P. 1
Halo the Fall of Reach ( español )

Halo the Fall of Reach ( español )

4.73

|Views: 66,198|Likes:
Published by dst2rado
1era novela de halo traducida al español
1era novela de halo traducida al español

More info:

Published by: dst2rado on May 25, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/03/2015

pdf

text

original

1845 Horas, Noviembre 27, 2525 (Calendario Militar)/
Instalación de Pruebas de Materiales del UNSC Damascus,
planeta Chi Ceti 4.

¿Qué tan abajo estaba la instalación de pruebas? John y los otros Spartans
habían sido confinados a un elevador por quince minutos, y todo el tiempo habían
estado descendiendo rápidamente en las profundidades de Chi Ceti 4.

El último lugar en el que John quería estar era otro espacio cerrado.

Las puertas finalmente se abrieron, y salieron a lo que parecía ser un hangar bien
iluminado. El lado lejano tenía un recorrido de obstáculos preparado con paredes,
trincheras, muñecos para objetivos, y alambre de púas.

Tres técnicos y al menos una docena de figuras de IA’s estaban ocupados al
centro de la habitación. John había visto IA’s antes –una a la vez. Déjà les había

Halo The Fall of Reach

118

Eric Nylun
EN/jns

dicho a los Spartans en una ocasión anterior que había razones técnicas por las
que las IA’s no podían estar en el mismo lugar al mismo tiempo, pero aquí había
muchas figuras fantasmales: una sirena, un guerrero samurái, y uno hecho
completamente de una luz brillante con cometas siguiéndola en su estela.

La Dra. Halsey se aclaró la garganta. Los técnicos giraron –las IA’s se
desvanecieron.

John había estado tan concentrado en los hologramas que no había notado los
cuarenta maniquís de Plexiglás dispuestos en filas. En cada uno había una
armadura.

La armadura le recordaba a John los exoesqueletos que habían visto durante el
entrenamiento, pero mucho menos abultada, mas compacta. Se acercó a una y
vio que el traje en realidad tenia muchas capas; la capa externa reflejaba las luces
de arriba con una ligera iridiscencia verde­oro. Cubría la ingle, los muslos
externos, rodillas, espinillas, pecho, hombros y antebrazos. Había un casco y un
paquete de energía –mucho más pequeña que los “sacos batería” estándar de los
Marines. Debajo estaban las entretejidas capas de metal negro opaco.

“El Proyecto MJOLNIR,” dijo la Dra. Halsey. Chasqueó sus dedos y un esquema
holográfico de la armadura apareció junto a ella.

“La coraza de la armadura es una aleación de múltiples capas de extraordinaria
fuerza. Recientemente hemos añadido una capa para dispersar los ataques de
armas de energía recibidos –para contrarrestar a nuestros nuevos enemigos.”
Apuntó al interior del esquema. “Cada traje de batalla tiene también una capa llena
de gel para regular la temperatura; esta capa puede cambiar en densidad
reactivamente. Al contacto con la piel del operador, hay un traje de tela que
absorbe la humedad, y biomonitores que ajustan la temperatura y la fijación al
cuerpo. También hay una computadora incluida que hace interfaz con su implante
neural estándar.”

Hizo un gesto y el esquema se colapsó de tal manera que sólo mostraba las capas
externas. Mientras la imagen cambiaba, John alcanzó a ver micro capilares que
parecían venas, un denso sándwich de cristales ópticos, una bomba de
circulación, e incluso lo que parecía ser una celda de fusión en miniatura en el
paquete de la espalda.

Halo The Fall of Reach

119

Eric Nylun
EN/jns

“Aún más importante,” dijo la Dra. Halsey, “la estructura interna de la armadura
esta compuesta de un nuevo reactivo metálico de cristal liquido. Es amorfo, pero
aun así, amplifica y escala la fuerza fractalmente. En términos simples, la
armadura duplica la fuerza del usuario, y mejora la velocidad de reacción de un
humano normal por un factor de cinco.”

Pasó su mano a través del holograma. “Pero hay un problema. Este sistema es
tan reactivo que nuestras pruebas anteriores con voluntarios sin aumentación
finalizaron en–” Buscó la palabra correcta– “fracaso.” Asintió a uno de los técnicos.

Un video plano apareció en el aire. Mostraba a un oficial de la marina, un
Teniente, al que se le estaba ajustando la armadura MJOLNIR. “Esta encendida,”
dijo alguien fuera de la pantalla. “Mueve tu brazo derecho, por favor.”

El brazo del soldado se movió hacia adelante con una velocidad increíble. La
expresión estoica del Marine se colapsó en shock, sorpresa y dolor mientras su
brazo se rompía. Convulsionó, tembló y gritó. Mientras se retorcía del dolor, John
podía oír el sonido de los huesos quebrándose.

Los espasmos inducidos por el dolor estaban matándolo.

Halsey retiró el video. “Los humanos normales no tienen los tiempos de reacción o
la fuerza requerida para manejar el sistema,” explico ella. “Ustedes si. Su
mejorada musculatura y las capas de metal y cerámica que han sido adheridas a
su esqueleto deberían ser suficientes para permitirles controlar el poder de la
armadura. Sin embargo, ha habido... un insuficiente modelado computacional.
Habrá algún riesgo. Se tendrán que mover muy lenta y deliberadamente hasta que
consigan acostumbrarse a la armadura y a cómo funciona. No puede ser apagada
y tampoco se puede reducir su poder. ¿Entienden?”

“Si, Señora,” respondieron los Spartans.

“¿Preguntas?

John levantó su mano. “¿Cuando podemos probarlas, Doctora?”

“Ahora mismo,” dijo ella. “¿Voluntarios?”

Todos los Spartans levantaron una mano.

La Dra. Halsey se permitió una pequeña sonrisa. Los observó a todos y finalmente
se giró hacia John.

Halo The Fall of Reach

120

Eric Nylun
EN/jns

“Tu siempre has tenido suerte John, dijo ella. “Vamos.”

Dio un paso hacia el frente. Los técnicos lo vistieron mientras los demás
observaban y las piezas del sistema MJOLNIR eran ensambladas alrededor de su
cuerpo. Era como un rompecabezas tridimensional gigante.

“Por favor respira normalmente,” le dijo la Dra. Halsey, “pero en lo demás,
permanece completamente quieto.”

John se mantuvo tan inmóvil como pudo. La armadura cambió y se amoldó a los
contornos de su figura. Era como una segunda piel... y mucho más ligera de lo que
había pensado que seria. Se calentó, luego se enfrió –luego igualó la temperatura
de su cuerpo. Si cerraba sus ojos, no hubiera sabido que estaba cubierto.

Pusieron el casco sobre su cabeza.

Monitores de salud, sensores de movimiento, indicadores de estado del traje se
encendieron. Una retícula fijadora de objetivos parpadeó en el visor del casco.

“Todos muévanse hacia atrás,” ordenó la Dra. Halsey.

Los Spartans –por sus expresiones, estaban preocupados por él, pero aun así,
intensamente curiosos– hicieron un circulo con un radio de unos tres metros
alrededor de él.

“Escúchame cuidadosamente, John,” dijo la Dra. Halsey. “Sólo quiero que pienses,
y sólo pienses, en mover tu brazo a la altura de tu pecho. Continua relajado.”

Empezó a mover su brazo conscientemente, y su mano y brazo subieron al nivel
del pecho súbitamente. El más ligero movimiento traducía su pensamiento a
movimiento a la velocidad de la luz. Había sido tan rápido –si él no estuviera
conectado a su brazo, tal vez no habría notado lo que había pasado.

Los Spartans se sorprendieron.

Sam aplaudió. Aun Kelly que era rápida como la luz, parecía sorprendida.

La Dra. Halsey lentamente instruyó a John en los movimientos básicos, como
caminar y gradualmente subió la velocidad y complejidad de sus movimientos.
Después de quince minutos, el podía caminar, correr y saltar casi sin pensar en la
diferencia entre el movimiento con el traje y el movimiento normal.

“Maestre, corra a través de la pista de obstáculos,” dijo la Dra. Halsey.

Halo The Fall of Reach

121

Eric Nylun
EN/jns

“Nosotros procederemos a vestir a los demás Spartans. No nos queda mucho
tiempo.”

John realizó el saludo sin pensar. Su mano rebotó en su casco y un fuerte dolor
pulsaba en su mano. Su muñeca debía estar amoratada. Si sus huesos no
estuvieran reforzados, sabía que deberían estar pulverizados.

“Con cuidado, Maestre. Con mucho cuidado, por favor.”

“¡Si, señora!”

John concentró su mente en el movimiento. Saltó sobre una pared de tres metros.
Golpeó los blancos de concreto –destrozándolos. Lanzó cuchillos, hundiéndolos
hasta el mango en los muñecos de práctica. Se deslizó bajo alambre de púas
mientras las balas pasaban rozándolo sobre su cabeza. Se levantó, y dejó que los
proyectiles rebotaran en la armadura. Para su asombro, el verdaderamente
esquivó uno o dos de los proyectiles.

Pronto los demás Spartans se le unieron en el recorrido. Todos corrían de manera
extraña a través de los obstáculos como si no tuvieran coordinación. John expresó
su preocupación a la Dra. Halsey. “Les llegara pronto. Ya recibieron un
entrenamiento subliminal durante su ultimo crio­sueño–” les dijo la Dra. Halsey, “–
todo lo que necesitan por ahora es tiempo para acostumbrarse a los trajes.”

Lo que más preocupaba a John, fue el darse cuenta de que tenían que volver a
aprender como trabajar juntos nuevamente. Sus señales mas comunes con las
manos eran muy exageradas ahora –un pequeño movimiento o temblor se
convertían en golpes con mucha fuerza en las manos, o vibraciones sin control.
Tenían que usar los canales de COM por ahora.

Tan pronto como pensó en esto, su traje etiquetó y monitoreó los otros trajes
MJOLNIR. Sus chips UNSC neuronales estándar –implantados en todos los
soldados del UNSC en la inducción– los identificaban como soldados amigos y los
mostraba en el HUD de su casco. Pero esto era diferente –todo lo que tenía que
hacer era concentrarse en ellos, y un canal COM seguro se abría. Era
extremadamente eficiente.

Y para su alivio, después de entrenar por treinta minutos, los Spartans habían
recuperado toda su coordinación de grupo y más.

Halo The Fall of Reach

122

Eric Nylun
EN/jns

En un nivel, John movía el traje, y de vuelta, el traje lo movía a él. Sin embargo,
las comunicaciones con su escuadrón eran tan fáciles y naturales que podía
moverlos y dirigirlos como si fueran una extensión de su cuerpo.

En los parlantes del hangar, los Spartans oyeron la voz de la Dra. Halsey:
“Spartans, hasta ahora todo ha estado bien. Si alguien está experimentando
dificultades con su traje o sus controles, por favor repórtelo.”

“Creo que estoy enamorado,” respondió Sam. “Oh –lo siento, señora. No pensé
que estaba en un canal abierto.”

“Perfecta amplificación de velocidad y poder,” dijo Kelly. “Es como si hubiera
estado entrenando en este traje por años.”

“¿Podemos conservarlos?” Preguntó John.

“Son los únicos que pueden usarlos, Maestre. ¿A quien más se los podríamos
dar? Nosotros–” Un técnico le dio una diadema de comunicación. “Un momento,
por favor. Reporte, Capitán.”

La voz del Capitán Wallace irrumpió en los canales de comunicación. “Hemos
hecho contacto con la nave Covenant, señora. A un rango extremo. Sus motores
de Salto Hiperespacial deben seguir dañados. Se están moviendo hacia nosotros
por medio del espacio normal.”

“¿Cual es el estado de sus reparaciones?” Pregunto ella.

“Las comunicaciones de largo rango son inoperables. Generadores de salto
Hiperespacial fuera de línea. Sistema MAC destruido. Tenemos dos misiles de
fusión y veinte vainas de misiles Archer intactas. La protección de la armadura
esta al veinte por ciento.” Hubo un largo sonido de estática. “Si necesita mas
tiempo... puedo tratar de atraerlos y alejarlos.”

“No, Capitán,” contestó ella, y cuidadosamente examinó a John y a los demás
Spartans acorazados. “Vamos a tener que enfrentarlos... y en esta ocasión
tenemos que ganar.”

Halo The Fall of Reach

123

Eric Nylun
EN/jns

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->