Índice

CISA / Co

mu

ni

ca

ción e In for ma ción, SA de CV
CON SE JO DE AD MI NIS TRA CIÓN: Pre si den te, Ju lio Sche rer Gar cía; Vi ce pre si den te, Vi cen te Le ñe ro;
Te so re ro, Rafael Rodríguez Castañeda; Vocales, Francisco Álvarez, Salvador Corro


DI REC TOR: Ra fael Ro drí guez Cas ta ñe da
SUB DI REC TOR DE IN FOR MA CIÓN: Salvador Corro
SUB DI REC TOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero
SUB DI REC TOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera
ASIS TEN TE DE LA DI REC CIÓN: Ma ría de los Án ge les Mo ra les; ayudante, Luis Ángel Cruz
ASIS TEN TE DE LA SUBDI REC CIÓN DE INFORMACIÓN: Gra cie la Ze pe da
COORDINADORA DE FINANZAS DE RE DAC CIÓN: Be a triz Gon zá lez
EDI CIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez,
Ser gio Lo ya, Enrique de Jesús Martínez, Hugo Martínez
REPORTEROS: Carlos Acosta, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Juan Carlos Cruz, Patricia Dávila,
Gloria Leticia Díaz, Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Santiago Igartúa, Arturo Rodríguez, Marcela Turati,
Ro dri go Ve ra, Rosalia Vergara, Jenaro Villamil
CO RRES PON SA LES: Campeche, Rosa Santana; Co li ma: Pe dro Za mo ra; Chiapas, Isaín Mandujano;
Gua na jua to: Ve ró ni ca Es pi nosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Jalisco, Fe li pe Co bián;
Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos; Oaxaca, Pedro Matías; Puebla,
María Gabriela Hernández,Tabasco, Ar man do Guz mán
IN TER NA CIO NAL: Ho me ro Cam pa, coordinador; Corres pon sa les: Madrid: Alejandro Gutiérrez;
Pa rís: An ne Ma rie Mer gier; Washington: J. Jesús Esquivel
CULTU RA: Ar man do Pon ce, edi tor; Ju dith Ama dor Tello, Ja vier Be tan court, Blan ca Gon zá lez Ro sas,
Estela Leñero Franco, Isa bel Le ñe ro, Samuel Máynez Champion, Jor ge Mun guía Es pi tia, Jo sé Emi lio
Pa che co, Al ber to Pa re des, Niza Rivera Medina, Ra quel Ti bol, Flo ren ce Tous saint, Rafael Vargas, Co-
lum ba Vér tiz de la Fuente; cultura@proceso.com.mx
ES PECTÁCU LOS: Ro ber to Pon ce, co or di na dor. espectaculos@proceso.com.mx
DEPORTES: Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra
FO TO GRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Ger mán Can se co, Miguel Dimayuga,
Ben ja mín Flo res, Oc ta vio Gó mez, Eduardo Miranda; ; asistente, Au ro ra Tre jo; auxiliar, Violeta Melo
AU XI LIAR DE RE DAC CIÓN: Á ngel Sán chez
AYU DAN TE DE RE DAC CIÓN: Da mián Ve ga
ANÁLI SIS: Co la bo ra do res: John M. Ackerman, Ariel Dorf man, Sabina Berman, Jesús Cantú, De ni se
Dres ser, Marta Lamas, Rafael Segovia, Ja vier Si ci lia, En ri que Se mo, Er nes to Vi lla nue va, Jorge Volpi;
car to nis tas: Gallut, Helguera, Hernández, Na ran jo, Ro cha
CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Ro ge lio Flo res, co or di na dor; Juan Car los Bal ta zar, Li dia Gar cía,
Leoncio Rosales
CO RREC CIÓN TIPOGRÁFICA: Jor ge Gon zá lez Ra mí rez, co or di na dor; Se ra fín Dí az, Ser gio Da niel
Gon zá lez, Pa tri cia Po sa das
DI SE ÑO: Ale jan dro Val dés Ku ri, co or di na dor; Fer nan do Cis ne ros Larios, An to nio Foui lloux Dá vi la,
Ma nuel Foui lloux Ana ya y Juan Ricardo Robles de Haro
COMERCIALIZACIÓN
PU BLI CI DAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ánge les, Ru bén Báez eje cu ti vos de
cuen ta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062
VEN TAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma
Velázquez. Circulación: Mauricio Ramírez, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernando
se ma na rio de in for ma ción y aná li sis
No. 1918 º 4 de agosto de 2013
ESTADOS
36 CHIAPAS: Epidemia feminicida
/Isaín Mandujano
38 COLIMA: E| proyecto que d|v|de a Manzan|||o
/Pedro Zamora Briseño
ANÁLISIS
42 Pres|denc|a: vacíos |ega|es /Jesús Cantú
43 Michoabang /Naranjo
44 Un mot|vo de atraso /Héctor Tajonar
45 Graves regres|ones /Ernesto Villanueva
47 Júzga|os, Bergog||o /Marta Lamas
48 Pobres mexamer|canos /Sabina Berman
49 A f|ncar responsab|||dades /Axel Didriksson
INTERNACIONAL
50 ESTADOS UNIDOS: Caso Mann|ng:
Venganza, no just|c|a /Mathieu Tourliere
53 ARGENTINA: E| pasado pers|gue a| genera|
Milani /Francisco Olaso
Foto de portada: Octav|o Gómez
17 de abr|| de 2013, Méx|co, D.F.
CORRUPCIÓN
6 Raú|, de |a mano de Car|os, símbo|o
de impunidad /Jenaro Villamil
11 Usted d|scu|pe y tome su d|nero
/Jorge Carrasco Araizaga
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
14 Una farsa, e| Acuerdo 2013 sobre pub||c|dad
oficial /Arturo Rodríguez García
16 Pub||c|dad transparente /Enrique Krauze
NARCOTRÁFICO
18 Cocoa ataca: E| pr||sta Va||ejo entregó
M|choacán a |os narcos /José Gil Olmos
24 En Ch|huahua, fam|||as enteras pu|ver|zadas
/Verónica Espinosa y Patricia Mayorga
28 La trama de Mar|se|a Mora|es para fabr|car
cu|pab|es /Patricia Dávila
POLÍTICA
32 Josef|na y Margar|ta, en |a rebat|ña por |o que
queda de| PAN /Álvaro Delgado
24
32 14
Polo, Andrés Velázquez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080 y 01 800 202 49 98. Ulises
de León.
ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Jonathan García.
ADMINISTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora
TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN: Fernando Rodríguez, jefe; Marlon Mejía, subjefe; Eduardo Alfaro,
Betzabé Estrada, Javier Venegas
AL MA CÉN y PRO VE E DURÍA: Mer ce des Gue rra, co or di na do ra; Ro ge lio Val di via
MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez
FINANZAS. CON TA BI LI DAD: Ma ría Con cep ción Al va ra do, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Ra quel
Tre jo Ta pia
COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz
OFI CI NAS GE NE RA LES: Re dac ción: Fre sas 13; Ad mi nis tra ción: Fre sas 7, Co l. del Va lle, 03100 Mé xi co, DF
CON MU TA DOR GE NE RAL: Ka ri na Ure ña; Flor Hernández; 5636-2000
FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción.
AÑO 36, No. 1918, 4 DE AGOSTO DE 2013
IM PRE SIÓN: Quad Graphics. Democracias No.116, Col. San Miguel Amantla, Azcapotzalco, C.P. 02700.
México, DF
DIS TRI BU CIÓN: Voceadores DF y Zona Metropolitana: Comunicación Telefónica en Línea, SA de CV. Tel.
5535-0732. Voceadores Puebla, Pue.: Jorge López Morán; Tel. 467-4880. Resto de la República y Locales
Cerrados: Publicaciones Citem, SA de CV. Tel. 5366-0000.
EDI TO R EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Concepción Villaverde, Mária Luisa
Vivas; asis ten te: Ma ría Ele na Ahe do; Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006
EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx
Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017
EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Armando Gutiérrez,
Juan Pablo Proal y Alejandro Saldívar, coeditores; Tel. 5636-2010
RESPONSABLE TECNOLÓGICO: Ernesto García Parra; Saúl Díaz Valadez, desarrollador,Tel. 5636-2106
Cer ti fi ca do de li ci tud de tí tu lo No. 1885 y li ci tud de con te ni do No. 1132, ex pe di dos por la Co mi sión
Ca li fi ca do ra de Pu bli ca cio nes de Re vis tas Ilus tra das el 8 de sep tiem bre de 1976. Proceso es una
Reserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de
Autor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102.
Re gis tro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309
Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios
Registro No. 105 / 23
Suscripciones DF y zona Metropolitana: Un año, $1,490.00, 6 meses, $850.00; Guadalajara, Monterrey,
Puebla y Xalapa: Un año, $1,600.00, 6 meses, $880.00. Ejemplares atrasados: $45.00.
Pro hi bi da la re pro duc ción par cial o to tal de cual quier ca pí tu lo, fo to gra fía o in for ma ción pu bli ca dos sin au to ri za-
ción ex pre sa de Co mu ni ca ción e In for ma ción, S.A. de C.V., ti tu lar de to dos los de re chos.
agen c|a pro ce so de |n for ma c|ón
agen c|a de fotografía
Siguenos en: @revistaproceso facebook.com/revistaproceso
56 CHILE: Reformas de ú|t|ma hora
/Francisco Marín
CULTURA
60 Narran su |nf|erno |as h|jas de Cuevas
/Columba Vértiz de la Fuente
66 Pág|nas de crít|ca
Arte: P.I.N.T.U.R.A /Blanca González Rosas
Música: Va|ent|na L|s|tsa con |a OSM
/Mauricio Rábago Palafox
Teatro: Un |ustro de ausenc|a de Víctor
Hugo Rascón /Estela Leñero Franco
Cine: Ladrones de la fama /Javier Betancourt
Televisión: Pub||c|dad encub|erta
en Factor Ciencia /Florence Toussaint
Libros: Los camb|os de| narcotráf|co
/Jorge Munguía Espitia
ESPECTÁCULOS
71 Mujer Luna Be||a, str|per y un|vers|tar|a
/Luciano Campos Garza
DEPORTES
74 E| en|gma /Raúl Ochoa
77 Bundes||ga: |a fórmu|a de| éx|to
/Yetlaneci Alcaraz
79 Pa|abra de Lector
82 Mono Sap|ens /Cambio de estrategia
/Helguera y Hernández
75
50 74
A NUESTROS LECTORES:
Debido al cierre de operaciones de la empresa que distribuía
la revista, a partir del domingo 14 de julio, de manera temporal,
Proceso no ha estado a la venta en todos los locales cerrados
(tiendas de autoservicio y departamentales, cafeterías, librerías,
etc.) A part|r de este dom|ngo 4 de agosto podrán encontrar-
la en algunos restaurantes Vip’s del área metropolitana de la
ciudad de México (consulte la lista en nuestra página web) y en
la librería Gandhi de Miguel A. de Quevedo. Además podrán en-
contrarla en puestos de periódicos y algunas tiendas locales.
También está disponible la versión digital que pueden adquirir
en nuestra tienda en línea en www.proceso.com.mx
71
38
6

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

Desde hace dos décadas
Proceso ha documentado
las trapacerías de Raúl
Salinas de Gortari, quien
en seis años (los mismos
de su hermano en la
Presidencia) acumuló
una inmensa fortuna.
Encarcelado en el sexenio
de Ernesto Zedillo,
aparentemente más por
un afán de venganza
que por uno de justicia,
y liberado en el de Fox,
El hermano incómodo
vuelve a ser noticia
ahora, cuando un juez
decidió que la fortuna que
amasó inexplicablemente
no es ilícita y le será
devuelta. Para el
historiador Lorenzo
Meyer, a contracorriente
de lo que pasa en otros
países, donde los políticos
corruptos van a dar a la
cárcel o al basurero de
la historia, en México la
corrupción se premia.
A
r
c
h
i
v
o

P
r
o
c
e
s
o

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 7
CORRUPCI ÓN
JENARO VILLAMIL
S
ímbolo de corrupción duran-
te el gobierno que prometió
llevar a México al Primer
Mundo, Raúl Salinas de Gor-
tari se ganó el sobrenombre
de El hermano incómodo el 21
de noviembre de 1994, cuan-
do en su número 942 Proceso publicó por
primera vez el recuento pormenorizado
de las andanzas, negocios, tráfico de in-
fluencias y riquezas del primogénito de
una dinastía que encumbró a Carlos Sa-
linas en la Presidencia de la República.
Han pasado casi dos décadas desde
esa edición. Y transcurrieron 17 años y
tres meses de complicados litigios con-
tra Raúl Salinas de Gortari, incluyendo
una década en la cárcel acusado de ser
autor intelectual del asesinato de José
Francisco Ruiz Massieu, su excuñado y
secretario general del PRI.
El priista Ernesto Zedillo lo encarceló
y mandó a Carlos Salinas de Gortari al
exilio. Durante los 12 años de gobiernos
panistas Raúl Salinas fue liberado y exo-
nerado de cuatro de los cinco delitos que
pesaban en su contra: homicidio, pecu-
lado, defraudación fiscal y lavado de di-
nero, al mismo tiempo que su hermano,
el expresidente, “normalizó” su vida pú-
blica, publicó libros, se convirtió en so-
cialité y se autonombró protagonista del
“debate de las ideas”.
El miércoles 31 de julio la Procuradu-
ría General de la República (PGR) anun-
ció que apelaría la sentencia dictada
el 19 de julio anterior por el juez 13 de
Distrito en Materia Penal, Carlos López
Cruz, quien exoneró a Raúl Salinas del
último delito que pesaba en su contra:
enriquecimiento ilícito. Ese mismo día
Enrique Peña Nieto, el mexiquense que
protagonizó el retorno del PRI a la Presi-
dencia, fue intervenido quirúrgicamen-
te para retirarle un nódulo de la tiroides.
En los últimos 17 años la PGR ha perdi-
do todos los procesos contra Raúl Salinas.
Exonerado del delito de enriquecimiento
ilícito, a El hermano incómodo le serán de-
vueltos 224 millones de pesos deposita-
dos en 12 cuentas bancarias, así como 41
inmuebles en 24 entidades del país.
El juez López Cruz admitió en su
sentencia que Raúl Salinas acumuló en
menos de 10 años una fortuna inex-
plicable para alguien que vivía de
su salario como burócrata: Pasó de
tener 17 inmuebles y bienes por 60
mil dólares en 1983 –antes de ser
nombrado gerente general de Dis-
tribuidora Conasupo S.A. de C.V.– a
acumular en abril de 1992 un total
de 52 millones de dólares, 41 in-
muebles y fondos de inversión en el
extranjero.
Sin embargo el juez admitió que
“al no acreditarse que los bienes
que fueron adquiridos por el servi-
dor público Raúl Salinas de Gortari
son el producto del abuso de las
atribuciones conferidas”, se desva-
nece el delito de enriquecimiento
ilícito.
“Derrota de la justicia”
De esta manera Raúl Salinas de
Gortari pasaría de ser un símbolo
de la corrupción a un símbolo de
la impunidad, “la máxima derrota
de la procuración de justicia en
este país”, advierte el historiador
y ensayista Lorenzo Meyer, entre-
vistado por Proceso para anali-
zar las repercusiones políticas
del caso.
Raúl, de la mano de Carlos,
símbolo de
No hay espacio para el optimismo en
el análisis de Meyer, autor de La segunda
muerte de la Revolución Mexicana y crítico
puntual del salinismo:
“Para entender este proceso es ne-
cesario ver a los Salinas casi como un
accidente. Si no hubieran sido Carlos
y Raúl serían otros. El problema de
fondo es la calidad y la cantidad de la
corrupción, independientemente de
partidos políticos, de la alternancia o
del cambio de gobiernos. Algo está en-
impunidad
8

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

callecido en nuestra clase política.
“En el caso mexicano resulta que la
clase política fracasa una y otra vez y no le
pasa nada. En otros países la clase política
que fracasa debe terminar en el basure-
ro de la historia. Así está sucediendo con
Silvio Berlusconi en Italia. Así sucedió con
Menem en Argentina, con Collor de Mello
en Brasil, con Fujimori en Perú. Pero en
México no pasa nada. Al contrario, a Raúl
Salinas hasta le devuelven sus millones.”
Coautor de la Historia de la Revolu-
ción Mexicana, 1928-1934, conocedor del
periodo cardenista, especialista en las
relaciones entre México y Estados Uni-
dos, Meyer va articulando una hipótesis:
a diferencia del valor que se le da a la
competencia en el mercado económico,
en el caso político, la incompetencia y la
corrupción “es lo que conviene”.
“Hay solidaridad en la impudicia
de una clase política que fracasa una y
otra vez en su cometido fundamental
que debe ser el bienestar del país, pero
a ellos les va muy bien. Se han monta-
do en una tendencia que es histórica en
México: la incompetencia de la clase po-
lítica y su impunidad.”
–¿El caso de Raúl Salinas indica que
la corrupción durante el periodo neoli-
beral fue mayor que durante el estatis-
mo mexicano?
–No es mayor. Siempre ha sido igual.
Lo terrible es que, por un momento al-
gunos pensamos que México había dado
un salto cualitativo con la alternancia...
y no fue así.
“El mensaje que envía la clase política
a la sociedad con el caso de Raúl Salinas de
Gortari es tremendo: ‘Miren, bola de babo-
sos, la situación política real es ésta. Hagan
lo quieran. Al final, nosotros, la clase políti-
ca, entendemos la naturaleza de la corrup-
ción en este país y no va a cambiar’.”
–¿Es un mensaje de impunidad total?
–Sí. La principal responsabilidad es
de la PGR. Quizá porque su trabajo no es
procurar la justicia sino la injusticia. La
impunidad es la mayor de las injusticias.
–Sin embargo Raúl Salinas pasó al-
gunos años en la cárcel, dirían algunos...
–Sí, estuvo por una cosa que no se
le comprobó (la autoría intelectual del
asesinato de Ruiz Massieu), pero eso to-
davía sirve para hacer más cínica a la so-
ciedad mexicana.
“Es una pedagogía muy bien hecha
por la clase política: no hay que hacerse
ilusiones, aquí no pasa nada.
“El fenómeno de Raúl Salinas le
conviene a la clase política. Sin decirlo
explícitamente nos indica que nunca
habrá posibilidades de transformar el
enorme castillo de corrupción que es el
sistema político mexicano.”
–¿Por qué entonces encarcelan a per-
sonajes como Granier, Elba Esther Gordi-
llo, etcétera?
–Porque Granier es un advenedizo en
la clase política tradicional. Al sistema
político le sirve muy bien, de vez en vez,
que alguien caiga, como pasó con Jorge
L
a noche del 10 de octubre de 2000,
el conductor Joaquín López Dóriga
divulgó en su noticiero de Televisa la
grabación de una plática telefónica
entre Raúl Salinas de Gortari y su hermana
Adriana. En ella, el hermano mayor del ex-
presidente amenazaba con difundir toda la
verdad sobre los recursos depositados por
él en bancos extranjeros.
Reproducimos las partes sustanciales
de esa conversación:
Raúl (R). Bueno…
Adriana (A). Raúl (…) Hola, ¿cómo es-
tás? ¿Viste la entrevista?
R. Sí, sí la vi.
A. A ver, cuéntame; estamos aquí un
grupo de gente; a ver, cuéntanos.
(…)
R. Es decir, así fue el error de diciem-
bre… había tanto, etcétera, creo que em-
pezar a decir que no hay nada personal,
eso así la gente ya no se lo cree.
A. Ajá.
R. Porque finalmente lo que la gente quie-
re ver es lo personal. A final de cuentas, por
mucho que le expliques tú a la gente de quién
fue el responsable del error de diciembre, no
le devuelve ni su carrito, ni su casa, ni su tra-
bajo. Sin embargo, me parece que habría,
que es necesario contrarrestar todas las men-
tiras que se han dicho. Me parece muy im-
portante que se diga ya que este gobierno
fabricó una historia y una serie de historias...
A. Ajá.
R. Que son su responsabilidad. Me pa-
rece muy importante que el PRI tenga en
algún momento que enfrentar cuentas de
qué hizo cada presidente a favor o en con-
tra de la plataforma del PRI, de los proyec-
tos del PRI y del PRI como partido. Esto a
mí me parece muy bien. Eh... en cuanto a
mí, a mí no me gustó nada, porque no me
ayuda en nada en mi defensa; al contrario,
me la dificulta, me la tropieza. Yo tengo…
Conversación mortal
pues un par de años haciendo un gran esfuer-
zo –o sea, el año pasado y este año–, e insis-
tiendo en que los fondos son lícitos. Y con
las manifestaciones que hizo Carlos, pues
reprobó moralmente esta posición.
A. Ajá.
R. Y entonces me deja en una posición
muy adversa, porque él dice: Raúl debe estar
en la cárcel porque hasta a mí me traicionó…
que es lo que la gente recibe. Y bueno, enton-
ces me hace muy difícil mi defensa. Es decir,
a mi juicio dio pasos en contra de mi defen-
sa que no eran necesarios. Y pudo haber di-
cho perfectamente: “Hay un proceso que…
al concluir su proceso, se sabrá. Yo entiendo
que... (inaudible), pero lo que más importa es
que no son parte de mi gobierno”... Que era lo
que yo había establecido...
A. Eso sí lo dijo, ¿eh?
R. Sí, de pasadita. Pero la actitud esa de
que a mí me lastimó, y eso, en primer lugar,
nadie se lo cree. Pero el segundo, lo que es-
tá diciendo es: moralmente Raúl está repro-
bado, y si Raúl está reprobado es porque los
fondos en la práctica son ilícitos. Y eso me
da en la torre a mi defensa.
La encuesta de López Dóriga

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 9
CORRUPCI ÓN
Díaz Serrano; pero a los de a de veras,
como al señor Montiel del Estado de Mé-
xico, a esos no se les quita ni se les toca.
Los fondos en Suiza
Meyer recuerda también dos episodios
que hablan de la doble cara de la clase po-
lítica frente al fenómeno de Raúl Salinas
de Gortari: las confesiones del expresi-
dente Miguel de la Madrid y las conver-
saciones grabadas a Luis Téllez, entonces
secretario de Comunicaciones y Transpor-
tes, sobre el robo de la partida secreta de la
Presidencia.
En ambos casos, advierte el historia-
dor, “nos hicieron saber más o menos que
hubo saqueo de las arcas públicas, pero no
pasó nada”. “¡Qué mala suerte de este ti-
po!”, exclama Meyer al recordar a Miguel
de la Madrid. “Nos dijo que se arrepintió
de haber dejado a Carlos Salinas de Gorta-
ri porque resultó que le gustaba el dinero”.
En mayo de 2009 el expresidente De
la Madrid admitió en una entrevista con
Carmen Aristegui que su sucesor, Carlos
Salinas de Gortari, encubrió la corrup-
ción de sus hermanos, en particular de
Raúl y Enrique, quienes tenían “vínculos
con grupos del narcotráfico”.
Raúl Salinas “conseguía contratos de
gobierno, se comunicaba con narcotrafi-
cantes. No recuerdo exactamente cuáles,
pero con los que le dieron dinero para lle-
várselo a Suiza”, declaró De la Madrid.
“Cuando yo ya no era presidente me
di cuenta del dinero que se había lleva-
do Raúl, la cuenta de Suiza. Más o menos
me di cuenta que las operaciones se ha-
cían por medio de bancos norteamerica-
nos; hacían las transacciones de recoger
el dinero y llevárselo a Suiza”, abundó.
Las declaraciones de De la Madrid pro-
vocaron una inmediata y airada reacción
para obligar al expresidente a desdecirse,
al tiempo que sus familiares y excolabora-
dores cercanos argumentaron que estaba
mal de sus facultades mentales.
A. Estoy tomando nota.
R. ¿Mande?
A. Estoy tomando nota.
R. Eso me lastima mucho en mi defen-
sa, porque una reprobación moral es lo que
más daño me hace. He venido trabajando
con mucho esfuerzo para demostrar que
los fondos son lícitos, que no cometí deli-
tos, y si me reprueba moralmente, pues me
causa un daño. Creo que además es muy
torpe de su parte decir que me exige una
aclaración precisa, y la voy a dar, Adriana;
le voy a tomar la palabra nada más; ya to-
mé la decisión de cuándo. No va a ser ni
ahorita ni mañana, pero le voy a tomar la
palabra, y lo voy a aclarar todo, todo.
A. Ah...
R. Todo voy a aclarar: de dónde salie-
ron los fondos, quién era el intermediario,
para qué eran, de dónde salieron y adónde
fueron. Porque creo que, efectivamente, la
sociedad merece una aclaración completa,
y creo que más mentiras no ayudan.
A. Ajá.
R. Y voy a decir qué fondos salieron del
erario público para que se devuelvan. Yo
creo que con eso la sociedad sí quedará
contenta. Con esas mentiras a mí solamen-
te me dañan, y nadie se lo cree.
A. Bueno, está bien.
R. Pero no lo voy a hacer ni ahorita ni
mañana ni pasado. Mañana y pasado voy
a hacer otras cosas que necesito hacer pa-
ra mi defensa.
A. Mmh... 
R. Porque claramente estas actitudes
desmoralizan mucho también a mis defen-
sores, porque no sienten que me apoye.
A. Mmm...
R. ¿Tú cómo crees que le caiga a Cár-
denas (Raúl, el abogado de Raúl Salinas)
ahorita que estamos en las conclusiones?
A. Mmm...
R. De la patada.
A. Mmm...
R. Porque no me apoya, porque no dice
que los fondos son lícitos, porque no dice qué
ha demostrado la defensa. Bueno, le mandé...
A. Lo de los empresarios.
R. No dijo de los empresarios...
A. ¡Claro que sí lo dijo! ¡Claro que dijo!
Los empresarios han dicho que ellos se lo
dieron. ¡Claro que lo dijo!
R. Y después ¿para qué sale con el
cuento ese de que me lastimó, y que me hi-
zo mucho daño a mí...
A. Dijo que me lastimó de... de... de las
cuestiones falsas de... papeles.
R. Sí, Adriana, lo saqué a través de Go-
bernación por instrucciones de él.
A. ¡No es cierto! ¡Tú me dijiste otra co-
sa! ¡No es cierto!
R. Sí Adriana, yo tengo papeles...
A. ¡No es cierto! ¡Tú me dijiste otra co-
sa! Tú lo sacaste con otra cosa y dijiste que
tú asumías esa responsabilidad.
R. Sí, pero no para que me estén a mí
golpeando… (inaudible).
A. Pero no es cierto que con su anuen-
cia, no es cierto, y tú me lo dijiste.
R. Tan te lo dije (...) Tan es cierto (...) que
en el expediente en donde está el pasapor-
te falso dice: por órdenes de Gobernación.
A. Esos tú los sacaste, y no por órde-
nes de Carlos, y no digas mentiras...
R. Y por órdenes de Carlos se com-
pró la casa de Explanada, y la compró Víc-
tor Cadena...
A. Estás hablando de los pasaportes
falsos. Y eso es mentira, y tú me lo dijiste
hace tres años.
R. Muy bien, Adriana. Yo voy a acla-
rar todo, en su momento, como él me lo es-
tá pidiendo.
A. Sí, pero tú también le dijiste muchas
cosas, y… (inaudible) cosas que no es cier-
to (inaudible)... no sé todo lo demás, pero
esto no es cierto...
R. Voy a decir... voy a decir toda la ver-
dad... toda... nada más que en su momen-
to (…) tú verás, te voy a decir todo lo de
Margarita, lo de Carlos, lo del pasapor-
te (…) todo, todo voy a decir, Adriana. Pero
es una cobardía de Carlos atacarme públi-
camente. Es una cobardía y una traición de
hermano...
A. No te atacó...
R. Me está atacando, porque él su-
po de todos los movimientos, todos los
fondos...
A. Es una mentira tuya...
R. …todos los movimientos...
A. ...es una mentira tuya...
R. ...se lo digo en su cara...
A. …(inaudible) que lo aceptabas (...),
y está grabado en Almoloya lo que me
dijiste...
R. Todo lo que tú quieras, Adriana, pe-
ro es una cobardía de Carlos atacarme
públicamente...
A. No te atacó...
R. Es una cobardía no defenderme (...)
Es una cobardía gigantesca de Carlos es-
tarme mandando recados con Juan José
de que le manden dinero porque el dinero
es de él y venir a decir que él no sabía na-
da. Esto... (fin de la grabación).  O
M
a
r
c
o

A
n
t
o
n
i
o

C
r
u
z
Con Peña Nieto. La exoneración
10

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

Raúl Salinas de Gortari publicó una
carta aclaratoria el 14 de mayo de 2009
para defenderse de las acusaciones de
De la Madrid. En relación con el “fondo
de inversión” formado en 1994 con capi-
tal de distintos empresarios, incluyendo
a Carlos Peralta, Carlos Hank y Roberto
González Barrera, afirmó:
“Durante 13 años (1995 a 2008) fui
exhaustivamente investigado por cuatro
de los países más avanzados en materia
de investigación criminal (Suiza, Fran-
cia, Inglaterra y Estados Unidos). Los
elementos encontrados en estos países
fueron nutriendo la investigación suiza.
“Finalmente las autoridades suizas
concluyeron que no existían elementos
que pudieran vincular, ni siquiera a ni-
vel de indicios, el patrimonio depositado
en aquel país con alguna actividad rela-
cionada con el narcotráfico.
“En junio de 2008 el juez suizo Paul
Perraudin emitió una sentencia en la
que dio por cerrado el caso en Suiza, es-
tableciendo que no existían elementos
que me vincularan a mí o a mi familia
con el crimen organizado.”
La sentencia absolutoria del 19 de ju-
lio no se pronunció sobre el dinero depo-
sitado en Suiza e Inglaterra. De acuerdo
con la PGR, a Salinas de Gortari le fueron
devueltos 74 millones de dólares de esos
110 millones que formaron parte de un
“fondo de inversionistas”.
El otro escándalo que fue acallado se
produjo a raíz de la divulgación de una
grabación del exsecretario calderonista
de Comunicaciones y Transportes, Luis
Téllez, quien fue subsecretario de Agri-
cultura con Salinas y titular de Energía
en el sexenio de Ernesto Zedillo.
En febrero de 2009 se divulgó una
declaración de Luis Téllez que hablaba
de Ana Paula Gerard, esposa del expre-
sidente Salinas de Gortari: “Ana Paula
ya trae ese rollo también... y bueno, en
el caso de Salinas se robó la mitad de la
cuenta secreta; sí, hizo muchas cosas”.
El 12 de febrero, poco después de co-
nocerse las grabaciones, Téllez leyó un
comunicado en una rueda de prensa.
Admitió que era real la grabación donde
acusa a Salinas de sustraer la mitad de
la partida secreta, pero alegó que lo hizo
“de manera indebida”. “Nunca he tenido
evidencia alguna sobre acciones ilícitas
del expresidente Carlos Salinas”, atajó.
Cuestionado sobre su probable renuncia
a la Secretaría de Comunicaciones, Téllez
respondió que no había razón alguna pa-
ra abandonar el cargo. Semanas después
Calderón lo relevó (Proceso 1685).
El debate sobre el robo de la partida
secreta fue alentado por el propio Raúl
Salinas. En la llamada telefónica con su
hermana Adriana, divulgada en octubre
de 2000 en El Noticiero del Canal 2 de Te-
levisa, advierte que aclarará de dónde
salieron los fondos.
“Voy a decir qué fondos salieron del
erario público para que se devuelvan, yo
creo que con eso la sociedad sí quedará
contenta”, sentenció Raúl al quejarse de
las declaraciones recientes de su hermano
Carlos.
“Sí, Adriana, lo saqué a través de
Gobernación por instrucciones de él”,
apuntó Raúl Salinas.
Nunca volvió a mencionar Raúl Sali-
nas este episodio. Ni en su libro Diario del
infierno de Almoloya, editado en 2005 por
Diana.
López Cruz, en su sentencia del 19 de
julio, resolvió que entre septiembre de
1990 y julio de 1994 poco más de 2 mil
700 millones de pesos de la partida se-
creta fueron transferidos ilegalmente a
una cuenta de Banco Mexicano Somex,
por conducto de Ernesto Sentíes Hoyos,
entonces director general de Adminis-
tración de la Presidencia.
Sin embargo, el mismo juez advirtió
que “resulta irrelevante” si este dinero
fue desviado para beneficiar a Juan Ma-
nuel Gómez Gutiérrez, contador de Raúl
Salinas de Gortari, porque éste ya había
sido exonerado del delito de peculado
en la sentencia de 2004 dictada por el
Segundo Tribunal Colegiado en Materia
Penal de Toluca.
Paradójicamente los magistrados de
Toluca absolvieron a Raúl Salinas de ha-
berse beneficiado con 207 millones de
los 2 mil 218 millones de pesos desvia-
dos por Sentíes, afirmando que la parti-
da secreta de la Presidencia no tenía una
finalidad específica.
Cadena de impunidades
En síntesis, ninguno de los delitos o de la
cadena de favores y tráfico de influencias
que se le imputaron a Raúl Salinas de
Gortari desde que operaba como El Señor
Diez por Ciento en el sexenio de su herma-
no se confirmó y menos se sancionó.
En junio de 1991 Manú Dornbierer pu-
blicó en su columna “La Gente”, del perió-
dico Excélsior, que Raúl y Enrique Salinas
obtendrían 25% de la concesión del Hipó-
dromo de las Américas durante 25 años.
El entonces procurador general Igna-
cio Morales Lechuga y el gerente general
del hipódromo, Justo Fernández, negaron
la versión. Dornbierer, en una entrega pos-
terior, afirmó que el propio Raúl Salinas,
“evaluador técnico de Solidaridad, princi-
pal programa sociopolítico del gobierno”,
fue a quejarse con el director de Excélsior,
Regino Díaz Redondo, de ese artículo.
En abril de 1994, tras el asesinato de
Luis Donaldo Colosio, el comisionista britá-
nico Kaveh Moussavi generó un escándalo
al divulgar en Washington que él había si-
do víctima de un intento de soborno cuan-
do fue representante de IBM en México.
“Me refiero al proyecto de la refinería
Santa Cruz, que se concedió a la Corpo-
ración Mitsubishi. Fui testigo del hecho
de que los servicios del señor Raúl fueron
contratados por Mitsubishi por una tarifa
de 10% en el proyecto multimillonario”, es-
cribió Moussavi en el libro Carpizo expuesto.
La prensa cercana al entorno sali-
nista llamó a Moussavi extorsionador y
chantajista.
Durante el proceso de privatización
de Imevisión, Raúl Salinas le prestó 30
millones de dólares a Ricardo Salinas
Pliego, el concesionario que resultó ga-
nador, a través de un fondo de inversio-
nes que lideraba para la compra de los
canales 13 y 7. La noticia se conoció tres
años después del proceso de desincor-
poración de los canales del Estado.
En su libro El Tigre, Emilio Azcárra-
ga y su imperio Televisa, los periodistas
Claudia Fernández y Andrew Paxman
recordaron que Raúl Salinas “se acercó
a Serna, a Gómez Flores y al propio Sali-
nas Pliego, entre otros. A los Vargas, por
ejemplo, los visitó en su casa y les pidió
que le hicieran una presentación sobre
lo que haría Multivisión en caso de ga-
nar la televisión y qué haría para compe-
tir con Televisa”.
“Sobre el tráfico de influencias o de
información no hay pruebas documen-
tales; sólo testimonios como el de ejecu-
tivos de NBC Noticias que preguntaban
en México –un mes antes de la privati-
zación–, quién era un tal Ricardo Salinas
Pliego que decía que ya estaba amarrado
con el hermano del presidente”, escri-
bieron Fernández y Paxman.
Parte de la enorme riqueza inmobi-
liaria de Raúl Salinas fue publicada el 12
de diciembre de 2004 por Proceso (núme-
ro 1467). Un documento elaborado por la
Dirección General de Procesos de la PGR
detalla que sólo en el Distrito Federal, el
hermano del expresidente adquirió 25
propiedades: desde un terreno en las Lo-
mas de Chapultepec, adquirido por 750
millones de pesos en enero de 1989, hasta
varias casas en las delegaciones Coyoa-
cán, Álvaro Obregón y Benito Juárez.
En Guerrero, Raúl Salinas se hizo pro-
pietario de 17 inmuebles, incluyendo un
lote de 100 millones en Ixtapa Zihuatanejo
más otro en la zona hotelera que le costó
225 millones de pesos en 1991. En Morelos
adquirió seis inmuebles, entre ellos, dos
en Tepoztlán, entre 1990 y 1991. En Puebla
compró la exhacienda Las Mendocinas por
156 millones de pesos. Y todo con el salario
de director general y gerente general en la
estructura del gobierno federal. O

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 11
CORRUPCI ÓN
JORGE CARRASCO ARAIZAGA
S
i hubo delitos, Raúl Salinas
de Gortari no fue culpable de
ninguno. Esa fue la conclu-
sión que jueces y magistrados
fueron armando a lo largo de
17 años para liberar de toda
responsabilidad penal a El hermano incó-
modo. En la lógica que prevaleció en el Po-
der Judicial de la Federación, el desvío de
la partida secreta de la Presidencia de la
República durante el gobierno de su her-
mano Carlos (1988-1994) no fue su culpa.
Y si acumuló miles de millones de pesos
en ese mismo lapso fue por su creatividad
empresarial.
El autor más acabado de ese razona-
miento es Carlos López Cruz, juez 13 de
Distrito en Materia Penal federal en la
Ciudad de México, quien el viernes 19 de
julio exoneró del delito de enriquecimien-
to ilícito al mayor de los hermanos Sali-
nas de Gortari y, en consecuencia, ordenó
la restitución de sus bienes, estimados en
224 millones de pesos.
Esa cifra es independiente de los mil 300
millones de dólares que depositó en bancos
de Suiza e Inglaterra y que motivaron fuer-
tes disputas entre los descendientes del
jerarca Raúl Salinas Lozano, exfuncionario
que hizo su vida pública al lado del profesor
Carlos Hank González –ambos ya falleci-
dos, al igual que el menor del clan Salinas
de Gortari, Enrique, asesinado en diciembre
de 2004.
Las cuentas bancarias, casas, terrenos,
joyas, inversiones y cuantas propiedades
Raúl Salinas acumuló en nueve estados
de la República –que suman 41 y que le
fueron aseguradas en 1996– no las obtu-
vo mediante “prácticas corruptas, irre-
gulares o deshonestas”. Quien piense lo
contrario, que lo demuestre y, de acuerdo
con el juez, la Procuraduría General de la
República (PGR) no ha podido hacerlo en
17 años y tres meses.
Derrotada una y otra vez en el juicio
que se ha prolongado más de tres lustros,
la PGR impugnó la decisión de López Cruz,
quien ha sido uno de los jueces capacita-
dos en tratamiento de casos de lavado de
dinero por el Departamento del Tesoro y
el Servicio de Aduanas de Estados Uni-
dos. También ha recibido instrucción de
la Suprema Corte de Justicia de la Nación
en cultura de la legalidad, transparencia y
combate a la corrupción.
Ha sido abogado de la Subdirección
Jurídica de la Dirección General de Reclu-
sorios del Distrito Federal, agente del mi-
nisterio público federal y director general
de la visitaduría de la propia PGR. En junio
de 2008 fue designado juez por oposición.
Su resolución judicial no fue anuncia-
da por el Consejo de la Judicatura Federal
Usted disculpe
Un juez federal comprobó que sí se desvió dinero públi-
co hacia las cuentas de Raúl Salinas. Es más: Detectó
que durante el tiempo en el que El hermano incómodo
desempeñó un cargo público multiplicó su fortuna 339
veces, y corroboró que en siete años el mayor de los
Salinas de Gortari pasó de tener 17 inmuebles a 41. ¿La
resolución del juez? Declararlo inocente y ordenar el des-
congelamiento de sus cuentas. Su enriquecimiento, dijo,
fue producto de “la efectiva inversión de sus haberes”.
y tome su dinero
Fernando Gutiérrez Juárez
12

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

(CJF), encargado de informar
sobre las decisiones más im-
portantes de la justicia fede-
ral. Se conoció a través del
periódico Milenio el miércoles
31 de julio, al final del primer
receso judicial del año. Desa-
tado el escándalo, la PGR dijo
que ese mismo día impugnó
el fallo del juez. Pero no in-
formó más. Nada dijo sobre
la lógica jurídica del juzga-
dor. Al cierre de esta edición,
el CJF aún no anunciaba qué
Tribunal Unitario revisará el
fallo del juez López Cruz.
El 18 de marzo de 1996, al
inicio del gobierno de Ernes-
to Zedillo, la PGR consignó a
Raúl Salinas de Gortari por enriquecimien-
to ilícito y peculado. Un año antes, el mis-
mo gobierno zedillista ya había logrado su
encarcelamiento, acusado de ser el autor
intelectual del homicidio –en septiembre
de 1994– del entonces presidente del PRI
y excuñado de los Salinas, José Francisco
Ruiz Massieu, padre de Claudia Ruiz Mas-
sieu Salinas, actual secretaria de Turismo
del gobierno de Enrique Peña Nieto.
Raúl Salinas pagó 10 años de cárcel
antes de obtener su libertad por vía del
amparo. El 14 de junio de 2005, durante el
gobierno de Vicente Fox, quedó exonerado
del homicidio por el Segundo Tribunal Co-
legiado del Segundo Circuito, con sede en
el Estado de México.
Ya antes, en octubre de 2004, ese mis-
mo Tribunal Colegiado de Toluca le había
hecho ganar una batalla crucial para re-
cuperar su dinero. En un fallo dictado el
8 de octubre de ese año, estableció que
no había elementos para demostrar el
peculado, porque la partida secreta de la
Presidencia de la República se manejaba
de manera discrecional para gastos con-
fue ahora ratificado por el juez
13 de Distrito en Materia Penal
federal para exonerar al con-
tador de Salinas Juan Manuel
Gómez Gutiérrez y a Jesús Gó-
mez Portugal.
Después de aquella reso-
lución del Segundo Tribunal
Colegiado con sede en Tolu-
ca, el magistrado Soda Ortiz
fue reemplazado por Adalid
Ambriz Landa y, ocho meses
después, el mismo Colegia-
do decretó la exoneración de
Raúl Salinas del asesinato
de Ruiz Massieu, quien tam-
bién fuera gobernador de
Guerrero.
El cambio en el Tribunal
Colegiado fue atribuido al ministro de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación
(SCJN) Sergio Valls Hernández, un priista
que al inicio del gobierno de Carlos Sali-
nas pasó del Poder Ejecutivo al Poder Judi-
cial del Distrito Federal. De ahí regresó al
Poder Ejecutivo y luego saltó a la justicia
federal (Proceso 1725). Manuel Baraibar
falleció en mayo pasado, luego de haber
participado en una terna propuesta por el
entonces presidente Felipe Calderón para
convertirse en ministro de la SCJN. En sus
homenajes luctuosos estuvo Valls Her-
nández, chiapaneco como el magistrado
fallecido.
Desde su salida de la cárcel, Raúl Sali-
nas se ha dedicado a impugnar una y otra
vez en los tribunales federales para recu-
perar su cuantioso capital. Luego de haber
superado las acusaciones de peculado, de-
fraudación fiscal y de lavado de dinero, aho-
ra va por el cierre del caso para recuperar
en definitiva su cuantiosa riqueza. En su
defensa legal ha tenido una gran aliada, la
magistrada Antonia Herlinda Velasco Villa-
vicencio, titular del Quinto Tribunal Unita-
rio en Materia Penal en el Distrito Federal.
Es la misma magistrada que en 2005
decretó la exoneración del expresiden-
te Luis Echeverría y su secretario Mario
Moya en la acusación que el gobierno de
Vicente Fox les fincó como presuntos res-
ponsables del delito de genocidio, por la
matanza de estudiantes del 10 de junio de
1971, conocida como el halconazo.
Velasco Villavicencio fue integrante del
CJF hasta la reforma judicial del propio Ze-
dillo en 1995. Su salida como consejera fue
adjudicada en su momento, en el Poder Ju-
dicial, a su supuesta relación con el salinis-
mo. Se tituló de la licenciatura con la tesis
Las sociedades mercantiles irregulares. A partir
de abril de 2006, casi un año después de la
excarcelación de Raúl Salinas, la magistrada
le concedió una serie de amparos en la causa
penal 37/1997-I y su acumulada 54/2002 por
enriquecimiento ilícito. En agosto de 2006,
tingentes. El operador era el director ge-
neral de Administración de la Presidencia,
Ernesto Sentíes Hoyos.
Con esa decisión, los magistrados
echaron abajo lo que había determina-
do el juez Juan José Olvera López, titular
del Juzgado 12 con sede en el Reclusorio
Oriente, para quien en la causa acumula-
da por enriquecimiento ilícito, la 52/2002
abierta contra Raúl Salinas, quedó demos-
trado que entre 1990 y 1994 Sentíes fue
quien recibió de la tesorería federal 2 mil
700 millones de pesos.
Buena parte de ese dinero, 2 mil 227
millones de pesos, fue depositada en
cuentas de Araceli y Francisco Vázquez
Alanís, quienes trabajaban para Sentíes y
quienes traspasaron las cuentas que Raúl
Salinas disfrazó con los alias de Juan José
González Cadena, Rolando Gutiérrez Gar-
cía y Juan Manuel Gómez.
Pero los magistrados José Nieves Luna
Castro, Alejandro Soda Ortiz y Manuel Barai-
bar Constantino determinaron que no había
pruebas de que Salinas estuviera enterado o
haya facilitado el desvío. Ese mismo criterio
M
i
g
u
e
l

D
i
m
a
y
u
g
a
En presidio. Tiempos oscuros
Las Mendocinas. Remanso poblano

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 13
CORRUPCI ÓN
modificó el auto de formal prisión para que
no se le suspendieran sus derechos políticos.
Uno de los amparos más importantes
para Salinas fue el que la magistrada dictó el
22 de mayo del año pasado, que dejó insub-
sistente un fallo de 2007 del Segundo Tribu-
nal Unitario en Procesos Penales Federales,
que había confirmado el inicio de la instruc-
ción en su contra por enriquecimiento ilícito.
El amparo causó ejecutoria en junio de 2012.
El caso se radicó en el Juzgado Déci-
mo Tercero de Distrito en Procesos Pe-
nales Federales. Junto con Salinas, en la
causa penal fueron incluidos su conta-
dor Juan Manuel Gómez Gutiérrez y Je-
sús Gómez Portugal, señalados como sus
prestanombres.
Exonerado del delito de peculado, al
mayor del clan Salinas, de 67 años, sólo
le queda el de enriquecimiento ilícito, y el
juez Carlos López Cruz propuso desecharlo
yendo más allá incluso de la lógica de los
magistrados del Segundo Tribunal Cole-
giado de Toluca: Sí, El hermano incómodo es
millonario, pero gracias a sus habilidades
financieras, no porque se haya aprovecha-
do de la Presidencia de Carlos Salinas.
Concede: “El acusado se enriqueció…
incrementó sustancialmente su patrimo-
nio durante el tiempo en el que desem-
peñó un empleo, cargo o comisión en el
servicio público… en un periodo compren-
dido de enero de 1985 a abril de 1992”.
Salinas, en efecto, trabajó en la admi-
nistración pública federal desde Miguel
de la Madrid y continuó en la Presidencia
de su hermano. Con De la Madrid fue ge-
rente general de Diconsa, en la Conasupo;
director general de Imconsa y director de
Planeación y Programación Presupuestal
de Conasupo. Con Salinas fue secretario
técnico del Comité de Evaluación del Pro-
grama Nacional de Solidaridad (Pronasol).
La sentencia absolutoria asienta que
en su primera declaración patrimonial
Raúl Salinas declaró tener 10.6 millones
de viejos pesos (60 mil dólares al cambio
de 1983), y al dejar su último cargo públi-
co, en 1992, su fortuna ascendía a  3 mil
603 millones de viejos pesos (52 millones
de dólares). Esto significa que, en siete
años, multiplicó su riqueza 339 veces.
El juez López Cruz admite que el incre-
mento sustancial del patrimonio de Raúl
Salinas “no es acorde con los ingresos que
recibió por los cargos públicos que desem-
peñó”, y aunque acrecentó de tal forma su
peculio que sin lugar a dudas se sostiene
que experimentó un enriquecimiento, “no
se encuentra plenamente acreditado que
haya incrementado sustancialmente su
patrimonio con motivo de su empleo, car-
go o comisión en el servicio público y que
haya adquirido bienes en contravención
de… la Ley Federal de Responsabilidades
de los Servidores Públicos; es decir, que
ese enriquecimiento y adquisición de bie-
nes tenga como causa prácticas corruptas,
irregulares o deshonestas… en el desem-
peño del servicio público encomendado”.
Además, esas dependencias ni tenían
presupuesto propio y ni siquiera tenían
fondo revolvente. La causa es otra, asen-
tó el juez: “La efectiva inversión de sus
haberes”. Por ello, dictó la sentencia ab-
solutoria a su favor en la acusación de en-
riquecimiento inexplicable.
Lo que el juez sí admite es la existen-
cia del delito de desvío de recursos de la
partida secreta. Pero en este caso también
libera del todo a Raúl Salinas. Él no tuvo
culpa ninguna aunque los recursos llega-
ron a sus cuentas.
Argumenta: el dinero se distrajo de su
objeto, que era satisfacer necesidades con-
tingentes de orden público de la Presidencia
de la República. Se desvió para fines propios
o ajenos y eso está sancionado penalmente,
pero para los efectos de este asunto resul-
ta “irrelevante y por ende necesario que se
acrediten los subsecuentes destinos que se
haya dado a ese numerario, ya que en todo
caso esas operaciones subsecuentes deben
ser materia de diverso análisis”.
Así absolvió a los operadores de Raúl
Salinas, toda vez que el responsable prin-
cipal, Ernesto Sentíes Hoyos, fue declara-
do muerto el 28 de agosto de 1998.
El juez fue muy claro en su resolución:
una vez que cause ejecutoria la sentencia,
se tiene que levantar el aseguramiento de
los bienes muebles e inmuebles, derechos
y cuentas bancarias en el Distrito Federal,
Estado de México, Guerrero, Jalisco, More-
los, Querétaro, Oaxaca, Baja California Sur
y Puebla. Pero “no se hace pronunciamiento
alguno en relación a las cuentas bancarias
abiertas en los países de Suiza e Inglaterra,
puestas a disposición del juez 12 de Distrito
de Materia Penal federal en la Ciudad de Mé-
xico, en relación con la causa penal 54/2002”.
Carlos Salinas siempre ha dicho que
desconocía las operaciones financieras
de su hermano, en especial los depósitos
de 100 millones de dólares en el extran-
jero. En su libro México. Un paso difícil a la
modernidad, publicado en el año 2000 para
exculparse y decir que la desgracia de su
familia se debió a una persecución de su
sucesor, dice: “El dinero que manejó mi
hermano no provino de ningún acto de
corrupción de mi gobierno”.
De un plumazo, deslinda a su hermano
en el desvío de las partidas secretas de la
presidencia de la República durante su se-
xenio. Dice que formó “un patrimonio con-
siderable antes de trabajar en el gobierno”.
Prefiere concentrarse en los millonarios
depósitos en el extranjero, que estuvieron
congelados en Suiza.
Según El hermano incómodo, esos recur-
sos fueron aportados por tres empresarios:
Carlos Peralta, Carlos Hank Rhon –hijo de
Carlos Hank González– y Roberto González
Barrera El Maseco, quien murió en agosto del
año pasado. Su justificación es que querían
crear un fondo para invertir en México.
Dice Carlos Salinas en su libro excul-
patorio: “Raúl debe responder por sus
actos” y más aún: “Como ciudadano, por
la duda que ha generado la constitución
de ese fondo, considero que el dinero de
Raúl debería regresar a México y aplicar-
se en su totalidad y de manera exclusiva
a resolver problemas sociales… Tengo la
convicción de que Raúl entenderá que ese
dinero que ofendió a la sociedad debe te-
ner un destino de bien”.
Al final del capítulo dedicado a la situa-
ción patrimonial de su hermano, insistió:
“Esos recursos deben regresar a México pa-
ra ser utilizados a favor de los que menos
tienen. Cuando… los procesos (penales)
se lleven conforme a derecho, la sociedad
mexicana en general y quienes servimos a
México durante mi administración, tendre-
mos de Raúl y de las evidencias objetivas,
una explicación precisa sobre esos recursos
que tanto daño han hecho”. Hace ocho años
que El hermano incómodo salió de la cárcel, y
todavía no existe esa explicación.
14

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA
L
ejos de cumplir su promesa de
generar una ley y crear un órga-
no autónomo y ciudadano para
asignar la publicidad oficial, el
gobierno de Enrique Peña Nieto
emitió un acuerdo con fuerza
reglamentaria mediante el cual concentra
en la Secretaría de Gobernación (Segob) y
en la Oficina de la Presidencia de la Re-
pública el poder para autorizar o rechazar
los planes publicitarios de las dependen-
cias y entidades federales.
Utilizado históricamente como un ins-
trumento de control para premiar o san-
cionar la línea editorial de los medios de
comunicación, el procedimiento no prevé
una supervisión a la Segob, que tendrá un
poder irrestricto en la materia, pues si bien
la responsabilidad para contratar publici-
dad corresponde a las dependencias y en-
tidades federales, no podrán hacerlo sin la
venia de su Dirección General de Normati-
vidad de Comunicación (DGNC).
Lo anterior puede apreciarse en el
“Acuerdo por el que se establecen los linea-
mientos generales para las campañas de
comunicación social de las dependencias
y entidades de la Administración Pública
Federal para el ejercicio fiscal 2013” (Acuer-
do 2013) publicado en el Diario Oficial de la
Federación (DOF) el pasado 30 de julio.
Ese acuerdo constituye el único ins-
trumento para regular la contratación de
publicidad gubernamental. Hasta ahora el
gobierno federal no ha presentado ningu-
na iniciativa de ley en ese sentido.
Aunque debió publicarse a finales de
diciembre pasado, el Acuerdo 2013 se pos-
tergó más de un semestre. Los tiempos es-
tablecidos por la Recomendación 35/2012
emitida por la Comisión Nacional de los
Derechos Humanos (CNDH) –aceptada
por la Segob en agosto de 2012– indican
que la elaboración de ese acuerdo debió
realizarse durante los últimos meses del
gobierno de Felipe Calderón.
Esta recomendación fue resultado
de una queja, interpuesta desde 2009
por el director de Proceso, Rafael Rodrí-
guez Castañeda. Para resolverla la CNDH
demoró más de tres años, y a un año de
emitida la recomendación la Quinta Visi-
taduría la tiene por “aceptada, sin prue-
bas de cumplimiento”.
Incumplimiento
El 27 de abril de 2009, Rodríguez Castañe-
da presentó una queja ante la CNDH por
considerar que el gobierno federal asigna-
ba de manera arbitraria la publicidad de
sus dependencias, lo que en ocasiones se
utiliza como mecanismo de premiación o
Una farsa,
el Acuerdo 2013 sobre
publicidad oficial
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 15
ADMI NI STRACI ÓN PÚBLI CA
castigo, según la línea editorial que sigan
los medios.
En su escrito, el director de Proceso ex-
puso que al semanario se le restringió la
publicidad gubernamental en el sexenio
de Vicente Fox y que el veto publicitario se
exacerbó en el de Felipe Calderón, hasta
reducir las compras a cero.
“La asignación discriminatoria de pu-
blicidad puede tener la intención de limitar
o afectar el derecho a la libertad de expre-
sión, además de que puede ser considera-
da como un medio indirecto de presión o
censura contra la línea crítica de Proceso, lo
cual contraviene el ejercicio de la libre ex-
presión”, planteó.
Tres años después de presentada la
queja, el 1 de agosto de 2012, la CNDH emi-
tió la Recomendación 35/2012, en la que
dio la razón al semanario. También obser-
vó que el gobierno federal violó derechos
humanos relativos a la legalidad, la segu-
ridad jurídica y la libertad de expresión e
información, al ejercer una censura directa
o indirecta a partir de la discriminación en
la contratación de publicidad oficial.
La CNDH recomendó a Gobernación
que para el ejercicio fiscal 2013 emitiera
lineamientos claros y criterios objetivos,
imparciales y transparentes para la asig-
nación de contratos publicitarios como
parte del Acuerdo 2013. Además, pidió
que se implementara una adecuada su-
pervisión de la manera en que se asigna la
publicidad oficial, y que el gasto en la ma-
teria se realizara conforme a los criterios
antes señalados.
La recomendación fue aceptada por
el entonces secretario de Gobernación,
Alejandro Poiré Romero. Sin embargo, el
plazo para aportar las pruebas de cumpli-
miento –15 días después de la aceptación–
no se aplicó.
Esta falta de cumplimiento fue confir-
mada a Proceso la tarde del viernes 2 por
el quinto visitador de la CNDH, Fernando
Batista Jiménez. El primer punto de la re-
comendación, dijo Batista, se refería a la
emisión del Acuerdo 2013, y aunque ésta
ya se realizó, aún no se evalúa.
De hecho, la última comunicación en-
tre la CNDH y la Segob en torno al caso
ocurrió a principios de año, cuando repre-
sentantes de Gobernación le informaron
al ómbudsman que el Acuerdo 2013 no
se emitiría sino hasta que se presenta-
ra el Plan Nacional de Desarrollo (PND)
2013-2018.
El argumento referido fue expuesto
también el 13 de febrero último. El secre-
tario de Gobernación, Miguel Ángel Oso-
rio Chong, publicó entonces en el Diario
Oficial de la Federación una modificación
del Acuerdo 2012 para renovar los tiem-
pos de presentación y trámite de los pro-
yectos de comunicación social en tanto
se aprobaba el Acuerdo 2013.
La explicación fue aceptada por la
CNDH en febrero, aun cuando el acuer-
do en cuestión está vinculado al paque-
te fiscal aprobado en diciembre de 2012,
más que al PND presentado el 20 de mayo
último.
Discrecionalidad
Los lineamientos del Acuerdo 2013 repro-
ducen la mayor parte del contenido del
Acuerdo 2012. La CNDH consideró que
éste fomentaba la discrecionalidad y vio-
Aunque el gobierno de Enrique Peña Nieto pretende hacer
creer que los mecanismos para la asignación de publici-
dad gubernamental se rigen por criterios de transparencia
y equidad, el Acuerdo 2013 en esta materia reproduce
los mismos vicios que el plan predecesor, sólo que con
distinta envoltura. En el nuevo instrumento perduran los
mecanismos que llevaron al director de Proceso, Rafael
Rodríguez Castañeda, a interponer una queja ante la CNDH
por considerar que el gobierno asigna arbitrariamente la
publicidad de sus dependencias. Si bien la Secretaría de
Gobernación aceptó la recomendación emitida por el óm-
budsman, hasta ahora no la ha cumplido.
16

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

No pago para que me peguen”, fue
la frase que utilizó López Portillo para
quitar la publicidad a Proceso. No era la
primera vez que ocurría el atropello ni
sería la última. Poco antes del golpe de
julio de 1976, Echeverría había cabildea-
do con las asociaciones patronales para
que privaran de anuncios a Excélsior con
la evidente intención de acorralarlo. En
el sexenio pasado, el gobierno volvió a
las andadas, al suprimir a partir de 2008
la presencia del gobierno federal en el
semanario político más importante de
México. La presión fracasó: Proceso no
perdió su filo crítico. La discriminación
persiste hasta ahora, pero no tiene ra-
zón de ser: si Proceso no merece contar
con publicidad oficial, entonces pocos
medios merecen tenerla.
No hace mucho conversé con Julio
Scherer sobre el tema. “El otorgamien-
to justo de la publicidad –me dijo– no
es una potestad del gobierno en tur-
no ni puede ejercerse por capricho.
Es una obligación del Estado”. Estuve
básicamente de acuerdo. Creo que el
gobierno federal debe tener una legí-
tima presencia en los medios, siempre
y cuando ésta sea pública y publicable.
“No hay nada más público que el anun-
cio”, le dije a Scherer. “Que el gobierno
publique a quién le da y cuánto, y que
el público juzgue si esa publicidad es
pertinente”.
La pertinencia de un anuncio oficial
en cualquier medio debería basarse en
dos criterios principales: la penetración y
la influencia. La penetración es ante to-
Publicidad transparente
E N R I Q U E K R A U Z E
do cuantitativa, pero debe calificarse con
criterios cualitativos. ¿Qué puede impor-
tarle a un lector de una revista del corazón
la política energética del gobierno? Es ahí
donde incide la influencia, que por lo gene-
ral está relacionada con la calidad. Quienes
deben elegir la adecuada combinación de
penetración e influencia, explicando sus
criterios, son los departamentos de Co-
municación Social de cada dependencia.
Y quien debe juzgar si el contenido de la
publicidad es útil y el vehículo adecuado,
es el público. De llegar a cometerse excesos
en la adjudicación de publicidad, debe acti-
varse la presión pública. En redes y en me-
dios se debe hacer la crítica del funcionario
que la otorgó y del medio que la publicó.
Los excesos deben combatirse con la crí-
tica, más que con regulaciones o comités
evaluadores.
La palabra clave es transparencia. Y
para hacer aún más transparente la con-
tratación, no sólo el gobierno federal si-
no los propios medios (televisión, radio,
periódicos, revistas, etcétera) deberían
tomar la iniciativa de hacer públicas sus
cifras de publicidad oficial.
El gobierno federal gasta miles de mi-
llones de pesos en publicidad. Un estudio
publicado por Etcétera (http://goo.gl/jP8xDh)
en septiembre de 2009, correspondiente a
2007, 2008 y el primer trimestre de 2009,
arrojó la cifra de 8 mil 779 millones 548 mil
pesos de publicidad oficial para diversos
medios. La distribución –medida en orden
decreciente– era como sigue: televisión,
28.75%; radio, 17.64%; medios internacio-
nales (radio y TV), 16.41%; medios comple-
mentarios (publicidad en exteriores, cine,
agencias, internet, entre otros), 12.36%; di-
seño, producción, posproducción y copia-
do, 11.02%; diarios del DF, 5.77%; revistas,
3.62%; diarios de los estados, 3.41%; otros,
1.14%.
En el rubro “Revistas” (que alcanza ape-
nas 3.62% del total, es decir $317,819,640)
el estudio muestra que Proceso recibió
$1,983,030 en 2007, $99,360 en 2008 y cesó
de recibir anuncios en 2009. El caso no es
sólo insostenible, sino ridículo.
No son muchas las revistas (o me-
dios) que pueden vivir sin publicidad
oficial. Proceso es una de ellas, por su
cantidad de lectores. Letras Libres (en sus
dos ediciones, la mexicana y la española)
es otra (si se diera el caso), por la diversi-
ficación de sus fuentes de ingreso, entre
ellas sus anunciantes privados naciona-
les y extranjeros. Letras Libres y Proceso
no modifican su línea editorial por pre-
siones. Letras Libres ha contado con una
cuota de anuncios que representa 3% de
la publicidad federal en revistas. Proceso
merece eso y mucho más.
Bajo cualquier criterio de penetra-
ción e influencia, el gobierno federal
debe considerar a Proceso en sus presu-
puestos. El hecho de haberse mantenido
todos estos años con un público nutrido,
alerta y fiel es prueba de su penetración.
Y es imposible negar su influencia. Si el
gobierno quiere convencer a sus críticos
sobre las reformas que propone, nada
más natural que hacerlo en las páginas
de los órganos que más duramente lo
critican. O
laba los derechos de Proceso y de otras
publicaciones.
El cambio más relevante consiste en
la incorporación de “criterios” para la
planeación de las campañas, programas
anuales y estrategias de publicidad oficial,
expuestos en el artículo 3 del acuerdo,
cuya fracción II establece que la distri-
bución en el plan de medios de cada de-
pendencia o entidad federal debe basarse
en los siguientes aspectos: capacidad del
medio asignado para llegar a la población
objetivo; equidad entre los medios de co-
municación que reúnan características
análogas, y transparencia de la informa-
ción relativa a la contratación de los me-
dios utilizados en una campaña.
Esos criterios son similares a los enlis-
tados por la CNDH en el numeral 83 de la
recomendación:
“Se considera necesario que la Subse-
cretaría de Normatividad de Medios de la
Secretaría de Gobernación elabore criterios
y objetivos claros, transparentes y no dis-
criminatorios en el otorgamiento y distri-
bución de publicidad oficial a favor de los
distintos medios de comunicación, pues
una regulación adecuada disminuye la dis-
crecionalidad para su asignación y propicia
las condiciones necesarias para garantizar
el libre ejercicio de la libertad de expresión,
sin sujeciones a presiones externas o cen-
suras indirectas.”
Sin embargo, los “estudios para medir
la pertinencia y efectividad de las campa-
ñas”, cuyo objetivo es obtener elementos
para el proceso de planeación de éstas,
se identifica entre los artículos reorgani-
zados –antes era el artículo 8 y ahora es


1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 17
ADMI NI STRACI ÓN PÚBLI CA
del artículo 65 al 78–, pero el contenido es
idéntico.
La CNDH consideró que esa norma-
tividad gubernamental “es omisa en
contemplar criterios objetivos, claros y
transparentes en que las dependencias
puedan fundar y motivar la elección de
contratación en medios publicitarios”.
Esa y otras observaciones sirvieron para
sustentar el segundo punto de la recomen-
dación, el cual establece que “se lleve a cabo
una adecuada supervisión de la asignación
de publicidad oficial por parte de las dis-
tintas dependencias y organismos públicos
federales que incluya la evaluación adecua-
da de la asignación en la contratación que
éstas realicen; asimismo, que el gasto en
cada supuesto se realice conforme a proce-
dimientos y criterios objetivos, imparciales,
transparentes y no discriminatorios”.
Con los criterios establecidos en los
nuevos lineamientos y la conservación de
lo referente a los estudios de pertinencia y
efectividad, la omisión identificada por la
CNDH se traslada a la Segob, a través de su
Dirección General de Normatividad y Comu-
nicación, según el artículo 22 del Acuerdo
2013, que establece:
“Las dependencias y entidades no po-
drán realizar contrataciones sin contar
con la autorización de la DGNC, que inclu-
ye la clave de identificación de campaña
(publicitaria).”
El nuevo acuerdo tiene otra innova-
ción: faculta a la Presidencia de la Repú-
blica para la autorización de contenidos
publicitarios, propagandísticos y de difu-
sión, pues será la Coordinación de Estra-
tegia y Mensaje Gubernamental y, en el
caso de los portales electrónicos, la Coor-
dinación de Estrategia Digital Nacional las
instancias que los aprueben.
En el Acuerdo 2012 se ordenaba el ape-
go al Manual de Identidad Gráfica del Go-
bierno Federal, pero no mencionaba que
era necesario el visto bueno de la Ofici-
na de la Presidencia, sin el cual no serán
autorizados a su vez por la DGNC, según
se establece en los artículos 16 y 17 del
Acuerdo 2013.
Ahora, la contratación de publicidad
ya no queda al arbitrio de las dependen-
cias o entidades, sino que está sujeta a Go-
bernación y a la Oficina de la Presidencia.
Discrecionalidad concentrada: ninguna
parte del Acuerdo 2013 indica la manera
en que dichas dependencias garantizarán
el cumplimiento de los nuevos criterios.
Otra modificación se refiere al concepto
de Plan de Medios de Comunicación. En el
glosario establecido en el artículo 2, frac-
ción XLVI del nuevo acuerdo se establece:
“Los medios deben ser elegidos de
acuerdo a los objetivos de alcance geográ-
fico, frecuencia, capacidad y tarifas, bajo
los criterios de equidad y transparencia.”
El Acuerdo 2013 incluye como nuevo
concepto el de propaganda gubernamen-
tal definido en el mismo artículo 2 como
“Difusión en medios de comunicación
social sobre logros y acciones de gobierno
que realizan las dependencias o entida-
des de la administración pública federal”.
La CNDH no ha fijado postura respecto
a los nuevos lineamientos ni puede hacer-
lo. Oficialmente, no los conoce. Según Ba-
tista, Gobernación no ha tenido ninguna
comunicación oficial con la CNDH tras la
publicación del Acuerdo 2013, por lo que
la comisión está solicitándole un informe
donde se funde y motive el cumplimien-
to de la recomendación, si es que con la
publicación del Acuerdo 2013 pretende
cerrar el expediente.
“Cocoa” ataca: El priista Vallejo
entregó Michoacán
a los narcos
18

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
M
ichoacán es el foco rojo del
gobierno de Enrique Peña
Nieto.
Con un gobernador en-
fermo que pidió una segun-
da licencia por seis meses,
el crimen organizado muestra su poder
en esa entidad y pone en jaque al man-
datario interino Jesús Reyna con ataques
indiscriminados a la Policía Federal y a la
población, mientras los grupos de autode-
fensa y las policías comunitarias se mul-
tiplican y toman las armas para enfrentar
la crisis de gobernabilidad.
A diferencia de Tamaulipas, en Michoa-
cán el crimen organizado controla todo el
territorio, sostiene la senadora panista Lui-
sa María Calderón Hinojosa, y considera
evidente que el gobernador con licencia,
Fausto Vallejo, cedió el poder a esos grupos
delincuenciales. El presidente Peña Nie-
to, dice, no ha dado suficiente atención a
la entidad, además de que ha cancelado su
visita en tres ocasiones.
La legisladora señala que desde mayo
la violencia se extendió a toda la entidad, y
apunta que la gobernabilidad está sosteni-
da con alfileres, sobre todo por la ausencia
de Vallejo. A ello se suma la deuda pública
de 12 mil millones de pesos, la aparición de
grupos de autodefensa ciudadana en Tie-
rra Caliente y los ataques de Los Caballeros
Templarios a la Policía Federal, que ya co-
braron 24 vidas, incluidas las bajas de cua-
tro integrantes de la fuerza pública.
Para la excandidata a gobernadora y
hermana del expresidente Felipe Calde-
rón, mientras las autoridades de Michoa-
cán se debaten en la incertidumbre, los
grupos del crimen organizado tienen el
control de los policías municipales, algu-
nos de los cuales participan en extorsio-
nes contra la población.
Esos grupos, afirma, controlan también
la producción minera, así como la del agua-
cate y el limón; cobran impuesto a comer-
ciantes, empresarios, profesionistas, cam-
pesinos, hoteleros, transportistas… a todo
el que se les antoje. Es más: “Son los due-
ños de las minas y manejan incluso los tre-
nes que llegan a Lázaro Cárdenas”, sostiene.
De acuerdo con la Encuesta Nacional
de Victimización de Empresas 2012 (EN-
VE) del Instituto Nacional de Estadística
y Geografía (Inegi), hasta 2011 Michoacán
era una de las entidades con menores ta-
sas de delitos a empresas; ocupaba el si-
tio 16 entre las 32 entidades con índice de
2 mil 936 casos por cada 10 mil unidades
económicas.
La situación empeoró. En mayo pasa-
do firmas como Saba y Danone salieron
de la entidad luego de que en Tierra Ca-
liente Los Caballeros Templarios bloquea-
ran la distribución de sus productos. La in-
timidación se inició a finales de mayo de
2012, cuando el grupo criminal atacó cen-
tros de distribución e incendió 40 vehícu-
los de la subsidiaria del Grupo PepsiCo en
varios municipios porque realizaban “ac-
tividades nocivas” contra sus sicarios.
En algunos municipios de Tierra Ca-
liente la gente ha optado por abandonar
sus tierras. Según el diputado perredista
Osbaldo Esquivel, cada dos semanas salen
entre 30 y 40 personas rumbo a Guanajua-
to y Jalisco.
Desde que inició este gobierno la si-
tuación en Michoacán es terrible, comen-
ta la senadora Calderón, y asegura que el
gobernador Fausto Vallejo dobló las ma-
nos ante el crimen organizado.
En las ciudades, dice, los secuestros y
extorsiones están a la orden de día. Hoy,
la delincuencia organizada controla todo
el territorio. Los pistoleros de Los Caba-
lleros Templarios piden cuotas a los pro-
pietarios de los negocios; cuando se nie-
gan, los amenazan. En Morelia proliferan
los anuncios de “se renta o se vende”; mu-
chos locales comerciales están vacíos. Eso
sucede en todos lados, insiste la senadora.
Meses después de los comicios de
2011, en los que Fausto Vallejo resultó ga-
nador, relata Calderón Hinojosa, ella le pi-
dió ayuda para los 28 candidatos a alcal-
des panistas con la finalidad de enfrentar
a los criminales. “Así están todos”, afirma
Cocoa que le contestó el gobernador; y se
pregunta: “¿Qué más se puede decir?”.
Agrega que la falta de una autoridad
les deja el terreno libre a todos los delin-
cuentes, quienes le están cobrando al PRI
el apoyo que le dieron durante la campa-
ña electoral. Y así como Vallejo ganó la
elección, también la debe. “Yo le pedí que
no se arrodillara frente a los delincuentes
organizados…”.
–¿Se arrodilló?
–Bueno. No ha podido hacer gran cosa;
no ha podido cambiar funcionarios. El Cen-
tro de Inteligencia, Comunicaciones y Man-
do de la policía C4 lo tienen bajo control (los
delincuentes). ¡Qué es eso! A los ministeria-
les también los tienen bajo su control. ¡Qué
es eso! Y no ha podido cambiar las cosas. Es-
to no es un secreto, lo sabemos todos.
La crisis de gobernabilidad
El jueves 1, el secretario de Gobernación,
Miguel Ángel Osorio Chong, se reunió por
primera vez con el gobernador interino
Jesús Reyna, los representantes del Con-
greso local, empresarios, académicos, los
líderes de los partidos en el estado y se-
nadores de la entidad. El encuentro duró
más de tres horas y fue a puerta cerrada.
Mientras el presidente Peña Nieto se
recuperaba de la operación de la tiroides,
Osorio Chong prometió a los michoacanos
que el Ejército, la Marina y la Policía Federal
continuarían en el estado. “hasta devolver-
le la paz y tranquilidad”. Estarán ahí has-
ta que la entidad tenga las instituciones y
la capacidad en materia de seguridad para
enfrentar a la delincuencia organizada, se-
gún un comunicado de Gobernación.
En medio de la violencia que envuelve a Michoacán, que incluye el asesinato
de un vicealmirante de la Marina, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel
Osorio Chong, se comprometió a recuperar la paz del estado, dijo, munici-
pio por municipio. Pero la senadora panista Luisa María Calderón Hinojosa,
Cocoa, critica al partido en el poder, el PRI, por apoyar a Fausto Vallejo para
la gubernatura a sabiendas de que estaba enfermo y fue éste –quien hoy se
encuentra de licencia– el que cedió el poder a los grupos delincuenciales,
dice la hermana del expresidente Calderón, cuya guerra contra el narco se
inició precisamente en Michoacán.
JOSÉ GIL OLMOS
NARCOTRÁFI CO

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 19
Osorio Chong declaró que las fuerzas
federales irían “municipio por municipio,
comunidad por comunidad, a devolver-
les la paz, la estabilidad y el control a los
michoacanos”.
A su vez, el gobernador interino, Jesús
Reyna, dijo que la renuncia del procurador
Plácido Torres y la dimisión del secretario
de Finanzas, Carlos Río Valencia, eran par-
te de los ajustes en su equipo de trabajo.
Cristóbal Arias –quien buscó dos veces
la gubernatura arropado por el PRD e in-
cluso fue senador por ese partido– sostie-
ne que la estrategia de contención calde-
ronista que ahora continúa Peña Nieto ha
sido un fracaso. Sólo ha convertido a Mi-
choacán en una zona de desastre, afirma.
“La ingobernabilidad es tal –añade–
que las autoridades locales son formales
pero no gobiernan. Hemos desembocado
en un Estado fallido, aun cuando lo nie-
guen el gobernador y el propio presidente
Enrique Peña Nieto.”
Arias lo admite: La delincuencia orga-
nizada ha sustraído parte del territorio al
dominio gubernamental local. Si esta si-
tuación no se resuelve, la violencia crimi-
nal y de inseguridad se incrementará. Se-
gún él, habrá más sangre en la mayor parte
del territorio michoacano, con la posibili-
dad de hacerse extensivo a otros lugares.
Considera que la estrategia de seguri-
dad para Michoacán no debe ser de con-
tención, de patrullajes y retenes, sino de
investigación, persecución, detención y
congelamiento de bienes y cuentas banca-
rias. Y advierte: para enfrentar la crisis ge-
neral del estado, es urgente atender los pro-
gramas de educación, salud y empleo.
Durante la entrevista, realizada en sus
oficinas del Senado, Luisa María Calderón
insiste en que en Michoacán no hay cer-
tidumbre porque Fausto Vallejo no logró
que su gobierno despegara a causa de su
enfermedad.
Y en cuanto al interino Jesús Reyna, dice,
parece estar más ocupado en cabildear para
quedarse el resto de la gestión –dos años y
medio– que en establecer un programa y en-
frentar la crisis en el estado. Plantea: Valle-
jo debe evaluar su salud. Si no puede conti-
nuar, tendrá que dejar el gobierno a Reyna y
permitir al estado recuperar la certidumbre.
“Lo que ahorita necesitamos es certi-
W
ASHINGTON.- El gobierno de Es-
tados Unidos no ha solicitado al
de México la extradición de Mi-
guel Ángel Treviño Morales, El
Z-40, líder de Los Zetas, y ningún agen-
te o funcionario estadunidense ha tenido
acceso al narcotraficante, según pudo sa-
ber Proceso a través de un funcionario de
la PGR.
En entrevista telefónica desde la Ciu-
dad de México, el funcionario de la PGR,
quien habló del caso bajo la condición
del anonimato para “evitar problemas
con el gobierno estadunidense”, sostie-
ne que el gobierno de Barack Obama tie-
ne necesidad y urgencia de interrogar al
Z-40 por todo lo que este criminal pueda
saber sobre las operaciones del narco-
tráfico, de las redes de tráfico de perso-
nas, lavado de dinero y otras actividades
criminales que se realizan en México, pe-
ro repercuten en Estados Unidos.
“Lo más importante, y lo que siem-
pre hacen los agentes de la DEA cuando
tienen acceso a un capo mexicano del ni-
vel del Z-40, es interrogarlo sobre la rela-
ción que tienen los grupos del narcotráfi-
co con las policías mexicanas, desde las
municipales hasta la federal, pero sobre
todo con la clase política del país. De este
tipo de información que obtiene la DEA,
aunque no la verifique, elabora investiga-
ciones y encausamientos judiciales”, des-
taca el funcionario de la PGR.
El Z-40, capturado por elementos de
la Secretaría de Marina la madrugada del
pasado 15 de julio, a las afueras de Nuevo
Laredo, Tamaulipas, enfrenta varias acu-
Washington, marginado del “Z-40”
J. JESÚS ESQUIVEL
saciones en Estados Unidos por delitos co-
mo secuestro, tráfico de estupefacientes y
lavado de dinero, entre otros.
Consultada por este semanario, la Se-
cretaría de Gobernación insistió oficialmen-
te en que en el operativo de inteligencia de
la Marina que llevó a la aprehensión del Z-40
no participaron agencias federales estadu-
nidenses, como la DEA, el FBI o el Pentágo-
no (Proceso 1916).
Desde el 1 de diciembre de 2012, al
arrancar el sexenio de Enrique Peña Nieto,
su gobierno cambió la estrategia y enfo-
que de cooperación con las agencias fe-
derales de aquel país que tienen presencia
en México. El cambio se aplicó de manera
especial en la relación con la DEA.
En el marco de la Iniciativa Mérida, el
gobierno de Felipe Calderón permitió que
las agencias estadunidenses, de mane-
ra indirecta, dirigieran prácticamente to-
das las operaciones contra el narcotráfico.
Desde las Oficinas Binacionales de Inte-
ligencia, una en la Ciudad de México y la
otra en Escobedo, Nuevo León, la DEA, la
dumbre –reafirma–, que nos digan hacia
dónde y cómo hacerlo para que los dipu-
tados hagan su tarea, para que el gober-
nador tenga claro a dónde va, para poder-
le pedir cuentas y los senadores podamos
empujar.”
El PRI, insiste, tiene una enorme respon-
sabilidad porque desde el proceso electoral
sus dirigentes sabían que Fausto Vallejo es-
taba enfermo y lo eligieron candidato, y ya
como gobernador insistieron en mantenerlo.
“Decir que no pasa nada no nos ayu-
da, las cosas han ido empeorando”, reite-
ra, y señala que hay muchos responsables
por la situación de Michoacán, incluidos
los dos gobernadores del PRD, Lázaro Cár-
denas Batel y Leonel Godoy.
Sin embargo, en esta parte de la entre-
vista Cocoa omite citar a su hermano Felipe
Calderón, quien apenas arribó a Los Pinos
declaró su “guerra” al narcotráfico despla-
zando tropas del Ejército y policías federa-
les a Michoacán, su estado natal, con los
resultados desastrosos que ahora han he-
cho crisis en la región.
Viejos problemas
Según Calderón el narcotráfico en Michoa-
cán se remonta a la Segunda Guerra Mun-
dial, cuando los gobiernos de México y Es-
tados Unidos firmaron un contrato por el
cual el primer país se comprometió a en-
viar cargamentos de mariguana en cigarri-
llos y goma de opio para que allá se produ-
jera heroína y se mandara a los soldados
del frente de batalla.
“Hasta allá –relata– se remonta la histo-
ria. Se desgaja de Sinaloa a Michoacán, don-
de se siembra desde hace muchos años.”
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
Calderón Hinojosa. “Queremos certidumbre”
NARCOTRÁFI CO
20

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
mento de hacer la prueba de verificación de
la identidad al detenido”, sostiene la fuente
de la PGR.
No lo extraditarán “por ahora”
El gobierno de Peña Nieto desconfía de los
agentes de la DEA y de sus métodos de in-
vestigación, pero aún más de los mecanis-
mos y formas que utilizan para elaborar
los informes confidenciales que envía de
México a Washington, con base en los
cuales se formulan cargos o señalamientos
contra narcotraficantes y políticos.
“El gobierno de Estados Unidos ha pe-
dido acceso a Treviño Morales. Se les ha
negado porque la PGR y el comisionado na-
cional de Seguridad (Manuel Mondragón y
Kalb) no quieren que en este momento los
agentes de la DEA intervengan en el caso”,
reitera el funcionario entrevistado.
Treviño Morales ingresó el 20 de julio al
Centro Federal de Reclusión número 1 del
Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado
de México, y es ahí donde el gobierno de
Estados Unidos ha solicitado tener acce-
so a él.
Al relevar Jesús Murillo Karam a Marise-
la Morales en la PGR, el gobierno de Peña
Nieto descubrió la intervención de los agen-
tes de la DEA en muchas de las investiga-
ciones más delicadas y sensibles: “Una de
las primeras decisiones que se tomó al re-
CIA, el FBI, el Pentágono y el Departamen-
to del Tesoro de Estados Unidos maneja-
ban a su antojo todos los sistemas de inte-
ligencia dirigidos a la lucha contra el narco
en territorio mexicano.
De acuerdo con el funcionario entrevis-
tado, “la procuradora Marisela Morales le
dio licencia a la DEA para hacer lo que qui-
siera dentro de la PGR. Sus agentes tenían
incluso acceso a las líneas de investigación
que se realizaban y a las averiguaciones
previas, pero con la llegada del nuevo go-
bierno se puso un alto a esos atropellos”.
Y explica que a fin de reestructurar los
sistemas de inteligencia de México y la rela-
ción con las agencias de Estados Unidos, el
gobierno de Peña Nieto congeló la coopera-
ción con la DEA, y mantuvo parcialmente la
colaboración con la CIA y el FBI.
“Pocos tomaron nota de esto, pero le
recuerdo que el día de la captura de Treviño
Morales, por primera vez en muchos años,
en México no estuvo presente ningún agen-
te de la DEA ni de otra dependencia de Es-
tados Unidos. Tampoco estuvieron al mo-
Cuenta una anécdota: Afirma que en
1986 ella atestiguó el poder del narco du-
rante la campaña de su correligionario Luis
Mejía Guzmán. Un día, en una plaza apare-
ció un chico de 13 años a bordo de una ca-
mioneta con rines de magnesio y un cuer-
no de chivo. “Traía un enorme aparato de
sonido y decía que no iba a la escuela, que
él trabajaba moviendo macetas de día ha-
cia donde estaban los rayos del sol. Lue-
go vimos a otros chiquillos con los dedos
negros por estarle quitando la goma a las
amapolas”.
Por esas fechas empezaron a secues-
trar mucha gente. Decían que en tiem-
po de estío el negocio de la venta de dro-
ga se equilibraba con plagios: “Empezaban
los secuestros de gente adinerada en los
municipios pequeños, como Ario de Rosa-
les, pero también en Uruapan y Aguililla.
Cuando íbamos a Lázaro Cárdenas (los si-
carios) ponían en fila a los autobuses, ba-
jaban a la gente, le quitaban sus cosas; ha-
bía incluso violaciones.
A
l
a
n

O
r
t
e
g
a
S
e
m
a
r
Treviño Morales. Aislamiento
Reyna y Osorio Chong. Compromiso

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 21
“Así que no es un tema nuevo. Tiene mu-
chos años, pasan muchos años y ya hay este
tipo de diversificación”, cuenta la senadora.
Las cosas fueron empeorando. En el se-
xenio de Vicente Fox crecieron las narco-
tienditas, así como la producción de drogas
sintéticas –hoy Michoacán ocupa el primer
lugar en este fenómeno– y la aparición de
grupos locales del crimen organizado.
En 2006 el narcomenudeo se tipificó
como delito federal y se hizo concurren-
te su persecución en los estados, pero en
Michoacán no se legisló en la materia y se
dejó crecer el problema, comenta.
Además, agrega, la delincuencia orga-
nizada comenzó a actuar con la siguiente
lógica: “‘Bueno, si estos policías estatales y
municipales van a ser mis enemigos, mejor
los hago mis amigos’. Entonces empieza a
cooptarlos. La primera llamada de atención
grave fue el secuestro de la secretaria del
ayuntamiento de Uruapan en 2007”.
Ese mismo año personeros de las ban-
das delincuenciales citaron a los aguaca-
teros en un hotel. Ahí, presuntamente Na-
zario Moreno, El Chayo, les pidió una cuota
para protegerlos. Y como los aguacateros
aceptaron, los cobros de piso se extendie-
ron a los productores de limón y a los em-
pacadores de los ejidos, según Cocoa.
En 2009, advierte, los grupos crimina-
les irrumpieron en la política. En el proce-
so electoral intermedio, que ella coordinó
para el PAN, a varios precandidatos de los
specto fue cerrarles inmediatamente todo
el acceso que la exprocuradora Morales les
había concedido”, comenta el funcionario
de la PGR.
–¿Por qué le tenía tanta confianza la ex-
procuradora a la DEA? –se le plantea al en-
trevistado, con varios sexenios en la PGR.
–Porque a través del informante Jenni-
fer (Roberto López Nájera), que le puso la
DEA en charola de plata, se puso en mar-
cha la Operación Limpieza y ello le ayudo
para saldar cuentas con varios enemigos
suyos y de la gente que la protegía a ella
en la Secretaría de la Defensa, o de sus
colaboradores más cercanos dentro de la
PGR.
–¿Quiénes?
–Noé Ramírez Mandujano, Javier Herre-
ra Valles y el general Tomás Ángeles Daua-
hare, por ejemplo.
Conforme al recuento de hechos que
hace el entrevistado, en la PGR dirigida por
Morales “se elaboró una línea de investi-
gación, no una averiguación previa”, sobre
una presunta relación entre Ramírez Mandu-
jano y Treviño Morales.
“En la PGR creemos que la DEA quiere
el acceso a Treviño Morales, entre otras co-
sas, para darle seguimiento a esta línea de
investigación de la cual ellos fueron la fuen-
te básica para que Morales autorizara su
elaboración”, insiste el funcionario.
–¿Por qué se detuvo la línea de investi-
gación sobre la presunta relación del Z-40 con
Ramírez Mandujano? –pregunta el reportero.
–Porque las declaraciones de Jennifer so-
bre la relación de Ramírez Mandujano con el
Cártel de Sinaloa se las garantizó la DEA a la
procuradora Morales… y ya ven lo que pasó.
El entrevistado afirma que “por aho-
ra, y en el corto y mediano plazo”, no hay
planes para entregar a Treviño a la justicia
estadunidense. Dice que la prioridad del go-
bierno mexicano es interrogar al máximo al
Z-40 sobre todo tipo de actividades crimina-
les en las que están inmiscuidos Los Zetas.
Reitera la necesidad de averiguar el pa-
radero de miles de personas desaparecidas,
la ubicación de rutas y plazas del trasiego
de drogas, las alianzas y confrontaciones
con otros grupos criminales, “y obviamente
darle seguimiento a lo que pueda decir Tre-
viño Morales sobre la presunta relación de
Los Zetas con políticos, policías y funcio-
narios de todos los niveles del gobierno, e
incluso en el extranjero”.
También descarta que sea una decisión
invariable la negativa del gobierno mexicano
a darle acceso al Z-40 a la autoridad estadun-
idense: “Esto puede cambiar, dependiendo
de la actitud que tome Washington sobre las
nuevas restricciones que se impondrán a sus
agencias de inteligencia y a la DEA en México
(…) Primero tendrán que ser menos injerencis-
tas en los asuntos nacionales y, en segundo
lugar, modificar sus métodos de trabajo e in-
vestigación en el territorio mexicano”.
Proceso pidió al Departamento de Jus-
ticia de Estados Unidos aclarar si solicitó o
no al gobierno mexicano la extradición de
Treviño Morales. Al cierre de esta edición, la
respuesta no había llegado. O
E
n
r
i
q
u
e

C
a
s
t
r
o

S
á
n
c
h
e
z

/

P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
municipios pequeños de Tierra Caliente y
del oriente de la entidad los grupos crimi-
nales les dijeron que no contendieran por-
que ellos iban a poner a los candidatos.
“El día de las elecciones amenazaron
a nuestros representantes de casilla. Les
pidieron no presentarse y amenazaron
con matar a quienes votaran por nues-
tros candidatos. Además, a algunos de
nuestros candidatos los levantaban para
asustarlos.”
Asimismo, el crimen organizado logró
imponer a los jefes de la Policía Municipal
y a los agentes ministeriales.
“Los secuestros se repiten una y otra
vez. Muchos decían: ‘A mi hijo lo secuestra-
ron y cuando lo llevé al Ministerio Público
a ratificar la denuncia, se orinó en la puer-
ta porque los secuestradores eran ellos’. Al-
gunas gentes cuentan que los secuestraron
y los trajeron en una patrulla varios días,
mientras escuchaban por radio cuando le
decían a la policía del municipio: ¡Ábrame
cancha porque aquí traigo uno!”
En el proceso electoral estatal de 2011,
la situación fue parecida, advierte la sena-
dora. “Teníamos señales desde los cierres
de campaña; algunos candidatos nuestros
ya no llegaron. Después nos dijeron que
los habían levantado, que los mandaron
llamar para decirles: ‘¡Mejor ni se metan!’”.
“Ellos (los sicarios) dicen a quién van a
apoyar, y si a pesar de ello la gente participa
y gana, ellos van y cobran. Y deciden quién
debe quedar en la Policía Municipal.”
Y así como rechaza la idea de la
desaparición de poderes en Michoacán, se
muestra contraria a la realización de comi-
cios extraordinarios, porque, dice, es im-
posible llevarlos a cabo sin la injerencia de
Los Caballeros Templarios. O
Vallejo. Doblegado
NARCOTRÁFI CO
22

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
Cuando el crimen organizado se apoderó de Sauci-
llo, Chihuahua, los hermanos Ponce alzaron la voz
para quejarse e interponer denuncias ante unas
autoridades que al final nada hicieron. Eso selló su
destino. A partir de entonces fueron sometidos a
una serie de agresiones, amenazas... y asesinatos.
Tuvieron que abandonar sus propiedades y esca-
par de su tierra para conservar la vida. Ésta es una
de las miles de familias mexicanas a las que el Es-
tado les ha fallado en la materia más elemental: la
seguridad.
S
AUCILLO, CHIH.- Prósperos ganade-
ros, abarroteros, empresarios...
los nueve hijos e hijas de Jacob
Ponce Armendáriz supieron tra-
bajar el legado de su padre e hi-
cieron crecer negocios, familias
y propiedades al tiempo que daban empleo
a los habitantes de esta localidad y de la
vecina Delicias.
Pero hace cuatro meses casi todos los
miembros de este clan tuvieron que huir
del estado a toda prisa, prácticamente con
lo que traían puesto. Abandonaron casas,
negocios, ranchos, empleados; dejaron a
sus hijos sin escuela.
Una guerra sin cuartel se había desa-
tado contra ellos. En los últimos tres años
fueron víctimas de secuestros y homici-
dios (mataron a uno de los hermanos y a
dos de los miembros más jóvenes de la fa-
En Chihuahua, familias enteras
pulverizadas
VERÓNICA ESPINOSA Y PATRICIA MAYORGA
F
o
t
o
:

E
s
p
e
c
i
a
l
Los Ponce Ríos. Bajo asedio
24

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
milia). Sus propiedades –ahora lejos de su
vigilancia– han sido saqueadas e incendia-
das. Los ataques alcanzaron incluso a al-
gunos de sus empleados, quienes han si-
do asesinados.
A los Ponce Ríos los persigue la delin-
cuencia organizada que se asentó en esa
región del centro de Chihuahua hace más
de 20 años, pero que cobró fuerza el sexe-
nio pasado.
Su decisión de denunciar, de acudir a
todas las instancias estatales y federales,
su empeño de buscar justicia luego de los
primeros ataques en su contra se ha topa-
do con la sordera –si no es que complici-
dad con las mafias– de las autoridades, las
cuales incluso han pretendido hacer ver a
los Ponce Ríos como delincuentes impli-
cados en el trasiego de drogas.
La alternativa que les presentó el gobier-
no de Chihuahua –por conducto de la Fisca-
lía General (FG)– fue ofrecerles el traslado a
otro estado amparados en nuevas identida-
des. No aceptaron “por desconfianza”.
Por su cuenta, en distintas fechas en-
tre marzo y abril de este año, 48 integran-
tes de la familia Ponce Ríos abandonaron
todo y se reunieron fuera de Chihuahua.
En su improvisado refugio hablaron con
Proceso de sus vidas trastocadas, su in-
certidumbre, su dolor y su coraje.
Sentados alrededor de una mesa en
una de las viviendas donde literalmente
se amontonan, están los hermanos Pon-
ce Ríos: Víctor Manuel, Saúl, Armando, Jai-
me, Dora Elba y Jacobo junto con su ma-
dre, María de Jesús Ríos viuda de Ponce.
Faltan Magdalena y Jorge Luis. Sigifredo,
séptimo de los nueve hermanos, fue ase-
sinado el pasado 11 de marzo último.
“Emocionalmente está uno como en
arresto domiciliario; dañado, encerrado y
sin poder hacer nada”, describe uno de los
hijos de Dora Elba, quien salió de Chihua-
hua con su esposa e hijos tras malbaratar
su empresa de poliuretano.
Duermen sobre colchones y colcho-
netas amontonados en el piso. Hay herra-
mientas y algunos aparatos eléctricos que
alcanzaron a sacar de sus negocios. Con-
siguieron dos casas en un fraccionamien-
to con vigilancia, aunque eso no amaina
el desasosiego. Uno de ellos pudo instalar
un pequeño supermercado, en el cual tra-
tan de ocuparse todos, “porque si nos que-
damos quietos o se acaba el trabajo, nada
más estamos piense y piense”.
Tienen las huellas del trabajo rudo en
las manos. Todos nacieron en Estación
Conchos, comunidad de Saucillo donde su
abuelo vendía carne en un carretón y lue-
go su padre abrió la primera carnicería local.
Luego se hicieron productores de car-
ne, abarroteros y hasta exportadores. Dora
Elba optó por las boutiques. Ya tenía varias.
Pero en los ochenta llegó a Saucillo la
familia Gandarilla García y con ellos co-
menzaron a tener lugar algunas activi-
dades clandestinas: carreras de caballos,
juego y distribución de drogas. El panora-
ma local cambió.
Dos de los hermanos Ponce quisieron
incursionar en política y contendieron por
algunos cargos públicos. Jacobo, por ejem-
plo, fue candidato del PAN a la presidencia
municipal en 2004.
“Nunca nos han gustado las injusticias;
siempre hemos puesto el dedo en la llaga y
eso no les ha gustado a muchos”, dice Jaco-
bo. “Al exgobernador Patricio Martínez nos
lo echamos encima cuando tomé la caseta
de peaje Saucillo-Delicias en protesta por
el cobro”.
“En los municipios de Saucillo y aleda-
ños (Julimes, Meoqui, Rosales y Delicias) se
vive un clima de inseguridad, horror, in-
gobernabilidad y muerte presentes en su
máximo nivel... extorsión, secuestro, ro-
bos, cobro de cuotas, amenazas, incendio
de negocios y asesinatos es con lo que está
viviendo la sociedad de estos municipios y
vemos que día a día van en incremento”,
dice uno de los tantos escritos del grueso
expediente con el que los Ponce Ríos han
acudido ante la FG, la Procuraduría General
de la República (PGR), la Comisión Nacio-
nal de los Derechos Humanos, la Secretaría
de la Defensa Nacional (Sedena) y la Ofici-
na de la Presidencia, entre otras instancias.
“Las autoridades están al servicio de es-
tas personas que tienen el control de Sau-
cillo, los hermanos Abel y Félix Gandari-
lla García, que llegaron al estado huyendo
porque uno de sus hermanos mató a una
persona importante... tienen sicarios a su
servicio y se dedican al crimen organizado,
narcotráfico, abigeato, secuestros; desgra-
ciadamente nadie de sus víctimas se atre-
ve a denunciarlos”, refieren estos escritos
en poder de la Fiscalía Especializada en In-
vestigación y Persecución del Delito (de la
FG) y de la Sedena.
A los Gandarilla –de quienes se dice
que están al servicio del Cártel de Sina-
loa– y sus lugartenientes se les suele ver
en las cabalgatas tradicionales que tie-
nen lugar en los municipios de la región,
acompañando a presidentes municipales
y a diputados locales y federales.
Un secuestro, tres asesinatos
La pesadilla comenzó el 14 de noviembre
de 2010 con el secuestro de Víctor Manuel
Ponce Reyes (hijo de Víctor Manuel Pon-
ce Ríos), quien estuvo cuatro días en po-
der de sus plagiarios. La FG envió a una
negociadora para apoyar a los padres, pe-
ro éstos prefirieron actuar por sus propios
medios. “Supimos quiénes fueron”, dice el
padre del muchacho.
A Jacobo le mataron dos hijos.
En 2011 Bersaín Gerardo, de 32 años, fue
molido a golpes y abandonado afuera de un
inmueble en la Avenida 11 y Ejido de Saucillo.
Al respecto, Eduardo Esparza Rodríguez,
portavoz de la Fiscalía Zona Centro informa
a Proceso que el dueño de la vivienda afue-
ra de la cual encontraron el cadáver, Pedro
Guadalupe Ochoa Salinas, aseguró que es-
tuvo ingiriendo bebidas con Gerardo y acep-
tó que lo mató, aunque no se sabe la causa.
Para despistar, el homicida dejó un
mensaje cerca del cuerpo: “Por ser línea y
a todos los del Chapo”, pero según la inda-
gatoria se encontraron manchas de sangre
en su ropa y en su casa, por lo que fue dete-
nido –un año después del asesinato– y sen-
tenciado a ocho años de prisión. Los Ponce
identifican a Pedro Guadalupe como hijo
de Toribio Ochoa, quien años antes fue si-
cario de los Gandarilla.
“Gerardo fue asesinado por los mismos
integrantes de la delincuencia y el narco-
tráfico ya señalados, pero le dieron otra lí-
nea a la investigación”, afirma Jacobo.
Otro hijo de Jacobo, Jonathan Ponce
Carrasco, de 14 años, murió acribillado en
la camioneta en la que viajaba el pasado 8
de febrero junto con su primo Víctor Ma-
nuel, quien aparentemente era el blanco
del ataque.
Horas antes había sido asesinado en
Delicias Abel Gandarilla García –a quien
señalan como el jefe del grupo delictivo
que asuela la región– aparentemente por
un grupo rival.
Su tienda en Saucillo. Quemada y tiroteada
F
o
t
o
:

E
s
p
e
c
i
a
l
NARCOTRÁFI CO

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 25
Los Ponce Ríos asumen que en una ac-
ción de represalia, el grupo de Abel persi-
guió la camioneta en la que viajaban Víc-
tor y Jonathan –y en la cual habían ido a
entregar ganado al rastro de Camargo–
hasta que los hicieron chocar.
Víctor escapó y corrió hasta ser resca-
tado por unos soldados. Su primo quedó
hecho un ovillo en el vehículo.
Sobre este caso el vocero de la fiscalía
indica que según el expediente 95-31/2013
un juez de garantía giró órdenes de apre-
hensión contra las dos personas identifi-
cadas como las agresoras.
Tras el segundo ataque contra su hijo
y puesto que recibió amenazas de muer-
te, Víctor Manuel Ponce Ríos fue el prime-
ro en salir de Chihuahua el 16 de febrero.
“Recibimos llamadas y a nuestros ami-
gos les llegaban versiones de que querían
acabar con todos los Ponce; mi hijo había
reconocido a los que iban por él y preferí
darle seguridad”.
El 11 de marzo, mientras Jacobo y otros
S
AUCILLO, CHIH.- El año pasado el
campo de batalla entre los cárteles
de Juárez y de Sinaloa –los cuales se
disputan una ruta privilegiada para el
trasiego de drogas hacia Estados Unidos–
se desplazó de Ciudad Juárez y de la capi-
tal estatal a la zona centro-sur y a la región
serrana de Chihuahua.
Los homicidios dolosos aumentaron en
esta región desde 2012, sobre todo en Ca-
margo, Delicias, Meoqui, Rosales y Saucillo.
El pasado febrero el Observatorio Ciudada-
no de Prevención, Seguridad y Justicia de
Chihuahua informó que el año anterior se in-
crementó ese delito en 24 municipios.
Entre ellos se menciona a Jiménez, Ca-
margo, Delicias (de la zona centro-sur), Gua-
chochi y Guadalupe y Calvo (de la Sierra Ta-
rahumara), con una tasa superior a 100 ho-
micidios por cada 100 mil habitantes.
La misma organización reveló que tam-
bién se incrementaron los secuestros en los
municipios de Delicias, Camargo, Jiménez,
Cuauhtémoc, Guachochi, Nuevo Casas
Grandes y Chihuahua.
En contraste, en el municipio de Juárez
los homicidios disminuyeron 35% de 2011
a 2012.
Saucillo vio incrementada la violencia en
2010, cuando se reportaron 23 asesinatos.
En 2011 fueron 27. Durante 2012 la estadís-
tica disminuyó a ocho, pero este año el ín-
dice volvió a aumentar con por lo menos 13
asesinatos. En este municipio no hay regis-
tros de homicidios antes de 2007.
Una consulta al sistema de transparen-
cia Infomex revela que más de 70% de las
víctimas de asesinato en Chihuahua eran
trabajadores agrícolas; el resto eran comer-
ciantes, electricistas, mecánicos y un rotu-
lista. De 10% no se conoce el oficio.
En más de 75% de los casos no hay
consignados.
La región centro-sur de Chihuahua es pa-
so obligado para trasladarse de Juárez y de
la capital estatal hacia el centro y sur del país.
Durante los primeros años de la guerra
contra el narcotráfico, 2007 y 2008, el índice
de homicidios en esta región era muy bajo.
Por ejemplo, Camargo no registró nin-
guno en 2007; en 2008, cuando se recrude-
ció la violencia en Juárez, sólo dio cuenta de
nueve; en 2009 fueron 51; en 2010, 70; en
2011, 65, y en 2012, 90.
Una de las muchas víctimas recientes en
esta región fue el exalcalde panista de Juli-
mes, David Carrasco Carnero, de 52 años,
muerto a tiros el pasado 24 de febrero; su ca-
dáver fue hallado bajo un puente varias horas
después de reportada su desaparición.
Carrasco aspiraba nuevamente a la al-
caldía. Dedicado a la agricultura, había de-
nunciado las acciones criminales de un gru-
po delictivo que operaba en la región.
Nuevos embates
El discurso del gobierno del estado es “dis-
tante de la sociedad”, señalan pobladores
del municipio de Camargo, pues el goberna-
dor se ha empeñado en declarar que la en-
tidad está en paz gracias a su estrategia de
seguridad.
Habitantes de la región centro-sur del
estado coinciden en que el año pasado hu-
bo un breve periodo de “paz aparente” lue-
go de la captura del presunto jefe del Cártel
de Sinaloa en el sur del estado, Lamberto
Gurrola, El Gato.
La gente trató de recomponer la econo-
mía y su vida, pero la violencia los atacó de
hermanos estaban en la Comisión de De-
rechos Humanos de Chihuahua para inter-
poner una queja contra la FG, fueron avisa-
dos del asesinato de su hermano Sigifredo.
“Sigifredo era el ángel de la familia; al-
truista y generoso, ayudaba a todo el mun-
do. Ese día estaba en su negocio, en un lo-
cal que rentaba en un centro comercial de
Delicias, y llegaron varios hombres en un
vehículo; dos entraron y le preguntaron:
‘¿Tú eres Sigifredo Ponce Ríos?’. Cuando
respondió afirmativamente le dispararon
en la cabeza, frente a sus empleadas”, na-
rra Víctor Manuel.
De la investigación del homicidio de Si-
gifredo Ponce –expediente 9663-461/2013–
el vocero de la FG consultado por Proceso
no dio información.
Sólo mencionó que el día de este ho-
micidio, en un rancho propiedad de Víc-
tor Manuel Ponce Ríos fueron asesinados
otros cuatro hombres y que en ese mismo
sitio las autoridades decomisaron mari-
guana, armas y “parque” de diferentes ca-
libres –incluso del conocido como matapo-
licías– y uniformes de equipo táctico.
Víctor Ponce Ríos muestra a las repor-
teras las declaraciones ministeriales y ofi-
cios donde denuncia que el armamento,
los uniformes y la droga fueron “sembra-
dos”, pues los sicarios ratificaron su ame-
naza de acabar con toda la familia.
“Por no callarnos, porque no nos deja-
La región se inunda de sangre
PATRICIA MAYORGA
F
o
t
o
:

E
s
p
e
c
i
a
l
Casa de Dora Elba. Abandono
nuevo en abril de 2013, con la primera ma-
tanza del año en un palenque. El mes pasa-
do más de 20 personas fueron asesinadas
sólo en Camargo.
Este municipio de unos 47 mil habitantes
ha sido escenario de por lo menos tres ma-
tanzas en 2013, contra las cinco que hubo en
el transcurso de los dos años anteriores.
Un comerciante –quien pidió mantener-
se en el anonimato– explica que a Camargo
llegó gente de otros lugares y se enriqueció
súbitamente; ahora esos intrusos viven en
grandes mansiones y circulan en vehículos
de lujo, aunque no se les conoce ninguna
fuente de trabajo.
La de Camargo es una región agrícola y
llegó a ser muy próspera por la cantidad de
empresas ganaderas y lecheras, que ahora
se han visto afectadas por la inseguridad.
Luis Fernando González, periodista ca-
marguense, apunta que ante el incremen-
to del índice de homicidios –más de 300 en
los años recientes– fue necesario ampliar el
panteón.
Meoqui –a 40 minutos de la capital y a
10 de Delicias– es otro municipio que el año
pasado sufrió los estragos de la violencia,
con 186 asesinatos.
Las cifras de Infomex indican que es-
te municipio reportó 15 homicidios dolo-
sos en 2008, 32 en 2009 y 72 en 2010. En
Meoqui, como en el resto de la región cen-
tro-sur, las edades de las víctimas van de
16 a 30 años.
Entre 2008 y 2009 los homicidios dolo-
sos aumentaron 400% en Delicias: pasaron
de 10 a 47. Para 2010 fueron 78; en 2011,
77. El número se redujo el año pasado, pero
la violencia volvió en los meses recientes.
Actualmente Juárez tiene una tasa de 44
homicidios por cada 100 mil habitantes, uno
por encima del índice de la capital estatal,
que reporta 43.
La tasa estatal es de 57.8 homicidios
por cada 100 mil habitantes, pero hay muni-
cipios que superan con mucho este indica-
dor, como Guachochi, con una tasa de 136
homicidios por cada 100 mil habitantes, o
Guadalupe y Calvo, con 290.4, muy por en-
cima de la tasa nacional promedio, que en lo
que va del año es de 16, según el Observa-
torio Ciudadano de Prevención, Seguridad y
Justicia de Chihuahua. O
mos; estábamos viendo lo que pasaba en
el pueblo, nos afectaron y no nos agacha-
mos. Por eso”, dicen los hermanos.
A finales de marzo, amigos y vecinos les
avisaron de un saqueo en el rancho de Saúl,
de donde se llevaron 11 toneladas de maíz
en una noche; luego saquearon el domicilio
de Víctor Manuel.
Después de esos hechos, el 2 de abril
otros cuatro integrantes de la familia Pon-
ce se fueron de Chihuahua. “Nos entró pá-
nico colectivo”, dicen Saúl y Dora Elba;
ésta malbarató la mercancía de sus bouti-
ques y las cerró. Después de eso la casa de
su madre, inmueble que ya estaba aban-
donado, también fue saqueada.
“Hemos sufrido las pérdidas irrepara-
bles de nuestro hermano, nuestros sobri-
nos. Ninguno vive con tranquilidad. ¿Cómo
podemos darle paz a nuestros hijos? Echa-
mos ropa y lo que pudimos a las trocas y sa-
limos de nuestras casas, nuestro pueblo.”
Jacobo se queja de que todas las auto-
ridades federales a las que han acudido
“son muy atentas pero no hay resultados.
En Chihuahua están las puertas todas ce-
rradas. En el Distrito Federal están todas
abiertas, pero no hay nada. Tenemos me-
ses yendo y viniendo al Distrito Federal”.
Desesperados, los hermanos Ponce Ríos,
su madre, sus hijos, sus nietos, quieren vol-
ver a la normalidad.
“Sólo quiero regresar a mi casa, a mi ne-
gocio; que me den seguridad para volver a
trabajar. Todos los días eran trabajo de sie-
te de la mañana a nueve de la noche; ir a co-
mer los domingos a un buen restaurante, a
dar la vuelta a Delicias y regresar a dormir
para seguir trabajando para nuestros hijos”,
señala Víctor Manuel.
Aunque de vez en vez le dan ganas “de
hacerse uno igual de fiera que ellos: armar-
se, ir a matarse con ellos o a que lo maten”.
Persecución sin tregua
Pese a que los Ponce Ríos huyeron de Chi-
huahua la violencia no cesó. Han matado
a varias personas que ellos empleaban en
sus tiendas de abarrotes en Saucillo y en el
rancho Hermanos Ponce, en Estación Con-
chos, a cinco minutos de la cabecera mu-
nicipal. Si los sicarios tienen la menor sos-
pecha de que algunos de esos trabajadores
siguen en contacto con los hermanos Pon-
ce, los asesinan, cuentan los habitantes de
Saucillo.
Los adolescentes y jóvenes de la co-
munidad ya no salen; a los niños tuvieron
que enseñarles medidas de seguridad: no
responder el teléfono, preguntar antes de
abrir la puerta, no salir a jugar. “Es que a
todos los conocemos, a los buenos y a los
malos. No sabemos ni qué. Más vale no
hablar de eso. Todo vigilan”, comentan.
Lo cierto, dicen, es que con la familia
Ponce también se fue la actividad econó-
mica. Ellos tenían tiendas de abarrotes en
Saucillo y Conchos, el rancho y otros nego-
cios derivados de la ganadería y el comer-
cio en Delicias. Las familias iban a pedir
fiado en las tiendas, recuerda un ama de
casa. “Ahí les fiaban y podían pagar cada
15 días. Ahora ya no hay quien fíe. Y luego
quedó desempleada mucha gente”.
La opinión del pueblo es que desde que
mataron al jefe del Cártel de Sinaloa en la
zona, Abel Gandarilla, la situación empeoró
y se multiplicaron las “matazones”.
Las huellas de los ataques contra las
propiedades de los Ponce Ríos aún son vi-
sibles. La tienda de abarrotes y carnicería
Del Santuario, en Saucillo, está abandona-
da. Sus muros están ennegrecidos por el
fuego y agujereados por los disparos.
Sus propiedades en Saucillo y Conchos
están constantemente vigiladas por sica-
rios, lo mismo que el rancho que está muy
cerca de la cabecera municipal.
“Cuando mataron a Sigifredo no deja-
ron entrar a nadie al rancho, no dejaban
llegar a los trabajadores y ninguno se atre-
vía a acercarse. Un señor que se atrevió a
ir apareció muerto”, aseguran los habitan-
tes de Saucillo, y agregan que los anima-
les –más de 300 cabezas– estuvieron va-
rios días sin comer, porque no dejaban
entrar a nadie para alimentarlos.
“Se ensañaron con esa familia.” O
h
t
t
p
:
/
/
w
w
w
.
s
e
g
u
n
d
o
a
s
e
g
u
n
d
o
.
c
o
m
Sube la tasa de homicidios
NARCOTRÁFI CO

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 27

L
as confesiones del narcotra-
ficante Sergio Villarreal Ba-
rragán, El Grande –quien se-
gún la Procuraduría General
de la República vendió en
miles de dólares a los Ca-
brera Sarabia, una de las células del Cár-
tel de Sinaloa–, no existen (es decir, son
falsas)”, sostiene Juan Carlos de la Barre-
ra Vite, preso desde hace un año en el pe-
nal de máxima seguridad de Matamoros,
Tamaulipas.
Y arguye: “Es una venganza de Mari-
sela Morales Ibáñez (porque) me negué a
fabricar declaraciones en contra de polí-
ticos que estorbaban al gobierno… Lo hi-
zo para implicarme, incluso manipuló
declaraciones de dos testigos protegidos
de claves: Libre y X ”.
De la Barrera Vite trabajó con Mora-
les cuando la funcionaria era titular de
la Subprocuraduría de Investigación Es-
Juan Carlos de la Barrera Vite, quien fue titular de la
Fiscalía de la Unidad Especializada en Investigación
de Delitos Contra la Salud cuando Marisela Morales
estuvo al frente de la SIEDO, lleva un año preso por
delitos inventados por testigos protegidos. En en-
trevista con Proceso afirma que entonces la actual
cónsul de México en Milán dio instrucciones de
reclutar testigos protegidos para que impli-
caran en el narco a varios políticos de peso,
entre ellos a Andrés Manuel López Obrador y
al propio Enrique Peña Nieto.
PATRICIA DÁVILA
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
La trama
de Marisela Morales para
fabricar culpables
28

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
pecializada en Delincuencia Or-
ganizada (SIEDO, ahora SEIDO).
Ella, dice, lo nombró en junio
de 2010 como responsable de la
Fiscalía de la Unidad Especiali-
zada en Investigación de Delitos
Contra la Salud.
Con la detención de De la Ba-
rrera el 29 de julio de 2012 al fi-
nal de su sexenio, Felipe Calderón
buscó presentar el hecho como el
último gran golpe contra el cri-
men organizado. La PGR anunció
incluso que con esa captura había
quedado desarticulada una ban-
da compuesta por siete funciona-
rios de la Suprema Corte de Jus-
ticia de la Nación (SCJN) y de la
misma procuraduría que presun-
tamente operaba para el Cártel de
Sinaloa.
Y aun cuando las supuestas
declaraciones del Grande no es-
tán contenidas en la causa penal 57/2012
–en un año la PGR no ha podido integrar-
las–, De la Barrera sigue preso y, según
el expediente, hasta ahora no ha habido
una sola audiencia porque, aduce la pro-
curaduría, “la vida de los testigos protegi-
dos peligra”.
De la Barrera insiste: Morales llevaba
a las reuniones semanales “una lista con
nombres de funcionarios de alto nivel de
los tres órdenes de gobierno, empresarios
y abogados. Daba órdenes a ministerios
públicos, fiscales, coordinadores y titula-
res de unidad para que –con medidas in-
debidas, como golpes o torturas psicológi-
cas– presionáramos a testigos protegidos
y a detenidos para que les abrieran proce-
so y se les inventaran declaraciones. Que-
ría elementos para condenarlos y tenerlos
bajo su control. Forzaba averiguaciones
previas que nunca contaban con susten-
to legal”.
La entrevista se realiza vía telefónica a
través de una línea de Telmex –cualquier
otra está prohibida en el Cefereso 3, No-
roeste, donde De la Barrera está interna-
do–. Le autorizaron sólo 10 minutos.
–Deme nombres –le dice la reportera.
–Gregorio Sánchez, exalcalde de Quin-
tana Roo; Luis Ángel Cabeza de Vaca, exse-
cretario de Seguridad Pública de Morelos;
los generales Ricardo Escorcia Vargas, Tomás
Ángeles  Dauahare  y Roberto  Dawe  Gonzá-
lez; Zeferino Torreblanca y Manuel Añorve
Baños, ambos exgobernadores de Guerre-
ro; Andrés Manuel López Obrador y su cho-
fer Nicolás Mollinedo; los priistas Jorge Hank
Rhon, Manlio Fabio Beltrones, Mariano He-
rrán Salvatti, Tomás Yarrington, Manuel Ca-
vazos Lerma, Eugenio Hernández Flores,
Humberto y Rubén Moreira, Fidel Herrera
Beltrán y Enrique Peña Nieto.
–¿Qué tenían en contra de Peña Nieto?
–Abrieron un acta circunstanciada en
la Coordinación General A, la tenía Fausto
Ayala; nunca se elevó a averiguación pre-
via. Desconozco el sustento de la misma.
Esto inició en 2010. Morales quería concen-
trar el control en caso de que el PAN bajara
en las encuestas.
Según el entrevistado, él nunca comul-
gó con la forma en que trabajaba la enton-
ces titular de la SIEDO. “En las reuniones
nos indicaba cómo explotar a los testigos
protegidos y cómo llevar los asuntos”.
Morales –quien desde mayo pasado es
cónsul en Milán, Italia– “era una persona
violenta, decía que si no nos gustaba, que
nos fuéramos. Trabajé ahí menos de cinco
meses y puse mi renuncia en la Oficialía
de Partes por los motivos que le comento”,
señala De la Barrera.
–¿Se siente un chivo expiatorio?
–Sí, por las irregularidades que adver-
tí. Incluso cuando me detienen los agen-
tes de la AFI (Agencia Federal de Investiga-
ción), me dicen claramente que no iban por
mí. El objetivo era golpear al ministro de la
SCJN Sergio Valls –con quién él trabajo an-
teriormente–. Esto es raro, ya que el minis-
tro y ella tenían muy buena relación.
Trascurridos los 10 minutos se corta la
llamada.
Declaraciones falaces
Kenia Rodríguez, esposa de Juan Carlos, re-
dondea la idea de su esposo: “En 2010 el pre-
sidente Felipe Calderón estaba enfrentado
con la Corte. Acusaba a los jueces de dejar
salir a los delincuentes. En su defensa, ellos
argumentaban que la PGR integraba las ave-
riguaciones previas de manera incorrecta.
Morales incluso le pidió a Valls una cita”.
De la Barrera Vite. Chivo expiatorio
F
o
t
o
:

E
s
p
e
c
i
a
l
NARCOTRÁFI CO

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 29
Relata: “Dos meses antes de que mi es-
poso renunciara a la SIEDO, hubo una co-
mida en el restaurante de la Suprema Cor-
te. Fue informal. La entonces titular de la
SIEDO le pidió al ministro (Valls) hablar
con los jueces para ‘sacar’ los asuntos. Él
se negó”.
Y aunque se programaron dos o tres
encuentros más, Valls los canceló. “Tam-
poco aceptó enviarle más colaboradores
como agentes de la SIEDO”, añade. Una
vez que Juan Carlos dejó la subprocuradu-
ría, el ministro Valls lo invitó de nuevo a la
SCJN, donde comenzó a laborar en el área
de Recursos Humanos.
El 29 de julio de 2012, más de año y me-
dio después de su salida de la SIEDO, De
la Barrera fue detenido en Acapulco, se-
gún narra su esposa: “Yo estaba en Cuer-
navaca con mi mamá. Hablaba por teléfo-
no con él cuando me dice ‘¡Me persiguen!’.
¿Quién? ¿Y los niños? –le pregunté.
“Me fui de inmediato a Acapulco y en-
contré a mis dos hijos –de nueve y seis
años– en casa de una vecina. Estaban des-
consolados. Los vecinos anotaron los nú-
meros de placa de los vehículos en que su-
bieron a mi marido: 285XBB del Estado de
México y 999WAD. Ambas estaban sobre-
puestas; los agentes no iban uniformados,
me dijeron.”
Kenia regresó a Cuernavaca para dejar
a sus hijos con su familia y se fue al Distri-
to Federal. Alrededor de las dos de la ma-
drugada del 30 de junio tocaron a la puer-
ta. Vio tres camionetas de la Marina y dos
Suburban de los MP.
“Abro y le digo a uno de los sujetos: no
sé nada de mi esposo. ¿Dónde está? En un
postit me escribe que en el Cefereso 3 No-
roeste en Matamoros. ¿Qué hace mi espo-
so allá? –le digo.
“Catearon mi vivienda, la de la mamá
de Juan Carlos; también fueron a Acapul-
co. Revisaron computadoras, agendas, pe-
ro no encontraron nada.”
El papeleo para visitar a su esposo le lle-
vó un mes a Kenia. “Quería saber de qué lo
culpaban. Estaba en los noticiarios nacio-
nales, le dije, acusado de vender declara-
ciones que hizo El Grande contra los herma-
nos Cabrera Sarabia y Juan Carlos Moreno
Flores, El Calentura, del Cártel de Sinaloa”.
Juan Carlos le comentó que esa decla-
ración no existe: “Como fiscal –dice–, mi
esposo tomó la declaración al Grande y a La
Barbie. Hasta que Marisela Morales le asig-
nó los casos a Guillermina Cabrera; fue ella
quien convenció al Grande para que decla-
rara por consigna a cambio de convertirlo
en testigo protegido”.
De la Barrera Vite rindió su primera de-
claración dos meses después de su deten-
ción. Negó las imputaciones. Sólo aceptó
que conocía de vista a Víctor Omar.
De acuerdo con la causa penal 57/2012,
el 1 de febrero de ese año, de manera vo-
luntaria se presentó Esther Yadira Huitrón
Vázquez, quien dijo haber pertenecido a las
organizaciones de los hermanos Beltrán
Leyva y después al Cártel de Sinaloa. A cam-
bio de rendir información acerca de la cé-
lula de los hermanos Cabrera Sarabia que
operaba en Durango y el sur de Chihuahua,
solicitó acogerse a la figura de testigo prote-
gido. La PGR le asignó la clave Libre.
Ella rindió 10 declaraciones en dos me-
ses en las cuales involucró a siete funcio-
narios: Esteban Amezcua Bernal, Ramiro
Campos Lomelí, Verónica Guadalupe Es-
quivel Cuevas, Víctor Omar Martínez Fe-
rrara, Manuel Arroyo Hernández y Gerar-
do Ortega Maya –este último fue torturado
para que declarara contra el general Tomás
Ángeles Dauahare, según denunció su her-
mana Karina Ortega.
En su primera declaración, Libre entre-
gó una agenda. En una de las hojas escribió
–aunque no consignó la fecha– que entregó
a Víctor Omar Martínez Ferrara 60 mil dó-
lares para que se los entregara a Juan Car-
los de la Barrera –quien se encargaba de los
trámites de los testigos protegidos en la
SIEDO– como pago por las declaraciones de
los testigos protegidos que testificaron en
contra de Felipe Cabrera Sarabia, El Inge.
No obstante, en la sexta declaración Li-
bre se contradijo al referir que los prime-
ros días de enero de 2012 el fiscal De la Ba-
rrera solicitó los 60 mil dólares, por lo que
a través de Israel Rivera, El Licenciado Flaqui-
to, “le hizo el depósito a una cuenta banca-
ria a nombre de Juan Carlos de la Barrera”.
“En una ocasión, Juan Carlos me lla-
mó y me dijo: ‘Ya te envié eso, refiriéndo-
se a las declaraciones de un colombiano
apodado El Conejo y a las de Sergio Villa-
rreal Barragán, El Grande, que fueron las
que nos vendió y que contienen impu-
taciones en contra de la organización de
Los Cabrera Sarabia. Posteriormente, el 9
o 10 de febrero de 2012 recibí otra llama-
da de él. Me dijo que recibió el dinero y
que estaría monitoreando cualquier dato
o testigo protegido que perjudicara al In-
ge Cabrera…”
Más adelante Libre dijo haber entrega-
do 100 mil pesos a Antonio Guerra Chávez,
a quien conoció a través de Juan Carlos,
que lo presentó como integrante del gru-
po de inteligencia de la SIEDO. Él apoyaría a
Los Cabrera para la liberación del Calentura.
En otra referencia a De la Barrera,
la testigo expuso que el 24 y 26 de di-
ciembre de 2011 se reunió con él y Víc-
tor Omar Martínez Ferrara para pedirle
el número de averiguación previa ini-
ciada en contra de Felipe Cabrera –de-
tenido el 23 de diciembre de ese año en
Culiacán–. Según Libre, Juan Carlos se
comunicó con Guillermina Cabrera, ti-
tular de la Unidad de Delitos Contra la
Salud, quien aportó la AP PGR/SIEDO/
UEIDCS/561/2011. La licenciada quería
100 mil dólares por pasar información.
Libre le dijo que esperara.
En la sexta declaración –la del 6 de fe-
brero de 2012– la testigo expuso que el 20
de noviembre de 2011 Juan Carlos le ofre-
ció información sobre las averiguaciones
previas que se integraran contra los Ca-
brera, así como dar apoyo jurídico a las
personas de esa organización que llega-
ran a ser detenidas.
Según ella, Juan Carlos le aseguró que,
por ser fiscal, tenía el poder de detener ca-
teos y el control de los testigos protegidos.
En ese momento, dice, le mostró una fo-
to en su celular en la cual aparece al la-
do del Grande.
Libre refirió que ese mismo día Juan
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
Valls. Desavenencias
NARCOTRÁFI CO
30

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
Carlos le dijo que tenía las declaraciones
del Grande contra El Calentura, por lo que le
cobró 50 mil dólares y le ofreció convertir-
lo en testigo protegido. Un día de noviem-
bre de 2011, Luz María Moreno Flores, her-
mana del Calentura, citó a Víctor Omar
Martínez Ferrara en una casa de cambio
de su propiedad, ubicada en el Aeropuerto
de la Ciudad de México, con la finalidad de
darle el dinero para que se le hiciera llegar
a De la Barrera.
El 24 de abril de 2012 ratificó sus de-
claraciones. Y cuando le mostraron seis
fotografías, “identificó a Juan Carlos co-
mo fiscal de la SIEDO encargado de los
testigos protegidos, quien –dijo– le pro-
porcionó un número de averiguación
previa”. No obstante omitió decir que le
entregó dinero. Con el resto de los perso-
najes fue precisa.
En su declaración del 6 de mayo de
2012, Martínez Ferrara contradijo a Libre,
quien presuntamente es su novia. Dijo que
ella le entregó los 50 mil dólares a Juan Car-
los, de los cuales sólo 30 mil eran para De la
Barrera, otros 30 mil pesos para él y 25 mil
dólares para el contacto de la SIEDO.
“Sin embargo conocí al capitán Gue-
rra, quien pide 500 mil pesos para apoyar
el asunto del Calentura. Mi novia me pi-
de el dinero de regreso y se lo entrega a
Guerra”, comentó Martínez Ferrara.
Cuando Libre se presentó en la SIEDO y
pidió acogerse a la figura de testigo prote-
gido la acompañó su chofer Eynar Rodrigo
Lozano Mendoza, e hizo la misma solicitud.
Las autoridades le asignaron la clave X.
X rindió tres declaraciones. En la del
5 de junio de 2012 afirmó: “A Víctor de la
Barrera se le entregaron los 50 mil dóla-
res por entregarle a su pareja sentimen-
tal documentos relacionados con El Calen-
tura”. Con relación a De la Barrera señaló
que era el encargado de los testigos prote-
gidos en la SIEDO.
La versión de la defensa
Alberto Btze Rangel, abogado de Juan
Carlos de la Barrera Vite, señala más irre-
gularidades: “Libre, quien supuestamente
se llama Esther Yadira Huitrón Vázquez,
se presentó de manera voluntaria a las
9:30 del 1 de febrero de 2012, pero según
su declaración en este acto no se identi-
ficó por no contar con un documento ofi-
cial. El problema es que no se identificó
en ese acto ni en ningún otro. Lo mismo
sucede con X”.
Este es el origen de la averiguación
previa contra su cliente, dice el abogado, a
quien acusan de que vendía información
al Cártel de Sinaloa. Para ser exactos, aña-
de, aun cuando los testigos aseguran que
conocieron a Juan Carlos en diciembre de
2011, él había dejado de trabajar en la SIE-
DO un año antes.
Nadie declaró que Juan Carlos haya
vendido información cuando era trabaja-
dor de la SIEDO; además, insiste el defen-
sor, los hechos a los que hacen referen-
cia los testigos se iniciaron más de un año
después de que él salió de la dependencia.
“Esa es una incongruencia. Es imposible
que haya tenido acceso a la averiguación
previa cuando hacía más de un año que ya
no trabajaba en la subprocuraduría”.
Y agrega: “La única que declaró contra
Juan Carlos es Libre. Revisé la agenda y la
parte en que asegura haberle entregado 60
mil dólares a Juan Carlos está escrita con
letra distinta a la de ella. Es una anotación
apócrifa”.
D
a
v
i
d

D
e
o
l
a
r
t
e

/

P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
“El Grande”. Señalamientos apócrifos

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 31
32

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

En la peor crisis de la historia del PAN, la disputa por la
conducción nacional de esta organización política de
derecha se produce en un ambiente envenenado por
la beligerancia de sus “tribus salvajes”. Entre los aspi-
rantes destacan tres mujeres –Josefina Vázquez Mota,
Margarita Zavala y Gabriela Ruiz del Rincón–, el actual
presidente nacional, Gustavo Madero, así como Ernesto
Cordero y Santiago Creel… Una auténtica rebatiña –y ra-
piña– en la que todavía queda mucha mugre por aflorar.
Josefina y Margarita,
por lo que queda del PAN
rebatiña
en la
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
S
S
A

/

E
d
u
a
r
d
o

M
o
r
a
l
e
s

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 33
POLÍ TI CA / PAN
ÁLVARO DELGADO
J
osefina Vázquez Mota y Mar-
garita Zavala Gómez del
Campo, las dos mujeres más
afamadas del Partido Acción
Nacional (PAN), son vecinas:
atienden en oficinas del mis-
mo edificio que les presta el empresario
Enrique Burgos Ordóñez, en las Lomas de
Chapultepec de la Ciudad de México.
Vázquez Mota, la candidata presiden-
cial que se desplomó al tercer lugar en
las elecciones de 2012, despacha desde el
año pasado en el segundo piso del edi-
ficio ubicado en Paseo de la Reforma, y
Zavala Gómez del Campo, esposa de Fe-
lipe Calderón, trabaja ocasionalmente en
el tercero.
Pero, además de ser vecinas, Vázquez
Mota y Zavala son rivales: Ambas am-
bicionan suceder a Gustavo Madero en
la presidencia del PAN, un cargo al que
aspiran –en su conjunto– una decena de
panistas, incluido éste.
En esas oficinas las dos mujeres se
entrevistan con simpatizantes, esbozan
estrategias y hasta arman sus potencia-
les equipos de campaña y apoyo para
ganar la presidencia del PAN, cuyo fra-
caso significará también una sepultura
política.
Luego de quebrantar su promesa de
formar un “movimiento ciudadano”, va-
cacionar cuatro meses en Europa y de to-
mar clases de inglés en Estados Unidos,
Vázquez Mota ha tenido en un año sólo
apariciones públicas intermitentes, una
de ellas como invitada de Enrique Peña
Nieto a su toma de posesión.
Pero aún sin equipo, que en la cam-
paña siempre estuvo disperso y con-
frontado, la excandidata presidencial es
ampliamente conocida por la militancia
y, en medio del choque de las facciones
de Calderón y Madero, ofrece sus servi-
cios: “Quiero ser factor de unidad”.
De hecho, en una contienda por la
presidencia del PAN ella vencería otra
vez a Ernesto Cordero, según una en-
cuesta que éste mandó hacer, a propues-
ta de Alejandra Sota, y cuyos resultados
le fueron entregados la segunda semana
de julio.
Aunque la encuesta entusiasmó a
Cordero porque lo coloca también muy
competitivo ante Madero –quien hace
dos meses lo removió como coordinador
del PAN en el Senado–, no se prevé que se
concrete su candidatura, y hasta su exa-
sesor Juan Ignacio Zavala lo descartó por
ser parte, como Madero, del conflicto.
“Es como pretender ahorita que nom-
bremos a Cordero para que arregle las
cosas. Pues claro que no, hombre, pues si
estamos todos polarizados”, declaró Za-
vala, hace un mes, en entrevista con la
conductora de Televisa Adela Micha. “Mar-
garita es una figura que une”, contrastó.
Y hace apenas dos semanas, el sá-
bado 20, Margarita Zavala no sólo no se
descartó para presidir el PAN, sino que
hasta se mostró entusiasmada. “Me en-
cantaría”, exclamó tras un desayuno con
panistas capitalinos, al que asistió tam-
bién Madero.
“Yo quiero mucho al PAN y sabe que
cuenta conmigo”, ratificó Zavala, quien
intensificó su activismo en México por
las vacaciones de que goza su marido en
la Universidad de Harvard, quien tam-
bién se ha dejado ver en lugares públicos.
Aunque se le ha fabricado la imagen
de que tiene “carrera propia” –una estra-
tegia que incluyó al inicio del sexenio
una “auditoría de imagen pública” de la
empresa De la Riva y Asociados que cos-
tó a los mexicanos 848 mil 994 pesos–, la
trayectoria de Margarita Zavala ha esta-
do siempre atada a Calderón, su marido
desde 1993.
Los cargos de asambleísta del Dis-
trito Federal y diputada federal de Za-
vala Gómez del Campo han sido por la
vía plurinominal y fue derrotada en la
única contienda en la que ha participa-
do: cuando en 1992, un año antes de su
matrimonio con Calderón, pretendió ser
dirigente juvenil.
De inscribirse como candidata a la
presidencia del PAN, se alteraría su pro-
yecto que, según calderonistas, era ser
diputada federal en 2015 y coordinadora
del grupo parlamentario para, igual que
su marido y Vázquez Mota, catapultarse
a la candidatura presidencial del PAN en
2018.
Por ahora, las dos mujeres más co-
nocidas en el PAN son vecinas –y riva-
les– en el edificio del abogado Burgos
Ordóñez, dueño también de la que fue la
casa de campaña de Vicente Fox, Felipe
Calderón y Vázquez Mota, en la calle de
Sacramento, en la colonia Del Valle.
La otra opción
Pero además de Vázquez Mota, Zavala,
Cordero y Madero, aspiran a presidir el
PAN por lo menos otros seis panistas:
Gabriela Ruiz del Rincón, Santiago Creel,
Luis Alberto Villarreal, Juan Manuel Oli-
va, Héctor Larios Córdova y Juan Carlos
Romero Hicks.
Sólo los dos últimos –Larios y Ro-
mero– han expresado públicamente esa
ambición, mientras que el resto imita a
Vázquez Mota, Zavala Gómez del Cam-
po, Cordero y Madero, sobre todo porque
está pendiente concluir la reforma a los
estatutos que se prevé suceda el sábado
10 de agosto en la reanudación de la 17
Asamblea Nacional Extraordinaria.
Salvo que no haya quórum, razón por
las que se suspendió en marzo, ese día
habrá certeza del método de elección del
presidente nacional –que en lo general
se aprobó que sea por voto directo de la
militancia–, las reglas y fecha de la con-
tienda podrían celebrarse hasta marzo o
abril del próximo año.
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
Madero. Quiere repetir
34

