P. 1
35 INTERVENCIÓN PEDAGÓGICA

35 INTERVENCIÓN PEDAGÓGICA

|Views: 5|Likes:

More info:

Published by: Micaela Gonzalez Delgado on Jul 24, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/25/2014

pdf

text

original

Intervención Pedagógica

LO EDUCATIVO

Lo educativo y su invisibilidad

Lo pedagógico para mirar su indecibilidad

La visión, en cuanto composición de realidad que realizan cerebro-ojo.

Todavía está no siendo
Esta falta, como todo lo adeudado, no parece conducir sino a un pensamiento vuelto sobre el azogue de un espejo sin fondo que muestra la precariedad de esa reflexión y con ella, la imposibilidad de ‘presentar’ un marco capaz de limitar su continente.

Eso; solo un no-quererdecir

Eso, solo un poder-decir

Eso, solo un querer-poderdecir desde el sentir, en lo que es

Horizonte en tanto condición de su propio acontecimiento

Anuncio ni anticipación que el simulacro de su propia llegada

lo educativo acción invisible

contiene una cierta fragilidad y desvalimiento cuya expresión más natural, es su contingencia en la aventura del riesgo y el atrevimiento de sujetos sujetados a la aprehensión de la experiencia, la circunstancia, el tiempo y el espacio pedagógico El carácter revelador de lo educativo se muestra en la incompletud, el inacabamiento o inconclusión de los sujetos y reside ahí precisamente la posibilidad de educar. Tiene parte la búsqueda y la producción de sentido del proyecto que somos.

La visibilidad y la invisibilidad, del ver y del cegamiento

Derrida dijo haberse percatado, a partir de un cierto momento, de que el privilegio tradicional de lo visible estaba “constantemente sostenido, fundado, él mismo desbordado, por el privilegio del tacto”.

La idea de que aquello mismo que eventualmente está por imitar, por restituir o por devolver, se encuentra, en todo caso, en la invisibilidad.

Plinio el Viejo la relató, la representación gráfica es remitida a la ausencia o la invisibilidad del modelo

Mi apropiación pues, cortada por una expropiación: mi (si se puede decir, dado que es un extraño posesivo...) exapropiación.

En el gesto ciego hay aún una infinidad por ver
de “lo que viene”. Lo que viene es el advenimiento, el acontecimiento, lo que sorprende, lo imprevisible. “El surgimiento del acontecimiento debe agujerear todo horizonte de espera”

El gesto del ciego es tender las manos hacia delante, explorar el vacío, anticipar, tomar la delantera

La escritura también va “a través de la noche, más lejos que lo visible o lo previsible”
“No (más) saber, no (más) poder: la escritura se entrega más bien a la anticipación”, una anticipación que no es previsión.

Ciegos que llevan las manos hacia delante, que deben “adelantarse, es decir, exponerse, correr el espacio como se corre un riesgo

Y cuyo gesto “oscila en el vacío entre la prensión, la aprehensión, la plegaria y la imploración.”

Pero ¿qué plegaria, entonces, y qué imploración en la escritura, en el pensamiento, en la especulación?...

Nosotros éramos el punto ciego, no podíamos ser captados.

Líneas de significación en lo educativo
• Lo educativo es la proximidad en la que transcurre la vida cotidiana de sus actores y donde se produce sentido a las interacciones en torno a los saberes que circulan. • La vida social en lo educativo está circunscrita a las relaciones de poder y saber, las paradojas en la comunicación entre la paciencia y la espera, esa proximidad del tiempo intraducible. • La vida inconsciente del espacio educativo es el territorio intersubjetivo, campo transferencial y vincular, así como red de significaciones donde se entrama lo institucional. • El lugar de lo educativo es el espacio de significación de lo posible, de lo familiar, del colocamiento del sujeto frente al contexto, donde se confrontan las con-formidades producidas y se sitúa el acontecer cotidiano, la producción de lo que escapa a la regulación social en un haz de significaciones dispersas.

