P. 1
EDUCACIÓN - Leticia Huidobro

EDUCACIÓN - Leticia Huidobro

|Views: 0|Likes:
Published by Diego Gonzalez

More info:

Published by: Diego Gonzalez on Aug 06, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/10/2014

pdf

text

original

Área: Educación.

“Conocimiento e identidad latinoamericana”

Autora: Leticia María Huidobro

“Cuando no recordamos lo que nos pasa, nos puede suceder la misma cosa. Son esas mismas cosas que nos marginan, nos matan la memoria, nos queman las ideas, nos quitan las palabras Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia: la verdadera historia, quien quiera oír que oiga. Nos queman las palabras, nos silencian, y la voz de la gente se oirá siempre. Inútil es matar, la muerte prueba que la vida existe...” “Quien quiera oír que oiga” - Litto Nebbia

Para el abordaje de una pedagogìa latinoamericana es necesario que el conjunto de educadores y educadoras “se posicionen, nos posicionemos como sujetos latinoamericanos”, lo cual, se constituye en una real complejidad. Seguramente como población diversa habrá algunos que tengan sus orígenes en el viejo mundo, otros tengan un origen mestizo , otros tengan origen mulato. Cada uno con todo el bagaje cultural que fue recibiendo de generaciones anteriores y que hoy en algunos de nosotros pide que se haga explícito. Porque si se quiere que de una vez por todas nuestra Latinoamérica forje una identidad propia hay que transitar volver a las raíces, conocerlas, aprehenderlas para construir puentes identitarios en pos de producirse el verdadero sujeto social latinoamericano. Se trata de crear conciencias, conciencia de que fueron 500 años de “muerte anónima y congelada” para naturalizar un origen “único” valedero venido luego

de las creencias. por el hombre. una batería intelectual de ideas hegemónicas que trabajaron a fondo la subjetividad latinoamericana. el hacer y como productor de su propio proceso de vida aunque a veces haya que dejar un poco en carne viva una herida sangrante que con fuerza sanará con la revolución educativa que tanto muchos de nosotros espera. estrategias. acciones que lleven a la recuperación de la cultura que nos hizo nacer. Así. el pensar. Entonces. de toda idea de rebeldía en búsqueda de los vientos de libertad e independencia. poner en funcionamiento los procesos para la revolución implica un cambio de memoria que aún puede que no esté explícito en la conciencia de todos/as. de los porqué y los para qué de los signos que nos identifican. de los ancestros. qué se quiere recuperar quizá sea el primer paso para crear un “puente identitario” que lleve a puerto. de las raíces. Está bastante claro quiénes forman parte del primer mundo y quiénes no. varias son las palabras que vienen a la mente y está bueno compartirlas: Sujetos latinoamericanos – implícito – raíces – puentes identitarios – anonimato y naturalización – poder hegemónico – homogeneización – posible olvido imposible – fin de nuestra historia? – silencio – nuevo descubrimiento? – revolución – la esperanza – la otra historia…la pedagogía nuestra - . El tallado de la fragilizaciòn del hombre americano con la intención de los sectores de poder de formar “hombres homogéneos” al estilo europeo para favorecer a los monopolios y oligopolios del mundo moderno hizo que poco a poco fuera ganando terreno la naturalización ideológica. por la tierra. por la cultura. ¿Y cuál es el fin de nuestra historia? La desaparición física e ideológica de todos aquellos de otras razas que no fueran la blanca. de la otra historia que quedó bajo tierra. de toda religión que no fuera la judeocristiana. Porque deconstruír y recuperar lo que antecede es el punto de inicio para la construcción de un puente hacia la verdadera identidad americana. Vale la aclaración con esta expresión que se trata de un proceso de desmemorialización de las raíces. Para lograr esto hay que poner en funcionamiento ideas. ¿Qué mejor para el sector hegemónico? Dejar a los habitantes de este territorio con la incertidumbre. valga la redundancia de las causas que forjan al sujeto social latinoamericano. Se necesita una reeducación en cuanto al conocimiento del origen. Así pusieron sus dispositivos en funcionamiento para el “fin de nuestra historia“porque según algunos como dice la canción la historia la escriben los que ganan. el silencio y un posible “olvido” imposible. de la historia que contaron como historia oficial. Ahora bien. ¿Hay que descolonizar entonces? Hay deconstruir 500 años de “silencio” para construir ideales genuinos de libertad y emancipación que llega en la medida en que se tome la decisión de considerar al “ser” americano como sujeto en el que se integra el sentir. Durante varios siglos se practica el moldeado en los americanos por los países del primer mundo en pos del triunfo de sus propios mercados. la confusión. ¿Cuál es el puerto? Un sujeto emancipado del eurocentrismo dominante que vino por todo.de cruzar el océano.

Se puede llegar cuando desde el corazón hay un sincero proceso de resignificación que lleva si o sí a un puente de amor que favorezca la integración de razas. No estamos exentos. Y el pensamiento hegemónico también. condiciona pero no determina. Asumir con fuerza el compromiso social que hoy le toca a la educación se constituye en una obligación y en un derecho a la vez respecto de uno mismo y para con los otros. la no aceptación de los otros como distintos de uno. desafío atrapante. Si se tratara sólo de cruzas no se estaría debatiendo y la naturalización continuaría ganando terreno. porque la transmisión oral familiar llega no exacta. Claro está que para esto hay que desentrañar siglos de discursos cantantes. ¿qué pasa con aquellos a los que les falta toda o una parte de su historia porque la información llega a medias. de desmantelarlo y surja así el verdadero ser latinoamericano primero con la aceptación de que la herencia cultural es real. ¿y qué hacemos con esto? Entonces. Pero hoy la seguimos cantando “gracias a la vida”!! . Porque todo ser humano tiene derecho a conocer su identidad. ¿Cómo dar vuelta esto? Con la convicción de querer tener conciencia de ser lo que uno es no por la historia “oficial” que escribieron otros sino por aquella que aún queda por escribir…Camino difícil. de dobles discursos. Se encuentran ejemplos múltiples pero qué mejor que conocer el propio en este camino de la recuperación ancestral. Porque la realidad muestra el prejuicio. lleguen a una acabada síntesis. Seguramente los descendientes de europeos puede que tengan información más precisa. la discriminación. para con la comunidad en la cual cada uno se inserta. ¿Qué sabemos de nosotros mismos? ¿De nuestros orígenes? ¿De la tercera. Porque sin autenticidad no hay puente sustentable. Y también se dijo en el siglo XX esta frase a cada rato en cada una de las décadas golpistas…. Pero. cuarta o quinta generación que nos antecedió? Se trata de generaciones de inmigrantes tanto maternos como paternos? O mezcla con indios y/ o negros? Puede que muchos ciudadanos como nosotros conozcan que cada quien era hijo o hija de quien. para empezar habría que pensar en cómo nos constituimos en sujetos latinoamericanos. que vivían de alguna manera en tal pueblo y puedan descubrir qué rasgos tienen de parecido y qué rasgos tienen de distinto. Que sea parte de los cromosomas no quiere decir que la libertad se ahogue y se instale el velo cultural en la psiquis sin darle el lugar para surgir. porque durante mucho tiempo se ha dicho “hay que matarlos a todos” y eso queda en el inconciente colectivo. Se trata de desvelar el olvido. primera idea “para el nuevo paradigma de la pedagogía latinoamericana del siglo XXI es necesario que cada educador y cada educadora conozca y/o recupere la propia historia que lo forjó”. la llevamos dentro y eso se va trasladando de generación en generación. Y los educadores tenemos un compromiso real si pretendemos una pedagogía latinoamericana de liberación. equivocada o encubierta por sus antecesores que pueden haber sido transmisores de cultura o no pero que llega en forma fragmentada e inacabada? Muchos vivimos la incertidumbre ancestral. Entonces.Qué laberinto conceptual… Bien. Hay civilizaciones como las del este por ejemplo que no sólo conocen perfectamente de dónde vienen sino que su vida gira en torno a la conservación de la cultura y sus costumbres frente al paso de miles y miles de años.

. Y aquí talla de nuevo todo el bagaje de prejuicios en la educación por el miedo a lo desconocido. Esperanza que de vida nueva a la corporalidad de un sujeto victimizado. ¿Por qué digo también? Porque en la tarea de educar la función pedagógica va de la mano de la función social que en los tiempos que corren muchos docentes niegan aún tener que ocuparse y preocuparse por esto de lo social. Pero es hora de despertar y hacer el esfuerzo por entender que somos uno y el rol docente también. Y también sucede así con nosotros los educadores y educadoras. ¿Entonces es posible ser un educador social? No sólo que es posible sino que en la ausencia de estado de conciencia uno es educador social. Sucede que en el ejercicio de esta fragmentación lo que se divide es la identidad de la cual queda el hemisferio americano en algún lugar del cerebro donde está el olvido imposible y el hemisferio colonizador en otro que hace la presión de la clase dominante. Puentes de pensamiento en cuanto a la deconstrucción de la naturalización. El tema es si estamos dispuestos a asumir ese compromiso con nuestras propias entrañas con el costo emocional que eso significa. Aquí también entra el tema del instante de creación y el sentimiento. la construcción de la esperanza con el principio ético de responsabilidad solidaria por la vida plena de toda la humanidad. Y esto se logra con la idea de empezar a ver con otros ojos. Porque no queda otra. ese otro cultural del cual poco sabemos y de ser así habría una gran cuota de sufrimiento. el trabajo de no quedar en la fijación de la cultura heredada. Es más fácil forjar un sujeto fragmentado vulnerando su subjetividad y así obtener sujetos homogéneos funcionales a los poderosos. la transformación en cualquier proceso viene de la mano de la necesidad y las heridas son inevitables. Tercera idea: “para el nuevo paradigma de la pedagogía latinoamericana del siglo XXI es necesario que cada educador y cada educadora construya en forma colectiva puentes identitarios tendientes a una pedagogía de la esperanza “ Las ideas anteriores sí o sí provocan la transformación de uno mismo que lleva a la búsqueda de nuevos elementos que conformen la identidad de la esperanza como la construcción de la visión latinoamericana de la educación del siglo XXI que consiste en la creación de puentes. Y los educadores/as somos producto de ello. puentes identitarios de pensamiento. La misma modernidad se encargó de todo esto de la mano de sus aliados y en la práctica del rol nos puede la ambivalencia. El desafío comienza por cómo hacemos la integración en nuestro mundo interno los mismos educadores y educadoras. de sentimiento y acción. Tanto desde mi vida profesional como desde mi vida personal y desde las experiencias que me tocó transitar puedo afirmar que una no puede desarrollarse sin la otra y los procesos que se dan son de realimentación entre las partes del hecho educativo.Segunda idea: “para el nuevo paradigma de la pedagogía latinoamericana del siglo XXI es necesario que cada educador y cada educadora asumamos el compromiso de ser educadores y educadoras sociales” Si lo que pretendemos es poder llegar a una “revolución pedagógica latinoamericana” y constituirnos en educadores y educadoras sociales es primordial que nos constituyamos como sujetos sociales. con los ojos de la integración de mente – cuerpo – espíritu tan escindidos a lo largo de la historia y que tan beneficioso fue para los propulsores de la modernidad.

Cuando digo colegas también los educadores/as populares. esto es vivirla desde el sentimiento motor de la necesidad de los actores que intervienen en los distintos procesos y etapas de transformación. trabajadores/as sociales. Porque es tomar la decisión de poder y querer romper con las viejas estructuras. acompañantes terapéuticos/as. Entonces. los hay también aquellos que aún permanecen naturalizados en su pensar y puede que sí o puede que no en algún momento haya un insight de sus propias estructuras. las viejas estructuras del colonialismo formadores de homogéneos sin tolerancia a lo distinto y la consecuente falta de aceptación y asimilación de la diversidad. y éste se encuentra constante y necesariamente satisfecho por las afecciones que lo realizan”. . la potencia es el poder de producir en acto. etc. con el pensar del otro. trabajadores voluntarios/as.Y por supuesto que en todo esto está comprometido el corazón!! Porque es el motor de la necesidad que mueve la mente. Ahora bien. Invito a todos los y las colegas a sumarse en este desafío que llena de plenitud cuando uno va reconociéndose en sus ancestros a través de los otros encontrándose con uno mismo. Y están los que de algún modo porque sus historias de vida ayudaron toman la iniciativa de “constituirse en sujetos y educadores sociales”. de un trabajo de “inclusión en la diversidad“. a su vez. Entonces. Y. el otro con todo lo de uno. Como dice Gilles Deleuze “Toda potencia es acto. Porque la pasión no queda escindida de la razón y así se vuelve a unir lo que la modernidad separó. lo que le da contenido a la esperanza en los términos de la humanización de los hombres y las mujeres. Desde lo institucional convoco a las autoridades a que se sumen teniendo la decisión política de llevar a cabo políticas públicas para la “inclusión en la diversidad” y a para que cada uno de nuestros pibes y pibas se forme como sujeto producido y productor de su propio proceso de aprendizaje en este camino que se llama vida. y en acto. Me hace recordar a Spinoza cuando para fortalecer esta idea menciona a la “razón apasionada que simplemente es amor intelectual”. con la historia del otro. La identidad de la potencia y del acto se explica porque la potencia no pude separarse de un poder de afección. “meter las manos en el barro” como el alfarero haciéndose y haciéndonos en interacción constante con el entorno por medio de la puesta en marcha de distintos proyectos que tiendan a vivir con. habrá que emprender la marcha participativa y democrática con la voz de todos y todas hacia la modificación de la currícula para incorporar una articulación progresiva y funcional de todos los aspectos concernientes a los pueblos originarios y más específicamente del territorio argentino. Desde lo social. vivir con otros. activa. Aún hay colegas que se mantienen aferrados a las viejas estructuras sin asumirse como educadores y educadoras sociales a los que se espera puedan hacer su proceso y emprender el cambio. Y poner en acción el pensar y el sentir es animarse al cambio de la pedagogía. con el lenguaje de otros que es distinto al de uno. Es decir. para llevar adelante la revolución pedagógica primero es necesaria la gran cuota de pasión que eso significa. con las costumbres del otro. Se trata entonces. puentes identitarios de acción educativa revolucionaria hacia la esperanza es la acción en vínculo con el proyecto problematizador de la realidad en su transformación.

Lic. Leticia María Huidobro CFP Nº 24 .- A continuación se proyectará el video “Retazos” – Realizado por el Área de Comunicación del CFP 24 en articulación con el Colectivo Retazos – La Casona de Flores.CABA .

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->