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

Por estas variantes es que la mayoría
de quienes anhelan presidir el PAN no se
han manifestado públicamente, incluyen-
do el propio Madero, quien, de no buscar la
reelección y retirarse como la actriz Greta
Garbo, tendría dos prospectos del grupo
que lo apoya: Creel, su principal negocia-
dor en el Pacto por México, y Villarreal,
coordinador de los diputados federales.
Frustrado aspirante dos veces a la
candidatura presidencial del PAN, Creel
fue nombrado secretario técnico de la
Comisión Política del PAN a propuesta de
Madero, quien lo relevó de la coordinación
de los senadores, en 2008, tras ser desti-
tuido por Calderón a través de Germán
Martínez.
Madero delegó en Creel la responsabi-
lidad de retener el gobierno de Baja Cali-
fornia y, al resultar exitosa la estrategia,
se le perfila como prospecto para presidir
el PAN por parte del grupo de Madero, que
también ha perfilado en los corrillos a Vi-
llarreal, guanajuatense igual que Rome-
ro Hicks y Oliva, ambos exgobernadores
como Vicente Fox.
Otra mujer que analiza buscar la pre-
sidencia del PAN es Gabriela Ruiz del Rin-
cón, tesorera del CEN y administradora de
las campañas de Manuel Maquío Clouthier
–su tío–, Diego Fernández de Cevallos y Vi-
cente Fox.
Diputada federal y senadora, Ruiz del
Rincón envió una carta a los militantes
del PAN, el pasado 16 de julio, para llamar-
los a la reflexión tras la derrota del año
pasado y los resultados de las elecciones
locales del 7 de julio último.
“Hemos pasado el primer proceso
electoral después de que entregamos
la Presidencia de la República, y pienso
que como partido y como panistas aún
nos debemos una reflexión profunda
y sincera, sobre todo en los cuerpos de
dirección de nuestro Instituto político”,
plasmó en la misiva.
Ante el triunfalismo de Madero por
retener Baja California y reconquistar
Aguascalientes, así como capitales, Ruiz
del Rincón advierte en su carta: “No es
tiempo de repicar las campanas o ante
los claroscuros del proceso electoral de
2013 quedarnos sumergidos en ‘la esca-
ramuza electoral’”.
Pero más allá de las cifras, aclara:
“Las conclusiones las debemos obtener
cada uno de nosotros y preguntarnos si
estamos siendo congruentes con nues-
tra historia de partido, si estamos cer-
canos a los ciudadanos, si el electorado
nos percibe fuertes o desdibujados, si
seguimos abanderando la honestidad, la
transparencia y si proyectamos una vida
democrática interna”.
Advierte: “El PRI en estos meses
que lleva al frente del gobierno federal
ha mostrado distintas máscaras en los
diferentes niveles de gobierno, siendo
vertical sólo en los casos de su conve-
niencia y apoyándose en los gobiernos
locales para seguir siendo su maquina-
ria electoral”.
Y enseguida comparte “un análisis sin
adjetivos del proceso electoral que aca-
bamos de concluir para que obtengas tus
propias conclusiones”, y remite a la pági-
na www.lomejorparamexico.com.mx, donde
se presentan cifras que contrastan con el
triunfalismo de Madero.
Por ejemplo, aclara: “El PAN, compi-
tiendo sin alianza, pierde presidencias
municipales que actualmente gobierna,
al pasar de 158 que ganó en 2010 a 83
que gana en 2013”.
Y agrega: “El PAN, compitiendo sin
alianza, pierde diputaciones locales que
tiene actualmente, al pasar de 29 que
ganó en 2010 a 16 que gana en 2013”.
Sólo en alianza con el PRD el PAN
obtiene triunfos, anota el análisis ela-
borado por Jorge Manzanera Quintana,
exsecretario general adjunto de Elec-
ciones en el CEN presidido por Germán
Martínez, quien renunció tras la derrota
de 2009:
“Las alianzas PAN-PRD-otros au-
mentan las presidencias municipales
que actualmente gobierna, al pasar de
127 en 2010 a 138 que gana en 2013”, una
tendencia que también se observa en las
diputaciones locales en ambas eleccio-
nes: de 45 a 61.
Por su parte, conforme a las mismas
cifras que ofrece Ruiz del Rincón, el PRI
aumentó este año sus triunfos en pre-
sidencias municipales respecto de 2010
–pasó de 392 A 416–, aunque retrocedió
en diputaciones al pasar de 190 a 188 en
el mismo lapso.
La disputa por el PAN se produce
en medio de la más honda crisis de su
historia y en un ambiente envenenado
por la belicosidad de las facciones –“tri-
bus salvajes”, las llamó Luis Felipe Bra-
vo Mena–, que no sólo no ha amainado,
sino que ya alcanzó al sector juvenil.
En esta contienda de bloques agru-
pados en torno a Calderón y a Madero,
con la organización extremista de El
Yunque como “bisagra”, una víctima es
Fernanda Caso, colaboradora de Marga-
rita Zavala, simpatizante de Cordero y
quien afirma que se le pretende concul-
car su derecho a ser candidata a presidir
la Secretaría de Acción Juvenil, que ha
vivido también en medio de escándalos,
como los generados por los adultos.
En un video difundido a través de
YouTube titulado “Más fuertes que nun-
ca”, Caso denuncia una conjura de “un
grupo” en su contra, luego de que el CEN
del PAN ratificó, el 11 de julio, que la fe-
cha para la elección juvenil será el 28 de
septiembre.
“Existe un grupo que no quiere ver
el proyecto que encabezo en la próxima
Asamblea Juvenil. Existe un grupo que
está acostumbrado a ganar en la mesa
lo que se debe ganar en las urnas. Ese
mismo grupo aprobó la convocatoria
con la intención de dejarme fuera de la
competencia. Mis adversarios se sienten
seguros de que no cumplo con los requi-
sitos para ser candidata a la Secretaría
Nacional. Sin embargo y aunque a algu-
nos les pese, los cumplo. Por eso es que
presentaré mi candidatura y estoy segu-
ra de que mi proyecto saldrá victorioso
el próximo 28 de septiembre.”
La inconformidad de la joven obede-
ce a que el CEN no satisfizo su exigencia
de modificar la convocatoria para cum-
plir con el requisito de tener tres años
cumplidos como militante activa del
PAN el día de la elección. Los cumpliría
el 19 de octubre, cuando podría tomar
posesión.
“Como a ese grupo le es imposible
designar un candidato propio, ha decidi-
do cobardemente detenerme desde una
convocatoria”, dice también Caso, quien
forma parte del equipo de Margarita Za-
vala, como Liliana Rojero y Guadalupe
Suárez Ponce.
POLÍ TI CA / PAN
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
Creel y Cordero. Posibles candidatos
Organizaciones defensoras de los derechos de las
mujeres han prendido los focos de alarma: el número
de feminicidios en Chiapas, que fue alto el año pasa-
do, amenaza con desbordarse en 2013. Si bien afir-
man que las autoridades intentan agilizar la captura
y juicio de los asesinos, advierten: No se trata sólo de
castigar el feminicidio, sino de evitarlo.
ISAÍN MANDUJANO
quien estaba escondido en Tapachula.
El caso de Flores Ramírez exhibió la
oleada de crímenes que comenzó en ene-
ro de este año en la capital estatal y que se
extendió sobre todo a Tapachula, San Cris-
tóbal, Comitán y Palenque.
A decir de la activista Patricia Chando-
mí, la PGJE no tiene protocolos para aten-
der este tipo de delitos. Explica que el femi-
nicidio no es sólo un homicidio cometido
contra una mujer; es, aclara, un delito que
lleva un mensaje de odio, desprecio y do-
minio contra las mujeres, y es la culmina-
ción de la reiterada y sistemática violación
de sus derechos.
“El feminicidio es el resultado de la vio-
lencia misógina llevada al extremo, es la
muestra más visible de múltiples formas
previas de hostigamiento, maltrato, daño,
repudio, acoso y abandono hacia las muje-
res”, dice Chandomí. Añade que los femi-
nicidios se caracterizan también porque se
dan en un contexto de impunidad judicial
y social para los perpetradores.
Para la abogada Martha Figueroa, del
Observatorio Ciudadano Nacional del Fe-
minicidio (OCNF), desde que este delito
fue tipificado en Chiapas hay sólo 20 pro-
cesados y siete sentencias condenatorias
en la entidad.
Epidemia
T
UXTLA GUTIÉRREZ, CHIS.- En Chia-
pas, activistas y organizaciones
defensoras de los derechos de
las mujeres se preparan para de-
clarar una “alerta ciudadana de
violencia de género”, pues en lo
que va de 2013 en la entidad han ocurri-
do al menos 40 asesinatos que se tipifi-
can como feminicidios.
En Chiapas el año pasado fueron ase-
sinadas 97 mujeres. A este ritmo, alertan
organizaciones y activistas, esa cifra po-
dría superarse en 2013. Por tal razón han
organizado marchas y protestas para exi-
gir al gobierno acciones que frenen esa
ola criminal.
El caso de mayor impacto mediático
ha sido el de Omar Fernando Rosales To-
ledano –asistente del senador verde Luis
Armando Melgar– quien asesinó a su
novia Viridians Flores Ramírez el pasado
8 de junio en San Cristóbal de Las Casas.
El cadáver de Viridians fue halla-
do en el fondo de una barranca bajo un
puente de la carretera que va de San
Cristóbal a Tuxtla Gutiérrez. No fue si-
no hasta que creció la presión de la fa-
milia, amigos, medios y redes sociales,
cuando la Procuraduría General de Jus-
ticia del Estado (PGJE) detuvo a Rosales,
H
u
g
o

S
á
n
c
h
e
z

/

R
e
p
o
r
t
e

C
i
u
d
a
d
a
n
o
feminicida
Alerta de género
36

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

En Chiapas –a diferencia de otros esta-
dos donde la mitad o más de la mitad de
los victimarios no conocían previamente
a sus víctimas– 70% de los feminicidios los
comete algún conocido de la mujer, sobre
todo parejas o exparejas sentimentales.
La edad de las víctimas de feminicidio
va de los 15 a los 35 años, aunque en Chia-
pas hay registro de los asesinatos de cua-
tro mujeres de más de 80 años y de una ni-
ña de dos.
Un solo caso de feminicidio, dice Figue-
roa, es suficiente para luchar por que se
cumpla a cabalidad el derecho de las muje-
res a vivir sin violencia.
La sociedad civil, precisa la abogada, ha
comenzado a tomar medidas de presión;
por ejemplo en San Cristóbal decretará su
propia alerta de género porque no se logró
que el estado lo hiciera oficialmente, aun
cuando había una base legal para ello: la
Ley General de Acceso de las Mujeres a una
Vida Libre de Violencia.
“Es urgente extender e institucionali-
zar la alerta de género a nivel estatal”, agre-
ga. “La propuesta para Chiapas es imple-
mentar la alerta junto con las autoridades
e implementar protocolos de búsqueda y
localización de mujeres desaparecidas. La
procuraduría está deteniendo a los agreso-
res y está identificándolos, pero necesita-
mos más, necesitamos prevenir; no es lo
mismo detener al feminicida que prevenir
el feminicidio”, expone.
Dice que el OCNF ha tenido acerca-
mientos con el gobierno estatal y que si
bien la respuesta de las autoridades ha si-
do cada vez más rápida, aún no se han da-
do cuenta de que el problema no es la reac-
ción sino la prevención.
“No entienden que el problema no es
detener feminicidas sino detener el femi-
nicidio, porque muchos crímenes empe-
zaron antes, con agresiones y violencia fí-
sica que llegaban a denuncias penales y
nunca procedían”, apunta Figueroa.
Señala que en Chiapas en siete de ca-
da 10 casos los feminicidas fueron un fa-
miliar o un conocido, cuando el índice na-
cional es de 3.5 de cada 10.
Añade que en el estado urge una cam-
paña para la prevención de la violencia
contra las mujeres y que eso le correspon-
de al Consejo Estatal para Garantizar el De-
recho de las Mujeres a una Vida Libre de
Violencia.
“Están ahorita con el ‘bomberazo’, pe-
ro no están parando los feminicidios. Qué
bueno que se están moviendo ya desde el
gobierno, pero no es suficiente.”
Plaga misógina
El martes 8 de julio fue hallado el cadáver
de Tatiana de los Santos en una colonia del
nororiente de la capital estatal. Desde el
sábado anterior, cuando desapareció, sus
vecinas dieron aviso a la PGJE, pero se les
dijo que debían esperar 72 horas antes de
empezar a buscarla.
Cuando pasaron las 72 horas la poli-
cía entró a la casa de Tatiana y la encontró
enterrada en el patio. Su esposo y sus dos
hijos pequeños ya no estaban en el hogar.
Ahora la PGJE busca al presunto feminici-
da, pero no a los menores que tienen la ca-
lidad de desaparecidos.
Figueroa asegura que las vecinas de la
víctima ya sospechaban que algo malo le
había ocurrido a Tatiana, pues había an-
tecedentes de agresiones físicas de parte
de su esposo.
Para la diputada local perredista Ale-
jandra Soriano Ruiz, la de Chiapas es una
situación crítica sin precedente, donde si
bien cada vez más se visibilizan los críme-
nes también se ha evidenciado la inexis-
tencia de un programa para evitar la vio-
lencia de género.
El Código Penal de Chiapas señala en
su artículo 164 Bis que quien cometa el
delito de feminicidio será penado con pri-
sión de 25 a 60 años.
La violencia contra las mujeres alcan-
zó el número más alto en un solo inciden-
te en marzo pasado, en la comunidad Yax-
té del municipio de Chilón, donde Gaspar
Silvano López discutió con su padre y lue-
go mató a machetazos a cuatro integran-
tes de su familia: su abuela, su madrastra
y sus dos hermanas.
El 21 de marzo varias mujeres marcha-
ron y encendieron velas frente a la cate-
dral de San Cristóbal de Las Casas por las
asesinadas: Tomasina Gómez, de 83 años;
Albina Guzmán, de 33; Milenia, de 13 y
Norma, de cuatro.
Según el procurador estatal Raciel Ló-
pez Salazar, en lo que va de 2013 se han re-
gistrado unos 30 casos con características
de feminicidio, que desde un inicio han sido
atendidos por la Fiscalía Especial en Inves-
tigación de los Delitos de Homicidio y Femi-
nicidio de la PGJE y que a la fecha se ha con-
signado 60% de las averiguaciones previas.
La PGJE da cuenta de 27 feminicidios es-
te año: ocho en Tuxtla Gutiérrez, cuatro en
Chilón, dos en Tapachula, dos en San Juan
Chamula y uno en cada uno de los muni-
cipios de San Cristóbal de Las Casas, Caca-
hoatán, Comitán, Frontera Hidalgo, Huitiu-
pán, La Independencia, Palenque, Pijijiapan,
Villa Comaltiltán, Villaflores y La Trinitaria.
La dependencia informa que de estos
casos, 14 feminicidas ya están sentencia-
dos; precisa que 16 crímenes fueron co-
Isaín Mandujano
ESTADOS
/ CHI APAS

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 37
metidos con arma blanca; en cuatro hu-
bo estrangulamiento; en tres, golpes; y en
uno se usó un arma de fuego.
En 17 de los casos los cadáveres fueron
hallados en sus propias casas. En 74% de
los feminicidios el asesino tenía algún tipo
de relación con la víctima (era esposo o pa-
reja sentimental, familiar o amigo).
Por ello el procurador estatal declaró
en abril pasado que 60% de los asesinatos
ocurrieron “por desencuentro” entre pare-
jas, aunque eso no significa que dejen de
ser feminicidios.
López Salazar apuntó que a partir de
que el feminicidio fue tipificado como de-
lito grave en 2011, la PGJE ha obtenido sie-
te sentencias condenatorias.
Alerta civil
El pasado 9 de julio el gobernador de Chia-
pas, Manuel Velasco Coello, se reunió con
su gabinete para, como dijo, “delinear es-
trategias conjuntas para erradicar la vio-
lencia hacia las mujeres”.
Pero la sociedad se adelantó y ya em-
pezó a organizarse desde San Cristóbal de
Las Casas para declarar una “alerta ciuda-
dana de violencia de género en Chiapas”.
Según Figueroa, no van a esperar que
los gobiernos estatal o federal la declaren,
porque nunca lo van a hacer. La abogada
aclara que ya ha habido peticiones simila-
res en otras entidades, como el Estado de
México, que han caído en el vacío.
Aunque la PGJE presuma de siete sen-
tencias por feminicidio en Chiapas y de
que en la entidad se penaliza hasta con 60
años de cárcel, la condena más alta hasta
la fecha contra un feminicida no va más
allá de los 34 años de prisión.
Hasta el 26 de junio de 2013, según da-
tos de la Procuraduría, sólo había siete
sentenciados por ese delito. De ellos só-
lo uno alcanzó una pena de 33 años nueve
meses de cárcel; el resto tuvo la penalidad
mínima, de 25 años, y hubo dos casos con
condenas aun menores porque los asesi-
nos no alcanzaban la mayoría de edad.
Figueroa –también integrante de la ONG
Grupo de Mujeres de San Cristóbal– consi-
dera que la falta de procuración de justicia
en estos casos se debe a la escasa sensibili-
zación en el tema por parte de los jueces, pe-
ro también al poder económico de algunos
acusados, quienes pueden pagarse las me-
jores defensas, como el asesino de Viridians
Flores, quien fue asistido por seis abogados
al ser presentado ante las autoridades.
Y ante la presión social, el 16 de julio el
procurador Raciel sustituyó a la titular de
la Fiscalía Especializada en Protección a los
Derechos de las Mujeres, Alma Rosa Cariño
Pozo –de quien se dijo que tenía lazos es-
trechos con el exgobernador Juan Sabines
Guerrero– por Adriana Rebollo Nucamen-
di, de la que se dice lo mismo. O
Con tal de no someter a consulta la construcción de
un túnel ferroviario que afectará de diversas formas la
vida de los habitantes de Manzanillo, la Secretaría de
Comunicaciones y Transportes, el gobierno de Colima y
el ayuntamiento comenzaron los trabajos preliminares
sin que la dependencia federal haya cumplido los re-
quisitos que se exigen a toda obra. Las organizaciones
civiles que impugnan el proyecto dicen que, de cinco
trazos posibles, se eligió el menos conveniente para los
habitantes. La respuesta oficial: órdenes de aprehen-
sión contra los líderes de los inconformes.
El proyecto
que divide
a Manzanillo
P
e
d
r
o

Z
a
m
o
r
a
38

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

M
ANZANILLO, COL.- Ante la pola-
rización del conflicto por el
proyecto de construcción de
un túnel ferroviario promo-
vido por la Secretaría de Co-
municaciones y Transportes
(SCT) en esta ciudad, las autoridades inicia-
ron la persecución judicial de los principa-
les líderes del movimiento de inconformes.
Después de mantener un plantón de
más de cuatro meses y de realizar mar-
chas para exigir que la dependencia fede-
ral modifique el trazo de la obra –que se-
gún los inconformes causará serios daños
a la población–, miembros de varias orga-
nizaciones bloquearon el martes 30 de ju-
lio las vías del ferrocarril e impidieron du-
rante todo el día la salida de mercancías
del puerto por ese medio de transporte.
“Fue una medida del pueblo en extre-
mo desesperada, para llamar la atención,
porque después de muchas pláticas con
múltiples autoridades, incluso la SCT, no
nos han hecho caso y quieren imponer la
obra en una ubicación que sólo va a fasti-
diar a la ciudad, a pesar de que hay pro-
puestas de sitios más convenientes pa-
ra ese proyecto”, expone Daniel Mendoza
Flores, vocero del Movimiento Ciudadano
contra el Túnel Ferroviario.
En entrevista telefónica realizada el
jueves 1, el activista dice a Proceso que a
raíz de esa protesta se vio obligado a res-
guardarse en “un lugar seguro”, donde
permanecerá algunos días, porque se en-
teró de la tramitación de órdenes de apre-
hensión en contra de él y de cuatro líde-
res más del movimiento, a la vez que su
abogado promovió juicios de amparo para
evitar la detención.
“Sabíamos del riesgo de manifestar-
nos de esa manera y estábamos dispues-
tos a correrlo”, señala Daniel Mendoza,
quien responsabiliza al gobernador Mario
Anguiano Moreno de cualquier cosa “fue-
ra de lo normal” que pudiera ocurrirle a él
o a sus familiares, pues está consciente de
que “se puede simular un ‘levantón’, un ac-
cidente o lo que quieras, pero si sucede al-
go de inmediato van a surgir denuncias de
gente de mi confianza; sabemos que con el
movimiento estamos lastimando muchos
intereses”.
Un día antes, el gobernador Anguiano
Moreno calificó de “inadecuada” la pro-
testa realizada el martes sobre las vías del
tren, e informó que la empresa Ferromex
ya había interpuesto una denuncia ante
la Procuraduría General de la República
(PGR) contra los presuntos responsables.
En declaraciones a la prensa local, el
mandatario advirtió: “Quien quiera ha-
cer este tipo de acciones, como chantaje
y presión para lograr propósitos particu-
lares, que no quede duda: no se lo vamos
a permitir y actuaremos con todo el rigor
de la ley”.
Según Fernando Morales, gerente de
la terminal de Ferromex en Manzanillo, el
ferrocarril moviliza 30% de la carga total
del puerto, por lo que el bloqueo al tren
generó “una afectación económica enor-
me, muy difícil de cuantificar”.
Cifras de la Administración Portuaria
Integral (API) establecen que el promedio
de carga manejada diariamente durante
2012 fue de 78 mil 802 toneladas, por lo que
con base en esa información y en el por-
centaje que se traslada por vía férrea, el
volumen de la mercancía varada el día del
bloqueo al tren fue de aproximadamente
23 mil 640 toneladas.
Incumplimiento de la SCT
La obra ferroviaria, para la que se prevé
una inversión de 933 millones de pesos, se
encuentra dividida en tres etapas: la via-
lidad Portal API, el túnel ferroviario y los
viaductos Portal Laguna. Anunciado por
la SCT como una opción para solucionar
los congestionamientos viales causados
en la zona urbana por el frecuente paso
del ferrocarril con carga portuaria, el pro-
yecto sin embargo ha sido impugnado por
diversos sectores de la población, entre
ellos comerciantes, colonos, académicos
y algunos regidores del municipio, quie-
nes consideran que con su actual trazo la
obra provocará más perjuicios que benefi-
cios a la ciudad.
A esto se suman las protestas por que
a pesar del incumplimiento de la SCT de
la mayoría de los requisitos para obte-
ner la licencia de construcción, el ayunta-
miento de Manzanillo se ha negado a sus-
pender nuevamente los trabajos, como lo
había hecho en diciembre pasado.
La primera etapa de la obra, de la que
actualmente se realizan los trabajos pre-
liminares, incluye la construcción de un
paso a desnivel de hasta 10 metros de al-
tura sobre la glorieta de San Pedrito, que
según un estudio elaborado por una co-
misión especial de regidores dificultará
la movilidad de alrededor de 20 mil per-
sonas que suelen transitar por esa zona y
prácticamente encerrará a la colonia Bu-
rócrata, además de otras afectaciones.
En resumen, concluyeron, el proyec-
to “atenta contra el desarrollo sustentable
de Manzanillo, la calidad de vida de sus
habitantes y el potencial turístico de la lo-
calidad” (Proceso 1914).
Inconformes con la obra, el pasado 27
de julio, 14 comerciantes del centro histó-
rico de Manzanillo presentaron una queja
ante la Comisión Nacional de los Derechos
Humanos (CNDH) contra el ayuntamiento
de Manzanillo y la delegación estatal de
la SCT, pues señalaron que están violando
sus derechos humanos, en particular los
derechos a un desarrollo sustentable, a un
medio ambiente adecuado, a un desarro-
llo económico y social, así como a la lega-
lidad y la certidumbre jurídica.
Los quejosos, entre quienes se encuen-
tran María Natividad Gómez García, Ricar-
do Romero Velazco, Rosa Lau Cham y Rosa-
mar Félix Hernández, indicaron que la obra
de la SCT generará impactos negativos en
la movilidad y el transporte, en el comercio
y servicios, en la seguridad pública, así co-
mo en el paisaje y la imagen urbana.
En el documento entregado a la CNDH,
los comerciantes narraron que a pesar de
existir cinco opciones distintas para el tra-
zo de la obra ferroviaria, las autoridades se-
ñaladas como responsables no consultaron
a los ciudadanos y empezaron a desarro-
llar los trabajos de la etapa Portal API, pese
a que es “el peor de los proyectos que se es-
tudiaron por personal capacitado y profe-
sional, guiándose la autoridad municipal y
la SCT solamente por intereses oscuros, de
tráfico de influencias y corrupción”.
Añadieron que sólo así puede expli-
carse que la obra se realice sin que la SCT
haya entregado el programa parcial de de-
sarrollo urbano, el proyecto ejecutivo de
urbanización, el convenio de equipamien-
PEDRO ZAMORA BRISEÑO
ESTADOS / COLI MA

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 39
to de áreas verdes, la licencia de urbaniza-
ción y el estudio y proyecto de interseccio-
nes. Tampoco ha presentado el estudio de
impacto en el tránsito, el de impacto so-
cial, el manifiesto de impacto ambiental
ni los trámites en materia de derribo de
arbolado urbano.
Luis Fernando Adachi Koyama, presi-
dente de la organización Unidos pro Cen-
tro Histórico de Manzanillo A.C., infor-
ma que, con argumentos similares, otras
14 personas promovieron el 30 de julio un
juicio de amparo contra la SCT y el ayun-
tamiento, por considerar violentadas sus
garantías individuales.
El dirigente de los comerciantes con-
sidera que el conflicto por la obra ferro-
viaria se encuentra en su momento más
difícil, debido a “la cerrazón” del gobierno
estatal y la SCT, con quienes no han teni-
do comunicación desde hace ocho meses.
“Con el ayuntamiento sí hemos teni-
do más pláticas, pero parece ser que el go-
bierno municipal está a expensas de lo que
digan el estatal y el federal; parece que no
quiere actuar”, comenta Adachi.
A su juicio, el problema ha crecido por-
que el gobierno ha tratado de imponer el
proyecto sin escuchar a los sectores incon-
formes. “Las acciones de bloqueo al tren tie-
nen su explicación en la desesperación de la
gente, porque las autoridades no hacen caso
de los argumentos que se les han presenta-
do; no es que justifiquemos ni que estemos
de acuerdo con ese tipo de acciones, pero la
gente está muy desesperada”, advierte.
Pese a que el cabildo manzanillense
aprobó el 2 de julio pasado un punto de
acuerdo para solicitar “de inmediato” a la
SCT la presentación de los documentos
requeridos para desarrollar los trabajos, y
aclararle que de no hacerlo se le revocará
la licencia obtenida irregularmente en la
administración municipal anterior, hasta
la fecha esto no ha sido cumplido y los tra-
bajos continúan.
En la sesión del cabildo realizada el 9
de julio, el secretario del ayuntamiento,
Jorge Nava Leal, dio a conocer que apenas
un día antes se había realizado el requeri-
miento de documentación a la SCT.
El regidor perredista René Macías Za-
mora, integrante de la comisión especial del
cabildo para la revisión del proyecto ferro-
viario, señala que “desafortunadamente no
se le fijó a la SCT fecha para el cumplimien-
to, por lo que en esas condiciones es como si
no se hubiera hecho nada; se le dejó abier-
to el plazo para cuando tenga tiempo y se le
ocurra enviar la información”.
Dice que, a diferencia de la postura
asumida hace unos meses por el presiden-
te municipal y demás miembros del cabil-
do, “ahora ya no han insistido sobre el te-
ma, prueba de ello es que el estudio que
realizamos los tres regidores de la comi-
sión especial, donde planteábamos la ne-
cesidad de cambiar el trazo de la obra, ya
se quedó en la congeladora y no ha sido so-
metido a votación”.
Agrega Macías: “Ahora veo una actitud
conformista del alcalde ante la propues-
ta de la SCT, como que ya aceptó la pre-
sión ejercida por el gobierno del estado y
el federal”.
Ese proyecto o ninguno
El presidente municipal de Manzanillo,
Virgilio Mendoza Amezcua, reconoce que
la dependencia federal no ha cumplido a
cabalidad con los requisitos legales de la
licencia, pero afirma que se le permitirá
continuar con los trabajos porque “la res-
ponsabilidad de un gobierno es generar
condiciones para que se den las cosas; si tú
eres estrictamente rígido, difícilmente se
puede detonar (el desarrollo en) un muni-
cipio; creo que se debe ser flexible, mas no
solapador de la violación a la ley”.
En entrevista con este semanario, el
alcalde refiere que la SCT ya hizo una pre-
sentación ante el Consejo Consultivo de
Desarrollo Urbano sobre la forma como
está trabajando en la elaboración de los
programas y estudios. “Yo espero que en
este mes de agosto se pueda cumplimen-
tar todo el expediente, pero estamos sien-
P
e
d
r
o

Z
a
m
o
r
a
P
e
d
r
o

Z
a
m
o
r
a
Quejosos. Bajo asedio oficial
Trazado de vías. La peor opción
40

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

do muy detallistas para que sea un pro-
yecto que cumplió en su totalidad lo que
marca la reglamentación y la legislación
vigente”.
Mendoza Amezcua advierte que en es-
te momento no se ha considerado la mo-
dificación del trazo de la obra porque el
secretario de Comunicaciones y Trans-
portes, Gerardo Ruiz Esparza, “fue claro”
con el gobernador Mario Anguiano y con
el propio presidente municipal en el sen-
tido de que si no se concreta el proyecto
como se encuentra planeado, no ve la po-
sibilidad en el corto plazo de obtener re-
cursos ante la Secretaría de Hacienda pa-
ra uno alterno.
Tras comentar que la autoridad local
trabajará para tratar de subsanar todas las
observaciones realizadas por especialistas
al proyecto de la SCT, el alcalde plantea su
propósito: “Se va a agotar todo lo que ten-
ga que hacerse técnicamente, legalmente y
socialmente para evitar que una inversión
de esta índole se pudiera caer”.
En relación con el bloqueo de las vías
del tren el martes anterior, donde los mani-
festantes exigían su presencia para que se
comprometiera ante ellos a suspender los
trabajos de la obra, Mendoza Amezcua ex-
presa que “esas no son posturas para lograr
acuerdos, ellos tienen sus argumentos y son
responsables de lo que están haciendo, pero
también hay otros grupos que exigen que se
acelere la construcción del proyecto, y a fin
de cuentas la postura de un gobernante es
mantener los equilibrios, pero no puede ser
rehén ni de unos ni de otros”.
Mendoza Amezcua se pronuncia a fa-
vor de que las diferencias se diriman por
la vía jurídica. “Si ellos consideran que
hay una ilegalidad por parte del ayunta-
miento, que procedan jurídicamente, pero
no realizando acciones como la interrup-
ción del paso del tren ni entorpeciendo la
actividad portuaria; creo que no nos lle-
va a nada tener posturas a veces un poco
apasionadas y radicales”.
En tanto, el vocero del movimiento
contra la obra ferroviaria, Daniel Mendo-
za Flores, señala que las autoridades no les
dejaron otro camino: “Ya recurrimos a to-
das las instancias, tocamos todas las puer-
tas, hemos expuesto todos nuestros argu-
mentos y no quitan el dedo del renglón”.
Estima que los integrantes del movi-
miento ciudadano están enfrentando a to-
do el aparato de Estado, que se ha valido
del control de la mayoría de los medios de
comunicación de la entidad para dar la im-
presión de que sólo existe el proyecto de la
SCT y acallar las voces de los inconformes.
Asimismo refiere que se han registrado
represalias contra comerciantes del merca-
do 5 de Mayo que han participado en pro-
testas contra el proyecto, quienes han sido
amenazados con ser excluidos del nuevo
terreno previsto como compensación por
los perjuicios comerciales que conlleva la
etapa Portal API.
Mendoza Flores denuncia además que
la SCT nunca tuvo intención de someter
a consulta el proyecto, pues desde hace
aproximadamente tres años –cuando to-
davía no se realizaban trámites de permi-
sos– empezó el proceso de compra de bie-
nes inmuebles que resultarían afectados
por la nueva ruta del tren, sobre todo en
la colonia Libertad, donde los dueños han
sido presionados y amenazados para que
vendan a bajo precio.
De acuerdo con el activista, en esas
operaciones se han utilizado intermedia-
rios que a su juicio tendrían que ser inves-
tigados, ante la posibilidad de que atrás de
ellos haya funcionarios gubernamentales
realizando negocios particulares.
Pese a la orden de aprehensión en su
contra, Daniel Mendoza Flores señala que
los actos de protesta se suspendieron só-
lo por unos días. Advierte que los ciudada-
nos inconformes no abandonarán la lucha
y anuncia: “La siguiente acción será más
drástica pero efectiva”.
ESTADOS / COLI MA

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 41
42

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

La extirpación de un nódulo tiroideo
que se practicó al presidente Enrique Peña
Nieto evidenció los vacíos existentes en la
legislación mexicana en dos aspectos: uno,
la suplencia de las ausencias del presiden-
te de la República, que es un problema re-
lativamente menor y de fácil resolución; y
dos, la publicidad de su expediente médi-
co, que es un tema de debate a nivel inter-
nacional y con un alto grado de dificultad
por las posibles consecuencias que dicha
difusión puede acarrear.
La suplencia de las ausencias tempora-
les del presidente no estaba registrada en
la Constitución ni en ninguna otra disposi-
ción hasta agosto del año pasado, cuando
al final el Constituyente Permanente in-
cluyó la posibilidad de que el mandatario
solicite “licencia para separarse del cargo
hasta por 60 días naturales”, previendo
que en ese caso el secretario de Goberna-
ción asumiría “provisionalmente la titula-
ridad del Poder Ejecutivo”.
Más allá de que esta vez el tiempo en
el que el presidente estaría literalmente
incapacitado para cumplir con su respon-
sabilidad era tan breve (90 minutos, de
acuerdo con las previsiones de los médi-
cos, aunque en los hechos se extendieron
unos minutos sin llegar a las dos horas)
que no ameritaba la solicitud de una li-
cencia, la cuestión se complica porque
el artículo 83 de la misma Constitución
señala que “el ciudadano que haya des-
empeñado el cargo de presidente de la Re-
pública (…), o asuma provisionalmente la
titularidad del Ejecutivo Federal, en nin-
gún caso y por ningún motivo podrá vol-
ver a desempeñar ese puesto”. Así que si
Miguel Ángel Osorio Chong hubiera teni-
do que ser suplente, en automático habría
sido descartado para suceder a Peña Nieto
en la Presidencia.
Hoy son muy pocos los casos en los
que el presidente se encuentra en las ac-
tuales condiciones de Peña Nieto, pues los
avances científicos y tecnológicos casi eli-
minan dicha posibilidad. Mas aunque el
tiempo es menor, podría presentarse en
el país una emergencia que amerite la in-
tervención directa del presidente porque
esos pocos minutos podrían ser determi-
nantes para la vida nacional.
En el caso de los secretarios de Esta-
do, la Ley Orgánica de la Administración
Pública Federal establece en su artículo
18 que será el reglamento interior de cada
una de las dependencias el que determine
“la forma en que los titulares podrán ser
suplidos en sus ausencias”. Por lo que se
refiere a la Secretaría de Gobernación, el
artículo 130 del reglamento estipula con
precisión el orden de prelación en el que
los subsecretarios suplirán las ausencias
de su titular, empezando por el subsecre-
tario de Gobierno.
Algo similar podría hacerse por lo
que toca al presidente de la República, e
inclusive poner límites temporales por
evento y durante su mandato, es decir,
en ningún caso dicha ausencia puede ser
mayor a siete días (igual periodo que el
autorizado en el artículo 88 de la Consti-
tución para los viajes al extranjero), y de
ninguna forma la suma de estas ausen-
cias podrá superar durante el sexenio los
60 días establecidos en el artículo 85 como
el máximo de una licencia. Se trataría de
una solución pragmática que, además, no
inhabilitaría para ser presidente de la Re-
pública a quien supliera una ausencia de
90 minutos.
En los hechos (aunque sin ningún fun-
damento legal) fue lo que hizo Vicente Fox,
en marzo de 2003, cuando fue intervenido
de la columna, al ordenar al secretario de
Gobernación, Santiago Creel, y al de Re-
laciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez,
quedarse a cargo de las decisiones.
El tema de la secrecía del expedien-
te médico de los funcionarios públicos y,
particularmente, del presidente de la Re-
pública, es mucho más controvertido. Pe-
ro desde luego que se presta a suspicacias
el que repentinamente tenga que operar-
se, cuando durante ocho años (según su
dicho) había tenido el nódulo y, de acuer-
do con sus declaraciones, el procedimien-
to operatorio “lo he venido posponiendo,
posponiendo, y creo que ya encontré un
buen momento, además de la propia reco-
mendación médica de hacerlo”.
O sea que el mejor tiempo, para él, es
cuando funge como presidente de la Re-
pública, y no en septiembre del 2011, tras
dejar la gubernatura del Estado de México
y antes de lanzar su candidatura a la Pre-
sidencia; o en algún momento entre el 31
de agosto del 2012 (al ser declarado presi-
dente electo) y el 1 de diciembre (al asumir
la Presidencia). Esos eran los mejores mo-
mentos, no ahora que es presidente de la
República. Ahora lo hizo por la recomen-
dación médica, y el riesgo de que fuese un
tumor maligno por supuesto que estaba
presente; tan lo estaba que el médico fue
de las primeras cuestiones que manifes-
tó e intentó descartar rotundamente, con
el análisis microscópico que se realizó en
el momento mismo de la operación, aun
Presidencia: vacíos legales
J E S Ú S C A N T Ú

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 43
ANÁLI SI S
cuando es de sobra conocido que en todos
estos casos los tejidos son enviados para
análisis clínicos más minuciosos.
La discusión sobre la secrecía o publi-
cidad de la información acerca de la salud
de los mandatarios se avivó tras la muerte
del presidente venezolano Hugo Chávez
y las enfermedades de los presidentes
de Colombia, Paraguay y Argentina; y, en
México, por el caso del gobernador de Mi-
choacán, Fausto Vallejo.
Es un tema con muchas aristas, y en
muchos casos los mandatarios han logra-
do concluir su encargo con enfermedades
terminales o muy graves (como ocurrió a
Adolfo López Mateos, en México, o a Fran-
cois Mitterrand, en Francia) para morir
meses después, sin que la población se
haya siquiera enterado de sus afecciones
durante su mandato.
Lo cierto es que las condiciones de sa-
lud de los mandatarios sí es un asunto de
interés público, y una larga convalecencia
o agonía puede tener consecuencias muy
negativas para el país o el Estado (los ca-
sos de Chávez y Vallejo lo ejemplifican),
por lo cual sería una buena práctica que
desde el momento de su inscripción co-
mo candidatos a un puesto de elección
popular los aspirantes hicieran público su
expediente médico o, al menos, los resul-
tados de un chequeo general reciente, y
que, durante su mandato, tuvieran la obli-
gación de practicárselo por lo menos una
vez al año.
Así, la ciudadanía tendría acceso a in-
formación muy importante en el momen-
to de decidir su voto, y ello sería en este
aspecto el mejor antídoto contra los rumo-
res y las suspicacias. O
Michoabang
N A R A N J O
44

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

Se habla poco de ella, a pesar de ser
una de las principales causas del rezago
social y el bajo crecimiento económico
de México. Es además reflejo de la cultu-
ra de la ilegalidad prevaleciente, así co-
mo de la relación perversa entre socie-
dad y gobierno, hecha de una mezcla de
desconfianza y dependencia ciudada-
na frente a la autoridad, sumada a una
combinación de paternalismo, inefi-
ciencia y corrupción gubernamentales.
Se trata de la economía informal, una
realidad evidente que por muchos años
se trató de ocultar e incluso se fomentó,
y que se ha convertido en un freno a la
productividad y, por ende, al desarrollo y
la competitividad del país.
El pasado 11 de diciembre el INEGI re-
veló las cifras que durante largo tiempo
se habían mantenido en secreto: el 59%
de los trabajadores mexicanos laboran
en la economía informal, es decir, en la
ilegalidad, por lo cual carecen de seguri-
dad social, capacitación, estabilidad labo-
ral y de las demás garantías que otorga la
Ley Federal del Trabajo. Una ley que an-
tes y después de reformada todos violan,
empezando por el gobierno mismo.
El 22 de julio de este año, el gobierno
federal dio a conocer el Programa para
la Formalización del Empleo 2013, cu-
ya meta inmediata será incorporar a la
economía formal a 200 mil trabajadores
en el segundo semestre. De acuerdo con
las cifras oficiales, son más de 28 millo-
nes de trabajadores los que laboran en
la economía informal. Por lo tanto, si se
fueran a sumar 200 mil trabajadores a
la formalidad cada semestre, se reque-
rirían 70 años para integrar a toda la fuerza
laboral del país a la economía formal y le-
gal, sin contar los que se sumaran a la in-
formalidad en ese lapso.
Esos datos dan cuenta de la magnitud
del problema, pero no hacen referencia a
las causas estructurales de ese inmenso
fardo, ni a la manera de hacerle frente. El
gobierno federal tampoco ha especificado
la estrategia de política pública para supe-
rar el desafío de que seis de cada 10 traba-
jadores del país laboren en condiciones de
precariedad e ilegalidad y carezcan de los
beneficios de la seguridad social, como sa-
lud, vivienda, pensión para la vejez y segu-
ro para el retiro, aparte de estar condena-
dos a empleos malos y efímeros con sala-
rios bajos, en microempresas ineficientes
que no brindan capacitación ni tienen po-
sibilidades de elevar su productividad para
ser competitivas.
El presidente anunció la próxima crea-
ción del Sistema de Seguridad Social Uni-
versal, “que permitirá que todos los mexi-
canos cuenten con servicios de salud, se-
guro de desempleo temporal y una pen-
sión básica para el retiro”. No obstante,
aún falta por conocer el diagnóstico guber-
namental preciso acerca de las causas y
consecuencias de la informalidad laboral,
así como las formas de combatirla, para al-
canzar esa ambiciosa meta.
El reto es mayúsculo y, en consecuen-
cia, requiere de una solución de fondo, inte-
gral, no parcial o cosmética. En México exis-
ten 3.7 millones de empresas, de las cuales
el 90% tiene menos de cinco trabajadores, el
96% menos de 10, y sólo el 1% tienen más
de 50 trabajadores. De los 3.7 millones de
empresas, únicamente 795 mil están regis-
tradas en el IMSS, una tercera parte del to-
tal. El resto son changarros, la mayoría ile-
gales e ineficientes, que pagan mal a sus
empleados, no les ofrecen seguridad social
ni cubren impuestos.
La investigación más seria acerca de
la informalidad laboral en México es la
realizada por Santiago Levy, creador del
programa Oportunidades. En el libro Bue-
nas intenciones, malos resultados. Política so-
cial, informalidad y crecimiento económico en
México, Levy expone que una de las razo-
nes principales del bajo crecimiento de
la economía mexicana desde 1995, a pe-
sar de la estabilidad macroeconómica, es
que la política social del gobierno ha esta-
do mal orientada. En la búsqueda de una
mayor equidad social, se ha fomentado la
informalidad, se han subsidiado los em-
pleos de baja productividad y, por lo tanto,
la economía mexicana ha crecido mucho
menos de lo necesario.
Levy parte de la siguiente premisa: El
principal problema económico del país es,
al mismo tiempo, su principal problema
social: la baja tasa de crecimiento del PIB
y de generación de empleos productivos
con cobertura de seguridad social. En bue-
na medida, ambos problemas se originan
por un círculo vicioso: Al promover progra-
mas sociales para trabajadores informales,
se fomenta el crecimiento del sector infor-
mal de la economía en detrimento del sec-
tor formal, que absorbe parte del costo de
ese subsidio a través de impuestos, lo cual
reduce la productividad, provoca mayor
evasión fiscal y estimula el crecimiento de
la informalidad.
Un motivo de atraso
H É C T O R T A J O N A R

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 45
ANÁLI SI S
La reforma constitucional de 2013 en
materia de telecomunicaciones y compe-
tencia económica dispone la creación de
dos organismos constitucionales autóno-
mos, la Comisión Federal de Competencia
Económica (Cofece) y el Instituto Federal
de Telecomunicaciones (Ifetel). La desig-
nación de sus integrantes, prevista en el
artículo 28 de la Constitución, establece
un novedoso modelo que habría de me-
jorar las prácticas existentes. La realidad,
empero, apunta hacia el camino contra-
rio. Veamos por qué afirmo lo anterior.
Primero. El artículo 28 constitucio-
nal dispone que el Comité de Evaluación,
integrado por los titulares del INEGI, del
Banco de México y del Instituto Nacional
para la Evaluación de la Educación (INEE),
“emitirá una convocatoria pública para cu-
brir la vacante. Verificará el cumplimiento,
por parte de los aspirantes, de los requisi-
tos contenidos en el presente artículo y, a
quienes los hayan satisfecho, aplicará un
examen de conocimientos en la materia; el
procedimiento deberá observar los principios de
transparencia, publicidad y máxima concurren-
cia (cursivas mías)”.
Las convocatorias públicas para in-
tegrar el Ifetel y la Cofece contradicen el
mandato constitucional y abren la puerta
de par en par a la suspicacia tan nuestra.
En efecto, con convocatorias mal fundadas
y motivadas, el comité decidió que la so-
ciedad no tiene derecho a saber los nom-
bres y apellidos de los mexicanos que se
sacrificarán por la patria, como la convo-
catoria del Ifetel señala: “7. A más tardar el
29 de julio de 2013, el Comité de Evaluación
publicará en el Portal de Internet y enviará
a publicar en el Diario Oficial de la Federación
la relación que contenga únicamente los
números de los folios de aquellos aspiran-
tes que hayan acreditado el cumplimiento
de los requisitos, sin que dé a conocer sus
nombres”. Las mismas disposiciones tiene
la convocatoria para conformar la Cofece.
Al margen de la Constitución y la ley,
Sylvia Irene Schmelkes del Valle, del INEE;
Para romper ese círculo vicioso y re-
solver el dilema de optar entre elevar la
productividad y el crecimiento econó-
mico o reducir la desigualdad y aumen-
tar los programas sociales para todos
los trabajadores, Levy propone conciliar
esos dos objetivos en conflicto median-
te una profunda reforma económica y
social que otorgue derechos sociales a
todos los trabajadores y que a la vez re-
vitalice el crecimiento económico.
Entre otras cosas, la propuesta ofre-
ce: extender el derecho a pensión de re-
tiro, seguro de invalidez y de vida, así
como servicios médicos con la cobertu-
ra que ofrece el IMSS, a 41 millones de
trabajadores, en lugar de los 14 millones
que disfrutan de esos derechos actual-
mente. Proteger a los asalariados con
seguro de desempleo. Reducir los costos
laborales no salariales. Facilitar la legali-
zación de cientos de miles de empresas
que evaden las leyes laborales, de segu-
ridad social y fiscales, dándoles acceso a
créditos de la banca comercial y de de-
sarrollo, así como a programas de capa-
citación. Y, desde luego, reducir la co-
rrupción y la simulación.
¿Cómo lograrlo? Mediante la sus-
tentabilidad fiscal de la política social.
No, como ahora, a través del subsidio
de la informalidad con la renta petro-
lera. Seguramente la estrategia guber-
namental en la materia está basada
en la propuesta de Levy. Veremos si en
las discusiones en el Congreso prevale-
ce la racionalidad económica y social o
se impone el populismo ineficaz hasta
hoy vigente. O
Graves regresiones
E R N E S T O V I L L A N U E V A
46

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

La autoridad máxima de la Igle-
sia católica, el señor Jorge Bergoglio, se
preguntó hace unos días: “¿Quién soy
yo para juzgar a los gays?”. Si nos ate-
nemos a lo que dice el Diccionario de la
Real Academia sobre “juzgar”, yo sí creo
que Bergoglio debería juzgar a los gays.
Juzgar es: “Dicho de la persona que tiene
autoridad para ello: Deliberar acerca de
la culpabilidad de alguien, o de la razón
que le asiste en un asunto, y sentenciar
lo procedente”. Desde la autoridad sim-
bólica que le otorga el papado, Bergoglio
debería “deliberar” sobre las razones
que llevaron a los países de la Unión Eu-
ropea a legalizar la homosexualidad al
grado de establecer el matrimonio entre
personas del mismo sexo.
Bergoglio podría estudiar el proce-
so por el cual todo país signatario de la
Convención Europea de Derechos Hu-
manos procedió a la despenalización
de la homosexualidad para ser integra-
da al Consejo de Europa. Tal vez lo más
importante de tal proceso radica en la
conclusión sobre lo que hace que una
sexualidad sea ética: el valor de suma
importancia es el consentimiento, de-
finido como la facultad que tienen las
personas adultas, con ciertas capacida-
des mentales y físicas, de decidir su vi-
da sexual.
Así, lo definitorio en relación a si un
acto sexual es ético radica no en un de-
Agustín Guillermo Carstens Carstens, de
Banxico, y Eduardo Sojo Garza-Aldape,
del INEGI, llegaron incluso a fortalecer al
máximo la opacidad, habida cuenta que
las convocatorias señalan que los nombres
y apellidos de los aspirantes se manten-
drán en secreto de manera indefinida. En
el numeral 9 de la de Ifetel se evidencia su
espíritu secretista: “Los datos personales
de los aspirantes son confidenciales aun
después de concluido el procedimiento de
selección”.
Esta medida no sólo es inconstitucio-
nal, sino regresiva de las prácticas insti-
tucionales en México. Como es sabido, los
aspirantes a consejeros del IFE, del IEDF, el
presidente de la CNDH o de la CDHDF, tan
sólo por citar unos ejemplos, fueron dados
a conocer en tiempo y forma, sin que pa-
radójicamente hubiera una orden consti-
tucional específica de realizar ese acto de
transparencia, como sí está previsto para
integrar la Cofece y el Ifetel. Hay que re-
cordar además que nadie obliga a los in-
teresados a formar parte de la estructura
del poder del Estado y que su aceptación
implica sujetarse al control del escrutinio
público.
Segundo. Las convocatorias en cues-
tión ponen en práctica la discriminación
prohibida por el artículo 1º, párrafo quin-
to, de la Constitución, y por el artículo 24
de la Convención Americana de Derechos
Humanos, al solicitar “cartas de no ante-
cedentes penales” a los interesados. Sobra
decir que en el Distrito Federal y en Ta-
basco, a vías de ejemplo, no existen esos
documentos precisamente por ser con-
siderados discriminatorios. Peor aún, ya
en el desaseo jurídico, las convocatorias
solicitan requisitos de imposible cumpli-
miento para personas de varias entidades
federativas, pues si bien es cierto que acep-
tan como documento sustituto la “carta de
no antecedentes penales” federal, también
lo es que ese documento tampoco lo emi-
te la PGR, la cual sólo otorga el de “antece-
dentes registrales”, que jurídicamente es
distinto.
Del mismo modo, las convocatorias
son omisas en transparentar otro aspec-
to medular: el relativo a quién o quiénes
calificarán los exámenes practicados a los
aspirantes. Tampoco hay candados para
garantizar que quien obtuvo la más alta
calificación fue evaluado con idéntico cri-
terio que quien tuvo notas inferiores. La
única salida a este problema es observar
el mandato expreso del artículo 28 cons-
titucional y hacer públicos los exámenes
calificados para no dejar duda alguna.
Hay que recordar que esta tarea no es un
acto de fe, sino de autoridad y constitu-
cionalmente público.
En la misma línea se inscribe el tema
concerniente a la integración de las lis-
tas compuestas de entre tres y cinco de
los aspirantes con las calificaciones más
altas. No hay públicamente un criterio
metodológico para realizar esta labor, cu-
ya importancia reside en el hecho de que
la ubicación en una lista o en otra puede
hacer la diferencia para ser comisionado
o no; es decir, si un aspirante aparece en
una lista donde también se encuentran
personajes con visible cercanía con un
partido político, tendrá menores oportu-
nidades que si aparece en otra donde no
hay cuotas partidistas o son menores.
Tercero. La debilidad jurídica que sos-
tiene la validez de las citadas convocato-
rias permite que éstas o actos derivados
de las mismas puedan eventualmente im-
pugnarse por la vía de amparo; de entrada,
por algún aspirante inconforme. Si bien es
verdad que la convocatoria del Ifetel seña-
la en el numeral 9 que el aspirante acepta
por el hecho de inscribirse los términos de
la convocatoria, no lo es menos que los de-
rechos humanos son irrenunciables. Con
toda claridad, el artículo 103, fracción 1
de la Constitución, dispone que: “Los tri-
bunales de la Federación resolverán toda
controversia que se suscite: I. Por normas
generales, actos u omisiones de la autori-
dad que violen los derechos humanos re-
conocidos y las garantías otorgadas para
su protección por esta Constitución, así co-
mo por los tratados internacionales de los
que el Estado mexicano sea parte”.
Esta posibilidad podría implicar la re-
posición del procedimiento para ajustarse
a lo ordenado por la Constitución, además
de establecer las responsabilidades lega-
les en que podrían incurrir los titulares
del IEE, Banxico e INEGI. O
evillanueva99@yahoo.com
@evillanuevamx
www.ernestovillanueva.blogspot.com