Diversidad de componentes de lo educativo como campo problemático. Lo educativo.
Red de conexiones e interacciones lógicas de significación.

Trama tejiendo lo constituyente de lo social e institucional.
Construcción dialéctica permanente en el lugar del acontecimiento .

Nota: El acontecimiento es una especie de desgarramiento del tejido social y punto nodal de un haz de significaciones dispersas.

• En el acto educativo se juegan encuentros, reencuentros y desencuentros; responsabilidades, decisiones y sospecha frente a ellas; insatisfacciones, gozos, y sufrimientos; nominaciones, elecciones y selecciones; integración, inclusión y exclusión; visibilidad e invisibilidad y borramiento; superficies de inscripción, exterioridad e interioridad; enajenación, recuperación y retorno a sí mismo...por medio de una especie de metamorfosis en la que se gestan perpetuas mudanzas e inscriben la subjetividad de los procesos sociales en el mundo de vida.

Lo pedagógico

En cuanto a lo pedagógico, es el espacio de interpelación por excelencia para dar posibilidad de elección y decisión a los sujetos en constitución y que, de alguna manera, modifica el proyecto inicial que imaginaron o crearon en el espacio y el tiempo.

De modo que la diferencia estriba en que en lo educativo acontece el proyecto y en lo pedagógico la interpelación articula formas de hacer cambiar de rumbo a ese proyecto que imagino el sujeto en constitución.

De ese modo, al referirme a la diferencia hago presencia de lo que no puede ser legible y la lectura se centra ahora en la ilegibilidad del texto que enlaza lo pedagógico en la tarea de educar. Aludo al texto como todo aquello que puede leerse, es decir, no es sólo algo impreso en papel, es lo que está impreso en la realidad y contiene escritos de marcas y huellas de lo cultural.

La pedagogía interviene discursiva y argumentativamente al configurar un ideal educativo o un proyecto particular, de ese modo, lo pedagógico se gesta en el encuentro de lo metafórico, simbólico y subjetivo de la configuración de lo educativo.

Esto nos lleva a plantear que la imaginación que produce lo metafórico en lo pedagógico se desplaza en el movimiento de conceptos que se descentran y que se inscriben en el dominio de las practicas discursivas que encuentran su límite entre lo visible y lo decible de un tiempo-espacio determinados, produciendo saberes de distinto tipo en el acontecimiento, lo que permite con-formar su especificidad y delimitación

Por tanto, se encuentra inscrito en la enunciación del ideal, mismo que es plagado de imaginación que hacen concebible una multiplicidad y pluralidad de cosas que se pueden decir del mismo.

Pues lo que se enuncia en la narratividad de lo educativo contiene una cierta disposición, ordenamiento y omisión de lo que intenta nombrarse.

Lo pedagógico
• Se gesta en el espacio educativo. • Se define en función de los saberes significados y simbolizados. • Educando y educador: definen los lugares asimétricos en la relación. • La presencia de los saberes otorgan al espacio su valor y especificidad.

Vínculo Educativo

Es toda aquella relación intersubjetiva, consciente y/o inconsciente entre un sujeto y sus diferentes objetos. El vínculo implica un lazo afectivo y lenguaje. Para entrar en vínculo el sujeto debe cumplir ciertas exigencias de trabajo psíquico, impuestas por el encuentro con el otro, más precisamente con la subjetividad del objeto (Kaës, 2000)

El vínculo

1
•Adquiere condición vital para els er humano, sin él no hay lenguaje, y sin lenguaje, no hay subjetividad, habría vida sí, pero no sentido

2
• el vínculo con el otro, lo mismo puede ser constitutivo como demoledor del sujeto

3
•Da lugar al sujeto y no a la inversa

4
•Contiene una visible fuerza de creación (calidad intrínseca del vínculo y de sus incesantes metamorfosis).
•Aparece con el deseo y se expresa en el reconocimiento de sí como potencia, como capacidad de acción

¡Gracias!

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->