caridad evan gélica, deplora los odios persecuciones y manifestaciones . de ant l de cualquier i tiempo , f judíos f semitismo y personal contra los l Por l i ,o demás, Cr sto com o siempre io ha pro esado y pro esa , a Ig es a abrazó voluntariamente , y mov do por inmensa caridad , , todos losl hombres, para que su pasión y muerte por los .pecados de i i consigan l l i todos la salvación Es pues deber de a Iglesia en su prei o . signo del amor univer d lcac ón e anunciar a cruz de Crlsto com sa de Dios y com o fuente de toda a grac a

, Declaración Nostra aetate 28 octubre 1965

INTRODUCCIÓN
Entre el versículo del Deuteronomio, que los investigadores señalan com o el más antiguo, y l a advertencia seria del Concilio Vaticano II, media un tiempo de cuatro mil años — no se reclame exactitud— durante los cuales la Historia de Israel se desenvuel ve como unidad, en medio de vicisitudes con frecuencia terribles y do loro sas . Es una trayectoria sorprendente : de acuerdo con las leyes y ten dencias que gobiernan el suceder histórico, el Pueblo, privado de su t ierra y de sus estructuras políticas, disperso por el g lobo y agitado por vientos muy fuertes, hubiera debi do desaparecer. No puede aportarse ninguna razón lóg ica de que no haya sido as í. Tenemos , por consiguiente, que admitir que Israel desafía las coordenadas de tiempo y de espacio . Tampoco es una reliquia que sobrevive a is la da , convertida en un fósil, porque las d iversas etapas de su existen cia muestran un crecim iento espiritual y una tarea intelectual de grandes dimensiones que, en su mayor parte, se ha comuni cado a l culturas con quienes se ha ll as aba en contacto . Ahora ha vue l to a l a Tierra (Eretz Yisrael) y no necesita formular ai anhelo tradicional de «e l año que viene en Jerusalem». Conviene que los no judíos, especialmente aquellos sobre cuyos hombros pesan grandes responsabilidades, no olviden l o que Jerusalem significa: es mucho más que una ciudad envuelta en la nostalgia; se trata del suelo desde el que el Pueblo establece la relación con Dios, que es precisamente el donante de la Tierra. Para un cristiano procedente de la gentilidad, com o es el caso de l autor de estas líneas y de la mayoría de los miembros de la Iglesia, el conoci mi ento de los rasgos y etapas esenciales en l a Historia de l judaismo, se convierte en apremiante necesidad pues sin este antecedente necesario — «la salvación viene de los jud íos»— mu chos aspectos de la doctrina que profesa se toman incomprensibles. Es un hecho, sin embargo, que durante siglos una cortina de rece los, desconf ianza y odi o han separado a l as dos comunidades, l a del

10

LOS JUDÍOS

viejo Israel y aquella que a sí misma se denominaba «verdadero y definitivo Israel». El Concilio Vaticano II no ha innovado o invertido una doctrina, la ha puesto nuevamente en orden y de manifiesto. Es ahí donde surge l a sorpresa: si desde el comienzo, se había visto con claridad que los gentiles son ramas injertadas en l a cepa original del olivo, ¿cómo ha sido posible que se adoptaran actitudes que, más allá del simple rechazo, buscaban la destrucción misma de l Pueblo de Israel? Acciones coyunturales, com o el rechazo inicial de las comunidades judías para que las cristianas, desgajadas de ellas, pudieran disfrutar del estatus de «religio licita» que les estaba reconoci do en el Imperio romano, o la insi stente tradición acerca de la responsabilidad colectiva en la Crucifixión, no son suficientes para explicar el odi o que progresivamente se fue generando. De ahí la necesidad de profundizar en el conocimiento histórico. «Sine ira et studio» aunque sí con profundo amor al Pueblo de Israel pueden evitarse nuevos errores. Existe una tendencia a poner el acento, cuando se intenta el relato de la Historia de los judíos, sobre aspectos evenemenciales negativos: las persecuciones. No es lícito ni conveniente sustraerse a su consideración ; pero por muchos que hayan sido los daños infligidos y los sufrimientos soportados no son ellos los que constituyen el nudo esencial. El judaismo es una fe revel ada y aceptada, sobre a glo , y los resultados de l cual se ha venido trabajando siglo tras s i ese trabajo han in fluido en la soci edad y l a cultura donde las comunidades hebreas estaban instaladas; al mismo tiempo, ellas se dejaban contagiar por esas mismas sociedades y culturas que les ayudaban en su tarea. Si n la animadversión y el odi o esas rel aciones recíprocas habrían sido más fáciles y, sin duda, más fructíferas. Hasta el siglo vi antes de nuestra Era, Israel es un puebl o que pugna por construirse com o nación y com o reino, debatiéndose dramáticamente entre dos tendencias, la obediencia estri cta a la Alianza con Yahvé y l a tendencia a ser «com o l os demás pueblos». La primera le co locaba en un nivel que ninguna otra de las com unidades humanas había conseguido alcanzar, pues le había llevado al descubrimiento de que el hombre, criatura de Dios, ha si do dotado por Él de la capacidad intelectiva que permite adherirse a la Verdad y de la libertad que basta para acomodarle al cumplimiento de las normas que esa Verdad implica. Dios es la pura Trascendencia y sus Mandamientos reve lan e l orden que debe reinar en la Naturaleza. Éste fue el gran mensaje, válido para todos los hom bres. Pero esta aventura terminó trágicamente: el Reino sucumbi ó e incluso el Templo, signo visible de l a presencia de Dios en medio

INTRODUCCIÓN

11

de su pueblo, fue arrasado. No una vez, sino vari as. Jerusalem, despojada de su rango de cabeza del Reino, aunque no muriera la memoria de David, pasó a ser, por esencia, l a ciudad santa, «ciudad de paz» com o se insiste en recordar. La adhesión a este l ugar — «que se me pegue la lengua al paladar si me olvido de ti Jerusalem»— descubrió para él un valor difícil de comprender para los no judíos. Donde quiera que esté, el israelita tiene la mente y el corazón anclados en aquel lugar. El fracaso definitivo en los proyectos de conf ormaci ón de un Estado trajo consigo la dispersión del Pueblo; la gran mayoría de sus miembros pasó a vivir a la Diáspora, com o «exiliados» que buscaban ser acogidos por sociedades extrañas aunque s in integrarse en ellas. Como es fácil suponer el trato que los judí os recibieron fue variable, de acuerdo con l as circunstancias de tiempo y lugar. Pero todos los anfitriones que les acogieron, Babilonia, Imperio romano, Is lam, Europa, co inc id ieron en limitar la benevolencia que proyec taban otorgarles a una simple «tolerancia». El prestigio de que se rodea a esta palabra en nuestros d ías puede engañarnos, y mucho , a l respecto. Pues se tolera aquello que no se considera bueno ni su ficientemente deseable para ser amado. Fijémonos en nuestra l en gua castellana cuando hablamos del grado de tolerancia hacia la nicotina, el alcohol, l a fatiga o los vecinos incómodos. No hace aún mucho tiempo que los burdeles eran púdicamente llamados «casas de tolerancia». En los documentos medievales castellanos y refiriéndose específicamente a los judí os se decía de éstos que debían ser «tolerados y sufridos». i onas Quiere esto decir que cada una de l as sociedades anfitr otorgaba a l as comunidades judías un permiso de residencia , a cam b io de servicios económi cos o contribuciones que de e ll as esperaba , pero nada más. Se establecía así un permiso de residencia que, en su primera etapa era satisfactorio, por las ventaj as que a ambas partes reportaba. Surgía una coexistencia que, hasta e l siglo XVI , tropezaría con una barrera de separación ya que las sociedades se definían por una característica religiosa que les proporcionaba la unidad. Pasaba el tiempo y aumentaba en las pobl aciones anfitrionas un recelo ante aquellos elementos alógenos que rezaban, se educaban, vestían y comí an de manera disti nta. Las autoridades trataban de justificar su conducta protectora diciendo que esa convivencia era vehículo para que, un día, convenciéndose de dónde estaba l a Verdad, se convirtiesen. La meta pasaba a ser definida de este otro modo: la integración en la sociedad pasaba por el trámite de que los jud íos dejasen de ser jud íos y se convirtiesen en mazdeos, cristianos

12

LOS JUDÍOS

o musulmanes. Tal podría ser la verdadera «sol uci ón final». Pasaba el tiempo y crecía la impaciencia. Conforme ésta prendía en las masas populares se in iciaban calumnias a veces atroces, contra los desdichados judíos , a los que se amenazaba o hacía ob jeto de violencia si no se apresuraban a convertirse. Motines, saqueos, matanzas, se ponían al orden del día. Se hizo creer a la gente que los judíos eran, por su propi a naturaleza, enemigos del género humano y que los signos del alefato tenían algo que ver con l a hechicería. Las autoridades musulmanas y luego las cristianas, cuando los esquemas políticos maduraban, no veían otro medio de sacudirse el problema que ordenarles abandonar su territorio: bautismo o expulsión, fue l a consigna; menos cruel desde luego que l a de l as masas populares que era bautismo o muerte. De este modo desde el siglo xiv al xvi los judí os fueron expulsados de Europa — sólo al gunas excepciones, com o Frankf urt o los Estados Pontificios sobrevivieron— y empujados hacia el Este cristiano (Polonia o Ucrania) y musulmán ( Turquía), donde la evolución política se hallaba más retrasada. Las grandes Monarquías o ccidentales , sin desarmar en su odi o calumn ioso hacia los judí os — los luteranos se mostraron todavía más rigurosos— entendieron que habían resuelto el problema que se l es pl anteara. Eso no es obstácu l o para que debamos reconocer que l as aportaciones judías, du rante esa l arga convivencia, no fueran muy considerables: mucho debe Santo Tomás de Aquino a Gabirol y a Maimónides, y mucho también las Universi dades europeas a l as traducciones que actuaban com o puente. Pero en la etapa final de eliminación muchos j udí os se habían bautizado, voluntaria o involuntariamente pasando a engrosar el número de conversos. El término «marranos» — de moran ata— es despectivo. La sociedad cristiana les miró con recelo: no creía en la sinceridad de su conversión . De cuando en cuando les acusaba y condenaba com o «herejes judaizantes» que intentaban volver al Talmud , atribuido a sugerencias diabólicas. No estamos en condi ci ones de establecer una estadística, pero es seguro que una considerable proporc ión de estos conversos trataron de continuar o volver a la fe de sus mayores com o «criptojudíos». En algunos países com o Portugal, donde el bautismo se había hecho improvisadamente para impedir que se marcharan, o en Venecia donde se aparentó cons iderarles com o cristianos permitiéndoles seguir en secreto sus tradiciones, el número de estos judí os ocultos, muchos de los cuales destacaban en el campo de los negocios, fue significativo. Nos estamos refiriendo siempre a cifras reducidas.

INTRODUCCIÓN

13

El odi o y aversión al judaismo no disminuyó; simplemente cambió de dirección . Se atribuyó la infidelidad de estos ocu ltos se guidores de la religión mosaica precisamente a su cond ic ión de ju díos. De a llí se pasó a decir que e l mal radicaba precisamente en la est irpe hebrea y que, bautizados o no, eran pérfidos judíos. Así se franqueó uno de los más peligrosos umbrales : el antisemitismo. No se trataba de declarar que los jud íos eran malos porque seguían la doctrina de l Ta lmud, od iosa para el cristianismo, sino que el Talmud era malo porque era invento de los perversos judíos. Esta nue va línea, que no necesitaba del apoyo de l a religión para afirmarse, llegaría incluso hasta nosotros. La ambigüedad en l a situación se produce hasta mediados de l siglo xvm. Cuando Felipe II , en 1580, se convirtió en rey de Portugal, los criptojudíos numerosos en este país , huyeron en gran parte a los Paí ses Bajos, rebeldes contra su rey, y contribuyeron a aumentar esta resistencia protestante contra el Rey Católico. Aquí, un día> las autoridades holandesas, a mediados del siglo xvn, tomaron una decisión histórica: autorizar el retorno de estos supuestamente cristianos, a l a práctica abi erta de su religión. La conducta fue imitada después por otros príncipes de modo que en el siglo xvin l as comunidades judías, poco densas, aunque susceptibles de recibir inmigrantes desde las zonas pobres, fueron restablecidas . Algunas zonas com o España y Portugal per manecieron impermeables, si bien el conde duque de Oli vares llegó a proponer que se les readmitiera. La reconstrucción del judaismo occidenta l no mejoró las con diciones de animosidad y de calumnia pero s í la situación econó mica de los israelitas. Su superior educación, otorgada por la sinagoga y su escuela, y su necesidad de apoyarse en riqueza mobiliar ia , les hizo expertos en el mundo de los negocios . E l hecho de per tenecer a una comunidad que era supra o infranacional, com o queramos, les permitía organizar sistemas de préstamo y cambi o muy desarrollados. Los príncipes utilizaron los servicios de estos expertos que se convirtieron en jud íos de Corte. Y así surgió la fuente de muchas tensiones : entre el gran banquero asentado en Londres, Frankfurt o Amsterdam y el pobre sastre ropajero de Polonia o de Ucrania la diferencia era abi smal. En algunos judí os surgió incluso la duda de si, penetrando en esa cultura occi dental ilustrada, que pronto dominaban , no era lo más sensato olvidar el pasado ju dío, «desjudaizarse» y buscar la asimilación. El antisemitismo no desarmó: comenzaba a disponer de un arma nueva, señalando en los j udí os ambi ci osos buscadores de un dom inio sobre la soci edad cristiana. Los altos f uncionarios judíos

14

LOS JUDÍOS

com o el famoso Süss, aprendieron a sus expensas lo que significaba el recel o contra sus actuaciones. La «cuestión judía» cobraba nuevas dimensiones. En Prusia se llegó a elaborar una legislación que intentaba dividir a los judíos en varias categorías estableciendo de este m odo diferencias en cuanto a los derechos individuales que se les pod ía otorgar. Paralelamente, en el seno de las comunidades orientales, las más pobres , surgía el temor a que esa «ilustración» de los ricos j udí os se convirtiera en una amenaza para sus queridas tradiciones. En consecuencia , al decretar la Revol uci ón francesa, la igualdad de derechos, emancipando a l os j udí os de las antiguas limitaciones , estalló una oleada de entusiasmo. Los ejércitos de Napoleón fueron acogidos por los j ud íos en todas partes, con el mismo a lborozo con que en el siglo VIH lo fueran los solda dos del Islam. Pero la emancipación conceb ida por Napoleón tenía poca diferencia con la que proyectaran en tiempo los Reyes Católicos, pues l cond i a ci ón indispensable era que los jud í os se convirtiesen en «ciudadanos», es deci r, franceses asimilados a los demás, desapareciendo las comunidades y su autogobierno, porque eran innecesar ias : e l juda ismo se convertía en una religión, tute lada desde e l Estado pasando a ser los rabinos, com o los párrocos católicos func io narios que percibían sueldos del Estado. No es posible predecir qué hubiera ocurrido porque el Imperio napol eóni co fue efímero. Surgían, com o consecuencia de este reconoci mi ento de una plena igualdad de derechos, nuevos peligros para la supervivencia del judaismo. Uno de e llos, visible de m odo especial en Estados Unidos, era el de que los propi os hebreos si ntiesen la tentación de i ncorporarse a la sociedad, borrando sus vínculos con la naci ón de origen, para no ser otra cosa que americanos en una tierra de libertad individual completa. Otro, que el progreso económ ico, cultural y profesional, que la posesión de derechos proporcionaba , despertase de nuevo envidia y temor entre sus coetáneos. En todas partes anidó el antisemitismo. Los nacientes movimientos socialistas señalaron a los judí os com o creadores del capitalismo y de las grandes desigualdades económicas. En los países occidentales esta corriente no tuvo verdadera importancia, aunque estallaron brotes com o el famoso asunto Dreyfus. Pero conf orme se viajaba hacia el Este, donde fermentaban los nuevos nacionalismos, se percibía la extensión de los odios. Los jud íos eran los enemigos. Un monje ruso , utilizando com o modelo un panfleto contra Napoleón III, que nada tenía que ver con el problema, elaboró un libro, Protocolos de los siete sabios de Sión en que se suponía que un pe-

El hecho de que muchos de los líderes revolucionarios fuesen judíos. Si fuera posible sustitui r tolerancia por afecto y comprensión . cumpliendo aquel consejo de Rabbi Akiba y haciendo por los demás lo que para nosotros mismos quisiéramos. No es exacto centrarlo en la locura de un solo hombre. Los totalitarismos utilizaron el antisemitismo com o plataforma para señalar enemigos desviando hacia ell os la atención. cuanto más burda. Es. mucho se habría adelantado. Una marea de odio fue creciendo con v io lencias que se desataron a partir de 1881 con ios pogroms (matanzas) desencadenadas en Rusi a. me jo res posibilidades tiene. En este caso. más potente.INTRODUCCIÓN 15 queño grupo de expertos judíos habían trazado una misteriosa conspiración para apoderarse de la sociedad. apenas. Pero no debemos engañamos: el holocausto es tramo fina l. . de una larga secuencia de odi os que había comenzado muchos siglos antes. al contrario. el primer tramo hacia la destrucción de l judaismo europeo ejecutada medio siglo más tarde . permitió crear la otra versión: el socialismo extremo y el comuni smo revolucionario eran una parte de la conspiración judía. Muchos creyeron en todo esto: la calumnia no necesita de verosimilitud para ser creída . La doctrina ha sido presentada con nueva luz. la reflexión en los me dios cristianos —la Ig les ia estaba en lista de inmediatas represiones— ha permitido inaugurar una nueva etapa. espeluznante . No hay ningún hecho negativo que no traiga aparejadas algunas consecuencias favorables. Se dice a los católicos que deben extender a los judí os el gesto de su amor y comprensión . y con mayores exigencias.

e indica. una naci ón sobre un territorio. que es eje sustancial para ambas religiones. salvo el de Israel. Primees ro fue el llamamiento de Dios a Abraham. según la Biblia. por una Alianza (berit). Pues . de Abraham. donde se produce el nacimiento de l a conci enci a de Israel. com o co mienzo de su prop ia Historia dos acontecimientos fundamental . por medio de ese con junto de obras que llamamos. pero sus observaciones. Los investigadores pueden discutir los detalles evenemenciales de este relato.C a p ít u l o I UN ARAMEO ERRANTE FUE MI PADRE 1. lo que nos obliga a valernos de testimonios indirectos y de datos arqueológicos para penetrar en su pasado. Pero e l Judaismo va mucho más lejos : se presenta a s í mismo com o dotado de una doctrina coherente. críticas y reconstrucciones no pueden afectar a esa conciencia. dispone de una conci enci a histórica tan fuertemente arraigada y transmit ida. ya que iba a ser padre de numerosas generaciones. Pues to das las demás culturas antiguas de l Oriente Próximo han llegado a nosotros a través de tradiciones y relatos muy posteriores. Bib lia . a quien cambi ó su nombre por el de Abraham. Yahvé. del que fue despojada y al que ha regresado diecinueve siglos después de haberlo perdido . en p lura l. el derecho del . Es precisamente en la Tierra. ligada al mismo Dios. Mesopotamia y Egipto aparecen com o factores determinantes en el origen de lo que debemos llamar Israel. Descendientes. en un sentido amplio. E l segundo es la salida de Egipto a fin de que los diversos grupos gentilicios se fundiesen en una sola comu nidad. aquella que invoca también com o suya el Cristianismo. C ierto que los avances en este campo a lo largo de l siglo XX han sido extraor dinarios. Ningún pueblo . esencialmente religiosa. empleando este término en su sentido más estricto . fruto de la Alianza. pues.

18 LOS JUDÍOS Pueblo sobre la Ti erra (Eretz) no procede de haber nacido en ell a sino de la Voluntad de Dios. es preciso destacar que los hombres tienen contraída con la Biblia una deuda que no pueden pagar Los historiadores afines al positivismo recomiendan prescindir. Sobre ell a se ha edificado. Ur Casdim. en un movim iento lento . Los tropiezos del camino no deben apartarnos de la consideración general. que deje de aj ustarse a l a realidad de un tiempo. que forma la base de la conc ienci a judía. obedeci en do a una norma común a los nómadas que vivían en simbiosis con las primeras soc iedades urbanas. y por medio de un trabajo paciente. entre las muchas que pueden adscribirse a ese fenómeno de convulsión de los primeros Imperios del Próximo Oriente. en su núcleo sustanci al. ha lle gado a la Humanidad esa prodigiosa revelación que significa la creencia en un Dios único . nombre akkadio. Isaac y Jacob. no han reivindicado nunca derechos sobre Misraim o Sef arad. Abram es. desde luego. hasta hoy. siguiendo l a huella de su padre Teraj. de Ur de los caldeos. Nada hay. a qui en. Dios mismo ordenara salir de Akkad. Pero l a me moria. sembrado de obstáculos. con su padre Teraj. en este relato. de cuanto antecede a la constitu c i ón de l a alianza entre l as tribus a orillas de l Jordán . en tom o a la fecha convencional del -1200 . La expresión bíblica. significa algo pareci do á «hombre noble». puede referirse tanto a la ciudad com o al Imperio creado desde ella. com o s i se tratara de leyendas.2000». cuanto de cultura espiritual. pasaron a consti tuir una nac ión y comenzaron a acumular esa experiencia que constituye el inigualable patrimoni o de la Biblia. aparece en las tres religiones. llegó a la tierra de Harrán. que pueda compararse. Pues afirma que Abram salió. Incluso si prescindimos de cualquier referencia a la fe que. en el tránsito del III al II Milenio antes de nuestra Era. al del establecimiento de Israel en la tierra de Canaan. ri co en misericordia y a quien el Universo debe su exi stenci a. por eso los judíos. No hay ninguna consecuencia. La raíz y fundamento de todo está en l e llamamiento a Abraham. trascendente esencial. A m odo de hipótesis podr íamos establecer una relación entre este desplazamiento. en su importancia. Desde Israel. y. y l as grandes migraciones que agrupamos convencionalmente com o «movimientos de pueblos del año . Con este acto l as tribus y grupos que invocaban e l nombre de Abraham. Sucede. la const itución por Ur-nammu del Imperio akkadio que llamamos III Dinastía de Ur. pues. ética y libertad humana ha podido lograrse. con . pese a l a l arga permanencia y arraigo en ellas. no puede hacerlo así so pena de destruir su misma razón de ser. remontando el gran río.

UN ARAMEO ERRANTE FUE MI PADRE 19 esa III dinastía de Ur. emplean un nombre —amurru en akkadio. según sugieren M . a la que las fuentes egipcias presentaban com o Naharim. De acuerdo con la fe heredada. Esa tierra era ya Canaan. Formaba parte de una gran entidad geográfica que la Biblia si túa desde el «gran río» (Eufrates) hasta el «río de Egipto» ( Nilo) formando una especie de puente o pasillo imprescindible entre los tres grandes ámbitos culturales y políticos donde nacieran los primeros Imperios. te bendeci ré y engrandeceré tu nombre. granadas. Ur III constituye una especie de paréntes is . aceitunas y miel— que j unto con los productos de la ganadería. el deambular de los nómadas con sus rebaños que. Desde este punto de v ista no hay contradicción entre este gran episodio y e l viejo verso del Deuteronomio que hemos men cionado en portada. Acaba sucumbien do bajo la marea de las grandes migraciones. Sin querer extraer conc lus ión alguna parece oportuno recordar que los dos principales miembros de ella. invasiones. llegaron a instal arse en Harran. que será una bendición. higos. partiendo de la baja Mesopotamia y. sin duda. pues. cebada. fue en Harrán donde «dij o Yahvé a Abram: sal de tu tierra. haciendo de Abraham «un arameo errante». es de naturaleza divina. puede considerarse muy significativo. hayan pretendido franquear el paso que debía conducirles desde una simple delegación de la divinidad a l a declaración de que el poder. Sufría influencias. uvas. mar-tu en sumerio— que permite considerarlos. de Vaux. 2. algo que. la tierra que «mana leche y miel». Yo haré de ti un gran pueblo. Las fuentes mesopotámicas. significan prosperidad y desarrollo: era en sus partes bajas.3). . No se trata aquí de recoger resultados de una investigación histórica o arqueológica sino de reflejar una conci enci a milenaria e invari abl e sobre l a que se ha construido una visión del hombre. 12. y maldeci ré a los que te maldigan y serán bendecidas en ti todas l as familias de l a tierra» (Gn. de tu parentela. dominios. com o pre-arameos. Egipto aparece ante Israel com o un model o de uni dad. Noth y R. en sí mismo. sin apartarse de los pastos fecundos. 1. Ur-nammu y Shulgi. Evoquemos. tierra «entre dos ríos». de la casa de tu padre para la tierra que yo te indicaré. De este m odo podemos explicar el recuerdo lejano que vino a incorporarse después a la conc ienci a de los israeli tas. y bendeci ré a los que te bendigan. pero producía las si ete cosas — trigo. al referirse a los pueblos que las protagonizaron. algo que los judí os catalogarían com o «abom inaci ón».

significa púrpura. Con las costumbres cananeas aparece congruente la idea de esa especie de contrato entre la divinidad y los hombres que.todos los cua es se asocian al pri nc ip io de la fertilidad. «hasta hacerse una gran muchedumbre». cond ic ión que también se asignará a Yahvé. La primera llegada. por consiguiente. acadios. la de la estancia en los oasis y pastos de la tierra intermedia. Pero ¿qué es Canaan? Los archivos de Ugar it nos permiten penetrar en un trasfondo religioso que. Insistamos: en la conci enci a histórica que el Judaismo . Tenemos que hab l centenares de años y no de decenios. muchas de las fiestas religiosas hebreas serán establecidas com o sustitutorias de las cananeas. significará la inestabilidad mutable. Los autores de la tradición bíblica recurren al procedim iento de asignar extraordinaria longevidad a los patriarcas. en principio. Mesopotamia. sin duda. caldeos. mencionan l as fuentes egipcias — esclavos. No eran éstos los únicos dioses allí reconoc idos. Canaan era un cale idoscopi o lleno de variedades. presiden a sus tres hijos.puede haber contribuido a crear la leyenda de la riqueza extraordinario de la tierra. ha ejercido i nfluencia sobre Israel: un dios de lo alto. mitanios. er as hazañas . Israel estaba constituido antes del éxodo. en dicha tradición bí blica otra tesis que los investigadores actuales se niegan a compartir pues. Pero. de m odo que la ti erra ofrecida por Yahvé a los israelitas se hallaba directamente relacio nada con la producci ón y comerci o de esta materia tintórea. y la de a ar . dios de la muerte y del mundo inf or i . que domina la vida . nada tienen que ver con una conquista y ocupac ión del territorio. y l a estancia en Beerseba. en donde aparece el nombre de Israel aplicado a Jacob. exige que los sacrificios sean perfectos. de l permanencia en Egipto. Baal. según aquell a. Por ejemplo se menciona a Kotar. Largos siglos tendríamos que situar entre el momento de l a part ida de Abraham y la salida de Egipto. con sus Imperios cambiantes. Son dos temas distintos. aceite. madera de cedro. El cuantioso bot ín que. Existe. buscando un equilibrio temporal entre dos etapas. al mismo tiempo.20 LOS JUDÍOS fuerza. Isaac y Jacob. estabilidad dignas de imitación. Antes de que Israel la unifique. cobre—. a quien se hace morir en Egipto.y Anat . grano. Mot. Cananeo. hitti tas. en el con texto bíblico. piedras preciosas. y su consorte Aserá. asi ri os. en sus campañas de expansión. por ejemplo. dios de los oficios. Ilu (Él). diosa de a l belleza y de l l . la trad ic ión bíblica necesita asignar ese primer tiempo a tres personajes s ingulares. y era l a consecuencia de un crecimiento natural de la pobl aci ón. Abraham.

Ahondemos un poco más en esta conciencia . sin que esto signifique restar ni un ápice al val or de l as investigaciones recientes .UN ARAMEO ERRANTE FUE MI PADRE 21 tiene de sí mismo. para los fines de nuestro trabajo importa mucho no olvidar lo que el Pueblo de la Alianza pensaba de sí mismo. Es importante no perder de vista esta tradición. inmediatamente anterior a la absorc ión de las tribus por Egipto: «No te llamarás ya en adelante Jacob. sino Israel. hasta situarse en las orillas del Jordán. con independencia de los datos que la i nvestigac ión proporciona. 32. los i sraelitas han insistido en l a necesidad de conservar la pureza de su fe mediante el rechazo de matrimonios extranjeros. Se trata de una conci encia que el cri stianismo ha recogido. Estas ú l timas coinciden con l a tradición bíblica en señalar la conci enci a rel igiosa.29). No parece que puedan oponerse argumentos sólidos y fehacientes a esa línea que subyace en dicha tradición. insignificante si se . Más tarde y com o consecuencia del declive de ese Imperio que llamamos «nuevo» . El epónimo a que se acude para explicar el origen de l as tribus corresponde a una etapa final. Los hijos y los nietos de este patriarca proporcionarán luego los epón imos para cada una de las tribus. pero en la conciencia firme de l tres religiones . Henri Cazelles llama l a atención sobre el término empleado en la Biblia. Desde un tiempo muy remoto. nómadas procedentes del Creciente Fértil se instalaron en Egipto en donde serían luego en parte expulsados y en parte sometidos . pues has luchado con Dios y con hombres y has vencido» (Gn. y punto de partida para quienes adoran y sirven a Yahvé/ Dios. 3. Debemos recordar l a expl icación que. las doce tribus se originan en los hijos y nietos de Jacob/Israel y no son resultado de ninguna especie de anfictionía. emprendieron una emigración a través del desierto del Sinaí. Tiene alguna relación con «haber visto a Dios cara a cara» y con su con secuencia de hallarse en presencia de Dios. siglos más tarde. retrospectivamente se daba de este episodi o capi tal. Como con secuencia de los movimientos de pueblos de la primera mitad de l segundo Milenio. porque estos provocaban un desvío desde la obediencia a Yahvé al culto de los ídolos. Al pequeño grupo de descendientes de Israel. esos descendien tes de arameos. «simiente (zerá) de Abraham» y sobre el hecho de que ninguna tribu lleve su nombre. instalados en la frontera. Abraham no es e l padre de una tribu sino de to as das. incluyendo a los descendientes de Ismael. No entraremos en discusiones eruditas acerca de l a realidad del rel ato evenemencial que nos hace la Biblia.

agrupación de cla nes y tr ibus en tom o a l santuario de Siquem y el culto al dios Yahvé . Recientemente G. suficientes pruebas circunstanciales que obligan a admitir que el Pueblo pasó por un l argo período de nomadi smo antes de que pudiera constituirse como . El desvío de esta misión. desde el exteri or. que es en la actualidad generalmente admitida. En general los exégetas protestantes alemanes. acarreaba severos castigos.22 LOS JUDÍOS le compara con los grandes Imperios coetáneos. só lo a Él. que debía ser estrictamente obedecida. Una prodigiosa si ngularidad asiste a Israel ya que posee un relato preciso y detallado de sus orígenes históricos. un guía religioso. En esta línea A. Ahora bien. Mendelhall niega incluso que se haya produc ido ningún tipo de conquista. hasta culminar en l a dispersión. Entonces Dios suscitó. Esta doctrina ha pasado í ntegra mente al cristianismo. En el curso de este . no puede haber sido inventada en lo que constituye su línea esencial. Esta postura ha tenido enorme influencia sobre otros investigadores. Dios habría sellado con Israe l una alian acontecimiento cl ave za (berit) entregándole una Ley. la emigración a Egipto y luego e l éxodo de un Pueblo ya cons tituido. en consecuencia. en la forma en que ahora la poseemos. ¿es verdadero? Es preciso admitir que la tradición bíblica . le sacó del país del Nilo para ll evarlo a la t i erra destinada y prometida por e l mismo Yahvé (Eretz Yisrael) que «mana leche y miel». La dificultad de estas hipótesis radica en que sus autores no pueden aportar ningún argumento documental. de ese mismo pueblo. Oprimido por los faraones de Egipto. Alt y M. podí a rendir culto. de la salida de Mesopotami a* la organización de los diversos clanes por la acc ión de los patr iarcas . la idolatría. norma de conducta . entre prodigios y portentos. es dec ir . se con formó en época muy tardía. su situación se había tornado insostenible. a partir de Wellhausen y su escuela. en la Biblia. Dios le había escog ido para convertirlo en «parcela de su heredad» y depositario de su Revelación. que responde a una fuerte conci enci a histórica. . de que Israel se constituyó dentro de Canaan com o una anfictionía. Llegaron incluso a considerar a los patriarcas com o simples personificaciones de antiguos mitos . Noth llegaron a l a conclusión. e l salido de l as aguas cual. según reve l a su prop i o nombre. de modo que todo es producto de un razonamiento subjetivo. adoptaron una actitud radicalmente negativa: todo es pura invención tardí a. Hay. ese esquema que todos hemos aprendido. A ellas opone l a escuela de Albright que esa tradición bíblica. Moisés .

e l padre . Es verosímil pensar que l a consolidación de las tri bus anti guas hayan tenido lugar en la época de los amorreos (amurru) a quienes algunas veces los autores posteriores confunden con los arameos. A lcambiar de nombre se enriquece también e lsent do i . sin duda. el cual ex ige aceptar el relato b íb lico en su sentido literal. Los is raelitas no deben ser contemplados com o una etnia. Il-abi («dios padre») por su relación con os l hombres. unidad inicial desde la que se pasó a una fragmentación que llegó al máximo en la época de los Jueces. que tuvieron que abandonar Egipto desde el -1580 y en las guerras a que dio lugar l a expansión militar de la XVIII dinastía que alcanzó hasta el Eufrates. había tenido que morar durante siete años entre los hapiru antes de recobrar e l trono. ¿Son los hap iru. da la bendición. No era necesaria la consanguineidad para que dos tribus se unieran: bastaba con clavar la espada en tierra y prestar el juramento para crear ese vínculo especial. Abram es un nombre re lat ivamente frecuente en el ámbito mesopotámico del II Milenio y puede traduc irse com o «dios ama». hebreos? . De acuerdo con la tradición bíblica.UN ARAMEO ERRANTE FUE MI PADRE 23 comunidad sedentaria. y ama al hom bre. el Dios de Israel comenzó siendo e l personal de Abraham. De modo que todo encaja bien en esa doctrina esencia l para e l judaismo y e l cr ist ianismo de que Dios es padre . En el origen está. además. En una estel a de Idrimi. que rea liza los sacrificios . Ignoramos el papel que hayan pod ido desempeñar los antepasados de Israel en la invasión de los hicsos. Los «bené Yi srael » se definen a sí mismos como miembros de doce tribus di sti ntas referidas en común a un solo epónimo . error nada extraño s i pensamos en la sucesión histórica que se produjo . pues Abraham quiere decir «el padre es exal tado». E l nómada v i ve s i empre en una especie de simbiosis con poblaciones sedentar ias . creador de todas las cosas. Hubo. recordando indirectamente al dios de Ugarit. ben ‘Ameb . que se corresponde con acontecimientos históricos bien c o noc idos. No debemos incurrir tampoco en el otro extremo que indica la escuela de Yehezke l Kaufmann. este monarca recuerda que. habiendo tenido que sali r de su país . conduce al combate y negocia los matrimonios. sobre la curva del Orontes. rey de Mukish. Cada tr ibu cuenta con un je fe natural. De este m odo no es vinculante el linaje. pasando luego a sus descendientes y después a todo el pueblo tras la salida de Egipto. datada entre -1550 y -1500. nómadas —lo que no significa grandes desplazamientos sino muda en los pastos— su economía ganadera no l impedía adquir i es ral gunas veces campos. mencionados también en otros lugares. que equi val e a un parentesco estrecho. la tribu.

. 4. sobre todo. parecen confirmar el su puesto de que.1364) aparece una menci ón que resu l ta i nquietante para los l S i na í o a l investigadores: «el país de Sus IHV (A)». lo que parece confi rmar el sentido de los textos bíblicos posteriores cuando se atribuye a l a ci udad una madre hitita. refiriéndose a Negueb. Gordon y Eissfeldt. Glueck.1402. fehacientes aunque difíciles de interpretar. «Mira. Su memoria aparece envuelta en relatos legendarios tan comp le jos que re sulta d ifíc il separar lo que en ellos existe de verdadero . al que de esta manera ha convertido en instrumento religioso. Mesenia. En esa misma ciudad de Jerusal em. Todo es dudoso. lo que enmarca cronológicamente esos orígenes de Israel con los dos grandes hechos que inauguran la historia de Europa. el P recom iendan situarse en la primera mitad del II Milenio a.C.24 LOS JUDÍOS En una prolija relación geográfica del faraón Amenhotep III (. Al. pero el hecho de que los patriarcas empleen e l asno en sus desplazamientos. f Los patriarcas son presentados. la civili zación micéni ca y después su ruptura. y reflejan una real simbiosis que desempeñó papel muy importante en el Oriente Próximo entre las dos economías de los sedentarios establecidos en ciudades y de los ganaderos en su tomo. que los datos do cumentales menc ionados parecen con firmar aproxi mándose a la época de Eli Amarna. al lado de cananeos. Micenas y acaso Ilion. No tenemos ninguna echa f en que apoyarnos antes del s g i o l x ii . Pocos años más tarde en el archivo de Tell Amarna. Todas estas noticias. ya que ese término recuerda el tetragrammaton de Moisés. je fe militar de Urusa lim (Jerusa lem) pi di endo a Amenhotep IV (Ekhnaton) el envío de refuerzos. Cuando se libera al relato bí bli co de adherencias y anacronismos com o esa de . Speiser. tras la compl eji dad de l as noti ci as existe un ondo indudable de verdad.Se señalan anacro nismos com o hablar de camellos que no fueron domesticados hasta esa centuria. De Vaux y el exegeta jud ío Ysivin bright. baj o dos aspectos que se incorporan definitivamente a la conci enci a de los israeli tas: son portadores de la alianza que Yahvé ha establecido con su pueblo. pero la mayor parte de los investigadores actuales siguen la op in ión de Kaufmann . En este importante documento se mencionan Nauplia. corresponden al tiempo de los Patriarcas. lo que ocurre es obra de Milkili y obra de los hijos de Labaya que han dado el país del rey a los hapiru». son menci onados hititas. se encuentra una carta de Abdi Jepá.

de imaginación novelesca por parte del autor sagrado sino de acomodo a las costumbres del tiempo y de la sociedad. que son posteriores. No se trata. según demuestra la coincidencia de ciertos nombres com o Abram. Mambré tendrá categoría de importante mercado hasta la época de San Jerónimo. E l cuadro de vida que se describe en los primeros Libros de la Escritura responde muy bien a lo que los archivos que se van descubriendo e interpretando. Los documentos del archivo de Mari. si n duda. carente de hijos. La estancia en Egipto es una noticia que aparece únicamente en la Biblia. 5. una especie de parentesco entre los semitas occidentales que gobernaban en Mari y los hebreos. vari as ci udades cananeas se estaban construyendo en esas llanuras. aunque los papiros revelan que eran frecuentes las inmigraciones desde Canaan por parte de pob lac iones nómadas. simplemente. revi sten mucha importancia para el conoci mi ento de los remotos orígenes de Israel. aparece ante nuestros ojos com o más real. con sus familias y sus ganados estaban recorriendo las montañas. Existió. Jacob. por ejemplo. Por el tiempo en que se supone que los patri arcas. cuando Abraham. la venta de la primogenitura por parte de Esaú. mencionadas en la Biblia com o residencias de los patriarcas. se hallaban en estrecha relación con Egipto. por tanto. piensa reconocer a su servidor Eliezer com o heredero. o los de Sarai y Raquel que entregan la criada al marido para tener por medio de ella descendencia. que en efecto. creando en consecuencia monumentos o santuarios que estaban en uso durante varias generaciones. Los correspondientes a Nuzi. que f ormaba parte del Imperio de Mi tani. a veces.UN ARAMEO ERRANTE FUE MI PADRE 25 hacer de los amurru arameos. Li a. com o la historia de Sara nos recuerda. en los cementerios de las ciudades con que se relacionaban. Pues los documentos exhumados nos revel an que ci ertas noticias bíblicas respondían a costumbres que estaban en vigor como . Labán o Ismael. com o nos recuerdan todavía los l ugares santos que en la tierra de Israel se señal an. una vill a cercana a l a ciudad amorrea de Kirkuk. Por ejemplo. que corresponden a los siglos XIX y xviii antes de nuestra Era . los pueblos seminómadas del Próximo Oriente enterraban a sus muertos a lo largo del cami no y. un simbólico plato de lentej as. los valles y el desierto del Negueb. así com o la presencia de semitas sometidos en condi ci ón de es- . Abundan los testimonios arqueológicos y literarios que vienen a con firmar el ambiente que en aquél se describe. mencionan com o ciuda des cananeas las de Harran y Najor. aunque en este caso el preci o f uera.

su simiente. que es el último de los faraones de la di nastía XIX. ante un momento crucial en l a Historia del Mediterráneo. no es absurdo suponer que l a trad ic ión hebrea apunta a Ramsés II (1290-1224) cuando se refiere al araón que opr i mi ó a los srae tas : Pitom y Rameses co i nc i den def i li masiado de cerca con Pe(r) Aton y con la nueva ciudad que el famoso soberano quiso erigir en su frontera oriental . queriendo conmemorar su victoria por med io de una estela que se ha conservado hasta hoy. Si los cálculos de Sterli ng Dow son correctos. Por eso algunos investigadores prefieren referirla a Me-. extranjería. «ibri» en a Biblia. no indica ninguna definición étni ca.). en último término. 11 — «pusieron sobre ellos capataces que los oprimiesen con onerosos trabajos»— parece coinci di r con la realidad. amado de Amon). no fue. I. no». Pero se trata de una cifra puramente convencional. en . ru. Ramsés III (1198-1166). Pe(r) Ramsésmiamun (Casa de Ramsés. renptah (1222-1214) de quien sabemos que hubo de combatir duramente la rebelión de l as ciudades cananeas. La opresión y el exilio no tienen que coi nci di r necesariamente. pues. en consecuencia . La salida de Egipto. susceptible de ser identificado con el de hebreo. A ella pertenecen estas palabras deci si vas: «Israel está desolada. Hebreo. Estamos.C. Éxodo. era situada por los autores del Libro de los Reyes doce generaciones antes de la consagrac ión del Primer Templo (970 a.26 LOS JUDÍOS clavos o mano de obra. por otro lado resulta difícil saber qué se entendía por una generación. parece significar inferioridad y. El nombre de apiru o habi. valorada con prodi gios que tendían a demostrar que se cumplía la voluntad de Dios por encima de la de los hombres. A m odo de hipótesis se formula com o dato —y sobre él muchas imaginaciones han pod ido volar— que el éxodo haya tenido lugar durante el gobierno de Ramsés. que fue un esfuerzo agotador para las ciudades micénicas abrió paso a las invasiones de los que los egipcios llamaron «pueblos del mar» porque éste era el vehículo que utilizaban. Muy importante es la carta de un funcionario de Ramsés II en la que se hace referencia a «los apiru que transportan piedras a los grandes pilonos de Ramsés». si b ien los exegetas tropiezan con el inconveniente de que la Biblia habla de la muerte del opresor y conocemos bien las circunstancias de l fallecimiento de este famoso monarca . nombre que los i l srae li tas se dieron a sí mi smos sino un calificativo ajeno. com o doce son las tribus y doce las puertas de Jerusalem. l a guerra de Troya. De m odo que el versículo de Éxodo. en condiciones de inferioridad.

De cualquier m odo no hay razón alguna para rechazar l a noticia de que se produjera esta segunda salida en el siglo xm o xn a. Con ella entramos en l a que constituye ya la Historia de Israel. replegándose para asegurar los pasos de Suez. normas y ritos). una liberación para la que Dios se vale de tres héroes. que puede corresponder a la expulsión de los hicsos. llegados en el momento de l a invasión de los hicsos y todavía mucho tiempo después. una que utiliza el camino que siguieron después los filisteos. Pero en l a conci enci a israelita el Éxol o de la libertad otorgada por do (yetziat mitzrayim) es «un sí mbo Dios y un factor importante en la con formaci ón de la conci enci a religiosa de Israel» (Verwlobsky). La expresión comúnmente utilizada para ref eri rse al éxodo es «subir de Egipto». que los autores bíblicos convierten en filisteos. Askalón y Asdod. Punto de partida para el nacimiento de l Pueblo. No se trataba de un aconteci mi ento de suficiente entidad com o para que lo recogieran otras fuentes. también dejaron libres a los arameos para golpear en la frontera establecida. desde la época de Seti I.C. Lo m ismo sucederá más tarde con la Diáspora. custodiaban rigurosamente la frontera. que datamos en tom o al 1190 relata cóm o obtuvo una victoria decisiva sobre estos agresores . la tradición nos informa de que Efraim ha nacido en Egipto y de madre egipcia. ya que tenemos pruebas de l a exis tencia de grupos semi tas.UN ARAMEO ERRANTE FUE MI PADRE 27 una estela conmemorativa. especialmente en Gaza. a todos los cuales se hace morir fuera de Israel. donde erigieron ciudades que. eran autónomas: el nombre de los invasores. que sumergen Grecia ba jo el empuje de los dorios. pues. Egipto hubo de abandonar el país de Canaan. cercano a la costa. ha llegado hasta nosotros com o una denominación de Palestina. Pero las invasiones del 1200. Probablemente se unen dos tradiciones en este gran acontecimiento y por ello se señalan dos mtas. 6. No sól o hemos de tener en cuenta que Moisés es nombre judí o. tras la cual se instalaron en la costa. aun formando una confederación. Se trata. Aarón y María. pulesatim. Moisés. la entrega de la . de un ascenso. y otro que se acomoda a l mode lo de una huida de los trabajadores forzados que tuvieron que uti lizar la ruta que rehuía la vigilancia de los puestos fortificados que. se inscribe en tres deci si vos acontecimientos: la terrible y brusca i rrupci ón de Yahvé ( por eso l a Torah sitúa aquí la promul gaci ón de leyes. No es posible negar la estancia en Egipto.

La Biblia insi ste en que. y la el ecci ón de ese mi smo Pueblo con quien Dios establece su alianza (berit). en las dos orillas de l Jordán. esencialmente religiosa. Las noticias de destrucción de ciudades en medio de las turbulencias que siguen a las invasiones del 1200 están arqueológicamente comprobadas. La Jericó clásica . con veinticinco años de distancia en sus trabajos. Hay. constituyendo en consecuencia una crón ica en general fidedigna. según las escuelas que antes hemos mencionado . co inci den en señalar. que la infiltración desempeñó un papel mucho más importante que la conquista y que el «erem» o destrucción de los moradores es una figura literar ia . lucha enconada pero que esto no nos autoriza a admitir e l relato b íb lico ya que en él se incluyen referencias a acontecimientos posteriores. fue conquistada por Josué . no puede ser la que . Mendenhall. William E Albright se inclina a pensar que hubo . constituyendo una anfictionía en . dentro del siglo xin a. de mediados de l segundo Milenio. en estas noticias — el Libro de Josué se contradice . Formulan entonces la hipótesis de que las tribus se habrían formado espontáneamente en el territorio cananeo. según la Biblia. tras una l arga demora en el desierto.28 LOS JUDÍOS Tierra prometida. pero no es tampoco absurdo suponer que . sometiendo o destruyendo las poblaciones a llí establecidas. com o en Troya. dirigidos por Josué e l efraimita proced ieron a la conquista de la tierra de Canaan. A. Así Yitzhak Kaufmann sostiene que el Libro de Josué fue redactado en fecha muy próxima a la de los sucesos de que se ocupa . Los abundantes datos arqueológicos nos demuestran que la conso lidación de Edom y Moab com o reinos se produ jo con posterioridad a la instalación hebrea en Canaan. hasta hoy . Noth. hasta chocar con la barrera que significaban las ciudades fortificadas de los filisteos.G. de acuerdo con datos arqueológicos. Alt y M. han considerado com o legítima prop iedad— ha sido interpretado de muy diversas maneras . que parte de una base real — los israelitas se hicieron dueños de un territorio que. sin duda. El epi sod io histórico. l emigrados . que ya formaban doce tr i os bus . se niegan a admitir que esta tradición. Algunos historiadores. se haya produc ido en aquel lugar una superposici ón de ciudades. contenga ninguna noticia histórica y proponen rechazarla radicalmente. Se incorporan al relato muchos detalles secundarios de carácter et io lóg ico que no impiden sin embargo que admitamos la veracidad sustancial del hecho de la instalación de los grupos israelitas en la tierra. aproximándose al punto de vi sta que ya f ormulara A. C. com o también otros relatos posterióres— una especie de simplificación de acontecimientos que fueron mucho más complejos.

indudablemente. Fijándonos en los cuatro grupos af ines. m isericordioso — en . aquel que proclama la palabra que Dios le confía. hayan simplifica do e l proceso de asentamiento . posteriormente también Béthel y Siló habrían sido reconocidos com o lugares santos. Creer o no creer en la veracidad de ésta. En cualquier caso quedan los resultados: Israel aparece en los últimos siglos del II Milenio en ese espacio terr itorial del que se había retirado. por su mediación. Es bastante probable que los autores de l relato b íb lico. Llega rá a ser reino en las postrimerías del siglo XI sin que sus titulares puedan pretender otra cosa que ser instrumentos en el servicio de Dios. Ningún testimonio puede aportarse en favor de esta última propuesta a la que se adhieren los investigadores que se mueven dentro de la metodología del materialismo dialéctico ya que permite prescindir de cualquier coordenada religiosa. en esa hora crucial para el mundo que forma el tránsito de los siglos xm al XII. infinito. incluyendo la tartamudez . Wellhausen a princ ipios de l siglo x : ¿por qué la trayectoria histórica de Israe l es tan d ist inta. inventar una nueva narración para sustituir la que poseemos. su tarea. la conci enci a de una relación entre él y Dios. no . Y Yahvé no puede ser representado por ningún ídolo. consistió en dos cosas: transmitir a Israe l y. un profeta. Ateniéndonos a términos exclusivamente humanos . a veces diametralmente opuesta a la de los pueblos que f ormaban su entorno? Una muy frágil estructura política ha servido de base para la aportación probablemente más importante para e l futuro de la Humanidad. Queda en pie . al parecer definitivamente la administración egipcia. úni co. No disponemos de fuentes alternativas que nos permitan cotel jar a narración bíblica. que forman com o la proyecc ión del movimiento de los arameos so bre una zona que la ruptura de los Imperios dejara vacía. esto es . com o era normal. de m odo que cualquier decisión que se tome g ira en tom o a una especie de acto de fe . s in duda largo y en var ias olea das . comprobamos que los edomitas. Israe l. siempre. preocupados por transmitir una enseñanza religiosa.UN ARAMEO ERRANTE FUE MI PADRE 29 tom o al santuari o del dios Yahvé en Siquem. la pre gunta que ya se formulara J . sin em bargo. a todos los hombres. No tenemos motivos para dudar de la historidad de la persona de Moisés. 7¿ . No es lícito. moabitas y amonitas no tardan en constituir reinos con sus acostumbrados ídolos locales. que aparece descrito en términos profundamente humanos . todos sem itas. en e l sentido en que se em pleará esta palabra en Israel y en el cristianismo primitivo. Fue . providente.

les alimentó con maná y codornices en e l desierto . crear un reino. todos . sino en conservar la fe y servir al mismo Dios. En realidad que soy. Mej or diríamos de los libros . dueño de ell a. Este Pueblo era. desde la sa lida de Egipto hasta la instalación en Canaan. socorr iéndo los durante cuarenta años.30 LOS JUDÍOS eso consiste precisamente la religión— y un regalo. Todo esto comportaba una pesada carga en la obed iencia a la que Israel en ocasiones se resistía: pues no estaban llamados los hebreos a ser un pueblo com o los demás. pues. se trataba de una donac ión incluida por Dios en la Alianza cuyo signo externo aparece. que es. la Biblia se hace eco de la existencia de un sordo espíritu de revuelta contra ese destino. Los cimientos para l a futura acci ón del judaismo. Todos los seres reciben de É no estamos absolutamente seguros de cóm o debe pronunciarse el inefable nombre de Yhwh. sus apóstoles y primeros discípulos fueron. Las victorias militares no son atribuidas al genio de gloriosos conquistadores sino a la Voluntad de Dios. Yo soy e l l su existencia . En la conci enci a histórica israelita l a Ti erra sobre la que se construye Israel. había convertido a l «arameo erran te» en un pueblo potencialmente sacerdotal. conquistar países. 8. que todo cuanto había sucedido. Sephari m en la hebrea. Biblia en la versión griega. Dios había escogi do com o «su heredad». Una tradición de siglos hace de Moisés el in ic iador de la Escritura Sagrada. adorar a dioses provistos de imagen y por ello más familiares y cercanos? Moisés era el hombre cl ave. precisamente. dominar o enriquecerse . ¿Por qué no ser com o los demás pueblos. sino un «vaso de elecci ón» cuya tarea no consistía en conquistar. integrados en el Pueblo . abrió las aguas del mar Roj o para que pudieran cruzar a pie enjuto . asentado sobre una Tierra. se alude a él com o «dura cerviz» . No es extraño. aquel que si n mérito alguno por su parte. Ahora bien. en cada miembro del Pueblo. revelación acerca del orden que existe en la Naturaleza. No es oc ioso recordar que Jesús. Yahvé . a quien había visto «cara a cara» se l había de f e inido com o esencia pura . no fue producto neto de una conquista. la Torah. estaban ya establecidos. Cerrando el círcul o que se iniciara en Harrán . se albergara en la conc ienc ia hebrea con los rasgos de lo milagroso: Dios había desencadenado las plagas para obligar a los egipcios a libertarlos. esto es . Dios. a través de la circuncisión de los varones. Israel es el Pueblo del Libro. al mismo tiempo. «circuncisos».

Samuel. divididos en dos partes (Primeros Profetas. completan l a variada memoria de Israel. en l a mayor parte de los casos. que San Jerónimo tradujo. Los judíos llaman ordinariamente Tanaká a los libros que los cristianos llamamos Antiguo Testamento para diferenciarlos de esos ve intisiete que constituyen nuestro Nuevo testamento. l a Biblia utiliza un hebreo clás ico que. Los Nevi im (Profetas). Ezequiel y los doce menores) contienen la dispensación paulatina de la Verdad a ese mismo Pueblo. a orillas del Mar Muerto. Tanto las Escuelas rabínicas com o las enseñanzas cristianas aceptan que puede atribuirse a Moisés parte de la Torah . Entiéndase bien que no se trata de decir que él la escribiera sino que sus enseñanzas han sido recogidas y transmitidas fielmente. algunos hallazgos y.UN ARAMEO ERRANTE FUE MI PADRE 31 ya que el término griego que todos empleamos es pl ural. contiene los 613 preceptos por los que e l Pueblo debe regirse así com o la exp licación de toda esa trayectoria que aqu í hemos sintetizado. han permit ido comprobar la fidelidad con que el judaismo ha sido capaz de conservar un texto. esto es Isaías. La historiografía rac io na lista del siglo XIX. por consiguiente. Conviene insistir en que un profeta no es. demuestra excelentes escritores que empleaban la prosa y e l verso. que en griego pasa a ser Pentateuco . reconocen com o canón icos algunos libros a los que los jud íos niegan tal condi ci ón. cerrándose con el texto apocalíptico de Daniel. desde la Creación del mundo hasta e l asentamiento en la Tierra. los manuscritos exhumados de las cuevas de Qumram. Torah (Instrucción. ya que aquellos eran poseedores de l a hebraica ver it as . de modo que la Mishná (repetición ) no ofrezca dudas. al acudir a la versión alejandrina llamada de los Setenta. ha criticado con mucho empeño . de manera especial. Jeremías. Tal nombre está formado por las iniciales de los tres cuerpos de escritos esencialmente diferenciados entre s í. Salvo algunos pasajes en arameo. es decir. que se sent ía apoyada por las nuevas corrien tes de la llamada teología liberal. Los Ketuyim (Escritos) con un total de 11 libros . Conviene advertir que e l cristianismo . Jueces. depurándolo cuidadosamente de cualquier adherencia circunstancia l y transmitiéndolo de generación en generación . adivino del porvenir sino e l que recuerda y advierte sobre las consecuencias que se derivan de la desobediencia a los mandatos de Dios. Reyes . razón cuando acudían a los maestros judíos cuando necesitaban depurar sus versiones at l nas i . Segundos Profetas . en modo alguno. En los últimos tiempos . Los teólogos cristianos medievales tenían. Josué. Ley).

com o precedentes. la otra formada por los Paralipómenos (Dtvrei ha. Una de las dimensiones de la Biblia se encuentra en la narrac ión histórica: pretende de este m odo moldear y conservar la con ciencia del propi o Pueblo. presenta un texto nuevo de su prop ia invent iva. a la que se añadieron. La segunda es más reciente. Hecho clave y punto de partida es la elección: Yahvé/Dios ha escog ido una parcela reducida de la Humanidad para convertirla en depositaría y transmisora de un mensaje que contiene la declarac ión de una fe absoluta en ese mismo Ser Trascendente. en su identidad. aunque enemigas. A este objeto. Cuando se comparan con escritos coetáneos del Oriente Próximo.32 LOS JUDÍOS el valor que puede otorgarse a la Biblia en cuanto fuente histórica. la de Samuel y Reyes parece un produc to más cercano a los sucesos de que se ocupa. se reunieron dos series parale las de relatos cronísticos: una constituida por el Libro de Samuel y de los Reyes . a veces muy radicales entre sí. El historiador no puede prescin dir en manera alguna de esta conciencia . po niendo los acontecimientos al servicio de una enseñanza religiosa. Es cierto que. con protagonismo sacerdotal y prolonga la narración de los sucesos hasta la época de Ciro. fuera de ell a. Josué y los Jueces. es descubrir y valorar los elementos que han llegado a integrarse en el ju daismo. y posteriores. posee mayor riqueza en los detalles y se interrumpe en el momento de l a liberación del rey Joachim por Awil Marduk. recientemente.Yami m) o Crónicas propiamente dichas que se continúan por Esdras/Nehemías. pero esto reduce la cuestión a esta simple disyuntiva: podemos admitir o rechazar lo que esa tradición singular nos ofrece . en el siglo vil a. En otras palabras: es necesario comprender bien cuál es la conc ienci a que Israel ha tenido y tiene de su propia misión.C. La primera tiende a parecerse a los escritos proféticos. se comprueba la enorme superioridad de los autores hebreos . Cristianismo e Islam que. Prácticamente en todos los Libros que f orman . mientras que la segunda da más peso al conteni do histórico y trata de organizarse en tom o a la Casa de David. esto es . una tercera postura que es aquella en la que el exegeta o historiador se erige en j uez y . en una época relativamente tard ía . comparten un núc leo esencial de Verdad revelada. De ambas ser ies . Sobre ella se apoyan las tres religiones. Se ha producido. carecemos de noticias acerca del antiguo Israel y su circunstancia. Incluso en momentos de muy radical enemistad subsisten los puentes por donde circulan l as influencias recíprocas . No es una so lución correcta. Judaismo. tras decidir qué noticias deben ser admitidas y cuáles recha zadas . Lo que al historiador importa. sobre todo.

tampoco puede sostenerse. No hemos de entrar en esta cuestión aunque en un determinado as pecto afecta. que no pueden considerarse anteriores a l 850 — acaso e l 750— y que se distinguen entre sí porque dan a Dios nombre distinto. De cualqui er-modo el objetivo que se perseguía por We ll hausen y sus continuadores. Wellhausen estableció una hipótesis que ha servido de fundamento para muchos debates entre los hebra ístas .622. un momento en que el idealismo hegeliano dominaba de modo general en las Universidades alemanas y en que se estaba difundiendo solapadamente una tendencia antijudía por algunos es cenarios europeos. Pues los métodos de la Antropología cultural y de la Historia comparada de l as religiones. y mucho. demostrar f al ta de originalidad en e l pensamiento y la fe judíos. A l Torah o Pentateuco se i a ncorporaron dos documentos sacerdotaes l . En 1914. a nuestro trabajo. demuestran que es imposible explicar e l radical monoteísmo de Israel por influencias exteri ores. o se trata de fijar l a redacción del mismo copi ándo lo o adaptándolo de nuevo? El descubrimiento y análisis de cuerpos legal es y documentos de otros pueblos orientales nos reve l a que los preceptos e instituciones reflejados en l as partes supuestamente más antiguas de l a Biblia coi nci den con los de sus coetáneos. Pues el prof esor alemán afirmó que e l texto de la Biblia que ahora conocemos fue redactado en el momento de l a l lamada «reforma de Josías» el año . Elohim en el otro. Este aspecto de l a cuestión revi ste singular importancia a l a hora de enfrentarse con el gran problema que significa la Conformac ión de l a conci enci a judía. De m odo que si se hizo una puesta en l impio de escritos anteriores no tenemos por qué suponer que se tratara de una redacción ex novo. J. ya que se trata de unas categorías que fuera de él no se daban. Yahvé en un caso. com o e l texto bíblico pretende. No estamos en condi ci ones de dilucidar la cuestión que muchas veces se pl antea: ¿ese texto que e l rey Josías hace leer el 622 fue simplemente encontrado. Tampoco parece ser el resultado de una simple evolución cultural interna: en los s ig l os ante riores a Josías la resistencia al mandato de Yahvé se había hecho .UN ARAMEO ERRANTE FUE MI PADRE 33 la Escritura pueden hall arse importantes noticias de considerable valor histórico para el reflejo de modos de vida y de pensamiento. en paralelismo estrecho con lo que ha venido a significar el helenismo. Wellhausen acababa mostrándose categórico : todos los libros fueron redactados en fecha posterior a la indicada de modo que la tradición bíblica debe reputarse como reciente. No veí a inconveniente en admitir que se hubiesen incorporado a ese texto base algunos fragmentos deuteronómicoS antiguos.

f minado por el mundo pagano circundante. cósmico-universal». A los historiadores importa mucho no perderse en los pasillos de un debate sin fin. y. Se trata de un enómeno normal. pro fesor de la Universidad hebrea de Jerusalem. no deterl : «La religión monoteísta. montarse a muchos siglos antes de que se pusiera por escrito en la orma en que ha llegado hasta nosotros. acerca de cóm o fue compuesta la Biblia. El monoteí smo hebreo es más compl ej o y se encuentra a mucha distancia por encima de las más elevadas reflexiones que entonces pudieran producirse. concreto y fundado sobre argumentos demostrables. relaciones cultas que son posteriores a los episodios relatados y a las circunstancias en que se formularon las enseñanzas. lo explica con estas precisas paabras enómeno original i srae l í. Abraham Malamat. b) se aprecia en ella una continuidad que es consecuencia de la firmeza con que se ha sostenido la conci encia religiosa. Dejan esta tarea a los escrituristas más expertos. se apoya en una concepc ión polarizada de Yahvé com o divinidad nacional y. f . incluyendo en ta l es oríge f nes el tiempo de Moisés. En este momento hay tres afirmaciones compartidas por la inmensa mayoría de los especiastas a )a reli : l base inicial. de natura eza l jurídica y teológica puede .34 LOS JUDÍOS más fuerte. Saben que es imposible disponer de un esquema claro. convencidos de que se van dando pasos que permiten aclarar muchos puntos. seguramente. c) hay. al mismo tiempo. arraigada en un pueblo.

ria de los diversos pueblos que trataban de aprovechar e Probablemente l a ocupaci ón del territorio por Israel es un fenómeno complejo. facilitando así la v icto l vacío. todos. Sin duda hubo choques armados y ali anzas con otros grupos. donde se produj o l a muerte de l aciones Moisés. av i tas y jebuseos que eran l os dueños de Jerusa lem hasta su conquista por David. por consiguiente. probables descendientes de los antiguos hurri tas. habían sustituido el camino normal de la costa por e l del interior. sin embargo. También-resulta oscura l a identificación de l as pob i l nsta adas con anterioridad en e lterritorio: amorreos eran superv i) y reteníanl as mon vientes de un antiguo reino (Amurru = Emor l tañas. relata el c o mienzo de la penetración en Canaan partiendo del episodio de l conquista de Jericó y a l región montañosa de Béthe l. hi ti tas es nombre genérico para designar a los súbditos de antiguo imperio. una realidad. esto significa que los nómadas. israelitas. más fáci l de defender . La práctica del erem no reflej a. Desde la época de Merenptah los egipcios habían efectuado e l repliegue sobre una frontera más estrecha y. se menciona a los jiveos. No ha sido posible localizar Nebo. haciendo un amplio rodeo por el desierto a fin de evitar las guarniciones egipcias.C a p í t u l o II LA FUNDACIÓN DEL REINO 1. y a los ferezeos. Qui ere esto l arse en un país de pob l ac i ón decir que los i sraeli tas vinieron a i nsta muy mezclada. en que entran acciones de muy distinta natura leza. tendía a demostrar que se había produci do una completa sustitución y que los nuevos habitantes eran. La tradición bíblica . incluyendo en algunos casos l a destrucción de la población pre-existente. a l pa a recer sin gran esfuerzo. recogida en e l Libro de Josué . .

la invasión debi ó produci rse en varias oleadas. probablemeni bus . aunque l a Biblia pone mucho i nterés en destacar que todos tomaron parte en la guerra. atravesando para ello los te te un punto de reunión de l as tr rritorios que no tardarían en constituir los reinos de Edom y Moab. No debemos olvidar que Betlehem-Efratá guardará durante siglos el recuerdo de los efra im itas. Las tribus aparecen divididas en dos grupos. Debir y Jormá. extendiéndose por las comarcas del sur hasta llegar al Negueb. los ataques de los pueblos del mar y. en definitiva. que dispuso de Bilhá. Josué es un efraimita. co mandando una coalición en que entraban cal ebi tas. Como es normal en tal es procesos. que contó con la co laborac ión de su criada Zilpá. Los grandes obstáculos con que tropezaron para e l asentamiento y la victoria militar contribuyeron a reforzar la conci enci a de que los l ogros eran deb idos a la ayuda de Dios. todos parientes. La primera oleada que se atribuye a Josué llegó a Guil gal. podemos reconstruir los acontecimientos. partiendo únicamente de las fuentes bíblicas. permiti ó a los efrai mi tas insta l arse en los l ugares a l tos y más fuertes. el estado de con fus ión en que se vio sumido todo el Cercano Oriente. consiguió apoderarse de Hebrón. Una importante victoria cerca de Ga baón. esto parece indicarnos principalmente la existencia de dos ol eadas en el proceso de invasión. y los de Raquel. Lograron luego derrotar al reino de Sijón en Yashá. Esta dualidad nunca se remedió del todo. Punto de partida para la invasión parece haber sido el oasis de Cadés Barnea. La primera sería acaudillada por Judá. Estamos en el siglo xiii a. y tiene com o resultado l a división y l a ruina de Israel. De ahí su tendencia a situarse en los lugares altos porque en la llanura podían fácilmente convertirse en víctimas de los carros de com bate. Veamos de qué modo. En un primer momento los colonizadores fueron com o islas en medio del país. quineceos y quíneos. C . La fuerte reacci ón egipcia que había tenido su punto culmi- . principalmente por Efraim. y la segunda por los descendientes de José. consecuencia de las invasiones — recuérdese la quiebra radical del mundo helénico— las campañas egipcias. A finales de esta misma centuria Judá. hij o de Raquel. y una parte de los i srael itas permaneció en la orilla izquierda del Jordán. puede admitirse com o fidedigno el aserto de la Biblia según el cual los i li srae tas no dispusieron en ningún momento de superioridad. descendiente de Lí a. La fusión con pobl aciones precedentes pudo resu ltar fácil cuando se trataba de hurritas . difíci l en otros casos.36 LOS JUDÍOS Aunque es posible que muchas ciudades cananeas estuviesen debilitadas por la ruina mercantil. los descendientes de Lía.

Al gunas de las ciudades destruidas se reconstruyeron: es el caso de Haay. C. pero no l a llanura en donde sobrevivieron ciudades. La conquista fue entregando a los israelitas las montañas. donde la superioridad numérica y e l uso de los carros daban venta ja evidente a los enemigos. Es posible que l a i nsistencia del re l i li l . Poseyeron los invasores un servicio de información y espionaje muy desarrollado. Los israeli tas nunca trataban de atacar de frente l as fortificaciones ni arriesgaban bata llas en campo abierto. común . i siendo vencida cambió de bando. La duda que surge en este punto viene a ser com o s igue: ¿cómo pud ieron seminómadas mal pertrechados e inferiores tomar las ciudades de que disponían los cananeos? La respuesta ofrece tres datos importantes. que quedaron atascados en el barro. la ocupaci ón egipcia había dado lugar a sublevaciones y luchas i ntesti nas. que fue susti- . y por consiguiente nunca formaron un frente l gunas seguían l a conducta de Gabaón que . i i i . buscando su sedentarización. escenario para el enfrentamiento entre los grandes Imperios. al contrario. hasta el punto de atribuir la derrota de Haay al hecho de que las noticias habían sido en este caso deficientes. Béthel o Mispá. a . muchas de las cuales se convirtieron en tributar ias. Las ciudades parecen sucumbir a golpes de sorpresa que también se utilizaban para desarticular al enemigo. cambiaron su nombre. tal aban bosques a fin de disponer de zonas de cultivo y construyeron cisternas para almacenar el agua. N religión n etn a n siquiera costumbres podían proporcionar la plataforma para el establecil ato b íb li co miento de un reino. También los sistemas de aprovisionamiento parecen estar desarrollados. Cambiaba el paisaje: los recién llegados. en fin. con s ideradas com o refugio seguro.) había debilitado definitivamente l a resistencia de los cananeos. Cuando no había más remed io que afrontar un encuentro en campo abierto se esperaban condic iones meteorológicas favorables: la lluvia permite a Débora superar el efecto abrumador de los 900 carros de Sisera. Las ciudades cal s í poseía . estaba arruinado. otras se fundaron entonces. Las dos zonas en que se logró asentamiento más seguro en la primera etapa fueron Galilea y Transjordani a. De este modo entra dentro i erraf ue de la l ógica l a tesi s apuntada por los autores sagrados: l a T conquistada por med io de l as armas. El territorio. Un caso bien co noci do es el de Lai s.LA FUNDACIÓN DEL REINO 37 nante en la batalla de Kadesh ( 1285 a. en a inferioridad de los srae tas resu te exagerada ya que mediante ella se i ntentaba destacar la mediaci ón di vi na. si tuada en el cuerno de Galil ea. algunas. naneas carecían de una conci enci a de unidad que Israe gracias a su religión.

l T erra i pues pertenece a la esencia de su propi o ser. en cada tribu los consejos de ancianos que habrán de perpetuarse . podemos suponer que se trata de una estirpe inferior. en el Judaismo. La genealogía de las tribus. Hasta muy avanzado el siglo XI antes de nuestra Era la s itua c ión militar registró una constante sensación de inferioridad por parte de los hebreos. Hebrón se llamaba anteriormente Quiryat Arbá. que el autor sagrado explica por medio de matrimonios. La época de los Jueces nos ofrece abundante materia para la confusión. Hasta hoy ha sobrevivido. se produjeron en los asentamientos. constituyeron las reservas económicas para la supervivencia y bases de partida para una expansión. En momentos de especial peligro aparecían sophetim ■ —un término que los biblistas traducen por Jueces aunque ser ía más correc to denominarlos caudillos— a los que se dotaba de poderes especiales y se les atribuían luego rasgos carismáticos que permitían obtener victorias. precisamente.38 LOS JUDÍOS tuida por Dan. la tierra fértil de Ga laad . esto es Transjordania. la Tierra. a la que se incorporan los quebrantados restos de Benjamín y las comarcas del río Yaboc. sin duda. tal vez de grupos extraños que fueron sin embargo asimilados dentro del sistema. No puede hablarse de estructura política: el resorte de unidad se hallaba precisamente en l a ali anza con Yahvé. nos permite detectar cambios importantes que. y Débir Quiryat Séf er. La estructura administrativa que los textos bíbli cos reflejan. esa conci enci a de que a es algo más que e l espacio en donde e l Pueblo hab i ta . Los primeros espacios de ocupac ión sólida. Podemos definirla com o la aparición de un liderazgo . Parece seguro que . 2. consolidados en el dominio de las montañas. Tampoco puede dudarse de que gran número de extranjeros hayan sido incorporados a las tribus. Cuando una tribu aparece descendiendo de concubina y no de primera esposa. en la esposa cananea. es la típica de so ciedades en tránsito del nomadismo al sedentarismo. buscando tierras más productivas. los israelitas iniciaron el descenso hacia las zonas bajas. pro porc ionan a sus miembros ayuda y control evitando despotismos personales . Una tendencia a la exogamia se presentaba cada vez con mayor frecuencia. En la organización posterior de las comunida des judías dichos consejos — origen también de l presbiterado cristiano— aparecerán com o una parte de la esencia social. cuya remuneración era. Judá tiene tres de sus ci nco descendientes.

Jéber . Barac ben Abinóam. mujer. pudo contar-con un j efe de guerra.20). acaso. que ahora se asocia a l os fastos de la reconstrucción nacional del sigl o xx. Si sera. en opinión popular. Samgar ben Anat . que se co loca por encima de los ancianos pero no los sustituye. Las cifras que maneja l a Escritura tienden a i ndi camos que se trataba de un encuentro decisivo y de grandes proporciones: 10. que decidió sumarse a Israel. que sustituye al de los patri arcas en que predominaban los vínculos de sangre y precede a la Monarquía. Ellos son los que merecen el nombre de Jueces mayores. Em pantanados en el arroyo Quisón. este dato nos lleva a una fecha anterior a la reconstrucción de esta ciudad el 1125 a. El juez . Ehud. pero fueron sistemáticamente rechazadas porque se trataba de desobediencia a Dios. Los i sraelitas habían crecido en número y comenzaba a cambiar e l equilibrio de fuer zas. 19.C. Los autores deuteronomistas posteriores nos explican cóm o se presentaron algunas veces propuestas para el nombramiento de un rey. Los cananeos del norte del país decidieron lanzar una contrao ens i va . Se trata de años duros a causa de las agitaciones i nternas y de las amenazas procedentes del exteri or. pero en términos técnicos podemos establecer un paralelismo con lo que los griegos denominarán tiranía. que trató de huir re fugiándose entre los quíneos. el de administradores de la comunidad. comandante de Jeróset Hagoyim tomó el mando de f los cananeos que disponían de una fuerza muy considerable de carros. Los menores eran una especie de árbitros que actuaban en los conflictos entre tribus en cualquier lugar de la comunidad de Israel. fue muerto por el j ef e de éstos. esto es. Llevaron el'peso de l a lucha l as tr i bus de Nefta lí y Zabulón. A partir de este momento los nóma - . aparece ya en los archivos de Mar i significando magistrado o gobernante y es e l que co rresponde a los suffetim fenicios. se hallaba en relación directa con Dios. de quien recibía su especial carisma. estos ingenios se tomaron inoperantes. en l as aguas de Meguiddó» añadiendo que «desde l os cielos lucharon las estrell as» (Je. Una gran batalla tuvo lugar. Sansón y. que la lluvia permitiera crecer. 5.000 hom bres tenía Barac en l as al turas. 900 carros Si sera en l a ll anura . Principal episodio fue la batalla por el dominio del vall e de Jezrael. una autoridad excepcional e intermi ténte. Débora (con Barac). En ellos se condensan tres formas de poder : el de jef es militares que combaten a los enemigos de Israel. S isera . El título empleado. en singular sophet. Débora. Por orden crono lógi co los jueces mencionados en la Biblia son: Otnie l. El Cántico de Débora la si túa en «Tanak. Je fté .LA FUNDACIÓN DEL REINO 39 personal. Gedeón. y el ejercicio de la j usticia en el sentido'más sencillo del término.

Para anular la superioridad numérica del enem igo se recurre al golpe nocturno por sorpresa. de sometimiento a las coordenadas religiosas.40 LOS JUDÍOS das tenían abierto el camino de una expansión que les enfrentaba con poderosos pueblos vecinos . Neftalí y. Ello no obstante. Estas noticias llegan a nosotros a través de una tradición posterior anti-monárquica que elogia el gesto de Gedeón y censura acremente el de Abímélec. En este momento el relato b íb lico entra en un episodio muy significativo. de la tribu de Manasés . Pero l as tribus instal adas en Transjordania habían tenido que enfrentarse con dos poderosos enemigos. En este momento Israel estaba en posesión de un territorio extenso y compacto. que tenían también que defenderse de las correrías de nómadas madianitas. más tarde. hasta su muerte en el asalto de Tebés . el disfrute de los caminos de caravanas era una manzana de discordia. Abimélec. Aplastó con gran energía una revue lta y durante tres años. consigue que a la suya se unan otras tribus. inic ió la guerra matando por sorpresa al rey de Moab. madianitas . isma ilitas . Una doctrina firme. causando así una ruptura interior en este reino. las estructuras políticas tienen siempre carácter transitorio. Edom. pudo al zarse con e l poder haciéndose consagrar en este santuario. el cual permite a los israeli tas lograr una victoria completa. nunca consiguieron hacer reinar la paz entre sí. h ijo de Joás . Es la disyuntiva que se abre ante Israel. Los tres reinos. Moab y Amon. Eglón. Tenemos que señalar una constante en la vida de este Pueblo. señalando el predomi ni o de Efraim. Un benjaminita zurdo. Cuando Amón intentó someter a las tierras de Benjamín y Judá. rechazaba la idea de introducir cualquier tipo de autoridad que no fuese la estrictamente religiosa. Tampoco estaba pre parada en forma conveniente la sucesión de m odo que en e l m o mento de la muerte de Gedeón estallaron reyertas entre sus hijos y uno de ellos. Tras la victoria sobre Madián los entusiastas seguidores de Gedeón le propusieron aclamarle rey. esto es. provocó una reacci ón de l as tribus a la que vino a su- . que databa de los primeros tiempos dé constitución de la un ión de tribus. Israe l no podía sustraerse de manera completa a los efectos del mimetismo. Todo lo hasta aquí expuesto se refiere a Galilea y Ci sjordania. ha garim o amalecitas. Efraim. con el apoyo de Siquem. Israel del sur. Gedeón. cosa que él rechazó: «Iahvé será vuestro rey». en cuya retaguardia se alzaba el tercer reino. al modo cananeo. Ehúd ben Guerá. fue un verdadero rey. com o s i el esfuerzo que se necesitaba para la creaci ón de un reino signif icara un rechazo de ldirecto dom i ni o de Dios. Zabulón. Fueron los amonitas quienes pudi eron tomar el relevo en el control de l as ví as mercantiles. Aser.

Ante los israelitas aparecieron com o enemigos prácticamente invencibles . 3. Formaban. permitió a Israel ganar un prei bus resu l tó . Es posible que. siendo hij o de una prostituta. etapas importantes en ese camino mercantil que unía e l Nilo con e l Éu frates . Nos hemos acos tumbrado a llamarles filisteos pero probablemente es más c o rrecto el término egipcio. Tras la victoria que Ramsés ΙΠ logró sobre el los. Ec léct icos en su cultura adoptaron la religión idolátrica imperante hasta entonces en aquella t ierra. apenas sobrepasaba la categoría de un capitán de bandoleros. i c i oso espacio de tiempo.LA FUNDACIÓN DEL REINO 41 marse Efraim. que dominaba por encima de las tribus del norte. en adelante . Según la Biblia los filisteos proced ían de Caftor (Creta). pese a su impor tancia en la línea dinástica. tratándose de arios que se estaban mov iendo por todo el Egeo. en Gaza. quería convertir su posi ci ón de predominio en una verdadera jefatura. efímera porque inmediatamente Efraim hizo l a guerra a Ga ad. Combatió a Benjamín invocando una venganza de sangre por el asesinato de la concubina de Guibá y la dejó tan debilitada que. Altos . Con e l tiempo accedieron a una completa independencia. siendo una sola cosa con ella. de l que procede el nombre actual de Pal esti na. Ashdod y Ascalón. en realidad. afeitados. Los de Gad y Manasés proclamaron la jefatura de Jefté que. responden bien a l tipo de soldados que se descr iben en las fuentes homéricas . En el fondo Efraim. fueron asentados. Los filisteos actuarían com o un f actor determinante en e l desarrollo histórico de Israel. aunque no decisiva. pulesatim . no fueran otra cosa que mercenarios a l servicio del faraón. desde e l -1198 . aunque los investigadores entienden que no es ésta una relación de procedenc ia sino de tránsito. . esta pequeña tr ibu . La unión de l as tr s n embar l a go . La victoria sobre los amonitas. sin éxi to. Con los datos de que dis ponemos no es pos ib le i dentificar la rama de indoeuropeos a la que pertenecían. a l parecer obedec iendo a un propós ito deliberado egipcio . tendría que colocarse ba jo la protecci ón de Judá. Los prínc ipes que gobernaban sus ciu dades eran conoc idos ba jo el título de seren —en plural seranim— que es la misma raíz del griego tyrannos. a l principio. Poseían ya ob jetos de hierro lo que les proporc io naba innegable superioridad m ilitar. con armas de bronce ÿ grebas . com o «pueblos de l mar» una de l as vanguardi as de ese movimiento de invasión que l as fuentes egipcias mencionan en var i as ocasiones .

4. sus contemporáneos. La superioridad militar les permitió imponer a las ciudades cananeas e israelitas una sumisión tributari a. com o los centros de reunión . sobre todo . sustituir a los egipc ios en el dom ini o de esta vía vital de comuni caciones que discurría a lo largo de la costa : además de las ciudades mencionadas arribá se instalaron en dos del interior. Siquem . se creó . Gaza. nos muestra la conci enci a de derrota que los hebreos conservaban mucho tiempo después. Egipto. una especie de vac ío de poder. Gu ilgal. que las relaciones comerciales . perteneciente a la tribu de Dan. y poner e l acento en un hecho: replegadas o destru i as grandes potencias. qahal. Influidos probablemente por la riqueza de noticias detall as que a el Escritura nos ofrece . causando verdaderos desastres a la «casa de José». aunque si n destrui rl as. Ashdod y Gat se sucedieron en una especie de jefatura sobre la confederación. l durante los primeros siglos del primer Milenio a. Gat y Ecrón. Judá fue la principal víctima. y la historia de Sansón. ahora mejor contrastadas con otras uentes das f . Asiría o Babilonia. Conviene matizar las noticias que poseemos. cuando en realidad no se diferenciaban mucho de los otros reyes. y ‘am que indica una especie de Fratern idad. los historiadores nos hemos dejado ll var por la tradición hebrea y presentamos a David y Salomón com o si hubieran dominado la vida política del Cercano Oriente en el siglo X . Al disiparse la polvareda de las grandes mi- . también.42 LOS JUDÍOS Los filisteos consiguieron. Béthe l. Guerras casi continuas obligaban a los israelitas a la defensi va. que poseía un carácter más bien militar. Las tri bus trataban de fortalecerse constituyendo ligas que contemplaban a los santuarios. El momento culminante de la expansión filistea se produj o a mediados del siglo xi cuando lograron dos resonantes victorias én Eben Haézer y Afee. Siló fue tomada y destruido el santuario en que se hallaba el Arca de l a Alianza. La arqueología demuestra que hubo una paulatina penetración desde la costa hacia e l interior y. encomendada a la custodia del sacerdote Eli: con esta transferencia del Arca a manos de los filisteos parecía llegado el momento de l a desaparición de Israel. atestiguadas por la expansión de sus piezas cerámicas.C. en poco tiempo. Parecía haberse cerrado un círcul o dramático desde el m omento de la salida de Egipto. formando entonces una con federac ión de cinco sin que se alterase el estatus de autonomía para cada una de e llas . llegaron a ser intensas. Tales ligas son designadas en hebreo con dos nombres a lternativos. Hatt i.

Hubo cl aras aspiraciones damascenas de convertir a los hebreos en súbditos o sumisos confederados. Deuteronomio l l que nos revela que también los hebreos se consideraban parte de estos arameos . de acuerdo con l a norma fenicia. será Damasco. superando l as limitaciones del cuneiforme caldeo y de los jeroglíficos egipcios. un comerci o en el que también participaron los hebreos. sobre el que aún disponemos de inf ormación deficiente. que controlaban de modo absoluto. es l a conforma c ión de una estel a de principados arameos que dominaron esa especie de arco que llamamos Creciente Fértil. Atrajeron así la codicia de sus vecinos. sus barcos alcanzaban el extremo occidental del Mediterráneo. que adoptó enseguida un a lf a beto. En este desarrollo económico en que Salomón entra de pleno. cre ado por Rezón a mediados del siglo x. hasta entonces. Es demasiado pronto para Asiría.pal II en As ir ía . se al canzaran. arras trando en su caída a diez de las doce tr bus de Israei Recordemos una vez más a frase del. que coi nci den con l a fecha probable de l a ’fundación de Cádi z.880 en que coi nc l ye l com i enzo de l cia: la consumación definitiva del Cisma en Israe reinado de Assur. Instalados en la anti gua red de pi stas caravaneras . en este caso.LA FUNDACIÓN DEL REINO 43 graciones de . que ll egarí a a capitanear una con federación de ciudades. jon ios — se advierte que el Egeo y el Ori ente Próximo habían entrado en una etapa de equilibrio multiplicado entre poderes inestables. En esta eta pa se construye y pone en servicio e l primer Templo de Jerusa l em . Poco importa la exactitud de la noticia. se convirtió en instrumento de comun icación para todos los pueblos del Próximo . l pe Debemos considerar com o un campo histórico inteligible a r í odo de tiempo que media entre l as postrimerías de l siglo XI y e l i den dos acontecimientos de suma importan año . y también e l más peligroso para Israe l. bajo el impacto de las tres naciones helénicas — aqueos. dorios. En Siria y l as fronteras mesopotámicas e l hecho dominante. Los arameos fueron muro de contención frente a l a marea as ir ía .nasi r. los principados arameos se elevaron a un ni vel de riqueza muy superior a cuantas. La lengua de los arameos. No había una fuerte Monarquía capaz de recoger la herencia de los antiguos Imperios. Ellos sumergieron lo que aún quedaba en pie de l a estructura política h i tt i ta .1200 nace Greci a. el papel de l as ciudades fenicias resultó decisivo-ya que por estos años. E l más im portante. A través de los mercados arameos se establecía la comuni caci ón entre los productos marítimos y l os del interior de Asia. que proyecta sus fuerzas ha cia el exterior poniendo en marcha un nuevo Imperio.

En la comuni dad humana que viene a cons- . mostrando sus defectos. en lo esencial. juez en e l sentido tradicional de la palabra. mientras que en Israel se trata de un recurso necesa rio que Yahvé admite a causa de l a «dura cerviz» de su Pueblo. que la entrega de l poder a un so lo hombre era recurso a l que se debía acudir solamente en casos extremos. No cabe duda de que la creación del reino fue causa de muy fuertes tensiones. elaborada en un tiempo bastante posterior a l de los sucesos de que se ocupa . junto al Jordán. «el vidente». Samuel. para poder ejercer el sacerdocio. Esto no era posible en Israel. La derrota ante los filisteos y la pérdida del Arca de la Alianza f l deorzaron e lpaso a lestablecimiento de lreino. explica. Su aparición debe ponerse en relación con circunstancias religiosas tanto com o políticas. n icortar el cabello n ien trar en contacto con un cadáver) había sido precisamente educado en Silo. De ahí que los profetas y los escritores eclesiásticos posteriores se muestren reticentes ante la creac ión y desarrollo del sistema. Tras la demoledora derro ta de Eben Haézer y la destrucción de Silo. Saúl. ap licándolo a los Jueces . que penetra incluso en l a Biblia. lo mismo que sus hijos> fue el que tomó la decisión de elegir y consagrar al primer rey. según las cuales un monarca. en Transjordani a.44 LOS JUDÍOS Oriente. La Biblia acl ara bien los términos: el reino (en hebreo malku t o mamlaka ) era una imitación de las cos tumbres extranjeras. ese extremo parecía indudable. unidad para a fensa provista de un soberano. un pa lacio para la administrac ión y un ejército. El arameo. que parecía significar l a pérdida de Israel. «nazareno» en el sentido bíblico de la palabra es ( decir sujeto a lvoto de no tomar vino. una gran parte de la li teratura deutero-canónica está redactada en este idioma. que se había acreditado com o importante j efe militar al socorrer a Yabés Galaad. proporcionado por Dios. 5. es término de llegada de un largo proceso que comenzó con la reunión de las tribus en torno al santuario de Siquem y fue. Aunque l as Monarquías crisi d y Salomón tianas medievales invocarán l a memoria de Dav existe una diferencia sustancial que no debe olvi darse: en aquéllas la institución es presentada com o un bien. sirviendo además de instrumento para una brillante producción li teraria. La tradición bíblica. reci be de su dios el poder. Samuel. fue de uso común en Israel en siglos posteriores. amenazada por los ammonitas. «padre de su pueblo» . considerado com o religioso. La consagración de Saúl en Gal ga1 .

que erija entre ellos un rey a fin de «ser com o los demás pueblos» — es decir. hay dos corrientes contradictor ias. incumpliendo el deber. una popular. pertenecían a una sola comun idad humana. Señor de l a Hi stor tiene unidas las tri bus. el establecimiento de una especie de escalón intermedio que se s itúa entre los hom- . manifestándola con sucesos extraordinarios algunas veces. perjudicial.16). se desviaban de este camino. Cuando los ancianos reclaman de Samuel. La institución monárquica significaba. Los miembros del Pueblo se obligaban al servicio y devoción a Yahvé mientras Dios mismo extendía sobre ellos su protección. considerando e l es tablecimiento de. que habrían sido cia. constantemente. que siente entusiasmo por ellos y adorna a Saomón con a dur í as . En el último capítulo de l Libro de Josué se describe de modo grá fico y suficientemente claro: deliberadamente «el Pueblo respondió: —Lejos de nosotros abandonar a Yahvé para . Pero los autores sagrados se muestran muy diligentes en demostrar cómo . La dificultad surge cuando se constata que . El interés fundamental del investigador moderno no radica en el conocimiento detallado de los sucesos sino en el modo com o éstos moldearon una conciencia que ha sido posteriormente transmitida al conjunto de l a Humanidad. una ali anza que Josué quiso que se escribiese en piedra '( berít h) pues se trataba de un verdadero contrato. pues. Dav id . pues no es a ti a quien rechazan. para que no reine sobre ellos». l a que manpara dudar: es l a sumisión a Dios. muy anti gua. no dejaron de reconocer que su autoridad se hallaba sometida precisamente a esa alianza: de ahí que l es estuviera vedado el incorporar otros pueblos a su domi ni o y aceptar di oses extraños en su suelo . juez y sacerdote. el Pueblo y los reyes. profeta. sino a Mí.LA FUNDACIÓN DEL REINO 45 tituir un reino la fe yahveísta y el signo exterior de la ali anza consl eza de tituían el elemento sustanci al. 24. Vaux sugi ere que esta notiservir a otros dioses» ( Jos. Entre Dios y los israelitas exi stí a. y otra ec l es i ástica . Salomón. La Escritura define l a natura esa comunidad en unos términos de los que no tenemos motivo ia . Saúl. De cualquier modo e i srae l ita se vinculaba a l servicio de l Dios único . en consecuencia.la Monarquía com o algo contrario a la Voluntad de Dios y. Los tres monarcas que se suceden al frente de los destinos de Israel durante aproximadamente un siglo. en las referencias a los reyes. por consiguiente. que l l más excelsa de as l sab i domina en los libros de los Jueces y de Samue l. El P i bus de l Norte . participando en el proceso político que experimentaban los arameos— Yahvé l e comunica: «Oye la voz del Pueblo en cuanto te pide. se refería a l as tr l l ser as ú ltimas en incorporarse a l yahveísmo.

introducía una novedad que servirá de mode lo para los monarcas cristianos medievales. directa o indirectamente. pues ésta procede de Dios. al referirse a la persona de los reyes. Escogi do porte l anciano profeta y juez Samuel. que aflorarían en cualquier m o mento de especial dificultad. La ceremon ia de la unción. Una lectura atenta de la Biblia nos permite comprender l a singularidad de su poder . l o que significaba l a existencia de escuelas. Los comienzos de su reinado parecieron justificar la decisión. y su legalidad se relaciona con la observancia de la Ley divina positiva. que es al mismo tiempo causa principal de su éx ito. primo del rey y hombre de su absoluta confianza. y de consejeros a los que transformó en verdadera noble- . fieles a su je fe que era precisamente Abner. Dejó entonces de ser e l pueblo en armas para convertirse en suma de profesionales especialmente re clutados. La legitimidad del poder arranca del mismo Dios. No debe extrañamos que l as referencias recogidas en la Biblia. ellas le permitieron unir a las tribus estableciendo un poder único .46 LOS JUDÍOS bres y la Voluntad del mismo Dios. únicas de que disponemos. ni tampoco un lugarteni ente del dios propietario de la ciudad y del reino. pues obtuvo grandes victorias sobre los amnonitas y también sobre los filisteos entre Gueba y Mijmás. me diante aceite consagrado. aunque ni se ocultan ni se rebajan sus gravísimos pecados e injusticias. a causa de una piedad sincera que le mueve al arrepentimiento. de naturaleza divina. y no duda en hacerlo bordeando el límite de l a arbi trari edad. Aunque puede formular mandatos. marcándole definitivamente con una señal que indica a los demás que el «ungido» és propiedad Suya. sean de un crudo y desacostumbrado realismo. el benjaminita Saú l se nos muestra com o primer rey de Israel. Significaba que el rey no es. las diferencias entre norte y sur . de quien esperaba garantías para su descendencia. la encontramos en que fue capaz de crear un ejército permanente. se entiende que no es él la fuente de l a l ey. 6. El rey se rodeó de escribas. Se conservaban sin embargo. sólo Davi d se muestra com o la figura excepcional. No usaba la pompa ni el carácter sagrado com o otros contemporáneos suyos de estas postrimerías de l siglo xi: sus funciones estaban en un término medio entre las de los jueces y las de los monarcas. La principal novedad. Saúl nos parece un tirano insensato y Salomón un déspota oriental incorregible. Yahvé le ha «tomado» para sí.

asignándoles directamente tierras y dispensándoles del pago de tributos. incluyendo al propi o Samuel que le ungi era. 11 -18). es deci r. Por vez primera se trataba de definir la f unción de reinar com o un deber y no com o un derecho sin límites. Tomará vuestros campos. rechazo de las presiones peligrosas de los tres pueblos limítrofes. Ninguno de los condicionantes modernos que se imponen a los gobernantes alcanzan las dimensiones de ésta. Tomará el diezmo de vuestros cultivos. Auxiliado eficazmente por Abner. Tomará vuestros hijos y los destinará a sus carros y sus caballos. De hecho . vuestras v iñas y vuestros mejores olivares y se los dará a sus servidores. El final de su reinado presenta caracteres tan borrascosos que parecen justificar el pesimismo de l a tradición sacerdotal: los reyes inciden siempre. si n embargo. siempre revisables.LA FUNDACIÓN DEL REINO 47 za. se declararon entonces contrarios a su señor. No estamos en condiciones de precisar los años en que todos estos acontecimientos tuvieron lugar. y dejan de cumplir la ley de Dios. Profetas y sacerdotes.. Ese día os lamentareis a causa del rey que os habéis eleg ido . garantizando el espacio. ya que el l ímite al ejercicio del poder no se establecía en acuerdos de los hombres. Tomará vuestras h ijas para perfumistas . al que acusaron de desviaciones en el servicio de Dios.. tal y com o ellos se lo recordaban. con tendencia a crecer y las libertades tradicionales. El precedente establecido reviste. prudente y recto en sus ju ic ios: esa es la verdadera sabiduría. en estos tres aspectos: reforzar la unidad entre las tribus a fin de hacer más firme l a con ciencia solidaria de Israel. por exceso. Moab. Tomará vuestros mejores criados. es lo que justifica la áspera queja del autor de I Libro de Samuel cuando pone en boca de Yahvé la advertencia: «He aquí el fuero del rey que va a reinar sobre vosotros . a quien se adorna de los caracteres más so- . Amón y Edom... gran importancia.. Saúl lo gró cumplir la tareas que de él se esperaban. Los sacerdotes de Nob parecen haber defendido la candidatura del j oven Davi d.. yerno a su vez de Saúl. en esa f orma de despotismo que es l a arbitrari edad. co cineras y panaderas . Estas reformas. pero entonces Yahvé no os responderá» (IS. e l final de l reinado se señala por medio de una crisis que es enfrentamiento entre el poder personal. complemento de l a sumisión de las ciudades cananeas. bien aconsejado. sino en la Ley divina positiva que co inc ide con el orden moral objetivo. 8. La justicia es la misión principal: por eso se espera que el rey sea malek. que exigían manejo de un dinero que hubo de ser procurado mediante impuestos y confiscaciones . Sacará e l diezmo de vuestros rebaños y vosotros mismos seréis sus esclavos.

cometi ó terribles actos de crueldad . Para salvarse. Parece . com o rey. Abinadad y Melquisúa. Fue entonces cuando se produj o la primera división. acomodándose a las costumbres del tiempo. Peca fuertemente. hi jo de Saú l.48 LOS JUDÍOS bresalientes y que contaba. pues es justo precisamente aquél que trata de cumplir la voluntad de Dios. 7. trató de salvar la continuidad dinástica. No hay inconveniente en admitir que. esto significaba un último acto de desobediencia a Yahvé. De m odo que en la conc iencia judía este monarca emblemático — la estrella de seis puntas que se forma con dos triángulos invertidos si gue siendo llamada «estrella de David»— aparece com o el arquetipo de la nación misma. llamado Abiathat. pues Judá reconoc ió com o rey a David. Abner. que había regresado del campo de los ilisteos f . Aunque la tradición bíblica insista en que David nunca hizo armas contra sus' compatriotas. al parecer con el apoyo de la tribu de Judá. en la batalla murieron también sus hijos Jonatham. proclamando a Isbaal. La lucha. especialmente la matanza de los sacerdotes de Noab. es indudable que l a ruptura causada en Israel por sus actividades políticas brindó a los filisteos una bue na oportunidad que aprovecharon: Saú l fue derrotado y muerto en l ll a anura de Guilboá. de la que pudo salvarse únicamente un bisnieto de Eli. entre Jezrae l y Sunem. pues . De acuerdo con nuestras fuentes . indudable. larga y sangri enta. En contraste con l a de Saúl. l a parcela meridional del reino. que fomentaron hasta convertirla en amenazadora guerra c iv il. pero reconoce sus culpas y obtiene inmediatamente el perdón. David tuvo que huir al territorio de los filisteos. pues sólo quien da la vida t iene poder para quitarla. lá memoria bíblica atribuye a David la justicia. en el sentido veterotestamentario del término. David cumple con su o fic io únicamente para que Yahvé sea centro de toda la existencia. Según el Libro de Samue l el rey vencido comet ió suicidio. Saúl hizo frente a esta opos ic ión con gran energía. esto es. o freciéndoles sus servicios. e l h i tt i ta a fin de apodel : muerte as i . Basta un mero enunciado de crímenes para descubrir las similitudes entre su persona y los otros reinos orientaes gnada a l genera l Ur í as . con el ejército. que la unión lograda en tiem pos de Saúl no era capaz de borrar las querel las entre l as tribus. Resul ta muy difícil explicar desde una mentalidad moderna este significado. terminaría con el asesinato de Abner y de su protegido y con la victoria definitiva de David que sería ungido y aceptado por los ancianos de todas las tri bus. Naturalmente estos últimos se sentían favorecidos por la grave discordia .

y tantas cosas más. En el momento de la muerte de Saúl. Betsabé. La legitimidad tiene de este modo una . en la otra es el joven héroe que mata a Goliat y se casa con la hija del rey Mikal (o Merab). que será madre de Salomon. revue l ta de l prop i o vengaba Absalón que acabaría muriendo en la pelea. Abigail. asesina a éste y a Isbaal propi ciando así l a reunificación. El nuevo rey tiene un gesto: organizar los solemnes funerales por Abner y también por Isbaal. organiza sus propias fuerzas. Por este procedim i ento e l autor sagrado trata de comun icar un dato esencial: el monarca consagrado debe considerarse intangible. Durante estos años intensifica su relación con Judá . la primera esposa. La Biblia pone mucho cuidado en dejar bien sentada su genealogía. evidentemente. Joab. desterrado de la Corte. empujado por l as tropas del rey. Pero en el curso de las negoci aciones en Hebrón. cuyo apo yo resultará precioso. La división del reino significaba. enviándole a Mí kal. el general de David. Pero acerca de sus primeros años aparecen yuxtapuestas dos versiones legendarias: en una aparece com o el j oven pastor que tañe el arpa y distrae a Saúl. David se instal a en Hebrón con su familia —su segunda esposa. reconoci do por los ancianos de Judá. poniéndose a l servicio de l rey filisteo combatiendo a los amalecitas que eran también los enemigos de Israel. apartándole de los malos espíritus. del grupo ef rai mi ta.LA FUNDACIÓN DEL REINO 49 rarse de su esposa. respetando su vida en ocasiones en que l hubiera sido fácil dar l e e muerte . una seria amenaza para l a supervivencia israeli ta. los 400 hombres que habrán de serle fi el es. es consagrado rey. David. en un gesto de buena voluntad. Por eso Abner trata de llegar a un acuerdo con David. De este modo el objetivo inicial de los filisteos se ha cumplido y el reino aparece partido en dos. Los celos de Saúl obligan a David a ocultarse. Por otra parte el joven rey. Instalado en Siquelag. había sido la mujer de Naba— y aquí. Con e l los. Pasó algún tiempo. nacido en Bethlehem. allí se l e une el sacerdote Ab i athat . que tenía una antigua cuenta de sangre con Abner. la cual más tarde le abandona por adhesión a su padre y se une a otro de los nobles consejeros de éste. asesinato del primogénito Amnon por su hermano Absalón que así l a violación de su hermana Tamar . pero dejando a salvo la fidelidad debida al ungido de Yahvé. mientras el resto del reino obedece a Abner. hall a refugió en Gat . David es hij o de Jesé. que consigue la sumisión de pobl aciones no i sraeli tas respeta en éstas sus costumbres religiosas. Los ancianos de l as tribus de Israel se trasladan a Hebrón y proclaman a David com o rey único.

ciudad santificada por excelencia. esta idea ha pa sado también a las otras religiones. propiedad. Los filisteos reaccionaron ante l a amenaza que para ell os significaba la reuriificación de Israel. Por otra parte es el autor del engrandecimiento del reino. La unidad se logra el año . Estamos ante un gesto po lít ico en dos f ases: «David se apoderó de la fortaleza. La verdadera obra de este emblemático rey. una especie de centro superior a todos y sin compro miso con ninguna de las tribus. para siempre. agropecuaria y mercantil. típicas. desde entonces hasta hoy. es probablemente el directo autor de algunos de los Salmos. Su actitud política se sitúa en un extremo opuesto a la razón de Estado: su persona. je fe del ejército. Jerusa lem estaba destinada a ser. desde el terraplén para dentro». atribuyendo a la comuni dad israelita un espaci o homogéneo y acorde con su estructura económ ica en dos vertientes. La amistad que estableció con las ciudades de Fenicia le proporc ionó posibilidades de benef iciarse intensamente con el com erc io mediterráneo. por otra parte en todos los reinos que compartían entonces la es cena. así era cuando Yahvé la recog ió y l a hi zo suya. Como una consecuenci a de estos hechos Joab. residencia y regalo para el rey. Siendo Israel una suma de doce elementos. En la conci enci a judía. es precisamente Jerusa lem. Hay algo más. Jerusalem es. estableció su residencia» en ella y «la llamó la c iu dad de David.1004. Músi co y gran poeta. Como una piedra que se arroja al borde de un camino. capaz de convertir los peores crímenes en a leccionadora experiencia . hasta entonces . montando una ofensiva por e l va lle de Refaín. aquella por la que aún se le recuerda. habrá de compartir con el rey su poder. habían retenido. para l a que contaron probablemente con l a alianza de los jebuseos. Creció la ciudad. se declaran obed ientes a la ley de Dios. poderoso bastión f ortificado. pero crecieron también las mura llas . Davi d reacci onó con éxito y se apoderó de esta ciudad. Por encima de las crueldades y sórdidas venganzas. las discordias entre ellos constituía una dificultad insalvable para su gobierno: se precisaba de un lugar que fuese. la trad ic ión sacerdotal trata de destacar una circunstancia decisiva. Los santuarios idolátricos preexistentes fueron destruidos y se . por ello. con exactitud. edificando alrededor. Decidió. dueños de Jerusal em.. siglos de do minio turco no han cambiado demasiado su perfil.50 LOS JUDÍOS continuidad sin fisuras. convertir en suya a l fuerte ciudadela que los jebuseos . . David iba a reinar cuarenta años. David sabe mostrarse en todos los momentos com o el pecador arrepentido que obedece los mandatos de Yahvé y obtie ne en consecuenc ia su perdón. com o su magistratura.

paz . si n olvidar nunca su origen— «eres por tu ti erra y por tu origen una cananea. esto es. tu padre un amorreo. que no llí quedó i nsse corresponde con la que actualmente se señal a. cabeza que emerge por encima de l as tribus y proyecto de futuro en el cumplimiento de l a misión que Yahvé ha reservado a su parcela. habrá de volverse hacia ella. 3 ) — anunciarán para e ll a e l destino más excelso pues un día. ciudad terrena pero reflejo de l a celesti al. se doblaba una página de l a Hi storia. en Jelam y sobre Hadadézer que era el rey de Soba: sus tropas ocuparon Damasco. la que corresponde a l a presencia de Dios —en este sentido los cristianos comparten la tradición— y aquella que se identifica con la existencia misma de Israel. El Arca.LA FUNDACIÓN DEL REINO 51 prohibió a los i sraelitas su retomo. David es. ante todo. al apoderarse de ell a. la custodia iba a corresponder a Abiathat y a l os sacerdotes de la Casa de Sadoq. contenía l as tablas en que el propi o Dios grabara el Decálogo. Es legítimo considerarle com o creador del reino y hasta de l a propia nación israelita. Taana j y Beisán dando continuidad al espacio. Posteriormente los musulmanes. sentirían la necesidad de asociarla a alguna de sus leyendas que permitieran declararla santa para ell os mismos. Aunque el nombre pueda hall arse relacionado con e l de un a l to dedicado a l dios Sa l em . Cuando el reino de los amoneos pi di ó ayuda a Aram Sobá y concertó con éste una alianza. David. en Rabat Amon. su influencia llegó bastante más lejos. No conocemos a l detalle el desarrollo de l a guerra contra los filisteos. hasta el gran . se ha pref erido siempre l a etimología que incluye el término shalom. el rostro de todas las naciones. Tendremos que llegar a la época de Antíoco III para que una nueva disyunción entre la costa y e l interior vue lva a manifestarse . Los profetas. y a talada. arrinconados contra la costa. 16 . Recobrada de manos de los filisteos e l Arca de l a Ali anza . estalló la gran guerra entre israeli tas y arameos. ofrecieran sus ci nco ciudades una sumisión. raíces comunes. que junto a la milicia de la leva — los «hombres» mandados por Amasá— disponía de un muy eficaz ejército de mercenarios a las órdenes de Joab pudo obtener las tres grandes victorias que cambiaron el panorama. Luego David incorporó los últimos enclaves cananeos. A parti r de este momento Jerusal em. fue trasladada desde Qi ryat-Yeari m hasta l a colina de Sión. recordemos. con unidad de lengua. La segunda parte del reinado de David se caracteriza por los enfrentamientos. Meguidó. unificador del territorio. tu madre una hi tita» (Ezeq. adquiría dos dimensiones. es verosímil que. De hecho la enemistad secular entre ambos pueblos dejó de mencionarse.

La polaridad entre l as dos partes del reino volvió a ponerse de manifiesto en una rebelión acaudillada por Saba. que recoge posteriormente el Cristiani smo al afirmar que Jesús. 22. Pero entonces «me fue dirigida l a palabra de Yahvé que me i nombre porque has derradijo: no podrás edificar tú l a casa a m mado en tierra mucha sangre del ante de mí » (I Cro. pudo contar con el apoyo de los ancianos y de l a milicia que representaban al antiguo Israel. David tuvo que confi ar nuevamente en Joab y en sus profesionales. a la Casa de David. que se identifica con su capital. Comienza a aparecer el lujo y finalmente surge una idea: el Templo. En ese reino. De acuerdo con las costumbres vigentes también en Israel. surge ya una estructura de gobierno compuesta por los que se llaman «servidores del rey». Los cambios introduci dos por David han tenido que provocar muy fuertes tensiones porque significaban el abandonó de muchas tradiciones antiguas. pero sin que se pensase en una pnmogenitura. tuvo su prop io can- . 8). Por eso cuando Absalón se rebeló contra su padre. los mercenarios profesionales y la guardia del rey contratada especialmente entre no israelitas. pertenece.r ciertamente de la Casa de Davi d. En el primer cuarto del siglo x puede decirse que existe un gran reino de Israel. Aunque David consiguió sof ocar la revuelta no dejó de perc ib ir la línea de riesgo en que se estaba mov iendo y trató de rectificar sobre la marcha. Fue entonces cuando se establecieron estrechas relaciones con Tiro que se convertiría en el gran puerto de acceso al Mediterráneo. Jerusal em. Sometiendo a Aman y a Moab pudo adquirir el domi ni o de l as rutas caravaneras del sur. La Corte y l a Hacienda se regulari zan y el ejército se ordena en tres escalones: la milicia tradicional. se ha produc ido en él un cambio muy notable: la Alianza de Yahvé se hace extensi va a l a Casa de David. la he rencia en el trono no estaba de fi in da . Pero al otorgar otra vez su con fianza a la milicia l o que hacía era dar un predominio a Judá sobre l as otras tribus. de l a que debería salir el Mesí as. com o hombre. en un sentido espiritual. No es difícil suponer que la re vuelta significaba un salto atrás. que trataba de conservar el poder m ili tar que desde más de veinticinco años poseía . Joab. En el norte avanzó hasta conseguir la sumisión de Hamat. para destruir l a Monarquía y sustituirla por l as vi ejas instituciones. l a Casa de Dios. E l sucesor ten í a que sa li . el lugar santo (hei khal) donde Dios pueda tener su habitación. naci do así mismo en Bethlehem. La dinastí a real adquiere una nota específica de santidad.52 LOS JUDÍOS recodo del Eufrates donde se asentaba Karkhemish. 8.

que Yahvé le otorgó por haberla pre fer ido a los otros bienes materiales. el retorno de l a idolatría. com o hemos anotado. el consej o prudente y acertado predomina sobre las dotes militares. No es necesario tomar ad pedem Uterae las evaluaciones cuant itativas. Amon y Aram-Damasco. la madre Betsabé. de este modo .LA FUNDACIÓN DEL REINO 53 didato. Salomon. Se mencionan muchos a ltos oficiales en la Corte . en el ejército. e i ncluso en el sacerdoci o. probablemente a hija de Siamon . ama de l a riqueza y sabiduría del rey traspasan as com o revelan la curiosa tradición del viaje de la reina de Saba. algo que se cons idera com o un don divino. que. Los posibles pretendientes al trono fueron eliminados. Pero los autores que nos transmiten los elogios de su reinado no pueden ocu ltar las profundas divisiones que se estaban registrando. en su harem. El reino heredado de su padre y consoli dado por él con energía en los com ienzos de su gobierno . entrara una princesa egipcia. Una pro lif erac i ón de esposas de muy diversos l origen. y el hecho de que. ab iertas hacia Mesopo tamia y hacia e l mar Ro jo . Pero l a influencia de la Corte se decantaba en favor del hijo de Betsabé. desempeñan importante papel. cada vez más profesionalizado. En medio de este con junto estaba Jerusalem. donde se impone el predominio sadoqita: dos mujeres. proporcionaban extraordinarios benefi cios . Moab . Las dos grandes rutas comerciales . Se sentía l a necesidad. a la que dota de un gran Palacio. comprendía ahora c inco elementos: Israe l. en el momento de la muerte de Dav id acabó con la vida de Joab y. En Sa lomón la sabiduría (matku) es deci r. aparte otros lu gares que en cierto m odo se sujetaban a obediencia . de dotar al a c i u dad santa de un Templo que permitiera demostrar a los otros re inos que Yahvé no disponía de menos espacio y opulencia que los . pero la extraordinaria opulencia de Salomón. y Abisag la sunamita. debe ser tomada com o un dato fidedigno . Pero se trataba de un cierre en falso sobre una vieja herida: las tri bus del norte consideraron como derrota prop ia aquella elevación de un monarca en cuyo origen era fácil distinguir la herencia de un pecado muy grave. «el reino queda afianzado en sus manos». que enlaza con el origen de un posteri or judai smo africano. que tendrá com o consecuencia. Edom . donde pueden albergarse las nuevas estructuras administrativas. entre las tribus . a la l arga. com o los secretarios. La f l fronteras . el prefecto. los jefes de l a guardia y del ejército o los encargados de as l obras públicas. Adonias. los ma yordomos. ahora en sus manos .

todopoderoso. sino en cumplir la voluntad de Dios. aunque sí lingüísticos y culturales. para las que hubo que establecer . y más tarde en un rei no. durante aproximadamente un milenio. sino que he andado en una tienda. Nuevas formas en el labrado de la piedra se aplicaron en las grandes construcciones. com o dimensión exagerada de poder s in que se apreciara la dóc il sumisión que tuvo Dav id ante Dios. cultos idolátricos que provocaron e l descon a tento de los fíe les yahve ístas y son rememorados por los autores sagrados com o factor desencadenante de la ruina que siguió. Una dimensión aparece en este relato que llega a convertirse en esencia l dentro de la concienc ia religiosa de Is rael: la justicia no reside en la exactitud de una li turgia. yo no he habitado en casa desde el día en que saqué de Egipto a los hijos de Israel hasta hoy. Grandes progre sos técnicos tuvieron lugar en el siglo x: los arados con rej a de hierro y el empleo de azadas permitieron incrementar el rendimiento de los cultivos. 7. Afirmado ahora en un espacio territorial suficiente. construir un Templo. y s in embargo todo é l no era otra cosa que re vestimiento arquitectónico para el Arca de la Ali anza.se realizaron movilizaciones de icio mano de obra semejantes a las que fueron necesarias para las cons trucciones egipcias . no un mandato divino. por muchas matizaciones que se introdujeran. incluso en l propia Jerusa em l . ni en los sacrificios que se o frecen en el Templo. Israel había experimentado una profunda transformación. hasta e l año 70 . potencialidad militar. acertadas decisiones y. Aquellos grupos de emigrantes. Y considera un mérito de l rey que haya renunciado inmedia tamente al proyecto. Salomón pretendía ajustarlo al modelo que revestían las otras monarquías de la época. en un tabernáculo» (2 Sam. Para este edif . 6). recursos despóticos en l a persona de su soberano y esplendor de una br illante Corte. La tradición bíblica nos explica que cuando David . Sabio por excelencia se considerará a Salomón entre los reyes de Israel. con d iversas vicisitudes la existencia misma de Israel. era un designio humano. Llevó a término el proyecto de su padre de construir e l Templo que completaba la estructura urbana de Jerusalem y que. también. En la tradic ión hebrea el largo reinado de Salomón (c. unidos en torno a la fe en Dios único. opulencia. En menos de dos si gl os. dotándolo de plataforma económica . Pero esta tarea. 974-937) aparece con signos de grandeza . pres id ir ía . sin rasgos étnicos definidos. se convirtieron primero en una nación. fue disuadido por é con estas insinuó al prof eta Nathan esta i dea palabras dictadas por el mismo Dios: «Mira. Y en esto reside la verdadera sabiduría.54 LOS JUDÍOS dioses locales . Es seguro que toleró. que no era demasiado grande .

Como es frecuente en estos casos. Aunque estas úl timas se dirigiesen con preferencia a los cananeos sometidos. Influido ta lvez por e l sistema de alian zas. La carga tributaria imprescindible se repartía entre las tribus pero de modo desigual pues Judá era un patrimonio real privilegiado. El culto fomentó con sus demandas el desarrollo de una artesanía que hizo crecer un barrio extramuros de la ciudad y que se transmitió luego a otras partes. los historiadores detectan. la madera del Líbano. 4. leyendas de tiempos anteriores.400 carros. En términos actuales podemos definir el cambio de actitud com o entrada en la tolerancia comprensiva hacia creencias aj enas a las de Israel. Por otra parte l a gran política l que se adoptara. . La clave del poder se hallaba en el ejército. signos claros de un declive que no esperaría a la muerte del rey para hacerse manifiesto. Ello no obstante hemos de insistir en otros aspectos importantes. en estos momentos de cu lminación política. cuidadosamente. que se reflejaba en la procedencia de las mujeres que poblaban su harem . sólo profesionales. se abandonó en la práctica el exclusivismo del culto a Yahvé. Ya no quedaban restos del antiguo ejército nacional. cada vez más necesarios. El Templo cpl rnenzaba a ser centro de actividad. a lo largo de este reinado. 000 infantes que. creaban un clima de descontento en el paí s. Un ejército profesiona l acaba desvinculándose de la sociedad y trasl ada su obed iencia a los jef es de los que depende. y l as crecientes reservas dé dinero atesorable comenzaban a desempeñar el papel de una reserva. Todo venía de fuera: el cobre de Chipre. los carros de Egipto y los caballos de Cilicia.LA FUNDACIÓN DEL REINO 55 pesados tributos y ejecutar l evas forzosas de decenas de mill ares de hombres. eran. el hierro de Asi a Menor. Esta política despertó recelos si n cuento entre los fiees : se había quebrantado la A li anza . Esos escribas. aumentó la presión. Ahí estaba la fuente de fragilidad para su economía. sobre los súbditos. doctrinas. también. se mostraron en condiciones de recoger noticias. han quedado recogidos en e l Libro de los Re yes.000 caballos y 12. fiscal y humana. Comenzaba pues a fijarse por escrito una tradición. según nuestras fuentes. coi nci den en señalar cómo . le componían. había en é l escuelas para la f ormaci ón de escribas. cuarteles y arsenal es en que se acumulaban enormes cantidades de material para los 1. Todos los episodios que. convertido ahora en potencia ofensiva y concentrado especialmente en Jerusalem: los famosos palacios. construidos al par del Templo. se produjo una inversión completa en el orden de valores que constituía a l esencia misma de Israe l.

obtenidas en Oriente y convertidas en monopo lio real. en la orientación económ i icar un camb o ca de los israelitas: aprovechando aquella condi ci ón de puente entre dos mares . se hizo la distribución del territorio en doce distritos -—siempre el mismo número— facilitándose de este m odo las evas as relaciones de dichas evas l . Seguramente la curiosa j anécdota de la visita de l a reina de Saba guarda relación con ese comerci o. se dedicaba a l a ganadería y al cui dado de la ti erra. en la costa del mar Roj o. que desempeñó el o fic io de gran maestro de obras. y llegaban cada tres años l as naves de l Tarsis trayendo oro. pudieran alcanzar Tartessos. Mediterráneo y Rojo. se habían produc ido cambi os sustanciales: definitivamente los israelitas habían cerrado la etapa del nomadi smo y algunos de ellos se dedicaban ya a actividades mercantiles. La destrucción del reino no fue un proceso brusco e inesperado. sino otro personaje del m ismo nombre. de donde saliera l a di nastía. De hecho quiere esto decir que. atrayendo el od io de todas las demás. monos y pavos reales»— llega a suponer que algunos de sus barcos. rey de T iro . incorporados a l as flotas fenicias. en l a ruta del estaño. Desde Ezion Geber.56 LOS JUDÍOS Con independencia de estas cuestiones. Como hipótesis de trabajo para explicar la ruptura que siguió inmediatamente a reyl l a muerte del . gran l puede apuntarse e esfuerzo excesivo que a país se exigió : a fin de asegurar las levas. Sin embargo la inmensa mayoría de los habitantes. 9. no figure el nombre de Judá. convertidos ahora en sedentarios. hij o de una viuda de l a tribu de Neftalí. No es este Hiram e l que se recuerda en los rituales de i ni ci ac ión de la Masonería. produ jeron sin duda buenas ganancias. ha inducido a algunos historiadores a suponer que esta tribu. las cuales aluden a un trasfondo religioso muy importante: de hecho Salomón había cambiado la doc - . 21 — «tenía el rey naves de Tarsi s que navegaban con as de los siervos de Hiram . le proporcionó los materiales para a l ed ifi cac i ón del Templo. 9. en busca de benef icios. apoyándose en el texto de II Crónicas. Salomón llegó a signif i . se alcanzaba Ofir. Las especias. Adolfo Schulten. Una estrecha alianza con Hiram. El hecho de que en l l . No es posible prescindir de las noticias que se contienen en el Libro de los Reyes.todavía incipiente. en el siglo x. el mantenimiento de los pozos seguía siendo principal ocupación . plata. en un viae que resultaba largo y también lucrativo. ocupaba una posi ci ón excepcional. el rey quiso desarrollar el comerci o. marfil. conservadas en la memoria del pueblo. que poseían sus dominios .

iniciando una nueva dinastí a. había sido rigurosamente educado en el model o absolutista· de su padre y pref irió seguir el consej o de sus jóvenes se- .LA FUNDACIÓN DEL REINO 57 i d : «sus mu trina sobre l a que se asentarai a Monarquía de Dav jeres inclinaron su corazón tras otros dioses. Pero e taba 45 años. 11. su Dios. en tom o al -935. Hadad de Edom había vuel to a su l respaldo tierra. Pocos años antes de la muerte de Salomón. tratando de convertir Fenicia. com o el corazón de Dav padre» (I Re. casado con una princesa egipcia y contando con e del nuevo faraón. estaba reconstruyen. Los nuevos soberanos de Egipto se mostraron dispuestos a restablecer el dom inio que. El rey de Israel se encontraba comprometido con la anterior. Oportunidades no faltaban: el horizonte se estaba pobl ando de nubarrones porque también Asiría. Hubo de entregar a Hiram la administración de diez ciudades. preparándose para el retom o/' En el momento de la muerte de Salomón los ancianos de las : tribus de Israel presentaron a Roboam una especie de ultimátum debía ser consagrado en Siquem. Re do su poder. de dinero y de trabajo. por su matrimonio. El autor parece tener la intención de dec im os que 700 mujeres que componí an el harem eran demasiadas. superadas l as enormes dificultades que para ella significaran l as invasiones. 7) y de este modo . acabando con el predominio de Judá y rectificando la polí ti ca hasta entonces seguida. en otro tiempo. La revue l taf ue do rio de Siló. y su corazón no i d su fue por entero de Yahvé. tuvo lugar una revolución en Egipto. «Ed ificó un altar a Kemos. Salomón designó a su hijo Roboam com o sucesor zón ben Elyadá se sublevó en Damasco. 11. Para ello fomentaron revuel tas internas. se proclamó a sí mismo faraón. El je fe de los mercenarios libios . Israel. ejerciera Egipto sobre Palestina. haciendo lo malo a los oj os de Yahvé. Moab y Edom en una especie de constelación de vasallos. si n duda com o indemnización por grandes deudas. proclamando a Jeroboam Ben Nebat minada pero el jefe rebelde halló acogida en Egipto. con el nombre de Sheshonq I. reconstruyendo el reino de Aram y ya no pudo ser sometido. que constituían la fuerza principal de su ejército. sobre el monte que está frente a Jerusalem» (I Re. a la vista de los sacerdotes se convirtió en un no justo. que conmente en l o que a l as l evas se referí a. especiall nuevo rey . monstruo abominable de Moab . y ref orzó la dobl e presión. sobre l a población. l a XXII. Las tri bus del norte iniciaron un movimiento de l profeta A jí as y de l santua separación que contaba con el apoyo de . 4).

No se trataba de una absoluta novedad: hemos señalado algunos precedentes. que no puede ser representada por medio de figuras e imágenes. de modo que se consumó la división . 18). a Este aspecto de la cuestión hi zo que l as consecuenci as de la ruptura se tornaran especialmente graves. sobrenombre de Jacob. lugares a los que pod ía cons ide rarse santificados por haber estado en ellos en algún momento anterior e l Arca de la Alianza. E l sacr ific io diario en e l Templo de Jerusalem. formaba parte de esa obedi enci a y era el m odo visible de una rel aci ón misteriosa entre Dios creador y el hombre criatura. 22 . Se consu maba s in embargo la amenaza de un Cisma religioso.58 LOS JUDÍOS guidores: Israel necesitaba de un poder fuerte y sin concesiones. en pago de haber obedec ido tú m i voz» (Gn. S i aceptamos e l testimonio de las Crónicas (Paralipómenos) la mayor par - . es un apelativo que conviene por igual a los miembros de todas las tribus acogidas a l a Alianza y ésta nada tiene que ver con las cambiantes estructuras políticas. Jeroboam trató de llenar esta deficiencia haciendo que se levantaran a ltares en Béte l y Dan . por com o didad. teniendo en cuenta que la parcela mayor co rrespondía a las tribus del norte. Esto puede inducimos a error: Israel. Desde el primer m o mento quedó al descubierto que no se trataba de un simple fenó meno po lít ico puesto que Israel no era un puebl o com o los demás. desde luego. que proced ía de Egipto. se atentaba a la esencia misma de la Divinidad. el templo y las estmcturas propias del reino. con ello. Las diez tribus del norte se separaron . ya que Ro boam conservaba Jerusalem. Judá y Benjamín. acog iendo com o rey a Jeroboam . su rival necesitaba construir otras que le independizasen de l ciudad santa . Todo esto pertenecía ahora a Judá. se refieren a los dos fragmentos con los nombres de Israe l y Judá respectivamente. sino «la parcela que Dios se escog ió com o heredad» y. Sin embargo el sacerdocio pod ía alegar. en sus censuras que. aunque s í. la de construir una doctrina desde la Verdad que Yahvé le estaba dispensando y que deb ía hallarse al servicio de la Humanidad. mantuvieron la fidelidad a la Casa de David. acogiéndose a una costumbre pre-cananea. en conse cuencia . Los historiadores. siguiendo ritos cuyo origen se atribuía a Moisés. Fabricó dos becerros. Probablemente su intención no iba tan le os com o provocar un retorno a la ido l atr í a . j presentar signos visibles que hiciesen accesible lo divino a los hombres. se hallaba dotado de una m is ión específica. pues la pro mesa a Abraham era firme: «por tu descendenc ia se bendecirán to das las naciones de la tierra. ahora sólidamente un idas.

indirectamente para hacer más firme e intensa la santidad de la colina de Sión y a la estirpe que formaba la Casa de David. .LA FUNDACIÓN DEL REINO 59 te de los sacerdotes se replegó sobre Jerusalem. De modo que l a creac ión de los dos reinos sirvió.

La conci enci a religiosa . de acuerdo con l a Ali anza que se ha hecho extensiva a l a Casa de Davi d. el del norte desaparecerá. declive político y económ ico. y finalmente l a invasión asi rí a que conduce al desastre definitivo. Lo dice el Salmo 2: «Ya ten- . Durante doscientos años los dos reinos permanecen yuxtapuestos. sin que se produjera una consolidaci ón religiosa.C a p ítul o III LAS TRIBUS PERDIDAS DE LA CASA DE ISRAEL 1. aunque estuv ese i omón xe a ahora dividido en dos Estados. ali anza firme entre ambos. israelita y judío. que era l a Casa de Yahvé e lí . con la caída de Samaria. ya que l a asimilación de Benjamín fue tan completa que estamos en condic iones de considerar jud íos a los moradores de la tierra gobernada desde Jerusalem. nueva expansión. Pueden señalarse en estos dos sigl os. l Santo por excelencia. mi entras que en l as diez tribus restantes se suceden varias di nastías. Este es e l l ugar único en donde Dios puede ser adorado. La concienci a que se tuvo en rel ac ión con los acontecimientos que siguieron a la muerte de Sal fi l existencia de un solo Pueblo. dando a este linaje una especial significación. La razón fundamental de esta diferencia estuvo. podrán usarse indi stintamente. a l independizarse del as estructuras po ticas . Judá tuvo la ventaj a de mantener incólume l a descendencia de Dav i d . El . vías mercantiles y recursos económ icos eran compartidos de tal modo que el declive de uno de ellos repercutía inmediatamente en el otro. aunque con predominio del norte.720 .puso su centro en e l Templo . Santo de los santos será llamado el pequeño recinto al que pocas personas tenían acceso. Después del 720 los dos términos. ci nco etapas consecutivas: consoli dación de los poderes políticos paralel os. con toda probabilidad en el hecho de que Judá formase una sola tribu.

com o hiciera Abraham. Esto no pod ía hacerse extensivo a las tribus del norte. as í com o de los recuerdos y tradiciones acerca de los profetas. perdidas . propugnaba. s in embargo. Oseas y Jeremí as contienen datos mientras que las crónicas asirías y babilonias hacen referencia directa a Israel. desprovistas de ese lugar santo y obligadas a contemplar a l ejército com o principal vínculo de unidad.62 LOS JUDÍOS go yo consagrado a mi rey en Sión. de dos fuentes tard ías . es en el reino septentrional en donde aparece los primeros profetas . pues. com o norma ética esencial. desligada de cualquier semejanza con las normas y prácticas entonces segu idas . mientras Judá se identificaba con el meridional. en e l Templo . Jerusalem tiene . si n poner límites a esta obediencia. yo te he engendrado hoy» — «te daré en herencia las naciones. empeñados en pro clamar el mensaje de Dios y mantener a los pueblos en sumisión . pero casi desde el com ienzo re nunciaron a cualquier proyecto de reunificación por medio de la guerra . una misión de alcance universal. la entrega de la persona humana al mandato de Dios. crónicas oficiales correspondientes a uno y otro reino que . La tradición b íblica nos ayuda a comprender el profundo misterio de que . Conviene insistir una vez más en que esa continuidad . muy malas. cuyos autores pud ieron disponer de abundante docu mentación conservada. Desde el siglo IX los investigadores disponen de otras fuentes de noticias: los Libros de Amos . Ajías de Siló . l lamadas Libros de los Reyes y Crónicas . sobre la marcha . Pero los autores de esta obra y de l as Crónicas — estas ú t l mas i tratan de destacar e l pape l de la Casa de Dav id y de l sacerdoc io sa doquita— adoptan una actitud estrictamente religiosa y contemplan a los reyes desde una perspectiva muy desfavorable . en propiedad los conf ínes de la tierra». en un reino amenazado por cas i inevitable destrucción . demasiado diferentes entre sí. mi monte santo». Jehú ben Jananí y Elíseo. hasta e l 880. noticias fiab les porque se apoyan en textos anter iores : parece que se fueron redactando. quedó ligada a la existencia misma de Jerusalem: es imposible comprender . especialmente la «Piedra Moabita» de Mesa. Las relacio nes entre las dos parcelas en que había venido a dividirse el reino fueron. Elíseo e Isa as í . ambas contienen. especialmente E lias . respectivamente . se haya producido la maduración de una fe que. anunciando el momento en que «Tú eres mi hijo. Hay que añadir e l materia l epigráfico. desarrollo más bien en la doctrina. Disponemos. han pod ido servir de base al relato que hoy nos o frecen los Libros de los Reyes . para la Historia de ambos reinos. Sin em bargo. Efraim se convirtió en la tribu más influyente en el remo del norte .

que recurrió a una alianza con Ben Hadad de Damasco. Asa (c. cuanti tativamente. defendió el cul to exclusivo de Yahvé. Jeroboam es el «pecador» que instal a en Dan y Béthel becerros de oro . tuvo com o consecuencia una especie de ascenso espiritual que alcanza. Roboam era. cambiando la fecha de la fiesta de los Tabernáculos y tratando de crear una nueva estirpe sacerdotal. com o veremos. Durante tres siglos y medio reyes de la Casa de David se sucederían sin interrupción. Pero hay aquí una exageración posterior puesto que su elevación era el resultado de un movimiento tradicionalista que reprochaba precisamente a Salomón su desvío . en consecuencia. Poco tiempo después de la ruptura. Las levas fueron suprimidas y la residencia real se fijó primero en Siquem y luego en Tirsa. la ciudad que yo he elegido para poner allí m i nombre». El quebranto político. una tendencia expansiva com o si reclamase l a herencia de Salomón: Nadab. el más débil: los antiguos sometidos. al principio. El reino del norte mostró también. a f ortificar l as ciudades de Judea.Re f orzando l a al i anza con Da l diosa Aserá . en Jerusa l masco y garantizando su sumisión al faraón.LAS TRIBUS PERDIDAS DE LA CASA DE ISRAEL 63 lo que significa el judaismo si no se tiene en cuenta aquello que proclama el primer Libro de los Reyes: «para que David. en tom o al .. hijo .925 Sheshonq I realizó una campaña en Palesti na. Procedió. inquietaban ahora su frontera. los autores bíblicos destacan el hundimiento paulatino de Efraim en la idolatría. protegidos por Egipto. La Dinastía XXII no renunciaba a considerar aquel territorio com o de su pertenencia. Abijah. mi si ervo. con consecuencias ruinosas para el reino y l as tri bus. del que ninguna de l as parcelas de Israel se recuperaría. para conquistar Béthe l. Roboam murió en tom o al año . En una primera etapa habían entrado en juego dos si stemas de alianzas que reducían a los dos reinos a l n i ve l de principados saté tes Aram y Egipto aspiraban a establecer su dom n li : i o i sobre Pa es l tina. de acuerdo con dicha tradición. imponiendo tributo a Judá y haciendo que Israel se sometiera al protectorado egipcio. de T ro i . poniendo fin a las veleidades·' de su madre Maaj á. Como en una parábola. 914-874 ) que reinó cuarenta años. consiguiendo de este modo consolidar su dominio. tenga siempre una lámpara ante m í en Jerusal em. en el año 622 una especie de final de etapa. merece la alabanza de los testimonios deuteronomistas porque. mientras los arameos saqueaban la tribu de Nef talí.916 dejando el reino en herencia a su hijo. Su verdadero pecado parece haber sido apartarse de Jerusa lem. Su heredero. Moab y Edom. que había elevado un ídolo de a em . pudo afirmar l a paz.

señalan otro aspecto . para evitar un nuevo golpe. era una di ctadura militar. Pero era también el anuncio de un destino divergente que no tardaría mucho en consumarse. penetrando hasta Ramlah. Primera raíz. obligaron a los invasores a ret irarse . Samar ía . estableciendo una dinastía que asegurara l a continuidad de la corona y dotando a su reino de una capital. a quince kilómetros de Jerusal em. Una sangrienta guerra civil de cuatro años. ya que Efraim. Omrí pretendió crear ambas cosas. aceptando aquela idolatría que formaba l a conc i enc i a religiosa en Fenicia y en Sil ria. Los parientes de sus antecesores ueron sistemáticamente asesinados . Zimrí. El ejército tomaba en consecuencia la d irecci ón de los asuntos. se acentuaba el contraste con el gobierno de su contemporáneo Asay en Jerusalem. con quien ya no estaba en guerra. permit ió a Omrí afirmarse. el ungido de Dios. el Templo y los sacrificios. Tropas damascenas que acudieron en auxilio de Asa . que se encuentran en mejores cond ic iones que nosotros para formular un j ui ci o. Efraim parecía producto de una revuelta. aquella que marcaba la herencia de Moisés. Omrí había consegui do imponerse y ser obedec ido pero la suya. disponible para cualquier soldado de fortuna. hij o de Baasha. Fue entonces proclamado Omrí. al apartarse del camino recto. y aquella otra que correspondía a la Casa de David. Zimrí hizo asesinar. otro j ef e militar. El resto de l as tropas se inclinaba a reconocer a El á. intentó combatir a los filisteos para ob ligar les a reconoce su dominio . se convertía en la piedra sillar. Los historiadores israelitas actual es. entrando en el sistema político que preparaba la resistencia a Asiría. en la división.64 LOS JUDÍOS y sucesor de Jeroboam. aquel que incluía los carros de com bate. pero fue asesinado durante la cam paña por Baasha de Ischar. a quien. f En torno al año 880 a. se apartó de l a obediencia a Yahvé. . Éste no contaba más que con una fracc ión del ejército. para esa enconada oposición entre j udí os y samaritanos.C. con la pretensión de que fuera también un centro de culto. se provocaba la cólera de Dios. Esta derrota liquidó el prestigio militar de Baasha que fue derribado el 883 por otro de los generales. un general que l e suplantó en el trono. durante la cual Zimrí murió en el incendio de su pal acio rehusando entregarse a l a clemencia dél vencedor. conservando Jerusal em. más que una Monarquía. mientras que Judá. Estas sombrías tragedias que caracterizan a los primeros cincuenta años del reino de Israel fueron interpretadas por los escritores religiosos com o una consecuencia de que. Inmediatamente ejecutó la invasión de Judá. no menos importante: coincidían en Jerusalem las dos legitimidades profundas.

arameos — incluyendo a Efraim— y urartios. duras leyes. cha a muerte que sólo podí a conduci r al agotamiento de Durante la primera etapa las lanzas asirías golpean sobre tres pueblos. Fue entonces cuando el reino de Israel en el norte desapareció y sus moradores. Fue. causó gran impacto en la conci encia religiosa del Pueblo de Israe l.C. Dispuso is i va : un sincretismo reli de tres elementos de importancia dec gioso. En la trayectoria histórica del gran Imperio pueden señalarse tres etapas: una primera. que llegaron a considerarla com o poderoso instrumento de Dios a fin de acabar con los soberbios. el más fuerte.LAS TRIBUS PERDIDAS DE LA CASA DE ISRAEL 65 2. fruto de una experiencia de siglos. la desaparición de diez de las doce tribus que formaban kr. Con Asiría se alcanza un model o de Imperio que. capaz de verter todas las creencias semitas en un molde nacional. relacionándose íntimamente entre sí. hubo conc ienci a de que la Monarquía y sus proyectos po lít icos habían fracasado. que formaban las diez tri bus. desde luego. de cuantos se habían creado hasta entonces . pura y simplemente. en la segunda etapa. fueron arrancados y dispersos . por su coherencia. pero al mismo tiempo muy eficaces. La más espeluznante crueldad fue puesta al servicio de esta obra de conquista. Alianza. com o Isaías anunciara. y un ejército. La Historia del Cercano Or iente. . es deci r. devolviendo a ios j udíos la con ciencia de que dependían. en cambio. que se doblegan pero sin romperse. Este acontecimiento . entre los siglos ix y ÏIV a. la segunda durante la cual quedan sumergidos los dos elementos que aún resistían a este dominio. Jerusalem resistió . pese a ciertos ensayos posteriores. y con ella la Casa de David y el Templo. fenicios arameos e i sraeli tas. la que ob ligó a todos los pueblos del Creciente Fér til a vivir juntos. Ellas son las «tribus perdidas de la Casa de Israel » que. que ordenan y purifican las creencias religiosas e insisten en que el designio de Dios y la misión de Jerusalem se orientan hacia la paz y no hacia la guerra. con excepción. de Dios. del yahveísmo. eficiente y destructor. es superior a sus antecesores. Sucumbieron. que culmina en Salmanasar III y establece el dominio sobre todas las rutas mercantiles. Aunque permaneciesen la Casa de David y e l Templo. por otra parte. (884-612) se llena con el estruendo de la terri bl e lucha que los ejércitos sirios desencadenaron para someterlo a un férreo do minio. Así lo vieron los Profetas de Israel. y la tercera que fue de desmedida expansión de sus f ronteras y lu l Imperio . desaparecieron definitivamente . Es en esta coyuntura cuando se acentúa el trabajo de los Profetas.

Por eso entre los israelitas surgirían dudas y divergencias acerca de la línea de conducta que debía se gu irse. convenía mantenerse fuera de. se mostraban opuestos a la intervención en el con flicto. que no estaba obligada a abandonar a sus antiguos dioses. se convirtió en gran centro militan La alianza permitía a Ajab consolidar sus posiciones.pal II (884-858) había cruzado el Eufrates por el vado de Karkhemish. Pero sus voces no eran escuchadas. Jezabel. Los profetas. Sobre ambos reyes influía también el temor a que se produjera un incremento en el poder de Ben Hadad de Damasco. Para reforzar su ali anza. la principal dimensión política se apoyaba en el logro de acuerdos con los más poderosos . En torno al año .66 LOS JUDÍOS El prolongado estado de guerra. derrotando a Ben Hadad II de Damasco. Omrí y Asá habían alcanzado un acuerdo: ambos reinos compon ían Israel y renunciaban a cualquier proyecto de unidad que significara la guerra. insertarse en una gran coalición que fuera capaz de resistirles.876. por el contrario se prometían rec íproca ayuda contra terceros. aunque esto significase sumisión. y el mantenimiento de las buenas relaciones con Fenicia ya que permitían la con servación de relaciones comerciales. alcanzando. influyendo negativamente en las actividades mercantiles . ella. hasta Babilonia. aproximadamente Assur-nasi r. defensores de l a religión esp ir itual y depurada. del que tendremos que ocuparnos. El siguiente rey. Pues en el año . 3. Vista desde los a ltos muros de Jerusalem. parecía mejor política la preconizada por Omrí y luego por su hijo Ajab (871-852). Salmanasar III (858-824) repitió la operación . Para Judá. recién creada. Tiro había intervenido decisi vamente en el logro de este acuerdo porque de él dependía la paz en una de las importantes vías de comunicaci ón. ejecutando el viejo rito de lavar en el . siempre reticente a la hora de tomar las armas. la terrible batailla por e l dominio de Sir ia ocupaba tan sólo el fondo de la escena . Omrí y Etbáal de Tiro concertaron el matrimonio de Ajab con una hija del primero. ahora restaurada . al que tuvo que liberar inmediatamente para formar con él la gran alianza. Samaría. esto es. que encabeza una vasta coalición. en un largo paseo militar as l costas de l Mediterráneo. poco antes de que se iniciara la gran of en s iva asiría.880 . provocaría pérdidas muy cuantiosas. Tanto as l ciudades fenicias com o los pequeños principados enviaron regalos que la Corte asi rí a consideró com o un gesto de sumisión. mi entras los asirios se paseaban por aquellas tierras.

En l os Anales de Salmanasar III se menciona la presencia de Ajab en aquel duro acontecimiento. por el contrario. Elias. no podía dudarse de que sus reyes tratarían de dominar y. fue terriblemente castigado. a ell a se sumaron 32 pequeños príncipes. el enfrentamiento del profeta con Jezabel adquiere tonos'de epopeya. Jezabel y Athalí a reclamaron el derecho a establecer un culto públi co y el sacerdocio de los Baales púnicos. se cernían sobre Israel peligros muy graves: si los asirios retomaban imponiendo su ley. capaz de resistir esta amenaza. Ben Hadad se ti tul a a sí mismo «rey de Aram». Hija y nieta respectivamente de un gran sacerdote de Astarté. Para los fieles al yahveísmo esta inici ativa venía a significar seria amenaza. en el que los asirios se jactaron de haber dado muerte a 14. defendía que la esencia de Israel radicaba en la Alianza y no en el poder de sus reyes. La gran batalla tuvo lugar en Qarqar (-853 ). que había sucedido a su padre Asa en. Damasco resultaba vencedora. Para hacer más sólida la unión.000 hombres.LAS TRIBUS PERDIDAS DE LA CASA DE ISRAEL 67 l Mediterrámar sus armas com o si se tratara de tomar posesión de neo : uno de los principados arameos que se mostró reticente en l a sumisión. Josafat se casó con Athalía. el rey de Samaría puso en pie una triple ali anza. por su parte. la Venus fenicia. Pero si. En Israel se conocían bien algunas operaciones emprendidas por los damascenos a fin de destruir o anexionar otros principados. apareció l a gran figura de e l pro f ta Elias a quien l a tradición bíblica otorga un re li eve comparable tan sól o con el que tuvi era Moisés. De ahí la . Jerusal em. En al gunas inscripciones conservadas. Al frente del movimiento de resistencia que sacudió a todo Israel. reducc ión del cu lto a Yahvé al mismo plano que ocupaba la pluralidad de dioses. Probablemente la rei na fenicia había llegado a convencerse de que la consolidación de un poder monárquico sobre todo Israel — a cuya unidad apuntaba indirectamente el matrimonio de Athalía— reclamaba una reforma religiosa en que el sincretismo permitiera la. Israel y i st ir . Como ya sucediera en tiempos de Salomón. En el Libro de los Reyes l o mismo que en las Crónicas. una de las condiciones impuestas en estos matrimonios consistía en la aceptación de libertad de culto para las rei nas. no iban a con formarse con meras promesas de sumisión. anexionar a sus vecinos. en la que entraban su suegro Ethbaal y Josaf at. Fue un encuentro formidable en que ambas partes se atribuyeron la victoria. Tiro estaba también con ellos. Ajab tenía conci encia de que. En consecuencia. Entonces Damasco. acaso. hija de Ajab y Jezabel. Ben Hamat decidieron formar una vasta ali anza capaz de res Hadad se encargaría de dirigi rl a. tras la bata lla .

se convirtió en algo definitivo. Eli as acusó a Jezabe con ello.murió en e lcurso de es tas operaciones. de haber perseguido y lapidado al propieta r io de la viña para poder quedarse con ella. para reforzar el poder de su hija. Se trata de un proceso de cambio que dura c inco años (845-840) beneficiando los intereses asirlos. en tres escenarios simul táneos. aunque no llegó a provocar la caída de los arameos. Fue favorecida por los acontecimientos exteri ores. que los reyes de Israel intentaban de nuevo someter. sucediéndole un hi jo de nombre Jehoram. No eran sólo los fracasos en el exterior los que atizaban el desvío contra las reinas idólatras y extranjeras. no sin haber hecho l a dob Dios hablaba por su boca : una sequía se abatió sobre Israel y el pro feta pudo provocar una teofanía que dejó en ridículo a los sacerdotes de Baal. en donde Elias se asocia un discípulo. Ajab hizo penitencia reconociendo su culpa y eludió de este m odo el castigo. a su marido . para prescindir de los preceptos morales. se prepara la revolución que se define com o «caída de la Casa de Omrí» aunque se trataba de provocar un retomo a l pun to de partida. reinaba ahora en Jerusalem. y Samarí a. en ambos reinos. La identidad de nombres parecía demostrar un proceso de tendencia a la unidad. pero en cierli as tuvo que ret i rarse to m odo la rei na quedó dueña del terreno.68 LOS JUDÍOS honda signi ficación que revi ste el episodio de l a viña de Neboth: se trataba de decidir si el poder del soberano era tan absoluto com o l y . Y a esta ciudad se trasladaría también Jezabel. estaba en j uego toda la herencia espi ri tual de Israel. ba jo regencia de su madre. su reinado duró apenas dos años . Fallecido entre tanto Josafat. sucediéndole su hi jo Ocozías que. Elíseo ben Safat. Las noticias de que disponemos nos permiten descubrir la perfecta trabazón en el orden de los sucesos y nos ayudan a comprender la importancia que tuvo este acontecimiento. . Hagamos relación de ellas. muy grave. consiguió ser reconoc ido en Samar ía . E l e demostrac i ón de que al monte Horeb. donde el general Hazael asesina y susti tuye a Ben Hadad (841) recibiendo los plácemes del profeta. Moab. En aquell a ciudad la lucha entre la tolerancia defendida por las reinas y el exclusivismo yahveísta que dominaba en el Templo. Ajab de Israel. un hijo de éste y de Athalía. 4. El descontento de l ejército se hizo . que había intentado valerse de la alianza y del repliegue damascenos para incrementar su poder atacando Moab y orzando a f l sumisión de algunos rebeldes . Damasco. Desde Horeb. no sin dificultad.

que consiguiera frenar a los asirlos en Qarqar. La caída de la Casa de Omrí anuncia un per íodo de grandes luchas . en l a conci enci a judía un lugar de extraordinario relieve. proclamándose regente. llamarse la atención sobre la importancia que este episodio llegó a revestir para la Historia de Israel y. y a la Casa de Davi d pues no conoc ía reyes ajenos. fenicios e i sraeli tas . Este último. sino de hierro y fuego . la dob le fidelidad: a la alianza mediante el sacrificio en el Templo. Los dos reyes murieron asesinados. De este m odo podemos conc lu ir que. Judá conservaba. a diferencia de Israel. Verdaderamente se trataba de la destrucción de l a Casa de Omrí. Pero el año 840 un nuevo golpe. En tal momento Elíseo impulsa el golpe militar de Jehú (844). vencieron. de la Humanidad: el yahveísmo había superado una de las grandes amenazas al proponerse la adecuac ión entre l a religión de Israel y el sistema general imperante en Siria. Jehú . Elias y Elíseo. esto nos permite suponer que otras noticias incluidas en Reyes y Crónicas. Ahora un segundo Ocozías sucedía a su padre Jehoram en Judá. Jezabel fue atrozmente descuartizada. Las estatuas de los baales fueron destruidas y sus fieles perseguidos. llamado Joás. En l a teofanía que Eli as experimenta en su llegada al monte Horeb no se le había transmitido l a esperanza del comi enzo de una era de paz.LAS TRIBUS PERDIDAS DE LA CASA DE ISRAEL 69 Hubo un relevo casi simultáneo en el trono. al término de la revolución. acabó con la reina elevando al trono a un hijo de Ocozías. ocupen. pudo imponerse a los rebeldes instalando su gobierno en el pal acio de Jerusalem. inaugurando la que parecía tendencia a la unidad. Debe. La existencia de una fuerte y prolongada sequía es dato que han podi do comprobar los modernos investigadores. cuya educación rigurosa en el Templo garantizaba su fidelidad a la religión de sus mayores. Y al final. para poder afirmarse en el tro no de Israel había tenido que someterse a l protectorado de Sa l ma nasar III. en definitiva. de tendencia sincrética. combatiendo a Hazael de Damasco. Joyada. dirigido esta vez por el Sumo Sacerdote. de sólo siete años de edad. Todos los parientes de Ajab que pudieron ser hallados perecieron. Athalía. Rota la gran alianza de príncipes sirios. Ellos se habían alzado contra la desviación. Esto era singularmente cierto. Es lo que hace que los dos profetas. Tiro se separó de Israel porque de esta manera violenta repudiaba a sus dioses y cada . viajó con Jezabel a Samaría donde su pr imo convalecía de las heridas que recibiera en la derrota de Ramot Galaad. tampoco deben hallarse lejos de l a realidad. en consecuencia. La suya no era la autoridad correspondiente a un monarca sino una simple dictadura militar.

Se aplicaba este nombre. El año 841 Salmanasar III h izo una nueva entrada. aunque se disimulase hablando de regalos. Pero no fue muy lejos en cuanto a la restauración de la vida religiosa. 5. Joás. El restablecimiento de la vida comercial. hasta. en aquel tiempo . después de la crisis. de Asiría. signi ficó para Si ria un plazo de respiro aunque no se produjeran cambios en la relación de fuerzas. Ben Hadad III. a l a que se pagaba tributo. derrotando a Damasco y alcanzando con los suyos la falda del monte Carmelo. Las clases bajas también se hicieron presentes en la destrucc ión de los ídolos. más o menos. pero siempre amenazador. f ueron pronto disueltos.70 LOS JUDÍOS uno de los dos reinos tuvo que enfrentarse a solas con el principal enemigo. Jerusalem se acogerá a la protecci ón de Adad Nirari III. . se menciona a la «gente de la Tierra» (am ha-aretz) com o tomando parte en el acontecimiento. que era su tío . someti do a la tutel a del Sumo Sacerdote Joyadá. consistía en una sumisión de todos al poder lejano. despertó la cólera de los sacerdotes al utilizar los fondos del tesoro del Templo para hacer frente a l as obligaci ones contraídas con Asiría. del rey que ti ene com o ministro a Naaman. Los asirios no permanecieron en el país pero impusieron a todos los pequeños principados pesados tributos. Por vez primera. De este modo el status quo hasta mediados del siglo vm a. al contrario. Algunos débiles intentos de restaurar la gran alianza entre los arameos tal y com o existía antes del 853. distinta de la nobleza y del clero del Templo . Un hijo de Hazael. consiguió restablecer el poder en Damasco: se trata. probablemente. Adad N irari III (810782) hará una demoledora incursión golpeando fuertemente a Damasco para poner las cosas claramente en su sitio. sacudiéndose la tutel a de Ben Hadad de Damasco. no alcanzaba a promover el restablecimiento de las finanzas del rey.C. a la masa de pob lación . el que fue curado de la lepra por Eli seo. La guerra civil que se produ jo en Asiría en el momento de la muerte de Salmanasar (827 ) y el crecim iento de poder de Urartu que ob ligó a los monarcas de Nínive a poner su atención preferente en los frontera de l nordeste durante el siguiente medio siglo . Al menos el poder asirio garantizaba una cierta seguridad en las pi stas caravaneras. e l 745 que marca el com ienzo for midable de Tiglath Pileser III. en la coronac ión de este rey. significaba el establecimiento de una influencia religiosa predominante.

LAS TRIBUS PERDIDAS DE LA CASA DE ISRAEL 71 El repliegue de Asiria. fue extraordinariamente pacífico. fuente principal de riqueza. Este incremento de territorio y fuerzas fue interpretado por Jeroboam II com o una amenaza directa a su propi o reino y l e declaró la guerra. en que las relaciones entre los dos reinos israelitas se caracterizaron por la paz. A parti r de este momento el espac io de que disponían uno y otro reino se hall aba más equilibrado. Aunque hubiera sido ungido por un vicario del profeta. Jeroboam II (787. Combatió a Edom. También Hamat. no podía el nuevo rey liberarse de sus antecedentes puramente militares. volcada en su gran contienda con Urartu. le convirtió en enemigo de Damasco con quien hubo de sostener una pequeña guerra que ocas ionó la reducc ión de los territorios del norte. obligándole a someterse. As ir ia . Derrotado. como . Joás (802-787). Joacaz (818-802). Hemos de advert ir que los datos crono lóg icos que aqu í figuran pue den no ser correctos: no hay acuerdo entre los investigadores respecto al cálculo de los años. que reinó alrededor de cuarenta años . tuvo com o consecuencia la consolidaci ón de la nueva dinastí a de Jehú en Samaría. mientras los israelíes llegaban a Jerusal em procedi endo a demoler sus murallas. Tuvo bajo su vasallaje a Damasco. Jeroboam II ben Joás . pero esta circunstancia que le garantizaba frente a Asiria. aceptó col ocarse bajo la alta di recci ón de Israel. se había ale j ado . tras el asesinato del monarca .747) y Zacarías. que le permitió contemplar a Judá í odo de apo com o si se tratara de un país sometido. Los tres primeros son coetáneos de Joás de Judea. obedeci endo en todo los mandatos de Dios. sucediéndole se hijo Amasias (801773) éste trató de buscar un refuerzo en su ejército que l e permitiese alguna expansión. le sucedió (773-735). Pero cuando Joás mur ió asesinado por sus ministros. además de l argo. fuertemente quebrantada. Un tiempo. buscando una protecc ión. Se había ofrecido com o tributario a Salmanasar III. cuyo reinado. Alentado por el prof eta Jonás acarició el sueño de restablecer la grandeza de Israe l. devolviéndolo a la época de Salomón. aunque ignoramos las circunstancias precisas . indica un per geo. durante unos pocos años. Desde l as fronteras de esta ciudad hasta e l mar Muerto. Hubo una recuperación económi ca gracias al crecimiento que experimentaban las actividades mercantiles. autor de este vuelco en la situación. Jeroboam había conseguido crear un fuerte enclave comercial que controlaba los caminos de l as caravanas . Por vez primera cinco reyes se suceden en Israel dentro de una d inastía: Jehú (843-818). sobre todo . Amasias recobró la libertad pero hubo de compartir el gobierno con su hijo Azarías que. Pudo tener l a sensación de que. Amasias quedó prisionero .

en efecto. Pues la riqueza del rey es consecuencia de la opresión sobre los pobres y la corrupci ón de la justicia. 15). No está en el poder del monarca . ellos abandonaron el tema de la justicia social invitando a los fieles a concentrarse en el próxi mo advenimiento de un «días de l Señor» . Toda la Humanidad. Pero la promesa es firme e incontrovertible: «los plantaré en su tierra y no serán ya más arrancados de la ti erra que yo les he dado. enseña Amos. convirtiéndola de este m odo en Israel. Jeroboam murió el 747. provocaba un toque de atención para los reyes de Ninive que no tardarían en incluir la destrucción de Samaría en el programa de decisiones radicales para el domi ni o del Creciente Fértil. 9. Probablemente no comprendió que. Pero ha escog ido una pequeña parcela para establecer con ella una Alianza. el gran conquistador.72 LOS JUDÍOS Damasco en la hora de Qarqar. a quien los hombres sustituyen por ído los que son e l producto de su inventiva. Adán y Eva. sobre el mar Ro jo . Fa ltaba mucho tiempo para que. sin embargo. los avi sos. Este pecado consiste en la desobediencia a Dios. Azarías (Ozías).C. Ese Pueblo de e lección tiene que ser probado. con el tiempo. comuni cada a los demás hombres. tallado a fuego. comparte con ella. Completó la conquista de Edom (futura Idumea) llegando a E ilat . tiempo de plenitud para Israel. H izo la guerra a los filisteos apoderándose de Yabné y estableciendo fortifi- . tu Dios» ( Am. De ellos se diferencia Amos de Tekoa que se presentaba a s í mismo . ante todo . No faltaban. En la tradición literaria judía es Amos e l primero que nos propor c iona una interpretación de la Historia. com o pastor preocupado por la justicia social. aunque nor malmente propendía a dar le un significado político. Estamos en el siglo vin a. y haciéndola depositaría de una revelación que será. unos meses más tarde era proclamado rey de los asirios Tiglath Pil eser III. ni en las fuerzas militares la verdadera misión de Israel com o tampoco son los sacrific ios y e l brillo de los actos de cu lto la respuesta adecuada a D ios . Fortificó también el oasis de Cades Bamea convirtiéndolo en centro de contro l para las caravanas que venían de Egipto a través del Sinaí. contemporáneo de Jeroboam II pudo consi derarse igualmente com o un gran rey. procede de una sola pareja. a él correspondía organizar la resistencia frente a Asiría. de este modo. las desastrosas conse cuencias de l pecado original. Identificados con l a Corte y los proyectos de Jeroboam aparecen profetas que podemos considerar «o fic ia les». Dios castiga a los hombres y a los pue blos en razón directa al grado de prevaricación en que han incurrido. dice Yahvé. incluso la palabra Historia apareciera en el acervo cultural humano. esto es.

para l a estabilidad de l reino. reclamando una ac titud de resistencia frente al gran rey. i i li entre quienes recomendaban plegarse a las exigencias del invencible asirio y los que preferían resistir. probablemente. la unidad de todo el Creciente Fértil. alimentaba el descontento. Podemos entender. La lepra que le acometi ó. fenicios e srae tas . Jotam y Ajaz. pueden incluirse en la lista de los sumisos. restaurar l a costumbre de que el rey presidiera las ceremonias del Templo y se enfrentó con los sacerdotes. reinó apenas sei s meses y fue asesinado en un oscuro drama de corte oriental. debían ir a parar a manos del soberano de Ní ni ve. La unidad significaba holgura y desarrollo económ ico. De los dos primeros dicen las fuentes i sraelí es que obraron bien en presencia de Yahvé y que pudieron incrementar las fuerzas militares y las fortalezas del reino. Tiglath Pileser III será el gran conquistador. de una refundición de todos los reinos y principados. La posi ci ón de los pro-asirios no era cómoda porque el crecimi ento de las i mposiciones. en Jerusalem y su entorno predominaron los partidarios de un entendimiento con Asiría mi entras no l es fuera exi- . sucesivos reyes de Judá. Este tipo de po lítica que. junto con su familia. desde el princi pio se hizo evidente. que l e obli gó a asociar al trono a su hijo Jotam. desde la desembocadura de los grandes ríos Eufrates y T igr is . También Azarías. El usurpador. Comprendía e l valor que .LAS TRIBUS PERDIDAS DE LA CASA DE ISRAEL 73 caciones en torno a Ascalón para que no se le impidiese el uso de l ví a a marítima. hasta la frontera de Egipto . No se trataba. sucesor de Jeroboam Π. generó tensiones nternas en los pequeños estados arameos . Destruyendo definitivamente a Urartu pudo disponer de las fuerzas necesarias para cumplir el gran objetivo que se había propuesto. comprobada por una lápida hallada. Pero pretendió. tenía el desarrollo de la agricultura e impulsó una primera col i on zación de l Negueb . Zacarías . Sallum ben Gabés. fue presentada entonces com o un castigo divino. en todo caso. 6. Los trastornos habían comenzado años antes en esa monarquía militar en que se había convertido Israel. Se hicieron frecuentes los motines y golpes dentro de los principados. a través de estas expresiones que. aunque sí de l sometimiento a la obediencia y condiciones que a As ir ía convenían. que se hizo famoso por su crueldad y se apresuró a restablecer la sumisión y el tributo a Asi ría. Fortaleció e lejército haciendo construir má quinas de guerra. también. aunque los beneficios. duró apenas un mes: fue muerto por Menahem ben Gad í.

prometió l evantar en Jerusa em un a tar idéntico a l l l que serv í a a l gran rey para presentar sus ofrendas. ejercieran sus antecesores. más de un siglo atrás. Ascalón y Judá se agregaron a a l arga li sta de tr i butar i os . Probablemente los cortesanos asiríos entendieron que también aque l pequeño resto de Israel se sometía al sincretismo que ellos preconizaban. Amon. Se permitió a Oseas ben Elá. Rezón hizo un llamamiento a la unidad como medio de resistir al enemigo y recobrar la libertad. Pekhai a. que falleció el año 726. Viviendo aún Azarías (Ozías) el leproso. Pero cuando los asiríos regresaron a sus bases. Tiglath. Joacaz pidió auxilio a Tiglath enviándole copi osos regalos y com o «un r ío impetuoso. en tales circunstancias. en gesto humilde. Pekha murió asesinado. el rey de Asi ria y toda su magnificencia» Is est na ( . E lprofeta ten a í razón: nadie podía resistir al ejército asirlo. los Anal es asi rí os mencionan expresamente a Joacaz. sólo en Dios era posible la esperanza. Sidón. Tiro. Arvad. Todo esto sucedía el año 732: Damasco y el país de Aram ueron anexionados y a Rezón de Damasco simplemente se l e hizo f ejecutar com o a un rebelde cualquiera. las operaciones debían comenzar por Jerusalem. Todos los pequeños reinos se sometieron. siendo peligroso dejar un vacío a sus espaldas. El peso de los tributos fortalecía el espíritu de resi stencia. Aprovechando la debilitación interna que los sucesivos golpes provocaban en Israel. Las fuentes de que dispone- . Los damascenos estimularon un nuevo golpe en Samaría: el hijo y sucesor de Menahem. No sucedía lo mismo en el reino del Norte. Rezón de Damasco trató de asumir una especie de dirección seme jante a la que . Gali lea pasó a ser la provincia de Meguidó. su asesino. conservar el título de rey. Moab. Gaza y Ascalón se sumaron al rey de Damasco que aparecía como cabeza de los arameos. Ahora la coalición estaba completa: Tiro. Joacaz de Judá acudió a l a presencia de Ti gl ath para agradecer su ayuda y . Los textos de T i g ath dan cuenta de l l cóm o el gran rey había reci bido de Israel diez talentos de oro y cien de plata. El profeta Isaías acudió en auxili o de su rey mostrándole que. falleció Jotam. fue e l monarca asirlo que inauguró el procedimi ento de desguace de pueblos com o un medio para quebrantar las resistencias nacionales. fue asesinado y sustitu ido por Pekha ben Remalya .7 )cayeron sobre S r i a i y Pa l i .C.) con los soldados victoriosos de Urar tu. 8 . teniendo que hacerse cargo del gobierno su hijo Joacaz ( Aj az). Samaría. pero una parte del reino fue segregada. Momento escogido por Tiglath Pileser para realizar una gran expedición hasta Palestina (734 a. Pero Joacaz se negó y los aliados decidieron que. más próxi mo a las zonas de conflicto.74 LOS JUDÍOS gida la renuncia a su fe.

carentes del peligroso distinti gentes mezcladas. Las diez tribus perdidas de la Casa de Israe l que darán origen posteriormente a muy curiosas l eyendas. Para el autor del Libro de los Reyes lo sucedido trascendía cualquier vicisitud. La población del reino septentrional de Israel fue objeto de uno de los traslados ^masi vos a que nos hemos referido antes . El nuevo rey de Asiría. com o a primera v más verosímil. En ciertos casos. se llevó de allí 27. Parece que los asirios permitieron a a l gunas familias que permaneciesen. Esta vez el cambi o de reinado vino acompañado de un vasto movim iento de revuelta al que se incorporaron los israelitas en un gesto desesperado. no tardó en aparecer en Siria y Palesti na. mos permiten asegurar que se trataba de desp más de cien mil personas. aunque no los judíos. venerando a los dioses ajenos» (2 R. también desconoc idas. Los moradores de un territorio eran sa . 7). en la misma frontera de Egipto. política o militar: «los hijos de Israel habían pecado contra Yahvé. La resistencia de aquel pequeño resto de Israel se prol ongó durante dos años. que prefería llamarse Sargón II com o si f uese continuador del antiguo monarca de los akkadios. Desde Egipto. N i siquiera sabemos cual fue su l ugar de destino en l a frontera nororiental donde se produj o l a mezcla y asimilación por otras poblaciones. Por eso la caída del Imperio no fue seguida de i sta podría parecer un movim iento de retorno. de modo que Samaría no fue tomada hasta el 722/1. no han dejado rastro alguno detrás de sí. a quien sucedió Salmanasar V (726 722). vinieron incitaciones a l a revue l a muerte de T ig l ath P il eser . A l producirse tela de los nubios. entregado a otras . avanzando hasta Raphia. perjuicios sufr ían. en esta ocasión . mezclándose con los recién llegados. 17. Los asirios no tardaron en reaparecer: tras los primeros combates. pasado el primer momento de desarraigo y v notables: recibían ti erras que podían ser incluso mejores que l as que antes perdieran. nómadas en gran parte. Sarruki n. Oseas suspendió el pago de l tributo . coi nci di endo con l a muerte de Salmanasar. a fin de crear nuevos medios cados de él y llevados a ti erras nuevas de arraigo.LAS TRIBUS PERDIDAS DE LA CASA DE ISRAEL 75 l azar . rel acionadas incluso con los indígenas de América . procedentes de Arabia ya que se produjo en . pero a gran distancia del antiguo sol ar. venidas de f uera l menos. donde Tef nakt había conseguido sacudirse la tu l ta . Oseas se rindió y fue ll evado a Nínive en calidad de prisionero. a ia je . Sus Anales dicen que cuando se apoderó de Samaría por segunda vez y l a destruyó. com o si se tratara de una advertencia. los transplantados no vo de l a unidad.900 de sus hab itantes Las diez tr ibus de la Casa de Israel desaparecieron entonces.

De este modo el propi o Israel. Los asirios impusieron en las nuevas provincias. identif icado en adelante con Judá y Benjamín. los «samaritanos». setecientos años más tarde. que aceptó el protectorado asirio para sobrevivir. resul tantes de l desaparición de l reino de Israe l. permaneció com o una is l a en que se seguía adorando al Dios úni co desprovisto de imagen. se pretendía f también invocar el nombre de Dios. . reflejan con mucha claridad las barreras establecidas entre las dos etni as. El Templo era ahora el vínculo religioso ún ico para el yahveísmo —recuérdese lo que la samari tana dice a Jesús: «vosotros decís que es Jerusal em el sitio donde hay que adorar» (Jn. 20)— pero éste ampliaba su inluencia ya que en Samar í a y en e l monte Guerizim . judía y samaritana. que trataron de volver al yahveísmo pero fueron rechazados por el sacerdoc io de Jerusalem. minúscula parcela de su heredad. Se constituyó una nueva etnia. e lculto sincrético que debía ser a base para e l imperio semita. Los evangelistas. que seguía cu idando de su Pueblo.76 LOS JUDÍOS éstos una asimilación de hábitos y costumbres. 4.

Cuando e miento de resistencia Ezequías se había mostrado fie y por eso . 722 los arameos ntentaron l un moviprovincia. i solo i en de . ) l . e procedim ento de no particiúnicamente sobrevivir mediante l l par en movimientos de rebe d a volcando sus esfuerzos en ase gurar a prosperidad linterior: por vez primera selperforaron as . E año para poses o i narse de a vía marítima. Pero los apoyos que desde l fue Sargón II hubo de confirmarlo. l . pero los filisteos dirigidos por cierto Yal . . engua de su pueblo i l se re l nifica Sarruk n en í a dispuso que i construyese Samar. ma indirecta de tributo. f de cial para Egipto. l judía il. Isa as conserva a con. Como os nabateos y nubios alzándose contra Osorkón. S r a y Egipto. que era uno de los e es comerciales esen. e tiempo de a creac ón de l . Esto perjudicaba muy seriamente los ntereses . l i i l 716 Sargón II h zo una nueva expedición j . organizar un movimiento de resis tencia. ei Negueb a finl de atender a l desarrollo i l capas iacuíferas de .C a p ít u l o I V QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI . en . 1 Aunque asociado a trono por su padre Joacaz Ezequías (727 698 no comenzó a reinar hasta l a muertei de éste pretendió l í . pro- . ciencia de a inmensidad y potencia de aquel Imperio que j e siglo v parecería i a punto . ME OLVIDO DE TI JERUSALEM . man intentaron desde Áshdod. haciendo l cada vez más difíci su conservación. que es lo que s gcom o simplesi provincias. a lque iba a serv r de nueva capita para a . considerarse com o orJudá Osorkón IV envió regalos que podían i. l ra se prestaban a los rebeldes arrastraron poco a poco a os mo l l narcas asirlos a ampliar e espacio de sus í conquistas.fundir en uno los tres e es sustanciales de Or ente esto es Babilonia. i i l i la agr cultura Es s n embargo. S r a y Pa est i gran Imperio asirio que tendía a considerar na l l E «verdadero rey» .

pero se abstuvo de castigar a Eze qu ías porque sus intereses estaban en otra parte.78 LOS JUDÍOS vocaron un cambio de di nastía. Naturalmente esta concepc ión religiosa . Buscando un medio para mantener so metidos tantos pueblos dispersos. de quien los reyes recibían su poder . Sargón II murió el 705 y la gran ciudad por él imaginada quedó en el abandono y en la ruina. aunque de modo indirecto. vinieron las apremiantes solicitudes para un alzamiento. en que el carácter na ciona l había sido sustituido por e l profesional. É l había proyectado una gran ciudad. en cuya inauguración . podí a ser severamente castigada. brindó a Ezequías una alianza que éste aceptó: todos los perjudicados por la expansión asir ía parecían decididos a aprovechar las dificultades iniciales con que tropezaba Senaquerib. que permitía admitir. Sarrukin trató de fomentar una especie de pan-semitismo a l que prestaba base un esquema religioso que ordenaba todos ios dioses en una especie de Panteón común . resultaba incompatible con el yahveísmo. Shamash. El Imperio de Sargón era poderoso. pero f rágil. com o demostraba el ejemplo de Samaría. el 706 a. se hizo la manifestación pública de las nuevas creencias: por debajo de Assur-Marduk. el dios supremo. . De m odo que para los j udíos la consolidación del Imperio asirio significaba un peligro serio. Hasta el año 700 no apareció con su ejército en Palesti na.C. También Judá. Un asp irante al trono de Babilonia. Egipto pudo ofrecer a los rebeldes su apoyo. venían a representar las fuerzas de la natural eza. Ezequías se sumó a l a revuelta y con él Lulli. Marduk-apal-iddina. perjudicaba grandemente a los judíos: de ahí que éstos buscaran un acercamiento a Egipto. una constelac ión de seis divinidades. Es indudable que estaban en juego los intereses de la vía marítima. Nabu. aproximadamente.numinosas aunque creadas . en planos inferiores. El dom in io abso luto que los asirios establecieron sobre la costa. . Tuvo que someter primero a Babilonia expulsando a Marduk-apaliddina. Dur Sarrukin. rey de Sidón. Adad y Ni nurta. inaugurada por Sabaka. Ea. Sin. la cuantía del esfuerzo requerido excedía l as disponibilidades de su Imperio. a los dioses titulares de cada ciudad. a quien la Biblia llama Merodach Baladan. Sargón repitió uno de sus golpes demoledores to mando y destruyendo Ashdod . dependía exclusivamente de l ejército. que pod ía proporcionarles una vía al ternativa. demasiado extenso. Isaías alzó la voz en contra de aquell a aventura nsensata i : Yahvé no es dios de guerra sino de paz y cualquier deso bediencia a sus mandatos. Esta vez Senaquerib tuvo que obrar con más calma. Desde Egipto y desde el extremo sur de Mesopotamia. Cada camb io de rei nado abría una incógnita.

Se emprendieron en consecuencia reformas orientadas a desterrar los cultos idolátricos y a purificar la liturgia de las ceremonias del Templo.toda su enseñanza part a í de una experiencia de Dios que había tenido en el Templo el mismo año de la muerte de Azar ías. Las ondas de crueldad iban creciendo . y no había otro en donde pudieran cumplirse. pero obli gó al f araón a pasar a l a defens iva. Reducido en sus dimensiones. únicamente. en tom o al 727. se produjera a anza . que actuaría. el reino de Judá permaneció. alzó el ased io y regresó a Nínive.QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI ME OLVIDO DE TI 79 llegando hasta la frontera de Egipto. Entonces invadió Judea apoderándose de la mayor parte de las casas fuertes y poniendo asedio estrecho a Jerusalem. incluso desde e l punto de vista cultural. De nuevo alzó Isa ías su voz para anunciar que Yahvé no iba a abandonar a su pueblo. recogida más tar de por Heródoto y que a lude a una epidemia difundida por ratones que invadieron el campamento. animaba a Ezequías a abandonar las intrigas y preocupaciones políticas para dedicarse. Desde sus muros la visión del vasto campamento pod ía considerarse ya com o e l anuncio de su propia destrucción . y otra. que anunciaba ya la aparición. com o salvador de Israel. una que habla de disturbios produc idos en Asiría. Superado el peligro en estas circunstancias tan singulares. Una leyenda posterior afir- . Hay dos versiones contradictorias. Es posible que. De hecho Senaquerib se con formó con el pago de tributos. en ella se le había hecho evidente el con traste entre la fragilidad humana y la grandeza y majestad de Di os. en el futuro. Jerusalem era el lugar santo. para borrar hasta la última sombra de sacralización de objetos f abricado por manos humanas. Los acontecimientos en tom o al año 700 hicieron aumentar la mportancia de Isa as i í . según l a promesa. sabemos con certeza que l desaparición de l Arca de la A li cuando los babilonios tomaron la ciudad el año -597 ya no existía. La batalla de El tekhé no f ue desde luego una victoria decisiva. Las naciones son meros instrumentos en las manos de Dios. en estas circunstancias. que guía la Historia. El profeta. Aunque el profeta proced ía de sectores de la nobleza. a cumplir los designios de Dios. com o una is la . de un retoño de la Casa de David. La serpiente de bronce que Moisés había hecho fabricar en el desierto fue destruida. la verdadera participación del hombre en su decurso consiste en añonar esa fe en Yahvé . él predicaba a a pobreza: lo que importa no es alcanzar e l poder l humildad y l militar sino seguir la voluntad de Dios. en med io del océano que la dom inac ión asiría significaba. Ezequías no tuvo más remedio que reconocer que era la misericordia de Yahvé/Dios la que había salvado a «su» ciudad de Jerusalem.

la caída de As ir ía fue para sus coetáneos. cayó Harran (610). y arrojarán su carga sobre sus espa ldas . He ahí l reso l l ti l mano ten a ución tomada contra toda a erra . Grande y dramática. ¿quién se opondrá? Tendida está su mano. se interrumpiera la legitimidad dinástica. llamado Josías (640-609). al ser asesinado el rey. no fue el acontecimiento más trascendental de estos años. se cumplirá: destru iré a l asirio en mi tierra y le hollaré en mis montes y les quitaré de encima su yugo. barrer las últimas reliquias de los cultos cananeos y hacer desaparecer el sincre- . y lo hizo. de modo que fue proclamado un hijo de Amón. aunque el segundo Libro de los Reyes y la tradición posterior le presentan com o el pecador que restableció la idolatría hasta el punto de consagrar a su propio hij o al dios Mo loc . se alzaron para disputarse lo que aún quedaba del viejo sol ar. Cayó Assur (614). he ah í a dida contra todos los pueblos. 7 2. Egipto. Los que eran leales al Templo y también a la Casa de David impidieron que. De este m odo Manasés y su hi jo Amón. que se congratulaban de haber conservado Judá independiente gracias a su sumisión. entendían que una política sabia consistía en aceptar los principios sincréticos de Asiría. pese a todo.80 LOS JUDÍOS ma que cuando Manasés (696-642) sucedió a su padre y trató de volver a las prácticas idolátricas. ¿quién a l apartará?» Estas palabras de Isa í as ( 14 . En Jerusalem tenía lugar el cambio hacia una madurez que habría de afectar a toda la Humanidad. Tres nuevas potencias. «Yahvé de los ejércitos lo ha jurado diciendo: sí. Así se creó un estado de op in ión desfavorable al rey. Babilonia y Media. Josías había emprendido una labor de reforma religiosa muy profunda. que esta lló en el m o mento de su muerte: Amón (641-640) no llegó a completar dos años de reinado. Tropas judías figuraron entre las unidades asirías que permitieron a Asharaadon la conquista de Egipto. pero. Porque Yahvé de los ejércitos lo ha decidido. llegará . Desde la muerte de Assurbanipal (627) se había ini ciado un declive que conduj o al derrumbamiento de aquel edificio a quien . Manasés mantendría cuidadosamente las relaciones de dependencia con As ir ía . de pronto . sobrecogedora . ordenó la muerte del profeta. l o que yo he decidido . accediendo incluso a las recomendaciones para reducir el rigor en la fe. orientada a librar de adherencias extrañas al yahveísmo. 24 a 27 ) reflejan un estado de conciencia : los hombres no habían podi do derribar al gigante de Nínive. faltaron los cimientos. cayó Nínive (612). lo que yo he resuelto. Dios podí a hacerlo.

Yahvé. El Templo basta para mostrar l a presencia de Yahvé . borraba su culto. Pero los investigadores modernos que siguen la línea de Wellhausen. para nosotros. antes bien. 8.QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI ME OLVIDO DE TI 81 tismo idolátrico que Asiria patrocinara. Pero l a depuración religiosa que en aquellos momentos se propugnaba. 7). signos y representaciones. tratan de interpretarla diciendo que no era otra cosa que un procedim iento para dar autenticidad a un texto que entonces se había redactado. ante todo. prof undo sentido. 45.C. El yahveísmo se define a sí mismo. 5). E l proceso de cre cimiento de las Escrituras había superado una primera etapa de madurez. los cuales debían evitarse en el futuro. De hecho es indudable que po demos decir que. expresada en f orma muy contundente: «Soy yo. por encargo del rey. Tal empresa está indudablemente ligada a l a coyuntura del gran vacío que provocó la caída del Imperio. Todos los demás dioses son falsos. las palabras del profeta Nahun: «¡Ha sido destruida Ní ni ve! ¿Quién se compadecerá de ella?» (Na. cuando halló un ejemplar del Deuteronom io . no se apoderaban del dios de l a misma. mera invención. no hay mot ivo para rechazarla. 3. en compañía del ministro Safán. f ueron suprimidos. Bétel fue entonces demolido para que no quedara otro lugar santo que el del Templo de Jerusalem. conj unto de leyes traído por los refugiados del norte y que en algún lugar quedara escond ido u olvidado. buscaba en el Templo documentos relacionados con donaciones que a él mismo correspondían. com o una religión anicónica. Cobran. fuera de mí no hay Dios» ( Is. Entre las creencias l a primera y más importante es la que se refiere a la unicidad de Dios. la Torah se presenta en la f orma y conten i do con que ahora l a conocemos . tratando además de desarraigarlo. la conc ienci a de los muchos pecados cometi dos por el Pueblo desde l a época de Moisés. tomándolo para sí. Tal es la escueta no ticia en que co inci den el Libro de los Reyes y l as Crónicas. los israelitas fueron el úni co pueblo. La reforma de Josías aparece fechada el año 622 a. al conquistar una ciudad. siempre dentro de l as limitaciones establecidas: «Los cielos y los cielos de los cielos no son capaces de contenerte. 27). ya que éste no hubiera consentido una semejante declaración de independencia rel igiosa. incluía. no es ningún otro. entre todos los del Cercano Oriente que. del mismo modo que Roma se opuso al cristianismo hasta que decidió hacerlo suyo. desde este momento . ¡cuánto menos esta casa que yo he edificado !» (1 Re. Todos los ídolos. En la tradición bí blica el monoteí smo radical y abso- . además de l a af irmación de esa fe mediante el apartamiento de las adherencias idolátricas. El sacerdote Hilcías.

«señor de lo alto» o simplemente Adonai. Yahvé actúa. Para evitar la i rreverencia de pronunciar su nombre se acude a otros términos com o Elohim. l o que indica una reparación. No es. aun reducidos a una minoría. en El esencia y existencia se confunden. Nada existiría si. Existe en el universo un orden moral. Desde los textos más antiguos de la Escritura aparece com o créador del Universo y dueño de los cielos. Las divinidades egipcias ya ocultaban cuidadosamente el nombre a sus fie les. Só lo el arrepentimiento de corazón puede reparar el daño. 14). habían tenido el soporte de l a voz de los profetas. castiga los pecados de los hombres hasta la tercera y cuarta generación. Dios es inefable. Cuan do Moisés pregunta al Señor en el Si naí. Y esas claudicaciones estaban en la raíz misma de los desastres sufridos. La raíz del monoteí smo es tan antigua que en el idioma hebreo no llegó a producirse la palabra diosa ni siquiera para señal ar ajenas idolatrías femeninas. recibe una respuesta en cierto modo ambigua y parcial: «Yo soy el que soy». por encima de l a Naturaleza. ciertamente. Yahvé decidiera suspender su acción. pero también es el misericordioso. com o en l as religiones semi tas. Pero el pecado. porque quien lo poseyera se en contraría en cond iciones de obligarlas a actuar. 3. que perdona cuando hay arrepentimiento en el pecador. La razón de que ninguna imagen pueda representarlo reside en que es espíritu puro. de la tierra y del agua.82 LOS JUDÍOS luto se afirma con mucha insistenci a. Yahvé es la existencia suma. El título divino le pertenece de modo tan completo que sólo a Él puede ser atribuido. a veces dominados por l a cólera. «señor». el rayo o el viento o el trueno. En Israel encontramos un caso distinto: no hay palabra capaz de definir a D i os. En este sentido l reforma de Jos í a as se presentaba com o término de l legada y vic toria final de los fieles que. especialmente el original. . a través de las fuerzas de la Naturaleza que ha creado. que cometi ó l a Humanidad entera cuando ésta se hallaba constituida por una sola pareja. no puede quedar si n castigo. pero se vale de ellos com o de un i nstrumento. Yahvé queda por encima de esa dualidad entre masculino y femenino que se encuentra presente en l a naturaleza. acaso porque los israeli tas mostraban persistente inclinación a claudicar. que es esencia de la Creación y que cuando se desobedece o se conculca produce nefastas consecuencias. Dios celoso. Ser absoluto se manifiesta en l a existencia creando al mundo. Y más adelante: «Yo soy me manda a vosotros» ( Ex. por un i nstante. Tal es el origen del tetragramma santo que pronunciamos Yahvé: no abarca toda la infinita natural eza de Dios pero revel a con respecto a e ll a un punto decisivo.

Como parte de esta alianza y demostración del poder de Yahvé. la de salpicar al pueblo con l a sangre de las víctimas del sacrificio para demostrar que se trata de una alianza de sangre . su religión nace de un hecho histórico . pues los ángeles caídos conservaron al gunas de sus facultades. Para explicar la diferencia entre lo sobrenatural perteneciente a Dios y lo prop io del diablo. sino sólo por la Voluntad de Yahvé. Pero en estos mismos días de Josías. Esta alianza abarca a todos los hebreos y no se altera cuando. se acentuó mucho la noc ión de lo santo. parcela de l a Humanidad que Dios ha escogido para sí. es un pueblo santo. al aceptar la elección. La alianza es un pacto entre dos partes. com o hoy. en el Si naí. de acuerdo con la doctrina asumida en la reforma de Josí as. el más fuerte que pudiera conceb irse ya que no sól o se hace en presencia de Dios. Santo es lo prop io de Dios. por eso Israel. En la conci enci a del pueblo de Israel. En cualquier caso. la alianza (berith) que Yahvé estableció solemnemen te con todo el pueblo acampado al pie del monte. l En otras palabras: Yahvé ha escogido a este Pueblo para hacero «de su propiedad» y él. No olvidemos que el cristianismo asumirá la doctrina de reconocer en los seres humanos a posibilidad de llegar a convertirse en hijos de Dios. Moi sés. estaba la entrega de la tierra de Canaan. aunque «duro de cerviz» e inveterado pecador. en manos de Di os. contrarios a la voluntad de Dios pero con poder sobre los hombres. La alianza no era solamente la de un dios nacional con su pueb lo — tentación a l a que los i sraeli tas sucumbieron muchas veces— sino de l Dios del universo con una parcela de la Humanidad de la que se sirve com o de «un reino de sacerdotes y una nación santa» para cumplir unos fines que esta misma parcela no entiende muy bien . se entrega absolul tamente y sin reservas. es lo que se trataba de expresar con la palabra shalom que no significaba únicamente paz. o poco después. el profeta Jeremí as ( 31. sino entre los hombres y el mismo Dios. este poder pertenecería al ámbito de la magia que es insistentemente prohibida por la Ley. y que era con firmación de la que antes hiciera con Abraham y Jacob. creaba lazos tan fuertes que las dos partes contratantes se integraban com o en un todo. Una berit h en el lenguaje jurídico común. por encima de Jerusalem. No por méritos propi os ni por voluntaria inici ativa. habría recurrido a una ceremonia externa. el Ertez Yi srael.QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI ME OLVIDO DE TI 83 Es posible que en la religión judía se admitiese que en l as imágenes de los dioses existieran poderes misteriosos y sobrenatura les. sino integridad f raterna. se i nstala el santuario en la colina de Sión. 31-34) anunciaba ya la ulterior evolución de esta alianza: «he aquí . en tiempos del rey David.

leído el 622. en esas postrimerías del siglo vil a. De este modo. es una de formac ión m o derna presentarlos com o adivinos de l porven ir . orácul o de Yahvé. Pero no son éstas lo verdaderamente i mportante en las relaciones entre el hombre y Dios.. Este precepto se dirigía ya a la concienci a individual de cada hombre. los saqué de tierra de Egipto. La necesidad de l a oraci ón individual así com o l a existencia de pecado y castigo también i ndividuales. El Pueblo aparece. Los profetas (. que sus advertencias apuntan al futuro que depende de la con ducta que los hombres adopten en relación con la voluntad de Dios. com o el otro elemento de la alianza. si no se atienden. renovada cada siete años por medio de una ceremoni a jubilar recordatoria obliga a Israel a decidirse en favor de lo santo. que los investigadores reconocen unánimemente com o muy antiguo. Israel tení a conciencia de obligaciones comunitarias para con su Dios. con todo tu poder» ( Deut. Esta santidad no afecta únicamente al Pueblo. los terri bl es pecados de David no le han impedido ser rey bendito en Israel. Al igual que los demás de la Antigüedad. palabra que significa heraldo o portavoz ) eran los hombres inspirados por Dios que explican e interpretan los textos y transmiten doctrina. «Amarás a Yahvé.. encontramos l a Shemá. tomándolos de la mano. Yo pondré mi ley en su interior y l a escribiré en su corazón y seré su Dios y ellos serán mi pueblo». que castiga en él las prevaricaciones. se mencionan en l a Escritura constantemente. as í. con todo tu corazón. La ali anza se revi ste. comporta obligaciones por parte del individuo que . El final de la Monarquía iba a ser tan sólo un tránsi to. lo mismo que en conocidos textos de Isaí as. Sucede. 4) que Jesucristo. tu Dios. Desde el siglo vn todo ello estaba ya concentrado en el Temp lo de Jerusal em. conducen al pecado. Unificada la ceremon ia de Pessah. En uno de los textos del Deuteronomio.nabi. en que yo haré alianza con la Casa de Israel y la Casa de Judá no com o la que hice con sus padres cuando. de carácter moral. tomados de la tribu de Lev i — no todos los levitas son sacerdotes sino solamente aquellos a los que se designa para tal función— aseguran el cumplimiento del ritual de los sacrificios y ofrendas que se deben a Dios. . a partir de Ezequiel. con toda tu alma. Los sacerdotes.C. sin embargo . y obtenida la redacción definitiva de la Torah.84 LOS JUDÍOS que vienen días. se anunciaba una etapa futura de renovación. 6. la alianza. lo mismo que los grandes maestros rabínicos posteriores. lo que pertenece a Dios. completará diciendo que el amor al próji mo debe ser parejo al de uno mismo. esto es. ante Yahvé. Constantemente recuerdan a Israe l que es un pueblo de Dios. En el Pueblo exi sten sacerdotes y profetas.

Mientras . «Las muchedumbres de los que duermen en el polvo de l a ti erra se despertarán. sino a la Ley que fue promulgada en el Sinaí a presencia de todos «que oían los truenos y el soni do de l a trompeta. El Deuteronomio. Porque al final de los tiempos. unos para eterna vi da . tendrí a que experimentar pruebas aun más duras en el futuro. Los profetas anunciaban que Israel habiendo sufrido mucho. otros para eterna vergüenza y confusi ón» ( Dan. El Pueblo elegido no está sujeto a esas coyunturas temporales . se encargaba de explicar en todos sus detalles. el modo de dar cumplimiento a la Ley. es fácil hallar una denuncia acerca de la contradi cci ón íntima que l a Monarquía creada por Saúl contiene: difícilmente un rey puede librarse de l as preocupaciones temporales y seguir fielmente la voluntad de Dios. habitac ión de estas almas. el autor del Libro de Daniel añadiría que ese Salvador. «com o h ijo de hombre» — lo que venía a significar dotado de naturaleza humana— dominaría la tierra entera. pruebas expiatorias y purificadoras a cuyo término sólo un pequeño resto del «vaso de e lecc ión» permanecería. Pero antes de que se iniciara el proceso de restauración a partir de la fe era necesario que se resolviera definitivamente la cuestión política. 20. 12. leído ante el pueblo y acatado por él. y veían las llamas y la montaña humeante» (Ex. se explica de manera indirecta que las almas de los difuntos no desaparecen. Al término de todo el proceso evolutivo. ligada a la existencia del reino. E l aspecto que resul ta más difícil de perfilar en la religión j ud ía . que el segundo Isaí as y Jeremías situaron dentro de la estirpe de David. es el referido al destino final del hombre. ta l com o nos la presentan las noticias de l siglo v il o anter i ores. que se describe también com o triste. los muertos que yacen en el seol resucitarán y el desorden introduci do por el pecado será reparado. Con la reforma de Josías comenzaba una nueva etapa en l a vi da de Israel. desde Samuel hasta Isa ías . de finido ya com o una comun idad esencialmente reli giosa. 3. Ésta era l a esperanza que brillaba entre los cautivos y después. 18) y a la que debe cumplimiento . 2). Pero de ese resto saldría el Salvador. la política con mucha frecuencia la contradice.QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI ME OLVIDO DE TI 85 En boca de los profetas. Es evidente que l a al i anza no se consuma con la posesi ón de la tierra de Canaan y la existencia misma de Israel. hay una referencia al seol. No se trata de ninguna novedad pues una concienci a semejante se encuentra también entre los griegos : en la Odisea el héroe venido de Troya tiene la oportunidad de vi si tar este lugar. En varios textos de la Torah y con más claridad en los Salmos.

había preferido establecer su cap ita l en Sais. Joacaz.C. creador de l a Dinastía XXVI y que. donde ya estuvi eran en tiempos del gran Tutmés. que al parecer tampoco era el primogénito. Bajo su impulso. desoyendo los consejos de prudencia qué e paso a los invasores en Megl hacían los profetas. El año 603 Nebukadrezzar conquistó Ascalón. Pues desde este momento Juda entraba en el domi ni o egipcio. Ñeco pretendía llevar las fronteras de su Imperio hasta el gran recodo del Eufrates. Un primer barniz de helenismo aportado por comerciantes y mercenarios. aunque dueño de Tebas. Elyaquim. Los medos. consiguió derrotar a los egipcios en Kharkhemish (605 a. Así los tres vencedores de l a guerra contra Asi rí a.86 LOS JUDÍOS agonizaba Asiría. indoeuro peos. el viejo paí s operaba un cambi o decisivo . mientras que Nabopolasar de Babilonia buscaba me dios para reforzar e l dom in io de las caravanas del Creciente Fértil. procuraron asegurar el dominio de las tierras que conducen a l Cáucaso. El domi ni o de l a ví a marítima de Pal estina se convirtió para Egipto en imperiosa necesidad. estableciendo relaciones directas con Lidia y Grecia. buscando el m odo de convertirse en una potencia mediterránea. . Josías de Judá quiso aprovechar la oportunidad dé la caída de As ir ía para recobrar e l territorio correspondiente al antiguo reino y se apoderó de la par te de F ilistea que la guarnición egipcia de Ashdod no contro laba todav ía . ordenó destru ir las profecías en que Jeremías anunciaba que. Josías. apareció con un gran ejército en Palestina. Media. el faraón no lo consintió imponiendo a un hermano de éste. aproximándose al mar. Egipto. trató de cerrar e l· gido . y sufrió una derrota que le cos tó la vi da. que acababa de suceder a su padre Psammético. Era inev itable el enfrentamiento con Psammético. al que cambi ó el nombre por Joaquim (609-598) a fin de hacerlo suyo. Aunque los ancianos de Israel quisieron proclamar al hijo preconizado . Joaquim. escogieron destinos d iferentes.) y luego los empujó hasta la frontera. se restauraba Egipto merced a los esfuerzos del faraón Psammetico I (663-610). Babilonia . encargado por su padre del mando del ejército. aquel a quien la Biblia llama Nabucodonosor. instrumento de l a i ra de Dios. aterrorizado. se hizo notar en la Corte de los faraones. escenario de muchas bata llas . eliminando l a presencia egipcia. Jeremías nos aporta un prec ioso testimonio acerca de las quere llas y discordias entre los judíos: ¿era prudente acomodarse a a l política egipcia o someterse a Babilonia? E l 609 Ñeco. Pero Nebukadrezzar. Jerusalem se rindió y Joaquim tuvo que viajar a Babilonia para dar garantías antes de que se le restaurase en el trono.

cuando el rey de Babilonia sufrió una derrota y tuvo que reti rarse de l a f ron l apo tera de Egipto. A pesar de su fracaso en Siria. Apries (589-568) intentó de nuevo despojar a Babilonia de l do minio que ejercía sobre las provincias inmediatas a la frontera de Egipto: se apoderó de Gaza e invitó a los sometidos a la revuelta. El tercer hijo de Josías. Fue saqueado el tesoro del Templo. Ñeco no se atrevió a enviar nuevos cuerpos expedicionarios. Ñeco conservó hasta su muerte todo el prestigio correspondiente a un gran rey. por primera vez. a l a que llamaron Babilonia del Nilo. escogidos entre los más importantes. no fue aprovechada: durante los años si guientes los sentimientos anticaldeos fueron creciendo. Refugiados caldeos podrán construir una ciudad cerca de las Pi rámides. sin embargo. Su sucesor Psammético II (595-589) consiguió remontar sus fronteras hasta Napata. Los autores del Libro de los Reyes y de las Crónicas se muestran contundentes en relación con estos últimos descendientes de la Casa de Dav id . Nebukadrezzar tomó Jerusal em el 16 de marzo del 597 y decidió hacer un escarmiento que aplacara los ánimos de los conspiradores . con cierta mode ración . en adel l rea l seguía perteneciendo a ante será Sidquiyá (Sedecías). demostrando que se trataba de un gran continente . los militares empujaron a Sedecías a l a revuel ta : e l profeta fue arrojado a un pozo de l que e l regente pudo sacarl e. Fue en estos años de com ienzos del siglo vi cuando. el hijo y heredero del rey de Judá. Sin embargo. capaz de resistir largo tiempo. fueron enviados a Babilonia en cautiverio. fue nombrado regente de Judea. su madre y tres mil judíos. circumnavegaron África. muy dura. desarrollando al mismo tiempo su poder naval que se apoyaba en importantes progresos técnicos. que perdurará hasta el fin de la Edad Media. M entras as grandes fuer i l zas caldeas cercaban Tiro. Mattanya. El rey. naturalmente. Entre los invitados a conspirar se encontraba. Joaquim decidió cambiar de bando buscando e yo de Egipto. La lección. Entre los desterrados de esta primera etapa figuraba el profeta Ezequiel. otras uni- . marinos fenicios contratados por Egipto.QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI ME OLVIDO DE TI 87 e l poder caldeo duraría sólo setenta años. Nebukadrezzar proced ió . pero brindó acogida y estímulo a todos cuantos querían combatir a Nebukadrezzar. Joyaquim. cautivo en Babilonia. Aunque Jeremías hizo serias advertencias contra la locura que significaba la guerra en tales circunstancias. com o más tarde se consentirá a fugitivos jud íos l evantar un templo en honor de Yahvé. Pero la guerra vino. E l t í tu o Joyaquim. aunque el rey se encargó de cambiarle de nombre. todos «hicieron el mal a los ojos de Yahvé».

com o testimonio de lo que había sido un gran pueblo. Tení a consi go l a Torah que era vínculo de alianza y tenía la prof unda nostalgia de Jerusalem. Las fuentes son ahora desesperadamente escasas.C. por un cierto Ismael. A oril las del Eufrates entonaron las nuevas canciones: «que se me pegue la lengua al paladar si me olvido de ti. Apenas si nos permiten conocer datos acerca de dos momentos concretos: a) del 538 al 515 a. En cuanto a Pal estina es seguro que los campesinos po bres fueron autorizados a permanecer en el país porque se les necesitaba para trabajar la ti erra. lo que parece indicar que of reci ó poca resistencia. antigua fortaleza asiría. que f ue tomada en agosto del 586. sufrió escasas destrucciones. La parte septentrional del reino . 4. El camb io más notable se refiere al establecimiento de fuertes comuni dades judías en Mesopotamia . Antes de que le sacasen los ojos. que ya nunca desaparecerán. El gran rey consintió a un pequeño grupo de judí os permanecer en Mizpa. Jerusalem». Godolías. Bétel y Gabaón. Los artesanos y profesionales pud ieron acomodarse en l a ciudad. Pero esta vez los israelitas no habían sido dispersados entre otros pueblos sino que se les permi- . los superv iv ientes . Los desterrados a Babilonia fueron instalados junto al río Kebar. pero no sucesos reales. sin embargo. e instalados en ella com o agricultores. anclada en el tiempo. De m odo que los investigadores tienen que recurrir a l os hallazgos arqueo lóg icos para conseguir alguna luz sobre lo que signi ficó el gran Exilio. Egipto y Asia Menor. Sedecías pudo ver cóm o to . La mayor parte de l a poblaci ón enviada a Mesopotamia. fue asesinado pocos meses más tarde. ahora devastada. Se colgaron las cí taras de los árboles y comenzó el lamento por Jerusalem en una dispersión del pueblo que. que pertenecía a la Casa de David. pero cuando el jef e designado para su gobierno. dos sus hijos eran ejecutados. Ignoramos qué medidas tomaron las autoridades babilonias tras el asesinato de Godolías y la huida a Egipto de los partidarios de Jeremí as. (edicto de Ciro autorizando el Templo). La ciudad fue saqueada y demolida el Templo arrasado hasta sus cimientos.88 LOS JUDÍOS dades se dirigieron contra Jerusalem. y b) entre el 458 y el 430 ( época de Esdras y de Nehemías). con Mispá. cerca de Nippur. pudo conservar en el exilio su identidad. arrastrando cons igo a los profetas Jeremías y Baruc buscaron refugio en Egipto. más allá de las expresiones literar ias que transmiten sentimientos.

«Hijo de hombre. lo digo y lo hago» (Ez. y la vida giró exclusivamente en torno a la Torah. Al afirmar a a de que los males del tiempo eran castigo por los pe l conc enc i i cados del Pueblo. Preparándose para ese momento . Se reforzó la concienci a de pecado. permit iéndo le te ner casa prop ia .QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI ME OLVIDO DE TI 89 tió conservar la estructura de una comunidad de familias. se acentuó en el destierro la monolatría yahveísta: se ha supuesto que en Babilonia se d io a la ci rcuncisión y al sabbath la gran importancia que más adelante podr ía conservar com o signo de pertenencia a la comun idad. La comun idad judía seguía teniendo su cabeza legítima en Joyaquim . En el segundo Isaías alienta ya con fuerza esa esperanza en la restauración de Israe l por un príncipe salido de la Casa de Dav id . ni de los de sus hijos. Pro fundos camb ios religiosos se estaban produc iendo . la oración y la alabanza a Dios. Frente a aquellos de sus contempo ráneos. a quien los caldeos trataron com o rey . A este pesimismo opuso Ézequiel un argumento que vino a enriquecer la conc ienc ia religiosa: nadie es responsable de los pecados de sus padres . Este revestimiento administrativo carec ía sin em bargo de importancia . Yahvé. gobernadas por los «ancianos según su costumbre» . abrigaba la esperanza de un pronto retorno a la Tierra. los cuales afectaba a la conc ienc ia de todo el pueblo : desaparec ieron con ellos los últimos rastros de fet ich ismo e ido la tr ía . se recubren de carne y reciben el sopl o del espí ri tu. com o si éste fuese tan grave que acarrease completa y definitiva extinción . Se adoptó el arameo com o lengua común y se revisó la redacc ión de las Crónicas y de los Libros de los Reyes a fin de acomodar los a l estilo impe rante entonces en Babilonia . os estableceré en vuestro suelo y sabréis que yo. que se me pe gue la lengua al paladar— Ezequías opone la bellísima parábola de los huesos secos. Desaparecido el Templo e i mpedi do el sacrifi- . Dentro de esta fuerte identidad hubo sin embargo una especie de acom odo a las costumbres babilonias. convencida de que se trataba de un castigo impuesto por Yahvé a sus pecados. que ante el mandato de Yahvé. 11 y 14). La primera generación de exiliados. en ella se practicaban l a lectura. casa de reunión para mantener la fe. estos huesos son toda la Casa de Israel». «Infundiré mi espíritu en vosotros y vi vi réi s. que abrigaban el pesimismo de un no remedio — se han secado nuestros huesos. ha fallado nuestra esperanza . También se cree que allí nac ió la bet hakneset que l os griegos traducirían por synagoga. 37. se abría paso la idea de que era necesaria una expiación. cada uno debe cargar exclusivamente con sus culpas. pero la destrucci ón sistemática de Jerusalem no tardó en borrar tales esperanzas.

dentro de la línea del sincretismo que permitía col ocar a nacional Sin. a la cabeza de todos los demás. en donde tenían i erra se encontraron en sus prop ios medios de vi da. todos son l a manifestación de esa unidad de l o divino. Para ello se retiró de Babilonia a Teima. 5. rey de los persas. Un régimen de tolerancia que explica a un mismo tiempo l a facilidad en l a sumisión y l a fragilidad en l as estructuras . el año 539. encomendando el gobierno a su hijo Beishar. Volviendo a los proyectos que en otro tiempo í a realizar una pro f unda reforma reli abrigaran los asirios. En un per íodo de tiempo relativamente breve los tres antiguos Imperios quedaron unificados para formar una extensa unidad que iba del Mediterráneo a la India y del Cáucaso al alto Nil o.C. 45. la religion hebrea se orientaba hacia prácticas litúrgicas que ha conservado hasta el día de hoy. Nabónido arrebató el trono a Evil Marduk. La tradición judía mostrará también un gran entusiasmo.90 LOS JUDÍOS cio. los cuales fueron entregados al «príncipe» Sesbasar (Senasar) que l que encontramos gobernando en Jeru es hijo de Joaquim y a salem por mandato del Rey de Reyes. 3).te daré los te soros ocu ltos y las riquezas escondidas para que sepas que yo soy Yahvé. cuando éste. i ntentar l dios g iosa. El año 556 a. en defini tiva.000 Siempre según l a tradición bíblica regresaron a Pa judíos libres. l est i na 42. Un continuador de Isaías llega a decir: «Así di ce Yahvé a su Ungido Ciro. En l a antigua t . l año 538 permitía a los jud í os vo l1. en el norte de Arabia. Ciro había descubierto la : cada pueblo debe ado fórmula que el mazdeísmo preconizaba rar a su dios porque. procedentes del saqueo. pues los que permanecieran en med io de una pobl aci ón extraña e lla tras la destrucc ión de l Templo habían perd ido sus signos de . con 7. De hecho el edicto de l Templo llevando cons i go los ob ver a Jerusal em y reconstruir e jetos de culto que pudieron hallarse.. hijo de Nebukadrezzar. la actual Taima. el Dios de Israel que te llamo por tu nombre» ( Is. pues l a mayor parte de l Pueblo prefirió permanecer en Mesopotamia. 337 siervos y 200 músicos. se apoderó de Babilonia pon iendo fin al Imperio caldeo.usur.. que es el Baltasar de los relatos bíblicos. Esto provocó la oposi ci ón de los sacerdotes que prácticamente se co locaron al lado de Ci ro. Ciro restauró las imágenes de los antiguos dioses permitiendo a cada pueblo el disfrute de su religión y una cierta autonomía en el gobierno . a quien he tomado de la diestra para someter ante él a l naciones y desceñir l i as as c nturas de los reyes .

que la representaba. finalmente el Templo. Pero a l lado de Zorobabel. olvidó su obedi encia a los mandatos y se opuso a Dios: «Desde antiguo quebrantaste tu yugo. En tres etapas : primero Samaría. el Señor es ún i co»— y pecó en l a i dolatría. rompiste tus coyundas y dijiste: no serviré». pero acepta l l a ibertad de l hombre a l que ha creado con esta facu l tad . exagerando a veces. Israe l. probablemente su sobrino. en un futuro que se anunciaba ya .QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI ME OLVIDO DE TI 91 l Templo . Se otorgó una gran importancia a la pureza exterior. Muy pronto Sesbasar aparece sustituido por Zorobabel. no tuvo en cuenta la shemá — «Escucha Israel el Señor es nuestro Di os. sino en el mismo Dios. la vo luntad de Di os respecto al gobierno. según Zacarías. Las dificultades para la reconstrucción de . 3. fueron insuperables a tar quedó pronto erigido. Pero con la victoria de Darí o. Partiendo de esta base f al sa y o lvidando que Yahvé no es tan sólo el Dios de Israel sino de todos los hombres que por Él han sido creados. rezan completamente a Él. Un ltiendo de una comuni dad tan reducida. entregándose . era ahora e l lugar santo por excelencia: ese centro a l que . a cuyo lado encontramos a cierto Yesúa actuando com o sacerdote. l a autoridad de Yesúa y quienes le sucedieran en el sumo sacerdocio debería conservarse independiente. Tuvo que sufrir e l castigo que debe considerarse también com o pur ificac ión y com o enseñanza . La alianza con la Casa de David mostraba. . Pero l as obras discurrieron muy lenta mente: no se permitía trabajar en ell as a l a «gente de l a tierra» ( am ha-aretz) porque era de manos impuras. después Judea. El profeta Zacarías proponí a entonces una transformación más pro funda en la vida y l as estructuras de l a Casa de Israel partiendo de una rigurosa conc ienci a histórica. para que el Pueblo advierta que no es en las casas materiales donde debe poner su esperanza . La casa de orac ión creada en Babilonia no desapareció pues permitía llevar a to dos los rincones el estudio y desarrollo de la Torah. 10) — y en la presencia divina en el Templo. y a la intimidad de la conducta. Dios es el Señor de la Hi storia. Jerusalem despojada de la mayor parte de sus dimensiones políticas . alabando do y obrando rectamente. todos los pue blos de la tierra volverían su rostro en esperanza de sal vaci ón. obedeciendo. con fiado excesivamente en su el ecci ón — «¿no está entre nosotros Yahvé? No nos sobrevendrá la desventura» ( Mi q. aquella que arrancaba de Amos de Tekoa y que se encuentra también en el origen del providencialismo cristiano. par identidad . purificándose. Las obras se interrumpieron durante el reinado de Cambises y las alteraciones que a éste siguieron. De modo que la reconstrucción de éste debía hacerse sobre nuevas bases .

el Templo pudo ser consagrado. com o una consecuenc ia de las revueltas. las grandes transformaciones se estaban produci endo en la diáspora babilónica. Artajer jes encomendara a su copero . la palabra y su difusión constituían la clave verdadera del judaismo. En el con flicto que separaba a Zorobabe l de las gentes de la tierra d io al pri mero todo su apoyo. de modo que cuando éstos fueron vencidos por los griegos. Nilo arriba. no política. Ignoramos qué sucedió con Zorobabel.92 LOS JUDÍOS éste dispuso que se empleasen los recursos de la Corona otorgando a Zorobabe l plenos poderes com o pehá. La idea del Gran Rey parece haber sido crear una provincia. Desde Mesopotamia se aportan i deas decisivas. Construyeron un pequeño temp lo a Yahvé e intentaron restablecer el sacri ficio com o en Jerusa l em . Judá co braba de nuevo importancia. Tam bios introduci dos. evitan do los sátrapas demasiado poderosos . con escasa f ormación. El 10 de marzo del 515. que no aparece menc ionado después del 518. Hizo buscar el decreto de Ciro y lo interpretó com o una tarea del Estado: no podí a faltar en aquella parcela de su vasto Imperio. Darío había favorecido el establecimiento de una coloni a j udí a en el nomo de El efantina. gobernador del territorio. De ah í que e l 458 a . Esdras. había aumentado e bién las familias de Samarí a estaban contri buyendo a esta evoluc ión que hacía del judaismo un movimiento puramente religioso .C . Se tiene la impresión de que com o consecuencia de los cam l poder del sacerdocio . C . De modo que e l centro ún i co es Je rusalem. com o en todas aque llas ocasiones en que Egipto pugnaba por recobrar su independencia y su po der . un lugar santo en donde se elevasen oraciones a Yahvé por el emperador . com o un medi o de sujetar a la pob laci ón egipcia. donde no hubo nunca idea de construir un Templo. una tarea de reconstruir las murallas de Jerusal em llevando cons igo una segunda oleada de repatriados. el 410 a . Sin embargo. estalló la rebelión. 6. Ser judí o es una cond ición religiosa. ciudad en la que se detectan las primeras actividades bancarias. Se trataba de descendientes de los emigrados de la época de Nabucodonosor y tal vez de nuevos venidos. sól o allí puede existir un Templo con los correspondientes . Empiezan a encontrarse noticias de comerciantes judíos en este vasto mundo oriental. concl uidas las obras. Permaneció hasta su destrucción . Egipto nunca se había sometido de buen grado al poder de los persas. Yehud . fueron importantes en Nippur.

La reunión de los fie les . La primera decisión consistió en separar a la pobl aci ón retornada del exilio (beni ha. estudio para la Torah. am ha . la sinagoga organizaba un verda dero culto. Parece que l a misión de Esdras terminó en un fracaso. Para diferenciar a los judíos de la sociedad babilónica. Contaba con una asignación en rentas del tesoro real a fin de que pudiera restablecer en plenitud el culto. En e l invierno de ese mismo año. una si tuac ión compli cada desde el punto de vista social: los cambi os en l a economí a. Le acompañaban 1. Entre estos últimos figuraban también aquellos que.are tz . entre los j udíos. que. Aparte de l o fic io que desempeñara cerca de l soberano . que el Gran Rey consideraba benefi cioso para su propia autoridad: que también la intercesión de Yahvé sostuviera la acci ón de gobierno de los persas . querían adherirse al cul to del Templo. creando así lo que los griegos .gol á o cahal ha. La «raza santa» tenía que ser apartada de la contamina ción que significaban los matrimonios mi xtos. esto es. Cada una cuenta con esa unidad tr ipartita que es casa para la oración.QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI M E OLVIDO DE TI 93 sacrificios. fue necesario establecer reglas estrictas de pureza que garantizasen e l apartamiento. por Nehemías. Esdras d ictó una d isposi ci ón: los j udíos de las principales familias —la orden se haría extensi va a todos— ten í an que despedir a l as mujeres extranj éras.500 personas exentas de impuestos. privilegiadas com o una eli te. no siendo de linaje israe l ita . eso es todo . Encontró. Sin sacr ificio . Éste fue el principal problema con que chocó Esdras el año 458 cuando llegó a Jerusa lem provisto de poderes que le permitían nom brar jueces facultados para administrar justicia de acuerdo con «la ley de Dios de l c ie lo». Su primera tarea fue restaurar los muros haciendo nuevamente de Jerusalem una fortaleza.golá. Los judí os tomaron el término arameo kinistu y lo convirtieron en kneset. Esdras había sido considerado «escriba de la Ley» en la pro pia comunidad judía. dieron primacía al gran comercio. dando a este término una nueva interpretación. Pero la unidad prof unda no se vincula a ni ngún hecho material: es la fe la que define al judí o y ella misma l a que determina la existencia de las comunidades. escuela para los jóve nes. com o personas que habían perdi do su pureza al mezclarse con los no judíos. Por eso el año 445 fue sustituido. dentro la cual v iv ían . sin embargo. el cual le aseguraba un lugar de honor y poder en la jerarquía de l Im perio. enriquecía . introduci dos por la unidad que creara el Imperio persa. com o ya hemos señalado. traducen por sinagoga . esto es hijo o comunidad) de l as «gentes de l a tierra». de acuerdo con las instrucciones del rey. empezando por la clase sacerdotal .

que el ref ormador cediera. El 10% de la pob lac ión debería. Tobías e l ammonita. en una gran Asamblea. en Mesopotamia y Egipto. Conocemos pocas cosas de ese tiempo.94 LOS JUDÍOS a un sector bastante amplio. imp id iéndose las comuni caciones con el exterior. dejando a su hermano Janani encargado del gobi erno de Judea. entre los siglos v y iv a. habitar en Jerusalem. y Guisem. que constituye a modo de postrimerías para el Imperio persa. en adelante . perdían la prop iedad de l ti a erra e inc l uso vendían a sus hijos com o esclavos para sobrevivir. Babilonia había comenzado un desarrollo doctrinal y teológi co que ya no se interrumpi ría. todos cuantos disponían de dinero. de grandes propietari os/ sacerdotes y nobles. grandes enemistades. El tránsito del domi ni o persa al macedóni co. El Pueblo de Yahvé. No parece. orde nó cerrar las puertas de la ciudad desde la tarde del viernes a la de l sábado . Esto perjudicaba seriamente las actividades mercantiles. Fijó. las más im portantes. estas con diciones que asociaban la Pascua al 14 de Nisan y el año sabático a una cance lación de deudas. por otra parte. levantaron contra él. respectivamente. al norte de la Península. pero proporc ionaba a la ciudad el aire santo que se de seaba. y contra la propi a Jerusalem. Estas medidas . acudían con sus quejas al Gran Rey. Nehemías impuso rigurosamente la ley del sabbath. i nvocando además el princi pi o de que la prop iedad en Ertz Yisrael pertenece al Pueblo com o tal y no a cada persona individual . Nehemías regresó a Babilonia. se realizó sin traumas precisamente porque en estos siglos se había producido un hecho muy radical de . Sanba lat. sin renunciar por ello a la Ali anza. Las normas adoptadas por Nehemías estorbaban el comerci o de las caravanas. de tal manera que para que no pudieran registrarse contravenc iones. pero arruinaba a los pe queños cultivadores que contraían deudas. Los esfuerzos de Esdras y de Nehemías para restaurar la Ti erra de Israel no habían podi do mod ificar el hecho de que l os israelitas habían dejado de ser un pueblo vinculado a una sola t ierra. sin embargo.C. com o la insistencia en separar los matrimon ios mixtos. El d iezmo de l Templo debía per mitir e l sostenimiento de un sector de lev itas que carecían de re cursos para sostenerse. que comandaba una espe j í cie de con federac ión de tribus árabes centrada en Quédar. aunque en realidad se trataba de un acaudalado ud o establecido en Amon. se había desvinculado de aquel espacio que Dios le asi gnara com o heredad y otros dos núcleos fundamentales habían crecido. Nehemías recurrió a los preceptos del Deuteronomio para obligar a una restitución de la tierra. Concluida su tarea. que gobernaba en Samaría.

Aunque e e estatus de que disfrutaban los judíos. Los monarcas persas haf inición más precisa de l bían contri buido poderosamente a una de ámbito territorial al convertir a Judea (Yehud. En el momento de la llegada de Alejandro l conquistador con fi rmó l Magno se produjo una crisis. Israel había perdi do los deseos de ser reconoc li anza . edificando un templo sobre el monte Guérizim. Sin embargo. La Diáspora f ormaba un contrapeso muy eficiente. era tan sólo el Pueblo de l a A llaba el Sumo Sacerdote. llamado Manasés. que se correspondía con la antigua Filistia. Manasés decidió canalizar los sentimientos de los samaritanos. la existencia de tres Templos. . Edom. el primer santuario de los i sraelitas. sin embargo. La política macedonia. pobl aci ón resul tante de l a unión entre i nmi grantes y restos dispersos de las diez tribus perdidas. Principal amenaza contra esta nueva concepci ón de unidad era. Obligado a refugiarse en Samaría. en arameo) en una provincia que limitaba con otras tres. un pariente del Sumo Sacerdote. consistente en impulsar e l establecimiento de núcleos griegos. y Samarí a que abarcaba los antiguos territorios del reino de Israel y que estaba gobernada por una dinastía local que al ternaba los nombres de Sambalat y Jananyá. y a su frente se ha com o reino. por el Sur. Judíos y samaritanos se distinguían por el odi o recí proco. pronto convertida en Idumea. l os l samaritanos nunca serían reconoci dos por los judíos. Guérizim no era el segundo sino el tercer Templo puesto que en a i s la de Elefantia (Asuán) ya había existido otro. fue expulsado de Jerusal em por haber contraído matrimonio con una hija de Sambalat III. muy cerca de Siquem.QUE MI LENGUA SE PEGUE AL PALADAR SI ME OLVIDO DE TI 95 i do despolitización. siendo prácticamente rodea da por éstas: Ashdod. afectó a l contexto etnográfico.

Las facilidades otorgadas por las auto ridades egipcias para que cada territorio conservara su modo de administración facilitaron su presencia. C. ni éste pretendió cambiar e i stador . Seléucidas y Antigónidas. llegaron a un equilibrio. Cuando. Todos l os Sumos Sacerdotes eran sadoquitas. a l a que i nante . Pa l est i na no ofreció res i segu irá l a romana. en una uni dad denominada Coe les ir ia . una vez más. Los judíos participaron intensamente en él.C a p ít u l o V EL ENFRENTAMIENTO CON EL HELENISMO 1. Lagidas. pertenecientes a l orden de Ya- . lo que significa que. Desde el año 323 a. poniendo a Alejandrí a en relación directa con el comerci o Mediterráneo y abriendo rutas hacia el mar Roj o y el índico . C. procedentes del helenismo. Sin tardar mucho la pobl ac ión hebrea de Alejandría superará a l a de Jerusalem. se hizo dom s l estatus en que tencia a Alej andro. Apenas hubo opos ic ión Los griegos llamaron a Yahud simplemente Ioudaia> es decir. acentuaron las tendenci as de la dinastía saíta. se comenzó a datar con una nueva Era que correspondía al momento de l a divinización de Ptolomeo Soter. toda ésta se desenvolvía. Entramos en un período en el que l a i nfluencia gri ega. las antiquísimas relaciones de interdependencia con Egipto vinieron a reforzarse. que para sí tomaron el título y atribuciones de los faraones. quedó inc luida. tradujeron a su lengua el nombre de Judá. incluyendo naturalmente a Judea. en el año 281 a. hasta el -200 en el dominio de los Ptolomeo. (batalla de Curupedion) l as tres grandes dinastías helenísticas. Ptolomeo englobó todos los antiguos pe queños principados hasta Fenicia y e l monte Carmelo . Gobernada desde Jerusalem ostentaban en ésta el supremo poder el Sumo Sacerdote con el Consejo de ancianos que los griegos consideraba uña Gerousia. produciéndose un radi cal cambio de vida y una tendencia a la expansión. Tras l a muerte del gran conqu e lla . Las nuevas autoridades.

con cierto menosprecio porque no se acomodaban de l todo a las costumbres vigentes. Los judíos. La defensa de la fe pertenecía a la razón misma de su ex istencia: los moradores de la Diáspora se aco modaban bien a la vida de las ciudades en que se asentaban. Su signo de identidad estaba en la Torah. correspondiente a la llegada del Salvador claramente definido por el continuador de Isaías. Cuando los investigadores actuales tratan de distinguir entre una «religión de Israel» correspondiente al tiempo anterior al 586. los jud íos eran ya. El equilibrio entre las tres potencias helenísticas llegaba precisamente en el momento en que Roma. No se trata sino de una sola fe que se amplía. el pecado original. y otra «judía» que sería la ahora restaurada con el segundo Templo. los cuales les trataban. Los prosélitos permanecían simplemente en la puerta. a v iv ir sometidos a poderes que Ies eran extraños. Magna Grecia. La Ciudad del Tiber. haciéndose dueña del extremo sur de Italia. Los escritos deuterocanónicos nunca tratan de presentarse com o novedad. aquel que vini era con Zorobabel del destierro Sumo Sacerdote aparecía con dos dimensiones. presentaba caracteres en cierto modo opuestos a los que caracterizaran al reino davídico. se acomodaron . unificaba bajo su domi ni o la península. El nuevo Israel. desprovisto de poder político. cuando los Macabeos logren restablecer el reino. en consecuencia. Los judíos formaban ahora un pueblo definido sustancialmente por un hecho religioso. pues el comi enzo del tiempo coinci dí a con el mismo de la Creación: ese tiempo fluía desde un estado de necesidad. nos inducen a error. a otro de «plenitud» en el futuro. sus súbditos no constituirán sino una parcela minoritaria dentro de lo que es el pueblo de Israel. además. sin haber renunciado al proselitismo. Aunque la nostalgia del tiempo pasado y la esperanza de una restauración permanecieran . l a estrictamente religiosa y la del ejercicio de la justicia. com o sucede entre nosotros . una comunidad nacional y religiosa que vivía en t ie rra a jena. Para ellos ningún valor tenían las Eras que por todas partes los nuevos poderes establecían. que atri buí a su nacimiento pre- . Ese súa ben Yosadac. durante milenios. hacían del nacimiento y la circuncisión l a vía imprescindible para su i ntegración. fortalece y renueva. recurren incluso a la ficción de presentarse con nombres antiguos suficientemente acreditados. escrita además con caracteres extraños para e l mundo helénico. pero la religión marcaba en todo caso la distancia. y se sucedían de padres a hijos entre los descendientes de Ye . 2.98 LOS JUDÍOS dayá.

El helenismo alejandrino significó para e l judaismo un verdadero desafío.á sino consecuencia de las limitaciones de la mente humana a la hora de representar esa Causa y Ley del Universo que se transparenta en los accidentes de l Ser. podían hacer uso de los métodos de l neoplatonismo. que significaban un peligro. Pero en Alejandría triunfaban en este momento otras escue las . Los maestros jud íos creyeron que. se identificó a su vez con el helenismo. Esta presencia implicaba una fuerte tentación de acomodarse a la vida de los «demás pueblos» . Por esta razón entendieron que era necesario poner los textos bíblicos a disposición de aquellos que desconocí an el hebreo. permanecieron en esta línea s i n traspasar l a . que aparece en todos los pueblos. proporc ionaron una especie de fundamento filosó fico al mismo: esa conc iencia religiosa. en todas las culturas . . com o Jenócrates y Teofrasto. Algunos pensadores neoplatónicos. Tumba de Alejandro. Por eso mercaderes romanos aparecieron pronto en el Mediterráneo oriental acogiéndose a la protecci ón egipcia. Cuando los romanos llegan a Délos. Los nuevos monarcas. respondiendo a un proyecto urbanístico de gran categoría. para participar en su comercio . encuentran allí judíos establecidos desde a lgún tiempo atrás . que el -271 envió una embajada a Roma a fin de establecer cordiales condiciones de amistad. com o antes sucediera con los asir ios. el Museo y la Biblioteca transmitían a l mundo todo e l saber helénico. lo que significa que disfrutaba de amplia autonomía para su gobierno.EL ENFRENTAMIENTO CON EL HELENISMO 99 cisamente a fugitivos de Troya . fuente de contradicción . es to ic ismo y epicureismo . un gran rey. Griega hasta la médula. Por eso los maestros hebreos consideraban a l sincretismo com o más peligroso que la simple ido latría. La pob lac ión judía que a llí se ins ta ló era tan numerosa que fue reconoc ida com o una más entre las politeumata que la componían. de m odo que la multiplicidad de dioses no er. Reinaba entonces Ptolomeo II. Los jud íos se establecieron con preferencia en Alejandría. que crea y sostiene el Universo.s i n caer nunca en los errores de l materialismo . Se toman esos accidentes com o dioses . A le jandría era la manifestación de una nueva manera de v iv ir . Hasta el -218 Jerusalem es una ciudad que obe dece a l faraón y se beneficia también de su política expansiva. vieron en el sincretismo religioso un excelente instrumento de poder. No era posible identificar esta noc ión de Causa inmanente con la fe hebrea en un Dios personal y trascendente. no pod ía constituir un error. aprestándose a defenderlo com o si se tratara de su pro pia herencia. sin riesgo para su fe.

Los Padres de la Igl esi a cristiana tomaron para sus trabajos precisamente esta versión que.100 LOS JUDÍOS Según la tradición fue precisamente Ptolomeo II (283-246) quien patrocinó la idea solicitando del Sumo Sacerdote. que en Jerusalem no se consideraban canónicos y se alteró el orden de col ocaci ón por motivos didácticos. Es posible que la versión de los ci nco libros que constituyen l a Torah (Pentateuco ) corresponda a l a época que se pretende . Por eso se le denomina Biblia de los Setenta. más tarde. a l Biblia de los Setenta es un instru a mento fundamental: trataba de cubrir dos necesidades concretas. Aun prescindiendo de los detall es un poco pintorescos con que l leyenda la ha adornado . el envío de sabios que pudiesen llevar a buen término una traducción. Puede adm i tirse . familiar y cómodo. Son el antecedente de los futuros y odiados publicanos. había sustitui do a los ejemplares hebreos. Judea es una provincia egipcia. El eazar. pero al final resultó un texto con corde en todos sus puntos . a quien confi rmó en su ofici o y mostró buenas disposiciones. Los impuestos eran percibidos por med io de empresarios del prop io país. pero los investigadores están seguros de que hay partes que proceden de época posterior. trabajando en celdas separadas . C. los cuales se tomaban i mpopulares pues presionaban en busca de sus propias ganancias. Cel esi ri a era objeto de l ucha entre los Diadocos. Desde entonces hasta el 218 a. La administración faraónica que mantuvo sin duda guarniciones en el territorio. de hecho tras esta noticia. desde este momento.. proporc ionar a los «helenistas» — esto es. Los rabinos de Pa l est i na rec i bieron con entusiasmo. su aceptación por los cristianos. Fue ron setenta y dos maestros y trabajaron durante setenta y dos días. una Biblia cristiana. en la mayor parte de las sinagogas de la Diáspora. l gran con 323-300) habría sucedi do a su padre cuando. esta traducción instituyendo una fiesta conmemorativa. Ptolomeo I pudo apoderarse de Jerusalem aprovechando un sábado. Se añadieron Macabeos I y Π. a l principio. fundamentalmente. De ell a se har í a l a versión latina que conocemos com o Vulgata. al advertir diferencias y .) Alejandro había visitado Jerusal em celebrando una entrevi sta con el Sumo Sacerdote Jaddua bar Johanan. que el sacerdoci o j udí o aceptó el nuevo régimen. La Biblia de los Setenta llegó a ser . Onías I (c. afirmándose. C. sobre todo. muerto e quistador. el año 321. la repudiaron. Josefo dice que. y permitir a los maestros helénicos un acceso directo a los libros hebreos. después de l a batalla de Issos ( 333 a. se preocupó de mantener abi ertas y seguras as l grandes v í as comerciales . . Tobías y Ester. jud íos de educación griega— un texto accesible. la sucesión hereditaria.

establecidos de manera permanente. Llegó a producirse. junto a la actual Nabl ús. escapaba al control directo del sacerdoc io de Jerusal em. es deci r. un numeroso contingente judío . col onos griegos habían sido llevados a aquel territorio. imponiendo una emigración. que es la que propiamente debemos llamar «samaritana». l a codi ci a de los jefes militares. era sin embargo muy rico . tanto de los particulares com o del Estado administrador del territorio. Aquella pob laci ón mestiza. El nuevo Templo que levantaron en el monte Gerizim. En toda la Diáspora los judíos. porque contaba con sus propias autoridades. gracias a los diezmos. En ocasiones muy especiales. El Templo. Dos eran l as grandes cuestiones que preocupaban a l sacerdocio del Templo y a los l ev i tas y maestros de la Ley : cóm o asegurarl a fi delidad del Pueblo a l a Alianza. Sin embargo no se produjeron fenómenos apreciables de desviación o apostasia. estableciendo normas para su exac- .EL ENFRENTAMIENTO CON EL HELENISMO 101 í a com o principal mi El Consejo de ancianos (ha-knesset) ten sión evitar el retorno de la idolatría y garantizar el cumplimiento de la Ley.C. La pob lación. de cuando en cuando. surgida com o consecuencia de las deportaciones asirías. fue a instalarse en Alejandría. se podía convocar la gran Asamblea abierta (ha-knesset ha-Guedolá). Fondos muebles que se acumulaban formando un tesoro que despertaba. Sacerdotes ( cohén) y l evitas tendían a convertirse en castas cerradas por medio de una rigurosa endogamia que prestaba servic io a l a «santa pureza» de la eli te a l a que correspondía el trato con Dios. a finales del siglo m llegó a constituir fuente de preocupación para los sacerdotes y los rabinos. Samaría era un verdadero problema. en largos años de paz interi or. dando origen a la poderosa politeuma que en aquella ci udad se constituyó. también. cuando se trataba de adoptar decisiones que afectaban a todo el pueblo. en consecuencia . un servicio que se prestaba al rey. El año 312 a. contenía el pozo que Jacob diera a su hi jo José. al que guiaba el sacerdote Ezequías. acudieron a los centros de educación gr iegos . Pues se entendía que el culto que desde allí se practicaba era. primicias y donaciones. aunque dispuesta a aceptar la Torah. 3. había crecido. una penetración de helenismo que . Y ahora los samaritanos decían que en aque l monte se rendía el verdadero culto a Yahvé. que carecía de bienes raíces. constituyendo comuni dades propias con sus cultos paganos. Las diferencias y desvíos se vieron acentuadas porque* tras la conquista macedónica.

Eleazar — que está relac ionado con la Biblia de los Setenta— y Manasés llenaron provisionalmente las f unciones. reprocha el Eclesiástico cierta debilidad. Y l a Escritura l e atribuye obras que convirtieron a Jerusalem en una gran ciudad amurall ada. En Palestina el idioma común era ya e l arameo. Ellos presentaron a Simón el Justo com o el gran reformador que estableciera dos normas esenciales: cumplir los preceptos de l a Torah hasta en l o más pequeño. sus relaciones de negoc ios cada vez más amplios en todo el Mediterráneo oriental obligaban a sus miembros a aprender e l griego y a educarse en aque l saber cuyo valor era indiscutible. grande com o e l mar .102 LOS JUDÍOS to cumplimiento. Grec ia . Cuando Pto lomeo II. dos tíos suyos. Pero se formaron dos corrientes de opinión: una que atribuía la superioridad al cargo. exigió que a ésta se rindiera culto com o a verdadera diosa. Su hijo Onías III (185-174) cierra la dinastía. Los maestros judí os declararon que l a obedi encia al Sumo Sacerdote era una de las condi ci ones esenciales para conservación y defensa de la Ley. provista además de una cisterna. al consentir el refuerzo de Yosef ben Tobías en Transj ordani a. Los fariseos se co locan dentro de esta segunda opci ón. otra que atribuía precisamente a estas condic iones la direcci ón y el magisterio. Los Lagidas reconocieron a l as autoridades religiosas y civiles relacionadas con e l Templo de Jerusalem. completa libertad de m o vimientos . de modo que el hebreo se había convertido en instrumento venerable para la liturgia y poco más. ali- . Cuando murió Simón I se reconoci eron los derechos de Oní as II a pesar de que fuese menor de edad. Israel partía de la conci enci a de poseer un don gratuito de Dios que le hacía superior y distinto de los demás pueblos. llamado «el Justo». de m odo que el Sumo Sacerdote pudo ampliar sus com petencias. que también la hacía superior. A Onías II. usando de sus medios hu manos. Los fariseos le invocarían com o el gran maestro de donde pro cedía su doctrina. ejercer rigurosa vigilancia en las normas de pureza. que aparece menci onado antes del año 227. casado con su hermana Arsinoé. durante el período egi pci o se convirtió en l a autoridad única. La sucesión hereditaria en esa di nastía que llamamos los Oníadas influyó positivamente en di cho fortalecimiento. y hasta qué punto la asimilación necesaria de l as costumbres del mundo coetáneo podía afectar al judaismo. había alcanzado un n ivel en el pensamiento y en la ciencia. no se hizo extensi va l a orden a los judíos. que aseguraba su suministro de agua . su carácter religioso permitía extender este dominio también a la Di áspora. En cambi o su hijo Simón. con independencia de l as condiciones de la persona que lo ostentase. es considerado com o un gran personaje.

Entre las festividades debemos atribuir una especial significación a aquellas que obligaban a peregrinar a Jerusalem. partidarios . se estaba convirtiendo en excepciona l el hecho de que se ingresara en el judaismo por otra vía. sur i de Ga aad Tob yyah significa . «bueno es Yahvé» Ptolomeo I se había servido de los antepasados de José ben To bías com j o dei sus . las precauciones referidas a la alimentación y a la pureza. emparenta habían llegado a convertirse en una l. l poder fi i humillación y vergüenza . Ser judío comportaba ci ertas obligaciones y signos. zación.EL ENFRENTAMIENTO CON EL HELENISMO 103 mentación y relaciones con los gentiles. de a he en l Menelao l íy Lisímaco. Cada día se celebraba en e l Templo un sacrificio . Estaban proscritas l as imágenes y representaciones. On ías II tuvo que enfrentarse a un con flicto con Ptolomeo III. Por parte de su madre José eran sobrino de On as II y ejercía com o í arrendatario de los impuestos en toda Pa l i .das con é i verdadera ar s tocracia. Nos referimos í . y el matrimonio entre personas pertenecientes a la Casa de Israel. a a . internos y externos: tal condi ci ón se adquiría por nacimiento y se confirmaba mediante la circuncisión. B gá de los que retendremos l l itres nombres. Simón. l Acumulando dinero otras familias: se habían lelevado a a cúsl pide de . que integraba al individuo en la Alianza. Johanan que negoc ó con Antíoco III il y Eupolemos que sería em . 4. .o significaba .a sociedad. En esta oportunidad prestó ayuda preciosa a Sumo Sacerdote una as que l l de f as i amil . est na lo que le daba enorme Para los autores sagra dos e o c . . Hacós. y Yoézer de a que sa dr an José ben Yohézer uno de los más importantes sabios de su tiempo que junto con José ben Johanan . agentes en Trans l ordan a instalándolos en a fortaleza de Heshbon. Las obligacio nes eran tanto individuales com o colectivas: el Pueblo tenía que cumplir los preceptos de la Torah. a los Tob adas dueños de extensas l pro piedades l a . iEspecialmente tres que pertenecen . el que a sí mismo se titulara Euerget es (Bienhechor) aunque sus súbditos preferían calificarle de Kakerget es (Malhechor). bajador en Roma de Judas Macabeo. a él podían asociarse mediante ofrendas. Aunque las relaciones entre Jerusalem y Alejandr ía pueden defin irse com o pacíficas y en amistad. Pesaban sobre cada fiel tres obligaci ones: la práctica religiosa medida por medio de un calendario que establecía fiestas a lo largo de todo el año. com o signos de idolatría. pues la alli yah es una subida al monte de Sión pero al mismo tiempo una elevación interior de la persona que se acerca al Santo.

El 198 a. rey de Si ri a. Antíoco III. s n i embargo. El helenismo se hacía dominante incluso en Jerusalem que crecía con gente venida de fuera. se replegó sobre el valle del Nilo. De este modo Jerusa em l rec i e gó a evacuar Ce es bió una guarnición seleuci da. prácticamente.217 ) pudo retener estas conquistas. La Diáspora egipcia y del Egeo. pero no l ob li l r ia i . que comenzaba a extender a Italia su atención. Ptolomeo IV. y de respaldo al sistema económico egipcio que ha sido definido com o capitalismo mercanti l. que dejaba a Egipto s in el respaldo de su principal aliado. Ni siquiera Jerusa cateo de Mileto. uno de los mejores genera les de todos los tiempos. Hircano ben Tobías pudo mantener en el oasis de Ammón un mercado que conservaba sus relaciones con Egipto sin que l nuevas autoridades lo impidieran. aprovechó la oportunidad del decisivo conflicto entre Roma y Cartago que conocemos com o «segunda guerra púnica» . Aunque finalmente fue derrotado en Raphia (22 juni o . se renovaron las condici ones de autogobierno. había llegado a convertirse en una gran ciudad. detestable rey. Na-·’ turalmente el Sumo Sacerdocio era el gran objetivo. Phil opator . Había col onos griegos en Galilea. Muchas cosas . po d ía considerarse enteramente judía.202 con la victoria de Escipión en Zama (Ñarragarah ) sobre An íba l. Es a quien Demetrio I convertiría en intruso de tos cuatro grandes linajes coincidían en preconizar una transfor mación interna que liquidase el rigorismo introduci do por Esdras y l helenis Nehemías para llegar a una especie de compromi so con e l em que según e l testimonio de Me mo tr iunfante. no ocu ltó su simpatía hacia Roma en esta guerra que. para invadir Ce les ir ia y adueñarse de Jerusalem. Sólo desde él podían ejecutarse los grandes cambios. a veces contra los propios griegos. concluyó el año . Hizo saber a Antíoco que no consentiría nuevos ataques a Egipto . El judaismo puso en marcha dos elementos defensivos: la exigencia rigurosa de los preceptos religiosos y la conservación del arameo com o lengua habla- . Roma asumió un programa político de defensa del helenismo. Aunque el Sumo Sacerdote logró de Antíoco una con firmación en las condici ones por las que se regía Judea. l Sumo Sacerdocio . lo mismo que Jope (actual Yafo) y las comarcas de Transj ordania. Efraim y Ramatain era predominantemente helenas. Por otra parte e l cambio en l a as fronteras s i gnificaba dificultades para el contacto con el comerci o mediterráneo.104 LOS JUDÍOS formaría la primera de l as ci nco parejas (zugot) y Joaquim Alcimo. Li da. as estaban cambiando . era ev idente que las cosas habían cambiado mucho: el sincretismo relig ioso y la homogeneización en el helenismo constituían los ejes de l política seleucida .C.

El judaismo era portador de una Revelación acerca de la Trascendencia absoluta de Dios y de la naturaleza y destino del hombre que permitía explicar el Universo ía . las hostilidades. De modo que el enfrentamiento. desde l a victoria de Zama.). La guerra contra Roma y las pérdidas territori al es habían consumido el tesoro de los monarcas sel eucidas que necesitaban ahora obtener mayores contribuciones. en número e influenc ie j as costumbre para entrar llos que defendían el abandono de l as v en la ví a de «progreso». Pero las circunstancias habían cambiado. Las familias aristocráticas apoyaban un entendimiento con los seleucidas. No parece que la incorporación de Pal estina al Imperio sel eucida afectara mucho a la participación judía en el gran comercio. con ellos se asociaron natura lmente los judíos. Comenzaba de este m odo una batalla que tendría gran importancia para el futuro de l a Humanidad. En las tierras de Israel gozarían de pésima fama. Eran llamadas publica por lo que a sus empleados se conoc ía com o publicanos. aqueda. En dos decenios. explotación de los monopo lios . La comunidad alejandrina siguió creciendo y aparecen ahora as ud í os en l a misma l primeras noticias de a l presencia de j Roma . obras de infraestructura y percepción de impuestos. 5. Roma consiguió derrotar y humillar a las dos potencias helenísticas de . razón y libertad. alcanzando una frontera que. es deci r. se producía en un nivel alto. Pero en l a sociedad judía crecían. C. cuerpo y al ma. C. le había permitido encontrar la Causa o Motor único del Universo. sin sali r de l a Inmanencia. en un descubrimiento de lo que el hombre es en sí mismo. Macedonia y Si ri a y someter a Egipto a un verdadero protectorado Romanos eran ahora los grandes directores de l comercio mediterráneo . exigían una mayor cohesi ón i nterna. en aquel siglo II a. El helenismo se había a l za y los princi pios por los cuales se reg do muy por encima de los ni vel es de l a i dolatría. Incluso Jerusalem dedicaba parte de sus actividades a la mercadería: era ésta la única actividad que permitía escapar de as l estrecheces de un país reducido y pobre . Onías ΠΙ había sucedido a su padre si n dificultad. Apenas un año des pués de la paz de Apamea fallecieron Antíoco III y Simón el Justo (187 a. suspendidas aunque no liquidadas. Habían aprendido aquellos a constituir las grandes compañías que se en cargaban de l aprovisionamiento de los ejércitos. Por otra parte. con - . Seleuco IV Philopator (187-175) comenzó confi rmando los acuerdos con el Sumo Sacerdocio.EL ENFRENTAMIENTO CON EL HELENISMO 105 ia . l a helenización.

Apolonio. En l a conci enci a j udía el helenismo se presentaba com o l a mayor amenaza contra l a f e. con otras familias. Los helenóf ilos consideraban que su desaparición liquidaría el poder del Sumo Sacerdote/ Acudamos al texto del segundo libro de los Macabeos. pudo conservar su independencia o freci endo apoyo a Onías III. viudas y huérfanos. La meta principal de este partido era la helenización de Israel. de la tribu de Bil gá. suprimiendo cuanto pudiera estorbarla pues del entendimiento con Seleuco esperaban una renovación de los negocios. en con- . Hircano el Tobíada. las dádivas de los poderosos y los capitales que se constituían en fondos de ahorro. se fue donde Apolonio. sin darse cuenta llamaba la atención acerca de su importancia. Gracias a él se podían otorgar créditos a empresarios o campesinos y ayudas a los pobres. Algunos maestros religiosos —Joshua ben Sirac «el Eclesiástico» o el autor del Libro de Daniel— mostraban la añoranza de los pasados tiempos soñando con su retomo. Se consideraban com o «los sabios entre ellos que instruirán a la muchedumbre» (Dan. les parecía imprescindible para sobrevivir en un mundo que. tuvo diferencias con el Sumo Sacerdote sobre la reglamentación del mercado de la ciudad. 11. llegaron a constituir el partido «helenizante» a cuyo frente aparece pronto el benjaminita Simón. no era el de David. estratega por entonces de Celesiria y Fenicia. El autor trata de transmitimos un estado de conc iencia: «Simón. tuvieron que refugiarse en Jerusal em en donde. expulsados de los dom in ios que poseían al otro lado del Jordán. Hircano hizo un gran gesto cuando deposi tó l a mayor parte de su f ortuna en el Tesoro del Templo ( gazofi lacio). hasta el punto de ser incalculable la cantidad de dinero.106 LOS JUDÍOS siderándolo además com o un medio para conservar la beneficiosa autonomía. es indiferente que algunos de los hechos aparezcan mod ificados . uno de los emporios mercantiles más importantes. Ño pudi endo vencer a Onías. 33). Hablar griego. Verdadera caja de depósito a la que iban a parar las limosnas que sostenían el sacrifi ci o. pero en los sectores campesinos crecía el descontento por el peso de los impuestos y las escasas perspectiva de mejora en los precios de sus productos. vestir com o los griegos. sin equivalencia con los gastos de los sacrificios y que era posible que cayeran en poder del rey. y l e comuni có que el tesoro de Jerusal em estaba repleto de riquezas incontables. un relato que parece una novela. constituido administrador del Templo. La argumentación general es la que importa. de la estirpe de Bilgá. que poseía Ammon. definitivamente. pensar com o ellos. pero sus hermanos. hijo de Traseo.

Las mujeres. los sacerdotes. que una parte pertenecía a Hircano . Pero Heliodoro . de modo que todos los que con é l juntos se habían atrevido a acercarse. e l que había dado la ley sobre los bienes en depósito. Llegado a Jerusalem y amistosamente acogido por el Sumo Sacerdote y por la ciudad. que de ningún modo se podía perjudicar a los que ten ían puesta su con fianza en la santidad del Lugar y en la majestad inviolable de aquel Templo venerado en todo e l mundo. en completa seguridad. con las maijos tendidas al cielo. unas corrían a las puertas. suplicaban al C ie lo . hijo de Tobías . postrados ante el altar con las vesti duras sacerdotales. en virtud de las órdenes del rey. llenaban las calles. que los guardara intactos para los que los habían depositado. pero en realidad para ejecutar el proyecto de l rey. y le envió con la orden de realizar la transferencia de las mencionadas riquezas. ceñidas de saco bajo el pecho. «No era pequeña la angusti a en toda l a ciudad. «Mientras ellos invocaban al Señor Todopoderoso para que guardara intactos. Daba compasión aquella muchedumbre confusamente postrada y el Sumo Sacerdote angustiado en honda ansiedad». pasmados ante el poder de Di os. pues su aspecto y su co lor demudado manifestaban l a angustia de su alma. El ver la figura del Sumo Sacerdote llegaba a partir el alma. Estaba ya allí mismo con su guardia junto a l Tesoro cuando el Soberano de los espí r i tus y de toda potestad. Enseguida Heliodoro emprendía el viaje con el pretexto de inspeccionar l as ciudades de Cel esi ri a y Feni cia. que estaban recluidas. contra lo que había calumniado el imp ío Simón. Aquel hombre estaba embargado de miedo y temblor en su cuerpo .EL ENFRENTAMIENTO CON EL HELENISMO 107 versación con el rey le habló de las riquezas de que había tenido noticia y entonces el rey designó a Heliodoro. expuso el hecho de l a denuncia e hizo saber el motivo de su presencia. per sonaje de muy alta pos ic ión y. con lo que mostraba a los que le contemplaban el do lor que había en su corazón . otras se asomaban por las ventanas. los bienes en depósito para quienes los habían confi ado. que el total era de cuatrocientos ta lentos de plata y doscientos de oro . se vol- . mantenía de forma terminante que los bienes debían pasar al tesoro real. de las jóvenes. Heli odoro l levaba a cabo l o que tenía decidido. preguntó si l as cosas eran realmente así ». el encargado de sus negocios . «Manifestó el Sumo Sacerdote que eran depósitos de viudas y huérfanos. se manifestó en su grandeza. tomaban parte en l a súplica. otras subían a los muros. De las casas salía en tropel la gente a una rogativa pública porque el lugar estaba a punto de caer en oprobi o. Todas. En la fecha fij ada hacía su entrada para realizar e l inventario de los bienes» .

les autorizaron a construir un nuevo Templo utilizando para ello las minas de un santuar io de Baat. otra cosa que un servicio al faraón y preparativo de revuel ta contra el poder. . l a época de César. la dios gata . Fraguó fácilmente la conspiraci ón que consistía en sustituir a Onías III por su hermano. lo recogieron y lo pusieron en una litera. poco antes. De ahí que se diera a la nueva c olonia el nombre de Leontópolis. E l que l as o montaba aparecía con una ar madura de oro . Al caer de pronto a t ierra. que col ocán dose a ambos lados . Se le aparecieron además otros dos jóvenes de notable vigor. con numeroso séquito y toda su guardia. buscó refugio en Egipto. según el los. rodeado de densa oscuridad . en el panteón sincretista. Un numeroso grupo de jud íos ortodoxos . declarados ilícitos por los sacerdotes de Jerusal em. incapaz de valerse por s í mismo. Cleopatra. que había camb iado su nombre hebreo* Joshua. por el de Jasón . el Tesoro se sal vó y l a autoridad de Onías III también. moliéndole a golpes . Esta vez se trataba de un verdadero Cisma puesto que en Leontópolis se celebraron sacrificios. había entrado en el menc ionado Tesoro . donde Ptolomeo VI y su esposa . identificada con Te fnet . com o si quisiera sumarse a una de las leyendas más ca ras al sincretismo. Pues se les apareció un caballo montado por un jinete terrible y guarnecido con riquísimo arnés. expulsando a Simón y a los otros miembros de su partido. 6. guiados por un h ijo de On ías que llevaba su mismo nombre . al menos. Fli nders Petri e ha conseguido demostrar que co inci de con el yacimiento de Tell el-Yehudiyeh (la colina de los j udíos). Los fugitivos acudieron a Antíoco IV. las tropas sirias se encargaban de instal ar a Jasón en el Templo de Jerusalem. el nuevo rey. lo llevaban ahora. Onías e Hircano aprovecharon l a oportunidad para ejecutar un golpe de Estado. le azotaban sin cesar. lanzándose con ímpetu levantó contra Heliodoro sus patas de lanteras (Esta es l escena que Rafael recogería en una de sus famosas pinturas de a l Estanc as i Vaticanas). espléndida belleza y magníficos vestidos. El Sumo Sacerdote viajó a la Corte de Seleuco para i ntentar una con firmaci ón del estatus de Jerusalem. Los emigrados prestaron servicio militar hasta. denunciando al Sumo Sacerdote: aquell a política de retom o a los rigores del yahveísmo no significaba. recono ciendo todos claramente la soberanía de Dios». al mismo que. la leo na. Sea com o sea. Una grave crisi s interna sacudió los cimientos del reino cuando Seleuco murió asesinado (-175). Mientras Onías se convertía en un prisionero en Antioquía.108 LOS JUDÍOS vieron débiles y cobardes.

el sacerdote del tiempo de Davi d. sin duda. Recuérdese que apócr ifo no quiere decir falso sino de difícil identificación . C. primero de los investigadores que tuvo acce so a l mismo . El templo de Leontópolis sería destruido por los romanos en el año 73 de nuestra Era. especialmente aquella en que se anuncia que e l Mesías ha de ser «un sacerdote. Coincide en esto con las expresiones que Macabeos despliega en elogio de los dos Onías. La aparición de los manuscritos de Qumram vino luego a aclarar otro de los puntos oscuros de l docu mento sadoquita. después del arrasamiento de Masada. que castigará a cuantos se han sublevado contra la autoridad del Sacerdoc io». que se dejaron seducir por «el hombre de la mentira». en s í mismo. Otras muchas noticias parecen establecer relaciones entre esos varios documentos apócrifos. es decir cuando Simón el Justo era Sumo Sacerdote. III y IV. la Nueva Alianza. fue suscitado por Dios en Israel un «Maestro de Justicia». En él se habla de una secta judía. Continúa diciendo el relato que l as enseñanzas de ese Maestro. no fueron seguidas por los judíos. Israe l Levy. Continuó siéndolo. procedente de la Genizah (depósitos de papiros sagrados) de El Cairo.C. Así. Tomemos ahora las nueve hojas mal tratadas de papiro y tratemos de ordeñar sus noticias en un relato coherente: Trescientos noventa años después de la destrucción del Templo. E l texto. Procede. destacó algunas expresiones que le parecían extraordinariamente significativas. designado normalmente com o documento sadoquita . hasta entonces igno rada. com o sabemos.. Los historiadores llevan muchos años preguntándose por l a relaci ón que puede exi sti r entre el Ci sma que siguió a los dramáticos acontecimientos del 173 al 170 y el extraño documento que en 1910 publicó Schechter. resu l as ta bastante incomprensible pues carece de las necesarias referencias evenemenciales. hasta el 185. En otro importante apócrifo de este mismo siglo π a. Esto nos sitúa en el año 197 a. se perfila con más precisión el cambio: el Mesías debe ser a la vez sacerdote emparentado con la Casa de Levy. pero la referencia a Sadoq. y descendiente de David. e introduce la novedad de que no hace del Salvador un descendiente de David. se mezcla con l esperanzas mesiánicas. salido de Aaron e Israe l. de una comuni dad que habitaba en Egipto.EL ENFRENTAMIENTO CON EL HELENISMO 109 aunque Oní as IV y sus descendientes alegaban que ellos eranl os legítimos sacerdotes y no falsos usurpadores al servicio de una potencia extranjera. cuyos miembros se llaman a sí mismos «hijos de Sadoq». después de veinte años — esto nos ll eva al 177— . del que volveremos a ocuparnos.

era patente. 31-32: «he aquí que viene el dí a. única: había dos condic iones en ella. Se produjo una situación extraña . Jasón l e garantizaba su colaboraci ón en este empeño. rey. con la prisión y destierro de l On adas í os era l óg i co que se admitiera l a necesidad de sustitu i r l a Antigua por una Nueva Alianza. avaros y lujuriosos. con posterioridad. en el curso de un viaje para revisar las fortificaciones de la costa . La A anza en as enseñanzas de Esdras y Nehemías era por su propia esencia. en donde procedi ó a organizar a sus seguidores en una secta que unas veces llama de la Nueva Alianza. prof anadores. se encontró con una recepc ión brillante: los aplausos estaban destinados a convencerle . se estaba dirigiendo desde la explanada de Templo Cuando el l . aquellos que «construyen el muro y l o revocan». luego el anuncio esencia l a través de la figura de l Siervo de Dios: «Yo te he formado y te he puesto por alianza del Pueblo» (Is. trazó un programa consistente en lograr la helenización de sus dominios. la ofensa a la religión para incurrir en la ido latr ía . Es en Isaías en donde los cristianos señalarían. 6). porque la «abominación» (toevah). El ecumenismo del mensaje judí o en esos años central es del siglo π a. Por eso ahora «viene el jef e de los reyes de Javan a ejecutar la justicia divina». Tanto en el documento sadoquita com o en el llamado Test ament o de los Doce Patriarcas. Pero al producirse la abominación en el Templo. 6). llegó a Jerusalem el año 172 a. 7. 62: «Yo renovaré mi alianza contigo y sabrás que soy Yahvé». 31. pues el encargo consiste en «ll evar mi salvación hasta los confines de la tierra» ( Is. otorgando además a la promesa valor universal. Antíoco IV. ambas vinculaciones se mantienen. la asignación de l sacerdoc io a la Casa de Aaron y la de la unción en la de Davi d. 42. 49.110 LOS JUDÍOS el Maestro tuvo que emigrar a Damasco. no.C. Se repite en Oseas y en Ezequiel 16. es dec ir . li . de renovación de la Alianza no era una novedad: aparece en Jeremías. Los miembros de la secta estaba obligados a seguir rigurosamente los preceptos de la Ley. hombres de perdición . continuación de aquélla. y otras Alianza de Penitencia. El documento da a entender que . orácul o de Yahvé. en que Yo haré alianza con la Casa de Israel y con la Casa de Judá». también desaparecieron «los hombres de guerra que fueron con el hombre de la mentira». que acarrean sobre el pueblo el castigo. el Maestro de Justicia murió y que. com o la que hice con sus padres» sino que «pondré mi ley en su i nterior y la escribiré en su corazón». que conoc ía bien las debilidades de su reino. buscando la sólida unidad que le permitiera enfrentarse a Roma. en una fecha imprecisa.C. Esta idea. l .

que ostentaba el nombre de Menelao . antes y después de l as oraciones. donde había el estímulo de las guarniciones. Es la misma palabra que ha servido para del signar al movimi ento pi adoso en Alemania en l a Edad Media y a iii fundaría Baal Shem Tov en Li tuani a. que ofertarían muchas víctimas en el curso de l a persecución.^ue poseemos acerca de este movimi ento que se extendió sobre todo por zonas rurales proporcionando la plataforma de apoyo a la revuelta del -166 . El Talmud se refiere a los hasi di m rishonim (primeros pietistas) para referirse a aquellos a quienes los griegos llamaron ‘asi dai oi y los romanos assidaei. Los jóvenes vestían. no se estaba produciendo entre los campesinos. Jasón no podía dejar de cumplir l as as obligaciones correspondientes al Sumo Sacerdocio: continuaba el sacrificio diario y se mantenía e l r itual. cri pciones se conservaron a través de los fariseos y de los esenios Dedicar una hora a la meditación. La suerte final de aquella dramática lucha en tom o a la secularizaci ón de Jerusal em dependía de otros acontecimientos que se es taban produciendo en todo el ámbito del Mediterráneo occidental. A l celebrarse en Tiro las fiestas quinquenales en honor de Melkart-Astarté. Al lado de Jasón aparece ahora un hermano de Simón de Bilgá. A pesar de sus promesas y de l empeño que pusiera en cumplirl . Por otra parte la apostasia. constituía importante novedad. com o los antiguos héroes de la Ilíada. Jasón envió 500 sidos de plata como una contribución a las mismas. Ahora el Pueblo estaba dividido en dos facciones cuya cuantía resulta sumamente difícil apreciar: hel eni zantes contra ortodoxos.EL ENFRENTAMIENTO CON EL HELENISMO 111 de que la situación se hallaba dominada. . Hubo incluso un proyecto de cambiar el nombre de Jerusalem para que contuviera una alusión directa al prop io Antíoco. que soque en el siglo xv brevive vigorosamente en nuestros dí as com o hasidismo. La tradición judía conserva l a memoria de que l a fe llegó a encon trarse entonces en muy grave peligro en Judea. Se aceleraba en cambio e l trabajo para convertir a Jerusa lem en una ciudad enteramente griega. se trata de una esl temor de que e l Helenismo destru timación en la conc ienci a por e . Se construyó un gi mnasio. Son esca sas las noticias . Judea ya no era sino una parte de l judaismo. se peinaban y hasta se adornaban a l a moda griega: algunos incluso se sometieron a la cirugía para poder disimular l a circuncisión cuando sa l taban a l a arena desnudos . que pro yera l a f e gresaba en la Diáspora especialmente en Mesopotamia. Al gunas de sus actitudes y pres . que crec ió en l as ciudades e incluso en Jerusalem.

con su ejército acrecentado. Tratando de reforzar su poder. habían sido recibidos. y se trasladó a Antioquía. H izo ejecutar a los mensajeros que desde Jerusa lem le enviaran en busca de un reco noc im iento de los hechos consumados. que llevaban tropas árabes . en guerra contra Macedonia. 35). el seleucida llegó a Tiro. El año 169. Menelao abrió los co fres del Tesoro para allegar una gran suma. Jasón se refugió en Ammon. 4. Por un momento pareció que Antíoco iba a rectificar: hizo ejecutar a Andrónico en el mismo lugar en donde tuviera lugar el asesinato. Imperialismo y capitalismo se presentaban estrechamente unidos. También supo que los romanos. el Tobíada. pero su ministro Andronico reci bi ó el dinero. preciosa reserva. la Diáspora reconocía en Oní as el último signo de legitimidad. estaban sufriendo serios reveses . se insta l proceso vid con el encargo de ayudar al nuevo jef e a consumar e de helenización . estaba reactivando a los reinos helenísticos. Desde el año 172 un movimi ento de resistencia genera l. Una fuerte l ó enl a ciudadela de Da guarnición. Antíoco IV hizo. contra todos los pronósticos . llo rando sus errores. La voluntad popu lar era muy clara: imposible mostrar reverencia o a fecto a Menelao. buscaban sus empleados entre los hab l as propias regiones en donde se establecían . Pero los sirios querían . y retuvo presos a Menelao y Sóstrates a la espera de una decisión. Las esperanzas se tomaban de nuevo hacia Onías III que. en casa de Hircano. para comprar a Antíoco la vida del Sumo Sacerdote. incluyendo a los jud íos. por su propi a autoridad. había sobrevivido en su cautiverio . un nuevo viaje a Jerusalem: destituyó a Jasón y. convirtió a Menelao en Sumo Sacerdote. La noticia provocó una onda de agitación «no só lo de los jud íos sino también de muchas de las otras naciones» ( II Mac. dando muerte a Lisímaco. Rehabilitó a Menelao y le envío con tropas para sumir a la ciudad en un baño de sangre. Oní as ΙΠ. el año 170. que «no tenía nada que le hiciese digno del sácerdoc io». mandada por Sóstrato. El Tesoro. Pero le llegaron noticias de una revuelta en Jerusalem.112 LOS JUDÍOS Las publica crecían en poder e importancia conf orme se afirmaba i tantes de el domi ni o romano. Ambos intrigaron con Egipto. buscando ayuda. Jasón consiguió huir al otro lado del Jordán. Ant íoco se hallaba ausente en Cilicia. fue asesinado aquí. dejó a su hermano Lis ímaco com o gobernante de Jerusalem. estaba ahora a su disposición . que se había acogi do a sagrado en el templo de Apolo en Daf ne. donde Jasón e Hircano. con matices sociales. Varias generaciones de publicanos se sucederían antes de que Jesús de Nazareth fuera a buscar a Mateo-Levy a la mesa del telonium en Cafamaum.

el culto. La divinidad primordial. de los comerciantes. protector de los extranj eros y. más tarde. Se prohibieron los sacrificios. el rey subió a Jerusalem. Sometida a ocupac ión militar. repugnante a los judíos. En Jerusalem dijeron que Antíoco había muerto. que los seleucidas pretendieron justificar diciendo que obedecía a demandas de los propios judíos. llegó ante él y. Una leyenda. ios sirios procedieron a dotar a Jerusalem de una acrópolis (Akrá). 22 de j uni o del 168) Roma liquidaba la guerra y se hacía dueña de Grecia. huyó a Grecia para morir com o un refugiado en Esparta. La contienda entre helenismo y . le conm inó a la retirada. trazando en su torno un círculo en l a arena. un embajador romano. pasado el solsticio de invierno. Lo mismo se hizo en Guerizim. El 15 de diciembre de l año 167 una gran estatua de Zeus fue instalada en el Templo instituyéndose fi estas anua l es en su honor cada día 25 de diciembre. Menelao tenía que refugiarse en la fortal eza. Antíoco vendió a una parte de los habitantes de Jerusalem com o esclavos. Se dijo. Así se consumó l a «abomi naci ón». Esta vez Jasón no se limitó a cruzar el Jordán. De nuevo estalló la revuelta y mientras Jasón. atribución que después pasará a los cristianos. en defini tiva. tenía un prof undo significado: liquidar el judaismo declarando a los cultos sincréticos únicos verdaderos. que los j udíos adoraban una cabeza de asno. con los sirios. nacida de sus medios de propaganda. 8. Regresando de Egipto. debía centrar los sacrificios a Zeus. máximo logro del helenismo. El cerdo. De modo que cuando Antíoco estaba a la vista de Alejandrí a.EL ENFRENTAMIENTO CON EL HELENISMO 113 servirse de Jerusalem com o de una base para l a conquista de Egipto. El cambio de advocación. con sus árabes. la circunci sión y la observancia del sabbath. creador y misericord ioso. En este momento (batalla de Pidna. Al comandante de la guarnición. Nadie pod ía resistir el poder de Roma . Popilio Lenas. reasumía el Sumo Sacerdocio. difundió la curi osa calumnia de que el rey había encontrado la estatua de un hombre montado en un asno. Los Tobíades cometieron l as mismas tropelías que sus adversarios. Aquí la estatua entronizada respondía a l a advocaci ón a Zeus Xenios. debía barrer para siempre l a idea de un dios trascendente. Filipo Frigio encomendó a Antíoco acabar con el yahveísmo obligando a los jud íos a someterse a la i dolatría. Antíoco se retiró. tomó para sí la mitad del gazof ilacio y prof anó el Santo. inmanente al mundo.

com o campeona del helenismo. «Este recrudecimiento del mal era para todos penoso e insoportable. En la visión de Danie l Antíoco era com o leopardo a quien se hubiera dado poder. eran forzados a formar parte de su cortejo coronados de hiedra» (II Mac. 7. Pero detrás. Para los griegos los judíos eran simplemente «ateos» porque se negaban a reconocer y dar culto a los dioses» . «l a cuarta bestia. para los hebreos era el helenismo «abom inación». sobremanera fuerte. adoración de imágenes hechas por mano de hombre» . antes bien eran obligados con amarga violencia a la celebración mensual del nacimiento del rey con un banquete sacrificial y. espantosa.. Esta especie de holocausto parecía anunciar para el judaismo una especie de solución fina l. 6.. n i guardar as estas patrias. con grandes dientes de hierro. s in paliativos . estaba ahora Roma. 3-7). ni siquiera confesarse judío. cuando llegaba la fiesta de Dionisio. El Templo estaba lleno de desórdenes y orgías por parte de los paganos. era muy diferente de todas las bestias anteriores y tenía diez cuernos» (Dan. 7) . El altar estaba repleto de víctimas ilícitas. que holgaban con meretrices y que en los atr ios sagrados andaban con mujeres. idolatría.114 LOS JUDÍOS yahveísmo parecía acercarse a su última fase. prohibidas por las l l fi eyes . y hasta introducían allí cosas proh ibidas. No se podía n i celebrar e l sábado. terrible.

En aquel tiempo se sal vará tu pueblo: todos los que se encuentren inscritos en el Libro. a ese tiempo de terrible dol or com o fue el de la instalación de l a i dolatría en el Templo. fue interpretado com o el que experimenta la parturienta para dar nueva vida. 12. Es posible que los primeros capítulos de la obra correspondan al siglo m a. Pese a todo. entre los apocalípticos. para el horror eterno. Daniel) guarda en secreto estas palabras y sella el libro hasta el tiempo del Fin» ( Dan.. acaba en un him no de esperanza:. Será aquél un tiempo de angustia com o no habrá habido hasta entonces otro desde que existen las naciones. Tal dolor. el gran Príncipe que defiende a los hijos de tu pueblo . com o las estrellas. Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra se despertarán. pero los últimos proceden de uno de los sabios jud íos que vivió l a terrible experiencia del gobierno de Menelao. La pregunta’ que en el momento de la destrucci ón del Primer Templo se formulara — ¿es que Dios había abandonado a su pueb lo? — volvía a plantearse en tiempos de Antí oco IV y de Menelao. judía y cristiana. otros para el oprob io . en su última parte. «En aquel tiempo surgirá Miguel. El Libro de Daniel es el único . C. se trataba de una purificación necesaria para preparar «el día de Dios». unos para la vida eterna. Escrito en hebreo y en arameo corresponde . Los doctos brillarán com o el f ulgor del firmamento y los que enseñaron a la multitud la justicia. 1. por toda la Eternidad.4).C a p ít u l o VI ENTONCES SE ALZARÁ MIGUEL 1. en toda la literatura apocalíptica. que ha sido incorporado al canon de la Biblia hebrea. El autor de l Libro de Daniel trataba de hallar respuesta: esa victoria de los malvados que parecen dominar. no puede entenderse sino recurriendo a una clave moral. en que debía alcanzarse «la plenitud . com o sucedería más tarde en otras dolorosas ocasiones. Y tú.

Los autores cristianos posterio res. ya no significaba la plenitud del judaismo. león. aunque Jerusal em estuv iese ahora dominada por Antíoco IV. 25-27). El Templo era importante pues sól o en él se daba culto. sentada junto a las grandes aguas. en una fecha precisa del año . ¿Era. Por primera vez se hablaba específicamente de una vida después de la muerte. leopardo con alas y monstruo de diez cuernos. pesado. retratada ahora com o la nueva Babilonia. Esto equivale a decir que todos los reinos e imperios tienen una vía contada. Menelao era incapaz de imponer obed iencia a esa Di áspora. Aunque lo hubiese pretendido . Ahora. El reino y el imperio y la grandeza de los reinos bajo los cielos todos. Babilonia y Alejandría. que sucumban. sin que se interrumpiera ningún día ni por ninguna circunstancia. y aquí había ya otras dos cabezas. todo está contado. y separación. De todas formas. y dividido. Persia. el Pueblo of recía su sacri ficio a Dios. en los ambientes piadosos más próximos a Jerusa lem. Esto sucedería con Antíoco IV y su poder. Desde la época de Esdras/Nehemías. serán dados al Pueblo de los santos del Altísimo. Media y Grecia. mené . Reino eterno es su reino y todos los imperios le servi rán y le obedecerán» (Dan. Pero . 7. a su debido tiempo . representado preferentemente por la Di áspora.C. con algunas otras alternativas. «Tratará de cambiar l os tiempos y a l ley y los santos serán entregados en sus manos por un tiempo y dos tiempos y med io tiempo. una clave interpretativa de la Historia. tekel u f rasi b.167 el sacri ficio había cesado y el Templo serví a a los ídolos. identificaron a la cuarta bestia con Roma.116 LOS JUDÍOS de los tiempos». acaso. el Templo representaba un papel esencial: en él y sól o en él. la señal de que la Alianza había concluido? La concienci a religiosa judía comenzó a insistir entonces en dos conceptos íntimamente unidos a dicha Alianza: pureza. para ser destruido y aniquilado definitivamente. Pero el tribunal se sentará y el dom in io le será quitado. esto es. Sólo Dios sabe — y só lo Él puede saber— lo que se esconde tras sucesos en apariencia calamitosos y contradic torios: mené. En tom o al año 169 se estaba construyendo. com o medio eficaz para garanti zarl a. oso. Lo importante era que esa esperanza escatológica aparecía ahora asociada a un destino universal. com o representaciones de Babilonia. Él permite que se eleven y. que descubrieron que la amenaza del helenismo no conclu ía con Antíoco . Las cuatro besti as. donde se estaba realizando una intensa tarea i ntelectual. son interpretadas desde el saber talmúdico . es decir cuidado para no contaminarse con la idolatría. prevista en la mente de Dios.. y con más precisión en el siglo IV a .

el Señor es único. era recházado por e judaismo Es e s t o — matrimonio ilícito por circunstancia — lo que se conoce com o l una u otra i l . mayor apertura dando a los «prosélitos» l i . Israel. al negar la existencia de los dioses y rechazar las ricas doctrinas que Grecia había creado. l otro laspecto: el judaismo i perdía su i carácter l) étnico nac o na Fa taba e suelo en prop edad (Eretz Y srae y se acentuaban . nubio entre parientes en grados muy l l . vendría a ser plataforma para la victoria. ajenos en defi ni tiva se trataba de una religión de bárbaros a la civilización. 4 ). es esde i. l i . con todo tu poder. rico en misericordia. e l peligro más grave procedía del contacto con los no judíos. Yahvé aparecía a los oj os de los j udí os com o Justo y Terrible pero. habrán de ser llamados gen til . por influencia l at i na . Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón. miembro de la «nac i ón santa». en eso consistía precisamente ser judíos. al mismo tiempo. E sacerdoc o de Templo . sobre todo l en a D áspora entre unos y otros matrimoi l . c r no srae tas La convivencia. l En a dispersión. y especialmente en A e andr a as cosas prei sentaban l. pensaban de l a religión judía que era apenas un conjunto insu ficiente e inarmónico.incluso después de Menelao se inclinaba l hacia una . y de él parte la obli gaci ón de amar al prójimo. 6. pero ¿no deberían serlo también los demás hombres. inmerso en el ateí smo. algo más que a puerta l Los piadosos trataban de extremar l e j r gorí . Cumplir los preceptos de la Torah. su amor no resul ta menos evidente. i li . Para los rigoristas. Es cierto que se expresaba de un modo si mpl e. .ENTONCES SE ALZARÁ MIGUEL 117 i entras se aun privados de él los judí os seguían siendo judí os m mantuviesen adheridos a la Torah. Aunque el temor de Dios constituye el princi pi o de toda sabiduría. con dólatras era un atentado a a fe y e con . en los términos que emplea la Shemá: «Escucha. Dios no era presentado com o la numinosidad del Universo sino com o absoluta Trascendencia que reclama del hombre salir fuera de sí mismo. Según los he l en i stas se contenía aqu í una declaración de ate ísmo . En estos años c lave. creados a imagen y semejanza de Dios? Aquí estaba una materia de discusión para los maestros. la misma simplicidad de la expresión. Ese próji mo era evidentemente e l judí o. Los funcionarios seleucidas encargados de implantar el hel eni smo. es dec ir . el Señor es nuestro Dios. . guardar la pureza. en que se produce el camb io hacia la resistencia desde fuera de Jerusa lem. muy pronto. l daría mucha i importancia a as cuestiones l l n a es pues a unión . aquellos que. fornicación. íntimos tolerado por los heenos. y ll evarás muy dentro de l corazón estos mandamientos que yo hoy te doy» ( Deut . con toda tu alma.

118 LOS JUDÍOS los caracteres religiosos. t ierra santa. el auxilio seleucida fue impedido. la voluntad de resistencia era muy fuerte y estalló prácticamente el mismo año en que se impusieron las normas de radical helenización. a l princ ip io un carácter eminentemente rural. pero el domi ni o que los helenóf ilos habían llegado a adquirir en Jerusalem era tan grande que a nte años . el retroceso de Antíoco TV en la frontera de Egipto. tenían todo el territorio a sus órdenes. pureza. y la rebelión de Matatías aparecen concatenados para provocar un cambio radical : Roma iba a hacerse cargo de la unidad mediterránea. y el Senado acudió tan pronto en socorro de los rebeldes. Cuando los rebeldes alcanzaron la meta e Israel vo lvió a existir com o estado temporal. Los primeros partidarios eran predominantemente piadosos y rigoristas. La rebelión de los Macabeos se ini ció com o un movimi ento de independencia religiosa contra el proyecto sincrético del gobierno Seleucida empeñado en conseguir «que todos formasen un solo pueblo . lugar para la presencia de Dios. E l hecho definitivo estaba en la To rah. al dominar Jerusal em. obedi encia y amor de Dios. muy poblados. ser judí o nada ten ía que ver con habitar allí. los jud íos descubrieron que muy poca diferencia había entre sus soberanos y los otros príncipes que dominaban en el Oriente Próximo. Las comunidades de la Diáspora. tuvieron que preguntarse hasta dónde era preciso llegar en esta asimilación s in poner en peligro la prop ia identidad. . 1. y l a Ley podí a ser llevada consigo. Se estaba gestando un pro fundo camb io cuyos efectos durarían más de veinte siglos : aunque se reconociese en Judea una cuna común . Porque no estaban dispuestas a dejar de ser judías. En los campos . Tuvo . Antíoco IV había cometido un error de cálculo: creyó que los helenistas. Pidna. proporc i onando a la guerra l ciudad resistió más de ve i un carácter de contienda civil ideológica. el mayor regalo que Dios había hecho. asimiladas en todos sus aspectos externos a las pob laciones que las acogían. cuando fue necesario disponer de un ejército y organizar esquemas de gobierno. 2. que algunos investigadores sospechan que hubo una cierta iniciativa por parte del Senado. La sublevación se produj o en una fecha tan próxima a la intervención romana en Egipto. por intervención romana. dejando sus peculiares leyes» (I Mac. La victoria final no llegó hasta que. pero con el tiempo las cosas cambiaron. El objetivo pareció ser entonces limitado: restaurar el reino con su independencia. preceptos. 43).

sin duda. dentro del año 166/165. judí o piadoso. al norte de Ramlah.ENTONCES SE ALZARÁ MIGUEL 119 Hubo un sacerdote piadoso. que luego serían reconocidos com o fundadores de una nueva dinastía de reyes. Antíoco IV. Judah Macabeo (el Martillo). a l as montañas de Gophen. pero éstos tuvieron que luchar en varios frentes sin disponer en Judea de las fuerzas necesarias para dominar la revuelta. Por su preparación no podían compararse a los de los Seleucidas. Apolonio y Serón. que preparaba en aquellos momentos una gran expedición contra los partos. que la adhesión a la Torah había penetrado a f ondo en las masas campesinas. hombre apuesto. Los hasidim habían reconoci do desde el primer momento a Matatías. se hacía cargo del ejército. daba muerte a los apóstatas y se ocupaba de circuncidar a los niños. preparándose para una resistencia armada. El factor esencial para la victoria de los Asmoneos fue . que cumplía todos los preceptos de Moisés. Simon Thassis. Luego huyó. Como sacerdote había tratado de establecer un precedente al afirmar que no se quebrantaba el sabbath cuando se combatía en defensa de la Ley de Dios. Guerrillero que operaba por medio de golpes de mano. Johanan Gaddis. dio muerte al oficial y asesinó a los hebreos que cometieran la profanación. sufrieron una derrota. sus hijos. Tras la muerte de Matatías. Murió poco después . Pero Apol on io murió cuando trataba de forzar el bloqueo . Macabeo. con sus seguidores. fue pronto aplicado a los cinco hermanos y a sus seguidores. Sus hijos eran. pastor fuerte. los Asmoneos. Matatías provocó un motín. s in gu iarse estrictamente por el criterio de la primogenitura: Simón se encargó de los asuntos de gobierno y administración. Su sobrenombre. por orden de edad. efectuaron una especie de reparto de funciones. de nombre Matatías el Asmoneo. con efectivos muy exiguos. Los dos primeros generales seleucidas enviados para combatirle. De este modo impedía que los seleucidas. Un día apareció en l a aldea uno de los oficiales del rey con una escolta armada : venía a reclamar el cumplimiento de as l eyes l que obligaban a o recer f cu to l y sacrificios a los dioses . que proporcionaron abundantes soldados. mientras que Judah. huyendo de Menelao y de la persecución. gobernador de Samaría. se beneficiasen de las fiestas religiosas judías.A lgunos jud íos obedecieron . com o había sucedido en otras ocasiones. se retiró a la aldea de Modín (identificada con la actual el-Medieh). no creyó que el alzamiento revistiera tanta gravedad com o para suspenderla: se encargó a Apolonio. a quien se presentaba com o el nuevo Davi d. Eleazar Auaran y Jonathan Affus. a unos treinta kilómetros de Jerusal em en el cam ino de Lydda. que la sofocara. en las al deas que «liberaba» imponía la obedi encia a l a Torah.

Se reunió todo el ejército y subieron al monte Sión. controlaría el resto . Pues Roma había decidido tomar partido en favor de aquellos rebeldes. Allegó nuevos refuerzos decidi. figuró una partición de Pa lestina: la parcela menor de l te rritorio. Li si as. Memmio. De m odo que . Cuan- . con ayuda de las guarniciones sirias.120 LOS JUDÍOS de Jerusalem. Una cuarta expedición que tomó el camino de Idumea para tomar a Judas por la espalda. a quien quedaba encomendada la regencia en Celesiria. que servían sus propósitos de debilitar la zona. y tal vez usurpar el trono. Menelao y tres il íticas de l momento : L s ustres senadores ro manos. En Antioquía se reunieron los representantes de las fuerzas po l i as i . subamos. T. Mientras las pesadas tropas gri egas buscaban al enemigo sin encontrarlo. con el tiem po . los judíos asal taban el campamento de Emaús y lo destruían. «Judas y sus hermanos dijeron: nuestros enemigos están vencidos. terminó i gualmente en derrota . Manlio y Cn. Lisias. 3. con sus tropas. pues. la fuerza del que se seguía llamando Sumo Sacerdote bastaría para imponer una nueva sumisión. Judas podr ía aprovechar esta retirada para entrar en Jerusalem e instalarse en la explanada del Templo. pero fue atraída por los Macabeos hacia las montañas donde la superioridad numérica era ineficaz. Estamos do a apagar el fuego antes de que pudiera extenderse en el año 164 a. entre las decisiones que entonces se to maron. Menelao. y una pequeña expedición a las órdenes de Serón fue fácilmente derrotada por Judas en Bet Jorón. En plena campana llegó l a noticia de que Antíoco IV había muerto durante la expedición a Partí a. con dos generales capaces.C. y l a que dominaban los partidarios de l que contaban con as ciudades. con e l Templo. De todas partes acudían voluntarios para sumarse a los rebeldes. prefevamente en dos zonas: la que dominaban los p l rey rentemente rural. Gorgias y Ni canor. sería una reserva para e l estricto cumpli miento de la Ley. movilizó una fuerza militar suficiente. un niño . Li si as hubo de reconocer que Judea se había dividido definitii et i stas . y. regresó a Antioqu ía . Octavio que es un antepasado de l emperador Augusto . Q. a purif icar el Lugar Santo y a celebrar su dedicación. estableció con Judas una tregua suspendiendo la ap licación del omi noso decreto en el territorio dom inado por los Macabeos. La ciudad quedó dividida entre ambas obediencias. que pretendía ejercer la regencia en nombre de Antíoco y. Probablemente Lisias pensaba que.

en el mismo tiempo y e l mismo día en que los gent iles lo habían profanado» (II Mac. Es la única fiesta que.54). daba satisfacción a los rebeldes pero. con cánticos. pro fanado por los sacrificios idolátricos tuvo que ser restaurado por completo. ha preva lecido finalmente el criterio establecido por Hillel que consiste en encender una luz cada noche — en la actualidad siguiendo el orden de izquierda a derecha— mientras que Shammai prescribía encenderlas todas a un tiempo y apagarlas después una a una. Por otra parte los Macabeos dejaban de ser cons iderados com o insurgentes para adquirir la legitimidad be ligerante . arbustos nacidos en los atri os com o en un bosque o en un monte cualquiera y las sal as destruidas. según l a tradi ci ón talmúdica. Así nació la fiesta de Hanukkah ( dedi caci ón) que dura ocho días porque. En la conci enci a j ud í a poster ior se d i o mucha i mportancia a l dato de que l a primera hanukkah se hubiese celebrado a los tres años justos de la profanación. se levantaron al romper el día y o frecieron sobre el nuevo altar de los holocaustos que habían construido un sacr ificio con forme a la Ley. dieron muestras de gran do lor y pusieron ceniza sobre sus cabezas» (I Mac. 36. en ningún momento . las puertas quemadas. rasgaron sus vestidos. mediante la intervención de Roma . «El día 25 del noveno mes. E l acuerdo que. el aceite hallado en el Templo. En el moderno Estado de Israel se acentúa el carácter patriótico —libertad e independencia·— por enc ima del religioso — consagración del Templo-— y se ha dif undi do l a costumbre de entregar esos días regalos a los niños. a conformarse con o Sur . y rodearon l ya obtenido: levantaron una gran fortaleza .39). había lle gado a establecerse. La principal celebraci ón consiste en encender el gran cande labro de los ocho brazos (Menorah). 4 . sobre todo . a los judí os de la Diáspora pues se trataba de la primera muestra de que Roma estuv iese dispuesta a admitir la legitimidad de la religión hebrea. Precisamente fue inaugurado e l altar. No parecieron dispuestos. pro longó milagrosamente su durac ión por todos los ocho.ENTONCES SE ALZARÁ MIGUEL 121 do vieron el santuari o desolado. porque es eterna su misericordi a». 4. permite el recitado compl eto del Hallel (salmos 113-118) repitiendo varias veces «Alabad a Yahvé porque es bueno. E l Templo. cítaras. siendo de origen militar. Crecía el número de sus partidarios gracias a la propa- . liras y címbalos . del año 148. el altar profanado. Los sefardíes recitan también el salmo 30. Se trata de dar gracias a Dios en su Nombre . suficiente para un día. llamado de Kisléu. 5 2 . Bet de murallas al Templo para oponerle a la akrá que controlaban los helenistas.

Las condiciones ofrecidas al caudillo de los rebeldes estaban perfectamente calculadas. de restaurar un reino independiente. Octavio. hij o de Seleuco IV. a cambi o debían destruirse l as murallas del Templo. Se reconocí a la legitimidad de l a religión judía en todo el territorio y no só l o en e l que ocupaban los rebel des. Con un fuerte ejército. Lisias no tendría la oportunidad de recoger el fruto de esta maniobra. que habían logrado su objetivo de libertad para la práctica de la religión. di o a Roma l a oportunidad de intervenir promoviendo com o rey a un rehén. De m odo que aunque en e l acuerdo del 164 Menelao y Lisias retenían la mayor parte del territorio palestino . El asesinato de Cn. Ptolomeo Macrón. Una fórmula sutil: se devolvía al Sacerdocio su legitimidad. usaba con preferencia el nombre de Alcimo. para que fuese de nuevo santuario y no fortaleza. comenzaban a verse desbordados por aquellos que perseguían el objetivo estrictamente político . A pesar de que deseaba sinceramente la paz. Demetrio. llamando indirectamente la atenci ón sobre el papel secundario que correspondía a los Macabeos . el regente de Sir ia hubo de volver a Judea en ayuda de los «impíos de Israel». Grupos fuertemente armados hacían incursiones en Ga lilea . disminuyó radicalmente su entusiasmo por una causa que se reducía al terreno político. Eliaquim que . restituyendo e l Sumo Sacerdocio a la estirpe de Aaron. de los partidarios del helenismo. apoderándose de Bet-Sur. pero en favor de un partidario del helenismo. actuaban en calidad de misioneros obligando a convertirse al yahveísmo a las pobl ac iones que sometían. educado a la griega. Lisias no podía dejar sin respuesta las demandas que se le hacían desde Akrá: la acción expansiva macabea no tenía límites y los pieti stas.122 LOS JUDÍOS ganda que en su favor hacían los hasidim. Galaad e Idu mea. al que consideraba dócil instrumento y estableciendo una alian- . Éste se vio obligado a negociar un armisticio con Judas. se proc lamó regente destituyendo a L is ias . el senador romano que viajara com o embajador a Antioquía. esto es. y^ cercó estrechamente la colina del Templo. hermano de Judas. El gobernador de Coelesiria. no tardaron en invertirse los términos. derrotó y dio muerte a Eleazar. sin cuidarse de si se trataba de jud íos o de árabes. Pudo contar con l a co l aborac i ón de un sacerdote. Como los hasidim veían así cumplidas sus aspiraciones. En Antioquía otro general. no se atrevió a enviar nuevas expediciones contra Jerusalem. Los Macabeos se salvaron en esta ocas ión porque la grave crisi s i nterna del Estado sel eucida impedía cualquier solución concreta. Filipo. A l mismo tiempo el regente dispuso la ejecuci ón de Menelao.

un acontecimiento que tuvo lugar años más tarde . Muchos de sus seguidores l e abandonaron de modo que pudo pensarse. No parecía que existiesen razones para continuar la lucha. Decían que eran poderosos . fue inmediatamente derrotado y muerto en Ba'al Hazor. Su mensaje no resultaba grato únicamente para los helenistas. Lo que s í pa rece comprobado es que se advirtió a Demetrio que los judíos debían ser tratados com o «amigos» de l Senado y del pueblo de Roma. que estaban convencidos de que la prosperidad en los negocios dependía de que se mantuviese la unidad política sino también para los judíos piadosos que . desde Roma . que la rebelión estaba a punto de ex- . «La fama de los romanos llegó a o ídos de Judas . todo cuanto habían hecho en la región de España para hacerse con l minas de oro y de p l as ata de a llí.ENTONCES SE ALZARÁ MIGUEL 123 za formal con Judas Macabeo. Las fuentes favorables a Judas Macabeo sitúan en este momento e l envío . 8. se impuso (-162 ). Alcimo había respondido a lo que de él se esperaba: aunque llegara a Jerusa lem escoltado por las tropas de Báquidas. del texto de la a lianza . se trata de judí os que usaban nombre griego. establecían amistad con cuantos acudían a ellos. Judas decidió enviar dos embajadores a la lejana Roma. La delimitación entre los dos sectores en que se había dividido Israel no parece demasiado clara. cóm o les habían domi nado y sometido a tributo. Le con taron sus guerras y las proezas que habían realizado entre los ga los . cuando Judas trató de continuar l a guerra. alcanzaban el objetivo inicial del alzamiento. tras una breve guerra civil. Fue así cómo. que puede estar cambiando as l fechas . Demetrio que. el año 160. garantizó a los judíos que l a ortodoxia iba a ser respetada en todos sus puntos por lo que no había motivos para continuar la guerra. Aquellos a quienes quieren ayudar a conseguir e l trono. 4. 1-4) y de este modo aprendió la gran lección : «Todos cuantos oyen su nombre les temen. reinan: y deponen a los que ellos quieren» (I Mac. se hizo llamar Soter y confi rmó a Alcimo que pudo i nstal arse en el Templo gracias al auxilio que l e prestaron l as tropas s i ri as mandadas por Báquidas y N i canor . se mostraban benévolos con todos los que se l es unían. Eupolemo y Jasón. En consecuencia. de este modo . 12-13). 8. aunque obtuvo una pequeña victoria sobre el el ef ant arca Nicanor (13 de marzo del 160). siempre según el reato l de l cronista. en lám inas de bron ce . cóm o se habían hecho due ños de todo el país gracias a su prudencia y perseverancia» (I Mac.

se dividían entre dos administraciones. En v irtud de ese acuerdo. Tras l a muerte de Alcimo (. 5 . de este modo podían asegurar que aún controlaban una parte del suelo de Israel. Los partidarios del sincretismo y la asimilación no habían renunciado a sus propósitos aunque modif icasen su estrategia. desde sus vecinos. Comenzaron a llegar denuncias a Roma. dirigidos ahora por los dos hermanos restantes. dado su parecido con él. Jonatán y Simón. en que no faltaron los so bornos Atalo II de Pérgamo y Ptol omeo IV convencieron a l Se nado de que convenía derribar a Demetrio y sustitu ir l e por cier to personaje. Jonatán y Simón. Tras largos años de paciente i ntri ga . Alcimo pudo ejercer si n obstáculos el Sumo Pontificado hasta su muerte que sobrevino por enfermedad. l a del Templo y a de Jonatán . retenían una cabeza de puente en Tekoa mar Muerto. Bal a. Demetrio I no fue el agente sumiso que el Senado imaginara al promoverlo. 9. 23 y 28). «cerca del agua de l a cisterna de Asfar». Ahora l a proporci onalidad en los términos se había invertido: los helenófilos estaban reducidos a ser minoría. «Cobraron ánimo los apóstatas en todo el territorio de Israel» y «fue ésta una gran tribulación. el helenismo. or il las de l la Ammonitide. que segu ía perteneciendo al reino seleucida. apellidado A jf us que tiene algo que ver con l a prul dencia y la astuci a. Sin embargo. abonando los correspondientes tributos. Pérgamo y Egipto. y también de l as grandes empresas mercantiles preocupadas por sus beneficios. una apuesta por la modernidad? Los supervivientes del ejército de Judas. que probablemente amagaran un intento para apoderarse de la ciudad. A l parecer f ueron abundantes las apostasi as: ¿no era. Tomando e l g lor ioso nombre de . aunque su campamento fundamental se hallaba en . se trasladaron al otro lado del Jordán.124 LOS JUDÍOS tingui rse. a quien hicieron pasar por hi j o de Antíoco IV. no lejos de Betlehem. Báquidas se limitó a restablecer el orden llegando con los Macabeos a un acuerdo que debía permitir la conservación del status quo. se hallaban ahora en la fortaleza de Bet-bassi. que temían un restablecimiento del poder sirio.159) los helenistas de Jerusalem llamaron nuevamente a Báquidas para que garantizase la permanencia. cual no se vio desde el tiempo en que no había entre ellos profetas» (I Mac. recurriendo a los hal agos con preferencia a l as amenazas. Las acciones de Jonatán se parecen a las de un bandol ero y es indudable que si n la intervención de Roma el régimen i nstaurado por los Macabeos no hubiera podido reconstruirse. Judea. acaso.

C. iniciando la guerra civil. estaba siendo re levado por tendencias que insistían en la conservación de la pureza y en e l cumplimiento estricto de la Ley com o signos distintivos de l judaismo. incluso con una parte de Jerusalem. que no eran de l a estirpe de David ni de l a de Aarón. estratega y maridarca. . Todo parecía ponerse al servicio del programa polí ti co Asmoneo. sacerdotal y real. De hecho ya en la fiesta de los Tabernáculos de octubre del año 152 a. Aun reconoc iendo su deuda con los Macabeos. Y éste se mostró dispuesto a reconocerle com o Sumo Sacerdote . de nuevo. desembarcó en Ptolemaida. situada en la ruta que desde Yafo y Askalon. consistente en asegurarse un amplio dom in io terri torial desde el Mediterráneo a os s árabes . uniéndolos. un rei no. ampliando el territorio que gobernaba. actual Akko. De este modo la ambic ión de un caudillo comenzaba a que brar los princ ipios que se esgrimieran quince años atrás. en torno al Templo. se habían apoderado de los dos oficios. permitía alcanzar los aprovisionamientos de seda. De este modo se aseguraba la prosperidad del que parecía destinado a ser. cumplida su misión . su hermano. No debemos conf undir este dualismo en la persona del jefe con l a doctrina difundida por l a l iteratura deuterocanónica acerca del Mesías descendiente de reyes y sacerdotes. él caudillo macabeo ofi ci ó com o Sacerdote. Demetrio o freció a Jonatán convertirle en su aliado. perfumes y medicinas del interior. Para muchos judí os se trataba de un mal paso: los Asmoneos. este aventurero. pagado por Egipto. E l hassidismo.ENTONCES SE ALZARÁ MIGUEL 125 Alejandro. alejamiento del sincretismo-— hicieron que al principio no se parara mientes en algunos aspectos negativos. término que significa separación o apartamiento. Pongamos un poco de atención en las raí ces de este f enómeno de decepción que conduce al fariseísmo. se instaló en la ciudad y luego viajó a Ptolemaida para comprobar qué o frecía el pretendiente. aparecían com o agentes de un rey y de sus aliados de Roma. el primero de ambos rec ib ió de Alejandro Bala. Las grandes ventaj as obtenidas — autogobierno. de este modo Jerusa l em pasaba a convertirse en l oas i una gran plaza de comerc io . títulos d e ‘alto funcionario.. en la costa. restauración del Templo y su sacrificio. los piadosos de l yahveísmo no podían sentirse compl ac idos por ese nuevo rostro de l nacional ismo militante que se servía del Templo com o de un instrumento más . Pero ahora Jonatán y Simón Thassis. además del Sacerdoc io . Un Sumo Sacerdote revestido de coraza y esgrimiendo la espada no parece poseer la pureza adecuada para of recer a Di os e l sacrificio. Jonatán aceptó.

tomándolos del gazofilacio. La cuestión de la legitimidad se presentaba ahora con mayor agudeza que antes. con habilidad y energía. Simón Thassis era el último superviviente de los hijos de Matatías. El año 143 l a segunda de estas dos ciudades rec ib i ó una guarnición udía permanente. Demetrio II . com o el com ienzo de su nueva independencia. cuya identidad resulta difícil de establ ecer. que anunciaban l a desaparición del a Mo narquía seleucida. Luego se trató de con- . Para los jud íos una buena materia de escándalo. atraj o a Jonatán a una emboscada y le dio muerte.126 LOS JUDÍOS La muerte de Demetrio I fue seguida de la proc lamac ión de Alejandro Bala. Ant íoco VI. Se acuñaron monedas con la inscripción correspondiente. Imitando la costumbre de los reinos helenísticos se comenzó a contar una nueva Era: de este m odo el 142/141 fue «el año primero de Simón. pudi eron beneficiarse Jonatán y su hermano. Completaron su dom in io sobre toda Pal esti na. proporci onando al Estado j ud í o una amplia y lucrativa fachada marítima . De este modo los judí os saludaron el año 142 a. una especie de división entre el tiempo de los Macabeos y el de los Asmoneos. A espa ldas del soberano seleucida. a quien teórij camente reconocí a com o su rey . Simón se apoderó de la ciudadela reunificando Jerusalem. Trif ón . promesa que desde luego Demetrio no cumplió. Y la divina Cleopatra encontró que era más con veniente cambiar de lecho conyugal que perder la corona . continua a dor de su padre . sucumbi ó toda la costa. contra promesa de l pretendiente de que haría retirar las guarniciones del akra de Jerusalem y de Bet-Sur (-145 ). para asegurar a l Senado que seguía siendo el amigo de confianza. Y ahora Jonatán. pero exigiendo a camb io una importante condición: desaparecía el tributo que era señal de sumisión. Sumo Sacerdote y hegemón de l os judí os». De estas querel las. estaba mezclado en estas i ntrigas: aportó 300 talentos para la causa de Demetrio II. casado con una hija de Ptolomeo VI. Tomada Bet-Sur a viva fuerza. en este punto.C. Inmediatamente. con Numenio y Antipatro . Se apartó de Antíoco VI y reanudó las relaciones con Demetrio II. Pero uno de los oficiales griegos que colaboraba con los judíos. llamada Cleopatra Thea — los nombres son permanentes dentro de l a d inastía— que aseguraba su «divinidad» . que ahora comenzaba. Ante todo hubo que dejar claramente establecida la ilegitimidad de Menelao y de Alcimo. de Ptolemaida a Yafo. el mismo año. Fl avio Josefo estableció. Entonces el estratega y Sumo Sacerdote se co locó entre los que apoyaban a un nuevo pretendiente. Muy pronto los grandes oficiales de l Corte suscitaron un nuevo pretendiente . Jonatán envió una nueva embajada a Roma.

conquistando Guézer. sería llegado el momento de recordarlo. ll por tanto todav a de reino de Dav d restaurado Simón se hizo a l. . 38 41). escrito «en láminas de bronce» fue instalado «en el atrio del pueblo . había sido admitida por Demetrio. Aunque el autor de la Crónica llame a Simón Thassis rey.ENTONCES SE ALZARÁ MIGUEL 127 vertir a Jonatán en uno de los héroes de los antiguos tiempos: los restos del padre y de los hermanos fueron depositados en Moclin. que se presentaba com o legítimamente fundada en aquel acuerdo de la asamblea que. l i . Tras haber asegurado l as fortalezas. cuando se restableciese la paz interi or. se aplicaban ya disposiciones senatori al es que permitían a los judíos. sus vecinos. neos a esa esperanza mesiánica. pues había sabido que los romanos llamaban a los judíos amigos. pero no reconocida : Judea seguía formando parte de su reino y . habida cuenta de que uno y otros eran «amigos y ali ados» de Roma . l mar Saram ’e que significa «príncipe de pueblo de Dios». súbditos de Egipto y de los romanos. aliados y hermanos. y establecido formales alianzas con Esparta y con Roma. sobre las que hemos de volver. Para los judíos . Simón hizo convocar una gran asamblea del pueblo en una f echa que se corresponde con el 18 del mes de E llu l del 140 a. en septiembre: «En consecuencia el rey Demetrio l e concedi ó el Sumo Sacerdoci o. «Este sepulcro que ed ificó en Mo dín perdura hasta el día de hoy» . 14. es evidente que jamás empleó este título. El reinado de Simón coi nci de con una etapa de debilidad i rre versible en los dos reinos helenísticos. Dos aspectos deben hacerse notar en el texto que proporciona el autor del Libro de los Macabeos: se atri buye a Demetrio II l a decisión de col ocar a Simón com o única y suprema autoridad sobre los judíos. en lugar visible». reservando un hueco para Simón.. Aprovechó sus estrechas relaciones con Roma . de l a que fue nombrado comandante su hijo Juan Hircano.C. que habían reci bi do con honor a los embajadores de Simón y que a los jud íos y a los sacerdotes les había pa recido bien que fuese Simon su hegumeno y sumo sacerdote para siempre hasta que apareciera un profeta digno de fe» (I Mac. para aumentar la autoridad del Sumo Sacerdocio haciéndola extensiva a los jud íos de la Diáspora. en dependencia del Sumo Sacerdote. De hecho la independencia de la nueva autoridad. practicar lícitamente su religión. cada vez más v va No se trataba . y se limita y condi ci ona la autoridad de los Asmo i . í . le contó en el número de sus amigos y l e col mó de honores. No parece que haya duda sobre este punto: el Senado consideraba a Simón com o una de las piezas fundamentales de su política en el Or iente Próximo. es decir.

128 LOS JUDÍOS era materia de escándalo el comportamiento de estos epígonos que invocaban la memoria de Alejandro. Ptolomeo VI. Ya o . adquirieron gran fama emulando as l hazañas de la primera generación. Su her mano . II l de tres lechos sucesivos Alejandro y tras a .As conc uyó a saga de los Macabeos. que ocu parnos: los piadosos ll . j Para í muerte de éste su hermano Ant oco VII los ud os aquel l se hundía en l a f ciénaga i i de a orn cac ón más mundo heléni. Este contrajo Kakerget es i l . Pero l sus vástagos Simón y Judas Juan Hircano. cipe Judas y Juan Hircano. Muchos ud os tuvieron l i que preguntarse i ¿hasta qué punto as guerras l y esfuerzos l hero cos de aquellos l tre nta i años ha bían servido a a l causa del a restauración de Israe ? C erto que se f Templo a servicio de Yahvé y llos sacrificios l se ce había devuelto e lebraban en la orma debida. querían volver la v sta a a Torah vivir de acuerdo con e a llevándola hasta sus últimas consecuencias. As a conc en cia judía experimentó una disyunción de ia que tendremos l .entrega de l. i í ll . que . los ud os fue com o el cierre de una etapa y e com l en zo . fomentó las quere llas en S ir ia don de algunos banderizos pretendieron hacerle rey (145 a. l obed encia debida l . luego su puesto. y a . pues era un verdadero malhechor. i Envió a Simón l un embajal f reclamar . su an tecesor Todavía v v a aque a otra Cleopatra Thea moradora . que gobernara C irene . fueron asesinados.mon lo con a viudai y .la h ja ambas llamadas C eopatra de. l l Antíoco l VII es e último de los seleucidas que pretendió resta b ecer . í . Un yerno de Simón. i l o habít as héroes habían lmuerto violentamente. . Ptolomeo que gobernaba en Jericó. e poder .). que escapó a la asechanza se instaló en Jerusa em asumiendo to dos los yl fue obedecido í poderes l i í . se con e Seleucida para : puso de acuerdo l organizar una conspiración dar muerte a Sumo Sacerdote y a sus . Pto lomeo VII .co vergonzosa. Entre . í com i ^ an vivido: as sjeteí pirámides de sepulcro de Modín as ol recorda ban. Ba a Demetrio . Gézer y e akra de Jerusa em que segúnlé hal bían. . l . hijos y tomar En febrero del 134 Simón y dos de . también «amigo y aliado» de l pueblo de Roma . pero en cuanto a ejercicio í.C. de un bas eus li com o eran los pequeños saté tes i del poder de Roma Esta similitud se acentúa a lo largo del hasta desembocar nada j siglo í : menos que en Herodes. as dor Aenobio para a l . matri. Los s ete hijos de Matal recordados. tres fortalezas. apellidándose Euergetes aunque sus súbditos preferían denominarle el . de los tiempos l pasados. de otra Pues aunque Juan Hircano (134-104) l no usara títu il o de rey sus funciones se aproximaban más y más a as. sido usurpadas Sobrevino a guerra en que dos hijos de prín . pudo sucederle. l de poder i estaba cada vez más lejos de los mandatos l de Dios.

satélites de Roma. pasaban por mano de las publica. asumió para sí el ejercicio de la basileí a.ENTONCES SE ALZARÁ MIGUEL 129 daban amplios sectores que se enorgullecían de la santa violencia del martillo de Dios y ansiaban repetirla. con el humo de sus incendios indican el tránsi to hacia el imperialismo radical de un pueblo que. En todo caso las revueltas eran aplastadas registrándose un endurecimiento de los castigos: la crucifixión era señal infamante del castigo que se aplicaba a los no romanos. 6. diezmos de las mercancías. Demetrio II recu peró el trono y a la mujer que se sentaba en él. Algunas veces los desheredados provocaban motines. fue rodeada de pequeños principados. que también obte nían beneficios con el suministro a las legiones y las obras de infraestructura que se consideraban necesarias. Canteras y minas. y Egipto un protectorado . en todo el Cercano Oriente. Cartago y Numancia (133). Le había costado mucho trabajo frenar l as ambiciones de Sci- . rentas de las propiedades que ahora pasaban al fisco y tributos de los sometidos. durante una campaña contra los partos. Las previsiones más ambiciosas de la política senatorial podían cumplirse siñ excesivo costo. Las grandes empresas levantaban el nivel en que se movían los generaes l . La provincia de Asia. saqueando los emporios comerciales .. nuestra bien con ocida Cleopatra Thea. A menudo los j udí os de la Diáspora eran víctimas de ta les levantamientos. murió Ant íoco VII. Los grandes empresarios capitalistas se declararon abiertamente en favor de este capitalismo. Corinto (146). el publicano es un ser despreciable: agente del poder extranjero. Siria entraba en el punto de mira. herencia del antiguo reino de Pérgamo. Los publícanos se convierten en pro tagonistas y símbolos de una política que. trabajo de esclavos. Cirenaica y Chipre f ueron transmitidas por un simple acto jur íd ico.C. amasa una fortuna explotando a los sometidos. Roma pudo establecer ahora en Siria también una especie de protectorado : el Senado no quería ir más lejos. Ahora Grecia y Macedonia eran provincias. es juzgada com o favorable a los ricos y perjudicial para los pobres. al recoger l a herencia de Pérgamo. Por el tiempo en que Juan Hircano comenzaba su larga y decisiva etapa de gobierno —los judí os ortodoxos rechazaron luego l a canonicidad de los Libros de los Macabeos que admitió l a Diáspora pasando así a la Biblia cristiana— Roma concluía también una etapa de su historia. Y el año 129 a. que recoge el Evangelio. En la lengua común.

por ahora. Juan Hircano..130 LOS JUDÍOS p ion Aemiliano y las tendencias revolucionarias de los Graco. que custodiaba en Jerusalem las tablas de bronce «para que le fuesen memorial de paz y de alianza» estaba obligado ahora a colaborar con Roma en todas sus empresas. Se dec id ió conservar el reino de Siria. De acuerdo con su condi ci ón de amigo y aliado de Roma . y Judea.. Capadocia. aunque sujetándole por medio de una constel ación de pequeños y dóciles vasallos: Bitinia. . Ponto.

en este as caso. Programada únicamente en sus rasgos elementales. Esta afirmación. cualquier creencia que se apartara de ella aun en la más pequeña de las letras.C a p í t u l o VII REINO Y DIÁSPORA 1. En otro aspecto. dentro del j udaismo. revistió gran importancia a la hora de fijar l relaciones entre judaismo y helenismo. la fe yahveí sta ayudó a los maestros judí os a comprender que el suceder histórico se desenvuelve en una línea progresiva. absoluta. no. recogida incluso por los cristianos. se declaró única. Con independencia de posteriores influencias venidas de fuera . La verdad és una y no tolera las tergiversaciones. no en un círculo de repetición sin sentido com o era tendencia del helenismo al contemplar a los hombres com o a sujetos a la fuerza cie ga de la tijé (en l atí n fatum. se mostraba trans igente: estaba dispuesto a. Abrieron. en las últimas décadas del siglo II a. sería fa lsa por naturaleza y signo de infidelidad. Conviene distinguir la transigencia de la tolerancia. la iod. tenemos que admitir que existe un gran fondo de verdad en la tesis tradicional. constituye un dato histórico de singular importancia. que preconizaran los hass id im y que harían suya.C. asumía ya la d irecci ón y defensa del helenismo. com o e l agnosticismo de nuestros días. La fe en Dios que es Señor (Adonai) personal y trascendente. El sincretismo. que asigna a los Macabeos el mérito de haber librado a la religión hebrea de los peligros del sincretismo. El judaismo. supera a las personas. además. una tendencia rigurosa. la obra que realizaron Judas Macabeo y sus descendientes . o frecer un hueco a cualquier credo. los fariseos. destino). estaba dispuesto a mostrarse transigente con l as doctri- . i nconscien te en su mayor parte . a partir de este momento . formulada con radical vigor y absoluta i ntransigencia. La época . El Estado romano que. la puerta para que se afirmara.

Al cabo de dos generaciones. Según hemos visto. dentro de la Alianza. Implicaba siete cond ic io nes que las autoridades debían respetar: observancia de todos los preceptos de la Ley. aliada de Israel. los embajadores enviados a Roma usaban nombres griegos y hablaban. tampoco los fariseos se mostrarían contrarios a su empleo. La principal preocupaci ón de las autoridades del Templo. era imposible evi tar l as influencias del mundo de f uera . Aquí estaba el signo fundamental de . santidad del sabbath . ritos públi cos y privados. El espacio polí ti co Asmoneo se hall aba inserto en el mundo mediterráneo dominado por Roma. de modo que su independencia era siempre limitada. No se trataba de un permiso gracioso y revocable sino de reconocimiento de una legitimidad: el yahveísmo era religi o li cit a. en cierto modo. que algunos escritos comenzaban a considerar «antigua». individuos y grupos étnicos que no eran i srae li tas. técnicas y estilos arquitectónicos nada acordes con aquella tradición que con tanto én fasis se reclamaba. de los judíos que habitaban fuera de l a «tierra de Israel». normas dietéticas. sin duda. gustos estéticos. circuncisión. presentándose com o mera elucubración . Fueron admitidos. consistía en encauzar estas influencias exteriores de m odo que no dañasen al depósito de l a f e. al asumir el Sumo Sacerdocio. m odo adecuado para cumplir la ob ligación para con lo divino. También a humana. pureza ega l l. de los otros basileos helenísticos. 2. eran cabeza. en su despotismo. A finales del siglo II la lucha entre sincretismo y ortodoxia en Palestina parecía haber terminado con victoria clara de la segunda. Los Asmoneos. calendario religioso. Los jud íos no podí an percatarse entonces de que se trataba de un resultado provisional. que iban a materializarse en dos aspectos distintos. en esta lengua. accedieran a instal arse en el mismo Panteón Yahvé fue ofreci do un puesto bajo la hipóstasis de Zeus Sabaoth. absteniéndose de los cultos de la polis o del Estado. Aunque la agricultura seguía siendo actividad intensa. tuvieron éstos que admitir la excepcionalidad del Pueblo judío.132 LOS JUDÍOS nas religiosas siempre que. aceptó también esta cond ic ión hacién dola extensiva a todas las comunidades mediterráneas. al cual debía reconocerse derecho a servir a Dios de acuerdo con su propia tradición. En los acuerdos sucesivos con los seleucidas. Sólo en el Templo de Jerusalem se pod ía of recer a Dios el sacrificio cotidiano. los Asmoneos no se distinguían. entre las que predominarían los saduceos. e l j udaismo se alejaba cada vez más de un sentido étnico. su economí a dependía especialmente del comerci o internacional. Roma . Por otra parte llegaban a Palesti na modas.

en sentido estricto. despertaron sentimientos de oposi ci ón hacia el gobierno de los Asmoneos. Comenzaron a manifestarse en la época de Juan Hircano: algunos. los más osados. La persistencia de una fuerte comunidad en Mesopotamia. pero con el tiempo. partiendo incluso de distancias muy grandes . en caso necesario podían invocar para quebrantarl a. en forma de peregrinación . co menzaba a ganar terreno. y cuantos contaban con medios suficientes no dejaban de realizarla al menos una vez en su vi da. La asunción del Sumo Sacerdoc io por Jonatán y la confirmación por los Seleucidas. Se hace difícil. procedente del primer exilio. para un no judío. había sido un mero procedim iento de emergencia en Babilonia. casa de orac i ón y de estudio. aunque algunas de ellas com o hanukkah o purim. llegar a comprender lo que. com o si fuera una f unci ón pública delegada. Las con ver- . lo que implicaba entre otras cosas un derecho a solicitar la entrega de sus enemigos. Simón y Juan Hircano extrajeron gran provecho de esta cond ic ión que garantizaba además grandes recursos al Templo. todos los israelitas se hallaban moralmente obligados a realizar la subida (alliyah) a este monte santo. En las grandes festividades la ciudad se superpoblaba. No bastaba el sacrificio. El calendario fue enriquecido con fiestas que. llegaban a preguntarse si Jerusal em y el propio Templo no eran obstáculos que impedían el desarrollo dé la expresión puramente espiritual que debía tener a l verdadera religión. el ejemplo del gran Judas Macabeo que no dudó en combat ir en día de sábado porque se hallaba en juego la salvación de Israel. reproducía muchos de los defectos que ya se señalaran en Menelao. con gentes que hablaban muy distintos idiomas. en dicho contexto. se descubrió su imprescindible necesidad. La alianza con Roma había adquirido inesperada dimensión cuando el Senado envió a todas las ciudades y principados que ostentaban la condi ci ón de «amigos y aliados» una cop ia del decreto que reconocía a Simón Thassis autoridad religiosa sobre todos los judíos.REINO Y DIÁSPORA 133 la unidad. se revestirían de este carácter. habría que considerar más patrióticas que religiosas. No parece que estos príncipés o jefes políticos restauradores se sintiesen demasiado sujetos a la tradición. pero que conservaba y desarrollaba l a doctrina. La sinagoga. Jerusalem significaba y aún significa . mientras llegaban noticias de la creciente secularización en la propia Judea. los testimonios de que disponemos no permiten albergar dudas aunque las cifras aparezcan siempre exageradas. El Templo convertía a la vieja Jerusalem en centro geográf ico para el judaismo.

Mediante estos recursos pudo el Sumo Sacerdo- . Por ser año sabático eran escasas las reservas de víveres. fue reconocida. orientadas a lograr un aumento en el número de súbditos. permitía el intercambio de mercancías orientales con las mediterráneas. Ni siquiera fue menester un despliegue de las legiones. El asesi no. Ptolomeo. en que Antíoco VII murió. Volvamos al año 134 a. Tal fue l a coyuntura que permitió a Juan Hircano ll evar a cabo un ambi ci oso programa. en que se produjo la muerte de Simón. hacia Askalón y Gaza . fueron mal acogidas en los ambiente or . es dec su escasa relevancia religiosa. Marcos Aquilio. enviara a Antíoco una seria advertencia — Gézer y Yafo eran parte de Judea y debían ser restituidas— para que el monarca suspendiera la lucha. l árabes y no srae tas a judaismo. y estableciesen el asedio en tom o a l a capital. no pudo evi tar que los mercenarios sirios se i nstalasen en Gézer y en Yafo. La plena soberanía. de modo que el hambre hizo su aparición. Judea seguía considerándose parte de la Monarquía si ri a: tropas j udías tomaron parte en la campaña contra los partos. ya que aquella era Eretz Yi srael. ofreciéndoles el retomo al rigor religioso. Este fallecimiento implicaba el fin de la dinastía Seleucida.. el año 129. siones — bastante forzadas por otra parte— de i dumeos ei tureos i li . usando dos rutas. 3. nutrían el Tesoro del Templo. Los ingresos proporci onados por un comerc io que. aprovechando precisamente aque ll as tro pas que organizara para l a guerra de Part ía : toda Pa l est i na . Sobre todo. La intervención romana resultó decisiva. de una delegación.C. Hircano buscó el apoyo de los fariseos. Las guerras intestinas obligarían a Roma a i nstal arse también en Antioquía. desde a ribera de l Jordán hasta la costa del Mediterráneo. o freci ó sus servicios a Antíoco VII que creyó que la guerra civil en Jerusalem le ofrecía una buena oportunidad. Por eso aunque Juan Hircano hubiera conseguido afirmarse en Jerusalem.134 LOS JUDÍOS . reti rara sus tropas y negociara. tení a que ser l ganada para la fe y el poder judío. desde Pérgamo. aquellos que se d i stinguían por aretz o gente de la ti erra. acudió a Roma en busca de socorro. Se trataba. política y religiosa. bastó con que el procónsul. l i i todoxos para los que no debían superar a cond c ón de 'am hair . la tierra que Yahvé otorgara a su pueblo. de Juan Hircano. que funcionaba com o un fondo de garantí a. En aquel momento Partí a y Nabatea se habían desgajado ya de la Monarquía seleucida para f ormar reinos propi os. verdaderamente.

Se estaba dando la paradoja dramática de que «un nieto de Matatías. fariseo él mismo. podían comprender esta política. dijo públicamente que Hircano no pod ía ser Sumo Sacerdote porque era hijo de una esc lava. violando el principio mismo —libertad religiosa— que la generación anterior había defendido con tanta nobleza» (Salomon Greyzel) se convir tiera en una especie de perseguidor religioso. aunque no pudo aminorar los odios que separaban a samaritanos de jud íos ni menos que los primeros reconocieran que era preciso acudir al Templo de Jerusalem. Pero este acontecimiento po lít ico tenía una consecuencia indirecta muy importante: la religión judía había abandonado sus antiguas y estrechas bases étnicas. Lo que. aunque muy prof undo. data. Dicha anécdota resu lta poco convincente. que se prolongaron durante veinte años. Las conquistas. la antigua Edom. anterior al año 100 a. en vez de la restauración de l as esencias davídicas. Al mismo tiempo el reino se alejaba cada vez más de l as expectativas mesiánicas para aproximarse al modelo de las Monarquías helenísticas. reduce a una anécdota el episod io que dio origen a la ruptura: en un banquete uno de l os miembros de la secta. De esta fecha. Primero se apoderó de Mádaba. Los saduceos. pues. se aceptaba ahora que no debía considerarse necesario e l linaje hebreo para profesar la fe en Yahvé. no. La unidad del antiguo espacio de Israel se hallaba restablecida. incluso en la fundamentación militar del poder.C. los fariseos . obligando a sus habitantes árabes a circuncidarse y aceptar el judaismo. llamado Eleazar. al otro lado del Jordán. ya que en otros textos esa cond ic ión espúrea se atribuye a Alejandro Jannai. se aseguró el domi ni o de Galilea. destruyendo el santuario erigido en el monte de Guerizim . contaban con el beneplácito de Roma . bajo el signo de la decepci ón: ¿eran los designios políticos. una excelente reserva agrícola para todo el reino.REINO Y DIÁSPORA 135 te contratar mercenarios en un mercado en que la oferta había crec ido gracias a las frágiles circunstancias políticas. se estaba produciendo el retomo al helenismo. un sentimiento difí cil de anali zar. en este episodio podemos descubrir es la profunda decepc ión que había comenzado a apoderarse de los judíos. a fin de cuentas. 4. penetrando por el valle de Esdrelón. celosos defensores de la integridad y del poder de l Templo. Luego Samar ía . Flavio Josefo. un obstácul o para l a restauración de Israel? Tranquilizaba a l menos . Se hizo dueño de Idumea. Por último.

Flavio Josefo asigna a Aristóbulo la deci si ón de titul arse rey pero sus monedas no con firman tal aserto. continuadora del antiguo Israel. Los i a tureos . era ya una más entre las pequeñas monarquías satélites que aseguraban el poder romano. llevan la leyenda de «el Sumo Sacerdote y el hebher ( comuni dad ) de los j udí os». La estrecha a lianza con Roma y Egipto. Aristóbulo hizo ostentación de todos los rasgos que caracterizaban a los déspotas orientales. elevó a 6. En su breve reinado. 000 el número de soldados: su objetivo era apoderar se de Gaza y Ptolemaida (actual Akko). Los hab i egipcios. opulentas salidas al mar para l as grandes rutas de as tantes de Ptolemaida.136 LOS JUDÍOS el dato de que los Asmoneos no pertenecían a l a Casa de David. 24 el marido— no fue considerada com o ningún obstáculo . Alejandro Janneo. com o el aislamiento de su madre y la prisión de sus hermanos para evitar que nadie pudiera hacerle sombra. efectuadas entre los piratas de Pi sidia y Cili ci a. El mundo helenístico se hizo notar por el protagon ismo político que desempeñaron algunas mujeres. La viuda de Aristóbulo. La diferencia de edad — 37 años la mujer. un hábito que a los roma nos parecía signo de decadencia y a los jud íos algo especialmente torcido . usaban nombres inequí vocamente macedon ios. que se consideraban l caravanas . En razón de l as estrechas alianzas de que dependía ahora l a existencia del reino. intentó la misma maniobra contrayendo nuevo matr imonio con su cuñado . Con nuevas reclutas nada recomendables. En Egipto la viuda de Ptolomeo VII. Ptolomeo VIII Lathyro. eficaces nodulos para el helenismo. tuvo que respetar el autogobi erno de las polis gri egas. Estrabón asigna el primer título de rey a Alejandro Janneo. había asumido el gobierno desplazando a sus hijos. que pref ería llamarse Aristóbulo. Cuando Juan H ircano murió (-104 ) transmitió los poderes a su h ijo Judas. cuyo nombre hebreo era Jonatán. continuaban invocando los j udí os el santo nombre ún ico de Dios. su hermano y sucesor. No se trataba de ningún cambi o favorable a la femineidad sino de la filtración de vicios y ambiciones. com o antes los idumeos . de apenas un año. Cleopatra III. . comenzaban a proliferar las sinagogas. Pero seguía existiendo el Templo. Antigono y Alejandro. también sus hermanos. Salomé A le jandra . pidieron auxilio a uno de los hijos de Cleopatra III. los hijos de Aristóbulo se convirtieron en adoptivos de Alejandro. el desarrollo del comerci o exterior y la conquista de Ga lilea e Iturea le convierte en mero continuador de l política de su padre . tuv i eron que aceptar compulsivamente la fe judía. Judea.

de m odo que Cleopatra III pudo llevar cons igo a dos hijos de On ías TV. pro fesando la misma religión. especialmente en Jerusalem. fundidos. no al de Jerusalem. siempre Cl eopatra.REINO Y DIÁSPORA 137 La victoria que Ptolomeo obtuvo a orillas del Jordán. Los samaritanos . s iguiesen en la sólida obed iencia de la Ley. Se movilizaron especialmente los refugiado jud íos de Leontópolis . No fue. seguían tornando su vista hacia el monte de Guérizim. Helcías y Anan ias . . Con los refuerzos Alejandro Jannai estuvo en condiciones de rechazar a sus enemigos y de asegurarse e l dom in io de Gaza y Ptolemaida. la posición geográfica y política permitía aprovechar ventajosamente las rutas de las caravanas insertando sus adquisiciones en el ámbito mediterráneo. ya no se conservaba: era nút i il esperar que samaritanos o conversos un tanto forzados.). Un medio de restablecer la preciosa unidad que se rompiera sesenta años atrás. al hacer posible las transferencias de dinero y todos los negoc ios relacionados con él. Antíoco IX. formaban la pobl ación única. Las conquistas. y el matrimonio de la hermana de éste. para él. ningún inconveniente que Cleopatra III falleciera al retomo de l a expedición ( 101 a. formaban el resto de lo que podrí amos llamar pob lac ión israelita. aquel ímpetu que provocara la revuel ta y diera lugar a l a victoria. escenario luego para el episodio de las piaras de cerdos en el relato evangélico. con uno de los seleucidas. pob lación idólatra . incluso samaritanos o galileos o heenistas moradores de l as polis. Precisamente esa primera especializac ión en el negocio de los créditos provocaría la primera onda de animadversión a los judíos. al i ncorporar las colonias griegas se volvía a tolerar el paganismo dentro del reino.C. estimuladas en otros casos. pese a la destrucción del santuario. significaron pro fundos cambios. Judíos y benjaminitas. con un pequeño complemento de artesanía en algunas ciudades. y restos menul dos de antiguos grupos humanos. pero el reino contaba con otros muy numerosos súbditos. sin grandes latifundios. Cruzando el mar de Tiberíades los j udí os vinieron a i nstalarse en Gadara o Gazara . Los métodos empleados para someter a las pobl aciones rebeldes no eran distintos de los imperantes en otros reinos. La dispersión de comunidades judías brindaba una ventaj a inmensa. seguidas de conversiones. pero conservando variadas costumbres. idumeos e i tureos. impuestas a veces . Y todos. La unidad religiosa. El ejército era un instrumento pro fesional en l as manos del rey Más importantes eran los cambios en la estructura económica: aunque Israel siguiera siendo un paí s de sólida agricultura y ganadería. pareció a la regente de Egipto motivo suficiente para enviar refuerzos a Palestina.

pues de fronteras adentro se prefería el de etnarca. E l título de basileus era empleado para las relaciones con el exterior.C. adquirieron extraordinario re lieve . en el con l akhah (l ey). Ya Antigono. No llegaría a constituirse una cúspide duradera en el poder social. signo esencial otorgado por Dios. Estudiaban . Permanecía. iban marcando el paso a las sucesivas generaciones. Jose f ben Yohanam de Jerusalem. Hubo un relevo en las elites aristocráticas que fue sustituida en sus funciones por los miembros de la prop ia dinastía. estos dos últimos probablemente de f amilia conversa. estableciéndose así un precedente. Yehosua ben Peraj ya. Constitucionalmente la Asamblea del año 140 a. Los sabios. que era signo distintivo y exclusivo de los que participaban en la fe yahveísta. la lista de nombres que los permite llegar a Hille l e l Viejo. sin solución de continuidad : Antíogono de Socó . La conc iencia judía ha conservado. política y sacerdotal. Aunque sea necesario i nsistir en los rasgos comunes con otros estados de la zona. había comenzado a cambiar las co - . Semaya y Abtalión. Nitai de Arbel llamado «el galileo». esto no debe hacernos olvidar que el vínculo prof undo y verdadero seguía estando en la religión monoteísta. j ef e del Pueblo. herederos com o se sentían de los hassidim. rodeados de discípulos . Los jajanim se encuentran en la base misma de l fariseísmo : la Torah y su Hal akhah deben considerarse inamovibles y en ambas se encuentran los resortes que permiten penetrar en todos los aspectos de la vida humana. Josef ben Yoézer de Seredá (Samaría). Lo importante era la Torah. es decir el junto de l a tradición se designa com o Ha modo me jor de dar cumplimiento a los mandatos de Dios. y enseñaban después lo que. Entre estos sabios destacaron ya. el papel del Consejo de Ancianos. ja janim . Simon ben Setaj. que vivió precisamente durante e l reinado de Alejandro Jan nai. pud ieron proponer las normas de conducta que nadie discutía. A él correspondía ocuparse de todas las disposiciones importantes. había consagrado la fus ión entre las dos mag istraturas . Hasta el final del gobi erno de Juan Hircano los maestros y c omentadores de la Ley. Jehuda ben Taba l·. convertido ahora en Asamblea (Sanhédrin) en dos escalones. celosamente. reforzándose.138 LOS JUDÍOS 5. El más f amoso de todos parece haber sido Simeón ben Seta j. en su breve reinado. Muchos de estos sabios eran sacerdotes o per tenecían a la estirpe sacerdotal . con nombre propio. que la enseñaban desvelando sus arcanos y mostraban e l modo me jor de cumplir los preceptos. pero esta cond ic ión no se conside raba necesaria. algunos maestros que.

Otros judí os buscaron en la ascesis que proporciona el desierto. Josefo. surgía una nueva potencia. impi diendo a Roma acudir prontamente en auxilio de su aliado . se encerraron en e culo de una secta. Más allá del desierto. Alejandro. al otro lado del Jordán y del mar Muerto.) hubo de recurrir al último de los Seleucidas. El Talmud conserva también la memoria de esta terri bl e y sombríá venganza. para contactar con l a ti erra ári. El desierto palestino no es algo lejano sino inmediato: basta asomarse al monte Scopus. com o refugio de perseda y pedregosa que si rvi era guidos y disi dentes. En este momento e l Senado romano esta ba llegando a la conc lus ión de que no bastaba con el sistema de protectorado: era imprescindible una presencia más directa y efectiva.REINO Y DIÁSPORA 139 sas. En aquel espacio desolado e impresionante.C. nos dice que Alejandro. se sirvió del adorno de ochoc ientos prisioneros crucificados. rey del Ponto. Los fariseos. Flavio Josefo dice que los fariseos provocaron una revuelta armada. Demetrio III . no significaban la restauración de Israel. pese a aquellos heroicos comienzos. en el banquete que of reci ó para celebrar su victoria. que habían prosperado desde el si- . Alejandro trató de encontrar apoyo entre los saduceos que se inclinaban a prescindir del rigorismo. Los naba competidora en el dominio de l as rutas de l as caravanas teos eran árabes seminómadas. desde sus recuerdos de fariseo . derrotado cerca de Siquem (88 a. desde antiguo. que Alejandro Jannai hubo de combatir porque se presentaba como . Fue llamado «f ilheleno». tratando de acomodar la ley a las c ir cunstancias imperantes. Ahora no había duda: los Asmoneos. continuadora de l os Ammonitas. que estall ó con ocasi ón de l a fiesta de l os Tabernáculos y se prolongó ci nco años. dando gracias a Dios porque no los había hecho com o los demás hombres. la verdadera libertad. Con Alejandro Jannai la situación empeoró : los judí os piadosos se mostraban descontentos de l as conversiones forzadas y de que un Sumo Sacerdote que alcanzara el o fic io por matri monio con la viuda de su antecesor. buscando una perf ecci ón al margen del mundo exterior. La disyunc ión partió de dos iniciativas: el rey comenzó a distanciarse del sector riguroso. pudiera oficiar en el sacri ficio con las manos manchadas de sangre. y éste a su vez . l estrecho cír que nunca f ueron muy numerosos. buscó la «separación». nacía una nueva espiritualidad. que hoy alberga la Universi dad hebrea. la del desierto que incluía el encuentro del hombre con su propia intimidad. en donde fijarían su residencia los cenobitas de Qumram. Coincidió con el gran movimiento contra Roma organizado por Mithri dates.

Las fuentes cristianas han tendido a destacar dicha tendencia oscureciendo los aspectos positivos de la reforma. Y lo cumplió.C. le correspondía. aunque vinculada espiritualmente con Jerusalem la parcela más numerosa del Pueblo de Israel se hall aba en la Diáspora. Aretas ΙΠ declaró extinguida cualquier dependencia respecto a los Seleucidas (85 a. intelectualmente las más importantes. en todo.) dio a Salomé Alejandra un consejo : reconciliarse con los fariseos y restablecer la unidad. 6. Una actitud rigurosa com o la del fariseísmo podí a provocar excesos y caídas en el formalismo. Era evidente que estallaría. Poco antes de mori r (76 a. El llamó del destierro a Judah ben Tabbai y ambos constituyeron un zugot (pareja) para la reforma moral. le fueran entregadas a lgunas fortalezas en as que comenzó a reunir mercenarios. Aristóbulo II. Avdat. Salomé entregó el Sumo Sacerdocio a uno de sus hijos. quedaban fuera l as de Mesopotamia. Perseguido. Pero era un modo de marcar las diferencias entre l nabateos idolatres y los judíos monoteístas. Dueños de Petra. La influencia fari sea crecería en l as últimas décadas de aquel si gl o. com o mayor. fariseo de radical integridad. Hircano garantizó a los fariseos que. presidió un Sanhédr in de l que la influencia saducea quedó rebajada. Para impedir a esta maniobra. La mayor parte de sus comunidades se hallaba bajo la ley de Roma.C. tenían una avanzada mercantil en el Neguev.) y llegó a un acuerdo con Alejandro Jannai para l co l a aborac i ón en e lgran comercio . Hircano Π. Alternativa del reino . com o garantí a de su seguridad personal. el saduceísmo conservó su influencia entre los sacerdotes. recomendándole al mismo tiempo que se limitara a ejercer este o fic io . Logró este príncipe que. Por otra parte los antiguos partidarios de Alejandro Jannai se agruparon en torno a otro hij o de Salomé. La amenaza de guerra civil l se mantuvo latente mientras la reina vivió. que carecía de verdaderas dotes de gobierno. iba a guiarse por sus consejos.140 LOS JUDÍOS glo in merced al comerci o de especias y pl antas medicinales. Aretas aspiraba a unificar toda l Transjordania llevando su poder hasta Damasco. La anciana reina siguió la recomendación: Simon ben Shetah . os El etnarca era consciente de l as debilidades de su posi ci ón y de cóm o las cosas habían cambiado . Se estaba dando un hecho importante que ha perdurado hasta nosotros : Israel vivía . aumentando las críticas de sus prop ios súbditos. que se consideraba injustamente despojado de la herencia que. nueve años más. Alejandro aceleró las conversiones de árabes al ju daismo en ambas orillas del Jordán.

al apoderarse de ella en la revuelta. por su densidad . ni siquiera aproximados. sin duda . atribuyendo un millón de a lmas a la comunidad establecida en Egipto.C. fue la de Roma la que creció a más velocidad: el año 139 a. les confiscó 800 talentos de oro. Cuatro mil fueron deportados a Cerdeña por Tiberio tras un alboroto. el sistema de libre comerci o que crearan los Lagidas y que Roma hizo suyo. siempre mediante grupos pequeños. y dando por buenas las exageraciones de Filón que estimaba el número de judíos com o igual al de paganos. Los judíos eran considerados activos y laboriosos. a veces se intensificaba la marcha. Más abultado es. Aunque ninguna comunidad alcanzó l a importancia de la politeuma de Al ej andría. pero sí com o apreciaciones del gran número. Es imposible hacer cálculos cuantitativos. Estrabón. fue recibida por una muchedumbre de ocho mil judíos. Juster toma com o base los cálculos que hiciera J.000. la cual corresponde sólo a una minoría. A diferencia de la babilónica. con frecuencia se les atribuía fama de ricos . Los faraones y e l Senado los tomaron ba jo su protecc ión porque resultaban útil es. el cálculo de Baron. el pretor peregrino dictó una orden expulsando a los que se hicieran culpables de dedicarse a l proselitismo. pero la vida no se interrumpía. En la isla de Cos los empresarios judí os eran tan ricos que Mithridates.C. El factor que más directamente ayudó a la expansión fue. se serví an de signos indescifrables y tenían éxito en negocios relacionados con el dinero. todaví a. Todaví a hoy l os judíos de fuera son más numerosos que los de dentro. Diversos autores se han atrevi do a formular hipótesi s. cosa inadmisible. afirma que no había ninguna polis de mediana importancia que no contara con una comun idad judía: las de Cirene y Alejandría.) para oponerse al nombramiento de un rey. Josefo dice que la delegación envi ada a Roma a l a muerte de Herodes (4 a. correspondiendo a Palestina 700. que adoraban a un Dios diferente. a veces se cambiaba el des tino . propone el evar la cifra total hasta situarla entre 5 y 7 millones de individuos. Bonsirven prefiere elevar a un millón la segunda de dichas cifras. Así Harnack cree que el total de jud íos podría estimarse en cuatro millones y medio. pero a nivel popular se les veía com o gente extraña. Tales cifras no deben tomarse en sentido estricto. coetáneo de l nacimiento del cristianismo. la Diáspora romana era el resultado de un movimiento pac ífico y lento que obedecía a razones mercantiles o de proselitismo. Beloch acerca del Imperio romano. .REINO Y DIÁSPORA 141 fuera de la Tierra que Dios le diera en herencia. contaban con estructuras administrat ivas muy com plejas.

i mposibles de calcular: los que abandonaban su fe se integraban en la so ciedad civil sin dejar huella. consecuencia del hecho de que practicara una «religio licita» diferente del resto de la pobla ción. Cada comunidad judía mediterránea disponía de un reglamento interno aceptado por las autoridades. Cada comunidad se identificaba a sí misma con l a sinagoga que le pertenecía. Los modos de vivir y de relacionarse marcaban la distancia con los gentil es ya que los esquemas de conducta de estos últimos se diferenciaban mucho de los de los hebreos. Aunque no ha sobrevivido ninguno de l e los. Preci oso regalo de Dios. en l at ín . en este caso. conoc dos comlo arcontes a los que i se encargaba de cumplir los acuerdos que en e menc onado consej o se tomaban. . preshiteroi en l at ín ) aunque desconocemos cuá l es l fuesen sus atribuciones referidas especialmente a ámbito judicial. una plataforma cultural de dimensiones muy considerables. com o sucedía con la familia de Saúl o de Tarso. La religión proporc ionaba fortaleza. pero los privi-1 legios alcanzados por sus individuos se conservaban cuidadosamente. alcanzaban la ciudadanía romana. a veces más de una. Roma aplicaba. Pero l as fuentes greco-latinas se sirven con preferencia de dos vocablos: thiases. y comunitates o uni vers it a t es . l «universi tas» designaba aque as reuniones de as que formaban ll l parte los pertenecientes a unfi mismo o c o actividadl o natura eza i . Muchos. en griego. Claro es que también se estaban produciendo conversiones desde el judaismo a la idolatría. Ancianos no significaba. no se circunscribía a usos religiosos sino que abarcaba entera la exi stenci a.142 LOS JUDÍOS Es preferible renunciar a estas elucubraciones y conformarse con decir que el judaismo constituía a finales del siglo i a. i tener más edad Ellos eran los que designaban otros oficiales. La condición judía estaba vinculada a la Torah. j íud . que aludían a l origen normal E término latino l por a vía de los nacimientos. . La Diáspora seguía siendo una especie de destierro (galut) puesto que la Div ina Presencia correspondía únicamente a Jerusalem. en su observancia consistía entonces «ser judío». signo de amor por su Pueblo. en e caso concreto l de estas comunidades l i i as normas jurídicas que procedían de estatus deí as ant guas c u dades «foederatae» pero nunca creó lo que podr amos considerar .C. sabemos que al frente de las mismas se hallaba siempre un col egi o de ancianos (geroutes en griego. Probablemente muchos de los rasgos de estas c o munidades sobrevivieron l en siglos posteriores. que apuntaba al carácter religioso de los vínculos entre sus miembros. de modo que la batalla contra la idolatría fue menos desigual de lo que po dr ía suponerse.

administraba justicia en asuntos religiosos. reconoc ió a los judíos. La comunidad . Estas condiciones nunca fueron reconocidas al cristianismo que se encontró de esta manera fuera de la ley. La comuni dad podía ejercer derecho de propiedad sobre sinagogas.REINO Y DIÁSPORA 143 com o un «ius iudaico». y también el riguroso descanso sabático. Salvo en Alejandría y en Roma . tranquilos y especialmente laboriosos. así com o aquellas peculiaridades alimenticias que obligaban a disponer de un mercado prop io . en circunstancias que más adelante serán señaladas. libertad de reunión para la práctica de sus deberes religiosos. escuelas y cementerios. las concesiones otorgadas se limitaban a garantizar derechos singulares. lo que incluía muchas más cosas que la oración y servicio divinos. Por ejemplo. Con toda razón los jud íos de la Diáspora romana se consideraron a sí mismos com o beneficiados. . por medio del consejo de ancia nos. los judí os f ueron considerados pacíficos. imponía multas a los desobedientes y establecía contribuciones para atender a los gastos comunes. por el hecho de serlo.

seguidas de com pulsiva judaización . en cierto modo. esto es . Yeret z Y religiosa e histórica. la Pascua : «el año que viene en Jerusalem». Por eso. aunque el número se redujera en ciertas ocasiones. Esa vincu lac ión espiritual fue expresada durante siglos mediante una orac ión incluida en el seder de Pesah. pues su llegada fue muy posterior a la de los judíos. hebreas . s in referencia al territorio poseí do de hecho u ocupado por judíos. para un no jud ío . En último término la prop iedad de esa tierra corresponde a Dios y a los judí os únicamente su posesión. La tierra era considerada com o inalienable regalo de Dios a Su pueblo y parte de la Alianza divina». . su sign ificado se acentúa en aquellos momentos en que el Pueblo se ve sometido a especiales tensiones. debía considerarse Eretz Yisrael. Tampoco debe equivocarnos el hecho de que la pobl ación árabe instalada hoy en aquellos territorios se denomine a sí mismo palestina. que nunca dejaron de habitar en d icho espacio. en tiempos cercanos a nosotros . Es sumamente difícil. los proyectos de asentamiento en lugares distintos a Palestina tuvieron que ser abandonados. Siendo una constante. Resistieron a esta impos ic ión a lgunas ciudades fuertemente helenizadas y. los samaritanos: pero estas excepciones no afectaban a la regla. en los tiempos de Juan Hircano y Alejandro Jannai se abriera paso una conc ienci a de que toda Pa lestina. LA TIERRA DE ISRAEL PALESTINA 1. la T i erra . tuvieron com o resultado que. Werblowsky y Wigoder lo expresan así: «En el curso del tiempo la tierra de Israel llegó a ser una entidad halakhica y por tanto teológica . Palestina era Israel. en el sentido más pleno de esta palabra. Las conquistas ejecutadas por los Asmoneos. llegar a percatarse con exactitud de lo que significan exactamente esas dos palabras i srae l.C a pítul o VIII .

sin embargo fuertes tensiones sociales ya que se daba aqu í un fenómeno de concentrac ión de la prop i edad que permitía a muchos ti tul ares de fincas vivir lejos de la tierra cobrando sus rentas por medio de duros administradores. La participación aci o mediterráneo explica l a presencia de una po tiva en el comerc . l l . Especialmente Cafarnaum que desem peñaba papel importante en el tráfi co mercantil y que poseí a ya una gran sinagoga . baja del mediodía f ormada por llanuras f il l septentr ona i l. La fundaci ón de Tiberíades (26 d. Josefo. actividad fundamental. Samarí a. Judea al Sur.C. Genesareth obedece a la f orma de cítara que tenía. Los rabi nos la declararon maldita porque se había ed ificado sobre el solar de un antiguo cemente rio judí o. seguida de cerca por el comerci o y relegando l agricultura a un tercer ugar l . Corazain son los nombres que se asoci an a la pr i me ra predi caci ón evangélica. y a ta nes de poca altura aunque de vegetación intrincada. atravesando Idumea. árabes.) por Herodes Antipas pudo obedecer a l propós ito de contro lar to das las c iudades del entorno. Batanea (Banias). llegaba a la península del Sinaí. por las frecuentes rebeliones y el bandidaje. Gaulanitide y Traconítide se engl obaban en la misma admi ni stración que Galilea dando unidad al lago. cuyos c im ientos han sido descub iertos en época muy cercana a nosotros . Y entre ambas.146 LOS JUDÍOS En este espacio se hacía la distinción entre dos grandes regiones. cuya pob lación. cuyo nombre . predominaban los rebaños ovinos. que exagera probablemente en la estimación de sus moradores. . cada una de l as cuales aglutinaba comarcas menores: Galilea al norte. punto de partida para las grandes caravanas. consideraba a Galilea admirable por su riqueza agrícola. Muchos de los judí os eran. En cuanto a la economía. La gran reserva agrícola se hallaba a en Galilea (Guelil significa círculo). Galilea iba a convertirse en un buen quebradero de cabeza. l blación no judía venida a gunas veces de muy ejos Judea pro on l gaba su importancia por medio de un camino transversa que hacia el norte conducí a al Carmelo y hacia el sur. compuesta por elevacio ért es junto a l lago. y de toda Judea dependía de la facilidad con que pudieran mantenerse ab iertas las comun icaciones entre el mar y los mercados árabes del interior. por su etnia. Se señalaban en ella dos partes. La prosperidad de Jerusalem. Para los administradores romanos. Betsaida . Los habitantes de las ciudades estaban más fuertemente helenizados. mezclada y de reciente acceso al judai smo era considerada con desprecio. Contribuían a asegurar su estructura económi ca: Magdala. Cafarnaum. Había.

Galil ea y Perea . recopilaciones de la Ley Oral. 2. durante el reinado de Herodes . Desde la época de los Asmoneos y. Quienes así obraban merecían el nombre de j ust os que se reservaba a muy pocas personas. El judaismo galileo. tuvieron que acomodarse a las disposiciones persas y luego a las gr iegas. Los gobernantes que eran capaces de asegurar el cumplim iento de los deberes religiosos. en los siglos II y i a * . Judea. Gomo dato más signi ficativo tenemos que señalar e l fin de l prof eti smo y la elevación de los sacerdotes ( cohén) a l a cond ic i ón de dirigentes naturales del Pueblo. el modelo se encuentra aplicado de manera muy imperfecta . la decepc ión que acompañó a la segunda y tercera generac ión de los Asmoneos inf luyó en que llegara a identificarse el ju da ismo con el cump lim iento estricto de los deberes insertos en la Ley. C. evidencian el respeto que se l es otorgaba. no parece erróneo suponer que se produje ra una convivencia entre instituciones helénicas y puramente udías j . se hallaba más próx imo de la sencilla mentalidad de los campesinos y se mostraba poco prop icio a as elucubraciones de l l as sectas o escue l as filosóficas .PALESTINA. podían . de acuerdo con los esquemas helenísticos . Habían renunciado estos dirigentes del Templo a c i ertos maximalismos. volviendo de l exilio . que era predominante absoluto . LA TIERRA DE ISRAEL 147 Los halakhot. Los repobladores de Jerusa l em y su entorno . recibía e l nombre de toparquía. la célula esencial para la administración te rritoria l era la ciudad con su entorno inmediato: es lo que . Aunque te nemos insuficientes noticias acerca de l funcionamiento de la administración tanto en l a capita l com o en los otros núcleos de l tipo de Cafarnaum . A su vez los ga lileos empleaban en lenguaje corriente el término judíos com o si ellos no lo fuesen. no estaban en condic iones de reconstruir la vida com o en e l tiempo pasado. Los escritos de Qumram. con más claridad. Los habi tantes de Jerusal em y su entorno blasonaban de una especie de superioridad en los linaj es y miraban a los galileos com o gente mezclada. Es cierto que en Galilea abundaban los núcleos fuertemente helenizados e incluso idólatras. aceptaban diferencias en las costumbres a seguir entre las tres regiones. que la gobernó en los primeros años de la revuel ta del 66 dice que Galilea era el paraíso de los bandidos. F l av io Josefo . aunque éstas no afectaban a l a unidad sustancia l de l ju daismo: el Templo era único y l as interpretaciones de maestros y escribas aceptadas sin discernimiento. Salvo en Jerusal em y en las polis no judías.

presidido por el Sumo Sacerdote (cohén gadoi) que se ocupaba de los asuntos que afectaban a todo el pueblo de Israel. Josefo se refiere al Gran Sanhédrin com o un Consejo de ancianos (gerousia) en el sentido helénico del término. la reina buscaba cuidadosamente un equilibrio entre la aristocracia sacerdotal. ancianos y es cribas. Hay datos que permiten comprobar cóm o ese equilibrio llegó a hacerse permanente: los evangelistas. en el seno del Sanhédrin. «pequeño Sanhédrin». que escribe después del año 70 nos inf orma de que. cuando las dos potestades de etnarca y sacerdote estaban unidas. entre los que abundaban los fariseos. tuvo grandes problemas . que reflejan la situación de mediados de l siglo i. reflejaba los intereses y opiniones del cuerpo sacerdotal. Si aceptamos las noticias tardías del Talmud en cada c iudad existía un consej o con poderes judi cial es que reci bí a sistemáticamente el conoc ido nombre de synedrion que coi nci de con el sanhédrin hebreo. además de este Consejo. íntimamente ligado al Templo. De hecho así era en su tiempo. independiente del poder temporal. com o si fuesen tres rangos distintos dentro del Templo. o respondían a denuncias contra falsos profetas.C. Pero antes. por Al ejandra Salomé. com o indicamos. el Tesorero y aquellos diez miembros conoci dos . no era así. parece que el Sanhédrin experimentó cambios importantes en su poder y funciones a lo l arl etgo del siglo i a. f ueron readmitidos.148 LOS JUDÍOS con fiar en que no tropezarían con serias revueltas: ni siquiera Herodes. Durante la jefatura de Hircano II consta que tomaba parte en decisiones de gobierno. buscando de este m odo un equilibrio entre ambas sectas y no un simple relevo. tan envuelto en guerras y confli ctos exteriores . había un Gran Sanhédrin de setenta y un miembros. Los fariseos. hacen referencias múltiples a sacerdotes. predominantemente saducea. f ormado por el Sumo Sacerdote. En la época de los Asmoneos compartía con é narca y Sumo Sacerdote muchas de las responsabilidades del gobierno y se le reconocía j uri sdi cci ón suficiente para entender en aquellas causas en que aparecían impl icados reyes o sacerdotes. había llegado a constituirse una especie de Consejo superior. que exigían una interpretación de l a ley. en l a época de Herodes. sus fun ciones principales se ref erían a l a conservaci ón del orden y l a percepción de impuestos. Pero en Jerusalem. Por otra parte Flavio Josefo. que fueran excluidos del Sanhédrin por Juan Hircano. y los doctores de la Ley y escribas. formado por veintitrés personas. Es a éste a quien se refieren los evangelistas al describir el proceso contra Jesús de Nazareth. que componían treinta y tres personas a causa del tamaño de la ciudad.

daba lugar a una especie de vindicta popuar o en aquellos delitos de índole exclusivamente cr i rr iil . de Palesti na o de la Diáspora. 3. sobre los lit igios en todo el territorio. aquel año 29. com o Rab i Yeh ie l afirmara en e l interrogatorio de Paris de 1240. en grado de apelación.PALESTINA. Andrés Chouraqui. de m odo que el pleno de la Asamblea sólo tení a que convocarse en ocasiones importantes.— e l tiempo de l a «abomi naci ón»— fue objeto de nueva consagración . rememorada mediante l a fiesta de Hanukhah. el Sanhédrin. Todavía tendría que sufrir una prof anación por parte de Pompeyo. en la época de Hircano II. «Bajo Herodes y sus sucesores (todos designados por los romanos) la autoridad del Gran Sanhédrin quedó con finada a los asuntos puramente religiosos» (Werblowski). ha formulado recientemente es ésta: ¿hasta dónde estaba autorizados moralmente los miembros del Sanhédrin para hacer entrega de un judí o a las autoridades de ocupac ión para que éstas le ejecutaran? Durante siglos la tradición j ud ía ha sostenido . pretendió ser Dios y negó l a esencia de la fe». Por consiguiente desde este punto de vista. En camb i nal o política o nunca tuvo poder para dictar sentencia o l e fue retirado antes de que se instalara el gobierno romano. Casa de Dios.Pero menos de un siglo antes. que la sentencia contra Jesús había sido justa porque « no sól o hizo esto — se refería a rechazar la tradición— sino que defraudó a Israel. dando Herodes . E l Pueblo dé Israel ha contado con un sol o Templo . edificado com o hemos visto por Salomón en el siglo x y destruido por Nebukadrezzar II el . ordenada por el procurador romano Ponc io Pilato porque . monte Moriah. no había hecho otra cosa que cumplir con su deber.587. Naturalmente se trata de una cuestión que ha preocupado mucho a historiadores judíos y cristianos: ¿hasta dónde llegaba el poder judicial del Sanhédrin en el momento de l a sentencia contra Jesús? No se discute la autoridad moral que el Sanhédrin podía ejercer sobre todos los judíos. LA TIERRA DE ISRAEL 149 com o «primeros» . Ciro autorizó su reconstrucción en el mismo l ugar . muerte por lapidación. según la tradición cristiana. parece que el Sanhédrin tení a potestad para juzgar todos aquellos casos que eran de índole religiosa y. Fue profanado entre los años 167 y 165 por orden de Antí oco IV . . el Sanhédrin no tenía poderes para condenar a muerte. Parece que en casos com o el adulterio sorprendido in f raganti o la blasfemia pública. la sentencia dictada . Lo que se encuentra en debate es la responsabilidad en el acontecimiento clave de la crucifixión de Jesús. La pregunta que un i mportante autor judío .

nac ión consagrada . para despo jarle de su dob le cond ic ión de vita licio y he reditario. El cohén gadol. aunque no fuesen sacerdotes . Los levitas. conservaba cuidadosamente sus listas. La preparación teológica y litúrgica de los sacerdotes. tuvieron que admitir personas distintas . aunque era cond ic ión indispensable ser aaronita. que por inl ún i co que po fluencia romana llamamos Sumo Pontífice. mi si ón que e l Señor m ismo encomendara a Israel. Para asegurar l a permanente alabanza a Dios. descendiente de Aaron. la opor tunidad. del que se hacía depender la vida misma del Pueblo. Diariamente hasta el año 70 se ofrecería allí el sacrificio en nombre del Pueblo. no todos recibían el sacerdocio.150 LOS JUDÍOS la oportunidad de proceder a una remodelación en que se em pleó un equipo de mil albañiles. Estaban obligados a observar una rigurosa pureza. y una mezquita. entre otras cosas. no pod ían ostentar el sacerdoc io . por eso debía cuidarse hasta en sus menores detalles. Se hacía cuidadosa selección y los escogidos tenían que pasar por largos per ío dos de entrenamiento y someterse a ceremonias consecratorias que se prolongaban durante siete días. sin embargo . aprovechando . la participación en las limosnas y ofrendas del Templo. era e í l . en cuanto que hacía manifiesta su Ali anza con Yahvé . conservaba cierta con d ic ión super ior el resto de su vida. l f d a acceder a Santo Todo fue destruido en a mencionada e cha. el santuario de l a Roca . en la que el estudio desempeñaba papel importante. tenían asignadas funci ones sacras importantes com o cantores. era tarea ininterrumpida. pueb lo sacerdotal. Desde entonces la explanada del Templo permanece deso l ada y en e lla se han edificado un monumento. aunque acumularan l os dos ofi cios de etnarca y cohén mantuvieron su separación de m odo que los Herodianos que. el Templo llegó a convertirse en una instituc ión muy comp le ja . Parece seguro que quienes com o Hanna (el Más de la trad ic ión cristiana) desempeñaba el o fic io . en la tribu de Levi. El linaje sacerdotal. lote de su heredad. El sacri ficio público diario era un gran acontecimiento. Los m iembros del linaje sacerdota l constituían una aristocrac ia cerrada que el apel lido Cohen ha traído hasta nuestros días. En consecuencia. administradores o porteros. por su origen . elevados al rango sacerdotal para evitar riesgos. Los Asmoneos. se había d iv id ido a sacerdo tes y levitas en 24 secc iones — que era tanto com o dividir al Pue- . A cambio recibían los veinticuatro privilegios sacerdotales que suponían. ambos musulmanes.

No había persona l adscrito pero sí un maestro o rabbí. consistente. una costumbre que aplicará después el cristianismo para sus catecúmenos . Es difí cil. En Ezequiel. de hecho. manteniéndose en el umbral. Esto explica que las sinagogas pudiesen suplir el culto divino en l as comunidades alejadas de Jerusalem. al cual presidía una persona notable. en alabanza. Siendo un lugar para l a enseñanza se admitía que los no judí os pudi esen acudi r. acciones todas que tienden a aproximar el hombre a Dios por medio de la Torah. lectura y comentarios. es presumible que existiera una en el propi o Templo. Entre las muchas hipótesis for muladas en tom o al origen de la institución la más plausible es la que la relaciona con e l exilio en Babilonia. propi ci aron. cuidaba del servicio divino. Jefe espi ri tual de la comunidad. podí a pedir a un forastero que se dirigiese a los asistentes y representaba a los suyos en las relaciones con l as autoridades laicas entonces establecidas.C. para los hombres de nuestro i gn i fica f ormar parte del tiempo. La sinagoga no es una especie de alternativa sustitutoria para el Templo perdi do. 11. era ya la si nagoga (bet ha-nesset ~ casa de reunión). y las guerras que condujeron a la destrucci ón de Jerusalem. oración. no se interrumpiera la misión. En la comuni dad judía de que la sinagoga era expresión existía com o dejamos apuntado. esa sustitución. archisinagogo. Aunque no es posi bl e manejar datos concretos. El culto cristiano ha heredado ese culto sinagoga l en la que llama liturgia de la palabra. Las ci rcunstancias tensas que se vivieron durante la época romana. En la sinagoga se hacían la lectura y comentario sistemático de la Torah y también de los Profetas. podrí amos decir que compl etaba entonces las funciones de éste. . Al Templo correspondía el sacrificio. cantándose los Salmos. La reac ón entre estos primeros maestros y e l rabbinato contemporá l i neo es bastante remota. pero el gran i nstrumento para difundir las enseñanzas en torno a la Ley y su cumplimiento . se practicaba ya en la sinagoga un verdadero culto. A final es del siglo i a . mediante servicio conti nuado.PALESTINA. se la describe com o m ikdash mea t (pequeño santuar io). 15 -16 . percatarse de l o que entonces s Pueblo de Dios. La palabra po día aplicarse tanto a la comun idad judía com o al edificio o lugar donde dicha comun idad se reunía. LA TIERRA DE ISRAEL 151 b l o en sí mi smo— para que. com o hasta hoy. un consejo de ancianos dotado de cierta autoridad que cuidaba del edificio y de las celebraciones. se encargaba de pasar la invitación a los lectores.

además de normas precisas. se oral. Las prescri pciones. aunque no sustitui rla. sin duda legendari a. tradición explicativa del Pentateuco. precisamente. oscureciendo aquéll a. Las ceremonias externas . Ella era el signo de aquella Ali anza que algunos sectores com o el que refleja el documento sadoquita o la Regla de Qumram. Dependiendo de la versión de los Setenta. Por eso ha revestido unai m portancia tan grande para el desarrollo de la civilización. sobre todo . explica que el origen de la insurrecc ión farisea contra Alejandro Janna i. los cristianos traducimos este término por Ley. explicaciones acerca de l a naturaleza de l a Creación. En esta exigencia radicaba . muy numerosas. un error de matización porque el significado es mucho más amplio . Grave peligro de formalismo se cernía sobre l a vida judía en la época del Segundo Templo. era más visible en los círculos cercanos a éste que en l as si nagogas. por pequeña que fuese. «instrucción». fie l. En las sinagogas se explicaba que l a obedi encia a la Ley se hace no con l a tri steza del esclavo sino con la al egrí a del hijo. Los ritualistas —y esto sucede en las tres religiones monoteístas— incu- . Pero la Torah no debe considerarse com o una imposición: se trata de un regalo. estaba siendo calificada ya de Antigua con la esperanza puesta en un próx imo cum plimiento de la Promesa que debía renovarla. gestos y palabras. pues abarca conceptos com o «enseñanza». Se comprende que. cometiendo sin duda. cometiendo de este m odo un sacrilegio que dañaba a todo el pueblo. Se contienen en l a Torah. Los judíos de la época del Segundo Templo afirmaban de sí mismos que ellos eran e l Pueblo de la Torah. y no la profunda y rica vida interior que e as l meras prescripciones de un rito. La Torah lo significa todo en el judaismo. una exposición de los principios morales. Una tradición. en lugar de hacerlo en el al tar. el más espléndido que ha podi do dar Yahvé a su pueblo . que con e fijarí a también por escrito para evi tar que se perdiera. sea menester una Ley l tiempo. podía si tuar en el mismo plal judaismo poseía y posee. estaban reclamando una obed iencia pronta y. había estado en que el etnarca-sacerdote había derramado el agua lustral en el suelo. que tiene un tesoro. el peligro de incurrir en excesos de mojigatería. la minucia excesiva de un ritual preocupado por no traspasar ninguna regla.152 LOS JUDÍOS 4. además de la escri ta. que éste reprimió con gran dureza. «guía» y algunos otros relaciona dos con el entendimiento y la conducta. En la oraci ón diaria del j udí o se incluye esta frase llena de sentido: «Que El abra nuestro corazón a su Torah». metas propuestas al hombre.

un error. se señalaban dos actitudes contrapuestas: el predominio en l a influencia parece haber correspondido a los que hemos llamado hel enistas o helenófilos. Restaurado el Templo y el sacrificio en su forma correcta e integrados finalmente todos los judí os en una etnarquía. en realidad. Ambos movimientos llegaron a término con la victoria de los Macabeos . las diferencias eran muy notables y complejas. pues aunque puedan seña larse paralelismos y semejanzas. otras com o hakhanim (sabios) o. enseñarla a sus discípulos y dar respuesta en los casos morales prácticos que les eran consultados. que encontraba sus principales apoyos entre las masas campesinas.económicas.C. LA TIERRA DE ISRAEL 153 rren normalmente en el vicio de creerse justificados por el apego a las formas si n necesidad de operar una profunda conversión interi or. a su cultura y a sus estructuras soci o. prefiere llamar las filosofías y este término resu lta probablemente más adecuado ya que las diferencias entre unas y otras no tocaban cuestiones de fe sino de doctrina. estuvo dirigida por los hassidim. En consecuencia las dotes personales de cada uno resultaban decisivas para la eficacia de su labor y e l incremento de su fama. en aquella época. si n duda. A ellos incumbí an tres tareas complementarias: estudiar la Torah. aunque l as actitudes y tendencias afloraron después.. Hasta la época de Simón Macabeo.PALESTINA. Simón reco mienda incluir entre las sectas «mayores» a los zelotes . y desde final es del siglo iii a. identificar a los saduceos con los primeros y a los fariseos con los segundos. es decir. No se conside raba deseable la unidad monolí ti ca excepto en este punto: abrir el corazón para que en él pudiera anidar el gran regalo de Dios que es la Torah. Es. desde el interior dé una de ellas. Flavio Josefo. se trataba de minorías organizadas com o verdaderos caminos o v ías para «vivir más perfectamente» el judaismo. De este modo se pierde de vista que. sencillamente com o rabbi s (maestros). Preocupaciones serias en este sentido aparecen ya en los debates que. Una de las características del ju daismo era ya la variedad de corrientes y opiniones . 5. parecían cesar l os mo- . Los historiadores estamos acostumbrados a considerar que e l judaismo del Segundo Templo estuvo dividido en tres sectores fundamentales: saduceos. el modo de dar mejor cumplimiento a la Torah. M. La resistencia. porque defendían l a plena i ncorporac i ón de Israel al mundo griego. se estaban produci endo entre los grandes maestros designados unas veces com o sopherim (escribas). fariseos y esenios .

Sadoq. en una actitud que recuerda l o que será el protestantismo entre los cristianos. Su principal característica estaba en el rechazo de la obliga toriedad de la Ley Oral. al poder constituido. los enfrentamientos fueron frecuentes y. Los Tzeduki n ( saduceos) invocaban l a memoria de l primer Sa cerdote. la supervivencia de Israel.154 LOS JUDÍOS tivos de enfrentamiento. ardiente fariseo. aunque su influencia experimentara un descenso tras la reforma de Salomé Alejandra (. Se ha llegado a suponer que los saduceos. y a l que e l Ta mud l a definirá. A diferencia de los sadoquitas que descubrimos fuera de Palesti na y de los cenobitas de Qumram. pero que se sentía ligado. los «pecadores» a que se refieren los textos evangélicos . Desde Juan Hircano el proceso de helenización se había reanudado. No podemos decir de ellos que menospreciasen la Torah. Según Josefo tampoco admitían la acción de l a Divina Providencia sobre los hombres. quedaba englobada en esa calificación que hemos menc ionado com o ‘am ha-’aretz (gente de la tierra). no dejaban sin embargo. ni recitaban l a shemá doce veces al dí a. buscando . En l as tradiciones talmúdicas se les presenta com o verdaderos incrédulos y cas i com o materialistas epicúreos: negaban la resurrección de los muertos y la existencia de los ángeles. coi nci de con los evangelistas en su actitud desfavorable. . en suma. por l cón contenida en la Ley Oral. saduceo y fariseo. violentos. más que una secta religiosa . al que pertenecían preferentemente los sacerdotes. Puede suponerse que proporc ionaron el principa l número de adeptos al cristianismo primitivo. Entre ambos caminos. de considerarse judíos. que eran el equi val ente de movimientos religiosos mi noritarios de plena dedicación. pretendían librarla de todas as o que rechazaban l a tradil adherencias e interpretaciones. formaban un gran partido tradicionalista. Ignorantes y descuidados . mediante con cesiones. de que de este m odo empobrec ían el cumplimiento de la doctrina. acaso. La mayor parte de la poblaci ón palestina no se encuadraba en las sectas. ni cuidaban de que sus hijos se formasen en el estudio de la Torah. con quien se relacionaban también los Asmoneos. Sadoq. De los antiguos helenistas heredaron una línea de conducta que pod ía parecer acomodaticia. no explicaban cuál era su relación de dependencia con el Sumo Sacerdote. mostrando amor y respeto hacía la religión. en todo momento . Fueron importante apoyo para esta di nastí a. que no pagaban puntualmente el diezmo. oponiéndola a los «justos» com o forma da por incumplidores de las normas de pureza.76). Flavio Josefo. Son. s in percibirse. a veces.

afirmaban de sí mismos que eran «justos». bar Matat ías . pero lo cierto es que muchos rabinos también lo hicieron y Josefo. es evidente que el cristianismo se encuentra más cerca de esta vía que de las demás. pese a su patriotismo. Algunas diferencias. o dejaban de hacerlo en absoluto. Abundaban entre ellos los inclinados al nacionalismo : reprochaban a los cristianos que se hubieran apartado radicalmente en ocasión de producirse la gran revuel ta. com o una equivalencia a la de hipócrita solapado. Insistiendo en este aspecto invocaban a a misma medida en que cons il memoria de Simón el Justo . es decir. los muy numero sos preceptos. LA TIERRA DE ISRAEL 155 Los judíos piadosos criticaban a los saduceos por su tendencia a silenciar o prescindir de cuanto pudiera significar con flicto entre l religión judía y e lhelenismo. No es posible considerar al fariseísmo simplemente com o una secta en el sentido que damos hoy a esta palabra. El término perushim significa separados. por el de Flavio. llamada shekali m Para un historiador cristiano resulta muy difícil explicar con claridad qué representaba en su tiempo el movimiento de los fariseos. Debe entenderse com o apartamiento de aquellos otros judíos que cumplían mal. En cambio tendían a mostrarse más a rigurosos que nadie en relación con el castigo de los deli tos: por ejemplo declaraban que los amos eran responsables de las acciones que cometiesen sus criados. Enemigos demasiado cordiales para que pudieran ser ignorados.PALESTINA. . Muy interesados en su propia fortuna admitían aportaciones individuales para sufragar los gastos de l sacrificio mientras que los fariseos afirmaban que sólo era líc i. que contaban con amplio respaldo popular. organización disciplinada bajo las directrices y programa de un fundador. esto es. se adherían a él judí os que aspiraban a vi vi r de manera absoluta y plena su religión. Socialmente podrían describirse com o un grupo de inte lectuales de muy diversas procedencias. señal adas con es cándalo por los fariseos podían considerarse com o verdaderas ba gate las: hacían fuerte hincapié en que la fiesta de las Semanas co in cidiese con el primer día. si n embargo . en el Iom Ki ppur exigían que el Sumo Sacerdote entrara en el Santo con los carbones del incensario ya encendidos. Algunas veces les gustaba calificarse de «piadosos» lo que ha sido origen de que se les considerara continuado res de los antiguos hassidim. to acudir a la contri bución general. nuestro domingo. se puso a l servicio de T ito cambiando su apellido. Pero esta decisión fundamental resultaba compat ib le con una diversidad en las actitudes y en la conducta. durante siglos esta palabra ha sido utilizada en el lenguaje corriente. en l deraban a los ‘am ha-’aretz genéricamente com o pecadores.

la creencia en l ánge es l y l l de oro que os a resurrección de los muertos y en l a reg a completaba la shemá con el mandato de «amar al prójimo com o a ti mismo» . el fariseísmo hacía hincapié en el libre albedrío. insistir en los aspectos positivos de sus enseñanzas. De modo que la principal aportación del fariséísmo al pensamiento j udí o posterior consistió seguramente en este axioma: la Torah es un tesoro de tal naturaleza. pureza legal. Pagaban el diezmo de todos los frutos . el conoci mi ento y observancia de sus preceptos constituye el mejor modo de abrirle el corazón. tal función correspondía a los sabios que la estudiaban y conocí an a f ondo. separado. de los demás hombres. en las acciones morales . se adheriría a ell a con todas sus fuerzas y no se preocuparía de otra cosa. Ins istían especialmente en exigir la fe en Dios Único. Esta actitud podí a conduci r al hermetismo esterilizador y a la soberbi a personal. lo más importante es la intención con. y trataban de conservarse en un estado permanente de pureza legal. especialmente en sus aspectos externos más visibles. que se realizan. El motivo principal de sus fricciones con los saduceos radicaba en que rechazaban que el Sumo Sacerdote tuviera el m onopo lio de la interpretación de la ley. Creador y Providente . incluso los dudosos. Con esto se abría paso la convi cción de que. Rechazaban las novedades. Su conducta bien podría s intetizarse en la máxima de cumplir los preceptos «hasta la ú ltima yod». Al lado de l a inmortalidad del alma. De ahí que rechazasen la doc trina que inculpaba al amo de las maldades cometidas por su esclavo.156 LOS JUDÍOS eran famosos por la habilidad que demostraban en la interpretación de la ley y por la rigurosidad con que la obedecían. en el amor a los mandamientos. sin embargo. si el hombre no estuvi ese cegado por el pecado y sus consecuencias. ya que de esta manera mostraban . Una de las claves se encuentra en el descubrimiento y respeto por la condi ci ón libre de l a naturaleza humana: no debe conf undi rse con independencia en l a conducta moral si no asignarse a la responsabilidad. La ejercían precisamente al elegir un cumpli mi ento pl eno y riguroso de l a Torah. y la responsabilidad. En consecuencia. regalo divino de tal precio que. pago del d iezmo. Conviene. la acción intermediaria de los ángeles y la existencia de una guía providencial de Dios sobre la Historia. sabbath. l a resurreción de los muertos. Había un riesgo: la exactitud puesta en el cumpli mi ento de l as normas — algo que pod ía arrastrar al forma li smo— produce en e l ser humano una alegría interior cuya raíz última proced ía del hecho de descubrirse a sí m ismo com o distinto. Había diferencias entre los diversos haverim en cuanto al riguroso cumplimiento de l a l ey .

esenios. Por eso cons idera ban tan importante el arrepentimiento. su Pueblo. A l a vi sta de los hallazgos efectuados en l as cuevas de Qumram y de la probable pertenencia de la comuni dad cenobítica instalada en sus inmediaciones a esta corriente. pues objetivamente permanece el hecho de que se había roto la alianza que existe entre Dios. y los hombres. ni tenemos motivo para suponer que constituyesen la forma única de manifestarse esta corriente. 6. tras la destrucc ión del Segundo Templo. la actitud política era secundaria. Esto obligaría a buscar también alguna re ac i ón de semejanza con el fariseísmo. aun en aquellos casos en que a nadie pudiera culparse ya que faltaba la intención. los descr ibe com o una especie de dulces objetores de conc iencia . pud iendo considerarse com o una tendencia o modo de vida que adoptaban grupos que eran bastante diferentes entre sí. aunque la reverencia por l el sacerdoci o distingue b ien a los qumranitas. Disponemos de tres que proporc ionan noti ci as muy escuetas: Flavio Josef o. difícil de identificar.PALESTINA. Que muchos fariseos esperasen la pronta liberac ión de Israel y se adhiriesen a los mov imientos de revuelta no justifica la acusación de sedi ci osos que contra ellos lanzaron a veces los saduceos . El esenismo parece haber sido algo muy distinto de una secta. Pero n i está probado de manera irrebati ble qüe los qumranitas fuesen esenios. sin huellas. los historiadores se han sentido inclinados a identificar a los esenios con lo que nos dicen estos manuscritos y de manera especial e l Manual de d isc ip lina . Filón de Alejandría nos da unos pocos detalles acerca de su vida en c o - . E l esenismo es un f enómeno muy mal conoci do. Teniendo en cuenta las divergencias y debates que se han produci do en torno a Qumram — sobre esto vo lveremos— parece conveniente hacer un primer planteamiento desde las fuentes literarias. parece derivar de l a traducc i ón a l griego de un vocabl o arameo que coi nci de con el si gnifi cado p a i doso de los hassidim. La transgresión puede y debe ser reparada mediante una compensac ión del daño causado y también mediante un camb io en la conducta del sujeto. LA TIERRA DE ISRAEL 157 al Pueblo por dónde iba la pureza interi or. Es pecado cualquier transgresión de la Ley. alterando inexcusablemente el orden establecido en la Creación. que habitó durante tres años en una de sus comun idades. Dejó de existir. El mi smo nombre. dentro de las enseñanzas de su escuela: l o importante era la norma religiosa: halakhah. organ izaci ón o movim iento monovalente.

pose an í . reproduce el texto de Filón destacando dos notas características: practicaban la comunidad de bienes en forma tal que. entregaban a la comunidad todas sus ganancias.según parece . A aquellos que aspiraban a ngresar en sus comunidades se ex g i i an í pruebas que garant zasen i contra posteriores debil idades y desv íos . al acentuar las ten denc ias a l rigorismo y la separación de los otros judíos. La teoría de Kóhler. plataforma para l a concepc ión teológica de un Imperio cristiano. poseyendo una comunidad vecina al mar Muerto. los esenios eran unos cuatro mil y que vi ví an repartidos por todas las aldeas de Israel. aunque esta condic ión parece re fer irse únicamente a un sector de e llos . la pecu ar dad de l des erto llegó a ser en os li esp r i tua i li i . Suya era . tend ían al a is am l ento i . Otros apócrifos com o el Li bro de l os Jubil ñeos . prohibiendo comunicarlas a los extraños. y Plinio el Viejo los describe com o «gente muy si ngular. por encima de todas las demás». Sin embargo. nos movemos en l e terrenol de a pura i h pótes i . Consideraban a la mujer tan radicalmente corrompida que se abstenían en absoluto de toda relación sexua l o la limitaban al mínimo imprescindible para lograr la procreación. que recomendaba considerar com o esenios aquellos Libros apócrifos que giran en tom o al Libro de Enoch. De hecho parece que se habían f ormado dos grupos distintos.que tan mportante i l inicios de la Ig les ia . a l a pureza ritual y a la observancia del sabbath. No se puede definir e l esenismo com o una forma de vida monástica .en señanzas secretas que se comunicaban a modo de iniciación. es preciso no restringi r los lí mi tes. el llamado Tes pa o de t amen t o de l os doce t i r arcas o l e tTes amen t Job se inscriben dentro de un amplio ascetismo En estos asuntos .C. en su tiempo. . Josefo añade que su hal akhah era aun más rigurosa que la de los fariseos especialmente en lo referido a las normas dietéticas. s En conclusión: podemos adm itir que el esenismo era más una forma de v ida religiosa que una doctrina específica. tamb ién .Muy ortodoxos en cuanto a su e f . ha reci bido un refuerzo si aceptamos que el esenismo era la esencia del cenobi o de Qumram. Seguramente precedieron en el tiempo a los fariseos ya que la más antigua mención de los esenios aparece asociada a un visionario llamado Judas que el año 105 a. Plinio los describe com o verdaderos anacoretas. el de aquellos que parcticaban un rigurosos celibato y el de aquellos otros que contraían matrimonio precisamente para asegurar descendencia. predijo la muerte de Ar istóbu lo . Filón —incluyendo en esta referencia el libro Quod omnis probus liber que se le atribuye si n que pueda probarse la autoría— afi rma que. Eusebio de Cesarea. quienes de entre ell os se dedicaban al comercio.158 LOS JUDÍOS mún.

cumpliendo plenamente las prescripciones de la Ley y buscando. LA TIERRA DE ISRAEL 159 Pasemos ahora a los datos que acerca de la vida cenobítica nos proporc ionan los documentos de Qumram. El desierto proporcionaba conoc im iento muy importantes sobre plantas comestibles y medicinales desconocidas para los demás. pues nos ayudan a com prender otros de los aspectos de la vida judía. la más im portante . escondido. com o los moralmente rectos— y se recomendaba vivamente observar el silencio. pero éstos pueden haber venido de fuera. mediante un absoluto desprendimiento de los bienes temporales y de los comprom isos con el mundo. aparecen como vehículos para la perversión que producen la idolatría y el materialismo. también l es hacía senti rse en presencia de Di os. a las que únicameñte eran admitidos los que habían superado las rigurosas pruebas. sobre todo . Pero. nos aclaran bien las noticias fragmentarias proporcionadas por F l avi o Josefo. En Qumram adquiría nuevas dimensiones el enfrentamiento entre ju daismo y helenismo: por eso los romanos (kittim). propiciaba situaciones anímicas muy especiales: silencio y soledad ponían a los hombres en contacto con los ángeles y. El Manual de Disci pli na y la Regl a de l a comunidad. de modo que quienes se ocupaban de la procreac ión ten ían conc ienci a de un estado de impureza que exigía muy rigurosas reparaciones. estaban presididas por un cohén. com o sucedería más tarde con los oblatos de los monasterios cristianos . Sabemos que en el cenobio de Qumram vivían niños. sino que reconoc ían en él una clave religiosa: todas las comidas en común.PALESTINA. las cuales hacían posible la supervivencia en aquel extremado rigor y ascetismo. En- . el encuentro interior con la Voluntad de Dios. pretendían v iv ir la de un modo radical. No debe extrañarnos la tensión anímica que movió a los miembros de la comuni dad a comprometerse en el alzamiento que trajo la catástrofe del año 70. El signo externo era un vestido blanco sujeto por medio de un ceñidor. Estaba rigurosamente proh ib ido el juramento — es imposible para cualquier hombre alcanzar la perfecci ón si no es capaz de mantener su palabra dic iendo sí y no. Para insistir en ella recurrían a frecuentes ceremonias lustra les con agua . de este m odo se manifestaba la pureza interior. de modo mediato. Los que formaban aquella comun idad no pueden ser considerados com o desviacionistas de ninguna especie : plenamente identificados con la fe mosaica. el tesoro de sus libros en ánforas ocultas durante siglos a los o jos de los hombres. Los esenios no se mantenían al margen del sacerdocio. Entonces desapareció legando. Esclavitud y sexo eran considerados impuros en sí mismos. además.

un horario preciso establecía la alternancia entre trabajo y oración. Los sabios judíos del ámbito alejandrino se negaron a reconocer que hubiera impedimentos religiosos a la hora de compartir los avances cientí ficos del helenismo. com o Pl atón. equiparación. El esfuerzo significado por la Biblia de los Setenta así lo demuestra. ya que esto les hubiera ob ligado a participar en los cultos idolátricos. de Moisés. Como una consecuencia de este rechazo tampoco mantenían relaciones de obedienci a con el Sanhédrin. no participaban en el sacrific io diario. En inmediata relación con Judea se hallaba A le jandría. 7. es decir. en consecuencia celebrando la Pascua y el Kippur de acuerdo con los cálculos antiguos. pero ambas actividades cesaban después de la comida del mediodía pues la tarde tenía que emplearse en la lectura y comentario de la Escri tura. que alcanzaran a descubrir l a existencia de Dios. los alejandrinos trataban de demostrar que su pensamiento y su saber nada tenían que envidiar a los de los griegos. unida al estatus de religión lícita permitió un crecim iento de tal naturaleza que puede decirse que la irradiación del saber j udí o con to das sus consecuencias. habían tenido conoci mi ento indirecto de la Escritura por lo que podían considerarse com o discípulos. la comunidad judía había sido reconoci da com o politeuma. tuvo un sabor alejandrino más que ierosolimitano. Una especie de isopoliteía. Desde estos círculos de opi ni ón se desarrollaría la curiosa leyenda de que los grandes filósofos griegos.160 LOS JUDÍOS tre los qumranitas la jornada se iniciaba antes del amanecer a fin de estar en condic iones de sal udar en oración el nacimiento del nuevo día: com o en los cenobios cristianos posteriores. com o en Berenice. lejanos. Josefo añade deta lles curiosos que son sin duda fidedignos: aunque los esenios reconocían el Templo com o úni co centro para l a santidad y enviaban allí sus ofrendas. sin duda porque no aceptaban la legitimidad de los sacerdotes que entonces oficiaban. Siguieron. politai. primer Motor para el Universo. Los israelitas no podían ser considerados com o ciudadanos. El enfrentamiento entre judaismo y helenismo se produ jo allí baj o unas coordenadas diferentes: manteniendo con rigor la Torah. rechazando las mod ificaciones introducidas en el calendario. La traducción al griego hace que nosotros . provista de l as instituciones necesarias para su administración. Aquí. Pero el estatus a ellos otorgado les convertía en algo muy distinto de extranjeros do miciliados .

sobre todo . referida al hombre mismo. LA TIERRA DE ISRAEL 161 empleemos Biblia. b) la noci ón de sabiduría que para los griegos era tan sólo una conquista humana. l d) sobre toda l a noci ón misma de Dios que era en l a fe judía Trascendénte absoluto mientras que el pensamiento griego tendía a presentarlo com o un primer Motor. etc. Tales expresiones podían inducir a a lguna con fusión : de ah í que en la rigurosa Jerusa lem se mirase con cierta prevención a los «helenistas» es dec ir . No era cierto. Mediante ta les formas externas gr iegas las autoridades ale jandrinas pudieron llegar a creer que los jud íos estaban próximos a ingresar en el sincretismo. visible en una muchedumbre de aspectos relacionados con la dignidad humana y que se apreciaban.C. c ) e l orden moral. Si apartamos a e l gunas formas exter i ores . aunque es preciso reconocer que éste le obli gó a pensar y a rep l antearse los problemas . y . no con propósito de l a) el concepto de libertad que para los judíos es un don natu- . Pentateuco. l as cuales afectaban al a concepc i ón del tiempo. Para los griegos el hombre está sujeto a l destino que se cumple de modo inexorable. que puede literalmente traducirse por Dios Al tí simo . Al historiador corresponde descubrir as l eyes por l as que d i cho destino de gobierno . sabemos que bajo esta advocac ión fue consagrada una sinagoga en Egipto a princ ipios de l siglo π a. mientras que para los griegos eran una especie de autonomía en el obrar. Génesis. en el trato radicalmente distinto que se hacía en reación con e lsexo y e l matrimonio. los judíos que hablaban griego y habían sido educados en esta línea .PALESTINA.. Señalemos especialmente cuatro que nos ayudarán a comprender muchos sucesos posteriores: ral otorgado por Dios al hombre a fin de que pueda adherirse a la Voluntad divina expresada en la Torah. en relación con la Sagrada Escr itura. fue muy poco lo que el judaismo extraj o de l helenismo alejandrino. De ahí se derivaron radicales diferencias en cuanto a l a inter pretación del devenir histórico. mi entras que los j udíos l a identificaban con el temor y la obedi encia a Dios inmutable. el idioma y l a coinci denci a de ci ertas expresiones . com o l vestido. A veces los alejandrinos se referían a Yahvé com o Theos Hypsistos. La pro ximidad entre Zeus Sabathios y Elohim Sabaoth causaba preocu pación . Había profundas diferencias de f ondo en l o referido a l a concepc ión del hombre y de l a natura l eza .

uno muy completo. Esta doctrina había comenzado a perfilarse en el siglo vil a.162 LOS JUDÍOS evitarlo. Dos rollos de este profeta. Isaías y Jeremías ya habían anunciado que el sufrimiento formaba parte de esa misión. y com o una consecuencia de este princi pi o se pensaba que los individuos no era adecuados protagonistas: las «polis» especialmente Roma . Dentro de ese plan se inscribe la misión confi ada al Pueblo de Israel: guiar a la Humanidad hacia una plenitud de los tiempos en que todos los rostros se tornarán hacia Jerusalem. depende que se acorte el tiempo de la espera en tensión. haec tibi erunt artes». romane. Pues Dios es el verdadero motor de la Histori a. Pues ¿quién puede librarse del destino? El suceder histórico se convierte en un c ic lo de repetición. tenían sustancialidad suficiente. ley de desgaste y degradación. De la fidelidad de Israel. pasó a ser uno de los textos más comentados. Una de las principales aportaciones del judaismo. Recientemente Martin Buber ha establecido una comparaci ón entre Isaías y Platón considerándolos com o las bases fundamentales en los confl ictos anímicos de l a Humanidad: para Pl atón. restauración . Polibio había descubierto que una ley de sucesión interna regía a l as polis y también a los imperios. De m odo semej ante. que es precisamente el Santo. el vaticinio de los profetas acerca de l a segunda destrucc ión del Templo y su restauración parecía haberse cumplido: El Pueblo había vuelto a su tierra '«y no serán ya arrancados» de ella. Eterna Roma que. sino simplemente de resistirse a él o para buscar conveniente acomodo : en este sentido se pretende decir que la Historia es «maestra de la vida». que tiene un origen y una meta com o todo lo que sale de l as manos de Dios. con el profeta Ámós : existe un «plan de Dios» que se está cumpliendo por medio de los hombres y del que la lucha contra la idolatría es uno de sus aspectos principales.C. adolescencia . Así l o recordaban las alegres danzas e himnos con que se celebraba la Hanukkah. decrepitud y muerte. es precisamente aquella que interpreta el suceder histórico com o una línea. que madura en la época del Segundo Templo. que se parece a l que rige l a a vida de los seres : infancia . elección. que . en quien culmina la visión universalista del monoteísmo.C. de su esfuerzo libremente asumido. memento. caída. También el cristianismo relacionaba el com ienzo de la predicación de Jesús con el roll o de Isaías. El tercer Isaías. madurez. guiada por el destino. han sido descubiertos en Qumram . Pecado. estaba empezando a cumplir su misión: «tu regere imperio popu los. A final es del siglo n a. En este sentido quedaba muy escaso margen a la libertad. dueña del mundo. tal es eran las etapas.

hecha en el preciso momento en que va a producirse el levantamiento de los Macabeos. LA TIERRA DE ISRAEL 163 hace de Dios la Suprema Razón del universo. Dios se vale de los Cuatro Imperios com o de instrumentos. en su contexto histórico. En medio reina. para hacerle depositario de la Verdad y capaz de comunicarl . alimentado siempre por la esperanza. La acción del hombre. lo que de hecho se está cumpliendo en la Historia es el plan de Dios. para Isaías la mora l pertenece al ámbito de la conducta y se define com o obediencia al plan establecido por Dios. l a de Bel y el dragón y e l Canto de los tres jóvenes— no fueron aceptados en el primero. advi erte León Dujovne.Israe l prevarica cuando. de la libertad. El origen se encuentra en el pecado original y la meta en el «día del Señor». ce loso observador de la conducta moral de sus cr iaturas. a judí os y a cristianos. pues los tres apéndices redacta dos únicamente en griego y que pasaron luego a la Vulgata latina —la historia de Susana. La figura del Mesías próximo a llegar adquirió entonces un especial relieve. se trata de una época de gran fecundidad. En este segundo caso se realiza dentro del devenir histórico. aparece en el Libro de Daniel con quien se ci erra l a Biblia hebrea: a él se incorpora la experiencia adquirida en el mundo helenístico. «Se suele definir la religión de los hebreos com o un monoteísmo ético». usando de su li a bertad . el producto. Esa especie de punto final no significó que ios judíos interrumpieran l a producción literaria de carácter nacional y religioso. ralentizando o deteniendo ese movimiento que es verdadero progreso. se aparta de l a Vo untad l de Dios haciéndose acreedor a lcastigo que consigo ll eva siem pre el pecado. Como una parte de este plan se presenta la elección del Pueblo. 8. Una especie de síntesi s de esta i nterpretación de la Historia. incluyendo obras . Aunque con sus actuaciones el hombre proceda en libertad. para moldear la Historia total. Hay una diferencia éntre el canon hebreo y el cristiano en relac ión con ese Libro de Daniel. por lo que merece ser calificado de «dura cerviz». ya que los hombres pueden responder al llamamiento que Dios les hace. sin embargo. o rechazarlo. no aparece sometida a las leyes de la Naturaleza. Esa visión sirvió durante siglos. Y lo ha hecho no una sino varias veces a lo largo de su trayectoria. ya que su misión es precisamente dominarla. pero «cabe también definirla com o un monoteísmo histórico». acelerando.PALESTINA. Los Imperios se suceden y el devenir tiene un trazado de sucesión lineal y no de ci cl o. al contrario. la moral debe incluirse en la teoría del conoc im iento. y es el medio de que el hombre se vale para someterse a l as leyes de la Natural eza.

porque su corazón nunca debe apartarse de l Señor. guía e l proceso y. ya que atribuye al hombre capacidad para sustraerse a los efectos de l pecado: reclama la obligación de dar cuenta a Dios de todos los actos . Muy semejante a éste es La Sab idur ía de Jesús. Existen pocas dudas acerca de . los autores no revelaban su nombre sino que presentaban su trabajo como revelaciones directas de algunos de los grandes personajes de antigüedad remota. que comparte en gran medida las visiones apocalípticas del Libro de Daniel. que data de la segunda mitad de l siglo in a. Ins iste una vez más en que Dios. Sabiduría de Salomón. en Jerusaem l . no lo es en modo alguno en el fondo . Pesimista en la forma.La Sab dur i a í de Salomón es la obra de un u j dío alejandrino. más conoc ido entre nosotros com o Ecclesiastés. críticos e historiadores se han producido. Las obras descubiertas en Qumram y antes desconoci das pueden incluirse en l a segunda categoría . No es necesario que nos detengamos aqu í en los variados aspectos que los debates entre filólogos. C. Para obtener más crédito. Ecclesiastés. Los escritos que denominamos apócrifos y que son muy abundantes. constituye una afirmación de la conciencia histórica de Israel. pa labras de l predicador h ijo de Dav id . Ko- helet. el «día del Señor» y el ju ic io a que serían sometidos j udíos y gentiles coi nci di endo con la exaltación de Israel. las adiciones a Ester y Baruc. con su Providencia conduce a los malvados a l castigo. al parecer. Judith. El más antiguo de todos es. preocupado por combatir e l materialismo de los epicúreos . Tobías. y «apócrif os» que no significa falsos se cree sino oscuros o de difíci l interpretación. Esta amplia literatura. en él se insiste de manera especial en a l ibertad l de lhombre . pero del que ignoramos incluso el nombre y el tiempo en que escribió. al que llamamos Eclesiástico y de l que algunos fragmentos han sido identificados entre los manuscritos de las cuevas de Qumram. Se pue históricas que tuvieron mucha fama y se han perdido de establecer una diferencia entre los libros «deuterocanónicos» que no se diferencian mucho por su conteni do de los admitidos . hijo de Sirac. En un sentido muy estricto de beríamos considerar deuterocanónicos los Libros de los Macabeos. tomando su nombre . Todo el mundo conoce la repetida frase de «vanidad de vanidades y todo es vanidad». com o a veces en el canon. Apocalypsis es una palabra griega que significa aproximadamente poner a l descu bierto aquello que se halla oculto. rey de Israel. Concentran especialmente su atención sobre el próxi mo advenimiento del Mesías. señor de la Histor ia . tienen en común un carácter apocalíptico. Esdras.164 LOS JUDÍOS .

el Libro aparece com o una comp ilac ión de varias tradiciones y visiones ordenadas de una manera lógica.C. en un ambiente fariseo. más un pról ogo y un epílogo. y los justos recibirán el premio de su santidad. despliega una fuerte imaginación acerca de las postrimerías de l hombre. Los Testamentos de l os Doce Pa original hebreo o arameo fue ya traducido a l lat ín en el siglo x i i i . y en e l xix en otra eslavónica. Descubierto en el siglo x v ii i en una versión etíope. 24). hasta llegar a Herodes. El más importante. se ha encontrado en Qumram más de una docena de referencias a esta obra que parece haber estado en relación estrecha con los cenobitas. padre a su vez de Matusalem. que se presenta a sí misma com o relevo para los antiguos Pro fetas . cuyo verdadero y prof undo sentido se revel a en tres parábolas: castigo de los pecadores y felicidad de los justos junto al Mesías. C. presenta sin embargo un mensaje lleno de esperanza: la Historia avanza hacia un tiempo de plenitud en que. ju ic io universal que presidirá el Hijo del Hombre.PALESTINA. que procede de la primera mitad del siglo I a. desde el punto de vista cristiano es el Li bro de Enoch del que exi sten referencias en el Nuevo Testamento. Compuesto de cinco partes.Envue ta l en imágenes a menudo desoladoras. Los d iec iocho Sa lmos de Salomón fueron compuestos entre los años 70 y 40 a . y recurren a la ficción de suponer que cada patriarca hace un examen de sus pecados y virtudes para enseñar a sus hijos a v iv ir en la presencia de Dios. y desapareció. siguiendo la línea de Ezequiel: tras la tremenda lucha entre Gog y Magog vendrán el fin de los tiempos y la victoria de los hijos de Dios. Israe l ha de ser restaurado. . Seis son los más conoci dos textos de esta li teratura apocalíptica. y bienaventuranza de los elegidos. De la Ascensión de Moisés. se conserva únicamente la versión griega : presenta la revelación que Moisés habrí a hecho sobre el futuro de Israel. y «anduvo constantemente en l a presencia de Di os. tras e l terrible sufrimiento. Enoch es el primogénito de Caín.C . proceden del siglo n a. LA TIERRA DE ISRAEL 165 la relación que debe establecer se entre esta literatura y las abun dantes corrientes pietistas que se detectaban en Israel. 5. tratando de mostrar cóm o Dios guía cui dadot ri arcas . haciendo referencia a la entrada de Pompeyo en Jerusalem y su desastrosa muerte en Egipto. Poco hay que decir aqu í de la Ascensión de Isaías y del Test ament o de Job. Esta literatura apocalíptica. cuyo samente la Historia. Por esta vía desarrollan y refuerzan la conci enci a histórica nea l que ya mostraran Amós e Isa as li í . Dios triunfará sobre los impíos. pues se l o llevó Dios» ( Gn. El Li bro de los Jubil eos es un comentario del Génesi s y primeros capítulos del Éxodo. aludiendo constantemente a e llos .

Mar Atanasio llevó los manuscritos a Estados Unidos donde fueron adquiridos por instituciones judías que los devolvieron a Jerusalem. En mayo de 1947 un pastor beduino — tres. El beduino que. depositadas. uno de ellos completo. L. Pero tales hipótesis no han prosperado. Un rollo muy deteriorado De la guerra ent re l os hijos de l a Luz y los hijos de l as T in i eb l as . Destacaban. descubrió en el acantilado de Ai n. Excavaciones practicadas con posterioridad permitieron seña lar la existencia de un cenob io próximo a las cuevas. con un propósi to deliberado. en e lla . ignoraba el valor exacto de lo hallado. abundantes restos de vasijas. y los fragmentos a veces minúsculos posteriormente encontrados. com o es fácil suponer. en esa biblioteca. vendió todo este material a dos anticuarios de Betlehem . fariseos o cristianos. Dos rollos de Isaías. buscando una cabra que se le había perdi do. A lgunos eran enteramente desconocidos. de gran importancia para fijar el texto masorético. En este momento se produ jo la procl amaci ón del Estado de Israel iniciándose la guerra . para l a oración y la meditación. De las ocho que permanecían intactas. l a de l a . Sólo a com ienzos de 1948 pudo E. para ponerlos a salvo de l as eventualidades de la guerra contra Roma. que apacentaba su rebaño en l ár i as das t i erras vecinas a l mar Muerto . La primera tentación que acometió a los investigadores fue establecer alguna relación entre esos manuscritos. Sukenik iniciar el estudio de los manuscritos. El L ibro de Lomee o Genési s apócrifo que es una compilación del saber tradicional acerca de la época de los patriarcas. al parecer. De este modo casual tuvo lugar el descubrimiento arqueológico más importante de nuestro tiempo.Fesj a una cueva de muy difícil acceso y. según otras versio nes— llamado Muhammad al-Dib. al cual debieron pertenecer los libros depositados en ellas. que nos revel a además que no hay variaciones importantes respecto al ya conoci do. Qumram permaneció en la zona dominada por las tropas jordanas. Los qumranitas nada ten ían que ver con saduceos. Jalil Iskandar Shalim y Fa id i Sa lah i. sólo una contenía tres paquetes de pergaminos envueltos en una tela embreada para asegurar su conservación. En la actualidad l a práctica totalidad de los manuscritos se encuentra en manos israelíes. Cincuenta himnos de gran belleza. que describe el final de las si ete etapas de l a lucha contra l os kittim. Tres regl as monásticas. y los orígenes del cristianismo. Un rollo con 36 Salmos completos y fragmentos de otros 150 . algunas obras .166 LOS JUDÍOS 9. e l último de los cuales lo hizo l legar a manos del arzobispo sirio Mar Atanasío José Samue l.

El Manual de Disci pli na comienza definiendo las dos fuerzas. al mismo tiempo. Tal Ali anza era «un retoño del plantío de Israel». La comunidad de Qumram conocí a y utilizaba ampliamente el documento sadoquita y se consideraba com o una parte de esa Nueva Alianza a que el menci onado texto se referí a. el segundo corresponde a los años 4 a. constatar la presencia de todos los libros de la Biblia hebrea y también de los Setenta. l as organizaciones científicas judías intensificaron l a investigación permitiendo aumentar mucho el elenco. sin embargo. Fi nal mente fragmentos del Li bro de Dani el que han venido a demostrar la existencia de versi ones hebreas y arameas del mismo. LA TIERRA DE ISRAEL 167 Comunidad. ante la in minencia de su entrega a las autoridades autonómicas palesti nas. fecha esta última en que las instalaciones se derrumbaron a causa de un terremoto. Ese misterioso Maestro de Justicia había muerto mucho tiempo antes a manos de un «sacerdote impí o». Los arqueólogos han pod ido detectar tres momentos en la ocupaci ón del cenobi o. el tercero. muy breve.. el cual «será llamado Hijo de Dios y lo llamarán Hijo del Altísimo» y «su dominio será un dominio eterno».PALESTINA. . que superan ios 40.C. Hay fragmentos de otras obras de menor importancia.000. Disponemos. les levantó un Maestro de Justici a para que los guiara».. «resto de Israel» e Hijos de l a Luz. de éste se han identificado hasta catorce ejemplares l o que demuestra el uso que de él se hacía. Permiten. Según sus textos. en que se produjo un abandono a causa de l a gran rebelión. parte del mundo presente. la de l a Luz l corazón de l y la de l as Ti ni ebl as. pues. de una muy abundante aportación de datos para el conoci mi ento del judaismo en esta época. Tras la guerra llamada de los Sei s Dí as el territorio de Qumram fue sometido a la autoridad del Ejército israelí. el primero y más prolongado va desde el siglo II al año 31 a. El Coment ari o de Habacuc donde se trata de señal ar l a coi ncidencia entre los caldeos y los kittim en cuanto enemigos del pueblo de Dios. l a salvación viene proporcionada por el amor de Dios y no por méritos propios. En 1995 .. que anidan en e hombre y se preparan para ese momento en que Yahvé «enviará un ángel poderoso y le arrojará de toda la tierra» hasta que aparezca el Mesías. el bien y el mal. Los fragmentos menudos de papiro. y 68' d. constituyen un rompecabezas prácticamente imposible de armar. la de la Congregación y la de las Bendiciones que f orman en conjunto el Manual de Di sciplina. entre 132 y 135 coi nci de con el levantamiento de Bar Kochba . Los miembros de la comuni dad se consideraban. obediente a los designios y proyectos del mismo Dios que «porque l e buscaban con un corazón compl eto. C.

y mu chos que después les sucedieron. un hermoso mensaje a los hombres: el proceso histórico conduce a la Humanidad a una meta de encuentro con Dios en que los justos recibirán el premio y los malvados el castigo. 56. se estaba o frec iendo desde el judaismo. de las que las fuentes escritas of recen únicamente un panorama muy parcial. en los variados comentarios que constituyen e Libro de Enoch. los problemas nacionales y los que se referían a su estructura social y política se relegaban a un segundo plano ante el hecho decisivo de que se trataba de una «parcela escogida de Dios» com o «lote i st ir de su heredad» . fue ese peculiar estado de concienci a cuya clave se halaba en l a expectativa ante l a próxima llegada de un Mesías que del bía barrer el pecado.. Jerusalem». referidos en definitiva a l Génes is . En la pluma de los comentaristas —y puede suponerse que también en la boca de los maestros— se hizo muy tensa la esperanza en estos dos planos: el de l a restauración de Israel en su prístina pureza y el de la convergencia de todos los pueblos hacia l a santa ciudad de Jerusalem.. nunca puede prevalecer el mal sobre el bien. Lo que no es obstáculo para que muchas veces los hombres hayan convertido la ciudad en escenario para la guerra y la sangre. 6-7). «A los extranjeros allegados a Yahvé. Han pasado muchos siglos pero aún permanece viva en montones de peregrinos la alegría que produce el hecho de «pisar tus umbrales. porque mi Casa será llamada Casa de oraci ón para todos los pueblos» (Is. a l final. renovar l a Alianza y restaurar el verdadero Israel. Entraba en ella un amplio abanico de datos. Como ya hemos indicado. Los Seleucidas.. El monote í smo yahve í sta tend ía ahora a la universalidad: más all á de los caminos de l a sangre que es el vehículo normal para l a transmisión de l a fe .C. l a existencia humana se trasciende de un m odo absoluto. desde el recuerdo de David. y com o consecuencia de l a fe. así com o muy numerosos historiadores. y conviene i ns l una vez más. haciendo «prosélitos». Contemplada desde esta perspectiva.. al no ser un pueblo «como los demás».168 LOS JUDÍOS 10. poderoso soberano temporal que fue humilde ante Dios. com o después los magistrados romanos. Todo esto será heredado por el cristianismo. El resultado principal de las tensiones religiosas del siglo i a. pues . se sentía la urgente necesidad de proclamarla y comunicarla a otros. les llevaré a mi monte santo.. hasta las visiones de destrucción y renovación del mundo -—«un cié- . mostraron una actitud de radical incomprensión i a que los j ud í os tenían de í y rechazo respecto a la conci enc s mismos.

Esto no significa que debamos establecer identidad. tendiendo puentes e mentales a fin de hacerse entender por la nueva comunidad israelita que. Probablemente las dos expectativas se hallaban estrechamente vinculadas y resultaba difícil separarl as. l a esencia i st í a en decir que e l abanmisma. salvo en el pequeño círculo de Jerusalem y su entorno. tras el paso de dos generaciones. en primer término. Yahvé es. los maestros jud íos recurrían a palabras. los dioses no son. hablaba y pensaba en griego. Siguiendo una norma que es de uso común . LA TIERRA DE ISRAEL 169 lo nuevo y una ti erra nueva»— que son las que ordinariamente se recuerdan con el calificativo de apocalipsis. A los o os j de los rabinos a l idolatría y demás argo de l siglo i a C creencias del helenismo. Se i ns dono del radical monoteísmo. De este m odo l a exposición doctrinal progresó mucho a lo l . No estamos nada seguros de que hubiera llegado a producirse una d ico tomía entre aquellos judíos que contemplaban al Ungido com o un salvador frente al pecado y aquellos otros que esperaban una restauración «davídica» de Israel. Estaba. con presentar a Dios com o Causa primera o Motor del Universo. a aguzar el ingenio a fin de explicar aquellas cuestiones implícitas en la fe por medi o de expresiones que evi taran el error o el escándalo. La revue lta de los Macabeos. se había tornado. en una muy profunda decepción . . que había sido un brote luminoso de esperanza. Se sigue a veces la tendencia a creer que dicha esperanza era tan sólo fruto de la decepción. tuvieron que recurrir a fórmulas helénicas. conceptos e imágenes literar ias al uso a fin de hacer comprender sus doctrinas. la esperanza mesiánica se vio revitalizada: había la certeza de que no podía tratarse de un esquema simplemente político . significaban un peligro del que era nece sario preservar a sus fie les mediante la instrucción . Pero desde las más ant iguas tradiciones recogidas en la Escritura se describe al Espíritu de Dios irrumpiendo en el mundo para purificarlo. le j andri nas . com o los neoplatónicos o aristotélicos. No bastaba con explicaciones superficiales. la radical unidad de Dios: el yahveísmo no podía conformarse. maestros y escribas. ni mucho menos admitir que «los dioses son posteriores». Comentaristas y exegetas judíos. al emprender l a defensa de su f . En consecuencia. obligaron a doctores. expresiones.PALESTINA. pecado repetido más de una vez a lo . porque es el Creador increado. Al gunas veces esas tensiones fina les parecen influidas por las tendencias dualistas de l mazdeísmo y de doctrinas helenísticas que llegaban por la v ía a le j andrina. era preciso penetrar en el núcleo esencial de los conceptos. com o en el conocido orácul o de Delfos. De una manera especial l as corrientes filosóf icas a agresivas para el judaismo.

l mismo tiempo su amor. las cuatro consonantes que contienen tal nombre. preir i tua l es e incorpóreos . El «Espíritu de Dios» (rouach Elohim) que al principio de los tiempos . Fariseos y esenios acentuaron su fe en los ángeles (palabra griega equival ente a l a hebrea mal akh. Cuando había necesidad de referirse a É l —una vez al año el Sumo Sacerdote pronunciaba el Nombre. sentándolos com o un ejército de seres esp que actúan com o custodios de personas e instituciones. Yahvé es el Todopoderoso.estaba en esa conciencia de que D i os . su Sabiduría o su Presenc ia . se identificaba con i dolatría. 2) fue traducido «se cernía sobre la superficie de l as aguas» ( Gn. era definido ciertamente. corrigiendo y castigando. incluyendo el uso de su nombre. Ningún cristiano . que contempla desde el cielo. mazz ik i m . que significa ángel es de destrucc ión ) los cuales eran descritos com o ángeles que desobedei ste mucho cieron al Señor siendo expulsados y condenados. en su acción creadora y providente. 1 al griego com o to agi on Pneuma. era l a causa de los castigos purifical arre dores que Dios había dispuesto a fin de mover a su Pueblo a pentimiento y la conversión. conduce a su Pueblo. en el Dí a de l a Expiación (Kippur) que se celebra e l 10 del mes de Tishri— eran empleados los circunloquios arriba mencionados de Elhim o Adonai. esto es mensajeros de Dios). mal akhei habbal ah. en hebreo donde aparecen varios términos com o shed ruhot y. Señor de guiente de explicar— l a H istor ia . pero reclama a com o padre de todo lo Creado. mediante l as cual es se hacía un intento para hacerse comprender. fue desterrada pues podía significar una captación parcial del ser de Dios por parte de los hombres. la utilización del «tetragrammaton». Cualquier antropomorfismo referido a Dios. La diferencia más radical entre judaismo y hel eni sm o —la más difícil por consi. así com o en los demonios (otra palabra griega que no tiene equivalente preciso im . el Altísimo. com o harán más tarde los cristia) y l a Sabiduría ( Soph ia ) di v i nas aseguraban nos. los maestros de la Diáspora tuvieron que recurrir a expresiones que fuesen familiares a los educados en el helenismo. el Señor. Dios se sirve de ci ertas esencias que participan en la misma naturaleza divina. su Palabra. Ante la necesidad de explicar que.170 LOS JUDÍOS largo de la Historia de Israel. Se i ns en la influencia que ha podi do ejercer el dualismo iranio. com o su Espíritu. especialmente. pero esta influencia se reduce a las expresiones externas. La Pal abra (Logos la presencia amorosa de Dios en medio de su Pueblo. hacia esa meta que sé encuentra definida de antemano· Dios ama a su Pueblo. Ese respeto quedaba incluido en la forma de virtud llamada temor de Dios.

con toda probabilidad . LA TIERRA DE ISRAEL 171 piensa que Dios sea urí venerable anciano con barba. abundan los que piensan que no puede considerársele netamente judío. Fariseos y esenios enseñaban que algunas a lmas excepcionales habían sido conducidas por Dios más a llá de l mundo de los sentidos. Satán.PALESTINA. La tradición rabínica posterior le rechazó.C. suponían que el alma vive presa en el cuerpo. no es tan sól o un enfrentamiento del que e l hombre es objeto: se está librando en el interior de cada hombre a causa de su doble naturaleza. cuyo nombre hebreof ue . pero así se le representa . reflejando las doctrinas de sus correligionarios fariseos. y 40 d. La batalla entre ángeles y demonios ocupa un amplio espacio en el Libro de Enoch y en sus comentaristas: la tradición ha retenido los nombres de algunos jefes de l as tropas demoníacas com o Beli ar. el primero de todos. Esa dualidad se disocia en el momento de la muerte. Yediyah . arrebató al hombre la inmortalidad. . por ejemplo. Tratando de conciliar l as opiniones de jud í os y gent il es .C. interpretabal a Es critura por medio de alegorías y daba de este modo la sensac ión de que los métodos fil osófi cos eran adecuados también para explicarla. de muy especiales muestras de respeto. No faltaban entre los jud íos corrientes doctrinales que. entre l os investigadores de nuestros días. Los demonios prestan su servicio dentro del plan de Dios aunque no se percaten. Josefo. También enseñaban que existe una íntima relación entre el alma y la sangre a la que se rodeaba y todavía hoy en los círculos rabínicos. después de la muerte. vivía entre los años 25 a. recibía premio o castigo. Ya hemos visto com o los saduceos rechazaban esta creencia lo mismo que la de los ángeles. de modo semejante a los pitagóricos. considerando excesivas sus concesiones al helenismo y. Chouraki. simbolizados a su vez por la Luz y las Ti ni ebl as. Riguroso contempo ráneo de Jesús. Los ídolos a veces se identifican con los demonios. El gran combate entre el bien y el mal. Azazel o Belzebub. 11 . adquiriendo de este modo una sabiduría muy excepcional. Así lo explicaban los comentaristas de aque l siglo I a. que significa «amado de Dios». Sammaël. según fuesen sus acciones: los malvados permanecerían en el fuego inextinguible de la gehenna. ve en él un inmediato predecesor de San Pablo. seduciendo a Eva. Conviene no inclinarse hacia posiciones extremas. es la serpiente que. La cumbre de l judaismo alejandrino está representada por e l fil óso foF il ón . explica cóm o estos enseñaban que el alma. material y espiritual. hasta que es liberada por la muerte.

sino del Génesis. com o Teodicea.172 LOS JUDÍOS Miembro de una familia muy rica e influyente. Platón había sido discípulo inconsciente de Moisés. los huecos que en determinados sectores. a lmáximo . el tratado apol ogético Contra Apion y algunas otras destinadas a explicar la eternidad del Mundo. Habiendo estudiado muy a f ondo l a Torah. Cosmología y Antropología . Pese a sus esfuerzos. Era evi dente que no se trataba del frío Dios de los metafísicos. Dios es. Abraham --lleg ó a decir— puede considerarse com o el primero de los filóso fos pues supo comprender cóm o Dios es Causa primera del Universo y. paz y libertad. Entre dichas obras figuran un comentario alegórico de la Torah. La fe la recibe del mismo Dios. a l menos. ante todo. Motor inmóvil. absoluta perf ecci ón que atrae a los hombres y l es da f elicidad. asimismo. al tiempo que profundizaba en la ciencia alejandrina. El científico no ve la realidad de las cosas sino sus imágenes. con auxilio de la ciencia helenística. Sabemos que hizo. su sobrino se convertiría en uno de los generales más prestigiosos junto a Vespasiano. demostrar la racionalidad de la fe mosaica. que caracterizaba a Fil ón* y el de los maestros alejandrinos. las diferencias entre el pensamiento neoplatónico. la Providencia divina y la racionalidad de los ani mal es. lo que le proporciona absoluta certeza. e i ntentaba aplicar a la Escritura los métodos neoplatónicos.para cumplir con exactitud sus deberes religiosos. aunque iluminado por l a fe. fiel. Pero la ciencia la descubre en las cosas creadas. Para hacerse entender de sus interlocutores neoplatónicos. cuya i nfinita bondad se transmite al Universo que Él mismo ha creado. también* Providencia que lo conserva. y sus evidencias permiten comprender y aclarar muchos aspectos de la misma f e. Filón pretendió. personal. Conservamos el suficiente bagaje de sus obras para poder asegurar que su pensamiento se expone con exactitud. orzó de modo que sus coetáneos le señalaron com o recto. Adelantándose a la segunda Escolástica. trascendente. una peregrinación a Jerusalem para o frecer el sacri ficio prescrito y que estuvo en Roma. com o si estuvieran reflejadas sobre un espejó. Él se esf . se manifestaron muy pronto. llenando por otra parte. tuvo que recurrir abundantemente a l a simbo- . dos opús cu los históricos. pueden descubrirse en la Escritura. representando a la comunidad alejandrina en las difíciles circunstancias de los años 39 y 40. que se había acomodado bien al régimen romano . ya que Él no puede engañarse ni engañarnos. piadoso . cosa que deseaba mucho. negaba que pudiera existir un con flicto entre fe y ciencia ya que una y otra tienen la misma meta que es el descubrimiento de l a Verdad. Según Filón.

indefinible por su prop ia naturaleza . Es el Logos instrumento mediante el cual Dios actúa en el mundo y quien permite a los hombres contemplar algo de la naturaleza divina. nos enseña cóm o Dios es el creador de todas las cosas y también el providente conservador. LA TIERRA DE ISRAEL 173 logia. imposible de . El verdadero conoci mi ento humano consiste en el evarse hacia Dios. La Torah. hasta alcanzar su contemplación . Su razonamiento. Los mandamientos mismos —he ah í una idea que desarrollará posteriormente Maimónides— no pueden considerarse de otra manera que com o expresiones concretas de realidades morales objetivamente existentes.PALESTINA. no se encuentra en este mundo. lidades n propiedades que a lim ten Pero nada sabríamos de E l. producto de los pitagóricos. salvando así el principal obstáculo con que habí a tropezado el pensamiento helenístico . causando e l mal. Por esta razón. No consideraba que el mal fuese tan sólo la ausencia de bien. La plena realidad. debe dirigirse a la búsqueda de l as ideas y no de los hechos que son contingentes. ausente de error. sa lvo su presencia. admitía que los seres intermedios estaban dotados de autonomía sufi ciente. que corresponde a las Ideas y los principios. palabra d iv ina y. si no hubiera querido revelarlo.n i cual c r adecuadamente que es. en esto consiste la ciencia. convenía con el autor de los Diálogos. En la cumbre de todos los l ogo i se s ituaba e l Logos . tan lejos de la materia que sólo puede relacionarse con e lla por medio de seres intermedios: de este modo incor poraba la angeleología hebrea al esquema de los logoi neoplatónicos. i ntermedial rio universal. la exégesis bíblica debe considerarse com o una ciencia situada por encima de todas l as demás puesto que permite descubrir las realidades profundas que se ocultan tras las alegorías de la Escritura. com o ya admitían los estoicos. reviste singular importancia para los que se ocupan de los orígenes de la filosofía cr ist iana . La cual no se alcanza sino saliendo de s í mismo para entrar en un «éxtas is». Nuestro conoci mi ento. ya que le trasciende. según Fil ón. El esfuerzo fundamental de Filón se enderezó a entender el modo cóm o la trascendencia de Dios se comun ica con el mundo. como tampoco aquella otra. De Dios. despojándose de la materia. Los hechos contingentes se nos manifiestan por medio de símbolos y signos que necesitan ser interpretados. sólo podemos dei i s. i . Pura y absoluta Trascendencia. Dios se encuentra. com o tal. que convertía al alma en prisionera del cuerpo hasta que l a muerte venía a rescatara . de los sentidos y de las pasiones. incluso'para actuar contra l a Vol untad de Pios . Su l esencia es l a de Ser absoluto. Las escuel as rabínicas no podían admitir esta doctrina. que se apoya en la Escr itura.

Era. Se creía firmemente que el orden establecido en el princ ipio de los tiempos y quebrantado por el pecado. e l IV Evangei ón del Verbo. aunque a veces dice del Logos que es Hijo de Dios.174 LOS JUDÍOS alcanzar si estuvi esen reducidos a sus sol as fuerzas. La v ida religiosa . donde vi ven y reinan los espíritus y están l as Ideas. Fil ón. 12. A pesar de la oposi ci ón de los saduceos se vigorizaba la creencia en que también los cuerpos estaban destinados a la resurrección. aunque revelando diferencias en cuanto a su explicación. hagamos al hombre a imagen y semejanza nuestra. no admite que pertenezca a una de las dos naturalezas. también. guiados exclusivamente por l a Voluntad de Dios. Por eso no aparecía con suficiente claridad si la inmortalidad era exclusi va de los justos siendo destinados los pecadores a su destrucción. . arquetipos de l as cosas. general la creencia en que el advenimiento de ese Reino estaría precedido de f uertes tensiones y dol oroso sufrimiento. a imagen de Dios lo creó» incluían una pro mesa de inmortalidad . dicha creencia se vinculaba a l as visiones apocalípticas acerca de un último j ui ci o universal. E l gran obstá culo era el pecado. Como en una palingenesia surgirían los cielos nuevos y la tierra nueva. Se i i ns st í a por otra parte mucho en que los versículos de l Génes i s 1. para explicar la encamac palabras de corte alejandrino: in arjé estí ‘o Logos. acudió a l as si guientes lio. hacia la que serían también llamados todos los demás pueblos. debía ser restaurado en un «reino de Dios» que sería al mismo tiempo un nuevo «reino de Israel» ya que así figuraba en l as promesas. Era un modo de hacerse entender. divina o humana: se mueve en el espacio intermedio. Todo el judaismo tardío se encontraba ya penetrado de una fuerte esperanza en el próximo advenimiento del «día del Señor».. 26-27.. en la época del Segundo Templo se hallaba en constante tensión hacia esa expectativa de v ida eterna que far iseos y esenios en fat izaban . Con el exterminio de los malvados debía co inci di r un retorno de los judí os desde todos los rincones del mundo a la santa ciudad de Jerusalem. Sólo por medio de l Logos puede elevarse el pensamiento humano hasta e l conoc imiento de Dios. ya que por él entró l a muerte en el mundo. Algunos rasgos sobresalientes de la literatura apocalíptica deben tenerse en cuenta para comprender el estado de ánimo de ese per íodo de poco más de un siglo que conduce a la destrucci ón completa de Israe l haciendo de los judí os una nación en dispersión. «díjose entonces Di os. sin suelo prop io . Conviene recordar que en su prólogo .

la de l 17 de los Sa lmos de Salomón compuesto con toda probabilidad a mediados de l siglo I a . su esperanza está en el que es Todopoderoso . ante El en el temor. Señor . En el Libro de Enoch se le llama también Elegido e Hijo del Hombre. vehículo de salvación y liberación. purificará Jerusal em por la santiñcación de suerte que las naciones vendrán de las extremidades de la tierra para contemplar su gloria en ella. Israel había sido capaz de crear una Monarquía fundada en la est irpe de Dav id .. que sobreviviera a los azares de la división y de las guerras. Dos visiones y dos esperanzas se alzaban. herido por Dios y abatido» (Is . de él tendr ía que sa lir el Salvador. pues. luz para las otras naciones. sufriendo por los pecados de su pueblo... menospreciado... triun fa lista.. no a la manera de los antiguos reyes .. El Señor es su rey. 34). de modo que se rompa el orgullo de los pecadores com o jarros de alfarero.. Este lina je. para éstos. no acumulará en su casa oro ni plata para la guerra. Pero hay una versión d ist inta. en disyunti va. el cual. Sin embargo. el Señor es nuestro rey por los siglos de los siglos».. sino en la realeza nueva. Entonces él reunirá al pueblo santo al que conducirá con justicia.. aunque disperso y reducido en la época de los Asmoneos a muy m o destas dimensiones. es poderoso en sus obras y fuerte por e l temor de Dios.PALESTINA.. el caballero y el arco .C . juzgará pueblos y naciones. aplacaría la có lera de Dios logrando luego la restauración de Israel. Felices los que vivan en aquellos días para contemplar la dicha de Israel en l a reunión de las tribus.. LA TIERRA DE ISRAEL 175 En una etapa decisiva para su Histori a. 6). y susc íta les un rey hijo de Dav id . mi monte santo» (Salmo 2. los l deutero-Isaías acerca de l maestros tenían presente l as palabras de paciente Varón de dolores.. «despreciado y abandonado por los hombres. que le daría Yahvé: «Yo he constituido mi rey sobre Sión...: «Mira.... E l Mesías sería Ungido. 53.. Concertará la al ianza nueva entre Dios y los hombres y será. E l no confiará en el caballo. tendrá pues piedad de todas las naciones. era considerado esencialmente mesiánico.. .

Cuestión . se mantuvieron firmes al lado de Roma. llamó a los sometidos del Próximo Oriente a una gran revuelta. merced a su enorme superioridad m l era l a romanos habían conseguido dominar el Mediterráneo. Entre las numerosas víctimas — se calcula que más de 80. el cual podí a ser atribuido a l a opresión que l as empresas ll amadas publica estaban ejerciendo sobre l os sometidos y a l a c orrupción de sus prop ios miembros. Pero en las últimas décadas de dicha centuria. recomendando dar muerte a todos los romanos . que col ocaban el enriquecimiento com o meta de su carrera política. Los i ntereses israelitas coi nci dí an en esta oportunidad con los romanos. además..C. el rey del Ponto. e l Senado había comenzado a tomar conci enci a de que un vasto y prof undo movimi ento de resistencia se estaba produciendo . ili tar . signos de que el poder militar romano pod ía quebrantarse: resistencia empeñada de Numancia (133). PROTECTORADO ROMANO ISRAEL 1. Eupator. superviviente de Qumram. los consejeros de Salomé Alejandra y. algunos de ellos eran judíos. encontramos el anuncio de una próxima derrota de los kittim. En esta oportunidad. Con el paso de los años aparecían. En Israel se tenía a los publícanos com o los peores pecadores . también de su hijo Aristóbulo II. C. Hubo un hombre que creyó en esta posibilidad: Mithridates VI. derrota ante los cimbrios y teutones (101). re vueltas de esclavos hasta culminar en la amenaza de Espartaco (73) y un mar que se pob laba de piratas que compartían los be neficios de l gran comerc io . ta ía e l autor de l primer Libro conci enci a que de l a situación ten de los Macabeos. En el rollo de la guerra. El año 88 a.C a p ítu lo IX . los En el siglo π a.000 perd ieron la vida— se encontraban también los c o merciantes jud íos instalados en la isla de Délos. pero se les col ocaba en el más bajo nivel moral.

Pero su hermano Aristóbulo II. debían permitir a este magistrado excep cional. La resistencia contra Aristóbulo se hi zo muy dura. afectando incluso a las tendencias religiosas divergentes. no tenían inconveniente en entrar en negoc ia .) y que su hij o Hircano. Desde este momento todo el Mediterráneo oriental quedó sumiso en las manos de Roma. trabajando con una com is ión senatori al. La actitud de l as autoridades no afectaba a la op l od i o a Roma y a cuanto ésta significaba.) aprobadas en plebiscito. castigar debidamente a los que apoyaran a los rebeldes y liquidar la piratería. había ceñ ido la corona . Si ri a) directamente gobernadas por Roma . Dentro de é l se establecían tres escalones: pro vincias (Asi a. establecer un «nuevo orden» para Asia. Pompe)O. No estamos en condi ci ones de fijar con precisión las facultades otorgadas a los procónsules estableci dos en Damasco respecto a este reino pero sí sabemos que había órdenes que podían dictar. sin . Dos l eyes . e l mar con los pi ratas que infestaban. que era el hombre de con fianza de los negotia tor ii. que ya era Sumo Sacerdote. Cilicia. reclamó para sí la real eza.C . Antipas de Idumea . liberaron a Hircano y le pusieron en seguridad en Petra. La com isión senatorial dio por concluido su trabajo el año 64. Gabinia y Manilia (66 a . no pudo el Senado proclamar su victoria. Pero para restaurar el orden. Los fariseos habían apoyado a Hircano mientras los saduceos se declaraban partidarios de su hermano. com o el establecimiento de censos. desde l as costas de Cili c in i ón de Oriente. Uno de estos reinos era Israel. que había abrazado la religión judí a al someterse a los Asmoneos .C. renovando la tradición de sus antecesores.C. Bi tini a. Montaron una operación de rescate. que disponía de tropas concentradas en aquellos castillos que se le otorgaran com o garantía para su seguridad. reconoci éndol e com o rey. Hacía apenas tres años que falleciera Salomé Alejandra (67 a. se iba exdel pueblo: e tendiendo. Dos dinastías árabes. se j uzgó necesario entregar poderes excepcionales a un general Cn. y Aretas III de Petra.178 LOS JUDÍOS de i ntereses pues los gobernantes de Jerusal em ya desde l a época i os de Alejandro Jannai. que afectaban a todo el territorio. y reinos asociados que entraban en un verdadero protectorado. polis sometidas igualmente aunque con administración autónoma . La guerra contra Mithridates tuvo largas secuelas: hasta el año 67 a. tomó Jerusalem y encerró a su hermano en cautiverio obligándole a renunciar al trono. No pudi eron. dec id ieron que no convenía en m odo alguno a sus intereses la consolidaci ón de un fuerte poder militar com o era el que desarrollaba Aristóbulo.

Había una lápida en el Capitolio que declaraba a Israel «Amigo y aliado del pueblo romano» l o que. l a de Antipas que se había hecho acompañar por algunos piadosos fariseos.C. Aristóbulo lo sabía muy bien.ISRAEL . se mostró capaz de dar un vuelco compl eto a la situación acudiendo a Pompeyo. Habiendo oí do que dos lugarteni entes de Pompeyo. 2. Aemilio Scaura y Aulo Gabinio. preparando la próxima venida de su jefe (63 a. y la de doscientos notables judíos a quienes apoyaban influyentes prohombres de la Diáspora y que pedían a Roma que suprimiese el gobierno de los Asmoneos. griego l de uno de los genera l es de A l por el nombre que correspondía a e jandro. pero al mismo tiempo un problema que afectaba a los intereses económ icos de las empresas romanas y al nuevo orden destinado a pac ificar y someter Or iente . que pedían una confirmaci ón de las decisiones tomadas por Scaura y Gabinio. e l te embargo.) metió mano en el gazofilacio y se proveyó del dinero necesario para convencerles de que era muy conveniente que le reconocieran com o rey y se acercaran a Jerusalem para librar le del cerco de los árabes. precisamente por ser Israel uno de los eslabones del s i stema i mperial. Anti pas ( Antípatros) era un hábi j ud í o por una religión que sól o superficialmente practicaba. Tres embajadas le estaban esperando: la de Aristóbulo II y los saduceos. iban a contemplar el paso de las legiones con sus águilas —signo de abomi naci ón i dol átri ca. Por vez primera los habitantes de l a ciudad santa. habían llegado a Damasco. Pompeyo. l político: árabe porl a sangre . La sol uci ón al problema se presentaba difícil . En tales circunstancias no quedaba otra salida que el recurso a Roma. encaramados en sus muros. apoderarse de la ciudad amurallada de Jerusa rr itorio se di vidió comparti endo l as amarguras acostumbradas en toda guerra civil. Este llegó efectivamente a Damasco a l tér m ino de la primavera del 63 y tuvo entonces la primera informa ción acerca del problema judí o: un pueblo autorizado a seguir una religión diferente. reinan». en términos más simples. quería decir que se encontraba baj o su protección. «Cuantos son ayudados por ellos para rei nar. asumió en- .— que constituían una fuerza de paz . asumiendo ella misma el poder temporal y permitiendo al Sumo Sacerdote y al Sanhédrin administrar los asuntos de Israel. PROTECTORADO ROMANO 179 l em . a l que no era posible sobornar com o a sus lugarteni entes. Ordenaron a Antipas y a Aretas que levantaran el cerco y regresaron a sus propias provincias.

anunciando que los asuntos se arreglarían cuando llegase a Jerusalem. convirtiéndolo de hecho en un rehén. insertándolo también en su séquito. tendrían el poder militar y administrativo. más adelante. de cuya legitimidad nadie dudaba. Ordenó a Ar istó bulo que permaneciera a su lado. Ante é l tení a los personajes idóneos para el j uego: Hircano. dispone de medios para hacerlo efectivo . por su parte. los ro manos estaban rodeando Jerusalem hacia donde arrastraron sus eficaces máquinas de asal to. Los notables j udí os le habían dado una idea: separar el poder polí ti co del religioso que correspondían al Sacerdoci o y al Sanhédrin. y despidió con palabras amables a los notables judíos. e l Asmoneo. Los sacerdotes que controlaban el Templo y contaban con los soldados de Aristóbulo II. ponían e l l . inmediato a esa estrecha puerta conoc ida com o el Ojo de l a Aguj a. que convenía emplear: dividir para i mperar. Pompeyo. y tan útil es para e l control y vigilancia de las fronteras y de l as pi stas de l as caravanas . seguiría siendo Sumo Sacerdote. llevando siempre a Antipas a su lado. Pasaron tres meses . siguiendo luego la costa. Mediante un rodeo alcanzó Idumea. Siguió luego a Perea para otorgar a Aretas el título inconfundible de «amigo y aliado del pueblo romano» . pues en ello radicaba la esencia misma de Israel. Antes dé que el procónsul emprendiera el viaje. también Pompeyo decidió subir a la explanada del Templo. pero los árabes. de nombre Fausto Comelio. Los defensores acabaron abandonando las murallas para refugiarse en el Templo confi ando más en su carácter sagrado que en la fortaleza de sus muros de piedra. se al zaría la Torre Antoni a: sus soldados abrieron pronto una brecha en el muro. que tan solícitos se mostraban hacia el favor de Roma. Pompeyo entró en la ciudad escogiendo com o residencia aquel mismo lugar en que. a Expiación. mostró favor a Hircano y a los fariseos. . se movía lentamente descubriendo su juego poco a poco. siendo invitado a pronunciar un laudo arb itral. h izo que a Hircano se le tratara com o a Sumo Sacerdote. con abundantes daños y víctil l ll mas. Cuando a bata a cesó. esto es . con sus águ il mayor cu idado en que el sacrificio no se interrumpiera ni un solo día. Seguramente había decidido ya cuál iba a ser la fórmula. típicamente romana. Desde Damasco pasó a Fenicia.180 LOS JUDÍOS tonces la postura de quien. Por ell a entraron las vanguardias romanas que iban mandadas por un hijo del antiguo dictador Sila. pod í a mancillar e l suelo sagrado. no se dejaron engañar: mientras la ciudad se aprestaba a la defensa y ellos proclamaban que ningún i dóatra as . con la sencilla majestad de un verdadero soberano. Algunos sacerdotes perecieron en l a lucha aque l día que era precisamente e l K i ppur .

Hircano II. Alejandro. Idumea. No parecía muy difícil: ard ían en e l suelo de Palest ina los res coldos de una rebelión mientras los qumranitas. PROTECTORADO ROMANO 181 Como todos los Idólatras estaba dominado por una gran curiosidad: ¿qué era lo que los judíos guardaban tan celosamente? Decidió al zar el Vel o y penetrar en el Santo. Du rante el viaje. a e ll as se encargaba la importante misión de sembrar abundantemente el helenismo. buscando apoyo en los ' partos. dependiendo directamente de los procónsules de Siria cuya residencia debía fijarse en Antioquía. 3. consistente en conservar l a estructura institucional reconoc iendo s in embargo una magis- .ISRAEL . Ponto.C. El procónsul. no reaparecerá el cali ficativo de rey. Hasta el año 39 a. De ellos iban a depender también . elevaban a Yahvé-sus plegarias para que les librase de la opresión. Commagene y Nabatea— a los que se encomendaba la vigilanci a y pri mera defensa de l rontera f i i a frente a los partos . A efectos adm i ni strat i vos e l terr tor o se div id ía en cuatro circunscripciones . que ya ejercía un poder personal. Judea. Inmediatamente había allí nada digno verdaderamente de atención dispuso que los sacerdotes procedieran a l a limpieza y purificación del Templo a fin de que el sacrificio diario pudiera conti nuar. Los rebeldes erán especialmente abundantes en Galilea. Sumo Sacerdote. No era necesario acudir a otros extremos para que los sucesos que acom pañaron a Pompeyó despertasen el odi o a todo lo que era romano. Dos opci ones se estaban of reciendo. No puede decirse que fuera tanto un í as acomete sacrilegio com o la i nsana curiosidad que en nuestros d : no a los turistas. quedó decepcionado . La decisión fue convertir a Israel en uno de l os seis principados vasallos -—junto con Capadocia. consiguió huir con la intención de protagonizar una nueva revuelta. sin tener que pasar por Jerusalem. envió a Aristóbulo y a su famil ia a Roma s in duda con intención de hacer figurar en aque l desfi le triunfal que indicaría el com ienzo de una era imper ia l. que preconizaba Pompeyo. Osroene. com o otros muchos. Los ro manos consideraban este título como delegación de su propi o poder. Galilea y Perea. Roma estaba viviendo l as tensas horas que marcaban e l final de l régimen republicano . recibió el título de etnarca que l e perm i tía sent i rse jefe de su pueblo y pres i di r e l Sanhédr i n . las cuales no podían dejar indiferentes a los judíos: una era e l Pr i n cipado. Con todo esto contaban los partos decididos a quebrantar la frontera. Según los cronistas romanos. ¿Fue Hircano el «sacerdote i mpí o» de los misteriosos libros de Qumram? No fa ltan invest igadores que defienden esta hipótesis. l as ci udades hel enizadas de la costa y l as que formaban l a Decápolis a l lado de l l ago de Genesareth . uno de los hi jos.

e l idumeo. Primer contacto. para é l. Hircano II no estaba autorizado a ejercer el poder polí tico com o hicieran sus antecesores. Gerasa y Gadara en los al tos riscos del lago de Genesareth eran ya simientes plantadas en ti erra de Israel. donde se producía el enlace con las largas. Ptolemaida —no tardaría en sumarse a ell as Cesarea Maritima—todas en la costa. los gobernadores de S ir ia . que ganaba en extensión. con una t ierra que sería su aventura y su desventura .182 LOS JUDÍOS tratura excepcional encargada de los poderes militares y di pl omáticos. lengua de uso corriente. Se ev itaban así las guerras. el progreso e incluso la «piedad» que caracterizaban al helenismo. decidieron recortar las atribu- . A la sombra de Hircano Π estaba creciendo el poder de Ant ipas. Las frecuentes revue ltas hacían necesario e l recurso a la fuerza y prop iciaban el crecimi ento de aquellas unidades. Contaba con unidades de camelleros. que respetaba la libertad religiosa y administrati va poniendo fin a las divisiones y querel las entre los Asmoneos. de ilustre familia romana. estaban en condic iones de explotar las rutas mer cantiles que desde la costa. proponí a un paso a la Monarquía reconoci endo en ell a el carácter divino del poder. Una Monarquía divinizada para todo el Mediterráneo . Gaza. defendida por Julio César. presentó bastantes ventajas de orden práctico. la otra. Dos legiones romanas se hallaban i nstaladas de modo permanente en Siria. y capaces de recorrer largas distanci as. La primera fue aquell a que Alejandro. Por su parte las polis a las que Pompeyo reconocí a su autonomía . El orden instaurado por Pompeyo . Sebaste en Samaría. subían hasta Damasco y la actual Aman. el hij o de Aristóbulo. con importantes o fic inas aduaneras. figuraba entre ellos un j oven oficial. Askalon. Como consecuencia de la victoria. Scitópolis en Galilea. comenzaba a percibirse una corriente que le denunciaba com o «oscura superstición». Mauro Filipo y Léntulo Marcelino. A esto último contemplaban los judíos com o sustancia de la abominación . Desde Antioquía enviaron a Antipas refuerzos. prósperas y misteriosas p istas de caravanas que alcanzaban los lejanos mercados asiáticos . protagonizó. es deci r. definitivamente. hábiles en el manejo de las armas. una lengua de uso restringido a la religión y la liturgia. el hebreo era. Cafamaum era uno de los puntos de enlace. El arameo. ten ía que lim itarse a cuestiones internas . a quien Pompeyo encomendara la vigilancia militar del territorio. era una amenaza para el judaismo. com o un peligro para la ciencia. que se llamaba Marco Antonio. se veía obligado a convivir con el griego.

Alejandro se había casado con su prima.ISRAEL. Los judíos. PROTECTORADO ROMANO 183 ciones de Hircano II aumentando en cambio las de Antipas. Esta expedición había . pero en cuanto hubieron entrado en posesión de la gran fortaleza de Maqueronte. porque no había para ellos otra a lternativa. ahora poder supremo en Oriente. pues era el territorio por él organizado. Gabinio. no ocultaban el od io y desprecio que sentían hacia los romanos. el Aul et es (F l auti sta ) porque estaba dispuesto a dar a Pompeyo 10 . proto-zelotes com o recomiendan llamarlos Mazzarino y E lliger. Ptolomeo IX. al que no resul taba difícil sobornar: le engañaron diciendo que se trataba únicamente de recobrar el patrimon io sin alterar el orden impuesto por Roma. hacia e l Nilo. Comenzaban a aparecer entre ellos partidarios de la violencia. conoc idos por los roma nos com o sicarios ya que usaban un puñal (sica) com o arma preferida. lo que le permitía unir en su persona toda la legitimidad de los Asmoneos. c o menzaron a fomentar la revuel ta: el autor del rollo de l a Guerra. correspondió a Pompeyo el Oriente. Un gran ejército cruzó Palest ina . aunque no fuesen personas muy recomendables. Había que restaurar en Alejandría al faraón. el verdadero poder.C. ya estaba anunciando que el «domini o de los kittim concluirá siendo derrotada la iniquidad sin que quede ni rastro y no habrá escapatoria». que dice de los romanos que «ofrecen sacrificios a sus emblemas y adoran sus instrumentos de guerra». reuniéndose con su hij o Alejandro y ambos estaban en relación con los partos . El año 57 se supo en Antioquía que Aristóbulo II había conseguido huir. Marco Antonio había ascendido y era ahora el comandante de la caballería. Padre e hijo tenían ant i guas relaciones con Gabinio. Los idumeos eran objeto del mismo odi o que despertaban los romanos. El año 59 a. pero él no se atrevi ó a abandonar Roma. Ya era.000 talentos. Envió a Aulo Gabinio nuevamente a Antioquía con título y poderes de procónsul. César y Licinio Crasso. porque necesitaba mantener el contacto directo con e l Senado. Sin lucha. la hija de Hircano II. Antonio tuvo la oportunidad de ver por primera vez a una muchachita desgarbada de catorce años que se llamaba Cleopatra. En el reparto de cometidos que a este acuerdo siguió . en Qumram . comprendi ó que sólo Antipas y sus dos hijos permanecían indisolublemente unidos al p o der romano. en Palesti na. Gabinio rec ib ió nuevas órdenes. aunque en su mayor parte eludiesen los movimientos subversivos. constituyeron el primer tri unvirato para ejercer conjuntamente el poder. que aportaba ingentes sumas de dinero. Pompeyo. Ptolomeo XI fue restaurado y en la fiesta que of reci ó a los que l a ayudaban.

ambos l legan a Egipto por mar. Anti pas y sus hijos eran los verdaderos dueños de Palestina. las dos fórmulas. Al com ienzo de la primavera del año 49 llegó a Jerusalem la noticia de que César.C). y desaparición de Craso. barriendo así una de las dos ramas de los Asmoneos. su conoci mi ento de los l éxito rincones que permiten sobrevivir en el desierto. ni César en la persecución pasan por Pal esti na. Llega entonces la funesta noticia: Pompeyo ha sido derrotado y muerto en Farsalia (9 de agosto del 48). Craso. una vez al año. Inmediatamente elaboró un argumento: siempre había sido fiel y obediente a las autoridades romanas. aseguraron e l . emprendi ó una ofensiva que le conduj o a la derrota y muerte en Carrhae (53 a. Antipas acudió in mediatamente para ponerse a sus órdenes y ofrecerle la misma suma . de a operación Gabinio regresó a Antioquía para comprobar que había sido relevado: un nuevo reparto de f unciones entre los triunviros enco mendaba a Craso la guerra contra los partos. Hircano Π podía seguir presidiendo el sacrificio diario en el Templo y entrando. en l a tarea de asegurar la frontera. Disuelto el tri unvirato por muerte de Juli a. que Pto lomeo brindara.000 talentos de oro . bloqueado en el pal acio de Alejandría (ene- . Por f ortuna para él ni Pompeyo en l a fuga. Antíoco hubo de preguntarse s i no estaba en el bando equivocado e iba a sufrir las consecuencias. Mo narquía y Principado se enfrentaban con las armas en la mano. Antipas llegó con promesas de fidelidad y ofertas de dinero en abundancia. En Antioquía apareció uno de los senadores. Y aquí Pompeyo es asesinado y César se encuentra. Casi o Longino. que no era un militar —Espartaco l e había vapu leado— ni tenía idea de lo que significaban los inmensos espacios del desierto. en el Santo. iniciaba la guerra civil. carecía ya de todo poder político. No había duda: siendo los jefes del ejército. el relevo de éstas no era de su incumbencia. pues la destrucci ón de los partos beneficiaría extraordinariamente los negoc ios de Israel. 10 . E l riesgo estaba perfectamente calculado . Metelo Scipio. inexplicablemente. hija de César y esposa de Pompeyo. para reunir fuerzas en favor de la causa de Pompeyo y del Senado. Naturalmente e l idumeo no tenía esta suma.184 LOS JUDÍOS permitido a Antipas demostrar l a utilidad que sus servicios tenían para los romanos: sus camellos. Favor por favor. Antipas ayudó eficazmente al gobernador de Si ri a. demostrando así que era digno de la confi anza que en él tenían los romanos. habiendo cruzado el Rubicón. Metelo hizo asesinar a Alejandro. el hijo de Aristóbulo. pero sí se hallaba en l as cajas fuertes de l Templo . su agua.

en relación con l a Diáspora . De modo que Antipas es el primer «procurator Iudeae». La antigua soberanía de los Asmoneos era sustitui da por una magistratura romana de segunda fil a. a sus sacerdotes y a la ciudad de Jerusal em quedaban automáticamente confirmados. De este modo cuando el asedio terminó era evidente que los idumeos se habían hecho acreedores al agradecimiento del gran Julio. Un procurador era simple mandatario designado por quien ya era dueño del Imperio. exenciones y libertades que el Senado concediera a l a religión judía. es deci r. era de sangre árabe. Pero toma decisiones: Hircano II será con firmado en el Sumo Sacerdoc io . por eso volvía a emplear el tí tulo de etnarca. Paradójico desenlace de la aventura de restauración política que iniciaran un siglo antes los violentos hijos de Matat ías . l a hora de Anti pas y de sus hijos: se multiplicaron reuniendo tropas. acampa a la vista de Jerusalem y no muestra el menor interés por la ciudad santa. Mientras César se preparaba para imponer en Roma la divinización del poder . A los judí os de Leontópolis se ordenó acudir también en su socorro . César no era un mediocre político sino un verdadero hombre de Estado que sabía penetrar en a undidad de los problemas : trató de buscar una fórmula que l pro f ev itase tensiones innecesarias y reconoc ió a los judíos.ISRAEL . a todos los habitantes de Pales- . el del procurador Antipas que se extendí a. ahora dispersos por todos los rincones del Mediterráneo. siendo gobernada directamente por un magistrado romano que . dondequiera que habitasen. la condi ci ón singular de constituir un ethnós. en las cuestiones no religiosas. En la acrópolis de Jerusalem se hallaba asentado un nuevo y más aüténtico poder. Esta es. Israel era integrado com o un territorio más dentro de su Imperio. aunque de fe judía. una específica comunidad humana distinguida por su religión. En el verano del 47 éste pasa por Pal estina. buscando dinero. incluso el desempeño de magistraturas. Antipas y sus vástagos reciben el «ius civium» para que puedan disfrutar de los privilegios romanos. precisamente. señalan do los pozos y fijando l as etapas de l as fuerzas que acudían en au xilio de César. Todos los privilegios. se limitaba a las cuestiones estrictamente religiosas. Dicha autoridad no alcanzaba desde luego a los numerosos no judíos que habitaban ahora en Pal estina y . antes de que otros romanos de pura estirpe ocupen el cargo. Esta comunidad reconocía su cabeza en el Sumo Sacerdote Hircano II y quienes en el o fic io le sucediesen. PROTECTORADO ROMANO 185 ro-marzo del 47). 4.

judí os y no judíos. Joshua ben Periah/Nittai de Arbela. pues este último recomendaba atenerse a la letra de l a misma mientras que Hillel «tendía a una interpretación liberal y progresiva de l a halakhah» (Werblowski). Dominando conjun tamente el Sanhédrin. aunque divergentes según las enseñanzas de aquellos maestros a los que seguían. . pacífi co . Los fari seos se mostraban unánimes en la obedi encia a la Ley Oral. Hillel ha-Zaquen (el Viejo). El régimen romano se definía a sí mismo: era imprescindible el «ius civilis» para ostentar las magi straturas. Conviene señalar que Gamali el. maestro de San Pablo y conservado con tintes favorables en l a memoria cristiana. C. Judah ben Tabbai/Simeon ben Shetak. Fassael y Herodes. amable. Semaiah/Avtalyon. Cinco parejas (zugot) se habían sucedido desde l a revuel ta de los Macabeos: Joseph ben Joezer/Joseph ben Johannan.186 LOS JUDÍOS tina. en e l caso de repudio de l a mu j er . fue durante cuarenta años una especie de maestro indiscutido. Todo parecía resumirse en este punto: nada es tan importante para el judí o com o el amor a la Torah. Todo el judaismo posterior se apoya en su doctrina. envue lve a los idumeos. Sus divergencias con Shammaï se referían a la apli caci ón de la Ley. Por ejempl o. seguramente justificada. para su tarea no tuvo en cuenta los obstáculos que pod ían venir del lado de las autoridades romanas o de los herodianos. es conveniente despojar a la paabra l f ariseo de l as connotac i ones negat i vas de que se le ha rodea do. Saduceos y fariseos mostraron un descontento que compartían con los demás sectores de la pobl ación judía: una leyenda negra. Su in fluencia fue sin duda grande. Piadoso. la diferencia entre ambos maestros no deb ió ser demasia do radical ya que la máxima favorita de Shammaï era: «recibid con semblante alegre a todos los hombres». naci do en Babilonia aproximadamente el año 110 a. Sin embargo . y finalmente Hillel y Shammaï. las dos sectas mayores buscaron el modo de acentuar las exigencias religiosas. Cada uno de ellos ormaban potentes escuelas capaces de continuar su traba o f j . aunque nunca visible en los aspectos políticos. figuraban com o estrategas en Judea y Galilea respectivamente. era nieto de Hillel. Sus dos hijos. Preguntado en cierta ocas ión Hillel por el mandamiento principa l respondió que la regla de oro debía ser: «no hagas a otro l o que no quieras para ti». los hillelistas pen saban más en la intencionalidad de la esposa al desagradar al marido mientras que para los shammaistas era suficiente con que dejara quemarse la comi da para entregarle l ibelo de repudio. Según Josefo..

Sexto Pompe yo.ISRAEL. Éste compareci ó ante el Sanhédrin com o magistrado . Antigono . . la aureola s in iestra que rodea la memoria de los idumeos. Samas. br indó una oportuni dad a los violentos. Herodes. que negaba in j cluso la legitimidad de Hircano. h izo una seria advertencia a las autoridades de Jerusalem: no admitiría que se tomasen medidas contra un magistrado romano . que de nuevo se contagiaba al Mediterráneo oriental. desde Antioquía . dotado del «ius vitae nec isque». PROTECTORADO ROMANO 187 Aún quedaban huellas del paso de César. según Josefo. de reclutar soldados y reunir dinero y Ant ipas obedec ió con presteza reduciendo incluso a esclavitud a los j udíos que se negaban a pagar los nuevos tributos . sustrayéndolo a l a auto ridad del etnarca . Quedaba perfectamente claro que el Sanhédrin carecía de competencia en los casos de delincuencia política. Es unánime . Vino a Jerusal em l a orden. El episod io iba a servir para una delimitaci ón de las competencias. del bando senatori al. absolutamente amedrentada. con el atuendo e insignias de su cargo y solamente un fariseo. cuando César fue asesinado (idus de marzo del 44). No variaron su argu mento esencial: eran fieles a Roma y a l as autoridades que en cada momento la representasen si n entrar en discusiones en torno a l a legitimidad de éstas. Algunos fariseos plantearon entonces ante el gran Sanhédrin la cuestión . com o eran las rebeliones. que hallaron un ef e en el olvidado h ijo de Aristóbulo II . en nuestras fuentes. Casio Longino. Antipas y sus hijos demostraron poseer gran habilidad para sor tear los escollos de l as guerras civiles que sacudían a l Imperio ro mano en aquell as horas de su nacimiento. Desde Antioquía el procónsu l. Con ayuda de los partos se preparó un gran levantamiento que debía comenzar con el asesinato de Antipas. se atrevió. Herodes tuvo en esta oportunidad su primera actua ción : aplastó la revuelta y e jecutó a Ezequías.La inestabilidad. Así pues . En ef ecto el año 43 el procurador fue muerto por ci erto Malichos que se valió del conoc ido procedi mi ento de l a copa envenenada. . difícil e mportante i . si n que hubiera con cluido el año 47 cuando estalló en Galilea una revuelta a cuyo frente se encontraba cierto Ezequías a quien Jose fo ca lifica única mente de «band ido». a re petir la acusación en medi o de aquella solemne Asamblea. Naturalmente esta conducta tenía que despertar nuevos odios en el interior. de s iun simple gobernador militar tenía poderes para condenar a muerte y ejecutar a un jud ío . los idumeos manifestaron su obedi encia a l nuevo procónsul. Esto quiere decir que no se trataba de ningún fariseo .

ninguna ayuda podí an esperar de Roma. Las Memorias y la Crónica que el rey encargó a Nicolás de Damasco para defensa de su reinado se han perdi do. n ieta suya y so brina también de Antigono por parte de su madre. Estamos por consiguiente reduc idos a las noticias que nos da su impl acable enemigo Flavio Josefo. Sin embargo. legítimo sucesor de Alejandro Jannai y de Salomé. Marco Antonio obtenía el gobi erno de todo el Ori ente.) y Casi o Longino se contaba entre los muertos. Herodes y Antonio se conocían. un buen cargamento de oro . Pero a presencia del triunviro llegó también Herodes. El asesinato de Antipas sorprendió a sus hijos en un momento sumamente difícil. Herodes llegó a querer a su esposa. unirse a Bruto o a Casio Longino les hubiera arrastrado en su caída. Herodes cons igu ió que el abuelo se la entregara com o esposa. desde que cabalgaran juntos en el servicio de César. Josefo dice que .C. Una cosa era la obedienc ia pasiva.188 LOS JUDÍOS 5. a pesar de todo . No hacía mucho tiempo aún que Fassael y su hermano declararan que todo se lo debían a él. llamada Mariamme . De este m odo entramos en los «días del rey Herodes». Los enemigos de César habían sido derrotados en Filipos ( otoño del 42 a. Un nuevo triunvirato se había constituido y mientras Octavio. pues no querían tener otro rey que Roma . en su equipaje. pues Antigono no iba a conf ormarse con el poder político . la imagen que dan los evangelistas y los historiadores romanos nos demuestra que el j ui ci o negativo deb i ó hallarse bastante justif i cado . de este m odo la sangre de los Asmoneos y la de los Idumeos se fundían para crear un nuevo lina je . Antigono. Noticias importantes estaban llegando a Palesti na. ni les convenía recurrir a ella en las circunstancias revueltas de la muerte de César. El Sumo Sacerdote carecía de hijos varones que pudieran suceder le : su linaje se condensaba en una muchachita. acababa de proclamarse rey. Desde Israel se enviaron a Grecia procuradores para repetir l a demanda que ya se hiciera a Pompeyo: que se les librara de los Idu meos. sobrino de César. Josefo parece haber tenido puntual información : los Idumeos afirmaron que por haber sido . otra muy distinta el establecimiento de una alianza. se reservaba el Occidente y Lépido era relegado a África. que fue rec ibido con suma complacencia porque llevaba . Herodes acudió entonces a Hircano II y le convenci ó de que su per manencia en el Sumo Sacerdocio dependía de que el usurpador no tr iunfara. compromet ido con los partos. respetando la libertad del Templo.

fueron entregados por éstos a sus enemigos. había consegu i do sobrevivir a l desastre de F ilipos. si le ayudaba a con quistar el trono. preciosa mercancía. incluso la reina Cleopatra XIV. De este modo partos y romanos disidentes entraron en Jerusaem . rey de los partos y a su hijo Pacoro de que los romanos no iban a detenerse: la mej or defensa era. que intentaron negociar con los partos. que seguía titulándose rey de Israel. buscando más seguridad en Petra. con toda Siria. Antigono. Por otra parte el segundo triunvirato era tan frágil com o el primero: desde el año 41 a . Un hermano menor de Herodes. el ataque. Antonio deseaba heredar cuanto César tuv iera. Marco Antonio aceptó la expl icación y el dinero extendiendo en favor de Fassael y de su hermano nombramientos que l es acredita.ISRAEL . dando muerte al procónsul. Herodes había concentrado sus tropas en la formidable ataaya de Masada disponiendo una defensa a u l tranza . después de lo cual dispuso su deportación a Babilonia donde la comunidad judía le reci bió con honor .C . o freció a Labieno mil talentos de oro y quinientas mujeres. magistrados supremos ban conjuntamente com o tertarcas. Josefo dice que Fassael se suicidó y que Antigono arrancó a mord iscos una oreja a su tío Hircano. El mismo año 41 l as fronteras orientales saltaron ante el ataque de los partos que llegaron a apoderarse de Antioquía. refugiándose en Partía. con - . Hircano II y Fasael. pero alineado luego entre los de ensores f de l Senado. hacían menos distingos : los romanos. Por su parte Quinto Labieno. Decidio Saxa. que ocupaban un territorio. muchos otros fugitivos se le unieron. esto es i ba en nombre de Roma para gobernar l os cuatro territorios arr mencionados. a Herodes y Cleopatra merecían la misma aberración. Los habitantes de l zona. Ella no ocul taba el od i o hacia los Idumeos. que ya no era la frágil muchachita de la Corte del Auletes. incluyendo Israe l. donde algunos sacerdotes saduceos aclamaron a Antigono. Masada se encuentra a corta distancia del cenob io de Qumram que experimentó por estos años un primer m o mento de interrupción. Palestina. lugar teniente de César en las Galias . que era parte de Egipto. si n duda. Convenció a Orontes. PROTECTORADO ROMANO 189 . pero tuvo l a l precaución de no permanecer allí. para im pedirle ostentar él Sumo Sacerdocio. se anunciaban rumores de guerra entre Antonio y Oc tavio. experimentado general. entre sus pari entes. José . rel cordando la independencia que conquistara su padre. habían tenido que sufrir «inicua» persefieles a la Casa de César cuc ión por parte de Casio Longino que había llegado a saquear los tesoros de Israel y a condenar a esclavitud a muchos de sus súbditos.

El Idumeo reunía todas las condi ci ones que convenían a Roma: judí o de religión pero no de etnia. era una afrenta a toda l a tradic ión judía. el rey deci di ó celebrar una ceremoni a pública para su matri moni o con Mariamme : de este m odo pod ía presentarse com o el legítimo sucesor de Hircano II. señalado en el Libro de Daniel. Ventidio Baso vino desde Egipto con sus legiones y en jun io o j ulio del año 39. Antes de abandonar Roma . Herodes co- . alcanzó . por el cam ino de tierra. a tomar parte en l sacrificio a los dioses de Roma. En consecuencia Octavio y Antonio decidieron otorgarle el título de rey. desde donde . Reconfortado por Aretas. Los partos. se abría una c o mun icac ión entre Masada y el mar. Golpeaba en l a conci enci a de los hebreos e l estigma de la abominación. Herodes viajó hasta el campamento de Marco Antonio en Samosata (38 a. disponía de los i nstrumentos necesarios para asegurar su poder . barcos romanos conduc ían a Hero des hasta Ptolemaida . l 6. Yafo. Antigono seguía encastillado en Jerusalem. Los fariseos no disimulaban la repugnancia que les producí a aquel árabe que no se recataba a la hora de of recer sacrificios idolátricos. Antigono cambi ó su nombre por el de Matatías y asumió el Sumo Sacerdocio reanudando el sacrificio. sometieron el país a terri bl es violencias. Cleopatra se hallaba en este momento eclipsada. Antes de que comenzara e l asalto a Jerusa lem . decid ió trasladarse personalmente a Masada. Mientras Anton io desplegaba la contraofensiva capaz de devolverle las bases de partida. que confi aba en convertir en inexpugnable. Herodes pudo emprender v ia je a Roma: la invasión de los partos era asunto que importaba mucho al Imperio. Por encima de todo era hombre sin escrúpulos y de gran ambición. que no respetaban su autoridad. por Beerseba. El decreto del Senado que otorgaba a un idumeo el título de rey de Israel y l e i nv e i taba .190 LOS JUDÍOS siguió impedir que la fortaleza sucumbiera. tras meses de duros com ba tes. lo que le impedía ser sacerdote. en cond ic i ón de ta l. Cas i inmediatamente. Herodes subió a lo alto del Capitolio y ofreció a Zeus el sacr ific io en la forma debida. Llegó a Brindisi en el momento en que Octavio y Antonio habían logrado un nuevo acuerdo (6 octubre del 40) que significaba el reparto equitativo de todo el ecumene romano. Como una de las primeras no ticias que rec ib ió le comun icaba la muerte de su hermano José .) para ped ir una acc ión resolutiva a la que el triunviro acced ió . Jerusalem fue nuevamente tomada: mostraba en todas partes as huellas de su sufrimiento.C.

e l ese nio. Para sostenerse en el poder recu rrió a medios tan reprobables que incluso sus protectores le consideraron con desprecio . PROTECTORADO ROMANO 191 nocía todo esto y cuán f rágil era su posición. H izo venir maestros de Babilonia que le ayudasen a mantener las formas externas del culto y mostró benevolencia hacia los fariseos. Funcionando com o un intermediario del poder romano . E l abismo entre monarca y súbditos era tan pro fundo que puede decirse que la basilelí a herodiana era el equival ente a un régimen de ocupaci ón militar ejercido en nombre de l Imperio. Apar e ni o también sobre los jud os a D áspora cando al Sanhédrin en una esf era religiosa —f ue privado de muchos de sus poderes— creó üíi Consejo privado en el que figuraban exclusivamente sus atríigos y al que asignaba funciones políticas. eran dimensiones en busca de una mayor aceptación. Seguro de que só lo de Roma dependía su conservación del trono. El desarrollo del comercio. En cierto modo el gobi erno de Herodes significa una revolución . com o Betos o Fi abi. as icios que se der i va l asambleas de l pueblo para explicar los bene f ban de la co laboración con Roma.ISRAEL . Como todos ios tiranos. Fasaelis. estableció una serie de precauciones. al parecer uno de los mejores historiadores de su tiempo . introduciendo en e llas también a sus hijos. Trataba de atraerse especialmente a los grandes linajes de la Diáspora. éste l aseguró e ldom i í de l i . que beneficiaba a su tesoro. La magnificencia del nuevo Templo. Reunía en sí todas las condici ones que a Roma convenían para asegurar su dom in io en el Or iente Próximo. pero que una vez otorgado . la primera: establecer un determinado círculo de i ntereses en torno a su persona y a su gobierno. multiplicó luego las uniones conyugales com o un med io para incrementar su poder. que llegó a convertirse en un gran personaje de su tiempo. en su descargo podía decir únicamente que no había solicitado e l t ítu lo . le permitió mostrarse más benevolente en relación con ios impuestos. pod ía extraer de él notorias ventajas para los judíos. Anti patri s y Maqueronte. Abundaban los griegos com o el mencionado Nicolás de Damasco. Herodión. Quienes formaban parte de la elite gobernante bajo los Asmoneos fueron sustituidos por otros que todo lo . a las que entregó el Sumo Sacerdocio . especialmente la Casa de H ille l o Menajem. El matrimon io con Mariamme era el segundo. establec ió relaciones con las grandes familias romanas. Éste se hallaba garantizado por las guarniciones de las cuatro grandes fortalezas. la atención a la Di áspora. que l e serví an también de residencia.

En primer término la crueldad frí a. Éstos eran los herodianos.192 LOS JUDÍOS debían al Régimen y. as í fue Herodes. Los dominios nuevos contaban con escasa pob laci ón judía. Herodes aplicaría un sistema de eliminación preventiva de cuantos pu dieran significar un peligro sin esperar a que éste pudiera llegar a convertirse en realidad. ponía nombres aduladores a las ciudades que fundaba. racional e inexorable. entre los que tenemos que incluir a los fariseos. en consecuencia. incrementadas siempre tras la eliminación de sus adversarios políticos: la fama de insaciable codi ci a que Josefo l e atribuye parece ser exacta. Las reparaciones que ordenó hacer en el Templo. hacer al arde de magnificencia para justificar el calificativo de Grande que le complacía? Siguió una sistemática política de anexiones. la asesinó. hasta dotar a Israel de un espacio que era mayor que el que tuvi era Alejandro Jannai. Grande por sus obras. Lo era: además de atraer a su Corte intelectuales y artistas griegos. A Flavio Josefo sorprende la conducta que observó con su esposa Mariamme. Muchas noches se despertaba invocando su nombre. grande por sus crímenes. Sus lazos con l a Casa de Marco Antonio. se incrementaba porque consideraban a Herodes com o agente de la nueva helenización. al final. fueron sumamente fuertes permitiendo l a educación en la Ciudad Eterna de algunos vástagos de su familia. sometiéndose. com o Sebaste o Cesarea Marítima. El cuarto y último de los fundamentos se hallaba en l as reclutas militares que l e permitieron disponer de un ejército. simplemente. de este modo dejaron de ser molestados. destinada a produc ir el miedo: un medio para alcanzar un fin. Fuera de Jerusalem se mostraba muy devoto del sincretismo que Roma impulsaba mientras que dentro de ella quería aparecer como devoto judío . alcanzaron tal dimensión que puede decirse que construyó un Templo nuevo. Pero. Los saduceos fueron los primeros en notar sus e fectos y respondieron bien. a la que consintió una libertad política que en nadie toleraba. se hallaban obligados a defenderlos. porque ella le aportaba una legitimidad. . ¿Buscaba con ello compensar las críticas contra su persona y su obra o. tan dañado por las sucesivas operaciones militares. antes y después de la muerte del general. El segundo lugar lo ocupaba l a acumulaci ón de riquezas. Sin embargo las riquezas no constituían un fin en sí mismas sino el medio imprescindible para alimentar el tercero de los grandes apoyos: la amistad de los poderosos de Roma. El poder de Herodes se asentó sobre cuatro fundamentos esenciales. El od io de los rigoristas judíos. aunque nunca se ría considerado peligroso por los romanos.

Herodes reina. A uno de los hijos de ambos. Antes de abandonar la seguridad de sus fortalezas. Herodes col aboró en la campaña contra los partos y cuando Antonio fue derrotado. Ptolomeo Philadelphos se impuso el nombre que corresponde a un futuro faraón. ambas mujeres decidieron unir sus esfuerzos para con seguir que otro hermano de Mariamme. que contaba 16 años . Aborrecido. que comenzó a presidir e l sacrificio. Consiguió. Aunque Palestina no figuraba entre las donaciones que le otorgó Antonio es indudable que figuraba entre sus apetencias . vivía en la Corte con su h ija. devolviéndole con afrenta su esposa Octavia. Hubo tensiones en los años 35 y 34 a . sustituyendo a Roma en la hegemonía sobre el Mediterráneo oriental . Era muy importante que no cayera viva en manos de los romanos. Recurrieron además a Cleopatra. fue ra Sumo Sacerdote. Mariamme tendría que ser i nmediatamente ejecutada. viuda de Alejandro. Unas semanas más tarde la Corte hubo de comun icar al pueblo una triste noticia: el Pontífice se había ahogado accidentalmente en una de las piscinas que rodeaban el pal acio de Jericó. A sus criados y mayordo- . Antonio había puesto fin a su alianza con Octavio. Desde el año 36 a. entre otras cosas. sin mayores obstáculos. La madre del muchacho escribió a Cleopatra y le dio cuenta de una noticia d ist inta : Aristóbulo había sido asesinado por Herodes. Discurría aún el año 34 a. Si. com o era de temer.C. Herodes cedió . para reunirse nuevamente con Cleopatra y acabar celebrando con e lla nuevo matrimonio.C. Herodes entregó a Salomé un pliego con instrucciones muy precisas. que Hircano IX fuera devuelto a Jerusalem: su deecto ísico l e impedía ser Sumo Sacerdote de modo que hubo f f de sustituirle Ananel. el cual ordenó a Herodes que compareciera ante él en e l campamento que tenía esta bleci do en Laodicea de Si ria (actual Lataldeh). l condic i La madre de Mariamme. la entrevista terminaba en desastre. PROTECTORADO ROMANO 193 7.C . Fl avio Josefo entiende que la reina pretendía restaurar el poder de los Lagidas. La reina comentó esta noticia con Antonio . ya que se trataba de un Asmoneo . inspira el suficiente temor para que no se produzcan agitaciones peligrosas. que había viajado en su compañía y tenía as ones requeridas . en Jerusalem. E l riesgo mayor viene ahora de Egipto. se encargó de asegurar la frontera y negociar a lguna clase de acuerdo. no sólo revocó el nombra miento de Ananel sino que anunció su intención de hallarse presente en las ceremonias de presentación y entronizamiento de Aristóbulo. para que ésta les ayudase.ISRAEL.

contratados a la muerte de Cleopatra.). Para los judíos se sumaba todavía un motivo más: las águ ilas romanas se proyectaban contra el cielo de Jerusalem . empeñada en seguir siendo la ciudad santa . Gaulanitide. Galilea. Pues el reino estaba compuesto : Judea. Herodes fue Como una compensación a l as pérdidas sufridas autorizado a percibir tributos de los inquietos nabateos. que le producían pingües benef icios. de aquellos que encendían las pupilas de los bárbaros. Alejandrí a.C. Era importante destru ir hasta la sombra de los Asmoneos. . lo que sig nificaba una ruptura entre él y Aretas. Los hebreos eran ya una minoría en el conj unto abigarrado de sus súbditos. En su palacio montaba guardia una unidad de galos. v igoroso instrumento de la política imperial. por nueve provincias de índole y pobl aci ón muy diferentes Samaría. encargándose también de proporc ionar 300 talentos para pago de las tropas y todos los abastecimientos necesarios para la marcha sobre . Si n darse cuenta estaba rec ibiendo con esa amputación territorial una carta de seguro: cuando l as tornas cambiaron en favor de Octavio pudo presentarse entre las víctimas de Cl eopatra. Recobró los territorios que Cleopatra le arrebatara y mediante asesinatos. Herodes pod ía cobrar sus servicios: había preparado Ptolemaida para que sirviese de base a Octavio. Aunque Antonio cedió ante aquell as aportaciones que necesitaba para sostener su ejército. Traconitide.)· Herodes ordenó que no se permitiera a Antonio el paso por sus dominios y viajó personalmente a Rodas para dar a Octavio la bienvenida reci biendo de él la confi rmaci ón de su corona. Al ej andra (27) y de su cuñado Kostobar (25). Flavio Josefo nos transmite la noticia de que entonces podría decir que el único deseo que en él despertara la rei na de Egipto era estrangularla. Idumea. Supo mantener el orden en una región al tamente conflic t iva y montar la guardia en una frontera que incrementaba sus actividades mercantiles. Vino después Actium ( 2 de septiembre del 31 a. Herodes se hizo acreedor a las más altas calificaciones por su eficacia. las negociaci ones f ueron muy difíciles y el rey de Israel se vio obligado a entregar a Cleopatra la costa de Egipto y el oasis de Jericó. joyas y otros obj etos valiosos. . para servi r de rehenes y ser educados al modo romano. eran huéspedes en casa de . que era ya sólo una parte de los dominios del rey. de lacios cabellos.C leopatra se había suicidado . C. Los hijos de Mariamme y Herodes ahora vivían en Roma. La «pax romana» de Augusto se hizo cómplice de su despotismo. Banias y Gadara.194 LOS JUDÍOS mos ordenó que llenaran sacos y cof res de oro. El 3 de agosto del año 30 el reino de Egipto dejó de exi sti r. Perea. se deshizo de Mariamme (29 a. Fiel vasallo de Roma .

que no se difundieron porque el espíritu conservador romano temía que provocara perturbadores cambios sociales. El Templo estaba f ormado por tres atri os. e l nue. contaba con zonas separadas para hombres y mujeres. 8. Sobreviven apenas algunas hiladas ën sus ásperos sillares en el que ahora llamamos Muro Occidental. junto a ía se llamó Antonia en homenaje al tri unviro.C. un influyente senador. Las obras del Templo se iniciaron en el invierno del 20 al 19 a. en un verdadero reino. Pues l a «pax romana» era consecuencia del impulso divino — «genius Augusti»— que sostenía a l emperador . PROTECTORADO ROMANO 195 Asinio Polión. en consecuencia rendir culto a . simbolizado en e l Panteón . De e lla era e l sincretismo. un anfiteatro y un hipódromo. n i siquiera e l rey . l segundo. l a torre que En otro tiempo había levantado. así com o las amplias escaleras descubiertas por los arqueólogos de nuestros días. tres años más tarde dispensaría amplios honores en Jerusalem. Su obra más importante f ue . El i nterior. eraj us l emperador de acuerdo con to . oriental en e l fondo y en la estructura despótica de l poder. hasta convertirla en una ciudad de oro y mármol: construyó un teatro. Sebaste de Samar y Cesarea Maritima albergaron altares para el culto imperial. Durante estos años se estaban logrando en Palesti na avances técnicos. reservado a los sacerdotes. la forma religiosa. Vi psanio Agripa. la noria de cangilones o el polipasto.ISRAEL. y al que. l vo Templo verdadero a arde técnico que se ejecutó sin necesidad de interrumpir el sacri ficio diario. reconoc ido com o verdadera hipóstasis de la divinidad. disponiendo que se celebrasen j uegos qu i nquenales . llamado de los «israelitas» pues sólo és podí a acceder. Ese helenismo que Augusto estaba convirtiendo en «buena noticia» para todos los pueblos. ritos que las l eyes señal aban l Templo. Probablemente Herodes quería convertir aquel heterogéneo puñado de territorios que Roma le as ignara. pero helenístico en su revestimiento . adonde nad ie . contenía el Santo. El atrio «exterior». Las relaciones entre esta rama de la familia imperial y los herodianos desempeñarían importante papel en la política. empleando los servicios de una generación de grandes escritores. que era el primero después del emperador. El año 18 Herodes viajaría a Roma: una ocasi ón para establecer lazos muy estrechos con M. y la inauguración tuvo lugar nueve años después. como. Para le lamente hizo obj eto de atenciones especiales a Jerusalem. s i n duda. Herodes nunca faltó a este deber . que podían visitar también los no ju- . E tos eran admitidos.

El mayor. debi ó tomarse insoportable tras l e asesinato de Mariamme. que se desplegaba hacia e l torrente del Cedrón. El año 13 a. adoraban los idólatras romanos. era una especie de puente entre las religiones y culturas que en Jerusalem se hacían presentes: sus grandes pórticos. Según Josefo fue precisamente Salomé. l a influyente hermana. ordenó Herodes co locar un águila de oro : pre cisamente aquel instrumento de guerra que. Alejandro. se acrecentaron los temores del rey: allí estaban los posibles rivales de la sangre de los Asmoneos. el rey preparó un plan astuto y crue l dirigido a a le j ar el peligro. En este tercer atrio. Aristóbalo. permitía celebrar reuniones. objeto de sus pesadillas según F l av i o Jose fo. poseían desde su nacimiento el «ius civilis». conocí an muy bien los entresijos de l a familia de Augusto. Pero siguió enviando a Roma denuncia tras denuncia contra aquellos príncipes a los que . demostrando así que no era necesaria la descendencia de Mariamme para asegurar l a sucesión.C. Herodes decidió esperar : situaciones muy conflictivas en Petra y en l a frontera de los partos hacían que sus servicios resul taran imprescindibles. y el real. Esta vez Augusto se negó a dar la licencia de muerte: recomendó al Idumeo que se reconciliara con aquellos que llevaban su misma sangre. llamado Antípatros. conversaciones y enseñanzas. Un año más tarde Herodes v i aj ar í a también a Roma para denunciar a sus hijos com o conspiradores que debían ser eliminados. con una h ija de su prima Salomé. que cubría el lado sur. llamada Berenice. se habían convertido en muy peligrosos. com o su abuelo. con gran escándalo de los fariseos. En suma. Primero trajo a l a Corte a un hijo de su anterior matrimonio . especialmente e l de Salomón . quien despertó las suspicacias de Herodes: aquel retomo de los j ó venes podía ser parte del proyecto de Roma para susti tui rl e. Aparentando que cedía. Cuando los dos hijos de la difunta reina regresaron de Roma. según denunciaba el rollo de la biblioteca de Qumram. el segundo.196 LOS JUDÍOS dios. Ambos eran e l produc to acabado de cuanto la educación romana podía entonces conse guir: hablaban correctamente latí n y griego. le envió a Roma con cartas especiales de rei ón para Agripa a fin de que fuese preparado com o los comendac otros sus hermanos. se introdujo en los círculos íntimos de la Casa i mperial . contaban con la protecci ón de éste y en todas partes tenían amigos. Con toda calma. Esto puede explicar la gran influencia que ejerció su hermana Salomé. se había casado con una princesa capadocia. La ilegitimidad de origen constituyó siempre una pesada carga sobre los hombros de Herodes.

Comenzó una dramática carrera contra el tiempo para saber quién sobreviviría: la vida de Herodes se agotaba. fuera de Jerusalem y por un tribunal sin sospecha. tendrían que prestar juramento de fidelidad al emperador: de este modo se podía hacer un recuento sin que pareciese que se perseguían fines fisca es s mil fariseos se l . que celebraban sus sesiones en Bei rut . y iuiós que traducimos por hijo : «en casa de Herodes es ica preferible ser cerdo y no h ijo».C. Josefo dice que se intensificaron en estos años los rumores de un próxi mo advenimiento del Mesías que iba a arrebatar el trono a Herodes. mediante operaciones bastante complejas El año 6 a. Final mente Augusto cedió: los príncipes serían juzgados. pudo encontrar apoyo en un hermano de Herodes. una pesadilla s in iestra . bajo la firme mano del emperador. Herodes ordenó cumplir este mandato. murieron estrangulados e l año 7 a. PROTECTORADO ROMANO 197 presentaba com o desleal es a Roma.ISRAEL. Antípatros y Ferora acudieron entonces al texto de Isaías — «que no diga el eunuco «yo soy un árbol seco» porque así dice Yahvé: a los eunucos que guardan mis sábados y se adhieren fir- . la de Antípatros era poco menos que un milagro de cada dí a. pero se i negaron a obedecer porque entendían que era contrario a la abso uta sumisión que cada j ud í o debe únicamente a Dios. estaba procediendo a una especie de recuento de súbditos. Resultaba l dudosa la interpretación del juramento. durante los cuales se produjo . Ferora. La tradición cristiana recuerda en cambi o que los padres de Jesús obedecieron. Ninguna dificultad representaba esto para Herodes. al recibir la noticia . v ino la orden de que todos los habitantes libres de l Imperio . us. Roma. el nacimiento de Jesús de Nazareth. Los tres años finales en la vida de Herodes. El rey no tardó en tener conoc im iento de la conjura que contra él se estaba urdiendo. Dice el historiador Macrob io que. de acuerdo con la tradición cristiana . constituyeron para el anciano rey. Ocultaba mediante maquillaje las huellas que el tiempo iba dejando en un cuerpo decrépito . cualquiera que fuera su ius. El rey observaba la norma dietética que prohíbe a los judíos consumir la carne de este animal. podí a tomarse com o un acto de idolatría. declarados culpables. Ant ípatros había regresado de Roma tan pronto com o supo la muerte de sus propi os hermanos y comenzó a preparar e l asesinato de su propi o padre para evitar convertirse en la próxima víctima. que signif cerdo. Alejandro y Aristóbulo. sabía cóm o corromper a los jueces. y que éste les prestó oídos. Octavio hizo un juego de palabras ingenioso y cruel utilizando dos palabras gr iegas de soni do muy próximo. viajando incluso a Betlehem para no perder los derechos de la estirpe davídica.C.

para presentarlos com o eventuales sucesores. Judas y Matatías. que había consentido el desacato. Cinco días. Filipo. Los estragos produc idos por la enfermedad contenían el anuncio de una muerte inmediata para el rey. dispuso el asesinato de Antípatros para que no pudiera recoger el benef icio. éste regresó. que tuvo lugar el 13 de marzo del año 4. contando con las garanl tías de emperador y l as l instrucciones de éste a nuevo procónsu de S r a Quintilio Varo 5 a(C que es precisamente e quel pocos años li i . fueron al pórti co del atrio de los gentil es y arrancaron el emblema sacrilego del águila. en la selva de Teutoburgo. Ferora fue con fi nado en Petra . . Pero no podía engañarse: la muerte llamaba ya a su puerta. huyendo a Roma para pedir asilo a sus amigos de la Casa de César. Se cumplían por entonces 750 años desde la fundación de Roma. Herodes descargó de inmediato sus . Herodes ordenó el suplicio de aquellos atrevidos y la destitución del Sumo Sacerdote. Herodes comenzaba a acumular pruebas contra el fugitivo. Yo l es daré en mi casa dentro de mis muros. más tarde. . golpes: Begoas pereci ó asesinado donde murió. Mientras buscaba otros hijos. y Antípatros se sal vó por un hilo. . Dos piadosos fariseos. Al recobrarse. Anti pas. era precisamente e l que se men nuco del servicio del rey cionaba en aquella profecía. tení a firme propósi to de no dejar que Antípatros l e sobreviviera.198 LOS JUDÍOS memente a mi pacto.) . Matat ías. Un día sufrió un desmayo y ci rculó el rumor de que había muerto. Bagoas . antes de su fallecimiento. moriría a manos de Arminio. A pesar de todo. Arquelao. a fin de repetir otra vez sus inicuas sentencias. poder y nombre mejor que hijos e hijas»— para decir que un eu .

De acuerdo con las fuentes cristianas. en modo alguno. Es natural: para Roma se trataba de un mero episodio marginal . coetáneo de Ponc io Pilato. com o si el ecúmene mediterráneo empezara a vivir una nueva Era de paz absoluta y de plena autoridad. ha tenido que nacer antes de ese 13 de marzo del -4 . si n que tengamos de ellas absoluta seguridad: «Jesús. fundador del cristianismo. un hermano de Jesús llamado Jacobo gozaba de gran prestigio entre los judíos de Jerusalem algunos años más tarde». causó a Israel mucho daño. de modo que. atrajo hacia sí a muchos judí os con sus enseñanzas. Ésta es la conci enci a que la tradición judía conservará en la Edad Media. Augusto había ordenado cerrar las puertas del Templo de Jano. Nikai. Roma estaba viviendo. apenas digno de mención . se suponen manipuladas o simplemente interpoladas . de las obligaciones que comportaba ser súbditos del . com o indicaba el nombre por el que quería ser recordado. l as si guientes palabras. Buni y Todah. Nezer. en estos años. los judíos no lo estaban. «en los d ías de l rey Herodes» . No vamos a ocu parnos aqu í de esta otra religión . una conc iencia de plenitud: el año 38 a. Dispensados del culto idolátrico.C. podçmos atribuir al famoso historiador judío. nacida del judaismo y separada muy pronto de é l. Por su parte. redactadas. Tácito. Jesús de Nazareth. En el Tal mud babilóni co se producen menciones que presentan a Jesús com o un embaucador que arrastró a muchos judíos y con sus discípulos Mathai. murió en la cruz y sus discípulos dijeron que había resucitado. Los historiadores romanos apenas si o fre cen menciones de pasada . en torno al año 90. Las dos no ticias que se contienen en las Anti güedades judaicas de Flavio Josefo. Plinio y Dión Cas io .C a p ít u l o X LAS TORMENTAS DEL AÑO 70 1. a lo sumo. las encontramos en Suetonio.

y Filipo la Gaulani tide. El anuncio de la muerte de Herodes había provocado fuerte reacción en Jerusal . hij o de Mal thake. la samaritana. Y más a l . nos revelan que la opi ni ón entre los j udí os no era unívoca. a su retomo. 2. Los fariseos creaban un mundo aparte. poderosos en dinero e influencia. del rollo de l a Guerra y del Comentario a Habacuc. retendría el título de rey.000 dracmas. Los herodianos. Arquelao pi di ó a Quintilio Varo el envío de refuerzos y una . El dies nat ali s del emperador debía celebrarse cada año con grandes fiestas. Los saduceos as Roma mediante el refuerzo de l a autoridad de l piraban a conservar a verdadera fe reduciéndola a un mínimo de ll á de esexigencias. el mayor. que cedían ante la corrupción. Los sectores próximos a los fariseos se inclinaban. que se movían dentro de la ey estaban los extremistas que podemos englobar dentro del calificativo común de zelotes. Herodes había dado ejemplo tratando de cum plir sus dos obligaciones. Tales disposiciones no podían considerarse efectivas hasta que Roma las confirmase haciéndolas suyas. presentes en la biblioteca de Qumram disparan flechas de od io contra los romanos. Arquelao preparó su viaje a la capital del Imperio anunciando que. Los datos que las pacientes investigaciones han podi do reunir. por una mayor precisión én el cumplimiento de los deberes religiosos. Al filo de la muerte. aspiraban a defenderse de l rey . Traconitide. Herodes el Grande había tomado algunas disposiciones en relación con los tres hijos destinados a sobrevivirle: Arquelao. pero Antipas que prefería ser llamado Herodes. gozando de cierta autonomía en sus decisiones. con el Templo y con el emperador. en cambio. retendría el go bierno de tres ciudades con un depós ito de 500. reclamando el castigo de los consejeros que decidieran su muerte. y contra «los últimos sacerdotes de Jerusalem». sal vo en ese punto clave de anhelar la restauración de Israel. Salomé. tas corrientes. La concienci a de debilidad de los judí os se compensaba con la tensa esperanza en una intervención divina com o ya se había pro ducido en otras ocasiones. Ant i pas dec i di ó acompañarle.200 LOS JUDÍOS emperador. gobernaría en Ga lilea y Perea. escrupulosamente. los i mpuestos serían rebajados. Batanea y Banías. Las cosas no se presentaban demasiado fáciles. donde los fariseos presentaban a Judas y Matat as í com o márem tires. Los autores del Manual de Disciplina. ocupantes extranjeros. la hermana y consejera. Tras l a amarga experiencia de los Asmoneos dicha esperanza se revestía de formas di versas.

Según Josefo fueron c i nco mil los jud íos de l a Diáspora que se sumaron a l a petición que es congruente con la que. desde Pal esti na. de modo que la rudeza del castigo si rvi era de saludable ejçmplo: dos mil cruces. que acogieron a otro rebelde. sencillamente. pésimas noticias de revueltas. Llegaron a Roma. al mando de sus tropas. pero demoró la respuesta: una com isión que presidiría el nieto del emperador. y también en Galilea. aldea cercana a Nazareth. una afirmación: Roma tomaba las decisiones sin l imitarse a confi rmar l o que otros decidieran. Sabino. En consecuencia. Hay razones para suponer que los daños causados en este momento por l a intervención del procónsu l de S ir ia . estaba organizando ya la gran ofi ci na encargada de canalizar los impuestos . fruto de sus l Templo de Jerusa represali as. tampoco era conveniente prolongar el poder que Herodes tuviera. proclamándose rey. 19. el emperador llegó a una conclusión: no convenía a Roma en estos momentos la anexión directa de un territorio tan conflictivo. Sopesando cuidadosamente noticias e informes. servi rí a luego a Ant i pas para fundar una aldea de gentiles. Había. sin que esto significara dejar de tener en cuenta los ser vicios prestados. 15). pasó Jericó a sangre y fuego. de el aspi rante a rey subió a j aba tras de sí dos consecuencias. siempre según l a noticia de F e l av i o Josefo. reba- . estando vigente e l estatuto de religión lícita. Augusto rec ib ió a ambos hermanos. escuchó sus peticiones. dividió el reino. representante de l as grandes empresas. «respondieron ( a Poncio Pilato) los príncipes de los sacerdotes: nosotros no tenemos más rey que al César» (Jn. El Sanhédrin confi rmaba esta tes i s enviando de nuevo una copi osa delegación a solicitar nuevamente que se res taurara la plena autoridad religiosa del Templo asumiendo directamente el Imperio l a autoridad temporal. hij o de Agri pa. que no iban. esquilmado. no fueroni n feriores a los que se producirían el año 70.LAS TORMENTAS DEL AÑO 70 201 l esti na. un reguero de sangre. Un esclavo de Herodes. Estallaron otros brotes en Judea. a ser disminuidos. vendidos com o esclavos: su solar. Los habitantes de Séfora. en este gesto . Un j efe de publicanos. Quintilio Varo decidió que era necesaria su presencia en Jerusalem. natural mente. hijo de Ezequías. y una guarnición romana frente a lem. Cayo ) se encargaría de proponerl a me César (que falleció el mismo año j or solución para Pa lest ina. adornaron l camino de su particular ascenso a la ciudad santa. fueron. según el IV Evangelio . instalado en el pal acio de Herodes. que respondía al nombre de Simón. se in formó del testamento de Herodes. Cuando legión vino a instal arse de m odo permanente en Pa l barco que debía conducirle a Roma .

Los judí os se negaron a establecerse en ella porque una parte del solar correspondía a un antiguo cementerio. De este modo la unidad del reino se había esfumado y las guarniciones romanas instaladas en varios puntos estratégicos revelaban lo que Palestina había llegado a ser: un territorio sometido a ocupac ión militar. que go bernó únicamente hasta el año 6. H izo del Sumo Sacerdote un funcionario más de su rei no. Ya no disimulaba. y los sustituyó por cierto Jesús. con rango de tetrarcas y dependiendo directamente de l procónsu l de Antioquía . Hippos y Gadara fueron reconocidas com o p o lis. en honor del dios Pan. edificó en su honor la ciudad de Tiberíades. con título de etnarca. Amigo personal de Tiberi o. se hizo f amoso por su injusticia e impiedad. De su padre había heredado la voluntad de helenizar sus dominios: al reconstruir Betsaida la llamó Julia. dotadas de autonomía admini strativa e igualmente dependientes del procónsul. en honor de aquella hija de Octavio casada con Tiberio. gobernaría Judea. Diversa fue la suerte de los tres hijos de Herodes. Una embajada del Sanhédrin aportó a Augusto pruebas al parecer tan contundentes que bastaron para que el emperador dispusiera l a prisión y con finamiento de Arquelao en Vindobona (actual Vienne) en las Galias. Arquelao. donde nace el Jordán. Gaza. si sus méritos l e hacían acreedor . A diferencia de sus hermanos trataba de mostrarse respetuoso con las costum bres y leyes de Israel aunque no estaba dispuesto a someterse a . si n preocuparse de las denuncias que se presentaban contra su legitimidad. Depuso sucesivamente a Joazar y a Eleázar. Hero des Ant i pas y Filipo tendrían e l gobierno que su padre les as ignara . En Banías. árabe barnizado de helenismo y. levantó otra Cesarea. en parte samaritano. aunque los indígenas preferían seguir llamándola Panías. a quien proporci onaba informes confidenciales acerca de la conducta de sus oficiales. Filipó se encontró al frente de un territorio menos confl ictivo por la escasa pob lación judía: las tensiones de Ga lilea o de Jerusa lem sólo le alcanzaban de forma indirecta y de este modo pudo go bernar hasta su muerte acaecida el año 33 o 34. que aún se alza a orillas del lago de Genezareth. Samarí a e Idumea. sin qué nin guno d isfrutara de l tranquilo ejercicio del poder . En las f uentes cristianas Anti pas es llamado sencillamente Herodes. al que podí a designar y relevar. que pertenecían a l a estirpe de Aaron.202 LOS JUDÍOS jando además la categoría de sus gobernantes: Arquelao. com o su padre: se sentía ante todo idumeo. hij o de Si e. libre de las ataduras de l a Ley. donde no tardó en fallecer. en definitiva. se le podría dar más adelante título de rey.

Importaba mucho a ambas partes que el sacrificio no se interrumpi era. la de levantar un censo con fines fiscales. encargó el gobierno de Judea. Coponio ten ía una muy especial . cuando circunstancias especiales aconsejaban su presencia. con palabras terribles. Manteniendo en sus funciones al Sumo Sacerdote y a los dos Sanhedrines . Coponio . el Asmoneo . El año 28 realizó uno de sus acostumbrados viajes a Roma . Eran enviadas al Templo para l as ceremonias. contrajeron un matrimonio escandaloso a los ojos de Israel. Sulpicio Quirino a Varo a quien se encomendaba una misión más alta . por la insistente monotonía de los nombres. Las vestiduras litúrgicas quedaron depositadás en la Torre Antoni a. Ahora este funcionario de segundo grado iba a disponer el nombramiento y cese del Sumo Sacerdote. subiendo ocasionalmente a Jerusalem. bajo custodia de los soldados romanos. Al mismo tiempo l a provincia de Siria era pasada de «pro. Entre otras misiones. el pro - . Samaría e Idumea a un «procurador» de rango ecues tre. Se iniciaba un tiempo: por vez primera un funcionario romano iba a ejercer la potestad suprema en la santa ciudad de Jerusalem. Juan el Bautista le reprocharía. verdadero «empadronamiento». La fuerza militar permanente de que iba a disponer el procurador estaba formada por c inco cohortes y un ala de caba ller ía .LAS TORMENTAS DEL ANO 70 203 ellas. El emperador pareció finalmente acomodarse a l as peticiones que le hicieran los judíos. Su matrimonio con una hija de Aretas IV respondía a los intereses de la política romana pues sujetaba mejor las relaciones con los nabateos. llamada también Herodías. de este modo se daba la impresión de que e l Templo segu ía siendo centro de la v ida . se llamaba Herodes Filipo aunque no debe confundír' sele con el tetrarca de Traconitide.consular» a «imperial». Ese es el que. la conquista de Germania y la rectificac ión de las fronteras.000 hombres. que en tiempos se proclamara rey. Con Quirino vino el primer «procurador». La dispos ic ión tomada por Quirino. Estaba casada con un pariente que. Coponio f ijó su residencia en Cesarea Marítima. en donde encontró a una hija de aquel Aristóbulo. El hombre y la mujer decidieron unir sus vidas despidiendo a sus respectivos cónyuges. en total alrededor de 3. atrayendo sobre sí la muerte. se aplicaba a todos los territorios dependientes de la provincia de Siria y no afectaba a los sentimientos religiosos de los judíos. dotado del «ius vitae necisque». sustituyendo P. Para hacerla más llevadera. 3.

204 LOS JUDÍOS curador había dispuesto la restauración de Joazar en el Sumo Sacerdoc io . Otros investigadores insisten en destacar las coincidencias que se producen entre los escasos datos que poseemos acerca de los zelotes y algunas de las doctrinas de los cenobitas de Qumram. La administración romana no trajo. El cenob i o se extinguió inmediatamente después. Antonio Rufo (12-15) y Valerio Grato (1526). único y Padre. Él depuso al Sumo Sacerdote Hanna (es el Anás de l as fuentes cristianas) sustituyéndole c ierto José. com o los fariseos. que contaba con el asesoramiento de un fariseo llamado Sadoq. Zelotas y qumranitas van a participar luego en la gran revuel ta del 66 al 73 en la que halló la muerte un hi jo de el Galileo. seguramente. los zelotes l e sobrevivió . afirmando que Dios. apellidado Caipha. Este grupo y el término empleado. Le sucedieron. enmendando así uno de los daños causados por Arquelao. Este último no sólo fue el más duradero. Marco Ambíbül o (9-12). llamado «el Galileo». El nombre tiene su paralelismo en el término arameo qaríanai-ha. Entre los investigadores modernos. por este orden. Se trataba. el más importante. com o esperaban los enemigos de Herodes. un Simón a quien una vez se apoda el zelote y otra el cananeo. una mayor libertad de movim ientos para el . de acuerdo con las fuentes judías. entre los apóstoles de Jesús. Los zelotes eran rigurosos en el cumplimiento dé la Ley. resultan bastante oscuros. Josefo aplica a este Judas los peores epítetos. a cuyo frente se hallaba Judas de Gamala. Como todo sistema de impuestos . Los j udí os sigui eron tratando a Hanna con la misma deferencia que cuando ostentaba el supremo o fic io . En Gaulanitide se produjo una revuelta. de aquellos que convierten su propia fe en motor de od io hacia quienes no la comparten. que en estricto sen tido puede indicar que se trata de personas movidas por «el celo de Dios». La revuelta concl uyó con l a derrota y muerte de este promotor . es Señor asimismo de la guerra. pero el movimi ento por él creado. esto es. de grupos fanáticos. especialmente el odi o a los kittim. sino. es frecuente hallar una opinión laudatoria. llamado Menahem. que tratan sobre todo de defender el moderno Estado de Israel. que significa celoso o celador y que originó en griego el neol ogi smo kananaioi de donde procede la forma latina deficiente de cananeo. Incorporaban l a liberación nacional a su doctrina religiosa lo que l es llevaba a considerar l a col aboraci ón con los romanos com o un pecado especialmente grave. Josefo nos da de los zelotes dos ci tas literarias. el censo de Quirino provocó inquietud . Hay. Copon io gobernó hasta el año 9.

esto es . sí. L. hizo que sus soldados desplegasen las insignias con la imagen divina del emperador. siendo emperador Tiberio. venal. Los años -de la década de los 30 a los 40 del siglo i. todavía muy vinculada al judaismo. En fechas posteriores imprecisas se registraron dos incidentes: obligó a que se entregase dinero del tesoro del Templo para invertirlo en la construcción de un acueducto entre Jerusalem y Betlehem alegando — lo que era en gran medida cierto— que el Templo iba a ser beneficiario principal de esta obra. propia de bárbaros. Nadie. cod ic ioso y. campos de acción para las lucrativas publica que tantas veces hemos menc ionado. más tarde hizo co locar escudos dorados con el nombre de Tiberio sobre los muros del palacio de Herodes. en cambio. Poncio Pilato (26-36). considerándolo idolatría y el procurador. mejor in formado . supervivencia. un paranoico. y de las que gravaban a las personas (tributum capitis) los romanos se mostraron muy hábiles para establecer impuestos indirectos. hallada en Cesarea Mari tima. presencian en Roma la oscura tragedia que liquida la propaganda montada por Augusto en tom o a la ho nestidad y filantropía al servicio del Imperio. se ha supuesto que formaba parte del equipo de fieles al pref ecto del pretorio. a los que probablemente odi aba: tenía de su religión un conoci mi ento superficial y.LAS TORMENTAS DEL AÑO 70 205 Sanhédrin y las autoridades del Templo. altanero. Filón le describe com o violento. Además de las contri bu ciones directas que devengaba la tierra (tributum soli) . Cayo Germánico a quien los soldados ll ama- . cuando se produce el nacimiento de la Iglesia cristiana. 4. Pilato será el encargado de emplear su poder. Cuando subió por primera vez a Jerusa lem para insta larse en la Torre Anton ia . Aelio Sejano. Una estela de piedra. Inmerso. «ius gladium» para ordenar la crucifixión de Jesús de Nazareth. De origen samn ita . un mayor rigor en la percepci ón de los impuestos. com o buen romano. A Tiberio quedan únicamente dos parientes. desconf iaba de los judíos. La fecha más probable para este acontecimiento decisivo es el año 29. Los judíos protestaron. escapaba a las esperanzas de una liberaci ón política que algunos presentaban ya com o inmediata. Se descubre la con jura de Sejano para eliminar a los parientes del emperador y convertirse él mismo en su sucesor y el culpable es ejecutado con toda su familia . tendía a considerarla com o una superstición. en una atmósfera bien cargada. ced ió ordenando que se plegasen los estandartes . com o sus antecesores. nos pone en contacto directo con ese quinto procurador de Judea. ni siquiera en los sectores más espiritualistas.

esto es. importante desde el punto de vista militar y también del mercantil. El Sanhédrin seguía ostentando la suprema autoridad religiosa. f igu. Los procuradores tenían que realizar maniobras incorrectas para disponer de fondos. Mal delimi- . extraordinariamente rico. De este m odo se cerraba una primera etapa. En estas circunstancias . Depuso entonces a Pilato enviándole a Roma para que diera cuenta de sus actos al emperador. Pero Traj ano murió (16 de marzo de l 37 ) antes de que el procurador ll egara a su presencia. ll enta eliminación. Se habían reservado al procurador l as causas criminales sobre las que l as autoridades judías carecían de jurisdicción. l a guerra que Aretas IV había emprend i do para vengar el repudi o de su hi ja. dando la sensación de que no eran capaces de mantener la paz. Herodes Agr pa hermano de aque a Herodías que pidiera a su marido la cabeza de Juan el Bautista. reci bi ó a un tiempo tres notiil ato cias: la protesta de los samaritanos por l a crueldad con que P estaba procediendo. El procurador deci di ó adelantarse a los sucesos. una en Cafarnaum. que se extendía a muchas cuestiones que hoy juzgaríamos puramente civiles. por medio de las publica que establecieron dos oficinas principales. y l a otra en Jericó donde se menciona a cierto Zakkai. una orden del emperador para que ayudara en esta coyuntura al tetrarca Herodes. de organización de a nta años habían servido para l procuradoría de Judea . Pilatos se haraba entre los amigos de confi anza de Cali gul a l li llaba en a sta de sospechosos. Aquellos tre i hacer de Cesarea Maritima la capital administrativa de un territorio con tres distri tos. no tenían fuerzas suficientes para someterlas de modo que tenían que recurrir a l a autoridad superior de Antioquía . al lado del puerto. el año 35. Efectuado el censo la administración romana estaba en mejores cond iciones para percibir los impuestos. y un tarta ron Cali gul a por sus sanda i tar l a v i mudo Claudio. Perdemos e l rastro de Poncio Pilato. La principal preocupación de los primeros procuradores había sido evitar las rebeliones. Todos los impuestos de l a procuraduría pasaban al Fisco. je fe de publicanos. al tesoro del emperador. surgió en Samaría un nuevo cabecilla del zelotismo. que gobernaba en Antioquía. hizo ocupar el monte y causó muchas víctimas entre los rebeldes. Vitelio.206 LOS JUDÍOS li as demasiado grandes . que arrastró en pos de sí a mucha gente anunciando que iba a proclamar el reino de Israel en l a montaña de Guerizim. que exageraba sus defectos para ev o l i . incluyendo en ella también a los moradores de l a Diáspora.

había casado con A hermano del filóso fo Filón. Sus parientes. recordar los servicios prestados y obtener garantías. Dentro del Sanhédrin. com o fueron Gamaliel el Viejo o su hij o Simón. al que otorgó además el título de rey. que aparecía com o una especie de ca j andri na . Pero ninguno tan influyente como Agripa. Sin embargo. de la estirpe de Hill el. lev itas y jajanim (escribas o doctores de la Ley) formaban grupos diferenciados. Con la muerte de Tiberio la influencia de Herodes Antipas llegó i o de gran in a su fin. La mujer convenció al marido de que les convenía ir a Roma . el nuevo emperador entregó sus dom in ios a este joven. los tres sectores. Pero Agripa preparó su vi aj e a Pal esti na con l a pompa propia de los reyes com o si fuera ya el continuador del gran Herodes. En casos en que se produjera profanación del Templo. el Sanhédrin contaba con presidente prop io . despreciaban y li canos hacían maltrataban a la pobl aci ón. fluencia. Mariamme l o hizo con otro de es beza de la politeuma al e tos dirigentes llamado Demetrio.LAS TORMENTAS DEL ANO 70 207 tados los ámbitos de jurisdicción. Sus pari entes en Roma gozaban en camb l ejandro . sacerdotes. aunque ésta debía ser confirmada por el procurador antes de que pudiera ejecutarse. ni a los de Antipas. que los griegos consideraban com o una Boulé. compañero de estudios del joven Cayo César Caligula que ahora sucedía a Tiberio. y la custodia ejercida sobre las vestiduras litúrgicas se interpretaba com o una especie de profanación. se estaban produciendo tres motivos de descontento: los soldados. Pero an- . porque ellos carecían de medios . el Sanhédrin. los abusos de los pub aun más gravoso el peso de los impuestos. se sintieron alarmados: parecía que el títul o de rey co locaba al tetrarca de Galilea bajo su dependencia. en esta primera etapa tencia al poder romano. Esto no afectaba a l a procuradoría de Judea. que eran auxiliares reclutados en diversas partes. Habiendo muerto Filipo. las clases al tas se acomodaron bien a l a li stas parecen indicar un buen situación y l as noticias de los evange entendimiento entre el Templo y l a Torre Antonia. Aunque el Sumo Sacerdote tenía derecho a presidir cuando asistía a las reuniones. En Alejandría (verano del 38 ) tocado con las insignias reales pretendió ejercer autoridad también sobre los numerosos judíos que en aquella ciudad residían. en donde se suceden Márcelo (36-37) y Marullo (37-41) s in dejar huellas.. compuesto ahora por 70 o 71 miembros. los romanos consentían muchas veces a las autoridades locales administrar justicia. tenía poderes para dictar una sentencia de muerte. hubiese resisNo puede decirse que. Berenice. . hija de Herodes. Antipas y Herodías.

Caligul a. presidida com o dijimos por Filón. manteniendo además contacto con los partos. fuera entronizada en el Templo de Jerusal em. Caligul envió a la pareja a pudrirse en un lugar olvidados de as l Ga li a as . También los griegos alejandrinos despacharon una embajada que presidía Apión. encol erizado ordenó entonces no só lo que el al tar fuera restaurado sino que una imagen suya. El . Aunque no pod a í sentir la menor nc i li i hacia este programa. Nieto de Herodes el Grande y de Mariamme. Las protestas alejandrinas tuvieron consecuencias desfavorables para los j udíos. enemigos de Roma. reclamó de los j udí os un gesto de lealtad: debían participar en el culto y los sacrificios que se o frecían al «genus» del emperador. Agripa dec id ió mantenerse firme al lado de l em perador. a los que era fácil presentar com o enemigos del Imperio . moderando sus ímpetus.208 LOS JUDÍOS tes que ellos llegaron al emperador l as denuncias que Agri pa. Erennio Capiton. pref ecto de Egipto. uniicadora nac ón f . a restablecer la unidad de l reino cuidando de su prosperidad. Ellos se negaron invocando las d isposiciones renovadas por Julio César que les reconoc ía el estatus de una «religio licita». Para un romano era difícil entender por qué declaraban incompatibles sus creencias con aque l acto de fidelidad y reconoc im iento del emperador. tan influyente. Un publicano. con atributos divinos. por medio del liberto Fortunato. Avidio Flacco. se sentía heredero de la legitimidad de los Asmoneos y aspiraba. Pero en Palesti na l a cuestión se presentó baj o tonos muy diferentes. le envi aba: de acuerdo con ellas. Caligul a escuchó a ambas partes absteniéndose de tomar entonces ninguna decisión. 5. No carecía de partidarios. sin ninguna duda. denunció que en l a pequeña ciudad de Jamnia (Yabné) los j udí os habían destruido un altar dedicado al emperador. Quedaban a Caligula pocos meses de vida y de l ocu ra . Pero los problemas eran ya muy serios. Caligula proyectaba introducir cambios sustanciales en la estructura política abandonando el sistema del Principado para entrar en una basilei a de carácter divino. el filóso fo dejaría constancia de ella en su Legatio ad Caium. El reinado de Caligula había significado en Palestina un giro hacia la revuel ta al parecer irreversible. Era el año 40. el personaje menc ionado en el escrito de Flavio Josefo rebatiendo los alegatos de éste. Los dominios que fueran de Ant ipas pasaron a manos de Agr ipa. Una delegación. el tetrarca había conspirado en favor de Sejano. fue enviada a Roma.

castigó también a los que ejecutaran violencias contra los judí os en Alejandría. ante todo y sobre todo era «romana». según Suetonio . para cuyo cumplimiento l e sería necesario disponer de l paral a rebelión. por otra era el hombre débil ante l as mujeres de su propi a familia que se burlaban de él y repartían despoj os del poder. aunque l a calidad del trabajo requeriría un plazo l argo. comprendi ó que esta nuevo legado imperial en Si ri a. se convertía ahora en una pieza clave para la reestructuración de la frontera oriental que a Claudio preocupaba. Compañero de orgías de Druso. abundantes solados. Por agradecimiento o por convi cci ón. Petronio. para ev duci do a causa de l a apari ción de los cristianos. el nuevo emperador decii d ó establecer el reino de Israel com o estaba en l a época de Herodes el Grande. protegido por Antonia la Mayor. conoce dor de los problemas y capaz de aplicar las soluci ones acertadas.LAS TORMENTAS DEL AÑO 70 209 . Herodes Agripa había participado directamente en los sucesos que le permitieron alcanzar la púrpura. utilizando a su nieto com o instrumento para l a pac ificaci ón y l a defensa. . el tartamudo. El asesinato de Caligula (24 de enero de 41 ) proporc ionó un compás de espera aunque no apaci guó los ánimos de los exalta dos. contagiara a l as ciudades de la Diáspora pues no se hallaba en j uego una cuesti ón simplemente polí ti ca sino que afectaba a l a identidad misma del Pueblo de Is rael. Gran número de judí os había comenzado a concentrarse en Ptolemaida y Tiberias preparando l a gran protesta. Las autoridades romanas temían que el alzamiento. El año 40 los ánimos estaban muy exaltados. endeudado com o todos los jóvenes aristócratas. Suprimió en consecuencia l a procuradoría l reide Judea. P disposición. de producirse. aquella hi ja de Marco Antonio y sobrina de Octavio. iba a presidir los destinos de Roma durante trece años (41 al 54) mostrándose com o moneda de dos caras: por una parte aparecía com o el gobernante prudente. podí a convertirse en una seña Decidió ganar cuanto tiempo le fuera posible. pero les expulsó de i tar a l borotos que . Samaría e Idumea que volvieron a ser provincias de no. se habían pro Roma. Claudio. en consecuencia escri bi ó a Caligul a que había encargado l a obra a los fundidores de Sidón que eran los mejores. Claudio restableció l as leyes protectoras de los judíos. El reino se restauraba pues en una persona que. incurso en l as suspicacias de Tiberio y exaltado al trono por Cali gul a. que pagó varias veces sus cuentas. Previamente Herodes Agripa había sido elevado al rango de «proconsular» a fin de que pudiera ejercer sus funciones sobre una doble base.

puede admitirse que Pa lestina era entonces una región muy poblada. También él. . figura con una op inión favorable mostrándole preocupado sobre todo por el bienestar de la nación. La norma es que permaneciesen un año o apenas unos meses en e l o fic io . Perea. Desde l a época de Herodes se había adoptado la práctica de cambiar con frecuencia los titulares del Sumo Sacerdocio : Caifás (18-36) y Jananyá ben Nedebai (47-52) pueden considerarse excepcionales.210 LOS JUDÍOS Antes de regresar a Palesti na hizo su correspondiente subida al Palatino of reciendo. que continuaban la lista de los sabios de tiempo pasado. en tom o al santuario de Guerizim. el sacri ficio debi do al «genius Augusti». También Jesús de Nazareth . Parece que su decidida actitud en esta cuestión favoreció que los judíos le recibieran bien. que había alcanzado buena densidad de po blación . los Fiabi disputaban su influencia a las otras dos. contaba con mayoría de judíos. aunque de manera esporádica. Aquí seguían enseñando los grandes maestros com o Simeón ben Gamaliel y Yojanán ben Zakai. Galilea y Judea con notables diferencias entre sus moradores en los aspectos religiosos. La Mishná posterior d irá de ella que estaba dividida en tres sec tores . Los autores greco-latinos situaban ya a Jerusa lem entre las ciudades grandes del ecúmene romano pues en e lla estaba el eje de la vida intelectual. com o buen magistrado. un amplio 6. había enseñado en el Templo. sin embargo. La nación judía dominaba ya espacio terr itor ia l dentro del cual se mantenían los samaritanos com o en una is la. los Hanan dieron a Jonathan ben Hanan y a Hanan ben Hanan. Innumerables peregrinos subían a Jerusalem en las grandes fest iv idades. que recaudaban entre ellos el medi o si cl o para el Templ o y viajaban con f recuenci a para lucrar los benefi ci os de la pe- . dando la sensación de muchedumbres. . Amatus en Trans jordania y Perea en el país de los nabateos también merecían mención . Jerusalem mantenía relaciones muy vivas con los jud íos de la Diáspora. La segunda en orden de importancia era Jericó. en el Cercano Oriente. Aunque l cifras que proporc i as ona F l av i o Josefo son exageradas . con más evidencia que Claudio. Algunas familias sacerdotales se repartían los cargos más lucrativos. dando la sensac ión de que constituían una oligarquía: los Beto procedían de Alejandría. Galilea. tendrá que enfrentarse con la cuestión cristiana en Jerusal em pues esa década de los años 40 del siglo i indica un crecimiento rápido de la nueva religión. En la tradición judía.

o livar— y la ganadería eran los medios fundamentales de vi da.y la existencia de tres personas en ese único Dios. Había judí os en todo el valle del Nilo. Estos judíos de la Diáspora que se hac ían notar por su número . La documentación detecta la presencia de jud íos en Si ri a. ya que la agricultura — trigo . Aunque desempeñaban una gran variedad de o fic ios — en Egipto l a agricultura seguía siendo actividad primordial— la artesaní a parece haber predominado. Caracterizaba a la vida judía el monoteí smo más riguroso. Huertos b ien cuidados reci bían daño de los soldados. viñedo . Reflejaban indirectamente los benefic ios que la larga paz romana estaba produc iendo. Yahvé. La comunidad de Babilonia. hablando griego.LAS TORMENTAS DEL ANO 70 211 regrinación . era la única que permanecía fuera del ámbito de poder romano. Sin embargo . Palestina sufría perjuicios a causa de los frecuentes disturbios. Pero en l a Torah se hallaba la clave defini tiva. eran cali ficados nor malmente de «helenistas» y actuaban com o transmisores de la cu ltura griega. Creta. De ahí el escándalo que significaban los cristianos a l afirmar l a divinidad de Jesucristo. especialmente a las empresas mercantiles. hasta Assuán. Asi a Menor. Pasado el peligro que significara Caligula. se incrementó la creencia en los ángeles. y también de Berenice y de Cirene. pero no se regi stra l a existencia de desviaciones que pudiéramos calificar de herejías. antes de la ruina del Templo. podían producirse debates en torno a las interpretaciones y gestos que podían derivarse de la mis- . Grec ia . Melos. ejercía la d irecci ón de los asuntos. con amp lias conexiones en Asia. se había regularizado el estatus j uríd ico de los judíos que estaban exentos de obligaciones religiosas aunque no de la obedi encia a l as l eyes. aunque la politeuma de Al ej andría actuaba com o su cabeza. Una minoría de ricos . Tal es el caso de Saulo . Puede decirse que la fuerza del judaismo. Algunos judí os abandonaban su fe para integrarse en l a vida común. Roma e incluso España aunque aquí el número fuese todavía muy reducido. Chipre. impulsando además un proselitismo que llegaría a hacerse importante antes de que le suplantaran l as misiones cristianas. que hablaba en nombre de Dios. algunos de los cuales podrían calificarse de opulentos. intermediarios entre Dios y los hombres y también la noci ón de que una gran batalla debía li brarse entre el Bien y el Mal. Delos . Al desaparecer el profetismo. venido de Tarso para formarse «a los pies de Gamaliel» com o é l mismo recordaría . Muchos jóvenes hacían larga estancia en l a ciudad para recibir las enseñanzas de los grandes maestros. radicaba ya en l a Diáspora: el desarrollo del comerci o f orzaba una emigración que iba cada vez más lejos.

pero en m odo alguno discutir o modificar su texto. Las esperanzas de restauración naci onal estaban unidas a l a mi si ón universal que se asignaba al juda ismo ya que todos los pueblos . Por eso el Talmud llegaría a decir que «cuando murió raban Gamaliel el Viejo. Con el l gran cuerpo de doctrina práctitiempo llegaría a convertirse en e ca. no hacen otra cosa que prefigurar ese ti empo de plenitud en que el Mesías era presentado. con mayor radicalidad todavía. será el encargado de recoger l a herencia de principal acusaci ón que se dirigirá contra San Pablo. es decir. Se remontaba a l a memoria de los zugot . sin embargo . que aparecía pro visto de mayor fundamento intelectual. ley oral que se refiere a las formas mediante las cuales el cum plimiento de aquélla puede alcanzarse con más precisión . De sublimitate. Se enseñaba a los niños l a lectura desde edad muy temprana para que pudiesen acomodarse a ell a. Sus actividades preocupa ron ya a Tiberio que . la Tradición . La veremos. dejó de existir l a gloria de la Ley». e l año 19. como memoria cristiana. e lo gia en los j udí os que destierren l as imágenes y un pequeño f olleto anónimo . Ese proselitismo despertó una animadversión hacia los jud íos que comenzaron a ser califica dos de «enem igos de l género humano» . facilitaba la penetración de l monote ísmo jud ío . Junto a la Torah se desarrollaba la Halakhah. antes perder la vida que renegar de la fe . según el Li bro de Daniel. estaban destinados a poner su mirada en Jerusalem. La insti tución de la sinagoga puede considerarse com o resultado final de un gran mov im iento de camb io : en ella se enseñaba a orar. También para un cristiano. estudiar y tener vida en común. Zaka l hillelismo. Varron . E l cristianismo nac ió y crec ió en este ambiente. también desde algunos sectores cristianos. la Diáspora h izo posib le su pro d ig ioso desarrollo.212 LOS JUDÍOS ma. unas veces com o rey de Israel y otras com o soberano salvador para todas las naciones . Pero la postura norma l es la de Tácito y Apión : el juda ismo era pre- . La desintegración del paganismo . reduc ido a ser un con junto de ceremonias en tom o a l orden po lít ico . con una predispos ición al sacr ific io personal. será l a de quebrantar l as normas ha lákhicas para hacer más accesible la doctrina a lós gentiles. abrigó incluso el proyecto de prohib ir su residencia en Roma . la pérdi da de l a vida debí a preferirse a cualqui er atentado contra la fe. En la i. contiene elogios de l Génesis y de Moisés. Gamaliel ocupa también un puesto. según la promesa. El mundo romano estaba preparado por mi sioneros judí os que habían venido difundiendo su religión . La observancia de la Torah era la que daba su sentido a la vida del hombre. Los Imper ios que se suceden .

Esto sucede también con los historiadores. Los postreros libros de los Macabeos apuntan a buscar una comparación entre judai smo y helenismo para demostrar así la superioridad del primero. realizada por autores j udíos. se ocupó preferentemente de la defensa. en aquellos años de tensión. atraerí a hacia él las perse l sentido de una restricción en e l cuciones . deshizo el compromiso.LAS TORMENTAS DEL AÑO 70 213 l Imperio. . Predominaba. Herodes Agripa intentaba el retorno a los mejores tiempos de su abuelo. 7. dando muerte a Ja as cobo . que los romanos a renciaban mal de sus orígenes j udíos. mientras que los fragmentos conservados de la Ascensión de Moisés anuncian ya el término de la lucha en que l mensaje cristiano conDios vencerá a Satán. ampliando l as murallas de Jerusalem para englobar el barrio en que se hallaba l a piscina de Betesda. al apóstol que ahora se venera en Santiago de Compostela. sus temas están siempre relacionados con el judaismo. sentado com o un peligro muy grave para l a existencia de l princ ip io d if e El crecimi ento del cristianismo. El Libro de Enoch proporciona la visión trascendente de un Hijo del Hombre que establecerá la justicia uni versal. que escriben sólo acerca de Israel. el atractivo de la lil teratura apocalíptica porque trataba de descubrir ios secretos de mundo de los cuales depende el futuro. operando además en e proselitismo judío. No es extraño que e . De acuerdo con las instrucciones de Claudio. el hij o de Zebedeo. los jud íos le daban preferencia sobre el latín. l es obras sean una aportación más l Pero esto no significa que ta a helenismo. sirviendo de este modo los intereses de Roma. Y el dramaturgo Ezequiel pone a uno de sus dramas e l sugerente título de Éxodo. Había concertado el matrimonio de su hija Drusilla con un hijo del rey de Commagene. Cuando Teódoto trata de imi tar a Homero escoge com o tema de su poema ép ico l as hazañas de los hijos de Jacob. Flavio Josefo y Justo de Tiberíades. pero cuando el novio se negó a ser circuncidado. presentándose a sí mismo com o pacificador de una c o munidad integrada plenamente en la «pax romana». Subió al Templo para cumplir ostensiblemente los ritos dispuestos por la Ley y buscó la colaboraci ón con los fariseos. y proyectó incluso una conferencia de reyes fronterizos para adoptar comunes medidas de defensa. El año 42 o 43 tomó l primeras medidas contra los cristianos . esto es. La abuntuviera referencias a estas i deas que estaban en el ai re li l dante teratura que se produce en a Diáspora emplea siempre el griego com o idioma.

Marco Julio Agri pa. Aunque a Agripa II se reconocieran honores real es. que Agripa in ició . alcanzó la mayoría de edad. por vía de ejemplo. Pero Cuspio tuvo que enfrentarse ya con revueltas armadas que le obligaron a medidas de represión. Flavio Josefo. en con secuencia. se convertiría en ca tástrofe. testigo presenc ia l. pero el territorio quedaba a di sposición de las autoridades imperiales. la sensación de que. Cuspio Fado (44-46) y Tiberio Alejandro (46-48) — este último era sobrino del filósof o Filón y. Cuando Agripa II. éstos daban l emperador en Roma. puede interpretarse com o un intento para desviar la atención. secundado por el Sumo Sacerdote. el año 50.214 LOS JUDÍOS Los resultados finales de esta política no llegaron a percibirse pues falleció prematuramente el año 44. En este sentido l a persecución contra los cristianos. hebreo— mantuvieron l a línea de respeto a as y al sacri ficio en el Templo. Eran cada vez más nume rosas las víctimas entre los judí os que no se mostraban especialmente entusiasmados con la revuelta. Berenice. y tres mujeres. indica los esfuerzos que los saduceos y parte de los fariseos realizaron para ev itar la que . Flavio Josefo anota que los procuradores de esta segunda etapa se mostraron menos comprensivos y más rapaces: se t iene. que dos hijos de Judas ifi«el Galileo» llamados Jacobo y Simón fueran públicamente cruc cados . pero fra- . Cada vez era más necesaria la presencia de fuerzas militares porque se sucedían revue ltas de zelotes y sicarios. cuenta de sus actos al legado de Antioquía o a En Antioquía fue donde . desde Roma. los discípulos de Jesús comenzaron a ser llamados cristianos. por primera vez. el emperador decidió restablecer los procuradores en Judea. con toda seguridad. por tanl as costumbres j ud íto. que convertían el terrorismo en forma principa l de lucha. Desde el año 48 fue procurador de Judea Ventidio Cumano. Al rey se reconocí a únicamente una especie de j ef atura sobre la etni a de los judíos. la situac ión no vari ó. Para Claudio la desaparición de Agripa constituía un percance serio: quedaban de él un varón demasiado joven . casada con un pariente que gobernaba un minúsculo territorio en el Líbano. hijo del que mencionan los evangelistas. Hanna. Tiberio Alejandro dispuso. las fuentes judías co inciden con las cristianas en descubrir un designio de Dios en esta muerte . se estaban difundiendo criterios de mayor dureza . Mariamme y Drusilla. Agripa intentó poner en juego las influencias de que aún gozaba en Roma para reducir los poderes de los procuradores. Tuvo com o consecuencia la dispersión de l cristianismo que afectó de manera especial a las comun idades de la Diáspora.

por consiguiente. Agr ipa II y sus hermanas. Lo que puede considerarse com o cierto es e l íntimo maridaje que entre el rey y el procurador se produjo: Félix separó a Drusill a. que Cumano fuera relevado a causa de la dureza con que sofocara una rebelión. cerca de Agripa. donde no tardaría en encontrar la muerte . a la apidación. Se hallaba. aquell a que provocó l a destrucción del Templo. habían desaparecido. Albino (62-64 ) depuso de inmedial to al pontífice sustituyéndole por Joshua bar Damneo. a Jacobo. recurriendo. en el momento de la insurrección. La desmedida venalidad y concupiscencia de que hizo gala. El sucesor de Félix . a la que encontraremos luego en concubinato con el emperador Tito. A su vez los cristianos. Estalló finalmente l a Gran Rebelión. Jacobo. Josefo llega a decir que e l procurador se entendía con los terroristas para que le ayudasen a desembarazarse de sus enemigos. a quien los cristianos llaman San Pablo. se negaron a tomar parte en ella. la Menor. de su marido para convertirla en su concubina . afirmándose rotundamente en la Diáspora y prescindiendo en l a práctica de sus vínculos con Jerusalem. anuncio de la demolición de l a vieja ci udad de Jerusalem. entre los que se hallaba el propi o Sumo Sacerdote Jonathan. Sei s aspectos deben ser tenidos en cuenta. al menos. Son estos los años de la prisión de Saulo. la grandes fi guras de la Iglesia primitiva. e l «hermano del Señor» y otros dirigentes de la comunidad. conduci do a Cesarea Maritima. El rey l ogró. Aprovechando la inesperada muerte de Festo y la vacante en la procuraduría. Pedro. Aunque no estamos demasiado seguros de l as f echas.LAS TORMENTAS DEL AÑO 70 215 casó: los círculos imperiales probablemente se inclinaban en favor de las medidas de rigor contra los judíos que habían llegado a hacerse molestos incluso en la prop ia capital del Imperio. lo mismo que Pedro. Berenice. Porc io Festo (61-62) se encargaría de remitirle a Roma . en el 67. defraudaron las esperanzas de los Sumos Sacerdotes Jonathan y Ananias: en tales con diciones era muy difícil frenar el espí ri tu de revuelta. hermana de Agri pa. El rumor púb lico afirmaba que Agripa era el amante de su hermana. com o blasfemos. com o en el caso de Esteban. La conciencia . Pablo. E lnuevo procurador . e l Sumo Sacerdote Hannah pudo juzgar y condenar . Le sustituyó Antonio Félix (52-60) que pertenecía al mismo círcul o de libertos y servidores de Antonia. 8. Estas persecuciones señalaron la definitiva ruptura entre judaismo y cristianismo. El primero negó al segundo el derecho a compartir su estatus de «religio licita». a fin de medir la importancia del acontecimiento. pudo satisfacer la curiosidad del procurador. el cual. puede darse por firme la noticia de que.

El prop io Flavio Josefo. en consecuencia. Pero el movimiento no se extendió a la Diáspora . A través de Joshua ben Damneo el antiguo Sumo Pontífice. como si en sus planes entrara la destrucción paul ati na de Israel. podía considerarse como bata lla por la superv ivenc ia . Dice Flavio Josefo que entonces «las prisiones quedaron vacías pero el país se llenó de ladrones». desde la Verdad. cargados de deudas . de modo que no vino ninguna ayuda desde el exter ior . recobró su influencia. víctimas especialmente de una situación difícil. que sería contado al princi pio com o uno de los dir igentes. que tenía Israe l. estaban prestando su apoyo a la población greco-sir ia . Los romanos. Es importante describir el orden de los sucesos. En la terr ib le con tienda se enfrentaban e l monoteísmo judío y la ido l atr ía romana : si Israel era la obra de Di os. que habían establecido un riguroso contro l sobre el Templo y manejaban a su arbitrio los impuestos. En los precedentes detectamos un trasfondo social. el Imperio no podí a ser otra cosa que el poder de Satán. Supo Albino que iba a ser relevado — estamos ya en el año 64— y decidió rematar la operación vendiendo su libertad a los presos que no j uzgó conveniente ejecutar. acabaría poniéndose al servicio de Vespasiano. Roma invocaba su pape l de garantía del orden. sujeto a la alianza con Yahvé. y una indemnización a camb io de una tregua. En el interior mismo de la revuelta se detectaron profundas divisiones afectando muy seriamente a la direcci ón de l a lucha. permitieron a los sicarios lle gar a la sensación de que habían obtenido una victoria. Dios haría que los po cos. esto era falso pues el terrorismo y el bandidaje se extendían sin que pudieran controlarlo las autori dades. de ser la so luc ión para todos los problemas . chocó finalmente con la que e l Imperio romano abr igaba . Cuando la revuelta estall ó y sus dirigentes se hicieron dueños del país. . Anani as. El convenció al procurador Albino para que negociara con los terroristas ofreciéndose com o mediador: un intercambio entre los prisiones de los romanos y las personas secuestradas.216 LOS JUDÍOS de Pueblo elegido. La simpatía con que pod ía verse la independencia de Israel quedaba compensada por el temor que inspiraban los extremismos. agravada además por circunstancias exteriores. Los jud íos conoc ían la desigualdad cuantitativa entre uno y otro pero se había despertado en ellos una fuerte esperanza mesiánica: com o en otras ocasiones recordadas por la Biblia. venciesen a los muchos . también los ricos quisieron sumarse a ella para ocupar los puestos de dirección . E l malestar había arraigado entre los pobres. E l alzamiento .

los sectores moderados que seguía capitaneando Ananias pidieron a Berenice que i nterviniera: se podía ll egar a un acuerdo pactado si Agripa II acudía a Jerusalem y . dueños del Templo habían comenzado a transformarlo en una fortaleza. Este último se negó a acudir personalmente —era merma para su dignidad— y delegó su representación en un tribuno. La resistencia que los sacerdotes opusieron se convirtió en motín y las dos cohortes enviadas a restablecer el or den. dueños de l a call e. y trató de demostrar que Roma po día y sabía gobernar con mano de hierro. Muchos judíos abandonaron Cesarea para i nstalarse en Narbata donde no se les reducía a una posi ci ón subordinada. desde el Tesoro del Templo. buscó el apoyo de los sectores más helenizados de la pob lación y de los abundantes no judíos. con él. Floro reclamó l a entrega de 17 talentos del oro. una de las grandes construcciones de Herodes. daban . Estamos ya en la primavera del 66. Floro cobró a los he breos la respetable suma de ocho talentos a cambi o de aceptar sus reclamaciones. Los moderados. Suspendió la política de concesi ones . Los saduceos y. pero e ll os exigieron a Agripa que enviara a Roma mensajes de protesta en su propi o nombre a lo que no se atrevi ó. procónsul de Siria. que sucediera: a Claudio com o emperador. en un golpe de mano. Es muy probable que se tratara de un proyecto deliberado: pues sólo un enfrentamiento con la rebelión sería capaz de liquidar el terrorismo. de nombre Napolitano.LAS TORMENTAS DEL AÑO 70 217 En opinión de Tácito el último de los procuradores. Gesio Floro . fracasaron en su intento. con sus medidas de rigor col m ó la paciencia de los judíos empujándolos a la revuel ta. en general. o f recieron a los rebeldes que se suspendería l a menci ón del nombre de Nerón en el diario sacri ficio del Templo. pero luego dispuso que se cumpliera la sentencia imperial (mayo del 66) que reservaba a los griegos la politeía. estaba ahora modificando su política para instalarse en un riguroso teocentrismo: a él correspondía l a divinidad. A ella acudirían los cenobitas de Qumram abandonando su establecimiento. Durante otros siete años Masada será el símbolo de la empeñada Noluntad de resistencia de Israel. en su empeño por conseguir l a paz . Estaban en marcha las ne gociaciones cuando llegó la noticia de que los zelotes. Frecuentes disturbios habían tenido lugar en Cesarea Maritima. Todos los esfuerzos para conseguir una negoc i ac i ón resultaron inútiles: rebeldes y terroristas. Nerón. se habían apoderado de la formidable atalaya de Masada. donde los judí os reclamaban el reconocim iento de los mismos derechos que los primeros c o onos asentados en e ll l a que no eran j udíos . Ahora los rebeldes. para ser remitidos al divino emperador. Cestio Galo.

nos ayudan a comprender mejor el episodio.218 LOS JUDÍOS un sentido cada vez más político. Los cristianos abandonaron el país sumido en la re vuelta. sumamente frágil. sustrayéndose a los efectos de a f l revuelta armada.000 hombres. el procurador iba a disponer de 30. que intervi ni era. a causa de las guerrillas. devuelto a la independencia. a la que no faltaron episodios violentos. Tácito y Josefo. especialmente tras las eficaces excavaciones dirigidas por Yedin. protagonistas iniciales del alzamiento y responsables de la onda de violencia que le había precedido. Cestio Galo desde Antioquía ordenó a la legión XII. pérdidas tan graves que se desmoralizaron. precisamente . cuando no pasó de ser un episodio agónico de una batalla perdida: ueron los fariseos. com o un territorio dividido. En el verano del 66. Con ellos subió desde l a costa hacía Jerusalem tratando de tomarla por sorpresa. Los zelotes. Nuestras escasas fuentes literar ias . Los sectores moderados seguían a Jospeh bar Gorion y al antiguo Sumo Sacerdote Hanna. Existe en nuestros días. estaban dirigidos por Simón bar Ghiora ( «el hij o del prosélito») y Johannan bar Levi. de manera especial. En el repliegue hacia Cesarea los legionarios sufrieron. com o si fuera la manifestación de la resistencia judía. pues con ell a se comprometía la existencia misma del Pueblo. Josefo (Joseph bar Matatías) que figuraba como gobernador de Galilea. cuenta que Juan de Gi skal a trató de asesinarle y que sal vó su vida arrojándose al lago de Genesareth. se percibe la existencia de dos sectores distintos. pasando de este modo a la declarada desobediencia. cierta tendencia a magnificar el ejemplo de Masada . pusieron f uego a las casas de Berenice y de Agripa II y asesi naron a Ananias. pero no tuvo éxito. de lucha por la independencia y menos religioso. El Sumo Sacerdote dispuso que se suspendiera el sacrificio que se of recía en nombre del emperador. Israel parecía abandonada a su suerte. Gran parte de los fariseos se mostró contraria a la revuelta. los que aseguraron la pervivencia del judaismo. Tampoco l as polis se sometieron: en ell as los judí os comenzaron a ser perseguidos. También explica que el propósito del que hemos llamado sector moderado no era otro que obtener de los romanos buenas condiciones . que desencadenara la persecución contra los cristianos. En los combates del verano del 66 los zelotes se apoderaron de la torre Antonio acuchillando a la guarnición roma na. Ambos sectores se enfrentaron en una especie de lucha por el poder. cuando l a Gran Rebel ión se consolida. llamado comúnmente Juan de Giskal a por ser éste el lugar de su nacimiento. de guarnición en Siria. uniendo a ésta sus cohortes y l a guard ia personal de Agripa. de muy difícil co la boración entre sí.

Decisión. y la continuidad del judaismo depende de la fidelidad a la Tradición de los padres y del amor a l a Torah. La crisis del 69 —asesinato de Nerón. Johannan ben Zakkai. aplicando. contando siempre con que era mayoría entre los prop ios jud íos l a que formaban los partidarios de la rendición . no de una determinada Tierra o de un Templo. Junto a él estaba Berenice. e l Tabor y Giskala. al parecer. Gama la . Toda Galilea estaba sometida. trascendental para el judaismo que iba a perder el Templo pero no l a si nagoga. donde continuaría sus enseñanzas. Cayeron luego Tanque . llamado Rabban («nuestro maestro» ) tomó la decisión de abandonar Jerusa lem llevando con sigo sus libros y su doctrina. la direcci ón de las operaciones con las fuerzas procedentes de Sir ia y de Egipto: total. procedi ó con gran cautel a. el movimi ento siguió una trayectoria de refuerzo del extremismo.LAS TORMENTAS DEL AÑO 70 219 para una capitulación. 60. la suya.000 soldados. a los propi os judí os los conoci dos métodos del terrorismo: el propi o Hanna y el hij o de Gamali el. uno de los grandes maestros del fariseísmo. Tampoco pudo conseguir la rendición de los rebeldes. Antes de que se cerrara el asedio. a la que había prometido. Esta vez . entre sus oficiales. Muchos recordaban que. se conta ron entre sus víctimas. a quien el futuro emperador convirtió en su cliente. tras comprobar que la Diáspora no of recía dificultades. Era evidente que Israel no se hallaba en condi ci ones de resistir el poder de Roma. Tito. En la Pascua del año 70 Jerusa lem quedó rodeada por los cam pamentos de aquellos 60. apartando de su camino precisamente a los sectores religiosos.000 hombres. encuadrados en cuatro legiones y en las correspondientes fuerzas auxili ares. Simón. asumió el mando. sobrino de Filón. Consiguió de Tito que se le permitiera residir en Yabné. Vespasiano. tomar en matrimonio a cambio de su colaboración . pasando a llamarse Flavio Josefo. 9. que l levaba a Tiberio Alejandro. elevación de l prop io Vespasiano a l a p ú rp u ra ob ligó a una breve suspensión . Así pues emprendió el so metimiento de las fortalezas. el gran Hillel le había calificado de «padre de la generación futura». En resumen. batalla entre los cuatro pretendientes . Nerón. refiriéndose a él. hijo de Vespasiano . Al final los extremistas impusieron su dominio. optó por el sometimiento a la fuerza encargando a Vespasiano. Es preciso recordar que las dos enseñanzas que de manera especial se señalaban en ben Zakkai eran: Dios prefiere la misericordia a los sacrificios . una por una: al caer Jotapata se entregó Joseph bar Matat ías . el más acreditado de sus generales. la hermana de Agripa II.

Se preparaba pues. dotados de valor indomable . el «traidor de Jerusalem» com o a veces le llaman. asesinos de quienes mostraban moderación . a quien la propaganda posterior calificaría de «delicia de l género humano». lógica . el mayor. El sacri ficio hubo de interrumpirse porque el lugar había sido prof anado y no precisamente por los gentiles. De este m odo la destrucci ón deliberada del Templo podía tener consecuencias irreversibles sobre las relaciones entre el Imperio y dicha comun idad . E l 17 del mes de Pánemos. frente al Templo. De una manera especia l recurría a los con sejos de Tiberio Alejandro que era ahora el je fe de su Estado Mayor . Giskal a y sus colaboradores. E l 5 de agosto de nues- . Uno de los campamentos. a justificar su conducta y también a disculpar a los ro manos. precisamente en el lugar en donde l a tradición cristiana si tuaba l as palabras de Jesús anunciando l a ruina de Jerusa l em . Tito no carecía de consejeros que le ayudasen a comprender los términos de l problema . que corresponde aproximadamente a nuestro ju lio . Tito Fl avio. dominando la ciudad santa. El juda ismo ya no era aquel reduc ido territorio en torno a Jerusalem. for mando parte del Imperio. sino que se hallaba extendido por e l Mediterráneo. De ahí que el coman dante romano prefiriese una capitulación que ev itase los daños ma teriales. Los rebeldes estaban deci di dos a resistir a toda costa y la ciudad hubo de tomarse.220 LOS JUDÍOS no representaba a Roma un funcionario mediocre sino el hij o y heredero del emperador. La apreciación que él refleja y que responde bien a lo que pensaban Tito y sus colaboradores es la siguiente: Jerusalem se hallaba dominada por un partido de tercos nacionalistas. un hol ocausto semejante al de Numancia o al de Cartago y esto no convenía en absoluto al prestigio romano. ha f ormulado contra los zelotes. barrio por barrio. estaban dispuestos a apurar la resistencia hasta el último extremo. otro estaba en el monte de los Olivos. Pero no tenemos ningún testimonio que pueda contrapo nerse al suyo. se encontraba sobre el monte Scopus donde hoy se encuentra uno de los campus de la Universidad hebrea . Eleazar ben Simeón y Simón bar Giova. y no estamos autorizados a sustituir sus afirmaciones contundentes por otras hipótesis. al otro lado del torrente de Cedrón. Juan de Giskala metió a sus zelotes en el Santo por necesidades de la defensa. pero usando de procedim ientos terroristas para hacerse obedecer. Algunos historiadores tratan de rectificar los ju ic ios excesivamente duros que Flavio Josefo. así com o la tendencia .

Los vencedof es profanaron el Templo. Josefo. propagaban la destrucción devoradora. demasiado fatigado hubo entonces de retirarse a su t ienda. m ientras las lla mas . Apenas si pudieron rescatarse algunos objetos sagrados que fueron llevados al campamento. que aún se conserva. lamiendo la madera de los viejos edificios. que nos l o dice. en que l a destrucci ón de creta dada por Tito. Durante una noche interminable. De acuerdo con el relato de Josefo. situada en el solar vacío de la antigua torre Antonia. Sobre el solar del mismo. com o era su cos tumbre . Aquella tarde Tito convocó a sus oficiales a una reunión urgente: era de todo punto cierto que. un soldado romano arrojó una tea encendida por l ventana de l Santo de los Santos . T ito acudió y. La tradición j udí a i nsiste en caml Templo obedeci ó a una orden conbi o. que era el noveno día del mes de Loos en aquel año l Tem 70. el prínci pe y Tiberio Alejandro advirtieron muy seriaía mente a todos que el Templo. se e l evarí a l a mezquita de Ornar. si ete siglos más tarde. estuvo presente. al día si guiente. estuvo luchando en primera fila para sostener e l ánimo de los legionarios. ten que ser preservado. ma tando a cuantos enemigos encontraban a su paso. gritando órdenes para que se apagara el fuego. en Roma . esta vez de modo definitivo. Pero el amanecer los va lientes defensores judíos. aventando las pavesas para dejar expedito el camino al asalto del día siguiente. a la desesperada. Subían ya las legiones por la explanada . hasta que consiguieron rechazar a los zelotes a l interior del Templo. La orden se redactó en estos términos. La batalla no podía ya interrumpirse y. un pueblo disperso por todos los caminos. que comenzó a arder porque esa taba fabricado con materia l poco consistente. a fin de reponerse . los soldados romanos se ocuparon en apagar e l fuego de las puertas . la mesa de oro y algunos instrumentos musicales. Ni siquiera es posible saber dónde se ubicaba exactamente el Santo. efectuaron una sa lida intentando ganar tiempo . cabeza y corazón del judaismo. Cuando Tito reaparec ió . Ti to se había visto arrastrado mucho más lejos del punto que se había pro puesto. En el Arco triunfal de Tito .LAS TORMENTAS DEL ANO 70 221 tro calendario. Roma decretó la anexión directa del territorio de modo que hasta 1948 los judíos serían una nación si n ti erra. en la confusión de la lucha. Para la tradición cristiana se habían . los soldados romanos prendieron f uego al as puertas de plo por el lado norte y l as l lamas se contagiaron a los pórticos. la resistencia sería aplastada. era demasiado tarde : nadie puede escuchar en medio del tumulto que significa una operación de asa lto . hay un panel en que se reflejan com o despojos de guerra el candelabro de los siete brazos (menorah).

222 LOS JUDÍOS cumplido las palabras de Jesús — «no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea demolida»— clausurándose de este modo la Antigua Ali anza. . En la práctica lo que acaecía era una inversión en los términos: a la Diáspora correspondía ejercer el protagoni smo en l a existencia judía.

El tributo del Templo. englobando Mesopotamia. La agitación se tradujo en alzamientos especialmente agraves en el siglo II. Antes del año 70 los judí os no podían concebi r una religión al margen de la autonomía política: consideraban que la Torah era un con junto de normas de vida que necesitaban la existencia de una autoridad que obligase a aplicarlas y orientara también en relación con su cumplimiento. que partía de emigrantes libres. La mayor parte de las ciudades romanas iban a contar. Pasó mucho tiempo antes de que pudiera disociarse la pervivencia del judaismo de la existencia de una entidad política en Paest l na i . Hubo un momento. se nutría también de esclavos que adquirían su libertad. Los prisioneros de la revuelta fueron reducidos a la esclavitud. toda la Diáspora iba a quedar col ocada bajo . cuando Tra jano se vio ob ligado a suprimir^ la politeuma de Al ejandría y más tarde cuando Adriano concibió el proyecto de levantar un templo a Júpi ter en el suelo santo de Jerusalem. por eso no se produjo una persecución contra el judaismo tras la conquista de Jerusalem.C a p í t u l o XI ÉPOCA DE LA MISNÁ Y EL TALMUD 1. Pero en ningún momento hubo el peligro de que se suprimiese el estatus de «religio licita» ni abrigara el Estado romano la intención de colocar a los judí os fuera de la l ey. añadiendo una nueva dimensión a la Diáspora: ésta. en que se tuvo l a sensación de que. con colonias judías. practicando su religión. convertido en fiscus judaicus serv ía ahora para sostener el culto idolátrico. com o estaba haciendo con los cristianos. bastaba esta especie de descabezamiento para conseguir su disolución . bajo el Imperio de Traj ano. Tito parecía identificarse con esta manera de pensar. Las primeras generaciones que siguieron a la catástrofe de l 70 creyeron en la necesidad de retornar a l a revuel ta con intención de recobrar su autogobierno. en el futuro.

orientado por la herencia farisea. De la sumisión a Roma y de la demoli ci ón de la estructura política en Palestina. No todo e l material úti l quedó incluido en la Mishnah. Todo ello reclama una explicación previa. ligado al Templo. Al frente de l comunidades.224 LOS JUDÍOS la ley romana. esto es. sin embargo. Apenas completada la col ecci ón se in i ciaron los debates y ex plicaciones que serían más adelante recog i dos f ormandol a Guema rá es decir. es dec ir . ya que eran naturalmente cambiantes. Todos ellos abrigaban con calor las enseñanzas de los grandes maestros fariseos. que en ciertos aspectos se revel aría fecunda. Mishnah y Quemará es a lo que se conoce por Ta lmud . sin Templo ni sacerdotes hereditarios. el saduceísmo. en torno al año 200 d. desarrollándose lentamente . La decisión de Adriano de retrotraer l as fronteras a su punto de partida conservó. la dualidad entre Palestina y Babilonia.C. estudio y enseñanza.acabará con ormándose f en un conjunto escrito en el tránsito de los siglos II al m de nuestra Era.C. «compl emento». con enseñanzas y experiencias más recientes. usos y costumbres. Puede decirse que l a Era Talmúdica constituye un paralelismo de la que los Santos Padres signiñcan en la doctrina cristiana: la diferencia está en que. lo importante era la definición de una fe mientras que en el talmudismo l o que importan son las costumbres. por rabbi Judah ha-Nasi. que se ordenan en tom o a a l sinagoga . pues el mundo socia l j no permanece inmóvil. aparecen ya los rabbis. todo l o cual será cod ificado. el con junto de tal es enseñanzas es al que su autor puso el título de Mishnah (repetición de la enseñanza) porque daba l a esencia de l a Ley Oral. fijando además el vaor a l l as de f iniciones que van a ser ut ili zadas . se extinguió. siendo ob jeto además de comentarios que permitiesen aco modarla a las circunstancias en que se desenvolvía cada comunidad udía. algunos de tiempo inmemorial. había una co lección paralela. Tosephta al que los maestros j udí os hacían constante referencia. Los más antiguos comentarios conservados. que cum as ple tres funciones de oración. A ellos se incorporaron después tradiciones. emergería un judaismo nuevo. a l a unión de ambas cosas. para estos últimos. midrash (literalmente sermones) referidos a textos b íb licos proce den de un tiempo próx imo al 200 a. Se entendía que l a To rah tenía que ser objeto de constantes lecturas para penetrar en su sentido. Pues bien. Estos maestros son los que contribuyen a la f ormaci ón de l a «Enseñanza» Ta ( mud l ) que . ta l y com o era conoc ida por los sabios de su tiempo. la enseñanza por antonomasia que constituye una Tradición merced a . maestros conocedores y estudiosos de l a Torah.

El Talmud nace en paralelismo con la doctrina cristiana en un tiempo en que la ruptura entre ambas for mas religiosas se hace definitiva y cada vez más rad ica l. En ella es preciso distinguir dos aspectos esencialmente compl ementarios: la ha lakha que se ocupa de explicar los preceptos y se ñalar las prohibiciones com o el pan del al ma. y el Talmud. la enseñanza.ÉPOCA DE LA MISNÁ Y EL TALMUD 225 la cual l a Torah puede ser entendida y se convierte en el cuerpo vi vo para ese nuevo judaismo que carecía de sacr ificio. hasta e l punto de que en l siglo II los adeptos a esta fe que proceden del viejo tronco dejan de tener significación. históricos e incluso legendarios pero que guían la existencia puede compararse al vino que inunda todo el espí ri tu. En el judaismo todo iba a girar en tom o a la Torah. materia de estudio que debe ser asimilada por todo buen judío. com o un tesoro sin e l cual el apro vechamiento de la Biblia se tomaba prácticamente imposible . en el judaismo posterior al año 70. que se presentaban en cierto modo com o continuadores del saduceísmo. el texto. talmúdico. de tal modo que los caraítas. cada una de l as cuales aportaba el trabajo de los maestros. patri moni o de Israel. É l había establecido e l pri nci pi o de que la doctrina heredada. Resultado del trabajo de escuelas. fueron de forma sistemática perseguidos por los prop ios judíos hasta lograr finalmente su extinción. se orientaba cada vez más hacia l a pobl aci ón grecorromana y no hebrea e . Una de l as cond ic i ones mod ifi cadas por é l fue l a supresión de l a pena de l ta lion ( oj o por oj o) en f avor de una compensaci ón monetaria. Tradición en su sentido más neto ya que se trata de algo que se transmite de una generación a otra. siguiendo una tendencia que no era nueva. comenzando por el que realizaron los soferim (escribas) en siglos anter iores . al alimento esencial. Muchas leyendas se trazaron en tom o a su persona .C . Al mismo tiempo se ordena en esquemas preferentemente sacerdotales en torno al sacr ificio eucarístico que se convierte en su verdadero centro. El cristianismo. reflejados ya por escrito. El tránsito de uno a otro tiempo. Hasta e l siglo Χ Π no se producirá e l gran esfuerzo de cod ificac ión or denada que habría de permitir presentar a l judaismo com o un s is tema integral. a la Era talmúdica se señala siempre con la figura excepci onal de Hillel el Viejo que vivió en l as últimas décadas del siglo i a . desde el siglo ni en una enseñanza. Todo ello se presentaba com o una acumulación de saberes . l a aggadah que es el con juntos de materiales literarios. tenía que ser enriquecida por los sabios de cada generación. Pero el Tal mud llegará a convertirse. las cuales no im - . perseguido. La enseñanza será equiparada. Templo y sacerdoc io . es deci r.

No era fácil: además de la didracma que antes perteneciera al Templo. Nacerían. El próji mo era. pues de ell as venía la. para que volviesen a la tierra. de cuyas enseñanzas viv ía el judaismo entero . La desaparición.226 LOS JUDÍOS piden que se tenga la seguridad de que se trataba de una figura extraordinaria. santo y amable en la conducta práctica y abierto al pró jimo . Una vez que le preguntaron por la enseñanza fundamen tal. vestir a la moda romana . Esto significaba hablar latín y griego. indudablemente . mantener en ellos com o aparceros o censatarios el mayor número posible de personas. estaban muertos. del Templo. ob ligó a concentrar los esf uerzos en l as escue l as . . A pesar de todo los rabinos. inmediatamente después se veía la necesidad de recobrar los campos vendidos a extranjeros idólatras o . 2. tanto de Pa l est i na com o de Mesopota mia. palestino y babión i co . a l as órdenes de «conductores» que en muchas ocasiones eran de otro país. otros muchos habían sido vendidos com o esclavos y de los bosques balsamíferos que constituían una de las principales fuentes de ingresos. Ésta es toda l a Torah. de la politeuma alejandrina y luego de Jerusalem. Los rab inos establecieron un orden de prioridades para la reconstrucción : había que rescatar a los cautivos. en suces ivas etapas. impi di endo que éstas se enajenasen. respondió . dos Talmudes. en consecuencia. apenas nada seguía en pi e. la Tierra de Israel presentaba un pa norama desolador : muchos millares de judíos . especialmente jóve nes. Lo mismo sucedería entre los siglos v n i yxi al identificarse con una de las dimensiones del mundo musul· mán . respectivamente. con su empeño en mantener a los judí os en la ti erra. al menos. l En el otoño del año 70. los impuestos eran muy gravosos y muchos agricultores judíos trabajaban ahora en tierras del Fisco. úni co medi o de conservar la unidad. di recci ón doctrinal. consiguieron que hasta a conquista musulmana l a pob l ac i ón palestina fuese mayoritaria l mente judía. el judí o. de m odo que l as comunidades de la antigua Babilonia aparecían com o marginaes l y subordinadas. con esa regla de oro: «No hagas al próji mo lo que no quieras para ti. Todo lo demás es comentari o. ajustarse a todos los aspectos de la vida en el Imperio. com o hemos recordado . En ambos lugares se afirmaron las secuencias de sabios. En el siglo i se había consumado un proceso en cuya virtud l e judaismo pertenecía al ámbito mediterráneo. Ve y cúmplela».

y no santuarios. el do lor y el sufrimiento. hasta que Israel fuese restaurado en su prístino estado. Pues com o dijo el profeta: — Misericordia quiero y no sacrificio». el amor a la bondad. de ahí que se pusiera especial cuidado . exégesis y comentarios evitando que desapareciesen en el torbellino de la tormenta. ni menos los que. A un discípulo que l e interrogaba en medio de la desolación que había llegado a significar el verse desprovisto de Templo. Las dificultades opuestas por los emperadores de la dinastía Flavia y la falta casi absoluta de medios le obligaron a proceder con caute la . en l a Diáspora. Vespasiano o Tito l e otorgaron licencia para i nstal arse en l a torre litora l de Yab né. ligada al principio a la costumbre de reunirse los sábados en torno a un maestro para escuchar la lectura y las enseñanzas. Elezer ben Hircano y Jehosua ben Jananayá. principal maestro entre los fariseos moderados. aceptaban el cristianismo. salvarí a al judaismo mediante el procedimi ento de convertirlo en «patria transportable» durante un lapso de tiempo. y convirtió a Yabné y su Casa de Oración en e l centro espiritual del mundo judío. La literatura de los tiempos inmediatos a la pérdida de Jerusalem se encuentra dominada por la melancolía. Según la tradición talmúdica su sali da de Jerusalem se había efectuado transportándolo sus discípulos en un ataúd. Sólo dos discípulos le habían acompañado a Yabné. continuando su tarea. aquellos que creían que la Gran Rebel ión era un trágico error. Rabban reunió e l Sanhe 'dr in . Tenemos un medio de expiación más efectivo . Muchos de los maestros j udí os criticaron . con la discusión de los asuntos comunes.ÉPOCA DE LA MISNÁ Y EL TALMUD 227 La pérdida del Templo creó una sensación de vacío que l a sinagoga hubo de llenar: su existencia. no llores . revistiéndose en la práctica de una especie de sacralidad. Surgió entonces la figura excepciona l de Johanan ben Zakkai. En esta etapa se ponía la esperanza en un pronto retomo a la vida normal. han conservado su carácter hasta hoy. hubo de ampliarse a otras dimensiones.en la conservación de los textos litúrgicos. Centros de vida. le replicó : «Hijo. que ahora sólo podía ocuparse de asuntos religiosos. El y sus colaboradores reunieron aquí los rollos con la Ley. Confiscados los lugares que pertenecían a la comunidad . especialmente la didáctica — los niños tenían que ser formados en el conoc im iento de la Torah— y la celebración de asambleas que perm it ían. de dimensiones no conocidas. No es casual l a coinci denci a con los Evangelios cristianos. mantener la con ciencia de un idad. sacerdoci o y sacrificio. No puede decirse que Zakkai lograra grandes éxitos. no eran pocos los judí os que habían apostatado.

Por eso f omentaban l a inmigración. Domiciano parecía retomar a las exigencias pro pias de una divinización del poder. indicaban también en ella un cambi o social decisivo. estuvo en condic iones de transmitirla a Gamaliel II. 3. o frecía buenas posibilidades. que prolongaban el esquema de la ocupaci ón militar. proir . que la prop iedad pasara a manos extranjeras o que se deri vase a otras formas de vida. Con el paso del tiempo l a ausencia de sacr ificio se consolidaba y l as esperanzas de una restauración del Reino se iban alejando. acogidas al . De ahí que se apreciara en ellos una tendencia a dedicarse a l as actividades mercantiles. E l tercero de los emperadores de la Casa Flavia. A pesar de las grandes expropiaciones efectuadas por los romanos los rabinos consiguieron alcanzar esta meta haciendo que la tierra volviese a manos judías. convertidos ahora en dirigentes únicos de la comunidad. Los sabios que continuaron la tarea de Rabban i ns i stían en afir mar que vivir en Pal esti na significaba cumplir un mandamiento preciso de Yahvé a su pueblo. que aseguraban mejores ganancias y para las que la dispersión impuesta por circunstancias de muy diverso orden. mientras que el rabinato dependía de los méritos y preparación de su titular. esta actividad resultaba escasamente rentable. es dec l a continuidad. reticente a cualquier cambi o técnico en la agri cultura. las relaciones entre l pob l a ac i ón judía que permanecía en Pa l est i na y l as autoridades romanas. En estas circunstancias parecía que lo que mejor podí a servir a la conservación de Israel era que los judí os conservasen la posesión de la t ierra evitando que los pequeños propietarios fuesen despo jados por los grandes . hij o de Simón.228 LOS JUDÍOS su decisión de salvarse de la hecatombe huyendo. bablemente. de m odo que la propiedad o posesión del suelo tenía que ejercerse dentro del círculo nacional. Las revueltas. A su muertel a Academia de Yabné estaba conso lidada y su fundador. era una especie de patrimonio colectivo del pueblo. tanto la del 66 como . el año 96. fueron difíciles. no percibían. Las enseñanzas de las nuevas escuelas fortalecían la conci enci a de que la Tierra. Los rabinos. Hasta la muerte de Domiciano. luego. vinculados a ella los judíos se condenaban a la pobreza. La dificultad principal venía de otro aspecto : en el mundo romano. que de este m odo sal vaba lo más importante. El sacerdoci o se hallaba ligado a determinados linajes. garantizando así el enlace que el gran Hillel. dada por Dios a Israel a cambi o de la Alianza. la del 132.

Durante el gobierno de Gamaliel el servicio religioso en la sinagoga alcanzó una forma definitiva. l as autoridades imperiales no estorbaron su funcionamiento. hasta hoy. En tom o al año 200 habría que establecer una especie de meta. a partir del año 70. declarando que l el recurso a los de los gentil es significaba tanto com o poner a l hermano en manos aj enas. Uno de los aspectos a que se extendía la autoridad palestina era en l a fijación de l as festiv i dades por las que se regulaba toda la vida judía: de este modo pudo crearse el calendario que. inamovible. por razones igualmente pragmáticas. l e preservara de cualquier contaminación. go bernada por la Torah y la Mishnah. Los nuevos emperadores de Nerva a Marco Aurelio. en que sería abo lido por los emperadores de Bizancio . esto es. Sin embargo. un proceso evolutivo: la comuni dad — el Pueblo de Israel— había perd ido su carácter étnico para convertirse en una nac i ón re li g i osa . De este modo se estaba produciendo. aunque no sobre los de Mesopotamia. Los rabinos insistían en que los fie es debían someter sus quere l las a esos tr i buna l es . desde el año 358. en sus dos verti entes. hubo contra él fuerte oposi ci ón por parte de otros maestros que le reprochaban un exceso de autoritarismo. dotado de autoridad religiosa l título de nas i que podemos traducir por prín usaría en el siglo II. súbditos del Impei o exilarca . En cada comunidad llegó a crearse un tribunal rabínico. . No contaba con el reconocimiento de las autoridades civiles aunque. A pesar de todo los jud l Imperio romano e l reconocimiento del a exis rar hasta el final de tencia de una comuni dad l egalmente constituida en Pa l est i na . que es prácticamente la misma que ahora conocemos. aggádica y haláldca. acabaron siendo seriamente perjudiciales í os consiguieron asegu para este propósito. que significaban la antigua Ley Oral. reivindicando siempre al guna c pe de David. e l ase de parentesco conl a est i -r cipe. pretendía poseer áutoridad sobre todos los judí os de l a D iáspora. con .ÉPOCA DE LA MISNÁ Y EL TALMUD 229 princi pio con entusiasmo. Este jefe. el nasi rato fue institución oficialmente reconoc ida . pecado de mal s i nería . que su je fe y su Sanhédrin. que trataban de retomar al sistema racional del Principado reconocieron oficialmente a Gamaliel II com o nasi otorgándole de este modo autoridad sobre todos los jud íos que vi ví an bajo el poder de Roma. Roma apo r io parto. protegiendo al judaismo de cualquier contacto con la gentilidad. permanecería. Era e l modo de establecer una barrera que. ya que éstos contaban con su prop yó estas pretensiones porque era para ella conveniente disponer de un interlocutor válido sin perderse en debates y disquisiciones con las múltiples comunidades locales. Hasta el año 425.

subsiste hasta hoy. Jehosúa ben Jayayaná o Rab i Aqüiba. probab leci ó com o preceptivo el ayuno del día nueve del mes Av y blemente. en un método de catequesis que recuerda de cerca el que. Eliezer ben Hircano. El nasi visitaba con frecuencia las comunidades de Pal esti na y enviaba por escrito sus i nstrucciones a otras más d istantes. com o eran Eliezer ben Hircano. que había aceptado e pero retomó luego al judaismo.230 LOS JUDÍOS en el fondo estaba surgiendo ya una de l as grandes cuestiones que provocarían debates internos: la autoridad que debía reconocerse a cada rabino en su interpretación de l a Escri tura. de nombre Aquila de Ponto. Se afirmó con más énfasis la celel sabbath y se establecieron normas r i tua l es nuevas . También. que representaba en Yabné la herencia del sammaísmo. generando persecuciones. también otros. pero ya no se disponía de l cordero porque hal texto correspon bía sido suspendido el sacrificio. acabó siendo excomulgado . amenazada también por el proselitismo cristiano. Se prohibieron las enseñanzas de Shammaí de m odo que sólo Hillel y sus discípulos eran considerados com o portadores de la ortodoxia. em prendió la tarea de realizar una nueva traducción de la Biblia al . La tarea que parecía más importante era . Contra los judíos que habían aceptado el cristianismo se redactó y publicó una bendición.los otros maestros viajaban incluso a largas distancias a fin de mantener la cohes ión interna mediante la comuni caci ón de una misma doctrina. Fue redactado e diente a este ceremon ia l que. pro braci ón de . conservando úniretirarse de l a di recci ón de l a Academia de Yabné camente sus funciones com o príncipe o patr iarca. La conmemorac i ón de Pessah se con piamente judías y sólo suyas virtió en seder ( orden) en el que subsistía el uso del pan áci mo y de l as hierbas amargas . l cristianismo Un discípulo de Gamaliel. consolidar y unificar l a hal akhah. Se fijaron también las oraciones comunitarias e individuales y se esta. ia j es Hay noticias que permiten suponer que Gamaliel efectuó v l a Roma acompañado por algunos de los miembros más re evantes de l Sanhédrin. tomando absolutamente imposible para este último invocar el estatuto de «religio licita» que el Senado y el Pueblo de Roma reconocí an a los judíos. Ninguna otra cosa parecía entonces más importante que preservar la unidad. la exclusión radical de la si nagoga. empleara San Pablo. esto es. Sería obligado a . en su esencia. Nació así una animadversión que iría creciendo con el paso de l os años . De este m odo la caída y destrucci ón del Templo consumó la ruptura definitiva entre judaismo y cristianismo. Eleazar ben Azarijá . ahora. medio siglo atrás.

asesinato y relaciones sexual es en términos prohibidos. idol atrí a. si vivían com o justos. mantuvo di ál ogo con l as autoridades romanas y con los cristianos. podían compartir el premio contenido en la promésa. Moderado en sus opi ni ones y muy individualista. y hallándose el judí o bajo amenaza de muerte. También se enseñaba que. Pero por encima de ellos se enseñaba que el estudio de la Torah es más importante que el cumplimiento exacto de los mandamientos. arriba menci onados. pero que vivió en la pobreza. Por ejemplo. aque l que marca l a despedida de una inmef diata restauración del Reino. sabios.ÉPOCA DE LA MISNÁ Y EL TALMUD 231 griego. que es l o que viene a significar el apelativo rabbi. acabó siendo exclui do: para él la halakhah debía seguirse en sus términos más precisos. Destacan a este respecto los tres que trabajaron a las órdenes de Gamaliel II. Pues debía considerarse com o hecho incontrovertible que cuando la persecución está enderezada a destrui r toda l a f e. comenzó a es- . eran tres: igualdad esencial entre todos los hombres porque son criaturas de Dios. Por consiguiente el nuevo texto griego tendía a ajustarse más al ori gi nal. respeto a la dignidad de la naturaleza humana. En todas ellas estaba el fiel obligado a recibir el martirio antes que pecar. era capaz de reconocer criterios ajenos. Ya hemos dicho cóm o Eliezer ben Hircano. valor absoluto de la propiedad. Los conceptos básicos que los maestros de Yabné trataban de comun icar al judaismo que renacía. probablemente porque era la que habían adoptado para su uso l as comunidades cristianas. Pastor en su juventud. en un tiempo de persecución. 4. Rab i Akiba ben Joseph señala un punto culminante én la conormación de l Ta l mud . tenían su importancia. ateniéndose a la-ley natural. que seguía l a línea de Shammaï. excepto tres. aun los más pequeños e insignificantes. de caracteres bien distintos. podía incumplir todos los preceptos. referida especialmente a la tierra de Israel. Yehosúa ben Jananyá era un l evita que había recibido mucha instrucción. l a muerte es preferible a la apostasia. reci bían ya una especie de ordenación de manos de otros rabinos que de este m odo les reconocí an com o aptos para l a enseñanza de la Torah. Para marcar l a diferencia. Los maestros. subsistiendo com o fabricante de agujas. Rechazando l a violencia de los revoltosos. sostuvo que también los gentiles. pues aquél lleva a éste. Consideraba incorrecta la versión de los Setenta. aceptaría el criterio de los tannaitas de que todos los signos y letras.

Cuando el maestro fallecía la escuela prácticamente quedaba disuel ta. no podían ser considerados oficialmente com o rabinos. no existiendo una institución que asegurase l a continuidad. Las comunidades judías en este territorio . pero que eran los que sostenían la fe en las pequeñas y dispersas comunidades. Pero las escuelas dependían absolutamente del maestro.232 LOS JUDÍOS tudiar la Torah siendo de edad adul ta tratando de descubrir en ell a el significado más prof undo. Adriano había tratado de cambiar l a política de su antecesor . para escuchar las lecciones de un maestro. de modo que só lo el estudio exhaustivo de la Torah hasta alcanzar el saber podía remediar l a concupiscencia. Trajano tuvo que enfrentarse con una de ellas entre los años 115 y 117. en los últimos años del reinado de Adriano (117138). Tomarían el relevo. re nunciando a l a expansión hacia Mesopotamia . después de su trabajo. en esta ciudad. Éste fue el mensaje que trató de llevar a las comunidades de la Diáspora. sucesor de Traj ano. la cual fue ahogada en sangre por Lucius Quietus. Aunque ignoramos detalles del episodio. no habiendo s ido ordenados. el espíritu de revuel ta. De este modo l a tarea fundamental de la sinagoga se centraba en la enseñanza. Los ánimos permanecieron enconados hasta estallar en una segunda Gran Revuelta. de quien sabemos que tuvo que combatir a los judíos en Mesopo tamia y Judea. vivo. Tales reuniones eran importantes y prolongadas los sábados y días de fiesta. una con secuencia importante de l mismo. La mi si ón cristiana de San Pablo se había ajustado perfectamente a este modelo . fue la desaparición de l a politeuma de Al ej andrí a. 5. Aparte de estos sabios afamados proliféraban los maestros que. a veces sus comentarios resultaban tan oscuros que sus colegas en el rabinato protestaban. llegando en sus viajes a Roma y a las Galias. ya señalada. en el siglo n. a facilitar hospedaje y regalos a algunos maestros para evitar que la enseñanza se convirtiera en patrimonio de los ricos. Esta f al ta de institución tení a com o consecuencia que nadie podía cobrar por las enseñanzas de m odo que los rabinos tenían que vivir de sus propi os medios. cuya defensa resul taba demasiado gravosa. Para él y sus discípulos la ignorancia es la causa inmediata del pecado. En éstas comenzaban a señaarse ugares especiales com o casas de estudio (en plural baté m il l drash) que no eran otra cosa que l ugares de reunión a los que los fieles acudían . los maestros cristianos . Durante med io siglo se conservó. Las comunidades comenzaron .

Poco a poco los rebeldes fueron obligados a retroceder. sal vo el día 9 del mes A ven que acudían a llorar sus angustias ante el muro del de- . proporc ionándole tropas que fueron desplazadas de Bretaña y de la frontera del Danubio. a través de sus viajes. especialmente Jerusalem. sino únicamente príncipe para restaurar la independencia de Israel. Mediante a ta . l as pérdidas experimentadas por los romanos fueron compensadas con una mayor dureza en e l trato: muchas ciudades y aldeas se vieron reducidas a cenizas. Quedó prohibido el acceso de los judí os a l a nueva urbe. bar Kokhbá llegó a dominar l revue l toda Judea . Para los jud íos el resultado de la guerra fue aun más desastroso que la Gran Rebel ión del 70. que cambió su nombre por el de Aelia Capi toli na y vio modificada la estructura urbana a fin de acomodarla. Adriano encargó a Ju lio Severo de la represión. Uno de ellos llegaría a expresar el sentimiento que a l a mayor parte de los judí os embargaba : «la hierba brotará de tus mejillas antes de que el Mesías hubiera venido». el sacrificio. al model o romano. en Betar. Decidió entonces prohibir l a circuncisión y que se dieran los primeros pasos para l evantar en a l explanada de l Templo de Jerusa em l uno nuevo dedicado a Jupi ter Capitolino: éste tendría que ser reconoci do com o dios supremo para toda la comunidad de súbditos de Roma. Se produjo el estalli do: a su frente se hallaba cierto Simón. llevó al emperador a una conclusión opuesta: el judaismo era una amenaza para la unidad del helenismo.ÉPOCA DE LA MISNÁ Y EL TALMUD 233 dejaron de depender del poder romano reanudando su trabajo. También las que se hallaban dentro del Imperio recibieron muestras de tolerancia. El reino restaurado pudo incluso acuñar moneda propia. Pero un conoc im iento directo de la situación. que comenzó e l año 132 . lo que le permitió restaurar el Templo y el sacrificio. se apagó en el verano del 135. el al tar de Júpi ter. La última y suprema resistencia . que tomó el sobrenombre de bar Kokhbá («h ijo de la Estrella»). como recientes excavaciones han revelado. Simón no quiso proclamarse Ungido. En l a explanada del Templo se elevó. incluyendo Jerusa lem. finalmente. La legión XXII fue aniquilada y los jud íos extendieron su dominio hasta el mar. Los jud íos esperaban que el liberalismo del emperador culminase en una licencia para restaurar el Templo y con él. Muchos de sus colegas reprocharían al gran maestro esta actitud que l e conduciría a la prisión y muerte a manos de los romanos. es posible que influyesen los informes que se recibían acerca del crecimiento del cristianismo en las provincias ori ental es. Aki ba se sumó al movimiento aclamando a Simón com o ese precursor que anunciaba el inmediato advenimiento del Mesías.

6. pero al cabo ésta cesó y el Sanhédrin. Adriano parece haber tenido el propósito de desarraigar el j udaismo. Se proh ibió la enseñanza. No cabe duda de que el número de víctimas. Ins i l misma línea que Akiba marcara: nada puede compararse. de quien no conocemos ni la famiia n i a st í a en a l l ciudad donde nac era i . continuaron en la clandestinidad las enseñanzas . al estudio de la Torah: un hijo ilegítimo instruido val e más que un sacerdote ignorante. El Sanhédrin se trasladó a Galilea. a la vista del desastre que amenazaba l existencia misma de Israe l: había que aceptar o l nev i i e l . La muerte del emperador (138) fue una fortuna para Israel. reuniéndose unas veces en Bet Searim y otras en Séforis. La esposa de Meir. En conse cuencia fue restablecido el estatus de «religio licita». Berur ia . Privado de ejercicio . a causa de la persecución desatada por las autoridades romanas . sin tener que participar en el culto pagano. Las cond ic iones siguieron mejorando poco a poco baj o Marco Aurelio y su hi jo Commodo. ahora instalado en Usá. reanudó sus funciones. e l sacerdoc io se con servaba únicamente com o signo de distinción que ha conservado hasta nosotros e l apellido Cohén. fue extraordinariamente elevado. aunque se mantuvo la restricción en el acceso a Jerusalem y el abono del fiscus judaicus que se destinaba precisamente al culto pagano. siendo otorgada preferencia al segundo de estos l ugares. muy versada también en el conoc im iento de la Torah. La mayor autoridad fue reconoci da en estos años a rabbi Meir. Las primeras tareas de estos maestros que sucedieron a Akiva fueron muy difíc iles . a tab renunciar por consiguiente a la guerra com o recurso perjudicial y poner la esperanza en una redención que vendría por vía religiosa.234 LOS JUDÍOS solado Templo. Entonces apareció rabbi Si- . muchas sinagogas fueron clausuradas y el número de mártires resultó muy crecido. Algunos discípulos de Akiba. con tribuyó con sus opiniones a la conf ormaci ón de la hal akhah. en l a vida del judío. com o Judas ben liai de Usá y rabbi Joseph ben Jalafta de Séforis. que lloraban la muerte del maestro. El 212 este emperador otorgaría el «ius civilis» a todos los hab itantes libres del Imperio lo que significaba extraordinario bene fic io para los jud íos que. se equiparaban a los demás hab itantes de las ciuda des en donde se hallaban asentados. pues Antonino Pio (138-161) cambió su rigurosa política militar reconoci endo que no todos los jud íos habían sido protagonistas de la revuelta. Muchas voces se alzaron. por muerte o esclavitud.

De este modo se trataba de recordar el cambi o que significaría el paso de una a otra época. Simeón estableció la costumbre de no dictar ninguna norma que no hubiera sido sometida previamente al criterio del presidente de tribunal de justicia (bet hedi n) y de los maestros de reconocida autori dad. . siendo presidente del Sanhédrin y de la Academia. . serían en adelante conoci dos com o tannait as (término arameo que podemos traducir com o «los que estudian y enseñan») siendo los maestros posteriores amorait as («intérpretes»). Judah mantuvo bue nas relaciones con las autoridades romanas reci biendo tierras del Fisco en prop iedad o arrendamiento. Es considerado com o el compil ador definitivo de la Mishnah. Todos los maestros hasta él. nació el mismo día en que murió Aki ba. principal de los tahni altas. Ultimo y. favorecieron el entendimiento ya que los Severos entendían que todas las formas de conceb ir y representar la divinidad eran válidas. sino a un fecha que dotaba a l judaismo de un gran texto de referencia. cabeza de la comunidad. El origen oriental de los nuevos emperadores y su tendencia al sincretismo. que había vivido oculto durante varios años y fue inmediatamente reconocido com o nasi esto es. los estudiosos de la Torah continuaron la recopilación y enriquecimiento de la doctrina. El gobierno de Simeón tuvo importancia trascendental para el restablecimiento del judaismo. según cierta tradición. La Diáspora había aceptado de nuevo gui arse por las normas y el calendario emanados desde Israel. que vivió entre los años 135 y 217. primero en Bet Shearim. Residió principalmente en Galilea. de mayor tolerancia. que completaron su hijo Ga maliel III y su nieto Judah II. Invocando su ascendencia davídica se rodeó de gran pompa. com o es e l fi na l de los Antoninos y com ienzo de los Severos.ÉPOCA DE LA MISNÁ Y EL TALMUD 235 meón Gamaliel.Nas i llamado a veces «nuestro san Hijo de Simeón es Judah ha to. E l gran objetivo de Judah ha-Nasi. esto es. En medio de una espantosa pobreza. coincidió con un momento favorable para los judíos. a la vez. consistía en recopilar toda la Ley Oral. Aceptaron que los judí os recaudasen sus propias contribuciones y reconoci eron l a juri sdi cci ón de los tri bunal es de justicia que podían incluso dictar sentencias de muerte que sólo con la con firmac ión imperial podían ser ejecutadas . La dife rencia entre unos y otros no se refiere a los métodos empleados en sus análisis y comentarios. fijándola de uña manera definitiva a fin de que el disperso j udaismo contara con un poderoso instrumento de unificación sin te ner que recurrir* constantemente a l as decisiones de una Academia que podía verse sujeta a numerosas vicisitudes. luego en Séforis y. rabbi» o el Príncipe.

Moed (fiestas ) que trata de l modo com o deben guardarse e l sabbat y las diversas festividades del ca lendar io . Aunque la sombra poderosa de Hillel seguía pesando. Tohorot (pureza) que estudia las leyes de la pureza ritual. se exponen en la Mi shnah las opiniones de muy d iversos maestros y las enseñanzas impartidas con anterioridad en muy d iversas escuelas. mientras que el cristianismo mantenía el viejo texto de la Biblia de los Setenta. El Imperio se sumió entonces en una etapa de terrible anarquía que afectó a las estructuras sociales. Codas im (santidades) que se refiere al servicio del Templo. una gradación rigurosa: l as l eyes de la Mi shnah tendrían preferencia absoluta sobre las que posteriormente se incorporarían al Tal mud en concepto de guemará. algunos de los cuales habían caído en desuso al producirse la desaparición del Templo. Se establecería. en lengua hebrea — hay solamente unas cuantas frases en griego y arameo— significaba la consolidación del judaismo com o un modo de ser y regla de conducta dependiendo de la religión. contando con la colaboración estrecha de los hombres de su tiempo . comi enzos del siglo ni. habí a reunido en capítul os que ti tul aba de modo expresivo com o Sábado. . En total se compone de 60 tratados. complemento nuevos y posteriores. es deci r. Nasim (mujeres) acerca del matrimonio y de la familia. que había abierto una etapa de tole rancia hacia el judaismo y el cristianismo. con el tiempo. los j udí os tenían una interpretación comentada en forma de Mishnah. La consolidaci ón de la Mishnah en este momento. La muerte de Judah ha-Nas i co inc ide con e l asesinato de l em perador Alejandro Severo. Pascua. Divorcio. lo que significaba que la antigua fe de los profetas era presentada en versión d iferente. fijando por escrito. Nesi qui m (daños) que equi val e al derecho ci vil y crimi nal entre nosotros .236 LOS JUDÍOS Llamamos en definitiva Mishnah a la col ecci ón completa de normas halákhicas que Judah. finalmente. Además. etc. Incluso Diocleciano respetó su derecho a no sacrificar a los ídolos. Zeraim (semillas ) que se ocupa de la agricultura. Se la conoce com o «Imperi o militar». contemplaron la destrucción del cristianismo com o un elemento sustancial para la reconstrucci ón de las estructuras insti tucionales. los judí os continuaron disfrutando de su privilegiada situación. 7 . hasta Diocleciano. Pero mientras que los emperadores posteriores. y. Quedó dividida en seis «órdenes». iluminándolo desde los 27 libros que constituyen el Nuevo Testamento. Tal diferencia sirvió para que se ahondaran los sentimientos de hostilidad entre ambas religiones. Tanna prevalece sobre amorá y ambas a su vez sobre guemará.

siendo depositarios de la Escritura se convertían en testigos excepcionales de l cumplimiento de la promesa. Un d ía . No se prohi bi ó el judaismo. afectó mucho a los judíos. que estuvo acompañada de fuerte inflación. los sabios sustituían a cualquier otro tipo de autoridad. que instaló su escuela en Cesárea y mantuvo discusiones con los maestros cristianos. en consecuencia. y l a de Roma. además. el rechazo del Mesías. Coincidió esta época con una disminución del poder religioso del nasi en beneficio del Sanhédrin. culpaban a los jud íos de? la cruc ifix ión y condenaban en e llos. Sin embargo. pero de un modo especial a Johanan ben Naphha. en donde predominaban formas de vida agrícola muy pobre. Santa Elena había viaj ado a ell a buscando reliquias que l a convirtieran en Santa. el último emperador que se propuso la eliminación total del cristianismo. que ya había venido. Era natural que así sucediese. dobl e herencia.era úti l porque. sobre todo. f Jannai y. Los sucesores de Constantino se consideraron a sí mismos com o revestidos de una condición santa. eran muchos los eclesiásticos que disentían de este planteamiento. hacia Babilonia y tambi én hacia las provincias europeas del Imperio. Desde el 313 el Imperio romano reconoce l a licitud del cristianismo que no tarda en convertirse en religión oficial. E l nas i segu i rí a otorgando e l t í tu l o de rabb i. com o un gran pecado . También fue grande la fama de Han i nah . aunque hubiera cristianos que as í lo propusiesen: triunfó la tes is expuesta por San Agustín. Estamos en el perí odo amoraítico. que mantuvo con su cuñado Simeón ben Lakish debates sobre cuestiones hal ákhi kas y aggádicas que ueron enriquecedoras. Subsistían en Pal estina varias escuelas que contaban con prestigiosos maestros. y en esto fracasó. Al convertirse l a Mishnah en guí a para toda la exi stenci a. residencia del nasi para nsta l i arse en T í ber í ades . según la cual la persistencia de los judíos obedecía a misteriosos designios de Dios y. Las dificultades económicas que afectaban a Palestina tuvieron inevitablemente su reflejo en el estatus de l a comunidad. también. l a de Israel pues era el resultado del cumplimiento de l a promesa de Dios. El Sanhédrin abandonó Séforis. violencia y guerras. Se regi stró. ahora. El cristianismo invocaba. ya que eran el ins trumento divino para establecer la verdadera fe en el ecúmene mediterráneo. la cuestión de l a Ti erra. Diocleciano fue. influidos por el ejemplo de los cristianos. Estaba. Hoshaiah Barbah.ÉPOCA DE LA MISNÁ Y EL TALMUD 237 La prolongada crisis del Imperio. de manera especial a los que vi vían en Palestina. llegar ían a convertirse. Las fuentes talmúdicas destacan a Gamaliel III e Hillel II. aumentó de tri butos. alta tasa de emigración. com o .

238

LOS JUDÍOS

hasta hoy. Había eclesiásticos que sostenían ya el pri nci pi o de que había dejado de ser el solar de Israel para convertirse en la gran plataforma, cuna de l cristianismo. Entre los años 419 y 422 un monje de Nisibis, Barsauma , recorrió Palestina tratando de desarraigar sinagogas. Las primeras disposiciones imperiales en relación con esta materia, prohibían el proselitismo judío. Los rabinos comenzaron a adaptarse a esta nueva situación, cerrando puertas , y fiando el crecimiento de la comunidad a la vía natural de la fertilidad de los matrimonios. Pero esto significaba encerrarse dentro de los límites de un solo Pueblo. La legislación de Constancio respondió a esto prohibiendo los matrimonios mixtos entre cristianos y judíos. El año 358 Hillel II declaró que no habrí a nuevos cálculos acerca de l a luna nueva debiendo considerarse definitivo el calendario exi stente. Conforme se afirmaba el carácter cristiano del Imperio, se estaba creando un clima desfavorable a los judíos, a quienes se iba rodeando de calificativos injuriosos para convencer a los romanos de su ingénita perversidad . Las leyes estaban dificultando la convivencia entre cristianos y jud íos porque se consideraba peligrosa l a influencia de éstos. Muchas de las prevenciones y calumnias que se difundirían durante la Edad Media, se iniciaron ahora. El predominio judí o en Palestina comenzó a ser socavado: grandes basílicas se edificaron en Betlehem y en Jerusalem. Un converso, José, elevado a la categoría de conde, destacó por el entusiasmo que puso en la edificación de Iglesias en Nazaret, Caf arnaum y otros lugares. Para los cristianos toda la ti erra palestina era una evocaci ón de l as escenas evangélicas. Definitivamente ese espacio abierto, desde Ceasarea de Filipos hasta Betlehemn, perdía su sello j udí o para convertirse en cristiano. Los viejos nombres de la Biblia eran acogidos por los cristianos com o parte esencial, también, de su memoria. Dos acontecimientos colaboraron en el apresuramiento de este fina l. E l año 351 se produ jo otro de los acostumbrados movim ien tos insurreccionales entre los judíos, en Séforis, residencia del nasi. La revuelta se extendió por todo el norte del país. El emperador Galo ordenó una represión muy dura en el curso de l a cual Bet Se harim quedó destruida. Pocos años más tarde Juliano (360-363) ll egaba al trono, decidido a devolver al Imperio su carácter helenísti, a l llegar a Antioquía , ca co. Los judí os se declararon en su f avor y m i no de l a guerra contra Pers ia , e l emperador ordenó que se re construyera el Templo otorgando a los judí os las condi ciones de autonomía antes reconocidas. Se desataron persecuciones contra los cristianos, con un objetivo concreto, expulsarlos de Tierra Santa. Mil lares de judí os se dirigieron a Jerusal em y comenzaron a re-

ÉPOCA DE LA MISNÁ Y EL TALMUD

239

i ese concluida un inconstruir el Templo. Antes de que l a obra estuv , decendio l a devoró. La muerte de Juli ano disipó estas esperanzas j ando , s in embargo, nuevos motivos entre los cristianos para desplegar su hostilidad al judaismo. No es líc ito hablar únicamente de disyunción: era odio hostil lo que se había producido. Teodosio comenzó a promulgar l eyes que restringían la libertad de las comunidades judías. A Gamaliel VI, último nasi, se acusó de que obraba en contra de la ley edificando nuevas sinagogas, circuncidando esclavos cristianos o dictando sentencias en pleitos entre Judíos y cristianos. El 415 se l e retiró el honor y privilegios unidos al título de «honorable pref ecto». A su muerte, el 425, el nasirato desapareció por el procedimi ento simple de no reconocer a ningún sucesor. De este modo, el último «resto de la Casa de David» desapareció.

C a p í t u l o XII

CONSECUENCIAS DE LA CAÍDA DEL IMPERIO
1. E l proselitismo jud ío , que había sido muy intenso hasta el siglo i, no fue i nterrumpido por la destrucc ión del Templo sino por el creci mi ento del cristianismo en medio de l as persecuciones y es el resultado, en parte al menos, de la tendencia al rigor que mostraron las autoridades romanas. Un esfuerzo para allegar prosélitos , semejante al que los cristianos estaban haciendo , hubiera hecho sospechosos también a los jud íos : el estatuto de la «re lig io licita» se refería a un pueb lo determinado pero no pod ía hacerse extensivo a los gentiles. Las grandes revueltas y los debates entre judí os y cristianos les a fecta ron también en otros aspectos: recordemos que Claudio había expulsado de Roma a los jud íos por las discordias que entre ellos se estaban produciendo a causa de «un cierto Chrestus» com o dicen las fuentes romanas. Y que, después de Trajano, la principa l comunidad de la Diáspora, Alejandría, fue no solamente desmantelada sino sustituida por la Iglesia cristiana en su brillante papel intelectual. La Iglesia recogerí a la tradición alejandrina incluyendo en el Canon del Antiguo Testamento a Esdras IV y el llamado Libro de Baruc (e l sirio ) escrito trein ta años después de la caída del Templo y que se refería a Bab ilonia com o lugar central. Pues éste e fa el hecho sustancial: los quebrantos experimentados por la Diáspora otorgaban a las comuni dades mesopotámicas, y a muchos que huían del espacio mediterráneo, un ref ugio relativamente seguro. Es preci so, sin embargo, llamar la atención sobre un hecho diferencial: las comunidades de l a Diáspora romana usaban la lengua griega, hasta tal punto que las lecturas hebreas de la sinagoga eran inmediatamente traducidas a ella. La co inci denc ia con los cri sti anos es notori a pues el Nuevo Testa-

242

LOS JUDÍOS

, aunque haya cons mento se ha conservado únicamente en griego tancia de que algunos de los términos empleados tienen proce i o se conservó dencia aramaica. Aunque hasta la época de Teodos el privilegio de reli gi ón líci ta en f avor del j udai smo, un recuerdo j or e l de epi sodi os antes menci onados no ayuda a comprender me endurecimi ento. En Judea las grandes rebeliones habían estado enmarcadas por l nostalgia de l Reino perdido. Pero en Alejandría tomaron un ca a rácter distinto: la poblaci ón helenizada soportaba mal que se considerara a aquella comunidad, enraizada en Alejandría y El efanti na, com o portadora de una insignissi ma reli gi o cert e licita . Ya el año 66, reinando Nerón, se había produc ido un gran tumulto en Al ejandría cuando los jud íos subieron al asal to del anfiteatro para rescatar a tres de los suyos que estaban a punto de ser linchados. La coi ncidencia crono lógi ca con la primera persecución en Roma contra los cristianos puede no ser casual. Ju lio Tiberio , que gobernaba Egip to, castigó de m odo especialmente duro aquel motín. Sin embargó, a politeuma de Alejandría siguió siendo floreciente durante otro l med io s ig lo. Pero el año 115 , reinando Trajano, esta lló una revuelta, probablemente de carácter social, que afectó a Li bi a, Cirenai ca, Egipto, Chipre y probablemente otros lugares. Venía acompañada de expectativas mesiánicas de signo opuesto a las que defendían los cristianos y que no se cumplieron . Se clausuraron entonces el Temp lo de Elefantina y también la comun idad establecida en Ch ipre . Según el Talmud de Babilonia perecieron en Alejandría 600.000 ju díos y aunque la cifra es, seguramente, muy abu l tada, basta para comuni camos el estado de conc i enci a que transmitían los fugitivos que llegaban en busca de refugio. 2. Como hemos explicado, la comuni dad de Mesopotamia, «la tierra de los ríos» tenía su origen en el exilio impuesto por Nebukadrezzar después de la caída de Jerusa lem e l año 586 a.C. Cuando Ciro y Darío dieron permiso para restaurar el Templo, a gado l as c í taras de los l mayor parte de aquellos que habían co l árboles, maldiciéndose a sí mismos si se olvidaban de Jerusalem, deci di ó no efectuar físicamente el retomo aunque manteniendo sus vínculos muy estrechos con Palesti na adonde los j ó venes mej or dispuestos eran enviados para reci bir l a f ormaci ón religiosa. Los partos, que arrebataron el país a los Seleucidas y o retuvieron hasta e l 226 incrementaron l as facilidades religiol sas, autorizando incluso el proselitismo. De este modo la co munidad de Babilonia creció convirtiéndose además en lugar de

CONSECUENCIAS DE LA CAÍDA DEL IMPERIO

243

l refugio para quienes se veían obligados a cruzar la frontera de Imperio romano. Las malas relaciones entre Roma y los partos f avorecieron indirectamente a los judíos. Esta gran comunidad estaba presidida por un exil arca que era el encargado de mantener las relaciones con las altas autoridades del reino . Los judíos podían acceder a la propiedad de la tierra y desempeñaban toda clase de o fic ios , incluyendo los públicos. En cier tas ciudades com o Nehardea , Nisibis o Majoza constituían mayoría . Sin embargo, seguían siendo extranjeros dentro de l pa ís : conserva ban cuidadosamente los . linajes evitando matrimonios mixtos o inconvenientes y seguían dependiendo para todo del Templo de Jerusa lem al que enviaban puntualmente sus contribuciones. El exilarca decía de s í mismo que descendía de la estirpe de David y los so beranos partos le reconocieron las prerrogativas de un alto funcionario rea l dotado de amplios poderes administrativos y jud iciales, si bien las sentencias tenían que ser revisadas por los oficiales de la corona. Sin embargo, no parece que le incumbieran f unciones religiosas. En Mesopotamia , com o en Palest ina, la tarea se hallaba ahora en manos de los rabinos. A partir de l año 226 los partos fueron sustituidos por los sasá n idas , que gobernarían el país hasta el siglo v il, acentuando el ca l hecho de poseer una religión oficial, rácter nacional persa. Esto y e i dad judía pues l os mazdeísmo, afectó a l a autonomía de l a comun poderes del exil arca chocaban con los de los sátrapas y ciertos pre l encendiceptos religiosos com o la i nhumación de los muertos o e do de l as candelas figuraban entre l as prohibiciones de los magos. Estas dificultades, sin embargo, no afectaron a l crecimiento de l a comuni dad judía que, con cierta regul aridad, seguía recibiendo fugitivos. Cada sinagoga desarrollaba l as instituciones pedagógicas normales. Entre los jóvenes enviados a estudiar en Pal esti na se hall aba Aba Arijá, que regresó a Nehardea el año 219; no quiso permanecer en esta ciudad, donde permanecería su compañero Samue l, insta lándose en Surá , donde creó una importante Academia para el estudio de la Mishnah de acuerdo con los métodos palestinos. No había diferencia, en cuanto a ellos entre ambas Academias: el conoc imiento de la Torah debía ser tarea principal para todo judío. Por eso Aba, conoc ido com o Rab o Rabenu, puso el mayor interés en lograr la difusión de los estudios, introduciendo la norma de orga nizar cursos en aquellos dos en que cesaban las labores del campo, adar (febrero-marzo) y elul (agosto-septiembre). Según cierta tradi-

244

LOS JUDÍOS

ción mil doscientos alumnos pudi eron seguir l as enseñanzas de Rab gracias a este si stema. Ya no era necesario acudir a Pal esti na para resolver las dudas que pudieran presentarse, aunque l as relaciones con Yabné y luego con Séforis se mantuvieron muy estrechas. Algunos investigadores piensan que, desde l a tercera década del siglo i la dirección intelectual de a l Mishnah pasó a estas Academias . n E l estallido de la guerra entre Persia y Pa lmira tuvo consecuencias desastrosas para los jud íos pues el año 260 Nehardea fue to mada y saqueada por los invasores. Ante los daños sufridos el rabi Judah bar Yejézequel, que vivió hasta el 299 decidió trasl adar la Academia a Pumbedita. El percance no afectó a la vida i ntelectual que los dos centros desempeñaban. Enseñaron en Pumbedita sucesivamente Raba bar Najmani (299-320), Joseph bar Jiyá (320-328), Abaye (328-338) y Raba (338-352) que mudó su residencia a Mahuza aunque a su muerte maestros y discípulos retomarían a la sede original. En Sura, donde la avanzada edad que Rab alcanzó le permitiría ejercer una influencia decisiva, sucedieron a éste, Huna (257-297) y rab Jisda (297-309). Los siglos V y IV conocerían un crecimiento de celo religioso por l zoparte de los reyes sasánidas, que trataban de fijar los textos de roastrismo y preservar a éste de la amenaza del maniqueísmo. Esta exa ltada inquietud contra los disidentes se extendió también a los j udíos , acusados de realizar prácticas que e l Zend Avesta conside raba sacrilegas. Hubo persecuciones, a veces muy duras. En esta atmósfera se sintió la necesidad de recopilar y fijar por escrito todas l discusiones y comentarios en tom o a l as a Mishnah, incorporán do los a ésta para f ormar el Tal mud llamado de Babilonia. Muchas tradiciones nacionales fueron recogidas. No hay diferencias funda mentales entre los dos Talmudes ya que el babi lonio, que no ha llegado comp leto a nosotros, seguía en todo el model o palestino. Inic iado el 371 por los cuidados de rabi Asi de Sura, su redacción se dio por terminada el 499, siendo maestros Yosi en Pumbedita y Rabina en Sura. Se refleja en toda la obra el efecto de las persecuciones que tornaban imprescindible la fijación de la doctrina en términos inequívocos. La tradición judía llama a los maestros que hicieron posible esta tarea savoraim, palabra que significa expositores u opinantes . Con e lla se trata de recoger el hecho de que su tarea consistía, fundamentalmente, en transmitir la doctrina heredada. No quedan de ellos obras originales porque le limitaban a exponer pasajes oscuros y añadir notas explicativas que se incorporaron al Tal mud, hasta darle su forma defini tiva. Vivieron en condi ci ones difíciles pues la

CONSECUENCIAS DE LA CAÍDA DEL IMPERIO

245

intención de los sasánidas del siglo v era desmantelar l a comuni dad , hij o del ex il arca Mar Zutra fue ejecutado. judía. El año 470, Hunas En los años si guientes l as violencias continuaron. Fueron especial mente duras durante e l reinado de Firuz. El año 495 las autoridades decidieron deponer y encarcelar al exiliarca Labad I. Fue entonces cuando Mar Zutra decidió procl ai mar en Mahuza la independencia de l a comuni dad judía com o s fuese un Reino, y se sostuvo durante siete años en esta posición. Era la primera vez que se intentaba la fórmula de un reino j udí o l orfuera de la tierra de Israel. Cuando Kabad l ogró restablecer e . den puso fin a este proyecto si n sali da dando muerte a Mar Zutra í a reUn hi jo suyo fue secretamente enviado a Pal esti na donde ser i d y escogi do presidente de l conoc i do com o descendiente de Dav Sanhédrin el 520. Sólo los libros duran; ésta era ahora la consigna. Restablecida l a normalidad entre los sasán i das , e l año 589 Cosroes autorizaría l a apertura de las Academias de Sura y Pumbedita cuyos presidentes iban a recibir en adelante el tratamiento de gaones (excelencias). Su autoridad doctrinal a la hora de interpretar el Tal mud resul taría decisiva. Poco a poco los gaonim eclipsaron a los exilarcas reducién dole a una sombra apenas de poder. La desaparición del nasi rato de Palestina el 425 transferi ría la autoridad suprema sobre el judaismo a los gaones de Babilonia: de todas partes llegaban peticiones y con sultas doctrinales que se resolvían com o simples formulaciones aclaratorias del texto del Talmud. El Consejo de los gaonim equivalía ya a un nuevo Sanhédrin. Es l a situación que se prolonga hasta la conquista de Persia por los musulmanes. 3. Desde el nuevo punto de vista en que se había colocado el ju daismo, basado en una interpretación unívoca de la Torah a través del Tal mud, los cristianos pasaban a ser, de modo absoluto, no-judíos. El cristianismo no podí a ser una secta más ya que sostenían tres puntos de fe incompatibles, en absoluto , con la suya : primera-que el Mesías había venido ya; segunda que este Mesías poseía naturaleza divina; tercera que Dios era a la vez uno y trino. Por su parte los cristianos se consideraban a sí mismos com o «verdadero y definitivo Israel» ya que habiéndose cumplido la promesa, ellos la habían aceptado mientras que los «pérfidos» — esto es, deficientes a su propi a fe— seguían siendo judíos, definidos ya en el Antiguo Testamento com o pueblo «de dura cerviz». Con el tiempo, al estructurarse el Imperio y después las Monarquías cristianas, se reclamaría incluso un dere-

246

LOS JUDÍOS

cho sobre la que, en adelante, debería llamarse Ti erra Santa por asociarse al hecho de l a Redención. La condi ción jurídica de religión lícita fue abandonada: era necesario buscar otra exp licación puesto que los cristianos reconocían la autoría Santa del Antiguo Testamento. Fue elaborada por San Agustín y convertida en norma de l a Igl esi a por San Gregorio Magno. Al ser el Pueblo depositario de la promesa y custodio de la Escritura tendría que ser tolerado sin que se le pudiera hacer objeto de persecución; pero al mismo tiempo se sentaba el principio de que debía ser atraído al bautismo, su destino final mediante procedimientos muy variados que no excluían las presiones económi cas o de otro tipo siempre que no llevasen al bautismo por l a fuerza, ya que ésta invalidaba el sacramento. La Iglesi a culparía de una manera especial al Tal mud de esa pervivencia de los j udí os en sus antiguas formas de vida rel igiosa. Puede decirse que durante l a Edad Media la batall a enfrentaba directamente al Ta l mud con e l Nuevo Testamento. Al final vendría l a supresión del judaismo en e l ámbl· to cristiano por el convencimiento de que los judí os no abandonarían nunca las enseñanzas talmúdicas. En la conci enci a judía el tiempo que se abre con la conversión de los emperadores romanos, en el siglo IV , y se cierra con la expulsión completa y al parecer definitiva en l as postrimerías del xv, se define por el sufrimiento y la persecución incluso sangrienta; esto ha contr ibuido a que se atribuya al Islam una tolerancia que no parece demasiado correcta. Tolerancia es, entre cristianos y mu sulmanes, la actitud que corresponde a períodos inmaduros, du rante los cuales la cooperaci ón de los judíos, en varios aspectos, resultaba imprescindible. Juega en ella también la esperanza de lograr una enriquecedora conversión. Cuando la madurez política y el desarrollo económ ico alcanzan en unos y otros, cierto grado de ma durez, la intolerancia se impone. Es preciso insistir en que tolerancia no es lo mismo que afecto o aceptación: se tolera únicamente aquello que se considera malo. En los primeros tiempos, hasta comi enzos del siglo IV, la Igle s ia tuvo que definirse a sí misma, partiendo del hecho de que no pod ía invocar la condi ci ón de ser lícita ante los romanos. Buscó, en consecuenc ia un af ianzami ento de todo aquello que la separaba de l judai smo, condenando a éste, com o una consecuencia de su desobed iencia a los mandatos de Dios. Poco a poco se f ueron perfilando los cuatro puntos que acabarían consti tuyendo una acusac ión :

CONSECUENCIAS DE LA CAÍDA DEL IMPERIO

247

— al no aceptar l a herencia que Jesús l es proponía, ésta había ; fue olvidapasado í ntegra y exclusivamente a los cristianos da la doctrina paulina acerca del olivo y el acebuche; — la crucifixión de Jesucristo, cuya responsabilidad era atribuida a los judíos, hacía de éstos un pueblo deicida; — por esta causa se habían hecho odiosos a los oj os de Dios, cosa nada extraña pues siempre fueron calificados com o de «dura cerviz»; — estaban entregados a una doctrina y cu lto que el diablo les i i nsp rara permaneciendo com o par i as en medio de l a soc i edad, dignos de todas l as humillaciones por castigo divi no. Esta conciencia, que aparece muy clara en los últimos autores de la Patr íst ica , y de manera especial en San Juan Crisóstomo, permaneció durante toda la Edad Media, limitándose al principio al espac io de una contienda religiosa, que se transformaría en antisemitismo con la llegada de la Modernidad. El antijudaísmo reclamaba tan sólo la conversión y el bautismo; cuando el hebreo ingresaba en a l Ig l es i a cesaba l a cuestión. Más tarde , s i n embargo, se atribuyó e l mal no a su sistema de creencias sino al linaje mismo de los j ud íos, de m odo que aunque éstos se convirtiesen seguían empañados por la misma perversidad. Hasta Constantino los judí os contaban con la ventaja de qüe, en su polémi ca con los cristianos, éstos se hallaban fuera de la ley, y ellos no. Pero después del 313 las cosas cambiaron de una manera radical: el cristianismo se convirtió en única religión lícita y las autoridades prestaban apoyo a todos sus dictados. Por ejemplo, al declararse festivo el domingo y laboral el sábado, los jud íos comenzaron a encontrar dificultades para el cumplimiento de sus deberes sabáticos. Por otra parte el judío, que rechazaba adherirse a la verdad objetiva proclamada por el Imperio, no podía aspirar a otra consideración que aquella que merece el error que se tolera con la. esperanza de lograr pronta enmienda. Excluidos del servicio militar y de los empleos públicos, l os j u díos se vieron pronto impedidos de ejercer c iertas profesiones . Se retiró la cond ic ión privilegiada que acompañaba a los antiguos de cretos en favor de la religión lícita . Quedaba proh ib ido e l proselitismo, pensándose incluso en impedimentos para la educación de los hijos en el talmudismo. Tampoco podían poner dificultades a la conversión de sus miembros a l cristianismo, amenazándose con pe nas muy graves en el caso de que conculcasen tal disposición. No podían tener esclavos cristianos; pronto se les prohi bi ó tenerlos en absoluto. No podían edificar nuevas s inagogas, limitándose a repa-

248

LOS JUDÍOS

rar las anti guas. El trato con cristianos llevaba a disposiciones que impedían ejercer cualquier ofi ci o que comportara autoridad sobre ellos o simplemente participar en sus comidas o ñestas. 4. Toda la legislación de los emperadores del siglo iv quedó incor porada a l Código de Teodosio II del 438 . Las disposiciones an tijudías se intercalaron en la estructura jurídica de l Imperio b izantino y también de los reinos germánicos de Occidente, especialmente francos y godos porque lo emplearon com o base de su prop ia legislación. El judaismo era la única religión distinta de l cristianismo que recibía un estatus de tolerancia expresa, pero sus fieles eran susceptibles de castigo si ejercían proselitismo o intentaban que un bautizado retomase a su vieja religión . Estas disposiciones pecaban, además, de excesivamente teóricas, ya que en la práctica, resul taría muy difícil que los cristianos o las autoridades locales mostrasen respeto por los judíos. Teodorico el Amalo y el obi spo de Ravenna no podrían impedir que grupos de judíos fueran bautizados por la fuerza. Víctima principal de esta primera persecución fue la comunidad judía de Palestina. Permanecían una Academia y un Sanhédrin en Tiberiádes, pero sin el prestigio que antes tuvieran. La Academia estaba dirigida por los rasé perec (jefes de capítulo). En el año 520, com o hemos apuntado, el hijo de Mar Zutra, que había conseguido sobrevivir al desastre de l a rebelión en Mesopotamia , usan do el mismo nombre que su padre, pudo tomarl a presidencia de l Sanhédrin, en donde le sucedería sus descendientes durante si ete generaciones. La poblaci ón cristiana en Palestina seguía aumentando y no faltaron los incidentes; generalmente los provocadores podían contar con la ayuda de las autoridades bizantinas, de modo que los términos en la relación se invirtieron en forma definitiva. Los judíos se beneficiaban, si n embargo, del desarrollo de la agricultura y de otras actividades económ icas , que se estaba registrando y de este m odo pud ieron reedificar , ampliar o crear de nuevo sinagogas. También les f avorecían las querellas entre ortodoxos , arríanos, nestorianos y monofisitas, deteniendo en gran medida la legislación desfavorable. Un momento de fuerte esperanza acaeció cuando a principios de l siglo v i un rey de Himyar, a l sur de la península aráb iga, pero que extendía su influencia al Cuerno de África, Du Nuwas, se convirtió al judaismo y comenzó a perseguir a los cristianos. Era la primera vez que los jud íos contaban con un suelo propi o. Pero los Etí-

CONSECUENCIAS DE LA CAÍDA DEL IMPERIO

249

opes cristianos combatieron y dieron muerte a Du Nuwas. Los himyaritas acabarían sumándose al Isl am, en cuyo desarrollo los j udíos en este territorio asentados ejercieron gran influencia. Desde el año 527 Justiniano deci di ó poner en marcha l as nuevas leyes antijudías. Los problemas para las comuni dades dispersas por el Imperio que de nuevo abarcaba Italia, el norte de Africa y una parte de España, aumentaron pues los obispos podí an reclamar de los gobernadores que cumpliesen aquellas disposiciones . Aprovechando las disputas que habían surgido entre los propi os j udíos acerca de si la lectura debía hacerse exclusivamente en hebreo o acompañarse obligatoriamente de una traducción al griego, el emperador promu lgó la Novela 146 que ordenaba el empleo del griego y, con preferencia, la versión de los Setenta para que no se produjesen diferencias con las lecturas cristianas. E hizo extensi va su dispos ic ión prohibiendo el empleo de la «Deuterosis», es decir, de la Mishnah. Palesti na ya no ostentaba l a direcci ón de l judaismo , pero seguía resistiendo, com o en otros l ugares, el peso de esta peculiar forma de persecución que nacía de l a tolerancia. Su esp ír i tu había pasado a expresarse por med io de la aggadah, que había llegado a convertirse en una expl icación doctrinal completa que reforzaba y daba sentido a las normas de vida contenidas en l a halakhah. Han l legado a nosotros algunas col ecci ones de mi drasi m aggadah (comenta rios homiléticos) que equi valen, para expresarlo en términos m o dernos, a verdaderas homilías, suscitadas por la lectura de los textos y fijadas después por escrito. La aggadah es un fenómeno típicamente palestino. Otra producc ión de este tiempo está constituida por la poesía litúrgica (pi yut) que constituye uno de los elementos esenciales en el servicio religioso de la sinagoga. Salvo en casos muy raros se desconoce el nombre de los autores tanto de los textos ho miléticos com o de las composiciones. Puede decirse que esa gran tarea, doctrinal y literar ia , era el m odo de oponerse a las prohibiciones, fijar el pensamiento y las normas, comun icar de una generación a otra el patrimoni o que constituía la fuerza principal y afirmar en los espíritus la fe. El judaismo estaba sobreviviendo a dificultades de muy diverso género. Es natural que los judí os albergasen sentimientos de hostilidad hacia las autoridades que les perseguían. Así los de Pal estina aplaudieron las victorias de los sasanidas sobre Bizancio, sin recordar que también ellos habían desplegado mecan ismos de opresión. Cuando el año 614 Cosroes cruzó la frontera y se dio la impresión de que el Imperio iba a sufrir una definitiva derrota, to-

250

LOS JUDÍOS

marón las armas en su f avor, estableciendo un precedente de lo que sucedería en España un siglo más tarde. Los cristianos f ueron expulsados de Jerusalem y el gobierno de la ciudad quedó enco mendado a un jud ío , Nehemías ben Juziel ben Efraim ben Joseph. Bastaron, s in embargo , tres años para que se produjera un cam b io en la política persa, que seguía consi derando a los j udí os com o peligrosos enemigos de su religión. Nehemías, j unto con otros dirigentes , fue asesinado y todas las esperanzas se disolvieron. Co menzaron a llegar noticias desalentadoras de Arabia: también Muhammad, e l Profeta, que había buscado al pr inc ip io la co labo rac ión de los jud íos , había in ic iado contra ellos una persecución. Una experiencia era necesario recoger: quienes en algún momen to se acercaban a los judí os en términos amistosos esperaban de ellos precisamente que, dejando de ser judíos, se convirtiesen en sus corre lig ionari os y pronto se defraudaban ante la terquedad de que daban pruebas en defensa de su fe. Heraclio empleó todas sus fuerzas en una larga guerra contra los persas que le produ jo una importante victoria. Poco antes de efectuar su entrada en Jerusalem (630) portando consi go la reliquia de la verdadera Cruz, negoció con la comunidad judía of reciendo una rectificación completa de la política hasta entonces segui da: los que cooperaran con los persas serían perdonados y la práctica de l a religión mosaica podr ía continuarse si n inconveniente alguno. Aunque el emperador juró estas condici ones, los obispos, tras la rendic ión de Jerusal em, le impidieron cumplir su comprom iso , decre tando un ayuno general reparador. Se acusaba seriamente a los j udíos de actos sacrilegos com o incendio de iglesias y asesinato de sacerdotes, religiosos y fieles. En consecuencia se desataron de nuevo persecuciones con abundantes víctimas. Esto explica que, al producirse la invasión musulmana, la comuni dad judía se encerrara en una completa neutralidad. Sabía bien que no podía confiar en unos ni en otros. 5. Los reinos germánicos, que se consolidaban en los siglos vi y vil, se mantuvieron dentro de la legislación romana. En general los monarcas arríanos, ostrogodos y Mishnagodos hasta la época de Leovigildo, se mostraron más indiferentes a la cuestión judía y, en consecuencia, menos hostiles. Pero conf orme se afirmaba la unidad católica, resultaba imprescindible para ellos conf ormarse a la legislación y a las costumbres del tiempo. Ya en el Concilio de Elvira, próxima a l a actual Granada, entre los años 303 y 309, reinando Diocleciano, se habían adoptado decisiones

se habían incapacitado para rec ibir l a f e. Gregorio de Elvira o Cesáreo de Arles. Gregorio I (590-604). pero al mismo tiempo en sus órdenes a los obispos ordena respetarlos dentro de los derechos que les han sido reconocidos. tuvo apenas una eficacia rel ati va. «No se debe consentir a os l jud í os que se atrevan a hacer en sus sinagogas más de lo que l a ley les permite. tolerando y protegiendo su presencia. En algunos padres de la Iglesia de Oriente como San Juan Crisóstomo o Cirilo de A le jandría dio pie a ataques vi oentos que se fueron difundiendo en los siglos s guientes l i . que es desobediencia al mandato de Dios. que pueden darse por comprobados : la misión entre los judíos. l ha sido conced i Esta doctrina. asumiendo estos debates y recogiendo la experiencia adquirida durante su larga estancia en Constantinopla. León Magno. La pervivencia del judaismo hasta el fin de los tiempos sería prueba de que. Mu- . para conseguir su con versión pudo darse por fracasada pues los bautismos afectaban a ín fimas minorías . La abundante literatura cristiana acerca del tema incide en dos aspectos de esta cuestión. que habían sido defraudados por un embaucador que se proclamaba Mes ías. iba creciendo paralelamente la doctrina de la ina sequibilidad de los judíos por designio de Dios. Finalmente la pervivencia de las sinagogas. obligatoria por tratarse de d irectrices que emanaban de la cabeza de l a Iglesia. La vida en libertad de acuerdo con sus propias costumbres. ijó a doctrina que estar í a vigente a l menos hasta e l IV Concilio de f l Letrán. sirven únicamente para con firmar que ta les conversiones no modificaban l as dimensiones de l a comunidad judía. Poco tiempo más tarde la conversión de Constantino parece haber influido sobre algunos judíos. Estos derechos se referían a tres aspectos fundamentales. Pero l as noticias que sal tan en nuestras f uentes.CONSECUENCIAS DE LA CAÍDA DEL IMPERIO 251 que reprobaban la convivencia entre judíos y cristianos por las consecuencias desfavorables que se temían para la fe de estos últimos. con su rebeldía frente a Dios. En sus numerosos escritos condena extensamente la que ll ama «insolencia» judía y no duda de que los hebreos permanecen en el mal. después de l siglo iv . a l rechazar e l Mes ías. El respeto a su opc ión religiosa pues sólo voluntariamente podían recibir el bautismo debiendo castigarse a quienes les obligasen a ell o. Esta interpretación teológica aparece en muy diversos autores com o San Agustín. pero tampoco deben sufrir restricciones en lo que es do» . moviéndoles a buscar la conversión. com o la conversión de los jud íos de Menorca ante los milagros de las reli qui as de San Esteban o los de Creta.

s in la experiencia arriana. . no muy numerosos. Comenzaron. cuando se convirtieron al catolicismo. a l convertirse directamente al catolicismo. asumieron las mismas disposiciones. rey de los Mishnagodos. Finalmente Rescesvinto pasó a todos los jud íos la orden de bautizarse.252 LOS JUDÍOS chos cristianos. Pero l a a idea seguía en p i e. Dagoberto (629-639) que consiguió unificar los reinos francos propuso. Contra estos obispos se dirigieron l as cartas de Gregorio I. ponían el acento en l primera parte . Esa misma di sposición fue adoptada en Burgundia. Se decretó que los esclavos que se hiciesen cristianos o fuesen circuncidados por sus amos alcanzarían automáticamente la libertad. Los hijos de los jud íos tendrían que ser educados por maestros cristianos. entre ellos abundantes obispos. Luego se prohi bi ó que los judíos pudieran tener a su servicio personas libres. consecuencia de la col aboraci ón de los j udíos con los persas. a finales de l s ig lo v. a l «insolencia» y presionaron a los reyes para que a l aplicasen con e mayor rigor las disposiciones del Código de Teodosio II. en consecuencia. que lleen España las l eyes contenidas en el Código de Teodosio II garía a ser l a base de toda la legislación posterior. una solución radical y defini ti va: aquellos judí os que rehusaran bautizarse deberían abandonar sus dominios ya que éstos se identificaban con la comunidad cristiana. exigiéndoles una rectificación. Clodoveo. Desde entonces f ueron de ap l icación . prop iciado por las guerras internas entre los merovingios. También los lombardos. a adoptarse disposiciones en la misma línea de persecución de los judíos. Se imp idió a los conversos mantener relaciones con sus parientes que hubiesen permanecido en el judaismo. mantuvo una clara tolerancia a los judíos. por primera vez. abrazó e e ΙΠ Concilio de Toledo (589). en ciertos aspectos. Se acabó proh ib iendo la celebración de l a Pascua. dentro de l ámbito imperial. Un cambio de actitud puede detectarse en Franci a. llegando a proponer soluciones de fin it ivas com o la im posición del bautismo. refrendadas por sucesivos Concilios toledanos. E l siglo v il fue de persecución para los jud íos en todo el ámbito occidental. l catolicismo en l Recaredo. los matrimonios que no fuesen cristianos y hasta el rito de la circuncisión. La doctrina permanec ió —los judíos debían ser protegidos y autorizados a vivir al lado de los cristianos aunque en plano inferior— pero la práctica no. Pero a lo largo del si gl o vi los obispos fueron consiguiendo un endurecimiento. Es posible que hayan influido l as disposiciones del emperador Heraclio. Las órdenes no fueron ejecutadas porque el desorden e ineficacia de l administración lo impidieron. pues los monarcas germánicos se seguían considerando. que habitaban en los territorios que ahora llegaban a su poder.

Esto explica que en Pa lest ina se mostrasen sumisos con l nuevas autoridades y en España . siguiendo las rutas de emigración hacia el oeste que guiaban los fmsos de los pueblos de la estepa. Hacia el año 579 un pueblo probablemente mezclado con sangre turca y finesa en sus venas . La situación para los jud íos llegó a hacerse desesperada. Hubo. El año 695 Egica les acu só de conspirar contra la corona . comenzaron a expansionarse desde el Cáucaso. co as laborasen activamente en la invasión. este pueblo. La caída de Hispania y el repliegue de la Cristiandad hacia Franci a. durante más de cuatrocientos años . un caso singul ar. medio siglo más tarde . cuando se i ni ció la expansión musulmana. Culpaban a los monarcas cristianos. En a l época en que Carlomagno restauraba e l Imperio en occidente . Heraclio. de esta persecución que les amenazaba con el aniquilamiento. se les permitió v ivir dentro de las limitaciones establecidas por las leyes v igentes. que llegaría a verse amenazada . pusieron fin a la persecución sin que esto significara el término de una actitud negativa. imp idieron que se produjera el desarraigo comp leto de los judíos. De e llas serían víctimas indirectas también los judíos. que respondía al nombre de ¡ chazaros. hasta el río Don.CONSECUENCIAS DE LA CAÍDA DEL IMPERIO 253 Las postrimerías del régimen visigodo se vieron afectadas por tremendas discordias internas . alcanzaron el Volga. Jesús . Egica o Wit iza . El mal f uncionamiento de la administración goda y las querellas internas que impedían a los reyes hacer cumplir sus mandatos. e bajo . había llegado en su expansión hasta Kiev. en medio de estos cambios. destruyeron a los búlgaros forzando su huida hacia los Balcanes y llegaron a cons truir un vasto Imperio. 6. La doctrina de Gregorio I y el pensamiento de San Agustín orientaron. Una ley promulgada posteriormente disponía la confiscaci ón de bienes de los que no quisieran convertirse. as í com o el apartamiento de los niños de sus padres. haciendo esta declaración ante el XVII Concilio de Toledo. Esta doctrina fue aceptada también por los otros pueblos bárbaros que paulatinamente se iban incorporando al Cristianismo. En ambos extremos del Mediterráneo los j udíos habían alcanzal punto más do. trataron de conver- . luchas por la sucesión. la conducta de las autoridades cr ist ianas . Los bizantinos y los musulmanes que habían alcanzado ya el Cáucaso en su expansión. a oril las del mar Negro. Sin ll egar a sust itu ir la conc ienc ia de que los judíos hab ían co metido «perfidia» a l rechazar al Mes ías . a fin de que pudieran ser educados en la religión cristiana.

decidió abrazar el judaismo que quedó declarado com o religión oficial. comerciantes o simplemente fugitivos. Aunque debilitado . comunidades judías en Crimea. e l Im perio pudo sobrevivir hasta principios del siglo XIII en que fue de finitivamente destruido por los mongoles. pero integrándose también en el gran mundo de los askhenazis. sin em bargo. Se mantuvieron . De m odo que retornaban a sus orígenes.000 de sus nobles. El médi co y consejero del khalifa español 'Abd al-Rahman III estableció correspondencia epistolar con el rey Joseph. E l crecimiento del principado de Kiev supondría para los khazaros una ser ia amenaza . sufriendo l as incomodidades que este estatus significaba. . Kuzari. se habían refugiado en sus territorios. Una curiosa leyenda comenzó a circular muy pronto: los khazaros no eran otra cosa que descendientes de las diez «tribus perdidas de a » a los que los asirios obligaran a un traslado f or l Casa de Israe l zoso. El año 969 derrotados por Iaroslav per dieron todos sus territorios occidentales. Muchos j udíos.254 LOS JUDÍOS tirios. del que nos ocuparemos más adelante. El rey Bulan (786-809) con 4. Los cristianos y musulmanes que viv ían en el Imperio khazaro pasaron entonces a ocupar la posi ci ón de tolerados. reci biendo explicaciones acerca del proceso de conversión que servirían para que Judah ha-Levi escribiera el famoso diálogo. en relaciones mercantiles con árabes y bizantinos.

ya que figuras y relatos de la Escritura aparecen incorporados al Corán . Había comunidades judías en Yatreb. les convirtió en objeto de persecución. Es. así com o a lgunas normas y disposiciones procedentes de l Talmud. Contemplado desde una perspectiva no musulmana. El Profeta comenzó presentándose a sí mismo com o e l cumplimiento de la Promesa definitiva. recog ida también por el Corán de que siendo uno de los pueb los portadores del Libro revelado. Dicha doc- . una insuf iciencia o una desviación. convirtiendo el Mediterráneo en un lago musulmán. Las pésimas' di sposi ci ones de los comi enzos no perduraron. Cuando se vi o rechazado por aquellos «tercos» judíos. Bien entendido que la Verdad pertenecía únicamente al Islam y no era posible otorgar otra cosa que tolerancia respecto a lo que debía considerarse com o un mal. tal planteamiento alcanzaba del mi smo m odo a cristianos y mazdeos. Se impuso la doctrina. el Islam es una especie de imitación de l judaismo y del cristianismo. Ultimo en con secuencia de los Profetas . por otra parte. buscando satisfacer las demandas árabes de poseer un Profeta pro pio . En el siglo que siguió a la muerte de Muhammad (632) el Islam experimentó una rápida y sorprendente expansión que permitió crear un vasto Imperio que iba desde el Atlántico hasta la India y las fronteras de China. La Meca y algunas ciudades del sur de la Península y es seguro que rec ib ió noticias orales de la religión hebrea. indudable que Muhammad conoc ió el judaismo y también el cristianismo. por eso sus primeras disposiciones acerca de la orac ión cinco veces al día establecían que el rostro debía volverse hacia Jerusalem. Prácticamente todos los jud íos existentes entonces quedaban englobados bajo el domi ni o musulmán.Capítulo XIII JUDAISMO E ISLAM 1. debía establecerse entre ellos y los idólatras. una distinción .

Los musulmanes. ya que tergiversaban el Antiguo Testamento y se negaban a reconocer a Muhammad com o profeta. i ficaban derechos que a losj ud í os se recono Las l eyes no sign cieran sin disposiciones reguladoras emanadas de l a autoridad c o rrespondiente para fijar las condiciones en que podí an desenvolver su actividad. Gozando de libertad de residencia pudi eron viajar por todas as regiones de aque l inmenso imperio. tampoco los cristianos en Estados musulmanes o los seguidores de Muhammad en los reinos europeos pod ían ser admitidos. Los judí os comenzaron a convertirse en los grandes expertos en este género de actividad. pero castigaban severamente cualquier conversión que no fuera a la propi a fe. pero no podí an i ntegrarse en la comun idad po lít ica porque ésta se de finía desde una dimensión religiosa. del mismo modo. viviendo en territorio ajeno. Tra taban a los cristianos de politeístas. aseguraban que compartían la fe en la Biblia en cuanto que se trataba de uno de los Libros revelados y santos. desde l a conquista árabe hasta finales del siglo xvu los j udí os tendrían que f ormar una comuni dad religiosa específica. a causa del dogma de la Trinidad y a los jud íos de falsarios . com o los cristianos. organizando relaciones merl cantiles de gran alcance. En el siglo vi n. Las relaciones de parentesco o sim plemente religiosas permitían desarrollar s istemas de pago muy lucrativos. Muchas de estas doctrinas y apreciaciones pasarían después a los reinos cristianos. . aunque coinci dí an con los j í ud os en e l rechazo de que Jesús fuera e l Mesías prometido . al abandonar o destruir los sistemas de riegos. Unos y otros admitían. al concluir la expansión islámica . Influyó mucho en esta tendencia que los musulmanes. tuvieron ahora la oportunidad de volver a la antigua fe. que los conversos dejaban de ser jud íos para integrarse en la nueva com u nidad. En consecuencia las actividades mercantiles se desarrollaron de modo extraordinario. los soberanos de di cho territorio l es otorgaban una especie de permi so de residencia. siendo así que ellos reconocían com o tales a los de los hebreos. prácticamente todas las comunidades judías se hallaban sometidas al poder del Islam. planteamientos que hiciera San Gregorio Magno de m odo que. Pero el gran comerci o internacional significaba el uso del dinero.256 LOS JUDÍOS i endo a los trina sería asumida también por los cristianos respond . pod ían ser modifi cadas o suspendidas según la vo luntad del soberano. arruinasen l a agricultura forzando a los judí os a buscar otros medios de vida. Muchos de los que se convirtieran obedeciendo las leyes bizantinas o visigodas.

JUDAISMO E ISLAM 257 2. refiriéndose en ambos casos al Deuteronomio. a este respecto. en especia l y muy tardíamente en Italia. hizo nacer la leyenda de que la verdadera ocupac ión de éstos giraba en torno al préstamo con interés. trataron de apoderarse también de los conoc im ientos que tenían los pueblos dominados y asimilados: arameo.-incluso la alimentación —todos rechazaban el consumo de l cerdo— indicaron una aproximación . el idioma hablado fue e l árabe. Aunque el hebreo se mantuvo com o lengua religiosa. la doctrina judía coi nci dí a con la cris- . E l vestido. iranio. com o sucede con l a mayor parte de los conquistadores . En los siglos de la al ta Edad Media. Para los cristianos se hizo evidente que los jud íos eran depositarios de la versión auténtica en las Escrituras . aunque se resolverá en un notable grado de avance en los conocimientos. sánscrito y griego fueron vehículos adecuados para esta comun icac ión. de modo que l grandes obras que constituyen a l plataforma de l sefardismo. una especie de elite intelectual que se ocupaba de materias ajenas al estudio de la Torah. Se produjo una asimilación bastante completa de los judí os por l sociedad y l a a cultura árabes . orientalizado. aunque en ciertos países de Europa. garantizado por medio de prendas. Maimónides y Santo Tomás de Aquino. un nuevo tipo de judío . llegando a identificarse al jud ío con el usurero no puede aplicarse a las comunidades sefardíes ni a las de l mundo islámico . entre los j udíos. Hasta el siglo XI e l Islam mostrará . los hábitos y costumbres. surgió entre los rabinos una honda preocupación : ¿no iba a ser cau sa la filoso fía griega de perjuicios para la fe? Es un problema que se plantea sucesivamente en las tres religiones con Averroes. Cuando las obras de Aristóteles comenzaron a difundirse. Con ellos iba a entrar l a influencia del helenismo. Esta acusación que daría lugar a verdaderas calumnias. En consecuencia surgió. cobraba visos de verosimilitud porque se impedía el acceso a otras profesiones. Otro aspecto: la dedicación de l os judí os a actividades relacionadas con el comerci o del dinero. aunque si n apartarse nunca de la tradic ión religiosa judía. mucho más pro f unda de l a que fuera en relación con e l helenismo en la Diáspora mediterránea . especialmente a la agricultura. Nada de esto afectaba a las costumbres relig iosas: el hebreo era considerado com o la garantía de la Tradición . que tenía la enorme ventaja de su unidad en todo e l espacio dominado por e l Is lam . Los árabes. una superioridad com pleta sobre las otras naciones. as se redactaron en árabe . Nació . de este modo . Y en esta tarea resultó importante la col aboraci ón de los judíos.

gedo lá ).258 LOS JUDÍOS tiana en la descalificación de los préstamos de interés. m o dernamente. otra al arameo. atribuida al proséli to Aquila del Ponto.. que of recían mejores condici ones de seguridad. los judíos se instalaron con preferencia en las ciudades. forzaban con sus directrices una derivación hacia las actividades mercantiles. las cuales produjeron una fuerte emigración hacia el Oeste. Algunos eruditos. Hay otro Targum palestinense. Las dificultades opuestas a l a posesión de la tierra y la organización de los oficios artesanos com o corporaciones de carácter religioso . esto es. No era. giraba en torno de la sinagoga y de l a gran escuela (kneset ha . 3. constituye lo que podrí amos llamar texto ofi ci al y garantía de fidelidad a la Escritura. No tardaron en cruzar la frontera asumiendo la casi totalidad de las relaciones entre los mercados musulmanes y los cristianos. en cada comunidad . La lectura y el estudio de la Torah se hacía sobre el Targum. el Targum. por tanto. una al griego. en consecuencia. Cualquiera que sea el resultado de estos debates. un incremento bastante rápido en el número de judíos. atribuido a Jonathan ben Uziel. no es sino la def ormaci ón del nombre de Aquila. En las ciudades musulmanas los judíos constituían pequeñas comunidades marginales que se administraban a s í mismas: son l as a lj amas . cuya versión griega habría sido utilizada para constru ir el texto aramaico . Hasta el siglo x registramos. el texto arameo que garantizaba frente a las interpretaciones cristianas porque venía acompañado de una explicación o pequeño comentario. Conviene no con f undir esta palabra con e l otro tér mino. situado entre los años 100 y 130. Toda l es a vi da . La alj ama tiene cierta semejanza con el concej o de las ciudades medieval españolas . una lectura directa sino dentro de una interpretación tradicional. que tiene su ori gen en Yabné. el Talmud de Onkelos. Ha. llamos en este punto una coincidenci a entre l a sociedad musulmana y la cristiana. di scí pul o de Hillel — si gui endo esa costumbre . p iensan que Onkelos. que había comenzado a ponerse por escrito mucho antes. Alejados de los campos. Será preciso el transcurso del tiempo para que se llegue a admitir que si el dinero es agente activo en los negoc ios también ti ene derecho a retirar una parte de los beneficios . judería. Según el Talmud hubo dos traducci ones. las cuales garantizaban la permanencia de l a tradición. aunque fuera ampliamente empleado en Mesopotamia . que se refiere al lugar de habitación. también prosélito.

hi zo del magisterio rabbínico y de su oración. y lo que f ormaba la conciencia histórica y cultural de Israel (es decir la aggadah. De este''modo. Los comentarios . en momentos de cierta paz. el vínculo y manifestación únicas del judaismo. La renuncia definitiva al Templo y al sacrificio. y en definitiva al Derecho (lo que hemos identificado com o halakhah). no se veían los maestros obligados a improvisar o innovar. Las bibliotecas de las escuelas procuraban guardar cuidadosamente las co lecc iones ant iguas. se apoyaba la enseñanza de las Escuelas. Sobre este texto. No es extraño que. matrimonio. Las tremendas dificultades de los primeros siglos de nuestra Era hicieron que los fa- . Los maestros señal aban con mucha claridad la diferencia entre aquellas enseñanzas que se referían a la conducta moral. que l es ayudaban a comprender un texto que era para ellos sagrado. canto manera de vi vi r: calendario. dando seguridad en cuanto a la base de parti da. La versión de Jonathan es más l ibre que la de Onkelos. que fijaba de una manera definitiva el contenido del Pentateuco. existía una tradición formada por las enseñanzas e interpretaciones de los grandes maestros que era indispensable tener en cuenta para poder entender la Revelación escrita. los jud íos afirmaban que. Se trataba de una . Es bajo el dominio musulmán cuando se cierra definitivamente el proceso que permite a los rabinos asumir definitivamente la direcc ión de Israel. todo hubo de ser cuidadosamente regulado para evi tar que se perdiese. De ambos aspectos se compondr ía la enseñanza rabínica medieval y moderna . No parece que el Targum haya ejerci do infl uenci a sobre los escritores cri sti anos que se mueven siempre en el espaci o de los Setenta y de la versión de San Jerónimo. de tannaim y amoraim . Coincidiendo en esto con musulmanes y cristianos. l os cristianos se s i nt i esen atraídos por estas enseñanzas . en defensa de l a verdad que predicaban. respectivamente. conducta . disponían de un acervo muy considerable.JUDAÍSMO E ISLAM 259 de buscar maestros antiguos para dar más prestigio y autoridad a la obra — pero que tiene que ser posteri or al siglo vn ya que menc i ona a Muhammad y a Fátima. Existen algunas otras versiones arameas referidas a muchos otros libros de la Biblia. De modo que el Targum constituye l a hebrai ca ventas a que se refieren muchos autores. que hemos men cionado). enseñanzas y en definitiva ser mones de los rabinos se recogían para formar co lecc iones m idrás icas. consolidada tras la posesi ón de Jerusalem por los musulmanes que maniobraron hábilmente para hacer de esta ciudad también un lugar santo para ellos. además de la Ley Escrita. oración litúrgico.

260 LOS JUDÍOS riseos consiguieran anular l a influencia de los saduceos inspirando en todas partes el reconoci mi ento de la Tradi ci ón/ que estos últimos rechazaban. argumentos para una persecuci ón desde la Iglesia. según Rasi. procu rando. en siglos posteriores. Dada l a amplitud de temas que abarca el Talmud. la Mishnah. Por influencia árabe se introdujo. Es preciso recordar que . Los maestros que entre los siglos v n y x s e propusieron establecer el texto hebreo fidedigno de la Escritura son llamados masoretas. .· que tanto en el palestinense com o en el babil óni co. surgían dos uertes corrientes que venían a ser manifestación de l as posibles f d isyunt ivas dentro de una actitud religiosa .es otra cosa que «la doctrina y costumbre que hemos reci bido de nuestros maestros» pero trata de encontrar el sentido ocul to de los sagrados textos. no . Pueden considerarse com o continuadores de aquellos que en el Templo se denominaban escribas. Ambas corrientes se desarrollaron. partiendo de España. en la nueva liturg ia que se hacía remontar a Johanan ben Zakkai y a Gamaliel II la lectura constituía un elemento sustanci al. No debe sorprendernos pues algo semejante estaba suced iendo ya con las escuelas cristianas que contaban con l a Patrística . la disposic ión de signos vocálicos. un más radical cumplimiento de la l etra de la Escritura. Importancia mayor se otorgaba siempre a la lectura. Kara significa lectura o recitación. se encuentra compuesto por dos partes o elementos. Un de fecto podr ía señalarse en e l Ta l mud : l as alu siones desmesuradas y erróneas que hace al cristianismo. Otra es la qabbalah que. que aportaba ligeras variantes— y la Guemará que lo expl icaba. Una es el karaismo que rechaza la Ley Oral com o hicieran los saduceos y reclama. que fija el texto — hubo una especie de «supl emento» o «adi ci ón» ( Tosef á) probablemente del siglo V. durante el perí odo de convivencia del judaismo con el Isl am. De este m odo no sólo se fijaba el texto escr ito sino también el modo de pronunciación . según vimos. Junto a ella estaba el canto. El origen de esta palabra permanece oscuro . en su primera etapa. en cambio. en el Talmud. que ajustaba la Ley mediante co - mentarios doctrinales a la existencia ordinaria. Al lado del judaismo rabínico. 4. puede decirse que todos l os aspectos de la existencia se reflejaban en él. Comenzaron entonces a introducirse las compos ic iones poéticas llamadas piytim y paytanim. Los judí os que pasaban a convertirse en súbditos del Islam poseí an una Tradición consolidada.

el primer hombre. Se encuentra expresada en cuatro obras fundamentales: — Séfer Yes i ra i h ( Libro de la Creación) que procede probablemente del siglo vil y se encuentra en estrecho paralelismo con la Mishnah.C. i coincidiendo con a rabmica en los otros dos matut no y de medio día. Es posible que el qabbalismo tuviera su origen en la diáspora babilonia. Los karaitas rechazaron los usos y costumbres rabínicas e i ncluso los festivales. enigmático y. El judaismo rabínico reaccionó fuertemente de modo que tras un tiempo de gran vigor (siglos xi y xn) prácticamente se extinguió. que para l a mentalidad cristiana linda con la hechicería. Las fuentes caba listas distinguen entre una Qabbalah especulativa. y otra práctica (maasit ) que consiste en el uso mágico de l a enseñanza con fines espiritual es o temporales. pero en l a actuali dad son muy pocos los karaitas que sobreviven en Rusi a y Oriente Medio. por tanto. El qabbalismo. El nombre significa «aquello que es reci bido» entendiéndose por tal algo ocul to. místico. de la comunidad hebrea de Segovia. . Como una consecuencia de esta doctrina se estableció el criterio de que. Se trata. de una enseñanza esotérica que revel a el sentido que se oculta en la Escritura. floreci ó a partir de los siglos xn y xiu cuando se difundieron doctrinas procedentes de España y el sur de Francia que se presentaban com o directamente recibidas del cielo y transmi tidas a unos pocos escogidos por vía de iniciación. Reviviría en el siglo xix. además de una revelación abierta. En el si gl o xn se extender bito musulmán por las comunidades del Este de Europa y Crimea. f uera de l ám ñanzas de Anan ben David. que equivale a una filosofía esotérica. La li turg i a kara i ta supr i me l os serv i ci os vespert i nos . Los antecedentes más lejanos nos llevan hasta e l siglo ni a. había otra reservada a unos pocos y transmitida en secreto. en el sentido griego de l a palabra. Los qabbalistas pretenden que dicha doctrina se remonta a los orígenes mismos del judaismo o incluso a Adán. pero daban una interpretaci ón más rigurosa a la observancia del sabbath —no encender absolutamente luz ni fuego— los preceptos de limpieza o la prohibición de matrimonios entre parientes. l . incluyendo en ella hasta l más l os ej anos . com o indicaremos. siendo en cambio frenado en España a propuesta de los propios judíos . Sin embargo el uso de la Qabbalah en el sentido que ahora le damos no aparece hasta el siglo XI. — Zóhar (Libro del Esplendor) que aparece en el siglo XIU y procede con toda seguridad.JUDAISMO E ISLAM 261 El karai smo surge en el si gl o vm como consecuencia de l as ense ía . a todos asequible.

la presencia del bien y del mal en el mundo y. y — Otiyo t de Rabi Aqiba (Alfabeto de Rab i Ak iba). La Qabbalah incorporaba corrientes no judías de ocul tismo y pudo degenerar a su vez en un sistema con fuso de símbolos) encantamientos. talismanes con inclinación a la alquimia y nigromancia. por su pertenencia a una comuni dad extendida . con su atribución de un sentido místico a las letras hebreas. En las ciudades musulmanas los judíos se instalaron com o artesanos en muy d iversas ramas de los o fic ios y también com o co merciantes. Siendo ésta una proyección de la Voluntad de Dios. 5. su autor siguió la costumbre de buscar una gran figura del pasado a fin de aumentar su prestigio. Pero es verdad que Aki ba. ayudando a valorar los números com o si estos fueran esencia de la Natural eza. Dicho método actúa de tres maneras diferentes. La tercera trata de descubrir nuevos conceptos alterando el orden de las letras qué componen cada palabra (temurah). posee un sentido ocul to y misterioso que puede ser revelado si se dispone de l a clave necesaria para penetrar en él. En el siglo X se detecta en Bagdad la presencia de banqueros jud íos que facilitaban al Califa préstamos importantes. Tuvo también una notable influencia en el desarrollo científi co . La segunda es la que considera cada l l í etra com o signo de una palabra que de este m odo reve ar a e lsen tido oculto del vocabl o primitivo (notarikon). no d ispo nían de cifras para expresar los números recurriendo a las letras del alfabeto . De cualquier modo se parte de a afirmación de que e l texto sagrado . com o los romanos. muy notablemente. l a observación y experimentación podí an ser adecuada respuesta. influyendo de este modo en los cristianos. La primera es l que toma en cuenta e lvalor numér i l palabras ( i ) a co de as gema t r ah teniendo en cuenta que los hebreos. la Creación. algunos llegarían a ser muy importantes en l as relaciones internacionales . de l a esperanza en el Mesí as. Pero también se ocupaba de los grandes problemas com o la naturaleza de Dios. Esta atribución es seguramente fal sa. además de lo que a simple l vista se entiende. traductores. matemáticos y hombres de ciencia.262 LOS JUDÍOS — Hékal ot (Palacios) que fue redactado en l a época correspondiente a los gaones de Mesopotamia. es uno de los impulsores del método cabalístico. No tardó en destacar entre e llos una elite muy influyente de médicos . ya que. pero sin seleccionar algunas de ellas en posibles combi na ciones com o se usa en latín.

Indirectamente era también e . estaba en condici ones de reunir cap l medio muy di versa procedencia.JUDAISMO E ISLAM 263 i ta l es de por todo el Imperio. al percibir intereses se estaba cometiendo usura. pues l as au de garantizar l a protecci ón sobre todos los judíos toridades musulmanas. Noticias sue ltas nos permiten asegurar que desempeñaban importante pape l en el comerc io de especias. com o también al sacerdocio cristiano: ¿hasta qué punto esta práctiea de la mercadería no constituía una cooperaci ón al mal? Las operaciones mercantiles implicaban transferencias de dinero y créditos . Quienes la utilizaban se hallaban en posesión de varios idiomas. bordeando la usura . Hab ía . Y también en el pequeño comercio . únicos que podían ser rentab les . Prisco. seda y también esclavos que alcanzaban buenos precios en los mercados musulmanes. Esto permitía establecer relaciones con personajes muy importantes. Agobardo. Las responsas gaónicas hacen referencia a este comerc io y a los métodos que se empleaban para ins tru ir a los jóvenes en el arte de la mercadería. no podían prescindir de esta c de los servicios financieros que. desplazando a los bizantinos en un comerc io que se centraba exclusivamente en productos de lujo. un aspecto importante que preocu paba a los rabinos. com o expertos. Gregorio de Tours da cuenta de uno de estos co merciantes judíos. se queja de que los comerciantes judí os desobedecían las l eyes que l es obligaban a liberar los esclavos cristianos. Los judíos pudieron convertirse en los intermediarios entre el Islam y Occidente. Se estaba avanzando en el uso de la correspondencia mercantil. posteriores a Carlomagno y Harum . Judaismo y . pero estos esclavos eran mercancía adquirida en calidad de idólatra y la con versión era un medio para escapar a su triste condi ci ón. el 825. Los cronistas musulmanes del siglo ix. La controversia con los musulmanes fue siempre menos aguda que con los cristianos ya que aquellos no tenían la pretensión de ser verdadero y definitivo Israel sino algo bien distinto. s in embargo. que murió asesinado por un converso. incluyendo obispos y reyes . En una de las responsa de Rabenu Gershom se contienen estas dos indicaciones: a l comprar e l bo t ín de guerra —especialmente esclavos— se hacían rentab les los robos y violencias . com o sucederá después con los monarl ase de ayudas n i cas cristianos. prestaban. que llegaron a contactar utilizando servicios de a lgu nos judíos dan cuenta de com o e l ámbito mercantil se había am pliado extraordinariamente grac ias a estos «rahudanitas» que dispo nían de una inmensa ruta que se iniciaba en e l sur de Franc ia y lle gaba hasta la India y China transportando productos de alto precio.

El hecho de que los Abbasidas establecieran l a capital del Califato en Mesopotamia .264 LOS JUDÍOS cristianismo estaban en la base del pensamiento religioso de Muhammad pero éste. desapareció. l j ía o que obligaba a tratar a ud os y cristianos de manera di stinta a la de los idó l atras. Esta protecc ión se llamaba dhimma. Era indispensable pagar los dos impuestos. Los jud íos no tardaron en descubrir en España que . Carecían de importancia las condiciones o circunstancias en que se hubiera produc ido aquella sumisión ya que las principales limitaciones que se imponían a los «portadores del Libro revelado» obe decían a l deseo de otorgar a los musulmanes una pos ic ión de supe rior dignidad. se permitía conservar l l a prop i edad de los bienes . tuvo consecuencias importantes para el judaismo. había dispuesto después que se usara de la violencia contra los hebreos. Esto sucedió por ejemplo en Granada durante la época de los taifas. del que el interesado podía librarse convirtiéndose al Isam . A l entrar en posesión de un inmenso Imperio en que la mayor parte de la po b laci ón era cristiana. aplicaron el princi pio de rectificación que incluía a l Biblia entre los Libros revelados . Hasta el 825 los musulmanes reconoci eron l a calidad de ex il arca en los que se decían descendientes de la Casa de Davi d. al ref orzar la direcci ón que sobre éste venían ejerciendo las Academias de Babilonia. especialmente desde l a época Omeya. desde mediados del siglo vm. de capitación (guizya) y territorial (j arach). Los i nfieles. la tolerancia se impuso com o una necesidad ineludible. no eran diferentes las con diciones otorgadas a los cristianos. pasaban a convertirse en dhimmi. e l ejercicio de la religión y cierta f orma de organización interna. que había sido importante. De este modo la comunidad judía de Arabia. En l a práctica l e comportamiento de las autoridades dependía del grado *de utilidad que los infieles tuvieran. en favor de los directores de las yesibot o Academias. A pesar de todo los Califas. quedaban de este m odo sometidos a una protecci ón que tenía siempre algo de provisional. A camb io de este abono . de m odo que los que se acogían a ella sometiéndose. defraudado en sus expectativas. La presión fiscal y el aislamiento eran eficaces a la hora de conseguir conversiones. Des de este momento l a autoridad del exilarca sobre los judí os disminuyó. Si algún judí o ascendía en el favor de las autoridades locales podían provocarse tensiones y hasta tumultos. pese a haber co laborado en la invasión. uno de . pero en di cho año el Ca lif a dispuso que la propi a comuni dad pudiera proponerle la persona que le pareciera más conveniente para actuar com o sui nterlocutor . rodeados de pompa com o si fuesen los antiguos reyes.

.que despacharon l los gaones de . tres en Pa es ti na Esto no era para que . rían a a Andalusl centralizaban todas l í l E t tu ol completo de sus gaonim era «cabezas de :a Academia que l es a excelencia de Jacob». de quien volveremos la ocupamos por su extraordinaria i i . cuando. que más adel ante se trasl ada. de asl dos escue as Dominaba e princ p o de autoridad Los maestros l l aunque fuesen l . tura El exiliarca con rmaba a designación de los gaones dejání l dose por los banqueros l. enseñaban a l os óve est na Los maestros de sólo l l l j nesi e . Esto no significaba que desapareciera la figura del exiliarca: recibía su nombramiento en una ceremonia importante. l un «hombre nuevo» egara a convertirse en gaón No se trataba nuni . f i Sura alcanza su cénit bajo a ón de Saadya ben Joseph . elegidos por l los otros siempre a un grupo redui i miembros de. influir l fi l de a Corte del Ca a Todo . de oraciones que emplearía a comun dad de España l mientras que Pa to de Pumbeditá (842-858) remitía l l i ejemplares de . akho l iPesukot l Leyes decididas) . ab l de i juez : i be d n de este m odo e padre pod a preparar e camino del hijo de una nal t manera i . (928-942).sig o x tras adaron su sede al Bagdad i i l Son mfi es l as responsa l l i . la yesibá. . Las yesibot de Sura y Pumbeditá. zado mediante su nombramiento de l tribunal rabínico. ambas obras ejercerían una gran in ilt t todas as comunidades jud as incluyendo as de Pafluencia sobre l as Academias no í . importantes hasta l culminar l en esa especie de Academia de Sabios en Sura y Pumbeditá que actuaba l como Corte Suprema Las dos yesibá conservaron e nombre or g na .nstru an a as comunidades sino que resolv an os problemas de a vida ordinaria una i í l que se es p anteaban Hab a en í e judaismo. por tanto que e sefardismo l tiene su origen pre cisamente en as enseñanzas . l . los dos Ta mudes l yi de los Midrasim con e mismo destino de Lucena Puede ldecirse. í por . Estaban autorizados a poner sus ense l ñanzas por escr to A com enzo de período abbasida Yehuda de i Ha . cobraba al gunas tasas. i d recc í . c do de familias Se s pueden seña arse en Babilonia. . unc o naba pues com o una perfecta ol garqu l a lif . as enseñanzas l de judaismo. ambas Escuelas Natronai y Amram de Sura (853-874) prepararon e orden il l comp eto . l especie de gradación jerárquica as l l l comenzando . ca de una e ecc ón ll libre e sucesor era precon . recibía donativos y era el interlocutor con el Califa para todos los asuntos que afectaban a la comunidad. obstáculo i l a gunas veces muy pocas. a na es de . nombraba los jueces. l escue as infe riores y ascendiendo por as más . unas She o (Discusiones). pertenecían .JUDAISMO E ISLAM 265 los cuales usaba el título de gaon. Sura escribió sus m entras ique l t ( sus discursos homiléticos i Aha ben Shabha en Pumbeditá recogía en .

la tradición en la doc trina. un poco com o estaba sucediendo en las comunidades cristianas donde se reservaba al Papa el concepto de la Suma Santidad. pero esto no era obstáculo para que ejerciese un gran poder. En el siglo x los cortesanos. Era esa santidad atribuida a los sabios la que otorgaba especial eñcacia a sus bendiciones.266 LOS JUDÍOS labor en todos los campos del saber. muerto en 1207. Samue l ben Ali. El mayor esplendor de Pumbedita se produce con los gaones Sherira (968-998) y su hijo Hai (998-1038) que corresponden . com o un tesoro. El último de los gaones. S iete de e llos era jef es de cala que estaban por encima de diez miembros del Sanhédrin. el más preci ado que poseía el Pueblo de Israel. La fortaleza interior doctrinal era muy sólida. constituían el Sanhédrin: había un turno riguroso en la ocupac ión de los asientos pues éstos indica ban la categoría. sin embargo. y tres eran haveri m esto es. E l rango se consideraba ligado a la santidad de las personas. A ellos incumb ía la obligación de con servar la pureza de l linaje y. al mismo tiempo. banqueros y comerciantes relacionados con la Corte Calif al o con la de aquellos emiratos que habían logrado práctica independencia. comenzaron a tomar parte . lo que corresponde al término que en siglos anteriores se traduciría por «justo» . no ejerció influencia más que sobre la propia comunidad de Bagdad. Tras l a muerte de Hai las dos Academias se f undieron en una. Era el suyo un saber que se transm itía de generación en generación. haciendo a sus titulares acreedores al honor y al dinero procedente de regalos y contribuciones. pero tuvieron una vida menos importante. Pero las decisiones hal ákhi cas. No faltaban los conflictos en el interior del Sanhédrin. A imitación de Babilonia todas las comuni dades judías en el mundo musulmán se organizaron de la misma manera . qué se sentaban por este orden delante del gaon. l as interpretaciones obligatorias y los comentarios considerados como indiscutibles sólo podían ser sancionados por e l Sanhédrin y pro clamados por un gaón. sabios y piadosos. Debe recordarse que los gaonim fueron responsables de convertir el Tal mud en l a piedra angular de la vida nacional judía. a un momento en que l comun i as dades españolas habían tomado ya l a de l antera . Constantemente se enseñaba. el úni co peligro que corría el judai smo era el anquilosamiento. en su nombre actuaban los notables sentados en las primeras filas. esto es. Siete hileras de si ete sabios cada una. discutía y aclaraba en sus puntos concretos el texto de l a Torah. 6.

tradición doctrinal y saber perdieron mucha de su importancia en favor de los que tenían dinero. Las autoridades musulmanas y las cristianas aceptaron. el model o para esta nueva figura nos viene proporci onado por Abu Joseph ibn Hasdai ben Shaprut (915-970) médi co y farmacéut ico al servicio de ‘Abd al-Rahman ΠΙ. al producirse una interrupción en as a muerte de Saadia (942) atra j o l escuelas de Mesopotamia tras l hacia a l-Anda lus a R. Las autoridades musulmanas —es algo que imitarán después los monarcas españoles— nombraban a un judí o para que fuese su interlocutor com o lo fuera e l exilarca en Bagdad. Aunque no tenemos constancia de que haya asumido este título. que los judí os pudiera tener sus propi os di ri gentes. Califa de Córdoba. Aquí se consolidó la idea de que los componentes de la comu nidad española eran descendientes de Judá y Benjamín. e l he rem excluía absolutamente de la comunidad y era. aunque estando siempre sujeta a la autoridad superior de las Academias o del exilarca. Cada una de éstas ten i a asignada una determinada comarca en la que nombraba sus jueces. como un hecho. esto . las comun icaciones entre los tres Califatos en que se dividió el Islam. iniciada en el siglo Di y consumada en el x tuvo ef ectos importantes para el judaismo. auténticos judí os sin mezcla de conversos. se tornaron difíciles . esto es . Las personas poderosas e influyentes en cada lugar asumieron poco a poco la dirección de aquella comuni dad de a que formaban parte .JUDAISMO E ISLAM 267 en el gobierno y organización de l as comunidades judías ya que sus relaciones con el poder establecido l es tomaba imprescindibles e influyentes. en consecuencia. curando al obeso Sancho I de León a fin de someterle a la autoridad de su amo y negociando con Bizancio un tratado comercial. La desintegración del Califato. sumamente eficaz. li l na e j . pues imp id ió que pudiera mantenerse la unidad entre las comunidades. Pronunciado en f orma solemne . Mantuvo relación con las comunidades judías del norte de África y. de acuerdo con un determinado ceremonial. De este modo se establecía un equilibrio en relación con l a autoridad de los maestros de l as yesibás . Moses ibn Enoch y a su hijo Enoch ibn Moses que instalar ían una importante yesibá en la sinagoga de Córdo ba . para quien desempeñó funciones diplomáticas negociando con los em bajadores de Otón I el año 956. unas y otro podían pronunciar el herem que equivale a la excomunión en el caso de l a Iglesia. prestigio y poder. Generalmente se trataba de un médico o alto funcionario de l a Corte a quien se daba título de naguib y que pasaba a asumir decisiones relacionadas con la Torah.

A fina l es de l siglo x i i i . en aquello que no afectaba al rigor de la fe. Anan ben David. por consiguiente. Posteriormente se dijo que Anan había adoptado esta actitud com o una consecuencia de la frustración que sintiera al no ser elegido exilarca en lugar de su hermano Jananya. j La aparición del naguib y del colegi o de ancianos significó un paso i mportante en la estructura i nterna de Israe l en e l Ga ll ut . hij o del exilarca. de la comuni dad entera con independencia del lugar en que se hallase asentada. a quien no sucedió por existir un hermano de mayor edad. «por sospecha de un def ecto» aunque esto puede ocultar una preferencia de las autoridades mu sulmanas pues fue condenado a muerte por el Califa y salvó su vida declarando que su fe no era la misma de su hermano. utilizando las formas literarias y poéticas que se ha lla ban en uso. con facultades para interpretar l a aplicac ión de la Torah a casos concretos y para repartir entre sus miembros los impuestos y contribuciones. en consecuencia. se convirtieron en el consej o directivo y responsable de cada comunidad. temas y formas que es l llegaban de uera f . Las aportaciones del pensamiento j udí o medieval a l a cultura humana son. una gran influencia . debida de m odo es pecia l a que adoptaron muy pronto la lengua árabe com o suya propia . que corresponde a l a máxima expansión de Imperio musull mán. neemanim. A la idea de que la Santidad radicaba únicamente en l a Ti erra de Palestina. con extraordinaria vitalidad. muy importantes. Parece un poco excesivo considerarle com o el fundador del karaismo. 7. de m odo que tanto los modos islámicos com o los cristianos . al me- . se asimilaron. Los judí os recibieron del entorno árabe. Nació un nuevo judaismo . se opuso otra que la hacía residir en la conducta de cada hombre y. sin dejar por ello de reconocer que Jerusalem era el verdadero centro y sólo allí podía cumplirse el destino del Pueblo. que es el momento en que los ancianos. Demostraron una especial disposición para captar as l influencias . que se había hecho depositario de las culturas anteriormente asentadas en los países que ahora dominaban. Todo esto convenía mucho a l as autoridades musulmanas y cristianas que tenían l a oportunidad de fijar globalmente el importe de la capitación en cada judería deando luego que los neemanim lo distribuyeran entre sus miembros .268 LOS JUDÍOS se comprueba en los siglos x y xi. se opuso a confi ar la unidad del Pueblo de Israe l a la Tradición oral y al magisterio interpretativo de sus d ir igentes : había que «buscar enteramente la Escritura».

En definitiva su enfrentamiento con el exilarca y los gaones obedecía a una negación radical a que se impusiera desde Mesopotamia un modelo úni co y uniforme a todas l comunidades.JUDAISMO E ISLAM 269 nos en los fragmentos conservados de su Libro de l os mandamientos. Nacido en Egipto pasó i na donde defendió l a autoridad de l as Academias a vi vi r en Pal est babilónicas en la f ijación del calendario. Contra el Cristianismo i nsi stí a de una manera especial en el rechazo de la Tri ni dad atribuida a Dios. El karaísmo. com o hemos dicho. Escribió el primer sistema fil osófi co judí o desde Filón. Se trataba de costumbres seguidas tradicionalmente por otras comunidades. que no puede surgir de l a nada por sí misma. Saadia combatió a Anan y sobre todo a los karaitas con amarga y aguda ironía: es el autor de esa definición. La Creación. imponía una obedi encia al sabbath muy extremada. Mucho más riguroso que los grandes maestros de las Academias. Pero al mismo tiempo tenemos que admitir que la naturaleza de Dios. rechazaba el Talmud. Saadia lo negaba ab solutamente. fuera de que es Uno y úni- . que ya estaba olvidado. Anan había estado dispuesto a admitir que Cri sto y Muhammad era verdaderos profetas enviados por Dios a sus respectivos pueblos. Lutero y sus primeros discípulos invocarían el modelo karai ta com o el más correcto para el acceso directo al texto sagrado. -y lo tituló Libro de las creencias y opiniones. se demuestra que no rechazaba todo l o que no estuvi era en l a Ley escrita. al que calificaba de vana palabrería utilizada para oscurecer y desviar el sentido de la Escritura a la que cada j udí o debía acceder directamente. as Rab i Saadia ben Joseph al-Fayoumi (882-942) puede ser considerado el padre de la filosofía judía medieval. Fue llamado a dirigir l a Academia de Sura que alcanzó entonces. que invocaba a Anan ibn Davi d como si fuera el gran maestro creador de la corriente. que aún empleamos para referimos a aquello que esconde malas consecuencias tras un pl anteamiento correcto. «trampas saduceas». A esta había hecho una traducción de l a Biblia redactando además una Gramática y un diccionari o hebreos para asegurar de este modo la comuni caci ón entre ambas culturas. definía a la Torah com o «la razón revelada» . Sostenía que no existe oposi ci ón alguna entre la razón humana y la revelación. Impuso comentarios muy personales exigiendo además a sus discípulos plegarse a ellos. empleando la lengua árabe. Constituye una muestra de cóm o el racionalismo pod ía ser empleado al servicio de la Escritura contra el Islam y el Cristianismo. es una prueba racional de la existencia de Dios. un momento culminante en su desarrollo.

Los seres humanos se diferenc ian de los demás animales por que tienen conc ienc ia histórica y previsión de futuro . En línea l con lo que f uera el pensamiento de Aristóteles se oponí a radicalmente a l ascetismo cr istiano. insiste en def inirla com o «a fianzamiento y contro l de la esencia humana» . aportando verdades. conoci endo . éstos deb ían ser consecuenci a de ese previo amor. consiste en establecer e l dom in io de l intelecto sobre los. resul ta i ncognosci bl e e indefinible. Cierto que. pertenece al espíritu y nace com o una espec ie de magnetismo o atracción rec íproca que se produce en tre dos personas de distinto sexo: debería hallarse en la base m is ma de l establecimiento de la familia puesto que la m is ión de ésta consiste en crear amor . se convierte en valor negativo. El amor. El gaon hacía una a firmac ión importante : ese amor p latón ico . com o una consecuenc ia de todo esto. déseos y los instintos. Por todas estas razones se opon ía a l as opiniones karaitas: la Torah no es l a única fuente para l as l eyes y enseñanzas judías . en consecuencia l a f unci ón cultural del hombre y la estruc. un valor.270 LOS JUDÍOS co. puesto que siendo el procrear hijos la func ión pr imord ia l del matr imon io . pero también positiva porque permite la purificac ión y el crec im iento: las razones de que se haya produc ido aparecían ya porque se hallaba en la recta final. hacia la que el dobl e exilio se . De un m odo semejante se ref ería al destierro (Galut) com o una experiencia muy amarga. Pero esto entraba en contradi cc ión con las costumbres judías que negoc ian y acuerdan el matr imon io con in dependenc ia de las previas relaciones entre los contrayentes. e l pensadorj ud í o llegaba a es tablecer una fuerte corriente de opti mi smo acerca de l a naturaleza humana. La vida es. Dios ha dado al hombre una ventaja sobre todas l as demás criaturas: «le dejó el derecho de la libre e lecci ón y l e ordenó que optara por el bien». tura social derivan de Dios. La tradición es válida precisamente porque co incide con lo racionalmente verdadero. porque es contrario a la vida y. en realidad. uno de los fundamentos esenciales para el orden soc ial. según Saadia. fuerza positiva. intervienen también e l intelecto y l a tradición. pero no en m odo alguno las pasiones y as tendencias que se encuentran a l serv ic io del hombre . que precede y sublima e l encuentro conyugal es. por consiguiente . Como una conse cuenci a de todo este pensamiento . La inteligencia es la primera: ella permite comprender la Ley oral y la escrita. van acumulando riqueza patrimonial. Saadia rechazaba únicamente los excesos. al pre guntarse acerca de lo que es la existencia. para de ci rl o con palabras más claras.

doliéndose de su destrucción y pidiendo a Dios. en medio de privaciones. por encima de cualquier tradición. 8. radica en l a voluntad de salir de un raciona lismo que propiciaba dudas. El karaismo constituye una especie de paralelo al grito de Lutero: «sól o la fe». ejerciendo su influjo también sobre los ambientes cristianos. por líneas indirectas. en el siglo ix. Los comentarios a la Biblia de Benjamín ben Moses alcanzaron gran difusión. garantizaba mej or la resistencia. Era imprescindible salvar al Pueblo de Israel de las tremendas amenazas que cristianismo e islam significaban. Cada individuo debe enfrentarse con la Torah a solas para interpretarl a con independencia de las enseñanzas de . en el libro llamado Las enseñanzas de Bi nyamin . No puede definirse en términos demasiado pre cisos: es preferible considerarlo com o una con fusa y variada co rriente que se opon ía a la enseñanza de las escuelas y de los gaones. también destacó por sus comentarios sobre la Biblia y su resistencia al karaismo. después. Samuel ben Hofní. Por eso el recurso a la Torah parecía el arma indispensable. rosas. recibía el nombre de «Los dolientes de Sion» aunque sus seguidores preferían re ferirse a sus miembros com o So sanim. que lo restaurara. . E l karaismo resistiría los embates de los grandes sabios de las Academias llegando a adquirir en el siglo X una fuerte dimensión doctrinal. Sin embargo es Jacob al-Quirqui sani quien establece los principios fundamentales de la secta. gaón de Sura entre los años 997 y 1013. La causa fundamental de su éxito. Como se trataba de enfrentar directamente al hombre con la Torah tuvo inmediatamente abundantes seguidores. Un grupo importante se constituyó en Jerusalem en el siglo x. Muchas de sus enseñanzas han sobrevivido. Vivían sobre las ruinas del Templo. primero. la encontramos. En un sentido amplio podemos llamar karaismo a cuando se oponía al Talmucl y a la autoridad de los gaones y de los rabinos situados en la misma línea. es decir. Saadia no fue el úni co racional ista que crearon las Academias. Y también a los arranques nacionalistas que tendría la Reforma protestante en sus primeras etapas. ses que vivió en Nehavend en Persia. y de su fracaso. debidas a Benjamín ben Mo. La primera manifestación clara de esta tendencia que consiste en atribuir a la Torah un valor absoluto. En los siglos x y xi el karaismo se hizo presente en todos los niveles sociales de la Diáspora.JUDAISMO E ISLAM 271 había dirigido. hacia una fe que. El fue quien estableció el nombre de la secta. en momentos difíciles.

Entender esto constituía la clave del judaismo universal cuya meta no podí a ser otra que el retorno a l a ciudad santa. askenazi y sefardí.272 LOS JUDÍOS cualquier escuela. Muchos de los cantos litúrg icos que aún se emplean en las sinagogas tuvieron su origen en España. no es sino manifestación de una fe cuidadosamente conservada. se f . que vivió en Persia en el tránsito del siglo ex al x. y ese lugar ha sido arrasado. Daniel ben Moses al-Kumisi. y en una época anterior al gran médi co y teólogo. en tom o al 900 de la Era cristiana. resu tan más intransigencia que ningún otro en relación con l as ceremonias . que tiene seguramente relación con la Atl ántida o el Atlántico. 9. que significa directamente a España. se mostró más extremista que los demás. remonta el com ienzo de la era de la desolación a la destrucción del Segundo Templo porque entonces desapareció del mundo l a justicia de Dios. Hoy pueden establecerse dos grandes sectores del judaismo. Sin ella la responsabilidad del hombre es mayor. Uno de los miembros del grupo. pues solamente él es responsable de l a salvación de su alma y las opiniones de los sabios contribuyen únicamente a complicar la existencia y desorientar. pues se formó en España y durante los siglos medievales. no hay posibilidad de que ningún otro le sust ituya . En su Comentario sobre los doce Pro fetas sostuvo que Dios da a cada ser humano entendimiento suficiente para en tender la Sagrada Escri tura. Los j udíos prefirieron por su parte utilizar el nombre de Sef arad. . seguía manteniendo fidelidad a las raíces nacidas en España y conservando además el habla castell ana. de autor desconoc ido . Los fragmentos que sobreviven de su Libro de l os Preceptos. Esta segunda forma cultural que. cuando se ormó o de laño 1200 Maimónides. Jerusalem. de ahí que la responsabilidad de los hombres que vivían en él fuese mayor. viviendo en Egipto. escrito en he l breo. en definitiva. se nos torna incomprensible si no tenemos en cuenta sus precedentes. No existe en el mundo más que un lugar santo. com o uno de especial crisis y dificultad. Otro escrito . A l fil de finió a sí mismo com o sefardí. Aplicamos el término «sefardí» para definir la forma de sociedad y de cultura que. Cristianos y musulmanes reconocen asimismo la santidad de aquell a ci udad a la que dirigen los pasos de sus peregrinaciones. tras el exilio impuesto en 1492 a quienes no optaron por el bautismo. Los musulmanes prescindieron del nombre de España y pre firieron llamar al territorio que ocuparon al-Andalus. insistiendo en esta idea. Al-Kumisi se refería a su propi o tiempo.

por lo menos en Barcelona. Paquda y ha-Levi. Tres grandes poetas. donde llamó la atención por sus extensos con oc imientos. Castrogeriz o León. en e l tráns ito de l siglo x al x i Córdoba y Lucena se habían convertido en importantes centros in te lectuales. Los jud íos tomaron la forma métrica de los poetas ára bes pero penetraban sus obras de l a emoc ión y v iva religiosidad . gramático y talmudista se conservan de él más de un millar de poesías en que predom ina un sentimiento y una idea: «todas las criaturas. y que i ndicaba un camb i o en la ac titud de las autoridades musulmanas. Sevilla. y algunos cru zaron la frontera buscando asilo en los reinos cristianos. Zaragoza sería el hogar más adecuado para l a conservación de la cultura rabínica: allí se produ jo e l salto gigantesco que representan Gabirol. incluso en aque llas obras que podríamos ca lificar de profanas. le sucedi ó su hij o Joseph que. Dunás ibn Labrat y Judah ibn Dav id Hayyuy. Por él fue nombrado naguib de los ju díos. A su muerte. Bajo e l gobierno de A lmanzor . propias de su pueblo. habían conseguido incorporar la métrica árabe a la poe sía hebrea.JUDAISMO E ISLAM 273 La influencia de Hasdai ibn Shaprut permitió atraer numerosos jud íos y transformar. la emigración se intensificó. en 1066 f ue muerto en uno de los más graves alzami entos antijudíos que en España se registraron. de donde debía surgir un nuevo Israe l. donde los servicios de los banqueros eran estimados . Un importante fugitivo de Córdoba fue Samuel ha-Levi ben Joseph ibn Negrela. d isc ípu lo de Abu Zakariya. Prohibi da la estancia de j u- . donde ya se registran pequeñas comunidades desde el siglo X. Menahem ibn Saruq. fue llamado a Granada por el rey Habbus de quien llegó a ser princ ipal consej ero. com o aque l Egipto que fuera origen del prop io Pueblo de Israel. en 1055. Poeta. al uní sono. procl aman de conti nuo» l a gloria de Dios. la vida íntima de la com u nidad . Los jud íos se mostraron orgullosos de aquella que consideraban su segunda patria. Instalado pr imero en Málaga. un nuevo Misraim. Durante el siglo xi y en especial tras la reconquista de Toledo. De este modo se formaba la concienc ia de que Sefarad constituía una etapa esencial en la trayectoria del exilio. Granada . Zaragoza. a l mismo tiempo. a quien los árabes llamaban Abu Zakar iya. El sefardismo partía de un desarrollo de la gramática que debía permitir el desarrollo también de una literatura y de una ciencia de gran alcance. Los fugitivos buscaron refugio en algunos ta ifas considerados com o más seguros . La comun idad de Córdoba sufrió extraordinarias pérdidas y daños a causa de la guerra que sucedió a la caída del régimen de Almanzor y del Califato.

a quien los escolásticos llamaron Avicebrón. Nacido alrededor de l año 1020. La «Fuente de la vida» representa la cumbre del neoplatonismo i dente. Aunque escribió siempre en árabe. pertenecía a una familia de emigrados. La poesía hebrea en lengua árabe constituye el primer vehículo para la expresión de un saber teo lóg ico que. es una de l as figuras esenciales de l a cultura europea. i na de Juan Hispano y ha sobrevivido únicamente en la versión l at . «materia general» y «f orma general». contaron con judíos entre sus principales cola boradores. Sevilla y Zaragoza se convirtieron en puertos de refugio. s i hebreo. Fons Vitae. dos autores distintos. La cadena de su i l. y se encerró en amarga tristeza. y en algunos fragmenDomingo González. su obra fundamental. reali zada en el siglo xn tos hebreos de la traducción que hizo Shemtob ibn Falaqera. al menos. influyó sobre l os grandes maestros cristianos posteriores. directa o indirectamente. Es posible que falleciese en 1058 aunque la ultima noticia que de él tenemos le si túa en Zaragoza en 1045. de un Ser que l mismo Dios. lo que significaba una decisión sorprendente en un piadoso judío. cesivas emanaciones —Inteligencia un versa A ma Natura eza l l Mundo trañs unar y Mundo sublunar— conduce a a realidad tan gible. Por esta causa Salomón ibn Gabirol. mientras que la forma es l a que establece l a identidad i ndividual . . que conservaron durante mucho tiempo su independencia frente a los almorávides . obj eto de nuestra observación y experimentación. entre ellos un nieto de Shaprut llamado Abu Fadl ibn Hasdai. Probablemente era un tuberculoso prematuro: no quiso casarse. l . adonde se había trasladado e l más eminente de los maestros de Lucena . por emanaciones sucesi vas. en É dos principios iniciales. Los monarcas de Zaragoza. a l que es absolutamente espiri tual identificado con e l se encuentran los define precisamente com o Voluntad Di vi na.274 LOS JUDÍOS dios en Granada. No tan importante com o la de Zaragoza. la influencia de l as Encadas de Plotino resul ta ev bien la fidelidad de Gabirol a la Ley mosaica l e permitió cambiar el sentido introduci endo l a Voluntad de Dios en todo el si stema. que fue el primero en señal ar que algunos de los Salmos tení an que ser de redacción posterior al Exilio y que bajo el nombre de Isaías subyacen. Junto a é l trabajó Moses ibn Samue l ibn Ch ikat ilia . El mundo material procede. Pero en to das ellas se hace presente l a Voluntad Divina. Jonah ibn Yanah (985-1050). Al-Mu'tamid de Sevilla nombró rabi no mayor al astrónom o y médi co Isaac i bn Albalía autorizándole además a establecer una importante escuela. La materia es lo que todos los seres poseen en común . l . la aljama de Zaragoza sobreviviría a la conquista cr ist iana.

aquélla que contempla la i ncorporaci ón de alAndalus al Imperio africano de los almorávides. Es un libro de mística en diez partes que se inicia contemplando la unidad de Dios y se eleva hasta la contemplación. Paquda rehuye el «contemptus mundi» y recomienda el fortalecimiento del espíritu para poder vivir en él. en este sentido sirvió de precedente a la evolución religiosa. Manteniéndose en la línea del neoplatonismo aún dominante.JUDAISMO E ISLAM 275 El problema. y con su Kéter Mal khu t (Corona Real) de 400 versos que constituye un canto. no sólo judía sino también cristiana. se situaba en un terreno muy próximo al de los pensadores cristianos: la Voluntad equivale a la Palabra de Dios la cual sólo se distingue ad extra del mismo Dios. Deberes de l os corazones. com o demuestra con sus ' Azharot (Exhortaciones) de carácter religioso algunas de cuyas partes aún se emplean en los servicios religiosos. f ue tra ducida por Tibbon al hebreo con el títul o de Hobot ha-Lebabot. La diferencia radicaba en esa afirmac ión primera acerca de las sucesi vas emanaciones. para Ibn Gabirol. que se incluye en el servicio vespertino del Yom Kippur. Juez de la comuni dad de Zaragoza y favorecido por l a pervivencia de este pequeño reino fue un hombre de fe s incera. el fin de l os taifas que protegieran a los jud íos y el término de la tolerancia. Su obra principal. en España. Esta a onada por una Inteligencia exter or conc lusi ón implicaba un paso importante pues presentaba al hombre com o capaz de descubrir la Creación o. ense- . 1110) pertenece a una nueva generación. fervorosa piedad y con fianza en Dios. a l iluminación proporc i i . La tradición rabínica aparece muy clara en las ideas morales sustentadas por ibn Gabirol. para decirlo con otras palabras. Bahya ibn Joseph i bn Paquda (h. el inteligente y el corpóreo. Gran poeta. a la vez prof undo y emotivo acerca del a gran deza de Dios y la Creación. consistía en conciliar este punto de vista neoplatónico que inf ormaba de una materia autosubsistente y su prop ia fe que le enseñaba cóm o Yahvé ha creado el universo en un acto libre de su Omnipotencia. que Tibbon tradujo al hebreo. 1040-h. com o afirmaban los filósofos árabes. admite también l a existencia de una moral natural que alcanza a todos los seres humanos y que se descubre en cristianos y musulmanes. por ello se encontraba en condiciones de captar l as formas espiritua les sin tener que recurrir. si bien éste. esencia primera en cuanto que es Su prop ia actividad creadora. en el Li bro de l a corrección de los caracteres. crecer en conoc im ientos por vía de investigación. Hallaba la respuesta en la propia natural eza de los seres humanos que son com o un mi crocosmos en que se unen los dos ámbitos. Por otra parte.

aunque no áspera. El mismo Dios sabe mejor que el hombre lo que a éste conviene. donde se dio a conocer com o poeta y com o médico.276 LOS JUDÍOS ñaba que el alma. son índices de l a fortaleza del alma. con esa misma Divinidad. Educado en Zaragoza. Se conservan. muestra su agradecimiento a Yahvé cumpliendo esos mandamientos. elegido por Dios. El contraste entre el refinamiento de las ciudades musulmanas y la pobreza de l as castellanas le impresionaba vivamente. 1075 -h . Debe crecer. ha sido instalada por Dios en un cuerpo . se refieren a una relación de dependencia del ser humano. El examen de la propi a conducta pasa a ser ejercicio fundamental: tal es la ascesis necesaria que. Pasó más tarde a Toledo y Guadalajara. corre por consiguiente el peligro de olvidar su propi a sobrenaturalidad. comprensibles por vía de l a razón. y en esto le ayudan la Ley y la razón. hombre de frontera. que son regalos específicos del mismo Dios. Para Ibn Paquda l a ascética más genuina es aquella que. Israel. sus deberes con la sociedad. siguiendo l a vía contemplativa hasta alcanzar al mi smo Dios. Sólo acierta aquel que confía en Dios y se entrega. los más an- . 1141 ) nacido en Tude la de Navarra. Judah ha-Lev i (h . Es posible que fuese el inventor del famoso cuento de los Tres Anillos. que difundió abundantemente. pueblo sacerdotal. pero esta conducta reclama una perfecta adecuación entre la conci enci a interior y el porte exterior: humildad. ciudades cristianas. le induce a entregarse a El sin reservas ni limitaciones pero cumpliendo al mismo tiempo escrupulosamente. sin romper con el mundo. sosiego. permite obtener lentamente el amor de Dios. invitado por Moses ibn Ezra hacia el 1090. aunque los resultados buenos de éstas dependen de la Voluntad del mismo Dios. Lo ún ico que separaba a Paquda de los cristianos más religiosos era su exigencia rigurosa. limpieza. Encontramos en el Hobot una exposición completa de la mística judía: la maravillosa estructura que Dios ha proporci onado al hombre le permite no sólo cumplir el deber de grati tud de l a criatura hacia el Creador sino conduci r su conocimiento. vivía en Granada. de él. Los preceptos impuestos por la Ley. aunque también le encontramos en Córdoba y Lucená. de origen cel esti al. aparece ante nosotros envuelto en leyendas que permiten comprender algunos de los aspectos más difíciles de su compleja personalidad. fuente de vida interior. col ocando al hombre en la presencia de Dios. Ese crecimiento del alma es un cami no de virtudes la primera de las cuales consis te en la confi anza y entrega a Dios. y de una manera especial de l jud ío . pero le ha otorgado libertad para que sea capaz de tomar decisiones. en la observancia de todos los preceptos de la Torah .

Sabemos que estuvo en Alejandría pero no estamos seguros . en hebreo. razón entra en con cto con e f es e a a que . Al final de su vida emprendió l e viaje. Vivía en España. i c i ones poéticas de ha . Se conocen hasta ahora 827 compos escritas. . ha revelado de una manera expresa por medio de pueblo de Israe La l l tensión por l el retomo a Sión se convierte en e centro de pensamiento de gran poeta. Varias veces mostró su deseo de viajar allí. Judah ha-Levi vivió ba l o as dos dominaciones cristiana y ára be. sin preocuparse por la índole de los dom inadores. en todas sus ví as. Jerusalem. i i l f nospreciada conoc da corrientemente com l o Kuzar porque toma a . . orma de un diálogo .JUDAISMO E ISLAM 111 tiguos versos en lengua romance. Una leyenda pre de que llegara a Pal esti na tende que murió a la vi sta de Jerusal em alanceado por un jinete árabe que le confundi ó con un cristiano. . «Acaso no preguntarás por l a sal ud de tus cautivos. í his tórica y no a Causa Primera de que hablan los ilóso os De ah que .Dios l es Yahvé Adonai. la salutación de l lágrimas en e Hermón y suspira por derramarlas sobre tus montes.Lev i. recibe el saludo del que está cercano y l que ansia verter sus del alejado. Entre 1130 y 1140 escri bió su obra más conoc i da . despegándose ya de as influencia . y cuando sueño con «Cuando lloro tu desdicha soy com o el chacal la vuelta de tu cautividad. pero esta obra no ha alcanzado la difusión que llegó a tener aquell a que se recita en el servicio de Yom Kippur y que es conocida com o «Himno de la Creación». compuestos en honor del talmudista Joseph ben Meir ha-Levi: «des kand mosed ilo benid /tan bona albesara / kom rayo de sol esid / en Wad a l-hagara». sal vo dos. reino de los cruzados. Prueba y fundamento lde a li re i g ón me. y ll l mud s a . Se produjo en él una especie de desgarramiento interno. acaso por sus continuos v ia jes. del Norte y del Sur. los más selectos de tus rediles?» De Occidente y de Or iente. aquellos que buscan tu paz. de esta segunda cultura que se l había l. tomado en radical l enemiga perdiendo además su valor cu tura Por eso abandonó as neoplatónicas fli para volverl l l : premisas i l l se a a Escritura a Ta l . pero sabía que no era otra cosa que un desterrado obliga do a viv ir lejos de su verdadera patria. a la que dedicó algunas encendidas canciones que llamaba precisamente Sióni das. . entre un rabino l y e rey de los khazaros que com o dijimos era un converso j l a judaismo. Probablemente la más importante es la Gran Siónida. e Señor de Abraham de Isaac y de Ja cob e Bendito l que aparece a través de una larga f f experiencia . yerra i l La existencia l : puede texto de a Ley de Dios no demostrarse ilosóficamente n É necesita tal demostración se l. l . soy una l ira para tus cantares».

278 LOS JUDÍOS la misión señalada al Pueblo de Israel. a la que aman. Pero el nuevo hogar a que la persecuc ión almohade les empujaba no podía ser para ellos otra cosa que provisional: Israel era simplemente una nación desgajada de su ti erra de la que dependía sin embargo su identidad. . se hace el mismo Dios presente en la H istor ia . no pueden los judíos identificarse con esta nueva Misraim porque el destino señalado no puede cumplirse sino en la unión íntima con Eretz Visrael. Habitantes de una t ierra que no era suya. Precisamente en e l año de la muerte del poeta se registra el comi enzo de una emigración hacia los reinos cristianos en la Penínsul a. «corazón de todas l as naciones» sea precisamente comun icar esta verdad y ser intermediario entre Dios y el mundo : es superior a todas las naciones porque. Por eso e l retorno a Jerusa lem se convierte en necesidad imprescindible. un todo único . Únicamente en Sión puede el Pueblo completar su destino: la nación y la tierra prometida forman. signo de A lianza. Era una vocación. mediante él. en la doctrina de ha -Levi.

para distingui rlos de l os «viejos» o «lindos». ju daismo era un término exclusivamente religioso y debía aplicarse únicamente a aquella parte de l pueblo de Israel que había rechazado a Jesús com o Mes ías. profese o no la religión mosaica. es la identificación que ahora se establece entre los dos conceptos . Se estableció el principio de que todos los judíos. Pero dicha con f l enusión no se produce antes de lsiglo xv . E l rechazo al «converso» es un fenómeno que se inicia en España en la primera mitad del siglo xv y es com o la primera etapa en un tránsito hacia el antisemitismo. lo que ha lleva do a con fundir antijudaísmo y antisemitismo. auténticos. Insistamos én este punto. esto es. ya en el sigl o XVI. e l religioso y e l étnico. hasta las grandes tormentas de l siglo XIV . Y por esta ví a se llegó. de gran importancia: e l antisem i tismo asomó su cabeza. hace muy difícil la comprensión del 1.C a p ít u l o XIV : JUDAISMO FRENTE A REINOS CRISTIANOS PRIMERA ETAPA . a la «limpieza de sangre».Los autores actua es tienden que un judío . com o él hiciera. en el tránsi to hacia l a modernidad partiendo de una postura de egoí sta desconfianza relegando a l os conversos a una categoría especial inferior. malditos de . Para la Ig les ia . ésta era la mentalidad dominante: el bautizado dejaba automáticamente de ser jud ío porque se había convertido en cristiano. de cristianos «nuevos» o «marranos». Lo que. lo es siempre que haya nacido en esa comunidad . consideraba «judíos» a aquellos miembros de su pueblo que se negaban a re conocer al Cri sto. poco a poco. que eran los que no tenían sangre hebrea circulando por sus venas. en nuestros í d as «problema j udí o» en l a f orma en que se presentaba ante el cristianismo medieval. Hasta entonces la postura adoptada coincide con la del evangelista San Juan: siendo hebreo y de cierto rango social.

En ningún grande. o incluso en bir a los judí os l a habitación en determinados l ugares l todo e reino. Ahora bien. La admisión en el territorio implicaba el derecho a practicar su religión en forma privada. no significa otra cosa que «monte de los judí os». De acuerdo con la primera postura de la Iglesia l ati na. Como todo el mundo sabe . legítima propietaria de l a ti erra i i l momento se perd ó de v sta a idea de que los reyes podían prohi. Era l óg ico que se les permitiera vivir en territorio perteneciente a un reil mismo y conl as au no cristiano: l a relación con los miembros de toridades debía facilitar el proceso de conversión. eran portadores de una «pravedad» de la que no se desprendían por el hecho de recibir el bautismo. lo que les convertía en f alsos cristianos. Los documentos castellanos prefieren referirse a que vi ví an de acuerdo con «su ley». su mensaje se había dirigido en principio al Pueblo de Israel. tecci ón militar que estos brindaban Montjuich. pero no les estaba permitida ni la propiedad de la ti erra — aunque en al gunas regiones se aceptaban fórmulas de i os posesión y usufructo— ni el ingreso en l as corporaciones de ofi c porque éstas eran también cristianas. Podemos relacionar esta primera forma de convivencia. en sus costumbre y posesión de casas para la oraci ón y l a enseñanza y de cementerios para enterramiento de sus muertos. tenían reconoc ida la libertad personal y los derechos privados inherentes a l a misma. que co inc ide también con la que hasta fines del siglo xi. única. Esa concienci a de ser marginales impulsaba a los j udí os a i nstal arse en ) separados de los cristianos. Lugares favoritos de habitación eran las inmediaciones de los castillos a causa de la pro. antecediendo en esto a los gentil es. se regían por usos y costumbres establecidos dentro de su propia comunidad. los judíos. distinta de los tributos de los súbditos. lo que significaba el empleo de lengua propia. Pocos parecían entonces percatarse del contrasentido en que incurrían. mientras siguieran profesando su religión. com o ya advirtiera San Pablo. pues siendo Jesús judío. o frecen los musulmanes. designación de jueces que l es guiasen. . no podían integrarse en la comuni dad política porque esta estaba f ormada únicamente por bautizados. hasta hace pocos años fortaleza militar de Barcelona.280 LOS JUDÍOS Dios. judío y fariseo por añadi dura. siendo suficiente para ello un mandato directo. mucho antes calles o barrios (kahal es i i l de que esta cond c ón es fuese impuesta. con la figura jurídica de la «hospitalitas» romana: habitaban en el territorio pagando por ello una capitación directa al rey. De este modo llegaron a constituir una microsoci edad si tuada al margen de l a . se podía definir al judí o com o aquel que «todavía no era cristiano». cristiana.

en el me j de los casos. aunque estuv i esen salpicados de recelos. desaparecer. admitieron que los jud í os se hallaban en posesión de dos cosas que importaban mucho: . el cual se ap lica a Alemania en e l per íodo gaóni co. Maimónides fue el pri mero en titul arse «se f ardí» . consecuenci a pri mero de la convivencia cu ltural con los musulmanes. Conviene atenerse a las palabras precisas que emplean ios documentos pues si los j udíos «deben ser tolerados y sufridos» es evidente que se les estaba caliicando f com o un mal y no com o un bien . pero lo hicieron desde una afirmación de tolerancia que recordaba constantemente su provisionalidad. Sin embargo l os intercambios cultural es rec í procos fueron. que aún subsisten aunque hayan perd ido gran parte de la conciencia originaria. ha surgido la tendencia a considerar que la con vivencia entre las tres religiones fue «ejemplar». La tolerancia musulmana conc uyó l or de manera ra dical en tom o a 1140 . Worms y Maguncia . después de año 1000. se estaba definiendo el judaismo com o un mal cuyo destino era. La cuestión que se plantea a l examinar la convivencia de judíos con musulmanes y cristianos en España durante estos setecien tos años . rituales. condenase el Talmud com o doctrina perversa y peligrosa. desde el primer momento.JUDAÍSMO FRENTE A REINOS CRISTIANOS: PRIMERA ETAPA 281 2. si n duda. Uno fue el «se fardi smo». En nuestros d ías . los monarcas españoles les otorgaron garantías jurídicas muy superiores a las que se concedían en otros reinos de Europa. importantes. iniciando con ello una nueva etapa de persecución. Sefarad es España. Fue precisamente durante la Edad Media cuando el judai smo se d iv id ió en dos sectores distintos. la otra el «askhenazismo» que se i dentifica con la cultura desarrollada en Alemania a partir de l as tres comun i dades de Spira. Mucho antes de que la Universidad de París. Como ya indicamos. se presta a confusiones . Las diferen cias de costumbres . pero Ashkenaz es el nom bre que corresponde a uno de los descendientes de Noe. Parece claro —lo veremos en adelante con cierto deta lle— que en el siglo x i i . recuperaban cierta i niciativa en el saber . Nada de eso: hubo coexistencia a regañadientes y con tendencia a d is iparse . y ante l a venta j a que podían extraer de los judíos. Los teólogos cristianos que. señaladas desde e l siglo x . por razones po líticas plausibles . en este segundo caso habrían sido bienvenidos. leyes y hasta lengua vulgar — ladino y yidish respectivamente— han perdurado hasta noso tros. en 1234.

acudiría al célebre rabino Rashi para establecer una versión fiable de los Salmos que sustituyese aquéllas. de que sus mon jes disponían. elogiándola. obligado a establecer en Toledo un si stema de coexistencia pacífica entre las tres religiones. En 1066 una bula de Alejandro II confirmaría esta decisión. Ante todo podían cruzar la frontera comer ciando hasta aprovisionar sus mercados de productos de proceden cia le jana. la convivencia tenía. dirigida a los dominios castellano/leoneses. constituyendo en con secuencia un capita l de libre disposición. promulgó.282 LOS JUDÍOS a) El texto original y fidedigno de las Escrituras Sagradas. se enfrentaron con las primeras ondas de emi grantes. Todaví a en tiempos muy tardíos este argumento de «la traición» sería esgrimido por los enemigos de los judíos. Los monarcas de los primeros años del siglo XII cuando . Esteban Harding. un fuerte resentimiento inicial. créditos y préstamos l es convertían en colaboradores excelentes para la administración de las rentas de sus dominios. Todas éstas eran razones suficientes para que se fomentase la inmigración de los judíos hacia los reinos cristianos del norte. al cual se acostumbraron a llamar «hebrai ca veritas». cruelmente perseguidos por los Mishnagodos habían co laborado abiertamente con los invasores musulmanes. en España. Los judíos. se ingresaba directamente en sus arcas. fuertemente alteradas. b) El conoci mi ento de la lengua árabe. Para cubrir el vacío que con esta supresión se produjera. Por ejempl o. Alfonso VI. suscep- . Sosteniéndolos en la primera fase de l a conquista. Los conocimientos que habían adquirido en finanzas. pues aquél adquiría una plataforma de derechos. sin que pe sara sobre e lla ninguna hipoteca o cond ic ión . Este Fuero de los j udíos marcaba la diferencia esencial entre el sefardismo y el ashke nazismo. el 31 de marzo de 1090 una ley que. Sin embargo. Para reyes y príncipes los judí os que llegaban a sus dominios ofrecían otro interés. al producirse el desplome del Cali fato . el abad general del Cister. hubieron de plantearse a cuestión: ¿seguían en vigor l as eyes discriminatorias que los l l Mishnagodos promulgaran? Alfonso V de León tomó la primera decisión en este sentido y suprimió de dichas leyes cuanto se refería a discriminación de los judíos. que permitía acceder a algunas de l as obras de la cultura antigua que entre los cristianos se habían perdido. llegarí a a aplicarse en ios demás reinos de l a península. Además la contr ibuc ión directa que se consideraba ca beza de pecho .

Estos emigrantes. que garantizaban el orden interno. Las disposiciones musulmanas que otorgaban a los judíos el estatus de «portador de Libro Revelado» y las disporisiciones de Alfonso V y Alfonso VI. aseguraba a los judí os un espacio aprovecha ble de libertad. pese a sus deficiencias. El final del Califato marcaría el in ic io de un decli ve que ya no se interrumpiría.JUDAÍSMO FRENTE A REINOS CRISTIANOS: PRIMERA ETAPA 283 . A llí nació e lconcep to de la aljama. De este modo los judíos no se hallaban dispersos en una sociedad ajena sino que poseían la estructura que corresponde a una sociedad autónoma. tibie de modifi caciones com o todo instrumento j urí di co pero que durante su vigencia. Pero l a parcela más numerosa y’ sin duda. Las primeras comunidades judías florecieron en al-Andal us en a l segunda mitad de l siglo X y primera de l XI . Cuando los taif as sucumbieron ante los almorávides se extinguieron también las garantías que se venían o freciendo y los jud íos vieron en los reinos cristianos una pro mesa mejor de tolerancia. la enseñanza religiosa y las costumbres heredadas. pudo nacer esa especial forma cultural que hemos de llamar sef ardismo aunque tal nombre no aparezca hasta después de la expulsión. tanto inte l ectua l com o eco nómicamente prefirieron emigrar a países del norte de Africa u Or iente Próxi mo. cuyas estructuras admi ni strati vas tendían a cop iar.como es el caso de Maimónides. tuvo que con f ormarse con atravesar la frontera al amparo del Fuero de Alfonso VI. Como existían. Tras el triunfo de los almohades se ob ligó tanto a judí os com o a cristianos a convertirse a l Is l am . su marcha co i nc i de con e l momento en que viven Yehudá ha-Levi y Moses ibn Ezra (10701138) cuyas 220 composi ci ones sagradas están incorporadas a l libro de oraciones de los sefarditas. se daba el hecho concreto de que las tres religiones conviviesen al . al fin de l a Edad Media descubrimos que llegaron a constituirse más de doscientas . com o en otras ciudades. En Toledo. de modo que l a huida fue úni co med i o de conservar su religión. más pobre. 3.. algunas de las cuales alcanzaron la cifra de mil moradores. en un momento en que bastaban diez mil para que considerásemos importante una ciudad o v illa . respecto a ellas las condic iones jurídicas que arriba hemos mencionado. permitieron la consolidación y desarrol de esas comunidades que se llamaron a lj j lo amas . Puede de cirse que los j udí os mejor preparados. Cuando empezamos a disponer de inventari os. seme antes a los concejos cristianos. eran ya portadores de una religión que se había hecho cultura.

La osmosis se produj o mientras se estaba produc iendo un peculiar movimiento de avance en el judais mo español. que abarca hasta mediados del siglo xii. podemos distinguir con precisión tres etapas. Los cristianos pensaban de e llos.Levi. Pocos modos mej or que esta especie de parábola para explicar el verdadero alcance de la convivencia. que osó presentarse com o Dios. aunque éste escribiera en . la escogida por Yahvé. las cuales invocan a Abraham com o el padre común. las otras no aunque sus adeptos están convencidos de ello. La tolerancia es el máximo a que pueden llegar : también los jud íos estaban convenc idos de que una relación demasiado estrecha con los cristianos conllevaba peligro. Sól o hay tres religiones. Una es verdadera. esa única es la predilecta del Padre. Un Rey te que hemos mencionado com o Cuento de l os Tres Anillos nía tres hijas muy queridas si bien. entre ellos señalaba ya Menéndez y Pelayo una vía que conduce del «enxemplo» a la novela. La moraleja del cuento es que los tres anillos son las tres religiones. en cambio . y los rabinos trabajan para reducirla en o a interpretación de l a Escr i tura . A pesar de todo. evidentemente los judí os estaban seguros de hallarse en posesión del verdadero.284 LOS JUDÍOS amparo de las leyes. la osmosis cultural y religiosa fue frecuente y fecunda. los sefardíes pusieron en circulación ese enxemplo . Gabil rol. sorprendente situación creada. que era epicentro del de toda Europa. s in que esto molestara a las hermanas. incluye a as tres grandes figuras que hemos señalado. que sólo un gesto de malevolencia podí a explicar que los custodios de la «hebraica veritas» se negasen a reconocer que las promesas de Dios se habían cumplido. consecuencia de l a conquista de la ciudad. Llamó a un orfebre muy diestro al que encargó fabricar otros dos anillos tan semejantes al primero que no pudieran distinguirse : de este modo sólo la poseedora del secreto pod ía saber que el suyo era el anillo legítimo. a pesar especialmente de l as barreras estable cidas entre ambas comunidades . La primera. ha. que permitiría a Alfonso VUI titularse «emperador de las tres religiones» . Para explicar la curiosa y. No hay inconveniente en reconocer que el Cuento de los Tres Anillos es l a primera de nuestras Novelas Ejemplares. com o es frecuente en tales casos . en cierto modo . En el desarrollo de esa cultura que podemos llamar con propiedad judeo-española. También era propietario de un anillo de gran valor que deseaba transmitir a su preferida. una de ellas era su preferida. Desde su prop i l . Paquda . Algunos rasgos de l a cultura española son es pecíficamente judíos. Ta mud l posible. esto es . los judíos estaban convencidos de l a falsedad de Jesús. y culmina con Maimónides.

Mediante el domi ni o de esta l engua. Nahmánides. Porfirio y los tratados de Medicina o Astronomía matemática. entre otros muchos. En toda su doctrina encontramos implícito el axioma de que el conoci mi ento científi co también ha sido querido por Dios. al que nada escapa. Paquda y los dos Ibn Ezra. Asher. no lo es menos que Dios quiere contar con la libertad del hombre. aquel que impregna el amor en racionalidad. gran poeta. en el siglo xv. pero que perdi ó su oportunidad al producirse la expulsión y dispersión de los judíos. el mismo Dios ha querido contar con la voluntad libre de los hombres. Fue de enorme importancia para el pensamiento latino. Pero lo fundamental seguía siendo estrictamente jud ío . los maestros j ud í os adquirieron un abundante bagaje de l obras c ásicas. más profunda en el pensamiento. en el aspecto más religioso. en el judaismo. en donde se refleja el abundante bagaje aristotélico y de conocimientos matemáticos. . Paquda amplió la idea al advertir que el progreso en el conoc im iento no se alcanza únicamente por la vía racional sino también por la del amor y l a contemplación. En el ascenso de la criatura hacia su Creador. con Arragel y Abravanel. hubiera deb ido producir un Humanismo hebreo paralelo del cristiano. Aristóteles. al tiempo que afirmaba que el orden en ella ex istente no es sino reflejo de la Voluntad de Dios. La última. en especial Pl atón. pero también para la maduración de la escolástica cr is tiana. también. En la primera fase toda la literatura no estrictamente religiosa — es muy difícil. La reforma del pensamiento conseguida por Gabirol. Moses y Abraham. en la que descuellan Abraham ibn Daud. de modo que si b ien es cierto que en la Historia se cumple el plan de Dios. fue decisiva para la consoli daci ón del sefardismo.JUDAISMO FRENTE A REINOS CRISTIANOS: PRIMERA ETAPA 285 Egipto. Siendo. establecer una separación entre profano y sagrado— utilizó el árabe. Hasdai Crescas y. guía para su voluntad. más estrictamente judía y. además. No es producto de l a casualidad que el principal aporte de l a osmosis toledana haya consistido en disponer de las Ca tegorías de Aristótel es. Al integrar el neoplatonismo riguroso en l a ley mosaica. Los hebra ístas actua les destacan con preferencia la segunda. desde luego. Gabirol hizo una de l as aportaciones más decisi vas al espíritu europeo: admitió que e l hombre es criatura dotada de capacidad para com prender la Natural eza. La Fons vitae de Gabirol f ue ampliamente utili zada por Santo Tomás de Aquino que también pudo emplear una traducción de Maimónides. Aquí se encuentra una de las raíces del misticismo hispano. supo descubrir en ese orden una razón emotiva aparte de la racional ya que la Escritura nos enseña que Dios «ama al mundo» por él creado.

Yahvé reclama de su pueblo. Máxime cuando la recaudación se presentaba com o un negoci o privado. que se iba l acercando a una primera madurez. un arma de dos filos. practicaban muy bien las operaciones bancarias disponiendo de dinero para otorgar préstamos. muestra en su pensamiento dos preocupaciones fundamentales: que Israel sea fiel a su el ección y superar las limitaciones del lenguaje neoplatónico para explicar la conc ienci a religiosa judía. pero una y otro se encuentran sometidos a los preceptos de la Torah. desde luego. durante más de dos siglos. La tercera de estas habilidades era. Israel. poseían elevados conoci mi entos de Medicina. a menudo. No se exigían señal es exteriores ni se les obligaba a vivir recluidos. Los cristianos reconoci eron en ell os tres dimensiones de superioridad: sabían cóm o propagar y enriquecer el cultivo del viñedo> influyendo en el aumento de su producción. recaudadores de tributos. relacionado con e l movim iento que co nocemos com o Traductores de Toledo.Qabbal ah (Libro de la Trad ic ión) se opone a l os karaitas: no basta con una lectura directa de l Escr i a tura . En su Sefer ha. Las ideas de esta forma expresadas coinciden abiertamente con as que e l pensamiento cristiano de esta misma centuria. una adhesión libre. crédi- . Aparece com o una revelación acerca del orden que exi ste en el universo. el mej or regalo que Dios ha podi do hacer a los hombres. aunque ellos preferían desde luego disponer de juderías. com o una Edad de Oro de a li teratura judía en España . Es preciso no olvidar que la mayor parte de las obras judías eran conoci das por medio de traducciones o adaptaciones fragmentarias. sostendría. que se conserva única mente en la traducción hebrea recurre al aristotelismo de los autores árabes. E l crecimiento inte l ectua l no se l detuvo a causa de la emigración: tomó. pues convertía a los judíos. Los que se establecieron en tierra cristiana f ueron bien acogidos y. Ello no obstante se presenta a sí mismo com o una alternativa a la perplejidad de Maimónides. que murió mártir aunque ignoramos las circunstancias.286 LOS JUDÍOS Abraham ibn Daud (1110-1180). en . El siglo xi se ha descrito. Por eso en su «Fe exa l tada» . com o los antiguos publicanos. encontraron satisfactoria su estancia. si n embargo. El hombre no puede aspirar a ningún fin más alto que la perf ecci ón intelectual y el conocimiento. 4. nuevas direcciones. cualquiera que sea el título que empleen. íntimamente unidas entre sí las actividades de arrendamiento. y nunca l as gentes de este ofi ci o. serán bi enquistas .

jugar al próji mo una mala pasada se describe com o «hacerle una judiada». y en el Li bro del Buen Amor del arci preste. nobles y eclesiásticos coincidían en desear que la legislación se cumpliera. Los vínculos verticales de este amparo funcionaron durante este tiempo bastante bien: reyes. Para ello se emplea una narración que. En este sentido los judíos podían considerarse amparados. Una comunidad humana. Se incluye en algunos episodios de l Quijo te y el propi o Cervantes escribió una serie fecunda de Nove l as ej empl ares . formando parte de la esencia de su trama. De este m odo se completaron las ari stas del que podríamos ll amar «problema jud ío» en España. se acomoda en todo a l a realidad. Moses Sefardí— en e l Llivre del gentil e deis tres savis. ah. Las profundas virtudes de laboriosidad. Basta esta simple conf rontaci ón coloquial: todavía hoy. un usurero. No se trataba de huéspedes a en el sentido estricto que tiene esta palabra. de Ramón Lu ll y. ésta se acostumbró a responder: ¿un judí o?. estudio. inventada. el gran autor se sentí a un desarraigado: la hospitalidad que aquella España iletrada. en general. Judah ha-Levi puede servimos de modelo para atisbar sentimientos y conductas en esta primera generación de emigrantes. se había establecido en los reinos cristianos de l Península y era bastante numerosa . Pero las relaciones horizontales se iban tomando difíciles.JUDAISMO FRENTE A REINOS CRISTIANOS: PRIMERA ETAPA 287 to y préstamo de interés sobre prendas. sí. Así. cuyas relaciones con intelectuales judí os son bien conocidas. guerrera y rústica le . Pero. Esta trayectoria indica ya una tendencia a l realismo que caracteriza a la novela española. El pueblo odiaba a los jud íos y muchas secuelas de ese od io han perdurado hasta nuestros días. en lenguaje corriente. tibios en materias religiosas. de don Juan Manuel. Encontramos ejemplos en la Disci pli na cleri cali s de Pedro Alfonso — que era también un judío . amor a la familia y solidaridad permanecían ignoradas. contribuyeron a crear esa imagen siniestra que i dentifica al judí o con el usurero. al mismo tiempo. en El ¿onde Lucanor. definida por su religión. con un simplismo muy dañino. Él ayudó a implantar en la literatura castell ana esa especie de sí ntesi s entre apól ogo y parábola que hemos llamado «ej emplo» porque contiene una tes is o doctrina moral que advierte sobre la conducta. De modo que los que se hacían más visibles a l a pobl aci ón cristiana eran precisamente los menos ejemplares. pues se hallaba amparada por un entramado de leyes que iban desde los fueros locales hasta las Ordenanzas del rey. Por otra parte banqueros y recaudadores eran. Se trata de una de l as más importantes aportaciones del judaismo a l a cultura española. siendo novelesca. es decir.

basada fundamentalmente en el estudio de la Torah y con características peculiares que la distinguen de la española. ci ertas . a esa Sefarad que l es daba su nombre. com o los monjes. La comunicaci ón podía hacerse. ashkenazi. Las actividades comerciales dominaban de una manera absoluta . Era inevitable que se produjeran influencias cristianas. Carlomagno. donde estaba la meta fina l del exilio. no podía resistir la nostal gi a. Por esta causa se generalizó la enseñanza. Paral el amente. el cual a su vez . Se trataba de un rasgo cultural que marcaría profundamente al sefardismo en los siglos siguientes y que puede presentarse con la siguiente disyunción: crecía en los judíos el amor a l a tierra española y a sus paisaj es. E l cuerpo de doctrina que se iba f ormando garantizaba la unidad. para un j udío. en el tránsito del siglo x al xi comi enza a f ormarse la otra cultura judía. Estos comerciantes venían de España y estaban en condic iones de atravesar una frontera de guerra. en consecuencia. fue cobrando vigor la idea de que. algunas veces se ofrecían a los rabinos ventaj as en esta actividad com o una compensac ión por sus funciones que no eran remuneradas . pero a l mismo tiempo sabían que se trataba de un nuevo Egipto (Misraim) de donde tendrían que salir puesto que la nación estaba vinculada. Los orígenes del ashkenazismo guardan paralelismo cronol ógi co con los de l judaismo hispano. 5. sólo exi ste una patria posible: Jerusalem. a Eretz Yisrael. llamando a los jud íos a colaborar en las necesidades mercantiles y financieras de l vasto Imperio que estaba creado. garantizaba a los mercaderes las comunicaciones. Se otorgaron. A Gershom se atribuyen veint ic inco enseñanzas (takkaanot) que constituyen el entramado de a l vida ashkenaz i. los ud í os sabían leer y escr i bi r . En su alma de pecador. Entre otras. prescindió absolutamente de la política antijudía de Dagoberto y los merovingios. pues e l estudio cu idadoso de la Torah era semejante a la actividad que los monjes desplegaban: com o ellos. fa lta la influencia árabe .288 LOS JUDÍOS ofrecía. llegado al trono el 768. y no com o los laij cos . por escrito sin tener que recurrir a imágenes p intadas. alimentada por fuertes ramalazos de piedad que le llevaban al misticismo . Una sentencia de un sabio (be t di n ) só lo pod ía ser mod ificada por otro sabio de igual significado en l a comunidad . los maestros judíos trataban de inculcar en la comuni dad la idea de que poseía una vocac ión religiosa impuesta por Dios a través de l nacimiento. pues. por la ali anza con Dios.

Simeon bar Isaac llamado el Grande. A mediados del siglo x la relación escrita en árabe por Abraham ibn Jacob. que se habría instalado en Maguncia iniciando una larga serie de maestros talmudistas. pudi endo modifi carse únicamente por otro acuerdo de igual estilo. No se trataba de establecer un gaonato. nos permite atisbar lo que debía ser el co mercio con países eslavos que estaban llegando a un primer estadio de madurez. debi endo tomarse las grandes decisiones en asambleas de sus miembros.JUDAISMO FRENTE A REINOS CRISTIANOS: PRIMERA ETAPA 289 medidas de protección sobre los judíos. En los años si gui entes esta activ idad creció. Los acuerdos de cada comunidad eran obligatorios para sus miembros so pena de excomunión ( conoci da com o herem de Rabe nu Gershom). o Moses ben Kalonymus. inútiles en la estructura económ ica de los francos. el médico. En l a famosa embajada que el emperador envió a Harum al-Raschid actuó com o intérprete un judí o al que se llama Rabi Isaac. Gershom ben Judah (965-1028) conocido com o «Luz del Exilio». Pero es conveniente tener en cuenta también el interés de algunos eclesiásticos por disponer de personas que conoci esen el hebreo. Carlomagno es señalado com o e l gran be nefactor que permitió a los judí os i nstalarse en Europa. En todo caso. a la que habrían asistido con el presidente de esta Academia. los jud íos eran pocos y aparecían únicamente com o valiosos instrumentos . com o el de Bagdad. Praga era ya un mercado importante. También en este caso las emigraciones provocadas por el cambio de actitud musulmana. al menos otros tres sabios. en el siglo IX. En ella se adoptaron las disposiciones por l as que habrían de regirse en adelante todas las comunidades. Las fuentes mencionan algunos otros nombres com o Ferragut. Rashi llegaría a declarar que la obedi encia a los . sobre v reserva frente a las invasiones vikingas y magyares. En la tradición judía. Una tradición que data del siglo x iii hace referencia a una reu1 nión de miembros de la «santa yesibá» en Maguncia. que tenía relaciones con alHakam II de Córdoba. Los judíos estaban en condic iones de transportar los prisioneros eslavos. autor de un Séfer hadi ni n (libro de l eyes) y Rabenu Judah el Grande. atrajeron judí os que f ormaron ya l primeras comunidades. a los mercados musulmanes por la vía de Barcelona. Esto basta para comun icamos que se trataba de núcleos sociales reducidos. sin que l' as grandes pudieran i mponer su voluntad a las pequeñas. establecidas con preferencia en el vall e as í as comerciales y en zonas de del Rhin y norte de Franci a. Un co mercio lucrativo entre otros. ni de imponer una jefatura sino de algo muy distinto ucada comunidad sería administrativamente autónoma. Judah ha-Cohen.

por esta misma causa. de modo que la direcc ión gaónica ya no era necesaria. era reconocido com o una especie de dirigente de todas ellas. También el divorcio fue modifi cado. siempre en hebreo. En caso de enajenación mental de la mujer se requería l a aprobación de «cien rabinos de tres países» y e l depósito de una suma muy considerable antes de que se pud iera declarar e l divorcio . l ( t se incluía en e llos la cláusula de que la mujer tuviera que dar su consentimiento antes de que e l marido pudiera tomar segunda esposa. lo que significaba un acercamiento a l a monogamia de la doctrina cristiana. ahora se trataba de una obra escrita que podía enseñarse y aplicarse en todos los rincones de l mundo j udío. y se leía la respuesta en las asambleas de cada primavera . que constituyen un cuerpo de doctrina. a finales del siglo X I . requiriéndose el mutuo consentimiento.por ejemplo . es dec ir . no porque sus autores estuviesen dotados de poder sino precisamente porque eran sabios. las de Renania celebraban reuniones en Coloniá tres veces al año. De este m odo se conseguía otorgar a cada comunidad fuerte cohesión interna. con ocasión de l as grandes fiestas y que un parnas (dirigente laico) llamado Mar Judah bar Abraham. La madurez del judaismo ashkenazi se alcanza con Rashi. utiizando para ello los contratos matrimoniales ke ubá ). en donde se pusieron dificultades a la poligamia. Entre las reglamentaciones que se atri buyen a Gershom . en consecuencia . Se devolvían acompañándolas de cartas para uso de la co munidad en las que se daban las orientaciones para la existenci a. En otras palabras se pri vaba al marido del derecho de dar libelo de repudio. El judaismo ashkenazi. Este ejemplo pasó luego a las comunidades de Oriente. la más importante viene constituida por el abandono de la poligamia. 6. Sabemos que. Existen muchas colecci ones de estas responsa. crecía l a importancia de los sabios maestros capaces de penetrar en sus profundidades y aplicar la doctrina en los casos concretos que afectaban a la sociedad. La costumbre de l as responsa. iba a con formarse com o una suma de comunidades. nació en l as yesibot: se formulaban por escrito las preguntas. Las soluciones rabínicas a los problemas que les eran planteados se aceptaban. l mud llegó a convertirse en e l gran instru De este modo el Ta mento de la educaci ón judía. aunque. Rabbi Shlomó ben Isaac (1040-1105) que puede considerarse coetáneo de los grandes maestros españoles antes menciona- .290 LOS JUDÍOS acuerdos obligaba con el mismo rigor que los mandamientos de l a Torah. Tomar una segunda esposa significaba el herem. acompañándolas de un estipendio. y que ordenaron la vi da ashkenazi.

Muchas opiniones se han formulado al respecto: si n Rashi. continuadores . sobre todo. completaron después su traba o t fi j . Su acabado dom in io de estas lenguas le convertía en el adecuado traductor. que es e l pri mer libro en hebreo que se ha impreso (1475 ) es uno de los trabajos más leídos y utilizados. por judíos y por no judíos. La imprescindible necesidad de disponer de un texto com pleto y fiable de la Biblia y el Talmud le empujaron a emprender esta tarea. en e l siglo xn i. Sus discípulos conoci dos como osa st as . en e l xv i. incluyendo comentarios midrásicos siempre que e l parecía necesario. con lógica y lucidez. Fue a estud iar a Worms y a Maguncia . Esteban Harding. se había constituido ya el ashkenazismo. En'aquel momento parecía que los jud í os habían sido perfectamente asimilados por l a sociedad cristiana . pero a los 25 años de edad re gresó a su ciudad natal para fundar una escuela que sostenía con los ingresos que le proporcionaban una granja y sus viñedos. Pero l as relaciones con la sociedad cristiana circundante eran correctas: Rashi recibía regalos en Pessah. N icoás l de Lyra . Por eso el abad del Cister. de los que mantenían relaciones con él/ si endo ésta una señal .An4alus. excepto en lo que se refiere a su religión. acudió a é l para que le proporcionara esa versión correcta de los Salmos a que nos hemos referido y que pasar ía a constituir un eje de las horas canónicas. lo em plearon a fondo. Usando el Talmud babi lonio estableció ante todo el texto correcto . Naci ó en Troyes el mismo ciño de la muerte de Gershom y de la desaparición de los gaones y exilarcas de Babilonia. al estar escrito en arameo y referirse a circunstancias vitales muy distintas de las que ahora encontraban los jud íos que v iv ían entre los francos. el comerc io y los nego c ios relacionados con el dinero. com o si fuera parte integrante de su texto. Las limitaciones impuestas en determinados ofi ci os también l es empujaban aqu í a c i ertas profesiones com o el viñedo. y Martin Lutero . el Ta lmud sería ahora un lenguaje hermético. Su Comentario a lPen t ateuco . mucho antes incluso de que se produjera la ex pulsión de al. Rashi pensaba que e l Talmud corría peligro de ser abandonado porque.JUDAÍSMO FRENTE A REINOS CRISTIANOS! PRIMERA ETAPA 291 dos. Esta exégesis quedó definitivamente incorporada al Talmud medieval. no dudaba en valerse de palabras arameas o incluso francesas. se tomaba para los jud íos ininteligible. con gran fuerza. Aunque su objetivo era proporc ionar un texto hebreo perfecto. añadiendo comentarios que permitiesen entenderlo. En el siglo xi. esto es . la medicina y. Quedó incompleto y fue terminado por su discípulo Samuel ben Meir.

Consta que Metz. Spira y Colonia las medidas adoptadas resultaran eficaces. a su paso. se hicieran responsables de la muerte de l Sa lvador . Un cronista judí o recurrió a un verso de los Proverbios (30 . 27 ) para describir esta expedición : « las lan gostas no tienen rey.fe y el es píritu. Las comunidades de Renania fueron adverti das de la amenaza y pidieron a las autoridades protección . durante unos pocos de amistad o de agradecimiento. aun en el caso de que quisieran protegerlos. desde 1085. Los judí os entraron en el siglo x i i fortalecidos en l a . en esta primera onda s in control . carecían de los medios . En la tradición judía aque l verano de 1096 sería recordado com o el de los martirios: muchos judí os «santificaron el nombre de Dios» ( ki ddush ha-shem) entregando su vi da. Worms. Cualquier acto de resistencia era castigado con la muerte y a los supervivientes se inducía a rec ibir el bautismo. pues . Enrique IV. organizaban matanzas y saqueos en las juderías. en e lla . Maguncia y Tréveris sufrieron demoledores asa ltos. Las bandas de guerreros armados eran superiores a las fuerzas de pro tección . Hubo años. En Maguncia el· ob ispo ev itó me diante la fuga compartir la suerte de los j udíos. desatendiendo l as protestas del Papa que recordaba la inviolabilidad del bautismo autorizó el retorno al judaismo de los que hubiesen sido convertidos por la fuerza. pero convencidos de que l as l eyes y documentos no significaban para ellos ninguna seguridad: las autoridades competentes. El asal to se i ni ció en Rouen. Los pred icado res hicieron referencia a esta circunstancia y e l prop io Urbano II. La indulgencia plena atribuida a l v ia je a Jerusalem sirvió para recordar a los cristianos que ellos eran e l nuevo y definitivo Israe l y que la t ierra de Pa lestina era Santa para ellos. Los cruzados.292 LOS JUDÍOS . llamó a los caballeros de la cruz «hijos de Israel». Sobrevinieron las Cruzadas que son com o una consecuencia de la ref orma de l a Igl esi a iniciada en C luny el año 910 y transmitida a todos los sectores de la sociedad. la elaboración de leyes podían fortalecerla. en donde se estaba produciendo. donde l as pérdidas fueron muy cuantiosas. En 1095 masas desorganizadas se pusieron en marcha guiados por fanáticos inexpertos com o Gualterio «sans avoir» o Pedro «el ermitaño». en Lorena. hablaban de vengar la sangre de Nuestro Señor y. esperanza de llegar a un entendimiento. Las buenas perspectivas no duraron. tratando de obligar a sus moradores al bautismo. pero van juntas en bandadas». Las noticias de Es paña. No una sant idad compartida sino vehículo de od io contra los jud íos que . Aunque ninguna de e llas respondió con una negativa sólo consta que en dos ciuda des. al desencadenar la primera expedición.

Worms retendría en su memoria los 350 mártires que su comun idad entonces produjo . demostraron el grado de vitalidad del judaismo. asesinatos y pillaje para poner su atención sobre el hecho sustancial que f l orma com o un eje en la historia ashkenazi : Israe l. Su esperanza se dirigía entonces hacia una Tierra Santa libre de caballeros. con su testimonio . que v ivió intensa mente estas dramáticas jomadas . por consiguiente. co locados en la disyuntiva es preferible. Rab Shl l derrota de los defensores jud í omó bar Simsó explica a os de Ma l l guncia por e hecho de que estuviesen debilitados por e ayuno y la penitencia y alaba de una manera especial a los mártires que. no había dado ningún resultado. contempladas com o un suceso adverso a l judaismo. Hubo una aprox imación a la mentalidad cristiana . compuso un himno en honor de los mártires atribuyendo a la Torah la verdadera causa de salvación de l judaismo en aquellos mo mentos: pedía a-Dios la conservación de Israe l porque «si no existiera para cantar las a labanzas . Los cronistas j udí os eluden l as referencias a torturas. Los mártires estaban a ron tando la gran prueba con la esperanza de la luz del futuro. escoger l muerte com o a ternat l i de a l f f a va e . l i vida había sido capaz de «santificar e nombre de Dios». El antijudaísmo estaba echando raíces y no eran escasos los sermones en que se justificaba la violencia contra los «pérfidos judíos» . en todo caso . Las ondas del antijudaísmo se extendieron a Ingl aterra y a los otros países de Europa.: JUDAISMO FRENTE A REINOS CRISTIANOS PRIMERA ETAPA 293 adecuados. Rashi. Muchos judí os se habían bautizado para salvarse. Sól o España e Itali a se libraron en aquellos primeros momentos . San Bernardo de Claraval tuvo que advertir seriamente a sus monjes que la carne y la sangre de Cristo era también judías. El gran ejemplo había sido aportado por los mártires. Al gunas autoridades habían hecho efec- . La segunda Cruzada contempló tantas violencias com o la primera. aunque Troyes no fuera afectada. Las Cruzadas fueron. entregando a . dedicada íntegramente al piadoso estudio de la Escritura. aunque no encomiable. aunque no tenían intención de dejar de ser jud íos: los rabinos consideraban lícita esta conducta . más rigurosa en cuanto al precepto de dar la vida por la fe y conservar después en la memo ria litúrgica el culto a los santos mártires. que aplaudió su fracaso . quedarías (Torah) silenciada en to das las bocas y gargantas». Los judíos de Ashkenaz comenzaron a preguntarse qué garantía podía ofrecerles aquella protección comprometida y abonada ya que en las horas amargas del 96 y en l as oleadas posteriores. En el siglo xil se extiende la doctrina de que.

que compartieran con ellos muchas cosas.294 LOS JUDÍOS tiva esta protecci ón. en defin it iva. En cualquier caso carecían de motivos para tener confianza. no quisieron arrostrar la impopularidad de enfrentarse con los amotinados. se habían sumado al odio. al saqueo y a las matanzas. La gran decepción vino. pero otras muchas no pudi eron hacerlo o. El enemigo estaba en el interior de la propia sociedad. sin embargo. incluso parientes. es preciso estar preparados para arrostrar l a muerte y conservar la fe. La concl usi ón final sólo podí a ser ésta: no se puede confiar y. . de los convecinos: aquellos amigos. si n embargo.

que podía imponerles cuantas obligaciones fuesen necesarias para extraer de ellos el mayor rendimiento. En el caso británico o francés la expulsión vendrá acompañada de una confi scaci ón de deudas que beneficiaba ante todo al tesoro público. Simultáneamente las españolas se fortalecían con la llegada de nuevos em igrantes. También las juderías alemanas estaban recibiendo nuevos judíos. Desde mediados del siglo xn . De modo que en e l siglo x iii todos los reinos eu ropeos contaban con apreciables contingentes judíos. aunque más importantes eran los créditos. Se extendió la idea de que eran «propiedad del rey». obtenidos en primer lugar por vía de impuestos. se l es otorga un permiso de residencia en las condic iones que hemos considerado normales. La maduración de las Monarquías acabó convirtiendo la presencia de j ud íos en un factor perturbador. Será en el siglo x iii cuando comenzarán a asen tarse en Polonia. no deben perderse de vista los intereses económi cos. Aunque el factor religioso actuaba siempre com o principal desencadenante. Distinta era l a posi ci ón de los sefardíes.C a p ít u l o X V DE MOSÉ A MOSÉ NO HAY MÁS QUE MOSË 1. a los cua es l acudieron . y aunque éstas se repitieron en ocasiones u lteriores. Con e l tiempo llegar ía a ser uno de los principales establecimientos . las comunidades ashkenazim se restablecieron. comenzando a extenderse hacia el Este. la Península Ibérica y el «drang nach Oesten» al emán . Los jud íos comprendieron muy bien las ventajas que podía reportarles l a expansión europea en tres frentes. Sicilia. aunque puedan señalarse también al gunas coincidencias. Después de las matanzas del año 96. Rotenburg se convirtió en una especie de centro para todas ellas. Los reyes y príncipes tendían a explotar a estos judíos considerándolos únicamente com o una fuente de ingresos. donde en 1264.

sino porque se trataba de un perjuicio causado directamente al rey. una y otra vez. Partimos. Al extinguirse las disposiciones visigodas para entrar en el Derecho romano convertido en norma consuetudinaria. esto es. se trataba de una concesión regia conveniente para el propi o soberano. Con mejores condiciones sanitarias y dada la temprana edad de los matrimonios. no porque se l e equiparara a un noble. Pero se insistía. Su inferioridad social venía explicitada por el nombre empleado para designar el tributo directo. al gunas veces llegan a calificarles de siervos. Los documentos reales hacen referencia a l a doctrina de San Agustín: era conveniente mantener a los judí os dentro del reino pues ellos eran portadores fehacientes de l a promesa que en Cristo se había cumplido. sinagogas y cementerios com o propiedad co munitaria. compuesta en todo caso por más de cien mil individuos. instalándose en Málaga una im portante co lonia genovesa. com o algunas veces se ha llegado a creer. pues. menos aún. una vez aceptado el hecho. de las leyes de 1066 confirmadas solemnemente por el Papa. Málaga era el puerto comercial más importante del reino nasrí. Por ejemplo. que debi endo ser «tolerados y sufridos». se reconocí an en los judí os seis condi ci ones esenciales: organizarse en alj amas con capacidad de autoadministración. se hallaba repartida por toda la Pení nsula. tener acceso libre a bienes muebles y a ciertos inmuebles com o vivienda propia. poseer escuelas. Los documentos afirman. en que la esperanza estaba puesta en una conversión. una ventaja en esa def inición de que se trataba de un bien real. profesar libremente la religión de acuerdo con las enseñanzas del Talmud. Esta legitimidad reconocida en la estancia no era el resultado de un contrato ni. Cuando se constituyó el reino de Granada.296 LOS JUDÍOS una nutrida pobl aci ón judía. Había. pudo establecerse también en esta ciudad una importante judería. A los reyes cristianos se planteaban ahora dos cuestiones a las que resultaba imprescindible dar respuesta: i dad que se de ¿hasta qué punto era conveniente que una comun claraba esencialmente cristiana conviviera con otra que. sin embargo. le había rechazado?. su crecimiento b io lógi co era muy considerable. los judíos eran una «propiedad» del rey. derecho exigible . habiendo sido llamada por Cristo com o primogénita. . «cabeza de pecho». crudamente. usar l a lengua hebrea para sus relaciones internas. ¿qué derechos y deberes debían ser asi gnados a los judíos? Como hemos señalado con anterioridad se había dado muy pronto respuesta afirmativa. el homi ci di o come tido contra un judí o comportaba l a compensaci ón más alta señal ada en la ley.

era posible recuperar textos para las bibliotecas cristianas. eran tomadas por los rabinos en sus instrucciones a los fieles judí os. sin embargo. Había.DE MOSÉ A MOSÉ NO HAY MÁS QUE MOSÉ 297 De cualquier modo. E l método normalmente empleado era el siguiente: un maestro. incluso si se trataba de una prostituta. de m odo que. A principios del siglo x i i un cluniacense. las relaciones de convivencia entre cristianos y jud íos serían reguladas por med io de las cartas o fueros de cada c iudad o v illa . que sería después modifi cado o reajustado mediante acuerdos tomados en Cortes. se les con minaba a permanecer en sus casa o en sus barrios durante ellas. con mayor razón. tras l a violenta persecución. En Alemani a. Con toda naturalidad los mo narcas españoles podían «situar» algunas de sus deudas sobre l a capitación de los judíos. j udío en muchas ocasiones. y. en determinadas circunstancias. 2. Las mismas precauciones para preservar del contacto no deseable. aunque hubiesen naci do en él. Quedaban obligados a respetar las fiestas de éstos. En Francia el rey compartía l a propiedad con los grandes vasa ll os . Estaba prohibida cualquier relaci ón familiar o amistosa —no podían cristianos y judí os sentarse a comer juntos— . codificadas en el Ordenamiento de 1090. Puesto que éstos poseían el dom inio de l a lengua árabe. Por debajo de las l eyes generales. los contactos sexuales: echarse con una cristiana . al tiempo que la castellana y la hebrea. cuando se restablecieron las condiciones reguladoras de la estancia. las condic iones de habitación en España eran más favorables que en otros países. mi entras no variara l a voluntad del monarca. Así surgió la que hemos dado en llamar Escuela de Traductores de Toledo. se aclaró que los jud íos no eran propiedad del rey sino de la Cámara i mperial. ciertos principios j urí di cos que se consideraban irreversibles: al no ser naturales del reino. si bien es cierto que muchas de ellas se hicieron fuera de esta ciudad. lo que significaba que los emperadores no tenían libre dis posición de su tributo y que esa propiedad podí a transf eri rse a los príncipes o a las ciudades imperiales. arzobispo de Toledo . podía llevar acarreada l a pena de muerte. que necesitaban versiones latinas. no podí an formar parte de sus estructuras políticas o sociales . Tampoco existió nunca una institución orgánica que llevara tal nombre . árabe en . Tampoco podían arrendar o fic ios o funciones que comportasen alguna clase de po der sobre los cristianos. Bernardo de Salvetat (1125-1152) tuvo l a i dea de aprovechar l a presencia de los judíos para otro fin muy distinto.

nos hallamos en las raíces mismas de la europeidad. Algunas generaciones vivirían. después. complejos significables. era contempl ado por algunos teólogos crist ianos con el m ismo recel o que en los alfaquíes despertara Averroes y en los rabinos Maimónides. y Juan Hispano que se ha supuesto que es el seudónimo tras e l que se ocu lta Abendeuth. considerando a aquélla com o ob jeto único del saber. es decir nuestro ya conoc ido Abraham ibn Daud. com o también para e l judaismo. Se trataba sin duda de un regalo preci oso. . si se hacía demasiado radical — Santo Tomás tendría que advertir que las Ideas son. «averroísmo» señalaba tendencias al materialismo. por tanto. aunque repleto de amenazas y peligros: el raci onali smo aristotélico. Un término de inmediata acuñac ión. estrictamente literal. provocando con ello un revulsivo que le convertiría en víctima de las persecuciones almohades. Como quiera que sea. la recuperación de Ar istóteles constituía una verdadera revolución. Es cierto que tal rechazo . Lo que no puede negarse en m odo alguno es el gran papel que los jud íos desempeñaron en la conf ormaci ón de esa nueva mentalidad europea que se abre cami no hacia l a modernidad. Un clérico se encargaba después de proporc ionar la versión latina. inmersas en la amenaza de herejía. Merced a e lla se comenzaría a rev isar el realismo neoplatónico que atribuía a l a Ide as e l universal arquetipo de todas las cosas. arcediano de Segovia . Para Europa. La traducción no era. y las Categorí as. entre las Escuelas judías y cristianas una confl uencia de pensamiento que hace muy difícil establecer con claridad a quién correspondía el protagonismo. para la cultura europea . capaz de f undamentar el nomi na lismo. Domingo González. en todo caso. Se produjo . en una versión de Domingo González que fue profusamente utilizada en el Estudio General de Parí s. Es el momento en que Averroes (Ibn Rush) estaba alcanzando gran fama al introducir a Aristóteles en el esquema del Islam. Consecuencia muy lógica de esta coyuntura fue que el más im portante legado filosófi co de los traductores fuese la Lógica del Estagirita. En la primera etapa de este proceso destacaron dos fuertes personalidades. materia de estudio y conoc imi ento— pod ía llevar a un nominalismo capaz de desequilibrar el saber. Los materiales de que disponían tenían su proce dencia en las grandes bibliotecas musulmanas. donde se l a llamaba sencillamente e l Gundisalvus . Las consecuencias de esta iniciativa fueron.298 LOS JUDÍOS otras. se ocupaba en trasladar el texto arábigo al castellano. trascendentales.

com o Santo Tomás . Pero lo que Maimónides pretendía no era otra cosa que dar al . Aquí. La fe era para él base esencial de todo pensamiento. Eran los años de Hattin. Ricardo Corazón de León quiso contratar sus servicios pero él se negó a abandonar Egipto en donde fue reconocido com o nasi de todos los judí os allí existentes. donde alcanzó mucho éxi to com o médico. Pero años después Maimónides. Es necesario insistir en que Averroes. creyeron que se inclinaba al racionalismo materialista. influidos por los anti-maimonistas. en la segunda mitad de l siglo x ii. En vida sufrieron todos ataques muy serios. aunque sin conocerle . el quebranto del reino cruzado de Jerusal em y la tercera Cruzada. un día que se corresponde con el 14 de l mes de N isán. En 1148 su familia f l conversión a l Is am l l or ingió a obedeciendo en apariencia a den del Califa almohade. entonces fortaleza cristiana. La protecci ón de Saladino l e permitió prescindir de sus apariencias musulmanas declarándose jud ío y sefardí. superando en este punto a Averroes. Mose ben Maimón nació en Córdoba el 30 de marzo de 1135 . escribió Maimónides (RaMBaM) su Carta sobre l a apostasia defendiendo una doctrina ya tradicional que justificaba a quienes fingían la conversión para seguir siendo judíos. com o una especie de madu ración . Dux neutrorum sive dubiorum . recientemente ocupada por los árabes.DE MOSÉ A MOSÉ NO HAY MÁS QUE MOSÉ 299 3 . Muchos no l e entendie ron y en las sinagogas de Francia sus libros fueron quemados mientras teólogos cristianos. Su afirmación de sefardismo significa que se consideraba con tinuador de la trayectoria que los grandes maestros españoles marcaran desde finales del siglo x hasta su prop io tiempo. Signo de contradicción . Murió el 13 de diciembre de 1204 y fue enterrado en Tiberias. Santo Tomás dispuso de una versión latina de l a Gui a de perplej os. llegaría a ser cons iderado com o el más formidable pensador j ud ío de todos los tiempos. El peligro de ser descubierto le movió a dirigirse a San Juan de Acre. En su tumba se ha grabado la frase que hemos recordado más arriba. Con un permiso especial pudo visitar Jerusal em ( 18 de abril de 1165) pero hubo de i nsta l arse en Egipto . contando menos de treinta años. l a gran figura de Maimónides se a l za . pero luego huyó a Fez donde permanec ió c inco años (1160-1165). fecha muy significativa para los cristianos . «De Mose a Mose no hay más que Mose». Maimónides y Santo Tomás forman com o un gozne sobre e l cua l gira e l proceso de sustitución de l método platónico hasta entonces ún ico admitido en las tres religiones.

es decir. l a obra que le daría más fama . distinto de lo infinito. esencia de la conducta . pues lo inmenso o ilimitado es. Formidabl e trabajador fue. al llegar a cierto grado de conoci mi ento. estamos falseando la rea lidad. se ocupaba de la Torah. por esencia. que hacía una especie de síntesis entre las enseñanzas de Hipócrates. Guía de perplej os. En 1190 concluyó . hace un resumen de la halakhah. en definitiva criatura de Dios . Lo explicó al redactar una introducción a la Lógica aristotélica (Millot hahiggayon . pero en su Mishnayyot (Libro de la e luc idac ión ).300 LOS JUDÍOS hombre confianza en su razón que. Como nas i de la comun dad i j í hubo de escr b i r i nu merosas responsa rabínicas . En el Séfer ha. descubren aparentes contradicciones entre su ciencia y su fe: una parte de esta perplejidad nace de que los autores sagrados tienen necesidad de recurrir a términos temporales para hacerse entender. M ishnah Torah (Repetición de la Ley) en que «se hermanan la m inuc iosa exactitud analítica y la v igorosa pujanza sintética» ( Gonzalo Maeso ). en árabe. Galeno y Avicena .Términos lógi cos). debe permitir una penetración en la Naturaleza para conocerla. escr ito cuando era muy joven y emigraba a Marruecos y a Palestina. otorgando a la dieta y la higiene más impor tancia que a l os f ármacos. A medida que se conoce mejor su pensamiento crece la estimación de los efectos de Maimónides sobre l a cultura europea. un gran médi co. Aprendió matemáticas y astronomía a fin de llevar a cabo un reajuste del calendario j í l fiestas tenían que ser ritmo de vida .miswoí (L ibro de los preceptos) escrito originalmente en árabe. Estas obras son simplemente la preparación de su gran producci ón. Perplejos son los estudiosos que. Coincidía con los escolásticos cristianos en reconocer en la Filosofía una «ancilla Theologie» . Con ella «Ma imón ides ha creado un nuevo Talmud» Graez) ud a ( . siendo obra de Di os. y a firmó en uno de sus tratados que la resurrecc ión para la vida eterna alcanzaría tam bién a los cuerpos. e erc j i i de re liud o : as co giosidad . Es verdad que el gran fil ósof o se mostraba adverso y desconfiado respecto a l corrientes de l pietismo y de l as a qabbalah que por entonces se es taba difundiendo . que el recto conoci mi ento racional es un servicio imprescindible para el entendimiento de la fe. inmediatamente traducida al hebreo por Samuel ibn Thibbon). . Sus obras religiosas desempeñan un pape l decisivo en la vida intelectual del juda ismo español. ante todo. Como todo j udí o veneraba el cuerpo humano . Cuando atribuimos a Dios cualidades. Robaba ti empo a sus ocupaci ones para llevar a cabo una revisión exhaustiva de l Talmud. virtudes o potencias.

El f uncionamiento del cuerpo le llevaba a la conclusi ón de que l resurrección . Sólo Moi sés tuvo directo contacto con Dios. esa fe se convierte en fuente de conocimiento: no sólo contempla el orden del Uni verso. Más correcto sería atribuir a Dios negaciones: no es temporal. Como Santo Tomás. mostrar la racionalidad de la fe y los motivos de certeza. El Logos iluminó a los prof etas que alcanzaron un estado de perfección intelectual y moral graci as a esta revelación. correspondientes a l as potencias del alma. que atribuyeron a Maimónides tesis que éste nunca sostuvo. el estudioso descubre la necesidad de que exista Dios y cómo los preceptos por Él establecidos no son arbitrarios sino que se insertan en el orden de la Naturaleza permitiendo el crecimiento material y moral de los seres humanos. ni limitado. es muy importante. E l mundo no es eterno . La Verdad se encuentra en la Revelación dispensada por Di os a l os hombres . y también el «Intelecto activo universal». El cometido de la ciencia. a ella corresponde. la misma razón nos dice que es más lógico aceptar la Palabra de Dios que rechazarla. y que el progreso nace de l a aceptación del orden moral que Dios ha establecido en el mundo. actividad puramente humana. etc. En seguida se advi erte que dicha reación se inscribe en e l ámbito de l a li bertad y no de l a necesil dad. la ex istencia humana só lo cobra sentido cuando se pone en relación con los mandamientos de Dios. De Dios proceden l as «inte conocemos como ángeles.DE MOSÉ A MOSÉ NO HAY MÁS QUE MOSÉ 301 Y Dios es infinito. Combatida por judí os y cristianos. 4. De ahí podían sacar también los cristianos una consecuencia moral. suprema razón del universo. sino que sabe además que ese orden es producto iv i na . esta doctrina aparece revesti da de magnífica grandeza . será com o una nueva crea a ción . ni mensurable. que proporciona certeza y no s imp le ev idencia. Logos. que a e ll a se adh i eren por medio de l a f e . Pero una vez aceptada. A través del Universo y de sus leyes. ante todo. siendo esa l a característica que diferencia a l os seres hu- . part iendo de ello. Una especie de cúspide en el pensamiento jud ío sefardí se alcanza en ese axioma claramente expuesto por Maimónides se gún el cual’ la Ley (Torah) revelada por Dios a los hombres y a l a que éstos se ha ll an sometidos. a l final de los tiempos. aunque no se den cuenta de ello. puesto que ha sido cre de la sabi durí a d li genci as separadas» que ado de la nada. es una exp l icación profunda acerca de l orden que reina en la Natura leza. de acuerdo con la Lógica aristotéli ca. Maimónides atisbo con definida claridad que el hombre no está dotado de una sola fuente de conocimiento sino de vari as.

Los jud íos entendían que el gall ut (exilio) era la consecuencia del pecado de todo el Pueblo y no de una persona individual concreta. . desde la voluntad libre. finito. que había conoci do ya su tiempo de espl endor. a contrario resentendida no es independencia irresponsable ponsabilidad. Moses (m. Dos famili as. parece girar en tom o a llibre albedrío. traducido por Sebastián Münster serviría de base a l más f amoso de Reuchlin para su defensa del judaismo. Toda la literatura española del Siglo de Oro. inmortal aunque tenga un com ienzo com o toda criatura.302 LOS JUDÍOS manos de los simples animales. individual o colectivamente. sino. Moses ibn Tibbon traquien tradujo la Guía de Perplejos. E dujo el Ol am Kat an ( Mi crocosmo). com o consecuencia de la expulsión de alAndalus. cuestión ésta que ha pe . El nieto de Samuel. la cual se contrapone a la Natura leza donde todo es material. La libertad as netrado profundamente en e pensamiento í l . Davi d es e los tres por l a redacci ón de un Diccionario con comentarios acerca de la Biblia sumamente útiles para los humanistas cristianos. se habían constituido en Provenza. Es importante recordar la presencia que tiene esta doctrina en el pensamiento cristiano. Los Qimhi —Josef (1105-1170) y sus dos hijos. H a. de Joseph ibn Tzaddik (10751149) en que este poeta defendía l a unidad sustancial del ser hufe mano. Josef. había conseguido salvar muchos de sus libros. Nadie se salva o se condena sino com o consecuencia de una opci ón ejercida. llegado a Mont fluencia. absolutamente perecedero. ha-Levi y Maimónides vertiendo sus obras al hebreo. Moses h breos que. a quien los francesesll a maron maestro Petit por su escasa estatura. Paquda. ambas de procedencia española. Judah ibn Sau pellier y luego a Marsella procedente de Granada. Admonición que dirigió a su hijo Samuel (1150-1230) nos demuestra que tenía el plan concreto de proporcionar el conoci mi ento de Gabirol. 1190) y Davi d (Radak) (1160-1235)— f ueron los continuadores de l a es cuela de gramáticos de Tortosa. ejercieron allí una gran inl ibn Tibbon (1120-1190). Llega a convertirse en signo de identidad del alma humana. Las doctrinas de Maimónides fueron jubilosamente acogidas por las comuni dades que. Tibbon y Oimhi. es el autor de l os dos manuales que emplearían después los i nvestigadores cristianos en i zo un estudio de los verbos hesu aprendizaje del hebreo. Instalado en Narbona. Jacob ben Mair ibn Tibbon sería pro sor en la Escuela de Medicina de Montpelli er.l posterior. Fue precisamente Samuel l tercero .

Veintisiete comunidades han pod ido localizarse en territorio bizantino. la islámica y la española . Muchos de los que emigraban a Oriente lo hacían formando grupos compactos que se juramentaban para hacer vida en común . muchos llegaban de Inglaterra y Francia como consecuencia de l empeoramiento de la situación. sirviendo de puente entre dos culturas . todos los días de mi vida. la ruptura entre la sociedad cristiana y la judía se hizo irreversible a mediados de l siglo xm. Asentadores de pescado y médicos. dulces me son l as calamidades y por ella a mis tiranos presento la cabeza y la mejilla». que se movían en el ámbito cultural sefardí. No todo el mundo compartían l as consignas de reyes y Papas acerca de la tolerancia que debía ofrecerse a los judíos. se incorporaban a la vida urbana practicando el comerci o y variados o fic ios. Benjamín de Tude la. se mencionan 1. cuanÁfrica hasta Egipto y Palestina. a finales del siglo xm. de Aragón una importante escuela que produ l -Hazir i (1170-1230) El más importante fue Judah ben Salomon a l norte de que se consideraba un continuador de ha. en sus viajes. baj o l a protecci ón de los condes-reyes j o maestros ins i gnes .300 familias entre las que se convirtieron al cristianismo. En el mo mento de su extinción. estos judíos.DE MOSÉ A MOSÉ NO HAY MÁS QUE MOSÉ 303 También Gerona al berga. regresando a España en 1205 l de do Maimónides acababa de f all ecer. Era abundante la pob lación judía en el reino de Nápoles. Viajó por e . las comunidades pudieron acogerse a to lerancia. en ell a encontraría. y penetrado por la nostalgia de Jerusa Sión suspira m i espí ri tu. Como veremos con más detalle en otro apartado. armado de un buen cauda l em : «Por conocimientos. En e l s ig lo xm. pequeños comerciantes y orfebres. de las cuales la más importante radicaba en Roma donde la protección de l Papa aseguraría que no se viese interrumpida nunca. Se ti ene la . descubrió la exi stenci a de trece comunidades en Itali a. como Barlaam y Josafa t o Calila y Dimna . Desde Gerona se hicieron aportaciones de apó logos y cuentos orientales. son señalados por Benjamín de Tudela en el curso de sus viajes. aunque sometidos a presión. Los curtidores atraían el odi o de sus conveci nos por el mal o lor que despedían sus tall eres. mi descanso. más que en Inglaterra. zapateros de viejo y también sastres. manteniendo de este modo la cond ición judía. Hasta entonces. 5. Por su amor. Se fortalecieron en Franc ia . fabricantes de seda y curtidores.Levi. se intensificó la emigración a Tierra Santa. desaparecido el reino cruzado. Lo mismo que en España.

no podían mostrarse en público. dos fueron las principales acusaciones que se manejaron: el llamado «crimen de sangre» consistente en asesinar ritualmente un niño para amasar con su sangre el pan de la Pascua. Éstas no afectaban a los judíos. Pero es difícil creer que los jud íos piadosos que rechazaban en absoluto la doctrina de l a Transubstanciación . prestaron atención al problema jud ío declarando muy conveniente establecer cierto grado de separación entre ambas comunidades. cuidadosamente examinados. E l III condenó severamente la usura señalando penas muy duras contra los cristianos que las practicasen . especialmente la Semana Santa. y la prof anación de Formas consagradas. especialmente en una sociedad que no había legislado suficientemente sobre los primeros. nodrizas ni médicos judíos. Nos adentramos en un tiempo de desarrollo de l as creencias diabólicas. sobre los que la Iglesia carecía de competencia. Comenzaron a difundirse por este tiempo las calumnias. aumentaron los recelos contra los judíos . éstos debían vivir en barrios separados usando signos externos vi si bl es que permitiesen distinguirlos. pero bastaba para llamar la atención sobre los usureros judíos. Volviendo la atención al Derecho romano y a las l eyes de Justiniano. En el momento en que comenzaron a detectarse movimientos heterodoxos en Francia e Italia. que afectaban seriamente al orden social establecido. en los cuales se veía también enemigos del nombre cristiano. Se recordó que en las fiestas solemnes de los cristianos. La señal preferida para identificar a los judí os era entonces una rodela amarilla o bermeja en la ropa exteri or. Los Concilios III (1179) y IV (1215) celebrados en Letrán.304 LOS JUDÍOS impresión de que eran minoría los eclesiásticos que compartían las i l venta as j deas de Esteban Harding o San Bernardo acerca de as que o frecía esta tolerancia.3% el i nterés anual máximo. supersticiones y brujería. y de hecho. se comenzó a perfilar una legislación antijudía. al gunas Hostias consagradas fueron robadas para someterlas a conj uro. rodeándo los de especiales perfiles de perversión. que tenía ciertos aspectos que l a tornaban verosímil por la dificultad que existe en separar los préstamos acordes con la ley de los usurarios. Abundaban los predicadores y obi spos que creían que la permanencia de los «pérfidos» a l lado de la so ciedad cristiana tenía que causar perjuicio a ésta. Los cristianos no podrían emplear servidores. Por otra parte los casos aducidos de crimen ritual. pudieran creer en e l valor sa grado de las Formas. No podían desempeñar o fic ios que comportasen alguna c lase de poder so bre los cristianos. Era muy fácil calificar de usura a los préstamos acordes con la ley. Aparte de la usura. que fijaba en el 33. no presentan ni uno sólo que .

siguiendo el ejemplo de los fieles. cuyas cond ic iones higiénicas y dietéticas eran superiores.DE MOSÉ A MOSÉ NO HAY MÁS QUE MOSÉ 305 i siquiera remotamente. se convertirían. Los predicadores insistirían en otro argumento: el Tal mud no era otra cosa que una doctrina sugerida por e l diablo a fin de torcer la interpretación de la Escritura. Al producirse l epidemia de 1348 conoc i a da com o Peste Negra . E l más an pueda considerarse verosímil. Éste era presentado como un mal en sí mismo. un día. Las tiguo de los detectados es el de Guillermo de Norwich de 1144 advertencias muy serias de la Igl esi a —ningún católi co podía prestar asentimiento a tales calumnias— no fueron escuchadas. propiedad sobre los bienes obtenidos— otros tres debían serles reconocidos u otorgados por l a autoridades en cada país: — Protecci ón de l as personas y bi enes . En consecuencia se extendió. . esto se interpretó com o que eran el los los que habían provocado el contagio. l a corriente del ant ijudaísmo . los judíos. En consecuencia. Éste ser ía tan só lo una consecuencia de las doctrinas de Maimónides que los propios jud íos rechazaban. experimentaron menores pérdidas que ciertos barrios cristianos. n . el Papa declaraba imprescindible tolerar la presencia de los judí os en los reinos cristianos por las dos razones tantas veces aducidas: depositarios del vivo testimonio de la promesa de Dios. Otro argumento les vino proporc ionado por los que abandonaban e l juda ismo acusados de averroísmo. tanto i ndividuales com o comunitarios. se declaraban abiertamente antijudías. teniendo en cuenta que el bautismo no puede ser impuesto a nadie ya que su validez depende de la libertad y voluntariedad con que se recibe. De m odo que en las enseñanzas de los rabinos debía s ituarse la raíz de l ma l. y además de aquellos derechos que la Iglesia consideraba inherentes a la natural eza humana —vida. l ibertad personal. La convivencia con qui enes sostenían precisamente ese mal tenía que reputarse indeseable y peligrosa. ejercida por l a autoridad real y por todos los magistrados y oficiales encargados de representarla. que impedía a los judíos reconocer que l a promesa se había cumplido. como San Luis . Todas estas razones mo vieron al Papa Inocencio III a publicar en el comienzo mismo de su Pontificado una Constitu tio pro iudaeis (1190) que establecía una doctrina de obligado cumplimiento para todos los cr ist ianos. Invocando una vez más la doctrina agustiniana. para mejor adaptarla a las circunstancias vi vi das en Europa. por toda Europa. Hasta las grandes figuras. — conservación de la fe mosaica que profesaban .

inventada por un hombre en tiempos posteriores a l cristianismo. asegurando una conv ivencia que fue más amplia y más duradera que en el resto de Europa. sim plemente. Recelos recí procos. en un m o mento futuro. Sucede que. Se garantizaron legalmente los préstamos otorgados sobre prendas. de m odo que el estatus de éstos dependía exclusivamente de l as capitulaciones que con ellos establecieran en cada momento los reyes . odios y calumnias se mezclaron. mucha aten c ión en la diferencia. desde el siglo xin. Desde este punto de vista se consideraba que los judíos. a lo menos. que aquí sintetizamos. más to lerante que la de otros países . para la Ig les ia . al que. pues no era líci to interrumpir el culto que. en fuerte gestación. hasta el momento mismo de la llegada de Cr isto a la t ierra. Los jud íos eran e l «viejo» Israel y la Iglesia el «nuevo y definitivo» pero estaban situados en la misma línea. tributaban a Dios. ten drían que reconocer. respondía rigurosamente a la doctrina impuesta en la Constitutio. La legislación española. por esta causa . Pongamos. una doctr inaren resumen. Los predicadores. y menos aún violentado. Así crecían las corrientes del odio. e l Islam era. más generosa o. Se llegó a reconocer la nuda propiedad de viviendas. mostraban su impaciencia: ¿cómo podían ser los judí os tan torpes que no vieran el cumplimiento de la doctrina que ellos mismos custodiaban? La única expl icación estaba en su perversidad. que estuvo inspirada en l a misma doctrina de Inocenci o III. cementerios y bienes muebles de todas clases: también se admitía que pudieran tener la posesión. de acuerdo con l as normas de su religión. siempre que éstas se pusie ran de manifiesto para garantizar que no se trataba de bienes roba- . pero era ignorada o ter giversada en la práctica común. Esta exposición. que en m odo alguno podían ser invadidos si n permiso de sus dueños. aunque si n propiedad. una infidelidad.306 LOS JUDÍOS — inviolabilidad para las sinagogas y cementerios. Mucha maldad tenían que albergar sus corazones para rechazar el regalo que Cr i sto l es ofrecía. reemprenderían. por misterioso designio de Dios. se habían detenido en una marcha que. Ninguna disposición semejante fue otorgada por l a Iglesia en relación con los musulmanes. finalmente. De cuando en cuando aparecían predicadores que se en cargaban de recordar a las muchedumbres ignaras que eran precisamente los jud íos los que «crucifi caran a Nuestro Señor». de tierras y ganados para su explotación. f ue. sinagogas. pues . mientras que el judaismo era depós ito indudable de l a revelación.

DE MOSÉ A MOSÉ NO HAY MÁS QUE MOSÉ 307 dos. incluyendo l a de muerte. en los pleitos mixtos era preceptiva la presencia de testigos de l as dos religiones. Estamos moviéndonos siempre en medio de leyes que protegen la propi edad real. recibida la indemnización correspondiente por tratarse de una propiedad real. en el delito de mal si nerí a —término bastante impreciso que significaba atentado contra la misma co munidad— los oficiales cristianos de justicia . y hasta l as últimas décadas del siglo xiv los j udíos gozaron de dos seguridades supletorias muy ásperas aunque también muy eficaces. estaba obligada a entregar al criminal o se l a hacía directamente responsable del delito. Cuando un tribunal de la aljama dictaba sentencia. La su presión de estas dos cond ic iones dejó abiertas las puertas a la persecución. estaban obligados a ejecutarla sin entrar en más consideraciones. si un judí o aparecía muerto en descampado. . l a ciudad o villa en cuyo término estuv iera el lugar del crimen. Por otro lado. En Castilla. con sus implicaciones penales o económicas . Fueron admitidos por los tri bunal es juramentos prestados sobre la Torah y en lengua hebrea.

o l era escaso Los judíos. También í en España s bien aqu desarro aban otro l tipo de act v dades tan var adas que no puede i adscr í b rse es ll a aque oficio. graves pecados que podían ces com o sabemos. trar en as lcorporaciones de o c. fi í participar en esta actividad estaba en as inversiones monetarias l l l y en as operaciones de abono de cuentas entre ugares le anos para l o cual contaban con medios de que los cristianos enj prin. cometerse. Se consideraban egítimos aque os que no sobrepasaban e 33% i i i i í l l de in terés Sabemos que l en a práctica ll se rebasaba este lím te y l que los ju. que las altas instancias eclesiásticas rechazaron. a otra a la práctica de ia . había dos acusaci ones contra los judíos que f ueron consideradas verosímiles y dieron origen a decisiones jurídicas muy importantes : una se refería al Talmud com o libro blasfemo e njurioso para los l usural considerada entoncristianos. uno de los más . l i . que no podían l eni . aunque sin poder tomar medidas eficaces para evitar sus consecuencias. l i En todos los pa ses europeos los préstamos fueron uno de os ne gocios judíos.que introduce en su novela dejó una i í l i Ivanhoe l relación escrita que nos permite conocer a calidad y var edad l de gente con que se relacionaba. os tampoco pod an inscribirse en a gilde dei modo que a única manera de l de los mercaderes. l c p o lno disponían grac as a a dispersión de as comunidades. cada vez más necesario en e de l sarrollo de comerc i . Aaron i i de Lincoln que serv i ra l de mode o a s r lWa ter Scott para e Isaac de York . Entre los ashkenaz s los medios de vida se contrajei reducidos a préstamo sobre ron hasta verse prácticamente prendas con nterés E dinero. Aparte de las calumnias antes mencionadas.C a p ítu l o XVI CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO XIII 1.

luego autorizaban el retomo. incrementando así su valor de mercado. uno de los posibles negocios con sistía en repararl os.310 LOS JUDÍOS dios acudían a procedimientos i ndi rectos. traa a de prescindir de los judíos. De cuando en cuando expulsaban a los jud íos absorbiendo sus depósitos y sus títulos de deuda. Cuando Luis IX proyectó decretar la expulsión. Tratándose en ge rr ía cierto tiempo si n que se devo nera l de objetos de segunda mano. En 1275 Eduardo I de Ing laterra. De este modo empleaban a los prestamistas judíos com o una esponja: una vez que estuviera repleta llegaba l a ocasi ón de estruj arl a. La denuncia de la usura. para l os ladrones un buen l botín consistía en empl earlo como garant í a de medio de dar sali da a l judí o qui en . Como era imposible llevar adelante e l comercio sin créditos. En el decreto de 1492 figura com o uno de los principales argumentos para justificar la expulsión. que no llegó a ejecutar. obligando a los j udíos a sustentarse con oficios manuales y la práctica del comerci o. de este modo era e práctica. lucrándose con las limaduras. í com o consecuencia otra demanda . l puesto que carecían de utilidad y ponían en peligro a la sociedad entera. Los predicadores advirtieron a los príncipes de los peligros de condenación eterna en que incurrían si no tomaban medidas eficaces. . Al gunas de estas prendas podían ser fruto del robo. que no tardaría en decretar la expulsión imagi nó una soluci ón semejante a l a de San Lui s. en l a préstamo que no se devolvía. Deudas y préstamos aparecen en el inicio de muchas de las revueltas que procuraban el saqueo de sus arcas y la destrucc ión de los pagarés. causaron mucho daño a los judíos . l a ley excluía a aquellos judí os que se sustentaban con o fic ios manuales. mezclada con las cuestiones morales relacionada con e l tráfico de dinero. y por influencia de San Rai mundo de Penyaf ort. Se les acusaba de ser cóm plices de los ladrones vendiendo bienes robados y de recortar la mo neda que entregaban en usura. Pero esta política. comenzaría a plantearse en los reinos occidentales europeos la necesidad de extinguir el gravísimo «pecado» de usura. como rebaj ar de antemano l cantidad e fect ivamente entregada y que figuraba en el resguardo a l mente e l préstamo para prevenirse de sentenci as confiscatorias. En 1261 un príncipe de Brabante juntaría a j ud íos y cahorsinos en su decreto de proh ib ic ión . Usua i da cuando transcu se otorgaba sobre una prenda que podía ser vend lv i ese e l d i nero . actuaba com o vendedor de bienes robados. alegando que no que ría poner en peligro su alma con dicha tolerancia. que coinci de en el tiempo con la condena del Tal mud. Desde 1230. los príncipes trataban de protegerlos y no ponían inconveniente en que las tasas fuesen altas ya que de ellas retiraban también copiosos beneficios.

que contaba además con l a al ta tradición inte l ectua l que significaba e l sefardismo. «calis». insistieron también: en momentos de fuertes debates y tensiones con movimientos heréticos parecía un contrasentido conser var bajo protecc ión comunidades de infieles que. necesitaban de los ju díos com o fuentes de desarrollo bancario. La tolerancia hacia los ju díos debía acomodarse a c iertas restricciones orientadas a su primir el peligro que su influencia significaba para los cristianos. Los dominicos. por una parte . com o eran todos los arrendamientos de tributos. Nacieron en consecuencia los barrios llamados «juderías» y en algunos casos. Ninguna tan numerosa e importante com o l a de España. De modo que la supresión del judaismo formaba parte de esa etapa final de maduración de l as Monarquías. comenzó a presentarse com o norma deseable . com o si se tratase de peligrosos enfermos sociales. aunque ellos mostraban preferencia por agrupar sus moradas. la presencia de los judíos tend ía a definirse com o una ano malía. Las cinco naciones que forman Europa. drogueros o especieros . ya que éste era el signo de identidad.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO XIII 311 2. Éstos no podrían emplear criadas . comadronas ni médicos judíos . que habían nacido al servicio de la unidad católica . Deberían reservarse a los jud íos barrios apartados para ev itar el contacto . Las Monarquías mostraron resistencia en la aplicación de los decretos conciliares. nodrizas. en definitiva infamante. Estaban en trance de maduración y se mos traron contradictorias porque. desde la tergiversación talmúdica de la Escr itura. y por otra tenían que afirmar su carácter cristiano. Desde que los Concilios III y IV de Letrán (1179 y 1215. las profesiones que más frecuentemente . que son una versión insuficiente del término hebreo kahal. y por razones obvias. se detectaba entre los judíos un absoluto predomi ni o de activi dades relacionadas con el comerc io y no con la agricultura o ganadería: aparte de médicos. En consecuencia y con forme avanzaba el proceso hacia la creaci ón de Estados . contaban ahora con comunidades ju días florecientes a l as que se iba a someter a presión. podían influir negativamente. según sería definida por los Concilios posteriores. Además de condenar la usura se prohibía e l desempeño de funciones que significaran poder so bre los cristianos. inspirada en l a de los emperadores cristianos. respectivamente) examinaron l a «cuestión judía» una nueva legislación. También. Has ta muy avanzado -el siglo xiv no se exigió de los judí os que estab l ecieran sus viv iendas en barrios separados ni llevaran la seña l distintiva. Y llevarían el signo distintivo.

entre las que habría que incluir el arrendamiento y percepci ón de impuestos. se la agregaba a otra inmediata para constituir con ella una sola aljama.312 LOS JUDÍOS mencionan los documentos son: ropavejeros. sastres. En todos los aspectos. religión. Como hemos señalado la aljama era el equival ente del concej o cristiano. obras todas de Alfonso X. Contra lo que todavía en algunas partes se dice. que habían silenciado . al tiempo que se reforma el Fuero General de Navarra. hasta un punto tal que sus estructuras evol uci onaron al mismo ritmo de éste. transmisión de bienes y conteni do intelectual y literario. se mostraron favorables a la instalación de judí os en sus dominios. A mediados del siglo x iti . dos rasgos caracterizaban a la soci edad hispano-judía: predominio de una especie de clase media modesta y fuerte solidaridad interna en las alj amas. convivencia social. pero si ésta erá demasiado pequeña. sino también de las otras comunidades judías alojadas en distintos países. hábitos famil iares. A mediados del siglo xni se promulga el Fuero Real de Castilla —mode lo a l que debían sujetarse todos los fueros locales—. No se trataba solamente de dar acogida a fugitivos de tierras musulmanas ni de procurarse benef icios para su tesoro sino de algo más.así com o los Ordenamientos de Valladolid (1258) y Sevilla (1269). Los monarcas cristianos del siglo XII y todavía mucho tiempo después. Para vivir y desarrollarse necesitaba únicamente que la sociedad cristiana le proporcionase tolerancia jurídica y capacidad para desarrollar sus actividades económicas . encontramos constituida en España una sociedad judía con rasgos culturales muy característicos. no dejaba de envidiar algunas características esencial es: reconocí a que era más letrado — el judí o sabía normalmente leer y escribir. que sus sinagogas eran «casas donde se alaba el nombre de Dios» (Las Partidas) lo que las hacía dignas de respeto. En el siglo xiv se regían por si stemas oligárquicos. Normalmente cada aljama ejercía autoridad sobre una judería. se mostraba autosuficiente. y com o consecuencia de una larga evolución. mientras l a mayor parte de los cristianos eran aún analfabetos— poseía conoc im ientos en Medicina y otras ciencias útiles y. Se registraba una minoría de ricos dedicados a toda clase de operaciones de banca. Podían constituir aljamas. Los monarcas peninsulares. los cuales la distinguían no sólo de la soc iedad cristiana con la que convivía. estructura jurídica. Esa soc iedad cristiana. zapateros y asentadores de pescado seco o salado . educación . aun contemplando a los judí os con recel o y hostilidad com o se refleja en el epi sodi o de Vidal y Vivas i ncorporado al Poema del Ci d.

CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO XIII 313 los decretos antijudíos de Letrán. seguía siendo mucho más amplio que el que se aplicaba en otras naciones de la Cristiandad. una actitud común otorgando a los jud íos un estatuto jurí di co que puede considerarse com o maduración del que se iniciara en 1060. pero fueron aplicadas cada vez con menor frecuencia. — Ningún j udí o podí a desempeñar cargo u ofi ci o que . si bien el espacio que se otorgaba a la comun idad sefardí. pero si n que esto significara relación de dependencia. recaudo de impuestos cuando los arrendatarios eran judíos. tuvo muy importantes consecuencias: los jud íos que pronto serían expulsados de Inglaterra y Francia. podían ser muertas. aunque no su compañera de pecado . alegando que no eran necesarios en sus reinos. Veamos cuáles eran en concreto las limitaciones que se habían establecido en relación con las costumbres antiguas que en otro lugar hemos indicado: — Había una prohibición radical de convivencia. directa o indirectamente le permitiese ejercer domi ni o o autoridad sobre cristianos. perdía la vida. Es importante señalar que los rabinos adoptaban a este respecto la misma act itud: por razones obvias trataban de apartar a sus fíees eyes l de l peligroso trato con los cristianos . en cuyo j ui ci o moral no nos corresponde entrar. a cambi o de remuneración. en calidad de arriendos o de prendas de un préstamo — más tarde esta facultad les serí a retirada— pero si n acceder a la propiedad. Un judí o que yaciese con una cristiana . donde las condi ci ones de vida resultaban tolerabl es. Únicamente si la pros t ituta reincidía en su cri men o el marido reclamaba el derecho a castigar a la adúl tera. perseguidos violentamente en Al emania y fuertemente presionados en otros lugares. sin embargo. — Se aceptaba que los judíos pudieran reci bir tierras en posesión. aunque se tratase de una ramera . . No podían ignorar que en toda Europa eran ya fuertes las corrientes del antijudaísmo y de ahí que se registre un endurecimiento en las normas. Esta actitud. adoptaron. Las nuevas l prohibían el matri monio entre personas de ambas religiones y el servicio domiciliario — criadas o amas de cría— que exigían alguna clase de intimidad. Había fórmulas que permitían soslayar esta prohibición cuando se trataba de servicio del rey. se acostumbrarían a considerar a la Península com o una especie de refugio. Esta condic ión dificultaba l as operaciones de. En estas tierras podían seguir trabajando cristianos.

No estamos seguros de cuáles f ueron los casos en que esta terrible costumbre se aplicó. escasos en número. — A diferencia de los cristianos. algunos jud í os que llevaban rega do con el anuncio de l a cruzada l ocados en l ugares que se consideraron de los para l e rey fueron co . considerada en sí misma como li entes una corporaci ón peculi ar. pero si algui en trataba de impedir que un converso lo recibiera . 3. En cambi o seguía siendo i buna l es c iv il es tu norma que en los pleitos mixtos ante tr vieran que presentarse testigos de ambas religiones. no padecieron persecuciones apreciables aunque eran odiados por e l pueblo. Pasemos ahora a las otras naciones que f ormaban la que se definía com o Universit as chri sti ana. ya fuera de cristianos o de musulmanes acarreaba la pena de muerte . i ón de Ricardo I (1189). el judí o no tenía otra protecci ón que los tribunales ordinarios. los judí os condenados a muerte podían ser colgados por los pies y no por el cuello. — Los judíos no podían i ngresar en l as corporaciones de ofi ci os a causa del carácter religioso de l as mismas. Gloucester (1168) y Sa int Edmonsbury (1181 ) que nos demuestran com o iban ca lando las calumnias también en este país. La documentación nos revel a que los pleitos en que los judíos se vieron envuel tos eran una verdadera carga. se constituyó tras la llegada de Guillermo e l Conquistador.314 LOS JUDÍOS — La conversion al judaismo. en la segunda mitad del siglo xi. colaboradores del régimen normando. coincidien En las fiestas de l a coronac . Se equivoca sir Walter Scott: no eran precisamente los sajones partidarios de los judíos. a fin de prolongar el sufrimiento y l a agonía. Las atenciones sociales contra el infortunio eran suplidas por los órganos co rrespondientes de la alj ama. La judería medieval inglesa. Nunca abandonaron esta función . Segu ía estando prohibido i mponer el bautismo a la fuerza. Durante más de un siglo. Eran muchos los no bles deudores de judíos. siendo válido el juramento prestado sobre l a Torah. Como consecuencia de acusaciones de «crímenes de sangre» hubo tres alborotos. en Norwich (1144). Desde luego en los tumultos y persecuciones se aprecia esta forma de inhumanidad. l o que traí a aparejados muy numerosos inconvenientes. era susceptible de sufrir la pena capi tal. que fue de vida corta. pues le seguían agentes financieros. Pero en relación con los c cristianos.

. especialmente en York. evitando de este modo la destrucción de los resguardos. vinculados a los oficios relacionados estri ctamente con el dinero. que tardó años en despacharse . 10 y 11 que trataban de impedir la recuperación de los préstamos. La extinción de la comunidad j udía en Inglaterra y sus dominios del Continente exige ciertas matizaciones para ser exactamente comprendida . Hacía pocos años que falleciera el acaudalado Aaron de Lincoln. registraba la suma de 15. De este modo era el monarca principal interesado en que los intereses de los préstamos fuesen muy elevados a fin de poder confiscar oportunamente parte de las ganancias. l as casa de los judí os fueron asal tadas y muchos perecieron entonces asesinados. Desde 1240 se creó un organismo especial. De cuando en cuando el monarca consultaba nuevas medidas con el rabino mayor y los representantes de las j uderías: procuraba estar puntualmente informado del alcance de los recursos de que disponían. porque esto significaba pe iju ic ios. A lo largo del siglo.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO XIII 315 honor. tampoco el rey Por eso después de 1190 se dispuso el establecimiento de arcas fuertes en las principales ciudades del reino destinadas a conservar los registros de las deudas siendo custodios de las mismas dos cristianos y dos judíos. su herencia. En la crisis de 1215 Juan si n Tierra pudo contar con el preci oso apoyo de sus judíos. y com o una consecuencia de las revueltas interi ores. una enorme fortuna. que se encargaba de dar estado oficial a dichas deudas. Si los jud íos no cobraban. Exchequer de los judíos. Estalló un tumulto. donaciones y tributos arbitrari os. la presión aumentó y muchos j udíos se arruinaron: italianos e incluso ingleses estaban introduciéndose en el mundo de los negocios haciendo menos necesaria la presencia de los hebreos.000 libras. Aunque el rey dispuso el castigo de los culpables restableciendo el orden no pudo evitar que esta llasen motines en otros lugares. Los judíos. eran muy provechosos a los reyes. No había el menor interés en conseguir que los jud íos se convirtiesen. Veintisiete de estas arcas llegaron a constituirse. en Ingl aterra. De m odo que cuando en 1272 Eduardo I. Los rebeldes que en Runnymede se alzan contra el rey Juan mostraron sentimientos abiertamente antijudíos: en su marcha sobre Londres en 1215 los insurgentes demolieron l a j udería y en el documento que presentaron a l a firma del rey incluyeron dos capítulos . Siendo de su propiedad podían ser obligados a préstamos. Los deudores de los jud íos eran benef iciados por estos motines ya que en los saqueos de las casas se buscaba la destrucción de los docu mentos. De este m odo l a Carta Magna no fue para ell os un instrumento de libertad.

En 1289 se prohibió l a residencia de j udí os en Gascuña y en 1290 extendió a Inglaterra l a disposición. tenía que prescindir de los judíos. Propuso — com o haría Alfonso XI de Castilla años más tarde— una solución lógica: los judí os debían ser autorizados a practicar el comerci o directo. también eran más numerosos e importantes . los ofi ci os artesanos y la posesi ón de campos a fin de que se dedicasen a la agricultura y ganadería. a todos los efectos. enfrenl jud í tándose inmediatamente con Inglaterra. confi scó todos los bienes judíos y cance ló sus deudas. aunque probablemente eran tratados con más injusticia. porque no se podía incurrir en tan grave contradicción. los ingresos provenientes de la comunidad judía significaban apenas un quinto de las aportaciones de un siglo antes. 4. pese a los repudios. creando así lo que se llamó Le produit des juifs (1198) esto es. «servi Camerae regis». y a él mismo. El monarca llegó entonces a la concl usi ón de que si quería l ibrar a su reino. los judíos tratasen de retornar. este mismo rey decidió regularizar las operaciones de préstamo. Según explica uno de los cronistas contemporáneos . No estamos en condic iones de saber hasta qué punto afectaron estas disposiciones a la presencia de os os en e l reino. Felipe II. Eduardo tuvo concienci a de haber actuado «como corresponde a un príncipe cristiano» cuyo deber primordial el más importante. En 1182. nos explica que. Eduardo hubo de plantearse la cuestión partiendo de l a doctrina cristiana: el gran pecado de la usura tenía que ser desarraigado. mucho antes de que ningún otro país pensara en adoptar medida semejante. que preparaba ya la cruzada. especialmente durante la vigencia de las Ferias de Champagne. una y otra vez.316 LOS JUDÍOS considerado com o el más excelente rey medieval llegó al trono emprendiendo la tarea de reconstrucción de la Monarquía. La pos ic ión económ ica que Francia ocupaba . una especie de registro egitimador de l as deudas judías . abandonando para siempre esa actividad delictiva que significaban los préstamos sobre prenda. de la mancha del pecado de usura. que quedaban sometidas a l control. estableciendo así una especie de principio depurador contra la usura. Cuando regresó de l as Cruzadas . . La medida fracasó. Ni el reino estaba dispuesto a aceptarles como competidores ni los j udíos estaban preparados para cambiar de vida. Los j udí os en Francia tenían una tradición de permanencia que se remontaba más a llá de Carlomagno. Los jud íos eran considerados. consiste en salvaguardar l a moral de sus súbditos.

que no fue sin embargo ejecutado. A esto se llamaba «fraude de usura»: si en e l resguardo que garantiza la operación f iguraban mil francos. es evidente que ese 40% perc ib ido en concepto de interés no quedaba registrado. D ificultades financieras muy serias obligarían a sus sucesores a re admitirles aunque con ciertas cond ic iones restrictivas. Durante la Cruzada. Luego decre tó la expulsión (1306) con fiscando sus bienes y sus deudas. máxime si se tiene en cuenta que se hallaban por aquellos días a fectados seriamente por las querellas en torno al rac ionalismo de Maimónides. a veces se cance siderable de ese «producto» pasaba a l as arcas laban los i ntereses impulsando as í a los prestamistas a recurrir l a fi scac i ón mediante procedi mi ento de prevenirse de cualquier con . Gracias a David Qimhi florec ió la en señanza talmúdica siguiendo rigurosamente la línea marcada por . de que nos ocupamos a continuación. ob liFelipe IV. Sól o unos cuantos financ ieros utilizaron e l perm iso . ya que se trataba de un vasto señorío. pudo mantenerse durante más tiempo la tolerancia por la relación existente entre aquellas comunidades y las españolas. pero siempre desde la con c ienci a de una provi si onalidad que podí a ser interrumpida. reforzaría la tendencia discriminatoria. tenía que sentir escrúpulos muy serios a este respecto. Se trata de una situaci ón semejante a la que se daba entonces en el reino de Granada: l os j udí os podí an ir en virtud de sus negoci os pero no establecer aljamas. Sin embargo. De todas formas desde 1395 e l juda ismo quedó absolutamente proscri to en Francia. estando en Ti erra Santa. . Provenza no se vio afectada por estas prohi bi ci ones. ocu l tán e l proced im i ento de perci bi r de antemano los i ntereses dolos . com o Lu is IX. Un rey santo. pero se habían entregado al deudor só lo seiscientos. en 1240. nieto de San Luis gándo los hasta llegar al límite de sus posibilidades. com o estaba sucediendo en Inglate rra . Formando parte de la cultura sefardí las comun idades occ itáni cás no suf rieron l as consecuencias que se derivan del hund imiento de la escuela de Rashi.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO ΧΠΙ 317 De este m odo l a Corona. se hacía cómpli ce del pecado de usura. ya que una parte con . la cruzada contra los albigenses y el establecimiento de la Inqui si ci ón causaron mucho daño: los judí os eran considerados com o otros enemigos de la fe. pro yectó una suspensión del permiso de residencia. acud i ó a préstamos j ud í os . incorporado al reino pero reteniendo sus peculiares estructuras. Se registran autorizaciones en 1315 y 1359 que ya no permit ieron la reconstrucc ión de la antigua y fuerte comunidad. La sentencia pronunciada y ejecutada contra e l Talmud.

«medi dor de profundi dades» que es la primera f orma de cuadrante. donde fue protegido por el Papa. tan ampliamen orman a te difundi do en la Edad Media. El antijudaísmo que desencadenaran los movim ientos de las Cruzadas.318 LOS JUDÍOS Maimónides. Superviviendo a las prohi bi ci ones. talmudista y médi co que domi naba per fectamente el árabe. 1308). Cuando las persecuciones contra los judí os llegaron también a Provenza. sobrevivieran. Médi co de prof esi ón. y cri ti cando incluso a Maimónides porque le consideraba demasiado cerca de la Tradición. No había una autoridad general por l l as o que as cond ic iones variaban según las circunstancias de tiempo y lugar . Por ej emplo sostenía que l a Divina Providencia se ocupa de los universales porque Dios no puede conocer los individuales concretos . Descubrió un aparato astronómico. Los emperadores habían tratado de establecer d ispos ic iones de tolerancia seme jantes a las de otros países. pero desde 1250 la desaparición de l Imperio y la fragmentac ión que a esto siguió multiplicaron l violencias . 5. aunque marcando las distancias. Entre éstos se hallaba un l ibro de comentarios sobre Euclides. y que el Universo no ha sido creado de la nada sino de una materia eterna y por tanto preexistente. en l a f orma que luego veremos. La desaparición de la unidad fue causa de que el número de víctimas creciera pero también que algunas com u nidades com o la de Frankfurt. pero siempre ba jo amenaza de un camb io que no tardaría en producirse . En 1298 la mayor in fluencia entre los jud íos alemanes c o rrespondía a Rabi Meir de Rotenburgo (1220. El Papa Clemente VI ordenó que se tradujeran sus textos. nacido en . sigui endo a Averroes. Levi ben Gershon (1288-1344) conoci do también com o Gersonides o Ralbag. A veces los judíos pod ían sustraerse cambiando de lugar. el juda ismo provenzal produce una de las grandes figuras del pensamiento j udí o.1293). En su obra incluyó las importantes observaciones que f l primera parte de l Libro de Astronomía . se hizo en Alemania persistente. Gersonides pudo hallar ref ugio en Avignon. conoci da com o «compás de Jacob». aunque la princi pal traducci ón de éste se debe a Ja cob ben Makir (m. que la salvación eterna dependía del grado de conoci mi ento que el alma es capaz de alcanzar en re lac ión con el Activo Intelecto. tenía convi cci ones racionalistas muy arraigadas que de fend ió en su tratado Milhamot Adonai (Las guerras del Señor).

se dijo que en una aldea bávara se había producido la prof anación de una Forma consagrada. en la cárce l de Co lmar. obispos y ciudades tenían necesidad de acudir a ellos para resolver cuestiones muy pe- . matadores de judíos. ya que se hizo correr la noticia de que era intencionadamente pro vocada por los judíos. Rab ino de Rotenburgo . Sus miembros usaban un brazalete de cuero a fin de disti ngu irse . «luz del ex ilio» . Su principal di scí pul o. Faltaba la autoridad superior en cond iciones de hacerse obedecer y los príncipes. según le ca lificaron .CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO XIII 319 Worms. que más adelante exp licaremos compon iendo después e l do loroso me mor ia l de aquella jornada . de m odo que l con los jud íos en los créditos y préstamos obligaba a mantener con diciones que en otros lugares habían desaparecido. esto es. buscaría ref ugio en España donde llegaría a ser rab ino de Toledo. Está cons iderado com o uno de los últimos tosafistas y sus responsas abarcan una amplia gama de costumbres judías. un nombre y una práctica que se extenderían después hasta España . fue cons idera do com o Gaón . Un fanático. donde mur ió habiéndose negado a que las comuni dades judías pagaran su rescate. que condenaba a muerte a todo aque l que no se convirtiera . Las calumnias que se habían extendido bastaban para jus tificar las adhesiones a lo que no era otra cosa que afán de saqueo y degradación de odio . Siendo j o ven tuvo ocas ión de contemp lar la quema de 24 carretadas de libros del Talmud en Par ís aquel día 9 de mayo de 1242 o 1244. Pocos años más tarde. dando muerte a varios centenares de ellos. llamado Rindfleisch (se trata de un apodo: «carne de buey» ) organizó entonces bandas armadas muy nutridas que pu dieron saquear numerosas residencias de judíos. en 1298. en Alsacia . cuando intentaba embarcar para Palestina con otros jud íos — siendo «prop iedad de la Cámara» no les estaba permit ido salir de l reino sin perm iso especial— fue hecho pri si onero y encerrado por orden del emperador Rodo lfo . a quien se conoce también com o Ben Baruk . En 1286. Asher. Alemania se había desarrollado menos en el plano económi co que as a necesidad de contar l otras naciones de Europa. Se l es perseguía pero no se les expulsaba. Aun rompiendo el orden cronol ógi co que nos hemos impuesto conviene no cercar este apartado sin al gunas precisas indicaciones. las autoridades no se atrev ían a res ist ir les . Entre 1336 y 1338 fuer tes bandas armadas surgieron en Alemania centra l y septentr iona l: se llamaban ya directamente Judensch làger. Las matanzas se hicieron más recias después de la peste de 1348 . Nació así una conciencia: la solución del problema judí o podía llegar mediante la violencia.

Y de los esquemas de tolerancia religiosa que c o . Lo mi smo que en España se produj o aquí intensa actividad intelectual aunque la comun idad hebrea no alcan zaría nunca la importanc ia que hemos reconoc ido en el sef . Las conversaciones que uno y otro sostuvieron con el emperador aparecen reflejadas después en as l obras de ambos maestros . En defini ti va henazi que comenzara tan brillantemente en Renania. San Juan Capistrano. Federico II tomó la decisión de que se tradujera la Guí a de Perpl e j os a l l at ín . pues la Iglesia tenía que hacer honor a su prop ia doctrina. la cultura ask quedaban sistemáticamente excluidos. no pudo tener continuidad. que había estudiado profundamente a Aristóteles. Itali a.y l j ardismo uego Man f redo . Averroes y Maimónides. . La quinta nac ión de l a Cristiandad. la convivencia entre musulmanes . com o es f ácil suponer. los j ud í os menzaban a perfilar Nicolás de Cusa y otros humani stas .Feder co i II . La crisis religiosa desencadenada por el Cisma y los movimi entos husitas.320 LOS JUDÍOS rentorias. jud íos . Era posible atribuir a l as desconocidas doctrinas judías influencia sobre las corrientes heréticas. cr ist ianos ortodoxos y latinos forzó unas cond ic iones que se mantendrían hasta finales del siglo xm sin variación. y ja más serían expulsados . c o menzó a rec ib ir muchos de los emigrantes que se veían ob ligados a huir de Alemania después de 1250 . tratarán de atraer u d íos a su serv ic io valiéndose de ellos com o méd icos y traductores. Precisamente la fuente principal para el conoci mi ento de Averroes en el mundo latino parece haber sido la versión que Anatoli hizo del árabe al hebreo. también combati ó duramente a los j ud en sus sermones. Dos sabios llegaron a cobrar importancia en la Corte del empe rador: Jacob Anatol i (1194-1256) y Moses ben Salomon de Salemo . dadas l as circunstancias de su conqu ista y anteriores domi nadores. En Nápoles. se inclinó por un fuerte racionalismo. Frankfurt y Worms tuvieron siempre judí os viviendo en su recinto. ejerció una influencia negati va sobre l as comunidades judías. Se ha supuesto que entre sus discípulos se haya contado Santo Tomás de Aquino. 6. E l primero. el brillante orador que galvanizaba los ánimos í os frente a herejes y turcos. Pero en Roma habían morado siempre jud íos ba jo la protecc ión del Papa. primera por su historia y también por el patri mon io económ ico e intelectual.

La Universidad era una corporac ión en la que únicamente podían entrar los bautizados. La primera noticia de que un judí o haya obtenido grados en una Universidad la encontramos en Padova en 1409. Desde mediados del siglo x i i i . Escribió comentarios a la Biblia. fue en este tiempo cuando se registró. siendo la excepción los cambiantes períodos de paz. en l a que destacan los españoles. ambos traductores . 7. entre el I X y el x i i . com o consecuencia de la sentencia oficialmente declarada contra el Talmud. de fundamental importancia. el fácil entendimiento. Por su parte. característica de los primeros siglos. y también de organización interna.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO ΧΠΙ 321 La Escuela de Medicina de Salerno. falleció en Fermo. que seguían en gran parte el mode lo de las primeras Asambleas esta- . dependiendo de las circunstancias de tiempo y espacio. importante creación de Federico II. La Edad Media ha sido para los judíos de toda Europa un tiempo de persecuciones. una amplia tarea cu l tured . al liberar Sicilia de l poder de los Anjou restableció la legislación protectora de los judíos. habiendo perdi do una cuantiosa fortuna. Manfredo se sintió interesado por el desarrollo de la lengua hebrea y actuó también com o un protector de los judíos. Por eso la reacci ón güelfa contra Federico II tuvo unas dimensiones ant ijudías: muchas de las ca lumnias que se vertieron contra Federico II le presentaban com o un protector y continuador de los judíos. En l as reuniones rabínicas. La marcha hacia el Oeste. que no iba a tardar en decretar una conversión general. Ita lia producirá uno de los grandes sabios del judaismo medieval. o Farrach ius . resultaba un personaje muy contradictorio. Immanuel de Roma (1270-1330). los Zifroni. Piadoso en el fondo y dotado de genio muy vivo. Pedro III de Aragón . buscando. se invert irá pro duciéndose emigraciones hacia el Este aunque sin salir del ámbito europeo. a quien ded icó una elegía en el momento de su muerte. aparecen algunos nombres de ma estros jud íos com o Kalonymus. También en la Corte angevi na. Esto no obsta para que en las primeras Universidades. llevando a este reino lo que era ya una costum bre española. recibió una esmerada educación. tales persecuciones se éxacerbarán. Fue amigo de Dante. Trataba de adoptar la métrica del soneto «al itálico modo» a la que era su lengua nativa. es en realidad una herencia del saber árabe y hebreo. dentro del judaismo. fuera de Nápoles. en estilo directo. pero fue sobre todo un poeta importante que componía en italiano y en hebreo simultáneamente. Procedente de una importante familia. se prohibiera cursar estudios a los judíos . Sin embargo.

en un i ntento de frenar las persecuciones. El emperador defendía a los judíos. pero a quien Dios mismo prohibió que se l e causara daño porque era testimonio vivo del pecado . aquéllos que los documentos nos permiten c onocer. De no ser por ell a no l es habrían admitido en sus dominios. Esta po lém ica era resuelta siempre por los príncipes dicien do . únicamente de utilidad. com o ya tuvimos oportunidad de señaar . éste fue un tema muy debatido. Era interés de los príncipes que así fuera . sin embargo. Es importante analizar algunos de los factores que entraron en juego. No hay. Cuando en 1199 e l Papa Inocenc i titutio pro i udaei s que hemos mencionado. los partidarios del Papa recordaban la gravedad que revestían los pecados de usura. desde l as postrimerías del siglo XI hasta la muerte de Federico II en 1250. l a usura . y su cultura con los términos más siniestros que cabe imaginar. que también desobedeci ó a Dios y dio muerte a quien era de su misma sangre. vino acompañada de una descripci ón del judío. por consiguiente. en l a tolerancia. El primero de todos. Los principales cambios en la situación tienen lugar en un período que va de mediados del siglo xm a mediados del xi v: la supresión del judaismo en Ingl aterra y Francia que tuvo lugar en este período marcó la pauta a todos los demás príncipes europeos. siervos de su Cámara y en consecuencia de su propiedad. a argumentos de este tipo para prohibir que se les de muerte. La Ig les ia .322 LOS JUDÍOS mentarías de los reinos cristianos. se i nvadan las sinagogas o los cementerios y se saqueen sus casas: se encuentran condenados a . La mayor parte de los que habitaban a l norte de los l Pirineos vivían dedicados a los préstamos y operaciones dinerarias con ellos relacionadas. se perfilaban normas que regulaban la vida interna de l as comunidades y que seguirían vigentes después de la expulsión. un sentimiento de conmiseración o aprecio . que deben ser pre servados porque se trata de una prop iedad rea l. Esta decisión — suprimir el judaismo com o forma de vida legítima— que se consuma a finales del siglo xv. Algunos autores y predicadores recurrían entonces a la imagen de Caín. recurre. que a s í misma se declaraba «verdadero y definitivo Israe l» no ten ía más re medio que presentar el judaismo com o una desobediencia a los mandatos de Dios en el momento en que Él había cumplido la promesa que hiciera. pues en ello estaba la utilidad. com o en las*Ordenanzas de Teruel de 1176. De ahí el primer trazo oscuro acerca del judí o al que se aplicaba la frase del Génesis: «vagabundo y errante irás sobre la faz de a o ΠΙ promulga l a Cons l tierra» . En la gran contienda entre el Pontificado y el Imperio.

sobornando por ejemplo a corruptos sacrista.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO ΧΙΠ 323 servidumbre con toda justicia com o consecuencia de su pecado. l Es cierto que la dependencia directa de los reyes les garantizaba alguna protecc ión frente a los odios del mundo en tomo. cuando algunos de los bautizados en el curso de las persecuciones quería retomar al judaismo. pero no lograron el menor éxito. tua l ll E IV Concilio de i Letrán l (1215) ihabía í . para repetir l a crucif ixión de Cr aprovechar su sangre. lud o que la a tortura en consecuencia se produjeron asa i sometió l . pero pronto fueron acusados por algunos cristianos de que robaban Formas consagradas.de una Forma a un j í . Las dos calumnias de que hemos hablado — «crimen de sangre» y «desecración» de Formas ya consagradas— se difundieron en l e siglo xm y ya no se detuvieron. pues rechazaron al Mesías cuando éste llegó. En 1255 se denunció en Lincoln una crucifixión. Ello no obstante. Federico II . por toda Alemania i al noticia de que. entre teólogos acerca de lo que l debe entenderse por presen cia rea Los judíos no podían natura mente admitir esta doctrina. abriéndose a mismo tiempo un debate l. por tati to. A l mismo tiempo se justificaba la inferioridad social. l an bebi do l a sangre mezclada de var a pro ducirse en 1235 un hecho semejante. que se mostrasen favorables y hasta colaborasen en el incremento del poder real. Y uno de los cuentos introducidos por Godof redo Chaucer en sus famosos Canterbury Ta l es tiene com o argumento un asesinato i r l. definido com . en razón a que la legitimidad del sacramento requiere la voluntariedad. no es de extrañar. El famoso episodio de Norwich de 1144 era evocado com o si denotase l a existencia de un ri tual de asei sto y sinato de un niño cristiano. Alfonso X en Las Parti das alude a los crímenes ri tual es com o si fuesen una reali dad. el emperador y e l Papa Inocenc i o IV publicaron sendos documen tos en que denunciaban com o f al sas y calumniosas l as acusaciones. En 1286 circuló en Munich la noticia de que los judíos habíi os niños. en una a dea cercana a Ber n se había produc do a venta . Como resultado de ella. o dogma . ordenó abrir una i nvestigación interrogando también a algunos conversos. j . no se le permitía con el argumento de que el sacramento era indeleble y de que el resorte último de la libertad permite escoger la muerte antes que a apostas i a . De este modo se consideraba ilícito obligarles al bautismo. la presencia rea por tanto a i l de Cr sto en a Eucar st a Se extendió l devoc ón a a Forma consagrada. tos y ases natos en a gunas juderías Los ambientes eclesiásticos no l í admitían e argumento simple de que los jud os no podían creer en . nes para someterlas a con uros o ceremonias mágicas En 1243l co l menzó a circular lí .

no dejaba de mostrarse contraria a los judíos. en el valor sobrenatural de l as Formas consagradas sino que ve : conoc i endo estos ritos satánicos. se negaban a someterse a la fe verdadera. Los judí os que aún se mantenían en tres de as c i nco naciones de l a Cr i st i andad europea . de que nos ocupamos en el capítulo si guiente. afirma que no está haciendo otra cosa que dar cumplimiento a la l de Moisés. una prueba más de su perfidia muy bien que era el mismo Cri sto el que se hallaba baj o l as especies del pan. Estas causaron extraordinario daño entre los askenazim . que obliga a los i ey srae li tas a distinguirse de los gentiles. no só l rís. pues los signos de la Escritura estaban bien claros. sinuoso propalador de calumnias y perversidades. la que causó mayor impacto era la referida a las i njuri as contra Jesús y el cristianismo insertas en el Tal mud. Ejemplares del amoso libro fueron quemados en diversos ugares o en Pa f l . fueron los maestros domi ni cos los encargados de examinar la cuestión. 8. cuando la noticia de una nueva pro fanación en Rottingen desencadenó la persecuci ón en toda Bav iera — fue entonces cuando rabi Asher se trasladó a Toledo— y 1349. pero no faltaron.324 LOS JUDÍOS í an . la sinagoga se contrapone a l a Iglesia representándola una mujer con los o jos vendados. partían de l a senten l . pero no fue atendido. Aunque la Iglesia rechazara sistemáticamente éstas y otras denuncias. Conviene precisar que l as persecuciones se produjeron aqu í en fecha más tar día. avaro y envuelto en creencias y signos que lindan con la hechicería. Entre las acusaciones de Nicolás Donin. por ello. com o consecuencia de la Peste Negra. En este clima era inevitabl e que se produjesen persecuciones y violencias. Las víctimas fueron muy numerosas. No podía atribuir su conducta a otra cosa que una terca obcecac ión . Clemente VI advirtió que culpar a los judíos de l a peste era un invento del Diablo. En estos años España parecía un l ugar de refugio. También l as leyes contra l a usura buscaban apoyo en el Deuteronomio. de nariz ganchuda. llegando a las oportunas conclusiones. Es ahora cuando la imagen del jud ío adquiere los rasgos oscu ros que se convertirán en arquetipo: sucio y maloliente. aunque en 1247 Inocenci o IV había prohi bi do tal acto. Cuando el IV Concilio de Letrán establece las señales de la ropa exterior. Estamos en los años de establecimiento del sistema inquisitorial y. impaciente porque no estaba llegando la esperada conversión. En la imaginería cristiana. Puede señalarse un máximo de gravedad entre 1298.

había desaparecido el carácter aristocrático que se diera a l as Academias gaónicas. Estos últimos querían que la distribución se hiciera en razón directa de la riqueza. el concepto de lo que debe ser una yesibá . ¿cuál es la verdadera naturaleza del poder ío real absoluto. Cada comuni dad se gobernaba por sí misma mediante consejos de ancianos o jueces. los rabinos otorgaban preferencia a las disposiciones vigentes en el territorio sobre los preceptos halákhicos. Cada comuni dad reclamaba para sus prop ios rabinos un derecho completo y si n trabas a enseñar. Surgían de inmediato discordias entre los jud íos ricos que . intentó conservar el valor de los antiguos tiempos: recordando que yesibá significa asiento. en relación con estas nuevas comunidades repartidas por las naciones de Europa. Esta representación no constituyó nunca un ejercicio de poder com o fueran en su tiempo los naguib o los exilarcas. no había en esto diferencia con la costumbre cristiana . Siendo el impuesto general una capitación o. Maimónides negó incluso el derecho a percibir emolumentos a cambio de esa enseñanza. y los pobres. tratando de aplicarla a situaciones concretas. podían proveerse de privilegios a su favor . a fin de establecer un diálogo eficaz. Pero automáticamente se plante aban a lgunas cuestiones específicas. en una carta a las comuni dades de Sir ia . próximos a la Corte. Los monarcas cristianos estimaban muy conveniente para ellos la existencia de alguien que hiciera de cabeza de toda la comunidad. con l as actividades económicas. un peligro en que cada maestro operara con independencia. En cambio. Veí a. Cambió. Samuel ben Eli.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO ΧΙΠ 325 cia del Tal mud que afirma que «la ley del reino es ley». en genera l. Esto no sucedió . lo que es lo mismo. mientras los pri meros deseaban mantenerse lo más cerca posible de las asignacio- . en cuanto que se presenta com o custodio. de la ley? Las respuestas de los rabinos coinciden en señalar que esa ley del reino cesa cuando ataca la fe mosaica o impide el cumplimiento de los deberes señalados en la Torah. en forma semejante a com o sucedía entre los cristianos : ¿qué debe hacerse cuando el mandato regio contradice la halakhah? o. indudablemente. atri buí a a las Academias restrictivas el carácter de una guardia permanente de la ortodoxia. Es lo que en Castilla se llama «rab mayor» —Todros ha-Levi Abulafia es el más antiguo conocido — y en los reinos aragoneses. en todas as l cuestiones relacionadas con e lcomerc i o y . la Corte se limitaba a señal ar la cifra global que a cada comun idad correspondía . dejando a los prop ios judíos que hicieran el reparto entre sus miembros. valoración del número de judíos exi stentes. reclamando la inmutable conservación de l a autoridad gaónica. nasi.

Yashar (Libro del Justo). Rashi había dispuesto que las decisiones tuvieran que tomarse por unanimidad. Su nieto Jacob ben Meir (1100-1171) -llamado Tam. No resultaba difícil a los jud íos acomodar su estructura com u nitaria a l sistema de corporac iones de la soc iedad cristiana. era imprescindible su licenc ia para poder insta larse en la ciudad correspondiente: este pr inc ip io dimanaba de la nece sidad de preservar la estructura de la sociedad y de conservar el or den moral. Eran los tribunales rabínicos as í constituidos los que podían pronunciar e l jerem ( excomuni ón) y.ins istió en l o mismo.326 LOS JUDÍOS nés por cada persona individual concreta. ellos constituían una universidad. en ocasiones. que ejerció notable influencia. podemos decir que. ejercían una especie de monopo lio . grupo de per sonas que poseían un signo de nacimiento y ejercicio . tan importantes. la judería pasaba a organizarse com o una corpo ración dotada de leyes propias. En otros términos. en algunas ordenanzas del mismo siglo atribuidas a Gersom. se reconoce que es suficiente la mayoría simple. En e l siglo x i i i . tanto sefarditas com o alemanas . Como cualquier otra corporac ión . sin duda por influencia cristiana. a fin de cuentas . En las juderías de Askenaz aparecen mencionados d ir igentes . Sin embargo. se fue estableciendo la diferencia entre los «dignos» -es decir. «per fecto». Entre los askenazim se consumó el proceso de autonomía de cada comunidad . ricos. poderosos e instruidos-. en cada ciudad . siguieron l a norma de consultar las nuevas . esto es . Eliézer ben Yoe lha-Lev i (Rabya ) l pob l impuso ya el princi pio de la simple mayoría. En otro capítulo examinaremos los problemas concretos de las comunidades sefardíes. y «no dignos» que formaban la mayoría de a ac i ón . 9. El reunió y presidió sínodos rabínicos que consiguieron unificar las costumbres de todas las comunidades del norte de Franci a. en todas las comunidades. Hasta mediados del siglo x i i las comun idades de Francia y Renania. en la reli gión. jueces y guardianes (epitropos) . Poco a poco . esto es. administradores (pamas). esto bene ficiaba a as tes de poderosos e instruidos que conseguían siempre l e li arrastrar a numerosos seguidores. También aquellos jud íos que se hallaban simplemente de tránsito en la ciudad quedaban sometidos a la jur isd icc ión de las autoridades locales. Sus responsa y normas nuevas dieron origen al Séfer ha. l o aplicaron a quienes ocul taban sus bienes defraudando en la distribución de los impuestos.

que formaban una especie de clero ya que recibían su ofi ci o mediante lo que a veces llamamos su ordenación . Y preocupaba mucho la estructura y conservación de la familia: la supresión de la poligamia fue considerada com o una decisión favorable a la mujer que. La primera era la justicia i nterna: cualquier judí o agraviado podí a interrumpir la oración en la sinagoga o la lectura de la Torah hasta que su caso fuese examinado y resuelto en justicia. com o en ésta. com o si se reconoci ese a ésta una ci erta superioridad . iría adquiriendo cond ic iones cada vez mejores. Ya hemos visto cóm o e l nieto de Rashi quiso ser conoc ido bajo el calificativo de Tam. Esto parece indicar una especie de relación previa con aquella que . Se trataba de es tablecer formas de administración que permitiesen una vida normal en las comunidades. debía su importancia al hecho de co incid ir con la capital del Imperio. los rabinos. Estaba resuel- . En 1220 las «comunidades del Sum» (Spi ra. los sabios y la gente común . pero de acuerdo con l a Torah los maestros debían ser tratados con sumo respeto.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO ΧΙΙΙ 327 cuestiones con la de Roma. Cada vez son más abundantes las noticias acerca de la participación de mujeres en la propiedad y los negocios de l a familia. que vivió en Perpignan. En cierto modo estaban cop iando la estructura de la sociedad crist iana . pues pod ía debilitar la cohesión interna que se necesitaba. las cuales recono cieron aque llas tres com o cabeza de toda Renania. a fin de que fuesen puestas nuevamente en vigor. utilizando a veces apodos ilustres. desde varios siglos atrás. Menahem Nei ri (1249-1310 apd. austero y pobre. En todas e llas se advertía ya entonces una especie de división tr i part i ta : los ricos. Recomendaba a los judíos recuperar el orgullo que les correspondía en cuanto depositarios de la verdad. aspiraban a ejercer l a dirección de l a sociedad desplazando a los poderosos . En estas consultas primaban tres cuestiones. escribió hacia el año 1269 un Jibur Hatesubá ( Tratado del arrepentimiento) en que hace al arde de espí ri tu li beral y reprocha a los rabinos de su tiempo la actitud que habían adoptado en relación con Maimónides. a lo largo de l a Edad Media. Se admitía que vida. A ellas se adhirieron con posterioridad otras comunidades. Esto no quiere decir que no abundaran las tensiones. Worms y Maguncia ) se reunieron para proceder a una recapitulación de las orde nanzas . el marido no pod ía ausentarse de su hogar más de 18 meses sin una causa muy grave apreciada por los tribunales rabínicos . No todos se sometían a las rigurosas disposiciones y acuerdos entre los ashkenazim. Por ejemplo. Para ello hacían muestra de su modo de . Preocupaba mucho la competenci a entre los ju díos.).

com o eran l a l engua. Pero l os otros tres que el hombre posee. precisamente por hallarse en la mentira. por consiguiente . de la fuerza militar necesaria para defenderle. y. com o les correspondía por el papel de consejeros de os as . que proporci ona unidad de destino.328 LOS JUDÍOS to a combatir toda clase de supersticiones y de creencias en magia o hechicería. 10. Desaparecido el reino de los kházaros e instalados en aquel territorio los mongoles. Una de as l cond iciones consideradas más importantes era proporc ionar a los hijos . Todo esto en un momento en que cristianos y musulmanes co incid ían en considerar la guerra santa com o una de las dimensiones de la vida religiosa. Sólo el orgullo de los engreídos que desprecian la verdad es vituperable. el de la excelencia com o corresponde a reyes y gobernantes. Por esta vía se produjo un hecho. que es la que corresponde a los sabios. al contrario^ podía considerarse com o un daño que se infligía todo el pueblo de Israel. y muy significativo: los jud íos alcanzaron un ni vel de preparación que les daba ventaja sobre sus competidores cristianos en el mundo de los negó- . y el de la «elevación de los espíritus». muy revelador. naci do en Granada en 1120 y fundador de la famosa estirpe de traductores. una buena educación. señalado ya por Pedro Abelardo. el de ser apreciado. l a tradición heredada desde un pasado histórico y el proyecto de futuro. estaban acostumbrados a una f vida de lujo. de donde ueran expulsados por los almohades. La fe judí a estaba siendo menospreciada. de a l caligrafía y de a l belleza de a l página escrita . Jehudá ben Tibbon. recomendaba a su hi jo Samuel que cuidara mucho del vestido. Pero carecían de un territorio prop io y. del aspecto exterior. pone en guardia contra la desmesu rada vanidad de l os círculos más elevados. y también a los hijos de éstos. Las persecuc iones no eran resistidas. se asienta sobre una de l as formas básicas de l judaismo: sus miembros deben grat i tud especial a Dios por haber sido llamados a formar parte de Israel. Los jud íos eran una nación : poseían las cond ic iones necesa rias. es digna de elogio. entre los mi embros de l a comuni dad tendían a manifestarse dos tendencias: la de aquellos que afirmaban el orgullo de ser judíos y aquellos otros que buscaban en el apartamiento y lá humildad una vía de supervivencia. Los que llegaron a Provenza procedentes de España. Aunque el libro. No consideraban que l a humildad fuese una v rtud l ta if i . no había ningún lugar en todo el universo que tuviera el talmudismo com o creencia oficial.

debe considerarse com o una degradación . nietos por consiguiente del gran maestro. en 1947. en cierto modo. nuestro conoc ido Rabenu Tam y Rabi Samuel (Rasbamm ). de este modo todos los principales judíos disponían de una biblioteca que. redactando explicaciones acerca de cuestiones controvertidas (t osa fot). Lo había d icho con mayor claridad Judah ha -Levi: los cristia nos y musulmanes tienen e l valor religioso que da el sentido de la comunidad . Se extendieron por Alemania llegando también a España. Entre los judíos franceses se constituyó un grupo de discípulos o continuadores de Rash i. puede devolver al Pueblo su dignidad. y que esta carga era más preciada que el oro. era muy buena. com o es el caso de Abraham Ibn Ezra que trataba de llevar a l as comunidades europeas l as enseñanzas recogidas en España. Los libros tenían un gran valor. Meir ben Samuel y Judah ben Natan. pues los trabajos de estos 300 maestros constituyen en con junto una obra tan importante y original que bien merece ser considerada com o el Talmud de Francia. porque la res- . E l origen del mo vimiento se halla en los dos yernos de Rashi. La situación no comenzó a cambiar hasta el siglo xiv. Los pietistas judíos alemanes recomendaban tratar a los libros com o si fuesen objetos sagrados. Unas palabras que . dichos autores buscaban e l modo de dar respuesta a los múltiples problemas que estaban surgiendo en su tiempo. que podemos traducir com o «reunión de todos los dispersos» . Se vol ví a.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO XIII 329 cios. a veces . Rabenu Tam actuó com o verdadero je fe espiritual de toda la comuni dad judía en Francia. preocupaba mu cho a los maestros judíos. Característica nueva era el progreso social de la muj er. No han podido editarse completos. pero los más importantes f ueron los hijos del primero de ambos . Muy adheridos a la halakhah tradicional. los cuales operaron entre fina les de l si glo XII y e l momento de la expulsión en e l siglo xiv. mientras que a los jud íos el exilio provocaba humillac ión y debilidad. llamados tosafistas porque se dedicaron i ntensamente al estudio del Talmud. No debemos gu iamos por la modestia del nombre. a l a noci ón expresada por el Profeta Ezequiel en el primer Exilio con la frase kibbutz galuyyot. cobrarían tremenda actualidad. Immanuel de Roma se refiere a un contemporáneo suyo que trajo de Toledo 180 volúmenes. y hacía constantemente referencia a Rashi. Sólo el retorno a la tierra. por tanto. El significado del Galut. la reunión en el suelo mismo que Dios le ha dado. los hasta ahora impresos cubren 30 volúmenes del Tal mud clásico. Ya hemos indicado que el nombre significa continuación o adición . a l a que se consideraba dueña del hogar. dispersión o diáspora.

una cosa seguía manteniendo a los judíos en su identidad: l a adhesión a la Torah. la razón de la superioridad. Ha-Levi llegó a la conclusión. cuando l a tolerancia cristiana iba i nvirtiendo sus tornas . Lo explicó Nahmánides.330 LOS JUDÍOS tauración del Estado de Israel parecía ser la con firmaci ón de esta tesis. No lo hacen por fidelidad a l a Ley. Y en 1267. a punto de cumplir los 70 años . la li- . Bastaría a muchos judíos. que se proclamaban a sí mismos únicos y verdaderos hijos de Abraham. los maestros judíos desarroll aban l a doctrina de la elección. Pero esa fuerza necesita precisamente-retornar a Jerusalem para manifestarse. desde el principio de los tiempos. Frente a la fe firme y triunf ante de cristianos y musulmanes. de una mera nostalgia: se afirmaba la con ciencia de que no hay otra tierra en donde pueda cumplirse el destino final de Israel. Jerusalem». ya que Yahvé. 11. en la oportunidad a que más adelante habremos de re ferimos . con trasladarse al Islam o al Cristianismo para i nstal arse en puestos poderosos. Esa elección es una constante de la Providencia a lo largo de toda la Historia. el Mesías tendría que ser el hombre perfecto. en cierto modo lógica. Así suenan l as palabras del Salmo 122 en la Biblia de Jerusalem. en aquellos años cmc ia les del siglo x i i i . de que siendo Israe l vaso de elección dispuesto por Dios. a l rey Ja ime I de Aragón: no estaba seguro de que un j udío que no deseara v iv ir en Jerusalem estuviera libre de pecado. emprendió el viaje. siendo l a elección de Israel un pacto of recido ( berií h). No se trataba. destinado a hacer de Israe l e l gran mode lo para toda la Humanidad. por eso no es virtud. De ahí la leyenda: el mensaje estaría incompleto sin esa muerte a l a vi sta de los muros de la ciudad. el sabio absoluto capaz de ejercer la profecía. los ju díos tenían que ser considerados superiores a los demás hom bres. Los racionalistas seguían la línea de Maimónides: se trataba de una pmeba a la que Israe l debía responder con su conducta. Pero Maimónides había añadido que. Para Maimónides. La humildad del j ud ío en el Galut no es producto de la abnegación sino del sometimiento. y buscaban en el sentido ocul to de la Escritura los datos que les permitieran calcular cuándo termi naría. Sin embargo. rectificándola y redimiéndose de l pecado se preparaba la llegada del Mes ías. «Qué alegría cuando me dijeron» y ahora «ya están pisando nuestros pies tus umbrales. Los qabbalistas identificaban el exilio con una especie de catástrofe cósmica . la estuvo ejerciendo siendo l a constitución de Israel un verdadero término de llegada . inteligentes y poderosos. en ella está el vínculo.

Los místicos que anteponían . ya que el Universo es producto de l amor de Dios. simplificar el Tal mud y conseguir una cod ificación más clara acerca de los orígenes del Universo. hubieran querido despojar a la halakhah de muchas de l as adherencias que los comentarios del texto b íb lico habían provocado. hay otro pro fundo que puede y debe ser descubierto porque en ése se apoya la revelación. e el de Moisés. Abraham ibn Daud. rescate de un pueblo caído en la idolatría.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO XIII 331 is i vo . su aliento. En cada una de las tres religiones se estaba produci endo un debate interno entre quienes daban primacía a la razón y aquellos que co locaban en primer lugar el sentimiento. del mismo modo. y hablaba de dos llamami entos. Abraham ibn Ezra llegaría todavía más lejos: «no se da la Torah» a quien no es capaz de raciocinio . no creían que el i dioma en que estaba escrita la Torah pudiera tratarse com o una lengua corriente. Era algo que podían entender bien l os cristianos: el sí de Marí a tiene un alcance universal. una mejor teoría del conoci mi ento. estaba brotando entonces con gran fuerza. se hallaba mencionada en los primeros versícu los de l Génesis. . Los maestros cristianos no podían dejar de co incidir con él. pero no a l . E l s í de una bre voluntad de los judíos era un elemento dec nación a la ll amada. en cada palabra y en cada frase . Para un racionalista los milagros son susceptibles de una explicación racional. que culmina con Maimónides. el «espíritu de Dios que aleteaba sobre las aguas» primordiales. una corriente profundamente arraigada entre los maestros españoles de los siglos XI y XII . Pero la corriente mística. primera opción. l hija de Ja i para un místico com o Nahmánides hasta los f enómenos corrientes en la Naturaleza son verdaderos prodigios . emparentada con l a Qabbalah . un análisis de los fundamentos de la sociedad. ya que era una prueba de la existencia del Espíritu Santo en el mismo Dios. a fin de llegar a una directa re la ción con el mismo. el intelecto humano es su espíritu. En otras palabras. pues Dios actúa sobre l a Naturaeza poder sobre e ll a . le conoc im iento que procuran los sentimientos y la contemplación a los logros de la razón. En sentido contrario. siguiendo a Ar istótel . demostrando as í que t ene i l con culca. ya que es el Aliento de Dios. Los milagros de Jesús recog idos en los Evangelios responden a ese criterio: Jesús cura a los enfermos y hasta cuando resucita a a ro l e di ce «que está dormida». Todos estos defensores del racionalismo. Maimónides l de Abraham . Además del sentido litera l en cada signo. señaló que l i (Activo Intelecto) de que ha es a Inteligencia Act va blaban los filóso fos.

Exigentes consigo mismos y practicando la más rigurosa austeri dad. donde algunos rabinos propusieron que sus obras fuesen excomulgadas. De hecho. El rabino de Perpignan antes mencionado. Era algo que Adret también estaba reconociendo en una de sus responsa. siendo un gran místico. Los inquisidores. el f amoso maestro de Barcelona. Los sabios influyentes en las comunidades sefardíes se dividieron: Salomon Adret. aclarar y defender la verdad religiosa. ante las denuncias presentadas. El judaismo. prohibiendo a los jóvenes el acceso a la ilosofía gr ega f i . Las divisiones entre los rabinos alcanzaron términos muy radicales. El hecho de que l as doctrinas de Maimónides fuesen aceptadas con preferencia en las elites de los ricos otorgaba al asunto una cierta dimensión social. muy influyente si n embargo. se lanzó a una decidida campaña en favor de Maimónides. Partió de Provenza. a recordar e l valor que tiene la ciencia pro fana para entender. las def endió pero recomendando que las obras del famoso cordobés fueran accesibles únicamente a personas adultas y bien formadas. una escuela reducida de pietistas y místicos. Rabi Asher. Nahmánides.e l Templo) que gozaba de gran influencia . o procedi endo por su prop ia iniciativa. 12. una vez más . Esto sembró el temor y desconcierto entre los propi os judíos pues se trataba de una injerencia cristiana en asuntos sobre los que no tenían competencia. Reapareció el nombre de hasi di m. tomó actitud moderada buscando la concili aci ón con el gran pensador. Menahem ben Salomon ha-Meiri. Durante los siglos xn y xni floreció . trataba ahora de cerrar puertas. condenaron las obras del filóso fo jud ío . se manifestó abiertamente antimaimónides. en 1305 se pro nunciaría en Barcelona el herem contra l as doctrinas racionalistas. entre los askenazim. autor de un amplio comentario sobre e l Talmud (Bet Habejirá . aunque sin mencionar el nombre de Maimónides. que inculcaba a sus discípulos un comprom iso riguroso con la Torah. Sus más sobresa- . amenazado por la contraofensiva cristiana. acusando a sus contrarios de pretender algo tan arbitrario com o prejuzgar la edad en que se puede comenzar el estudio de l a Filosofía: vol ví a. eran dulces y amables con los demás judíos.332 LOS JUDÍOS A partir de 1232 la polémi ca entre partidarios y enemigos de Maimónides se convirtió en verdadera batalla. Es el mismo fenómeno que se daría pocos años más tarde entre los cristianos en relación con Santo Tomás de Aquino. No puede decirse que se tratara de una conducta universal. que procedía del askenazismo y d irigía prácticamente desde Toledo la comun idad castellana.

Durante varias generaciones se recogieron sus enseñanzas hasta formar el Séfer Hasid im (Libro de los piadosos) de carácter místico que. En otros textos. Y. 1217) y un pariente y discípulo de este último. rabi Eleazar ben Judah de Worms (1165-1238). Eleazar era más míst ico y prof undo. l Escr i Las recíprocas influencias entre los movimientos piadosos j udíos y cristianos son factores a tener en cuenta : unos y otros se pro fesaban a la vez odi o y envidia. aunque ha sido atribuido a Judah es. declaraba su admiración por el esplendor de las catedrales: era com o si éstas intentasen resucitar el esplendor de aqué l. Afirmaban que el mundo se encuentra rodeado y amenazado por los malos espíritus y que también los muertos siguen en la Tierra. tienen ese mismo pensamiento. Inmanuel de Roma . eso mismo pensaban los cristia nos. pues descubrían en el adversario venta jas de que ellos carecían . de hecho. en el fondo . Por ejemplo. moviéndose en la nostalgia del Templo perdido . . pues sus a l mas se desplazan desde e l ce menterio para hallarse presentes en la sinagoga. los nombres de Dios y su conten ido místico — recuérdese que ésta fue una de las denuncias presentadas contra fray Lui s de León a la Inquisición— así com o las formas exactas que debe tomar la oración. su hij o rabi Judah ben Samuel he-Hasid de Regensburg (m. com o el Séf er misajón j ayan (Libro del debate viejo). La fama de santidad de Judah ha traspasado los s ig los . si se tiene en cuenta que ambas religiones reivindicaban para sí la exclusiva propiedad de la que en definitiva era herencia común . se considera a las igl esi as com o sedes de iniquidad y abominación pues en ellas se pretende adorar un lugar material que se consagra. Todavía en el siglo xvi los que l evantan la basílica Vaticana y los que construyen El Escorial.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO XIII 333 lientes maestros eran miembros de una misma famili a: rabi Samue l he-Hasid. A los Hasidel Asbkenaz ( «pi adosos de Alemania») preocupaba especialmente el sentido misterioso del Universo. una obra coect iva . lo importante es la oración. Sostenían que un Dios invisible e incorpóreo necesita manifestarse a Sí mismo por medio de su kavod (gloria) y es a esta manifestación de la divinidad a la que se dirigen las referencias antropomórficas que aparecen en a tura . No es tan difíci l explicar este extraño fenómeno . l Uno de los rasgos principales de su carácter aparece en la enseñanza que se l e asi gna: el que no sepa hebreo rece en su propia lengua. influyendo sobre as l acciones de los vivos. Influyó en Moses de León y en definitiva en el texto definitivo del Zohar.

En otras palabras. es un f enómeno que se repite dentro de l judaismo. el hombre rico es simple fideicomisario de su fortuna y si no se sirve de ella para ayudar a sus pró jimos remediando la pobreza de los otros. le servirá tan só lo para i r al infierno. ya que la virtud consiste en obrar el bien y no sól o en evi tar el mal. los ricos saldrían favoreci dos : una libra en poder del pobre es más necesaria y út il que en süs manos. deb iendo pagar cada libra poseída una determinada cantidad. sin que por ello estuviesen dispuestos a renunciar a sus tradiciones que reclaman la equiparación de los linajes y la búsqueda de la procreaci ón para garantizar la felicidad de l a familia. Por ejemplo pensaba que si los impuestos se reparten por igual. insuficiente si se aspira a la santidad. ambas cosas eran reputadas com o esenciales para l a conservación de la pureza. Coinciden con e llas en el recurso a la mort ificación y en la intensidad de la ora ción . cons iderando ese sentimiento com o una dimensión mayor en los seres humanos . puesto en boga por los trovadores occ itánicos . Coincidiendo en este punto con los grandes maestros cristianos sos tenían que la pobreza cons iste. en e l desprendimiento. Para los piadosos askenazim las dos grandes razones de la existencia judía no podían ser más que éstas: la santificación del nombre de Dios y la disposi ci ón para el martirio. Si el amor de Dios llena la Tierra se debe prescindir de los placeres de este mundo a fin de sumergirse en él. Ponía en duda el concepto de igualdad entre los miembros de la comunidad . .334 LOS JUDÍOS Los hasidim askenazis coinciden con los movimientos de pobreza y el nacimiento de las Órdenes mendicantes. El hasidismo. También tomaba de los cristianos e l nuevo concepto de l amor cortés.partiendo desde luego de considerar n i ustas j as l desigualdades que habían llegado a producirse entre los suyos . si fuera necesario para defensa de la fe. Los dones que Dios otorga a los hom bres son verdaderamente cargas ya que de su empleo habrá de dar se estrecha cuenta. Les parecía que la ef icacia de l a oración dependía de que no se modificase en ell a ni una l etra. só lo así puede ser considerada com o v irtud. restableciendo de este modo a justicia en e l sentido escriturístico de l a palabra. Cierto pesimismo se expresaba al contemplar el poder de que en el mundo disfrutan los malvados. El cumplimiento de los preceptos de a Torah era declarado com o m í l ni mo indispensable en l a vida judía. Es muy importante el planteamiento que hacían acerca del vaor l de as l riquezas . com o tendremos ocasi ón de ver. Los menores de l edad y los deficientes mentales no pueden ser considerados responsables de sus actos.

y otros detalles. de inventos propalados por sus adversarios para justificar las matanzas. En cuanto al crimen de sangre y la pro fanación . estaba en las guerras. Los maestros cristianos acudían a métodos semejantes a los de los piadosos jud íos para demostrar que toda su doctrina se hall aba ya inserta en el Antiguo Testamento mencionando. violencia y pecado que sacudían a la Cr ist iandad. El argumento que Nahmánides esgrimió frente a Ja ime I. Maimónides explicaba el éxito del cristianismo y del islam atribuyendo a ambos una parte de verdad. com o el que el hermano mayor debe servir al menor o el cruzamiento de manos de Jacob que indica la cruz. Los cristianos se describían a s í mismos com o rubios y hermosos retratando a sus adversarios com o negros y feos. el largo texto de Isa ías acerca del Siervo de Dios y el hecho de que el Génesis. Los jud íos combatían especialmente a los monjes. si bien no eran otra cosa que movimientos preparatorios del triunfo de la Torah.CAMBIOS EN LA SITUACIÓN JURÍDICA EN EL SIGLO ΧΙΠ 335 E l siglo ΧΙΠ presencia numerosos debates entre jud íos y cristianos que no siempre obedec ieron a la iniciativa de estos últimos. para negarse a admitir que Jesús era e l Mesías . no correspondían a un tiempo mesiánico. presenta a Dios en tiempo plural. en ellos se cruzaban insultos y acusaciones. según los judíos. tras indicar la presencia del Espíri tu Santo. se trataba. . no cumplían. defensores de un celibato que entendían contrario a la ley de Dios y que. por lo demás. ante todo.

Es ci erto que esta tendencia se vio favorecida por la aparición de un sector socia l de mercaderes y banqueros cristianos que hacía menos necesaria la co laboraci ón judía. fundamentalmente. y encendieron con sus prédicas el od io de los laicos cristianos. Ello nos obliga a volver a la doctrina de San Agustí n: si la Iglesia es verdadero y definitivo Israel y el Antiguo Testamento . atribuyéndoles protagon ismo en cuatro series de acciones que les perjudicaban: desarrollaron la Inquisición haciéndola intervenir en las querellas en tom o a Maimónides. maduró la doctrina de que las c omunidades rabínicas constituían un daño para la fe cristiana deb iendo ser suprimidas. en cambio. Como consecuencia de esto. el punto de vista j udí o en relación con los acontecimientos que hicieron irreversible el proceso de eliminación de la religión talmúdica en Europa hasta después de la paz de Westfalia. Trátenlos de tener en cuenta. El antijudaísmo del siglo xm fue. ante todo. de un hecho religioso.C a p ít ul o XVII LA SENTENCIA CONTRA EL TALMUD Y SUS CONSECUENCIAS 1. De este m odo invertían sustancialmente los términos de la doctrina agustiniana hasta entonces vigente y prepararon los recursos necesarios para llegar a una soluci ón final. dirigieron las operaciones que tuvieron com o resultado l a condenación del Tal mud a la hoguera. Las persecuciones desencadenadas por los cruzados fueron episódicas y contaron con la censura y resistencia de las autoridades. En el siglo xm los i srael itas consideraban a dom in icos y franciscanos com o sus declarados enemigos. pero se trata. una demanda sistemática de suprimir la religión del Talmud. obligaron a los judí os a asistir a sermones en que se l es explicaba la doctrina cristiana.

puede el hombre adquirir evidencias ciertas. Franciscanos y también algunos domi ni cos mostrarán una actitud bien distinta. por l e rey. Los Papas habían proteg ido a los ju díos cada vez que esto fuera necesario y só lo se mostraron reticentes en relación con el proselitismo ?conservar no significaba ampliar" si bien aquí surgieron pocos problemas porque muy pronto los judí os renunciaron a ejercerlo. seguía def endi endo l a doctrina de la «hebraica veritas».apadri nado en su bautismo. al ser depositarios de los textos en que se contiene la Promesa ya cumplida. fe: esa certeza absoluta que l a Revel ación comuni ca a l l constituye en realidad a cúspide de a razón humana. de enfrentamiento con problemas muy radicales: Hattin ha dado la seña l de retroceso de los cristianos en Or i ente . e l año 1106 . A pesar de todo. no podría ésta llegar más lejos. los comentarios y explicaciones de los maestros posteriores a Jesucristo. los movimientos he réticos en Occidente eran perturbadores y se hacía necesarial a con vocatoria de un Concilio que adoptase medidas. La consecuencia era ésta: si los jud íos rechazan e l cristianismo. De este modo se establecía una distinción: respetable la Mishnah no lo era en m odo alguno la Guemarah y.338 LOS JUDÍOS sólo puede ser comprend ido a través del Nuevo. mucho menos. aportó un poderoso argumento a los detractores del Talmud explicando que se había convertido porque en el cristianismo había encontrado una racional idad de l a fe que faltaba en los absurdos e irraciona es l comentarios de los rabinos. Las dos Ordenes mendicantes aparecieron en un momento de plenitud de la Iglesia que se corresponde con el Pontificado de Inocenc io III (1198-1216) pero que es . estableció que e l Ta l mud debía contemplarse com o una m o d ificación sustancial de la Sagrada Escritura. Los jud íos tuvieron . a l mismo tiempo . es porque ellos se mantienen en una fe y tradición irracionales. la única consecuencia que puede extraerse es que Dios ha conservado a los jud íos no por méritos prop ios sino en razón de la utilidad que tienen para el Cristianismo. abad de Cl uny ( + 1156). Pedro el Venerabl e. en su Tractatus. permitiéndole tomar los nombres de Pedro Alf onso-. Aquel j udío aragonés llamado Moisés . pero sólo Dios puede garantizar la inerrabilidad. pues l a conservación de l a Biblia en su lengua original era garantía para todos . que es certeza absoluta y cúspide de la racionalidad humana. Desde San Anselmo (+ 1109) había i ntroducido con gran fuerza en la Teología cristiana la idea de l a absoluta racionalidad de la l hombre. Respetar y amparar a los j udí os es cumplir la Voluntad de Dios. Con las solas fuerzas de la razón y la experiencia. Pedro e l Venera ble.

El Papa con fió a los dominicos el ejercic io de este procedim iento para evitar las presiones temporales sobre los obispos. de recabar para los eclesiásticos la excl usiva competencia en los delitos referidos a herejía. A l principio. No tardaron en producirse acusaciones desde la prop ia Inquisición contra los maestros judíos. Pero las nuevas promociones de frailes. Los Papas posteriores con firmaron y matizaron estas disposiciones: el procedimi ento i nquisitorial no era aplicable a los judíos. que fueron acusados de fomentar doctrinas heréticas perjudiciales para el cris tianismo. y especialmente los fundadores . un gesto que se calificaba ya de «herética pravedad». Por consiguiente. se mos traron amigos y protectores de los judíos : no debían ser objeto de violencia. El decreto Sicut iudaei s del IV Concilio de Letrán reg istraba modifi caciones muy serias respecto a la línea adoptada por Inocencio III en su Constitutio pro i udaei s. En Inglaterra organizaron predicaciones en los barrios judíos. Los temo res se vieron confirmados. Hay datos concretos. acaecido en Valrias. en principio. para i ntervenir contra quienes hubiesen procurado la abjuración . tratando de atraerlos a la verdadera f e. Só lo los cristianos quedaban sometidos a su jurisdicción . Una acusación semejante en 1288 permitirá a algunos dominicos y franciscanos organizar un tumulto contra los jud íos de Troyes. Gregorio IX estableció el procedimi ento inquisi tori al. pero éstos podían ser requeridos para que compareciesen com o testigos en sus pleitos. Se trataba. a fin de impedir que taes l delitos fuesen utilizados com o medios políticos por e l emperador y los otros soberanos. En 1247 dos franciscanos dirigen la encuesta en tom o a un supuesto asesinato r itual de una niña. Durante la v igenc ia de la doctrina agustiniana. En 1267 l a bula Turbato corde de Clemente IV extendió la competencia de los inquisidores para que pudiesen citar a los jud íos com o testigos en aquellos asuntos en que se hubiesen produc ido casos de judaizantes y. entraban en esta consideración los conversos que trataban de volver al judaismo. desde luego.LA SENTENCIA CONTRA EL TALMUD Y SUS CONSECUENCIAS 339 noticia de que se preparaban medidas serias que l es afectaban y así celebraron asambleas rabínicas para estudiar el modo de interceder cerca de l Papa a fin de que tomara postura en su favor. les predisponía contra aquellos que veían resistentes a sus esfuerzos de conversión: los éxitos jud íos en el co mercio y en los negoc ios suscitaban envidia y emulación. Los mendicantes se presentaban a sí mismos com o verdaderos misioneros encargados de conseguir un movimiento de conversión de la sociedad. que cesa en el momento en que se dicta sentencia contra el Talmud. reclutados siempre en medios urbanos. se produ je - .

pero basta lo con servado para que comprendamos la adhesión que mostraba al estricto cumplimiento de la Ley. apoyado por sus discípulos. com o hemos visto. avanzaría aun más en la tendencia al misticismo: su Otzar laa-Kavod (Tesoro de gloria) está lleno de doctrinas gnósticas y de explicaciones esotéricas en relación con la Escri tura. la divergencia respecto al racional ismo defendido por Maimónides y sus partidarios suscitaba. David . ya que con su «qabbalismo prof éti co» anunciaba e l inminente fin del mundo. Se había creado una atmósfera malsana y negativa en torno a los j udí os. Las doctrinas de Abulafia influirían en el siglo XVI a los qabbalis tas de Safed. Su sobrino. de Montpellier. una fuerte corriente mística que tuvo en l a segunda mitad de l siglo xm una especie de momento culminante. en el siglo xm se registraba un creci mi ento cuantitativo y cualitativo de la comuni dad judía. pero gracias a la protecci ón tolerante de l as al tas instancias civiles y eclesiásticas. en el sefardismo. Partiendo de la teoría de que las l etras del alfabeto hebreo constituyen los elementos de l nombre de Dios. que denunciaba ásperamente la vida licenciosa de los judí os cortesanos. de m odo que para muchos las violencias y persecuciones parecían justifi cadas. De este modo. 2. El choque más importante entre jud íos y cristianos surgió como una consecuencia de la querella en torno a Maimónides. A pesar de todos estos obstáculos.340 LOS JUDÍOS ron. No só lo en España. Todros . La mayor parte de sus comentarios al Tal mud no ha sobrevivido. también en Provenza se había alzado un fuerte movim iento contra Maimónides a causa de la de ensa que éste hiciera de l conoc i mi ento racional. con otro de los miembros de la misma f amilia. Rab i So l omon f ben Abraham. l as primeras acusaci ones contra los textos rabín icos y también las persecuci ones violentas que hemos examinado.ben Josef Abulafia (1225-1285) que fue rabino mayor durante el reinado de Alfonso X y uno de sus colaboradores . Abulafia sostenía que el verdadero cam ino hacia la contemplac ión divina consistía en una meditación sobre el nombre de Dios y que la «cienci a de l a comb inac ión de las letras» permitía acceder al puro pensamiento. Abraham ben Samuel Abulafia . dirigidos por Salomon Adret le acusaron de tener pretensiones mesiánicas. Fue suscitada en Castilla por Meir ben Todros ha-Levi Abulafia (1170-1224) que combatió ásperamente las doctrinas que aqué l había formulado en torno a la resurrección. Los rabinos.

judeo-cristiano. Judah y Abraham ibi Hasda i. que sefardim y askenazim iban a dividirse en un cisma de incalculables consecuencias. la denuncia presentada signi ficaba un serio perjui ci o para los judí os: los inquisidores de Montpellier. Pero no consta que se haya producido sentencia o ejecución. Rabi Samuel Abraham Saporta dijo que la conducta dé las comuni dades de Francia equivalí a a una prof anación pública de l nombre divino. los jud íos se hallaban . Cuando So lo mon ben Abraham regresó a Montpellier. de acuerdo con su prop io testimonio . dirigidos por el cardenal Romanus estaban ahora en condi ci ones de probar que. según la cual Salomon ben Abraham presentó a los inquisidores una denuncia contra Maimónides. Muchos historiadores modernos han tomado la noticia al pie de l a l . sin embargo. Permitir que los inquisidores quemasen libros hebreos era lo mismo que enviar a la hoguera la palabra y el nombre de Dios. y que esta denuncia f ue recibida. que excluye la intervención de los rabinos en este proceso que condujo a l a inclusión de Maimónides entre los acusados de averroísmo. cuyo antimaimonismo era bien conoc ido. en consecuencia. Parecía. De todas f ormas. en todo esto. consiguieron de sus comunidades que env iaran un es cr ito a las a ljamas de Cast illa y de los reinos de Aragón declarándose en favor de Maimónides. Consiguió una especie de sentencia que condenaba a la hoguera las obras reputa das com o peligrosas . fortalecer en los teólogos cristianos la conci encia de que el judaismo estaba actuando com o portador de doctrinas peligrosas. elevó una protesta en toda regla: mezclar a los gentiles en una cuestión que pertenecía a l contextura íntima de l judaismo era uno de los errores y daños a más graves que podían cometerse. Los modernos historiadores judíos prefieren otra versión más favorable a sus antepasados. Salomón gozaba entonces de muy buena reputación. La única noticia fidedigna es aquella que nos da Kimhi. Y hasta Josef ben Todros Abu lafia .LA SENTENCIA CONTRA EL TALMUD Y SUS CONSECUENCIAS 341 ben Saul y Jonás ben Abraham Gerundí trató de suscitar en el norte de Francia un movim iento consiguiendo que l a mayor parte de sus rabinos firmasen un documento que proh ib ía e l acceso a las obras de Maimónides. de Barcelona. com o s i los fra il etra es hubieran amontonado en l a calle ejemplares de las obras de Maimónides para ponerles fuego. Hay. Era demasiado. al que acusaba de averroísmo. contra Maimónides. al tiempo que promovía la expulsion de aquellos a quienes se tildaba de «averroístas». El resultado de su denuncia fue. mucha retórica y no poco de ficción li teraria. en 1232. acudió a los inquisidores dom inicos tratando de constituir un frente único.

que estaba preparando ya la convocatoria de un Concilio que tendría lugar finalmente en Lyon . Se indicaba que en un día determinado. entregó a Donin un breve con instrucciones muy precisas para e l arzob ispo de Par ís . la liturg ia judía. Aquellos que fuesen peligrosos para . En 1236 un converso procedente de La Rochelle. Habían encendido una hoguera contra e l gran maestro. ahora se extendería a todas partes. Rab i H ille l ben Sa muel de Verona (1220-1295) lo advirtió a sus correligionarios haciendo la defensa a ultranza de Maimónides. 3 . Los historiadores no están de acuerdo a la hora de establecer los moti vos que impulsaron a Donin: parece que había recibido el herem de sus correligionarios antes de convertirse. Guillermo de Auvergne. Greyze l supone que los textos aducidos por el acusador no eran talmúdicos sino de maestros karaitas. que vest ía e l hábito de los mendicantes . ya que era imposible detener las acusaciones y sospechas. presentó a l Papa Gregorio IX una amplia denuncia contra el Ta lmud y sus conse cuencias. los comentarios rabínicos. probablemente porque juzgaba necesario recabar previos asesoramientos. Resumiendo esta cuestión puede formularse el supuesto de que l as desventuras de l as dos grandes comunidades judías se iniciaron precisamente a causa de la querella en torno a la recepc ión o rechazo de Maimónides. los hebreos se mostraban unánimes albergando un temor fundado a que la Inquisic ión llegara a intervenir en la vida interna de sus comun idades. de clarando que contenían injurias muy graves contra el cristianismo . El Papa no quiso obrar con precipitación . los inquisidores pretendían extender su jurisdicci ón alegando que también ellos debían intervenir en los delitos de herética pravedad contra el Antiguo Testamento. Luego se extendió a otros muchos aspectos. Nicolás Donin . aunque no hubiera pasado de ser un aviso o advertencia. Había un fondo real en estos temores pues aprovechando las denuncias contra Maimónides. Por su parte. tuvo repercusiones muy graves .. El 9 de j unio de 1239 Gregorio IX. Se comun icaron simultáneamente a los reyes de Francia. etc .342 LOS JUDÍOS en posesi ón de libros que eran peligrosos para la fe. España e Ingl aterra. primer sabath de l mes de Lent (3 de marzo de 1240) debía hacerse por sorpresa una recogida de libros en las sinagogas a fin de que pudieran examinarlos expertos teól ogos dom in icos y franciscanos. La iniciativa de rabi Salomón . que aún circulaban en las comunidades europeas.

Tercera: los ju díos sustituyen là Biblia por e l Ta lmud que contiene blasfemias con tra los cristianos. por tanto. a fin de que pudieran contrastar sus argumentos e l converso Donin y el más prestigioso de los rabinos de Francia . fueron convoca dos para responder a las preguntas que les formularía el canciller de la Universidad de París. presidido por l a reina Blanca. Se trataba. En consecuencia fue convocado un debate. el judaismo talmúdico incurría en herejía contra el Antiguo Testamento. recogida por Dudes. en modo alguno. sus miembros responden insultando en sus libros a los cristianos y aborreciendo a Moisés y los Profetas . Sólo Luis IX se mostró dispuesto a cumplir la orden del Papa. era ésta: los judíos. movidos por su piedad hacia e l Pueblo de Israel le consienten que habite en su territorio. Las tres acusaciones concretas que en París se formularon venían a ser la síntesis de los 35 artículos que Donin entregara a Gregor io IX. esto es. no contentos con olvidar e incumplir la Ley que Dios les había dado.LA SENTENCIA CONTRA EL TALMUD Y SUS CONSECUENCIAS 343 la fe cristiana serían enviados a la hoguera. recientemente publicado. Del modo siguiente: . la cual es un producto de sabios y escribas que l a han puesto por escrito y se impone a todas las comunidades. expresada en la carta del 3 de marzo de aquel mismo año. No se trataba. tanto desde e l punto de vista de la tradición judía com o de la fe cristiana. de una investigación. Como los dos primeros mencionados dieron respuestas que coincidían de modo absoluto. se decidió no importunar a los otros dos. a la tradición bíblica que unos y otros tienen en común . también conoci do com o Sir Vives. por consiguiente. no menos grave que la que cometen otros contra el Evangelio. ya que se conservan los textos que redactaron los amanuenses cristianos y también e l memorando hebreo en que Jeh ie l conservó la memoria de su disputa con Donin . inventaron para suplantarl a otra a la que llaman Tal mud (enseñanza). en las sesiones del 25 al 27 de junio de 1240. Jehi el de París. conoc ido en sus dos versiones. Eudes de Chateauroux. En segundo término: mi entras que los cristianos. De este modo. aunque impuso una condición: los judí os tendrían l a posibilidad de defenderse de l as acusaciones que contra ellos se habían formulado. En consecuencia — esto es algo que Inocenc io IV repetiría con mayor énfas is— no cabe duda de que el Talmud debe considerarse perverso . Samuel ben Sol omon de Chateau-Thieriy y Moses ben Jacob de Coucy . Los cristianos invocaron la autoridad del Papa. Se trata de un ep isod io b ien documentado y. madre de San Luis. de una discusión entre iguales: Jehiel y otros tres rabinos. La argumentación pontificia. Judah ben Dav id de Melun.

condenado eternamente al pozo de estiércol. A la acusaci ón que se le formu ló de que el Talmud atribuye caracteres antropomór ficos a Dios respondi ó Jehiel c itando pasajes de la Biblia que así lo hacen sin que los cri stianos pongan inconveniente. En el debate. Jehie l protestó : en la conc ienc ia j udí a tenía 1. no todos los que se llaman Lui s son reyes de Francia. Por eso obligaban a sus hijos a apar a tarse de la lectura directa de l a Biblia teniendo que someterse a l as enseñanzas del Talmud. pues todas l as enseñan- .de la Escritura en l o que se refiere a la ley. Llegó entonces el punto culminante del debate. afirmando que con estas falsedades se impedía a los jud íos que accedieran a la verdadera fe. Jehie l replicó que no había que referir tales cosas a Jesús de Nazareth. Por otra parte no era únicamente el Tal mud obstáculo para la aceptación del cristianismo. Donin se había hecho cu lpable de herejía y por esta razón había s ido excluido de la sinagoga quince años atrás.344 LOS JUDÍOS a) Afirmaba el converso que los j udí os pretenden haber recib i do de Dios una Ley Oral que col oca a los rabinos por encima de l sabiduría de los Profetas . b) El Talmud muestra su hostilidad a los cristianos. En este momento Donin preguntó a Jehiel si creía todo l o que decía el Talmud. Como prueba de este aserto Donin presentaba aquell a ley talmúdica que permiic i o permitía a los hebreos te la anulación de los votos lo que. Af irmó finalmente el rabino que el Talmud le parecía indispensable para llegar a una correcta interpretación de la Ley y que sól o permaneci endo en él puede considerarse com o fiel j udí o. quien l o rechaza. En consecuenci a quien le rechaza está rechazando la enseñanza verdadera. c ) Los textos del Tal mud llaman adúl tera a la Virgen María e insultan a Jesús. al Papa y a l a Ig l es i a en términos de inaceptable obscenidad. Sin duda exageraba partiendo por la mitad su edad. pero que la creencia en leyendas o pequeñas historias adherida es meramente opcional. sól o puede considerarse infiel. Donin mostró aquellos pasajes del Talmud en que se injuria a Jesús. pues cada pasaje de la Escritura necesita de una interpretación y esto es lo que proporc iona el Talmud. Donin af irmó que podí a probar que el Talmud tenía só lo 400 años. a María. com o Donin hiciera. Respond ió e l rabino que todo jud ío está obligado a creer en la interpretación talmúdica .500 años o más. a suj u incumplir los contratos que hubiesen firmado con cristianos. rechazando el Ta lmud . Añadió que. Exageraba también dup licando el plazo. a José y a los discípulos.

ya qué éstos dejaban de ser considerados como custodios de la Sagrada Escritura y ga rantes de la autenticidad de sus textos en la lengua original para convert irse en falsificadores de la misma y propagadores de doc trinas muy peligrosas para los mismos cristianos. pronunció una sentencia condenatoria del Tal mud. que menciona el Talmud incurrió en la justa ira de los sabios de Israel rechazando la tradición c o rrecta que enseñaban los fariseos. En consecuencia en 1242 más de tre inta carretadas de Talmudes con fiscados se depositaron en la plaza de la Grève formando una pira a la que se prendió fuego. Un tri bunal de Roma conirmó a co . Pero esto significaba que. Tal doctrina había sido formulada. peligrosas para éste. Un dom n i i San Luis de la conveniencia de llevar a cabo una ejecución pública. desde el cristiano. estaban condenados. por ambas partes. convenció a f l sentencia. Los conversos. acusando a Donin en su calidad de antiguo judío. por el hecho de serlo. Pero los talmudi stas también. de infidelidad. entre los occidentales. Esta postura no era enteramente nueva. La sentencia dictada y ej ecutada contra el Tal mud venía a significar el abandono de la doctrina agustiniana acerca de la con ducta a observar en relación con los judíos. ya que si se atuviesen a ell a sabrían que Cristo era verdadero Mesías y se convertirían. por Agobardo en su De i udeorum supers tition i- . Enrique de Colonia. 4. desde el punto de vi sta judío. tal com o la habían presentado los maestros cri stianos había recibido l a prueba que éstos esperaban: las enseñanzas talmúdicas eran contrarias al cristianismo y. Ese Jesús.pretendió ser Dios y negó a moso rabino hubo de admitir ante sus interrogadores que en un pasaje del Talmud se dice que Jesús fue justamente ejecutado por sus crímenes.LA SENTENCIA CONTRA EL TALMUD Y SUS CONSECUENCIAS 345 zas judías coinci den en ese punto y no puede admitirse a Jesús com o Mesías. El tribunal que presidía Eudes de Chatearoux. y «no hizo sól o esto sino que def l esencia de a l fe». en consecuencia. Jehi el intentó tomar l a i niciativa. La acusación. desde l a época de Justiniano y sus leyes antijudí as se vení a presentando el argumento de que l os rabinos desviaban a sus fieles de la verdad contenida en la B ib lia . se habían roto los puentes de comun icación. pero esta no era una tesis que los talmudistas hubieran i nventado ya que se trataba de una creencia que compartían todos los judíos. que contaba con el consenso de los maestros de la Universi dad de Parí s. a ñn de sostener el ánimo de sus correligionarios. añadió. E lfa raudó a Israe l. El herem contra él pronunciado debía considerarse justo.

E l judaismo dejó de ser definido com o una verdad anterior a l cristianismo y que debía ser comp le tada mediante la adopci ón de éste. Los reyes. Estamos ante las primeras raíces de esa califi caci ón de brujería para «los signos cabalísticos». En 1254 una di sposición de Luis IX reiteró la orden de que fueran quemados los Talmudes. y propós ito de llevar e l conoc im iento de la doctrina cristiana a los judíos . basadas to das ellas en el Talmud. Esta mis ma orden sería cursada por Honori o IV en 1286 ref iri éndose a Inglaterra. los que hacen excepción se limitaron a guardar silencio. Pedro el Venerable. El Papa Alejandro IV. En 1244 los libros que po seía el fallecido David de Oxford fueron confi scados para evitar los peligros del contagio. tras renovar las sentencias ya pronunciadas. disponía que los mendicantes procediesen a examinar todos los ejemplares allí existentes a fin de eliminar aquellos que contuviesen injurias contra el cristianismo. en una bula dirigida a Jaime I. dando así respaldo a la ejecuci ón de 1242. para ser considerado com o una falsificación : tal es la tesis que sostiene el famoso maestro A le jandro de Ha lles en su Summa . Nadie. Tampoco nadie. De las decisiones to madas en 1240 -1242 salieron dos consecuencias: ataque sistemát ico a las doctrinas sustentadas por los maestros judíos.346 LOS JUDÍOS l converso Pedro A lbus atque errori bus. consideraban que todos los libros escritos en esta lengua eran dañinos. y en 1251 se produj o una quema de libros en Bourges. recomendó a todas las autoridades proceder a la recogi da de ejemplares de l pe ligroso libro. Tras l a expulsión de 1306 hubo un retom o . francés. tení a acceso al mismo. Clemente IV. arriba mencionados. Ésta fue la tarea a l a que se entregaron los mendicantes con entusiasmo. Los que llamamos debates no eran otra cosa que cateques is desde e l punto de vista cr ist iano. No es correcto contemplarla com o una expresión del pro cedimiento inquisitorial ya que éste sólo pod ía aplicarse a los con versos y en la mayor parte de los países com o sucedía en Castilla y Portuga l ni siquiera había sido introducido. reprendía a éste porque siguiera consintiendo a los judí os de su reino el libre empleo del Talmud. de donde l a tomaran e fonso y el abad de Cluny. entre los cristianos. sal vo los conversos. Desde mediados del siglo xni se i nsiste en una tesis: los j udíos deben ser sustraídos a la influencia de sus rabinos y sacados de su error para que se conviertan. Damnabili perfidia iudaeorum. En 1320 Juan XXII explicó que l os cristianos que leían el Talmud. Las autoridades . en general. dudaba de la perversión del Talmud. que ignoraban e l hebreo. respondieron e fectivamente a estos mandatos. se pervertían.

se trataba de una víctima de la violencia de los Pastorellos. ese mismo ritual se aplicaba a las mujeres no hebreas antes de que pudiesen ser ad mitidas en la comuni dad mediante matrimonio con un judío. prestó ante un tribunal de Pamiers. cuyo nombre j udí o fuera Baruch. Puede decirse qué los frailes. ésta de predicar a los judíos: esta disposición se había redactado en términos moderados pero muy pronto los Pontífices y reyes tuvieron que moderar el ímpetu de los mendicantes porque se extra lim itaban . hacia 1230 . predicando en tonos muy amenazadores e invadiendo las sinagogas creaban un ambiente de inseguridad que se reflejaba también en la poblaci ón cristiana que se convencía. El fraile domi ni co encargado de la operación. . redactó rab i Meir ben So lo mon de Narbona cuando fue citado para uno de estos encuentros. Los jud íos elevaban sus quejas . de que los judíos eran gente odiosa . Toda esta campaña desembocaría. Jaime I formularía una disposición declarando obligatoria la asistencia de los judíos a tales sermones (1242) . en 1315: pero una de las condi ci ones era que no pudiesen traer consigo ejemplares del Talmud. Cuando uno de los bautizados a la fuerza quería retornar a l seno de la c o munidad era sometido a una ceremoni a infamante: se rapaban las uñas y el pel o y se lavaba todo el cuerpo con chorros de agua a fin de eliminar las manchas que el bautismo dejaba. entre l as misiones de los frailes. en el que se iba a tratar de una manera especial el tema de la usura. Se daría amplia difusión al testimonio que en 1320 un converso. Con posterioridad. En 1278 el Papa Nicolás III incluyó. Pero tenemos e l testimonio que . haciendo de sus respuestas una especie de planteamiento doctrina l a lternativo. entró en la sinagoga mayor y pronunció un sermón al que los judí os tuvieron que atender en silencio y sólo después se permitió al rabino responder a las preguntas que se le habían f ormulado. el intento de los rabinos. me diante el temor. más y más. acompañado de muchos colegas. liquidando el problema. los historiadores judíos se refieren a ella considerándola un debate porque éste era. Felipe IV algunos años antes de que decretara la expulsión. a l o largo del siglo x i i i .LA SENTENCIA CONTRA EL TALMUD Y SUS CONSECUENCIAS 347 parcial. tuvo que hacer fuertes reconvenciones distribuyendo ejemplares de la bula Turbato corde de Gregorio X en que se advertía muy seriamente a los inquisidores que carecían de potestad sobre los judíos. a que se hiciesen cristianos: quemando libros. siempre. en el siglo xi v. La catequesis se había in iciado antes de las sentencias de 1240. elaboraron un programa muy completo consistente en inducir a los judíos. en nuevos asaltos a las juderías. dispuesto por Luis X.

las ciudades trataban de reducir el espacio de habitación de que disponían los judíos. Por experiencia larga. tenían dos vertientes. no puede evitar los gestos de temor. La primera leyenda tendía a rodear al judí o de signos tenebrosos . ha perdurado a través de muchos modelos literarios. inclinado a la hechicería. Los cristianos.348 LOS JUDÍOS 5. que vive ba jo una techumbre om inosa . se vinculaba necesariamente al vigor fís ico y a las costumbres violentas. Las letras que forman el alefato eran consideradas por los qab balistas —un movimi ento que se desarrolla precisamente en España durante este tiempo— com o portadores de dos mensajes. Con el tiempo. privados del uso de las armas y alejados del ofi ci o militar. Algunas veces sa ltan a primer plano relaciones que podemos ca lificar de a fectuosas com o las de Alfonso X con algunos de sus co labo radores o de su nieto don Juan Manuel con el médi co i bn Wakar. De este m odo se f ormó el otro estereotipo. Una barrera de temor ante supuestos pactos con las fuerzas ocultas fue naciendo entonces en España. Motejaba a los judíos. intensificando su aislamiento : el gusto por las especias fuertes significaba olores en el ambiente que fueron interpretados com o suciedad. uno literal y el otro místico. Una sociedad que rendía cul to a la espada y daba nombre prop io a ésta y al caballo. com o se comprobó durante la Peste Negra. verdaderos «estereotipos pará el od io». que conocían algo de esto. el judí o sabía muy bi en que era la suya la parte más débi l y que toda su seguridad dependía de que fuera capaz de rehuir el peligro en lugar de enfrentarse con él: cualquier grupo social minoritario y amenazado . religiosa y social. pero en la vida ordinaria se servían de las lenguas roman ces peninsulares. de cobardes. sucio y torcido . La realidad era bien distinta pues la higiene en las comunidades judías. También en España las relaciones entre las dos comuni dades se h ic ieron más ásperas en el correr del tiempo. tem iendo a cada instante que pueda desplomarse sobre él. tan grato a los propagadores del antijudaísmo: asustadi- . superaba a l a de las comunidades cristianas. Todo esto bastaba para crear la imagen del jud ío errante. Los judí os usaban la lengua hebrea en l a sinagoga. pero pueden considerarse com o excepc iones a una regla general inexorable . Las calumnias. Antes de que concluyera e l siglo x i i i detectamos e l in ic io de una trayectoria que iba a conduc ir a los europeos del antijudaísmo al antisemitismo. las pusieron en relación con la brujería y nigromancia: trazar «signos cabalísticos» es tanto com o decir conjuros.

La adhesión a los bienes de mucho valor y p oco peso —com o l as piedras preciosas o los me tales finos— l es era atribuida a avaricia. el famoso personaje de Shakes : sucio. Nuestra literatura está llena de modelos semejantes. Nada tan fácil com o generalizar: en España donde sól o una minoría de j udíos se dedicaba a operaciones de crédito. En España había una mayor amplitud que entre los askenazim : en 1492 — con d ición generosa que no se había dado en las expulsiones anteriores— se l es permitió vender los inmuebles y convertir todo en l etras í os se perdieron en l a operación. «ir al j udí o». Ha llegado hasta el siglo xx la expresión corriente. prefiriendo la muerte a la apostasia. Por esta vía llegamos a Shyl ok.LA SENTENCIA CONTRA EL TALMUD Y SUS CONSECUENCIAS 349 l valor que zo y débil. ésta tenía que ser protegida de los préstamos usurarios que . vinculándolos a la ti erra. la práctica de la usura fue atribuida a todos . cuando l a servidumbre resultaba recurso para asegurar la pervivencia de los campesinos pobres. muchos bienes j ud experiencia. Los rasgos esenciales del boceto se trazaron en la Edad Media y los esfuerzos realizados por las últimas generaciones no han conseguido disiparlos por completo . No se tuvo en cuenta e muchos j udí os desplegaron en ti empo de persecuciones. Los judíos. Era preciso aguzar el ingenio buscando subterfugios que l es permitieran sal varl os en el momento de l a fuga o destierro. Se sumaban a estas denuncias otros dos vicios: avaricia y apego al dinero. Fueron. cobarde . les enseñaba que sólo aquello que habían podido ll evar consigo. dada la escasez del dinero. cuidadosamente ocul to o empleando los medios bancarios indirectos. com o equi val ente de recurrir a las casas de empeños. si tuada por encima del 33%. La de cambio. desde el siglo xi. devengaban intereses muy altos. La usura. astuto . se convirtió en uno de los pecados más aborrecibles. Resultaba muy difícil distinguir entre créditos legítimos y préstamos usurarios. Y tenían que ocultarlos cuidadosamente pues se les hacía frecuente obj eto de confiscaciones. únicos sobre los que podían ejercer la nuda propiedad. . En los siglos duros de l a Edad Media. buscaba sólo el daño de los cristianos a quienes odiaba. sin embargo. huye y se esconde. se acostumbraron a pensar que el modo fiable de riqueza estaba constituido por los bienes muebles. serví a después de plataforma para re construir su existencia en ese nuevo exili o. las acusaciones relacionadas con su com portamiento religioso las que desencadenaron las más graves consecuencias. avaricioso peare en El mercader de Venecia y usurero. rodeados en Europa de tantas restricciones económicas .

rememorando el pro fundo sentido bíblico de esta palabra. Se llegó tan lejos que en algunas comarcas se les autorizaba únicamente a diagnosticar la enfermedad recetando los remedios oportunos. Durante siglo y medio cinco generacionés sucesivas de sabios y pensadores . bañándose en los ríos comarcanos. El término averroísmo para definir l as corrientes próximas al materialismo. Conviene advertir que Averroes estaba siendo mal interpretado: j amás había defendido el materialismo. Conocer.350 LOS JUDÍOS Partiendo del odi o de los judíos al «nombre cristiano» se desencadenaron mentiras y calumnias de muy diverso tipo. So lomon ibn Adret . precioso regalo de Dios y fuente de saber que supera la verdad pero no la destruye. Para las autoridades judías. ahondaron en ese valor fundamental del judaismo que consiste en el amor a la Torah. Por ejemplo se decía que los médicos trataban de envenenar a sus pacientes . En este sentido Abraham conoci ó a Sara y ambos engendraron a Isaac. el principal protagonismo corresponde a la voluntad. se llegó a prohibir la lectura de Maimónides. Tras la muerte de Abraham ibn Daud se fue imponiendo en las escuel as rabínicas la tendencia a rechazar las tentaciones del racionalismo: en muchas de ellas. como si D ios quedase reducido a ser el Activo Intelecto de Averroes. La comunidad sefardí fue creciendo en medio de un pasillo de odios: por eso se mostró en e lla una tendencia al c ierre de pos ic io nes. com o para las cristianas. venido de A leman ia Isaac ibn Sheshet y Hasda i Crescas. tan relacionado con el matrimonio. Sólo se conoce verdaderamente aquello que se ama. Insistamos en un aspecto vital: los calumniadores cuentan con la ventaja de ser siempre creídos. pero sólo los boticarios cristianos podían preparar las medicinas. no consiste únicamente en ejercer las potencias racionales. dijeron. Asher ben Yeh ie l. podían extender su terr ib le enfermedad a la poblac ión cristiana . En 1321 circuló por Castilla la noticia de que los judíos se habían puesto de acuerdo con el rey de Granada para que éste les proporcionase leprosos que. en esos años de tránsito de los siglos x i i a l x i i i se presen- . Ahí tenemos la curiosa leyenda de Santo Dominguito del Val. no necesitan lógica en sus leyendas. fue tomado por los cristianos de los judíos . com o hemos anotado. cuyos restos habían venido misteriosamente de Inglaterra. Naturalmente también llegó a España la doble calumnia del «crimen de sangre» y la «desecración de la Forma». había que afi rmar a toda costa las esencias del judaismo. Nahmán ides . Su famoso pensamiento acerca de que la Ley reveada descubre e l orden ex i stente en a l l Natura eza l fue considerado pe ligroso . el averro ísmo .

pero reclamando una respuesta li bre. Así se l hicieron acreedores al destierro y desarraigo. no puede aspirar a otra cosa que a la simple tolerancia en tanto en cuanto no haya po derosas razones que reclamen su supresión. com o Ca ín . Bastaba un razonamiento simple. 6. Sufriendo en él los j udí os tenían l a muestra del amor de Dios que trata de reparar el desorden causado por la culpa. Los ataques a f ondo por parte de los dominicos> que presentaban al judaismo com o una amenaza para la fe cristiana. al que j udí os y cristianos dieron respuestas muy divergentes: l ga l ut es un proce — Nahmánides explicaría a Jai me I cóm o e l Pue so de pur ificac ión enderezado a limpiar los pecados de blo. entendido desde el punto de vi sta religioso de los cristianos.LA SENTENCIA CONTRA EL TALMUD Y SUS CONSECUENCIAS 351 taba com o un desorden socia l porque rechazaba la relación perso na l entre el hombre y Dios. la con ciencia jud ía se es forzó en def ender l a prof unda doctrina de que Yahvé había escog ido a su Pueblo. en cumplimiento de l a Promesa. se despertaba la conciencia de que una «so lución final» podía venir de una intensificación en as a expulsión de qu i enes se l predicaciones y posteriormente de l resistiesen a la catequesis. debe considerarse com o un mal. dando un giro de 180 grados a l a política proteccionista de Federico II y su hij o Manfredo. Las fuertes campañas de fray Bartolomeo d'Aquila resultaron decisivas para la liquidación de una de l as comunidades más fuertes. encaminaban a las comunidades establecidas en Occidente a una completa destrucción . ellos e habían rechazado reclamando incluso su muerte . en Apulia. Frente a él. haciendo de él un vaso de el ección . su Creador . Si el judaismo. Y éstas comenza ban a presentarse con la sentencia contra el Talmud y la alarma que en sociedad despertaba la práctica de la usura. pues habiéndole enviado a su Hijo. — A esto oponían los exegetas cristianos que Dios castiga la «perfidia» — resistencia a la fe de los j udí os—. que i nauguraba el gobierno de esta dinastía en Nápoles. desde finales de l siglo xm. errando. ordenó retirar los Talmudes y aquellos otros libros que los predicadores juz- . En 1270 Carlos de Anjou. Esta doctrina hacía surgir un interrogante. por los caminos del mundo. sometiendo a l primero al orden necesario que impera en la Naturaleza . De este modo . condenados a vivir sin ti erra propia.

a Carlos II un mayor rigor en las presiones. Tenemos noticias de que en 1294 un total de 1. Los inquisidores lograron en 1288 que Car los II decretara la expulsión de los jud íos de los señoríos de su l l plantearon com o un inaje en Francia . enemistado con la Sede Romana. Pero fray Barto lomeo no estaba contento: acusó a los judíos de Apulia de haber comet ido dos delitos. Muchos años más tarde So lomon ibn Verga. Exigió. 7. que en la última década del siglo se llevó a cabo una tarea muy f ructífera. Física y Teología. ingresó en la Orden de los predicadores en 1280. pudo transformar su sinagoga en iglesia cristiana porque había dejado de prestar servicio. recoge una tradición judía según la cual en Nápoles y en Tran i se había col ocado a l os j udíos en la al ternati va de elegir entre el bautismo y l a muerte. pudi eron ser considerados por los judíos com o un suceso favorable pues Pedro III. Llegó a ser. reci biendo una profunda f ormación en Lógica. 300 familias de conversos se hallaban exentas de impuestos. les otorgó su protecc ión en línea con la conducta de los Staufen . No conocemos con exactitud los procedim ientos empleados por los predicadores aunque estamos convenc idos de que entre ellos estaban tanto las presiones morales com o las ventajas económicas. Anjou y Ma i ne .352 lo s ju d í o s garan peligrosos para la fe cristiana. autor del conoci do libro La vara de Judá. practicar la circuncisión en un descendiente de conversos y proceder a la supresión de los efectos del bautismo en un joven que recibiera el sacramento. y e serio problema la densidad de pobl ac ión jud ía en el reino de Nápoes os de Apulia no l : demasiado numerosos e importantes . Es indudable que hubo conversiones mas ivas: por ejemplo una comun idad napolitana ya convertida. pues. uno de . Pareja importancia a l a de fray Barto l omeo tiene fray Bernardo Gu i. Nacido en Rogére en 1261 o 1262. en consecuencia. Parece. los jud í pod ían ser expulsados. porque ésta era la cond ic ión que se les había otorgado a camb io de l bautismo. La tradición judía guar da e l recuerdo de que muchos huyeron a fin de conservar su fe. Las juderías prácticamente desaparecieron: en 1302 el cementerio judí o fue suprimido porque ya no había familias que lo utilizasen para sus deudos. De esta compulsión se hace responsable al rey Carlos II que estaba convencido de que estaba cumpliendo con ello sus deberes de cristiano. Las Vísperas y el establecimiento de la Casa de Aragón en Sicilia. en consecuencia se decidió aplicar l a otra alternat iva de intensidad en la catequesis. en consecuencia . No es tamos en cond ic iones de decir si este número relativamente elevado abarcaba a toda la antigua comunidad . esto es .

Este es el delito que se llama juda izar. Fue en tonces cuando suscitó. Puede ayudarnos a comprender el esquema saber que se sentenciaba a una multa de cien libras turonenses a aquellos jud íos que inducían a un converso a volver a su antigua religión. Pasó sus últimos años en Lodéve. Incorporó a su libro seis cartas que redactara en 1310 en l as cuales trataba de definir y denunciar l a existencia de una literatura judía que era perversa para los cristianos. investidos ya con el ofi ci o de la inquisición. nos ilustra profusamente acerca de este delito concreto de conservación del judaismo por parte de los ya bautizados. además tendrían que jurar sobre la Torah y por la l ey de Moisés que denunciarían ante la Inquisición a todos los judaizantes. El proyecto era: puesto que se había demostrado que los judíos eran capaces de redactar y conservar libros que eran blasfemos y sumamente peligrosos para la fe cristiana. una f unción de vigilancia acerca de las doctrinas que eran enseñadas a los j udí- . donde murió en 1331. Autor muy prolífico . etc. Afirmaba. en deni t va mud contenía serio peligro para l a f e . it ati s que es una esUna de ellas. penas que deben imponerse. Bernardo Gui sostenía l a tesi s de que siendo los jueces inquisidores los encargados de todos los delitos de herética pravedad no debía hacerse salvedad de personas otorgándoseles juri sdi cci ón sobre los judíos cuando de dichos delitos se trataba. el que planteaban los conversos que retomaban al judaismo o trataban de continuar con sus antiguas costumbres. que e l Ta l que. Practica inquisitionis heretice prav pecie de manual que complementa l as famosas Instrucciones redactadas por San Raimundo de Penyafort. Profesor entre 1290 y 1294 pasó a ejercer funciones de juez inquisidor en Toulouse entre 1307 y 1320 . com o un problema muy grave. en su calidad de juez inquisidor ordenó al superintendente de los judí os de Toulouse y a l senesca l de Agen que procediesen a confiscar todos los libros que se hallaban en poder de los judíos a fin de proceder a un examen y expurgo de los mismos.LA SENTENCIA CONTRA EL TALMUD Y SUS CONSECUENCIAS 353 los más brillantes maestros dominicos en un momento en que éstos contaban con las figuras más sobresa lientes de la intelec tualidad católica. Sabemos fi i . Desciende a menudos detalles com o la detención e interrogatorio de herejes. debía otorgarse a los dominicos. se conservan de él tre inta y cuatro obras. modo de pronunciar sentencias. Y siguiendo l a línea de Nicolás Donin propuso que se exigiese de todos los judíos un juramento de no blasfemar el nombre de Jesús o de Marí a o de la fe cristiana. que se inscribe en la herética pravedad.

Consiste en el corte de las uñas y del pel o —norma que se sigue ap licando— antes de proceder a tres inmersiones en agua corriente mientras el interesado recita en voz alta la prof esión de fe judía. Para é l la peor de las blasfemias era aquella que circulaba en algunos escritos panfletarios que no se con forma ban con negar la divinidad de Jesucristo sino que convertía a l fun dador de l Cristianismo en hi jo de una prostituta . Es muy pro bable que en 1319 procediera a una quema de libros en Toulouse. y fray Bernardo dio una gran difusión a esta sentencia . sometiéndose a las dos ceremonias que les devolvían al seno de Israe l: circuncisión y tymla . Sin embargo se aprecia una diferencia entre él y Nicolás Donin. Tymla es la ceremoni a que borra los efectos del bautismo. contra las doctrinas que los judaizantes po dían seguir difundiendo. protagonista esencial en l a batalla contra el nominalismo de Ockham. Tres cuartos de siglo después. Kimhi y Maimónides. Ahora la preocupación se tornaba contra los conversos y se trataba de prevenir seriamente. La descr ipc ión que de e lla hace el dom in ico es probablemente correcta. una herejía contra e l Antiguo Testamento y. no se pod ía decir de los jud íos que incitaban con tra los cristianos porque desde 1306 estaban expulsados de Francia. que reprochaban a sus proge nitores que les impidiesen seguir siendo judíos . en s í mismo. en los escritos de Gui ninguna acusación nueva: se estaban repitiendo las acusaciones que se manejaran en el proceso de los maestros parisinos.354 LOS JUDÍOS os. En 1242 (bula Ad exttrpandos) y en 1245 (Concilio de Lyon). renovó las sentencias contra el Talmud. Bernard Gui insistía: el judaismo talmúdico era. retomaban a su an tigua fe . De hecho las no ticias que recogía . No hay. Rashi. un peligro muy grave contra la Cristiandad. Naturalmente estos detaes eran nterpretados desde a ll i l fe cristiana com o un pecado ho rrendo. . cuando los ecos de los movimientos disidentes se estaban apagan do . Señalaba com o principales responsables de este peligro a los tres grandes maestros . señalaban uno de los e fec tos contradictorios de las presiones de muy diverso tipo que empújaban a los judí os a un bautismo no deseado: algunos de lós conversos o descendientes de éstos . Luego se pronuncia sobre él la bendición. en consecuencia . El Papa Juan XXII. s in duda fidedignas . e l Papa Inocenci o IV había mostrado su decisión de ll evar a cabo la extirpación de toda clase de herejías .

i ncorporarse a la sociedad cristiana. Recordemos algo que con anterioridad se ha explicado. de otorgar una protección porque a los monarcas interesaba su presencia. contando con muchos elementos necesarios para su conservación y mejora en las condiciones. No se trataba de reconocer un derecho sino. ya que eran muy pocos los que la abandonaban para. El retorno de judí os a España desde finales del si gl o X I X se produciría dentro de los esquemas jurídicos de l a libertad religiosa .C a pítul o XVIII AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA (1215 -1391) 1. simplemente. ambos acontecimientos no pueden comprenderse s i no se po nen en relación con la conducta que estaban siguiendo todas las naciones de Europa. mediante el bautismo. escenario hasta fi nales del siglo x i i i de una importante interacción cultural. en España. a los judíos que sufrí- . aun a costa de ser reiterativos. cristiana y judía. que se produjo en dos tiempos: el de la destrucción y violencia (1391) y el de la suspensión del permiso de residencia (1492) que pondría definitivamente término al régimen de tolerancia. estaba protegida por ciertas disposiciones jurídicas. Separados exactamente por un s ig lo . Dicha comunidad. Menos aun si se pretende enmarcarlos en una supuesta lucha de clases com o se ha pretendido en nuestros días. En estas condiciones la sociedad judía había madurado. Los j u díos constituían en España una fuerte comun idad religiosa ajena a cualquier forma de proselitismo. Hay una larga trayectoria que es necesario recorrer con detenimiento. pero que crecía. comenzaron a ahon darse con la acci ón de los domi ni cos hasta desembocar en una ruptura sin atenuantes. Todaví a en el siglo x i i i parecía . Las divergencias que se produjeron entre l as dos sociedades. por concesi ón regia.

eran absolutamente desconocidas. su intensa vida de piedad o la solidaridad interna con que se sostenían rabinos. un buen lugar de refugio. com o los municipios cristianos. En el siglo xm esto significaba que las virtudes de los judíos. La sentencia de París se hi zo extensiva a toda la Cri sti andad aunque no fuese ejecutada con el criterio riguroso de 1248. com o sucedía en los municipios cristianos. vestían y vivían com o los nobles cristianos. La célula fundamental era la aljama que estaba regida . los que llamaron la atención acerca de l as i nj uri as que el Talmud contenía contra el cristianismo. li La existencia de dichas oligarquías era considerada ventajosa para la comuni dad/pues sus miembros. por un consejo (en hebreo kahal) que. las convulsiones internas que provocó el estudio de Maimónides y las influencias de una corriente racionalizadora. De este modo los nee manim podían socialmente parangonarse con los regidores castellanos. estaba regido por una oligarquía. entre los que figuraba Nicolás Donin. también ellos pertenecían a unos cuantos linajes sobresaentes . disponían de influencia y poder suficientes para revertir sobre sus comunidades bene ficios obtenidos de la autoridad cristiana. los monarcas peninsulares que no querían ser privados de «sus» judíos. Es un hecho frecuente: la op in ión simplificadora atribuye a una comun idad los defectos de unos pocos de sus miembros. estudiantes. extendían sus defectos y afán de riquezas a todos los judíos. lectores. . En España el efecto principal fue éste: todo cristiano debía conocer con seguridad que el judaismo había llegado a convertirse en una «perversión» de la doctrina del Antiguo Testamento. viudas. En cambio. Algunos de los expulsados de las sinagogas buscaron refugio en la sociedad cristiana creyendo encontrar en ella mayores facilidades para su conducta. Si n embargo. Eran precisamente los ejemplos que los cristianos tenían ante sus o jos y. generalizando. com o hemos vi sto.356 LOS JUDÍOS an persecuciones. Ahora bien. Fueron estos conversos de primera hora. f tendían a abandonar sus barrios. pobres y huérfanos. Lujó y riqueza les dominaban. y a esta epiqueya se agarraron. esta situación generaba algunos muy serios deectos pues l os jud í os conectados con los resortes de poder . en relación con l a Corte de los reyes. si llegaron a conoci mi ento de los maestros cristianos envolviéndolas en ese calificativo de «averroísmo» que parecía indicar una peligrosa inclinación al materialismo. seguros o consecuentes con su fe. ricos. un mal puede ser tolerado especialmente si se teme que su brusco desarraigo puede provocar perjuicios. com o a un clavo ardiendo. copiaban sus vicios y frecuentemente se mostraban p o c o .

Regresó a Barcelona e i ngresó en l a Orden de . En consecuencia era imprescindible que algunos domi ni cos aprendieran hebreo y árabe para dotarse de los instrumentos necesarios. En las obras posteriores que con formaron la mentalidad antijudía en España . l Penedés entre 1175 y 1180 . obteniendo l a licencia pasó a estudiar a Bol oni a durante sei s años en ambos Derechos. Conseguiría convencer a Jai me I de l a necesidad de introducir en sus reinos el procedimiento inquisitorial para combatir la herejía que había alcanzado cierta extensión en Catal uña. En esta tarea es importante tener en cuenta la influencia de San Raimundo de Penyafort que fue precisamente. Confesor de l Papa Gregorio IX . Pero desde 1240 hasta su muerte en 1275 — estaba a . Esto conducía a suscitar también aquí l a cuestión judía. Parece que en su tiempo hubo algunos frailes que. exclusivamente. quel e da los Predi cadores en 1222 i os decretos acerca del a In ría el encargo de completar sus prop t al es . de l as Escr mismo pod í a intentarse con los musulmanes. Se había dado el gran paso de declarar al talmudismo herejía contra la religión mosaica . Reformó l as punto de cumplir ci en años— residió en Barcelona Constituciones de su Orden y fue una gran figura dentro de la Iglesia de su tiempo. Lo argumentos que vinieran. especialmente el Pugio fidei de Ramón Martínez y el Fortalitium fidei de fray Alon so de Espina . que no era exclusivamente suya. encontramos los argumentos de Donin . consistente en afirmar que l a sol uci ón del problema j udí o sólo podía veí a lograrse utilizando nir a través de l a conversión. aprovechando las buenas relacio- . pero que' es antecedente claro de la de Ramón Ll ull. el autor de l as primeras Instrucciones para el ejercicio de la f unci ón inquisitorial.AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 -1 3 9 1 ) 357 durante un siglo todavía ni siquiera se exigieron l as condici ones de habitación y vestido impuestas por el Concilio de Letrán. Se han escrito atribuciones y noticias que son absolutamente incorrectas. Es seguro que protegió tanto a Pablo Christiani com o a Raimundo Martínez pero esto no indica sino un deseo de evitar recelos o prevenciones contra los conversos. en que tudiado y enseñado en l a catedral de Barcelona hasta 1210 . fue general de su Or quis ición y también de revisar sus Decre den en 1238. desde su cond ición de domi ni co y gran jurista. San Rai mundo partía de una idea. Se desató e l celo de los mendicantes para conseguir de los reyes que adop tasen la postura que en Francia o Nápoles se estaba asumiendo. 2. había es Nacido en Vil lafranca de . y ésta sólo pod i turas.

Casi inmediatamente añadió que no estaba seguro de que no incurriese en gran pecado cualquier judío que dejara de desear vivir en Jerusalem. tormento y sujeción. y preparó un debate en Barcelona. procedente de Montpellier. de quien era médico. en Barcelona hasta el 4 de agosto en que regresó a Gerona y durante estos días argüyó nuevamente contra Pablo Christiani que había acudido a la sinagoga para predi car la conversión. Todo el epi sodi o transcurrió si n traumas. En f echa anterior a 1263 había mantenido una disputa con Rabi Meir Simeón de Narbona y estaba muy seguro de sus argumentos. La disputa de Barcelona tuvo lugar entre los días viernes 20 y 27 de julio del menci onado año. expuesto constantemente al desprecio universal. Christiani era un antiguo jud ío de Narbona llamado Saul. que había sido di scí pul o de dos eminentes rabinos. merezco gran recompensa». Valencia y Barcelona. El gran maestro jud ío sostenía que el Galut era purificac i ón de los pecados de Israel en e l tiempo pasado y preparac i ón en conse cuenc ia para el cumpli mi ento de l as promesas hechas por Dios a su pueb lo y de l as cuales l a del advenimiento del Mesías no era s in duda la más importante . Nahmánides permaneció. En 1263 Jaime I tomó dos decisiones: ordenó a los j udí os que entregasen una obra titulada Soffrim —se trata sin duda de aquella parte de la Mishnah Torah de Maimónides que se titula Shoftin— porque en ell a se negaba l a divinidad de Jesús. Él mismo acabaría dejándose ganar por l a nostalgia de la ciudad dorada. no era necesario entonces salir de España para aprender esta lengua. a fin de llevar a l a práctica el plan de San Raimundo: demostrar los errores del Talmud desde l a Sagrada Escritura. Pero las primeras escuelas de árabe se detectan en Murcia. y proximidad al rey. entre un reputado maestro cristiano y otro judí o. Fueron escog idos para esto el domi ni co Pablo Christiani y el rabino de Gerona Mose ben Nahman (Nahmánides). La Orden de los domi ni cos le había acogido . Játiva. . sin embargo. Nahmánides reunía dos cond iciones positivas: sabiduría muy profunda.358 LOS JUDÍOS nés entre los reyes aragoneses y Túnez. El hebreo tendría que permitir a los catequistas presentar textos de cuya correcci ón no pudiesen dudar los judíos . Se había convertido en 1229 no por miedo o amenazas sino a través de su propio convenci mi ento. pudieron viajar a este país. Eliézer ben Immanuel de Tarascón y Jacob ben Elijah Lattes de Venecia. «Cuando sirvo a mi Creador baj o poder —d ijo a Jaime I— en destierro. reconoci da por toda la comuni dad judía.

com o ya anunciaran los Profetas de Israel. tendrían que presentar a examen sus libros a fin de que fueran depurados de aquellos pasajes que los cristianos consideraban blasfemos. a su juicio no suficientemente dura. Cri stianos y judí os se confirmarían en las posiciones entonces adoptadas. había venido ya. La primera que e l Mesías. Mill ás Vallicrosa. En toda su argumentación puso buen cuidado de no aduci r otros textos que l os que proce- . Se daba as í una versión sesgada de lo que fuera el debate favoreciendo el punto de vista cristiano. Disponemos. Ello no obstante es difícil establecer sus resultados pues cada una de las partes se atribuyó a sí misma l a victoria. aunque no se refieran a la totalidad del debate. estaba en cond ic iones de probar cuatro propos ic iones . valiéndose de textos judí os. en consecuencia. Pablo Christiani afirmó que. en consecuenc ia . el Tal mud no fue sometido al fuego. se creaba una com is ión de especialistas encargados de la revisión de tales libros. y. Y. para el conoci mi ento de l a famosa disputa. Que este Mesías. por último. Robert Chazan y. Los dominicos . se enco mendaba a Pablo Christiani una amplia misión catequética. Nahmánides decidió entonces escribir su propia experiencia sobre l a di sputa. 3. cristiana y judía. en un sentido muy diferente y desde luego pro-judía. A diferencia de lo ocurrido en Francia. En tercer lugar que había su frido y muerto por la salvación de los hombres. humana y divina. que por haberse produc ido este hecho las normas y preceptos del Antiguo Testamento carec ían de vigor. En 1266 el Vicario de Cristo reprendió al rey por su benevolencia hacia los judíos. recientemente. por Alfonso Tostado. el gran maestro fue desterrado por dos años disponiéndose la destrucción en el fuego de su manuscrito. Considerando que se trataba de una f al sedad. denunciaron ante el Papa C lemente VI la actitud de Jaime I. Hay puntos de coincidencia y otros de oposi ci ón entre as dos versiones.AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 -1 3 9 1 ) 359 Entre los días 26 y 29 de agosto de 1263 se publicaron cuatro decretos rea les : los jud íos estaban obligados a asistir a los sermo nes de los predicadores. los primeros son los que nos permite ll l egar a conclusiones indudables. se hallaba dotado de dob le na turaleza. que apoyaban decididamente a Pablo Christiani. que ha sido estudiada por Hermine Grossinger. de versiones suficientes de ambas partes. Nahmánides puso fin al confl icto alejándose de España para cumplir así uno de los deberes que asignaba a los suyos: vivir y mori r en Jerusalem. Cristo.

aquellos mi smos que él empleara para fundamentar sus enseñanzas. Se esperaba que el maestro se viese obli gado a negar lo que decían los textos talmúdicos y rab ín icos que se l e pre sentaban. Porque s i los con firmaba . S i admitía su veracidad. que afirmar que los textos que Christiani presentaba habían sido tergiversados y que . también. en . tuvieron l ugar tado muy ampliamente el tema que hubiera debi do ser clave de toda la disputa: la obsol escencia de la ley mosai ca que sostenían los maestros cristianos. pues tratándose de una verdad absolutamente cierta debía calificarse de indiscutible. De este m odo e l sabio j ud ío no tuvo más remedio. pues todos los autores de éste habían vivido después de la destrucc ión del Templo y no podí an referirse a tiempos pasados cuando hablaban del Mesías. tratando de rebatir a su adversario.360 LOS JUDÍOS dían de los libros hebreos o se hallaban contendi dos en l as enseñanzas rabínicas. tales autores habrían incurr ido en contrad icc ión . No parece que se hubiera tra debate que. sería acusado de concul car sus propias enseñanzas. Nahmánides se refiere a l as cuatro sesiones del . Aquí estaba la clave de toda la cuestión. Si los rechazaba. a firmó que éste incurría en contradi cci ón al argumentar con textos tomados de l Talmud. si hubieran sabido que el Mesías había venido ya. En su relación. tergiversando y alterando los textos a fin de induci r a las nuevas generaciones a in currir en el error. Nahmánides. sería tanto com o admitir que el Mesías había venido ya. en un esquema que impedía cualquier disidencia. para defender su coherencia. Naturalmente Pablo Christiani había escogi do con mucha habilidad los textos a fin de que dijeran precisamente lo que quer ía . se trataba de establecer —y esto no podía lograrse más que recurriendo a textos hebreos— que Nahmánides había quebrantado la fe de sus mayores. manejando su f racaso com o argumento en favor de l a con j versión. Por otra parte. sin duda. lo que no era prop io en m odo alguno de aquellos maestros. El converso sabía muy bien que Nahmánides era la figura más respetada del judai smo español y que si se quebrantaba su prestigio intelectual se debilitaría la fe que en él habían depos itado los ud íos . que el Mesías pertenecía a un tiempo pasado. Nahmánides se verí a obligado a adm it ir . La razón de esta especie de contrasentido debe buscarse precisamente en el acuerdo que Pab lo Christiani había establecido con el rey y los frailes dom inicos y franci scanos que iban a intervenir en l a disputa: no se consentiría al adversario que presentase l a fe en la divinidad de Jesucristo com o algo dudoso. En otras palabras.la forma en que se estaban manejando.

El rabino hubo de contraatacar diciendo que Pablo Chri sti ani y no los maestros judí os era quien falsificaba la doctrina. muriera a manos de sus enemigos y finalmente resucitara. educado en Montpellier. . En consecuencia el debate de Barcelona. Los f ra iles le replicaron que la divinidad de Cr isto no era ob jeto de disl problema de si el Mesías ha venido ya o debe especusi ón sino e rarse su llegada para un tiempo futuro. precisamente. aunque Jaime I hubiera decidido proceder con moderación. viviera en el vientre de una muj er. En dos ocasiones. Pero esto permitió a Christiani decir que el maestro ni siquiera creía en sus propias escrituras. y de ello se aprovecharon. Pudo ser acusado de haber quebrantado uno de los presupuestos esenciales establecidos para aquel debate . Pudieron en consecuencia acusarle de estar falseando los mismos textos que l e serv í an en sus enseñanzas . Dirigiéndose a Ja ime I dijo algo terrible: no era la fe en el Mesías lo que separaba a jud íos de cristianos.AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 -1 3 9 1 ) 361 decían. que había obligado a Nahmánides a contradecirse. tras la visita de Jai me I y de los dominicos a l a sinagoga. el Talmud se refería a él com o perteneciente a un tiempo pasado. valiente y firme en su fe. no más poderoso de lo que era su interlocutor en aquel mo mento para sus prop ios súbditos Pero lo que en modo alguno estaba dispuesto a admitir era que Dios se convirtiera en un feto .volviéndose con ataques personales con i tra su interlocutor. Este último se vio obligado a dar explicaciones a la propia comunidad. que le alejaba un tanto de l a racionalidad de Maimónides. fuera niño y luego hombre. Puede llegarse a l a concl usi ón de que Nahmánides. lo contrario de lo que el converso pretendía. tuvo consecuencias muy negativas para los judíos. tras el debate. Lo consideraba com o contrario a la razón humana. en e l curso de ese debate . fracasó en su intento de ll evar el debate al punto que a él convenía. tenía suficiente formaci ón judía. Los maestros dominicos conocí an muy bien las enseñanzas de Nahmánides y su tendencia al misticismo. La nt ang i b ili dad de l a Torah . No era muy difícil para sus adversarios descubrir en los escritos del propi o Nahmánides f rases en que se defendía que las aggadah tienen que ser aceptadas porque f orman parte de la misma verdad. redactó y pronunci ó una homilía. Christiani. A fin de cuentas el Mesías era simplemente un rey . Puede decirse. y agregaron que mi entras Nahmánides decía que no. sino la afirmación de la divinidad de Jesucristo. Nahmánides tuvo que dec l arar : l «yo no creo en esa aggadah» manifestando de este modo que os comentarios y explicaciones de los maestros no son obligatorios.

enderezada a destruir el juda ismo . reconoci endo en Christiani uno de sus más eficaces agentes. permaneciendo en el error. en su bula Dampnabiii perfidia iudaeorum. San Raimundo de Penyaf ort estuvo presente e incluso se desplazó luego a la sinagoga de Barcelona para predicar allí e l sábado sigu iente. 4. vino a con firmar la necesi dad de esta tarea. no puede ser puesta en duda. Desde entonces se había e fectuado un trabajo de fa ls ificac ión de a l Escritura. el criterio firme de que quienes. en la conc ienc ia de Anás y los maestros contemporáneos de Jesús. San Ra imundo y Santo Tomás de Aquino . Rab i Jacob ben Elijah de Venecia escr ib ió una carta a Pablo Christiani en la que le acusaba de buscar la desapar ic ión del Talmud. a fin de destruir as l pruebas evidentes que en aquella se contenían . debían ser empujados a una rectificación por todos los medios pues sería falta muy grave a . La importancia y eficacia de l a obra emprendida por Pablo Ch ristiani. empeñado en demostrar que su decisión de abandonar el judaismo era l correcta . en esto no se equivocaba . La obra de Pablo Christiani. lógicamente. Compartía . Se hallaba respaldada por la doctrina que sostenían los grandes maestros de su Orden. fue sumamente eficaz . Los dom i n icos sosten ían que mientras los j ud íos per maneciesen ba jo la i nf luencia de tan perni ci osa enseñanza no sería pos ib le alcanzar su conversión. com o el los. aunque optaron por re chazar lo a fin de no alterar las estructuras de su propi o poder. Aunque puede haber en esta queja cierta exageración parece seguro que se cruzaron insultos personales. con Nicolás Donin y otros conversos. Los dominicos se mostraban ya com o principales protagonistas. de modo que quienes no l es imitasen. para quienes resultaba indudable que.362 LOS JUDÍOS Lo sucedido en la Corte de Jai me I no puede considerarse únicamente com o resu ltado de la acción personal de un converso. era evidente que se trataba de l Mesías. Nahmánides . pidió al rey permiso para ret irarse porque estaba siendo amenazado por los frailes. En los maestros cristianos se iba dibujando una nueva convicción: si llegaban a dominar el hebreo descubrirían con facilidad las tergiversaciones que introducían los rabinos a fin de evi tar que sus fíeles se diesen cuenta de que el Mesías había venido ya. el converso p id ió a Clemente IV que proced iera a una nueva y más eficiente condena del Talmud y éste. En 1267. forma parte de un estado de opinión que los mendicana tes elaboraron . aceptaban e l bautismo estaban penetrando en el ámbito de la verdad. en la sesión cuarta. cuyo resultado era e l Talmud.

aparte de la de Barcelona. po niendo remedio a un mal que seriamente les afectaba. aplicasen con más rigor las disposiciones adoptadas en el IV Concilio de Letrán de 1215. que permitirían separar a los rabinos de sus fieles mostrando a éstos com o eran engañados. Ante los reyes cristianos se planteaba una muy seria cuestión pues la tolerancia que practicaban les hacía cómplices de ese mismo mal. cualquier desviación del mismo significaba para éste un peligro. En último término se debía acudir a los reyes para que. seguían conservando las def iniciones contenidas en la Constitutio de 1199 que prohibía el uso de l a violencia para conseguir el bautismo. Situado el Antiguo Testamento en la base del cristianismo. desde mediados del siglo xm. A pesar de todo.AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 -1 3 9 1 ) 363 la caridad consentir que sus semejantes siguieran insertos en el ma l. en Narbona. que apoyaban a los mendicantes y endurecían l as advertencias. Se f ormó de este modo la conci enci a de que era preciso. En los casos arriba mencionados de Ing laterra y Francia la suspensión vino acompañada de la confi scaci ón de bienes comunales y anulac ión de deudas.más tarde expu sar l a quienes perseverasen en su «ter quedad». ésta no fue consecuencia de ninguna ley canónica porque el criterio de la Iglesia en lo fundamenta l se mantenía — ésta es la cau - . Primero las predicaciones en la sinagoga. En segundo lugar los debates entre maestros de ambas religiones. llegar a una «sol uci ón final» para el problema equivalente a la desaparición de la práctica de la religión judía ya que ésta había sido pervertida. Declaraba especialmente oportunos los tres que ya se apli caron entonces. y Mordekai en Avignon. los Papas. para el bien de la sociedad cristiana. Así pues. Meir ben Simeón. el remedio a ese mal podía hallarse en una adecuada separación entre las dos comunidades. a fin de con fundir a los rabinos descubriendo sus contradicciones. El propi o Pablo. Sin em bargo. Entraba dentro de la l ó gica consecuente con estas premisas el que los reyes comenzaran a preguntarse si no sería más prudente para ellos liquidar el probl ema suspendiendo la residencia de jud íos en sus territorios. judía y cristiana . en l a soci edad cristiana se hallaba sólidamente establecido un princ ipio : el talmudismo constituye un mal y debe ser desarraigado . Desde el siglo x i i i se programa ya l a expulsión. Ramón Llull recogería esta conciencia llevándola a sus ú ltimas consecuencias: primero intensificar a l cateques s i . mantuvo disputas con Samuel ben Abraham en Dreux . com o se señalara en el Concilio de Letrán.

ingresó en la Orden de Predicadores entre 1237 y 1240 . y especialmente a la Escritura que conoc ía bien . para ejercer la labor de vigilancia. Nac ido cerca de Barcelona entre 1210 y 1215. una ley prohi bi endo l a tenencia y difusión. examinador de libros hebreos. pues. de m odo que tenía acceso directo a los textos . ju díos o musulmanes. Esta propuesta de integración es una constante en las re laciones. autor de la obra más importante y extensa dentro de esta po lém ica : Pugio fidei. por el que debí an regirse las ciudades. Raimundo de Miedes. comd disidentes que sostienen una doctrina peligrosa la cua l se propaga mediante libros también peligrosos. F ij émonos ante todo en Raimond Martini. Desde aquí se trasladó a Par ís . 5. Los judíos aparecen. política y religiosa en una sol a. En 1264 Jaime I le encomendó la censura de libros jud íos y. También había estudiado el hebreo. quizá me jor Ramón Martínez. Autor de numerosas obras destaca una Explanatio simbol i apostolorum en que trata de demostrar que todos los artículos del . No se trata de ningún trabajo deleznable com o los e fec tos negativos que de l m ismo se derivaron podr ía hacem os cre er . Los israelitas tenían un med io para librarse de la amenaza: precisamente dejar de ser jud íos para integrarse en la sociedad . Grandes figuras de la pred icac ión y el activismo cristiano se ocuparon entonces del prob lema j ud ío dando ori gen a un ref uerzo de la op i ni ón contraria. En 1326 Jaime II de Aragón nombraría a un experto. Discípulo de San Raimundo de Penyafort esta ba convenc ido de que la m isión más importante era la de conf un dir y convertir infieles mediante el recurso a sus prop ios textos. h izo en 1268 otro viaje a Túnez. Falleció entre 1285 y 1290. Sól o en el siglo xx se renunciará a ell a.364 LOS JUDÍOS sa de que los judí os nunca fueran expulsados de Roma— sino de l as decisiones de las Monarquías que alcanzaban l a madurez y que hacían co incid ir las dos comunidades. Lutero formulará el principio del «cuius regio ei us religio» com o base indispensable para el equilibrio. Alf onso X i ncluyó en el Fuero Real. en re lac ión con esta actividad . donde le encontramos en 1269 convenc iendo a San Luis de la oportun idad de la cruzada tunecina que al rey costaría la vida. Progresaba entre los frailes el estudio de esta lengua que les preparaba. Conoc ía bien la lengua árabe. pues vivió en Túnez entre 1250 y 1262 aprove chando las re lac iones de amistad entre este pr inc ipado mu sulmán y los aragoneses .

la de que ellos bastaban para demostrar la falacia de la enseñanza rabínica ya que probaban suficientemente que el Mesías había llegado y todas las promesas estaban cumplidas. sistemáticamente escrita en lat ín. Lo m ismo que suce dería con Ramón Llull mostraba idéntica preocupac ión por mu sulmanes y judíos. comenzando por el exilio. Final mente llega a la conclusión de que todos los males que han padecido los judíos. compuesta por 26 capítulos. podía causar gran e fecto entre los judíos. en lí nea con e fe Revelada. es l tomismo. hebrea o aramea. con e ll a . Saul Lieberman afirma. Una conclusión que coi ncidía con la de los prop ios maestros hebreos con sólo modif icar los términos escribiendo purificación en vez de castigo. también Se emplea a fondo para refutar los argumentos contrarios del Talmud. Avanzando mucho en el terreno que Donin y Christiani esbozaran. Ninguna de estas obras. tras un análisis serio. que todos son correctos y que las diferencias que se señalan con el Talmud actual se deben a que fueron tomados de libros medievales y no de hoy. advertía a los lectores que había tratado de usar los mismos textos que empleaban los judí os y no los de los Setenta o de San Jerónimo.AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 -1 3 9 1 ) 365 Credo cristiano se encuentran ya expresados en el Antiguo Testamento. toda la segunda parte es un análi si s del Antiguo Testamento a fin de demostrar que todas las promesas y anuncios en tom o al Mesías se habían cumplido ya en Cri sto Jesús. Vocabu lista in arab ico . por eso l a redención del pecado original exigía ser expiado por una de las personas divinas encarnada en la Humanidad. completó l a obra que l e daría fama: Pugi o fi. a la vez . por su parte. La Quadrap lex reprobatio demuestra l as aptitudes que tení a para la polémi ca. La tercera parte se ocupa de la Santísima Tri ni dad. sin embargo. el error o la falsedad de utilizar únicamente aquellos que . En el Pugio todos los textos aparecen en su versión original. Como todos los hombres de convicciones arra igadas cometía. a cuya imagen y semejanza ha sido creado el hombre. acerca de l a racionalidad de l a una prueba. en 1278. en la práctica demostró un conoc im iento abundante y. de convencer a dei adversus mauros et iudaeos los infieles sino de proporcionar argumentos a los predicadores para combatirlos. Por eso. no trataba . son una consecuencia de este castigo. A fin de ayudar a sus hermanos de religión redactó un dicc ionar io . lo que constituye un argumento poderoso en favor de su racionalidad. Toda la primera parte. antes de ser trasladados al latín. una convi cci ón. unos y otros estaban en el cam ino erróneo de la herencia b íb lica y tenían que ser convencidos : su Cap is trum iudeo rum fue utilizado por Santo Tomás para su Suma contra gentiles. Martínez.

Invoca. Aunque . Hay. Muy significativamente dice. expiaciones y gestos materiales. no tiene más remedio que acusar a los maestros rabínicos de per fid ia porque interpretan las frases de m odo distinto a com o él lo hace. en apoyo de esta tesis numerosos textos rabínicos y también enseñanzas de la tradición oral judía que se remonta hasta Moisés. Abandonaron la Casa de David que les había sido dada com o garantía de unidad y las diez tri bus fueron aventadas. Cristo es el Dios encarnado. Luego vino la destrucción del Templo. Para Israel todo se centraba en sacrificios sangrientos. La Tradición oral judía también conservaba estas enseñanzas. Pero Martínez no estaba escribiendo para los jud íos sino para los hermanos de su prop ia Orden. 3. en el Talmud. Por eso tuvo que castigarlos el Señor condenándolos al exilio y a la cautividad. los judí os se inclinaron com o el resto de la Humanidad al pecado y a la idolatría. por ejemplo. 2. Aunque Yahvé Dios entregara a Moisés l a Ley. las cuales se muestran en toda su evidencia a la luz de los acontecimientos que forman la vida de Jesús. hacia una especie de escalada de cuatro argumentos: 1. que las injuriosas blasfemias contra Jesús. Según Martini también los patriarcas y los profetas pecaron. Por eso la venenosa y pérfida enseñanza rabínica ti ene que esconder o tergiversar tales noticias ya que si se comuni casen rectamente los judíos sal drí an de su obcecaci ón. De acuerdo con la Teología cristiana en el Antiguo Testamento se contienen abundantes noticias que prefiguran la Pasión y Muerte del Sal vador. los jud íos han perd ido toda legitimidad al rechazarlo. respondía Martínez que nadie puede penetrar en los planes de Dios. aquell a que conduce a muchas mentes cristianas a creer en una perversidad congénita en los judíos. Sucede l o mismo en todos los momentos de la Histori a.366 LOS JUDÍOS le serví an para probar las tesis preconcebidas. Se parte siempre del esquema que presentara Pablo Christiani en 1263: no es posible esperar al Mesías porque ha venido ya cumpliendo los anuncios conten idos en l a Escritura. La prueba de las desviaciones judías se encuentra en la comparac ión entre las dos liturg ias . sin embargo. A la obj eci ón que pudiera formularse de por qué Dios d e i ol sublime regalo de l a Ley a una nación tan imperfecta. El cristianismo da al sacri ficio l a interpretación espi ri tual correcta y el eva la conducta humana a los valores de ese mismo espíritu. son precisamente demostrac ión clara de que los rabinos sabían bien que había hecho milagros. en el Pugio fidei una i nclinación muy peligrosa.

referidas a Bar Kozeba. de la época del segundo Templo. que fue creída: el talmudismo era una superchería destinada a alterar el Antiguo Testamento. arrastrando cons igo a todos los demás. Una vez formulada la acusación era muy fácil llegar a otros extremos: la falsificación del Antiguo Testamento habría comenzado muy pronto. invitando a los maestros a salir. Aquiba y los mártires del t iempo del emperador Hadriano fueron castigados def endiendo falsos Mesías. 4. las enseñanzas rabínicas — y para esto se aducían ciertas tradiciones com o la historia de Zimri. muerto por e l sacerdote Phineas o la de Sansón— propugnaban una gran libertad sexual. de la rebelión del 132. La voz que se escuchó en el Templo. Israel es el Magog de l a prof ecí a de Daniel y ha s ido sustituido por la Cristiandad. En consecuencia Dios les arrancó de la tierra que les había dado y les condenó a vivir errantes. se les escapaba involuntariamente en sus escritos— han comet ido la perfidia. había pasado a ser la «falsedad de los j udíos». Y esto resultaba especialmente grave en España. era también la del di ablo.-91) AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 1 3 367 cada judío . según el domi ni co . Martini seguía las tesis de Santo Tomás. De este m odo se invertí an los términos de la cuestión: l a «hebraica ventas» de que hablaban los teólogos cristianos todaví a en el siglo xn. especialmente si se trataba de cristianos. sino que l a han pervertido. Esa inveterada inclinación al pecado era la causa de que los jud íos hubiesen rechazado al Mesías cuando vino. habiendo sido seducidos por el Diablo para cometer falsedad no deben ser considerados com o mártires de Dios sino de Satán. convertida en principal refugio a causa'' de las primeras expulsiones. Los rabinos. a veces excesi va . que se presentaba bi en provisto de argumentos y textos . fuera entonces un peca dor la naci ón en cuanto tal no pecaba. Llegado a este punto. mod ificando la tradicional doctrina agustiniana en el sentido que aconse jara Donin. . este pl antea miento. Dejando a un lado l a retórica. com o si el Mesías no hubiera venido. según recuerda la tradi ci ón judía. No se trata de que los judí os hayan permanec ido en su fe. contenía una acusación muy seria y muy grave. En este punto Martini mezclaba dos tradiciones distintas. individualmente considerado. se atr ibuía a los judí os el propósito de dar muerte a los mejores entre los gentiles. Pues su perversión l es movió no sólo a rechazar al verdadero Mesías sino también a aceptar a otros falsos com o Simon Bar Kosba. y a Bar Kokba. que saben muy bien que Jesús es el Salvador esperado — tal conf es ión.

Sucedía que los miembros de taes oligarquías eran en genera l cortesanos . Según los predicadores la destrucción del judaismo era la principal y más urgente de las tareas. com o cualquiera que se pone en contacto con apestados. ya que e l med i o cas iúnil co de acumular riquezas seguía siendo el del manejo del dinero. Se registraba ya en el siglo xm uri fuerte malestar en l as aljamas españolas : siguiendo un proceso semejante al que experimentaban los municipios cristianos. Aunque los dominicos inquisidores carecían de potestad sobre los judí os no dejaban de producirse reclamaciones para que se les dejase i ntervenir en esta otra herejía contra el Antiguo Testamento. herejía respecto al Antiguo Testamento. encontramos también un fenómeno de repliegue que se hace visible paralelamente en las dos sociedades. la oligarquía de dirigentes se cerró convirtiéndose en verdadero monopolio de linaj es. 6. fijar y recaudar los tributos.368 LOS JUDÍOS La conclusion última a que ll egaba la Pugi o fidei era prácticamente la misma que anunciara Pablo Christiani: el judaismo rabínico . com o un medio de defensa de l a Iglesia frente a la dobl e amenaza de las desviaciones y de los abusos del poder temporal. partiendo de aquell f l a a irmación tan claramente expresada por Nahmánides — a persecución y el exilio reconocen com o causa los pecados del pueblo— se llegaba a señalar en l a tibieza o desvío de los j udíos cortesanos una de las raíces de l a desventura. debe ser extirpada. tan peligrosa para la sociedad cristiana com o las que el diablo suscita contra el Nuevo. que se renovaban. notoriamente injustas en la mayor parte de los ca- . así com o la difusión de las corrientes averro ístas y nominalistas . Las fuentes cristianas llaman adel antados o ancianos a quienes las hebreas deno minaron mukadenim en Castilla y neëmanim en Catal uña. En la sociedad hebrea. En la base del drama de 1391 y dé su secuela irreversible de 1492. produjeron en la sociedad cristiana honda sensación de miedo. l establecimiento de La primera mitad del siglo x i i i contempla e la Inquisición. según ha pod ido establecer con precisión David Romano. A partir de 1276. a ellos correspondía exclusivamente nombrar jueces y ejecutores de la justic ia . judía y crist iana: las fuertes corrientes heréticas. Parecí a i nevi table la constatación de que una convivencia entre e llos y los cristianos entrañaba eviden te peligro. El medio mejor consistía en persuadir a los hebreos para que abrazasen la verdadera fe. se registró una serie de escándalos financieros que provocaron sentencias .

rabino de Barcelona.AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1215 1391 ) 369 sos. entre las obligaciones de la Torah. ¿qué queda a los judíos sino la defensa de Dios?. prenda de la ali anza. aquellos a los que nos hemos refe rido com o maestros en la segunda etapa del sefardismo. el vivo anhelo de retornar a Jerusalem. que indirectamente perjudicaban a todo el pueblo. ya que sól o en Eretz Yisrael. cuando l o que los judíos más urgentemente necesitaban era vivir con sencillez y profundidad la fe de sus padres. defendiendo a Maimónides y tam l identidad de su prop i bién la vida de piedad. Sin embargo. Nahmánides insertaba. era uno de los rasgos principales del sefardismo para quien España no podía ser otra cosa que un nuevo Misraim en espera del retomo al suelo de l a Ali anza. ya que sólo mediante ella podr ía recobrar Israe l la fortaleza proporcionada por la a lianza con D ios . que es tarse de la fe. conocí a a ondo e l latín y e l Derecho romano .consiguieron salvar a a cultura . Una serie de sabios ta lmudistas. al reflexionar sobre estos hechos. en el siglo xrv. podían los preceptos alcanzar su plena significación. Isaac Sheshet y Hasda i Crescas de Zaragoza son su cabezas— . por ejemplo. se propuso especialmente f orientar a los suyos en el pri nci pi o talmúdico que afirma que «la ley del reino es ley». en e l tráns ito de uno a otro s ig lo . Muchos fugitivos ll egaron a España porque en e lla se daban las mínimas condiciones de seguridad . acabaría elaborando esta especie de síntesis en el pensamiento: viviendo entre enemigos que buscan la desaparición de la fe judaica. la avanzada edad no le impi dió emprender aquel que sería su último vi aj e. insistieron en decir que eran l consecuencia de una vida poco e emp j l l movía a apar a ar . Adret. coi nci di endo con la máxima de San Pablo . consi derado com o pri nci pal dirigente religioso del sefardismo. les ha señalado? Ahí está. Adret de Barcelona. se pro dujeron ya persecuciones y órdenes de sa lida . Este vínculo es el que resulta-más difícil de entender en nuestros dí as. que forman un puente sin solución de continuidad entre los siglos xm y xiv — Nahmánides . So lomon ibn Adret (1235-1310). en un acto de amor. Hemos visto com o en toda Europa occidental. Trajeron consigo los ecos de una polém ica que acon sejaba rechazar a Maimónides porque su racionalidad podía con vertirse en puerta de entrada para el averroísmo. uno de los motivos de que l a l iturgia sefardí haya buscado intensamente l a belleza. Fueron sumándose otras consideraciones. por ejemplo. y ¿cóm o pueden esperar que se produzca s i no cumplen minuciosamente los preceptos que el mismo Dios. sin otra perspectiva que la de obtener una tolerancia poco benévola. Asher de Toledo. Los rabinos.

Sin embargo. Chr ist iani. Martínez y los que seguían su línea . El pensamiento de Adret venía a ser el siguiente: obedec iendo la ley del país en que viven. en efecto. el cua l lo ha revelado a su pueblo instruyéndole con sus mandamientos y preceptos. ¿cómo pueden invocar los cristianos en defensa de su doctrina a uno y otros? Santo Tomás.370 LOS JUDÍOS cuando dice que «el que resiste a la autoridad resiste a la vol untad de D ios». Cohén) piensan que hubo al menos un debate entre Ramón Martínez y So l omon ibn Adret. por consiguiente están ob ligados a someterse a las estructuras del mi smo sin pretender cambiarlas. y co inci di endo exactamente con la Cristiandad europea. había establecido una división en los preceptos de l Pentateuco según tres categorías . ya que en caso de interferencia entre ambos . Cuando esta legalidad entra en con flicto con la legitimidad es evidente que la segunda y no la primera tiene que ser con preferencia obedeci da. en este caso . otra a l a que asignaban una vigencia temporal y l a tercera que es l a única a l a que atribuyen valor permanente. Graetz. estaban empleando argumentos escriturísticos y talmúdicos pero haci endo de los preceptos de la Torah tres partes : una que rechazan ya abiertamente. del que creen encontrar huell as en las abundantísimas responsas del f amoso rabino de Barcelona. Legal es la normativa que establecen los hombres entre sí. se fue con ormando uno de los rasgos esenciales de lsefardismo : aunque sea f líc to resistirse a la autoridad no pueden obedecerse los manda i i tos que van contra la ley divina. esto es Donin. los jud íos cumplen la Vo luntad de Dios. De este m odo llegaba a establecer la diferencia entre legitimidad y legalidad . De este modo. interpre tan los textos incorrectamente sería preciso concl ui r que l o mismo hicieron Moisés y los Profetas y. Pero Adret no parece haberse dirigido únicamente a rebatir propuestas concretas sino a hacer una defensa genera l del judaismo comb inando la tradición es pañola con la de Francia. . Por su parte él rechaza el pri nci pi o de que algunos mandamientos hayan tenido un valor simbó lico . Advierte que los enemigos del judaismo. esa obed ienc ia deb ida tiene siempre un límite señalado precisamente por los preceptos de Dios. ceremo niales y judiciales añadiendo que sólo los primeros pueden cons iderarse permanentes. ahora. morales. Historiadores modernos (Perles. que es lo que les convertiría en transitorios. Todo en la Biblia y en l a Tradición heredada es permanente s i se acepta e l argumento cristiano de que los j udíos . pues es legítimo aquello que se acomoda al orden creado por Dios . resulta imprescindible obedecer a Dios antes que a los hombres.

n i siquiera pueden ser reajustados según l circunstancias d i as versas en e l tiempo: lo que es pecado no puede dejar de serlo porque si Dios hubiese querido que esto fuera así habría establecido las cosas de distinta manera. De hecho presentaba a los oj os de l a Corte española. Defendía a Maimónides y al conoc im iento c ientífico . emigró a España viniendo a instalarse en Toledo en 1305. seguirán estando v que es ciertamente un castigo de Dios. pero recomendaba que no se permitiera el acceso a la filoso fía salvo a jud íos suficientemente formados. con é l. F delidad en e l matrimonio. examinando las responsa ya publicadas. e l retorno. pero cuando venga e i gentes . reclamado com o maestro por esta importante judería. Veía un gran peligro en la forma en que los maestros cristianos estaban penetrando en as as . Inv taba a sus discí l aggado h t de lTalmud sirviéndose de e ll i pulos a reflexionar: se estaba denunciando al judaismo com o si se tratara de una desviación (heterodoxia) cuando precisamente le ca racteriza la constancia invariable a lo largo de la Historia. que restaurará ambas cosas. garan f i . sólo mediante ella es posible obtener el perdón y Por eso el vehemente deseo que se expresa mediante la fórmula de «el año que viene en Jerusalem». una imagen de coherencia en l a conducta muy distinta de la que ofrecieran los judíos cortesanos. Rica Amram. Aquellos que se referían a i n efecto por Templo o a Jerusal em se encontraban de momento s l Mes í as . Pero ambos co inc id ieron en afirmar que los preceptos morales no cambian. 7. mayores de treinta años .-91) AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 1 3 371 Por su parte Adret sostenía que ningún precepto de los dados l por Dios puede considerarse temporal. Asimiló la tendencia sefardí al racionalismo incorporándola a sus comentarios halákhicos. Pero a causa de las persecuciones que contra éstas se desataron. por incumplirla: el por obedecer l a ley de Moisés sino. que faltaba el punto de referencia. en momentos difíciles para ésta. a quien sucediera en el liderazgo espiritual de l as comunidades judías en Alemania. Él afirmaba muy rotundamente que una sociedad sólo se mantiene sana cuando es capaz de reorzar sus vínculos morales. destaca el modo como defendía la institución familiar y el papel rel evante de l a muj er. no ha sido impuesto a Isra l contrario. E l exilio . Asher ben Jeh ie l (1250-1327) éra el principal discípulo y continuador de Meir de Rothenburg. Poco tiempo después Asher ben Jehiel rebajaría a 25 años la edad tolerada. En la querella en torno a Maimónides. a . Adret pretendía mantenerse en una línea de equilibrio: ni excesivo racionalismo ni exageraciones místicas .

pero que ha de ser sobre todo agradecida en e l amor. si n embargo. Los jud íos vivían ahora en obed iencia a los monarcas españoles porque así lo había dispuesto Dios. ama al hombre. al término de su segunda etapa. era el presupuesto im prescindible para aquel destino histórico que entrañaba la misión . Or Adonai (Luz del Señor). Isaac ben Sheshet (1326-1408) y Hasdai Crescas (1340-1410) vivieron tiempos difíciles. no alteraron la firmeza de su carácter aunque. son otros tantos aspectos de l a existencia humana que demuestran cómo se cumple la voluntad de Dios y se vi ve en obedi encia a Él. La verdadera importancia de l a Torah y del Tal mud reside no en lo que en ellas se cuenta acerca de l a Creación o de los actos de Dios. en tanto en cuanto los mandatos de aquellos no se enfrentasen a la ley d iv ina . habían acabado en el averroísmo de los materialistas o en la deserción. conservada en medio de grandes dificultades. Mi entras los cumple. Las terribles desdichas que estaban padeciendo sus compatriotas en aquel momento eran consecuencia de que se hubiesen apartado del camino recto de la Escritura y. pues ambos son coetáneos de las matanzas de 1391. se presentaba com o forma cultural de una fuerte comuni dad definida por sus valores religiosos. cumplimiento de los contratos. sin embargo. pero si los abandona. por los excesos de las filoso fías de la inmanencia. puesto que se trata de una criatura de Dios nacida de su Vo luntad. preservado por las disposiciones de Martín el Humano. ama de una manera especial al Pueblo que para sí ha elegido y al que ha hecho el inestimable regalo de la Torah: espera de los seres humanos una respuesta . mientras que el segundo. sino en que revela cóm o Yahvé ama a Israel a quien ha dado sus preceptos com o el más valioso regalo de su amor. «que cegó los ojos de Israel en nuestro ti empo». De este modo el sefardismo. El primero sal vó su vida huyendo a Argelia. Su unidad .. Preocupado com o muchos de sus coetáneos. influyeron en l as reflexiones que vol có en su famosa obra de síntesis. el Pueblo resplandece frente al rostro de Di os. honestidad en el trabajo y en l as transacciones mercantiles. Dios ama al mundo. cristianos también. com o Abner. A ella se pertenecía por un especial llamamiento de Dios y mediante la respuesta consistente en adheri rse a la Torah. sin duda. muere. guiados por Ari stóteles. el rabino de Burgos. sujeto únicamente a sus propias leyes. que ha de ser libre porque e l albedrío humano as í lo requiere. afirmaba que la Naturaleza no puede ser considerada com o un mecanismo autónomo .372 LOS JUDÍOS tía de l as herencias. no pudo impedi r. etc. Los desastres. que su hij o f uera asesinado.

Dentro de la Orden . sacudida entonces por la tormenta de los «es- . No es vano suponer que ex ist ieran corrientes que permitieron la comun icac ión entre ambas sociedades. decidió que todos aquellos frailes destinados a evangelizar a judíos o musulmanes tuviesen que aprender hebreo o árabe. De esté modo.-91) AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 1 3 373 reservada por Dios a Israel. Se decidió emprender el estudio del hebreo . pese a los odios recí procos. Doctor por la Universidad de París (1309) fue provincial de los franc iscanos primero en Francia (1319) y después en Borgoña (1325). Franciscano era Nicolás de Lyra que naci ó en 1270 en l a aldea de Lyre (Normandía ) de familia cristiana. sembraron antijudaísmo en las masas populares. Influencias recíprocas: muchos de los argumentos empleados por los sabios judíos se encuentran en L lull y en la segunda Escolástica. El problema era fijar un procedimiento. De este modo no sería necesario seguir contando con la «hebraica veritas» . Cristianismo y judaismo.e lrechazo de lTa mud l y su condena ha sido una constante de l pensamiento cristiano. como Bacon d ir ía . celebrado en París. Se dio preferencia a la primera de ambas lenguas porque. de ella se extraían dos resultados: uno de poder po lemizar con los rabinos en su propi o terreno. Aunque San Raimundo de Penyaf ort no intervi ni era personalmente en el debate de 1263 su presencia fue decisiva. que fueron muchos y de gran influencia. Con una diferencia: trataban de hacer más comunicativas a la gente común l as acusaciones contra e l desvío de las enseñanzas rabínicas. No cabe duda de que Pablo Chr ist ian i y Ramón Martínez gozaron de su con fian za ya que a ambos hizo importantes encargos . Durante s ig los . Sus discípulos y c o laboradores. com o ha establecido recientemente Moisés Ora f li. 8. y f alleció en 1349. En 1236 el capítulo general de los dominicos. no para beneficiarse de los textos talmúdicos y de su sabiduría sino para descubrir y combatir la que creían ser su perversión. otro disponer de un conoc im iento directo y más exacto de la Escritura. Es importante señalar la amplia coi ncidencia con la que será mentalidad católica española en los siglos de su apogeo. coincidían en ci ertas afirmaciones fundamentales . Esta línea de conducta fue asumida también por los franciscanos que compartieron y aun extremaron la opos ic ión de los otros mendicantes al Talmud. compartieron un argumento que llegó a convertirse en oficial: no puede haber lugar para los herejes jud íos en la sociedad cristiana ortodoxa .

Es autor también de un comentario sobre el Libro de las Sentencias de Pedro Lombardo. un el ogio sobre la vida de San Francisco y otros dos opúsculos acerca del judaismo . A d iferencia de los otros autores mencionados . descubrir aquellos argumentos que le permitiesen demostrar a los jud íos el error que padecían . Como prueba de la puerilidad . La «dura cerviz» a que aludían los profetas era empleada ya com o característica de todo un pueblo. Reconocí a que en l a versión latina de la Vulgata se habían cometido abundantes errores por lo que era necesario acudir a l original hebreo para enmendarlos. buscando l a conciliación entre ambas partes . el objetivo que el f ranci scano perseguía no era bus car en el judaismo los aspectos doctrinales que pudieran serle de utilidad en su pensamiento sino. cuyas obras indudablemente manejó. En su opúsculo De dif erenc i a t rasl ati on is e t hebraicae litterae explicó cóm o se había valido de maestros rabínicos para asegurarse de que no se desviaba de la verdad a causa de su insuficiente destreza con la lengua hebrea. com o los investigadores franci scanos actuales ya constataron. muy conoci da y utilizada. no era converso ni descendiente de judíos . Creía que la desmesurada extensión que Martínez diera al Pugio fidei le hacía perder parte de su eficacia . excluye de esa denuncia universal contra los rabinos. En el pról ogo de la Postilla repite lo que Christiani y Martínez ya afirmaran. ni siquiera a Rashi. de modo que su antijudaísmo no procede de un defecto de carácter sino de una conv icc ión. Sin embargo poseía un amplio conocimiento del hebreo. A nadie.374 LOS JUDÍOS pirituales» mostró una actitud neutral. Por eso decidió escribir una Postilla litteli a . al contrario. Entre ellos destaca a Rashi (Salomon ben Isaac de Troyes ) porque «entre los doctores he breos el que ha hablado más razonablemente» y a Maimónides. Muestra en sus obras una gran humildad — que le rectifiquen los posibles errores de su escaso conoc im iento— pero no duda en cuanto al convenci mi ento personal: una gran ceguera ha sobrevenido a los judí os que se han apartado del cami no debido y se muestran incapaces de salir del mal. No puede acusarse a Nicolás de Lyra de haber empleado dolosamente los textos hebreos. que los rabinos habían falseado y tergiversado aquellos pasajes que se refieren a Cristo y a la Redenc ión con malevo lencia a fin de esconder el engaño que estaban comet iendo. su conoc imiento de la Biblia. esto es . Sin embargo. y otra Postilla moralis ralis super Bi b de menos difusión pero importante para demostrar . lo que le permitía acceder con exactitud precisamente a aquellos pasajes que la Teología cristiana presenta com o anuncios de Jesucristo.

el primero data de 1309 go algunas revisiones y modifi caciones hasta convertirse en el texto ti. 12. 1 y a Eclesiastés 2. Señor. no puede aplicarse a Israel ya que es exclusivo de Dios. experimentó luedos opúsculos antijudíos. Yahvé. T iene la oportunidad de citar algunos comenta rios midrásicos por ejemplo al Salmo 50. corro borado por el empleo de numerosos calificativos que se expresan también en p lura l. el Señor es nuestra justif icación». Adonai. Todo esto le permite acusar a Rashi diciendo que sabí a muy bien cómo tergiversaba el texto al rechazar la pluralidad com o parte de l a esencia de Dios. y se ha introdu. sino una repetición de l as que hemos venido señalando en otros autores: se han modifi cado todos aquellos pasajes que en el Antiguo Testamento anunciaban el advenimiento de Jesús proporc ionando las pruebas de que era el Mesías. refiriéndose al vástago que Yahvé suscitará en la Casa de David: «éste es el nombre que se le ha dado. Pues ese término. 6. Tampoco compartía Nicolás de Lyra el entusiasmo que seguían manteniendo los Victorinos de París por el texto de l a «hebraica veritas»: el que ahora l a constituía era. En Dios se dan al mismo tiempo la unidad y la pluralidad que son medida de su perfección. En el Mesías hay dos naturalezas. Sus argumentos quedaban fortalecidos por el hecho de que los textos aducidos procedían del período rabínico antiguo. el Mesías ha nac ido ya. Las dos principales acusaciones que presenta contra los judíos no son originales. Nicolás de Lyra encuentra numerosas pruebas en favor de su aserto com o el uso del plural Elohim para referirse a Dios. Hace una reque conocemos com o Quodiibetum de advent u Chri s cop ilación de textos bíblicos. por consiguiente. corrupci ón de otro más antiguo. talmúdicos y midrásicos que le per miten demostrar cóm o ya en ellos se hace referencia a tres contenidos de la fe cristiana. para evitar ll amarle por su propi o nombre de Yahvé. que reconocen la existencia de tres propiedades creativas en Di os. a su jui ci o. Para demostrar la humanidad y divinidad del Mesías acude precisamente a la Guí a de Perplejos de Maimónides y al comentario a Jeremías 23. Así afirmaba que los judíos habían modifi cado Jeremías 23. Todas las promesas han sido cumplidas y.-91) AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 1 3 375 de los comentarios talmúdicos cita algunos pasajes com o por ejemplo aquel que dice que Adán cohabi tó con demoni os durante 300 años absteniéndose de relaciones con Eva o aquel otro en que se afirma que Dios habita en el Oeste. justicia nuestra»— porque debe guardar ilación con e l anterior .« m i - . divina y humana. De los ci do el antropomorfismo en l as referencias a Dios y su poder . 6 —«y este es el nombre con que le llamarán.

376

LOS JUDÍOS

rad que vienen días, orácul o de Yahvé, en que suscitaré a Davi d un germen justo, re inará un rey prudente, practicará el derecho y la justicia en la ti erra, en sus días estará a sal vo Judá e Israel vivirá en seguro»-— un texto que los teólogos cristianos presentan com o una de las más fuertes pruebas en su favor. Según el franciscano este capítulo 23 del Profeta, mal traducido en la Vulgata, cuando se le devuelve el texto hebreo, se convierte en la prueba de la divinidad de Jesucristo. Para probar que el Mesías ya ha venido, Lyra no dudaba en acudir a otras fuentes, no canónicas para los judíos com o Macabeos , Flavio Josefo o un panfleto lleno de insultos que circulaba entonces entre los sefard íes , titulado Toledot Yeshu. Esta obra espúrea, compuesta en el siglo xni aunque utilizando acaso fuentes aramaicas más ant iguas, es rechazada con desprecio por los maestros j ud í os y constituye una prueba de l grado de od i o y temor que había llegado a producirse. En ella se dice que María tuvo un hij o ilegítimo con un soldado romano , Panthera, que los poderes de Jesús proced ían de la práctica de l a magia negra, y que su muerte había sido vergonzosa. Una vez establecido el criterio de que las f uentes bíblicas y talmúdicas contienen pruebas sufic ientes de que Jesús es el Mesías, fray Nicolás se preguntaba por qué no se convertían los judíos. Sus respuestas, que sorprenden por su dureza, fueron punto de partida para muchos predicadores. Podemos sintetizarlas en tres puntos, que enazan con a l gunas de l as ca l umnias populares : l — Son cod i ci osos y acumulan riquezas; temen en consecuencia que si se bautizan se tomarán pobres; de ah í que i nterpreten el cumplimiento de l a promesa de Dios com o una restitución del poder y l a adquisición de bienes materiales; y — se les alimenta en l as sinagogas con odi o hacia Cri sto que les impide ver la verdad; — y, finalmente, porque les repugna creer en l a Tri ni dad, la doble naturaleza de Cri sto y de manera especial en l a transus tanciación, verdades que combaten y para l as que son ev identemente un peligro. El Quodlibetum coincide prácticamente con la expulsión de Francia que venía a completar la decretada anteriormente en Inglaterra. Pero circulaba, entre los exiliados y los que aún permanecían en c iertas regiones de Europa un libro de Jacob ben Reuben, Las guerras del Señor , probablemente en su versión l ati na, interpretando e l Evangelio de San Mateo com o un durísimo alegato contra la

-91) AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 1 3

377

fe cristiana. Nicolás de Lyra tomó la pluma y en jun io de 1334 con cluyó su Responsio ad quemdam Iudeum ex verbi s Evangelii secun dum Ma theum contra Christum nequitur arguentem que dos i nvesti gadores jud íos modernos, Bernhard Blumenkrauz y Hermann Ha ilperin no dudan en calificar de «serio, leal, cortés, positivo y verda deramente científ ico». No era un texto po lém ico contra los judíos sino argumentativo para disipar las dudas y preocupaciones que la obra de Reuben podía suscitar entre los cristianos. Sin embargo se contienen en la Responsio, coi nci di endo con l o que ya explicara Ramón Martínez, el rechazo radical y definitivo de todo cuanto signiicaba y enseñaba e l rabinismo talmúdico. Bery l Smalley entiende f que en ella se alcanza l a cumbre doctrinal del antijudaísmo, dando a los reyes las seis razones incontrovertibles que debían impulsares a prohibir l l a práctica de aquella religión en sus estados . 1. E l Antiguo Testamento posee pruebas más que suficientes de que Cristo es el Mesías y ha cumplido en todos sus extremos l as promesas. Negar esto es oponerse a la verdad. 2. Muchos maestros judíos de la época de Jesús y después descubrieron de este modo que era el Mesías y verdadero Di os, pero se negaron a reconocer deliberadamente esta verdad. 3. Para esconder su falacia decidieron modificar los textos del Antiguo Testamento, de modo que lo que se ha presentado como «hebraica ventas» es una falsificación. A pesar de todo y de las muchas tergiversaciones no consigue ocultar la verdad sobre l a que se apoya el Cristianismo. 4. Los maestros posteriores, herederos de la tradición rabínica, incluyendo a los grandes sabios com o Rashi, han heredado esta perversión al utilizar los textos adulterados de esta forma. 5. Los judíos abrigan un od io tan grande hacia los cristianos que lo han incluido en sus oraciones. 6. Consecuencia última y más importante: la enseñanza talmúdica sirve únicamente para apartar a los judí os de la verdad. Es -evidente que la Responsio de Nicolás de Lyra demuestra que el antijudaísmo había rebasado ya los límites de una polémi ca para convertirse en doctrina generalmente admitida entre los maestros cristianos. Coincide con la condena radical del Talmud ejecutada por Bernardo Gui: ya no se trataba de convertir a los judíos, expulsados de Francia, sino de poner en guardia a los cristianos contra a l perversión significada por e ljudaismo. Tenemos constancia, por el número de ejemplares conservados, que el Quodlibet fue uno de

378

LOS JUDÍOS

los libros más empleados por los predicadores. Se detecta su presencia en Rusia en el siglo xv. 9. Los jud íos eran presentados por estos autores com o instrumentos del diablo, con quien habían llegado a un pacto para extender el mal contra el cristianismo. En consecuencia la tolerancia o frecida por los reyes y príncipes, al permitir la prolif eración de una herejía contra el Antiguo Testamento en lugar de aplicar en este caso las medidas de represión que se empleaban contra aquellas que se alejaban del Evangelio, era en sí misma ilícita, dañina para la fe y contraria a ella. Tal es el argumento que emplea Felipe IV en 1309 al decretar la expulsión de Franci a. El paso de la tolerancia a la intolerancia no se presentaba, sin embargo, com o una especie de retomo a los antiguos tiempos sino com o una maduración política de las Monarquías. Éstas necesitaban asegurar la unidad religiosa entre sus súbditos. Los maestros judí os trataron de defenderse de estos ataques. Profíat Duran, de origen provenzal, víctima de l as persecuciones de , escribió una amarga sát i ra con 1391, aunque pudo sal var la vi da i st i an i smo* No seáis como vuestros padres , y una obra po l tra el Cr f il , l til é i ) . La vergüenza de os gen m ca contra los escritos de los ra es f i es l : en 1397 En ésta emplea los Evange (Kelimat-ha-Goyim concluida l ; una tes s que siglos más tarde sostendrían los te lios para ormular i i protestantes , i ó ogos liberales Jesús no estaba dispuesto a abandoi nar e judaismo fueron sus discípulos los que después le atribuye l ll son í en su prop o ron cosas d st ntas introduciendo dogmas que l l , sentido nsostenibles. f Isaac ben Judah Abravane l i l, l a a creer que (1437-1508) que egar la expulsión significaba i e próximo advenimiento de Mesías en su l amoso comentario a l Libro de Dan e Fuentes de a salvación (Ros . emuná), combat ó los argumentos de los maestros cristianos a tiempo que defendía a unidad y verdad incontrovertibles de láf To l muy ampliamente utilizados por , los rah Sus comentarios no fueron maestros rabínicos l posteriores, pero para sus contemporáneos ue un poderoso reactivador La, expulsión era cul, de as conciencias. i minando j li e exilio, ( anuncio de una definitiva l i purificación. . l l , ibn Musa l i méd co español es autor de EscuHayyim rabino y í ido y aba l na Magen wa-Romah) conc u dol en 1456 Es e que va j ora mejor . desde e , punto de v sta de sus correligionarios, los efectos que e Quodlibetum llegar a a tener en a maduración del ant udaísmo Sostiene entre otras cosas, que eran los conversos, de los

-91) AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 1 3

379

que o frece una importante lista, los verdaderos culpables de las acusaciones que se estaban difundiendo entre los cristianos. Recomen daba a los jud íos no admitir en los debates otras versiones que las procedentes de la Biblia hebrea, rechazando cualquier otra traducc ión posterior, sal vo si era útil para sus argumentos; en esta línea no tiene inconveniente en admitir que hay en e l Targum arameo nu merosas versiones que son poco fiables. Los cristianos tienden a serv irse de la Biblia de los Setenta y de la Vulgata latina para f or zar los argumentos. Musa ins iste, por tanto, en que no debe admitirse en modo alguno la Escritura tal y com o en su día la presentaban los cristianos. Se estaba llegando a un momento de ruptura cuyas consecuencias en España, la gran reserva que aún quedaba al judaismo, no eran difíciles de prever. Por eso Hayyim ibn Musa insistía una y otra vez en no dejarse atraer al campo que los cristianos estaban buscando. Por ejemplo, había que rechazar rotundamente esa idea de que Jesús había venido a cumplir la ley de Moisés, porque ésta no necesitaba de ninguna clase de cumplimiento . Tampoco había que admitir que los predicadores cristianos se sirviesen de textos homiléticos, muy fáciles de tergiversar: el Talmud se apoya rigurosamente en la halakhah. Nicolás de Lyra había mostrado mucha habilidad en el manejo de testimonios rabínicos, para conf undi r y apartar a los jud íos de su fe. Para ello había falseado no sólo estos textos sino los de la Escritura. Frente al argumento del franciscano de que había que acudir a los textos más antiguos sostenía el jud ío exactamente lo contrario, que sólo eran de fiar los masoréticos actuales. Lyra aludía a persecuciones ejecutadas por los judí os en los primeros tiempos; pero éstas no resistían la comparaci ón con las violencias que sus coetáneos estaban produciendo. La pregunta que los historiadores actuales deben hacerse es otra: ¿cóm o una minoría de maestros procedentes de las dos Ordenes mendicantes fue capaz de invertir los términos en que se había co locado hasta entonces la doctrina cristiana, visible en San Agustín, Esteban Harding o la Constitutio de Inocenci o III? De hecho la soci edad cristiana se hi zo de sentimientos antijudíos. El primer e fecto de esta campaña sería alcanzar un repliegue de los reyes en España, que p oco a poco disminuyeron el número de sus co laboradores j ud íos y redujeron los derechos reconocidos a las comun idades instaladas en sus territorios. Un camb io importante se produ jo en el Concil io de Vienne (1311) que coi nc ide con la destrucción de los Templarios y con la grave crisis suscitada en torno a las acusaciones presentadas contra Bonif aci o VIII. Asistieron a

380

LOS JUDÍOS

él obi spos españoles en número suficiente. Se seguían prohi bi endo las medidas de violencia para lograr la conversión, pero se i nsistió mucho en que aquellas tareas de segregación y vigilancia que se habían acordado en el IV Concili o de Letrán, tenían que aplicarse con todo rigor. 10. En Vienne estuvo presente Ramón Llull, cuya influencia intelectual sobre toda la Península fue formidable. Por un proceso de aná lis is racional de la doctrina reve lada este pensador , mallorquín y universal, llegar ía a la conclusión de que s i una de l tres religiones co i l conv ias nc i dí a con e l anillo verdadero, a vencia con las otras dos, falsas, debía reputarse perniciosa. Partía de un axioma: siendo la razón una facultad otorgada por Dios a los hombres, no podía existir contradi cci ón entre e lla y la fe cuando se usaba rectamente. De ahí pasaba a sostener que para predicar a judíos y musulmanes la verdad cristiana no se necesitaban argumentos de autoridad : bastaba el proceso racional. En otras palabras: la verdad absoluta de l a fe cristiana puede ser racionalmente demostrada. En 1275 Llull había teni do una visi ón de Jesús que le movió a transmitir a su mujer e hijos los abundantes bienes de que disponía, para dedicar su vida úni camente al servicio de Dios. Entendía que su misión principal consistía en convencer a los in fie les mediante argumentos racionales. No ingresó en los mendicantes, aunque mantuvo estrecha relación tanto con dominicos como con franciscanos , v iv iendo en una espec ie de beguinaje semejante al que usaría Santa Catalina de S iena . San Raimundo de Penyafort , que le instruyó, le dio e l consejo de permanecer en Mallorca donde los dominicos le propor cionarían la asistencia espiritual que necesitaba. Como su matrimonio no hab ía sido disue lto n i declarado nulo, Llull hubo de con for marse con ingresar en la Orden tercera de los franciscanos; continuaba gozando de la gran influenc ia que antes le proporcionaba su elevada posición social. En sus obras, de di sti nta extensi ón y abundante número, pues alcanzan los 280 vol úmenes, hay siempre una alusión a a e es l conversión de os l n i fi l . En 1276 , a l comienzo de su tarea re lig iosa, creó e l Colegio de M i ramar , donde trecef ra il es ser í an i nstru idos en el manejo del árabe . Toda su tarea estaba centrada en este co metido, del que se ocupa en su Ars Magna que es una especi e de manual para uso de los catequistas de infieles. Miramar no sobrevivió al cambio de s ig lo y aunque el Concilio de Vienne, siguiendo sus peticiones, tomó el acuerdo de que se crearan cátedras de árabe, hebreo

-91) AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 1 3

381

y arameo, esta resolución no fue nunca ll evada a l a práctica. Batllori entiende que, con Ll ull, se inicia el humanismo en España. Llull buscaba una «solución final» para el problema judío en España que excluyese la violencia por ser ésta contraria a l a doctrina cristiana: había que hacer un esfuerzo supremo para llevar a los judíos al conoci mi ento de l a verdad del cristianismo; si llegaba un momento en que se comprobase que un resto de pob laci ón judía se res istía, negándose a la evidencia que dicta la razón, no quedaría otro remedio que expu lsarla. Pero esta decisión le parecía un extremo quirúrgico nada deseable . En 1272 en el Libre de l a contemplad o explica el método a seguir: los predicadores deben mostrarse claros, racionales y rectilíneos, amables para los catecúmenos em pleando únicamente fuentes sagradas en que ambos estén de acuerdo y razonamiento lóg ico . Primero se deben dejar c laras la ex isten cia y absoluta per fecc ión de Dios, algo en que cristianos y judíos se ha llan de acuerdo, y que viene a constituir una base común de part ida. Inmediatamente se pasará al examen racional de las tres religiones, descubriendo que tienen en común la existencia de la Ley divina que todos acatan . Finalmente, en una tercera fase del deba te, se llega a la conclusión de que aquell a de las tres religiones que explique mejor la naturaleza de Dios, es la que debe considerarse verdadera. Procediendo siempre con paciencia infini ta: no se trata de vencer sino de convencer a l inter locutor. En otro, Libre de doctrina pueri l, Ll ull se muestra com o perso na que estima altamente a los j udíos: amigos de Dios, elegidos por él, se encuentran sometidos a servidumbre únicamente por no haber reconoci do a Jesús. El judaismo es muy superior al Isl am, puesto que fue custodio de la verdad hasta l a aparición del cristianismo, que en definitiva le completa llevándole al último término. Ve una señal de perfecta correcci ón en la costumbre judía de que hombres y mujeres recen por separado. Parece que el maestro mallorquín estuvo sometido a ciertas influencias cabalistas. El problema, para él, se reduce a lo siguiente: se debe dar a los j udí os lo que les falta, fe en Cristo, siendo este un acto de amor hacia ell os. En 1299 lograría del rey Jaime II de Mallorca una autorización para entrar en las sinagogas los sábados y dí as festivos en que l os judíos acostumbran a reunirse a fin de instruirlos en la verdadera fe; propuso además a este monarca que ofreciera venta j as f iscales y aun donativos a quienes se convirtieran. También pretendía que se obligase a los hebreos a adquirir conocimientos del latín, de la filosofía cristiana y de l a lengua vernácula —Llull usaba ordinariamente el mallorquí n- — a fin de que estuvi esen en condi ci ones de en-

382

LOS JUDÍOS

tender los argumentos que se les iban a proponer. Al rey Fadrique (Federico ) de Si cili a, que pertenecía a l a misma estirpe de la Casa í os a estudiar su L i ber de de Aragón le pi di ó que obligase a los jud modo demonstrandi en que había vertido l as que consideraba prue. En nada de esto bas decisivas para demostraci ón de l a fe cristiana creía estar faltando a la caridad debida al próji mo puesto que ningún beneficio podía otorgarse que superase a la verdad. Pasemos ahora al Li bre del gen t il e de i s t res sav i, s l l ll, considerado com o a obra más importante de L u ampliamentel elogiado por a posterioridad i . com o uno de los tratados , más modernos y de mente más i ab erta En medio de un bosque l junto a una l fuente que , riega c nco a Inteligencia indi i árboles, los cuales, i según e ha revelado l j can , as propiedades y v rtudes de Dios, , un genti encuentra a un u dío un musulmán í y un cristiano que l con ayuda de los árboles, deben debatir entre s hasta encontrar a Verdad que es válida para to l dos los hombres y todos los pueblos: as l . flores que han nacido de aquéllos l il son l as virtudes y los pecados l Los tres juntos convencen a gent de a existencia : l de Dios y de a resurrección de los muer tos ambas creencias es son comunes. Luego cada sabio expone isüfe l a fin pueda comprender, por rac o , de que l l medio de argumentos . , inaies cuál de as tres religiones es a verdadera Hay por cons , , gu ente dos partes una primera en que los tres sabios están . l de fiacuerdo l l y se l defienden lrecíprocamente con sus argumentos A na e genti aunque evidente l ll no nos ac i ara cuál l es su decisión, l i mente rac o l l L u ha proced do de ta manera que a l lsuperioridad , na de cristianismo pueda ser apreciada por e ector y los tres sa bios acuerdan l reunirse . de nuevo en otro lugar para decidirse ellos en torno , a a Verdad , Es en realidad un libro sorprendente que se opone a todo lo l l , que ha l sido e sentimiento religioso en a Edad Media en lcualquiera de as tres tan inclinado a rechazar hasta e extremo l religiones, i . l l cualquier , a ternat va Pues en é as tres religiones aparecen equi-l paradas de un m odo semejante a com ha tratado de hacerlo el o l l l cuento de los tres anillos. Pero ya en l e pró ogo de mismo L ull con fiesa que sigue siendo e imismo de los otros an , su objetivo , . l trabajos l teriores es misionar y convert r Porf ejemplo, e genti opone, l j í esto i a ud o l c nco aceptar su e que , obstáculos para l f son, enl apariencia i insalvab es mientras que as preguntas que ormula a sabio cr stiano son verdaderas plataformas que pueda ampliar yl explil j para í citar sus largumentos. Cuando e ud o tiene que responderl a a pre l gunta de genti acerca de qué hacía ,Dios antes de crear e mundo, , su respuesta «una operación eterna un amor y entendimiento de

-91) AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 1 3

383

Sí mismo, glorificándose a S í mismo y comprendiendo todas las co sas extrínsecas» está dando la explicación que la Teología cristiana o frecía acerca del misterio y operaciones ad intra en la Tr in idad. Lo mismo sucede con la Ley, que los j udíos, esclavizados a otras naciones, no estaban en cond ic iones de cumplir, necesitando el envío de un Mesías para librarlos de cautividad. En este momento el gent il interrumpe el diálogo para decir que, sin duda, los judíos se en cuentran bajo los efectos de algún pecado contra Dios, del que no serán liberados hasta que reconozcan su culpa y pidan y obtengan el perdón. En consecuencia, también en este punto, Ll ull está exponiendo la opi ni . ón f que acerca del Exilio tenían los cristianosi Los se ard, tas que son precisamente aquellos a quienes se rei s de que l al legada de l Mesías tu fiere el Libro, no sostenían la tes viera que producirse después de que la Ley de Moisés estuvi ese cumplida del todo . De modo que al tomar este supuesto Ll ull no tomaba el punto de vista j udí o sino aquel que convenía a los cristianos; de este modo lleva al genti l a la conclusión de que sería insensato, por su parte, hacerse j udí o cuando esto implicaba entrar en la servidumbre del pecado. Una elecci ón está implícitamente hecha. l jud ío Cuando se toca el tema de l a resurrección de los muertos, e explica que, entre el los, hay tres opiniones y acaba reconoc i endo que los suyos están tan preocupados por lograr l a liberación en este mundo que no tienen tiempo de ocuparse de lo que sucede en l e otro. Lo mismo sucede con el Tal mud, que impide pensar en l a vida eterna y se vuelca sobre l a existencia actua l y los bienes de este mundo. En resumen, en el Li bre, tanto el judaismo com o el Isl am aparecen com o doctrinas inconstantes e inseguras; en términos de gran ecuanimidad y mostrando comprensión absoluta hacia sus adversarios, Llull estaba tratando de cumplir una misión empleando los recursos de claridad y paciencia que en su Ars Magna él mismo reco mendara. No abrigaba la menor duda de que ambas religiones estaban construidas sobre el error. Estando en Barcelona, en agosto de 1305, concl uyó el Li ber praedicationis contra iudaeos que es una co lecci ón de 52 sermones, uno para cada sábado del año, los cuales debían predicarse en las sinagogas de acuerdo con e l plan que había propuesto al rey. Constituyen en consecuencia un compend io de los argumentos que pueden emplear los clérigos para convertir a los jud íos partiendo de dos premisas que los propios hebreos estaban dispuestos a admitir, esto es, que la Ley mosaica está dotada de verdad y autoridad y que «el intelecto es naturalmente el juez de l a razón». Como consecuencia

384

LOS JUDÍOS

í os que estaban en e l de ellas, Llull se proponí a demostrar a los jud error aplicando racionalmente textos del Antiguo Testamento. Los sermones repiten tres argumentos principales: El Antiguo Testamento incluye en su revelación el dogma de l a Trinidad. Tomando pie en el versículo 3 del Salmo 110 de l a Biblia hebrea, 109 de la Vulgata — «ante luciferum genui te»— y refiriéndo lo al Mesías — «antes de la autora te he engendrado»— L lu ll lle ga a la conc lus ion de que si el Mesías ha sido engendrado antes de l primer acto de la Creación , que es la luz, ex iste desde la Eternidad y por consiguiente en el mismo Dios, en quien se da la pluralidad: en su per fecc ión absoluta Dios no necesita de nada exterior a E l mismo , por lo que este Hijo, de acuerdo con esa revelación, ha sido engendrado en e l interior de la divinidad . En prueba de esta argu mentación e l sabio mallorquín aduce catorce textos del Antiguo Testamento en que esa pluralidad trina se encuentra claramente anunciada , com o es el caso de Isaías 6, 3, donde los ánge les «se gritaban e l uno al otro : santo , santo, santo , Yahvé Señor de los Ejércitos» . En consecuencia declara que los jud íos cometen blasfemia cuando re chazan estos textos y niegan una de las cond ic iones esenciales de Dios, su pluralidad . Añade que tanto jud íos com o musulmanes incurren en contrad icc ión porque primero afirman la certeza que se contiene en la pro fecía, pero luego la niegan cuando no se acom o da a sus deseos . Los judíos , a l negar la Tr in idad , necesaria para que a para que se l esencia de Dios sea perfecta dejan a l puerta ab erta i crea en divinidades inferiores. A Dios no trino no ser ía posible con siderarlo com o principium perfectum, aunque así lo pretendan los judíos, ya que l e faltarí a algo para esa perf ecci ón que es la pluralidad posible: s in ella no puede ser eternamente activo y, por tanto, no es necesariamente ex istente . Judíos y musulmanes, al reducir a Dios a la sola unidad, le están negando la infinita y eterna actividad de generación. En los Mandamientos revelados por Dios a Moisés, se dice: no tengas dios ajeno (deum alienum). Para que Dios no sea ajeno es necesario que se encuentre muy próx imo al hombre y esto es lo que se produce con la Encamaci ón que es, precisamente, consecuencia de la Trinidad. Es también cierto, según la Biblia, que el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios. En consecuencia si descubr imos en el hombre el sello tri ni tari o, com o son por ejemplo memoria, entendimiento, voluntad, fe, esperanza, caridad, padre, madre e hijo, y semejantemente otras muchas cosas, y si negamos esa Trinidad, habría que acudir para explicar tal semejanza a «otro» Dios que no sea el principium perfectum. Por lo demás, los judí os se

-91) AGRESIÓN Y DESTRUCCIÓN EN ESPAÑA ( 1 2 1 5 1 3

385

, puesto que condenan a sí mismos al pecado, al negar l a Tri ni dad niegan la acci ón vivificante del Espíritu Santo y toman su nombre en vano ya que le niegan una parte esencial de su gloria. l Hijo Pasando al segundo argumento, el de la Encamaci ón de i ene , esgrimiendo siempre textos de la Escr i tura , de Dios, Ll ull sost que este misterio, revelado porque el hombre no puede descubrirlo por sólo su razón, aumenta l a gloria de Dios; por consiguiente no es posible dudar de que es verdadero. En los seres humanos hace más íntimamente posible el amor al prójimo, con quien comparten esa naturaleza que ha sido asumida por e l mismo Dios demostrando de este m odo su dignidad. Desde este ni ve l se hace más posible el cumplimiento de los mandamientos. Ambos dogmas, asumidos por el cristianismo, otorgan superioridad a l a fe de Cr i sto : t i ene más amor y más conoc im iento de Dios, más confi anza en É l y más esperanza. La teología cristiana ha llegado a conocer y demostrar l a gran armonía que existe entre Dios y el hombre . También su ética predispone mejor contra el adulterio por la práctica de la castidad y el ascetismo, cosas ambas que, con su poligamia, tanto j udíos com o musulmanes rechazan. El tercer argumento esgrimido por Ramón Ll ull se refería a la errónea interpretación que, a su jui ci o, hacían los j udíos acerca de a ley de Moisés . Por ejemplo e l mandamiento de honrar padre y l madre, que viene acompañado de una promesa de futura recom pensa, no puede l imitarse a los progenitores bi ol ógi cos; ha de estar referida también al Padre Dios y a l a Madre Iglesia, que son los verdaderos merecedores de toda honra. Ésta era, ya, una interpretación alegórica de la Escri tura. No la úni ca; en sus obras aparece com o un recurso al que se recurre con frecuencia. No conocem os que se hayan produci do respuestas y argumentaciones directas a este concepto, que los mendicantes asum ieron en términos generales. La úni ca ref erencia concreta l a encontramos en un pan fleto de medi ados del siglo xm, titulado Taa ’ not (Argumentos), obra de Moses ben Sol omon de Tarento. Toma de Maimónides una exp licaci ón que, a su vez, procede de Aristóteles: no es posi bl e atribuir a l o inmaterial un número f inito de específicas prop iedades , porque esto sería tanto com o limitar y materializar la naturaleza de Dios. Dios no puede ser tres porque lo es todo. En cuanto al comentari o que empleaban los maestros crist ianos — Dios es inteligencia, inteligible e intelectivo— l e parece un simple juego de palabras al que no vale la pena prestar l a menor atención.

386

LOS JUDÍOS

11. N i Llull ni los padres reunidos en Vienne vieron posibilidades de una convivencia permanente entre cristianos y jud íos . Estos últimos no pod ían tener un hueco en la soci edad cristiana porque, a su j ui ci o, no se habían mantenido dentro de los límites del Antiguo Testamento, com o era su misión, sino que habían introduci do serias alteraciones movidos del propósi to de combat ir al cristianismo . De este m odo l a doctrina de San Agustín quedaba invalidada, haciéndose a los j udí os responsables del quebranto. Habían perdi do la amistad de Dios, que antes tuvieran, pasando a ser enemigos de Él y condenados a permanente cautividad por esta desobediencia. Por estas tres razones, rechazo de la fe cristiana, herejía contra el Antiguo Testamento e iniquidad, resultan peligrosos para la Cristiandad y no es posibl e que convivan con ella. Era preciso, desde estas nuevas coordenadas , buscar una soluci ón para tan serio problema. Es la que finalmente adoptarán los Reyes Católicos. Se debía comenzar por un gran programa catequético, amistoso, equilibrado, amable en sus expresiones y ofertas, para inducirles a la conversión. Para ello era preciso cambiar su educación, cultura y filosofía, hasta ponerles en condiciones de entender el pensamiento cristiano y descubrir por consiguiente la verdad. Ahora bien, todos aquellos que a l final de este proceso catequético siguieran rechazando el bautismo debían considerarse pertinaces disponiéndose