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 47
ANÁLI SI S
terminado uso de los orificios y los órga-
nos corporales, sino en la relación de mu-
tuo acuerdo y de responsabilidad de las
personas involucradas. Por eso un hom-
bre que viola a una mujer (relación hete-
rosexual) hace algo no ético, ¡y patológi-
co!, mientras que cualquier intercambio
entre personas del mismo sexo donde ha-
ya verdaderamente autodeterminación y
responsabilidad mutua es ético.
A diferencia de tal perspectiva laica
y democrática, el dogma católico sólo
acepta el acto sexual cuando es un me-
dio para reproducir a la especie. Además,
al valorar fundamentalmente el aspec-
to procreativo de la relación sexual, con-
sidera anormal, enferma y moralmen-
te inferior la actividad sexual no hete-
rosexual y fuera del matrimonio. El Va-
ticano, aferrado a concepciones arcaicas
sobre la sexualidad humana, no acepta
que parte de su feligresía tenga prácticas
homosexuales e incluso confunde la pe-
derastia de sus propios sacerdotes con la
homosexualidad.
Y como ni los creyentes ni muchos de
los oficiantes respetan las prohibiciones
dogmáticas, ¿no sería mejor que Bergo-
glio analizara la vigencia de ciertos prin-
cipios religiosos a la luz del conocimien-
to? Justamente eso propuso el cardenal
Carlo Maria Martini poco antes de morir:
revisar la encíclica Humanae Vitae a la luz
de las verdades científicas de hoy.
Al ser el jefe del Vaticano, Bergoglio
enfrenta varios desafíos. Uno es el de
transformar las posturas dogmáticas
aceptando, como señaló Martini, que
la Iglesia ha de respetar lo que sabe la
ciencia. Sobre todo porque los tiempos
cambian y las nuevas tecnologías de co-
municación, especialmente el internet,
han difundido ampliamente mucha ma-
yor información sobre la sexualidad. Es-
to ha erosionado el poder de la Iglesia
para imponer sus estrechos parámetros
moralistas en temas sexuales y repro-
ductivos. El divorcio, los programas de
educación sexual, las leyes de salud se-
xual y reproductiva, entre otras refor-
mas, han ampliado en los países judeo-
cristianos y occidentales los márgenes
de libertad para que la ciudadanía deci-
da qué tipo de sexualidad ejercer, qué ti-
po de familia quiere formar y, en el ca-
so de desear hijos, cómo procrearlos y
cuántos tener.
La investigación académica sobre la
sexualidad humana, iniciada en diversos
países hace años, ha impulsado el cam-
bio del régimen legal sobre la homose-
xualidad, lo que ha representado un ali-
vio significativo para cientos de millones
de personas. La libertad sexual y el respe-
to a la diversidad sexual son hoy hilos
que entretejen la calidad democrática de
una nación. Negar a las personas homo-
sexuales los mismos derechos que tienen
las personas heterosexuales es una injus-
ticia que ya no aceptan distintos grupos
sociales decididos a construir sociedades
más justas y menos hipócritas.
La Iglesia católica arrastra un rezago
sustantivo en varios temas de la moder-
nidad contemporánea, pues tiene serias
deficiencias respecto al saber científico.
La velocidad con la que las sociedades
adaptan su normatividad legal a la infor-
mación científica resulta un desafío para
una institución tan anquilosada intelec-
tualmente. ¿Será el cura argentino capaz
de aggiornarse o seguirá defendiendo el
dogma heteronormativo? La declaración
de Bergoglio abre lo que se llama “una
ventana de oportunidad”: la posibilidad
de que la Iglesia de Roma se ponga al día
respecto a la sexualidad humana.
Bergoglio dio un paso, insuficiente
sin duda, pero que provocará reacciones
del ala más conservadora del catolicis-
mo. La renuncia de Ratzinger desacralizó
el carácter de designación divina que te-
nía el nombramiento del Papa y lo huma-
nizó en tanto funcionario de una institu-
ción religiosa. Y si ya se comprende que
ser Papa es un trabajo, y no un manda-
to celestial, está claro que el nuevo fun-
cionario debe capacitarse en los temas
candentes y controvertidos. Esto, y no
su buena voluntad, marcará el giro que
la Iglesia católica debe atreverse a dar si
mira al futuro. O
Júzgalos, Bergoglio
MA R T A L A MA S
48

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

A los mexicanos nos interesa la
Historia. Estudiamos la historia patria
a lo largo de 15 años de educación. En
nuestras ciudades abundan los monu-
mentos con efigies de los héroes his-
tóricos y los políticos despachan con
el retrato de un prócer a las espaldas.
Menos nos interesa el futuro.
Una interpretación antropológica so-
corrida atribuye nuestro desinterés por
el futuro a una tara provocada por la reli-
gión católica. Tres siglos de fe obligatoria
en el Altísimo nos acostumbraron a sus-
pender nuestro deseo para encauzarlo
hacia el cielo. No imaginamos el porve-
nir, menos lo planeamos, menos lo cons-
truimos: lo esperamos de rodillas, y nos
suele caer encima como una fatalidad.
Puede ser cierto, porque ahora que
en Estados Unidos a diario se discute
en el espacio público el futuro de nues-
tros hermanos mexamericanos, Méxi-
co ha respondido con el silencio. Un
silencio de escándalo.
El presidente Peña Nieto no ha di-
cho ni pío al respecto. El canciller Mea-
de alzó la voz únicamente cuando en
el Senado del norte se habló de edificar
en nuestra frontera el muro militariza-
do más largo y alto de la historia, y lo
que dijo fue corto e insuficiente: Hay
mejores ideas.
Nuestros analistas políticos tam-
poco encuentran el tema de su interés
y los noticiarios lo reportan en breve,
como si se tratara del destino de unos
cientos de miles de distantes coreanos.
Para efectos prácticos, los mexica-
nos nos comportamos con los mexa-
mericanos como engreídos hermanos
primogénitos. Giramos el hombro y les
damos la espalda, y con nuestro silencio
parecemos decirles a nuestros pobres her-
manos menores: Ustedes pocos se fueron
hace tiempo, hagan pues su vida lejos de
acá.
Pero nos equivocamos punto por pun-
to. Ni son pocos ni nunca se fueron del to-
do, ni son ya pobres ni menores, ni hay en
nuestro porvenir muchos temas de mayor
importancia que el porvenir de ellos.
Se trata del porvenir de una sexta par-
te de los mexicanos vivos. 20 millones
en total. La mitad ya ciudadanos estadu-
nidenses, la otra mitad indocumentada.
Amén de que se trata, hay que reiterarlo,
de nuestros hermanos; y al escribirlo no
lo hago en clave retórica: nos atan a ellos
todavía parentescos consanguíneos. Son,
de facto, nuestros hermanos, nuestros pa-
dres, nuestros abuelos o nuestros hijos.
Nuestros hermanos –permítame el lec-
tor regresar a esa figura de parentesco– que
durante tres décadas han enviado a Méxi-
Pobres mexamericanos
S A B I N A B E R MA N
co dinero contante y sonante acumulando
una cifra muy considerable: a lo largo de
ese tiempo las remesas han constituido la
tercera fuente de ingresos del país.
Además, han dejado de ser nuestros
hermanos pobres. Precisamente los más
partieron para buscar oportunidades me-
jor remuneradas del otro lado de nuestra
frontera norte, en los campos de cultivo,
en las fábricas y en las ocupaciones de
servicio, y las encontraron: hoy, en prome-
dio, por el mismo trabajo, un mexameri-
cano gana 19 veces más que un mexicano.
Por otra parte, los menos entre los
mexamericanos partieron no por falta de
oportunidades sino por exceso de capaci-
dad: se trata de académicos, profesionis-
tas, artistas y empresarios especialmente
talentosos y valientes, que ahora en el
Centro del Imperio dirigen institutos, hos-
pitales, conservatorios, trabajan en la in-
dustria del cine, y forman una élite latina.
Por fin, los mexamericanos son una
comunidad en ascenso, y no únicamen-
te en el aspecto económico. Por lo pronto
son ya la mayor minoría de Estados Uni-
dos, más numerosa ya que los afroameri-
canos. En la pasada elección presidencial
su voto mayoritario por Barack Obama de-
cidió el resultado. Cuentan con una tele-
visora, varias estaciones de radio y varias
publicaciones periódicas. Y el surgimiento
de líderes mexamericanos con visibilidad
nacional sucederá en breve, precisamente
porque la fuerza la encrucijada que viven,
así como es inevitable que surja una na-
rrativa de quiénes son y qué desean.
Por eso este es el tiempo crucial para
que los mexicanos interrumpamos nues-
tro silencio. Es el tiempo de que nuestro
Estado auxilie a los mexamericanos en su

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 49
ANÁLI SI S
A fincar responsabilidades
Constreñir el derecho a la educación
a millones de personas, impedir que otros
cientos de miles de jóvenes no puedan
seguir su vocación, mientras decenas de
miles de niños quedan en el abandono
por su condición de pobreza o aislamien-
to geográfico, son hechos que tienen res-
ponsables directos, a los cuales debiera
aplicarles sanciones o despidos por inca-
pacidad en el desempeño de su trabajo.
Tendrían que ser socialmente señala-
dos y hacerlos responder sobre sus atroci-
dades, los responsables de haber metido
cientos de faltas de ortografía en los libros
de texto obligatorios; los que están pro-
piciando equívocos en la enseñanza de
geografía, matemáticas, español, historia
o ciencias; quienes no tuvieron el cuidado
de revisar de manera directa estos errores;
los que han organizado pruebas falaces
para hacer creer a los estudiantes que exa-
minan sus conocimientos para pasar cur-
sos, grados u obtener un lugar en alguna
institución de educación media superior
o superior, pero que sólo han servido para
repartir prebendas, descalificar, sancionar,
controlar escuelas o de plano obstaculizar
el futuro de millones de personas.
A pesar de que todo lo señalado cons-
tituye una de las peores tragedias socia-
les, no hay quién atienda ni sancione a
quienes están evitando el ejercicio pleno
de un derecho, como lo es el educativo,
ni quién asuma con conciencia el terrible
daño que se está infligiendo a las actuales
generaciones de mexicanos.
Lo que sí hay son lamentos, porque la
Subsecretaría de Educación Básica ha la-
mentado el hecho de haber distribuido mi-
llones de libros de texto con errores para
que los maestros los corrijan en el aula (con
la duda de que puedan percatarse de ellos
y corregirlos), mientras el titular de la SEP
ha propuesto la eliminación de la prueba
estándar ENLACE, que ha servido para todo,
menos para mejorar la calidad de la educa-
ción, además de que otras autoridades de la
educación media superior y superior sim-
ple y llanamente han volteado la cara ante
el problema gigantesco de los rechazados,
que ha sido provocado por la aplicación de
un examen estándar organizado por un or-
ganismo privado como el Ceneval. Nadie ha
dicho nada respecto de las pingües ganan-
cias que se llevan ésta y otras empresas, ni
de los recursos que tendrán que tirarse a la
basura por las pifias y acciones irreparables
de muchos funcionarios.
En tanto el país se cuece entre balazos
y jóvenes usados como un desperdicio, en
la falta de probidad de los gobiernos, en el
crecimiento de la pobreza y el conflicto po-
lítico y social, la educación sigue por los sue-
los: en los últimos lugares a nivel mundial
en atención a la educación secundaria y de
bachillerato; en el lugar más bajo en gasto
por alumno; en el último en atención a la
población del grupo de edad de educación
superior; en los peores lugares en atención
a los jóvenes de entre 15 y 29 años, rango en
donde ser indígena, vivir en el campo y ser
mujer significa estar con las más bajas posi-
bilidades para continuar con estudios de ni-
vel bachillerato o alcanzar una licenciatura.
(Véase Santiago, P., et. al. (2012). OECD Reviews
of evaluation and assessment in education: Mexi-
co 2012; OECD. Education at a glance, 2012.)
Para los que pudieron estudiar una
carrera técnica o superior el panorama
tampoco se presenta nada halagüeño.
De acuerdo con un reciente estudio de la
Cepal (Estudio Económico de América Latina
y el Caribe, 2013, capítulo III), la subutiliza-
ción de la mano de obra más calificada es
una realidad estrujante, que da cuenta del
estancamiento y falta de productividad
de los países de la región, y en México esto
ocurre de manera masiva.
Se ha hecho creer de forma muy pom-
posa que estamos en el sexenio de las
grandes reformas “estructurales”. Por lo
pronto, la primera de ellas, una que se ha
presentado como “la educativa”, está ha-
ciendo agua y ya está presentando efectos
perniciosos, lamentabilísimos y social-
mente inaceptables. Ya era demasiado ha-
ber entregado todo el sistema educativo
al SNTE, pero ahora que, se alega, ha sido
recobrada la “rectoría” del Estado en el sec-
tor, el enredo ha pasado a ser mayúsculo. A
ver a qué horas alguien asume sus obliga-
ciones y se dejan de palabrerías.
A X E L D I D R I K S S O N
cabildeo de los congresistas que vota-
rán su suerte. Para que el Estado mexi-
cano ponga en la balanza de las deci-
siones nuestro intercambio económico
y amague con retaliaciones si nuestros
hermanos son maltratados. Gravar
los productos culturales en inglés, por
ejemplo. Gravar de forma especial a las
empresas de capital estadunidense, por
ejemplo. Limitar las visas de trabajo a
estadunidenses, por ejemplo.
Es igual el tiempo para que nues-
tras televisoras, que todavía capturan
la atención de los mexamericanos,
abran espacios para que ellos y noso-
tros respondamos a la andanada de
insultos con que la derecha estaduni-
dense caracteriza a los mexamerica-
nos, a los que por cierto nombra “mexi-
canos”, englobándonos a nosotros con
ellos.
Es tiempo para que nuestro Conse-
jo para la Cultura envíe y reciba arte re-
levante al presente, en lugar de seguir
enviando a Estados Unidos sólo retra-
tos de sandías y de revolucionarios
con bigotes, o doctos académicos que
cuando hablan de la relación binacio-
nal se saltan nada más que a 20 millo-
nes de mexamericanos.
En suma, es tiempo para empezar a
plantear una relación con los mexame-
ricanos que aproveche nuestra cercanía
geográfica y reafirme nuestra identidad
común: una relación que por lo pronto
a quien esto escribe se le antoja seme-
jante a la que sostienen los judíos del
mundo con el Estado de Israel, una rela-
ción de lealtad y cooperación.
Porque si persistimos en el silencio
del olvido, los mexamericanos nos ol-
vidarán en efecto. Nos convertiremos
“en una nostalgia hecha de boleros y
tacos y telenovelas, de folclor superfi-
cial, que al elevar ellos su nivel educa-
tivo terminará por resultarles un tanto
vergonzoso”, para citar a mi hermana
mexamericana, la filósofa Fey Berman.
Porque si persistimos en la sordera,
dejarán de hablar en una generación
nuestro idioma y cortarán sus vínculos
con nosotros.
Porque si persistimos en el silencio
y la sordera, no nos recordarán como a
unos primogénitos engreídos, ocupa-
dos en mil y un asuntos de más alta im-
portancia, sino como a los primogéni-
tos sonsos: los hermanos mayores que
dejaron pasar a su espalda el futuro por
incapacidad de construirlo de frente.
Esos tontos lejanos. Esos sordo-
mudos. O
50

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

MATHIEU TOURLIERE
D
esde un helicóptero Apache los
marines creen distinguir una
ametralladora, decenas de
metros abajo, en manos de un
hombre.
“Mire con atención el vi-
deo”, exhorta David Coombs, abogado de
Bradley Manning a la presidenta de la corte
marcial, la coronel Denise Lind, durante la
audiencia que el pasado 26 de julio se ce-
lebró en Fort Meade, Maryland, como par-
te del juicio que se sigue contra el soldado
estadunidense.
En la pantalla instalada en la sala se ve
que los soldados a bordo del helicóptero pi-
den autorización para disparar. Por la radio,
una voz les da la luz verde. En una nube de
polvo caen ocho individuos que rodean al
hombre supuestamente armado. El único
sobreviviente repta con dificultad sobre la
banqueta.
“Este tipo está tirado. Claramente está
herido. Le vamos a disparar más”, continúa
el abogado y señala las imágenes de la pan-
talla. “Objetivo. Así calificamos a personas
para que su asesinato no pese sobre la con-
ciencia”, añade.
El video muestra luego una camioneta de
civiles que se detiene para auxiliar al herido.
“Más disparos. Sólo disparos”, comenta
Coombs, en referencia a los 12 civiles ase-
sinados el 27 de julio de 2007; dos de ellos
eran empleados de la agencia de noticias
Reuters. Los marines confundieron la cáma-
ra que portaba uno de ellos con un arma.
El evento quedó grabado en blanco y negro
por las cámaras del helicóptero.
En la sala del juicio la escena es su-
rrealista: el abogado exhibe crímenes de
guerra a una corte formada únicamente
por militares que representan al gobierno
estadunidense.
Esta audiencia era crucial. Era la última
oportunidad de Coombs para convencer a
la juez de su argumento central: Manning
era un joven de 22 años, “idealista” e “inge-
nuo”, que intentó denunciar las injusticias
y excesos de las guerras en Irak y Afganis-
tán y hacer públicos sus secretos.
Sin embargo en la siguiente audiencia
–el 30 de julio– la juez declaró culpable al
soldado de 20 de los 22 delitos que la fisca-
lía le había imputado, entre ellos “robo de
información” y “violación de la Ley de Es-
pionaje”. Su sentencia podría alcanzar 130
años de cárcel, pena aún sujeta a negocia-
ción entre las partes. Su condena definitiva
se dará a conocer en las próximas semanas.
Manning se salvó de ser sentenciado
por el delito más grave: “ayuda al enemigo”,
lo cual hubiera abierto la puerta a la cade-
na perpetua sin derecho a comunicarse con
el exterior (sanción exclusiva de una corte
marcial).
“Transcripciones” del juicio Manning vs.
Estados Unidos –que se llevó a cabo entre el
3 de junio y el 30 de julio pasados– fueron
difundidas por la organización civil Fun-
dación Libertad de Prensa. Dos de sus inte-
grantes cubrieron las sesiones abiertas a la
prensa. Con base en esas transcripciones es
posible reconstruir algunos aspectos clave
de dicho juicio, así como la manera en que
el soldado realizó la mayor filtración de do-
cumentos clasificados de Estados Unidos.
Informante
El soldado de primera clase Bradley
Manning llegó a Irak en octubre de 2009.
En su calidad de analista de información
de inteligencia fue asignado a la Unidad de
Operativos Futuros, ubicada en la Base
de Operativos Avanzados de Hammer,
cerca de Bagdad.
Manning se familiarizó rápidamente
con sus herramientas informáticas. El acce-
so a la red militar Siprnet le permitía reco-
ger documentos clasificados para producir
análisis útiles a las tropas sobre el campo
de batalla. Estos reportes eran “excelentes”
A
P

p
h
o
t
o

/
P
a
t
r
i
c
k

S
e
m
a
n
s
k
y
El juicio al estadunidense Bradley Manning
se convirtió en un proceso para satanizar la
conciencia de un militar asqueado por las ac-
ciones criminales del país “líder del mundo li-
bre”. Finalmente el joven que filtró información
comprometedora del gobierno de Estados
Unidos al portal WikiLeaks fue aplastado
por sus fiscales, que en ningún momento
buscaron justicia sino castigar, vengarse
de un “indisciplinado”.
Caso Manning:
Venganza,
no justicia

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 51
/ ESTADOS UNI DOS
I NTERNACI ONAL
y “muy bien organizados”, según afirmaron
durante el juicio sus superiores jerárquicos,
los jefes de brigada Kyle Balonek y Hondo
Hack.
El analista utilizaba a diario bases de
datos CIDNE-I y CIDNE-A, que contenían
los archivos “SigActs”, en los cuales se re-
gistraban ataques o actividades notables
realizadas por los marines en Irak y Afga-
nistán. Debido al calor, la arena y el polvo
las computadoras con las cuales trabajaba a
veces se bloqueaban y en estos casos perdía
todo su trabajo. Por lo tanto, guardaba en
discos copias de estas bases de datos.
El analista empezó a adoptar un punto
de vista crítico sobre las operaciones mili-
tares estadunidenses. “Para llevar a cabo
nuestros operativos antiterroristas y de
contrainsurgencia nos volvimos obsesivos
en capturar y matar objetivos humanos con
base en listas, sin darnos cuenta de que se
nos agotaba la cooperación con nuestros
socios”, por lo que “pensaba que si el públi-
co, especialmente el estadunidense, tuviera
acceso a esta información, se podría lanzar
un debate nacional”, justificó Manning el
pasado 28 de febrero, durante una audien-
cia previa al juicio.
El 23 de enero de 2010 el soldado apro-
vechó sus dos semanas de permiso para ir
a la casa de sus tíos en Maryland. Antes de
salir de Irak guardó copias de las dos bases
de datos (CIDNE-I y CIDNE-A) en la tarjeta
de memoria de su cámara fotográfica, con
la intención de divulgarlos una vez que es-
tuviera en Estados Unidos.
“En este momento opinaba, y todavía
opino, que estas bases de datos son dos de
los documentos más importantes de nues-
tra época”, contó en dicha audiencia previa.
Los describió como “diarios”, para “enten-
der las guerras no convencionales desde el
terreno”.
Pero enfrentó el desinterés de los pe-
riódicos The Washington Post y The New York
Times. Entonces se conectó a un chat de Wi-
kiLeaks, que frecuentaba desde hacía varias
semanas, donde preguntó quién estaría in-
teresado por un documento que informaba
sobre “el verdadero precio de la guerra en
Irak y Afganistán”. Un internauta que usó el
seudónimo de Nathaniel Franck lo orientó
sobre cómo subir archivos a la plataforma
de WikiLeaks. Así filtró los primeros docu-
mentos en su poder.
Mientras la organización cotejaba esos
documentos –los cuales publicó el 25 de ju-
lio y el 22 de octubre de 2010 con los títulos
de Diario de la guerra en Afganistán y Registro
de la guerra en Irak, respectivamente– Man-
ning regresó a su unidad en Irak.
En febrero de ese año se enteró de que
la agencia Reuters había pedido al ejército
de Estados Unidos una copia del video del
ataque en el que murieron dos de sus em-
pleados. Éste le contestó que ya no existía
y no dio explicaciones. Manning accedió a
la base de datos del ejército y descargó el
video. Utilizó para ello el programa Wget.
Luego, mediante procesos de encriptación
lo entregó a WikiLeaks, portal que lo publicó
el 5 de abril de 2010 con el título de Asesinato
colateral.
Entre enero y mayo de 2010 Manning
proporcionó a WikiLeaks más de 700 mil
documentos clasificados: registros de las
acciones significativas de las guerras de
Irak y Afganistán, información sobre presos
de la cárcel de Guantánamo y unos 250 mil
cables diplomáticos de Estados Unidos.
No le fue difícil al fiscal afirmar ante
la corte marcial que Manning realizó estos
actos.
De hecho el pasado 28 de febrero, por
voluntad propia, Manning relató detallada-
mente cómo accedía a las bases de datos,
cómo sacaba copias electrónicas de los do-
cumentos, cómo se comunicó por primera
vez con WikiLeaks y cómo posteriormente
le filtró los documentos, así como los mo-
tivos que lo llevaron a realizar tales actos.
“Conforme iba leyendo los cables me di
cuenta de los tratos escondidos y activida-
des criminales que no parecían acordes con
los principios del líder de facto del mundo
libre”, dijo ante la juez, en referencia a Es-
tados Unidos.
Después de dos horas de declaración re-
conoció que era “culpable” de 10 de los 22
delitos que se le imputaban.
Lind no lo podía creer.
–¿Se da cuenta de que está regalando
una “declaración desnuda” (una confesión
sin negociar una reducción de pena)? ¿En-
tiende que al confirmar sus dichos, el fiscal
no los tendrá que comprobar? –le preguntó
Lind dos veces.
–Sí, su señoría –ratificó Manning.
Estrategia legal
En una audiencia previa al juicio –el pasa-
do 8 de enero– el fiscal principal del caso, el
mayor Ashden Fein, pidió a la juez que no se
otorgara valor alguno a “las buenas inten-
ciones” del joven soldado, que lo motivaron
a entregar los documentos a WikiLeaks.
Aseveró que sólo los “actos” se constituían
en pruebas.
Por ello Coombs utilizó la estrategia de
que Manning asumiera primero sus actos
para después enfocarse en sus motivos, se-
gún se deduce de las transcripciones de la
Fundación Libertad de Prensa. Ello además
lanzaría un mensaje a la opinión pública: el
soldado reveló sólo aquello que el sentido
común considera justo.
Durante el juicio Manning aseguró que
más de 1 millón de personas tienen acceso
directo a los SigActs y que éstos no llevan
información ultrasecreta. Coombs los cali-
ficó de “documentos históricos que relatan
hechos pasados” y aseguró que el soldado
los había elegido con precaución.
Además sostuvo que Manning tenía ac-
ceso a la base de datos HumInt, mucho más
relevante para el “enemigo” que los SigActs.
Por su parte Fein aseveró que la divul-
gación de estos documentos clasificados
representaba un peligro para los soldados,
ya que los enemigos podían saber más so-
bre las tácticas del ejército. Sin embargo no
logró comprobar que generaron daños.
Además el fiscal trató de demostrar –sin
éxito– que Manning buscaba datos espe-
A
P

p
h
o
t
o

/
P
a
t
r
i
c
k

S
e
m
a
n
s
k
y
Coombs. Defensa
52

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

cíficos en función de lo que soli-
citaba WikiLeaks en su “lista de
filtraciones más buscadas”.
“Prefirió la lealtad a WikiLeaks
y a Julian Assange que a la bande-
ra de Estados Unidos”, afirmó Fein
en la audiencia del 26 de julio.
“Si (Manning) hubiera traba-
jado para WikiLeaks, hubiera sido
el peor empleado del año. Tenía
acceso a todo lo que la organiza-
ción quería sobre Estados Unidos”,
ironizó el abogado del soldado.
“Pensaba que estos cables no podían dañar a
Estados Unidos. Pero sí pensaba que podían
molestar al gobierno”, añadió.
En la corte los instructores de Manning
en el ejército aseguraron que durante su
entrenamiento éste fue notificado sobre los
riesgos de difundir en internet información
clasificada. De hecho firmó un documento
en el que se comprometió a no divulgar se-
cretos militares.
Fein describió a WikiLeaks como “una
fuente de información de inteligencia para
los adversarios”. Sostuvo que el líder de es-
ta organización, Assange, enviaba órdenes a
Manning.
Ante la descalificación que el fiscal lan-
zó contra WikiLeaks, Coombs presentó co-
mo testigo de la defensa a Yochai Benkler,
profesor de derecho en Harvard y autor del
artículo Una prensa libre irresponsable y Wi-
kiLeaks. Tras su testimonio, la juez aceptó
que esta organización “es periodística si se
entiende por periodismo la recolección de
información relevante para el público”.
Benkler, el único testigo civil del juicio,
señaló que antes de la divulgación de los
datos sobre las guerras de Irak y Afganistán
los medios estadunidenses utilizaban co-
mo fuente a WikiLeaks.
–¿Estará de acuerdo en que la divulga-
ción masiva de documentos es, de alguna
forma, inconsistente con el periodismo? –le
preguntó el fiscal a Benkler.
–No, ¿por qué estaría de acuerdo? –res-
pondió el académico–. Permitió realizar
investigaciones independientes sobre el
número de muertos en estas guerras.
Delación
Manning, apasionado de la geopolítica y la
informática, pasaba en Irak la mayoría de
su tiempo libre en su computadora o en la
zona para fumar, contó su compañero de
cuarto, Eric Baker, durante la audiencia del 4
de junio.
“Hablaba mucho de política”, con-
tó por su parte su supervisora, Jihrleah
Showman, quien lo consideró un “demó-
crata extremo”. Un compañero suyo, Da-
vid Sandtler, testimonió que Manning se
escandalizaba por la ayuda que el ejército
estadunidense brindaba a la policía iraquí
para encontrar y asesinar a opositores
políticos.
Durante el juicio, defensa y fiscales uti-
lizaron reportes de conversaciones por chat
que Manning tuvo con Adrian Lamo entre
el 20 y el 26 de mayo de 2010. Lamo era un
activista gay y hacker quien en 2004 fue de-
tenido después de que crackeó los portales
de The New York Times, Microsoft y Lexis-
Nexis. Manning lo contactó pues pensó que
éste “lo entendería”. Necesitaba “soporte
moral y emocional”, según declaró durante
el juicio.
A
P

p
h
o
t
o

/
M
a
n
u
e
l

B
a
l
c
e

C
e
n
e
t
a
El 21 de mayo de 2010 Manning
le preguntó: “Si tuvieras un reino
libre sobre redes clasificadas largo
tiempo... digamos 8-9 meses... y
que vieras cosas increíbles, cosas
horribles... cosas que pertenecen
al dominio público y no a un servi-
dor ubicado en una sala oscura de
Washington... ¿qué harías?”.
Posteriormente le confesó que
había filtrado documentos clasi-
ficados. “En otras palabras, pro-
voqué un inmenso desmadre”, le
dijo Manning a Lamo, lo que le permitió a
Fein aseverar durante el juicio que el joven
soldado era un “anarquista” quien “identi-
ficó una debilidad y la explotó sin buenas
intenciones”.
Manning no se dio cuenta de que mien-
tras se confesaba con Lamo éste lo delata-
ba con Antonio Edwards, agente especial
del Comando de Investigación Criminal del
Ejército.
El 27 de mayo Manning fue detenido en
Irak. Lo transfirieron a Kuwait, donde per-
maneció tres meses en el campo Arifjan an-
tes de ser remitido a los de Quantico, Virginia
y luego al de Fort Leavenworth.
Manning estuvo preso nueve meses en
Quantico. Durante ese lapso permaneció
23 horas al día en una celda de máxima se-
guridad de dos por tres metros. Estuvo en
“observación” constante para que no se sui-
cidara. No tenía derecho de acostarse du-
rante el día ni de recargar su espalda contra
la pared.
El analista Nathan Fuller, quien asistió
a todas las audiencias del caso Manning,
relató en noviembre de 2012 que el objeti-
vo de la corte militar no era la justicia sino
la disciplina.
La Comisión de Derechos Humanos de
las Naciones Unidas comisionó a Juan Mén-
dez, relator especial sobre Tortura, Castigos
Crueles, Inhumanos y Degradantes, para
investigar la situación carcelaria del solda-
do. Después de 14 meses de investigación
concluyó que “las condiciones de detención
han podido constituir actos de tortura”.
“Gracias” a este maltrato Manning,
actualmente de 25 años, podrá descontar
112 días de su condena final, según deci-
dió la juez.
Al empezar su juicio en junio de 2013,
más de tres años después de su detención,
Manning se convirtió en el preso militar con
mayor periodo de encarcelamiento en es-
pera de juicio desde la guerra de Vietnam.
En un chat que sostuvo con un amigo
virtual en 2009 –un año antes de que lo
detuvieran– se lamentaba: “A veces me
gustaría que todo fuera blanco y negro,
como lo presentan los medios y los políti-
cos: él es el villano y él es el bueno... Pero
todo es en tonos borrosos de gris”. O
Juicio en Fort Mead
Manning. Motivos de conciencia
©

H
a
n
d
o
u
t

/

R
e
u
t
e
r
s

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 53
FRANCISCO OLASO
B
UENOS AIRES.- La designación del
general César Milani al frente
del ejército argentino repre-
senta un dolor de cabeza para
Cristina Fernández de Kirchner,
pues al parecer este militar par-
ticipó en la represión durante la última
dictadura (1976-1983). Además, la Fiscalía
Federal inició una investigación penal en
su contra por supuesto enriquecimiento
ilícito.
La presidenta ratificó en el cargo a Mila-
ni, pero al mismo tiempo pidió a la justicia
que lo investigue. El trámite de su ascenso
de general de división a teniente general fue
postergado hasta después de las elecciones
legislativas del 27 de octubre próximo.
A Milani, actual jefe de Estado Mayor
del Ejército, se le acusa de ocultar infor-
mación sobre la suerte de un soldado
conscripto que habría sido su asistente
y desapareció en 1976. También de haber
participado en detenciones y allanamien-
tos en el marco de la “lucha antisubversi-
va” en 1977.
Para la presidenta Fernández el costo
político de este escándalo podría ser ele-
vado, independientemente de cómo con-
cluya el asunto. Una solicitud de renuncia
evidenciaría que su nombramiento fue un
error. Por otro lado, mantenerlo al frente
Las sombras de antaño persiguen al general César Mila-
ni, designado por la presidenta Cristina Fernández como
jefe del ejército argentino. Los consorcios mediáticos La
Nación y Clarín han difundido testimonios que vinculan
a este militar con la muerte y desaparición de dos per-
sonas durante la represión desatada por la última dicta-
dura militar en esta nación sudamericana. El escándalo
ha implicado un elevado costo para la mandataria: ero-
siona su imagen de defensora de los derechos humanos
que tanto se ha afanado en construir.
I NTERNACI ONAL / ARGENTI NA
h
t
t
p
:
/
/
w
w
w
.
t
a
r
i
n
g
a
.
n
e
t
El pasado
al general Milani
persigue
Fernández y Milani. Nombramiento cuestionado
54

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

54

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

de la jefatura del ejército y del área de in-
teligencia, cargo que detenta desde 2007,
conlleva un alto grado de exposición fren-
te a las futuras investigaciones de la justi-
cia y de la prensa.
César Santos Gerardo del Corazón de
Jesús Milani nació en 1954 en Cosquín,
provincia de Córdoba. Egresó del Colegio
Militar en diciembre de 1975 como subte-
niente de ingenieros. En marzo de 1976,
una junta militar encabezada por el ge-
neral Jorge Rafael Videla derrocó a la pre-
sidenta María Estela Martínez de Perón.
Para entonces Milani, de 21 años, cumplía
su primera encomienda en el Regimiento
de Ingenieros de Construcción 141 en la
provincia de La Rioja.
Los espinosos montes de Tucumán
fueron el escenario escogido por el Ejér-
cito Revolucionario del Pueblo (ERP) para
desarrollar en 1974 un foco revolucionario.
A fin de aplastar la guerrilla, el gobierno
constitucional lanzó en 1975 el Operativo
Independencia. Durante ese año el ejército
y la fuerza aérea mantuvieron numerosos
enfrentamientos con el ERP en áreas rura-
les. En ciudades y pueblos el ejército se va-
lió de secuestros, torturas y desapariciones
para doblegar el eventual apoyo de la po-
blación hacia los guerrilleros. A finales de
1975, la campaña del ERP en los montes tu-
cumanos estaba prácticamente derrotada.
Operación limpieza
Tras el golpe de Estado de marzo de 1976, las
fuerzas armadas extendieron su ocupación
masiva de la provincia con el fin de elimi-
nar opositores políticos y ejercer el control
social mediante el terror. Los jóvenes oficia-
les y los conscriptos eran adoctrinados para
participar de esta declamada guerra del oc-
cidente cristiano contra el comunismo.
El subteniente Milani fue enviado en
comisión a la ciudad tucumana de Monte-
ros. De sus 40 días de estancia en Tucumán,
señaló, “nuestra tarea era reparar caminos,
sacar la caña de azúcar, pintar escuelas y
nunca jamás tuvimos que ver con Inteli-
gencia ni con la parte operativa.”
En ese tiempo Alberto Ledo también
tenía 21 años. Estudiaba historia en la Uni-
versidad de La Rioja y militaba en el Par-
tido Revolucionario de los Trabajadores,
brazo político del Ejército Revolucionario
del Pueblo (ERP). En febrero de 1976 fue in-
corporado al servicio militar y destinado al
Regimiento de Ingenieros de Construcción
141 de La Rioja, donde estaba el subteniente
Milani. Al igual que este último, también Le-
do fue enviado en comisión a Tucumán en
mayo de 1976.
Según el entonces conscripto Álvaro
Illanes, Ledo fungía como asistente de Mila-
ni. Sin embargo, el 18 de junio de ese año se
anunció su deserción.
De acuerdo con el acta levantada días
después, Ledo se fugó del regimiento el 17
de junio y ya no estaba durante el pase de
lista del día siguiente. En el sumario se le
reclamaban al conscripto 26 mil 544 pesos
de esa época por el robo de la indumenta-
ria militar y de algunos utensilios. Acerca
del fusil asignado, no se hizo ninguna men-
ción. Tampoco acudieron a buscarlo a su
domicilio.
Al no tener noticias de su hijo, Marce-
la Brizuela de Ledo se presentó en el regi-
miento el 4 de julio de 1976. Le dijeron que
su hijo “había desertado”. No obstante, al-
gunos soldados le confiaron en secreto que
la noche del 17 de junio el capitán Esteban
Sanguinetti se lo llevó a algún lugar del que
no volvió. En la actualidad, Marcela tiene 82
años y preside desde hace décadas la filial
provincial de las Madres de Plaza de Mayo.
En su libro El escuadrón perdido, (Planeta,
1998), el capitán José Luis D’Andrea Mohr,
ya fallecido, consigna los secuestros y ase-
sinatos de 129 soldados durante la dicta-
dura. En muchos de esos casos se encubrió
oficialmente el delito con el argumento de
las deserciones. En su texto, D’Andrea Mohr
señala que el 17 de junio de 1976, el capitán
Esteban Sanguinetti sacó a Ledo en tres oca-
siones para “hacer un recorrido por la zo-
na”. De la última, Sanguinetti regresó solo.
D’Andrea Mohr es uno de los pocos militares
que al comienzo de la dictadura pidió su baja
del ejército por no estar de acuerdo con los
métodos de la represión ejercida. También
fue uno de los más comprometidos con la
posterior democratización de la fuerza.
Al enfrentar los testimonios periodís-
ticos que diseccionan lo ocurrido, Milani
negó en un primer momento haber visto o
conocido a Alberto Ledo. Sostuvo que en el
regimiento en Tucumán se informó de su
deserción, pero “es obvio que no fue así”.
Solo cuando apareció su firma como oficial
actuante en el falso sumario contra Ledo,
Milani reconoció el hecho. “Éramos cuatro
subtenientes y nos tocaban los expedientes
por azar para la firma”, dijo.
De hecho el acta está firmada por el
subteniente Milani, el sargento ayudante
encargado de la compañía de Construc-
ción, Roberto Lotero, y el jefe de la compa-
ñía de Ingenieros de Construcción, capitán
Esteban Sanguinetti. Desde hace años ese
documento obra en el juzgado federal de
Tucumán, donde hay una causa abierta por
la desaparición de Ledo. A finales de 2012
el juez Raúl Bejas y el fiscal Pablo Camuña
desestimaron la existencia de elementos
que vinculen a Milani con ese caso.
Pese a que en tres ocasiones se ha so-
licitado la comparecencia del capitán re-
tirado Esteban Sanguinetti, jamás se le ha
citado para declarar. El caso de Alberto Ledo
“llamativamente no aparece en el listado
de conscriptos desaparecidos” elaborado
por el Ministerio de Defensa en 2009, des-
taca el Centro de Estudios Legales y Sociales
(CELS).
A la desaparición de Ledo se sumaron,
una semana más tarde, las de sus amigos
íntimos César Antonio Minué y Roberto Mo-
reno Díaz, quienes hasta hoy permanecen
como desaparecidos.
Caso Olivera
El 14 de marzo de 1977 fue detenido Ramón
Alfredo Olivera. Tenía 22 años. Trabajaba en
una dependencia de la municipalidad de La
Rioja. Lo condujeron a la cárcel de la capital
provincial donde lo torturaron e interroga-
ron durante varios días. Olivera identificó
a Milani como el oficial que lo trasladó en
un vehículo de la policía provincial desde
la cárcel hasta el juzgado federal. En un pri-
mer testimonio ante la Comisión Provincial
de Derechos Humanos de La Rioja, del 21
de agosto de 1984, aseguró que el entonces
subteniente Milani lo amenazó y hostilizó
durante el trayecto y también en el transcur-
so de su declaración en la sede judicial. Lo
acusaba de pertenecer al ERP. “No recuerdo
otras acusaciones, pero sí el gran odio con
que hablaba”, sostuvo entonces y repite has-
ta ahora.
Luego de los interrogatorios y torturas
en la cárcel, relata, lo obligaron a firmar
una confesión sin dejársela leer. Esa mis-
ma declaración fue leída por el secretario
del juzgado al que se lo llevaba para tra-
A
P

p
h
o
t
o

/
N
a
t
a
c
h
a

P
i
s
a
r
e
n
k
o
Madres de Plaza de Mayo. Solicitud de investigación

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 55 1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 55
mitar su estatus como detenido formal.
Olivera intentó explicar las circunstancias:
“Todo lo que hice fue mostrarle, levantán-
dome la botamanga del pantalón, las hue-
llas del intenso castigo recibido y le digo
que escriba que fui torturado, contestán-
dome que no lo va a hacer porque cuando
vuelva a la cárcel sería peor”, planteó Oli-
vera en su testimonio de 1984. Por esta in-
criminación firmada bajo tortura, Olivera
pasó cuatro años y medio en la cárcel.
El pasado 14 de julio, una investigación
de Canal Trece, del Grupo Clarín, presentó
los casos de Alberto Ledo y Ramón Olivera.
Se cuestionó, asimismo, el presunto enri-
quecimiento del jefe del ejército. En 2010
Milani adquirió la casa donde vive en el ex-
clusivo barrio de La Horqueta, al norte de
Buenos Aires. El inmueble estaba valuado,
según la mencionada investigación, en 2
millones de pesos (unos 450 mil dólares).
Milani, quien desde 2007 dirige el área de
Inteligencia del Ejército, ganaba entonces
14 mil pesos (unos 3 mil dólares). El 29 de
julio, la Fiscalía Federal abrió una investi-
gación penal por supuesto enriquecimien-
to ilícito contra el jefe del ejército.
Los medios del Grupo Clarín y del Gru-
po La Nación difundieron con estriden-
cia las denuncias contra el militar. Se le
acusó, además, de haber sido miembro,
durante la dictadura, del Batallón de In-
teligencia 601, el organismo de espionaje
utilizado por el ejército para ejecutar el
plan sistemático de desaparición de per-
sonas. Según los señalamientos, Milani
había participado en un alzamiento mili-
tar en 1987 contra el entonces presidente
Raúl Alfonsín (1983-1989). También se le
imputó ser el cerebro detrás del Proyecto
X, un programa de espionaje contra mo-
vimientos sociales y sindicales puesto en
práctica por la Gendarmería Nacional.
Estas últimas acusaciones tuvieron
menor repercusión. Milani ingresó en el
Batallón 601 el 1 de diciembre de 1983,
nueve días antes del retorno de la demo-
cracia. Su nombre no figura en el listado
oficial elaborado por la Corte Suprema de
Justicia en torno al alzamiento militar. “Es
difícil pensar que el general Milani no es-
taba al tanto del Proyecto X”, ha dicho el
senador Ricardo Gil Lavedra, de la oposi-
tora Unión Cívica Radical, quien suele ser
bastante más contundente a la hora de
hacer denuncias contra el gobierno.
Incriminaciones
La designación del general Milani al fren-
te del ejército, el pasado 3 de julio de 2013
dividió a los organismos de derechos hu-
manos. El Premio Nobel de la Paz Adolfo
Pérez Esquivel, presidente del Servicio Paz
y Justicia (Serpaj), exigió al gobierno que
reviera la decisión. La dirigente Nora Corti-
ñas, referente de Madres de Plaza de Mayo-
Línea Fundadora solicitó una investigación
“urgente” en torno a la actuación del nuevo
jefe del ejército durante la dictadura.
El nombramiento de nuevos jefes en las
tres fuerzas armadas apresuró el pase a re-
tiro de unos 40 militares con un grado supe-
rior al de quienes fueron designados. Como
se acostumbra, la Comisión de Acuerdos del
Senado revisó los pliegos de los nuevos jefes
para ascenderlos a un grado militar acorde
al nuevo puesto. Milani aspiraba a alcanzar
el grado máximo de teniente general.
El Centro de Estudios Legales y Socia-
les (CELS) desempeña un papel importante
en la designación de militares al frente de
las fuerzas armadas. El organismo, de gran
prestigio, se encarga de recabar informa-
ción sobre los postulantes a ascensos, “im-
pugnando a aquellos sobre los cuales posee
información fehaciente de su participación
en delitos de lesa humanidad y atentados
contra el orden democrático”, según define
el propio organismo.
Aunque el CELS no tiene poder de veto
sobre los nombramientos, no hay antece-
dentes de pliegos militares aprobados sin
su visto bueno. Su presidente, el periodista
Horacio Verbitsky, tiene comunicación di-
recta con la presidenta Fernández.
Cuando arreciaron las denuncias con-
tra Milani, el CELS repitió que no obraban
en su poder documentos para incriminar al
militar en los delitos denunciados. Sin em-
bargo, el 22 de julio último este organismo
difundió un comunicado en el que incorpo-
raba el informe de la Comisión Provincial de
Derechos Humanos de La Rioja, elaborado
en 1984, en el cual se menciona a Milani en
los casos de Alberto Ledo y Ramón Olivera.
Finalmente, el CELS solicitó que el ascenso
de Milani fuera rechazado.
El comunicado cayó como un balde de
agua fría sobre los senadores kirchneris-
tas a cargo de la Comisión de Acuerdos del
Senado. Se llamó a un receso hasta el día
siguiente. Esa misma tarde, la agencia ofi-
cial DyN anunció que, por instrucción de la
presidenta, se dispuso “dejar sin efecto el
tratamiento de los pliegos de jefes milita-
res hasta el momento de tratar la totalidad
de los ascensos de las fuerzas armadas”.
De esta manera se pospuso la discusión de
los ascensos hasta noviembre, pasadas las
elecciones legislativas del 27 de octubre.
En referencia a la suspensión del pliego
de ascenso de Milani, la presidenta sostu-
vo que no aceptaría “ningún linchamiento
mediático de ningún interés empresarial,
que no le interesa ni las víctimas ni las
instituciones de las fuerzas armadas ni los
derechos humanos, sino hacer daño a un
gobierno que consideran contrario a los in-
tereses que durante años ellos manejaron
en política como si fueran títeres a muchísi-
mos políticos y gobiernos argentinos”.
Se refería sobre todo a los grupos Clarín
y La Nación. El gobierno acusa a sus dueños
de complicidad con la dictadura y de haber
cometido delitos de lesa humanidad para
apropiarse, en 1977, de la única fábrica de
papel periódico existente en el país en ese
entonces: Papel Prensa.
El propio Milani externó su opinión
sobre el motivo de las denuncias: “Les mo-
lesta que yo quiera insertar el ejército y las
fuerzas armadas en un proyecto nacional”,
dijo a Miradas al Sur el pasado 21 de julio.
También la Agencia Paco Urondo, que
lleva el nombre de un poeta desaparecido
durante la dictadura, habló el 16 de julio úl-
timo de una reacción “ante la perspectiva
de unas fuerzas armadas nacionales y com-
prometidas con la integración sudamerica-
na y la defensa de la soberanía popular y los
recursos naturales”.
Por su parte, el político tucumano Ricar-
do Bussi planteó: “Milani era para mi padre
uno de sus subordinados más comprometi-
dos”, escribió en una carta al periódico local
La Gaceta. Ricardo Bussi es hijo del fallecido
general Antonio Domingo Bussi. Este mili-
tar, considerado como uno de los represores
más sangrientos de la dictadura, estaba al
mando del Operativo Independencia du-
rante los dos periodos de 40 días en los que
Milani estuvo en Tucumán. “Lamento en-
tonces –prosigue la misiva de Ricardo Bus-
si– que un soldado que supo defender al
país con honor, ahora se vea envuelto en es-
cándalos por enriquecimiento ilícito y a la
vez pretenda conducir a las FFAA (o lo que
queda de ellas) en el marco de la chavización
de las mismas.”
“Jamás vi a Bussi en Tucumán, lo vi
dos veces en una formación, de lejos, en
Córdoba”, dijo Milani en el artículo citado.
“Maltrataba a los coroneles, así que imagí-
nese si le iba a dar bolilla (prestar atención)
a un subteniente de 21 años”, dijo el jefe
del ejército. O
I NTERNACI ONAL / ARGENTI NA
A
P

p
h
o
t
o

/
A
l
v
a
r
o

H
e
r
n
á
n
d
e
z
Verbitsky. Comunicado
56

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

FRANCISCO MARÍN
V
ALPARAÍSO, CHILE.- El presiden-
te derechista Sebastián Piñe-
ra llega a la recta final de su
mandato impulsando proyec-
tos legislativos, la mayoría de
los cuales apuntan a favorecer
a los principales grupos económicos del
país y suponen la privatización de territo-
rio y recursos.
Pero hay también iniciativas que
aparentemente buscan modificar la ins-
titucionalidad política heredada de la dic-
tadura de Augusto Pinochet (1973-1990).
Entre las primeras destacan la ley de
pesca –promulgada el pasado enero–, y las
de concesiones eléctricas, fomento fores-
tal y la “Ley Monsanto”, las cuales se de-
baten ahora en el Congreso Nacional.
Éstas tienen en común, además de
favorecer la concentración de la riqueza
a partir de la privatización de bienes co-
munes, el hecho de que en su tramitación
han incidido intereses personales de los
parlamentarios que las apoyaron.
A punto de dejar el poder, el presidente chileno Sebastián
Piñera impulsa en el Congreso una serie de iniciativas
de reformas constitucionales, la mayoría de las cuales
apunta a la privatización de tierras y recursos de la nación
chilena en favor de grandes grupos económicos. Además,
promueve una reforma al sistema electoral binominal. Se
trata de una medida emergente para evitar que una even-
tual asamblea constituyente transforme el modelo institu-
cional heredado por la dictadura de Pinochet.
Reformas
de última hora
En el caso de la Ley de Pesca, que su-
puso la entrega en propiedad casi de la to-
talidad del patrimonio pesquero de Chile
a siete poderosas familias, la empresa
Corpesca –del Grupo Angelini– pagó, an-
tes de la tramitación de este proyecto, el
equivalente a 50 mil dólares a Marta Isasi,
diputada independiente por Iquique.
El escándalo estalló gracias a que
Georgio Carrillo, exasesor de Isasi, la de-
nunció ante la Fiscalía de Valparaíso dan-
do a conocer correos electrónicos que
avalan sus dichos. El Ministerio Público
de la Región de Tarapacá (cuya capital es
A
P

p
h
o
t
o

/
R
o
b
e
r
t
o

C
a
n
d
i
a
Piñera. Amarres legislativos

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 57
I NTERNACI ONAL / CHI LE
Iquique) inició el pasado 15 de mayo una
investigación de este caso, “atendida la
gravedad de los hechos y el que, eventual-
mente, estaría involucrada una diputada
de esta jurisdicción”.
Por otra parte, en el plano de los cam-
bios a la institucionalidad política, la ini-
ciativa que más llama la atención es el
proyecto de ley que modifica el sistema
electoral binominal, considerado el prin-
cipal enclave autoritario de la Constitu-
ción pinochetista (1980).
El cerrojo de Pinochet
El pasado 15 de julio Cristián Larroulet,
ministro secretario general de la Presi-
dencia, envío al Senado para su rápida
discusión el proyecto de ley que reforma
el sistema binominal.
Cinco días antes, al anunciar median-
te cadena de televisión este proyecto, Pi-
ñera expresó que “el sistema binominal
ya cumplió su ciclo y requiere perfeccio-
namientos que den mayor protagonis-
mo a los ciudadanos y que fomenten los
acuerdos y la gobernabilidad en el país”.
Esta iniciativa del gobierno apunta a
reducir la cantidad de distritos electorales
manteniendo la cifra de senadores (38) y
diputados (120). En el caso de las diputa-
ciones se propone reducir los 60 distritos
binominales (en los cuales se elige a dos
diputados) a 30 en donde se elegirán dos,
cuatro o seis legisladores, dependiendo de
la cantidad de habitantes. Por su parte las
19 circunscripciones senatoriales binomi-
nales se reducen a 14, donde se elegirían
dos o cuatro representantes.
De aprobarse, el cambio en el sistema
electoral no regiría en las parlamentarias
del próximo 17 de noviembre, sino en las
de 2017.
Llamó la atención que la iniciativa
de Piñera fue anunciada sólo dos días
después de que senadores de la oficia-
lista Renovación Nacional (RN) y de la
opositora Nueva Mayoría (Concertación
por la Democracia más Partido Comu-
nista) anunciaran un acuerdo –calificado
de histórico por sus patrocinadores– que
también apunta a reformar el sistema
binominal.
Suscribieron este acuerdo el presiden-
te de la Comisión de Constitución del Se-
nado, Patricio Walker y Soledad Alvear, de
la Democracia Cristiana (DC); Eugenio Tu-
ma, del Partido por la Democracia y el pre-
sidente de RN, el senador Carlos Larraín.
Al presentar el acuerdo, Walker ex-
presó: “Este proyecto va a permitir mayor
representatividad, mayor competencia y
especialmente que las fuerzas políticas
minoritarias tengan representación en el
Parlamento”.
Sin embargo, en entrevista con el dia-
rio La Tercera publicada el pasado 13 de
junio, confesó cuál es la motivación sub-
yacente: “Si no cambiamos el binominal,
el apoyo ciudadano a la asamblea consti-
tuyente será inevitable”.
En entrevista con Proceso, Manuel
Antonio Garretón, sociólogo y politólogo
de la Universidad de Chile, afirmó que la
propuesta de Piñera “es una respuesta im-
provisada” al proyecto RN-Nueva Mayoría.
Señaló que ambas propuestas lo que
intentan “es sofocar el debate hoy ma-
yoritario en la sociedad y que tiene que
ver con la necesidad de tener una nueva
constitución”.
Agregó: “Incluso la mejor reforma al
sistema electoral binominal será insufi-
ciente, porque no resolverá el problema
fundamental de hoy en Chile: que tene-
mos una sociedad atada a su pasado dic-
tatorial, por el modelo socioeconómico y
por una Constitución antidemocrática”.
El sociólogo –quien en 2007 recibió
el Premio Nacional de Humanidades y
Ciencias Sociales– constata que en Chile
hay “un enorme distanciamiento entre la
ciudadanía y la política” y que esta esci-
sión se evidenciaría “en que en la última
elección (municipal de octubre de 2013)
votó sólo 45% de la población; en que los
partidos están enteramente desprestigia-
dos y en que la gente siente hoy día que la
posibilidad de hacer oír sus demandas es
fundamentalmente a través de moviliza-
ciones en la calle”.
Manifiesta que “el sistema binominal
creado por Pinochet produce un empate
entre las fuerzas que apoyaron la dictadu-
ra y su obra económica; y las fuerzas que
lucharon por la democracia, lo que impide
hacer reformas de fondo”.
El sistema binominal, único en el mun-
do y que se aplica desde 1989, ha determi-
nado que los partidos de derecha –RN y la
Unión Demócrata Independiente (UDI)–,
con poco más de un tercio de los votos
hayan tenido constantemente cerca de
la mitad de los escaños, porque si la lista
para un distrito determinado tiene 65% de
los votos y la que la secunda, 33%, ambas
eligen un parlamentario. La lista vencedo-
ra sólo obtiene los dos escaños en disputa
en cada distrito si gana más del doble de
votos que la segunda.
La derecha, con su gran poderío eco-
nómico y control de los medios casi siem-
pre alcanza el tercio de votos de cada
distrito; eso le alcanza para obtener uno
de los dos escaños en disputa.
A esto hay que agregar el eleva-
do quórum necesario para modificar la
Constitución de 1980 y las leyes orgáni-
cas constitucionales, lo que hace que la
derecha y –por su conducto– los poderes
fácticos (militares, empresarios, Iglesia
católica), tengan capacidad de veto res-
pecto de iniciativas transformadoras del
modelo vigente.
Garretón afirma que “si la reforma
al binominal se hubiera planteado al co-
mienzo de la transición política a la de-
mocracia, a principios de los noventa,
entonces probablemente hubiera bastado
para resolver el problema de ilegitimidad
del sistema político chileno (...) pero ahora
que tenemos un sistema político ilegiti-
mado a los ojos de la ciudadanía, eso no
se va a resolver con una pura reforma del
sistema electoral, sino con un proceso que
involucre a la ciudadanía a través de me-
canismos institucionales que permitan la
generación de una nueva Constitución”.
Al sociólogo le llama la atención que “a
estas alturas del siglo XXI y considerando las
transformaciones sociales y culturales que
X
i
n
h
u
a

/
J
o
r
g
e

V
i
l
l
e
g
a
s
Sistema electoral binominal. “Fin de ciclo”
58

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

han existido en Chile y el mundo –los em-
poderamientos ciudadanos, la crisis de la
política–, (las élites) no adviertan que esto va
a estallar y que el problema no puede resol-
verse por la vía de un puro acuerdo cupular,
porque el momento para eso ya pasó”.
La “Ley Hidroaysén”
El pasado 3 de julio el Senado chileno cul-
minó la tramitación del proyecto sobre
concesiones eléctricas –conocido como
“Ley Hidroaysén”– y lo turnó a la Cámara
de Diputados. Votaron favorablemente la
iniciativa, los parlamentarios de la UDI,
RN y la DC, además de los socialistas Isa-
bel Allende y Camilo Escalona.
Hidroaysén es un megaproyecto energé-
tico que considera la construcción de cinco
centrales hidroeléctricas en la región de Ay-
sén, en la Patagonia. Con una potencia de 2
mil 750 megavatios y una inversión estima-
da de 3 mil 200 millones de dólares, sería el
proyecto de generación eléctrica más grande
del país.
La propiedad de Hidroaysén es compar-
tida entre Endesa –propiedad de la estatal
italiana Enel– y Colbún (del grupo chileno
Matte). De concretarse el proyecto, estas em-
presas concentrarán 80% de la generación
eléctrica de Chile.
El anuncio de la aprobación de este pro-
yecto generó en el primer semestre de 2011
un ciclo de masivas protestas juveniles.
La puesta en marcha de este proyecto
requiere la construcción de una línea de
transmisión que transporte la energía has-
ta la capital chilena, lo que además viabili-
zaría la ya planeada construcción de otras
muchas centrales hidroeléctricas en las re-
giones de Los Lagos y Los Ríos, también en
el sur del país.
La dificultad que tienen Endesa y Enel es
que las torres de alta tensión pasarían –de
construirse finalmente el proyecto– por una
decena de parques nacionales y por más de
un centenar de comunidades mapuches,
huilliches y pehuenches, además de miles
de pequeñas propiedades agrícolas y turísti-
cas, lo que anticipa una fuerte oposición.
Entre los aspectos que el Consejo de
Defensa de la Patagonia –principal organi-
zación opositora a Hidroaysén– encuentra
más cuestionables de la ley es que las conce-
siones se darán a perpetuidad; se vulnerará
el Convenio 169 de la Organización Inter-
nacional del Trabajo, al prever las consultas
a las comunidades indígenas sólo después
que se haya asignado la concesión; que se
ponga en riesgo el patrimonio natural de los
parques nacionales; y que se permita a las
concesionarias recurrir a la fuerza pública
para ocupar los terrenos donde se construi-
rán las torres, aunque hayan reclamaciones
pendientes.
Gracias a la presión ciudadana, el pasado
11 de julio la Cámara de Diputados rechazó
los aspectos más conflictivos de este pro-
yecto; ahora deberá discutirla una comisión
mixta de cinco diputados y cinco senadores.
Semillas privatizadas
El Senado comenzó en junio pasado la
tramitación de la Ley que Regula Dere-
chos sobre Obtenciones Vegetales, tam-
bién conocida como “Ley Monsanto”. Este
proyecto establece el marco regulatorio
para la aplicación del Convenio UPOV 91,
aprobado por el Congreso en 2011, y que
fomenta la obtención de patentes de las
semillas por parte de trasnacionales de la
agroindustria como Monsanto, Syngenta
y Bayer.
La Ley Monsanto contiene artículos
que prohíben el intercambio y la conser-
vación de semillas y permiten a los de-
tentadores de las patentes perseguir a los
infractores por “piratería”, como ya se ha-
ce en Estados Unidos y Canadá.
La Unión Internacional para la protec-
ción de las Obtenciones Vegetales (UPOV)
es una organización intergubernamental
de las empresas que desarrollan vegetales
“mejorados” creada en 1961.
El proyecto UPOV 91 fue presentado
al Congreso Nacional el 13 de enero de
2009 por la presidenta Michelle Bachelet.
Aunque fue aprobado en 2011, el Tribunal
Constitucional –luego de un requerimien-
to de 17 senadores– solicitó al Congreso
que resolviera temas que había dejado
pendientes, como la protección de las
semillas nativas indígenas y los relativos
al resguardo del patrimonio genético de
Chile y su biodiversidad.
Una de las principales impulsoras de
esta polémica iniciativa es la exministra
vocera del gobierno de Piñera y actual se-
nadora Ena von Baer (UDI), propietaria de
15% de Semillas von Baer, socia en Chile
de Monsanto.
Decenas de organizaciones campesi-
nas y ecologistas están dando una dura
pelea para evitar lo que ellos califican de
“privatización de las semillas”.
En entrevista con Proceso el coordinador
de la campaña Yo no Quiero Transgénicos,
en Valparaíso, Dann Espinoza, denunció que
debido a la permisividad con la que actúa el
Estado en materia de fiscalización, Chile se
ha convertido “en un semillero puro y du-
ro de transgénicos, puesto que ya ocupa el
quinto lugar entre los países productores de
semillas transgénicas del mundo con cerca
de 35 mil hectáreas plantadas”.
Espinoza recalca que en Chile “no te-
nemos idea de dónde realmente están
dichos cultivos de semillas transgénicas,
puesto que las empresas se han negado a
informar, silencio que ha contado con la
complicidad del Estado”.
Además denuncia que la contamina-
ción generada por el cultivo de semillas
transgénicas ha tenido como consecuen-
cia que en meses recientes un carga-
mento de apicultores y otro de pequeños
productores de trigo hayan sido rechaza-
dos en Alemania y Francia, al determinar-
se que contenían trazas de transgénicos
Monsanto.
Espinoza señala que de aprobarse la
Ley Monsanto las empresas de biotecno-
logía “podrán patentar cualquier semilla
considerada nueva, homogénea y estable,
entendiéndose por ‘nueva’ cualquiera que
no haya sido patentada antes”. O
©

E
l
i
s
e
o

F
e
r
n
a
n
d
e
z

/

R
e
u
t
e
r
s
I NTERNACI ONAL / CHI LE
Congreso chileno. Iniciativas polémicas
60

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

infierno
A
r
c
h
i
v
o

X
i
m
e
n
a

C
u
e
v
a
s
El pintor con Mariana, María José y Ximena (1999)

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 61
CULTURA
ión de José Luis Cuevas en marzo, puso al
conflicto de una década entre sus hijas Xi-
y María José y su segunda esposa, Beatriz
zán. La última semana de julio, la situación
una contrademanda del artista, rompien-
ente con ellas y su hermano mayor, Alber-
ersonajes fueron entrevistados por Proceso,
quien designó a su mujer como portavoz.
“Quien ha estado siempre al frente,
tratando de atenderme y cuidarme ha si-
do mi esposa Carmen. Lo demás que se di-
ga es falso.”
La controversia cada vez es más can-
dente ya que el 12 de junio, en conferencia
de prensa, Cuevas anunció que no quie-
re ver a sus hijas ni a su hermano, y no los
perdonará, pues aseguró que sus declara-
ciones “son infundios”.
Ximena
Como la discusión sigue en su apogeo,
Ximena, realizadora de documentales, es
directa:
“¡Ha sido un infierno! A mi papá ja-
más lo hemos atacado. Él se defiende de
nosotras porque le ofrecen una informa-
ción rarísima.”
Rememora que desde que el inventor
de la escultura de hierro El tamborilero de
Alcázar se casó en 2001 con Bazán, no han
podido verlo ni sus hermanas ni ella:
“Es un caso bien interesante de psi-
cología. Este personaje tan fuerte públi-
camente, también es muy frágil. Cuando
se murió mi mamá (Bertha Riestra), es-
taba apanicado, estaba muy muy frágil, y
es cuando apareció Beatriz, y ella se volvió
indispensable en todo.
“Me parece como un cuento que una
mente tan brillante sea tomada y secues-
trada por una mente ínfima.”
–Usted llevó a su padre al hospital el 24
de marzo pasado, ¿no?
–Yo, por instrucciones de mi tío Alber-
to.
Reitera entonces que en la casa lo en-
contró desmayado.
–¿Lo fue a visitar a su casa?
–Yo no tengo acceso a su casa, pero
raramente en esos días sí me dejó en-
trar Beatriz. Yo vivo en Zihuatanejo, ten-
go un campamento de tortugas. Allá fui a
casa de Carmen Parra, había una cena y
una persona me comentó que había vis-
to a mi papá muy angustiado y le había
dicho que quería vernos, pero que su es-
posa no lo dejaba. Me salí de esa cena y
le marqué, y contestó Beatriz, no me sa-
ludó, y le dije que me pasara a mi papá, y
me lo puso en la bocina. Él no podía ha-
blar. Fue una angustia. Le expresé: “¡Dime
algo!”, y no podía. Y me regresé a la cena,
llorando.
“Las personas de ahí eran del mun-
do del arte. Les comenté que mi papá no
podía hablar. Volví a marcar y le di el te-
léfono a Germaine Gómez Haro y en ese
momento se cortó la línea, y ya no me pu-
de comunicar. Lo que siempre ha pasado
desde hace diez años, se corta la línea o no
escucha mi papá. No hay forma.”
Días después le volvió a llamar a Ba-
zán:
“Le externé que estaba muy angus-
tiada por mi papá. Ella me dijo que es-
taba bien, ‘que estaba viejito’. Si se ven
los videos de hace dos meses mi papá
no podía hablar, como uno de Conaculta
que realizó el Sistema Nacional de Crea-
dores.
“Sabía que no estaba bien y le pedí a
Beatriz que me dejará ir a su casa, enton-
ces fui y mi papá parecía un bebé. La hi-
ja de Beatriz le estaba dando de comer en
la boca. Él no me reconocía del todo, ha-
blaba poco, y le dije abrázame, y no tenía
nada de fuerzas. Y Beatriz diciéndome
que estaba bien, que no me preocupara
(muestra las grabaciones). Ya era tarde y
me fui.”
Pasaron unos días “y por whatsapp,
desesperada, le manifestaba a Beatriz
lo angustiada que me encontraba y que
quería ver a mi papá”, pero argumenta-
ba que ella tenía jaqueca y no la podía re-
cibir. Finalmente logró comentarle que
quería ir:
CULTURA
COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE
E
l dibujante, pintor y escultor
José Luis Cuevas (una de las
principales figuras de la ge-
neración de la ruptura frente al
muralismo mexicano) se en-
cuentra ahora entre dimes y
diretes familiares.
Acusaciones, reclamos, videos, de-
mandas penales y civiles y comentarios
severos, en fin, es lo que enmarca al autor
de La giganta, a sus hijas Mariana, Ximena
y María José, y a su segunda esposa, la pin-
tora Beatriz del Carmen Bazán.
El clímax llegó cuando el 24 de marzo
pasado hospitalizan al creador plástico por
deshidratación, desnutrición, neumonía e
intoxicación medicamentosa, según decla-
raron las hijas del que fue niño terrible de la
pintura mexicana , así como su hermano
mayor Alberto, psiquiatra y psicoterapeuta.
El grabador estuvo tres semanas in-
ternado en Medica Sur, dos en terapia in-
tensiva y una en terapia intermedia. De-
jó el hospital el 12 de abril y sus familiares
criticaron su salida “porque aún requería
de supervisión constante por haber esta-
do en terapia”.
Dos días antes, el 10 de abril, las hi-
jas interpusieron una demanda ante la
Procuraduría General de Justicia del Dis-
trito Federal (PGJDF) “contra quien resul-
te responsable” por presuntos maltratos y
abandono al creador, quien cuenta con 82
años (y no 79, según su hermano). La de-
nuncia legal surgió porque Ximena lo en-
contró en su casa en estado “inhumano”
por lo cual decidió internarlo.
Además, solicitaron obtener “el régi-
men de visitas” para ver a su papá, ya que
su actual esposa no lo permite.
Ya en recuperación, en su casa de Fres-
no 17, San Ángel, Cuevas envió un video
a los medios, donde declaró, entrevistado
por dos personas sobre la confrontación
entre sus familiares:
62

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

“Era un domingo. Pero existe un dato
terrorífico, que el miércoles anterior que
había ido a su casa, ella me dijo que mi tío
Alberto estaba de acuerdo con las medici-
nas que mi papá tomaba. Al salir me co-
muniqué con él y me respondió: ‘No sé de
lo que me estás hablando’. Le di los sínto-
mas y me dijo: ‘Son las medicinas’.”
Aquel domingo Ximena fue a la casa
acompañada de la actriz Marisol Gasé, in-
tegrante del grupo Las Reinas Chulas:
“Beatriz estaba muy dócil. Me dijo que
no me preocupara, que mi papá estaba
bien. Me preguntó si quería ver a mi pa-
pá y le dije que sí. Me llevó hacia su cuar-
to, y no estaba. Ella explicó que estaba en
el baño y que ahí se quedaba de tres a cua-
tro horas. Beatriz se distrajo platicando
COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE
C
on lágrimas en los ojos, Beatriz del Car-
men Bazán, acompaña de su abogada
Katya Mardueño, argumenta categórica
que las calumnias contra ella que han creado las
hijas (Mariana, Ximena y María Joasé) de su es-
poso, el pintor contemporáneo José Luis Cue-
vas , “son mentira”.
La entrevista acordada en la casa del artista,
en Fresno 17, San Ángel, se cumple a medias:
“Prefiere que yo hable”, dice Bazán, aun-
que ese mismo día (horas antes) el dibujante
de 82 años le concedió una breve charla a Joa-
quín López-Dóriga.
Para empezar aclara que el autor de Cue-
vas contra Cuevas siempre ha tenido relación
con sus hijas:
“Me extraña que digan que en casi diez
años no ven a su papá. Cuando nos casamos
también fue un problema porque yo tenía muy
buena relación con Ximena, éramos amigas, de
repente su papá se enamora de mí, me propo-
ne matrimonio, y ella se aleja.”
El pintor, durante la conferencia de pren-
sa que ofreció el pasado 13 de junio, reconoció
el distanciamiento con sus hijas desde que se
volvió a casar:
“Nunca me visitaron siquiera. De vez en
cuando hablaban por teléfono, pero con cier-
ta agresividad, cosa que de ninguna mane-
ra tolero.”
Bazán cuenta que para evitar conflictos
con las hijas, y al comprenderlas “porque lle-
con Marisol, y me metí al baño, y es don-
de encuentro a mi papá inconsciente, ¡ho-
rrible!...
“Le marqué a mi tío, yo en llanto, por-
que mi papá no reaccionaba. Mi tío me in-
dicaba que le tomara el pulso y le mirara
las pupilas, y yo estaba tan mal que no po-
día. En eso entró Beatriz con el teléfono en
la mano, sin sorprenderse de que mi pa-
pá estaba inconsciente, y le dijo a mi papá
que le hablaba mi tía Guadalupe, su her-
mana, que es monja. Yo tomé el teléfono y
le dije: ‘Lupita; mi papá esta inconsciente,
estoy con mi tío Alberto al teléfono, ahori-
ta te marco.”
Cuando Ximena dijo que iba a pedir
una ambulancia, según cuenta ella mis-
ma, Bazán empezó a llorar:
pedido un antidepresivo. Así que busqué ayu-
da con un neurólogo.”
Deja claro que fue ella quien le habló por
teléfono a Ximena para decirle lo de su papá:
“Me di cuenta de que mi marido no anda-
ba bien. No estaba tomando líquidos suficien-
tes, bueno, nunca le ha gustado tomarlos. El
neurólogo que conocía había salido fuera por-
que era Semana Santa. Le hablé a Ximena pa-
ra que viniera porque quería internar a mi mari-
do. Deseaba tomarlas en cuenta. Llegó y le di
mi tarjeta de seguros Monterrey para que ha-
blara en lo que yo recogía las recetas y las co-
sas para llevarnos a su papá, y le hablamos a
su tío Alberto, quien sugirió llevarlo a Médica
Sur porque ahí tenía un amigo neurólogo que
nos iba a recibir.
“Ximena le habló a la ambulancia y se fue
con mi marido. Me dejó con su pareja, Marisol
Gasé, y nos fuimos juntas. María José ya es-
taba en el hospital. Las preguntas que hacía el
doctor ellas las respondían, a mí no me deja-
ban hablar. Cambiaron conmigo totalmente y el
doctor, amigo de Alberto, en lugar de ver al en-
fermo, se dedicó al problema familiar con las
hijas, quienes me hicieron a un lado.”
Enfatiza:
“Ellas todo el tiempo me agredieron y me
insultaron. Me empujaron y me amenazaron.
Fue un maltrato físico y psicológico tremendo
por parte de ellas.
Vuelven las lágrimas, se le dificulta hablar:
gaba una intrusa a la familia y pensaban que
las iba a despojar”, decide pedirle a su esposo
que las herede en vida:
“Lo convencí. Sólo pidió quedarse con su
estudio en Galeana 109. Somos una pareja
muy feliz. Creo que eso a mucha gente le mo-
lesta. En este país hay mucha envidia.
“Fuimos con el notario. A Ximena le re-
galó un departamento en París, a María Jo-
sé le compró su departamento en la Conde-
sa, les compra sus coches, y se les otorga
obra.”
Exalta que hay pruebas, “y aquí está la
abogada”, de que todo se les entregó, más las
obras de arte, no sólo de su papá también de
otros artistas. Además, expresa que les dio la
casa de Galeana 107 que estaba junto al estu-
dio de Galeana 109, “la vendieron, yo las ayu-
dé, se dividen el dinero y cada una se compra
otras propiedades”. Arremete:
“Sólo han buscado a su padre o ha habido
un acercamiento con él cuándo necesitan algo.”
Una depresión
También pintora, Bazán recuerda que Cuevas
entró en depresión cuando falleció el escritor
Carlos Fuentes, porque muchos de sus amigos
han muerto:
“Me contaba que se sentía muy angustia-
do, le hablé a su hermano Alberto, es psiquia-
tra, y no le dio nada. Mi marido nunca había
“No quería una ambulancia. La abracé
y le expresé que yo me iba con mi papá y
que se fuera con Marisol. Y le aseguré: ‘No
te asustes, todo estará bien’. Mi tío me pi-
dió que no moviera a mi papá, pero un tra-
bajador de la casa lo puso en un sillón del
cuarto y llegó la ambulancia. Y me fui con
él. Le llamé a mi hermana María José para
que fuera al hospital.
“A mi papá lo metieron en terapia in-
tensiva. No se podía entrar a verlo. Yo lle-
vé a Beatriz a su casa y en el camino le dije
que todo iba a estar bien, pero al día si-
guiente se convirtió en otra persona. Acu-
dió con el apoderado legal del Museo José
Luis Cuevas. Yo hablaba con mi tía Lupita,
y le explicaba que mi papá llegó con una
intoxicación por medicamentos, y Beatriz

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 63
CULTURA
–¿No es verdad que Ximena encontró a su
papá desmayado?
–No, eso es falso.
La abogada
Se le pregunta su apreciación a la abogada
Mardueño sobre la denuncia penal que hacen
las hijas de Cuevas ante la Procuraduría Gene-
ral de Justicia del Distrito Federal contra “quien
resulte responsable” por abandono y maltra-
to a su papá, y también que buscaban obte-
ner el “régimen de visitas” para ver al artista, y
detalla:
“Todo el cuadro médico se lo achacaban
a Beatriz. Que lo tenía secuestrado, muy mal,
en fin, y luego la mezclaron en situaciones
ajenas como la salida del maestro del hospi-
tal. La demanda civil le llegó a Beatriz los pri-
meros días de junio, en ese ínter el maestro
me dijo que quería que lo escuchara el juez
que estaba llevando el asunto, y efectivamen-
te fue el 24 de julio. Y Beatriz contestó la de-
manda. Interpusimos que las hijas no tienen
qué reclamarle a Beatriz. No es la represen-
tante legal de Cuevas. Ahora ellas tienen que
contestar.”
El museo
Bertha Cuevas, la primera esposa del creador
plástico, declaró en diversas entrevistas que
me gritó: ‘¡No digas eso¡’. Yo vi una rece-
ta de mi papá que ella llevaba en su bolsa
y los medicamentos eran una bomba mor-
tal. Tengo foto.”
–Entonces, ¿les prohibió ver a su papá
en el hospital?
–Sí, pero el derecho humano del enfer-
mo es estar cerca de su familia. Fui con mi
acta de nacimiento a relaciones públicas
de Médica Sur, con una mujer increíble,
y no hubo problema. Mi hermana Maria-
na se vino de Nueva York aunque su es-
poso padece cáncer. Logramos entrar con
mi papá, y fue hermoso, entramos una por
una.
–¿Estaba su esposa Beatriz?
–No, sólo entra una persona en tera-
pia intensiva. Esto duró cuatro días por-
en el Museo José Luis Cuevas dejó un
acervo con más de 2 mil cuadros de ar-
tistas latinoamericanos, y en la página
de dicho recinto sólo se da cuenta de
mil 860 obras.
Al respecto, Bazán explica que eso
es absurdo:
“El Instituto Nacional de Bellas Ar-
tes nos hace un inventario cada año. El
museo inicialmente empezó con mil 400
obras, se incrementaron a mil 800.
–También se cuestiona el manejo
del presupuesto del museo…
–El museo trabaja a través de una
fundación que es la que maneja el dine-
ro. Por cierto, nos quitó la Secretaría de
Cultura del Distrito Federal el subsidio,
nada más porque la directora actual,
Lucía García Noriega, es amiga de Xi-
mena Cuevas, pero ya nos lo va a dar la
Secretaría de Turismo del Distrito Fede-
ral. Será cerca de un millón 200 mil pe-
sos, lo mismo de siempre.
–¿Las cenizas de la primera esposa
de Cuevas siguen en el museo?
–No sé dónde estén. Sé que estu-
vieron en el museo. Ahí sí hay que pre-
guntarles a ellas por qué se las llevaron.
Se le pide permiso para tomarle una
foto a Cuevas. Bazán va a verlo, pero
señala que no quiere porque se encuen-
tra cansado. O
que Beatriz lo pasó a terapia intermedia,
donde sólo se podía entrar con la presen-
cia de ella. Lo tenemos grabado todo. Bea-
triz entraba al cuarto de mi papá llorando
y gritando que nosotras le habíamos pe-
gado y no la dejábamos entrar.
“¿Cómo le vamos a pegar mis herma-
nas y yo a Beatriz? Ganas no nos han fal-
tado, pero no, de lo contrario estaríamos
en la cárcel.”
La demanda
–Entonces, ustedes hacen una demanda
el 10 de abril ante la Procuraduría del Dis-
trito Federal, ¿por qué?
–En medio del horror, una amiga de
Beatriz, de la Delegación Álvaro Obregón,
nos fue a amenazar. A María José y a mí
nos dijo: ‘¡A ustedes las voy a callar, pen-
dejas!’. Dijo que era amiga del jefe de Go-
bierno del Distrito Federal, Miguel Ángel
Mancera, y del presidente Enrique Peña
Nieto. Entonces buscamos al abogado Ra-
fael Heredia.
“Legalmente pedimos visitar a mi
papá una vez por semana y levantamos
un cargo por maltrato y abandono de mi
papá. Cuando se casó mi papá con Bea-
triz, lo acepté, pero agredió a mi mamá
porque sacó sus cenizas del Museo José
Luis Cuevas.”
El 10 de junio se emitió la resolución
del juez de que las hijas podrían ver al ar-
tista una hora cada 15 días, los domingos.
El 13 de junio el pintor dio la confe-
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
Bazán. Que sugirió herencia
64

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

rencia de prensa donde manifestó que no
perdonaría a Mariana, Ximena y María Jo-
sé. Entonces Ximena ingresó a la sala del
museo que lleva el nombre del artista y
abrazó a su papá y lo beso.
–Ahí su papá le dijo que usted lo trai-
cionó.
–Sí, me dijo: “Tú me has insultado, me
has traicionado”. ¡Jamás!, ¿de dónde sacó
eso? ¡Si lo amo! ¿Cuál es la historia que
tiene?
Ximena dice respecto a la cinta que
grabó Cuevas:
“Ahí, su abogada, Katya Mardueño, le
expresa a mi papá que su hijas están di-
ciendo que ellas son la únicas que lo cui-
dan. Es mentira, yo nunca he dicho que
lo cuido, sino que lo quiero cuidar. Claro,
cuando ella le dice sus hijas lo cuidan, le
está cambiando la realidad. Él contesta
muy enérgico: por supuesto que no. Es
igualito a lo de Nellie Campobello.”
–¿Qué procede?
–Mi papá dijo que no nos quiere ver y
ningún juez lo puede obligar, porque es-
tá lucido.
–Demandaron a Bazán. El abogado de
ustedes, Rafael Heredia, manifestó que
de la denuncia podría desprenderse in-
cluso un intento de homicidio. Luego su
papá, el 24 de julio pasado, acudió a la
Procuraduría para declarar a favor de su
esposa, negó que haya sido víctima de
ella, e incluso destacó que ustedes quie-
ren herencia.
–Son palabras de Beatriz. El dinero
nunca tuvo un lugar protagónico en mi
casa, no fueron nuestros valores, ni de mis
papás.
A decir de Ximena, la primera acción
violenta de la segunda esposa del artista
fue de recién casados, porque puso can-
dados en la casa donde murió Bertha, na-
ció su hermana María José y ella creció, en
Galeana 107.
“Yo iba a esa casa a regar el jardín”, ex-
presa.
María José
También María José, cineasta como Xime-
na, se decide a hablar con este semanario:
“Mi papá llevaba mucho tiempo dro-
gado, tenemos las pruebas de las recetas
médicas, de las medicinas que le estaban
dando.”
–Bazán dice que ustedes se llevaron las
cenizas de su mamá Bertha, ¿es verdad?
–No. En el 2005, cuando Beatriz sa-
ca las cenizas de mi mamá del Museo Jo-
sé Luis Cuevas, me alejé por completo. Me
lastimó que Carmelita, la secretaria de mi
mamá de toda la vida, pidiera que pasá-
ramos por las cenizas en el momento que
Beatriz toma la dirección de ese recinto,
que además es un trabajo de años de mi
mamá. Yo creo que cualquier hija me pue-
de entender.
“Le hablé a Beatriz, me argumentó que
mi papá ya había declarado públicamente
que ella era el amor de su vida y se puso a
insultar a mi mamá. Me separé, no podía
con eso. A partir de que Beatriz entró a la
vida de mi papá lo empieza a manipular.
Ha sido bien difícil tener una comunica-
ción con él.”
–Bazán dice que ella influyó en Cuevas
para que las heredara en vida,
–Sí heredamos. En 1996, mi papá y mi
mamá, tengo las escrituras, me regalaron
un departamento en la Condesa. En esto
no tiene nada que ver Beatriz. La casa de
Galeana 109 la puso a nombre de Beatriz.
A ella la corre su esposo porque descubrió
que andaba con mi papá. Ella entra de esa
manera en la vida de Cuevas, con el dis-
curso de, y a mí me lo dijo, “no puedo re-
gresar a mi casa ni siquiera por mi libre-
ta de teléfonos”. Entra a la casa con “perdí
todo por ti”. Obviamente mi papá se ha-
ce responsable de ella. Pero Beatriz empa-
ca todo lo que había en la casa de Galeana
109, hizo la mudanza, y yo no tengo ni una
blusa de mi mamá.
–Beatriz dice también que les entregó
obra de su papá…
–Mi mamá, quien ya sabía que iba a
morir, nos convocó, a mí y mis hermanas,
en el estudio de mi papá. Nos dijo que es-
taba muy angustiada porque justamente
no sabía cómo protegernos. A mí me dio el
departamento, y logró hacer tres carpetas,
una para cada una, donde había enlistado
obra gráfica, ni siquiera dibujos, para cada
una en partes iguales.
“Todo fue seleccionado por Manuel
Alegría, el museógrafo del museo. Falle-
ce mi mamá y la única que se lleva su
carpeta es Mariana, a París. Nosotras las
dejamos en el estudio de mi papá, es-
to fue antes de que llegara Beatriz. Des-
pués, cuando vimos que iban a dejar la
casa, le pedimos a Manuel Alegría que
nos diera nuestras carpetas con la obra,
y cuando me la entregan y empiezo a co-
tejar todo lo que estaba en las cajas, veo
que me faltan muchas piezas. Le hablo
a Alegría y me quejo de eso. Él me con-
testa que Beatriz abrió la cajas, la de Xi-
mena y la mía, y escogió lo que se po-
día quedar.”
Así termina la conversación:
“Nos metimos en este torbellino, en
este infierno, simplemente por querer ver
a mi papá, y nada más. Y mientras mi pa-
pá no nos quiera ver, no se puede hacer
nada. El que más está sufriendo es él, por
la versión de que sus hijas son perversas.
La verdad la tenemos nosotras, y yo duer-
mo tranquila.” O
H
é
c
t
o
r

G
a
r
c
í
a

/
R
e
f
o
r
m
a
Desencuentro ante la prensa

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 65
CULTURA
ARMANDO PONCE Y COLUMBA VÉRTIZ
E
l psiquiatra y psicoterapeuta Alberto Cue-
vas, acepta que la mala situación familiar
afecta mucho la imagen de su hermano
menor José Luis, considerado uno de los mejores
artistas plásticos contemporáneos de México:
“En México no se pueden atacar a la Virgen
de Guadalupe ni a la familia. ¿Qué imagen está
presentando José Luis?: Un individuo que odia
a su familia. Entonces el más perjudicado en es-
ta situación es él. Habría que atenuar un poco
este efecto, no presentarlo tan realista o brutal-
mente. Para mí es triste el ocaso de un gran ar-
tista, estamos en la vejez, en el fin de la vida.
“Si José Luis tuvo una participación quizá de
las más relevantes en el movimiento cultural de
México, no es justo que ahora sea detestado. He
escuchado expresiones muy negativas contra él y
los paro. Por un lado, les digo que es mi hermano,
y por otro les subrayo que es un creador muy res-
petado. Sus asuntos familiares son otra cosa y no
sabemos las razones.
“No es justo que un individuo caiga a un
pozo cuando estuvo en las alturas.”
–El pintor dice que ya no lo quiere ver. Có-
mo reacciona usted, ¿como psiquiatra o her-
mano? ¿Le duele o lo analiza?
–Me duele por él. Uno de los sentimientos
que me ha provocado este asunto es que me da
lástima José Luis, que no debería ser así, porque
antes tenía yo cariño y admiración, nunca había
sentido lástima. En México no se tolera que se
esté contra la familia y sobre todo contra los hi-
jos, entonces, sí me molesta que la gente se está
formando un juicio que no es justo porque José
Luis no está muy bien mentalmente, tiene cierto
grado de demencia senil, se ve, y eso no lo sabe
interpretar la gente, pero es el resultado del enve-
jecimiento cerebral, lo cual lleva no a justificar pe-
ro sí a entender ciertas conductas.
“Habría que buscar el punto de vista, no
soy la persona indicada del aspecto psiquiá-
trico, yo no doy una valoración de quien no es
mi paciente… porque todos estamos expues-
tos a un problema psiquiátrico, y sobre todo
con la edad.”
Recuerda que estaba en Mérida, Yucatán,
cuando su sobrina Ximena le habló por teléfo-
no alarmada, porque su papá “estaba tirado
en el baño”. El le recomendó llevarlo a Medi-
ca Sur, donde un amigo médico, Ladislao Oli-
vares, lo vio:
“José Luis no sabía dónde estaba, no iden-
tificaba, no fijaba la mirada, no hablaba bien.
Yo estaba preocupado. Todo el tiempo estu-
ve dirigiendo la situación a distancia, pero co-
rrieron al doctor Olivares, un gran médico, y me
molesté porque yo lo recomendé.“
–La esposa de Cuevas, Beatriz del Carmen
Bazán, señala que no mejoraba con ese doc-
tor, por eso lo cambió…
–El procedimiento era adecuado, pero la re-
cuperación iba a ser poco a poco. Sí me molesté.
Alberto se trasladó a la Ciudad de México y
le ha llamado al artista, sin resultado:
“No lo he visto, no puedo, no me lo co-
munican. Ni mi hermana Guadalupe ha podi-
do verlo y le han dicho las cosas más bajas,
lo cual me indigna, pues ella es la persona
más buena del mundo que se ha dedicado
a ayudar y a la vida religiosa.”
Rememora que antes de que se casa-
ra con Bazán, visitaba al pintor cada domin-
go; después lo buscó menos, “sí lo vi algu-
nas veces, pero ya no cada ocho días, eso
se rompió”.
–¿Es verdad que sus hijas no lo vieron
durante diez años?
–Ya no las vio. Antes era un padre bon-
dadoso. Cuando vi por televisión que re-
chazó a Ximena en una conferencia de
prensa, observé que el cambio es tremen-
do. Ahora es un padre hosco y hostil. Xi-
mena se acercó a besarlo, es así, no es hi-
pócrita. He visto ese distanciamiento con
toda la familia, incluidos su yerno, nietos, a
todos los ha rechazado.
–Su relación con Bazán, ¿cómo era?
–Era buena. Fueron a mi casa en Méri-
da. Beatriz me tomaba un poco como con-
fidente, me contó cosas privadas (que no
pudo revelar), lo cual se lo agradezco. No
pienso que sea una mala mujer, es una per-
sona que tiene problemas, como todos los
seres humanos, pero desgraciadamente
esos problemas están redundando sobre
la buena relación y la armonía de una fami-
lia. La familia Cuevas se ha desorganizado,
cuando era muy unida.
–¿Estos problemas de Bazán están
afectando a la familia Cuevas?
–Es una opinión general, porque no
puedo opinar médicamente de quien no es
mi paciente, pero si fuera un problema de or-
den psiquiátrico, es muy curioso, porque es un
problema psiquiátrico que le beneficia a ella y a
su familia previa, y perjudica a todos los que se
apellidan Cuevas. Además, la forma de opinar
de que mis sobrinas Mariana, Ximena y Ma-
ría José están detrás del dinero, es una incon-
gruencia porque viven de su trabajo, no les in-
teresa el dinero, son extraordinarias.
De las cenizas de la primera esposa del ar-
tista, Bertha Riestra, que ya no están en el Mu-
seo José Luis Cuevas, dice no saber mucho,
pero considera que sería justo que estuvieran
ahí, como símbolo de quien luchó mucho por
ese espacio cultural. O
“No lo he visto, no me lo comunican”:
Su hermano Alberto
El doctor Cuevas. Debilidad
M
i
g
u
e
l

D
i
m
a
y
u
g
a
66

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

la propuesta creativa de Pablo
Rulfo (México, 1955) se ca-
racteriza por una misteriosa y
sensual visualidad en la que
destacan los vocabularios abs-
tractos.
Convencido de que la pin-
tura se inicia en la identidad
de los materiales que la con-
forman, Rulfo ha desarrollado
un concepto que se basa en
la relación entre la técnica y el
gesto. Una técnica que se fu-
prensión de la técnica como un
proceso de vida de la pintura.
Para Rulfo, cada tonalidad,
mancha o accidente constitu-
yen la personalidad de las imá-
genes y, por lo mismo, su pro-
puesta se inicia en la identidad
independiente de cada uno de
los elementos que han quedado
en la imagen como “las arrugas
de un rostro”.
Ausente desde el año 2000
de los escenarios museísticos
capitalinos, Pablo Rulfo exhibe
23 obras de reciente creación
en la exposición P.I.N.T.U.R.A
que se presenta en la Galería
Metropolitana de la Universi-
dad Autónoma Metropolitana.
Integrada con piezas en las que
resaltan las atmósferas abs-
tractas que, con las texturas de
temples y óleos se superpo-
nen en veladuras, rasgaduras
y grafsmos, la selección hace
referencia a conductas y entor-
nos esenciales de la existencia
humana y natural.
Divididas en dos series, las
Arte
“P.I.N.T.U.R.A”
BLANCA GONZÁLEZ ROSAS
S
ugerente porque no se
basa en la representación
sino en la exploración
ontológica de la pictoricidad,
siona con el artista a través de
la preparación ritual de la tela
y los colores para lograr to-
nos y texturas personales, que
se diferencian de la uniformidad
de los bastidores comprados
y óleos entubados. Desde su
perspectiva, la muerte de la pin-
tura no radica en la indiferencia
de los promotores, sino en la
homogeneidad de la resonancia
visual de los soportes y colores
industriales.
Sumamente refexivo sobre
el acto pictórico, Rulfo conside-
ra que el origen creativo se en-
cuentra en la coincidencia entre
el sentir y el pensar. Para el ar-
tista las palabras son superfuas
y su intención se concentra en
la posibilidad de dar cauce
a la intuición. Una intuición que
no es una simple característi-
ca sensible; por el contrario, es
el resultado de la exploración
sobre aspectos esenciales de la
vida. Esta fusión entre la con-
ciencia personal y el acto crea-
tivo se concretiza en la com-
FEDERICO ÁLVAREZ DEL TORO
L
a Ibermemoria que está creando la Fo-
noteca Nacional es un espacio sonoro
donde convergen operatividad técnica,
alta tecnología, estética y sensibilidad.
José Antonio Alcaraz la podría haber descri-
to como “La Casa de la Memoria y el Sonido del
Tiempo”, si se hubiera referido, en su época, a
una instalación de valor incuestionable como la
Fonoteca de Conaculta, dirigida por la doctora
Lidia Camacho.
Una visita personal se convierte en expe-
riencia en el tiempo y la oportunidad de ob-
servar operando a un organismo técnico es-
pecializado en el rescate y la preservación del
patrimonio sonoro de la nación, que cuenta
con una gama de espacios y servicios dirigidos
al resguardo del invaluable legado auditivo del
país y la creación de los compositores de todas
las épocas.
El diseño conceptual se desarrolla en cua-
tro temas: Objetivos y Programas, Historia, Ar-
quitectura, Espacios. Estos a su vez generan
recintos físicos para operar: Edificio de Pre-
servación, Audioteca y Sala de Lectura, Jardín
Sonoro, Auditorio Murray Schafer, Galería Re-
né Villanueva, Salas de Capacitación Thomas
Stanford y Henrietta Yurchenko, Estudios de
Producción y Postproducción Carlos Chávez.
Contiene obras maestras y tesoros huma-
nos, el personal que labora en la Fonoteca se
aprecia altamente comprometido en la mística
recuperación de archivos históricos y testimo-
nio de compositores vivos cuya obra merece ser
conservada.
El recorrido por las instalaciones es un via-
je que da cuenta de la unión entre estética, ope-
ratividad técnica, alta tecnología y sensibilidad
para tratar los delicados materiales que allí lle-
gan, a veces como fruto de investigación, dona-
ción patrimonial o producto de un rescate hacia
un acervo sonoro que de otra manera se perde-
ría por su alta vulnerabilidad.
Identificar, catalogar y difundir es una de las
tareas fundamentales; la Fonoteca Nacional ha
proporcionado herramientas para preservar ar-
chivos sonoros en riesgo y ponerlos a disposi-
ción del público. En una visita a la Fonoteca por
el indagador histórico, el investigador especiali-
zado o un melómano curioso, se encontrará sin
duda el total o parte de lo que busca, porque los
que allí laboran están en una continua labor de
captura de datos. Aun el jardín interior cumple
una tarea sonora envolvente para el turismo cul-
tural o el visitante furtivo.
Tecnología de punta con estándares inter-
nacionales, aderezada con actividades artísticas
y académicas de acceso gratuito, se conectan a
un Programa de Red Virtual de Audiotecas que
se extiende a los estados para compartir el pa-
trimonio sonoro de Mexico.
El mapa sonoro de la nación conlleva la in-
vestigación y el rescate; uno de los más recien-
tes es el acervo de composiciones del maes-
tro Mario Kuri Aldana, pero también se nutre con
colaboraciones ciudadanas que proporcionan
grabaciones de ambientes auditivos rurales, ur-
banos, populares y académicos. La Ibermemo-
ria convoca a varios países a interactuar en la
salvaguarda de archivos audiovisuales y diseño
de estrategias para compartir experiencias y he-
rramientas metodológicas.
A mediados del siglo XX nacieron en Mexico
lo primeros intentos de resguardo de archivos fo-
tográficos y audiovisuales, como la Filmoteca de
la UNAM (1964), la Cineteca Nacional (1974) y la
Fonoteca del Instituto Nacional de Antropología e
Historia (1976), pero no se había integrado un es-
pacio especializado que agrupara los esfuerzos.
la Fonoteca Nacional
Una visita a
Rulfo. Intuición esencial
CULTURA

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 67
pinturas que corresponden al
Principio del origen mantienen
las referencias fgurativas, de
iconografía mitológica grecola-
tina, de sus creaciones anterio-
res. Trabajadas en sutiles for-
mas dibujísticas que al mismo
tiempo emergen y se diluyen en
los escenarios pictóricos, las
evocaciones al ser femenino, al
dominio de la lucha o al titubeo
del pecado se develan como
exploraciones para los esplén-
didos paneles de vocabularios
abstractos de la serie Luna Mar.
Realizadas en amplios for-
matos que permiten hurgar en la
sensualidad de las texturas, las
obras de esta última serie confr-
man el interés de Rulfo por crear
“emociones pictóricas”.
Con un concepto curatorial
centrado en la exploración de la
pintura, la muestra integra tam-
bién 11 obras de Yolanda Mora
quien, a través de manchas y
campos cromáticos protagóni-
cos, fusiona su dualidad dibu-
jística y pictórica. O
Música I
Valentina Lisitsa
con la OSM
MAURICIO RÁBAGO PALAFOX
D
entro de la Temporada
de Verano 2013 de la
Orquesta Sinfónica de
Minería (OSM) se presentó den-
tro del cuarto programa, julio 27
y 28, la virtuosa pianista ucra-
niana Valentina Lisitsa (1969).
El programa no podía ser
más atractivo: Concierto para
piano No. 1, Op. 23 de Tchaiko-
vsky (1840-1893). Poco se
tocan los otros dos conciertos
para ese instrumento del genial
autor ruso, el segundo Op. 44
y el tercero Op. 75 a pesar de
ser música bellísima; y es que
el primero ejerce una fascina-
ción que se ha visto reforzada
sin duda por las múltiples y ya
legendarias grabaciones.
La introducción, de lo más
efectiva que se ha escuchado
en la historia de la música, es
tan electrizante que atrapa al
público y no lo suelta ya más,
curiosamente su tema musical
vuelve a retomar el compositor
para nada a lo largo de la obra.
No exageraríamos al decir que
se trata del concierto para pia-
no más famoso de todos los
tiempos. Para nada es una obra
fácil, requiere de un pianista
con fuerza y virtuosismo, ade-
más de “muchos dedos” (gran
velocidad, sutileza y claridad),
cualidades que a Valentina Li-
sitsa le sobran. Al contrario de
lo que ocurre a veces, que la
orquesta sobre pasa en volu-
men al solista, aquí nos encon-
tramos ante una pianista que
El 27 de octubre de 1980 la UNESCO reco-
mienda la salvaguarda del valor patrimonial de
los archivos sonoros y visuales, pero fue hasta
el 12 de agosto del 2004 que la Secretaria de la
Función Pública concede –en calidad de como-
dato– a la Secretaria de Educación Publica, la
Casa de Alvarado, para ser asignada a Conacul-
ta como sede de la Fonoteca Nacional, siendo
además la primera en su tipo en América Latina.
La entrada al recinto –ubicado en Francis-
co Sosa 383– es un edificio del siglo XVIII. Des-
de la entrada se percibe la carga histórica del
inmueble, restaurada en su jardín con vegeta-
ción endémica original de Coyoacán por el ar-
quitecto holandés Keess van Roij. De diciem-
bre de 1997 a abril del 98 fue residencia del
Nobel de Literatura, Octavio Paz, tras el incen-
dio de su biblioteca en su departamento del
Paseo de la Reforma.
El área de preservación tiene las tareas de
diagnóstico, estabilización, intervención, catalo-
gación y preservación. Manos enguantadas ma-
nipulan con extrema veneración los materiales
discográficos, cintas originales, acetatos anti-
guos y todo tipo de registros sonoros para su di-
gitalización.
En los dos primeros pisos se encuentran las
bóvedas de transito, el laboratorio y la bóveda
de fonoregistro que tiene una capacidad de res-
guardo de un millón 300 mil soportes con es-
pecificaciones técnicas internacionales para la
preservación de documentos sonoros.
El tercer nivel cuenta con tres estaciones
de digitalización que catalogan y registran 45
mil documentos sonoros por mes, y que su-
man hasta el día de hoy 47 mil horas del Patri-
monio Sonoro de Mexico que está disponible
para todo público en la Audioteca Central Oc-
tavio Paz o mediante la interfaz de la Red Vir-
tual de Audiotecas.
El Jardín Sonoro, rodeado de arboles de
más de medio siglo, es una experiencia que per-
mite y ofrece al visitante la oportunidad de apre-
ciar la música en la abstracción de la naturale-
za y al aire libre.
El Auditorio de la Fonoteca Nacional rinde
homenaje al introductor del concepto “Espacio
Sonoro”, el canadiense Murray Schafer, y ha si-
do una área recurrente donde se organizan me-
sas redondas, conferencias y conciertos.
Asimismo, como un reconocimiento a la cul-
tura popular, la Sala René Villanueva es una zo-
na interdisciplinaria en la cual convergen las artes
plásticas y la música en una galería interactiva.
Proyecto consolidado y vivo, el de la Fono-
teca Nacional es el atisbo de una realidad nece-
saria y una aventura portentosa al interior de La
Casa de la Memoria y el Sonido del Tiempo. O
Casa de la Memoria y el Sonido del Tiempo
Fuerza y virtuosismo
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
M
a
u
r
i
c
i
o

R
á
b
a
g
o

P
a
l
a
f
o
x
68

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

tuvo que bajarse un poco pues
su volumen parecía excesivo
ante la masa sonora de la OSM.
Esta obra de Tchaikovsky,
como sucede a menudo con
las composiciones revolucio-
narias y que se anticipan a su
tiempo, no fue bien recibida
en un principio; incluso Nikolái
Rubinstein (1835 1881), gran
pianista y amigo íntimo de
Tchaikovsky, la consideró im-
posible de tocar, horrible y sin
importancia. El autor, ofendido,
retiró la dedicatoria a Rubins-
tein y realizó algunos peque-
ños cambios a la partitura, lo
que la volvió aún más efectiva.
El tiempo no le dio la razón a
Rubinstein, quien fnalmente se
convirtió en uno de sus gran-
des intérpretes.
Esta obra es de las taquille-
ras, que si se programa en un
concierto aseguran una buena
venta de boletos, pero no es fá-
cil encontrar quien la toque y la
dirija bien. José Areán, director
asociado de la OSM, se mostró
hábil, musical, magnífco acom-
pañando y arropando musical-
mente a la solista, al grado de
conseguir que tanto ella co-
mo la obra lucieran en toda su
magnifcencia. Un director cui-
dadoso y atento a los detalles.
Inició el concierto con un
estreno mundial del compo-
sitor mexicano Javier Álvarez
(1956), De aquí hasta la Veleta,
obra encargada por la propia
OSM, música compleja, llena
de matices y de detalles or-
questales de gran efectividad
sonora, con una rica sección
de percusiones a la que Álva-
rez sabe sacar provecho, una
especie de rapsodia donde el
material no vuelve a repetirse,
lineal y fresco.
Para terminar el banque-
te musical, la OSM interpretó
Vitrales de iglesia de Ottorino
Respighi (1879-1936), donde
pudimos una vez más consta-
tar la magnifcencia orquestal
del autor; de hecho esta músi-
ca es la reconceptualización de
los tres preludios para piano
de él mismo, donde introduce
una y otra vez melodías origi-
nales de los cantos gregoria-
nos, como hizo en Los pinos
de Roma. O
vez más como tecladista, por
otro no lo veo como contrario
a lo que hago. Creo que hay
un espíritu rocanrolero en mi
música. De hecho, sí regresa-
ría a él ya que hay muchas co-
sas que me encantan del me-
dio musical rocanrolero, más
a veces que del medio de la
música contemporánea, pero
ese es otro tema.” O
Teatro
Un lustro de
ausencia de Víctor
Hugo Rascón
ESTELA LEÑERO FRANCO
E
l miércoles pasado se
conmemoró el quinto
aniversario luctuoso del
dramaturgo Víctor Hugo Ras-
cón Banda e inició el homenaje
que se le hace en Chihuahua
con las Jornadas Rascón
Bandianas hasta el mes de
septiembre, donde se incluye
música, teatro, lecturas y me-
sas redondas.
El teatro de Víctor Hugo
siempre estuvo ligado a su ex-
periencia de vida. Desde joven
dejó su lugar natal, Uruachi,
Chihuahua, y no quiso alejar-
se nunca de él. Sus historias
tienen que ver con aquellas
que escuchaba desde peque-
ño. Mientras su padre se dedi-
caba a trabajar en la mina de
Las Ánimas, él escuchaba a su
madre, sus familiares y amigas
contar historias de mujeres pa-
ra después volverlas obras de
teatro. Como la historia de dos
mujeres que las encontraron
enterradas juntas y que le ins-
piraron para escribir su primera
obra, Voces en el umbral, ri-
ca en recursos dramatúrgicos,
poética, íntima y social.
Sus obras de teatro nunca
fueron festivas sino trágicas,
tratando de rescatar las voces
que nuestra sociedad ha que-
rido callar. Así escribió sobre
mujeres que la vida les ha co-
brado caro sus actos; La Fie-
ra del Ajusco (Elvira Luz Cruz,
encarcelada por haber matado
piezas. Me habían contacta-
do de la disquera Parma que
hace paquetes de grabación
de piezas de ensamble y deci-
dí coproducirlo con ayuda del
Fonca. Pedí una beca de coin-
versión para grabar tres o cua-
tro piezas de ensamble de más
de quince músicos, y aunque
me la dieron, recortaron el pre-
supuesto y no alcanzó para las
tres piezas, por lo que sola-
mente hicimos round ruby en
la República Checa.”
Juan Sebastián Lach Lau
fue miembro del reconocido
grupo de rock Santa Sabina,
en donde fungía como tecla-
dista; con él grabó cuatro dis-
cos en estudio incluyendo su
material más celebrado: Sím-
bolos (1994), producido por
el guitarrista estadunidense
Adrian Belew.
El rock es parte de la histo-
ria musical de Lach y se puede
sentir en cada una de las com-
posiciones que integran Islas.
Esto es notorio en la forma en
que aborda la música, es decir,
sin incluir elementos del géne-
ro pero sí con la actitud de un
músico de rock por delante,
cosa muy difícil de encontrar
en los compositores de músi-
ca contemporánea y que, sin
duda, habrá que agradecerle
al músico nacido el 3 de octu-
bre de 1970, quien comenta al
respecto:
“Sí, es mi pasado pero no
necesariamente lo dejé atrás.
Por un lado estoy tocando una
Música II
“Islas”
RICARDO JACOB
E
l primer disco del com-
positor mexicano Juan
Sebastián Lach Lau titu-
lado Islas, es una coproducción
entre la disquera estadunidense
Parma y el propio músico e
integrado por seis piezas com-
puestas entre 2002 y 2011.
Algoritmos musicales, rit-
mos armonizados, armonías
rítmicas, reggaes decons-
truídos y análisis y homena-
jes procesados a Erick Satie
y Thelonius Monk son parte
de las islas sonoras de Lach,
quien cuenta el porqué del tí-
tulo de su primera producción
discográfca:
“Surgió durante el proce-
so de grabación. Por lo tanto
no hay un hilo común entre las
piezas y sentí que era intere-
sante ver que cada pieza era
un mundo aislado. No sabía
cómo ponerle al disco así que,
a pesar de que comparten ele-
mentos en común, me gustó
la idea de proponer que cada
pieza sea escuchada como
una isla aparte. También tengo
una pieza llamada ‘Isla’ (no in-
cluida en el disco) que trataba
sobre el aislamiento musical y
me pareció correcto y coheren-
te llamarle así al disco.”
Matemático licenciado en
la UNAM en 1992 con maestría
en composición en el Conser-
vatorio Real de La Haya, Ho-
landa, y doctorado por la Uni-
versidad de Leiden y el Institu-
to Orpheus en Gante, Bélgica,
Lach es también maestro en el
Conservatorio de las Rosas en
Morelia, Michoacán.
La producción de Islas es-
tuvo fnanciada también gra-
cias a una beca del FONCA
otorgada al compositor, aun-
que lamentablemente el apo-
yo no fue totalmente como se
acordó en un principio, lo que
cambió un poco la dirección
del disco. Cuenta Lach:
“Hace rato que quería gra-
bar como se debe algunas
Lach. Espíritu rocanrolero
CULTURA

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 69
a sus hijos muertos de hambre)
y Tina Modotti (fotógrafa me-
morable); o víctimas de la jus-
ticia como La mujer que cayó
del cielo; o las de su obra Con-
trabando, cuyo último montaje
lo dirigió Mauricio Jiménez en
Acapulco y Dana Stella Aguilar
el año pasado.
Víctor Hugo recurre a sus
orígenes para no olvidar de
dónde viene, con quién cre-
ció y quiénes le dieron la vi-
da. Y en este acto de gratitud
recuerda y quiere que lo re-
cuerden; no le gustaría pasar
por esta vida desapercibido.
Y lo logró, porque Víctor Hugo
no pasa a la historia del tea-
tro como incógnito, sino con
el reconocimiento, tanto por
su trabajo dramatúrgico como
por su apoyo a la dramaturgia
mexicana.
Desde que Víctor Hugo tenía
tres años, su casa estuvo re-
pleta de hombres acusados de
homicidio, robo o adulterio. Le
marcó el trabajo que sus padres
desempeñaban en el Ministerio
Público investigando asesinatos,
muertes y venganzas. Enton-
ces, decidió estudiar derecho y
se convirtió en abogado para él
también hacer justicia.
Combinó el teatro con la
abogacía y al principio de su
carrera escribía obras teatrales
para las clases de derecho con
su grupo Nolens Volens. Pa-
ra él, el dramaturgo es el juez,
que al fnal de la obra decide la
sentencia y da a cada quien lo
que le corresponde. En muchas
de sus obras hace justicia y
denuncia basándose en casos
reales, como Homicidio califica-
do o El criminal de Tacuba.
Víctor Hugo se adentra en
ese mundo lleno de violencia
del que fue testigo, porque su
madre hospedaba en su casa a
los delincuentes mientras re-
solvían su caso. De ahí surgie-
ron obras como Armas blan-
cas, Fugitivos, Guerrero negro
o El machete.
La cadena de enfermeda-
des que Víctor Hugo padeció
en la última etapa de su vida
afectó también a su teatro.
Miró hacia adentro de sí mis-
mo y desde ahí escribió. Sus
obras se volvieron más íntimas,
más personales, como Apa-
ches, obra lírica de gran alien-
to, Ahora y en la hora y Deseo,
la primera obra donde trata el
tema de la pareja, el sexo, el
amor y el desamor protagoni-
zada años después por Víctor
Carpinteiro y Ofelia Medina en
el Círculo Teatral.
En este lustro de ausencia
Libros de Godot ha publicado
un par de volúmenes con sus
piezas teatrales y el Gobierno
de Chihuahua sus obras com-
pletas. Hoy lo recordamos y re-
conocemos su importancia en
la dramaturgia mexicana y el
desarrollo de nuestro quehacer
escénico. O
Cine
“Ladrones de la fama”
JAVIER BETANCOURT
L
a época es actual, la del
culto a la celebridad, el
lugar es California, en un
buen suburbio de Los Ángeles,
la clase social es media alta, la
anécdota está basada en hechos
reales bien conocidos. La banda
de adolescentes dedicados a
robar dinero, ropa y joyas de las
mansiones de gente famosa de
Hollywood, no lo hacían por falta
de recursos económicos o de
oportunidades educativas. En
Ladrones de la fama (The Bling
Ring; Estados Unidos, 2013)
la ya realizadora por derecho
propio, Sofía Coppola, deja claro
que la motivación aparente de
estos chicos era la aureola
de notoriedad.
Claro, también que a partir
de ahí puede especularse sobre
problemas psicológicos y
morales, sobre una generación
enajenada que sólo conoce de
apariencias; envidia, codicia,
y demás pecados capitales
bailan en las discos y desf-
lan por las pasarelas con las
marcas famosas (que me niego
a mencionar). El problema, no
para la directora sino para el
público estadunidense, es que
la cinta no se hace cargo de
juicios morales; a excepción de
Marc (Israel Broussard), con un
atisbo de conciencia aunque
débil ante el caleidoscopio de
zapatos, relojes y trapos de
diseño, ninguno tiene escrúpulo
en expoliar clósets y cajones.
La distancia impone un
estilo formal, Sofía Coppola
recurre a diferentes técnicas,
secuencias que acompañan
las excursiones de los mucha-
chos, documental de sucesos
o entrevistas, toma fja desde
un punto alejado que capta
una de las mansiones como si
fuera una maqueta de vidrio, y
se mira el recorrido del par de
ladrones que marca el apagado
o encendido de luces interio-
res. También se alternan ritmos,
frenéticos y lentos, todo con
desparpajo, el estilo cool de
esta juventud dorada, aunque
carne de presidio. Una escena,
la foto del póster, parodia Pe-
rros de reserva de Tarantino, la
banda desflando en una calle
de Los Ángeles pero con ropa y
lentes oscuros de marca.
Sofía Coppola no pierde de
vista que al exponer la fatuidad
de esta nueva generación, quie-
nes quedan peor son los adultos,
los padres; como la madre de
Nicki (Emma Watson) empezan-
do cada día con una lección New
Age con técnicas de El secreto
para sus hijas. Pero el hecho
más alarmante es que las cosas
están ahí, a la mano; la dirección
de celebridades como Orlando
Bloom o Paris Hilton está en el
internet junto con los videos de
cómo acceder; por facebook se
enteran si están en casa o no; las
llaves, ocultas bajo el tapete de
entrada. Aún más tétrica es esa
manera de vivir de los grandes,
mansiones con galerías de zapa-
tos, cajones repletos de joyas y
relojes.
Algunas críticas reclaman
la falta de dimensión de estos
adolescentes; pero éste es pre-
cisamente el tema, la vacuidad;
tampoco había mucho que
dramatizar o elaborar, cual-
quier fcción era innecesaria. Ni
actores ni personajes; en honor
al señor Greimas, lo apropia-
do sería hablar de actantes,
meras categorías de compor-
tamientos, fuerzas sociales sin
identidad propia. O
Televisión
Publicidad encubier-
ta en “Factor Ciencia”
FLORENCE TOUSSAINT
D
esatar una tendencia
resulta más largo y
complicado que esta-
blecerla. Las consecuencias
de las políticas en materia de
televisión pública persisten y
perduran tiempo después de
un cambio de directivos, espe-
cialmente cuando se pararon
las producciones propias y se
A cada quien lo que le corresponde
Vacuidad juvenil
R
e
f
u
g
i
o

R
u
i
z

/
P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
70

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

compra un gran volumen de
series a compañías extranjeras.
El stock está ahí, no transmitirlo
es una pérdida. Reanimar las
realizaciones propias conduce
a invertir fondos quizá escasos.
Tal es lo que sucede con Canal
Once según desprendemos de
su carta programática, plagada
de títulos adquiridos a la BBC,
Discovery Channel, entre otros.
Factor Ciencia contiene par-
te de esas adquisiciones. Para
adaptarlo al público mexicano
le añadieron un conductor que
introduce los distintos segmen-
tos. Pese al nombre, lo exhibi-
do carece de esclarecimientos
científcos, se trata de dar a co-
nocer inventos o procesos tec-
nológicos de punta en sus apli-
caciones prácticas. Ni se explica
el proceso para fabricarlo, ni se
describe el mecanismo median-
te el cual el aparato funciona.
En un episodio se da a co-
nocer un robot que es capaz de
sacar del lugar en donde esté y
desactivar o hacer explotar sin
riesgos una bomba. ¡Con eso
de los terroristas, muy útil apa-
rato! Otro artefacto robótico es
un “dron” fabricado por Esta-
ganancia de droga. En donde
destaca el papel de los actores
como Amado Carrillo, Ernesto
Fonseca, Rafael Caro Quintero,
Juan García Abrego, Miguel
Ángel Félix Gallardo, Osiel Cár-
denas, Héctor El Güero Palma,
Joaquín El Chapo Guzmán e
Ismael El Mayo Zambada. Así
como la formación de diferentes
cárteles como el de Ciudad Juá-
rez, Tijuana y Sinaloa. También
relata la formación de Los Zetas,
grupo con una organización
paramilitar, y examina la guerra
que surge entre los cárteles a
raíz del asesinato de la esposa y
los hijos de El Güero Palma por
parte de Felix Gallardo.
En Campos de amapola
Lolita Bosch muestra el cambio
del narcotráfco, de cofra-
días simples a corporaciones
jerárquicas y reglamentadas
que se enfrentan entre sí y
con el poder institucional,
para obtener el control de
más zonas e incrementar sus
ganancias. La avidez los lleva
a luchas violentas y a utilizar
los medios que dominan para
extender sus actividades a la
prostitución, el contrabando, el
secuestro, la extorsión… con
sus consecuencias: violencia,
crimen, miedo, desconfanza,
chantaje…
Ante esta situación infame
y frente a la equívoca res-
puesta de las autoridades,
los ciudadanos –señala Lolita
Bosch– pueden presionar para
que cumplan con la ley, exigir
información verídica, demandar
medidas como la congelación
de las cuentas bancarias de
los narcos o reclamar el cierre
del mercado estadunidense
de armas a México. Asimismo
organizarse para informar, a
través de las redes sociales, lo
que sucede y sus causas. Con
lo anterior mucha gente enten-
derá el fenómeno y reaccionará
a través del rechazo directo y la
denuncia.
Campos de amapola es un
reportaje serio e intenso que
penetra en las entrañas del
narcotráfco. Aunque no apa-
recen los personajes detrás de
los capos, algunos de ellos se
entrevén entre los señores del
poder político y económico. O
elementos policiacos aparecen
varias veces en el programa, sa-
ben usar el robot anti-explosivos
y se entrenan para detener a los
delincuentes.
Resulta evidente que el
episodio está patrocinado por
la secretaría. La propaganda a
favor de la policía capitalina es
evidente. Pero este no es el úni-
co anuncio, en otra parte se le
pregunta al responsable médico
de una farmacéutica qué es la
biotecnología. Responde en su
ofcina, atrás de él se encuen-
tra un letrero de los laboratorios
Merck.
La información que ofrece
Factor Ciencia, ¿sirve de algo
al público o son curiosidades
para distraer? ¿Es lícito que la
policía se haga publicidad en
televisión? Y más allá, ¿resulta
válida la publicidad encubierta
en un canal del Estado? O
Libros
Los cambios
del narcotráfico
JORGE MUNGUÍA ESPITIA
L
olita Bosch es una activis-
ta y escritora catalana que
ha radicado durante mu-
chos años en nuestro país. Fun-
dó con el escritor Mario Bellatin
la llamada Escuela Dinámica
de Escritores, así como dirige y
edita el portal Nuestra Aparente
Rendición que se manifesta en
contra de la violencia y por la
paz, a través de análisis, artícu-
los e investigaciones.
Ha publicado, entre otras
novelas, La persona que fuimos
(2006), La familia de mi padre
(2008) y Esto que ves es un
rostro (2008). En estos días da
a conocer Campos de amapola.
Una novela sobre el narcotrá-
fco en México (Océano. Col.
Hotel de Letras; México, 2013.
258 p.).
El libro es un reportaje nove-
lado sobre el narcotráfco en el
que la autora realiza un recuento
de la compleja historia de esa
actividad, que va del cultivo
a la venta y del consumo a la
dos Unidos, sirve para internar-
se en una selva, en un bosque
en búsqueda de narcotrafcan-
tes, y es comandado desde
lejos por un militar. Su forma
recuerda a un caballo de pier-
nas cortas. En la miscelánea
hay trajes para protegerse de
un ataque con armas químicas.
Se muestra cómo se desinfecta
y luego salen de éste las perso-
nas. Claro no se nos informa a
dónde va a dar el agua conta-
minada.
Así mismo describen el pro-
ceso de blindaje de un auto,
expone el fabricante los distin-
tos niveles, las necesidades de
motor y cómo el coche queda
por fuera en el mismo estado
que antes de desarmarlo. Ob-
servamos videos de una bala-
cera que el blindaje repele, sólo
se rompe el forro y los integran-
tes salen ilesos.
En el país también existe
desarrollo tecnológico, el grupo
de fuerza de tarea Los Zorros de
la Secretaría de Seguridad Públi-
ca del Distrito Federal ha desa-
rrollado una técnica para entrenar
perros que son capaces de lo-
calizar droga con el olfato. Estos

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 71
ESPECTÁCULOS
LUCIANO CAMPOS GARZA
M
ONTERREY.- La chi-
ca subió al Metro ves-
tida con un pantalón
de piyama y una su-
dadera de cierre. Esa
tarde la acompaña-
ban varios jóvenes, haciendo bulla entre
los vagones. Los pasajeros los veían indi-
ferentes, acostumbrados al cascabeleo de
muchachos que a todas horas entran y sa-
len del tren ligero.
Inesperadamente la mujer se despojó
de los pantalones y se quitó la sudadera.
Se quedó únicamente con una tanga ne-
gra. Sus grandes senos se quedaron al aire
y comenzó a hacer, entre los pasamanos,
un show de table dance.
Los pasajeros la miraban asombrados.
Algunas mujeres, pudorosas, se retiraron
hacia otros vagones. Un niño no le quita-
ba la vista.
La escena era grabada con un teléfono
celular por uno de los muchachos. La im-
provisada bailarina se divertía. Bromeaba
con algunos varones, sentándose en sus
piernas. Hasta que después de unos mi-
nutos un guardia la abordó y le pidió que
se retirara.
El incidente ocurrió el 1 de diciembre
de 2012 en la Línea 1 del Metro de Mon-
terrey.
Hasta que el video fue difundido en
redes sociales se supo que la protagonis-
ta del episodio erótico diurno era la bai-
larina exótica Mackye, una singular estu-
diante de segundo semestre de la Facultad
de Ciencias de la Comunicación (FCC) de
la Universidad Autónoma de Nuevo León
(UANL), que trabaja los fines de semana
Mujer Luna Bella,
striper y universitaria
ESPECTÁCULOS
A los 21 años es teibolera y sexoservidora, y ade-
más cursa Comunicación en la Universidad Autó-
noma de Nuevo León. En las redes sociales su fa-
ma es total. A principios de este año apareció de
cuerpo entero desnuda en el Metro de Monterrey.
Hija de un albañil, dice que se dedica a la prosti-
tución por necesidad. Pero un día quiere casarse y
tener hijos. Esta es la entrevista con ella.
72

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

en un table dance del centro de la ciudad.
Ahí mismo la chica de 21 años ejerce labor
de acompañante, para hacer sexoservicio.
En ocasiones, dependiendo de su hu-
mor, hace videotuitts en los que se exhibe
desnuda, relata con detalles sus encuen-
tros íntimos y, si le da la gana, se mastur-
ba frente a sus fans.
Escribe y planea publicar un libro de
memorias.
Espera despedirse el año entrante de
su actividad de prostituta con una gran
película de sexo real.
La mejor puta
Dice que su nombre es Luna Méndez Co-
ronado. En su página de Facebook se hace
llamar Mujer Luna Bella. En la pasarela es
anunciada como Mackye.
Nació en Monterrey y su psicólogo le ha
dicho que no tiene problemas mentales.
Cuenta, en entrevista, una historia per-
sonal llena de peripecias que asegura son
enteramente verdaderas.
Sus compañeros saben en lo que tra-
baja. En la escuela es un personaje. A ella
le cansa que cada vez que pasa al piza-
rrón, escucha los celulares activándose
para grabarla de cuerpo completo, pero ya
se acostumbró. También a que en los pa-
sillos le griten que la aman. Algunos le di-
cen piropos lindos, y otros de subido color.
Lo mismo le ocurre en la calle. Pero a
ella le gusta llamar la atención. Dice que
si en la calle algún chico la reconoce, pue-
de detenerla, saludarle y acariciarle un se-
no, si quiere.
“A mí no me molesta. Me gusta exci-
tar”, dice.
En los conciertos a los que va, cuan-
do es reconocida, los muchachos le piden
que se levante la blusa. Ya es un ritual pa-
ra ella que le griten “chiches pa’la banda”
en los eventos masivos. Y ella siempre los
complace, mostrando los senos, y se toma
fotos con los chicos.
Mackye trae el cabello morado porque
el color, dice, representa el misterio y la
lujuria. Llama la atención de inmediato
por su bien delineada figura morena.
Vive con sus padres en una colonia
del sur de la ciudad. Es la mayor de seis
hermanos. Una vez la corrieron de casa,
cuando se enteraron de lo que trabajaba.
Pero su padre, quien es albañil, la aceptó
de regreso. Ella es la que le paga los estu-
dios a sus hermanos.
Y eso de prostituirse lo ve como un
trabajo normal.
En su cuenta de Facebook anuncia que
trabaja en el Chocolate Men’s Club. Acla-
ra que no sale con clientes. Sus trabajos
son sólo en el interior del establecimien-
to. Y da tarifas: por un baile privado de 10
minutos, cobra 180 pesos. Por sexo oral,
950 durante 20 minutos; servicio com-
pleto, mil 250 por 30 minutos; para sexo
anal hay que pagar otros 600. Por compar-
tir una copa, 110 pesos, un shot de tequi-
la por 150, y por acompañar una botella
380 pesos. Los que quieran un show priva-
do por cámara deben pagarle mil 500 pe-
sos por hora.
Parece que Mackye no conoce la inhi-
bición.
Según relata, su inicio en las pasare-
las es similar al de muchas mujeres. Tie-
ne una tía que trabajaba como bailarina.
A sus 16 años le pidió que la llevara a bai-
lar, y como tiene un cuerpo mayor, creye-
ron que daba la edad y se integró al elenco
del TVO, donde hizo su debut con el nom-
bre de Selene, que después se transformó
en Luna Bella.
Su primera noche en el table fue un
shock:
“Lo primero que vi fue a una mujer
desnuda. Me asusté. Nunca me habían to-
cado ni con el pétalo de una rosa, ni sabía
qué era besar. Era virgen de todos mis po-
ros. Ni en secundaria había besado a na-
die, nunca tuve intimidad. Fue mi primera
experiencia íntima en el table.”
Comenzó a bailar en las pasarelas, pe-
ro fue descubierta y, según dice, fue lleva-
da a prisión donde conoció a un abogado
que, a cambio de salir con ella, le tramitó
una credencial falsa de elector para acre-
ditar mayoría de edad.
Con el documento falsificado comen-
zó a trabajar en numerosos antros y fies-
tas, hasta que decidió establecerse en El
Harem, donde hizo su show durante tres
años. De ahí emigró al Chocolate, en el
centro de la ciudad.
Pero aclara que se enroló en la activi-
dad erótica por necesidad:
“Me cae mal que me pregunten qué
fue lo que me llamó la atención de esto. La
mayoría de las que trabajamos aquí lo ha-
cemos por necesidad. Lo que me orilló es
que mi familia es de bajos recursos, tengo
cinco hermanos, yo soy la mayor. Por eso
dejé de estudiar. Mi papá me dijo que le
estaba quitando el pan a los otros herma-
nos por darme estudios y por eso nomás
me dio estudio hasta la secundaria.”
Por esos días se hizo novia de un es-
tudiante con el que convivió durante tres
años. Sábados y domingos acudía al antro
y el resto de la semana era novia, aunque
la familia de él no la aceptaba, por la natu-
raleza de su profesión.
En casa desconocían su actividad
nocturna, pero se extrañaban que ga-
nara mucho dinero. Hasta que la descu-
brieron. Explica:
“Mi papá reaccionó mal. Me agarró a
bofetadas y me quiso meter a un tutelar
de menores. Yo les dije que lo iba a odiar.
Entonces me corrió. No me importó, tenía
mucho dinero y me fui a vivir a un hotel.
Luego me fui a vivir con mi novio, a la casa
de los papás de él. Él fue mi primer hom-
bre. Y luego terminamos, pero no por pro-
blemas, sino porque se fue a Italia.”
Y así se dedicó por completo al nego-
cio del table dance.
Eligió su nombre de batalla porque sus
compañeras le decían que era muy obser-
vadora, muy maquiavélica, y por eso le de-
cían Maqui. De ahí adoptó el nombre Mac-
kye, en honor a Nicolás Maquiavelo. Pero
hay quienes también la reconocen como
Luna Bella.
No le molesta que la llamen teibolera.
Por el contrario, se siente orgullosa de su
ocupación.
“Me dicen que cómo me siento orgu-
llosa de ser puta, y yo digo que gracias a
ese trabajo he aprendido muchas cosas y
he madurado. Me dicen que viví muy rápi-
do, pero a mí me gusta. Fuera de mi traba-
jo soy como cualquier persona, no me re-
laciono con clientes.”
“Ya en mi trabajo asumo un personaje.
Los sentimientos los dejo en casa, vengo con
mi cuerpo y a ser una puta, porque todos vie-
nen a buscar una puta. Dama en la cocina y
puta en la cama. Soy puta en mi trabajo, pero
fuera no lo soy”, señala Luna Bella.
Asegura que después de conocer el
amor carnal con su novio, a los 19 años, se
inició en el sexoservicio.
La ecuación fue sencilla: en el table le
Luna Méndez. No al cine porno

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 73
ESPECTÁCULOS
ofrecieron tener relaciones y aceptó por-
que ganaría dinero.
“La primera vez me pidieron tener rela-
ciones y como ya no era virgen, dije, pues
sí, por qué no. Se había acabado el amor
con mi novio, ya lo había superado. Si se
trataba de ganar más dinero, pues adelan-
te. Y como a mí siempre me han dicho que
en todo lo que haga debo ser la mejor, pues
me dije: voy a ser la mejor puta”, ríe.
Un momento con un cliente es un
asunto rutinario en sus veladas. Cuan-
do llaman a Mackye, el mismo estable-
cimiento le proporciona una habitación.
Hace lo que le puedan pagar.
“En una noche de quincena tengo re-
laciones con unos nueve hombres. Pero
también atiendo a unos veinte en total en
las mesas”, calcula.
Al principio fue complicado hacer tra-
bajo íntimo. No sabía comportarse con
propiedad. No sabía qué le gustaba a ella
o al cliente. Además puede resultar ingra-
to tener sexo con dinero y con un hombre
que no es guapo. Por eso aprendió algunos
trucos para evadirse en el trabajo.
“Tenía que encontrar una forma de es-
tar con el cliente y al mismo tiempo no es-
tar, tener el cuerpo aquí pero pensar en
otra cosa para no sentir. Fui agarrando
técnicas, como pensar en mañana. Mien-
tras me están penetrando pienso que con
ese dinero voy a comprar útiles de la es-
cuela, otras cosas que haré con el dinero.
“Así, mientras el hombre está adentro
de mí, se viene y ya. Así, literal, no siento na-
da, ni lo estoy viendo, ni le estoy poniendo
atención. Claro, en caso de que me guste al-
guno, no se lo digo, me lo guardo, porque lo
puede aprovechar para tener un descuento
o que salga gratis. Se siente padre que me
guste un chavo y que además me pague.
Dos por uno”, suelta la carcajada.
Pero también tiene clientas. Las da-
mas son quienes más la requieren.
“De hecho tengo más clientes mujeres
que hombres. Como soy mujer, sé cómo se
toca a una mujer, cómo complacerla. Pero
es un poco difícil, porque todas las clientas
están enamoradas de mí y yo no quiero ser
su novia. Una se obsesionó, me dijo que me
ponía casa si me iba a vivir con ella. Pero
no. No sé si le gustará a los fans que les di-
ga que soy bisexual o lesbiana, ni siquiera
tengo definido si realmente lo soy”, señala.
La belleza acaba
Mackye está muy conciente de la edad.
Sabe que un día acabará su belleza y se-
rá un producto de deshecho en el negocio
del sexo. Por ello decidió prepararse.
Ingresó a Comunicación, de la UANL
para tener una carrera. Estuvo a punto de
entrar en el Tec de Monterrey, donde di-
ce haber tramitado el examen vocacional
que arrojó sus aptitudes para cuestiones
de comunicación. Pero sus amigos le dije-
ron que era muy aburrido. Por eso entró a
Comunicación de la universidad. Y de in-
mediato toda la facultad se enteró.
Recuerda que en los primeros días la
persona notable en la escuela era Maria-
na Avitia, medallista en tiro con arco en
Londres 2012. Pero nadie hacía aspavien-
tos cuando la veía. En cambio, cuando ella
circulaba en los pasillos los muchachos le
externaban afecto.
“Cuando pasaba comentaban ‘estoy
enamorada de ella’ o los muchachos me
gritaban: ‘Te amo, Luna Bella’. A veces es
incómodo porque me voy toda equis a la
escuela, en piyama, en pantuflas, para no
llamar la atención. Pero cuando en el salón
paso con la tarea, escucho que todos los ce-
lulares se prenden tomándome. ¡Qué pe-
do!, me pregunto, ando toda fodonga”, dice.
A veces anda estresada y le incomoda
el asedio, pero otras se siente bien por ser
la fantasía de los chicos. En la FCC todos
los hombres la aceptan porque, afirma,
ahí la mayoría son gays y se proyectan en
ella. Es su modelo, porque hay una discri-
minación generalizada contra los homo-
sexuales, y ella, señalada también por ser
teibolera, ignora a los detractores.
Muchas mujeres estudiantes, en cam-
bio, le reprochan, dice. La han acusa-
do injustificadamente de drogarse en los
baños. También han cuestionado que es-
tudie en la escuela una puta que convive
con alumnos menores de edad, a los que
va a pervertir.
De cualquier manera ella continúa sus
estudios y eventualmente acude a progra-
mas locales de variedades en TV.
Fue llamada a un reality show de Mul-
timedios por la notoriedad que alcanzó al
hacer un acto nudista en la Facultad de In-
geniería Mecánica y Eléctrica (FIME) en el
campus central de la UANL, en enero del
2012. Ella anunció en su cuenta de twitter
que iría a saludar a los alumnos. Al llegar
encontró que el pasillo central de la es-
cuela estaba lleno de muchachos que ya
la esperaban.
Como le indicaron que no podía estar
ahí, por el tumulto que generaba, la invita-
ron a retirarse. Se fue al estacionamiento
y el lugar se congestionó de fans. Ella su-
bió a su coche para retirarse y los chicos
se amotinaron, remeciéndolo. Escuchó a
lo lejos el sonido de una patrulla y supuso
que la policía acudía a arrestarla.
“Me dije que si me van a encerrar, que
valga la pena, y me quite la blusa y me
quedé en brasier y salió en las redes so-
ciales. Pero no fue planeado. Me llevaron
detenida, pero los alumnos me ayudaron,
aportando de a 50 pesos para pagar mil
500”, recuerda.
A raíz de eso la invitaron a un show
nocturno de televisión denominado Mitad
y Mitad, donde un enmascarado tenía que
elegir entre varias chicas. Ella fue invitada
con el pretexto de que quería perder la vir-
ginidad con el protagonista. El público se
mostró incrédulo, pues ella se anunciaba
como una bailadora de table dance de cues-
tionable castidad.
Le pagaron 5 mil pesos por decir que
era virgen. Luego fue a otro programa a
cantar y bailar.
Ocurrió después el incidente en el Me-
tro. Eso ocurrió un sábado y olvidó el epi-
sodio de inmediato. Su hermana la des-
pertó el lunes y le dijo que tenía que ir a la
tienda de la esquina, porque aparecía en
la portada del periódico vespertino, que
destacaba la noticia de su show.
“Lo del Metro lo hice por desmadrosa.
Pero inventaron que me había desnudado
en protesta porque Margarita (Arellanes,
alcaldes panista de Monterrey) cerraba los
antros a las dos. Inventaron, también, que
lo hice para que se dieran cuenta de que
no había seguridad en el Metro”, refiere.
En los videos que hay en internet se le
ve completamente desnuda, charlando de
experiencias eróticas, bromeando, bailan-
do en poses sensuales, exhibiendo sus ge-
nitales y complaciéndose ante la cámara.
Pero no quiere seguir toda la vida en
esto. Estima que a finales del 2014 se reti-
rará de la vida nocturna.
También está escribiendo su autobio-
grafía que lanzará a principios del 2014.
Acorde a sus números, diez mil personas
adquirirán el libro.
Ejercita la pluma escribiendo en su
blog experiencias eróticas:
“No soy de escribir pornografía como
‘me abrió de piernas, me la metió y ya’.
Mejor escribo que lo conocí, que lo miré,
más detallista. Mi blog de experiencias
sexuales tiene medio millón de visitas. Y
tengo otro sobre cosas góticas, la vida y la
muerte, cosas oscuras.
“Yo estoy segura que ese libro va a ser
una bomba en México. Un productor de
Los Ángeles me contactó y me dijo que si
era una bomba, lo podíamos hacer pelícu-
la y eso sería un sueño hecho realidad. Eso
me abriría muchas puertas. Y si trabajara
el año que entra todavía como bailarina,
sería por amor al arte.”
Algún día espera casarse y tener hijos,
sin importar su antecedente como sexo
servidora. Por eso, en parte, rechazó tam-
bién la oferta de los videos eróticos:
“El día de mañana espero tener una fa-
milia. Imagínate, como bailarina batallo pa-
ra que me tomen en serio ahora como estre-
lla porno, más voy a batallar. Imagínate que
esté con mi esposo y me pida ver una pelí-
cula porno para cachondearme y que pren-
da la tele y yo con cinco negros dándome
por todos lados, no estaría chido.”
74

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
RAÚL OCHOA
L
a muerte repentina
del futbolista ecuato-
riano Christian Chu-
cho Benítez en Doha,
Qatar, ha dado lugar a
diversas versiones: la
primera apuntaba a una presun-
ta negligencia médica por parte
del hospital Al-Ahli al no atender
con prontitud al joven de 27 años.
También se habló de una apendi-
citis que derivó en peritonitis mal
tratada. Hasta ahora la ausencia
de un pronunciamiento oficial en
torno a las causas del deceso oca-
siona dudas y sospechas.
Los primeros reportes del 29
de julio fueron confusos. El repre-
sentante y apoderado del juga-
dor, José Chamorro, declaró al ca-
nal público ecuatoriano Gama TV
que ese día –20:30 horas, tiempo
de Qatar–, el goleador se quejó de
fuertes dolores abdominales y fue
trasladado a un hospital, donde
murió poco después.
El suegro de Benítez, el exfut-
bolista y seleccionado ecuatoria-
no Cléber Chalá afirmó que su hi-
ja Liseth le llamó telefónicamente
para comentarle los malestares
de Chucho, quien después de ce-
nar en el hotel donde se hospe-
daba se quejó de un fuerte dolor
estomacal. Según Chalá, le acon-
sejó ir a una farmacia por medi-
camento. Poco después lo con-
tactó de nuevo para avisarle que
llevaron a su esposo a una clínica,
donde “no recibió atención médi-
ca inmediata”.
El 29 de julio, Liseth aseguró
que su marido permaneció en el
hospital “más de dos horas sin
recibir atención médica apro-
piada”. En entrevista para ESPN
detalló: “A Christian le dieron
algunos sedantes y sólo contro-
laron el dolor por poco tiempo,
El
enigma
74

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
a
C
h
r
i
s
t
i
a
n

P
a
l
m
a

/
A
P

p
h
o
t
o

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 75
DEPORTES / FUTBOL

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 75
DEPORTES
/ FUTBOL
Reconoce que la prueba de esfuerzo no
es suficiente para descartar cardiopatía
isquémica, pues tiene un margen de error
de 15%. También niega que el América ne-
gociara la carta de transferencia de un ju-
gador enfermo. “Con el capital del club no
se prestaría a este tipo de cosas. América
lleva buenos protocolos de atención al pa-
ciente. No hay causas así. Es como cuando
compras un auto de agencia y de pronto
te encuentras una roca en el camino, ¿qué
haces ante esas circunstancias? Es impre-
decible”.
Para el cardiólogo también hay otros
factores a considerar: “La esposa, en lugar
de buscar asistencia médica en Qatar o
acudir al club del jugador decide llamarle
a su padre –radica en Zacatepec, Morelos–,
quien le recomienda acudir a una farma-
cia para comprar medicamento. Desde ahí
perdieron tiempo. Luego reclama la asis-
tencia médica tardía, pero tú también te
tardaste en llegar. El tiempo se pierde des-
de que empieza el síntoma. Esto le pasa a
todos”, apunta.
Y añade: “Si para un médico es difícil
hacer un diagnóstico oportuno imagína-
te para la esposa, quien minimizó el asun-
to. Desafortunadamente no es doctora. Ahí
también perdió tiempo y sabrá Dios cuán-
tas horas transcurrieron todavía desde que
habló con su padre y acudió a la farmacia
por medicamentos. Seguro pasaron cuatro
o cinco horas, además del par de horas que
tardó el doctor. Este tiempo es terrible, de
vida y muerte en un infarto, mas no en una
apendicitis o peritonitis”, precisa.
De acuerdo con Escandón, a partir del
resultado de la necropsia podrán conocer-
se las causas de la muerte de Benítez. Dice
que esto también ayudará a otros jugado-
res. “En eso radica la importancia de la au-
topsia porque nos permitirá evitar más de-
cesos. Desconozco si el cuerpo de Chucho
llegará completo a Ecuador, pues en oca-
siones en patología se quedan con algunos
órganos. Es cuando se pide la exhumación
para revisar nuevamente los restos”.
pues las molestias regresaron con mayor
fuerza… se dio cuenta que podía morir.
Me dijo: ‘Te encargo a mis hijos, siento
que me muero’”. Minutos después em-
pezó a convulsionarse y murió, dijo la
ahora viuda.
Horas después, el Jaish Sport Club, de
Qatar, equipo al que se unió el delantero
tres semanas antes de su fallecimiento,
proveniente del América, difundió en su
cuenta de Twitter: “Christian Benítez mu-
rió en Doha de un ataque al corazón”.
En un comunicado oficial publicado
en su página web el 31 de julio, el club qa-
tarí informó que la autopsia reveló muer-
te súbita por “un paro cardiaco”, pero no
entró en pormenores. Hasta ahora tampo-
co se conoce la versión oficial del informe
médico.
Dudas
El cardiólogo especializado en medici-
na deportiva Ricardo Escandón describe
a Proceso las causas de la muerte súbita,
y descartó las primeras versiones sobre la
muerte del delantero:
“Para una apendicitis dos horas no son
nada. Cuando se presenta un caso como
ese el paciente puede tardar hasta dos
días, e incluso más tiempo. No es que al-
guien se ponga mal de apendicitis, le dé
peritonitis en dos horas y muera si no se
hace nada en ese tiempo. De ser así, miles
de individuos fallecerían diariamente en
México y en todo el mundo”, afirma.
Según el especialista la muerte del ju-
gador pudo deberse a varias causas: infar-
to al miocardio, disección aórtica, trom-
boembolia pulmonar o úlcera gástrica.
En este tipo de eventos, precisa, influ-
ye sobremanera la genética “si su familia
padeció infartos, si la dieta del futbolis-
ta era muy alta en grasas, si revisaba o no
sus niveles de colesterol. Todo esto es bien
complicado. Hay jugadores que no hacen
mucho caso, consideran que esto no les
pasará nunca”.
En la cúspide
La muerte súbita cardiaca se define como
una situación no traumática es inespera-
da y sucede instantáneamente o en cues-
tión de minutos luego del esfuerzo rea-
lizado por un cambio brusco del estado
clínico previo de la persona. “El 90% de las
muertes súbitas en los deportistas ocurre
por algo inesperado”, dice Escandón.
–¿Qué factores pudieron contribuir al
fallecimiento de Benítez? –se le pregunta.
–Por su juventud es difícil pensar en
alguna lesión de las arterias coronarias.
Sin embargo, a veces se rompe una pla-
ca, aunque sea pequeña, y puede formar-
se un trombo. En el infarto las causas tam-
bién son de trombos, por algún problema
de trombosis genético. Se tapa la arteria
coronaria y se infarta.
El cardiólogo recuerda cuando a media-
dos de septiembre de 2007 en estas páginas
recomendó el retiro al portero colombiano
Miguel Calero para evitar un problema ma-
yor (Proceso 1611). El guardameta, de gran
trayectoria en la liga mexicana, fue inter-
venido quirúrgicamente por una trombo-
sis venosa. “Calero se molestó con noso-
tros, con el medio y con tu servidor. Dijo
también: ‘hay gente que ya me está reti-
rando’. Cómo médico simplemente expu-
se las probabilidades de riesgo”.
Tras su rehabilitación el portero regre-
só a la actividad, pero el 25 de noviembre
de ese año sufrió una trombosis en la ar-
teria carótida. El 4 de diciembre de 2012 el
club Pachuca confirmó la muerte de Mi-
guel Calero, casi 12 horas después de diag-
nosticarle muerte cerebral.
Los problemas estomacales de Benítez,
quien no tomaba ni fumaba, comenzaron
a las 20:30 horas, según su esposa Liseth.
“Chucho nunca nos manifestó una situa-
ción anormal en su salud. Todo fue súbito”,
señaló Cléber Chalá el pasado 29 de julio.
En la cúspide de su carrera emprendió
la aventura luego de conquistar dos títu-
los (con Santos en el Clausura 2008 y con
Por el inesperado fallecimiento de Christian Chucho Benítez se desataron ru-
mores y especulaciones en varios medios ante la ausencia de una versión ofi-
cial de los hechos. La transferencia del ariete al Jaish Sport Club, de Qatar, por
16 millones de dólares recuerda los enormes intereses económicos que bullen
detrás de contrataciones como esa, lo que podría explicar, al menos en parte,
la falta de transparencia respecto de preguntas clave: ¿Era médicamente po-
sible prever un acontecimiento como el que le provocó la muerte a Chucho?
¿Recibió o no la atención adecuada en Qatar? ¿Qué responsabilidades espe-
cíficas implican, por ejemplo, a los dos últimos clubes a los que perteneció?...
76

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 76

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
América en el Clausura 2013), cuatro cam-
peonatos de goleo, entre ellos el triple tí-
tulo consecutivo. En su paso por ambos
planteles, desde su llegada al país (torneo
Apertura 2007) y tras un brevísimo paso
por la Liga Premier con el Birmingham Ci-
ty inglés (2009-2010) dejó un saldo de 103
anotaciones.
Tras su malograda experiencia en el fut-
bol de Inglaterra, retornó al Santos para des-
pués firmar con América por 10 millones de
dólares; fue la transferencia más costosa en
la historia del balompié nacional.
El pasado 7 de julio se convirtió en el
fichaje más caro del futbol qatarí: 16 mi-
llones de dólares… pero el Chucho golea-
dor sólo jugó 10 minutos con la camise-
ta de su nuevo equipo, El Jaish Sport Club,
un día antes de su inesperado desenlace.
Christian nació 1 de mayo de 1986 en
Quito, Ecuador. Lo crio su abuela materna
Dorcy López. La mamá, Rita Betancourt, se
fue a Italia en busca de un futuro mejor
para su hijo. Por estas fechas, a instancias
de su hijo, regresaría a Ecuador.
El padre de Chucho, Ermen, es goleador
histórico del futbol ecuatoriano; sin em-
bargo, la abuela Dorcy siempre le reprochó
su desatención hacia el niño. “Cuando no
mandaba ni para la mamila mi hija Rita lo
enviaba a la cárcel para que se hiciera res-
ponsable, hasta que al final se cansó de
recordarle sus deberes”, contó a Proceso
hace apenas un par de meses, en víspe-
ras de la final entre América y Cruz Azul,
cuando el delantero resultó parte funda-
mental en la conquista del título.
Mal fario
Por diversas razones la historia del América
se relaciona con la tragedia. En 1996 su por-
tero Hugo Salazar fue víctima de muer-
te súbita antes de cumplir los 40 años.
Por causas similares en noviembre
de 2009 el delantero Antonio de Nigris,
exjugador de la escuadra azul crema,
murió mientras dormía en Grecia, don-
de jugaba para el AE Larisa. El llamado
Tano, quien militó en 13 equipos duran-
te nueve años de carrera –estuvo en Es-
paña, Brasil, Colombia, Turquía, China,
Grecia y México–, tenía 31 años.
En agosto de 2008 el defensa Car-
los Sánchez sufrió un derrame cere-
bral cuando apenas llevaba 20 minu-
tos de entrenamiento. El evento lo
retiró del futbol a los 28 años.
El 25 de enero de 2010 el goleador
paraguayo Salvador Cabañas fue ba-
leado en la cabeza en un bar ubicado
en la Ciudad de México. Y otro ameri-
canista, Juan Carlos Silva, recibió un
“rozón” de bala en los glúteos en un
intento de asalto el 1 de febrero de ese
mismo año.
La  segunda autopsia  a la que fue
sometido el cuerpo de Benítez  reveló
que el futbolista ecuatoriano “estaba
condenado a morir” por una fuerte do-
lencia en el corazón, anunció el vier-
nes 2 el presidente  de la Federación
Ecuatoriana de Futbol, Luis Chiriboga.
“Ya conocemos el resultado. El doc-
tor Maldonado  –médico de la Federa-
ción Ecuatoriana– lo explicará científi-
camente, pero conocemos ese resultado
y nos llena de tranquilidad. Desgracia-
damente nuestro querido Chucho es-
taba condenado a morir, tenía una en-
fermedad  en el corazón, en su  artería,
que sólo se le podía descubrir luego de
muerto.”
Por su parte, Escandón refuta la
versión del directivo ecuatoriano: “No
es cierto que el mal del paciente só-
lo se puede detectar con la muerte. Si
bien los infartos son la primera causa
de muerte en el mundo, hay estudios
muy avanzados para detectar a tiem-
po problemas cardiovasculares. El úni-
co problema de los infartos es que sólo
50% de los pacientes manifiesta sínto-
mas hasta el día del evento. Los exá-
menes te ayudan a detectar a tiempo.
Es detectable, pero impredecible”.
–¿El América pudo descubrir este
problema de Benítez si le hubiera rea-
lizado un análisis completo?
–Es un tanto impredecible. Los
exámenes pueden salir sin detectar
el problema del paciente. Con los es-
tudios clínicos podemos disminuir el
riesgo de muerte súbita en un 80% y
hasta en 85%, pero no podemos elimi-
narlo de tajo. O
YETLANECI ALCARAZ
B
ERLÍN.- Durante la
Eurocopa realiza-
da en 2000 en Bélgi-
ca y los Países Bajos,
el futbol alemán tocó
fondo. Con una parti-
cipación desastrosa, la escuadra ger-
mana quedó eliminada del torneo
durante la primera ronda. Los focos
rojos se encendieron entonces. Los
dirigentes de la Federación Alema-
na de Futbol y de los clubes profesio-
nales integrantes de la Bundesliga
se dedicaron a buscar una solución
para mejorar la calidad del futbol y
crear una liga atractiva, con finanzas
sanas y rentables.
Trece años después de aquella
crisis, el futbol teutón alcanzó una
reputación intachable: no sólo po-
see la liga profesional más rentable
y sana de toda Europa, sino también
su espectacularidad y calidad van al
Liseth Chala. Su asistencia pudo no ser correcta
O
s
a
m
a

F
a
i
s
a
l

/
A
P

p
h
o
t
o
T
o
b
i
a
s

S
c
h
w
a
r
z

/
R
e
u
t
e
r
s

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 77
DEPORTES / FUTBOL
En poco más de una década el
futbol alemán se sobrepuso a su
estado ruinoso. Mediante estrate-
gias bien orientadas y planeación
a mediano y largo plazos, su liga
ya es la segunda más importante
del mundo. Equidad y transparen-
cia son elementos fundamentales
en esta labor, que busca benefi-
ciar a la afición, promover la soli-
daridad entre los propietarios de
clubes y, ante todo, formar a los
jugadores en sus propias escue-
las y canteras para garantizar la
calidad del espectáculo.
alza. Muestra de ello fue el último torneo
de la Champions League, donde el pode-
río alemán se impuso y por primera vez en
la historia de la competencia dos equipos
germanos disputaron la final.
El secreto de tal éxito se centra en un
modelo de gestión único en el mundo en el
que confluyen un control financiero estric-
to, equidad en la repartición de ganancias,
formación de nuevos talentos y, sobre todo,
una política cuya razón de ser es la afición.
Según el último reporte oficial de fi-
nanzas auditado de la Bundesliga, durante
la temporada 2011-2012 la liga obtuvo in-
gresos superiores a los 2 mil millones de
euros; ello representa 7% más respecto al
año anterior, y dentro del grupo de las cin-
co principales ligas del mundo la ubica só-
lo por debajo de la Liga Premier inglesa, de-
jando atrás a la primera división española,
a la Serie A italiana, y a la Liga 1 francesa.
A raíz del fracaso futbolístico en la Euro-
copa 2000, los clubes profesionales alema-
nes se plantearon la necesidad de crear un
ente aglutinador para ejercer una vigilancia
rigurosa de sus finanzas y organización. Fue
así como nació en diciembre de ese mismo
año la sociedad registrada Liga Alemana de
Futbol (DFL, por sus siglas en alemán), que
se encarga desde entonces de supervisar y
vigilar el óptimo funcionamiento de la pri-
mera y segunda divisiones de la Bundesliga,
con sus 34 equipos profesionales. También
abarca a las ligas regionales.
Con la DFL llegaron también los ins-
trumentos de control que hacen de la li-
ga alemana un ejemplo en todo el mundo.
“La creación de la DFL o Liga de Futbol
aportó dos elementos que desde mi pun-
to de vista son básicos para el éxito de la
Bundesliga y el futbol alemán: por un lado
las reglas a seguir en adelante dentro del
futbol; el sistema de otorgamiento de li-
cencia como requisito indispensable para
formar parte de la Bundesliga y las reglas
de la comercialización de la liga. Por otra
parte, algo muy importante: la obligación
de que cada club cuente con su propio
centro de formación de nuevos talentos”,
explica en entrevista con Proceso Tim Jür-
gens, jefe de redacción de la revista espe-
cializada en futbol 11 Freunde (11 Amigos),
que en los últimos años se ha convertido
en la publicación de culto de los amantes
del balompié al dedicarse no sólo a la co-
bertura del futbol sino a la cultura que hay
detrás de éste.
Regla de oro
El sistema de licencias de la DFL prevé que
los clubes integrantes de este organismo
difundan públicamente en intervalos re-
gulares sus ingresos y gastos anuales. Al
mismo tiempo, la propia DFL verifica si
cada equipo está en condiciones de orga-
nizar partidos de la Bundesliga. Los crite-
rios para determinar esto no sólo son de
tipo económico, sino también deportivos,
Bundesliga:
la fórmula del éxito
78

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013
legales, administrativos, de infraestructu-
ra, médico-técnicos y de seguridad.
“Si todo está en orden, entonces se re-
cibe la licencia. El principio de este sistema
prevé –como el Financial Fairplay de la UEFA–
que un club nunca invierta sumas superio-
res a las de sus ganancias. Y eso garantiza
unas finanzas sanas”, explica Jürgens.
Además de ello, otro fundamento ba-
se del sistema alemán es la denomina-
da Regla 50+1, cuya implementación que-
dó plasmada en los estatutos de la DFL. Se
trata de un mecanismo para evitar que las
grandes empresas o inversionistas priva-
dos asuman el control total de los equipos.
De acuerdo con esta regla 51% de las accio-
nes deberán quedar en poder de los aficio-
nados. Con ello se garantizan, además, los
intereses deportivos de los clubes.
“Ningún inversionista extranjero o pri-
vado –plantea Jürgens– puede asumir la
mayoría del capital del club y con ello to-
mar decisiones en contra de los intereses
deportivos y económicos de cada equipo.
Esta regla también señala que será el con-
sejo de administración de cada club, elec-
to por los propios socios, quienes controla-
rán las finanzas y autorizarán los gastos.”
En realidad, la Regla 50+1 cumple con
dos funciones vitales para la Bundesliga:
Al tiempo que protege a los clubes de in-
tereses ajenos a éstos, dota a la afición de
la posibilidad de ser inversionista del club
al comprar acciones, con lo cual se estre-
chan los vínculos entre ésta y el equipo.
Considerada como una de las aficio-
nes más comprometidas y fieles de las li-
gas profesionales europeas, la alemana
tiene motivos para serlo, pues juega un rol
importante dentro del modelo de gestión
del futbol alemán.
En entrevista con este semanario, Da-
niel Martínez, experto en futbol y autor del
libro de reciente aparición en Alemania
Guardiola. Así va el futbol moderno, explica:
“Tanto la Liga co-
mo la Federación
Alemana de Futbol
acertaron cuando re-
plantearon el modelo:
tuvieron claro que to-
do eso que conocemos
como futbol tiene co-
mo eje y razón de exis-
tir a la afición; tanto la
que acude a los esta-
dios como la que sigue
los partidos por televi-
sión y radio. No existe
ninguna otra liga en el
mundo que considere
tanto a sus aficionados
como la alemana.”
Como ninguna otra
liga del mundo, la Bun-
desliga ofrece a sus seguidores boletos a
precios económicos: El costo promedio de
un boleto, según el último informe de la ins-
titución, es de 23 euros (aproximadamente
380 pesos). Además de ello, el pago del bole-
to para el partido también incluye el uso de
trenes para el traslado a los estadios.
Más aún: desde el inicio de tempora-
da cada club está obligado a reservar 10%
del boletaje para la afición de los equipos
visitantes; además, ningún estadio cuen-
ta con palcos VIP y los entrenamientos a
puerta abierta es una práctica común; hay
descuentos especiales para niños y jubila-
dos, y los partidos se realizan en horarios
inamovibles, lo cual fomenta que toda la
familia visite los estadios.
Como resultado de esta estrategia, la
Bundesliga registra el mayor promedio de
asistencia de todas las ligas del mundo, a
excepción de la NFL, con un promedio de
42 mil 200 espectadores por partido y una
tasa de 91% de ocupación total de estadios
por encuentro.
Cantera
Los centros de formación de nuevos talen-
tos son factor de gran relevancia para la
buena marcha del futbol en Alemania. Es-
trellas como Mario Götze, Marco Reus, Bas-
tian Schweinsteiger, Phillip Lahm o Ilkay
Gündogan no se habrían forjado sin las
canteras de los clubes alemanes.
Con la instauración del sistema de licen-
cias en 2000 se determinó que para obtener-
las los clubes crearan sus propias escuelas
de futbol. Cada año los equipos deben acre-
ditar que cuentan no sólo con su cantera
sino que disponen de un programa de de-
sarrollo e infraestructura adecuada para la
formación de nuevos cuadros.
Hasta ahora, la estrategia parece ser
exitosa. A la larga lista de nombres de
nuevas estrellas del balompié alemán se
agregan los números. Tras más de una dé-
cada de invertir en total más de 715 mi-
llones de euros en sus canteras, el prome-
dio de edad de los jugadores que militan
en las dos divisiones de la Bundesliga pa-
só de 27 a 25 años. Además, 60% de los ju-
gadores integrantes de la Primera División
de la Bundesliga son jóvenes salidos de las
escuelas de futbol; en el caso de la Segun-
da División la tasa es de 75%.
A pesar de que desde hace años se
aplica este modelo de gestión, que ya co-
locó a la Bundesliga como la tercera mejor
del mundo, sólo hasta ahora empieza a te-
ner reconocimiento mundial. Al respecto,
Jürgens explica:
“Es sencillo. Porque por primera vez en
su historia dos equipos alemanes llegaron
a la final de la Champions League. El fut-
bol es un negocio que tiene que ver con
sueños y el mundo mira primero, por des-
gracia, ahí donde hay éxito y espectáculo
y no donde existen finanzas sanas.
“Pero ahora el Bayern Munich ha de-
mostrado, con ese fenomenal juego en
contra del Barcelona en la clase premier,
que actualmente juega, quizás, el mejor
futbol del planeta. Y también el Dortmund
logró tener un juego de muy alto nivel.”
A partir de esta temporada –cuyo ini-
cio será el próximo viernes 9– el entrena-
dor catalán Pep Guardiola será el timonel
del Bayern Munich. Esto ya produjo gran-
des expectativas.
“Su presencia en la Bundesliga me pa-
rece una muy buena señal. Demuestra
que no sólo el dinero, sino también la per-
sistencia para desarrollar un concepto de
futbol a nivel internacional tienen un sig-
nificado importante, el cual desde mi opi-
nión seguirá creciendo. Espero que Guar-
diola sea el inicio de una ola de jugadores
y entrenadores de primer nivel que en-
cuentren en el futbol alemán una opción
para el desarrollo de sus carreras y, al mis-
mo tiempo, enriquezcan nuestro futbol. Y
de ser así estoy convencido de que la Bun-
desliga será muy pronto tan atractiva co-
mo hace unos años sólo lo era la Liga Pre-
mier inglesa”, apunta Jürgens.
Para Daniel Martinez el desarrollo de
la Bundesliga se vislumbra también en as-
censo: “No sé si llegará a los niveles de la
española o inglesa y no me lo planteo des-
de esa perspectiva. Lo que sí tengo claro es
que esto que está sucediendo (el recono-
cimiento mundial) debía pasar en algún
momento porque no es algo casual. En al-
gún momento alguien debía darse cuen-
ta de que aquí hay un futbol de calidad,
con aspiraciones y en donde las cosas se
hacen bien. La Bundesliga seguirá pisan-
do muy fuerte a escala internacional jun-
to con este gran prestigio que se ha gana-
do a pulso”, concluye el especialista.
Götze. Estrella formada en casa
S
h
a
m
i
l

Z
h
u
m
a
t
o
v

/
R
e
u
t
e
r
s

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 79
PALABRA DE LECTOR
De la defensa de Tomás Yarrington
Señor director:
E
n relación con el reportaje de su correspon-
sal J. Jesús Esquivel titulado En duda, la
“paternidad” de la captura, el cual se publica en
Proceso 1916 del 21 de julio del año en curso,
y donde se hace una referencia directa al licen-
ciado Tomás J. Yarrington Ruvalcaba, queremos
precisar lo siguiente:
1.- La forma en que está redactado dicho
reportaje busca confundir a la opinión pública
respecto a la autoría de una declaración temera-
ria. En principio el reportero cita como una de sus
fuentes a un anónimo: “un funcionario mexicano
implicado en asuntos de inteligencia”, “quien
solicitó omitir su nombre”… y posteriormente
entremezcla las declaraciones de éste con las
del licenciado Eduardo Sánchez, subsecretario
de Normatividad y Medios de la Secretaría de
Gobernación:
Así se lee en la página 25 de la revista:
“Le voy a dar otro dato”, subraya el funcio-
nario mexicano: “Al Z-40 tal vez nunca lo extra-
diten a Estados Unidos porque sabe mucho; sus
declaraciones pueden salpicar a varios políticos
importantes.
“Se lo pongo así: Tiene que hablar de su
supuesta relación con los exgobernadores priis-
tas Tomás Yarrington y Humberto Moreira, de
Tamaulipas y Coahuila. También del asesinato del
candidato Rodolfo Torre Cantú.
“Con lo que diga (Treviño Morales) se puede
explicar también la protección que recibió su fa-
milia en el sexenio de Fidel Herrera (en Veracruz),
que vive en ese estado sin que nadie la moleste.
Creo que a nadie le conviene que esto se lo sa-
quen en Estados Unidos.”
Es necesario resaltar que dichas declaracio-
nes no corresponden a un funcionario de primer
nivel de la Secretaría de Gobernación, sino de
alguien oculto en el anonimato que hace infe-
rencias y señalamientos totalmente fuera de la
realidad.
2.- Por otra parte, es necesario reiterar que la
causa penal que se le sigue al licenciado Tomás
Jesús Yarrington Ruvalcaba se ubica dentro del
proceso electoral de 2012 y fue armada con
testigos protegidos cuyos dichos han quedado
desvirtuados.
La defensa confía en que, con la investi-
gación del Ministerio Público Federal, aflore la
verdad, por el bien de la administración y procu-
ración de justicia en México.
Por último, es oportuno señalar que las
denuncias anónimas están proscritas por la
Constitución y no tienen ningún valor legal para
ser consideradas en ninguna averiguación previa.
Agradecemos la publicación de esta nota
aclaratoria y reiteramos estar a sus órdenes para
cualquier aclaración.
Atentamente
Licenciado Marco Tulio Ruiz Cruz
Defensa del licenciado Tomás Jesús
Yarrington Ruvalcaba
Acerca de En duda,
la “paternidad” de la captura
Creo que a nadie le conviene que esto se lo sa-
quen en Estados Unidos.”
Por último, es preciso aclarar que el texto en
cuestión nunca da cuenta de la causa penal en
contra de Yarrington Ruvalcaba, que las denun-
cias anónimas a un medio de comunicación no
están proscritas por la Constitución (forman par-
te de la libertad de expresión), y que la intención
de este corresponsal al incluir las aseveraciones
del “funcionario mexicano” era solamente infor-
mar de otros puntos de vista, no que se les con-
fiera algún valor legal en averiguaciones previas,
lo que sería un despropósito.
Atentamente
J. Jesús Esquivel
De la Secretaría del Trabajo
Señor director:
E
n relación con la nota firmada por Rosalía
Vergara que se titula En el caso de
Aeroméxico, traición de Estado (Proceso 1917),
es obligado realizar las precisiones siguientes, en
beneficio de la verdad y particularmente de los
lectores de esa prestigiada publicación.
Más allá de los juicios de valor tejidos alre-
dedor de la información proporcionada por una
sola fuente, me detendré solamente a comentar
la aseveración de que el titular de la Secretaría
del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso
Navarrete Prida, incumplió su tarea conciliadora.
Al respecto expongo:
Primero: El sindicato y la empresa firmaron
una cláusula-compromiso para analizar en una
comisión bilateral diversos asuntos –con dura-
ción de tres meses–, y en particular, por lo que se
refiere a las nuevas contrataciones para personal
de sobrecargo, la STPS fue depositaria de dicho
convenio, en el que se asienta que este último
asunto debería quedar resuelto en 30 días.
Segundo: La STPS se comprometió a que “a
la mayor brevedad” haría las gestiones para que
el conflicto de naturaleza económica planteado
por la empresa “se pueda dar por terminado”. Se
acordó con claridad que esto sucedería después
de resuelta la cláusula-compromiso mencionada.
La carta a la que se refiere la nota de Rosalía
Vergara, quien además asevera que el secretario
pidió no divulgarla, fue leída ante la Asamblea
Extraordinaria de la Asociación Sindical de
Sobrecargos de Aviación (ASSA), donde se ratificó
el convenio que alcanzaron la empresa y el sindica-
to, y conjuró la huelga de Aeroméxico. Quisiera por
tanto pensar que la reportera fue sorprendida en su
buena fe para afirmar lo ya mencionado.
Debo señalar que
si la empresa decidió
reactivar el procedi-
miento del conflicto
de naturaleza eco-
nómica que presentó
a la Junta Federal
de Conciliación y
Arbitraje, es bajo su
consideración de que
el sindicato no hizo
honor al compromiso
pactado.
Por otra parte,
este mismo asunto
ya había sido ex-
Respuesta del corresponsal
Señor director:
L
o verdaderamente temerario es señalar que
entremezclo las declaraciones de un subse-
cretario de Gobernación con las de una fuente
anónima “buscando confundir a la opinion públi-
ca” sobre la autoría de las mismas.
Cualquier lector atento podrá verificar que en
el reportaje mencionado las referencias al “fun-
cionario mexicano” son perfectamente distingui-
bles de las de Eduardo Sánchez, subsecretario
de Normatividad y Medios de la Secretaría de
Gobernación.
La primera vez que se alude al “funcionario
mexicano” es en el párrafo 7 de la página 22. La
segunda, en el párrafo número 8, donde se ad-
vierte que ese “funcionario mexicano” solicitó al
corresponsal “omitir su nombre y el de la depen-
dencia para la cual trabaja”.
A partir de allí, todas las alusiones a él se
hacen con la fórmula “el funcionario mexicano”,
como en el párrafo 3 de la página 23. Luego, al
terminar la entrevista de este corresponsal con el
subsecretario de Gobernación, se pone una ca-
beza intermedia (“Conjeturas”), y el párrafo que
inicia esa última sección asienta textualmente:
“De acuerdo con el funcionario mexicano,
quien tiene contacto con las agencias de inte-
ligencia de Estados Unidos, el operativo de la
Semar tiene otros matices.”
Y en la página 25 aparecen los tres párra-
fos consecutivos que cita el replicante, que no
pretenden confundir a nadie y que me permito
reproducir:
“‘Le voy a dar otro dato’, subraya el funcio-
nario mexicano: ‘al Z-40 tal vez nunca lo extra-
diten a Estados Unidos porque sabe mucho; sus
declaraciones pueden salpicar a varios políticos
importantes.
“Se lo pongo así: Tiene que hablar de su
supuesta relación con los exgobernadores priis-
tas Tomás Yarrington y Humberto Moreira, de
Tamaulipas y Coahuila. También del asesinato del
candidato Rodolfo Cantú.
“Con lo que diga (Treviño Morales) se puede
explicar también la protección que recibió su fa-
milia en el sexenio de Fidel Herrera (en Veracruz),
que vive en ese estado sin que nadie la moleste.
80

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013

puesto a otros medios de comunicación en días
pasados por el sindicato, por lo cual la dirección
a mi cargo emitió un comunicado, de fecha 5 de
julio de 2013, en donde no sólo hacía las preci-
siones del caso, sino que además se anexaba
copia de la cláusula-compromiso que da cuenta
de lo que en líneas anteriores ratifico.
Ante esta situación, reitero respetuosamente
ante la reportera Rosalía Vergara que, contrario
a lo señalado en su colaboración, la Secretaría
del Trabajo y Previsión Social ha mantenido un
respeto absoluto a las partes, exhortando a las
mismas a mantener un diálogo tolerante y serio
para dirimir las diferencias que pudiesen surgir en
sus respectivas visiones de futuro económico y
operacional de la aerolínea.
Atentamente
Licenciado Alberto Pérez Blas
Director general de Comunicación Social de
la STPS
Respuesta de la reportera
Señor director:
P
ermítame puntualizar que, de acuerdo con la
información proporcionada a esta reportera,
De Sergio Aguayo
Señor director: 
E
n su columna para Proce-
so 1917 (“Guerra” indiscri-
minada, 28 de julio de 2013),
John Ackerman me degüella
(metafóricamente) ante la
opinión pública basándose en
una lectura apresurada de mi
texto para Reforma titulado
La inteligencia (24 de julio de
2013).
Asegura que estoy entre
los que celebran “los autoelo-
gios de Peña Nieto con res-
pecto a su ‘nueva’ estrategia, supuestamente
basada en la ‘inteligencia’ criminal”.
Ni en ese texto ni en ningún otro escrito o
comentario he celebrado la “‘nueva’ estrate-
gia” del gobierno de Enrique Peña Nieto por
una razón bastante elemental: la desconozco.
Por el contrario, he criticado en diversas oca-
siones la ausencia de un plan maestro e inte-
gral para combatir al crimen organizado. Mis
reflexiones no fueron sobre la estrategia, sino
sobre los usos de la inteligencia en las guerras,
y aseguré, eso sí, que la detención del Z-40 es
otro indicio de que va mejorando la inteligencia
de la Marina y de las Fuerzas Armadas.
Siempre he respetado y disfrutado la
enjundia que John pone a sus textos. En
este caso su pasión lo hizo desdeñar el ri-
gor en el análisis y la precisión en el uso de la
información.
Atentamente
Sergio Aguayo

Respuesta de John M. Ackerman
Señor director:
A
pocas horas de que ocurriera la oprobio-
sa masacre de un grupo de ciudadanos
que protestaban a favor de la paz en Los
Reyes, Michoacán, Sergio Aguayo escribió
una columna llamada La inteligencia, donde
señala que “se justifica el autoelogio lanzado
por el presidente Enrique Peña Nieto”, ya que,
“en efecto, la inteligencia tiene
cualidades terapéuticas: es un
elíxir ideal para entender lo que
está pasando y para el diseño de
estrategias bien enganchadas con
la realidad”.
En lugar de solidarizarse con
las víctimas de la “guerra” de Peña
Nieto, el analista avala la narrativa del
nuevo presidente con respecto a su
supuestamente “inteligente” estra-
tegia contra el crimen organizado a
raíz de la nada novedosa detención
de otro líder de una banda criminal. El
analista complementa este juicio con
un sorprendente e inmerecido recono-
cimiento de la “bravura”, “valentía” y
“determinación” de Felipe Calderón en su lucha
contra la inseguridad.
Expresar mi disenso absoluto frente a
tales juicios, elogios y autoelogios no implica
un ataque personal al distinguido columnista,
y mucho menos un degollamiento metafórico,
sino una invitación a debatir seriamente el total
fracaso de los últimos dos gobiernos federa-
les para resolver los problemas de fondo que
generan la violencia y la inseguridad. Pero en
lugar de responder a los argumentos que de-
sarrollo en mi columna con respecto al acoso
sistemático a los disidentes políticos y la total
exclusión de la sociedad civil que caracterizan
a la “estrategia” de Peña Nieto, así como a la
esperanza que implica el surgimiento de algu-
nos de los grupos de autodefensa comunitaria,
Aguayo prefiere personalizar el debate y decla-
rarse víctima de un ataque público.
Habría que recordar al columnista que las
verdaderas víctimas son otras y que lo que se
encuentra en juego es mucho más importante
que la reputación o el prestigio de uno u otro
comentarista. Líderes de opinión como Agua-
yo le hacen un flaco favor a su propia causa
de la “sociedad civil” aplaudiendo a un pre-
sidente de la República que ha evidenciado
una y otra vez su total desdén para las formas
democráticas de ejercicio del poder. Ojalá el
doctor Aguayo rectifique y dirija su mirada de
nuevo hacia la sociedad en lugar de al gobier-
no y el poder.
Atentamente
John M. Ackerman
el titular de la STPS pidió no divulgar ante los
medios de comunicación la carta que menciona
el licenciado Pérez Blas, aunque haya sido leída
ante la Asamblea Extraordinaria de ASSA.
Por lo demás, el director general de
Comunicación Social de la STPS en ningún
momento desmiente el contenido del reportaje
e inclusive reconoce implícitamente que Alfonso
Navarrete Prida incumplió su tarea conciliadora,
puesto que Aeroméxico decidió “reactivar el pro-
cedimiento del conflicto de naturaleza económica
(…) bajo su consideración de que el sindicato no
hizo honor al compromiso pactado”.
Por último, al afirmar que cité a una sola
fuente, el licenciado Pérez Blas se equivoca: los
documentos citados también son fuentes de in-
formación, al igual que el archivo hemerográfico
con el que di contexto a la información.
Atentamente
Rosalía Vergara
De Silvia Garza Tarazona
Señor director:
E
n relación con su nota titulada El INAH, presa
de las mineras, publicada en Proceso 1915 el
14 de julio del presente, deseo hacer las siguien-
tes aclaraciones:
1.- El finado arqueólogo Norberto González
Crespo, director del Proyecto Xochicalco en 2004,
no fue quien autorizó los trabajos de exploración
de la minera canadiense Esperanza Silver, en tanto
que no era de su competencia otorgar esos permi-
sos. Él recibió la indicación de supervisar la exis-
tencia de elementos arqueológicos en los sitios
que abarcarían los caminos para la prospección
minera, por parte del entonces director del Centro
INAH Morelos, licenciado Ramón Lépez Vela.
2.- En el texto de la nota de referencia
se menciona que la arqueóloga Silvia Garza
Tarazona es la directora actual de la zona, puesto
que nunca ha desempeñado; sin embargo, se
ratifica que durante 28 años participó, junto con
Norberto González, en las exploraciones, y que
actualmente continúa con el análisis de mate-
riales recuperados en la zona arqueológica de
Xochicalco, y de ahí el interés por la defensa de
este sitio, Patrimonio de la Humanidad.
Atentamente
Silvia Garza Tarazona
Respuesta de la reportera
Señor director:
E
fectivamente –como afirma la arqueóloga
Silvia Garza Tarazona– el fallecido arqueólogo
Norberto González Crespo no tenía competencia
para otorgar permisos de exploración a la minera
canadiense Esperanza Silver. Y es ése el señala-
miento que hace el historiador Felipe Echenique
para destacar que, no obstante, lo hizo. Así se
registra también en un documento realizado por
el arqueólogo Mauricio Gálvez Rosales, director
de Salvamento Arqueológico, cuya copia tiene
Proceso:
Sobre los autoelogios de Peña Nieto

1918 / 4 DE AGOSTO DE 2013 81
“En marzo de
este año (2004) el
arqueólogo Norberto
Gonzáles (sic) Crespo,
autoriza los trabajos
de sondeo que estaba
realizando la compañía
señalando las modifi-
caciones pertinentes.”
Respecto del cargo
de la arqueóloga Garza
Tarazona, es verdad
que no es ni ha sido
directora de la zona ar-
queológica de Xochicalco. Ofrezco disculpas a la
investigadora y a los lectores por ese error.
Atentamente
Judith Amador Tello
Del INBA
Señor director:
E
n relación con el texto de Blanca González
Rosas publicado en el número 1917 de este
semanario, con el título Diego Rivera en la “ban-
carrota” de Detroit, el Instituto Nacional de Bellas
Artes comunica que si se presentara el caso hi-
potético que la periodista plantea (que el acervo
del museo del Instituto de Artes de Detroit –DIA,
por sus siglas en inglés–, o los activos del mis-
mo, como se les ha denominado en genérico en
otros medios, fueran “vendidos” o solicitados por
los acreedores de la ciudad como pago), el INBA,
a través de los conductos diplomáticos, actuaría
para garantizar la preservación y el cuidado de
los murales de Diego Rivera que se hallan en el
DIA y forman parte de su acervo.
Por otra parte, la actual administración del
INBA se encuentra trabajando en la revisión de la
normatividad nacional e internacional relacionada
con la protección del patrimonio, para su actuali-
zación y su posible complementariedad.
Atentamente
Plácido Pérez Cué
Director de Difusión y Relaciones Públicas del
Instituto Nacional de Bellas Artes
De Hiram Torres
Señor director: 
O
jalá tenga a bien incluir en su sección
Palabra de Lector lo siguiente.
A LOS LECTORES
1. Toda carta dirigida al semanario Proceso
deberá contener nombre y frma de su au-
tor, una identifcación fotocopiada o esca-
neada (de preferencia credencial de elector,
por ambos lados), dirección y, en su caso,
teléfono o correo electrónico. Si el remitente
sólo desea publicar su nombre, lo indicará;
de lo contrario, el resto de sus datos tam-
bién podrían ser difundidos.
2. Ninguna carta tendrá una extensión
mayor de dos cuartillas, es decir, no más de
56 líneas de 65 caracteres cada una.
3. La correspondencia no incluirá docu-
mentos probatorios de lo denunciado; se
publicará conforme a su turno de llegada,
y podrá ser enviada por correo, entregada
personalmente, transmitida por fax (56-36-
20-55) o dirigida a sloya@proceso.com.mx.
4. La sección Palabra de Lector cierra los
miércoles de cada semana.
PALABRA DE LECTOR
El licenciado Marcelo Ebrard Casaubon no
precisa defensa, pero a propósito de “las confu-
siones de Marcelo” –carta publicada en Proceso
1917–,  resulta inaceptable ética y moralmente
que, con afirmaciones excluyentes y fuera de
contexto –no con argumentos–, que debieron
expresarse en otro momento –tuvo tres años–,
Heberto Castillo Juárez se lance contra el exjefe
de Gobierno –y, por cierto, también su exjefe–.
Por otro lado, ¿cuál es la trayectoria política
de Heberto Castillo Juárez? Sí. También Heberto
fue mi jefe... hasta que renuncié.
Atentamente
Hiram Torres
No atienden su propuesta
de investigación educativa
Señor director:
P
ermítame publicar la siguiente carta, dirigida
al secretario de Educación Pública, Emilio
Chuayffet Chemor; al presidente del Consejo
Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta),
Rafael Tovar y de Teresa, y al subsecretario
de Prevención y Participación Ciudadana,
Roberto Campa Cifrián.
En 2003, adolescentes y jóvenes de la de-
legación Iztapalapa ganaron el Premio Artes por
Todas Partes de la Ciudad de México con el pro-
yecto Jóvenes de Iztapalapa por Ciudad Juárez
y Bagdad. Formaban parte de la primera gene-
ración de estudiantes de la Preparatoria Benito
Juárez Iztapalapa II del Instituto de Educación
Media Superior del GDF.
Simultáneamente a los contenidos de la
asignatura de artes visuales, dichos alumnos
trabajaban por proyectos en la resolución de
problemas expresando creativamente sus inquie-
tudes sobre temas comunitarios para fortalecer
la cohesión y la reconstrucción del tejido social;
crearon performances, arte objeto, instalaciones,
fotografías y videos en torno a diferentes proble-
máticas sociales.
Poco después desapareció el concurso Artes
por Todas Partes, perdiendo la oportunidad de
difundir sus expresiones artísticas y culturales en
diferentes espacios de la ciudad. Sin embargo,
durante los siguientes ocho años, a través de
dicha asignatura, los estudiantes de las siguientes
generaciones continuaron realizando creaciones
contemporáneas con el mismo propósito de
fortalecer la conciencia cívica sobre el bienestar
común y el compromiso social de todos los
ciudadanos mexicanos; surgieron otros pro-
yectos, como el de México 68: Cuatro Décadas
de Recuerdo e Impunidad, o el de México:
Sacrificio Humano, sobre el tema del petróleo.
En el blog educativo RedInterArte se
puede encontrar más información sobre las
actividades artísticas y culturales que realiza-
ron los jóvenes de la Delegación Iztapalapa,
quienes deberían ser incluidos en las ac-
ciones educativas del Programa Nacional
para la Prevención Social de la Violencia y la
Delincuencia de dicha zona.
Por su parte, a partir de 2011, el gobierno
del estado de Tlaxcala, con el Programa Artemisa
2.0, comenzó a realizar actividades de bienes-
tar social en las comunidades más vulnerables
y marginadas de la región por medio de una
educación artística sistematizada e innovadora
facilitada por las nuevas tecnologías para la re-
construcción del tejido social.
Además de efectuar actividades comuni-
tarias encaminadas a disminuir la brecha edu-
cativa y el analfabetismo digital por medio de
la cultura y el arte, el modelo educativo ha sido
apoyado por el Sistema de Seguridad Pública
del estado por su eficacia en la prevención del
delito y de conductas antisociales.
Artemisa 2.0 retoma las propuestas pedagó-
gicas de la educación comunitaria latinoameri-
cana encabezada por Paulo Freire, involucrando
activamente a las mismas comunidades en la
solución de problemas acordes con el contexto
social e histórico de su región. Más información
sobre el Programa Artemisa 2.0 se puede con-
sultar en el sitio http://www.artemisa2punto0.
org.mx.
Actualmente me encuentro realizando mi
Doctorado en Sistemas y Ambientes Educativos
en la Universidad de Guadalajara en la modalidad
virtual, y veo con entusiasmo que tanto la SEP
como el Conaculta están impulsando programas
educativos, culturales y artísticos acordes con las
experiencias anteriormente mencionadas, en las
que he trabajado como educadora y académica.
He realizado llamadas y enviado documentos
a diferentes instancias de ambas instituciones,
que describen más ampliamente la trayectoria
mencionada, así como la propuesta de investi-
gación que desarrollo sobre buenas prácticas
educativas en el actual mundo globalizado, pero
no he tenido respuesta
¿Existe alguna forma a través de la cual
pueda replicar este modelo a favor del bienestar
social de México? ¿Por qué es tan difícil encon-
trar apoyo para un proyecto de investigación
educativa que lo único que busca es contribuir
a la reconstrucción del país por medio del arte,
la cultura, la alfabetización digital y las nuevas
tecnologías?
Atentamente
Rossana Ponzanelli Velázquez
ponzanelli.66@gmail.com5ec9d6b2feca2945c0f5a56d37298847270712cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful