You are on page 1of 1

Mucha de nuestra relacin con el mundo y quienes nos rodean est teida por como vemos lo que nos

circunda. A pesar de tener cinco sentidos es la vista en la que principalmente nos apoyamos en el mundo moderno, donde multitud de pantallas conviven con nosotros da a da. Los nios pueden experimentar fallas en su visin sin siquiera darse cuenta, es por ello que una deteccin temprana de ellas ayuda, por una parte, a impedir que los problemas se agraven, y por otra, a que la vida del infante sea ms normal. Por regla general a todo beb se le somete a una revisin exhaustiva por parte de un grupo multidisciplinario de profesionales especialistas, quienes comprueban que la salud visual sea adecuada, o en caso de no serlo, recomendar a los padres medidas a seguir. Se sugiere realizar la primera visita a un centro oftalmolgico cuando el pequeo ha cumplido tres aos, salvo cuando los padres aprecien condiciones anmalas previamente. De all en adelante es bueno acudir a exmenes una vez al ao. Siempre hay que tener en cuenta que cualquier problema, por mnimo que parezca, siempre tendr consecuencias menores mientras antes podamos percibirlo y corregirlo. En este sentido, son causales para buscar ayuda mdica de inmediato: En bebs Ojos que tiemblan o se desvan sin motivo aparente. Ojos que no buscan el rostro ni siguen la voz de los padres. Pupilas excesivamente grandes o pequeas. Carencia de alinemiento de los ojos. Pupilas opacas, como si tuvieran un filtro.

En nios Quejas constantes relativas a dolor de cabeza u ojos. Sentarse muy cerca del televisor o acercarse en demasa al computador. Leer con la cara al lado del papel. Sentir dificultad para leer a distancia. Lagrimeo y picor excesivo de los ojos. Movimientos lentos y torpes.

*Gabriel Huentemil Ortega: Luthier, Psiclogo en proceso, Msico y aficionado a la escritura; es un personaje en constante movimiento y bsqueda espiritual. www.gabriel-huentemil.blogspot.com