PROCEDIMIENTO

:
Preparar un buen hojaldre de mantequilla y estirarlo hasta un grosor de 2,5 mm. (también pueden aprovecharse recortes de hojaldre, trabajándolos bien). Una vez estirada la masa, cortar triángulos de 20 X 15 cm. (es decir, 1 lado de 20 cm, y 2 lados de 15 cm.) Dar un pequeño corte con un cuchillo fino en el centro del lado ancho (de esta forma los croissants se enrollan mejor). Disponer en el centro del triángulo determinada cantidad del relleno más abajo explicado. La cantidad debe ser suficiente para que con el relleno los croissants pesen aproximadamente 120 gr. cada uno. Enrollar suavemente la masa con el relleno en su interior. Una vez acabadas, dejar que las piezas descansen un rato. Pintar la superficie de los croissants con huevo batido y espolvorear abundante queso rallado sobre la superficie. Cocer a 200º C. Estas piezas ganan mucho si se comen calientes.

indican a continuación, trabajándolos hasta
obtener una masa muy homogénea:

Jamón dulce cortado en dados Pepinillo picado fino Mostaza semifuerte Cebolla picada fina Huevos Sal Pimienta negra

500 gr. 100 gr. 50 gr. 120 gr. 2 u. 2 gr. c.s.

Una vez mezclados los ingredientes, el relleno queda listo para su utilización. OBSERVACION:
Estas piezas pueden conservarse perfectamente congeladas. En ese caso, antes de cocerlas se han de dejar descongelar de nuevo totalmente. En cualquier caso, para congelarlos no se deben haber pintado con huevo ni se deben haber espolvoreado con el queso, operaciones que se harán en el último momento antes de enhornar.

RELLENO
Mezclar todos los ingredientes que se

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful