Perfil • Semana de bandera • Ejemplo de éxito

Andrea López Cruzado
Desde Nueva York

Luis Arbulú emigró a Estados Unidos en 1993. Trabajó en Google y con la experiencia adquirida cofundó Hattery, una empresa que ayuda a impulsar nuevos negocios.

La meca en EE.UU.
Silicon Valley, en California, recibe un tercio de todo el capital de riesgo que se invierte en EE.UU. La zona tiene el salario promedio de la industria más alto del país: US$144.800 anuales.

Un peruano exitoso en Silicon Valley
n la meca tecnológica de Silicon Valley, en California, donde Apple y Google son los reyes, una legión de pequeñas empresas jóvenes compiten por sobresalir. Una de ellas es Hattery, cofundada por el peruano Luis Arbulú. Un laboratorio de ideas e innovación, así como un fondo que provee capital semilla para impulsar nuevos negocios, Hattery nació en el 2011 en San Francisco con el talento y el dinero de Arbulú y sus dos socios. Hoy, la empresa cuenta con 35 empleados y atrae millones de dólares de inversionistas privados. La historia de éxito de Arbulú, de 39 años, hizo que hace poco el Gobierno Estadounidense lo nombrara emprendedor en residencia para el Servicio de Ciudadanía e Inmigración, por su aporte de experiencia y conocimientos para ayudar a delinear políticas, regulaciones y capacitación que permitan a más extranjeros como él crear compañías en EE.UU. De cinco residentes, Arbulú es el único latino. A principios de mayo, en una carta al Senado, que lo invitó a dar su testimonio, el peruano nacionalizado estadounidense destacó los beneficios de la actual propuesta de reforma mi-

HATTERY

E

gratoria de Estados Unidos, que está siendo discutida en la Cámara de Representantes. “Si las dejamos, las nuevas empresas tecnológicas pueden propulsar la siguiente era de crecimiento económico de Estados Unidos”, escribió. Y agregó: “Los emprendedores e innovadores necesitan el apoyo del Congreso para continuar creando compañías que hagan de ese futuro –nuestro futuro– uno próspero”.

Hace poco, el Gobierno de EE.UU. lo nombró emprendedor en residencia.
Una de las propuestas de la reforma migratoria es elevar la cuota anual de visas H-1B para profesionales con habilidades excepcionales, algo que Arbulú apoya, así como más visas Invest, que permiten a emprendedores con financiamiento permanecer en el país y hacer crecer su negocio. “El capital humano es lo más importante, la persona, las ideas y la capacidad de implementar esas ideas”, dijo Arbulú a El Comercio . “Compañías como Ebay e Intel fueron fundadas por inmigran-

tes”, agregó. El emprendedor, que creció en Miraflores, terminó dos años de Estudios Generales en la Universidad Católica, antes de partir a EE.UU. en 1993 con una beca Fulbright para estudiar Ingeniería. Se graduó de la Universidad de Kansas en 1997 y luego obtuvo un MBA de la Escuela Wharton, de la Universidad de Pensilvania. Empezó su carrera en Black & Veatch, una empresa global de ingeniería y construcción. Pero quizá lo más sobresaliente de su currículum vitae sean sus seis años en Google Inc., donde ocupó varios puestos importantes, desde gerente de productos hasta jefe de inversiones de Google. org., el brazo del gigante de Internet dedicado al desarrollo y financiamiento de tecnologías para responder a retos globales. Fue allí donde Arbulú conoció a Josh Mendelsohn y Joshua To, sus socios en Hattery. Cada uno aportó una inversión de US$100.000 y la empresa sigue recaudando fondos. El peruano nacionalizado estadounidense no quiso ofrecer detalles, pero dijo que hasta el momento más de una decena de inversionistas ya han comprometido varios millones de dólares a la empresa.

Testimonio. Arbulú, de 39 años, estudió ingenería en EE.UU. gracias a una beca Fulbright.

Hattery y sus ideas para invertir
Hattery ha desarrollado ideas para todo tipo de empresas, desde bancos globales hasta proveedores de salud y de educación electrónica, ayudándolos, por ejemplo, a utilizar Internet para facilitar la comunicación entre pacientes y doctores, maestros y estudiantes, respectivamente. A través de rondas de recaudación de capital, Hattery ha levantado dinero que le ha permitido invertir hasta el momento en ocho empresas, incluidas Bright Funds, una plataforma web que canaliza donaciones de caridad, y Hipiti, una empresa que busca y organiza ofertas de cadenas minoristas para los consumidores. Las firmas han recibido entre US$200.000 y cerca de US$1 millón cada una, dijo Arbulú, quien está casado desde hace 11 años con una mexicana, con quien tiene un niño de 3 años.

Lima, domingo 28 de julio del 2013 Internacional 7

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful