LA LEY DE TÖPPFER

Máscara de piedra, período neolítico precerámico (7000 A.C.). Musée de la Bible et Terre Sainte, París.

Scott

McCloud

se

preguntaba qué

hacía

posible

el

seguir

distinguiendo un rostro aun cuando éste fuera descompuesto hasta su abstracción elemental. Proponía su fórmula:amplificación por

simplificación. Ésa es la lógica de la máscara – y por lo tanto, del
rostro -, porque la máscara es la persona, una construcción que portamos pero que no vemos, que es reconocida por los demás y

El reconocimiento humano se va construyendo en base a esa simplificación de los rasgos que permiten universalizarlos. un carácter y una expresión”. Gombrich lo llamó la Ley de Töppfer: “todo dibujo de una cara humana. dibujar es re-construir el trazo que nos hace humanos. La caricatura viene de caricato. la cargada -. el psiquiatra. justamente porque es un dibujo en constante expansión y retracción  – el carácter humanonunca está naturalmente garantizado -. En ese sentido. posee por el mero hecho de haber sido dibujado.de esa manera deviene personalidad socialmente construida. Okuyama destilaba su resentimiento por no tener rostro deseando sacarle los ojos a la humanidad. En Tanin no kao. La humanidad – esa errática y desafortunada invención – se reconoce en los gestos y acciones culturalmente aprehendidos que son a su vez maneras de encauzar las pasiones que subvierten el control que los cuerpos se imponen sí mismos: la risa y el llanto. Su socio. por muy torpe o pueril que sea. . donde el control es imposible. donde todos somos máscaras. colectivamente significada. De ahí que las historietas nos muestren qué es ser una persona. el Sr. David Carrier afirmaba: la secuenciación es la síntesis de una multiplicidad de elementos irreductibles. cargar algo de sentido – de ahí. por así decirlos. personajes de la gran tragedia universal donde todos actuamos nuestros roles.  Ese Smiley neolítico es particularmente impactante. expresaba la utopía antiestatal: un mundo de iguales sin rostros.