Jaques Lacan sobre un texto de Marguerite Duras

Homenaje a Marguerite Duras, del Rapto de Lol V. Stein (1965) Del rapto: esta palabra se nos vuelve enigma. Que Lol V. Stein la determine: ¿la hace subjetiva u objetiva? Raptada. Se evoca el alma y obra la belleza. De este sentido al alcance de la mano nos libraremos como se pueda, con el símbolo. Raptora es también la imagen que nos impondrá esa figura de la herida, la exilada de las cosas, a quien no se atreve uno a tocar, pero que hace de uno su presa. No obstante, los dos movimientos se anudan en una cifra que se revela en ese nombre sabiamente Conformado por los contornos de la escritura: Lol V. Stein. Lol V. Stein: alas de papel, V, tijeras, Stein, la piedra en este juego de la mor-ra*1 te pierdes. Uno contesta: O, boca abierta ¿qué quiero dando tres saltos sobre el agua, fuera del juego del amor, dónde me zambullo? Este arte sugiere que la raptora es Marguerite Duras y nosotros los raptados. Pero si, apretando el paso tras los pasos de Lol, que resuenan *2 a lo largo de su novela los oímos detrás nuestro sin habernos encontrado con nadie, ¿será que su criatura se desplaza entonces por un espacio desdoblado? ¿O será que uno de nosotros pasó a través del otro, y quién, ella o nosotros, se dejó atravesar? Por lo que se ve hay que anudar de otra manera la cifra: para asirla hay que contarse de a tres. Más bien lean. La escena -y la novela entera no es más que su rememoración es propiamente el rapto de dos en una danza que los suelda y ante los ojos de Lol, tercera, junto con todos los del baile, padece en él el rapto de su novio por aquella que sólo tuvo súbita que aparecer. Y para palpar qué busca Lol a partir de ese momento se nos ocurre hacerle decir un "yo me dos" , conjugando doler con Apollinaire. Pero, precisamente, ella no puede decir que sufre. Se pensará, según algún cliché, que Lol repite el acontecimiento. Pero hay que examinar las cosas en detalle Visto de lejos se reconoce el acontecimiento en ese acecho, al que desde ahora Lol volverá muchas veces, de una pareja de amantes en la cual encontró como por azar quien fue antes del drama su amiga íntima y que le prestaba asistencia a su hora: Tatiana. Lo que allí se rehace no es el acontecimiento sino u nudo. Lo que este nudo encierra es propiamente lo que rapta, pero de nuevo ¿a quién? Lo menos que puede decirse es que la historia aquí pone a alguien en el otro platillo de la balanza, y no sólo porque Marguerite Duras lo convierta en la voz del relato: el otro integrante de la pareja. Su nombre, Jacques Hold. Porque tampoco él es lo que parece ser cuando digo: la voz del relato. Es más bien, y mucho más, su angustia. Y aquí vuelve de nuevo la ambigüedad: ¿su angustia o la el relato? En todo caso no es simplemente el que muestra la maquinaria, sino más bien una de sus piezas, que no sabe todo de cuanto lo sujeta a ella.

Lol. y descubriera su desnudez. con que el otro nos reviste y que nos vise. de un más allá cuya palabra clave no supo descubrir. Stein. Un objeto es término de ciencia. pienso que un psicoanalista sólo tiene derecho sacar una ventaja de su posición. el vestido negro de mujer.Esto da pie a que presente a Marguerite Duras. que aquí sustenta el fantasma al que se prende Lol en el tiempo siguiente. tomado como objeto en su nudo mismo. A quien lea estas líneas a la luz de las candilejas a punto de extinguirse o de volverse a encender. busca hacer llegar la conjunción única del acto teatral. por ejemplo. aunque la propia Marguerite Duras me entera de que no sabe de toda su obra de dónde le viene Lol y aunque pueda yo entreverlo por lo que me dice en la frase siguiente. y donde yo hago de tercero. es lo único de lo que quiero dar fe al rendirle homenaje. en un tercer ternario. por ser visible. ¿Llega esto entonces más allá? Sí. propiamente Es decir. y demostrarlo como la adopción explícita de los mecanismos que constituyen su edificio inconsciente: necedad. que en su materia. esperamos. debería servir para señalarles que están cayendo en algo necio: atribuir. ¿No basta esto para reconocer lo que le pasó a Lol. la hubiese conjugado con el momento en que su amante levantara el vestido . como de un vestido. y recordar su estatuto debería poner término a algo que al fin y al cabo hay que llamar por su nombre: la patanería. toda entregada a tu pasión de diecinueve años. aunque ésta por tanto sea reconocida como tal: la de recordar con Freud. llega a lo indecible de esta desnudez que se insinúa hasta remplazar su propio cuerpo. no le permita puntuar. a esa imagen. de cierto psicoanálisis. Además. más que dirigirme a ese lector. y tengo por cierto su consentimiento. cuando nos despojan de ella ¿ser qué debajo? ¿Qué decir de ello cuando esa noche era para ti. que debe entonces seguirse en el tema del vestido. o sea. por ser perfectamente calculable. con estos Cahiers. Pienso. la técnica confesa de un autor a alguna neurosis: patanería. Stein. Stein. Esto no es un madrigal sino un límite metódico que me propongo afirmar aquí en su valor negativo y positivo. tu puesta de largo y la desnudez que llevabas puesta daba a tu traje su esplendor? Lo que te queda entonces es lo que decían de ti cuando ras niña. al introducir un rapto decididamente subjetivo esta vez. en el que Marguerite Duras evidencia saber sin mí lo que yo enseño. al cerrar las puerta tras ellos tres. Con lo cual no perjudico su genio al apoyar mi crítica en la virtud de sus recursos. le aseguro que en el hilo que voy a desovillar no hay nada que no siga al pie de la letra el rapto de Lol V. Aquí todo se detiene. y que otro trabajo realizado. digamos la pedantería. el artista siempre le lleva la delantera que no tiene por qué hacer de psicólogo donde el artista le desbroza el camino. y que nos deja. que Revela lo tocante al amor?. imagen de sí mismo. Esta faceta de sus esparcimientos. Debe tomarse en la primera escena donde Lol es despojada de su amante. . Reconozco esto en el rapto de Lol V. que nunca estabas del todo ahí. Que la práctica de la letra converja con el uso del inconsciente. esa palabra que. hasta hoy en mi escuela. para los que se arrojan en ella. más bien me excuso de su fuero para ejercitarme con ese nudo que destuerzo. uno e cuyos términos es el rapto de Lol V. o aun desde esas orillas del futuro hasta las cuales Jean-Louis Barrault.

Compruébenlo. a Lol acostada. aunque más no fuese por el solo hecho de que no ve nada. y Jacques Hold de inmediato siente su efecto. Pues tú sientes que se trata de una envoltura. por una noche y hasta el amanecer en que algo en ese lugar cedió: el centro de las miradas. y que para siempre. para hacerlos deponer la vuestra ante la obra del pintor. violenta o bien soñada ¿tendrán tiempo de pasarla al registro de lo cómico. El nuestro. de lo que los mira. haciéndola zozobrar con esas palabras de amor cuyas compuertas sabe es la otra quien las abre. Su agitación pánica. en una superficie más compleja puede llegar a formar un nudo bien raro. Enseño que la visión se escinde entre la imagen y la mirada. Esta función es incompatible con el mantenimiento de la imagen narcisista en la que los amantes tratan de contener su enamoramiento. Y la mujer del acontecimiento es muy fácil de reconocer porque Marguerite Duras la pinta como no-mirada. Pues no conocen ustedes la angustia de lo que los atañe. puesto que con un vigor redoblado se afanará con su amante con la certeza de obedecer al deseo de Lol. Mirada es algo que se despliega a pinceladas sobre el lienzo. a Tatiana. con las palabras que hacen falta. . en la ventana. por todas partes en la novela está esa mirada. Aun tendrá que mostrarle. en todas partes en una esfera. Ella no es el voyeur. pero palabras cobardes que también siente que no querría para ella. Lol reclamarás de todos los que pasan. Sobre todo. Hay una gramática del sujeto en la que se puede acoger este rasgo genial. El lugar de la mirada se demuestra cuando Lol la hace surgir en su estado de objeto puro. Toda mirada será la tuya. como Jacques Hold fascinado se dirá él mismo dispuesto a amar a "toda Lol". Único en una meseta. de lo que los mira sin mirarlos. antes de que Jacques se reconforte significativamente al decirse que sin duda Lol lo ve? Se calma un poco más solamente. y el primer modelo de la mirada es la mancha de donde se deriva el radar que ofrece a la extensión la paropia del ojo. sí. desnuda bajo sus cabellos negros". Se dice que algo los atañe*3 cuando algo requiere vuestra atención Pero el asunto es más bien obtener la atención de lo que los atañe. Regresará en una pluma que lo señaló para mí. desde la ventana del hotel de citas donde espera a Tatiana. el mirón. por no tener ya ni adentro ni afuera. ¿Qué esconde esta locución? El centro no es igual en todas las superficies. No es Lol quien mira. "Desnuda. y que en la costura de su centro se vuelven todas las miradas en la tuya. todavía inocente. estas palabras en labios de Lol engendran el paso de la belleza de Tatiana a la función de mancha intolerable que pertenece a ese objeto. sin conmoverse en lo más mínimo de que ésta no se haya percatado de nada. que es la tuya la que las satura. propiciatoria. descubre. no se equivoquen acerca del lugar aquí de la mirada. Sigan el paso de Lol que atrapa cuando pasa de uno a otro ese talismán del que cada cual se descarga con prisa como de un peligro: la mirada. al configurar ese segundo tiempo por el que ella se sepa vista por él. Lo que suceda la realiza. Es la angustia que se apodera de Jacques Hold cuando. cínico por haberla y sacrificado a la ley de Lol.Pero ¿qué es pues esa vacuidad? Cobra entonces un sentido: fuiste. Lol. para Jacques Hold. en el lindero del sembradío de centeno que está enfrente.

puesto que ese objeto. a quien no se salva del rapto. una tercera que dista mucho sin duda de ser la tercera excluida.trae como ofrenda a Lol. trató de denunciar este engaño . No es vano que encuentre aquí esta eponimia. cuando uno las puede leer sin el lastre de algunos de los prejuicios que el tipo de instrucción que recibimos nos inculca. plantando sobre su vacío el "yo [je] pienso" de sueño desagradable que constituye la materia del libro. la del Heptamerón. la idea del cuento "galante" . cuya introducción en mi seminario constituyó la nea divisoria de la plancha frágil de su platea. en una obra magistral. delante de todos ellos confesé un día que todo el año había tenido apretada en mi mano. que esta convención . gracias a ellos. No lo dijo lo bastante alto. No es su división de sujeto. con que yo le restituiría su saber. serán cada vez menos uno y otro. Y me detengo en lo que Marguerite Duras me da fe de haber recibido de sus lectores. Más superfluo resulta mi comentario acerca de lo que hace Marguerite Duras al dar existencia de discurso a su criatura. Porque me parece natural reconocer en Marguerite Duras la caridad severa y militante que anima las historias de Marguerite d'Angoulème. es más bien lo que él es en ese ser de a tres en el que Lol se suspende. sin duda. -no del recitante. Sólo les advirtió que la satisfacción que entraña no debe considerarse como ilusoria. Lol se vuelve loca. sería incapaz de estorbarla con la conciencia de ser en un objeto. hay señales en el episodio. en efecto . Me alegro por esta prueba de que la seriedad conserva aún algún derecho después de cuatro siglos. un asentimiento que la impresiona. me parece constituir un final menos decisivo que esta observación. pero quiero dar fe de que me viene de Marguerite Duras. Freud se quedó con la boca cerrada. Y es que aquí desembocamos en la ética del psicoanálisis. cuya misión expresa es la de velarnos la verdad . Y no obstante. En ella se adivina la advertencia contra lo patético de la comprensión. Pues el propio pensamiento. al final de la novela. dedicados a realizar el fantasma de Lol. Es este el sentido de esa sublimación que todavía deja aturdidos a los psicoanalistas. en Tatiana. que hace retornar a Lol al sembradío de centeno. sino del sujeto. Pero. manifiesta en Jacques Hold. Porque la última frase de la novela.Desde entonces es legible que. Lucien Febvre. el público está convencido de lo contrario. en la invisibilidad. Ya es mucho si no llegan a profesar que la sublimación se mide para el escritor por el número de ejemplares vendidos. De esto . En este caso. Pero es verdaderamente Lol quien organiza este ser de a tres. unánime en lo que respecta a este extraño nodo de amor: el amor que el personaje que señalé cumple aquí la función. por el camino por donde él la acompaña en un peregrinaje al lugar del acontecimiento. ya Marguerite Duras lo recuperó con su arte. para solamente encubrir el déficit. lo que nos retendrá ya más tiempo. ya que. la mano de otra Marguerite. porque al legarles el término. durante los cuales la mojigatería se ha dedicado a utilizar la novela para girar a cuenta de la ficción la convención técnica del amor cortés. Jacques Hold se contenta con darle una conciencia de ser que se sostiene fuera de ella. al hacerlo. Y porque el "yo [je] pienso" de Jacques Hold llega a obsesionarla con un cuidado demasiado cercano. Ser comprendida no le conviene a Lol.

hablando directamente a las mujeres desde la diferencia. El arrebato de Lol V. Marguerite Duras. se dedica hasta la muerte a un amor. en su Heptamerón. En todo caso. presuponiendo un goce fálico que no debiera faltarle a nadie. Stein permitía dar consistencia. Las múltiples consideraciones sociológicas que se refieren a las variaciones de una a otra época de la pena de vivir. para nada platónico aunque sea imposible. el personaje Lol V. . Es un caso de aplicación congruente de la justicia distributiva. . Marguerite Duras. con el mito del alma personal. lugar que he definido y que no es simplemente lo que creen quienes están lejos de él: el lugar de la desdicha. . Sin duda no puede usted socorrer a sus creaciones nueva Marguerite. lo he descrito: es el umbral del entre-dos-muertes.] LACAN. o arrobamiento. que no es ningún monaguillo. de Lol V. [N. Marguerite Duras irrumpió. abrió un frente inédito en el feminismo francés. parecería un enigma menos opaco si no se mirara a través de los ideales del happy end victoriano. cuando celebra las bodas taciturnas de la vida vacía con el objeto indescriptible? NOTAS *1 Lacan juega con la homofonía entre jeu de la mourre (juego de la morra) y jeu de l'amour (juego del amor). igualmente valientes para arrojarse. Pero la caridad sin muchas esperanzas con que usted las anima ¿no es acaso producto de la fe que usted tiene de sobra. T. El arrebato. Un primer feminismo. . Por lo que conozco de su obra. sino que las sitúa del lado del no-todo y las toma en cuenta “de una en una”.] *2 Cabe recordar que en múltiples oportunidades Lacan juega con el término francés résonne (resuena) y su homofonía con raison (razón). aunque estén atrapados en los espinos del amor imposible de domesticar. a otra relación de las mujeres con el falo: no aquella que las toma en referencia al todo y a la excepción. hubiera quizá facilitado los caminos por los cuales el gran historiador antes nombrado se esforzaba en comprender algunas de esas historias que él considera tal como se nos dan: como historias verdaderas. en particular con esta novela. LA DURAS y EL ARREBATO La novela de Marguerite Duras. el deseo entabla con el objeto que lo causa. [N. a las diez y media de la noche en verano. Stein da testimonio claro y transmisible de lo que es la inexistencia del Otro y de cuál es la articulación de esa inexistencia con una exigencia de amor sin límites. por ser del Otro. clásico. de un ser ofrecido a la merced de todos. me parece que en torno a este lugar gravitan los personajes que usted sitúa en nuestro vulgo. para mostrarnos que en todas partes existen nobles equivalentes a esos hombres gentiles y a esas damas gentiles de las antiguas lides. nocturna en el cielo. son de poca monta comparadas con la relación de estructura que. se fundamentaba en la exigencia de que a las mujeres no les faltara nada de todo aquello de que los hombres disponen.protegía verdaderamente. Pues el límite donde la mirada se vuelve belleza. de la promiscuidad del matrimonio. Si tradujésemos estos dos feminismos a las fórmulas de la sexuación lacanianas. Y el estilo que usted despliega. diríamos que el del primer tipo se esfuerza en situar a la mujer en el lado izquierdo. hacia esa mancha. de escritura al menos. Stein. el representado por ejemplo por Simone de Beauvoir. T. Y la aventura ejemplar en la que el Amador de la historia X.

está en una habitación con Tatiana desnuda. le dijo: "No debe saber que ha escrito lo que ha escrito.S. el artista siempre le lleva la delantera. Stein de su novio en vísperas de su boda. que por un momento ha sido su amante.Hay que decir que la novela arrebató y sigue arrebatando a las mujeres que la leen. más exactamente. hasta llegar al fin del texto donde nos damos cuenta que hemos sido el elemento tercero entre Marguerite Duras y su obra. Según transmite Duras en su libro Escribir. Lol ahí se hace arrancar a sí misma. ¿Qué dijo Lacán de la novela? Entre un generoso discurso lo siguiente: Pienso que un psicoanalista sólo tiene derecho a sacar una ventaja de su posición. El arte de Marguerite Duras fue extraer de la psicosis o. (Para no caer en la nada) El tercer arrebato es la captura que la novela de Marguerite Duras produce en el lector: ahí somos nosotros los que nos dejamos robar nuestra atención. Recordemos que la novela comienza con la escena del baile. cada una de ellas trabada por un trío de personajes. esa frase la dejó estupefacta y se convirtió en "una especie de identidad esencial. Con lo cual no perjudico su genio al apoyar mi crítica en la virtud de sus recursos. Le arrebatan la pareja. La segunda dimensión es la posibilidad hallada por Lol de crear.Ma. a partir de su arte de escribir. Lacan reconoció en ella un saber hacer por sí sola con su síntoma. de un derecho absolutamente ignorado por las mujeres". en la cual Anne-Marie Stretter (cuyo nombre podría leerse: A. porque se perdería y significaría una catástrofe". El texto que Lacan escribió en homenaje a Marguerite Duras describe cómo el término de arrebato es aplicable a la novela según tres dimensiones. Ella misma quedó en el papel de mediadora entre el saber contenido en un síntoma psicótico y la curiosidad del público al que ella se dirigía como escritora famosa. tal como se crea un síntoma nuevo. otro trío. es lo único de lo que quiero dar fe al rendirle homenaje". nunca lo comprendí del todo”. Reconozco esto en el rapto de Lol V Stein en el que Marguerite Duras evidencia saber sin mí lo que yo enseño. que consideró no debía ser interferido por el saber psicoanalítico.) despoja a Lol V. La trama de la novela de Marguerite Duras proviene de un caso clínico. Que la práctica de la letra converja con el uso del inconsciente. Su arte le permitió. Puntualmente. y que no tiene por qué hacer de psicólogo donde el artista le desbroza el camino. La propia Marguerite Duras quedó fascinada por el efecto producido en sus lectores. de un caso de erotomanía. aunque ésta por tanto le sea reconocida como tal: la de recordar que en su materia. en un esfuerzo por volver a su ser de tres. . Pienso que Marguerite Durás si sabía lo que ha dejado escrito. y estuvo entrevistándose largas horas con ella. del cual ella formaría parte como la mirada que contempla de lejos cómo Jacques Hold. transmitir a la vez el saber de la construcción psicótica y burlar la censura para que el lector se erija ante lo que se presenta como un “caso clínico”. “desnuda bajo su cabello negro”. La escritora conoció a la paciente en persona en un hospital psiquiátrico. por recuperar el nudo mismo de lo que se podría llamar una existencia. elementos esenciales para el conocimiento de la sexualidad femenina. Marguerite Duras dijo: “lo que Lacan dijo de esa novela.

que justo estaba leyendo hace unos meses las últimas clases del Curso Los usos del lapso. sino para consignar el desierto dejado por ello. la historia comienza de otro modo y en otro lugar para él–. una novela.. 20.. en las que es Eric Laurent quien introduce esta problemática. Es lo que Laurent produce en otros como Jacques-Alain Miller…. Es Lacan. y pensó también cuando vio ese film en el "ser de a tres" de la solución Duras como una clave. Hablando de esto con Adrián Scheinkestel –por supuesto que él tiene otra lectura. el comienzo de una historia para ser contada." Varias historias. en fin son unos cuantos los que tienen problemas con este tema que está trabajado en las clases 19. no para reemplazar nada de lo que ha sido vivido o supuestamente ha sido. en su "Homenaje a Marguerite Duras. por la vía del "ser de a tres". retoma los planteos de la otra Marguerite –De Navarra–. el modo en que puede tratarse la temática del amor. hablando de la pareja –que tanto concierne a Enlaces–. quien escribía sobre la cuestión del amor cortés. por fuera de la lógica del matrimonio. hasta fui a ver una obra de teatro suya en París protagonizada por Fany Ardant. en castellano.[2] haya podido encontrar. Fue para mí un hallazgo que al tener que hablar de la película con la que cerramos el seminario del año pasado. Eric Laurent. En el 2001 había leído el artículo de Eric Laurent –publicado en El Caldero de la Escuela N° 84– "Un sofisma del amor cortés". una salida para pensar la película. no opaque lo que hay de irreductible en la imposibilidad de hacer surgir en un discurso la heterogeneidad radical que existe entre el objeto causa del deseo y el objeto de amor." –. De modo que la lógica del conjunto. ¡de a tres!. Fue entonces en la última clase del seminario del año 2006 cuando Adrián Scheinkestel y yo empezamos a hablar de esto. Yo. la de Heptamerón. es decir.L "Me dije que uno escribe siempre sobre el cuerpo muerto del mundo. todo lo que encontraba de ella y en cualquier idioma. en francés.. para ocuparse del modo en que una autora actual como Duras. Con la idea de aplicar el "ser de a tres" durasiano para pensar la película descubrimos que –sin importar de quién había sido la idea– lo que importaba era interrogar ese "ser de a tres" que de alguna manera también está incluido en el dispositivo de este año y en la manera en que trabajamos. Entonces tenía que entrar Pablo Russo en la historia. Leí también .. dos Margaritas Si lo que quisiera transmitirles fuera un cuento. Que es en los estados de ausencia donde se hunde el escrito. y lo hizo como uno de los responsables del Módulo "Ficciones: cine" que había elegido la película. sobre "Patologías de la identificación en los lazos sociales y familiares". es decir del matrimonio. Tenemos así estos tres pero otra forma de comenzar esta historia sería decirles que tuve una época en que leí todo de Marguerite Duras. tú y todos los que conocemos. en ocasión de las Jornadas Anuales de la Escuela. para entender algunas claves de la misma. la cuestión sexual. 21 y 22 de Los usos del lapso. retomó la idea de la solución durasiana a la cuestión de la pareja y volvió a insistir con el tema del "ser de a tres". y también sobre el cuerpo muerto del amor. el que nombra a la otra Marguerite.E.. donde compara a Marguerite Duras con Marguerite De Navarra –cosa que también hace Lacan en el texto "Homenaje a Marguerite Duras.Sergio Canadé a partir de textos de Antoni Vicens. Jacques Lacán y N.". tendría en verdad varios comienzos.. El año pasado.

que se llama "Hay hombres y mujeres". en otra clase de ese mismo seminario. La misma Marguerite no encontró esa domesticación nunca y vivió hasta el final en el instante de Las diez y media de una noche de verano. Stein. Hay que saber que Duras era una escritora.varias biografías sobre ella y fui convenciendo a varios colegas y amigos –otros ya estaban convencidos– de que había que leer a Marguerite Duras. No he vuelto a leerla hasta ahora en ocasión de esta presentación. en su homenaje. puesto que conocía bastante a Duras y sabía que las escenas de a tres eran materia misma de la vida erótica de Marguerite. ese saber ella ya lo tiene –se trata de un saber que tiene sin saber que lo tiene. . de hecho en el seminario "El sexo es un decir" del año 1996 – mucho antes de que existiera el "Departamento de estudios psicoanalíticos sobre la Familia -Enlaces"– hay una clase de Fabián Fajnwaks que se titula "El amor como suplencia de la no-relación sexual" donde se ocupa de la novela corta de Duras El mal de la muerte. Voy a seguir en cambio el camino de ubicar la recuperación del objeto de goce como inscripta en las técnicas eróticas que ya estaban en las producciones del amor cortés. Pero también es cierto que un buen día dije: "¡Basta!. no una analista y Lacan se cuida en sus palabras de restituirle un saber porque sabe que el de ella es justamente un saber sin pensamiento.. La escritura de Marguerite Duras es una sublimación en el sentido lacaniano del término. no es el camino que voy a seguir porque sería muy arduo y ya estamos prometiendo que quizás algún día demos un seminario sobre esto. y Linda Katz.[3] que como ustedes saben está en el título de la obra de Duras sobre la que Lacan escribió: El arrebato de Lol V. pero no sé si sería posible hoy para mí soportar leer varias novelas de estas nuevamente.. Hace mucho que ya éramos durasianos. Cuando se le comentó a Duras lo que Lacan había escrito sobre su trabajo. con Duras. Laurent compara junto con Miller el juego de los tres prisioneros de "…el aserto de certidumbre anticipada" del Escrito de Lacan con el "ser de a tres" de Marguerite Duras. en este caso la operación de sublimación es como una recuperación anticipada del objeto de goce. donde los tríos son más bien de dos hombres y una mujer. Es un saber que no se localiza en el "yo pienso" y nos dice Lacan que ella ha recuperado el saber en juego en el objeto. trabajó Emily L. Stein. ¡No puedo seguir leyendo a Marguerite Duras! ¡Es imposible continuar la lectura de esta mujer!" Así que tuve que hacer una pausa. Lacan tiene mucho tacto en este punto –recuerda Laurent–. Lo que he retomado es Las diez y media de una noche de verano y El arrebato de Lol V.. con esas características criaturas atrapadas por el amor imposible de domesticar.. lo cual no es lo mismo que Lol. así que ya nos volvemos a entusiasmar. Arrebatadas ambas Marguerites ¡pero escriben!. Lacan define. Es como analistas –dice Laurent– que debemos saber que "Duras sabe algo sobre el goce en juego en el ser de a tres. Marguerite de Navarra –hermana del rey de Francia– escribe su gran obra. Lacan –como les dije antes– utiliza la homonimia entre las dos Marguerite parar relacionar las obras de ambas. ella dijo no haber entendido nada de lo que Lacan había dicho. Les recomiendo la biografía que escribió Laure Adler. es admirable lo que nos enseña. sin tener del todo el saber sobre ello". el Heptamerón. en una época en que es introducido a la lengua francesa lo que podríamos traducir como "arrebato". la operación de sublimación.

Stein–. modo que recorta Lacan para describir cómo escribe Duras. Lo que es interesante aquí es que en lugar de asesinar ella quiere salvar al asesino. Pero la diferencia con los personajes de la Duras es que éstos son gente común. El objeto indescriptible Lo que le interesaba a Lacan no era que Duras haya vendido muchos ejemplares –porque Duras en realidad no tuvo éxito hasta que escribió El Amante y El amante de la China del Norte. El Heptamerón y la obra de la Duras muestran ese carácter indomable del amor y el deseo. porque lo que quería es que las historias de su Heptamerón no fueran inventadas sino que fueran recopiladas de las historias que se contaban los cortesanos entre sí. La estructura corta de la novela Las diez y media de una noche de verano es sencilla: una mujer en medio de la noche ve en el balcón de enfrente un abrazo entre su amiga y su marido y a la vez.. en 1964. resguardan el vacío –como decíamos en la Enlaces Nº 11–. es decir –en por ejemplo la frase ya citada–: "las bodas taciturnas de la vida vacía con el objeto indescriptible". que son novelas menores en su obra– sino que ella le había contado que recibía muchas cartas de los lectores –sobre todo de las lectoras– que se encontraban reconocidos en ese tipo de amor que ella proponía. del otro lado del balcón. hacer de dos uno– y sostiene allí la ilusión y la mentira sin conservar lo irreducible de la estructura. no son grandes héroes. bajo la luz del mismo relámpago –hace un calor infernal y se larga la tormenta–. y Lacan tiene un escrito sobre Lol V. Stein que fue verdaderamente maravilloso. sobre todo a partir de Lol V. o sea que hay algo que tiene la dimensión de acto para ella. viendo las dos cosas al mismo tiempo.. si bien Las diez y media de una noche de verano es anterior que El arrebato de Lol V. es decir. que por supuesto es el asesino que ella también lleva consigo. El deseo sostiene al objeto que lo causa con una seriedad que no hay en las historias de ficción que apuntan a que el amor se puede reducir a dos términos –el sueño de la neurosis. Lo que le interesa de la Duras a Lacan es que logra mantener un discurso que no vele el carácter irreductible del norecubrimiento entre el objeto causa del deseo. V Stein. la protagonista. y a la vez nos dicen que el objeto causa del deseo es indescriptible. comola transgresión heroica para alcanzar la Cosa que encontramos en Antígona o en Sade. heroísmo a veces suicida que se emparenta con lo que Lacan había ubicado en El Seminario 7. En efecto. cosa que intenta y no consigue. cuando encontró a su mujer con un amante. aferrada a la botella –como la propia Duras–. El heroísmo amoroso de los personajes de Duras. La misma Marguerite ha declarado que hay una divisoria de aguas a partir de la escritura de Lol. La ética del psicoanálisis. son gente común que se encuentra en cierto borde. Ella no hace ficción. como hace Duras. Historias "verdaderas" que serían la anticipación no sólo de la nueva novela (nouveau romain) que encontramos en Marguerite Duras sino de lo que pasa en el espacio del análisis: nosotros escuchamos historias verdaderas. el objeto de amor y el objeto de goce. ve al asesino que la policía busca en el pueblo y que ha matado por razones de amor. quien escribe como si fuera posible escribir lo real. Se trata del mismo efecto de real.Marguerite de Navarra quería escribir un Decamerón francés que fuera distinto al italiano. de falta de retórica o de ficción que encuentra en la obra de Marguerite Duras. . ó si va a salvar al asesino que la policía busca. Stein –hay un antes y un después de esta novela. lo que hace a veces intolerable continuar leyendo. Este realismo del Hepatmerón le interesó especialmente a Lacan por esta conversión técnica del amor cortés. tiene que elegir qué va a hacer: si va a continuar suicidándose con el alcohol. María. si va a asesinar a su marido y a su amante. Decide salvar al asesino. historias de amor verdaderas de nuestro tiempo. las criaturas de Duras soportan el vacío.

Cuando esta Madame con esa vida apacible junto al lago es cortejada por un joven. La sublimación se inscribe en esta perspectiva para Lacan. que estaba en el Curso de Miller en ese momento. Así Eric Laurent cree leer en Lacan un elogio de la Durás. dice Laurent. como Ana Ruth Najles. Se trata del ser de a tres que privilegia la materia y la estructura por sobre la cronología. el objeto se ve separado del cuerpo como organismo y es retomado por la libido como objeto de goce. Gastón de Neuil. No se trata de "yo y mi mitad" –recuerden que a Miller le gusta esto de "yo y mi mitad". La separación es la recuperación de la libido como objeto perdido. y más bien podríamos decir del cuerpo viviente con su objeto de goce. Stein del siglo XIX. La protagonista de La mujer abandonada es Madame de Beauséant. me reconcilié con él cuando nos habla de la novela de Balzac: La mujer abandonada. sin ver a nadie. Él casi abandona el Curso de Miller y yo la lectura del mismo en ese punto. corresponde a un modo de abrochamiento del goce y del sujeto. Balzac nos dice que esta señora y su joven enamorado –yo los llamaré Madame B. Me enojé mucho con este comentario y debo reconocer que este amigo que vive en París. Pero no lo perdoné todavía por esta declaración. en Ginebra y entonces con pocas palabras.. y Gastón–. V. Y en la página 448 nos compensa el esfuerzo de lectura. una vez que vino aquí a hablar fue a un teatro que estaban dando Yo y mi chica– ni tampoco de "yo y mi tercero". me llamó desesperado diciendo: "¡Miller está contra la Duras!". Él va entonces a la apacible casa en la que ella se ha instalado. Miller retoma el término "ser de a tres" y no nos dice que Lol sea uno de los tres sino que ella misma queda suspendida en el "ser de a tres". lo dice mucho en De mujeres y semblantes. una mujer que se retira de todo en su vida apacible a orillas de un lago y no como Lol. . nuestro Heptamerón contemporáneo. Fabián Fajnwaks. V. La definición de Miller. y sobre eso – la relación entre el cuerpo viviente y el objeto de goce– es sobre lo que escribe Marguerite Duras. cuando Miller recoge el guante no lo hace muy contento y logra enojar –con cierto aparente inicial desprecio por la Duras–. Lacan se ocupa de la pérdida de goce que hay en la alienación significante y de la recuperación de goce que se produce en la operación de separación.La novela contemporánea. aquí en el Departamento Enlaces contamos con Mónica Biaggio que pintó un cuadro sobre eso. Y seguí leyendo. Pero tengo amigos como Adrián. Stein y Marguerite Durás que vivían una vida desapacible junto al mar. Sublimación. ella le dice que no. que me dijeron que no me apresurara. en nuestra solución Durás. dirigiéndose a Eric Laurent. Tengo que reconocer que me enojé con Miller cuando él nos dice en la página 403 de Los usos del lapso. son los únicos agujeros de los que se ocupa el psicoanálisis y es lo único que permite mantener de algún modo relacionadas las historias de amor contemporáneas. felices como todos soñamos serlo. que después de todo leí como una turbación que Durás había causado sobre él… Lo perdoné. A Durás le gustaba mucho el mar. Se trata de los bordes pulsionales del cuerpo y su relación al objeto a. la obra de arte –como es claro en el caso de Duras– es un ejemplo del objeto recuperado por la vía de la producción del objeto del arte. en un horario preciso y a la vez impredecible que escuchamos en nuestra práctica. no tiene como función nutrir la ficción sino hacernos ver lo que hay de irreductible en la historia del deseo en la actualidad. que a él le costó leer Lol V Stein y que la novela lo irritó de un modo que ni siquiera el texto de Lacan calmó –¡provocador Miller! A él le parecía –pueden leerlo entre las páginas 403 y 415– que la Duras no merecía el homenaje de Lacan. a los que la admiramos – entre los que me cuento. Nos dice que ella es la Lol. más joven que ella. a las diez y treinta. al hablar de los paradigmas del goce.. viven tres años solos. cuando nos dice que es necesario compensar las desafortunadas afirmaciones despectivas que dejó escapar sobre la obra de Durás. abandono y acto Entre El Seminario 10 y El Seminario 11.

-A.. Pero una amante que vivió doce años de dicha perfecta con su amado. Pero como todo acto implica un suicidio del sujeto. Miller nos dice que Lol tiene un particular acceso a la Cosa. es el engaño imaginario del amor. V. o su Gastón. sobre la desesperación.. en tanto heroína del siglo XX no es como Madame B. le escribe una carta linda a Gastón diciéndole: "Bueno. no puede aceptar compartirlo. el sujeto no será jamás el mismo que era antes de cada acto. Lol ha ido más allá de la barrera del pudor. Él le cree. Catherine Lazarus Matet. Los personajes de la novela de Durás no se suicidan. vuelve al entorno de Madame B. para que sean tres. es necesario sentar cabeza". al revés que Madame B. ¿qué espía Lol?. Es la ley de Lol.. Entonces J. en tanto escandida por actos es una sucesión de suicidios. por lo cual el sujeto desaparece. pues el verdaderamente sacrificado es Jacques Hold y en H. nos dice Balzac. Stein. En cambio cuando él agrega: Yo me dos (yo me duelo). A partir del acto ya no soy aquel sujeto que realizó el acto. en realidad estas novelas están llenas de suicidios. que equivoca en francés "yo me dos" con "yo me duelo": Vuelve a mí a vces ese refrán burlón: Si tu corazón busca un corazón. En el "ser de a tres" no se conjuga doler. Murakami también. del que realiza el acto. compartir a su marido con otra. el secreto de la conjunción sexual. la mujer abandonada. vuelve a su casa. Recurriendo a un poema de Apollinaire. aunque podemos pensar que Hold queda un poco destruido. O como dice M. ¡Nadie escribe sobre la dicha de las parejas felices! En efecto. El sujeto. Miller nos dice: "… que una esposa puede soportar por importantes razones sociales. me duelo) de estar solo…. O sea que finalmente si busca el corazón no busca al Otro sino que se busca a sí mismo.Luego tienen que irse de ese paraíso por una cuestión de compra y venta de propiedades pero se vuelven a establecer en otro lugar y otra vez la dicha que. después del acto. pero como ella quiere. la toma en serio. y espía sin pudor la relación sexual –entre Tatiana y Hold– como realizada. Ella busca otra solución que la del suicidio.-A. La solución de Durás. Madame B. está más allá del dolor. a ella no le duele. Pero se trata del acto y sabemos que para Lacan el paradigma del acto es el suicidio. Stein sucede algo parecido. J. Hold lo dice: ella quiere estar con él. Ella le dice: "Si usted da un paso más me tiro por la ventana". se ocupa de otra. Una demanda que hace que ella reclame ser besada sin pedirlo. ahí ya no se trata del dos que implica hacer de dos uno que sí estaría en el verso anterior. es hacer de su relación con Jacques Hold y Tatiana un ser de a tres. Y entonces en el capítulo final del Curso Laurent y Miller llaman a una mujer. tu corazón es ese corazón . Y ella nos lo explica de un modo magistral. Él se casa con la heredera y al cabo de 7 meses aburrido mortalmente. Je me deux (me dos. Durás. porque una vez cumplido el acto. Finalmente llega una joven heredera a la comarca y la madre de Gastón reclama que él debe desposarla. porque el que se mata es él. es inútil describir. para darle lugar a otro –son novelas que están definidas por el acto–. entonces. no de la mujer abandonada. Pero a la vez Lol. Ustedes ven que el sacrificio es de él. La existencia temporal. se escribe más bien sobre la desdicha. así como le pasa a Marguerite Duras después de escribir El arrebato de Lol V. Por eso la angustia se inscribe en el instante anterior al acto. Y Lol no se suicida ni Jacques Hold. no será jamás el mismo que antes de realizar el acto. yo creo que en Lol V. ella. sólo se sostiene cuando el hombre del que se trata está con otra. que le permita decir a Lol un "yo me tres" donde doler no se conjugaría. Stein. según Catherine Lazarus.[4] o sea que estas mujeres terribles tienen algo del empuje a La mujer que ha descrito Lacan. Y esa es la grandeza del gran amor fuera de los lazos del matrimonio". .. toma un fusil y se mata.

¡quiero ser otra!". 3"Ravissment": rapto. en la última actividad del seminario del Departamento Enlaces "Paradojas de la civilización". así como las heroínas de Lol pero aquí podríamos pensar que si La mujer abandonada. de la novela de Murakami… –que también se opera porque tenía una renguera y la hace desaparecer. En un momento que están en la cama y que ella siente que él ya no la desea como al principio.. la protagonista que es una especie de loca. al oeste del sol. la protagonista de El tiempo. como también lo es Shimamoto. tras lo cual él le dice: "¡pero me lo pediste!". Entonces necesita seis meses para recuperar una cara y ahí lo conquista de nuevo –siendo otra–. en todos lados. pero cuando es otra. Stein o Las diez y media de una noche de verano o cualquier novela de la Durás que ustedes tomen. Entonces la transforma en otra más fea. de Kim-ki Duc. arrobamiento.. hay escenas terribles. ella empieza a darse cuenta que él no ha olvidado a la que ella era y entonces empieza a sentir celos de la otra que ella fue. Murakami lo cuenta más dulcemente. Él se pone a pensar en eso y logra tener una relación sexual y entonces ella le dice: "no fue conmigo. novela de Murakami que también se tomó para conversar en la clase del seminario. .. tarjetas de amor de la otra y voy a dejar esto un poco en suspenso. hay todo un alegato sobre la cirugía plástica y el tratamiento sobre lo real de los cuerpos. Pero me parece que hay un heroísmo. proyectado en la EOL el 18 de diciembre de 2006. en cambio en la película El tiempo no se cuenta dulcemente. quiere tener otra cara.. Va a ver a un cirujano plástico –ella es joven y hermosa–. finalmente él se encuentra teniendo que decidir a cuál de las dos le tiene que ser fiel. de Balzac.. hay que hacer un esfuerzo para verla –pero me parece muy interesante–.El sábado fui al cine y vi la película El Tiempo. ¡no voy a contarles el final!. por supuesto. es la Lol del siglo XIX. una locura a la manera de Lol pero llevada al punto de real que nos permite el siglo XXI. es la combinación de esto con la locura amorosa de esta mujer.esto es del sentido común de los hombres. 4 de julio de 2007 (presentación compartida con Adrián Scheinkestel y Pablo Russo. es insoportable de ver lo que puede ser esa cuestión del empuje a La mujer en lo que es nuestro tiempo. y cuando el cirujano le dice que no puede hacerla más bella de lo que ya es. le dice que piense –en ese momento– en alguna de las mujeres de las que ella había tenido celos la noche anterior. arrebato… 4Al sur de la frontera.. ella le dice: "¡no quiero ser más bella!. 2Film de Miranda July (2005).. la película tiene un costado de ciencia-ficción porque está la operación. sin saber… hasta ahí.. cuyas versiones salen publicadas simultáneamente en Lacaniana Nº 7). Empieza a mandarle tarjetas a él –por supuesto no ha cambiado la letra–.. aunque este era el punto que a él le atraía.. y le pide que le cambie la cara. es la Lol del siglo XXI porque esta mujer tiene unos celos terribles y está todo el tiempo haciéndole a su pareja escándalos en los bares.. Se encuentra entre los celos que siente de la otra que fue y de la que es ahora cuando ya no hay vuelta atrás porque no puede recuperar su cara anterior. Entonces uno podría comparar a La mujer abandonada de Blazac. Lol V.. fue con la otra" y comienza un nuevo escándalo. Ustedes ven que es una solución por la vía de lo real del ser otra para sí misma. con esta heroína. Notas 1Versión establecida de la presentación en 4ª clase del seminario (asociado al ICBA) del "Departamento de estudios psicoanalíticos sobre la Familia –Enlaces". "Cultura y sexuación: respuestas actuales". Pero esta mujer lleva las cosas al extremo porque lo que hace es llevar a lo real el ser otra para sí misma. pero eso finalmente no tiene ninguna importancia.