You are on page 1of 2

Colibrí 1 la vida gira y gira en torno a si.

Los recuerdos, el tiempo, dejan de importar cuando pasa tu estadía en la tierra y, cuando la vida deja de girar, deja de agitar sus alas veloces, simplemente mueres, ya no tienes náda más que hacer.

Sentí como agarraban mi corazón y lo exprimían, convirtiéndolo en un puño cerrado, sentí como me traspasaban las espadas por el estomago y me secaban los ojos con el viento helado, sentí la culpa, el dolor, la soledad y el alivio en segundos. Presencié caras arrugadas de asco y pánico, y luego... caí en el entendimiento. Estaba muerta. Mi cuerpo frío fue posado en una camilla igual de fría, sin colchón ni almohada, me cerraron los ojos, me cosieron la boca para mantenerla cerrada, no sin antes llenarla con lo que parecía pasto seco. Mi vestimenta fue el mejor vestido que se pudo comprar, mi maquillaje fue recargado y horrible, mi entierro triste y poco concurrido. Escuché como cerraban la puerta del ataúd y como la tierra caía encima de este, escuché el llanto de mi mamá, el de mis hermanas, de mis amigos... el de gente desconocida. Ya sin nada más que ver, nada mas que escuchar, nada más que sentir además de mi propia descomposición decidí dormir, descansar; "estoy lista, ya puedo irme, ya no quiero estar aquí. No necesito estar aquí". Pasó tiempo, no se cuanto, no se si era de día o de noche, no se si aun quedaba algo de mi. Luego de escuchar como mis familiares se alejaban de mi recuerdo, luego de presenciar miles de gritos angustiados, miles de horribles aullidos encolerizados, aún no moría del todo, aún estaba ahí. En todo ese tiempo, nunca me sentí angustiada, nunca me pregunté cosas inrespondibles como; ¿porque dejan mi alma encerrada?, ¿cuando me vendrán a sacar? o ¿qué esperan que haga?. En todo ese tiempo, nunca pensé mas de lo debido en mi vida, mi pasado, nunca pensé en lo que era ni en lo que quería ser, no pensé en nada más que en... nada.

tenía ojos cafés y pelo negro. Me moví sin querer hacerlo. Un tirón. no sabía que aspecto tenía ni lo que estaba haciendo. estaba en una cama cálida. riendo. no entendí muy bien.. esa puerta. . el me hablaba sobre las estrellas. al final una puerta. y al caminar hacia ella. había nieve... me hacia sentir bien. la misma pesadilla se repite una y otra vez. era el chico de sonrisa cálida. y de un segundo a otro estaba en verano.. tocandolas.2 Me levanté un día de invierno. simplemente despierto. solo sé que me gustaba su voz. No sabía lo que era. estaba con alguien. en un campo repleto de flores amarillas.. Un chico de aspecto extraño me habló. el me hacía reír.. estaba felíz. vestía con ropa formál. y todo estaba azúl.. me sentí plena. no se porque. No estaba sola. Su mano rozó la mía.. Giré sobre la cama y caí en un pasillo largo. solo sé que esaba ahí. hasta el infinito. sonrisa calida y dientes un poco disparejos. Cerré los ojos.

Related Interests